Page 1

ANTOLOGÍA DE POEMAS DEL SIGLO XX


ANTOLOGÍA DE POEMAS

Modernismo -Rubén Darío:( Metagalpa, 18 de enero de 1867 -León, 6 de febrero de 1916). Fue un poeta nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española. Obra: Azúl, Prosas Profanas, España Contemporánea, Cantos de Vida y Esperanza.

Poema:

CAUPOLICÁN

Es algo formidable que vio la vieja raza: robusto tronco de árbol al hombro de un campeón salvaje y aguerrido, cuya fornida maza blandiera el brazo de Hércules, o el brazo de Sansón. Por casco sus cabellos, su pecho por coraza, pudiera tal guerrero, de Arauco en la región,


lancero de los bosques, Nemrod que todo caza, desjarretar un toro, o estrangular un león. Anduvo, anduvo, anduvo. Le vio la luz del día, le vio la tarde pálida, le vio la noche fría, y siempre el tronco de árbol a cuestas del titán. «¡El Toqui, el Toqui!» clama la conmovida casta. Anduvo, anduvo, anduvo. La aurora dijo: «Basta», e irguiose la alta frente del gran Caupolicán.

ALLÁ LEJOS Buey que vi en mi niñez echando vaho un día bajo el nicaragüense sol de encendidos oros, en la hacienda fecunda, plena de la armonía del trópico; paloma de los bosques sonoros del viento, de las hachas, de pájaros y toros salvajes, yo os saludo, pues sois la vida mía. Pesado buey, tú evocas la dulce madrugada que llamaba a la ordeña de la vaca lechera, cuando era mi existencia toda blanca y rosada; y tú, paloma arrulladora y montañera, significas en mi primavera pasada todo lo que hay en la divina Primavera.

(Sevilla, 26 de julio de 1875 – Colliure, 22 de febrero de 1939). Fue un poeta español cuya obra inicial suele inscribirse en el movimiento literario del modernismo.

-Antonio Machado:

Obra: Soledades, Campos de Castilla, Soledades, Galerías y otros Poemas, Nuevas Canciones.


Poemas:

RECUERDO INFANTIL Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de lluvia tras los cristales. Es la clase. En un cartel se representa a Caín fugitivo, y muerto Abel, junto a una mancha carmín. Con timbre sonoro y hueco truena el maestro, un anciano mal vestido, enjuto y seco, que lleva un libro en la mano. Y todo un coro infantil va cantando la lección: mil veces ciento, cien mil; mil veces mil, un millón. Una tarde parda y fría de invierno. Los colegiales estudian. Monotonía de la lluvia en los cristales


ORILLAS DEL DUERO Se ha asomado una cigüeña a lo alto del campanario. Girando en torno a la torre y al caserón solitario; ya las golondrinas chillan. Pasaron del blanco invierno, de nevascas y ventiscas los crudos soplos de infierno. Es una tibia mañana. El sol calienta un poquito la pobre tierra soriana. Pasados los verdes pinos, casi azules, primavera se ve brotar en los finos chopos de la carretera y del río. El Duero corre, terso y mudo, mansamente. El campo parece, más que joven, adolescente. Entre las hierbas, alguna humilde flor ha nacido, azul o blanca. ¡Belleza del campo apenas florido, y mística primavera! ¡Chopos del camino blanco, álamos de la ribera, espuma de la montaña ante la azul lejanía; sol del día, claro día! ¡Hermosa tierra de España!

PRELUDIO Mientras la sombra pasa de un santo amor, hoy quiero poner un dulce salmo sobre mi viejo atril. Acordaré las notas del órgano severo al suspirar fragante del pífano de abril. Madurarán su aroma las pomas otoñales; la mirra y el incienso salmodiarán su olor; exhalarán su fresco perfume los rosales, bajo la paz en sombra del tibio huerto en flor. Al grave acorde lento de música y aroma, la sola y vieja y noble razón de mi rezar levantará su vuelo suave de paloma, y la palabra blanca se elevará al altar.

Generación del 27


-Jorge Guillen: (Valladolid, 18 de enero de 1893 – Málaga, 6 de febrero de 1984). Fue un poeta y crítico literario español, integrante de la Generación del 27. Obra: Cántico, Clamor, Homenaje.

