Page 1

Boletín Informativo

“Si ante la insistente gota de agua, la roca se perfora. Ante la tenacidad del hombre: la palabra imposible, ¡se evapora!”

JOSE LUIS JIMENEZ

AÑO 1

/

NÚMERO 3

/

JUNIO 2012


DESTINY i867W

TRACE i867

Llévatelos Ahora mismo. Nuevo Motorola Destiny o Motorola Trace.

Por sólo

Precio del equipo con IVA incluido

nextel.com.mx El Motorola Trace i867 y Motorola Destiny i867w tienen Servicio de Datos Opcional y deberán estar asociados a un plan tarifario, excepto Planes Elite, Con Todo Empresarial, Con Todo Península y Pacífico Norte, Mi Plan Nextel y Plan Tu Mundo. Aplica para cualquier plan tarifario (excepto Planes Elite, Con Todo Empresarial, Con Todo Península y Pacífico Norte, Mi Plan Nextel y Plan Tu Mundo). Esta promoción aplica a nivel nacional incluyendo región Baja. Aplica plazo mínimo de contratación de 18 meses en equipos y 12 meses para SIM Nextel (excepto Full Process, que aplica equipos y SIM Nextel a 18 meses). Vigencia del 17 al 31 de mayo de 2012. MOTOROLA y el logotipo de la M estilizada son marcas registradas en la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos. Cualquier otra marca de productos o servicios pertenecen a sus respectivos propietarios. © Motorola Trademark Holdings, LLC 2012. © 2012 Research In Motion Limited.


EDITORIAL

PORTADA

Día del Padre Amigos, Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos". La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán. Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos. Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos. Cordialmente, Maleny García

Honoré Daumier El artista ha querido representar, por medio de cuatro tipos populares, el sentido del alzamiento del 23 de febrero de 1848 que determinó la abdicación de Luís Felipe en su nieto Luís Felipe Alberto. Los modelos elegidos, dos hombres maduros y dos mozalbetes, responden al propósito simbólico del cuadro, destinado a ensalzar la participación del pueblo de París, la de sus ciudadanos de generaciones distintas, en la manifestación de desacuerdo con el poder establecido. Técnicamente, este óleo produce la impresión de un dibujo al pastel, puesto que los colores han sido aplicados en trazos paralelos que forman un rasgueado que posee personalidad propia, y los rostros de dos de las figuras están contorneados con rotundas líneas. Todo ello revela la dedicación de Daumier al dibujo y la litografía, que fueron sus géneros preferidos.

DIRECTORIO Coordinadora Editorial: Guadalupe García Martinez. Colaboradores: Carlos Alberto Reyes Murillo, Coordoba. Claudia Fabiola García Pérez, Coatzacoalcos. Rafael Pensado Marcelo, Veracruz. Raúl Nieves Azuara, Xalapa. Roseli Rodriguez Martinez, Tuxpan. Diseño y maquetación: Rafael Pensado Marcelo. Contenido: Guadalupe García Martinez. “Las marcas avisos comerciales, denominaciones, imágenes, fotografías, gráficos, textos y cualquier otra forma de expresión contenida en esta publicación constituyen derechos resevados y protegidos conforme a la Ley Federal del Derecho de Autor y a la Ley de la Propiedad Industrial, por lo tanto queda prohibida, en forma enunciativa más no limitativa, su explotación, reproducción, alteración, modificación, distribución y transmisión, total o parcial, sin autorización previa y por escrito de Conexión TH.”

1


Junio - 2012 Boletin Informativo

Palabras Editorial

01

Manual de ventas. ¿El

03

vendedor “nace” o se “hace”?

04

Día del Padre.

06

EVENTOS. Inauguración Flores Magón.

