Issuu on Google+

2

¡Qué pronto pasa el tiempo! Ya estamos de preparativos otra vez. Como Hermano Mayor y, desde mi más sencilla naturalidad, me honra dirigirme a todos los cofrades un año más para enviarles un saludo en mi nombre y en el de todos los miembros que forman la Junta Rectora de la Hermandad y grupo de camareras. Las fiestas de abril, para todos los devotos de María Natividad, son las fiestas más bonitas de nuestra localidad, son las fiestas donde conmemoramos su aparición en el Monte de Berciana y cumplimos con el ancestral voto de celebrar nuestra romería el día 25 de abril. Es un día gozoso, radiante, muy completo. Nos faltan horas para poder disfrutar y poder compartir con familiares y amigos ese clamor hacia nuestra Virgen, todos juntos veneramos a Nuestra Señora de la Natividad. Quiero agradecer, desde estas líneas, a todas las personas que colaboran de una manera desinteresada con la Hermandad y realizan labores y trabajos que no se ven pero que sin ellos no sería posible continuar con nuestra fiesta. También quiero reconocer y resaltar el sacrificio del grupo Danzantes y Mayordomía, así como de sus familiares.

Luís López Tordesillas – Hermano Mayor

Un cordial saludo a todos los paisanos y cuantas personas nos visitan en estos días. La Virgen, Nuestra Señora de la Natividad, velará por todos y, seguro estoy, que nos deparará un futuro mejor y con más trabajo, dándonos ánimo para poder continuar celebrando estas tradicionales fiestas en su honor.

“VIVA NUESTRA PATRONA, LA VIRGEN DE LA NATIVIDAD”

3

EN EL CORAZÓN DE LA VIRGEN

M é n t r i d a

El labrador que afligido Al ver su campo agostado, Acude a vos confiado, Se ve por vos socorrido: Lluvia le alcanzáis copiosa Que fecunde su heredad. Queridos feligreses devotos de la Santísima Virgen de la Natividad: Otro año más vamos a vivir los días más importantes de nuestra parroquia, en torno a la Virgen, nuestra virgen guapa, ella la Virgen de la Natividad. Es preciso preparar estos días con el amor de la Virgen, con su entrega confiada a Dios y su silencio en Nazaret….cuanto tenemos que aprender en esta escuela del corazón de María. Ahora ella nos escucha…. Todo el año nos espera; está abierto su corazón a las necesidades de sus hijos de Méntrida y aquellos que la quieren como su madre.

a b r i l

El Papa nos recordaba en Madrid: Queridos jóvenes, que el amor de Cristo por nosotros aumente vuestra alegría y os aliente a estar cerca de los menos favorecidos. Vosotros, que sois muy sensibles a la idea de compartir la vida con los demás, no paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer. «Sufrir con el otro, por los otros, sufrir por amor de la verdad y de la justicia; sufrir a causa del amor y con el fin de convertirse en una persona que ama realmente, son elementos fundamentales de la humanidad, cuya pérdida destruiría al hombre mismo».

2 0 1 2

Que sepamos acoger estas lecciones y llevarlas a la práctica. Miremos para ello a Cristo y a su madre la Virgen de la Natividad. Pidámosles que nos enseñe esta sabiduría misteriosa de la cruz gracias a la cual el hombre vive. Felices días con la Virgen de La Natividad, Con mi bendición Rvdo. D. Juan Carlos López Martín, Párroco de Méntrida y Arcipreste de Escalona 4

JUNTA REC CTORA

GRUPO DEE CAMARERAS

MAYORDO OMÍA - AÑO 2012

DANZANTES - A AÑO 2012

5

INFORME DE LOS CABILDOS DE 2011 En el año 2011, se han celebrado los dos cabildos generales que se tienen por costumbre. Dichas reuniones se celebraron los días 15 de abril y 2 de septiembre de 2011. Los asuntos más destacados que se trataron en dichos cabildos fueron los siguientes: Cabildo General de abril 2011 Como puntos más destacados, podemos resaltar el detallado informe económico llevado a cabo por el tesorero, el cual fue aprobado sin ningún voto en contra. El tesorero agradeció en nombre del Presidente y de la Junta Rectora, a todos los hermanos que con sus cuotas, pujas y donativos hacen posible que la hermandad pueda llevar a cabo sus fines. Haciendo mención especial a todas las personas que todos los días del año realizan una visita a Nuestra Patrona. Se procedió a la renovación de miembros de la Junta Rectora, para ello el Presidente propone al cabildo que continúen en sus cargos los Hermanos Santiago Montero Vaquero y Esteban Herradón Vaquero, para que la Nueva Junta esté compensada entre novatos y gente con experiencia. El cabildo no pone ninguna objeción y se renuevan cuatro miembros de la Junta. Dejaron su cargo el Secretario Alfonso Pascual Montero y los vocales José Miguel Muñoz Simal, José Ignacio Prado Juzgado y José Eugenio Sánchez García. Les suplieron en sus puestos los hermanos Esteban León Vaquero, como nuevo secretario, y como vocales los hermanos Sergio Moral Sánchez, Carlos Juzgado Prado y Américo Vespucio Rodríguez. A continuación el hermano mayor tuvo unas palabras de agradecimiento hacia Eugenio Díaz Díaz y a Juana García Romo, por el manto que han regalado para nuestra Patrona, el cual estuvo expuesto durante el Cabildo. También se dieron las gracias a diferentes hermanos que han costeado las flores que adornan la carroza y a otro grupo de personas que han donado 200 tejas decoradas. Cabildo General de Septiembre 2011 Tuvo lugar la entrega de placas y diplomas a los hermanos que dejaron su cargo en la Junta Rectora en el cabildo de abril de 2011. Se prolongó en el cargo de camarera durante tres años más a Ana María Alonso Martín, al no presentarse ninguna candidata nueva. Por parte del Vicepresidente Esteban Herradón Vaquero se explican los pasos dados desde 2007 hasta la fecha para la renovación de los estatutos. Al cabildo asiste el vicario judicial del arzobispado de Toledo, Don Javier Salazar Sanchís, para explicar algunas alegaciones presentadas por parte de los hermanos. Se debatieron algunos artículos de los estatutos, se admitieron algunas alegaciones e, incluso, se sometió a votación alguna propuesta. A continuación, se procedió a la votación de los Estatutos obteniéndose el siguiente resultado: 66 votos a favor, 1 en contra y 26 abstenciones, quedando aprobados los estatutos en el cabildo y pendientes de presentarlos en el Arzobispado. 6

CABILDO DE ABRIL 2012 Cabildo General de Abril 2012 El día 20 de abril, a partir de las 20:30 horas, celebraremos en la Ermita el cabildo general de hermanos, al que están convocados todos los cofrades. En dicho cabildo se tratará el siguiente orden del día: 1. Lectura y aprobación si procede del acta del cabildo 02/09/2011 2. Informe y aprobación de las cuentas de la Hermandad del ejercicio 2011. 3. Informe Anual. 4. Sugerencias, ruegos y preguntas. Se recuerda que, de acuerdo con los Estatutos vigentes, todos los cofrades tienen obligación de asistir a las reuniones del Cabildo de la Hermandad. Este año, el Quinario en honor a Ntra. Patrona comenzará el día 19 de Abril a las 20:00 horas. CENSO DE HERMANOS 2011 A fecha de 31 de diciembre de 2011, nuestra Hermandad contaba con 2071 hermanos, durante el año 2011 han fallecido 20 hermanos. BALANCE ECONÓMICO DEL EJERCICIO 2011 INGRESOS

GASTOS

7

DANZANTES - AÑO 2011 Alcalde de la danza: César Lozano Martín. Danzantes: Sergio Sánchez Gutiérrez, Alejandro Arriero Cabañero, Alberto Toribio Ruano, Adrián Arriero Cabañero, Alberto Rodríguez Herradón, Daniel Pérez Bautista, José Daniel Ávila Centeno, Daniel García Lapeña. Tambor: Ignacio González Chozas. Dulzaina: Miguel Gómez Marcos.

