Page 1

Año 3 N˚ 25 • DICIEMBRE DE 2010 • Revista Mensual Gratuita, Culiacán, Sin., Mex.

El mejor regalo esta Navidad, es recibir a Jesús en nuestro corazón, prepárate y recíbelo con mucho amor, como Él te recibe a ti.


Pág 2

Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

SUMARIO Tengo un mensaje para ti

5

Amor al prójimo

4

3 Cuento de Navidad

6

Da según tu corazón

9

Jesucristo te habla de su cumpleaños

Mira hacia lo profundo

11 Para hablar con Dios

15

En esta navidad abre tu corazón a Jesús y déjale entrar, que él sea el centro de tu fiesta familiar navideña, pon tus ojos y tu mente fijos en Jesús y aparta un lugar muy especial esta noche de navidad, que sea en lo más profundo y limpio de tu corazón, y que la luz de Jesús te ilumine para siempre a ti y a toda tu familia, que tengas una muy feliz navidad y un próspero año nuevo, son los mejores deseos de la Revista Vida Eterna y sus patrocinadores.

La amistad puede salvar vidas

Virgen de Guadalupe

7

Jesús, consuela mi corazón

13

Editorial

8 El pequeño shaya gana un partido de béisbol

10 El mejor regalo de Navidad

14 Meditación de Navidad

12 Especialmente para ti

16

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2011

Directorio • Norberto Rafael Orozco Camacho, Director • Gerardo Daniel Orozco Alfaro, Director Comercial • María Del Carmen Alfaro Jiménez, Relaciones Públicas • Joszy Magnolia Orozco Alfaro, Coordinador Editorial • Ilmo. Mons. Manuel Silva Rodríguez, Colaborador • Diseño Editorial, Sergio Abitia Reyes. Vida Eterna Reserva de Derechos: 04-2009-111317530400-102. Anuncios y publicaciones contáctenos en: revistavidaeterna@gmail.com o vidaeterna2008@live.com. mx al Tel: 754-0750, Cel: 6671 024171 y 6671 034688 Nextel: 52*14*4777 y 52*14*55195. Si usted desea adquirir esta revista mensualmente en su hogar o comercio lo puede hacer por medio de un solo donativo, el cual será valido por los 12 meses del año favor de contactarnos. Si usted tiene un testimonio de fe y desea publicarlo, envíelo a nuestros correos electrónicos para analizarlo y publicarlo si así creemos conveniente. Impreso en los talleres de El Debate de Culiacán. Patrocinios de publicidad suscripciones al Cel: Cada articulo es soloy responsabilidad de 6671 quien024171 lo escribe.

y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Contestó el ángel: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado Hijo de Dios.

Lucas 1:35


Vida Eterna

Pág 3

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Tengo un mensaje para ti Por Rafael Orozco Hace algunos días me sentía muy triste, por una pena que embargaba muy profundamente mi corazón, verdaderamente me sentía y estaba muy deprimida, pues solo unos cuantos días atrás una de mis mejores amigas acababa de morir en un fatal y lamentable accidente, desde que recibí la llamada de que mi amiga se había accidentado, hasta que me avisaron que había fallecido, no tenia ni encontraba paz y consuelo en mi corazón, pues ella era muy importante en mi vida porque habíamos estrechado lazos de amistad muy fuertes y sinceros, pensando y recordando todos los momentos hermosos que pasamos juntas, le preguntaba a Dios ¿porque mi amiga, se fue si era tan buena?. Creo que recibí una respuesta rápida a esa pregunta, pues cuando sentía más su ausencia, el sufrimiento y dolor invadían mi alma, sucedió algo inesperado, el teléfono de la oficina sonó y la secretaria contesto y me dijo tiene una llamada para usted, tome el teléfono y del otro lado de la línea escuche la voz de un amigo que me decía, “TENGO UN MENSAJE ESPECIAL PARA USTED, DIOS LE AMA SIEMPRE Y NUNCA LE ABANDONA NI LA DEJA SOLA”. Mi amiga era maravillosa y excepcional, verdaderamente un ser muy especial, tan especial era que se preocupó porque recibiera este mensaje, que me traería la paz, la calma, el consuelo y una esperanza nueva, al saber que ella se encontraba en el cielo. Pues esa llamada hizo que mi día cambiara totalmente, sabía que había un Dios grande y maravilloso que se acordaba de mí y que me estaba enviando este mensaje de consuelo, porque el que estaba hablando del otro lado de la línea, no estaba enterado de lo que había sucedido, mucho menos por el dolor y sufrimiento que estaba pasando, desde el momento en que recibí esta llamada me comencé a sentir más animada, mucho más tranquila, pude experimentar la calma y la paz en mi corazón y eso fue gracias a Dios, le doy gracias a Dios con todo mi corazón, porque me envió ese mensaje. Hoy yo también tengo un mensaje especial para ti, abre tu corazón a Jesús y confía en el, déjale entrar esta noche de navidad para que comparta contigo y tu familia esta ocasión especial, no le cierres la puerta ábrelas de par en par y permite que el sea el centro de la fiesta y de tu vida. Porque aunque pases por momentos de tristeza y sufrimiento en tu vida, Dios siempre te ama y nunca te deja sola(o), tu solo confía poniéndote en sus manos y veras como reconforta tu alma y tu corazón. El Señor es mi pastor: nada me falta; en verdes pastos él me hace reposar. A las aguas de descanso me conduce, y reconforta mi alma. Por el camino del bueno me dirige, por amor de su nombre. Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal, porque tú estás conmigo con tu vara y tu bastón, y al verlas voy sin miedo. Salmo 23:1-4

Lo mejor siempre pasa en...