08

Foto notas y... algo Más

10

Conexión Literaria


Manual de Ventas

ÂżEl vendedor “naceâ€? o se “haceâ€?? Por: Maleny GarcĂ­a

N

o siempre el buen vendedor “naceâ€?, sino que podemos aprender a reconocer las necesidades y expectativas del cliente y motivarlo, adaptando nuestros argumentos de venta en funciĂłn de la atenciĂłn y del interĂŠs de nuestro interlocutor, reconociendo las seĂąales en el momento justo de la compra, o formulando las preguntas adecuadas a sus objeciones. Todo para conseguir cerrar con ĂŠxito la venta. CĂłmo cerrar con ĂŠxito una venta. t )BZ RVF DPOPDFS BM QVCMJDP PCKFUJWP Z TVT necesidades t )BZ RVF DPOFDUBS QFSTPOBMNFOUF DPO FM DMJFOUF  establecer una relaciĂłn personal, no sĂłlo comercial. t )BZRVFTFEVDJSMFDPOFMQSPEVDUPQFSPUBNCJĂ?OMF tiene que seducir la persona que se lo vende. t )BZ RVF UFOFS VO DPOPDJNJFOUP FYIBVTUJWP EFM propio producto. t &T JNQPSUBOUF RVF FM DMJFOUF DPOGĂ“F FO MB marca/empresa, pero mucho mĂĄs en la persona que le vende. SEAT hizo un estudio sobre sus concesionarios y llegĂł a la conclusiĂłn que la gente tenĂ­a una relaciĂłn mĂĄs fuerte con los vendedores de sus concesionarios que con su Marca y dio orden de promocionar mĂĄs al concesionario en sĂ­ que a la marca SEAT. t &OFMFOUPOPDPNQFUJUJWPZEFDSJTJTEFIPZFOEĂ“B hay que ofrecer mĂĄs, no sĂłlo el producto o servicio: descuentos, servicios adicionales gratis, formaciĂłn‌ algĂşn “extraâ€?. Las marcas de herbolisterĂ­a ofrecen a las tiendas que compran sus productos cursos gratuitos para sus empleados en homeopatĂ­a, etc‌

t 6OWFOEFEPSEFCFTFOUJSJOUFSOBNFOUFPSHVMMPEFMB marca que estĂĄ vendiendo. Si ĂŠl no estĂĄ realmente convencido de que lo que vende es lo mejor, lo tiene muy difĂ­cil para convencer a los demĂĄs. Hay que estar muy motivado, el “orgullo de marcaâ€? es un factor importante en esto. t 1SFDJP/PFTVOGBDUPSEFUFSNJOBOUFTJFTUĂˆTNĂˆTP menos en los rangos normales del mercado. No luchar por el precio, siempre hay uno mĂĄs barato. Sino aquĂ­ en China o en la India. t 6OB FTUSBUFHJB EF WFOUB RVF GVODJPOB BVORVF parezca que no) es la de “amor-dolor-amorâ€?. Hay que producir en el cliente estos 3 sentimientos. El siguiente ejemplo es muy irreal, pero, para entenderlo sirve: o Amor: “Bonita mesa, enhorabuena por su compraâ€? MB QFSTPOB FTUĂˆ DPOUFOUB  EFQPTJUB BMHP EF TFOUJNJFOUP positivo en nosotros, le hemos halagado) P %PMPS UPDBOEPMBNFTB i1FSPQBSFDFRVFTFNVFWF un poco, no tiene buena base. No me gustarĂ­a que mientras BUJFOEFBMPTDMJFOUFTTFMFEFTNPSPOBTFw EPMPS FMDMJFOUFOP quiere que eso pase) o Amor: “Nosotros vendemos un pegamento especial RVFMPTPMVDJPOBSĂ“Bw BNPS MFIFNPTTBMWBEP

3


Día del Padre L

a figura paterna ha sido siempre sinónimo de respeto, rectitud, trabajo, seguridad y ejemplo. Siempre se lo ha considerado el jefe del hogar, es quien sale a ganar honradamente el pan de cada día para su familia y es el referente para sus hijos en todos los actos de la vida. La grandeza de un padre se complementa con lo sublime de una madre, y hoy los roles de cada uno han cambiado según la necesidad que la vida moderna y acelerada lo exige. Hasta hace pocos años, el padre era considerado como proveedor y quien imponía las reglas en el hogar; el padre

4

era muy respetado y querido pero se mantenía una relación vertical de mando y obediencia dentro del núcleo familiar. Sin embargo, cómo no reconocer la disciplina y rectitud con la que educaban a sus hijos, cómo no recordar sus enseñanzas y consejos que con sabiduría impartían en largas tertulias familiares, cómo no enorgullecernos de que nos dieron un nombre limpio, respetable y digno como la más grande herencia del ser humano. En la actualidad los roles de los padres han cambiado, si bien es cierto sigue siendo el eje del hogar, sus actividades son compartidas con la

“En vida hermano, en vida madre y viceversa, es decir el padre y la madre trabajan fuera de casa para llevar el sustento al hogar, pero de igual manera ambos comparten los quehaceres del hogar y la crianza de los hijos. Este cambio en la estructura familiar ha ennoblecido aún más la función del padre, porque vive y comparte más experiencias enriquecedoras con sus hijos y su compañera, haciendo la vida más alegre y llevadera, con mayores manifestaciones de amor, cariño, ternura y respeto por parte de los padres, construyendo vínculos familiares indestructibles.


