Page 1

PRESENTACIÓN DEL CARTEL DE LA SEMANA SANTA 2.011. * Baeza, Cuaresma de 2.011

***


“... Paz en la tierra; Paz en las alturas; que

el

gozo

eterno

reine,

en

nuestro

corazón. ...”.

Esta frase es el estribillo de una canción que de pequeño aprendí en el colegio que me vio crecer, en el Colegio Filipense de nuestra Ciudad de Baeza; y qué mejor forma de empezar esta presentación con la palabra “PAZ” desde el principio. Buenas

noches,

ilustres

autoridades,

queridos cofrades, amigos y fieles baezanos de pasión. Como mi antecesor el año pasado en este acto, doy las gracias a esta joven asociación por pensar en mi persona para realizar la puesta al público del cartel anunciador de la próxima


Semana Santa que dentro de poco vamos a empezar a sentir y a vivir muy intensamente en nuestra Ciudad. Los

valores

sociales,

humanitarios

y

caritativos son vuestro pilar e insignia en esta asociación

que

regentáis,

pues

son

reflejo

palpable de la incansable labor que realizáis por los demás y sobre todo, por las personas más necesitadas y que con vuestra presencia reciben un poco más de felicidad, amor e ilusión. “Caritas

in

Veritate”

(la

caridad

en

la

verdad), titulaba el Santo Padre, Benedicto XVI, su encíclica de 29 de Junio de 2.009 dirigida, entre otros, a todos los hombres de buena voluntad, sobre el desarrollo humano e integral en la caridad y en la verdad, en la que decía:


“ … La caridad en la verdad, de la que Jesucristo se ha hecho testigo con su vida terrenal y, sobre todo, con su muerte y resurrección,

es

la

principal

fuerza

impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad. El amor — «caritas»— es una fuerza extraordinaria, que mueve a las personas a comprometerse con valentía y generosidad en el campo de la justicia y de la paz. Es una fuerza que tiene su origen en Dios, Amor eterno y Verdad absoluta. Cada uno encuentra su propio bien asumiendo el proyecto que Dios tiene sobre él, para realizarlo plenamente: en efecto, encuentra en dicho proyecto su verdad y, aceptando esta verdad, se hace libre.

Por

tanto,

defender

la

verdad,


proponerla con humildad y convicción y testimoniarla

en

la

vida

son

formas

exigentes e insustituibles de caridad. Ésta «goza con la verdad». Todos los hombres perciben el impulso interior de amar de manera auténtica; amor y verdad nunca los abandonan completamente, porque son la vocación que Dios ha puesto en el corazón y en la mente de cada ser humano. Jesucristo purifica y libera de nuestras limitaciones humanas la búsqueda del amor y la verdad, y nos desvela plenamente la iniciativa de amor y el proyecto de vida verdadera que Dios ha preparado para nosotros. En Cristo, la caridad en la verdad se convierte en el Rostro de su Persona, en una vocación a amar a nuestros hermanos en la verdad de


su proyecto. En efecto, Él mismo es la Verdad. …” Tengamos y llenémonos por consiguiente de caridad humana y seamos capaces de amarnos y respetarnos, pues amar es dar, ofrecer de lo mío al otro, ya que la caridad es el anuncio del amor a

Cristo

en

la

actual

sociedad,

expresión

auténtica de humanidad y elemento fundamental en las relaciones humanas. Dentro de mi juventud, las labores sociales, caritativas

y

altruistas

han

tenido

fuerte

presencia en mi vida, pues desde los quince años y hasta hace unos pocos he pertenecido a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Baeza,

donde

he

realizado

un

sinfín

de

actuaciones en las que cada día me he sentido más cerca de Dios, haciendo, dentro de mis


posibilidades,

un

servicio

a

la

comunidad

baezana y a la no baezana, velando por su bienestar

y

su

seguridad.

