Page 1

EDICION DICIEMBRE 2012 EJEMPLAR NO. 6 1


EMAIL: poetassinfronteras@hotmail.com

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx/

EDITADO POR: Ramón de Jesús Hernández Olivares PORTADA: DÍA Y NOCHE

Nota: todas las publicaciones, son con pleno conocimiento y autorización de su autor

2


CAMINO LLORANDO Alejandra del Valle Abraham País: Argentina Camino llorando por una ancha avenida camino oscura, sombría, el viento helado canta su silbido trágico en mis oídos, se hielan mis huesos mis pupilas se enfrían escucho mis propios pasos. En los bolsillos de mi pantalón mis manos calentitas, la noche estremece las estrellas compañeras únicas en el viaje de mi soledad.

Olor a cigarrillo barato en una esquina olor a alcohol y pegamento.

3


Tres niños aún desolados durmiendo en el suelo en un rincón sus ropas son harapos los pies descalzos. Sus rostros demacrados, tiritan de tanto en tanto, me detengo un instante los contemplo desde lejos. Siento un puñal creciendo más vivo que mi sangre atravesando mi espalda mi alma matando, un instante y sigo caminando sin embargo ahora camino llorando.

4


TREINTA PISOS Alejandra del Valle Abraham País: Argentina

Todo da vueltas a mí alrededor, un remolino me atrapó voy dando vueltas con presurosa prisa, siento que empieza a faltarme el aire ya terminará me digo, solo son unos minutos y todo acaba, la cabeza me explotará en cualquier momento pero los pensamientos no se van, todo sigue ahí, doy vueltas en un torbellino oscuro a lo lejos veo sombras, sombras y colores apagados, mi rostro arde siento un fuego abrazador que me quema la piel, recuerdo que así fue cuando me durmieron para la operación… de pronto se hizo un silencio mental, y ya no supe nada, así será ahora también.

De pronto pienso en el amor, será que en otra vida lo encontraré, buscaré mi alma gemela y cuando sepa que lo encontré, no dejaré de luchar por él, como un amor de telenovela, donde todo tiene final feliz y los buenos ganan y los 5


malos pierden. ¡Patrañas! en esta vida no creo que haya ganadores y menos que todos sean felices y vivan comiendo perdices por siempre. Creo que la ropa me ciñe, siento que me aprietan los pantalones aunque también puede ser la fuerza de lo profundo de la tierra, doy vueltas y el remolino se acelera más y más.

Hay momentos en que no puedo abrir los ojos, el aire, el viento, las fuertes ráfagas que me envuelven, quisiera sentir el silencio, pero a lo lejos escucho murmullos y gritos, no entiendo de donde vienen, quienes son los que gritan, qué estará ocurriendo, la ciudad me está quedando grande todos esos ruidos me molestan mis oídos chiflan, siento como un líquido caliente que cae por una de mis orejas hacia afuera, pero no puedo alcanzarlo con mi mano, no me lo permite la fuerza del remolino. ¡oh! duelen unas puntadas en el pecho, algo me está mortificando la respiración, cada vez me cuesta más tengo la boca seca y la garganta parece llena de arena, todo se oscurece.

6


Ya llega me digo, ya dormiré tranquila descansaré, no sabré qué pasó, el tiempo todo lo cura, o el olvido todo lo mata, ya no puedo abrir los ojos, ya no veo ni las sombras, los oídos me zumban, ya no escucho las voces, el remolino ya se detendrá, falta poco casi veo su fin, no puedo sonreír, pero aquí dentro siento la sonrisa, La felicidad por haber hecho lo que correspondía cuando tuve que hacerlo, la carta todo lo explica nadie tendrá dudas, todos quedaran en paz consigo mismos.

Una mentira piadosa no es mentira, solo verdad disfrazada para que la descubran los sabios, estoy temblando y mi piel parece resquebrajarse, intento respirar para pensar mejor pero no puedo, por momentos respiro, por momentos pienso, ya llega. No sé cuantos pisos pasaron ya, pero creo que treinta pisos es mucho, fue bien calculada la altura necesaria, el corazón estallará antes de tocar el suelo, no voy a pensar más me dejaré llevar, siento que está aquí ya, cierro los ojos y lo veo.

7


Esta vestido de negro, vino por mí, no me dejará sola… aquí estoy Gabriel, dame la mano que voy por el segundo infarto, al tercero ya soltaré el cuerpo, muchos pisos son treinta, muchas lágrimas son muchas, mucha soledad acumulada por milenios.