Poemas: PLENITUD Después de aquella ventura Gozada, y no por suerte Ni error mi sino es quererte, Ventura, como madura Realidad que me satura Si de veras soy— después De la ráfaga en la mies Que ondeó, que se rindió, Nunca el alma dice: no. ¿Qué es ventura? Lo que es. PERFECCION Queda curvo el firmamento, Compacto azul, sobre el día. Es el redondeamiento Del esplendor: mediodía. Todo es cúpula. Reposa, Central sin querer, la rosa, A un sol en cénit sujeta. Y tanto se da el presente Que al pie caminante siente La integridad del planeta.


-Federico García Lorca: (Granada, 5 de junio de 1898- Granada, 18 de agosto de 1936).Fue un poeta, dramaturgo y prosista español. Es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Obra: Canciones, Romancero Gitano, Poema del Cante Jondo, Poeta en Nueva York, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías.

Poemas: ÁRBOLES

¡Árboles! ¿Habéis sido flechas caídas del azul? ¿Qué terribles guerreros os lanzaron? ¿Han sido las estrellas? Vuestras músicas vienen del alma de los pájaros, de los ojos de Dios, de la pasión perfecta. ¡Arboles! ¿Conocerán vuestras raíces toscas mi corazón en tierra?

HAY ALMAS QUE TIENEN… Hay almas que tienen azules luceros, mañanas marchitas entre hojas del tiempo, y castos rincones que guardan un viejo rumor de nostalgias


y sueños. Otras almas tienen dolientes espectros de pasiones. Frutas con gusanos. Ecos de una voz quemada que viene de lejos como una corriente de sombra. Recuerdos vacíos de llanto y migajas de besos. Mi alma está madura hace mucho tiempo, y se desmorona turbia de misterio. Piedras juveniles roídas de ensueño caen sobre las aguas de mis pensamientos. Cada piedra dice: "¡Dios está muy lejos!"

LA LUNA Y LA MUERTE La luna tiene dientes de marfil. ¡Qué vieja y triste asoma! Están los cauces secos, los campos sin verdores y los árboles mustios sin nidos y sin hojas. Doña Muerte, arrugada, pasea por sauzales con su absurdo cortejo de ilusiones remotas. Va vendiendo colores de cera y de tormenta como un hada de cuento mala y enredadora. La luna le ha comprado pinturas a la Muerte. En esta noche turbia ¡está la luna loca! Yo mientras tanto pongo en mi pecho sombrío una feria sin músicas con las tiendas de sombra.


-Rafael Alberti: ( Cádiz, 16 de diciembre de 1902 - ibídem, 28 de octubre de 1999). Fue un escritor español, especialmente reconocido como poeta, miembro de la Generación del 27. Está considerado uno de los mayores literatos españoles de la llamada Edad de Plata de la literatura española. Obra: Marinero en tierra, La amante, El alba del alhelí, Sobre los ángeles.

Poemas:

POR AMIGA, POR AMIGA Por amiga, por amiga. Sólo por amiga. Por amante, por querida. Sólo por querida. Por esposa, no. Sólo por amiga.

GRUMETE ¡No pruebes tú los licores! ¡Tú no bebas! ¡Marineros, bebedores, los de las obras del puerto,


que él no beba! ¡Qué él no beba, pescadores! ¡Siempre sus ojos despiertos, siempre sus labios abiertos a la mar, no a los licores! ¡Que él no beba!

LA PALOMA Se equivocó la paloma, se equivocaba. Por ir al norte fue al sur, creyó que el trigo era el agua. Creyó que el mar era el cielo que la noche la mañana. Que las estrellas rocío, que la calor la nevada. Que tu falda era tu blusa, que tu corazón su casa. (Ella se durmió en la orilla, tú en la cumbre de una rama.)

-Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan de Puerto Rico, 29 de Mayo de 1958) fue un poeta español, ganador del Premio Nóbel de Literatura en1956, por el conjunto de su obra, designándose como trabajo destacado de la misma, la narración lírica Platero y yo, su obra más conocida. Obras: La Soledad Sonora, Pastorales, Melancolía, Laberinto, Estío, Sonetos, Elegías.


TRASCIELO DEL CIELO AZUL ¡Qué miedo el azul del cielo! ¡Negro! ¡Negro de día, en agosto! ¡Qué miedo! ¡Qué espanto en la siesta azul! ¡Negro! ¡Negro en las rosas y el río! ¡Qué miedo! ¡Negro, de día, en mí tierra -¡negro!sobre las paredes blancas! ¡ Qué miedo!