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Irán conmigo la dicha y tu favor mientras dure mi vida, mi mansión será la casa del Señor por largos, largos días.

Salmo 23:6


Pág 4

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Vida Eterna

Amor al prójimo

Susurra el nombre de Jesús 4

EDUCACIÓN EN VALORES: ORDEN y RELIGIÓN Las madres y los educadores, tienen el peligro de desanimarse al ver con frecuencia el poco resultado de sus enseñanzas y consejos. Las malas compañías, algunos profesores, el permisivismo ideológico, suelen borrar las buenas semillas que ellos sembraron en los hijos. Pero no deben desanimarse. Hay que seguir sembrando. La buena semilla que ellas depositaron en el corazón de sus hijos rebrotarán un día, y en medio y por encima de la maleza. Las madres cristianas de Kerala, en la India, tienen la hermosa costumbre de susurrar el nombre de Jesús al oído de sus hijos recién nacidos. Dicen que el nombre de Jesús, dulcemente susurrado, y succionado como subliminalmente junto con la leche materna, ha producido en Kerala una cristiandad fuerte y consistente. ¡Santa costumbre, empezar así la vida, y terminarla luego pronunciado este nombre! Justo López Melús, en “El Observador “ 470-5 PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA: Pronuncio el nombre de Jesús, Él es mi Salvador.

¿Porqué Dios hizo a los amigos? 5

En su sabiduría y amor por nosotros, Dios hizo un amigo... Alguien en quien podemos confiar, un ser leal, comprensivo y que siempre estará a nuestro lado. Él pensó que necesitábamos a alguien que nada nos exigiera, que no espere que seamos mejores ni peores, sino tal como somos... y nos quiera así...Alguien que comprenda nuestras contradicciones sin juzgarnos mal. ...En suma, Dios hizo un amigo para reír y llorar con él, y para desahogar nuestros sentimientos más íntimos. Dios hizo un amigo... alguien con quien podemos ser lo que somos sin fingir. Y por eso, nos envió al mejor Amigo que pudiéramos tener... a su propio Hijo. Gracias, Señor, por eso. Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

EDUCACIÓN EN VALORES: ECOLOGÍA HUMANA Hace un tiempo conocí a un señor de algo de edad, quien me llevó a su trabajo. Noté que estaciono, su auto en un lugar más lejano del estacionamiento a pesar de que todos los espacios estaban desocupados. Le pregunté entonces el por qué lo hacía, y me dijo que era porque tenía tiempo suficiente para caminar hasta la oficina, y que sus compañeros conforme fueran llegando cada vez más tarde y tendrían menos tiempo, por lo que necesitarían estacionar más cerca del edificio. Me impresionó notablemente lo que este hombre me enseñó y me

1

hizo pensar en lo distinto que sería el mundo si cada uno se preocupara más por los demás y dejáramos de lado nuestros tontos egoísmos. Si Jesús tuviera un auto, lo dejaría en casa y caminaría para que tú tuvieras un espacio. O si tuviera paraguas te lo daría para que no te mojes bajo la lluvia. Él dio su vida preciosa por tu vida, y cada día está dispuesto a darte maravillosos y simples regalos como muestras de su amor. ¿No vale la pena invertir un poco más de nuestro tiempo en el prójimo? ¿Acaso el ser cristiano no es imitar a Cristo? Entonces ¿Por qué no ayudas al prójimo? CAMINOS: • Hoy haré algo por mi prójimo. • Dejaré mi coche más lejos y caminaré. Antonio Quiroz Lépiz

Para hablar con Jesús

Estaba cansado de seguir tratando de vivir una vida llena de reglas, cansado y triste cuando alguien me dijo que tratara de hablar con Dios. Pensé mucho y decidí hacer la prueba. Cerré la puerta y no supe que decir sentado en mi cama sin nada de que hablar con alguien que no conocía. Al día siguiente comenté que no había podido hacerlo y me dijeron: - “Cuando no sepas que decir, solamente di “Jesús”, ese nombre está sobre todo nombre y tiene poder” No entendí mucho pero nada perdía, y lo intenté esa noche repetía el nombre y sentí mucha paz y como que alguien estaba conmigo pero solamente y por mas que lo intenté no obtuve respuesta. Volví a consultar pues me intrigaba ver que había sentido algo. A lo que me respondieron. - “El problema es que llamaste a Jesús, y no le dejaste hablar, El estaba