8

MAYORDOMÍA - AÑO 2011 Capitán: David Martín Rubio. Alférez: Daniel Martín Rubio. Tambores: Sergio Gutiérrez Lozano, Diego Alberto Coca González. Cornetas: Víctor Marín Fernández, Daniel Pérez Vaquero. Mochilleres: Víctor Rodríguez Sánchez, Javier Píriz López, Carlos Gutiérrez Fraile, Alejandro Juzgado García. Sargentos: Jonathan Pérez Rodríguez, José Antonio Lozano Hidalgo, Sergio Gutiérrez Sánchez, Javier Vaquero Fraile, Miguel Recuero Durán, Jose María Jarillo Magán, Carlos Corrales De la Fuente, Rubén Lozano García, Miguel Ángel Simal Ávila, David Villamiel García-Mora. 9

Buenos dĂ­as a todos. Al llegar un aĂąo mĂĄs esta jornada de primavera del 24 de abril, nos reunimos en esta explanada de la Ermita ante la mirada atenta de Nuestra Madre, MarĂ­a de la Natividad, para preparar junto a Ella la Gran RomerĂ­a que celebraremos maĂąana, dĂ­a 25 de abril. Este aĂąo tengo el honor de situarme algo mĂĄs cerca de (OOD SDUD OHHU HO SUHJyQ TXH GD FRPLHQ]R D HVWDV Ă&#x20AC;HVWDV \ desde aquĂ­, desde su cercanĂ­a, no puedo sino dar las gracias a TXLHQHVVLJORVDWUiVSRVLELOLWDURQTXHKR\HVWHPRVWRGRVMXQtos ante nuestra querida Natividad. Pero sin duda alguna debo trasladar mi gratitud primero a Dios, porque un dĂ­a, al pie de la Cruz, tal cual recordĂĄbamos HVWRVGtDVDWUiVQRVODHQWUHJDEDFRPR0DGUHGHVX+LMR\ 0DGUHQXHVWUD+R\'RPLQJRHQHOTXHFHOHEUDPRVOD5HVXUUHFFLyQGHO6HxRU\FRQHOORHOUHJDORGHODYLGDODYXHOWDGH ODHVSHUDQ]D\ODIHHQHODPRUQXHVWUD9LUJHQVLJXHDTXtFRQ nosotros, como antes, como siempre. Gracias, Madre, por permanecer a nuestro lado; gracias MÂŞ. Natividad Simal Ă vila. por acompaĂąarnos siempre, por guiarnos siempre, por querernos siempre. 0LJUDWLWXGVHH[WLHQGHVHJXLGDPHQWHDPLIDPLOLDSRULQFXOFDUPHODIH\HODPRUKDFLD(OODHQHVSHFLDOD WLSDSiTXHKR\PHDFRPSDxDVGHVGHDOOiDUULED\TXHMXQWRDPDPiTXHJUDFLDVD'LRVKR\HVWiDTXtFRQPLJR PHHQVHxDVWHLVGHVGHPX\SHTXHxDFRPRDOUHVWRGHPLVKHUPDQRVDFDQWDUOHDUH]DUOH\DVHUYLUOD<QROR KLFLVWHLVGHVGHODWHRUtDVLQRGHVGHHOHMHPSORYLYR\GLDULRFDOODGR\VLQFHUR*UDFLDVDHOORQRKDIDOWDGRHQOD IDPLOLDODODERUFXLGDGD\VLOHQFLRVDGHVHUYLUD1XHVWUD0DGUHGHVGHHORFXOWRLQWHULRUGHODHUPLWDSUHSDUiQGRODSDUDTXHOX]FDFRQHVSOHQGRUHQVXĂ&#x20AC;HVWDQLHOWUDEDMRGLDULRS~EOLFR\SULYDGRHQVX+HUPDQGDGOXFKDQGRSRUGDUFRQWLQXLGDGDQXHVWUDVWUDGLFLRQHVQLKDIDOWDGRODDOHJUtD\HOVDFULĂ&#x20AC;FLRGHGDQ]DUOHRHVFROWDUOD acompaùåndola en su romerĂ­a, en sus procesiones, o en su espera callada en la ermita mentridana; ni la emociĂłn GHVHUURPHURQRVyORXQGHDEULOVLQRGtDVDODxR\QRVyORHQQXHVWURSXHEORVLQROOHYDQGRFRQRUJXOOR VXQRPEUHDOOiGRQGHKD\DPRVLGR 10

-XQWRDWLORVDEXHORV\ORVWtRVTXHFRQHOWLHPSRVHKDQLGRPDUFKDQGR\RWURVPHQWULGDQRVTXHQRVDQWHFHGLHURQVRLVDKRUDWHVWLJRVSULYLOHJLDGRVGHHVWDVFHOHEUDFLRQHV\WHQpLVODVXHUWHGHKDFHUOHD1XHVWUD9LUJHQOD RIUHQGDGHODVรRUHVTXHVHPEUDVWHLVDTXtHQYLGDFDUDDFDUD\PDxDQDOHDFRPSDxDUpLVXQDYH]PiVGHVGHTXH RVIXLVWHLVHQOD5RPHUtDGHO6DQ0DUFRVFHOHVWLDO(QQRPEUHGHTXLHQHVDTXtHVWDPRVWDPELpQTXLHURGDURVODV gracias, hijos de este pueblo mariano, porque nos inculcasteis el amor a Nuestra Natividad, porque con vuestro HMHPSOR\YXHVWURVGHVYHORVKDEpLVKHFKRTXHKR\QRVRWURVSRGDPRVHVWDUDTXtFRQ1XHVWUD5HLQDULQGLpQGROH el homenaje que sรณlo Ella se merece. *UDFLDVDOD+HUPDQGDGSRUKDEHUFRQWDGRFRQPLJRSDUDOHHUHVWDVSDODEUDV\TXHPHGLVFXOSHSRUDJUDGHFpUVHORHQHVWHRUGHQSHURVLHO6HxRUQRQRVGHMDD0DUtDSRU0DGUHDOSLHGHOD&UX]VLQTXH(OODTXLVLHUD TXHGDUVHFRQQRVRWURV\VLQTXHPLVSDGUHV\ORVSDGUHVGHWRGRVORVSUHVHQWHVQRVKXELHUDQHQVHxDGRDDPDUOD \WUDQVPLWLGRVXGHYRFLyQKR\QLQJXQRHVWDUtDPRVDTXt$OSUHVLGHQWHYRFDOHVFDPDUHUDVKHUPDQRVยซDWRGRV RVSLGRTXHVLJDPRVOXFKDQGRFRPRDQWHV\DKRUDVLHPSUHSDUDTXHHVWRQRFDPELH\VLJDH[WHQGLpQGRVHSRU 0pQWULGD\WRGRVVXVULQFRQHVHODPRUD1XHVWUD1DWLYLGDG <QRPHFDQVRGHGHFLU1XHVWUD1XHVWUD1XHVWUDยซSRUTXH0DUtDGHOD1DWLYLGDGHV1XHVWUDGHWRGRV de cada mentridano, sin distinciรณn de edades, de situaciones, de ideologรญas polรญticas. (V1XHVWUD0DGUHODGHORVTXHVHIXHURQ\GHORVTXHHVWDPRV โ€“ la del mรกs anciano que deja caer en silencio una lรกgrima al ver pasar su imagen porque aunque la HGDGKDOLPLWDGRVXVIXHU]DV\QRSXHGHDFRPSDxDUODDOSLHGHODFDUUR]DQRKDPHUPDGRVLQHPEDUJRHODPRUSRUVX9LUJHQ ยฒ ODGHTXLHQDOJ~QDxRQRSXHGHDFRPSDxDUODSRUTXHDxRUDODDXVHQFLDGHDTXHORDTXHOODFRQTXLHQ FRPSDUWtDVXGHYRFLyQHQFDGD5RPHUtD\KR\OHHQFRPLHQGDGHVGHHOYDFtRGHVXFDVDHVSHUDQGR acompaรฑarla en aรฑos venideros; ยฒ ODGHDTXHOORVDTXLHQHVHOWUDEDMROHVLPSLGHDVLVWLUDVX6DQ0DUFRV\KDQGHSDVDUHOGHDEULO en la distancia; โ€“

la de esos jรณvenes que con ilusiรณn ponen su noviazgo a los pies de Nuestra Madre;

