Page 1

JUNIO 2015 Aテ前 3 EJEMPLAR NO. 12


NOTA: TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


Detrás del purpura del insomnio Greis Spindola Toriano Argentina Allí, donde la noche rasga sus vestiduras, y en la aridez de los tiempos, las grietas de la ausencia garabatean tu nombre… yace mi alma. Allí, donde la desnudez del deseo se vuelve álgida entre vertebras de sabanas donde el llanto y la mueca absurda se contorsionan en los espinos de un desgarrador ¿Por qué? recta el silencio. Allí donde los espejos remarcan e hieren con sus acerados dardos las décadas de mi rostro yace mi cuerpo. Allí… amor mío Entre cientos de estrellas que se empeñan En dilatar aún más mis pupilas, junto a una luna llena Que me quema de nostalgias las carnes E inmortaliza indiferente mis ansias de vos, Allí, justo allí… detrás del purpura de mi insomnio… te espero


¿Cuánto Vale? Martha Lucía Monroy Colombia ¿Cuánto valdría la luna? ¿Cuánto valdría el sol? ¿Y cuánto cuestan los sueños de dos? Pensar que tenemos hoy un poso y que no nos alcanza, ni para un borrador, tengo tantas preguntas, y todo tiene valor ¿Cómo será el dinero, si se vendiera el amor? ¿Alguien sabe lo que siento yo? Todo vale, todo cuesta, hasta un amor, se equivoca la vida, y hasta cuesta el dolor, amanece, y el cielo viene pidiendo… si queremos frío o calor, pero yo prefiero prender el fuego, y esperar a que vengas reclamando mi amor, sin ningún valor


CRÓNICAS ELEMENTALES OJOS CARMESÍ Jaír Stefan Navarro Hernández Veracruz, México Fragmento de la novela

– Es eso mismo por lo que estamos sufriendo todos estos pesares –expresó con ternura y paso su mano por el suave y lacio cabello de la chica–. Pero las personas como tú, son las que impedirán que nuestro reino caiga en sus manos. – Más bien dicho, las personas como tú, Gael. – No mi Yami, aquí la diferencia la harán ustedes, no sé, pero siento que tienen el mismo poder que nosotros. – No digas tonterías, apenas y puedo levantar una pequeña piedra, como podría derrotar a uno de esos demonios. – El poder no sólo está en la fuerza –le sonrió con ese gesto que denotaba confianza y seguridad, ese semblante lleno de serenidad que hacía que creyeran en sus palabras, aunque estas carecieran de lógica. Yamileth tomó un brazo de Gael y lo paso alrededor de su cuerpo, se recostó en él y admiró el paisaje. – Sólo puedo confiar en que tú lo lograrás –susurró sin dejar de contemplar el horizonte–. Es en lo único que creo. Gael no mostró


expresión alguna, sólo se mantuvo mirando en la misma dirección que lo hacía la chica. La noche se fue apoderando de los dos, una noche hermosa, en donde incluso las palabras salían sobrando, en donde el silencio era tan acogedor como una lluvia en verano. El frío de Teotihuacán no era un problema, y todo gracias al calor que emanaba el cuerpo de Gael. Ambos chicos permanecieron juntos. Yamileth, sin dejar de abrazarlo, empezó a cerrar los ojos por causa del sueño, y Gael la acompañó en ese viaje donde su subconsciente era el dueño de sus acciones.


Roxana Ricardo Cano Vila Veracruz, México De un sueño tienes lo efímero De la distancia el sabor Te imaginé aquí cercana Como el sol de la mañana.

SIN TITULO Ricardo Cano Vila Veracruz, México

Imagine un amor libre Un amor de tardes de playa Y domingos de dormir Imagine tus pies descalzos Correr por la arena Imagine un amor nuevo De esos que te hacen Volar por las estrellas Imagine sueños, sueños Que parecen de a de veras.


