Issuu on Google+

Año 3 N˚ 31 • JUNIO DE 2011 • Revista Mensual Gratuita, Culiacán, Sin., Mex.

Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro (o sea Piedra), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; los poderes de la muerte jamás la podrán vencer. Mateo 16:18 Y dio sus dones, unos son apóstoles, otros profetas, otros evangelistas, otros pastores y maestros. Así prepara a los suyos para las obras del ministerio en vista de la construcción del cuerpo de Cristo; hasta que todos alcancemos la unidad en la fe y el conocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser el Hombre perfecto, con esa madurez que no es otra cosa que la plenitud de Cristo. Efesios 4:11-13


Pág 2

Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

SUMARIO

Editorial GRACIAS...

A mi Padre

Carta a su hija

4

3 Papá, gracias por enseñarme

5

Gratitud

6

Gracias Papá

Evangelios

7 ¿Qué es un Papá?

9 Padre Nuestro de los padres

13

11 Cuando Dios creó a los Padres

Para mi hijo

15

8 La historia de Lucas

10 ¿Cómo te puedo ayudar?

14

12 Gracias a Dios mi hijo es sordo

¡Felicidades Papá!

Gracias papá, porque me enseñaste que ser sencillo y amable es bueno, pero ser humilde de corazón es maravilloso, porque me enseñaste de que cada caída que sufría debía de aprender de ella y tomarlo como una enseñanza para mi vida, porque así aprendería a construirla en cada paso que diera y que lo hiciera con disciplina, dedicación, esfuerzo y tomado de la mano de Dios, que la felicidad y el éxito se construyen día a día. Aprendí que siempre debo de mantener la calma aun en los momentos más difíciles, que me debo de mantener con paciencia, firme y sereno, que mi actitud siempre debe ser positiva y amable, que debo de razonar antes de reaccionar, me mostraste que el camino correcto es cuando nos tomamos de la mano de Dios y permitimos que el conduzca nuestra vida. Me enseñaste que la amargura no debe de ser parte de mi vida y que la luz de la alegría y la paz la debería de llevar siempre conmigo, que el amor es lo mas importante para dar y compartir, que pedir y aceptar el perdón es bueno porque sana los corazones, que brindarle la ayuda al prójimo es maravilloso, porque te hace sentir útil, me enseñaste que debo ser agradecido siempre con Dios por todo y en todo en cada momento de mi vida. Gracias por mi vida, por tu comprensión y atención, por tu sencillez y sabiduría, por tus enseñanzas y muestras de cariño, por tu dedicación y esfuerzo, por tu paciencia y humildad, por tu confianza y fortaleza, por tu entusiasmo y alegría, por tu maravilloso amor y hacerme sentir importante para ti, gracias papá, gracias por ser mi papá. Señor, te doy gracias por darme este papá tan maravilloso, me diste el mejor papá del mundo. ¡FELICIDADES PARA TODOS LOS PAPÁS DEL MUNDO EN SU DIA! Hijo mío, cuida de tu padre cuando llegue a viejo; mientras viva, no le causes tristeza. Si se debilita su espíritu, aguántalo; no lo desprecies porque tú te sientes en la plenitud de tus fuerzas. El bien que hayas hecho a tu padre no será olvidado; se te tomará en cuenta como una reparación de tus pecados. Eclesiástico 3:12-14

16

Directorio

• Norberto Rafael Orozco Camacho, Director • Gerardo Daniel Orozco Alfaro, Director Comercial • María Del Carmen Alfaro Jiménez, Relaciones Públicas • Joszy Magnolia Orozco Alfaro, Coordinador Editorial • Diseño Editorial, Sergio Abitia Reyes • Colaboradores: Ilmo. Mons. Manuel Silva Rodríguez • Ing. Alfonso Antonio Cruz Alvarez e Ing. Juan Carlos Aguirre, Web Site • Ada Patricia Villalaz . Vida Eterna Reserva de Derechos: 04-2009-111317530400-102. Anuncios y publicaciones contáctenos en: revistavidaeterna@gmail.com o vidaeterna2008@live.com.mx al Tel: 754-0750, Cel: 6671 024171 y 6671 034688 Nextel: 52*14*4777 y 52*14*55195. Si usted desea adquirir esta revista mensualmente en su hogar o comercio lo puede hacer por medio de un solo donativo, el cual será valido por los 12 meses del año favor de contactarnos. Si usted tiene un testimonio de fe y desea publicarlo, envíelo a nuestros correos electrónicos para analizarlo y publicarlo si así creemos conveniente. Impreso en los talleres de El Debate de Culiacán. Cada articulo es solo responsabilidad de quien lo escribe.

Visita www.revistavidaeterna.com

El justo que lleva una vida irreprochable; ¡felices sus hijos después de él!

Proverbios 20:7


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pág 3

A mi Padre De niño tan seguro me sentía de tu mano, que el tan solo perderme por segundos, me hacía sentir como un velero en tormenta. Más el tiempo fue pasando y mi cuerpo fue creciendo, terminé siendo un adolescente el cual odiaba el tener que agarrarte de la mano, por miedo de lo que otras personas pensaran o que me llamaran niño, más mi intelecto mucho lo sabía, un gran sabio me creía, que tus consejos menospreciaba pensando que tu nada sabías. Pasé la etapa de adolescente a adulto, mis ocupaciones y mi trabajo, de tu lado me despegaron, tiempo alguno no tuve para disfrutar de tu compañía, como aquellos viejos días que entre cuentos y pescados veíamos transcurrir el día. Ahora soy padre y mucho comprendo lo que tu sentías, el tratar de ser mi amigo eso es lo que tu pedías, en mi ignorancia e inexperiencia pude haber aprovechado mucho más de tu sabiduría y estoy cien por ciento seguro que en estos aprietos que estoy ahora, no lo estaría, y a la vida le sonreiría. Gracias por tus enseñanzas, padre, que trataré de pasárselas a mis hijos algún día. Sólo deseo que tus consejos y tu compañía, padre, sean como la luz de ese faro, hasta el fin de mis días...

Lo mejor siempre pasa en...

1. www.motivaciones.org Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Muéstrale al niño el camino que debe seguir, y se mantendrá en él aun en la vejez.

Proverbios 22:6


Pág 4

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pequeña carga

4

Una vez, saliendo a la puerta de mi casa, se me acercó un niño pobre. Habrá tenido 8 o 10 años, la carita flaca, el pelo sucio, la ropa apenas lo abrigaba. Pero lo que más me impactó fue lo que traía en sus espaldas: colgado de sus hombros otro niño, que habrá sido apenas un par de años más chico que él. El niño apoyó, con mucho cuidado, a su “pequeña carga” en el borde de un escalón y levantando apenas la cabeza, me miró y dijo. “Señor, ¿me podría dar unas monedas?, si quiere le limpio la vereda”. Yo lo miré con cara de asombro por el peso que llevaba, entonces le pasé unas monedas y le pregunté señalando sus hombros: “¿no pesa esa carga?, él, sin vacilar, me miró a los ojos y me respondió: “No pesa, es mi hermano”, y sin dudar, lo volvió a levantar sobre sus hombros, me dio las gracias y se fue. ¿Quién es tu hermano?