Aprovecho

este

comentario y mando un fuerte y afectuoso saludo a todos los voluntarios que actualmente componen

dicha

agrupación,

a

que

sigan

ayudando a su pueblo y que no decaigan sus ilusiones de trabajar “sin beneficio lucrativo alguno” (pero sí personal) por la población de Baeza. Esta noche nos reúne aquí para presentar a una persona, también ligada al mundo de la seguridad ciudadana, pero que a su vez, por su afición y pasión a la fotografía, ha resultado ganador en este concurso que por segundo año consecutivo habéis realizado con gran acierto e ilusión.


Os doy a conocer con un poco más de detalle a Tomás Navarro Marín: artista plástico nacido en Baeza y dedicado al mundo de la fotografía, teniendo como formación la de Técnico Superior en Artes Plásticas, Diseño Gráfico y Fotografía Artística

por

la

Escuela

de

Artes

“Gaspar

Becerra” de nuestra Ciudad. Ha participado en una serie de cursos y talleres de formación con maestros de la talla de Ouka lele, Cristina García Rodero, Rosa Muñoz, Gervasio Sánchez, Manuel Esclusa, Paco Pelegrín . . . y algunos otros que excuso de nombrar, pues seguro que me dejaría alguno.

Ha

realizado

trabajos

de

fotografía

documental y viajes, inclinándose en sus últimos proyectos por la fotografía de moda y publicidad. Como

muestra

de

su

talento,

siguientes premios obtenidos:

destacar

los


. 1º premio en el concurso de fotografía “Cristóbal

Cruz”

otorgado

por

la

Asociación

Cultural de Baeza. . 1º premio en el XI concurso provincial de fotografía “nuestros mayores”, otorgado por el Ayuntamiento de Arjonilla. . 2º premio de fotografía “Jorge Manrique”, otorgado por el Ayuntamiento de Segura de la Sierra. .

premio

de

fotografía

del

cartel

anunciador de las jornadas celebradas en Baeza con

motivo

del

día

internacional

contra

la

violencia de género. .

Accésit

otorgado

por

la

Diputación

Provincial de Jaén en el concurso de fotografía “X aniversario de Jaén, Paraíso Interior”.


. 3º premio de fotografía del cartel de la Semana Santa 2.009 de esta Asociación “Amor y Paz”. Igualmente posee una serie de exposiciones en

su

haber,

entre

las

que

destaca

“Aproximación de las artes plásticas jienenses en el umbral del siglo XXI”, en el museo provincial de Jaén, en el año 2.000; Exposición colectiva del primer certamen de fotografía joven de Jaén, Exposición “Objetivo Mujer”, en la Casa de los periodistas

de

Logroño,

en

el

año

2.009;

Exposición colectiva en el edificio Zaida de Granada con motivo del Festival de Música y Danza de la Ciudad de Granada; Exposición colectiva itinerante con la Fundación de la Caja Rural

de

Jaén

“Cultura

e

Identidades”

y

Exposición individual llamada “El vino en la


Pintura” en el Palacio de los Salcedo, durante los días 1 de Agosto a 30 de Septiembre del pasado año

2.010;

además

de una

publicación

de

editorial en la revista “La fotografía Actual”. Como persona

habéis que

podido

apuesta

observar,

por

grandes

es

una

retos

y

superaciones, y el de hoy, es uno de ellos. Este joven baezano nos muestra el mundo cofrade a través de sus instantáneas, de unas imágenes

que

nos

dan

a

conocer

diversos

aspectos de nuestra semana mayor vista desde otros ángulos. Enhorabuena,

amigo

Tomás,

sigue

demostrando y plasmando con tus fotografías el amor que los cofrades de Baeza tienen por su Semana Santa y sigue deleitándonos con tus