ยฒ ODGHHVDVIDPLOLDVTXHDXQHQODGLร€FXOWDGQRGHMDQGHUHFXUULUD(OODEXVFDQGRDPSDURFRQOD certeza de que siempre serรกn escuchados; ยฒ ODGHMyYHQHV\DGXOWRVTXHDxRUDQODOOHJDGDGHODxRHQTXHSRGUiQHVFROWDUVXLPDJHQ โ€“

la de quienes no se cansan de danzarle porque, aunque jรณvenes en edad, no lo son en su deseo de VHUYLUODGHTXLHQHV\DGHVGHHOVHQRGHVXVPDGUHVVRQSXHVWRVEDMRODSURWHFFLyQGHOD0DGUHGH ODV0DGUHV\VHGXHUPHQDODUUXOORGHOD6DOYH0HQWULGDQDยซ 11

Nuestra Natividad, Nuestra 9LUJHQ 1XHVWUD 5HLQD 1XHVWUR Faro, Nuestra Estrella, Nuestro ReIXJLR 1XHVWUR +RUL]RQWH 1XHVWUR 6HQWLU1XHVWUD,OXVLyQ1XHVWUR9LYLUยซ 7RGR HVR HV 1XHVWUD 0DGUH \ todo eso ha de serlo siempre, no sรณlo en la Romerรญa o al llegar las Fiestas de Septiembre, sino todo el aรฑo, porTXHHVHO0D\RU7HVRURTXHWHQHPRV HQHOSXHEOR\VLQeO0pQWULGDSHUderรญa su esencia, su sentido, su razรณn de ser. Porque ser mentridano es un orgullo que tiene su identidad en la San Marcos 1963 devociรณn que desde el 1270 venimos SURIHVDQGR D QXHVWUD 0DGUH )XH HQWRQFHVFXDQGRWUDVDSDUHFHUVH1XHVWUD6HxRUDDOSDVWRU3DEOR7DUGtR\SHVHDODLQFUHGXOLGDGLQLFLDO\ORV SHOLJURVGHOFDPLQRHQHOTXHODWHQWDFLyQHVWXYRSUHVHQWHWDOFXDOUHรHMDOD&UX]GH6LOYDDFXGLHURQORVPHQWULGDQRVDO(QFXHQWURFRQODTXHVHUtDGHVGHHQWRQFHVVX9LUJHQ\ODWUDMHURQKDVWD0pQWULGD,EDQFRQODVPDQRV YDFtDVSHURFRQHOFRUD]yQOOHQRGHIH\GHLOXVLyQFRQODFHUWH]DGHTXH(OODTXHUtDTXHGDUVHFRQQRVRWURV'HVGH HQWRQFHVQRVHKDVHSDUDGRGHQRVRWURV\HVSRUHVRTXHGHQXHYRHVWH6DQ0DUFRVYROYHUHPRVD%HUFLDQDUHJUHVDUHPRVDVXHUPLWD3HURHVWDYH]YROYHUHPRVFRQ(OODFRQHOJR]RGHVDEHUODFHUFD\RMDOiTXHWDPELpQFRPR HQWRQFHVFRQORVFRUD]RQHVOOHQRVGHGLFKD\UHSOHWRVGHDPRUUHQRYDQGRDVtHOFRPSURPLVRGHWUDHUODFDGDDxR Ese es el verdadero motivo por el que en estos dรญas nos reunimos los mentridanos, nos reencontramos con la IDPLOLD\EULQGDPRVQXHVWURDEUD]RDWRGRVORVTXHYLHQHQGHIXHUD (VHHVHOSRUTXpGHORVDGRUQRVHQODVFDOOHVGHODVGDQ]DV\ORVGLFKRVGHOEDQGHRGHORVUDQFKRVยซ1XHVWUD0DGUH\VyOR(OODHVHOSRUTXpGHHVWDร€HVWD <HVSRUHVRTXHVHUPHQWULGDQRHVWDPELpQXQDUHVSRQVDELOLGDG(QSULPHUOXJDUSDUDFRQ(OODTXHHOLJLy HVWHSXHEORSDUDTXHHQFRQWUiUDPRVHO0HMRU0RGHORHQHOFXPSOLPLHQWRGHODYROXQWDGGH'LRVHO&D\DGRHQ HOTXHDSR\DUQRVDOFDPLQDUOD(VWUHOODTXHLOXPLQDUDQXHVWURVPRPHQWRVGHGLร€FXOWDG\HO$EUD]RHQHOTXH UHIXJLDUQXHVWURVPLHGRV 3HURWDPELpQUHVSRQVDELOLGDGSDUDFRQTXLHQHVGHVGHFXLGDURQTXHHVHDPRU\HVDWUDGLFLyQQRVH 12

SHUGLHUDQ\OOHJDUDQKDVWDKR\\WDPELpQSDUDFRQQXHVWURVSHTXHxRVTXHVHUiQORVHQFDUJDGRVGHKDFHUOOHJDU ese legado el dĂ­a de maĂąana. Es por eso que debemos ser verdaderos ejemplos para ellos, para que podamos transPLWLUOHVTXHHO$PRUD1XHVWUD0DGUHHVHO~QLFRPRWRUTXHWHQHPRV3RUTXHGHDOJXQDIRUPDWRGRVQRVRWURV somos continuadores de la herencia recibida; porque desde entonces se ha creado una cadena que, pese a las GLĂ&#x20AC;FXOWDGHVVLJXHXQLHQGRDORVPHQWULGDQRVGHHQWRQFHVDORVGHDKRUD\DORVGHOPDxDQDHQWRUQRDHVHYRWR DHVHFRPSURPLVRUHDOL]DGRVLJORVDWUiV<SDUDHVRVRPRVQRVRWURVTXLHQHVHQHOGtDGHKR\GHEHPRVUHFRUGDU\ UHFXSHUDUODVUDtFHVPDULDQDVGHHVWDĂ&#x20AC;HVWDTXHPXFKDVYHFHVVRQROYLGDGDVRVXVWLWXLGDV 3RUTXHVyORDVtQRSHUGHUHPRVQXQFDHOUHVSHWRSRUHVWDVWUDGLFLRQHVTXHVHFRQVWLWX\HQFRPRODYHUGDGHUD LGHQWLGDGGHOSXHEORHQJHQHUDO\GHFDGDPHQWULGDQRHQSDUWLFXODU AsĂ­ pues, hermanos en Nuestra Natividad; adornemos m nuestros recuerdos, engalanemos nuestros corazones; GLEXMHPRVODGHYRFLyQD1XHVWUD6HxRUD\TXHVHDDOHJUtD G ORTXHWUDVODGHPRVDQXHVWUDVFDOOHVDWUDYpVGHOFRORULGR O URMR\DPDULOOREODQFR\FHOHVWHGHQXHVWUDVEDQGHUDVTXH U HODPRUDQXHVWUDVWUDGLFLRQHVVHDORTXHFRQVWUX\DORVDUH FRVTXHĂ DQTXHDQODLPDJHQGHOD9LUJHQDOUHFRUUHUQXHVF WURSXHEORTXHVHDHODURPDGHODIHORTXHGHVSUHQGDQODV Ă RUHVGHOURPHUR\WRPLOORFRQTXHVHPEUDPRVXQPDQWR Ă para p nuestra Patrona. Que sienta orgullo de Madre al contemplar desde su HUPLWD OD Ă&#x20AC;GHOLGDG GH VX JXDUGLD TXH OH ULQGH KRPHQDMH H FRQVXEDQGHUD\VXVVDEOHVODLOXVLyQGHVXVSHTXHxRVTXH F OHRIUHFHQVXVGDQ]DVODXQLGDGGHODVIDPLOLDVTXHUtHQHQ O VXVUDQFKRVHOFODPRUGHVXVKLMRVDOGHGLFDUOHVX6DOYHÂŤ V

1969 dĂ­a de San Marquitos

$WUDYpVGHHVWDVĂ RUHVTXHKR\SRQHPRVDVXVSLHV hagĂĄmosle llegar nuestro cariĂąo, nuestro amor, nuestra h SHWLFLyQQXHVWUDIH3LGiPRVOHTXHVLJDLQWHUFHGLHQGRSRU S TXLHQHVKR\FHOHEUDPRVVXĂ&#x20AC;HVWDGHOPLVPRPRGRTXHOR T KL]RSRUTXLHQHVKR\GLVIUXWDQGHVXFRPSDxtDHQHOFLHOR K SDUDTXHODGHYRFLyQTXHVHQRVWUDQVPLWLyGHVGHKDFH\D S mĂĄs m de siete siglos, sea transmitida a nuestros descendienWHV\OOHJXHWDPELpQDTXLHQHVGHVGHHORWURODGRGHO$WOiQWLFRHQXQSXHEOLWRSHUXDQR\DOHGHGLFDQRUDFLRQHV O \FDQWRV 13

<SDUDDYLYDUXQUHFXHUGRTXHQDGLHFRQVHJXLUiDUUDQFDUQXQFDGHQXHVWURVFRUD]RQHVTXLHURGHGLFDUOH unos versos a nuestra Madre: Naciendo el alba en abril Una maĂąana cualquiera En la dehesa de Berciana Sobre un tocĂłn de madera Tuvo lugar un milagro RHFRUGDUOR\RTXLVLHUD AWUDYpVGHHVWHUHODWR 9iendo la Madre del cielo IQGHIHQVRVDVXVKLMRV RRJyGHVFHQGHUDHOORV\ Guiarles su camino; En el tocĂłn de una encina NacĂ­a nuestro destino. Mientras que radiante el Sol Alumbraba la dehesa Raudo corrĂ­a un cabrero IOXVLRQDGR\IHOL] Al encuentro de su pueblo.