Aquí estoy Gabriel, solo abrázame, dime tú, ¿son muchos pisos los treinta? no importa, ya estás aquí, solo abrázame.

8


QUIERO QUE ESTA NOCHE SEA ETERNA Eduardo Campos País: Venezuela

Mañana una rosa removerá sus pétalos, y el dolor estará más fuerte que nunca, y el dolor se verá por encima de la piel; y el dolor hará estragos en el alma, y el amor cerrará sus ojos y las lágrimas por dentro fluirán, y el dolor consumirá mi corazón, y el ese mismo dolor lo reflejaras en ti. Mañana cuando te vayas te abras llevado todo lo que soy y todo lo que tengo, mañana cuando te vayas espero quedarme con todo lo que eres y lo que tienes, mañana cuando te vayas un segundo después serás algo ya muy lejano, mañana cuando te vayas yo seré algo aun más lejano. Mañana te veré y en una mirada me dirás “todo ha terminado”, espero tener la fuerza que se requiere en estos casos, o mejor aún quiero que esta noche sea eterna y que nunca llegue mañana.. 9


EL PERDÓN Eduardo Campos País: Venezuela

El perdonar es encender una llama, muy pequeña dentro del corazón, que crece y crece y lo alumbra todo, llenándote de paz y del amor el alma.

Vivimos desde el rencor hacia lo oscuro, llenando nuestra mundo de frustraciones, creándonos dolor y sufrimiento por miedo, a enfrentarnos a nuestra propia conciencia.

Recemos muy bajito en nuestro corazón, una oración que nos libere del dolor 10


y nos conceda la paz que añoramos y nos lleve al proceso de amar y soñar. Oremos por todo lo que sea luz, por todo lo que debemos estar agradecidos dejando a un lado el ego, tan perturbador. es difícil, lo sé, pero el perdón nos hará libre.

Cuando perdonamos de corazón, pareciera como si una luz se apoderada de ti y ya nada que produzca dolor nos interesa, lo único que importa es purificar toda nuestra alma.

El poder de tu amor hace de mi vida un solo canto… 11


UN MINUTO MIO Ramón de Jesús Hernández Olivares

País: México La habitación iluminada por tu recuerdo guardo silencio, al escuchar tu melodía perfecta, sonrió mientras los recuerdos… llegan lejanos, risas, llantos, abrazos. El brillo de la estrella que observo detrás de la cortina de mi ventana dice que extrañe tu mirada, quieta, serena y algunas veces picara.

Recuesto mi cuerpo sobre la cama, fría, abandonada del aroma de tus sueños cercanos, compartidos, y míos en instantes robados. 12


Tengo frío, la llama de tu abrazo sutil se ha quedado en el viento, tomo un minuto mío para sentir tú presencia, en un recuerdo.

Se volvió tan real ese instante, que solo provoco una sonrisa en mi rostro, y una lagrima de amor en mis mejillas.

Tomo un instante mío, y el tiempo se detiene vivo cada segundo, para recordarte, para orar que regreses al nido pintado de cielo. Respirando la esencia de ese amor compartido, y… ambos escribiendo entre líneas, en el tiempo. 13


VIOLIN Ramón de Jesús Hernández Olivares

País: México Esa alma que llevas dentro me llama, rompiendo el silencio, con lamentos melancólicos implorando libertad. Escuchare tus notas mágicas secretos descubiertos, ¡oh! amigo de mi alma comprendo que en ti llevas un dios celestial, que ríe, llora y lamenta su obscuro aposento. Dame una nota alegre, reiré a carcajadas mientras se las lleva el viento. y lloraré si quieres cuando por las noches, me susurras, historias de amores eternos

14


Algún amigo al morir preferirá tus notas, tal vez las más frías, las más recónditas y agudas de tu pecho, rompiendo en lluvia de lágrimas de seres que se despiden en un sepulcral silencio.

Cántame con los recuerdos pronuncia tu oración más bella, y con la nota más alta … ¡bésame! cerrare mis ojos… disfrutare el momento.