LA ROSA AZUL ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía! Se me torna celeste la mano, me contagio de otra poesía Y las rosas de olor, que pongo como ella las ponía, exaltan su color; y los bellos cojínes, que pongo como ella los ponía, florecen sus jardines; Y si pongo mi mano -como ella la ponía- en el negro piano, surge como en un piano muy lejano, mas honda la diaria melodía. ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía! me inclino a los cristales del balcón, con un gesto de ella y parece que el pobre corazón no está solo. Miro al jardín de la tarde, como ella, y el suspiro y la estrella se funden en romántica armonía. ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía! Dolorido y con flores, voy, como un héroe de poesía mía. Por los desiertos corredores que despertaba ella con su blanco paso, y mis pies son de raso -¡oh! Ausencia hueca y fría!y mis pisadas dejan resplandores.

Generación del 36

-Miguel Hernández: (Orihuela, 30 de octubre de 1910 –Alicante, 28 de marzo de1942) fue un poeta y dramaturgo de especial relevancia en la literatura española del siglo XX.

Obra: El rayo que no cesa, Viento del pueblo, El hombre acecha, Cancionero y romancero de ausencias.


Poemas:

TODO ERA AZUL Todo era azul delante de aquellos ojos y era verde hasta lo entrañable, dorado hasta muy lejos. Porque el color hallaba su encarnación primera dentro de aquellos ojos de frágiles reflejos. Ojos nacientes: luces en una doble esfera. Todo radiaba en torno como un solar de espejos. Vivificar las cosas para la primavera poder fue de unos ojos que nunca han sido viejos. Se los devoran. ¿Sabes? No soy feliz. No hay goce como sentir aquella mirada inundadora. Cuando se me alejaba, me despedí del día. La claridad brotaba de su directo roce, pero los devoraron. Y están brotando ahora penumbras como el pardo rubor de la agonía.

ELEGÍA A RAMÓN SIJÉ (En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé, a quien tanto quería) Yo quiero ser llorando el hortelano de la tierra que ocupas y estercolas,


compañero del alma, tan temprano. Alimentando lluvias, caracolas y órganos mi dolor sin instrumento, a las desalentadas amapolas daré tu corazón por alimento. Tanto dolor se agrupa en mi costado que por doler me duele hasta el aliento. Un manotazo duro, un golpe helado, un hachazo invisible y homicida, un empujón brutal te ha derribado. No hay extensión más grande que mi herida, lloro mi desventura y sus conjuntos y siento más tu muerte que mi vida. Ando sobre rastrojos de difuntos, y sin calor de nadie y sin consuelo voy de mi corazón a mis asuntos. Temprano levantó la muerte el vuelo, temprano madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo. No perdono a la muerte enamorada, no perdono a la vida desatenta, no perdono a la tierra ni a la nada. En mis manos levanto una tormenta de piedras, rayos y hachas estridentes sedienta de catástrofes y hambrienta. Quiero escarbar la tierra con los dientes, quiero apartar la tierra parte a parte a dentelladas secas y calientes. Quiero minar la tierra hasta encontrarte y besarte la noble calavera y desamordazarte y regresarte. Volverás a mi huerto y a mi higuera: por los altos andamios de las flores pajareará tu alma colmenera de angelicales ceras y labores. Volverás al arrullo de las rejas de los enamorados labradores.


Alegrarás la sombra de mis cejas, y tu sangre se irá a cada lado disputando tu novia y las abejas. Tu corazón, ya terciopelo ajado, llama a un campo de almendras espumosas mi avariciosa voz de enamorado. A las ladas almas de las rosas del almendro de nata te requiero, que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero.

NANAS DE LA CEBOLLA La cebolla es escarcha cerrada y pobre. Escarcha de tus días y de mis noches. Hambre y cebolla, hielo negro y escarcha grande y redonda. En la cuna del hambre mi niño estaba. Con sangre de cebolla se amamantaba. Pero tu sangre, escarchada de azúcar cebolla y hambre. Una mujer morena resuelta en lunas se derrama hilo a hilo sobre la cuna. Ríete niño que te traigo la luna cuando es preciso. Tu risa me hace libre, me pone alas. Soledades me quita, cárcel me arranca. Boca que vuela, corazón que en tus labios relampaguea. Es tu risa la espada


más victoriosa, vencedor de las flores y las alondras. Rival del sol. Porvenir de mis huesos y de mi amor. Desperté de ser niño: nunca despiertes. Triste llevo la boca: ríete siempre. Siempre en la cuna defendiendo la risa pluma por pluma. Al octavo mes ríes con cinco azahares. Con cinco diminutas ferocidades. Con cinco dientes como cinco jazmines adolescentes. Frontera de los besos serán mañana, cuando en la dentadura sientas un arma. Sientas un fuego correr dientes abajo buscando el centro. Vuela niño en la doble luna del pecho: él, triste de cebolla, tú satisfecho. No te derrumbes. No sepas lo que pasa ni lo que ocurre.

