Issuu on Google+

Año 3 N˚ 30 • MAYO DE 2011 • Revista Mensual Gratuita, Culiacán, Sin., Mex.

En adelante el Espíritu Santo, el Intérprete que el Padre les va a enviar en mi Nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo lo que yo les he dicho. Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en ustedes angustia ni miedo. Juan 14:26-27


Pág 2

Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

SUMARIO Antes de ser Mamá

UN HOMBRE

Con aspecto de Ángel

¿Por qué el amor nos hace llorar?

3 Carta a su hija

5 Madre

4 Aproveche sus desventajas

6 Viacrucis

7 9

8

El que honra a su madre, se prepara un tesoro

Ven y sígueme

11

10 Cuando somos un milagro

Gracias Mamá

13 En busqueda de la felicidad

La mejor medicina de mamá

14

BEATIFICACIÓN

12 10 consejos para ayudar a mejorar a los hijos

Carta de Jesús a su mamá en el día de las madres

15

Los exhorto a ser valerosos hoy y siempre, a no ser confundidos por las dificultades, y siempre confiando en Jesucristo que es tu amigo y redentor, vigilando y orando para mantener su fe intacta y su gracia viva. S.S. Juan Pablo II Parroquia del Espíritu Santo (Las Quintas) Párroco: Mons. Lic. Manuel Silva Rodriguez Vicarios: Pbro. Luis Alberto Robles T. Pbro. Oscar Becerril.

16

Directorio

• Norberto Rafael Orozco Camacho, Director • Gerardo Daniel Orozco Alfaro, Director Comercial • María Del Carmen Alfaro Jiménez, Relaciones Públicas • Joszy Magnolia Orozco Alfaro, Coordinador Editorial • Diseño Editorial, Sergio Abitia Reyes • Colaboradores: Ilmo. Mons. Manuel Silva Rodríguez • Ing. Alfonso Antonio Cruz Alvarez e Ing. Juan Carlos Aguirre, Web Site • Ada Patricia Villalaz . Vida Eterna Reserva de Derechos: 04-2009-111317530400-102. Anuncios y publicaciones contáctenos en: revistavidaeterna@gmail.com o vidaeterna2008@live.com.mx al Tel: 754-0750, Cel: 6671 024171 y 6671 034688 Nextel: 52*14*4777 y 52*14*55195. Si usted desea adquirir esta revista mensualmente en su hogar o comercio lo puede hacer por medio de un solo donativo, el cual será valido por los 12 meses del año favor de contactarnos. Si usted tiene un testimonio de fe y desea publicarlo, envíelo a nuestros correos electrónicos para analizarlo y publicarlo si así creemos conveniente. Impreso en los talleres de El Debate de Culiacán. Cada articulo es solo responsabilidad de quien lo escribe.

Visita www.revistavidaeterna.com

No se turben; crean en Dios y crean también en mí.

JUAN 14:1


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Pág 3

Antes de ser mamá... Yo comía mi comida caliente. Mi ropa lucía planchada y limpia todo el día. Podía sostener largas y tranquilas conversaciones telefónicas. ANTES DE SER MAMÁ... Me dormía tarde, tan tarde como quería y jamás me preocupaban las desveladas. Cepillaba y cuidaba mi pelo, lucía uñas largas y hermosas. Mi casa estaba limpia y en orden, no tenía que brincar juguetes olvidados por todos lados. ANTES DE SER MAMÁ... No me apuraba si alguna de mis plantas era venenosa, ni pensaba en lo peligroso de las escaleras o las esquinas de mis muebles. No dejaba mi tiempo en consultas mensuales con el doctor, ni consideraba siquiera la palabra VACUNA. ANTES DE SER MAMÁ... No tenía que limpiar comida del piso, ni lavar las huellas de pequeños deditos marcadas en los vidrios. Tenía control absoluto de mi mente, mis pensamientos, mi cuerpo y mi aspecto físico... Dormía toda la noche y los fines de semana eran totalmente relajados. ANTES DE SER MAMÁ... No me entristecían los gritos de los niños en la consulta médica, no tuve jamás que detener, con lágrimas en mis ojos, una piernita que sería inyectada. ANTES DE SER MAMÁ... Yo nunca sentí un nudo en la garganta al mirar a través de unos ojos llorosos y una carita sucia. No conocía la felicidad total con sólo

recibir una mirada. No pasaba horas mirando la inocencia dormir en una cuna. Nunca sostuve a un bebé dormido SOLO porque no quería alejarlo de mí ANTES DE SER MAMÁ... Nunca sentí que mi corazón se rompía en un millón de pedazos al no poder calmar el dolor de un niño. Nunca supe que algo tan pequeño, podía afectar TANTO mi mundo. Nunca supe que podía amar a alguien de ese modo, nunca supe que amaría como una MADRE. ANTES DE SER MAMÁ... Yo no conocía el sentimiento que provoca tener mi corazón fuera de mi cuerpo. No sabía que tan especial me sentiría al alimentar a un bebé hambriento. No sabía de esa cercanía inmensa entre una madre y su hijo. No sabía que algo tan chico podría hacerme sentir tan importante. ANTES DE SER MAMÁ... No imaginaba tanta calidez, tanta dulzura, tanto amor. No imaginaba lo grande y lo maravilloso que sería, No imaginaba la satisfacción de ser madre, no sabía que yo era capaz de sentir tanto... HOY NO IMAGINO MI VIDA SIN ESA PEQUEÑA SONRISA PICARA Y TRAVIESA, SIN ESA HUELLA DE CHOCOLATE EN LA PARED, SIN ESE OLOR A PUREZA, SIN ESCUCHAR DE UNOS PEQUEÑOS LABIOS ESA PALABRA CORTA Y LARGA A LA VEZ... “MAMA”

Lo mejor siempre pasa en...

1. www.motivaciones.org Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. De no ser así, no les habría dicho que voy a prepararles un lugar.

Juan 14:2


Pág 4

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

El Hombre es... la mujer es...

3

¿Por qué el amor nos hace llorar? Por Ada Patricia Villalaz

El hombre es la más elevada de las criaturas, la mujer el más sublime de los ideales; El hombre es el cerebro, la mujer el corazón; el cerebro fabrica la luz, el corazón el amor; la luz fecunda, el amor resucita; El hombre es fuerte por la razón, la mujer es invencible por la lágrimas; la razón convence, las lágrimas conmueven; El hombre es capaz de todos los heroísmos, la mujer de todos los martirios; el heroísmo ennoblece, el martirio sublima; El hombre es un código, la mujer es un sagrario; el código corrige, el evangelio perfecciona; El hombre es un templo, la mujer es un santuario; ante el templo nos descubrimos, ante el santuario nos arrodillamos; El hombre piensa, la mujer sueña; pensar es tener en el corazón una larva, soñar es tener en la frente una aureola; El hombre es un océano, la mujer es un lago; el océano tiene la perla que adorna, el lago, la poesía que deslumbra; El hombre es el águila que vuela, la mujer el ruiseñor que canta; volar es como dominar el espacio, cantar es conquistar el alma; En fin... El hombre está donde termina la tierra, la mujer donde comienza el cielo.

La siembra

Vida Eterna

2

Quien planta árboles, cosecha alimento. Quien planta flores, cosecha perfume. Quien siembra trigo, cosecha pan. Quien planta amor, cosecha amistad. Quien siembra alegría, cosecha felicidad. Quien planta vida, cosecha milagros. Quien siembra verdad, cosecha confianza. Quien siembra fe, cosecha certezas. Quien siembra cariño, cosecha gratitud. No obstante, hay quien prefiere sembrar tristeza y cosechar amargura. Plantar discordia y cosechar soledad. Sembrar vientos y cosechar tempestades. Plantar ira y cosechar enemistades... Plantar injusticia y cosechar abandono. Somos sembradores conscientes, repartimos diariamente millones de semillas a nuestro alrededor. Que podamos escoger siempre las mejores, para que, al recibir la dádiva de la cosecha justa, tengamos siempre motivos para agradecer...

