Page 12

Contrario a las economías desarrolladas o conocidas como comerciales, la economía campesina no maneja grandes volúmenes de producción de manera individual, situación que le genera al productor grandes desventajas en el mercado tanto por el volumen ofertado, la frecuencia y muchas veces calidad, condiciones que el mercado castiga con precio, que para el campesino los conforma una larga cadena de intermediarios que captan para su beneficio alrededor del 58% del precio pagado por el consumidor, lo cual equivale a decir que el campesino productor solo alrededor del 42% y de ahí las pérdidas grandes que deben asumir los campesinos quienes ante la no rentabilidad de su trabajo, se ven obligados a abandonar sus parcelas y migrar a las ciudades a asumir peores dificultades que las originales Para contrarrestar el problema anotado se debe entonces generar un mecanismo alternativo de comercialización de los productos de la economía campesina que incluya sino la eliminación si la reducción de la cadena de intermediación, con ventas lo mas directamente posible al consumidor y en procura de un precio justo para los dos, lo cual no es posible dentro de los esquemas de centrales de abastos e incluso de grandes superficies y cadenas comerciales existentes. Por eso lo procedente es organizar un sistema propio de los campesinos, que sin pasar por las centrales de abastos permita llevar el producto al consumidor. El logro del anterior propósito se alcanzará a través de la organización, asociatividad y capacitación a los campesinos para que de manera integrada encaren este flagelo de su economía y para ello la ANUC, con el apoyo de entidades como el SENA ya ha avanzado en capacitación y asociación de los productores campesinos que hoy lo que buscan es un integrador y un escenario para vender lo mas directamente posible al consumidor y en efecto eso es lo que se propone con el proyecto que busca el concurso del Fondo de Fomento Agropecuario para crear un sistema de comercialización de productos de la economía campesina, iniciando con instalar y poner en funcionamiento la unidad básica con sede en la casa Nacional Campesina de ANUC en Bogotá y que sirve de piloto para replicarse posteriormente en otras regiones.

Desarrollo en paz con la naturaleza, el ambiente y la seguridad alimentaria – (Inminente Choque de Locomotoras) Una premisa fundamental de los expertos del gobierno y de del sector privado en la planeación del desarrollo es garantizar de una parte el desarrollo mismo y de otra que este se haga en condiciones de sostenibilidad ambiental, en paz con la naturaleza y con el derecho a la alimentación de los seres humanos. El plan nacional de desarrollo “prosperidad para todos” definió cinco ejes estratégicos denominados “Locomotoras”, dos de ellos tienen un amplio predominio en el campo, pues corresponden a los sectores primario y extractivo de la economía. Son: La locomotora Agropecuaria y la Locomotora minero energética, que entre sí protagonizan una fuerte competencia por la ocupación territorial, propiciada especialmente por deseo expansionista y sin control de la segunda, pues la minera como producto de la masiva concesión registrada ha venido desplazando amplias zonas que otrora estuvieron dedicadas a la producción agropecuaria y de otras que hacen parte de las zonas protectoras ambientales, zonas de páramo etc. Lo mismo viene ocurriendo con las grandes plantaciones para agrocombustibles. Sobre estos aspectos se deben definir políticas claras que eviten se agudice un conflicto entre estas actividades y para ello no puede ignorarse la prioridad que debe tener la producción de alimentos por encima de los intereses monopolísticos de empresas mineras muchas de ellas multinacionales que no solo no tienen compromiso económico con Colombia, sino que no les importa el daño ambiental y el desplazamiento de sectores prioritarios sino únicamente su propio enriquecimiento. Se requiere entonces dejar de ocultar y mas bien actuar de manera inmediata y contundente para evitar ese “choque de trenes” que está en la etapa de latencia. El desarrollo rural integral como la economía campesina está ligado a la estructura de la tenencia y propiedad de la tierra. Por eso, las políticas públicas y las leyes no pueden ignorar tal situación o lo que es peor estimular procesos inversos a la redistribución de la tierra. Bajo esta consideración que no solo la ha sostenido la ANUC durante sus 42 años de existencia, sino que hoy es una postura universal en la que coinciden estudios y académicos de todo orden, entre los que solo citamos el más reciente informe de desarrollo 12

Profile for Rafael Luna

economia campesina  

revista campesina

economia campesina  

revista campesina

Profile for raluna
Advertisement