Desde el contorno de tus ojos… Isidoro A. Gómez Montenegro. México

Suspendido advierto el contorno de tus ojos la ceniza albea, el mar devuelve agua salada. Veo lo que otros no ven. Agua de mar penetra los poros, mi piel escurre sal. Te veo… cabellos desordenados, eternamente. Áureos dedos del alba distribuyen amor, como el Génesis da principio. Que la lluvia no borre tus huellas, ni las luces extingan el horizonte. No entiendo al silencio, no habla. Distingo colores, formas sutiles en el campo, entiendo el milagro de vida… abril. Desde el contorno de tus ojos... Se juntaran piedras y guijarros, duermen salamandras; ilesas de recorrer la greda. Ojos cansados, llenos de tiempo y brillo, pies descalzos, cuerpo trasforante. Pisas hierba nueva, la vida permanece,


nace manantial profundo de conciencia cada día. Desde el contorno de tus ojos… Miro el sol, su destello, el bajel que navega por aguas verdosas; inexorable el tiempo no se detiene. Fuego azul y rojo, crepita, danza. Vemos pasar un cortejo, lo acompañamos es lo único seguro que tenemos. Desde el contorno de tus ojos… Somos simples estatuas de barro; el soplo divino nos dio vida. ¿Al través del tiempo cambiaremos? ¿Nos amaremos?, ¿Nos miraremos a los ojos? No seremos los mismos de antes otras huestes, nuevas sílfides y zagales vendrán. Todo transcurre en calma. Desde el contorno de tus ojos... El secreto de mi boca y la tuya. Las nubes rasgan la noche ocultan trémula luna … incipiente.


Allegra Maruca Rodini Argentina

Se asoma tu figura en la ventana realza tu alma, tu cuerpo, tú belleza Allegra, eres bonita y suave como un ángel que vuela.

Siempre atenta y alegre buscando compañía para jugar saltando por el prado sembradíos y campos.

Te elevas como un pájaro envuelta en un manto -blanco de tulmientras se abre un pimpollo salpicado en rocío. Allegra, eres tu te confundes en un abrazo pura y hermosa con solo quince años.


Tulipanes y magnolias América Guerrero González. México Espirales dibujas en mi espalda. Líneas de caracoles electrizan la noche. Silencio, penumbra, sombras apenas perceptibles. Descubres el misterio de mis senos. Murmullos, suspiros, frases cortadas… urgencia de tus manos. Se inunda la alcoba con aroma de jazmín. Arde la piel bajo el influjo. Florecen tulipanes en mis senos. Buscas el mar en mi vientre. Halo de luna descubre tu mirada, mirada cargada de poemas. Unimos versos en canticos nocturnos; los devuelve el mar al romper la ola en la orilla de tu playa. Mis labios te recorren. Bebo tu esencia; me consumo. Serpenteando te pierdes en mi gruta. Tenemos la mirada plagada de secretos. Se cubre de magnolias nuestro lecho dormimos sobre ellas… Esperamos la eclosión de mariposas. Mientras la hoguera se extingue.


PLEGARIA Lourdes Lagardery Puerto Rico

Abre tus ojos Madre querida, Mírame como antes, con amor, Eres lo más hermoso en esta vida, No quiero que tú sufras, ni tengas más dolor... Abre tus negros ojos madre de mi alma. Ponle fin a esta angustia en mi vivir. Dame un poco de paz, un poco de calma. Que el verte así dormida no me deja vivir; Esta noche te pido, Padre Mío. Que dejes a mi madre despertar, Ya habrá otro tiempo para cruzar el rio. Que habrá de conducirla hacia el puente final.


GAVIOTA Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México

Viajera del tiempo que se desliza entre nubes y olas llama a la luna para que bese al sol en eclipse de amor. Toma mis sueños y elévalos al firmamento desprende cada uno y llévalos al viento, caerán como gotas de arcoíris lloverán versos e historias sublimes.


Busca al navegante perdido, que trae como estandarte su furia del mar, que en su piel tatuada está y en sus labios, besos de sirenas y mar. Ave de ilusiones pasajeras busca tesoros en islas, alcantarillados y rivieras, tráeme un cofre de virtudes lo cubriré de flores, guardaré anhelos perdidos, rosas marchitas y estrellas fugaces que un día cumplieron deseos. Gaviota, amiga, en tu último suspiro entre mar y estrellas regálame tu plumaje más bello, prometo escribir mil historias bellas. Del poemario “Musas Prohibidas”


