Page 32

Revista De Investigación Simiyá ULSA Chihuahua, Año I, Número 0, Enero 2008, pp.29-35

las Comunicaciones les hizo ver su misión, y los invitó a tomarse en serio esta responsabilidad y a seguir el llamado. Por un lado, les pidió a los padres de familia que eduquen el criterio de sus hijos apegados a la fe, y por el otro a los medios para que utilicen adecuadamente el “poder” que tienen, ya que son capaces de educar o mal educar, debido a la gran influencia de la televisión en la sociedad. (Cf. JP II, 1980:114).

incomprensión en el seno familiar... Ésta es pues, una serie que ejerce la crítica de una forma mordaz a través de la parodia y el sarcasmo, por lo que los pequeños pueden tomar las situaciones que se presentan como un modelo de conducta al no entender que es una crítica lo que se muestra (Asociación A Favor de los mejor: 2005).

LOS SIMPSON: CARICATURA DE MODA CON MÁS DE 15 AÑOS AL AIRE

LOS SIMPSON Y LOS NIÑOS: EFECTOS Y CONSECUENCIAS

Los Simpson es una serie de dibujos animados desarrollada en Estados Unidos. Se transmite de lunes a viernes en un horario de 20:00 a 21:00 hras por el canal de TV Azteca. La Asociación A Favor de lo Mejor AC, se dedica a monitorear la calidad del contenido de los medios y, cuenta para ello con diferentes estándares de evaluación. Estudian primero la trama del programa, luego las variables de calidad, la creatividad constructiva, la afirmación de valores, la pertenencia y adecuación y la armonía comunicativa del material. Sobre la calidad, la asociación antes señalada considera que el programa no aporta nada alentador en lo que se refiere a estas últimas variables, ya que ésta tiene alto contenido de violencia, conducta sexual, vicios, adicciones y lenguaje vulgar. La Asociación A Favor de lo Mejor (2005) da la siguiente sinopsis de los Simpson: serie de dibujos animados norteamericana, creada por Matt Groening, en la que a través de una típica familia de clase media, se presentan los vicios, defectos y debilidades de la sociedad de ese país. La historia se ubica en uno de tantos pueblos llamado Springfield, en el que Homero es el padre mediocre, egoísta y consumista; Marge es la mujer inteligente y consciente que ha sacrificado su potencial por su familia; Bart es el chico listo e hiperactivo que usa sus habilidades para hacer travesuras y sin aspiración alguna en la vida; Lisa es una pequeña inteligente, idealista, con un sentido revolucionario de honestidad y respeto. Maggie un bebé que aún no habla y sólo se comunica por señas.

Los Simpson es una caricatura que, como ya se analizó anteriormente, contiene material para adultos, pero por el hecho de ser “caricatura” se tiene la idea psicológica en la sociedad de que también es apta para niños (ya que anteriormente, como ya mencionamos, las caricaturas eran inofensivas y diseñadas para entretener a los infantes). Aquí radica gran parte del problema, ya que los padres al ver que sus hijos están viendo caricaturas, se quedan tranquilos pensando que éstas presentan material inofensivo, y en realidad no se percatan de lo que ven los hijos. Es entonces cuando el material que presentan las caricaturas comienza a entrar en el pensamiento de los niños y a influir en ellos. Leetoy (2002) dice, en una de sus investigaciones, que:

Análisis:

Si esta situación se deja pasar, entonces el niño va formándose ideas de cómo la vida debe ser y en base a lo que ve irá formando sus pautas de conducta. Si estos criterios llegaran a ser deformados, sería entonces cuando se desencadenaría en el niño, problemas tanto psicológicos como emocionales, al darse cuenta de su choque con los valores sociales. De esta manera, esto sería causa de problemas sociales, invadiendo la libertad de los demás y posiblemente cayendo en abusos hacia los demás, y probablemente cayendo en la delincuencia, lo que provocaría inseguridad y gasto a la sociedad. Esta situación se controlaría, si los valores en las personas se inculcaran adecuadamente por los padres, ayudados por la educación escolar. Pero, si estamos viendo que los medios de comunicación -la televisión y

Los Simpson es la representación típica de la cultura norteamericana; donde se denigra el valor de la familia, el deber de los padres y de los hijos. Se muestra una realidad en la que la autoridad no cuenta y las reglas no se cumplen. Se muestra de todo; como lo afirman los expertos en los medios: La familia Simpson vive situaciones cotidianas en las que muestran la corrupción, deshonestidad, el racismo, la intolerancia, la violencia, el consumismo, la falta de conciencia ecológica, la penetración de los medios de comunicación y la influencia de la televisión en la conducta de los pequeños, la falta de conciencia social, la

32

Los niños no poseen tantas barreras que los lleven a reprimir sus deseos promovidos por estímulos inmediatos, pues su capacidad para discriminar lo que es bueno de lo que es malo a esa edad aún es nula. Además, el niño confía en la autoridad moral de sus padres y son éstos los que precisamente le permiten o hasta le piden ver televisión. Tomada bajo estas condiciones, la posible influencia de la televisión va más allá de plantearse como problema puramente educativo, ya que en realidad provoca en el niño modificaciones psicosomáticas e intelectuales a niveles que por ahora sólo podemos esbozar a grandes rasgos tomando en cuenta las investigaciones realizadas en nuestro ámbito (Leetoy, 2002:29).

Revista de Investigación Simiyá Año 1 No. 0  

Revista de investigacion SIMIYA de la Universidad La Salle Chihuahua

Revista de Investigación Simiyá Año 1 No. 0  

Revista de investigacion SIMIYA de la Universidad La Salle Chihuahua

Advertisement