Aun cuando me encuentre en lecho de muerte querido amigo, cántame el verso más bello de tu alma prometo morir en la última nota sublime , y entregarme al universo. 15


LA LUZ DE TUS OJOS José de León Hernández País: España No hay nada que pueda oscurecer a la luz de tus ojos, ni la distancia, ni el tiempo para amar. solo hay una voz que dice, mi amor no habrá una flor mas bella que tu, que huela como tu aroma, a pétalos de rosas. Si pudiera derretir mis palabras en tu boca, si supieras como palpita mi corazón en la noche, como mis labios pronuncian tu nombre. Queda te conmigo que mi corazón no deje de latir, queda te conmigo esta noche para abrigar tu cuerpo, con el calor de mi piel, con el calor de mis labios, quédate conmigo esta noche. 16


CUANDO EMPIECE EL ATARDECER José de León Hernández País: España Cuando empiece el atardecer, cuando el sol empiece a quitarse, entraremos en la playa hasta el amanecer. Con el sonido de las olas del mar y la claridad de la luna, tu serás mi sirena. Estoy esperando, soy tú refugio de amor donde mi corazón lo tienes abierto, soy prisionero de tus sueños, donde de pronto estalla tu alegría en una ola de plata. Ámame en la noche, en la luna, y en el mar, abrazando me a tu cuerpo de sirena, con la luz de la luna, con la luz de la noche, sumergiéndome contigo, en lo más profundo donde nuestro amor persista. 17


ENTRE TUS LABIOS José de León Hernández País: España

Entre tus labios y entre mi boca siento el aire que respiras, que me quema en silencio. Siento tus caricias y tus besos que recorren por mi cuerpo desbordando alegría, siento tus manos sobre mi cuerpo como la tierra siente el mar. Es un amor sin límites, donde nuestro amor nunca se acaba, solo contigo he sentido el placer de lo prohibido.

18


Un amor interminable lleno de sueños, Lagrimas y emociones. Siento que amo aun más cuando te contemplo mirando la sonrisa de tus labios, iluminándose tus ojos.

Abrázame, lléname de tus besos, nacimos para amarnos en un mundo hecho para los dos, donde todos los caminos nos llevan, al deseo de amarnos. Tu amor es mi vida, tu cuerpo mis deseos, que me provocan sentimientos y placeres bajo el amor que crece y no deja de brotar. 19


LA VIDA Maria Luz Olivares Aldana País: México

Al contemplar la vida veo bellas mariposas entonces vuelven las que surgen de mi mente son ideas, recuerdos… que se encuentran en los hemisferios ocultos del cerebro; Y las que veo, amarillas, rosas, azules hermosas vuelan con suaves aromas fragantes de rosas. 20


revolotean, juguetonas en una danza febril de mil colores.

Y así volando van entre el verde follaje, que tienen los árboles, donde las aves en ellos encuentran descanso Y altaneros elevan al gran pabellón azul del inmenso cielo, sus muchos ramajes como brazos desplegados, donde el sol tiñe de rubí, topacio y oro que dora con sus rayos de etérea y ambarina luz 21


la gran inmensidad del universo.

Y contemplo en absoluta calma รกrboles, mariposas, sol y montes bajo la acogedora sombra de un frondoso รกrbol.

y el refrescante aire que ahuyenta con la brisa los tristes pensamientos de mi frรกgil mente y angustiado corazรณn.

22


LA DUDA Maria Luz Olivares Aldana País: México ¿Dónde estás? --silencio – solo espirales de humo, murmullo en agua perenne en la roca indiferente. La duda eterna la sospecha indolente porque no estás en mi presente. Busco en la cartera la foto que no encuentro solo en la mente, desvanecida por el paso del tiempo. ¿Dónde estás? es tarde ya y aún no te encuentro

23


FLOR DE ATACAMA Julián Werner País: Canadá

Mi saltarina fantasía, vuela cual nota de violín, rasgando la silente tela, de esta tarde silenciosa con melodías sin fin, deja que el grillo saltarín, salte de rama en rama, eres cual flor de atacama, florecida en estéril desierto, pero lo más lindo que tienes es ese corazón tuyo que entregas al mundo, sin egoísmo y abierto, tal como un capullo de rosa, que sin mirar quien la goza le regala su belleza sin regateo a quien la ve en su forma más esplendorosa.