imágenes, fiel reflejo de tu cariño a la Ciudad que te vio nacer, tu Ciudad. La fotografía que hoy tenemos el privilegio de contemplar nos muestra una situación que se repite muchas veces a lo largo de esa semana tan especial, no sólo justo en esos instantes, sino también, de algún modo u otro, a lo largo de nuestra vida. “Dos nazarenos ataviados con su hábito de estatutos acudiendo con mucha prisa a la llamada de su Hermandad”. Momento único, personal y reservado para cada uno de ellos. Quién no ha dicho alguna vez: “¡mamá, que me voy a la iglesia”!; “¡mamá, ponme bien el cíngulo, que me tengo que ir!”; o con medalla en mano de su cofradía manifestaba con cierto


furor: “¡mamá, que me esperan mis compañeros de procesión para ir a la Casa de Hermandad!”. Cierto “hormigueo” nos recorre por todo el cuerpo cuando se va acercando el momento, el momento que todo un año llevamos esperando, donde nuestro corazón palpita más veloz y donde

iniciamos

una

“carrera”

corta,

pero

intensa, para poner de manifiesto lo que cada uno sentimos, queremos y hacemos en esa semana tan especial. Jesús de Nazaret, a lomos de una borriquita, entró triunfante en la tierra que más adelante se convertiría en la tierra de su sentencia; bendecía a todo aquel que se le acercaba a su paso; todo el mundo con mucha diligencia se agolpaba a su alrededor con premura e impaciencia. “...

Silencio,

un

suave

murmullo de


fieles en el interior de la Santa Iglesia Catedral nos hace conscientes de lo que allí está aconteciendo; el olor a incienso y el caminar lento de los nazarenos por el interior

de

la

misma

nos

lleva

hasta

remontarnos a una época en la que Cristo nos dejó su legado, el legado de su Amor por nosotros, el legado de la Salvación. Poco

a

poco

se

va

acercando

el

impresionante paso de Nuestro Señor del Amor en su Santa Cena y se aproxima a la cancela de la magna puerta; despacio y a la voz del capataz, sale con sobriedad al encuentro de sus Hijos; entre aplausos y al son de corneta y tambor, comienza su Estación de Penitencia. Volvemos la vista a atrás y vemos como una larga fila de


nazarenos acompaña detrás del Paso de Misterio

con

sus

cirios

encendidos...

entonces divisamos desde el interior el estandarte

con

la

imagen

de

Nuestra

Señora, la Virgen de la Paz. Asombrados y con inquietud, empezamos a ver como se acerca lentamente el majestuoso paso de Palio que nos trae a nuestra Madre, la Reina del Cielo, la Madre de Dios. Entre lágrimas observamos todo con gran detalle. Falta poco ya para que salga a la calle, para que de la bienvenida al Pueblo de Baeza. El momento se hace intenso. El frontal de paso de palio asoma ya por la puerta y entre emociones y sentimientos, sale la Virgen María a acompañar a su Hijo Jesús, el Redentor,

por

las

calles

de

Nuestra


Patrimonial Ciudad de Baeza. ...” Expongo

estas

dos

situaciones,

pues

representan la misma estampa, pero en épocas diferentes. “Baeza sale al encuentro del Señor”. Destaco

ésta

“SENTIMIENTOS

última,

que

COFRADES”,

la

titulé

pues

dejé

constancia de ello, de mis inquietudes, de lo que verdaderamente siento por mi Semana Santa, nuestra Semana Santa, en lo que escribí en un boletín cofrade de una de nuestras hermandades de pasión de nuestra Ciudad. Dos épocas que nos vienen a decir la importancia y el interés que Jesús despertó, despierta y espero que siga despertando en los cristianos, y en la respuesta que los creyentes damos a la llamada de Dios.


Seguidor de Dios destacado fue, entre otros, y como ejemplo de respuesta inmediata, San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús (Jesuitas), que peregrinado al Santuario de Nuestra Señora de Montserrat, allá por el año 1.522, sintiendo la llamada del Padre, dejó su espada, pues militar era, y acató una vida de pobreza,

oración,

meditación

y

austeridad.

Oración tras oración, en las cuales reflejaba su verdadero y sincero amor a Dios, se acercaba cada

vez

más

al

destino

divino

y

encomendaba a Él:

Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame.

se


Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti Del enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a Ti Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén.