Vida Eterna

Carta a su hija Quisiera estar seguro de haberte enseñado: a disfrutar del amor, a confiar en tu fuerza, a enfrentar tus miedos, él entusiasmarte con la vida, a pedir ayuda cuando la necesites, a permitir que te consuelen cuando sufres, a tomar tus propias decisiones, a hacer valer tus elecciones, a ser amiga de ti misma, a no tenerle miedo al ridículo, a darte cuenta que mereces ser querida, a hablar a los demás amorosamente, a decir o callar según tu conveniencia, a quedarte con el beneficio de tus éxitos, a amar ya cuidar la pequeña niña que hay en ti, a superar la adicción de la aprobación de los demás, a no absorber las responsabilidades de todos, a ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia, a no perseguir el aplauso sino tu satisfacción con lo hecho, a dar porque quieres, nunca porque creas que es tu obligación, a exigir que se pague adecuada-

1

mente por tu trabajo, a aceptar tus limitaciones y tu vulnerabilidad sin enojo, a no imponer tu criterio ni permitir que te impongan el de otro, a decir que sí, sólo cuando quieras y decir que no sin culpa, a vivir en el presente y no tener expectativas, a tomar más riesgos, a aceptar el cambio y revisar tus creencias, a trabajar para sanar tus heridas viejas y actuales, a tratar y exigir ser tratada con respeto, a llenar primero tu copa y, después, la de los demás, a valorar tu intuición, a celebrar las diferencias entre los sexos, a desarrollar relaciones sanas y de apoyo mutuo, a hacer de la comprensión y el perdón tus prioridades, a aceptarte así como eres, a no mirar atrás para ver quién te sigue, a crecer aprendiendo de los desencuentros y de los fracasos, a permitirte reír carcajadas por la calle sin ninguna razón, a no idolatrar a nadie, y a mí, menos que a nadie. Jorge Bucay

Cuando tus padres te regalen un coche

Callar

5

Callar las cualidades propias, es humildad. Callar las buenas obras del prójimo, es envidia. Callar para no herir la susceptibilidad, es delicadeza. Callar los defectos propios, es prudencia. Callar los defectos ajenos, es caridad. Callar las palabras inútiles, es sabiduría. Callar para escuchar, es educación. Callar a tiempo, es discernimiento. Callar junto al que sufre, es solidaridad. Callar cuando se ha de hablar, es cobardía. Callar ante el fuerte, es sometimiento. Callar ante el débil, es magnanimidad. Callar ante una injusticia, es complicidad. Callar cuando te humillan, es andar en la verdad. Callar en los momentos de dolor, es virtud. Callar ante la injuria, es fortaleza. Callar para mejor amar, es santidad.

Visita www.revistavidaeterna.com

EDUCACIÓN EN VALORES: FE En una familia era el cumpleaños de su único hijo. Cumplía ya, 18 años. Era una cifra especial. Era su entrada en el mundo adulto. Siempre era muy celebrado ese aniversario por todos los jóvenes de la comarca. Además hubo un regalo muy especial. Los padres habían decidido darle el viejo coche familiar. Era un sueño para aquel muchacho. El coche de sus padres, ¡La cantidad de excursiones que había hecho en él! Nunca pensó que un día podría conducirlo. Era un muchacho feliz con su coche. Bajó al garaje, arrancó y fue a dar una vuelta. Al ir a enseñarlo a los amigos vio que estaba bastante sucio, ¡Llevaba tanto

tiempo guardado! Fue enseguida a un lavacoches y cuando salió, ¡Qué distinto todo! ¡Qué claridad entraba por las ventanillas! Al cabo de la semana, se dio cuenta que con tanto paseo por la ciudad, el coche se había vuelto a ensuciar. Y se dio cuenta que todas las semanas debía llevarlo a lavar si quería tener el coche reluciente. Así es nuestra fe. La heredamos de los padres, pero no nos sirve tal y como nos la dan: tenemos que actualizarla. Y todos los domingos debemos de acercamos a esa Agua que nos limpia, para que la Luz de Dios entre en nuestro interior. David Llena

Un sabihondo en el tren EDUCACIÓN EN VALORES: ORACIÓN y HUMILDAD Un joven universitario se sentó en el tren frente a un señor de edad, que devotamente pasaba las cuentas del rosario. El muchacho, con la arrogancia de los pocos años y la pedantería de la ignorancia, le dice: -Parece mentira que todavía cree usted en esas antiguallas... -Así es ¿Tú no? -le respondió el anciano. -¿Yo? -dice el estudiante lanzando una estrepitosa carcajada- créame: tire ese rosario por la ventanilla y aprenda lo que dice la ciencia. -¿La ciencia? -pregunta el anciano con sorpresa-, no lo entiendo así, ¿Tal vez tú podrías explicármelo? -Deme su dirección -replica el muchacho, haciéndose el importante y en tono protector-, le mandaré algunos libros que le podrán ilustrar.

2

3

El anciano saca de su cartera una tarjeta de visita y se la alarga al estudiante, que lee asombrado: “Louis Pasteur. Instituto de Investigaciones Científicas de París”. El pobre estudiante se sonrojó y no sabía dónde meterse. Se había ofrecido a instruir en la ciencia al que, descubriendo la vacuna antirrábica, había prestado, precisamente con su ciencia, uno de los mayores servicios a la humanidad. Pasteur, el gran sabio que tanto bien hizo a los hombres, no ocultó nunca su fe ni su devoción a la Virgen. Y es que tenía, como sabio, una gran personalidad y se consideraba consciente y responsable de sus convicciones religiosas. Pedantería: orgullo del que cree que sabe mucho, y presume de sus conocimientos.

1.- Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 2 y 3.- Jorge Amando Vásquez Rodriguez Vol. 5 Estamos de paso 4.- www.motivaciones org 5.- Jorge Amando Vázquez Rodríguez Caminos para el desarrollo personal Volumen 13 Fotos: Internet

Corrige a tu hijo si quieres después descansar: entonces te dará grandes alegrías

Proverbios 29:17


Vida Eterna

Papá, gracias por enseñarme Había una vez un hombre, padre de familia, con éxito en su profesión, hábil para los negocios y que vivía rodeado de muy buenos contactos. Él era muy exigente con su hijo, quería que llegara a continuar todo lo que él había comenzado. Una vez el padre llevó a su hijo a un viaje por un barrio de la periferia con el firme propósito de que éste viera a los pobres, que eran las personas que allí vivían... que comprendiera así el valor de las cosas que tenían y lo afortunados que eran ellos. Estuvieron un día y una noche en la granja de una familia muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa, el padre le preguntó a su hijo: «¿Qué te ha parecido la experiencia?» «Muy buena, papá» «Y... ¿qué has aprendido?» «Varias cosas, papá; que nosotros tenemos un perro de raza y ellos tienen cuatro perros sin marca que jugaban entre ellos y se divertían mucho. Nosotros tenemos una piscina de 10 x 5 m. y ellos un riachuelo sin límites y de aguas con vida en movimiento. Nosotros tenemos unas lámparas importadas que ilu-

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pág 5

1

minan el jardín, ellos tienen las estrellas. Nuestro jardín tiene un límite con enredaderas y flores; el de ellos es el horizonte. Y lo que especialmente he aprendido es que ellos tienen tiempo para convivir en familia y para conversar; en cambio nosotros casi nunca nos vemos porque mamá y tú trabajan todo el día y para hablar con ustedes tengo que dejarles siempre el mismo mensaje en el celular: “cuando puedas, me llamas”». Al terminar el relato, el padre quedó mudo... y su hijo añadió: ¡Gracias papá por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser! Que la sencillez, la humildad y el amor, es tener una riqueza abundante en nuestra alma y corazón y compartirla con nuestros seres queridos nos hace ser verdaderamente ricos.

1.- www.motivaciones.org Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Los nietos son la corona de los ancianos, así como los padres son el orgullo de sus hijos.