Visita www.revistavidaeterna.com

Hoy pensaba en todas nosotras y me preguntaba la razón por la cual las personas que están enamoradas lloran tanto. Yo creo que cuando estás enamorada todo se vuelve más lindo, tu pelo brilla más, te ves más joven, te ríes de lo más tonto… y es que el amor nos vuelve muy niños. Entonces, ¿por qué se llora? Bueno, siempre hay problemas en toda relación, y en ocasiones incluso se llora de felicidad, pero eso no es de lo que deseo hablar. Yo leo los comentarios de todas, y parece que cuanto más enamoradas, más lágrimas derramadas. Por ello me pregunto… ¿Acaso estás enamorada de la persona equivocada? Porque si alguien te ama, sólo querrá que estés contenta, luchará por ti, su felicidad será verte radiante, llena de vida y no de infelicidad…El amor es y siempre será lo mejor de nuestras vidas, sólo debemos tener ojo a la hora de escoger. Mereces ser feliz, no puedes andar por la vida llorando y añorando tu pasado. Es hora de mirar hacia adelante, hora de dar paso a la felicidad y dejar de llorar… Hay que aprender a olvidar lo malo, tarea que no es nada de fácil (soy consciente de ello), pero si no dejamos atrás el pasado, no podemos mirar al futuro con

optimismo. Enamórate de alguien que llene tu vida, que sea sólo para ti, que no tengas que compartir. Hay muchas personas solas, muy buenas, y con unas tremendas ganas de ser felices y hacer feliz a alguna persona. Quizás seas tú. Date esa oportunidad, enamórate sin sufrir, piensa porqué tus relaciones te han hecho tan infeliz. ¿Piensas que estás viviendo la vida de forma equivocada? Pregúntatelo… Que el amor sólo debe traerte cosas buenas y dibujar una hermosa sonrisa en tu cara…Aprende a dar las cosas, no te entregues en un 100%, antes conoce a la persona, date un tiempo para tratarlo, intenta descubrir cosas que de él que te puedan herir en el futuro, y habla con él de todas sus cosas, cuanto más profundas mejor, quizás eso te ayude en un futuro cercano y puedas ser realmente feliz como te lo mereces. Dejemos los recuerdos, tratemos de olvidar quién nos dañó tanto, aprendamos a ser felices con lo que tenemos, tratemos de crecer como personas. Permitamos a Dios ayudarnos cuando nos faltan fuerzas. Y recuerda que cuando estás enamorada, todo te hace feliz, y si te aman de verdad no te harán llorar.

El poder de tomarse las manos EDUCACIÓN EN VALORES: AMISTAD Sentado en la playa, un día de verano, observaba cómo unos niños, jugaban en la arena. Estaban trabajando con esmero, cerca del agua, en la construcción de un elaborado castillo con portones, torres y pasajes internos. Cuando estaban acabando con el proyecto, una gran ola vino y les derrumbó la construcción, reduciéndola a un montículo de arena mojada. Pensé que estallaría el llanto, agobiados por lo que acababa de suceder en la obra que tanto trabajo les había costado. Pero me sorprendieron. En vez de eso, alejándose del agua salieron corriendo, riendo y tomados de la mano y volvieron a sentarse a construir otro castillo. Me di cuenta que me habían enseñado una gran lección. Todas las cosas de nuestra vida, todas las estructuras complicadas sobre las que gastamos tanta energía y tiempo, están construidas sobre arena. Sólo nuestra

1

relación con Dios y con otras personas perdurarán. Tarde o temprano una ola puede llegar y tirar abajo lo que nos ha costado tanto construir. Cuando eso suceda sólo los que tienen una mano a la que aferrarse serán capaces de reír. Harold Hushner ¿Cuántas veces nos hemos sentido abatidos, abrumados? Vemos que se nos derrumba todo, no sabemos qué atajo tomar para nuestro problema. Y lo digo con certeza, mientras tengamos una mano que nos ayude a levantarnos, mientras no permitamos que la soledad nos gane la batalla, mientras nos tomemos de las manos podremos volver a empezar, a reconstruir, a rehacer, a continuar viviendo con esperanza ... Y ustedes muchas veces me han ayudado quizás sin darse cuenta. Por eso, no dejemos de darnos la mano, algún día ojalá se dé, que podamos hacer una gran ronda, es mi sueño. PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Soy optimista uso mis manos.

1 y 2.- Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 3.- www.motivaciones.org Autor: Texto extraído de la lista de la Acción Católica (Juan Pablo Ramírez V. - Grupo Juvenil “Gloria a Dios”, Colombia) Fotos: Internet

Y después de ir y prepararles un lugar, volveré para tomarlos conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes.

Juan 14:3


Vida Eterna

Carta a su hija Quisiera estar seguro de haberte enseñado: a disfrutar del amor, a confiar en tu fuerza, a enfrentar tus miedos, él entusiasmarte con la vida, a pedir ayuda cuando la necesites, a permitir que te consuelen cuando sufres, a tomar tus propias decisiones, a hacer valer tus elecciones, a ser amiga de ti misma, a no tenerle miedo al ridículo, a darte cuenta que mereces ser querida, a hablar a los demás amorosamente, a decir o callar según tu conveniencia, a quedarte con el beneficio de tus éxitos, a amar ya cuidar la pequeña niña que hay en ti, a superar la adicción de la aprobación de los demás, a no absorber las responsabilidades de todos, a ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia, a no perseguir el aplauso sino tu satisfacción con lo hecho, a dar porque quieres, nunca porque creas que es tu obligación, a exigir que se pague adecuadamente por tu trabajo, a aceptar

Jorge Bucay

Pág 5

Compartiendo la luz

1

tus limitaciones y tu vulnerabilidad sin enojo, a no imponer tu criterio ni permitir que te impongan el de otro, a decir que sí, sólo cuando quieras y decir que no sin culpa, a vivir en el presente y no tener expectativas, a tomar más riesgos, a aceptar el cambio y revisar tus creencias, a trabajar para sanar tus heridas viejas y actuales, a tratar y exigir ser tratada con respeto, a llenar primero tu copa y, después, la de los demás, a valorar tu intuición, a celebrar las diferencias entre los sexos, a desarrollar relaciones sanas y de apoyo mutuo, a hacer de la comprensión y el perdón tus prioridades, a aceptarte así como eres, a no mirar atrás para ver quién te sigue, a crecer aprendiendo de los desencuentros y de los fracasos, a permitirte reír carcajadas por la calle sin ninguna razón, a no idolatrar a nadie, y a mí, menos que a nadie.

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

“... Varios hombres habían quedado encerrados por error en una oscura caverna donde no podían ver casi nada. Pasó algún tiempo, y uno de ellos logró encender una pequeña tea. Pero la luz que daba era tan escasa que aun así no se podía ver nada. Al hombre, sin embargo, se le ocurrió que con su luz podía ayudar a que cada uno de los demás prendieran su propia tea y así compartiendo la llama con todos la caverna se iluminó”. Nos enseña que nuestra luz sigue siendo oscuridad si no la compartimos con el prójimo. Y también nos dice que el compartir nuestra luz no la desvanece, sino que por el contra-

1.- Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 2.- www.motivaciones.org Foto: Internet

2

rio la hace crecer. “El compartir nos enriquece en lugar de hacernos más pobres”. “Los momentos más felices son aquéllos que hemos podido compartir”. Que Dios nos dé siempre la luz para iluminar a todos los que pasen por nuestro lado. La verdadera amistad es flor que se siembra con honestidad, se riega con afecto y crece a la luz de la comprensión. De igual modo si iluminas tu corazón con amor, puede que ilumines a otro corazón, así se iluminarán miles de corazones con amor. Enviado por: Nestor Rosciano

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Para ir a donde yo voy, ustedes ya conocen el camino.

Juan 14:4


Pág 6

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Creer y confiar

3

Cuando te veas oprimido por el desaliento siente a Dios en tu alma, confía en él y lee mensajes de esperanza. Mensajes como éste del místico y poeta Rabindranath Tagore: “Necesito creer que existe algo que dé a mi vida razón para luchar. Que me inspire a sentir que yo sí valgo, que mi esperanza no me puede fallar. Que todo no es maldad y sufrimiento, que hay muchas cosas buenas para lograr; que con tenacidad y buen aliento, lo que yo quiero lograré alcanzar. Yo creo en ti, Señor del universo, tú que has sido tan bueno para mí, no me defraudes, no me seas adverso, porque yo sobre todo creo en ti”. También en la Biblia, en especial en los salmos, tienes oraciones para confiar, creer y esperar sin decaer. Ojalá recites salmos de confianza en Dios como éstos: 28, 31, 62, 63, 70 y 86. Son plegarias llenas de fe. Si de verdad tienes a Dios como Amigo sabrás insistir hasta derrotar el desaliento. No dejes de esperar y de luchar.

Cuando las dificultades te agobien Señor permíteme orar, no para obtener protección contra los peligros. Sino para afrontarlos sin temor. Permíteme pedir, no alivio a mi dolor, Sino el valor de superarlo. Dame luz no para pedir que cambie tu voluntad. Sino pedir para que pueda tener la humildad de aceptarla. Permíteme no suplicar, temeroso, por mi salvación, pero sí tener paciencia para conseguir mi libertad. Concédeme que no sea un cobarde, sentir tu misericordia en mi triunfo, solamente; pero deja que, en mi fracaso, encuentre la fuerza de tu abrazo.