Los Papis de ICall

a” En hora buena por aquellos padres tiernos, buenos, cariñosos, comprometidos con su hogar y su familia, que Dios les bendiga y les proteja siempre para felicidad de quienes les aman. Cada tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre, en este día especial regálale un beso y un abrazo y siempre respétale, ámale, cuídale y agradécele por todo lo que ha hecho por ti; no esperes que se vaya de tu lado para reconocer sus méritos, porque como dice el poeta “En vida hermano, en vida”.

Los chicos posando para Conexión th, padres del futuro.

Hombre Si ante la insistente gota de agua, la roca se perfora. ante la tenacidad del hombre: la palabra imposible, ¡se evapora! Ni Dios, ni arcangel, ni demonio, solo… ¡hombre! Porque hombre serás cuando te inclines para pedir perdón cuando tu falles y serás hombre, también cuando perdones y te marches, te olvides y te calles. ¡0h! grandeza del hombre tan inmensa que tiene proyección a lo infinito ¡oh! grandeza que a veces se detiene pero que solo es pausa, para romper un mito. Hombre serás cuanto más te acerques a lo humano y el idioma que hables sea sencillo hombre serás cuando después de caido te levantes y en lugar de lamentar tu suerte, con tus manos, tus fuerzas y tu mente

prepares el camino que recorras y te conviertas en un hombre que camina y no solo en un hombre que da pasos. Frente a frente, cara a cara llamaras a las cosas por su nombre: donde hay belleza… brillaran tus ojos, y ante la otra parte de tu ser que tenga un cuerpo hermoso de mujer, ¡seras un hombre! Al hombre-hombre se le hizo de una pieza, no aceptó fragmentos en su hechura por eso la derrota no le asusta ni el éxito cambia su figura. Un hombre que no tiene metas fijas, ni tiene voluntad para lograrlas podrá ser todo… menos hombre: Por hombre se concibe al ser que piensa, que razona, que vive y que ambiciona… quien teniendolo todo, lo hace a un lado y en nueva lid emprende metas nuevas, volverá a tener de todo en su camino: tristeza, decepción y desengaño… ¡Pero también tendrá de nuevo cosas bellas! JOSE LUIS JIMENEZ

5


¡Gran inauguración!

6

E

l mes de mayo se inauguró el punto de venta de Flores Magón en la ciudad y puerto de Veracruz.

Para continuar con los festejos se les obsequió a nuestras compañeras mamás una taza conmemorativa del día en manos del compañero Julian.

El puerto de Veracruz estuvo de manteles largo, depués de algunos meses de espera se concretó la obra del nuevo punto de venta sobre a calle Flores Magón, muy cercano al Boulevard Manuel Avila Camacho, de esta ciudad. Con gran efusividad se reunieron todos los amigos de la ciudad porteña para el corte del liston de la mano del Lic. José Miguel, figura importante en el ramo del grande de las radiocomunicaciones en la Plaza. Compañeros de los puntos de venta de Plaza Las Palmas y plaza Molina, se contagiaron de entusiasmo para, cerca de las dos de la tarde, también honrrar a las compañeras que son madres de familia, en una doble celebración. Una vez cortado el listón, un rico pozole verde nos engalano la tarde y facilitó la convivencia en esta gran hermandad.

Fue una tarde maravillosa que con calor porteño y fraternal se inicio el mes de las buenas celebraciones. ¡En hora buena!


7

Majestuoso el corte del list贸n, para dar la bienvenida al nuevo hogar de los compa帽eros de Flores Mag贸n, en el puerto de Veracruz.


Foto notas y...