Proverbios 17:6


Pág 6

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Siéntate te tengo una sorpresa

3

Pasó hace pocos días, en el mes de agosto de 2004. Un señor llega a su casa, en un rincón de Florida. Está cansado del trabajo, oprimido por el calor. Su esposa le recibe, se acerca y le dice: -Siéntate, te tengo una sorpresa. Él se sienta en el sofá, y ella le trae un vaso de agua con hielos. A veces basta poco, muy poco, para que la vida sea más bella. Esta vez ha sido ella la que le ha dado una magnífica “sorpresa” a su marido. Mañana será él quien le diga a ella: -¿Salimos de compras? ¿A dónde quieres que vayamos? Pasado mañana será el hijo que vive lejos: llama por teléfono a sus padres simplemente para decirles que está muy contento de poder hablar con ellos así, sin más, sin tener que dar ninguna noticia especial. Sí: basta poco para que la llegada a casa no sea un momento de preocupaciones, sino de alegrías, de confianza, de amor. Basta poco. Pero a veces no damos ese poco, porque no pensamos en el otro, o porque esperamos que nos sirvan sin que se nos ocurra antes que podemos ser los primeros en servir, o porque se nos ha oxidado un poco el amor y la ilusión de ofrecer algo a quien vive a nuestro lado. «Siéntate, te tengo una sorpresa». No ha sido oro, ni un cheque, ni una corbata nueva. Ha sido, simplemente, un vaso de agua fresca. Un agua deliciosa, buena, pero, sobre todo, bañada de cariño. Fernando Pascua!, Buenas Noticias.

El valor de las pequeñas cosas Aprende a escuchar el valor de las pequeñas cosas, de los acontecimientos. Verás que todo habla, todo se comunica contigo. Con cada falta de delicadeza, hiero un poco a aquellos que me aman. Con cada desatención, no soy ni educado ni cristiano. Con cada mirada de desprecio, alguien resulta golpeado. Con cada gesto de impaciencia, doy una bofetada invisible a los que viven a mi lado. Con cada perdón que niego, va un pedazo de mi egoísmo. Con cada resentimiento que esbozo, revelo algo de mi amor propio herido. Con cada palabra áspera que digo, pierdo algunos puntos para el cielo. Con cada omisión que practico, rasgo una hoja del evangelio. Con cada limosna que niego, alejo más triste a un pobre. Con cada juicio malicioso, aflora mi lado mezquino. Con cada oración que no hago, pierdo un mundo de gracia. Con cada burla que hago, peco contra el silencio. Con cada llanto que enjuago, hago más feliz a mi hermano. Con cada acto de fe, canto un himno a la vida. Con cada sonrisa que desparramo, planto una esperanza. Con cada espina que clavo, lastimo el corazón de un semejante. Con cada espina que arranco, alguien besará mi mano. ¡Con cada rosa que ofrezco, los Ángeles dicen AMEN!.

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

La maestra del hospital

EDUCACIÓN EN VALORES: ESPERANZA y AMOR -Ahora estamos estudiando sustantivos y adverbios en clase. Le agradecería si lo ayudara con sus deberes, así no se atrasa respecto de los demás. Hasta que la maestra no llegó a la habitación del niño no se dio cuenta de que se hallaba ubicada en la unidad de quemados del hospital. Nadie la había preparado para lo que estaba a punto de descubrir del otro lado de la puerta. Antes de que le permitieran entrar, tuvo que ponerse un delantal y una gorra esterilizada por la posibilidad de infección. Le dijeron que no tocara el niño ni la cama. Podía mantenerse cerca pero debía hablar a través de la máscara que estaba obligada a usar. Cuando por fin terminó de lavarse y se vistió con las ropas prescritas, respiró hondo y entró en la habitación. El chiquito, horriblemente quemado, sufría mucho a ojos visto. La maestra se sintió incómoda y no sabía qué decir, pero había llegado demasiado lejos como para darse la vuelta e irse. Por fin pudo tartamudear: -Soy la maestra del hospital y tu maestra me mandó para que te ayudara con los sustantivos y los adverbios. Después, le pareció que no fue una de sus mejores sesiones. A la mañana siguiente, cuando volvió, una de las enfermeras de la unidad de quemados le preguntó: -¿Qué le hizo a ese chico? Antes de que pudiera terminar una sarta de disculpas, la enfermera la interrumpió diciendo: -No me entiende. Estábamos muy preocupados por él, pero desde que vino usted ayer toda su actitud cambió. Está luchando, responde al tratamiento. Es como si hubiera decidido vivir.

El propio niño le explicó luego que había abandonado completamente la esperanza y sentía que iba a morir, hasta que vio a esa maestra especial. Todo había cambiado cuando se dio cuenta de algo. Con lágrimas de felicidad en los ojos, el chiquito tan gravemente quemado que había dejado de lado toda esperanza, lo expresó así: -No le habrían enviado una maestra para trabajar con los sustantivos y los adverbios a un chico agonizante, ¿No le parece? La esperanza es el factor preponderante que mantiene viva la llama que desarrolla nuestros proyectos. Si se pierde la esperanza de algo, se pierde la motivación y todo lo referente a ello parece no tener sentido. No resulta entonces difícil imaginarse lo que ocurriría si se pierde la esperanza de vivir. Todo parece derrumbarse, y la voluntad nada puede hacer porque está paralizada por la sensación de “sin sentido”. Es una situación terrible que puede acarrear consecuencias también terribles. Pero basta una pequeña palabra de esperanza para despertar todos los sentidos, para movilizar todo aquello que se hallaba paralizado. Porque se le comienza a encontrar a la vida un significado fundamental, que va dando respuestas a muchas preguntas sobre la existencia, sobre el ser. Es importante mantener viva la esperanza de un mañana. Es importante la certeza de que mañana también está la vida... Si mañana tenemos “sustantivos y adverbios”, eso significa que hay un mañana. Y se renueva entonces la motivación de seguir adelante en búsqueda del más preciado tesoro: La felicidad. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Tengo esperanza en las personas aún en los momentos menos fáciles

Gratitud EDUCACIÓN EN VALORES: AGRADECIMIENTO En el Brasil un grupo de científicos visitó a una tribu indígena, en la selva. Dialogaron con los indios sobre distintos temas y así hablaron sobre Dios: -¿Le rezan ustedes a Dios? Por supuesto que le rezamos a Dios. -¿Y qué le piden? -Qué le vamos a pedir si Dios nos da todo. -Entonces, ¿Para qué le rezan a Dios? -Le rezamos a Dios para darle gracias por lo mucho que nos da cada día. ¿Hago yo lo mismo todos los días? ¿Doy gracias sin cesar por tantos beneficios? Ojalá esté afiliado al club de los agradecidos y no al club de los ingratos.

1

2

Ojalá el cálido aroma de la gratitud me acompañe siempre y sea consciente de que en la balanza de la vida el bien pesa mucho más que el mal. Si el fardo de la aflicción amenaza con doblegarnos, debemos apreciar lo positivo y orar con un sentido reconocimiento y una perfecta alabanza. Siempre he admirado a Roberto Carlos quien se olvida de la prótesis que lleva y canta jubiloso: Por eso digo, te agradezco, Señor, un día más, te agradezco Señor, nuevamente agradezco Señor. La gratitud es una puerta abierta al optimismo. Nada mejor que dar gracias sin cesar. Es la mejor plegaria. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Agradezco a Dios todo lo que me da para vivir; Dios es mi todo.

1.- Vol. 9 De la razón a la imaginación Jorge Amando Vázquez Rodríguez 2.- www.motivaciones.org

Fotos: Internet

Los azotes y las correcciones llevan a la sabiduría, el niño que lo dejan hacer todo será la vergüenza de su madre.

Proverbios 29:15


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pág 7

Gracias Papá Por Rafael Orozco Gracias Papá, por todos los momentos que pasamos juntos y que compartimos buena parte de nuestra vida, gracias por todas las palabras de sabiduría que has ministrado a mi vida y que permanecen para siempre en mi corazón. Gracias Papá, porque me enseñaste que amar es la palabra que nunca debemos olvidar y la debemos de mantener siempre con nosotros y que con ella seremos más felices tomándola como una instrucción de amor y enseñanza para enfrentar la vida. Gracias Papá, porque con tu paciencia aprendí, que nunca debo desesperarme ante los problemas de la vida, que debo mantener la calma y que con confianza y decisión debo de enfrentarlos cada uno de ellos.