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

Aproveche sus desventajas

El triunfo consiste en la superación de las dificultades. Todos los hombres y las mujeres que han triunfado, han logrado el éxito superando las dificultades. Donde no hay dificultades que vencer, cualquiera puede alcanzar la meta, a eso no se le puede llamar éxito. Hubo una época en que tender una línea telegráfica de Nueva York a Boston presentaba numerosas dificultades. Luego esa fue una labor fácil, pero tender el cable transatlántico fue una proeza, debido a las dificultades que había que superar. Más tarde, colocar cables submarinos se convirtió en una tarea rutinaria, pero las transmisiones radiales a través del océano presentaban problemas que por un tiempo fueron insuperables. Después, también se vencieron esas dificultades. No hay problema personal que no se pueda vencer mediante un tratamiento espiritual sosegado, persistente y una actividad apropiada y sabia. Si usted tiene una desventaja personal que parece alejarlo del éxito, no la acepte como tal, aprovéchela y utilícela como instrumento para su triunfo. H.G. Wells tuvo que dejar un empleo aburrido y mal pagado por problemas de salud, se quedó en casa, escribió libros exitosos y se convirtió en un escritor de fama mundial. Edison era sordo como una tapia, y decidió que la sor-

dera le permitiría concentrarse mejor en sus inventos. Beethoven compuso su obra a pesar de que era sordo. Teodoro Roosevelt era un niño enfermizo a quien dijeron que tenía que llevar una vida cuidadosa, retirada. Era un chico miope y nervioso. Pero en vez de aceptar esas indicaciones, se esforzó por desarrollar su cuerpo y se convirtió, como sabemos, en un hombre fornido, aficionado a las actividades al aire libre y un gran cazador. Gilbert escribió Pinafore en su lecho de enfermo, atormentado por el dolor. La dueña de una elegante tienda de Londres estaba casada con un esforzado oficinista, quien con el paso del tiempo contrajo una tuberculosis. La mujer nunca se había dedicado al negocio, no había estudiado nada, y se encontró con que tenía que mantener a un esposo y dos hijos. Comenzó sin más recursos que su buen gusto para la ropa y su fe en la oración, hoy es una mujer rica y triunfadora. Relata: “Pensé que me gustaría vender la clase de ropa que nunca había podido comprar”. Sea cual fuere la desventaja que usted cree tener, sáquele partido. Su problema particular parecerá especialmente difícil, pero el tratamiento espiritual y la decisión valerosa pueden superar cualquier dificultad. Los problemas son señales indicadoras en el camino hacia Dios.

Bienaventuranzas de la mujer

BIENAVENTURADA LA MUJER QUE DECIDE QUÉ HACE Y CÓMO HACER … porque se sentirá representante y no solo representada BIENAVENTURADA LA MUJER QUE NO SOLO LUCHA POR UN DIA… porque caerá en la cuenta que todos los días del año son una llamada a trabajar por sus derechos y obligaciones. BIENAVENTURADA LA MUJER QUE LEJOS DE FALTARLE VALOR EMPRENDE CUALQUIER ACCIÓN PARA NO VER SU CONQUISTA DIFÍCIL... porque comprobará que su voz será oportunamente certera y tenida en cuenta BIENAVENTURADA LA MUJER QUE ES CONSCIENTE DE EL CAMINO RECORRIDO... porque ello le animará a superar los obstáculos que todavía quedan por salvar en igualdad, oportunidades y condiciones. BIENAVENTURADA LA MUJER QUE NO SE SIENTE NI UN LUJO Y MENOS un JARRÓN DE ADORNO… porque seguirá exigiendo, no una limosna, y sí aquello que en dignidad y justicia le corresponde BIENAVENTURADA LA MUJER QUE DESCUBRE QUE NO ES NI “MENOS NI MAS” SINO QUE ES UN “IGUAL”… porque hará lo indecible para que nada ni nadie pueda infravalorar ni arrebatarle su iniciativa y dinamismo.

www.motivaciones.org

1

2

BIENAVENTURADA LA MUJER QUE SE REVUELVE CONTRA LA VIOLENCIA DOMÉSTICA Y DENUNCIA SIN MIEDO NI TEMBLOR LOS MALTRATOS QUE LA HUMILLAN… porque hará comprender y visible el trecho que existe por el logro de sus derechos fundamentales BIENAVENTURADA LA MUJER QUE LEE Y ESCRIBE, ESTUDIA Y SE FORMA, CREE Y AMA, RÍE Y PERDONA, ACOMPAÑA Y AYUDA, CELEBRA Y TRABAJA, LA AVENTURERA Y LA VALIENTE, LA EMPRENDEDORA Y JUSTA… porque será semilla y punto de referencia para aquellas otras que, aún en medio de los logros conseguidos, no pueden hablar ni sonreír, trabajar o triunfar, decidir o aconsejar... por ser postergadas a un segundo plano o al silencio que amordaza. BIENAVENTURADA, LA MUJER, QUE CUANDO LE FALTAN FUERZAS EN LA TIERRA… sabe mirar al cielo y escuchar la voz de DIOS: “YO ESTARÉ CONTIGO TODOS LOS DÍAS EN TODOS TUS AFANES” BIENAVENTURADA LA MUJER QUE CONTEMPLANDO A MARIA, NO LE IMPORTA COMO A ELLA ROMPER MOLDES E IR CONTRA CORRIENTE PARA IRRUMPIR, TAMBIÉN COMO ELLA, EN LA HISTORIA. Amén. Fotos: Internet

Entonces Tomás le dijo: «Señor, nosotros no sabemos adónde vas, ¿cómo vamos a conocer el camino?

JUAN 14:5


Vida Eterna

Estaba sola, a sus tiernos 17 años ya era madre de un niño pequeño y llevaba otro en el vientre. Perdió a su madre, ella no sabía oficio alguno, y ¿quién la iba a emplear con un niño pequeño y otro en el vientre? Qué difícil es conseguir el pan cuando se es joven y desamparada. Su niño le pedía comida y ella se desgarraba en su dolor. Aquella tarde con su gran barriga fue a la iglesia, la enorme panza le hizo difícil hincarse pero una vez de rodillas, lloró con profunda tristeza, luego miró el cristo crucificado y le dijo (pensando en el hambre de su niño, y en su propia hambre): - Padre, yo no quisiera, pero en cuanto este niño nazca ya decidí lo que haré, mientras tanto pediré limosna si es necesario. Y en verdad, hubo días que no tuvo que hacer, otros en cambio lavaba ropa ajena, limpiaba los vidrios de los carros, cualquier cosa y cuando su niña nació, una esquina oscura fue el testigo fiel de una más que se dedicó al más antiguo de los oficios. Al principio fue difícil, pero sus hijos necesitaban muchas cosas. Y así, con mucha humildad pero mucho amor, les dio siempre lo necesario, aún a costa de su propio sacrificio. Los años pasaron y cuando sus hijos crecieron, ella orgullosa de verlos ya casi profesionales, pensó en que había llegado el tiempo de descansar. Aún era joven, pero la vida que llevaba la había envejecido, y estaba enferma de tanto sufrir. Pero un día, una mala lengua, de esas que no sienten vergüenza de clavar en los demás el dolor de sus puñales malintencionados, le contó un día a la joven el pasado de su madre. Esa noche, cuando volvía cansada a casa, y las gruesas gotas de una tormenta caían en los techos de las casitas del barrio, la primera mirada que encontró al entrar fue la de su hija, quien al verla le dijo: - ¡Vete no quiero verte, hoy supe que eres una prostituta, vete porque no eres digna del amor de tus hijos, me das asco! Ella no supo que responder, sabía que un día lo sabrían, siempre lo temió y siempre pensó que la reacción de ellos no sería agradable. Pero darles asco, eso no, esa palabra fue un puñal que certero se clavó en su alma, y corrió, corrió bajo la lluvia que parecía compartir con ella su dolor derramando en su rostro, un copioso llanto. Cuando empezó a amanecer, ella lloraba aún sentada en la

Madre

cuneta, varias cuadras lejos de su casa. De pronto, un cálida sábana le cubrió la espalda y al volver, vio al mayor de sus hijos: - Madre, toda la noche te he buscado, ven, volvamos a casa. - No -le dijo-, tu hermana me desprecia, no sé si tú ya lo sepas. - ¿Saber qué? Yo sólo sé que te quiero mucho, nada que venga de ti me avergüenza. Tú no eres más que una mujer valiente que se enfrentó a la vida como pudo para dar de comer a sus hijos. Esa mañana los hermanos pelearon como nunca, ante la angustiada mirada de su madre: - ¡Que se vaya! ¿no ves que es una cualquiera?, ¿no te da pena su oficio?. A mí me da vergüenza que mis amigos sepan lo que ella es, y ya poco me falta para ser una profesional. - Pues vete con tus amigos que yo me quedaré a cuidarla. Yo no me he olvidado de las veces que se sacó el pan de la boca para dárnoslo y de las noches que veló junto a nuestra cama cuando estábamos enfermos. Tú y yo no tuvimos padre porque nos abandonó, pero en cambio tuvimos una madre que todo nos lo dio, ¿o es que alguna vez te faltó algo?. Yo sólo sé, que lo que soy se lo debo a ella. Si tú la desprecias, pues vete que yo la amaré por los dos. Y así fue. Los días y las noches de un largo año pasaron, y aquella muchacha que con ímpetu de conquistador salió de su casa segura de sí misma, nunca se graduó, pero en cambio encontró el amor. El amor traidor de un hombre que después de burlarse de ella aprovechándose de su inexperiencia, la abandonó, -como un día otro cobarde abandonara a su madre- dejándola con un hijo en el vientre, sola como aquella a la que tan duramente había criticado, con hambre también, y peor aún porque el remordimiento de la crueldad con su madre la atormentaba tanto, que había envejecido rápidamente. Por hambre y por remordimiento volvió al hogar. Entró a la casa (de la que aún conservaba las llaves), su hermano sentado en el comedor la miró fijamente, pero no había en su mirada reproches sino amor. - Vengo -le dijo-, a pedirles perdón a ti y a mi madre, a quien tanto hice sufrir. El hermano bajó la mirada un momento, y luego le dijo:

www.motivaciones.org Foto: Internet

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Pág 7

- Sígueme. La joven lo siguió varias calles hasta llegar a un cementerio, y ahí entre las primeras tumbas de la entrada, blanca se erguía la tumba de su madre. - ¡¡¡Nooo!!! Gritó espantosamente, porque se le desgarró el alma, y llorando se echó sobre la tumba, besó la tierra y arañando el cemento pedía perdón. ¿Por qué?, se preguntaba, ¿por qué no pude ver a mi madrecita por última vez?, ¿por qué no pude pedirle perdón de rodillas, besar su frente, velar su cuerpo? ¿por qué te fuiste madrecita sin yo decirte mi último adiós? Allí postrada sobre la tumba de su madre lloró el llanto más amargo de su vida. El hermano, que a pesar del dolor conservaba la calma, le dijo: - ¿Sabes? hasta en el último momento te llamó, aquella noche de lluvia le hizo daño, le dio pulmonía. Pero no llores, ella nos ha perdonado a los dos, yo también fui culpable por no perdonarte, no te busqué aunque ella me lo suplicó muchas veces, y la dejé consumirse de tristeza. Pero aún en su lecho de muerte, ella te bendijo, y me pidió que si volvías te recibiera con los brazos abiertos, como ella lo hubiera hecho, y que de ahí en adelante fuéramos unidos y nos amáramos como siempre nos enseñó. Los hermanos se retiraron lentamente, y no pudieron escuchar que en la brisa suave que acariciaba sus frentes su madre les bendijo por última vez. La madre no es buena ni mala: es madre. No nos toca a nosotros como hijos juzgar sus actos, porque es la propia vida la que con profundas heridas nos cobra el dolor que le hayamos causado. No olvidemos que después de Dios, sólo tenemos el amor de nuestra madre. Si aún conservas a tu madre, venérala como un ángel, y si ella te lastima perdónala, pero jamás la señales, jamás la ofendas, jamás la desprecies, ni te avergüences, porque el llanto de remordimiento que has de llorar, ese es en verdad el llanto más amargo.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Jesús contestó: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.

Juan 14:6


Pág 8

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Vida Eterna

Así se vivió el viacrucis en el Templo del Espíritu Santo

Litúrgias DOMINGO 8 III DOMINGO DE PASCUA Misa: pro “Gloria”, “Credo”, pf. de Pascua I-V Lecturas: Hech 2, 14.22-33; Sal 15; 1 P 1, 1721; E. Lc 24, 13-35 Oficio: Dominical Tiempo Pascual. En el relato de los discípulos de Emaús, podemos contemplar tres escenas: a) En la primera, los discípulos salen de Jerusalén «tristes»; no reconocen bien a Jesús y se han equivocado al confiar en Él. b) La segunda escena empieza cuando los discípulos «se detienen». Comienza entonces un diálogo con el caminante, que es Jesús. La palabra de Dios ilumina los acontecimientos de la historia, especialmente los relacionados con la vida y la muerte. El mensaje central es éste: Jesucristo «está vivo». c) En la tercera escena, el caminante se revela como Jesús. De nuevo se repite la presencia de un personaje divino que, sin ser reconocido al comienzo, desaparece en cuanto se manifiesta su identidad. Los discípulos son creyentes que deben vivir las exigencias de la fe. Han compartido el pan; deberán ser testigos y misioneros. El pan es signo de una entrega -de Cristo y de sus discípulos- que se hará sacramento en la Eucaristía. -¿Descubrimos a Cristo en la Fracción del Pan? -¿Ayudamos a otros a que descubran a Cristo? COL 117 Aniv. de la consagración de la Iglesia Catedral. 165 Aniv. de la fundación del Seminario. DOMINGO 15 IV DOMINGO DE PASCUA JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES Misa: pro “Gloria”, “Credo”, pf. de Pascua l-V Lecturas: Hech 2, 14.36-41; Sal 22; 1 P 2, 20-25; E. Jn 10, 1-10 Dominical Tiempo Pascual Con ocasión del bautismo de Cristo se abren de nuevo las puertas del cielo. Jesús es la «puerta» tras la cual puede el hombre ponerse a salvo y encontrar los pastos, es decir, la comida que produce vida «abundante». Pero no todos los pastores son iguales; los hay «ladrones y bandidos» que no conocen la entrada, que entran por donde no deben y que son incapaces de hacer entrar o salir a las ovejas por su verdadero camino. Todos somos invitados a ser guardianes de nuestros hermanos, pero a veces nos comportamos como sus ladrones, al ser porteros descuidados o pastores mercenarios. Ahora bien, aunque sean estrechas (o exigentes), las puertas del reino, están abiertas a todos los que llaman con fe. Jesús abre a todo el que llama. La puerta de Cristo es puerta de libertad (Bautismo) y de alimento (Eucaristía). -¿Nos cerramos o nos abrimos a los demás?

Visita www.revistavidaeterna.com

1

-¿Cuáles son nuestras puertas? DOMINGO 22 V DOMINGO DE PASCUA Misa: pro “Gloria”, “Credo”, pf. de Pascua I-V Lecturas: Hech 6,1-7; Sal 32; 1 P 2,4-9; E. Jn 14,1-12 Oficio: Dominical Tiempo Pascual El «camino» se forma por las pisadas repetidas de quienes van de un lugar de partida a otro, que es final de etapa. «Se hace camino al andar». Al atravesar el desierto, donde no hay sendas sino costumbres, el pueblo de Dios recorre «los caminos de Dios». En las Escrituras, caminar es comportarse, conducirse, hacer la voluntad del Señor. La imagen del camino expresa que la vida tiene un sentido. Cristiano es el creyente que recorre el camino de Jesús: vive de la verdad, y la verdad lo conduce a la vida. Lo contrario de la verdad es la mentira, y lo contrario de la vida es la muerte. Al camino verdadero se opone el camino mentiroso. Junto a «los caminos de Dios» están «las sendas del mal». -¿En qué caminos nos movemos? -¿Cómo podemos hallar el camino del Señor? COL 56° Aniv. de la Ordenación sacerdotal del Excmo. Sr. Obispo Emérito D. GILBERTO BALBUENASÁNCHEZ: ¡Oremos por él! DOMINGO 29 VI DOMINGO DE PASCUA Misa: pro “Gloria”, “Credo”, pf. de Pascua I-V Lecturas: Hech 8, 5-8.14-17; Sal 65; 1 P 4,1316; E. Jn 17, 1-11 Oficio: Dominical Tiempo Pascual Según el Evangelio de Juan, «Paráclito» significa defensor, protector o intercesor. En un contexto jurídico, significa abogado que defiende o ayuda a un acusado. El Espíritu es el abogado defensor de Jesús: da testimonio, reconoce su palabra y lo glorifica. También es el abogado de sus discípulos, les recuerda las palabras de Jesús, hace presente en ellos al Señor, les hace valientes en el mundo y los defiende en la persecución. Tiene, pues, una doble función de defensa: por Cristo ante el Padre y por Cristo ante los discípulos. Sin Defensor nos quedamos huérfanos o desamparados. Con la ayuda del Defensor se mantiene vivo el mensaje de Jesús y se edifica la comunidad en el mundo. Jesús anuncia en la última cena la venida del Defensor. Cuando Él haya partido, volverá en las apariciones pascuales (en las Eucaristías) y en los últimos tiempos (en la Parusía), y estará presente en los discípulos. -¿Tenemos experiencia del Espíritu de Dios? -¿Cuándo nos dirigimos a Él?