Muchas felicidades a todas nuestras Mamás y futuras mamacitas. Por: Raúl Nieves Azuara

C

omo ya es costumbre cada vez que uno de nuestros compañeros festeja su cumpleaños, nos reunimos para cantarle las mañanitas y corear todos “mordida, mordida”, esperando compartan una rebanada del delicioso pastel que hemos obsequiado en honor a su día. Festejar un cumpleaños representa el sentirnos pertenecientes a una vida que transcurre, pero que no es agena a nuestro propio andar. No estamos solos, somos un equipo que tiene la conciencia sobre la otra persona y nos damos cuenta cuando necesitamos apoyarnos, y dar palmadas de esperanza a nuestros amigos. No solo es el hec ho de cumplir un año más, es el sentimiento de querer estar ese día tan especial con ustedes amigos. Porque pertenecen a nuestro equipo, a una familia llamada ICall. Muchas felicidades, y mes con mes no se olviden de tomar fotos a los festejados...

“Como una familia celebramos a cada uno de nuestros miembros “ E

8

l pasado 10 de mayo en Xalapa fue un día de relajación para las mamás de nuestro equipo de trabajo. Hoy, la mayoría de nuestros ejecutivos son madres. No se ha discriminado a nadie ni ha habido preferencia alguna, simplemente nos apegamos a las estadísticas. Las mamás, solteras, casadas o sea cual sea su situación sentimental y/o de pareja, han demostrado tener el coraje suficiente para hacerse de las riendas en su casa y en su vida; tienen un hambre voraz de éxito y superación personal envidiable. El sábado 12 pudimos reunirnos en un restaurancito en el centro de la bella Xalapa. Tenía muchas ganas de reconocerles a todas y cada una el esfuerzo realizado en el trabajo a través de la admiración que su servidor les tiene. A pesar de que las carcajadas eran el sonido ambiental en esta reunión, de verdad fue sumamente placentero escuchar sus historias. Estoy seguro de que la mayoría de éstos relatos han

sido promotores de lágrimas y desesperación cuando recientes y es por ello que me admira la facilidad con la que brotan las palabras, sin un dejo de resentimiento, angustia, tristeza o arrepentimiento. Es más, son prácticamente gritadas, como presumidas ante los demás espectadores. Dicen por ahí que las leonas tienen dos opciones; lamerse y lamentarse las heridas que les han dejado las peleas ó presumirlas, como símbolo de las batallas libradas y ganadas. Afortunadamente estoy rodeado de fieras en mi equipo de trabajo. Éstas leonas no hacen más que voltear a mirar sus heridas y sentirse orgullosas de que sean su escudo de armas. Cada día que pasa me admiro de al menos una de ellas e intento aprender de sus lecciones de vida, pues no sabe más aquel que ha leído mucho que aquel que ha vivido más. Estoy seguro que esta base es el común denominador en cada plaza. No hace falta más que una mujer con coraje y decisión para mover al mundo. Una de ellas es Airam Márquez, coordinadora de


... algo Más. relacionarme con los demás. Y estoy plenamente convencido de que ésta es la misma situación para cada uno de nosotros. Y a quienes no pudieron disfrutar de éstos maravillosos seres, los invito a girar la cabeza a cualquiera de los lados y podrán maravillarse y ser partícipes de la historia que están escribiendo las mamás de Instant Call. ¿Quieren ser parte de la historia o simplemente lamentarse y ver pasar a éstos angelitos trabajadores? Un abrazo con mucho cariño y admiración a cada mamá de ésta maravillosa empresa y a las que están en este proceso. Y nos llena de felicidad, saber que pronto todos seremos tíos y tías de los nuevos bebés que ya vienen en camino. ventas de Xalapa, nuestra guía, amiga y tutora personal en este camino en la empresa, a quien estimo y admiro mucho. Un ejemplo a seguir ya conocida por la mayoría en Instant Call quien además de ser madre, cada mañana llega con una actitud demoledora pero además, con ese espíritu que levanta el ánimo a todos y cada uno de los integrantes del equipo de trabajo en Xalapa, por las buenas o por las mejores. El 10 de mayo me tocó escuchar además las historias personales de un par de personajes más de nuestra empresa. Madres también y que han sacado la casta por sus hijos. Si la pareja tiene el mismo propósito, bienvenida. Si no, “quítate, que ahí te voy”. Cada uno de nosotros estamos donde estamos por tomar ciertas decisiones, cada quien está justo en el lugar que merece y donde quiere estar, no hay de otra, pero es de agradecer que en nuestro núcleo familiar haya habido una mujer que nos impulsara. Fuera o no consanguínea la relación, pero el toque femenino es el que nos ha mantenido con los pies sobre la tierra. A título personal agradezco infinitamente la paciencia de mi madre, a quien respeto, adoro y admiro, por quien estoy en esta familia llamada Instant Call y a quien debo enteramente la persona que soy, los rasgos heredados y las actitudes influenciadas. Sin ella no conocería a mis amigos ni tendría las aspiraciones que tengo ni la rectitud con la que me dirijo por la vida, a quien mantendré presente todos los días con mi manera de actuar y