Gracias Papá porque especialmente en mis momentos de rebeldía, nunca perdiste la calma y me enseñaste a ser obediente y con tus palabras sencillas y amables hiciste que cambiara mi actitud y aprendí que no siempre tengo la razón, me dijiste que antes de reaccionar debo de razonar cada una de las cosas que diga o haga y que es necesario primero escuchar antes de juzgar. Gracias Papá, porque reconozco que sin tu enseñanza y tus cuidados no hubiera podido ser lo que soy ahora, porque me enseñaste que aun en los momentos más adversos debo dar mi mejor sonrisa y entregar toda mi vida a Dios, para que la tome en control y que su luz ilumine mi corazón, que con tu amor me haces que me sienta verdaderamente importante para ti, que la sencillez, la paz y la humildad siempre deben permanecer en mi corazón, que me debo siempre de mantener sereno y confiado aun en medio de tormentas y tempestades porque Dios tiene el control de mi vida. Gracias Papá, porque nunca mostraste molestias por las veces que he fallado en mi vida, porque con tu amor siempre me animas a seguir adelante, y con ternura me dices no te preocupes por el error que cometiste hoy, mañana vuélvelo a intentar y lo harás mejor, te doy gracias por escucharme con atención sin prisas, me abrazas como protegiéndome para sentirme confiado y eso me hace sentir seguridad. Gracias Papá, por tener un Papá como tú, que con tu actitud positiva haces que mis días sean más fáciles y enfrente los días difíciles tomando buenas decisiones gracias a tus enseñanzas, una y otra vez que me he caído tú me has ayudado a levantarme con la ayuda de Dios, recuerdo tus palabras cuando me dices, te amo con todo mi corazón, hijo mío, eso me da mucha alegría, pero lo más importante para mí, es que siempre quiero ser como tú, Papá.

Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Graba en tu corazón los mandamientos que yo te entrego hoy, repíteselos a tus hijos, habla de ellos tanto en casa como cuando estés de viaje, cuando te acuestes y cuando te levantes Deuteronomio 6:6-7


Pág 8

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Vida Eterna

Litúrgias DOMINGO 19 SOLEMNIDAD: LA SANTÍSIMA TRINIDAD. Misa: pr. “Gloria”, “Credo”, pf. pr. Lecturas: Ex 34,4-6.8-9; Sal Dan 3; 2 Cor 13,11-13 E. Jn 3,16-18 Oficio: de la Solemnidad AVISO; JUEVES ES FIESTA DE PRECEPTO, SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO. El misterio de Dios, uno y trino, se revela de una forma más completa en el NT. El punto de partida es la persona de Jesús. Recordemos que la fe de la Iglesia se redujo al principio a esta afirmación: «Jesús es el Señor) o «el Cristo), es decir, Jesucristo. Jesús, en plena continuidad con la fe judía, llama «Padre) a Dios y concibe la paternidad de Dios de un modo universal: es el Dios del reino, del pueblo, de los pobres. Ciertamente, las relaciones entre el Padre y el Hijo son íntimas y totales. Su conocimiento mutuo es idéntico, como es igual la concordia de voluntades. Por otra parte, Jesús revela el misterio del Espíritu, especialmente en la última cena. Muere exhalando el Espíritu y aparece resucitado soplando el Espíritu sobre sus discípulos. Los profetas habían dicho que el Mesías tendría el Espíritu en plenitud y lo derramaría abundantemente. Es San Lucas, sobre todo, el testigo del espíritu en la persona y en la obra de Jesús. -¿Tiene cabida en nosotros el Espíritu Santo? -¿Por qué somos reticentes a lo que llamamos «espiritual})? JUEVES 23 SOLEMNIDAD DEL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO

en su totalidad. En efecto, en la Eucaristía recibimos también la garantía de la resurrección corporal al final del mundo: «El que come de mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día» (Eu.My. n. 18). DOMINGO 26 XIII DEL TIEMPO ORDINARIO Misa: pr. “Gloria”, “Credo”, pf. Dominical I-X Lecturas: 2 Re 4,8-11.14-16; Sal 88; Rom 6,3-4.8-11; E. Mt 10, 37-42 Oficio: Dominical El seguimiento de Jesús es la base fundamental de toda la vida cristiana. Es captar su persona, su palabra y su obra para traducirlas al momento presente. El NT habla constantemente del seguimiento de Jesús que deben practicar sus discípulos; un seguimiento que incluye la donación total de la persona. Jesús invita a sus discípulos a seguirle hasta la muerte y la resurrección. En el marco del itinerario de Jesús hacia Jerusalén, el seguimiento es la clave del discipulado. Siempre van unidos «seguimiento», «negación» y «cruz». Pero la negación y la cruz no tienen un sentido negativo. Negarse no es cerrarse, sino todo lo contrario: vencer al propio «yo» para abrirse a los demás. La cruz tampoco tiene sentido en sí misma; no es más que el precio que conlleva la entrega. Por consiguiente, la negación y la cruz -en cuantos actos positivos vitales son criterios de discernimiento. De este modo, el discípulo se identifica con el Señor. ¿Quiénes son hoy los seguidores de Jesús? ¿Por qué nos cuesta tanto seguir a Jesús?

Misa: pr. “Gloria”, Secuencia, “Credo”, pf. Pr. Lecturas: Dt 8,2-3.14-16; Sal 147; 1 Cor 10,16-17; E. Jn 6, 51-58 Oficio: propio de la Solemnidad. La Eucaristía es tensión hacia la meta, pregustar el gozo pleno prometido por Cristo; es, en cierto sentido, anticipación del Paraíso y «prenda de la gloria futura». Quien se alimenta de Cristo en la Eucaristía no tiene que esperar el más allá para recibir la vida eterna: la posee ya en la tierra como primicia de la plenitud futura, que abarcará al hombre

Visita www.revistavidaeterna.com

EVANGELIOS DOMINGO 5 Jesús envía a sus apóstoles Por su parte, los Once discípulos partieron para Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Cuando vieron a Jesús, se postraron ante él, aunque algunos todavía dudaban. Jesús se acercó y les habló así: «Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia.» MATEO 28:16-20 DOMINGO 12 Ese mismo día, el primero después del sábado, los discípulos estaban reunidos por la tarde con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Llegó Jesús, se puso de pie en medio de ellos y les dijo: «¡La paz esté con ustedes!» Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron mucho al ver al Señor. Jesús les volvió a decir: «¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envío a mí, así los envío yo también.» Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Reciban el Espíritu Santo: a quienes descarguen de sus pecados, serán liberados, y a quienes se los retengan, les serán retenidos.» JUAN 20:19-23

de vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Como el Padre, que es vida, me envió y yo vivo por el Padre, así quien me come vivirá por mí. Es te es el pan que ha bajado del cielo. Pero no como el de vuestros antepasados, que comieron y después murieron. El que coma este pan vivirá para siempre. JUAN 6:51-58 DOMINGO 26 El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no carga con su cruz y viene detrás de mí, no es digno de mí. El que antepone a todo su propia vida, la perderá, y el que sacrifique su vida por mi causa, la hallará. El que los recibe a ustedes, a mí me recibe, y el que me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado. El que recibe a un profeta porque es profeta, recibirá recompensa digna de un profeta. El que recibe a un hombre justo por ser justo, recibirá la recompensa que corresponde a un justo. Asimismo, el que dé un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, porque es discípulo, no quedará sin recompensa: soy yo quien se lo digo.» MATEO 10:37-42

DOMINGO 19 ¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único, para que quien cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió al Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que se salve el mundo gracias a él. Para quien cree en él no hay juicio. En cambio, el que no cree ya se ha condenado, por el hecho de no creer en el Nombre del Hijo único de Dios. JUAN 3:16-18 JUEVES 23 Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi carne, y lo daré para la vida del mundo.» Los judíos discutían entre sí: «¿Cómo puede éste darnos a comer carne?» Jesús les dijo: «En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo del Hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre vive

1. Agenda Litúrgica 2010 Fotos: Internet

Guarda sus leyes y sus mandamientos que yo te ordeno hoy, y te irá bien a ti y a tus hijos después de ti. Así vivirás largos años en la tierra que Yavé, tu Dios, te da.» Deuteronomio 4:40


Vida Eterna

Pág 9

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

¿Qué es un papá? Un papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre Biología, seguida de una de Matemáticas. Es un súper héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta. Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente. Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se muera de miedo por dentro.