NRIXHIiFLOFRQYHQFHU A todos los mentridanos Temerosos de caer Ingenuos en un engaĂąo. 9HUGDGFUH\HURQTXHHUDH Insomnes e ilusionados DHVSXpVGHOHHUXQDFDUWD AOPRQWHIXHURQFDQWDQGR Descubriendo asĂ­ a su Reina. Puesta en los hombros la imagen Anduvieron a la villa TUD\HQGRFRPRSURPHVD Retornar en RomerĂ­a Orgullosos a su Madre NDWLYLGDG/X]'LYLQD A su ermita de San Marcos. Desde ese bendito instante En 1270

DebĂ­an venir presurosos EQSRVGHOD5HLQDGHO&LHOR\

/os mentridanos tenemos A MarĂ­a como Reina.

/OHYDUODGHDOOtD0pQWULGD Abrazada con sus rezos.

9irgen, que nuestros abuelos Incansables veneraron, /OpYDQRVVLHPSUHDWXODGR /impia todos nuestros miedos, AmpĂĄranos con tu manto.

Danos paz en la tormenta, EQODQRFKHVpW~HO)DUR MDQWpQXQLGRDWXSXHEOR EQODGLFKD\HQHOOODQWR NXWUHQXHVWUDVHVSLJDV\YLGHV Trae la lluvia a nuestros campos, Renueva nuestros olivos, Impulsa nuestros arados, Da cobijo a los pastores, AcompaĂąa sus ganados. RXHJDSRUQXHVWUDVIDPLOLDV Unidas en Hermandad; Eleva a tu Hijo su anhelo; GuĂĄrdanos de todo mal; AlcĂĄnzanos tu Consuelo. Pastora en nuestro lagar Orienta nuestro sendero Recto hasta la eternidad. Nacida de la tradiciĂłn Ondea perenne en el viento Siempre una devociĂłn que sueĂąa Orar un dĂ­a al encuentro TX\R\GHORVPHQWULGDQRV\ Reunidos los romeros Orgullosos celebremos un San Marcos en el cielo.

0HQWULGDQDVPHQWULGDQRVHVWHDxRXQDYH]PiVDOFRPHQ]DUHVWDĂ&#x20AC;HVWDÂŁ9,9$/$1$7,9,'$' 14

Víspera Cultural 31 de marzo. Comedia Musical Actuación del alumno Diego Osorio 18:00 horas en la Casa de Cultura.

20 de abril. Iniciación a la Lectura Organiza la Asociación de mujeres Amanecer. 18:00 en el local de la Asoc. de Mujeres Amanecer. Dirigido por Juan Manuel Magán.

7 y 8 de abril. Exposición de pintura y Artesanía Diferentes autores de nuestro pueblo Organiza Unión Vecinal de Méntrida De 11:00 a 14:00 en la Casa de la Cultura.

20 de abril. Concurso de Petanca Organizado por la Asoc. de Jubilados San Marcos 17:00 en el Parque de La Alameda.

13 de abril. Exposición de Manualidades y Artesanía Diferentes autores de nuestro pueblo Organiza Asociación de Belenistas de Méntrida. De 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 en la Casa de la Cultura.

21 de abril. Partido de Baloncesto en silla de ruedas Organiza Asociación de discapacitados BIADIS. 11:00 en el Polideportivo La Alamedilla. A continuación exhibición de perros de terapia y concurso de perros de raza y mestizos. Se ofrecerán unos aperitivos solidarios.

14 de abril. Mercadillo de las asociaciones Organiza Diferentes asociaciones de Méntrida. De 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 en la Plaza de España. 14 de abril. Concierto de Música Organiza Unión Musical Mentridana. 20:00 en la Casa de Cultura. Durante el intermedio de la actuación se realizará el concurso de postres organizado por la Asociación de Mujeres Amanecer.

21 de abril. Obra de Teatro la Real Gana 18:30. Casa de la Cultura. 23 de abril. Día Internacional del Libro Diferentes actos en el Colegio Público Luis Solana.

17 de abril. Concursos de Parchís Organizado por la Asoc. de Jubilados San Marcos. 17:00 en el Hogar del Jubilado. 18 de abril. Concursos de Dominó Organizado por la Asoc. de Jubilados San Marcos. 17:00 en el Hogar del Jubilado. 19 de abril. Concursos de Mús Organizado por la Asoc. de Jubilados San Marcos. 17:00 en el Hogar del Jubilado.

15

PROGRAMA DE ACTOS RELIGIOSOS Día 19 abril, jueves – Comienzo del Quinario 20:00 horas, Quinario Día 20 abril, viernes - Día del Cabildo 20:30 horas, Cabildo general Día 23 abril, lunes – Alboreá 23:00 horas Alborada de los sargentos, anunciando las fiestas. Día 24 abril, martes – Día de la Víspera 09:00 horas Alborada de los danzantes. 12:00 horas Ofrenda floral y pregón de las fiestas a cargo de Miguel María Sánchez Cruchet. Seguidamente muestra de sargentos y danzantes. 19:00 horas Procesión de la Virgen desde su ermita al templo parroquial. Seguidamente la Muestra de sargentos y danzantes en la Plaza de España. 23:00 horas Salve Popular en la Parroquia.

tradicional

Día 25 abril, miércoles – Día de San Marcos 7:30 horas Santa Misa en la Parroquia. 8:00 horas Inicio de la Romería al Monte de Berciana en solemnísima procesión con la Sagrada Imagen de la Virgen, conforme a los antiguos usos y costumbres, en cumplimiento del antiguo voto hecho por la Villa. Bendición de los campos. Junto a la ermita concelebración eucarística, presidida por el muy ilustre rvdo. señor Don Ángel Fernández Collado, vicario general de la Diócesis de Toledo. Posteriormente, reparto de la Caridad. 12:30 horas En la Vega, tradicional Muestra de sargentos y danzantes. 19:00 horas Procesión de regreso al templo parroquial. 20:30 horas Procesión del Recibimiento, desde la Parroquia hasta la Cruz de Gabriel Rodríguez Día 26 abril, jueves – Día de San Marquitos 10:00 horas Santa Misa. 12:00 horas Concelebración Eucarística, presidida por el Sr. Cura párroco de Méntrida y Arcipreste de Escalona. Cantada por la coral “Villa de Méntrida”. Seguidamente, traslado procesional de la Virgen a su ermita. Día 27 abril, viernes – Día de San Marcazos 11:00 horas En la ermita, tradicional Misa de los sargentos. 16

FUNCIÓN DE MAYO Día 5 de mayo, sábado 20:30 horas Procesión de la Virgen, desde su ermita hasta la parroquia. A continuación, Misa por los cofrades difuntos, valedera para el domingo. Día 6 mayo, domingo 19:00 horas Procesión de la Función de mayo.