24


ESPERANZA POST DESDICHA Juan Guillermo Mora Peña País: Colombia

Me es intangible su nombre cuando cambia la postura de aquella mujer que al hombre cautivó con su cordura... Que fue el aire de una esfera con calidad de hermosura, siempre hallando la manera de darle a él su premura. Que hasta a veces se jactaba de ser pluma y escritura, de la carta que narraba un amor de mil figuras, sin llegar a imaginarse que jugando a ser madura halló el modo de quedarse a vivir otra aventura... Olvidando que a mi pecho bien lo expuso a la tortura de llegar a odiar su lecho y de ansiar la sepultura 25


en la dirección perdida, de vana nomenclatura va cargando la perfidia de su infamia tan oscura. Y una mano de repente se presenta con ternura, me acaricia y me consiente con la fe de una criatura; musitándome al oído dice que nada le apura, aguzada si decido aceptarle con altura... Por eso quiero evitarle a usted la cruel amargura de un día poder mostrarle cual es su nueva postura, porque así, a la defensiva usted misma me asegura que quisiera siendo esquiva nunca perder su finura.

26


Pero despu茅s de romperle al amor las ataduras es imposible imponerle nuevas formas y molduras y tras su nombre intangible que perdi贸 toda mesura, un nuevo amor infalible la voz del cielo me augura...

27


DONDE ESTA EL AMOR? Marcia Sevilla País: Chile Donde está el amor, porqué es tanto lo que lo extraño, será que va y viene y a mí no me toca. Respiro mis debilidades y amo a quien no me ama, le ofrezco mis simientes y de sus manos se escapan. Ya al final de mis años, mi pasión se acentúa mi piel se puso frágil y mi corazón intenso. no quiero mendigar besos, ni aceptar los que me ofrecen, sin tener sentimientos, no quiero estar sola ,pero atada a una costumbre no es mi deseo. Quizás amar a muchos a la vez sea mi destino necesito decir te amo y recibir un te quiero o lo mismo. Desnudarme y entre sus manos contornear mi cuerpo, besar su boca y rozar su lengua con delirio, descifrar sus caricias en mis caderas y volar en un gemido.

28


ENTRE CUATRO LINEAS Marcia Sevilla País: Chile Como si nada nos sentamos frente a frente, en un sillón de cuero, el lugar era como un palacio, cortinas rosadas y en el techo, un gran espejo que reflejaba el lecho. Me beso sin preguntar, mis labios respondieron sedientos, sus ojos brillaban bajo la visera de su sombrero, Sus manos blancas, acariciaron mi cuello mi cuerpo se calcinaba cada vez que me rozaba con sus dedos.

Sentí morir cuando desnudo mi sexo, apaciguando las caricias , le dije te quiero, Mil historias entre besos y besos un cigarrillo detenía, la lujuria de este encuentro muchas cosas quedaron entre las cuatro líneas del castillo.

La princesa lo miraba cada gesto, no fingido ordeno mi pelo mil veces, descubriendo mis ojos el calor humedecía los cuerpos pegados y tibios. Nos entregamos por completo, sin peros, ni testigos.

29


EL AMOR DEL GENERAL Norma Moreno País: Argentina

Había salido al patio a fumar un cigarrillo en un atardecer de primavera cuando escuché su llamado: ¡Jerónimo! ¡Jerónimo! Apagué el cigarrillo y entré a la habitación de prisa: “¿Qué pasa mi general?” -Agua, quiero agua. Siento que se acerca el final. Hacía unos meses que la salud del general había empeorado. Corrí las cortinas para que entrara un poco de luz. La amplia habitación tenía pocos muebles que se fueron iluminando débilmente. -Jerónimo, mi fiel confidente y amigo, alcánzame del ropero una pequeña caja de color azul. Busqué la caja y se la entregué. Cuando la abrió quedé sin palabras. Ahí estaba aquel pañuelo. “Aurora” -dijo mientras apretaba el pañuelo- “¿Te acordás Jerónimo?” Cómo no recordarla. En aquellos años el general era un gran abogado, recién llegado de España a Buenos Aires, y yo apenas un soldado. Él desempeñaba muy bien su carrera militar, pronto fue nombrado General. 30