1. Agenda Litúrgica 2010 Fotos: Internet

Si me conocen a mí, también conocerán al Padre. Pero ya lo conocen y lo han visto juan 14:7


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Pág 9

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre, y eso nos basta.

juan 14:8


Pág 10

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Gracias

4

por: Ada Patricia Villalaz

¿Qué estás esperando? 5

No esperes una sonrisa para ser genial… No esperes ser amado para amar… No esperes estar solo para reconocer el inmenso valor de un amigo… No espere el luto del mañana para reconocer la importancia de quienes están hoy en tu vida… No esperes tener el mejor de los empleos para ponerte a trabajar… No esperes la nostalgia del otoño para recordar un conejo… No esperes la enfermedad para reconocer que tan frágil es la vida… No esperes a la persona perfecta para entonces enamorarte… No esperes el dolor para pedir perdón… No esperes la separación para buscar la reconciliación… No esperes el dolor para curarte… No esperes elogio para creer en ti mismo… No esperes que los demás tomen la iniciativa, cuando sabes que tú has sido el culpable… No esperes el “te amo” para decir “yo también”… No esperes tener dinero por montones para entonces ayudar al pobre… No esperes el día de tu muerte si aun no has amado la vida…¿qué estás esperando?… Lo único que necesitas es esperar al Señor. Y Él nunca tarda… siempre llega a tiempo. ¿Tendré aún fuerzas para esperar, y qué futuro puedo esperar aún? Job 6:11 No importa que me quite la vida quiero defender en su presencia mi punto de vista. Job 13:15. Teressa Vowell

Visita www.revistavidaeterna.com

La mejor medicina para nuestra madre es... 1

Hoy te escribo para decirte ¡Gracias!...¡Gracias!... por tanta entrega. Por tus mañanas de consuelo cubriendo de vida mis horas. Por tus cálidas tardes…Haciendo un amanecer de mi crepúsculo. Gracias por tu palabra sincera. Que lleno de poesía a mi vida. ¡Gracias!... Por inspirarme de ternura y lograr que creyera en mis fantasías Por esa enredadera de abrazos y besos con los que acariciabas mi espera. Por el brillo de tus ojos y tu mirada cautiva. Gracias por quererme y ser estandarte de mi sonrisa. Gracias por rescatarme y permitir que te quisiera. Por ser la ola que me lleva. Por creer en la nitidez de mis ojos, aun cuando los bañaba la tristeza. ¡Gracias!... Por descubrirme un mundo donde lo incondicional de amarte es lo más parecido a la fragancia y pasión de una rosa. ¡Gracias!... Por ser tú, quien cubra de páginas escritas. el libro de mi vida. En el que se habla de amor, el amor con más entrega. Que haya pasado por tu vida. ¡GRACIAS! Mil gracias porque…Hoy y siempre será un día especial para decirte… ¡Te quise y te sigo queriendo!. Y por siempre serás… Mi vida entera.

por: Ada Patricia Villalaz

Vida Eterna

EDUCACIÓN EN VALORES: AMOR El médico de cabecera de mi familia, como persona docta y buena, que salvó mi vida a mis 19 años, me contaba el caso de unos hijos que tenían a su madre anciana con los achaques característicos de la edad. Le preguntaron: “Doctor: ¿Qué debemos de hacer? ¿Qué medicinas necesita nuestra madre?” El competente médico respondió: “La mejor medicina para su Madre es: 1. Agua y jabón. 2. Alimentación adecuada. 3. Sacarla a pasear. 4. Darle mucho afecto, cariño y ternura. 5. Atención espiritual-religiosa. Su Mamá no necesita más”. Y es que el sentirse amado y atendido lo comprende todo el mundo: tanto las personas mayores como los niños; los locos como los cuerdos ... Todo el mundo sabe y entiende a la perfección el lenguaje del amor, el idioma de la ternura. También a nuestros ancianos les pueden brotar en el alma nuevas ilusiones y mayores ganas de vivir si sabemos darles aquello que necesitan: Atención, amor y ternura.

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Cuido de mis padres como ellos lo hicieron conmigo.

No te pude esperar 2 Una vez un hombre muy afortunado había conseguido la mejor entrevista de su vida: Iba a entrevistar ni más ni menos que a Dios... Esa tarde el hombre llegó a su casa dos horas antes, se arregló con sus mejores ropas, lavó su automóvil e inmediatamente salió de su hogar. Manejó por la avenida principal rumbo a su cita, pero en el trayecto cayó un chubasco que produjo un embotellamiento de transito y quedó parado. El tiempo transcurría, eran las 7:30 y la cita era a las 8:00 p.m. Repentinamente le tocaron el cristal de la ventanilla y al voltear vio a un chiquillo de unos nueve años ofreciéndole su cajita llena de chicles (goma de mascar). El hombre sacó algún dinero de su bolsillo y cuando lo iba a entregar al niño ya no lo encontró. Miró hacia el suelo y ahí estaba, en medio de un ataque de epilepsia. El hombre abrió la portezuela e introdujo al niño

2

como pudo al automóvil. Inmediatamente buscó como salir del embotellamiento y lo logró, dirigiéndose al hospital de la Cruz Roja más cercano. Ahí entregó al niño, y después de pedir que lo atendiesen de la mejor forma posible, se disculpó con el doctor y salió corriendo para tratar de llegar a su cita con Dios. Sin embargo, el hombre llegó 10 minutos tarde y Dios ya no estaba. El hombre se ofendió y le reclamó al cielo: “Dios mío, pero tú te diste cuenta, no llegué a tiempo por el niño, no me pudiste esperar. ¿Qué significan 10 minutos para un ser eterno como tú?” Desconsolado se quedó sentado en su automóvil; de pronto lo deslumbró una luz y vio en ella la carita del niño a quien auxilió. Vestía el mismo suetercito deshilachado, pero ahora tenía el rostro iluminado de bondad. El hombre, entonces, escuchó en su interior una voz: - Hijo mío, no te pude esperar y salí a tu encuentro...

Cuando alguien te ama Cuando alguien te ama, es lento para perder la paciencia contigo. Cuando alguien te ama, toma las circunstancias de tu vida y las usa de una forma constructiva para tu crecimiento. Cuando alguien te ama, está de parte tuya; quiere verte madurar y desarrollarte en el amor. Cuando alguien te ama, no derrama su ira contigo por todos los “errorcitos” que cometes, aunque sean muchos.

Cuando alguien te ama, le duele profundamente cuando pierdes el camino, pero te orienta a seguir la senda correcta. Cuando alguien te ama, sigue confiando en ti cuando a veces tú ni siquiera confías en ti mismo. Cuando alguien te ama, nunca te dice que eres un caso perdido, más bien trabaja pacientemente contigo porque te ama y corrige de tal manera, que cuesta entender la profun-

3

didad del cuidado que tiene por ti. Cuando alguien te ama, nunca te abandona, aunque muchos de tus amigos lo hagan. Cuando alguien te ama, se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la desesperación, cuando ve lo que realmente eres y no te juzga, sino que te ve con total justicia, hermosura y amor. Cuando alguien te ama... es el mayor de todos los dones que demuestran el amor perfecto de Dios.

1 y 2.- Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 2 y 3.- www.motivaciones.org Foto: Internet

Jesús le respondió: «Hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ve a mí ve al Padre. ¿Cómo es que dices: Muéstranos al Padre?

Juan 14:9


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Pág 11

Ven y sígueme

Por Rafael Orozco Ven y sígueme, escuchas la palabra de Jesús que le habla a lo profundo de tu corazón, cuando te dice al oído deja todo y ven sígueme no preguntes nada solo responde siguiendo los pasos de Jesús cuando dice necesito de tus manos para hacer mis obras, para construir la paz, para que seas un instrumento de amor, ven y sígueme, puedes escuchar esa voz preciosa dentro de ti, sientes una voz que penetra en tu interior y el conoce tu corazón, por eso te llama y te dice ven y sígueme, el da contigo porque te conoce, sabe tu nombre y te escogió a ti y solo a ti, te dice al oído deja todo atrás y ven a mi lado y siguenme, como me siguieron los apóstoles que llame y también les dije ven y sígueme y dejando todo me siguieron, hoy te llamo a ti y te digo ven y sígueme, acompáñame a todas partes donde, se encuentre un enfermo, donde haya alguien que necesite de mi, escúchame, ven y sígueme, sin decir nada, en silencio, con amor profundo a seguirme, tratando de imitar mis pasos, a llevar consuelo a los corazones oprimidos, a los que están cansados de tantas tristezas y tanto dolor, que están pasando por un momento difícil, lleva palabras de amor, de consuelo, por eso te digo ven y sígueme, porque existe mucho dolor ,mucha tristeza en los corazones desamparados, ven y sígueme, lleva contigo el amor palabra entrañable de amigo, que abra el corazón, que

consuelen y que puedan encontrar la paz, cuando Jesús te llama, no te puedes negar, ni poner ningún pretexto, diciendo Señor, hoy no puedo, estoy ocupado, el solo te dirá ven y sígueme, prepara tu corazón para que lo sigas con determinación, deja lo que estés haciendo y síguelo. El conoce todo lo que te gusta y lo que te disgusta, en lo que estas de acuerdo y en lo que no, pero el se acerca a ti, abriendo tu corazón y te dice, susurrando a tu oído, ven y sígueme ven junto a mi, el dio contigo y eso no fue una casualidad, el da contigo, porque él así lo quiere, él no te preguntara ¿me quieres seguir? Solo te dirá, ven y sígueme y eso basta para que tu corazón arda de alegría, de dicha y felicidad, recuerda que muchos son llamados pocos los escogidos, si Jesús, te ha llamado a seguirle, no desaproveches la maravillosa oportunidad de seguir al Señor, seguro nunca te arrepentirás porque es el llamado mas hermoso jamás encontrado en un corazón, escuchar las palabras en tu oído VEN Y SIGUEME es lo mas maravilloso que te pueda suceder, deja todo y sígueme, ven junto a mi y no te arrepentirás jamás, te dice Jesús a ti solo y nada mas que a ti VEN Y SIGUEME. Por tanto, tengan listo su espíritu y estén alerta, poniendo toda su esperanza en esta gracia que será para ustedes la venida gloriosa de Cristo Jesús. 1Pedro 1:13

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Cuando les enseño, esto no viene de mí, sino que el Padre, que permanece en mí, hace sus propias obras.