Un papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida. Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero. Un papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía. Ser papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Pero el amor del Señor con los que le temen es desde siempre y para siempre; defenderá a los hijos de sus hijos

Salmo 103:17


Pág 10

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

La oración perfecta 3

EDUCACIÓN EN VALORES: ORACIÓN Moisés se encontró una vez con un hombre que rezaba, pero decía tales cosas, en una plegaria tan absurda, que Moisés se detuvo. Y no sólo absurda sino que era un insulto para Dios. El hombre decía: “Déjame acercarme a ti, Dios y te prometo que te limpiaré el cuerpo cuando esté sucio. Si tienes piojos te los quitaré. Soy buen zapatero, te haré unos zapatos perfectos. Nadie te cuida, Señor yo te cuidaré. Cuando estés enfermo, velaré por ti y te daré los remedios. Soy también un buen cocinero”. Moisés gritó: -¡Basta! iBasta de tonterías! ¿Qué estás diciendo? ¿Que Dios tiene piojos? ¿Y que su ropa está sucia y tú la lavarás? ¿Y tú serás su cocinero? ¿De quién aprendiste esta plegaria? -No la aprendí de nadie. Soy muy pobre y sin ninguna educación y reconozco que no sé cómo rezar. Yo la inventé y estas son las cosas que sé. Tengo muchos problemas con los piojos, por esto creo que ellos también deben molestar a Dios. Y a veces la comida que consigo no es muy buena y me duele el estómago. Dios debe sufrir también, a veces. Esto es sólo mi propia experiencia que se ha convertido en mi oración, pero si conoces la oración perfecta, enséñamela. -Dijo el hombre. Entonces Moisés le enseñó la oración perfecta. El hombre se postró ante Moisés, le agradeció con lágrimas de profunda gratitud. Se fue y Moisés se quedó muy feliz pensando que había hecho una buena acción. Miró al cielo para ver qué pensaba Dios de esto. Dios estaba furioso. Le dijo: -Te he enviado para que acerques a la gente hacia mí, pero ahora has apartado de mí a uno de los que más me amaba. Ahora, esta “oración perfecta” que le has enseñado, no será en absoluto una oración, porque esa oración no tiene nada que ver con el amor. El amor no sabe de leyes ni de reglas. Con el amor, la gracia sucede. Y con el amor, la verdad. Recuérdalo, si puedes entender la verdad, la verdad te libera. Y no hay otra liberación. No interfieras en el amor o en la oración de otra persona. Abandona la idea de que conoces el modo de orar. Simplemente respeta a los otros, pues cualquiera que sea el modo en que recen o amen, es perfecto para ellos. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Respeto la oración de los demás; Mis necesidades las conoce Dios y me respeta

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

La historia de Lucas

EDUCACIÓN EN VALORES: ESPERANZA y ELEGIR Es una historia, cierta o no, bastante ilustrativa. Lucas era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, él respondía: -Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo. Era un Gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Lucas era por su actitud. Él era un motivador natural: Si un empleado tenía un mal día, Lucas estaba ahí para decirle al empleado cómo ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Lucas y le pregunté: -No lo entiendo... ¡No es posible ser una persona positiva todo el tiempo! ¿Cómo lo haces? Lucas respondió: -Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo, Lucas: tienes dos opciones hoy: Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida. -Sí, claro, pero no es tan fácil-protesté. -Sí lo es, -dijo Lucas-, todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección. Tú eliges cómo reaccionas ante cada situación, tú eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo, tú eliges estar de buen humor o mal humor. En resumen, TÚ ELIGES CÓMO VIVIR LA VIDA. Reflexioné en lo que Lucas me dijo. Poco tiempo después, dejé la industria restaurantera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Lucas, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar

contra ella. Varios años más tarde, me enteré que Lucas hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante, dejó la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, de su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Lucas fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Lucas fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo. Me encontré con Lucas seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: -Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo. Le pregunté qué pasó por su mente en el momento del asalto, contestó: -Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir. -¿No sentiste miedo? -le pregunté-, Lucas continuó: -Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: “Es hombre muerto”. Supe entonces que debía tomar una decisión. -¿Qué hiciste? -pregunté. -Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo, y respirando profundo grité: “Si, a las balas”; mientras reían, les dije: “Estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto”. Lucas vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la ACTITUD, al final, lo es todo. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Elijo vivir de manera positiva; Toda la vida es una oportunidad de aprender.

Demasiado aprisa

Un explorador blanco, ansioso por llegar cuanto antes a su destino, en el corazón de África, ofreció una paga extra a sus porteadores para que anduviesen más de prisa. Durante varios días, los porteadores apuraron el paso. Una tarde, sin embargo, se sentaron todos en el suelo y posaron la carga, negándose a continuar. Por más dinero que les ofreciese, los indígenas no se movían. Finalmente, cuando el explorador pidió una

1

2

explicación por aquel comportamiento, obtuvo la siguiente respuesta: -Hemos andado demasiado de prisa, y ya no sabemos ni lo que estamos haciendo. Tenemos qué esperar a que nuestras almas nos alcancen. Nos embrollamos en la vorágine de la vida. En una prisa desesperada no de vivir, sino de sobrevivir y nos olvidamos de lo esencial. ¡¡VIVIR Y DISFRUTAR LA VIDA!!!

1,2 y 3.- Vol. 9 De la razón a la imaginación Jorge Amando Vázquez Rodríguez 2.- www.motivaciones.org Foto: Internet

Todos tus hijos serán instruidos por Yavé y grande será la felicidad de tus hijos.

Isaías 54:13


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pág 11

Padre Nuestro de los padres PADRE NUESTRO... De todos nosotros que también somos padres, que hemos dado vida a nuestros hijos y que los amamos más que a todo. QUE ESTÁS EN EL CIELO... Y también en la tierra entre nosotros: en las realidades de cada día, en la intimidad de nuestro matrimonio y en el corazón de cada uno de nuestros hijos. SANTIFICADO SEA TU NOMBRE... Que reconozcamos que tú eres Santo y Bueno; que comprendamos que sólo eres Amor; que creamos que tú te enterneces cuando nos miras como lo hacemos nosotros cuando miramos a nuestros hijos. VENGA A NOSOTROS TU REINO... En el mundo y en nuestro hogar: que reine un clima

de paz, de estimación, de alegría; que estés presente en nuestros pensamientos y actuaciones, en las dificultades y en el bienestar. HÁGASE TU VOLUNTAD... Aunque no la entendamos, porque estamos seguros de tu amor, y que nunca deseemos, ni para nosotros ni para nuestros hijos, nada que pueda perjudicar. EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO... En las cosas importantes y en las pequeñas, en las cosas materiales y en las espirituales, para que podamos ayudar a nuestros hijos a empezar a vivir, ya en la tierra, pedacitos de cielo. DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA... Todo lo que nos tiene que dar fuerza: tu Palabra y tu Presencia; aquello que nos es imprescindible para la vida de cada día: esfuerzo, paciencia, ternura, capacidad de perdón... PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN... Que creamos en tu perdón y que, como tú, deseemos perdonar cada día a los que nos molestan o no nos comprenden, a los que se muestran desagradecidos o poco delicados... sobre todo a los de casa. NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN... En la tentación del desánimo, del cansancio, de la desconfianza entre nosotros, de la exigencia sin misericordia, de la condescendencia sin firmeza. Y LÍBRANOS DEL MAL... Del mal y de hacer el mal, de los desaciertos en la educación de los hijos, de la incomprensión entre los esposos, de la autosuficiencia, rigidez y tristeza, para que podamos vivir en tu presencia toda la familia unida y esperanzada, ahora y siempre.

www.motivaciones.org

Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

¡Hijos, óiganme, les habla su padre! Sigan mis consejos y se salvarán.