Yo estuve a su mando y allí comenzó nuestra amistad. Él era un joven agradable con mucha actividad social, siempre estaba rodeado de señoritas de su misma clase pero el no quería compromisos con ninguna. Cierto día llegó una compañía de teatro a la ciudad, había una gran emoción por ver la obra. Fuimos al estreno y allí estaba ella en el escenario, alta, de largos cabellos ondulados, rubia de grandes ojos azules y una encantadora sonrisa. El general estaba fascinado. Ni bien terminó la obra se abrió paso entre la gente para ir a saludarla. Cuando la tuvo enfrente se inclinó, tomó su blanca y delgada mano y la besó. “Me llamo Aurora” – dijo ella y le sonrió. Fue un amor a primera vista. Se amaron profundamente y lo vivieron a pleno, más allá de las críticas de la sociedad. Ella lo llamaba cariñosamente “mi general”. La compañía de teatro a menudo recorría otras ciudades. Cada vez que se iba, él la despedía y ella agitaba su pañuelo. Su felicidad era enorme cuando la veía regresar. Hasta aquel trágico día. En la despedida ella agitaba su pañuelo como siempre sin embargo, de pronto gritó “¡Mi general!” y le arrojó el pañuelo a sus manos. Él tomándolo lo apretó junto a su pecho. Cerca del atardecer el general recibió la noticia de que la compañía había sufrido un accidente. Entonces se puso como loco. Tomó su caballo y salió al galope. Yo detrás de él. Cuando llegamos al lugar, Aurora todavía estaba con vida. Él la tomó en sus brazos, ella abrió sus enormes ojos azules y suspiró 31


“mi general”. Brilló en sus labios una leve sonrisa y cerró los ojos para siempre. Desde ese día el general no fue el mismo; se volvió un hombre triste, duro, distante, casi no pronunciaba palabras. Donde había una batalla él se presentaba como si no tuviera ya miedo a nada, como si ya nada le importara.

La última batalla en la que participó se convirtió en un gran paso para la nación, un triunfo que recordaría la historia. Luego de esta batalla el general se retiró del ejército para refugiarse en una casa donde solo pensaba esperar la muerte. Aquella noche dormitaba cuando de pronto exclamó: “Aurora, Aurora…” Dio un suspiró profundo y expiró.-

32


EL BAILE DE LA MUERTE María de los Ángeles Menéndez País: Argentina

Dos príncipes se enfrentaron en una brutal batalla. El vencido fue puesto en cautiverio pero sabía que como lo prescriben las leyes del imperio le cortarían la cabeza. Sin embargo al tratarse de un príncipe lo instaló en un palacio e hizo que lo tratasen de acuerdo a su rango. Sirvientes, músicos y bailarinas lo rodeaban y su cautiverio parecía afortunado. Pero él sabía que iba a morir y se sentía triste. Así pasó el tiempo hasta un día en que el rebelde condenado le hizo llegar un mensaje al vencedor, pidiéndole por piedad una muerte rápida. Al día siguiente el príncipe vencedor invitó al vencido a su propio palacio. La comida, la música y los bailes eran incomparables para el vencido que mantenía su rostro desolado. Pero de repente gritó: “¿Cuándo me vas a matar?”

33


“Ya viene” – le contestó el vencedor y presentó al verdugo. Un enmascarado que sostenía en sus manos un sable. Este entró en la gran sala y se puso a bailar. Se movía con fuerza y elegancia, su espada volaba por los aires con gracia, todos los invitados miraban fascinados, incluso el príncipe cautivo, cerca de quien el verdugo pasó varias veces. La danza duró mucho rato. Saliendo de su ensimismamiento el prisionero rogó: ¿Cuánto dura esta danza? ¿Cuándo harás que me corten la cabeza? Aquel sonriendo le contestó: “Tu cabeza ya está cortada. Inclínate hacia adelante y verás como cae”.-

34


LA PRINCESA DE CRISTAL María de los Ángeles Menéndez País: Argentina

Para todos, el tiempo pasa volando, no tiene freno y sigue su curso como un río caudaloso. Pero para Adelaida su concepto de tiempo es totalmente diferente. Hace cientos de años en un remoto lugar existía un reino muy pequeño como la isla que dominaba. Su rey era un hombre sabio de gran corazón que tenía una hermosa hija a quien cuidaba con adoración, todos en el reino eran inmensamente felices. Pero esa felicidad se veía empañada por un maleficio. El día que la princesa Adelaida nació, los dioses de la isla se vieron deslumbrados por su belleza y para evitar que la princesa algún día abandonara la isla, lanzaron un maleficio sobre esta. 35


“Si la niña que hoy ha nacido conquistando nuestros corazones abandona la isla será convertida en una estatua de cristal y pasaran mil años antes de que vuelva a ser humana” – recitaron los dioses al unísono. Los primeros años de Adelaida fueron de gran tranquilidad para todos, hasta que al cumplir los dieciséis, la princesa comenzó a soñar con viajar a través del mar. Ir más allá del horizonte en busca de sus ideales. Los sueños de Adelaida fueron perturbadores para el rey que no había olvidado el maleficio de los dioses. En vano fueron los intentos por persuadir a la princesa de abandonar la isla. En una noche de tormenta Adelaida se embarcó en busca de sus sueños, escapando de la isla en un pequeño bote. El bote atravesó gallardamente el mar soportando las olas y los vientos que azotaban la pequeña embarcación con ánimos de hundirla. Al amanecer encalló en las costas de nuevas tierras. Los aldeanos que lo descubrieron se acercaron curiosos quedando asombrados al encontrar solo la estatua de cristal de una hermosa joven cuya mirada seguía el horizonte.-