Juan 14:10


Pág 12

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

La única recomendación necesaria 3

EDUCACIÓN EN VALORES: SENCILLEZ Un niño cubierto de harapos llegó al orfanato Bernardo en Londres, Inglaterra, para pedir que lo admitieran. El doctor Bernardo, director en aquel entonces del orfanato, recibió al niño en su oficina, pero le dijo: -No te conozco, hijo. ¿Quién eres? -Me llamo Miguel-le contestó el niño. -No, Miguel, no me refiero a tu nombre. Lo que necesito saber, más bien, es quién te recomienda. El niño miró de reojo sus harapos y respondió: -Señor, yo creí que esta ropa vieja era la única recomendación que necesitaba. Al oír esto, el doctor Bernardo lo tomó del brazo, lo miró fijamente a los ojos y le dijo: -Tienes razón, hijo. Esa es la única recomendación que necesitas. Esta anécdota nos lleva a reflexionar sobre nuestra condición espiritual. Pues así como al niño le convino reconocer su condición material, también a nosotros nos conviene reconocer nuestra condición espiritual. Sólo que una cosa es reconocerla, y otra es considerarla una recomendación ante Dios. Muchos dicen: «Yo quisiera llevar una vida que agrade a Dios, pero no puedo. Hay muchas cosas en este mundo que me dominan. Soy pecador y lo reconozco. Por una parte quiero la aprobación de Dios, pero por otra reconozco que no la merezco. Dios no me puede aceptar a mí, porque estoy demasiado sucio.» Al igual que el niño de la anécdota, éstos reconocen su condición sucia y harapienta; pero a diferencia de él, no reconocen que esa suciedad es precisamente la recomendación que Dios busca. El profeta Isaías puso el dedo en la llaga cuando dijo: «Todos nuestros actos de justicia son como trapos de inmundicia».1 Pero Jesucristo respondió: «No son los sanos los que necesitan médico sino los enfermos. No he venido a llamar a justos sino a pecadores para que se arrepientan».2 Y luego cumplió esa misión que lo trajo al mundo cuando cumplió a su vez la profecía de Isaías, que dijo que sería «traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades»3, y que por sus llagas nosotros seríamos sanados. Así que, como dice Juan el apóstol, «si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos».4 Pero esa condición espiritual harapienta no nos impide que nos acerquemos a Dios, sino todo lo contrario: es lo que nos recomienda. Si queremos cambiar nuestra ropa sucia y andrajosa por ropa limpia y resplandeciente, es mejor que no lo intentemos mediante nuestros propios esfuerzos -tales como la autodisciplina, las penitencias y las buenas obras-, sino que le confesemos nuestros pecados a Dios. De hacerlo así, añade San Juan, Dios «nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad».5 Y por si eso fuera poco, nos recibirá, pero no como huérfanos sino como hijos adoptivos, y no en un orfanato sino en nuestro hogar celestia1.6 1Is 64:6; 2Lc 5:31; 31s 53:5; 41Jn 1:8; 51Jn 1:9; 6Ro 8:15-16; Gá 4:4-7; Ef 1:5; Jn 14:2-3,18 Ana L. de Rivera.

PROGRAMACIÓN Reconozco mis limitaciones y defectos.

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

Cuando somos un milagro

Conducía de vuelta a casa alrededor de las cinco, tras de una reunión, atascado en el tráfico del Bulevar Colorado, cuando el auto comenzó a fallar y se apagó, a duras penas pude empujarlo, maldiciendo, a una estación de gasolina, contento solamente de no estar obstruyendo el tráfico y que tendría un lugar más tranquilo para esperar la grúa. Ni siquiera se podía enderezar. Antes de que pudiera hacer la llamada, vi a una mujer saliendo de la tienda pareció resbalarse sobre el hielo y cayó sobre un dispensador de combustible, por lo que me levanté y fui a ver cómo estaba. Cuando llegué donde estaba, parecía más bien que había sido más sobrecogida por el llanto que por la caída; era una Joven mujer que se veía bastante desaliñada con ojeras alrededor de sus ojos. Dejó caer algo cuando la ayudaba a levantarse y lo recogí para dárselo. Era una moneda de cinco centavos. En ese momento, todo quedó claro para mí: la mujer llorando, la antiquísima camioneta repleta de cosas con tres muchachos en la parte de atrás, y el dispensador de combustible leyendo $4.95. Le pregunté si todo estaba bien y si necesitaba ayuda, a lo que ella seguía diciendo: “No quiero que mis hijos me vean llorando”, así que nos paramos al lado opuesto del dispensador a su auto. Ella dijo que conducía hacia California y que las cosas estaban muy duras para ella en ese momento. Así que le pregunté: “¿Y está orando?” Eso la hizo alejarse de mí un poco, pero le aseguré que no era un loco y le dije: “Él la oyó y me envió”. Saqué mi tarjeta de crédito y la pasé por el lector de tarjetas para que pudiese llenar el tanque de su

auto, y mientras cargaba el combustible, me dirigí al McDonald’s de al lado y compré dos grandes bolsas de comida, y una gran taza de café. Ella le dio la comida a los muchachos en el auto, quienes le cayeron como lobos, y nos quedamos parados junto al dispensador comiendo papitas fritas y conversando un poco. Me dio su nombre y compartió que vivía en Kansas City. Su novio la había abandonado hacía dos meses y no había podido arreglárselas sola. Sabía que no tendría dinero para pagar la renta el 1 de enero por lo que, finalmente, había llamado a sus padres, con quienes no se había comunicado en cinco años. Ellos vivían en California y le dijeron que podía mudarse con ellos y comenzar de nuevo allá. Así que empacó todo lo que poseía en el auto. Le dijo a los muchachos que se iban a California para Navidad, pero no que se mudaban para allá. Le di mis guantes, un breve abrazo y dije una rápida oración a su favor por seguridad en el viaje. Al dirigirme a mi auto, ella dijo: “Así que, es Ud. un ángel o algo parecido?” Eso, definitivamente, me hizo llorar. Le dije: “Querida, para esta época, los ángeles están muy ocupados, así que a veces, Dios utiliza a gente normal”. Fue tan increíble ser parte del milagro de alguien. Y, por supuesto, como pueden imaginarlo, cuando me subí a mi auto, encendió de una vez y me llevó a casa sin problema alguno. Lo meteré al taller mañana para revisarlo, pero sospecho que el mecánico no hallará problema alguno con él. Algunas veces los ángeles vuelan tan cerca de uno que podemos escuchar el batir de sus alas…Nunca dejes de creer en Dios y en los milagros que él hace. Sobre todo no menosprecies la oportunidad de ver cuando Dios te convierte en un milagro para otros. Hoy podría ser uno de esos días.

¿Cómo son tus manos? Una leyenda cuenta que... Hace mucho tiempo vivían en un palacio real tres hermosas damas. Una mañana, mientras paseaban por el maravilloso jardín con sus fuentes y rosales, empezaron a preguntarse cuál de las tres tenía las manos más hermosas. Elena, que se había teñido los dedos mientras sacaba las deliciosas fresas, pensaba que las suyas eran las más hermosas. Antonieta había estado entre las rosas fragantes y sus manos habían

1

quedado impregnadas de perfume. Para ella las suyas eran las más hermosas. Juana había metido los dedos en el claro arroyo y las gotas de agua daban resplandores como si fueran diamantes. Ella pensaba que sus manos eran las más hermosas. En esos momentos, llegó una muchacha menesterosa que pidió que le dieran una limosna, pero las damas reales apartaron de ella sus vestiduras reales y se alejaron. La mendiga, pasó a una cabaña

2

que se hallaba cerca de allí y una mujer tostada por el sol y con las manos manchadas por el trabajo, le dió pan. La mendiga, continúa diciendo la leyenda, se transformó en un ángel que apareció en la puerta del jardín y dijo: Las manos más hermosas son aquellas que están dispuestas a bendecir y ayudar a sus semejantes. Ojalá todos tuviéramos manos tan hermosas como éstas.

1 y 2.- www.motivaciones.org 3.. Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 Foto: Internet

Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanme en esto; o si no, créanlo por las obras mismas.

Juan 14:11


Vida Eterna

Por Rafael Orozco

Gracias Mamá

Porque con tus cuidados pude construir mi vida en una base solida y que cada día tu enseñanza me instruía, para enfrentar la vida con determinación y que cada palabra me llegaba a lo más profundo de mi corazón, enseñándome a dar lo mejor de mí, con tu sabiduría me mostraste el camino que debía seguir, que cada día se construye un mejor hoy para aspirar a un mejor mañana.