“Salvaje amor…” Nicolás Ramos López Islas Cayman

Yo me creía lobo, más solo oveja soy…ante tu furia ¡OH Dios! que inspiración para el verso fuego y veneno sobre la piel, me hiciste abrir hasta el alma…sacando mi espíritu del cuero que se va calcinado por tu roce porque en tu tiempo… desvives mis ganas De mis historias tú, un diez sobresales… eres principio y fin de la oración, porque cubres cada punto expuesto deshidratando la piel y luego me sumerges en tu oasis sin miedos… para que conozca de tus entrañas, cada uno de tus misterios haciéndome renacer, porque tu luz a mis ojos encandilan, más me guían… no puedo retroceder Me convierto en poesía declamada sobre tu valle en tus montañas llenas de pasión, cualquier cielo gris ante tu presencia recobra su añil, recogiendo la melancolía para renacer el verso con que te conquistare


serás la fuente que zaceara esta sed de amarte cada vez con esta sensación que me haces sentir tan bien y me obligan a amarte una y otra vez. "A donde yo te voy a amar..." A donde yo te voy a amar… sobrará la luz del día... me iluminare con tus ojos y tu aura resplandecerá de por vida A donde yo te voy a amar… no correrá el viento, sólo tu respirar y mi aliento hará vibrar tu corazón… sentiré que temblará mi voz en cada palabra, perderé el control te haré sentir toda tu ilusión sacaré de tu alma el dolor… lo daría todo por ti A donde yo te voy a amar… encontrarás todo lo que deseas encontrar derrumbare la pared… estará todo a tu dirección será el lugar donde nos juraremos lealtad no más ilusiones rotas, estaremos muy dentro… para luchar por todo lo que perdimos los dos


A donde yo te voy a amar… será el reino de tanto amor después de tanto luchar, hoy… por fin brillará la luna para los dos haremos todo realidad… todo el amor prohibido se desatará y las ansias en ti florecerán encima de pétalos de rosa descansará tu cuerpo… lleno de amor y lloraras de tanta felicidad... Yo, encadenado a ti sabré esperar te he elegido a ti… para serte siempre fiel y te amaré, serás dichosa amor… por que te amaré de la forma más divina ¡A donde te voy a amar...! te entregaré mi corazón.


“Reverberación..." Nicolás Ramos López Islas Cayman

A veces, tan solo a veces…me erizas la piel al seducirme con tu cuerpo y mente porque en mi firmamento, se estremece mi yo cuando te adueñas de su espacio interior A veces las ansias y los deseos me convierten en ese lobo hambriento que se desgarra la piel para refugiarte en mis huesos, para saciar estas ganas de vivirte de sentirte tan dentro A veces en las mañanas cuando despierto me pierdo en tu mirada por el recuerdo de tus caricias... me acarician el alma y en tus ojos el verso en mi poesía late, se desborda en incalculable frenesí


A veces, prácticamente siempre... te conviertes en mi inspiración, eres esa ilusión que navega en mi mar con tu barca de papel, para naufragar en mi orilla, por aferrarte a mi cuello y no caer… sosteniéndote de mi boca las veces que haga falta para que el beso libido pueda florecer A veces a mi alma atrapas… con todo tu esmero anclada conquistas los ángeles que cuidan mi cielo para que te apoyen y protejan nuestro amor porque a veces, siento como palpita tu corazón como sacas fuerzas de donde no hay para satisfacer mis deseos, mi efusión... por un dé tras compensar, compenetrando a este amor


ABISMO María Luz Olivares Aldana México

Quisiera ir lenta en sentimientos, esconder lo que pienso, y dejar ver a solas y en silencio, lo que siento, pues… Lucho por sentir lo que yo pienso, ¿A quién culpar entonces?, estoy en un abismo, si yo misma doy saltos y no llego a decirte, que existe un lugar en que escondo lo que siento, quisiera dejar fluir al sentimiento, y que encuentres al final lo que escondo, tras la máscara que finge, lo que no puedo decirte, la verdad que escondo en la mirada. Del poemario “Silencio entre Espacios”