2

contigo pero no le diste oportunidad de hablarte” Esa noche dije profundamente el nombre de Jesús y luego guardé silencio, y muchos pensamientos vinieron a mi mente, y en ellos una paz muy grande y un consuelo maravilloso. Entonces entendí que la única forma real de hablar con Jesús es calmar los pensamientos de la mente, no buscar grandes maravillas o señales sino solamente su presencia, con eso basta para que cualquier problema se aleje. Si estás con problemas, dificultades o piensas como yo que no puedes hablar con Jesús o que no te escucha, recuerda solamente decir su dulce nombre, calmar tu agitada mente y dejar que su presencia te cambie la vida como lo hizo con la mía. Eres tan importante como yo para El...¿deseas hacer la prueba?...hazlo y no te arrepentirás...te lo garantizo.

Presentación Navideña

Era Navidad y en el pueblo iban a hacer la representación del nacimiento de Jesús. Todos estaban muy entusiasmados, querían que la obra fuera un éxito. Los niños la iban a representar, pero entre ellos había un niño con problemas; quién sabe por qué causa, era más lento en aprender que los demás. El quería estar en la obra, y a la maestra le dio ternura verlo con tanta emoción que le dio un papel pequeño: el del posadero que rechazaba a la Virgen y a José porque la posada estaba llena.

El día de la obra el teatro estaba a reventar, hasta había gente de pie. Y cuando llegaron a la parte en la que llega José y María a la posada, dónde este niño con problemas tenía que hablar, paso algo inesperado. José toco la puerta y salió el posadero, y cuando ya los iba a rechazar, al ver a la joven pareja y sobre todo a la mujer, embarazada de quien iba a ser nuestra salvación, al niño se le llenaron los ojos de lágrimas y les dijo: “Pasen, pasen, la señora puede dormir en mi cama, que yo dormiré en el suelo.”

3

Hubo un silencio intenso en la sala y a mucha gente se le salieron las lágrimas. La obra fue un éxito, a pesar de que no fue fiel representación de lo que realmente paso en esa noche de Navidad, pero sentimos que algo había cambiado en nuestras vidas, pues ese niño nos enseñó una lección de amor; en su inocencia nos enseñó que debemos amar y ayudar a otros, no importa quienes sean, porque somos hijos de Dios y estamos aquí para hacer el bien, sin pedir nada a cambio.

1.- Jorge Amando Vázquez Rodríguez Vol 13 Caminos Para El Desarrollo Personal 2,3 y 5- www.motivaciones.org 4.- Vol. 9 De la razón a la imaginación Jorge Amando Vázquez Rodríguez Fotos: Internet

Pero ahora, en Cristo Jesús y por su sangre, ustedes que estaban lejos han venido a estar cerca.

Efesios 2:13


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Cuento de Navidad Era la noche de Navidad. Un ángel se apareció a una familia rica y le dijo a la dueña de la casa: _ Te traigo una buena noticia: esta noche el Señor Jesús vendrá a visitar tu casa. La señora quedó entusiasmada: Nunca había creído posible que en su casa sucediese este milagro. Trató de preparar una cena excelente para recibir a Jesús. Encargó pollos, conservas y vino importados. De repente sonó el timbre. Era una mujer mal vestida, de rostro sufrido, con el vientre hinchado por un embarazo muy adelantado. _ Señora, ¿no tendría algún trabajo para darme? Estoy embarazada y tengo mucha necesidad del trabajo. _¿Pero esta es hora de molestar? Vuelva otro día, respondió la dueña de la casa. Ahora estoy ocupada con la cena para una importante visita. Poco después, un hombre, sucio de grasa, llamó a la puerta. _Señora, mi camión se ha arruinado aquí en la esquina. ¿Por casualidad no tendría usted una caja de herramientas que me pueda presta? La señora, ocupada como estaba limpiando los vasos de cristal y los platos de porcelana, se irritó mucho: _¿Usted piensa que mi casa es un taller mecánico? ¿Dónde se ha visto importunar a la gente así?. Por

favor, no ensucie mi entrada con esos pies inmundos. La anfitriona siguió preparando la cena: abrió latas de caviar, puso champaña en el refrigerador,

escogió de la bodega los mejores vinos, preparó unos coctelitos. Mientras tanto alguien afuera batió las palmas. Será que ahora llega Jesús, pensó ella emocionada y con el corazón acelerado fue a abrir la puerta. Pero no era Jesús. Era un niño harapiento de la calle. _Señora, deme un plato de comida. _¿Cómo te voy a dar comida si todavía no he-