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Pág 13

1

Porque con tu amor derramado en cada momento de mi vida, aprendí que solo dando amor es como se vive mejor, que es la esencia de la vida y la sencillez del corazón, que el amor es sembrarlo cada día de la vida esperando que florezca en cada corazón. Porque con tu fortaleza aprendí que debo ser valiente para aprender de mis errores, que debo afrontar las consecuencias, que las dificultades se enfrentan con valor y decisión, que la fortaleza no esta en el cuerpo sino en el corazón. Porque cada vez que me corregías me decías te amo, que la disciplina me hizo que creciera cada vez mas fuerte sin miedos y temores. Porque me enseñaste a pedir perdón en los momentos en que era injusto y a reconocer mis faltas eso me convirtió en alguien más sencillo y humilde. Porque me enseñaste a aceptar con amor mis problemas y errores, que de ellos solo debo de aprender lo que no debo de hacer y que cada error o falta solo son parte del aprendizaje de mi vida y que ese aprendizaje se construye en cada amanecer. Porque me enseñaste que en la adversidad y en las caídas siempre tengo que levantarme y seguir adelante, que los momentos de adversidad les debo mostrar mi mejor rostro y en cada caída aprender a levantarme aunque me duelan en lo mas profundo de mi ser. Porque me enseñaste a no darme por vencido y que todo es posible, que cualquier meta que me fije la puedo alcanzar siempre que me esfuerce lo necesario por conseguirlo. Porque me enseñaste que las preocupaciones son menos cuando las compartimos y las ponemos en manos de Dios. Porque me enseñaste a confiar completamente en Dios y en ti en cualquier circunstancia de mi vida, porque aun en los momentos mas difíciles siempre están Dios y tu a mi lado. Gracias mama por enseñarme que siempre tengo que orar dando gracias a Dios en todo momento y por cada día de mi vida, que ponga todo en sus manos y que confíe siempre en el.

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

En verdad les digo: El que crea en mí hará las mismas obras que yo hago y, como ahora voy al Padre, las hará aún mayores.

Juan 14:12


Pág 14

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Código personal del respeto así mismo

4

Yo valgo porque Dios me proveyó de valores personales profundos, no tengo que ganármelos. El respeto a mí mismo se nutre de esos valores, que conozco y llevo dentro de mí. Poseo esos valores. Son míos. Debo de nutrirlos y cuidar de ellos, ya que corro el peligro de que se deformen, amenazados como están por una sociedad orientada hacia el éxito material. Si logro salvar las trampas que me tiende ese éxito, si no me “adorno” de éxitos de ese tipo a expensas de los demás, conservaré el respeto de mí mismo. Daré entonces más importancia a aquellos actos que expresen mi valía -don maravilloso que me ha sido dado-, proyectándola hacia los otros. Esta es mi motivación primera, lo que me impulsa a ser mejor lo que puedo. Mi valía es mi mundo. Me comprometo y cumplo mi palabra. Esto, es más importante, es crucial. A los demás les digo: “Valgo tanto como tú. Intercambiemos valores. Yo te ofrezco lo mejor de mí mismo, esperando que me correspondas de la misma manera.” “Recuerda que lo interno es más importante, aquellos que se interesan sólo por lo externo están condenados a llevar una vida muy superficial.”

Diferencia entre fuerza y coraje 5

Es necesario tener fuerza para ser firme, pero es necesario coraje para ser gentil. Es necesario tener fuerza para defenderse, pero es necesario coraje para batallar. Es necesario tener fuerza para ganar una guerra, pero es necesario coraje para rendirse. Es necesario tener fuerza para estar correcto, pero es necesario coraje para tener duda. Es necesario tener fuerza para superar los obstáculos, pero es necesario coraje para mantener el equilibrio. Es necesario tener fuerza para sentir el dolor de un amigo, pero es necesario coraje para reconocer las propias debilidades. Es necesario tener fuerza para esconder los propios males, pero es necesario coraje para demostrarlos. Es necesario tener fuerza para soportar el conflicto, pero es necesario coraje para hacerlo cesar. Es necesario tener fuerza para estar solo, pero es necesario coraje para pedir apoyo. Es necesario tener fuerza para amar, pero es necesario coraje para ser amado. Es necesario tener fuerza para sobrevivir, pero es necesario coraje para vivir. Si sientes que te faltan la fuerza y el coraje, ¡quiera Dios que el mundo pueda abrazarte hoy con su calor y Amor ! Y que el viento pueda llevarte una voz que te dirá que hay una Amigo, viviendo en algún lugar del Mundo, deseando que estés bien.

Visita www.revistavidaeterna.com

Vida Eterna

10 consejos para ayudar a los hijos a mejorar 1

1. Lo importante es que tu hijo” quiera” cambiar o mejorar; después, él mismo pondrá los medios. Si no los pone, ayúdale a ponerlos. 2. Lo mejor para que mis hijos me escuchen, es escucharles yo primero. 3. Cuando los hijos toman parte en las decisiones, es más probable que las cumplan. 4. A un padre debe importarle menos lo que sucede cuando está presente, que cuando está ausente. 5. Prestar atención supone un refuerzo positivo. No prestes atención cuando te piden las cosas de forma indebida. 6. Humillar a un hijo tiende a hacerle reaccionar en contra. Si además es en público, reaccionará peor. 7. La mejor ayuda para triunfar en la vida es acostumbrarse al triunfo: dale oportunidades. Pero También hay que Enseñarle a perder y ayudarle a volver a intentarlo. 8. Acostúmbrate a mirar a tus hijos a los ojos, con cariño. Los encontrarás limpios o descubrirás problemas.

El pequeño Luis de seis años decidió una mañana prepararles pancakes a sus papás para desayunar. Encontró un gran tazón y una cuchara, acercó una silla a la mesa, y trató de alzar el pesado paquete de harina para abrirlo. La mitad del paquete quedó desparramada entre la mesa, la silla y el suelo. Tomó toda la que pudo con sus manitas y la puso dentro del tazón, y después le puso un poco de leche y azúcar, haciendo una mezcla pegajosa que empezaba a chorrear por los bordes. Además habían ya pequeñas huellas de harina por toda la cocina, dejadas por él y su gatito. Luis estaba totalmente cubierto con harina, y estaba empezando a frustrarse. El quería darles una sorpresa a sus papás haciendo algo muy bueno, pero todo le estaba saliendo al revés. No sabía qué más había que agregar a su pasta, o si había que hornear los pancakes, pues

9. Aprende a motivar a tus hijos. Hazles ver que pueden. Diles que sólo hace falta que quieran. Ganarán confianza en sí mismos. 10. Una buena educación empieza por una buena comunicación familiar. Para ayudarles mejor, debes conocerlos mejor. Fernando Corominas

Pancakes

2

ni siquiera sabía como usar el horno. Cuando miró otra vez la mesa, su gatito estaba lamiendo el tazón, por lo que corrió a apartarlo de la mesa, pero por accidente se volcó el cartón de leche y además se quebraron unos huevos que habían sobre la mesa al caer al suelo. Intentó agacharse a limpiarlo pero se resbaló y quedó con toda su pijama pegajosa, llena de harina y huevo. En ese momento vio a su papá de pie en la puerta. Dos grandes lágrimas se asomaron a sus ojos. El sólo quería hacer algo bueno, pero en realidad había causado un gran desastre. Estaba seguro de que su papá lo iba a regañar y muy posiblemente a castigarlo. Pero su papá sólo lo miraba en medio de aquel desorden. Entonces, caminando encima de todo aquello, tomó en sus

brazos a su hijo que lloraba, y le dio un gran abrazo lleno de amor, sin importarle llenarse él mismo de harina y huevo. Así es como Dios nos trata. A veces tratamos de hacer las cosas bien, pero sin quererlo terminamos haciendo un desastre. Nuestra familia se pelea, insultamos a un amigo, o hacemos mal nuestras obligaciones, o desordenamos nuestra vida. Otras veces sólo podemos llorar, porque ya no sabemos qué más hacer. Entonces es cuando Dios nos toma en brazos, nos perdona y nos demuestra que nos ama, sin importarle que pueda ensuciarse con nuestra suciedad. Pero por el simple hecho de habernos equivocado, no debemos dejar de “preparar pancakes” para Dios o para alguien especial... Tarde o temprano lo lograremos, y Dios estará orgulloso de nosotros, porque no nos dimos por vencidos...

Cristo, mi amigo

Te quiero dar gracias porque cuando todo era oscuridad tú me diste luz tú me diste la verdad Cambiaste tú mi vida hasta mi manera de ser me tendiste tu mano amiga me llenaste pronto de fe. En ti pienso constantemente te

cuento todos mis problemas y con tu comprensión tan grande siempre solución les encuentras. Cuando tengo mucho frío Señor de bondad eterna siempre busco tu abrigo y nunca me lo niegas En ti encuentro ese amigo en el

3

cual pueda confiar y aunque problemas haya habido tú no me retiras tu amistad. Por último te quiero pedir que no me hagas tropezar que nunca sepa mentir que en ti, siempre pueda contar.