“Y porque también fuimos niños, celbramos este día con payaso y globos”

9


Conexión Literaria

Minatitlán olvidado

M

10

inatitlán, “tierra de flechadores”, donde el calor azota las calles de asfalto y las terracerías, elevando la humedad a las paredes de las construcciones, las plantas y los árboles; llevando ese reflejo de energía a los rostros de las personas, quienes caminan, se detienen, descansan y cierran los ojos para seguir descansando. El día empezaba a transcurrir justo en el momento cuando la primera persona abría los ojos y se ponía de pie para dar fin al calor primaveral con el rocío templado del agua de la regadera. La brisa del puerto acariciaba, ya por las calles, a los primeros sujetos reclamantes al alba el inicio de su jornada laboral; y cubría con su vapor salino a los durmientes relajados de las diez horas. Cada uno pensaba en el día, en sus acciones, en sus tareas; pensaban sólo en el momento. Y entre todos los tipos de individuos que despertaban con el viento suave de las diez, estaba yo, preocupado en caminar; en dirigir mis pasos hacia un lugar, sin ver atrás o los diferentes ángulos componentes de mi camino, ya trazado desde el primer día cuando ésta ciudad dejó de ser nueva. Casi ocho meses atrás me contemplé tomando las maletas para llevar una vida de estudios a cuatro horas de distancia de lo que por diez y ocho años fue un pequeño mundo. Aquella mañana salí como frecuentemente salen los universitarios de sus casas, a prisa y con mi discman en la mano derecha, sin olvidar la mochila guardada sobre mi espalda. Por lo regular a pie, detrás del autobús, siguiendo su huella siempre continua hasta llegar al gran santuario de la diosa Sofía: la biblioteca de la Universidad. Las lecturas sobre el existencialismo de Nietzsche y Focault, sobre la comunicación humana de Watzlawick o sobre el estructuralismo de Saussure, se conservaban en los estantes clasificados según el alfabeto; de la A a la K y compartiendo el espacio con los periódicos, las revistas y las tesis, se ubicaban en la planta baja; y en la planta superior los marcados de la L a la Z. Pero, mi visita de esta ocasión se contempló para la búsqueda de crónicas por Internet, en las playas de cómputo. El Internet se convierte en un hábil distractor al momento de buscar información, sobre todo si tienes una cuenta de correo electrónico disponible y sin haber accedido a ella por algún tiempo. Decidí entonces, dar una rápida husmeada por aquella y la sorpresa fue que efectivamente, tenía correos sin revisar; uno en particular llamó mi atención, era de mi prima y venía marcado en calidad de urgente. El estrés en el cual me encontraba me hizo reaccionar dormido y con frialdad, leí el principio del

texto y el final lo predije con facilidad; una facilidad estática que expulsó una risa irónica en mí. Lo comunicado por mi prima en aquel contexto, mi madre lo detalló un mes después en el comedor de mi casa y con un velo vidrioso en sus ojos. Minatitlán, mi ciudad natal, lucía en primavera a través de un calor desbordante y mortal, se reflejaba en los gestos de su pueblo, su gente. Por aquellas fechas solía visitar a una singular familia: mi familia. Era un terreno amplio y sinuoso, donde se lograban acomodar perfectamente cuatro casas; al entrar por su rústica puerta, fabricada por mis tíos con materiales prácticos, como madera usada y lámina, se ubicaba a mano derecha la casa de uno de mis tíos; y a partir de ésta, se dibuja una línea quebrada, que continuaba con la casa de mis abuelitos, la de un segundo tío y la de la última hija de mis abuelitos, mi tía. Todos ellos formaban una vecindad, una gran familia de las pocas que