1. www.motivaciones.org Foto: Internet

Pág 5

1

mos cenado? Vuelve mañana, porque esta noche estoy muy atareada. Al final, la cena estaba ya lista. Toda la familia emocionada esperaba la ilustre visita. Sin embargo, pasaban las horas y Jesús no parecía. Cansados de esperar empezaron a tomar los coctelitos, que al poco tiempo comenzaron a hacer efecto en los estómagos vacíos y el sueño hizo olvidar los pollos y los platos preparados. A la mañana siguiente, al despertar, la señora se encontró , con gran espanto frente a un ángel. _¿Un ángel puede mentir? Gritó ella. Lo preparé todo con esmero, aguardé toda la noche y Jesús no apareció. ¿Por qué me hizo esta broma? _No fui yo quien mentí, fue usted la que no tuvo ojos para ver, dijo ángel. Jesús estuvo aquí tres veces, en la persona de la mujer embarazada, en la persona del camionero y en el niño hambriento. Pero usted no fue capaz de reconocerlo y de acogerlo.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Mientras comían, Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomen y coman; esto es mi cuerpo. Después tomó una copa, dio gracias y se la pasó diciendo: «Beban todos de ella: esto es mi sangre, Mateo 26:26-28 la sangre de la Alianza, que es derramada por muchos, para el perdón de sus pecados.


Pág 6

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

La parte más importante del cuerpo 3

Mi mamá solía preguntarme cuál era la parte más importante del cuerpo. Yo solía contestar lo que entonces creía que era la respuesta correcta. Cuando era niña pensaba que los sonidos eran muy importantes, así es que dije: “Mis oídos Mami”. Ella dijo: “No creo, mucha gente es sorda. Pero sigue pensando en ello y yo te volveré a preguntar pronto”. Pasaron muchos años antes de que me volviera a preguntar. Desde mi primer intento había estado pensando en cuál sería la respuesta correcta, así es que en una nueva ocasión dije: “Mami, la vista es muy importante para todos, así es que deben ser los ojos”. Ella me miró y dijo: “Estás aprendiendo muy rápido, pero la respuesta no es correcta porque hay mucha gente ciega”. Un poco aturdida continué mi búsqueda por la respuesta correcta y, con los años, mi madre me volvía a hacer la misma pregunta y su respuesta era siempre la misma: “No, pero cada día te vuelves más inteligente”. El año pasado murió mi abuelo. Todos estábamos dolidos, lastimados por la pérdida. Todos llorábamos, hasta mi padre lloraba. A él lo recuerdo muy bien, porque era la primera vez que lo veía llorar. Mi madre me miró justo cuando era el momento de darle el último adiós a mi abuelo y me preguntó: “¿Sabes cuál es la parte más importante del cuerpo?” Yo no podía creer que me estuviera preguntado eso justo ahí, en un momento así. Siempre pensé que era un juego entre las dos. Ella vio la confusión en mi cara y me dijo: “Esta pregunta es muy importante hija. Demuestra que en realidad has vivido todos estos años. Por cada parte del cuerpo que tú me dabas como respuesta, te he dicho que estabas mal y he tratado de explicarte el porqué. Pero, hoy tienes que aprender esta importante lección de vida”. Ella me miró con ternura, como sólo las madres lo pueden hacer. Vi sus ojos llenarse de lágrimas cuando me decía: “la parte más importante del cuerpo es tu hombro”. Confundida le pregunté: ¿Cómo? ¿Por qué? Lo que me decía parecía no tener sentido, llegué a pensar que su dolor era tan grande que empezaba a decir incoherencias. Entonces ella me dijo: “Porque puede detener la cabeza de un amigo, un familiar o un desconocido cuando llora. Todos necesitamos un hombro para llorar alguna vez. Sólo espero que tengas el suficiente amor y algún amigo que tenga siempre un hombro en el que puedas llorar cuando te sientas triste, sola, cuando creas que no tiene sentido seguir, que la vida es injusta y que nada sale bien”. En ese momento supe que lo más importante no es tanto “el hombro”; sino, el consuelo de saber que hay alguien que nos acepta y ama incondicionalmente. Con el tiempo olvidamos lo que nos dicen o hacen otras personas; pero, nunca olvidamos cómo nos hacen sentir... Tomado de “La Prensa” suplemento “Desde la fe” n.257 febrero 2002, p.5