Eclesiástico 3:1


Pág 12

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Actuar con el prójimo como ciontigo mismo

3

EDUCACIÓN EN VALORES: AMOR En cierta ocasión un niño entró en la sala de emergencia de un hospital tras haber sido atropellado. El motorizado que lo auxilió, al solicitársele que efectuara el depósito, necesario para atender al niño, informó que no poseía en ese momento efectivo o cheque que pudiera dejar en garantía, pero que, si el hospital aceptase, efectuaría el depósito a primera hora de la mañana. La enfermera, ante la imposibilidad de ordenar que el niño fuera atendido, fue a consultar el caso con uno de los directores del hospital que, justamente esa noche, estaba de guardia. El doctor no dio la orden de atenderlo, hecho que condujo a la muerte de la criatura. Cuando un rato después, el médico fue llamado para firmar el deceso del niño, descubre que éste era su hijo, quien pudo haberse salvado si hubiese sido atendido. En esta época donde la mayoría de las personas empiezan a correr y agitarse por los regalos, las carreras y todo lo que nos han hecho creer que es navidad, olvidamos que celebramos el nacimiento de Jesús, quien nos envió a una sola cosa: “Amar al prójimo como a nosotros mismos”. ¿No sería el mejor de los regalos para Jesús el que lejos de estresarnos y pensar en regalos, pensáramos en hacer el bien a los demás? ¿En entregar nuestra vida a levantar al caído o atender al enfermo? Navidad ¿Qué mejor forma de celebrarla que actuar como Jesús nos enseñó? PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: En todas mis acciones actúo como si fueran de mi familia.

Gracias Señor por lo que ignoras 4

Hola Señor, soy yo ¿me recuerdas?, estoy seguro de que sí. Siempre te he agradecido por lo que me has dado y siempre me has respondido cuando te lo he pedido, pero hoy quiero agradecerte por las peticiones que ignoras. Así es, aunque suene extraño, quiero agradecerte por no hacer caso de esas peticiones absurdas que muchas veces en momentos tristes o angustias en mi vida he hecho. Gracias por no darme el dinero extra que me hubiera quitado la paz. Gracias por no darme ese trabajo lejano que me hubiera alejado de mi familia. Gracias por no darme fortunas ni fama que me hubieran hecho frío. Gracias por no darme el conocimiento, que me hubiera hecho pensar que no te necesitaba. Gracias Señor, pues no me das lo que no es bueno para mí, no me das aquello con lo que me puedo lastimar, alejar de Ti, aunque en el momento me halla enojado. Ahora te doy gracias, pues no me das lo que no me es útil. Gracias Señor por lo que ignoras. Tu hijo. Amén

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

¿Cómo te puedo ayudar?

EDUCACIÓN EN VALORES: SINCERIDAD Un anciano que vivía solo quería plantar patatas en su huerto, pero arar la tierra era un trabajo demasiado pesado para un hombre de su edad. Su único hijo José Angel -quien solía ayudarlo-, estaba preso por homicidio. El anciano decidió escribirle una carta explicándole el problema. Querido José Ángel: Me siento mal porque no voy a poder plantar mi huerto con patatas este año. Estoy muy viejo para arar las parcelas. Si tú estuvieras aquí, todos mis problemas desaparecerían. Sé que me ayudarías removiendo la tierra. Te quiere, Papá. Pocos días después el hombre recibió una carta de su hijo. Querido Papá: Por el amor de Dios no vayas a remover la tierra del huerto. Precisamente allí es donde enterré uno de los cuerpos (el que la policía nunca pudo encontrar).

1

Te quiere, José Angel. Al otro día a las 4 de la mañana, la policía del condado y agentes del F.B.I. irrumpieron en la casa del anciano con una orden del juez y removieron toda la tierra del huerto, sin encontrar ningún cuerpo. Se disculparon y se fueron. Ese mismo día el hombre recibió otra carta de su hijo: Querido Papá: Ahora ya puedes plantar tus patatas. Disculpa las molestias, pero dadas las circunstancias, es lo mejor que pude hacer para ayudarte. Te quiere, tu hijo José Angel. Siempre hay la posibilidad de ayudar aún cuando las circunstancias que estemos viviendo indiquen lo contrario. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Mis defectos puedo convertidos en valores; Aprendí de Federico Suárez Los defectos de los santos.

Mujer: Maestra del agradecimiento EDUCACIÓN EN VALORES: AGRADECIMIENTO Con entrega, la mujer no ceja en el esfuerzo de inculcar la gratitud en la familia y la sociedad Hace unos días cayó en mis manos uno de esos libros que te sacuden y hacen pensar a medida que pasas las páginas. En este caso, la inquietud que surgió en mí cuando leía fue si realmente estoy dando a mis hijos los valores que la sociedad de hoy necesita. El libro es “El valor de los valores” ¡donde Codavonga O”Shea enumera una serie de principios que las mujeres debemos sembrar y cultivar en nuestros hijos. Uno de ellos, y muy importante, es la gratitud. El libro recoge el testimonio del escritor francés Georges Chevrot, que señala que una de las primeras palabras que pronuncia un niño es “no”. Y nadie tiene que enseñarle. En cambio, cuántas repeticiones hacen falta para inculcarle el hábito de decir “gracias”. Muchas veces tengo la sensación de que hoy los hijos consideran que es una obligación de los padres dar, y que la palabra gracias no tiene nada que ver con ellos. Como recuerda el Catecismo de la Iglesia “el respeto a los padres (piedad filial) está hecho de gratitud para quienes, mediante el don de la vida, su amor y su trabajo, han traído sus hijos al mundo y les han ayudado a crecer en estatura, en

sabiduría y en gracia”. Dar las gracias -decir gracias- es una actitud aprendida desde la cuna. De ahí que la mujer tenga un papel preponderante en la enseñanza de la gratitud, que brota de acuerdo con la educación que se ha recibido en el corazón desde los primeros años. y no hablo del agradecimiento obligado, ese que se da por compromiso o de manera automática. Me refiero a dar gracias sinceramente, porque fui educado por mis padres para ser agradecido y porque he hecho propia, racionalmente, esta actitud. La forma en que una persona expresa su agradecimiento nos dice todo de ella, ya que está expresando su corazón y alma misma. Vivimos en un ambiente de mucho estrés, donde queda poco tiempo para reflexionar sobre los motivos para dar gracias, pero si somos mujeres que aspiramos a la excelencia femenina y, todavía más, pretendemos que nuestros hijos sean agradecidos, debemos de buscar un tiempo cada día para inculcarlo. Es bueno tener la capacidad de decir gracias, aunque tal vez en esos momentos se esté atravesando por un problema muy grande, gracias porque pertenezco a una familia, porque puedo trabajar, soy una mujer sana, etc., tener esta actitud diaria, abierta al agradecimiento, ayudará a lidiar mejor con lo negativo y

2

a tener un mejor ánimo dentro de tu interior. Muchas veces no son los problemas los que verdaderamente nos cansan, sino es más bien la actitud que tomamos frente a ellos. No se puede borrar el pasado con palabras. Nadie puede enseñarnos nada que no esté dentro de nosotros mismos. Como educadoras de nuestros hijos, las mujeres debemos mirarnos a nosotras mismas y reflexionar acerca de nuestra propia formación espiritual y humana, reflexionar y descubrir los hábitos de nuestro corazón. Debemos también pensar si somos mujeres agradecidas en nuestro interior, ya que sólo así podemos cultivar este valor en los nuestros. En efecto, no estamos en el corazón de los que amamos ni ellos están en el nuestro, no sabemos las decisiones que tomarán nuestros hijos al hacerse grandes y dueños de su vida. Lo que sí sabemos es que, si cultivamos de la forma adecuada su fe y su afecto (corazón), podremos estar seguras de que tendrán la actitud de los bien nacidos: serán agradecidos. Por Sheila Morataya-Fleislunan

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Enseño a mis hijos a decir gracias; Mi valor favorito es el agradecimiento, porque es una ventana a la abundancia.