36


EL FILO DEL ATARDECER José Albornoz País: Argentina Llegado el amanecer, con los primeros rayos del sol que iluminaban el cerco del bananal, los peones, machetes filosos en mano, emprendían la tarea de todos los días. Cada momento que pasaba los cosecheros le prestaban más atención al radiante sol, a excepción de José, un compañero con experiencia y gratitud constante en el trabajo, el mediodía se acercaba y él ya había sacado su tarea. De repente intentó cruzar el alambrado de púas que apartaba el bananal de un bajo cubierto de hierba y de una tenue sombra que daba un pequeño árbol. El hombre al tratar de bajar un pie hacia el otro lado, resbaló y cayó dando trampolines, sin siquiera soltar el machete que llevaba agarrado con su mano izquierda. Quedó tendido en el piso e inmóvil. Perdió el conocimiento. Luego de un momento pudo abrir lentamente los ojos. Deslizó la mirada por todo su cuerpo, se detuvo en el abdomen y un frío escalofriante le entró al cuerpo. Y como una fiebre el delirio se apoderó de él. Empezó a creer que la sombra del árbol era su manto y que dormiría ahí esperando a su madre que vendría por él. El atardecer cedía ante el anochecer cuando en la última lumbre, José vio el machete atravesando el abdomen y creyó que aquel no era su cuerpo sino el cuerpo de un hombre muy viejo perdido entre la maleza del campo.37


EL RÍO Estela Alderetes País: Argentina

Nervioso, ya se acercaba el festejo de su amada, se apresuraba tratando de que este todo organizado para ella. Sin darse cuenta rozó su mano sin saber con qué, al sacar algo de la pileta de la cocina. Admirado y sorprendido empezó a mirar el río ardiente que salía de sus venas, pero solo le preocupaba que fuera de ella, y sin darse cuenta el cansancio le fue ganando. Se sentó lentamente mirando como fluía el líquido alejándose de él, llevándose todo lo que él poseía.-

38


ENVIDIA Ramona Rosales País: Argentina

Una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga que voló rápidamente con miedo. Pero la depredadora no pensaba desistir, al tercer día ya sin fuerzas la luciérnaga se detuvo y le dijo: ¿puedo hacerte tres preguntas? sí – contestó ella. ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia? No. ¿te hice algo malo? No. Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo? Porque no soporto verte brillar.39


LA DECISIÓN Clara Carnero País: Argentina

No dormí durante toda la noche pensando en la decisión que había tomado, cuando aparecieron las primeras luces no aguanté un minuto más en mi cuarto. Ya estaba decidida a cumplir con lo que había pensado. Encontré a mi madre en la cocina tomando sus mates como todos los días. Se sorprendió al verme tan temprano sin saber que en realidad no había dormido en toda la noche. Me preguntó sonriendo si me había caído de la cama. Yo, la miré a los ojos despidiéndome, la abracé muy fuerte y besé sus manos. Le dije “gracias mamá por haberme dado la vida y por todo lo que hiciste por mi durante estos años”, salí de prisa. Un nudo en la garganta me ahogaba. Los sollozos se me querían escapar, caminé con paso firme hacia la casa abandonada. No era la primera vez que entraría. Allí estaba todo preparado. En la sala dejé lista la escalera y desde una viga del techo colgaba la cuerda. Lentamente me trepé por ella. Tratando de no pensar llegué al último escalón. De pronto se vinieron a mi mente todos los recuerdos, todas las cosas vividas, mi familia, mis amigos, mi novio, mientras ponía la cuerda en mi cuello sentí la aspereza deslizándose en mi piel. Dudé por un momento. Pero no. Aquello era lo mejor. Y entonces, salté al vació.40


AIRE PARA MIS BESOS Martha Lu Monroy Rodríguez País: Colombia

Cariñito mío... tan despacito y suavecito puedo saborear tus ricos besitos, melancólicos y muy sentidos... me saben cuando te has ido, pero locos y explosivos... me saben los que tengo cuando estás conmigo. Sin el aire de tus besos yo no respiro, me das vida, me inflas el alma mía, alegras mis días y lo mejor de todo... es que me queda el sabor de tus labios y la fuerza con que respiras... para dejar mi boca roja y muy tibia. 41


Aire para mis besos que son mi refresco, fuerza para mis deseos y amor del bueno para cuando nos encontremos en el cielo, y cuando me entregues lo que llevas adentro... para no perder el tiempo y rozar mis besos con la libertad de estar juntos en ese universo.