Perspectiva de Genero (monólogo) Tomas Gabriel Michel

El olor a resina de árbol recién rasgado que despedía su cuerpo, aquel que se intensificaba entre los anchos bucles de su negro cabello —aún más leñoso— era mi contratiempo. Depravaba mi serenidad y postraba ante sí mi cordura. Como si un perímetro de testosteronas ninfómanas se aseguraran de que tal menester se llevara a cabo. Tenía razones de más para avergonzarme al respecto, pero muy bien por ahí dicen, la vergüenza no da de comer; mi hambre no habría de ser estomacal, pero prometía matarme de inanición. Aconteció que necesitaba verlo con prontitud entre cada intervalo de visita, era totalmente molestosa la espera —pensaba. Más cada vez que lo tenía de frente


le servía una taza de indiferencia, que no le quedaba de otra que tomar despacio por lo caliente del recipiente. Sí, quería su amistad y no de forma inconsistente. No temía en dejarle ver las corrientes de nerviosismo, de atracción patológica, recorrer mis vertebras por su presencia. Eran recordatorios como el que le hace un usurero a su cliente para consolidar su deuda; mesuradas, pero cabales. Me restregaban que lo que sentía no era transeúnte, sin duda alguna era una cruz. No sabría decirle con seguridad que era lo que yo quería de él. Aún intentaba descubrir cual era la afición que me obligaba a ejercer el deporte de visitarle. Al menos estas tenían propósitos que no aparentaban ser triviales: que me devolviera un libro de poemas que le obligué a tomar prestado de primera instancia, ayudarle con uno u otro trabajo universitario con el cual no necesitaba intervención alguna; ya se me acaban los recursos para seguir haciéndolo ver todo casual. Deseaba que él representara algo en mi vida sin derrumbar mis parámetros morales, me empeñaba en que desarrollara el mismo afecto por mí que yo podría desarrollar por él —admitía. Confesaré que se me había vuelto un capricho, uno agridulce, necesario. Me ocupaba más tiempo del pensamiento del que me había prescrito el doctor. Él tenía colillas de pretendientes de todo tipo, mas se daba el lujo y libertad desencadenada. Podría ostentar lo que quisiera con aquella seguridad de veinticuatro


quilates y con sus proporciones vitruvias; estaba consciente de ello. Había desflorado vastos jardines y en sus planes no figuraba un cambio de tareas. Me pregunto si yo significaba algo para él. No estaba en posición de pedir limosna dominguera eso le aseguro. Pero, por que habría de ajustarse a mis incomodos pareceres y a mis puritanismos hipócritas. Yo no lo haría si estuviera en su lugar, no merecía tal pleitesía. Y pese a mi egoísmo había algo que podía oler en su voz y escuchar en su mirada, algo implícito. Era homólogo a aquellas cargas estáticas que había entre nosotros cuando leíamos teatro vernáculo, aquellas que interrumpían el flujo del pensamiento. Espero que algo que me satisfaga ocurra. Que él entienda los embrollos que me esfuerzo por crear. No le exigiré que por mi pierda la vida, pero si que le cause dolor el ver deslizarse lagrimas saladas de mi cara. Por el momento, mejor dejo esta tertulia mental, no vaya a ser y me escuche un fantasma garcimarquesino. Ya es hora de volver a casa, amamantar a mi hijo, hacerle de cenar a mi esposo a quién amo, y a seguir viviendo mi vida, hasta nuestro próximo encuentro.


BENDICION GUISELLE VARGAS A. COSTA RICA

Son los niños y las niñas de Dios una bendición y ellos vienen a la Tierra para llenarnos de amor son ángeles inocentes que nos dan una lección porque vienen a este mundo para llenarnos de amor. Tiene derecho a la vida, amor y felicidad son ellos un gran tesoro que debemos cuidar, almas puras he inocentes que no saben de maldades, deber de los mayores su camino bien guiar. Que el respeto y la confianza sean parte de su vivir y tengan siempre el derecho para jugar y estudiar, que su carita inocente nunca deje de reír y nunca tengan un motivo que los haga desconfiar. Que nadie robe sus sueños ni le quiten la ilusión, no destruyan su esperanza de hacer un mundo mejor, porque el niño que hoy instruyes con gran cariño y pasión será el hombre que mañana engrandecerá tu honor.