Generación del 50


-Blas De Otero: (Bilbao, 15 de marzo de 1916 -Majadahonda, 29 de junio de1979) fue uno de los principales representantes de la poesía social de los años cincuenta en España. Obra: Cántico espiritual, Ángel fieramente humano, Redoble de conciencia, Pido la Paz y la Palabra.

Poemas:

BASTA Imaginé mi horror por un momento que Dios, el solo vivo, no existiera, o que, existiendo, sólo consistiera en tierra, en agua, en fuego, en sombra, en viento. Y que la muerte, oh estremecimiento, fuese el hueco sin luz de una escalera, un colosal vacío que se hundiera en un silencio desolado, liento. Entonces ¿para qué vivir, oh hijos de madre, a qué vidrieras, crucifijos y todo lo demás? Basta la muerte. Basta. Termina, oh Dios, de maltratarnos. O si no, déjanos precipitarnos sobre Ti —ronco río que revierte

EN NOMBRE DE TODOS Para el hombre hambreante y sepultado en sed —salobre son de sombra fría—, en nombre de la fe que he conquistado: alegría. Para el mundo inundado de sangre, engangrenado a sangre fría, en nombre de la paz que he voceado:


alegría. Para ti, patria, árbol arrastrado sobre los ríos, ardua España mía, en nombre de la luz que ha alboreado: alegría.

-José hierro: (Madrid, 3 de abril de 1922 -Madrid, 21 de diciembre de 2002), conocido como José Hierro o Pepe Hierro, fue un poeta español. Pertenece a la llamada primera generación de la posguerra dentro de la llamada poesía desarraigada o existencial. Obra: Tierra sin nosotros, Alegría, Quinta del 42, Antología poética.

Poemas: ALEGRÍA Llegué por el dolor a la alegría. Supe por el dolor que el alma existe. Por el dolor, allá en mi reino triste, un misterioso sol amanecía. Era la alegría la mañana fría y el viento loco y cálido que embiste. (Alma que verdes primaveras viste maravillosamente se rompía.) Así la siento más. Al cielo apunto y me responde cuando le pregunto con dolor tras dolor para mi herida. Y mientras se ilumina mi cabeza ruego por el que he sido en la tristeza a las divinidades de la vida.


JUNTO AL MAR Si muero, que me pongan desnudo, desnudo junto al mar. Serán las aguas grises mi escudo y no habrá que luchar. Si muero que me dejen a solas. El mar es mi jardín. No puede, quien amaba las olas, desear otro fin. Oiré la melodía del viento, la misteriosa voz. Será por fin vencido el momento que siega como hoz. Que siega pesadumbres. Y cuando la noche empiece a arder, Soñando, sollozando, cantando, yo volveré a nacer.

Generación del 60

-Claudio Rodríguez: (Zamora, 30 de enero de 1934 -Madrid, 22 de julio de 1999) fue un poeta español perteneciente a la generación del 60. Obra: Conjuros, Alianza y Condena, El vuelo de la celebración, Desde mis poemas.


Poemas: UN VIENTO Dejad que el viento me traspase el cuerpo y lo ilumine. Viento sur, salino, muy soleado y muy recién lavado de intimidad y redención, y de impaciencia. Entra, entra en mi lumbre, ábreme ese camino nunca sabido: el de la claridad. Suena con sed de espacio, viento de junio, tan intenso y libre que la respiración, que ahora es deseo me salve. Ven conocimiento mío, a través de tanta materia deslumbrada por tu honda gracia. Cuán a fondo me asaltas y me enseñas a vivir, a olvidar, tú, con tu clara música. Y cómo alzas mi vida muy silenciosamente, muy de mañana y amorosamente con esa puerta luminosa y cierta


HILANDO Que se me abre serena porque contigo no me importa nunca que algo me nuble el alma. Tanta serenidad es ya dolor. Junto a la luz del aire la camisa ya es música, y está recién lavada, aclarada, bien ceñida al escorzo risueño y torneado de la espalda, con su feraz cosecha, con el amanecer nunca tardío de la ropa y la obra. Este es el campo del milagro: helo aquí, en el alba del brazo, en el destello de estas manos, tan acariciadoras devanando la lana: el hilo y el ovillo, y la nuca sin miedo, cantando su viveza, y el pelo muy castaño tan bien trenzado, con su moño y su cinta; y la falda segura; sin pliegues, color jugo de acacia. Con la velocidad del cielo ido, con el taller, con el ritmo de las mareas de las calles, está aquí, sin mentira, con un amor tan mudo y con retorno, con su celebración y con su servidumbre.