De muchas maneras podemos ir “detrás de Cristo” y acudir a “su llamada”; una de ellas es participando

en

la

Semana

Santa

en

sus

diferentes momentos. Uno de éstos, pues es único y no lejos de la realidad es “seguir a Cristo bajo la trabajadera de los pasos”.


“ … Todos por igual, valientes!! A éste !! … “, toque de martillo por el capataz y se alza el paso entre

la

multitud.

Costaleros

de

pasión,

costaleros con sentimiento cristiano portan sobre sus hombros el peso de Cristo y de María Santísima, el peso verdadero de la vida y de la Fe Cristiana. Todo costalero espera con ansiedad ese día tan especial y tan importante para él, donde con fervor y recogimiento se pone en presencia de Dios y alza “al cielo” el paso, con gran esfuerzo y sufrimiento, pero a la vez reconfortable y lleno de Paz. Son muchos los días y muchas noches en los que los cofrades cargadores se reúnen en torno al paso y comienzan a ensayar, a los sones de marchas de Semana Santa, donde esperan con


gran nerviosismo que llegue ese día en el que portarán a Cristo y a su Santísima Madre, salida en estación de penitencia que realizarán con gran ilusión, pero sobre todo, pensando en esas imágenes

que

representan

la

verdadera

condición de un cristiano. Hay que tener en cuenta que para ser un buen costalero no basta con ser cofrade, sino que hay que saber, entender y llevar a la práctica nuestras creencias y nuestra religión, saber lo que vas a portar sobre ti, que no es sólo un trozo de madera al cual “paseamos” por las calles

de

esta

Ciudad

Patrimonio

de

la

Humanidad, sino que representa la verdadera historia

del

cristianismo,

plasmada

iconográficamente en diversos momentos de la


Pasión,

Muerte

y

por

supuesto,

de

la

Resurrección de Jesucristo Nuestro Señor. Capataz y costaleros; costaleros y capataz, unidos entre sí por ese lazo tan grande como es el lazo del Amor y del Fervor hacia Cristo y hacia María, Madre de Dios, y Madre de todos los hombres; unidos por sus creencias y por su verdadero y cierto sentimiento religioso; un camino que realizarán juntos, siempre bajo la atenta mirada y amparados por Nuestro Padre, Dios Todopoderoso. La Virgen María, Madre de Cristo, Protectora y Abogada de todos nosotros, amparo y modelo a seguir, a la cual alabo y quiero le digo:

“Virgen María, grandeza del Universo, Poderío de los justos; puerta de la


Sabiduría, que transformas lo negro en blanco; cristalino divino de un Dios verdadero, que como veleta orientas el alma que quiere encantar al Padre, visita mi corazón, guarda mi alma y cuida de que no me pierda por esta vida de incomprensión y desaliento; Tú que vives en el Reino del Todopoderoso protegiendo a las almas peregrinas que recorren el sendero de la vida; Pastora que velas por los tuyos; puente del amor y orgullo para así en tu barca de alegría y luz, pasar de esta vida a la otra, pues tus ángeles me conduzcan al puerto que cubre esa alfombra de favores y plenitud. AMÉN.”

***


Finalizo pues esta presentación, con el deseo de que seamos capaces de transmitir a todo el mundo y a través de nuestro gran esfuerzo y sacrificio la verdadera pasión por nuestra fe y creencia en Dios y sobre todo, la voluntad y el hecho de hacer Evangelio y llevar la Palabra de Dios, sin miedos y sin tapujos, donde nuestra vida nos lleve, pues tengamos presente que Cristo ha sido, es y será “EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA”. Muchas gracias. ***

Rafael Montiel Sánchez Cofrade baezano. Baeza, y Marzo de 2.011


Presentación Cartel Asociación Amor y Paz 2011  

Presentación Cartel Amor y Paz Semana Santa 2011

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you