La pena de estar sin ti Eduardo campos Venezuela

¿Cómo puede el amor afectar mi férrea conducta? De caer en el abismo y de extrañar hasta tú sombra Sin que puedas remediar el dolor que produce Todas las horas que estoy sin ti y sin tu sonrisa ¿Puede el agua borrar el llanto de un corazón en soledad? Abatido por la amargura de los vaivenes de la horas Que lentas pasan en el reloj de las horas perdidas, Y arremeten contra tu alma y la destruyen ¿Habrá canción que alivie la miserable angustia? Y el dolor de estar sin ti, sin tu mirada, sin tu voz Y pueda dejar la agonía de la triste desdicha Que nada consuela la pena de estar sin ti…


RECUERDAME Ian Emmanuel Romero ECUADOR

¿Recuerdas el por qué me amabas? dibujaba para ti un arco iris en el cielo y tu sonreías iluminado todo el universo, tomaba las estrellas y las prendía de tu cabellera, y ahora quiero que recuerdes el por qué me amabas, dime que recuerdas y no me dejes en el olvido, deseo tanto saber si piensas en mi y guardaste para ti mis caricias y mis besos, solo te pido que me recuerdes a mí, no pido nada amor solo que me recuerdes y quedarme tatuado en tu ser, ¿Acaso amor recuerdas la razón por la que me amabas?


SIN VIDA… Marcia Sevilla Chile Donde están sus sueños donde quedaron sus sonrisas se esfumaron esos brazos que algún día, fueron su cobija. Quizás le hablaron de amor y se fue como la brisa enredados los besos entre promesas vertidas. Su mano estira en suplica por lo que a veces esta en un bolsillo, una simple moneda que pondrá el pan sobre su mesa ahí donde tiembla su mano sosteniendo un jarro de agua tibia. Dueña de muchas historias algunas malas, y otras buenas nadie sabe sus quimeras pudo haber tenido hijos que hoy sin duda no la esperan cubierta de trapos viejos Y un alma buena.


SUEÑO CONTIGO Patricia C. Cervantes Domínguez Veracruz, México.

Llegabas a buscarme adonde estaba Verte llegar para mí fue emocionante Fuerte sentía el latir de mi corazón No te importo recorrer el mundo hasta encontrarme. Me llevaste a un mundo distinto estábamos en medio de la nada solo algodones y plumas nos rodearon y una luz en el fondo iluminaba, a nuestros cuerpos ardientes de pasión éramos dos almas que en calma se amaban. Hincados frente a frente tú y yo, nos miramos sin decir palabras


solo tu mano a mí me estremeció… cuando empezaste a deslizarla por mi cara. seguiste deslizando hasta mi hombro, y poco a poco así me desnudabas. tu recorrido de rostro, cuello y pecho, se detuvieron al llegar a mi cintura jalaste mi cuerpo hacia el tuyo, pero al sentir el calor que yo emanaba me alejaste y miraste con ternura… para dejarme a ti acariciarte y entregarte yo también mi locura. Desde entonces sueño por las noches Con volverte a ver no tengo duda De este amor tan puro y tan candente, que te espero cada viernes para volver a subir al cielo y tocar la luna


Amarte a ti Uriel Limón Veracruz, México

Amarte a ti toda la noche. Amarte todos los días. Amarte a ti, toda, infinitamente; no hay tiempo, ni espacio cuando te amo ni siquiera para amarte. Todo parece no correr. El tiempo se detiene, la vida se congela y mi corazón se estaciona cuando estamos juntos, cuando nos amamos juntos y cuando recorremos épocas, espacios y galaxias juntos. Amarte a ti es la pasión de mi corazón. Amarte a ti es tortura que me encanta. Amarte a ti es verte en cualquier lugar del planeta. Amarte a ti es viajar a mis sentimientos y traer conmigo recuerdos del corazón y alma.


POEMA 3 Uriel Limón Veracruz, México

Corazón mío no sufras, no seas nostálgico que mi alma os ayudará con vuestros pesares, con vuestro delirio de amarla con todo el ser; con esta tortura tan amada de latir por ella. Ojos míos, puertas de mi alma ya no lloren mas no ven que este rio creado por su pesar, la refleja sin pensar sólo a ella. Que la maldita soledad no se toca el corazón y me hiere sin razón con su clavel… Y al final sólo espero poder encontrar las llaves, mis anhelos y mis puertas cerrar. Matar mis memorias, volver a empezar, correr como un niño y reír nuevamente… Sentirme en paz


El Síndrome del ¿Por qué ?