PROGRAMA DE ACTOS POPULARES Día 24 abril, martes 11:00 horas Pasacalles. 13:00 horas Chupinazo en la Plaza de España. 24:00 horas Fuegos Artificiales. Día 26 abril, jueves 20:00 horas Baile Popular en el parque de La Alameda Día 27 abril, viernes 18:30 horas Juegos Tradicionales en la Plaza de España

17

IN MEMORIAM Méntrida, 7 de septiembre de 1985 Querido Sobrino, Quiero escribirte esta carta para poder transmitirte toda la emoción y sentimiento que tiene ser abanderado de la Virgen de la Natividad. Para que esta tradición tan hermosa que ha perdurado tanto tiempo siga transmitiéndose de padres a hijos, y de abanderado en abanderado y que no falten mentridanos de razón o corazón que tenga el honor de abanderar o escoltar a nuestra Señora. Ella os compensará con creces. Mi experiencia así lo confirma. Puedo hablar de la Mayordomía con toda seguridad, ya que desde que tenía 17 años he estado fiel e ininterrumpídamente sirviendo a la Virgen con los Sargentos. Dios me dio salud para disfrutar tantos años de esta tradición y para poder vivir tantos y tantos momentos emocionantes al lado de nuestra Patrona. De mi experiencia en todos estos años tiene un recuerdo especial en mi memoria la Mayordomía del año 1950, cuando la nueva imagen de la Virgen estrenó el trono de plata, yo tuve la suerte de ser el Capitán, el acto en la plaza fue tan emocionante que hoy en día todavía las lágrimas se acercan a mis ojos cuando lo recuerdo. Y tantas otras veces … Muchas veces de chiquillo te veía asombrado mirándome absorto como ensayaba en la cerca para conseguir que la bandera bailara sobre mis manos, era muy pesada pero solamente la ilusión y la devoción por nuestra Señora hacía resurgir de mí una fuerza incontenible para seguir ensayando una y otra vez. ¿Qué se siente al ser abanderado? Me preguntabas siempre que tenías ocasión, ¿qué se siente?… Es muy difícil de explicar con palabras y, ahora tú, como abanderado que vas a ser a partir de hoy lo sabrás…. Es una alegría, una responsabilidad, un atrevimiento, un duro esfuerzo, una gran recompensa, un honor, un momento único de hacer bailar esa bandera ante nuestra Señora y una gran oportunidad de tenerla tan cerca… Es un momento indescriptible cuando la bandera, los tambores, los sargentos, la dulzaina, todos juntos a coro, junto con el repicar de las campanas, nos envuelven en procesión hasta la Vega de Berciana. 18

Con todo el séquito de sargentos, mochilleres, los tambores y las trompetas, junto con la Capitanía y el abanderado proclamando el Himno de los Sargentos recorremos, escoltando su carroza por las calles adornadas de arcos y banderas y perfumadas de flores, tomillo y hierbabuena…. Servir a nuestra Blanca Paloma como Abanderado, o Capitán es algo que siempre me ha gustado y me gusta, es entregarse por entero a las tradiciones mentridanas. Hoy que vas salir por primera vez como abanderado de Nuestra Señora, experimentarás todas estas sensaciones y sentimientos y esto es lo que tendrás que transmitir a los siguientes abanderados. No querría despedirme sin antes dejarte constancia de unos versos que mi amigo Francisco Maganto Sastre dedicó a la Bandera de la Virgen y que resumen mi sentimiento y devoción a la Patrona.

In Memorian a Gabino López

¡¡ Te la compro, abanderado!! ¡¡ Yo también quiero llevarla!! ¿ qué cuánto pido por ella, si alguien quisiera comprarla? No hay dinero en este mundo que la pague en abundancia… No se puede poner precio a una tradición sagrada Para mi sobrino Florentino Martín de su querido tío Gabino López (Maestro de la Mayordomía). 19

SENTIMIENTOS PROFUNDOS DE UNA MUJER DE FAMILIA CRISTIANA Mis primeras palabras van dirigidas para saludar a la Junta Rectora, a esas personas que forman parte de esta “Bendita Hermandad”. Saludo también a nuestro párroco Don Juan Carlos y a ese grupo de señoras que son las camareras de nuestra patrona la Virgen de la Natividad. Hace algunos años que una prima mía dijo el pregón de nuestras fiestas. En su principio mencionó la visita que hizo la Virgen María a su prima Santa Isabel. Y Santa Isabel le dijo a la Virgen que quién era ella para recibir ese honor. Esa misma pregunta también decía ella: no soy más que una simple y sencilla mujer, pero me siento muy honrada por estar delante de nuestra Santísima Virgen. Yo, aquí en este escrito, quiero resaltar que ni soy poetisa, ni literaria y que no me voy a referir sobre los orígenes de nuestras fiestas de San Marcos, ni de la aparición de la Virgen, pues de ello estamos bien informados por los libros que nos han obsequiado y por los programas de las fiestas que han tenido a bien los que de verdad son licenciados en historia, que se han molestado en “rebuscar” en los archivos para darnos información. Solamente quiero expresar, como cualquier familia “Cristiana y Mentridana”, el amor que sentimos por nuestra “Virgen Guapa” y procuramos de alguna manera servirla lo mejor posible. Y me siento tan feliz y es tan grande mi alegría cuando puedo repetir yo soy hija de María. De pequeña, en el mes de mayo (mes de las flores) recité un verso delante de la Virgen. En todos los versos, al final de cada estrofa, se añade como si dijéramos una “coletilla” y el mío decía así: Todas las mujeres mentridanas somos hijas de María Natividad. En el año 50, el 24 de abril, cuando estábamos en la Plaza Grande y apareció la Virgen en lo alto del Baluarte, de nuestras gargantas salió un “OH” de asombro y admiración, y de nuestros ojos se escaparon las lágrimas. Yo tengo un libro, “Joyas Literarias”, que uno de sus poetas dice así: Yo he nacido en esos llanos de la estepa castellana donde había unos cristianos que vivían como hermanos en república cristiana

Enseñáronme a rezar enseñáronme a sentir enseñáronme a amar y, como amar es sufrir, también aprendí a llorar

A eso es a lo que me refiero, a nuestras lágrimas que lloramos en Amor a la Virgen. 20

En ese año nació mi primer hijo. Mi segundo hijo fue danzante durante dos años. Ahora, las madres que tienen hijos danzantes, lo tienen más fácil. Gracias a la Hermandad está todo muy organizado. Los dichos que mi hijo recitó, se los compuso su madre con ayuda de un familiar. En el primer dicho le expresaba a la Virgen sus sentimientos y deseos; a continuación, le pedía por el deseo de su hermano y decía así: Ahora te pido María se cumpla lo de mi hermano quiere ser sacerdote se encuentra en el Seminario

Este año ha ido a empezar dale salud madre mía para poder terminar Que llegue a ser sacerdote

y misa llegue a cantar y muy contento y alegre las gracias te venga a dar

Ese deseo no se llegó a cumplir, pues estuvo en el seminario tres años, pero no continuó. Este hijo se murió a muy temprana edad pero el tiempo que vivió, fue fiel a su Virgen y a su San Marcos. El segundo dicho también se refería a los seminaristas y decía así: Para ellos Madre mía te pido salud y entendimiento para que en este pueblo continúen los talentos

Pues sobre este respecto Méntrida no se puede quejar tenemos tres sacerdotes otro para terminar

Hay médicos e ingenieros y hasta un torero

Mi tercer hijo no ha sido ni seminarista ni danzante pero ha formado parte durante unos años como miembro de la Hermandad. Estoy segura que ha servido con cariño e ilusión durante esos años, pero como dice el refrán “Nunca llueve a gusto de todos”…. Tengo un nieto que, cuando cursaba 5º de E.G.B., el profesor les pidió que expresaran por escrito o por dibujos lo que para ellos significaba la fiesta de San Marcos. Mi nieto nunca fue buen estudiante pero puedo dar “Fe” que todo lo que se publicó en el libro de las fiestas del año 1991 fueron palabras salidas de su corazón. Este nieto también sirvió y dio escolta con su sable en alto durante dos años a la Virgen. Toca el turno a mi bisnieto; ha sido mochiller con un salero y alegría que pueden decirlo los sargentos de ese año, todos le aprecian. En el mes de enero de este año, el periódico La Razón, sitúa a nuestro pueblo en el centro geográfico de la Península Ibérica. Yo también quiero situar a nuestra Romería y a nuestra Virgen en ese mismo lugar, nuestra dehesa de Berciana, con ese olor a tomillo y a romero cuando paseamos por nuestros típicos ranchos. También se desprende el olor al rico cordero asado, a las chuletas empanadas, a las tortillas y a nuestros dulces caseros, acompañado todo por el abolengo de nuestro vino rancio. QUE LA VIRGEN EXTIENDA SU MANTO PARA QUE BAJO SU AMPARO NUESTROS DESCENDIENTES SIGAN FIELES A NUESTRAS TRADICIONES Un saludo al pueblo de Méntrida.

