Page 1

MnruHnÁncA Y ATLETISMQ Lns canRERAs

DE vELoctDAD

Relacionemos ahora las matemáticas con las carreras de velocidad. Como podrás ver en las siguientes páginas, cada mínimo detalle de antes, durante, y después de

la carrera va a tener algo que ver con los números.

Los rncos

DE SALIDA

Las pruebas de velocidad se desarrollan en muy corto espacio de tiempo, por

lo que cualquier detalle puede resultar decisivo. En concreto, el momento de

la

salida, desde los tacos, es fundamental: puede significar la diferencia entre ganar

el primer puesto o no. Hay que buscar un mejor rendimiento ind¡vidual

a la hora de combinar

las

medidas de los tacos, y no es un tema tan sencillo como pudiera parecer. Los movimientos del atleta en la salida han de estar perfectamente coordinados, habiendo para ello un estudio pormenorizado,

puesto que el atleta pagaría las consecuencias si no hay armonía "

matemática

" en sus acciones.

fundamentales en cuanto a la colocación de los tacos de salida se refiere. Un error de cálculo será fatal para el atleta en el desarrollo de la carrera. Vamos a ver este aporte numérico: Los números son

".

El taco delantero debe estar a una distancia de 40-50 centímetros de la raya de salida.

'

El

taco trasero estará separado del delantero 35-40 centímetros.

Como es lógico, esta diferencia de centímetros vendrá determinada por la esta-

tura del atleta. Los tacos también han de tener una determinada inclinación; cuanto más alejados estén de la línea de salida, mayor deberá ser el ángulo. Diferentes estudios

matemáticos concluyen que el primer taco conviene que tenga una inclinación de entre 25 y 30 grados, y el segundo de entre 30 y 40 grados. De estaforrna la salida va a ser más veloz, pues conseguimos que disminuya el gemelos ángulo que forman la tibia y el pie, aprovechando así mejor la fuerza de los

y el propio pie. El impulso en la salida será mayor'

A

sus PUEsros

La posición del atleta ha de estar milimétricamente estudiada, un gesto inadecuado será fatal en el posterior desarrollo de la carrera. El atleta ha de colocar las

manos junto a la línea de salida; la separación entre ambas ha de ser algo mayor

que la anchura de sus hombros y equidistantes del eje del cuerpo. Los dedos de las manos han de formar bóveda entre el pulgar y el resto.


Llsros Otro gesto que ha de estar muy bien calculado es el previo al arranque de la carrera. La cadera ha de ser elevada con suavidad para que sobrepase la altura de los hombros. La pierna delantera ha de formar un ángulo de 90 grados, y la trasera de 120. Las pantorrillas han de estar en paralelo, y los pies apoyados con fuerza sobre los tacos, Como ves, el atleta se va a limitar a correr, pero de poco le serviría si no qplicase

todos estos criterios matemáticos antes de la carrera. Y ojo, durante el transcurso de la misma seguirá "haciendo" muchos cálculos, no vayas a pensar lo contrario. Yn El

tiempo transcurrido entre el disparo que indica la salida y la primera patada

(fuerza ejercida igual o mayor a 27 kilos) contra los tacos de salida es medido elec-

trónicamente a través de sensores instalados en la pistola y en los tacos.

q ( o

segundo (0.1 segun,.d-os), y cualquier tiempo inferior a este va a El mínimo

admitido es de 100 milésimas de

sersaridanura

@)@D tieffique

Esta medida se consideró que debe ser la suma del

tarda el sonído

del disparo en propagarse por el aire, el que tarda en atcanzar los oídos de los

competidores y el tiempo mínimo que necesitarían las moto-neuronas def cerebro para transferir la orden al músculo. Este tiempo de reacción se puede ;nejorar mediante algunos ejercicios específicos de coordinación neuromuscular y, sobre todo, estimulando la respuesta motriz del músculo. ,'calculado,,. Como ves,

todo perfectamente

En los 100 metros lísos, la fase de aceleración durará unos 40 metros. Cada zancada irá aumentando progresivamente durante esta fase, para cgnseguir la frecuencia más adecuada de zancadas por segundo. El primer paso siempre va a ser el más corto, pues de esta forma se consigue mayor equilibrio, comenzando un aumento gradual con cada uno de los mismos. Una vez que termina la fase de aceleración llegamos a

la

fase de

má¡ma velo-

cidad, que hay que intentar mantener lo máximo posible. eor ,.gtu general, sostiene entre los 40 y 90 metros.

se

En la mayoría de los atletas se produce

una fase de desaceleración apartir de los 90 metros, obviamente fruto de la fatiga muscular. se trata en esta parte de mantener o aumentar la zancada, pero la cadencia ya será menor. por regla general, los alletas con mejores marcas son aquellos que cónsiguen minimizar esta fase de

desaceleración.

El vlrruro Los efectos

delviento tambíén son fundamentales en eldesarrollo de las carreras, u.n viento de espalda siempre será beneficioso para ros competidorur, ,.nirniru;;;; el viento de frente les resultará perjudicial. Por esta razón, el máximo viento a favor permitido para que la rrrqr\ marca se consiYv! ru dere legal es de 2 metros por segundo.

También la resistencia alaire es decisiva en las marcas que se consigan. Éste es el

motivo por el que se logran mejores tiempos en lugares con una ruyo,. utritud sobre el nivel del ma[ pues la resistencia al aire en estas condícion., ,iurpru es menor.


B¡or¡po

DE uN

vEloctsrA

Los grandesvelocistas pueden medir entre 1,65

y 1,90 metros.

Pensar que un

velocista de 100 metros lisos debe de ser muy alto es un error. Y es que se han hecho numerosos estudios matemáticos, apoyados por supuesto con estadísticas, que afirman que el exceso de altura es un impedimento, puesto que el centro de gravedad es más alto, y eso resulta un hándicap, sobre todo de cara a la salida. En cuanto al peso, los velocistas han de controlarlo mucho, mantenien{o una

dieta muy estricta, máxime porque las características de sus entrenamientos hacen que las grasas no sean fáciles de eliminar. Pese a ello, su porcentaje de grasa es equiparable al de los maratonianos. Estos números también son muy controlados.

Docum 1 rosa  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you