Me he encontrado la mejor estrella, se me ha ido el llanto por amarte tanto, y mis ojos brillan cuando beso tus labios pensando que me derrito... cuando siento tus latidos con los mĂ­os que quieren salirse del corazĂłn mĂ­o. 42


BALADA DEL SILENCIO Martha Lu Monroy Rodríguez País: Colombia

Cada paso que tú das príncipe mío... es un baile de amor completito, un movimiento suave de cuerpos, y una caricia con tu respirar adentro que se convierte en agua como refresco. Eres balada para mi silencio, porque la suavidad de tus besos son el mejor baile que tú y yo tenemos cuando hay tantos deseos por dentro, y se vuelven tan intensos mi cielo... cuando nos envolvemos para poseernos.

43


Danzaremos hasta que se acabe el tiempo, hasta que explote el universo al vernos y hasta que las estrellas del cielo... derramen su luz sobre nuestros cuerpos para encender el amor como reflejos. Una balada sin silencios... es como una mano sin dedos puestos es como un susurro con muchos ecos, y no hay mejor baile para los dos mi ni単o... que al llevar cada paso y el mismo ritmo podamos encontrarnos siempre en el mismo sitio.

44


ESTRELLITA MIA Martha Lu Monroy Rodríguez País: Colombia No sé por qué siempre cae una luz azulita en el día, pareciera ser tu imagen viva es como tenerte estrellita mía para mí no más siempre encendida. Lucecita de mi vida... eres mi sol eres mi mejor sonrisa del día, sabes que te veo siempre... con esos destellos de noche y de día y no importa amor que no estés presente. Procurando quererte para tenerte es mi mejor consuelo en mi mente, porque es mejor estar en tu cielo cuidando tú sueño... que quedarme sola y sin tus besos. Estrellita mía... seré convertida en tu hada madrina, te protegeré y siempre te daré parte de mi vida en tus mañanas frías, y allí me esconderé como una cobija tibia. 45


SI QUE SABES A CARAMELO Rey Núñez País: Cuba ¿Acaso no te habla mi inquietud? mira como me brinca el hambre que de saciados besos ya me inclino desesperado muerdo tus labios; fuente dulce a paso doble acalorado apretándote los costados como si fueras pastel de delicias tú, me celebras con sonrisas. Que rica te ves de rojo con ese vaivén demostrado ya me tienes azucarado parezco santo en despojo si que me sabes a caramelo aun sin quitarte la ropa te mueves como una loca y me llevas hasta el cielo “Pa ti tengo mi tintero y pluma pa que me goces que na ma se oigan las voces de tus gemidos placenteros echa pa ca mamacita yo quiero mi caramelo” 46


ENERGIA Werner Aguilera País: México

Las redes del universo se unen, transformándose en cables distintos, a los de la galaxia que nos rodea, sin límite de tiempo, todo nos envuelve, provocando hoyos negros, que simulan terminales eléctricas, capaces de descargar en nosotros, un sin fin de energía que colapsa, y nos presenta una luz interminable, que nos asombra ante aquel espectáculo, donde todo culmina en una, espectrante estrella de luz. 47


SER ANGEL Werner aguilera PaĂ­s: MĂŠxico

Luz de ilusiĂłn eterna, enigma humano entre diferentes mundos muy distintos entre ellos. Uno tan terrenal siempre insatisfecho sumergido en angustias superficiales, que solo desea mas cada vez, terminando perdido.