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Vida Eterna

La amistad puede salvar vidas

Un día cuando era estudiante de secundaria, vi a un compañero de mi clase caminando de regreso a su casa. Se llamaba Carlos. Iba cargando todos sus libros y pensé: ¿Por qué se estará llevando todos sus libros a su casa el viernes? Yo ya tenía planes para todo el fin de semana: fiestas y un partido de futbol con mis amigos el sábado por la tarde, así que me encogí de hombros y seguí mi camino. Mientras miraba, vi a un montón de chicos corriendo hacia él. Cuando lo alcanzaron le tiraron todos sus libros y le hicieron una zancadilla que lo tiro al suelo. Vi que sus gafas volaron y se cayeron al suelo como a tres metros de él. Mire hacia arriba y pude ver una tremenda tristeza en sus ojos. Mi corazón se estremeció, así que corrí hacia él mientras gateaba buscando sus gafas… vi lagrimas en sus ojos. Le acerque a sus manos sus gafas y le dije: Esos chicos son unos descarados, no deberían hacer esto. Me miro y me dijo: ¡Gracias! Había una gran sonrisa en su cara; una de esas sonrisas que mostraban verdadera gratitud. Lo ayudare con sus libros, vivía cerca de mi casa. Le pregunte por que no lo había visto antes y me contó que se acababa de cambiar de una escuela privada. Yo nunca había conocido a alguien que fuera a una escuela privada. Caminamos hasta su casa. Lo ayude con sus libros; parecía un buen chico. Le pregunte que si quería jugar futbol el sábado conmigo y mis amigos, y aceptó. Estuvimos juntos todo el fin de semana. Mientras más conocía a Carlos, mejor me caía, tanto a mí como a mis amigos. Llego el lunes por la mañana y ahí estaba Carlos con aquella pila de libros de nuevo. Me pare y dije: -Hola, vas a sacar buenos músculos si cargas todos esos libros todos los días. Se río y me dio la mitad para que lo ayudara. Durante los siguientes cuatro años nos convertimos en los mejores amigos. Cuando ya estábamos por terminar la secundaria, Carlos decidió ir al la universidad de Georgetown y yo a la de Duke. Sabía que siempre seriamos amigos, que la distancia no seria un problema. El estudiaría medicina y yo administración, con una beca de fútbol. Llegó el gran día de la graduación. El preparo el discurso, yo estaba feliz de no ser el que tenía que hablar,

Carlos se veía realmente bien. Era uno de esas personas que se había encontrado a si mismo durante la secundaria, había mejorado en todos sus aspectos, se veía bien con sus gafas. Tenía mas citas con chicas que yo, y todos lo adoraban ¡Caramba algunas veces hasta me sentía celoso…! Hoy era uno de esos días. Pude ver que el estaba nervioso por el discurso, así que le di una palmadita en la espalda y le dije: -Vas a estar genial, amigo. Me miro con una de esas miradas (realmente de agradecimiento) y me sonrío: Gracias, -me dijo-. Limpio su garganta y comenzó el discurso: “La graduación es un buen momento para dar gracias a todos aquellos que nos han ayudado a través de estos años difíciles, como tus padres, tus maestros, tus hermanos, quizá algún entrenador… Pero principalmente a tus amigos. Yo estoy aquí para decirles que ser amigo de alguien es el mejor regalo que podemos dar y recibir y, a este propósito, les voy a contar una historia”. Yo miraba a mi amigo incrédulo cuando comenzó a contar la historia del primer día que nos conocimos. Aquel fin de semana que tenía planeado suicidarse. Hablo de cómo limpio su armario y porque llevaba todos sus libros con él: para que su madre no tuviera que ir después a recogerlos a la escuela. Me miraba fijamente y me sonreía. “Afortunadamente fui salvado. Mi amigo me salvo de hacer algo irremediable”. Yo escuchaba con asombro cómo este apuesto popular chico contaba a todos ese momento de debilidad. Sus padres también me miraban y me sonreían de gratitud. En ese momento me di cuenta de lo profundo de sus palabras: “Nunca subestimes el poder de tus acciones: con un pequeño gesto, puedes cambiar la vida de otra persona, para bien o para mal. Dios nos pone a cada uno frente a la vida de otros para impactarlos de laguna manera”. “los amigos son ángeles que nos llevan en sus brazos cuando nuestras alas tienen problemas para recordar como volar”. Si tienes tiempo, dedícale 2 minutos a todos tus amigos. Los amigos son una joya muy rara. Ellos hacen que uno sonría lo animan a que se tenga éxito en lo que se desea. Ellos saben escucharte, comparten sus palabras de aprecio y siempre quieren abrir su corazón hacia nosotros.

La llama interior

Cuentan que un rey muy rico de la India tenía fama de ser indiferente a las riquezas materiales. Uno de sus cortesanos quiso averiguar su secreto. El rey le dijo: te lo revelaré, si recorres mi palacio para comprender la

1

magnitud de mi riqueza. Pero lleva una vela encendida. Si se apaga, te decapitaré. Al término del paseo, el rey le preguntó: ¿Qué piensas de mis riquezas? La persona respondió: no vi nada;

2

sólo me preocupé de que la llama no se apagara. El rey le dijo: ese es mi secreto. Estoy tan ocupado tratando de avivar mi llama interior, que no me interesan las riquezas de afuera.

1.- Jorge Amando Vázquez Rodríguez Vol. 1 De la metáfora a la metamorfosis 2 y 3.- Vol. 2 Jorge Amando Vázquez Rodríguez Obras son amores y no buenas excusas Fotos: Internet

Miren cómo se manifestó el amor de Dios entre nosotros: Dios envió a su Hijo único a este mundo para que tengamos vida por medio de él.