1, 2 y 3.- Vol. 10 Un mundo a la altura de lo humano Jorge Amando Vázquez Rodríguez 4.- Vol. 10 Un mundo a la altura de lo humano Jorge Amando Vázquez Rodríguez Foto: Internet

Porque el Señor quiso que los hijos respetaran a su padre, estableció la autoridad de la madre sobre sus hijos.

Eclesiástico 3:2


Vida Eterna

Cuando Dios creó a los padres Cuando Dios creó a los Padres, comenzó con una talla grande. Un ángel se le acercó y le dijo: “¿Qué clase de Padre es ese? ¿Si estás haciendo niños tan cerca del suelo, por qué pones al Padre tan arriba? No podrá jugar canicas sin arrodillarse, arropar a un niño en cama sin torcerse la espalda, o besar a un niño sin encorvarse.” Dios sonrió y dijo: “Sí, pero si le hago del tamaño de un niño, ¿Cómo quién tendrían que crecer los niños?” Y cuando Dios hizo las manos del Padre, éstas eran grandes. El ángel agitó su cabeza y dijo: “Las manos grandes no pueden sujetar un pañal, abrochar botones

pequeños, poner un curita, o quitar astillas a causa de jugar con un bate de béisbol.” De nuevo Dios sonrió y dijo: “Lo sé, pero son lo suficientemente grandes para sostener todo lo que un muchacho pequeño vacía de sus bolsillos, y todavía bastante pequeñas para acariciar la cara de una niño con una sola de ellas.” Entonces Dios amoldó piernas largas delgadas y hombros anchos. “¿Te has dado cuenta que hiciste un Padre sin regazo?” El ángel lo dijo susurrando. Dios dijo: “Una Madre requiere un regazo. Un Padre necesita hombros fuertes para tirar un trineo, balancear a un muchacho en una bicicleta, o soste-

1. www.motivaciones.org Fotos: Internet

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Pág 13

1

ner una cabeza soñolienta de un pequeño como un gran malabarista.” Cuando Dios estaba en el medio de la creación se mostraron los pies más grandes vistos hasta entonces, el ángel no pudo contenerse más: “Esto no es confiable. ¿Honestamente crees que esos pies van a llegar rápido a la cama del bebé cuando llore en las mañanas, o andar a través de una fiesta de cumpleaños sin pisar a los huéspedes?” Y Dios dijo: “Trabajarán. Ya lo verás. Soportarán y tendrán la fuerza para pedalear con un niño pequeño un paseo en bicicleta por la montaña o asustarán ratones en una cabaña de verano, y mostrarán al pequeño el desafío de llenar esos zapatos.” Dios trabajó todo la noche, dio al Padre pocas palabras, pero una voz firme para mostrar autoridad; ojos que ven todo, pero con calma y tolerancia. Lo dotó también de una gran Sabiduría para educar a sus hijos y tomar las decisiones correctas Finalmente, agregó lágrimas. Entonces volvió al ángel y le dijo: “¿Ahora estás satisfecho? ¡Puede amar intensamente como lo hace una Madre!” El ángel no dijo más.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

El que respeta a su padre obtiene el perdón de sus pecados eclesiástico 3:3


Pág 14

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Cuando el dolor

4

Cuando el dolor, la desesperación, la enfermedad o la muerte, van invadiendo los rincones más vulnerables de nuestra alma, buscamos como niños huérfanos, abrazarnos al ser que nos sane las heridas más profundas, más dolorosas e inexplicables: entonces buscamos a Dios. Nos aferramos a la Fe, que a veces, se despierta dentro nuestro, tan débil y tan frágil, que pareciera que no nos puede llevar hasta Dios, y confundidos preguntamos el porqué de tanto dolor y tanto desamparo, sin encontrar la respuesta ni el consuelo. Y sin embargo, está ahí, basta solo con orientarla hacia Jesús, que naciendo Rey vivió siempre pobre; siendo el Mesías, tuvo que huir y vivir en el exilio; siendo el Salvador, tuvo que sufrir el desprecio de los necios, conociendo el dolor insoportable de la muerte en la cruz, aceptándolo por Amor, ofreciéndolo por este mundo extraño, que se ama y odia, desde lo más hermoso y sublime hasta la indiferencia y la muerte más descarnada. Pero de pronto, en el medio de la desesperación y de la pena, Jesús toca nuestros corazones, y la Fe se vuelve ciega e infinita, y nos hace conocer el éxtasis del Amor, de la Entrega, de la Humildad, nos hace valorar y amar tanto a Dios, que aceptamos sus designios, sus caminos, a veces demasiado tristes pero siempre santos, y su mano sana nuestros corazones heridos, calma nuestros llantos desesperados, alivia nuestros dolores. Siempre Dios, siempre el Amor que nunca falla. Es verdad que los milagros aumentan nuestra Fe. Pero cuando oramos con Fe, y los milagros no se producen, no quiere decir que Dios no nos ama, sino sea tal vez, que su plan es más grande, y es más grande aún todavía, su abrazo tierno y glorioso hacia ese hijo amado que está sufriendo. Orar, a veces, no cambia las cosas que ocurren, pero cambia para bien nuestros corazones.

¿Cómo confrontar problemas en la vida? 5

Nuevo Día: Hoy es un nuevo día y estoy lleno de esperanza y confianza. Cuando pienso en la promesa de un nuevo día, pongo los problemas de ayer en perspectiva y sé, que pueden ser solucionados. Veo lo que antes me parecía abrumador, como una oportunidad de expresar la sabiduría que Dios me da continuamente. Hoy digo “no” a los pensamientos de limitación, temor y arrepentimiento que pueden haberme preocupado ayer. Digo “si” a los pensamientos de mayores oportunidades que el día de hoy me ofrece. Estoy lleno de un espíritu renovado de esperanza y confianza. Sé, que el gozo y la satisfacción en mi vida provienen de Dios, quien es mi compañero y guía constante. Aprovecho la maravilla y las oportunidades que cada día me proporcionan. “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino espíritu de poder, de amor y de buen juicio.” 2Timoteo 1:7

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

Gracias a Dios, mi hijo es sordo EDUCACIÓN EN VALORES: ENTREGA, AMOR Y COMPRENSIÓN Hace 21 años, adolorida al ver a mi bebé agonizando entre la vida y la muerte, en un estado crítico, le pedí a Dios: “Señor si he de recibir un castigo por no haber sido una buena mujer, quítamelo; él no tiene la culpa de mis faltas y aceptaré eso como mi castigo”. (Creía que merecía lo más malo; mi hijo era fruto de una relación no santa). Dios no me lo quitó, Dios me lo dejó, y no para castigarme como alguna vez gente ignorante me lo dijo: “Esta va a ser su cruz”. Dios me regaló el ángel más bello. Juan Carlos es sordo, y después de 20 años de lucha contra pronósticos médicos, contra el rechazo de su padre, contra la falta de recursos educativos, etc. etc., hoy en día no hay momento en que no le agradezca a Dios el haberme dado un hijo sordo. Pues bien, le diré: Juan Carlos no conoce el egoísmo, no conoce el orgullo, no conoce la falsedad, no sabe de criticar, de condenar, de pensar mal de alguien. Es un muchacho muy bueno, sano, AUTÉNTICO, bondadoso, respetuoso, que cada día en su silencio me

da unas lecciones de vida increíbles. Si hubiera sido oyente estoy segura no sería así. Se siente muy comprometido en asistir a la misa los domingos a pesar de no poder entender la palabra, pero él me dice con sus señas, que siente la presencia de Dios. Si quiere ver un juego en la TV, él sabe que debe grabarlo, o madrugar más temprano a Misa, y no porque yo se lo haya inculcado, no soy tan buena, es porque él así lo quiere. Dios nos ha bendecido grandemente. A veces sólo vemos lo negativo, pero tenemos que ver en todo la voluntad del Señor y la voluntad del Señor siempre es para nuestro bien. Alrededor de Juan Carlos, durante estos 20 años de vida, no me alcanza el espacio para enumerar las bendiciones que he recibido, tras cada sufrimiento y cada dolor y caída, el Señor me ha bendecido. Hoy en día hemos tenido la oportunidad de tener un hogar lindo, su padrastro lo adora, y tiene un trabajo donde sus compañeros y jefes lo respetan y quieren. Nada de esto ha sido fácil pero todo todo se lo debo a mi Dios.