Uriel Limón Veracruz, México A veces me enredo entre cuentos, sonrisas y dibujos. Pensando girar con todo, pero en realidad sólo giro yo. Entre suspiros, pesadillas y hoyos negros suelo descansar. No encuentro sentido alguno, la vida propia me suena abstracta. Cuando en la gloria me recuesto no puedo respirar, me quitan el aire y el sueño los días color rosa. Más en algún lugar he de encontrar aquellos sueños perdidos, que pueden ser rescatados por esta alma vagabunda. No entiendo de novedades, pues lo nuevo nunca suena certero y seguro. Al contrario se vuelve efímero, punzo-cortante con mi corazón hecho cenizas, quemado por las llamas de lo que sientes o dejas de sentir. ¡Rescate!, sólo pido ser rescatado, un grito de ayuda, para salir de toda esta rutina que acaba con mí ser y mis carnes. ¡Humano tenía que ser!, porque tengo que sufrir para sentirme vivo, porque tengo que llorar para sentir desahogo y mi pregunta es ¿hay que amar para sentir que la vida no se ha vivido en vano? Mis letras me aturden y mi silencio empalaga, mis sentimientos devoran mi alma y de suicidio el corazón amenaza a mi pobre vida, esta vida que no es nada sin ti…


La chocolatera Ciprés Veracruz, México

Camina con todas las penas aprisionadas en las manos y percibo entonces la crueldad del mundo; de los hombres que abandonan que olvidan, que hieren.

Junto a ella un pequeño camina, elevando con su andar, un himno a la brutalidad humana; madre e hijo nos recuerdan cuán lejos estamos de ser alguien que sienta, que viva y que llore junto a los nuestros sus penas.

La vi salir como cada día de ése hotel que guarda su cuerpo


y el de ése hijo doliente y percibí su hambre, su soledad y su amargura; me golpeó el dolor de todas ésas mujeres expulsadas del paraíso, de todas ésas Evas. Su andar lánguido y triste ofrece chocolates a los transeúntes para endulzarles el alma; no es su bolsillo vacío el que nos importa, sino que nada nos pida y que nada nos lleve.

La ví, como cada día y comprendí que nada somos y que nada, valemos ante la tristeza de un niño con la barriga llena de hambre y una madre…chocolatera.


A DISTIEMPO

Ciprés. Veracruz, México Colgué mi piel en tu armario y salí corriendo tras tus pasos, solo llevabas los zapatos puestos, porque tus pisadas iban conmigo haciendo ruido en mi cabeza y desacomodando mis ideas, ese trinar de tu corazón que me dice que hoy es lunes y mañana es martes y que el día siguiente será como el otro y como el otro si la música del vaivén de mis piernas enroscadas a tu cuerpo me abandona. Los minutos y los segundos son como mi amuleto para no perderte; por eso cuando estoy contigo, nunca te los confío, porque corro el riesgo de tenerte menos; es que ésta locura de ti me hace más consciente cada día de la desesperación que me invade cuando tú me robas a mí y yo a ti no te encuentro. Déjame acomodarme junto a la silueta que pintas sobre la cama, muy cerca de tu cuerpo; abrazar tu aroma de alma desnuda por el tiempo; conversar con los latidos de tu corazón y bailar con tus caricias mientras un cielo profundo se abre para regalarse entero. Cuánto tiempo ha pasado desde que te amo; no lo sé, pero me ha bastado para parir historias con sabor a ti; para hacer collares de letras que engarzadas se transforman en poesía adolorida por tu ausencia. Qué difícil esto de andar por ahí por ésas calles del mundo, sin piel y con prisas; Que terrible esto…de quererte a destiempo.


Nuestro agradecimiento a todos nuestros colaboradores que hacen posible, la realizaci贸n de cada una de las ediciones mensuales de la revista Dios bendiga su alma de escritor.

Ram贸n de J. Hdez Olivares Director y Editor Veracruz, M茅xico Junio 2015

POETAS SIN FRONTERAS JUNIO 2015  

POETAS INDEPENDIENTES, VOCES DEL UNIVERSO, POETISAS DEL TIEMPO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you