1 Juan 4:9


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Da según tu corazón Por: Rafael Orozco

Algunas veces vamos por la calle y nos encontramos con personas que necesitan de nuestra ayuda y a veces les damos alguna moneda, pero no se las damos de buena gana, renegamos no se las damos con sinceridad de corazón, otras veces no les damos nada, porque decimos en nuestros adentros, mira siempre esta ahí pidiendo, ya no le voy a dar, hermano, quien eres tu para juzgar, recuerda que con la vara que mides serás medido, si vas a dar una moneda, entrégala de corazón sin que tu mano derecha se de cuenta de lo que hace la izquierda, hazlo sin decir nada, guarda silencio y dale gracias a Dios, porque tu si tienes la posibilidad de poder ayudar. Si necesita o no ese no es tu problema, no juzgues solo ayuda si puedes y si así lo deseas, no creas que por que siempre esta el que pide en esa esquina, es una obligación darle, ellos al igual que tu también sienten y comprenden y saben de corazón cuando no puedes ayudar. Si alguien toca a la puerta de tu hogar para pedirte ropa o alimentos, no los despaches con las manos vacías, ayúdale con lo que puedas de corazón, sin decir nada, no critiques, no juzgues, la mirada la mayoría de las veces engaña, si su apariencia es mala, regular o buena a ti no te interese, dale la mano a tu hermano, hay mayor placer en dar que en recibir, igual si te pide de beber dale hasta que su sed sea saciada, sin decir nada solo dale de beber porque lo que tu haces por cada uno de esos hermanos, se los haces a Dios.

Con este ejemplo les he enseñado claramente que deben trabajar duro para ayudar a los débiles. Recuerden las palabras del Señor Jesús: «Hay mayor felicidad en dar que en recibir.» hechos 20:35 Si tocan el cristal de tu automóvil solicitando ayuda, no te molestes, no te irrites, ten compasión comprende que ese hermano necesita de ti, si puedes dale con

alegría y corazón sincero te aseguro que nunca te arrepentirás. Si alguien te pide que le hagas un favor y en tus manos esta el poder hacerlo, hazlo lo mas pronto posible porque quizás su vida dependa de ello no te quedes con las ganas de poder brindar ayuda, y luego digas cuando ya no este murió ya no esta, yo lo quería

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana

Foto: Internet

Pág 7

1

ayudar, hermano, no lo pienses dos veces, tu ayuda debe ser pronta y rápida, ayúdalo y da gracias a Dios, porque estas en posibilidad de tender la mano a un hermano que te necesita que quizás su vida dependa de ti. Todos en la vida tenemos necesidades otros con mas otros con menos pero debemos de recordar que en el caminar de la vida nos podernos encontrar en la será de enfrente y entonces diremos quien me podría ayudar si cuando yo pude ayudar no ayude a nadie, espero que nunca te suceda eso porque realmente se siente una angustia muy grande y una tristeza que embarga todo tu ser. Hermano sembrando por la vida también se va cosechando, es decir lo que se siembra es lo que se cosecha, nunca esperes mas de lo que tu hayas dado, la vida en la tierra no es eterna, tienes que recordar que solo es de paso y nada de lo que tengas por mas bienes y dinero te lo vas a poder llevar. Vive siempre agradecido ayudando y dando con corazón sincero y humilde que Dios siempre te recompensara lo que tú le hagas a uno de tus hermanos se lo haces también a Dios. Miren: el que siembra con mezquindad, con mezquindad cosechará, y el que siembra sin calcular, cosechará también fuera de todo cálculo. Cada uno dé según lo que decidió personalmente, y no de mala gana o a la fuerza, pues Dios ama al que da con corazón alegre. 2 Corintios 9:6-7

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

No tengas la mano extendida para recibir, y cerrada cuando haya que dar.

Sirácides 4:31


Pág 8

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

El adviento... preparación para la navidad 1

Tiempo para prepararse y estar en gracia para vivir correctamente la Navidad. Significado del Adviento: La palabra latina “adventus” significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa penitencia. El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro. Esta es su triple finalidad: Recordar el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su venida en la carne, lleno de humildad y pobreza. Vino como uno de nosotros, hombre entre los hombres. Esta fue su primera venida. Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la “presencia de Jesucristo” en nosotros y, por nosotros, en el mundo. Vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor, en la justicia y en el amor. Preparar el futuro: Se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo en la “majestad de su gloria”. Entonces vendrá como Señor y como Juez de todas las naciones, y premiará con el Cielo a los que han creído en Él; vivido como hijos fieles del Padre y hermanos buenos de los demás. Esperamos su venida gloriosa que nos traerá la salvación y la vida eterna sin sufrimientos. En el Evangelio, varias veces nos habla Jesucristo de la Parusía y nos dice que nadie sabe el día ni la hora en la que sucederá. Por esta razón, la Iglesia nos invita en el Adviento a prepararnos para este momento a través de la revisión y la proyección: Revisión: Aprovechando este tiempo para pensar en qué tan buenos hemos sido hasta ahora y lo que vamos a hacer para ser mejores que antes. Es importante saber hacer un alto en la vida para reflexionar acerca de nuestra vida espiritual y nuestra relación con Dios y con el prójimo. Todos los días podemos y debemos ser mejores. Proyección: En Adviento debemos hacer un plan para que no sólo seamos buenos en Adviento sino siempre. Analizar qué es lo que más trabajo nos cuesta y hacer propósitos para evitar caer de nuevo en lo mismo. Algunas ideas para vivir el Adviento. La Corona de Adviento Algo que no debes olvidar. El adviento comprende las cuatro semanas antes de la Navidad. El adviento es tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del Señor. En el adviento nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo. Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios y convertirnos de nuevo. Es un tiempo en el que podemos hacer un plan de vida para