El buen padre Padres buenos hay muchos... Buenos padres hay pocos. No es difícil ser un padre bueno. En cambio, no hay nada más difícil que ser un buen padre. Un corazón blando basta para ser un padre bueno pero la voluntad más firme y la cabeza más clara son todavía poco para hacer un buen padre. El buen padre dice sí cuando es sí y no cuando es no... El padre bueno sólo sabe decir sí...El padre bueno hace de su niño un pequeño Dios que acaba en un pequeño demonio...El buen padre no hace ídolos...Vive la presencia del único Dios.

2

El padre bueno encoge la imaginación del hijo con juguetes de bazar. El buen padre echa a volar la fantasía del hijo dejándole crear un aeroplano con dos maderas viejas... El padre bueno hace la voluntad del hijo ahorrándoles esfuerzos y responsabilidades... El buen padre templa el carácter de su hijo llevándolo por el camino del trabajo y del esfuerzo. Y así, el padre bueno llega a viejo decepcionado y tardíamente arrepentido... mientras que el buen padre crece en años respetado, querido y es, a la larga comprendido.

Cultivo espiritual En las crisis y ante las penas se hacen patentes la riqueza interior o el abandono espiritual de las personas. Todos sufrimos lo indecible ante la muerte de un ser amado, pero sólo los que tienen un alma grande salen adelante. Una fe firme y la amistad con Dios

1

no son un seguro contra las penas pero sí nos libran del desespero. De ahí que sea tan importante madurar espiritualmente y no engañarnos con una fe superficial y ocasional. La triste realidad es que muchos a lo espiritual no le dedican sino migajas de su energía y su tiempo.

3

De las 24 horas del día lo común es que ni siquiera 5 minutos se dediquen a lo espiritual. Ojalá aprendamos a meditar, a orar de verdad, a ser amigos de Dios y a cuidar el espíritu. Ojalá no nos dejemos seducir por lo material, ya que el dinero no calma penas ni compra esperanzas.

1.- Vol. 5 Jorge Amando Vázquez Rodríguez Estamos de paso 2,3,4 y 5.- www.motivaciones.org

Fotos Internet

El que respeta a su padre tendrá larga vida; el que obedece al Señor será el consuelo de su madre. Eclesiástico 3:6


Vida Eterna

Pág 15

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Para mi hijo Hoy, YO DIOS, estaré manejando todos tus problemas. Si te enfrentas a una situación que no puedes manejar, no intentes resolverla. Te pido amablemente que la coloques en la bandeja “Algo que sólo Dios puede hacer”. Me encargaré del asunto en Mi tiempo, no en el tuyo. Una vez que hayas depositado tu problema en dicha bandeja no te aferres más a él o pretendas retirarlo de allí. El aferrarte o retirar tu problema, solo hará que se retrase la solución del mismo. Si fuese una situación que tú consideres puedes manejar por ti mismo; te pido no obstante, que por favor lo consultes conmigo en oración, para que puedas asegurarte de que tomarás la decisión adecuada. Debido a que yo no duermo nunca ni me adormezco jamás. No hay razón por la cual tengas que perder tu sueño en la madrugada a causa de las preocupaciones. Descansa en Mí. Si deseas contactarme, estoy a la distancia de una oración. Además considera lo siguiente: Sé feliz con lo que tienes. Si encuentras difícil el dormir por las noches, recuerda a las familias desamparadas que no tienen un lecho dónde dormir. Si te encuentras atorado en el tráfico, no desesperes. Hay gente en este mundo para quienes tan solo manejar es un privilegio. ¿Has tenido un mal día en el trabajo? Piensa en aquellos que están por años sin poder conseguir uno. ¿Estás descorazonado por una relación sentimental deteriorada? Piensa en aquellos que no saben lo que es amar y que jamás han sido amados. ¿Te entristeces porque se termina el fin de semana? Piensa en la mujer con vestidos raídos, que trabaja 18 horas al día lavando ropa ajena, a fin de alimentar a sus hijos. ¿Se dañó tu vehículo en medio de la carretera y lejos de toda ayuda posible?. Piensa en los parapléjicos que con el mayor gusto tomarían tu lugar por caminar la distancia. ¿Has notado que te aparecen nuevas canas?. Piensa en los enfermos de cáncer bajo quimioterapia, que desearían tener tu cabello. ¿Has llegado a los 40 y te has enfrentado a una te-

rrible pérdida y te preguntas: Cuál es el propósito de esta prueba?... Sé agradecido. Existieron muchos que no vivieron hasta esa edad para averiguarlo. ¿Te encuentras en un momento de la vida con que eres objeto de la amargura, ignorancia, pequeñez o envidia de la gente?. Recuerda, las cosas podrían ser peores! tú podrías ser uno de ellos. ¿Sientes que no tienes un amigo? Esta Cristo a tu lado pidiendo solo que le abras tu corazón. ¿Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida? Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te ira mejor. Cuando te abandones en mi todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma YO EN TI CONFÍO. Evita las preocupaciones y angustias y lo que pueda suceder después. No estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas. Déjame ser DIOS y actuar con libertad. Abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente: YO CONFÍO EN TI. Lo que más daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas y querer resolver tus cosas a tu manera. Cuando me dices: YO CONFÍO EN TI, no seas como el paciente que le pide al médico que le cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo. YO TE AMO. Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración Sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía. Continúa diciéndome a toda hora: YO CONFÍO EN TI. Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles, confía solo en mí, abandónate en Mi. Así que no te preocupes, echa en mi tus angustias y duerme tranquilamente. Dime siempre: JESÚS, YO EN TI CONFÍO, y veras grandes milagros. Te lo prometo POR MI AMOR.

1.- www.motivaciones.org Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Sus propios hijos serán la alegría del que respeta a su padre; el día en que le implore, el Señor lo atenderá.

Eclesiástico 3:5


Pág 16

Culiacán, Sinaloa, México, Junio de 2011.

Vida Eterna

Felicidades Papá Grandes y sabias son tus palabras adquiridas a través de los años. Amor es lo que siempre compartes con los que te rodean. Luz eres para los que te aman y brillo para los que están a tu alrededor. Esperanza, siempre mantienes esa llama encendida, nunca la apagas. Renuevas constantemente tu interior para mantenerte siempre libre. Iluminas los corazones con tus consejos de aliento y valor. Aumentas la confianza y la fe cada día de tu vida. Sinceridad siempre hay en tus palabras y en tu interior. Siempre das gracias a Dios por todo lo que te da. Aunque la tormenta arrecia tu paciencia no desespera, la serenidad es tu escudo. Nada perturba tu mente, porque sabes que Dios está en control de tu vida. Maravillosos son tus abrazos y en tus manos se siente la confianza. Iluminas cada día tus días llenos de esperanza y humildad para vivir mejor. Guardas siempre la calma aun en los problemas y tormentas más difíciles. Un temperamento alegre y mantenerte optimista es tu clave de éxito. Especialmente en este día del padre recibe nuestra más sincera felicitación. Los agradecimientos son parte de tu vida diaria, feliz día del Padre.

Galerías ilumina tus días Visita www.revistavidaeterna.com

Fotos: Internet

Actúa así, honra a tu padre de palabra y de hecho, y su bendición se hará realidad para bien tuyo.

Eclesiástico 3:8


junio