V. M. S. 21

– En Plena campiña y presenciando el abrazo de hermandad que se dan Toledo y Madrid en los límites de tu demarcación, te encuentras, Méntrida querida... Tu no eres un pueblo más, eres mi pueblo, nuestro pueblo. Y los pueblos, como las personas, tenéis vuestra fisonomía propia, vuestro carácter determinante. – La razón de ser de tí, Méntrida, hay que buscarla, precisamente, en tu enclave geográfico. Te extiendes en una colina ascendente, apiñándote entre casas nuevas y viejas, aplastado por un cielo limpio, y mirándote en un campo de contraste: verdes. marrones y amarillos y enmarcado por la lejanía serrana de Gredos y Guadarrama. – Y esta particularidad geográfica ha inculcado en tí ciertas peculiaridades que distinguen a tus hijos de una forma inequívoca: porque los mentridanos son y somos, por naturaleza, hospitalarios y agradables, sencillos y humildes, alegres y trabajadores. – El mejor cartel anunciador que se puede colocar antes de llegar a un pueblo, son los cultivos que se dan en sus tierras. Cada uno tiene un hondo significado y es un mensaje publicitario. Sí, Méntrida:

tus campos ondulantes, llenos de rincones verdes y panoramas de un ensueño, simbolizan la HOSPITALIDAD de tus hijos... Tienes rincones de tomillo, cantueso, romero y rosas castellanas que brindan amistad a cuantos a tí se acercan... y tienes olor a campo lleno que hace que se sientan felices cuantos pisan tu terruño.

Sí, Méntrida:

tus campos de cereales-trigo, avena y cebada-enmarcan una de las virtudes más representativas de tí: EL TRABAJO. Porque eres un pueblo que se afana y suda, y tus gentes, desafiando las inclemencias del tiempo y la pobreza de tu suelo, van extrayendo año tras año, el fruto de tus entrañas.

Sí, Méntrida:

el viejo y arrugado tronco de tus encinas y olivos representa la TRADICIÓN más genuina, ya que tus habitantes son fieles amantes de cuanto les legaron sus antepasados y lo defienden a capa y espada. Y por eso, en la ROMERÍA de Abril se aúnan la gaita y el tambor, el sable y la bandera, la castañuela y la danza, el cohete y las campanas el “dicho” y las plegarias, el vino y el asado, los saludos y las lágrimas, el folklore y la fe.

Sí, Méntrida: las verde vides, rezumando savia a borbotones en sus pámpanos y racimos nos hablan de tu VINO AFAMADO, y de tu JUVENTUD INQUIETA, de tu ALEGRÍA SANA y de tu ESPERANZADO PORVENIR. –

22

Y con estas recias virtudes... CON TU ALAMEDA que invita al descanso y a la meditación... con tu agua limpia y abundante... con tus atardeceres llenos de silencios sonoros y esquilas pastoriles...

con tu iglesia que rompe el cielo y lo llena de oraciones... con tu ermita que ofrece el panorama de un valle irrepetible y que, sobre todo, guarda el tesoro de una Virgen guapa que te protege y te ayuda a ser mejor... puedes, Méntrida, acoger a las personas que cruzan tus caminos y hacer que se sientan orgullosos todos tus hijos. –

Me gustaría saber cantante, pueblo mío, como tú te lo mereces, y decirte muchas cosas. Me gustaría saber plasmar los jirones de tu alma, de tu ser y de tu vida. Pero, ante tí, sólo soy un niño y no se nada, solo amar... Y yo te quiero, Méntrida.

– Y por eso, déjame que vuelva a tu lado para gozar contigo de tu GRAN FIESTA. Esa fiesta que, desde el 1270 se repite cada 25 de Abril y que, sin embargo se estrena cada año. Porque es vieja en tradiciones, en usos y costumbres, en formas y ropaje, pero cada año se hace nueva con nuestra fe y nuestro entusiasmo, con nuestra alegría y nuestro amor... Y es que envejecen los muebles y las ropas, se deterioran las casas y los edificios, adquieren fisonomía nueva los campos y las calles, pasan unas y otras generaciones, pero LA VIRGEN DE LA NATIVIDAD y SU ROMERÍA cada vez están más jóvenes, más vivas, más nuevas: porque decir Méntrida es decir “día de San Marcos”, porque decir mentridiano es llevar grabada a fuego de fe y amor a la Madre de Berciana y La Romería del 25 de Abríl. – Todos abrimos los ojos junto al altar de la Virgen, todos aprendemos a crecer y vivir entre el paloteo de los danzantes, el soniquete de los “dichos”, el ruido de los tambores y clarines, los sables y la bandera de los sargentos y las notas entrañables de que la FIESTA GRANDE es la del 25 de Abril. – Y, por eso pasan los años y, se suceden unas a otras las familias. Los niños son mochilleres y después danzantes, más tarde sargentos y siempre hermanos de la Virgen. Cada año personas nuevas componen los dichos y madres nuevas planchan y almidonan las enaguas. Varían las JUNTAS de la Hermandad así como las autoridades religiosas, civiles y militares... Hemos pasado de las yuntas al tractor, de los carros a los modernos automóviles, de la pana al tergal y del pasodoble al rock... Pero la Romería de Berciana y el amor a la Virgen siguen inmutables, firmes, perennes, nuevos, eternos... Y, con ellos seguimos nosotros, siendo una granada, una espiga, un racimo, un pueblo unido: porque este es el milagro de la Natividad y de cada Romería a Berciana, la unión de todos, ser y sentirnos el mismo pueblo. – Y, por eso, Méntrida querido, déjame volver a tu lado, déjame estar contigo para saber cómo nace la alegría y cómo se hace, para ver cómo tus hijos rodean a la Virgen, la rezan, la cantan y la quieren: porque la MADRE DE LA NATIVIDAD va a poner más hermosura a tu rostro y más fe y más amor en mi vida y en la de todos tus hijos... ¡GRACIAS! ¡Y HASTA PRONTO!

Francisco Maganto Sastre 23

GRAT TIITUD POPULAR A LA VIRGEN DE LA NATIVIDAD Gratitud es la virtud por la cual una persona o comunidad reconocen, interior y exteriormente, los beneficios recibidos y tratan de corresponder de alguna manera por lo recibido. En el archivo histórico parroquial abundan los documentos que evidencian los sentimientos de gratitud de muchas generaciones de mentridanos hacia su Patrona por favores obtenidos. La mayoría surgen de personas particulares que entregan sus ofrendas a la venerada imagen en cumplimiento de promesas, generando así un importante patrimonio de bienes para la hacienda de la Virgen. Otras pruebas de agradecimiento aparecen en los votos colectivos, fiestas votivas y funciones marianas, formulados corporativamente por la autoridad civil y religiosa, en nombre del pueblo, para reconocer singulares gracias, atribuidas a la intercesión de María, obligándose todos a observar perpetuamente determinadas prácticas piadosas. Sabemos que el primer voto popular fue ofrecido a la Virgen en agradecimiento a su hallazgo en Berciana en 1270 con el compromiso de edificar la ermita y caminar al lugar de su aparición cada 25 de abril junto a su imagen, conmemorándose el evento, año tras año, con especial solemnidad en la típica romería. Además de la procesión a Berciana, las Ordenanzas Municipales de 1566, reconocidas por el duque del Infantado y el concejo mentridano, determinan cuatro procesiones a las ermitas de la Poveda, Natividad, Berciana y San Ildefonso a las que los vecinos deberían acudir anualmente en reconocimiento a favores recibidos de la Madre de Dios. La Virgen mentridana desde sus inicios tuvo fama de imagen milagrosa. A sus plantas acudían no sólo los lugareños, sino también gentes de otros pueblos que peregrinaban a su ermita para hacerla fiestas, a tributarla cultos y veneraciones y a pedirla en sus necesidades remedio, con quienes ha hecho muchos milagros. Así lo atestiguan los declarantes en la Información Jurídica de 1653: Siempre ha sido y es tenida y reverenciada con mucha veneración no sólo en esta villa sino en todos los alrededores como imagen aparecida y milagrosa, y ha obrado Nuestro Señor por medio suyo muchos milagros, así en esta villa como con gente forastera que la han invocado en sus necesidades. En el mismo sentido hablan los informes de los visitadores declarando que es imagen muy milagrosa y del mucho celo y devoción que han tenido y tienen a Nuestra Señora de la Natividad… El mismo año de 1653, don Celidonio Mazaterón, en su calidad de notario apostólico y doctor en leyes, promovió otra información sobre los milagros atribuidos hasta entonces a la 24