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Vida Eterna

La Virgen de Guadalupe

Año 1531.- A los nueve días del mes de diciembre sábado muy de mañana, venia Juan Diego del pueblo de Tulpetlac, al convento de Santiago, Tlatelolco. “Oyó un canto dulce y sonoro que le pareció un conjunto de pajaritos que cantaban con suavidad y armonía, en la cumbre del cerrillo vio una nube blanca resplandeciente y en el contorno un arcoíris de diversos colores que se formaban de los rayos de una luz y claridad excesiva en medio de una nube”. El indio quedo absorto y como fuera de si en un suave arrobamiento, sin temor sintiendo en su corazón un júbilo y alborozo inexplicable de tal fuerza que se preguntaba ¿Qué será esto que oigo y veo? ¿O a donde he sido llevado, a una tierra celestial? y habiendo cesado el canto, vio a una hermosísima Señora, muy semejante a la que hoy se venera; conforme a las señas que dio Juan Diego de palabra. Oyó que lo llamaba por su nombre y aproximándose le pregunto: Hijo mío Juan Diego a quien amo tiernamente como a un pequeñito delicado ¿Adonde vas? El contesto voy al barrio de Tlatelolco a oír misa. Sábete hijo mío que Yo soy María, Virgen Madre del Dios verdadero y que es mi voluntad que en este sitio se me edifique un templo en honra mía, donde mostrare a todos mis devotos los cariños de una madre y para este fin, has de ir con mensajes míos al obispo que reside en la ciudad de México, habiendo referido lo que has visto y oído. “Le dirás que yo te envío y que es gusto mío que me labre un templo en este lugar y sitio” Y ten por cierto tu que te agradeceré lo que por mi hicieras en esto que te encargo y te sublimare por ello, ya que has oído hijo mío mi deseo y vete en paz y advierto que te pagare el trabajo y diligencias que pusieres y así harás en esto todo el esfuerzo que pudieres.

SEGUNDA APARICIÓN. En la tarde de ese mismo sábado vuelve Juan Diego a dar cuenta a la virgen del fracaso que tuvo y le pide a la virgencita que mande otro mensajero el se sentía que no le haría caso Fray Juan de Zumárraga, el obispo, pero nuestra Señora escoge a los humildes y los eleva y le pide insistir con el señor obis-

po el día siguiente. TERCERA APARICION: DOMINGO 10 DE DICIEMBRE 3:00 P.M. Juan Diego le da cuenta a la virgen de la segunda entrevista en la que el señor obispo sigue sin creerle y le ordena que le pida a la virgen UNA SEÑAL, y Juan Diego pensaba: como es que no me cree el obispo, si la virgen es la que me envía, y ella le pide a Juan Diego que regrese con ella al día siguiente para recibir ya señal; pero Juan Diego no regreso como se lo pidió la virgen, porque tenia muy enfermo a su tío Juan Bernardino con el cual vivía. CUARTA APARICIÓN EN EL LLANO: MARTES 12 DE DICIEMBRE 6:00 A.M. Ante la gravedad de si tío sale Juan Diego a Tlatelolco para buscar un sacerdote, rodeo el cerro para que la virgen no lo viera, y como nuestra Madre Santísima sabia la tristeza que invadía su corazón por la gravedad de su tío, ella bajo al llano donde el venia y lo tranquiliza de la enfermedad de su tío y le dice la virgen con gran misericordia: escucha hijo mío el menor no es nada lo que te asusta y preocupa, que no se perturbe tu corazón, no temas esta enfermedad de tu tío ni ninguna otra ni cosa punzante te debe afligir ¿NO ESTOY AQUÍ YO QUE SOY TU MADRE? ¿NO ESTAS BAJO MI SOMBRA Y RESGUARDO? ¿NO SOY YO LA FUENTE DE TU ALEGRIA? ¿NO ESTAS EN EL HUECO DE TU MANTO, EN EL CRUCE DE MIS BRAZOS? ¿TIENES OTRA NECESIDAD, ALGUNA OTRA COSA MAS? Que ninguna otra cosa te perturbe, te aflija, no te de pena con la enfermedad de tu tío, porque no morirá por ahora, ten por cierto que el esta bueno. QUINTA APARICIÓN: 12 DE DICIEMRE A LAS 6:00 A.M. EN LA CASA DEL TIO JUAN BERNARDINO. A la misma hora que estaba con Juan Diego, la virgen se le aparece a su tío le cura y le manifiesta su nombre: LA SIEMPRE VIRGEN SANTA MARIA DE GUADALUPE, Y LUEGO LA VIRGEN ENVIA A LA CUMBRE DEL CERRO A JUAN DIEGO; Por las rosas que eran su señal y luego se las llevaría al señor obispo como una señal. Juan Diego pensaba aunque yo se bien que la cumbre del cerrillo no es lugar en que se den flores no por eso voy a dudar de mi Madre Santísima; las rosas que cortara Juan Diego en el cerro del Tepeyac LAS CULTIVARON LOS ANGELES DE DIOS. SEXTA Y ÚLTIMA APARICIÓN: MARTES 12 DE DICIEMBRE AL MEDIO DIA EN LA CASA DEL OBISPO ZUMARRAGA. Juan Diego al llegar ante el obispo volvió