-Ángel González: (Oviedo, 6 de septiembre de 1925 –Madrid, 12 de enero de 2008) fue un poeta español perteneciente a la generación del 60. Obra: Áspero mundo, Sin esperanza, con convencimiento, Grado elemental.


Poemas: ESPERANZA Esperanza, araña negra del atardecer. Tu paras no lejos de mi cuerpo abandonado, andas en torno a mí, tejiendo, rápida, inconsistentes hilos invisibles, te acercas, obstinada, y me acaricias casi con tu sombra pesada y leve a un tiempo. Agazapada bajo las piedras y las horas, esperaste, paciente, la llegada de esta tarde en la que nada es ya posible... Mi corazón:


tu nido. Muerde en él, esperanza

POR VENIR Te llaman porvenir porque no vienes nunca. Te llaman: porvenir, y esperan que tú llegues como un animal manso a comer en su mano. Pero tú permaneces más allá de las horas, agazapado no se sabe dónde. ... Mañana! Y mañana será otro día tranquilo un día como hoy, jueves o martes, cualquier cosa y no eso que esperamos aún, todavía, siempre

Generación del 70 -Luis García Montero:(Granada, 4 de diciembre de 1958) es un poeta y crítico literario español, ensayista, profesor de Literatura Española en la Universidad de Granada. Obra: El jardín extranjero, Habitaciones separadas, La intimidad de la serpiente.

Poemas: ME PERSIGUEN Me persiguen los teléfonos rotos de Granada,


cuando voy a buscarte y en las calles enteras están comunicando. Sumergido en tu voz de caracola, me gustaría el mar desde una boca prendida con la mía, saber que está tranquilo de distancia, mientras pasan, respiran, se repliegan a su instinto de ausencia los jardines. En ellos nada existe desde que te secuestran los veranos. Sólo yo los habito por descubrir el rostro de los enamorados que se besan, con mis ojos en paro, mi corazón sin tráfico, el insomnio que guardan las ciudades de agosto, y ambulancias secretas como pájaros.

Y MIRARSE A LOS OJOS Han pasado los vientos y mirarse a los ojos no es sencillo. Vivir esta ciudad es pisar un jardín de tachaduras, la presencia infectada de lo que ya no existe, de lo que fue recinto del invierno o refugio del sol, teatro de las lluvias y de los conocidos. Recorrer la memoria de las habitaciones es provocar la niebla del interrogatorio. Y no deben hablar, pero se anulan en un silencio turbio que delata el pasado de las sombras pacíficas, los cristales hirientes por donde pisa el orden, las botellas guardadas en mensajes vacíos. Porque apago las horas con el interruptor de los olvidos y retumban los pasos en el sótano.


Imagínate tú, la habitación, las llaves en la puerta, los tacones que cruzan el pasillo, la cremallera seca y el cuerpo que no ofrece libertad, sino cansancio, calor de más, excusas previsibles. Así llegan los sueños, mártires descentrados de un corazón maniático. Han pasado las leyes del honor y la vida, las mejores palabras, y mirarse a los ojos no es sencillo.

CANCIÓN SUICIDA No obedece el futuro, ni el pasado obedece, ni siquiera los días contables del presente. Tampoco las palabras escritas obedecen. Son un destino al margen, unas canciones débiles, como las caracolas tocadas de cipreses que dejan en el viento las verdades sin suerte. No obedecen las cartas. La escopeta obedece el enigma que sufren los relojes de nieve. Porque el tiempo es un curso sin corazón ni leyes que olvida las historias y jamás obedece. Obedeció el disparo del suicida en la frente. Allí, junto a sus cosas, le obedeció la muerte.


-Belén Reyes: es una joven poetisa madrileña, nacida en el barrio de Lavapiés el 22 de octubre de 1964. Sus poemas tienen un carácter cotidiano y parten de la experiencia propia. Obra:

Desnatada, Ponerle un bozal al corazón, Atrévete a olvidarme, Ser mayor es un

timo.