imagen de la Natividad, al objeto de perpetuar su memoria en el futuro con la autenticación (verificación canónica) de un total de catorce hechos milagrosos. Todos ellos están recogidos por Luis de Solís en los cinco capítulos finales de su libro Historia del prodigioso Aparecimiento (1734). Las personas favorecidas materializaban su agradecimiento en un objeto, que, por derivarse de un voto o promesa, pasó a denominarse exvoto, consistiendo en representaciones figuradas de los diferentes miembros sanados del cuerpo, como manos, cabezas, corazones, cuadros pintados etc. En los inventarios de la Fábrica de la Ermita correspondientes a los años 1707, 1735 y 1780 se citan hasta 59 exvotos de cera y siete cuadros con pinturas de los milagros de Nuestra Señora, todos ellos desaparecidos, excepto un cuadro que representa el milagro del niño Diego. La protección de la Patrona se hizo evidente en los conflictos con Segovia a causa del apeo y amojonamientos de las tierras de Berciana, a cuyos favores respondió el pueblo con la formación de la soldadesca que desde la mitad del siglo XVII custodia la imagen en sus salidas. En 1838, en la primera guerra entre carlistas e isabelinos (1833-1840), consta un solemne voto emitido con ocasión del rescate de un niño, secuestrado por las tropas carlistas, refugiadas los montes de Alamín, cometiendo graves ultrajes en las personas y bienes de los pueblos vecinos, partidarios del bando isabelino, como era el caso de Méntrida. El niño fue liberado el primer domingo de mayo, después de incesantes súplicas a la Patrona, a cuya intercesión se atribuyó su liberación, celebrándose una fiesta llamada Día de la Función de Gracias, con voto popular de repetir la celebración cada año. Así mismo, el Ayuntamiento cambió el nombre de la calle Larga por el de Primero de Mayo (hoy Santa Teresa). En este mismo día se produjo en el mismo pueblo un ataque por parte de tropas carlistas, con tiros y sablazos, de cuyas resultas falleció un soldado perteneciente a la facción del Titulado Navarro. Días después continuaron las guerrillas en sus alrededores con muertes violentas de soldados y de personas civiles, algunas de las cuales fueron pasadas por las armas por Orden de la Autoridad Militar. Fueron tiempos difíciles, particularmente para el Ayuntamiento que pasó por situaciones económicas muy graves, provocadas por la Guerra de la Independencia, las luchas carlistas y las leyes desamortizadoras del Estado, hasta el punto de verse obligado a vender algunas parcelas de Berciana. También la iglesia sufrió exagerada pobreza al ser despojada de sus bienes, incluido el patrimonio de las cofradías y demás instituciones religiosas. El último compromiso comunitario de gratitud a la Patrona lo hemos encontrado en el archivo municipal, en un escrito del señor alcalde, dirigido al señor gobernador civil de Toledo con motivo de haberse librado el pueblo de la epidemia del cólera morbo, a consecuencia del 25

cual murieron muchos miles de personas en España. No obstante, en Méntrida tan sólo afectó a tres vecinos, entre 1830 al 1890, en cuyo tiempo fallecieron una mujer de 39 años en 1949, un varón de 38 años en 1852 y un anciano de 70 años en 1857. Este suceso movió a los mentridanos a solicitar de las autoridades una función de acción de gracias a la Patrona, en la que se reconociese su especial protección. El escrito está registrado el 25 de noviembre de 1864, dice así: Con fecha 12 del corriente tuve el honor de llevar a manos de usted una exposición en la que le manifestaba haberse acordado por la corporación que tengo el honor de presidir y en acción de gracias por haber librado a esta villa del terrible azote del cólera morbo, hacer una función a Nuestra Señora de la Natividad que se venera en su ermita extramuros de esta población, al mismo tiempo ponía en su superior conocimiento que para subvenir a los gastos que ha de ocasionar la repetida función no cuenta el municipio con otros fondos que los municipales. A este fin suplicaba a usted se sirviese autorizar a la corporación para gastar la cantidad que fuese de su agrado para tan loable objeto. Y como el municipio está resuelto llevar a efecto la antes repetida función, tanto más cuanto de tan loable acuerdo tiene conocimiento el vecindario… Otra forma de corresponder a los favores de la Virgen consiste en dedicar títulos honoríficos a sus imágenes, siguiendo la práctica cristiana. Así, la piedad popular ha dedicado a María nombres tan expresivos como Patrona, Alcaldesa, Reina. Méntrida tiene a María de la Natividad como Patrona desde el mismo nacimiento del pueblo en el siglo XIII, siendo siempre amparo y refugio de sus habitantes. El año 2000 la Corporación Municipal le concedió por unanimidad la distinción de Alcaldesa Honoraria Perpetua con bastón de mando, a petición del vecindario. Hace unos años, nuestro párroco anunciaba la Coronación Canónica de la sagrada imagen, a cuya iniciativa se adhirió gozosamente el pueblo con numerosas firmas en orden a conseguir este privilegio, la máxima distinción que la Iglesia concede a determinadas imágenes de la Virgen. Para proceder a su tramitación, recibí el encargo de preparar un libro en el que me propuse comprobar fielmente la antigüedad y continuidad de la devoción de los mentridanos a su Virgen de la Natividad, incluyendo todas las fuentes documentales de nuestras raíces marianas, desde el siglo XIII hasta nuestros días, junto con un estudio amplio de la religiosidad popular. El libro está ya terminado y disponible para ser presentado en el arzobispado, junto con otros escritos que puedan justificar que nuestra Patrona es merecedora de tan honroso título. Jesús García Cuesta. Sacerdote Jubilado. Académico Correspondiente de la Real Académica de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. 26

La imagen que en Méntrida se venera tradicionalmente bajo la advocación de Nuestra Señora de la Natividad, atesora un pasado histórico harto difícil de desvelar. La inexistencia de documentación contrastada sobre su origen, unido a la confusión de datos que aporta la historiografía hasta el presente conocida, y todo ello sumado a la carencia o indefinición de noticias fidedignas sobre los sucesivos procesos de restauración realizados a lo largo de los siglos, hacen que nos enfrentemos a no pocos enigmas, a la hora de determinar los sucesivos episodios de evolución iconográfica que tan singular imagen ha experimentado a través del tiempo. Por encima de cualquier otra consideración, importa subrayar el hecho cierto que, pese a la evolución que en su apariencia ha sufrido la imagen en diferentes etapas históricas, el referente religioso que simboliza ha permanecido inalterable en la conciencia de cuantos devotos la han venerado y rendido admiración en el transcurrir de los tiempos, desde su legendaria y remota aparición en Berciana hasta nuestros días. Es decir, con una u otra apariencia formal, la imagen de Nuestra Señora de la Natividad ha sido para sus devotos, siempre y de modo inalterable, el rostro palpable de la Madre de Dios, la representación particularmente reverenciada de la Virgen María entre los mentridanos de todos los tiempos, seña de identidad genuina de su religiosidad tradicional. Supe, apenas hace unos meses, que el 29 de noviembre de 2001, el Museo de Pontevedra adquirió en una subasta celebrada en Madrid, un cuadro de Antonio Arias Fernández titulado “Nuestra Señora de la Natividad de Méntrida”. Puesto en contacto con la conservadora de fondos generales del citado museo, le requerí información al respecto y solicité una fotografía del cuadro, que es la que figura en la página siguiente. 27

N Nuestra Señora dde lla N Natividad d d dde M Méntrida. d ��leo sobre lienzo [163,5 x 124 cm. (bastidor) y 178,5 x 140 x 5 cm. (marco)] 28