El otro simplemente se confunde, con la luz que necesitamos, para despertar de este lado, tan naturalmente libres de amar siendo felices. Sin esperar nada absolutamente a cambio, tan solo la libertad de elegir y seguir adelante. 48


SOLEDAD Félix García González País: México Caen los días acumulándose entre las rocas. Vuelan hojas secas trazando su muerte en el aire. Rueda la noche encadenada sobre las horas, indultando las ciudades, y sobre la nostalgia del viento se colman luciérnagas enloquecidas, ansiosas de mi sufrimiento. Bajo los árboles, en la flor de la soledad, descansan las mareas; hondas impasibles en el fondo del azul distante. Silente, el olvido se amontona, Como un lamento, como el sonido de un buque solitario, cae tu nombre, hunde raíces en la tierra, justamente en una triste tarde de noviembre. 49


Soy del mar. Vuelve hacia mí, por donde la brisa descansa en las noches. Ese camino sombrío hunde palabras junto a las piedras, no hay formas de vida ni luz que flote entre los árboles ni eco rebosando los cielos como las aves. Es el mar, lo escucho cantar a distancias infinitas, tal parece que escribe mi propia muerte sobre el ímpetu venir de las olas. Hoy vengo a buscar ese camino, empieza donde la hierba acaba, en las aguas de noche plateada donde la suerte no es mala porque se puede galopar entre rubíes hasta encontrar un sendero azul que expande en un instante los ojos, para respirar ese otro aire, ese otro cielo.

50


Mariana Hernández Jalil País: México Poemas publicados en el libro “En un mínimo infinito” publicado por IVEC-Conaculta. Traducido a: Náhuatl (Sixto Cabrera) Zapoteco (Germán López). Eterno I Con el único paisaje de tu interior, me despojo del último ropaje. El silencio de tus ojos es mi vestido que se llena de colores traviesos. II Un colibrí en la ventana. En el interminable segundo del éxtasis soy indestructiblemente vulnerable. Si no es eterno el amor, por qué siento el infinito. III Un instante que durará por siempre congelando el fuego intercambiado, que derrite los soles devorados por tus ojos, por tus besos, por tus manos. Traducción Lenguaje Zapoteco 51


Ni que rati I Ne ni die’si ndaani’ ladxido’lo’, rusaana’ ira’ ni naca’. Guenda nagani nuu ndaani’ ca bezalulu’ nga xhaba’ Ni ridiee de guira’ lú. II Ti biulu zuguá’ lu xquiru biaani’ ti yoo. Ra qui ziuu dxi guiluxhe xhigaba’ sti óraque Naguidxe ga’ya’ zacana’ya’. Pa que rindaa guenda ranaxhii, xiñee nanna’ nuu ni que riluxe. III Ti nagasidu' zandaa gui idubi guendanabani cusigaanda' gui ni zeeda guidxaa, ni cusiá ca gubidxa ni gudó xhiihui' ca bezalulu, runi ca xpixidulu', runi ca batanou'. ca xpixidulu’, ca nalu’. Traducción Lenguaje Náhuatl Semijkak l Ika sanyion moijtipan kuajyoj, nikmokixtilia saikatlami tsotsol. I ichtakayo moixtololouan yion nokuetilmajtli tlen motemitia ika tlapaltij mauiltiaj. 52


ll Se uitsikitl ik tlachialistli. Ik satepa amotlaminin tlaxochiuilistli satekitl chikauak uelitis nechkojkoskej. Tlakej amo semijkak tlanekilistli, tleka nikmachilia tlayajtok. lll Se achika tlen uejkikilis semijkak kiseselijtias tlitl okipatlakej, tlen kinpatiltia tonaltij kalakij intech moixtololouan, ika motlapipitsoluan, ika momauan.

53


Mariana Hernández Jalil País: México Poemas publicados en el libro “En un mínimo infinito” publicado por IVEC-Conaculta. Traducido a: Náhuatl (Sixto Cabrera) Zapoteco (Germán López).

Silencio Me está gritando la noche con estruendos de estrellas ruidos de lunas llenas, que muerden y arrancan tu recuerdo en mil desvelos.

Dxido’ ruaa. Cucaa ridxi gueela ri’ naa sica ra caxhidxilaa ca bele gui ca ridxi sti ca beeu ni ruzaani’ dxindxi, ro yaaca’ ne ribeeca’ lii lu xquendabiaane’ ora naa que ganda gase’. Zapoteco 54


Ichtakatsin Nechtsajtsilijtok youak inka tlatikuinal sitlalimej tlaijkoyokatok tentokej meetstli, tlen kitetexouaj iuan kiuiuitlaj moelnamikilis ika ontsontli majtlakpouali ixtlauiltij. Nรกhuatl

55


Por siempre las líneas del alma, pintadas con las letras del poeta, enamorado, loco, sutil, feroz…siendo único e irrepetible. Ramón de Jesús Hernández Olivares Editor

56

POETAS SIN FRONTERAS DIC.2013  

POETAS INDEPENDIENTES

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you