Poemas: GLORIA FUERTES QUE ESTAS EN LOS CIELOS

Gloria Fuertes que estás en los cielos Con el Dios del anciano del parque, con el Dios que tejiste en tus versos... Con el dios que te hizo payaso Gloria Fuertes que estás en los cielos... Gloria Fuertes que estás en los niños En los hombres y mujeres del pueblo. Gloria Fuertes que un mes de noviembre Te escapaste sin boli y cuaderno. Gloria Fuertes que estás donde Philips Donde Chelo, Asunción y otros muertos Gloria Fuertes que ya sabes todo Lo que pasa después del silencio Gloria Fuertes que estás en mi vida Te has llevado un buen trozo del pecho.


Gloria Fuertes que estás donde sea.. No me basta la voz del recuerdo... Yo te quiero en tu casa y tus cosas Con un wiskhy un pitillo y un verso.

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE MERCURIO Yo sé que es vida esto que se mueve entre estas venas rotas y cansadas. No hay célula que tienda a resistirse. No quiero ser inmune a nadie, a nada. Yo sé, porque me duele cuando escribo, que Amparitxu se acuerda de Celaya. La poesía es un arma cargada de mercurio, a casi todo el mundo se le escapa. Y no sé por qué insisto en estos tiempos, se nos van los poetas en silencio, y luego el homenaje-navajada. Hago trenzas de versos, me despeino. Cuando se hace un milagro hay que dar caña. Yo sé que es vida esto que se mueve entre estas venas rotas y cansadas. La poesía es un arma cargada de mercurio, —hay una minoría que la atrapa—. Los demás que se apañen con la nómina, con el vídeo, la coca, o la esperanza.

-Ana Rossetti: es una escritora española que nació en San Fernando, (Cádiz); 15 de mayo de 1950. Ha creado una obra rica en registros y géneros; ha combinado a lo largo de su vida el teatro, la poesía y el género narrativo. Obra: Los devaneos de Erato, Devocionario, Indicios y vehementes, Yesterday, La nota del blues, La ordenación: retrospectiva.


Poemas: LA BUAHARDILLA DE THOMAS

Y tan pronto amanece, cada vez mรกs intensa, la roja cabellera mana sobre su rostro. (Encantadora curva la del cuello que emerge del entreabierto escote). La arrugada blancura de la amplia camisa muestra el brazo que pende hasta el entarimado donde, pรกlidamente, se fruncen, rotos, todos los poemas. (La usada tela, tan lisa como el hombro que descubre, dulce resbala). Excepto los papeles por el suelo esparcidos estรก la habitaciรณn en riguroso orden: incluso se acostรณ sin deshacer la cama. (Parece muy cansado, tan minuciosamente,


con tanta saña y con tanta pena desgarró cada línea de escritura...) Ya desde el tragaluz desciende el ámbar. Se afilan y se encrespan los contornos y el color justo adquieren. Y al fin sabe que, salvo la boca tan horrorosamente contraída, que salvo el tinte azul de sus mejillas ralas, el muchacho es hermoso

NIGHTINGALE Noche, palabra mía henchida de sucesos La aflicción, el vacío, la muerte, la tiniebla avivan en tus sílabas sus temores y ansias. Extenuado nombre, fatigada corola, para caer de ti como cansino pétalo, o hundirse en tus confines, abiertos, afilados, beso ardiente, última sensación, locura extrema. Noche, noche, amor mío, ¿es que acaso me atreveré a saltar traspasada de ti hasta la muerte? Lengua: nupcial espada. Apenas te mencione, convocadas estrellas insistirán solícitas mostrando el desvarío de tus ojos vibrátiles. Oh noche, qué incitante, qué turbadora eres; madre devoradora, acercas tu regazo, y cómo quiero huir, cómo desertar quiero de tus lágrimas ávidas, cómo intento esconderme de tus manos, oh noche, mi tristeza. Y quizás seas la única, la palabra final que todo amor explique. Y el estremecimiento. Y el magnífico instante que ni aún la memoria más fiel y enamorada consiente en repetir. Noche, tristeza mía, todavía es posible que te llame, y me abreve en el láudano amargo que destilan tus letras. Que a tu herida entregue y a tu abismo, mi tristeza, mi noche, todavía es posible. Oh! noche mía, acaso... acaso te amaría.


A James Forestal, que se arrojó al vacío antes de terminar de escribir la palabra “ruiseñor”, es decir,”NIGHTingale”

BIBLIOGRAFÍA

www. wikipedia.com www. poemas del alma.com Andrés G.C. 4ºA

Antología de poemas 12 02 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you