se conservaban unidas en distancia y cercanía personal, pero con los problemas que implicaba ser una familia junta. Lo mejor de mis visitas era no tener tanto por caminar, puesto la aglutinación de casas se centraba frente al terreno donde estaba construida la mía. Al entrar por el convencional portón del terreno donde vivía conglomerada familia, se observaba un profundo pozo, al centro del terreno; y justo ahí, por lo regular podía encontrar a mi abuelito Pedro sacando agua de él, a pesar de contar con agua potable, él siempre decía que la fresca agua de la naturaleza rehidrataba al hombre haciéndolo joven de nuevo. Cubeta tras cubeta era llenada por este hombre de ochenta y tantos años de edad, moreno, luciendo su estatura, fortaleza y cuero cabelludo desprotegido; el agua era para toda la familia, él los dotaba de vitalidad en tiempos de calor cuando nadie quería ejercitarse con la ayuda de la polea del pozo.

“Buenas tardes, hijo”, me saludaba al llegar y se detenía para respirar. Mi abuelito tenía ante mí una imagen fiel del mexicano, siempre trabajador, errante, de pueblo y familia. Su relación con mi abuelita nunca fue la más exitosa, eran cotidianas sus riñas al despertar, desayunar, comer, cenar, dormir, descansar, en fin, hacían controversia por todo. Por eso pienso que él prefería salir, caminar por la colonia sin ir a un lugar preciso, a veces eran buen pretexto los mandados, ir por los nietos a la escuela, incluso los meeting políticos donde repartían despensas, o cualquier evento donde hubiera comida. Su debilidad por los alimentos y los dulces se hacía evidente ante los comerciantes ambulantes de frutas, tamales, dulces, carnes, chicharrón, etc. Y como buen veracruzano “Don Pedro”, como lo conocían en la colonia y gran parte de la ciudad y sus alrededores, era dicharachero; platicaba con medio mundo y de todos los temas. Recuerdo las aturdidas pláticas con la gente que acostumbra visitar las casas para leer la Biblia, parecía aquello una guerra campal, cuyo final era celebrado con carcajadas de paz. Su carácter nunca fue el mejor con sus nietos, pero nos recompensaba con trascendentes relatos sobre los lugares que él conocía y sus leyendas, poseía un anecdotario tan amplio como su frente sabia. Sin embargo, nunca me di cuenta de su grandeza hasta aquel momento en el cual mi madre conversaba conmigo en el comedor. Una mañana calurosa, en aquel pueblo petrolero, y cerca de la casa de mis abuelitos, por el ejido “El Jagüey”, estarían repartiendo despensas por parte de un partido político. Don Pedro pidió de desayunar muy temprano, su apetito era el excelente para degustar de un completo desayuno y su singular vitalidad era pronunciada; las despensas se repartirían y el estaría presente. Empezaba la caminata matutina, era una marcha de acarreados con el sol de Minatitlán de testigo y el camino de tierra que elevaba un vapor quemante. Lentamente, los montones de enceres domésticos eran otorgados, y al terminar, la marcha daba media vuelta para abandonar a la política. Don Pedro, iba a la cabeza, lento, certero, protegiendo su dotación con la fuerza de sus manos; y no se detendría más que para tumbarse bajo una buena sombra, descansar un instante, ampliarlo, ampliarlo más, descansar finalmente, descansar por siempre. Don Pedro había muerto, libre, recorriendo los caminos, como a él le gustaba andar; siempre errante, desde su infancia, toda su vida. Dios le otorgó un mejor regalo, y no fue una despensa, caminar hasta el final, con su gente y vitalidad. Mi madre terminó de detallarme lo sucedido. La tarde se guardaba mientras contemplaba la oscuridad sentado bajo un árbol a la entrada de mi hogar, al otro lado de la calle se veía un viejo portón gris, deteriorado, rústico. Detrás de él existía todo un universo, un pequeño cosmos en el Minatitlán olvidado por mi mente, pero la ocasión me hizo recordarlo más que nunca; pasear en retrospectiva entre primos, tíos, junto a la cabecita blanca de “mamá Basi” y la estatura vital de Don Pedro.


Conexión th  

Revista de comunicación interna de ICall