El lienzo representa un “verdadero retrato” de la imagen de Nuestra Señora de la Natividad ubicada en su hornacina, en el retablo mayor de su ermita. Destaca sobre un fondo negro, enmarcado por la sencilla arquitectura de la hornacina, sobre un trono profusamente adornado con una espectacular guirnalda floral, flanqueado por sendos jarrones dorados repletos de flores; en la parte superior, dos ángeles plateados suspendidos en el aire a ambos lados de la corona y una paloma de similar apariencia sobrevolándola, símbolo del Espíritu Santo, completan la sencilla composición. En la base del trono se puede leer la firma del autor: Antonis Arias fecit. El cuadro no está datado, pero todo indica que pudo realizarse en los inicios de la segunda mitad del siglo XVII, muy probablemente poco después de la reedificación de la Ermita de la Virgen, sede habitual de la imagen retratada, cuyas obras finalizaron en 1653. Se ignora quién pudo ser la persona o institución que formalizara el encargo al maestro Arias, ni quiénes fueran sus dueños hasta su adquisición por el Museo de Pontevedra. Dadas las características del lienzo, es lógico pensar que se trate del encargo de algún adinerado devoto de la Virgen de la Natividad, perteneciente a alguna acaudalada familia mentridana, o, incluso, del capricho de la familia ducal del Infantado, dueña jurisdiccional de la villa. Una luz intensa y uniforme, que apenas proyecta una suave sombra hacia el lado derecho, realza la composición de manera fastuosa. La imagen constituye el eje central; su frontalidad acentúa una simetría a propósito planteada, reforzada en los restantes elementos de la composición, que en conjunto propician sensación de equilibrio y refuerzan la idea de majestuosidad que transmite el cuadro. La indumentaria con que se reviste la imagen y la ornamentación de que hace gala guardan muy directa relación con las utilizadas por las damas de la corte de Felipe IV, mediado el siglo XVII. Lleva la imagen un ampuloso y encorsetado vestido blanco, bordado en oro y plata, con profusión de eses, orlas y cenefas, y con un primoroso encaje en las bocamangas. Sobre el vestido discurre un amplio manto de similares características, en cuyo extremo superior reposa un cuello, también de encaje, que cubre hombros y pecho, prendido al centro con un broche dorado del que pende una cruz, todo recamado en fina pedrería. Entre las alhajas que adornan la imagen destaca un amplio collar que discurre en óvalo desde el cuello hasta el pecho, del que cuelga la insignia del águila bicéfala de los Habsburgo, y varios broches dorados con pedrería prendidos en el guardainfantes, hasta el borde del mismo, en cuyo eje lleva una refulgente media luna plateada, con la cabeza de un angelito alado en su centro. En el cuello porta una gargantilla dorada con profusión de pedrería, a juego con unos sencillos pendientes. Luce una larguísima melena de cabello natural, rubio oscuro, que le cubre espalda y hombros, sobre la que ciñe una corona imperial dorada, con ráfagas y estrellas, rematada con un pequeño mundo y una cruz latina. 29

El sencillo trono sobre el que descansa la imagen parece representar el viejo tocón de encina que la tradición asocia al sitio de su aparición en Berciana, en cuyo extremo superior asoman dos parejas de cabezas de candorosos ángeles alados, dispuestos en una sobria composición horizontal. Singular plasticidad muestra el adorno floral que flanquea el trono, formado por una abigarrada y colorida guirnalda de rosas, azucenas, lirios, gladiolos, dalias, claveles, tulipanes y narcisos sutilmente sombreados, dispuestos en perfecta simetría, en sintonía con la media luna colocada a los pies de la imagen, a la que enmarcan a modo de cenefa de vigorosos y variados colores. La hornacina que cobija la imagen pertenece muy probablemente al retablo reinstalado en la ermita de la Virgen tras su edificación; en una de las molduras del arco se observa una inscripción latina (NATIBITATEM.BL / MAE CELEBREMUS), que, traducida, significa: “Celebremos la Natividad virginal de María”. A propósito del referido retablo, sabemos por el libro de cuentas de Fábrica de la Ermita (7 de febrero de 1641), que se trajo de Toledo y fue asentado en el altar mayor de la ermita hacia 1640; en las cuentas consta el pago efectuado al maestro Eugenio de León, con el que quedaba finiquitado el importe en que se tasó; cabalmente en la décima partida de gastos de la aludida cuenta figuran 12.982 maravedís “que por carta de pago de Eugenio de León parece haberle pagado, porque tasaron el retablo que se hizo para dicha ermita en más cantidad que la que mandó Gabriel Moreno para él, con que está acabado de pagar enteramente.” Así pues, se trata del retablo costeado en su mayor parte por el mentado Gabriel Moreno, que fue sustituido en 1674 por el actual retablo barroco que acoge hoy la imagen de la Virgen de la Natividad. En consecuencia, son varias las circunstancias que nos hacen pensar que el cuadro de Antonio Arias pudo realizarse en fecha muy próxima a 1653, año en que concurren hechos de singular relevancia en la historia de la devoción mentridana a su Virgen de la Natividad. En efecto, al margen de la ya mencionada finalización del nuevo santuario, con el consiguiente traslado de la imagen a la hornacina del retablo mayor de su ermita, fue también en aquel 1653 cuando se llevó a cabo la célebre Declaración Jurídica, impulsada por el párroco don Celidonio Mazaterón Velasco, que hacía siete años regía la parroquia, interesado en fijar cuanta información se tenía entonces sobre la Virgen aparecida en Berciana, así como sobre la devoción particular que en Méntrida se le tributaba ancestralmente. Atendiendo a la fisonomía de la imagen, nos inclinamos a pensar que se trata de la misma que describe fray Luis de Solís en su libro “Historia del prodigioso aparecimiento de la milagrosa y soberana imagen de Nuestra Señora de la Natividad, venerada extramuros de la villa de Méntrida” (Madrid, 1734). En efecto, al dejar constancia de los rasgos de la imagen venerada en su época, Solís explica que posee una cabeza muy proporcionada, primorosamente labrada, de rostro sumamente hermoso, ni redondo ni abultado, algo más alargado que ancho, de 30

color trigueño, matizado con el encarnado de sus mejillas; tiene una espaciosa frente y unos ojos proporcionados al rostro, rasgados, claros, hermosos y grandes, que están en tan misteriosa disposición colocados, que de cualquiera parte que se la mire parece que allí en derechura está mirando con suma viveza y alegría, de niñas negras, pero no oscuras, del mismo color que las cejas; una muy proporcionada nariz, aguileña; labios de un color purpúreo, ni gruesos, ni delgados, ni prominentes, sí del todo iguales; y un cuello muy blanco y derecho. Así se refleja en el verdadero retrato magistralmente pintado por Arias, que tenemos el placer de dar a conocer a los amantes del patrimonio mentridano. Juan Manuel Magán García

mentridanatividad.com

mentridanatividad.com página oficial de la

Hermandad de la

Virgen de

Méntrida

31

DROGUERIA LOZANO C/ Talavera, 31 Mรณvil: 672 53 22 86

Colchones y Somieres

Mรณstoles (Madrid)

Avda. Felix Arranz, nยบ 9 Tel.: 91 817 70 52

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

โ˜Ž

670 274 130 661 461 581 +4I[+]M^I[ !5-6<:1,)

32

<MTuN"! ! 5~^QT" 

45930 Mร‰NTRIDA (TOLEDO)

C/ SAN SEBASTIAN, 6 - Mร‰NTRIDA 661 73 75 09 - 91 817 84 30

33

34

Programa de la Romería y Fiestas en honor de Ntra. Sra. de la Natividad,

Méntrida, 2012

EDITA:

Excmo. Ayuntamiento de Méntrida

Hermandad de la Virgen

COORDINACIÓN, MAQUETACIÓN Y DISEÑO: Hermandad de la Virgen - IMPRIME: Rigorma Grafica, S.A.

Nuestro más sincero agradecimiento para los fotógrafos Javier Manteca Expósito y Alberto Mayoral Martín por haber cedido sus fotos para la edición de este programa de fiestas. Asimismo, damos las gracias a todas las empresas que han colaborado con su publicidad para sufragar el coste de este programa de fiestas.

35

Fiestas de Interés Turístico Regional


Progama de fiestas 2012