1.- Jorge-Amando Vázquez Rodríguez Encuentro Con Los Valores Volumen 12 2, 3, 4 y 5.- www.motivaciones.org

Fotos Internet

Todo lo que pidan en mi Nombre lo haré, de manera que el Padre sea glorificado en su Hijo. Juan 14:13


Vida Eterna

En busqueda de la felicidad

Por Ada Patricia Villalaz Recorría el bosque profundo e intenso, ahí recordé, mi pasado más inmediato, solitario como mi presente e incógnito como el futuro, me di cuenta que la tristeza movía el oscuro banderín sobre la cumbre de mi corazón, que late cada vez con menos fuerza. Ahí me di cuenta que tenía que volver a renacer, darme fuerza para seguir hacia adelante, con mi frente en alto, observando el horizonte que se pierde a través del infinito hilo entre el cielo y las estrellas. La soledad invade mi pensamiento pero yo mismo me apunto - Te quiero soledad, pero ya es hora de ir partiendo de ti Una luz mágica me espera, para esta gran aventura de la vida, una existencia dura pero solemne, donde tengo que enfrentarme a mí mismo para hallar la verdadera esencia de mi ser. Miro la luna y veo cada noche su brillante luminosidad tan intensa. Olfateo las hermosas flores donde la naturaleza es la reina que rodea este magnífico bosque. En medio del silencio puedo oír los ruidos de los pájaros cantando, el sonido de las maravillosas cascadas cristalinas que cuando las contemplo son como un espejo, donde llego a sentir las lágrimas que salen de mis mejillas, porque me desahogo con gotas en mi rostro, pero a su vez reacciono y me doy cuenta que este cuento de mi vida continua y que debo empezar a escribir una nueva página de mi historia. De repente veo caer un ángel del cielo y con su esplendor me doy cuenta que llegó, para darme un toque de felicidad, y con sus destellos, observo más allá de su alma, que me hace alcanzar la plenitud y la paz que tanto merece mi espíritu y mi corazón. Comencé desde ya a amar la vida, sé que día a día

debo cultivar una semilla y la alegría de un nuevo ser, a pesar de las adversidades, tengo que descubrir cada vez más mi templo, lleno de tesoros invalorables. El tiempo se apodera de mis decisiones y siempre me acompaña ese niño que cada uno lleva por dentro, mi alma mas que nunca sigue estando viva, joven y refleja la frescura que hay dentro de mi, porque me he dado cuenta que la vida la quiero a mi lado, que no quiero que mi alma abandone mi pecho, no me quiero perder en el sendero, quiero rescatar la fuerza que tanto necesito para seguir, quiero sentir como late mi intenso corazón. Quiero apreciar cada nuevo amanecer, la pureza del amor y la alegría de que sigo estando vivo, ahora más que nunca, me entrego a los designios del creador, porque el tiene para mi muchas sorpresas, por ello le concedo mi alma y mi destino, yo guiare mi camino, teniendo siempre la esperanza de una vida mejor llena de sueños, de luces y aventuras, las que quiero explorar. Amo mi vida, no quiero perderla, necesito tener la razón y los sentimientos en una balanza de equilibrio. Me doy paso hacia la búsqueda de mi felicidad, pase lo que pase, será una de mis grandes promesas, aunque el miedo me invada a veces, es parte de esta historia, tengo que derrotar la gran muralla para pasar al otro lado desconocido de ella, donde estoy seguro de encontrar los colores del inmenso arco iris, en el que hallaré las inesperadas aventuras que me ayudarán a encontrar mi propio ser.

1.- www.motivaciones.org Fotos: Internet

Pág 15

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

¡Mañana puede ser tarde...muy tarde! 1

¿Ayer?... ¡Eso hace tiempo!... ¿Mañana?... No nos es permitido saber... Mañana puede ser muy tarde... Para decir que amas, para decir que perdonas, para decir que disculpas, para decir que quieres intentar nuevamente... Mañana puede ser muy tarde... Para pedir perdón, para decir: Discúlpame, el error fue mío. Tu amor, mañana, puede ser inútil; tu perdón, mañana, puede no ser preciso; tu regreso, mañana, puede que no sea esperado; tu carta, mañana, puede no ser leída; tu cariño, mañana, puede no ser más necesario; tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos... Porque mañana puede ser muy...¡muy tarde! No dejes para mañana para decir: ¡Te amo! ¡Te extraño! ¡Perdóname! ¡Discúlpame! ¡Esta flor es para ti! ¡Te encuentras muy bien...! No dejes para mañana: Tu sonrisa, tu abrazo, tu cariño, tu trabajo, tu sueño, tu ayuda... No dejes para mañana para preguntar: ¿Puedo ayudarte? ¿Por qué estás triste? ¿Qué te pasa? ¡Oye!... Ven aquí, vamos conversar... ¿Dónde está tu sonrisa? ¿Aún me das la oportunidad?... ¿Percibiste que existo? ¿Por qué no empezamos nuevamente? Estoy contigo. ¿Sabes que puedes contar conmigo? ¿Dónde están tus sueños? Recuerda : ¡Mañana puede ser tarde...muy tarde! ¡Busca! ¡Pide! ¡Insiste! ¡Intenta una vez más! ¡Solamente el “hoy” es definitivo!

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Y también haré lo que me pidan invocando mi Nombre. Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos, y yo rogaré al Padre y les dará otro Protector que permanecerá siempre con ustedes juan 14:14-16


Pág 16

Culiacán, Sinaloa, México, Mayo de 2011.

Vida Eterna

Carta de Jesús a su mamá en el día de las Madres ¡Qué seas muy feliz! que es otra manera de decir todo aquello que te dijo el Ángel Gabriel: “Dios te salve, llena eres de gracia, El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres.” Sí, porque creíste. Porque “Felicidad” empieza con “Fe”. y qué grande fue tu fe, como para no desesperarte en medio de tantas dificultades. Porque yo sé bien que te hice sufrir. Desde Belén hasta el Calvario, una espada se fue clavando, poco a poco, en tu corazón. Hasta que te hizo morir, de amor, al pie de la cruz. Alguien dijo de mí que yo estaría muriendo hasta el fin del mundo. . Porque es cierto que yo sufro y que muero en cada niño que muere, y en cada hombre o mujer que llora, porque ha sido pisoteada su dignidad. Y tú, como madre sufres y lloras por todos. La madre es como un pozo de lágrimas, porque ella sufre y padece por los dolores y los des-

víos de todos y cada uno de sus hijos. Pero, ¿por qué decirte estas cosas tristes para felicitarte en tu día? ¿Por qué no traerte un ramo de flores, o decirte unos versos, o comprar un regalo a mi alcance? Total, en este mundo todo se arregla con plata (?) Y le hacemos ganar, de paso, a los comerciantes que son los que inventaron y promocionaron este Día. Pero no, tú no te dejas engañar. Tú no crees en besos y risas y regalos que no salen del corazón. De estos hijos que se acuerdan de la madre solo en su Día. ¿Y después? ¡Todo es hacerla sufrir! Yo sé que Tú sufres porque hay hijos que nunca se dejan ver por tu casa, que es mi Casa. Porque tienes hijos e hijas que andan peleando entre sí, por el dinero, por la política, por cualquier cosa,... Porque tienes muchos hijas e hijos que han profanado el amor, y aún la vida: Hay madres que no quieren a

sus hijos. Los matan tienes tantos hijos e hijas ingratos, egoístas, soberbios... Es muy cierto. Pero también tienes muchos hijos que te quieren, como te quise yo. Hay mucha gente buena, sencilla, con fe. ¿Te consuela? Pero te preocupan los otros... ¿Qué es lo que podríamos hacer por ellos? Tú sabes que en el fondo del alma de cada hombre hay un niño. Y que este niño necesita, para vivir del cariño de una mamá. Por esto, también los hombres modernos y los del 2000, te necesitan a ti. Yo te los confío. ¡Vela por ellos! Enséñales a creer y a querer. Enséñales también a saber esperar. Porque todo sufrimiento pasa, pero lo que se ha sufrido queda, como un fruto maduro. De la espina que nos hirió, nacerá una nueva rosa. Y esta rosa es la que vengo a ofrecerte en tu Día, querida mamá. Y te pido

por todas las madre s del mundo. Para que te imiten a ti. Porque, si escuchan, como Tú escuchaste la Palabra de Dios, y la cumplen, si tienen como Tú, tanta fe y tanto amor, serán muy felices. De todo corazón te lo desea tu hijo. Jesús

Galerías ilumina tus días

Visita www.revistavidaeterna.com

www.motivaciones.org

Fotos: Internet

Ahora yo voy a enviar sobre ustedes lo que mi Padre prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad hasta que sean revestidos de la fuerza que viene de arriba.»

Lucas 24:49


30_vida_eterna_mayo_de_2011