1. Autor: Tere Fernández del Castillo | Fuente: Catholic.net

a repetir la petición de la virgen y para comprobar que era verdad su palabra extendió su Tilma, le dijo; AQUÍ TIENES LA PRUEBA HASME EL FAVOR DE RECIBIRLAS Y LAS ROSAS DE CASTILLA CALLERON AL SUELO, Y LA IMAGEN DE LA SIEMPRE VIRGEN MARIA DE GUADALUPE APARACIO EN LA TILMA COMO LA CONOCEMOS. El obispo y todos los que se encontraban ahí cayeron de rodillas ante la virgen. Juan Diego quiso regresar a la casa de su tío que pensaba que seguía delicado de salud pero no lo dejaron ir solo y lo acompañaron al llegar vieron que el ya estaba sano gracias a nuestra Madre. AL VER MADRE MIA DE GUADALUPE TUS OJOS COMO PALOMA, TAN APACIBLES, TAN AMABLES, NO CABE EN MI CORAZÓN EL INEXPLICABLE REGOCIJO AL CONTEMPLARLOS. JUAN DIEGO ENTREGO A MARIA SU HERMOSO CORAZÓN, PARA ALIVIAR SUS PENAS, ANGUSTIAS Y NECESIDADES.No niega el AYATE GUADALUPANO su origen humilde, hecho de la planta de maguey, pero no hay oro en el oro del mundo que pueda igualar su valor estimativo (los pobres se vestían de esta fibra) y su valor es celestial por tener mas de 400 años y esta intacta. La imagen es testimonio entre la materia y el espíritu, la imagen de la virgen es ese punto medio entre el materialismo de nuestra vida y la realidad espiritual de todo el mundo de Dios en el que María tiene una misión providencial. Y quien mejor que nadie refleja su alegría de navidad es la virgen en cuya alma rebosa de dicha ver nacido al mesías de la promesa divina. EL ROSTRO DE NUESTRA MADRE ES DE TAL BELLEZA GRACIA Y HERMOSURA QUE MERECE SER LLAMADA HERMOSURA DE DIOS. El 12 de Diciembre todo se vuelve danza y adoración incansable en homenaje a la que quiso quedarse en el TEPEYAC. MADRE DE GUADALUPE QUE DIJO EN SU MAGNIFICAT “DIOS ENALTECE A LOS HUMILDES” María del Tepeyac madre bella santa, pura, tierna y cercana que desde un día de 1531 bajaste del cielo inmenso y te quedaste con nosotros atenta al que te busca porque llora o porque ríe, escuchando penas y anhelos has formado este pueblo fuerte y leal y lo sigues cuidando mientras hay alguien que te necesite. MADRE DE TODOS, MÉXICO TE AMA AGRADECIDO. ¡BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE JESUS! AMEN.

Fotos: Internet

Ustedes que temen al Señor, confíen en él: no perderán su recompensa. Ustedes que temen al Señor, esperen recibir todo lo que vale la pena: esperen misericordia y alegría eternas. Sirácides

2:8-9


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Pág 9

Jesucristo te habla de su cumpleaños “La Navidad” Queridos amigos: Como sabrás nos acercamos nuevamente a la fecha de mi cumpleaños, todos los años se hace una gran fiesta en mi honor y creo que este año sucederá lo mismo. En estos días la gente hace muchas compras, hay anuncios en la radio, en la televisión y por todas partes no se habla de otra cosa sino de lo poco que falta para que llegue el día. La verdad es agradable saber que al menos un día al año algunas personas piensan un poco en mi. Como tu sabes hace muchos años que comenzaron a festejar mi cumpleaños al principio no parecían comprender ni agradecer lo mucho que hice por ellos, pero hoy en día casi nadie sabe lo que celebran. La gente se reúne y se divierte mucho pero no saben de qué se trata. Recuerdo el año pasado al llegar el día de mi cumpleaños hicieron una gran fiesta en mi honor, pero sabes una cosa? Ni siquiera me invitaron. Yo era el invitado de honor, pero ni siquiera se acordaron en invitarme, la fiesta era para mi y cuando llegó el gran día me dejaron afuera, me cerraron la puerta Yo quería compartir la mesa con ellos! (Apocalipsis 3,20). La verdad no me sorprendió, por que en los últimos años todos cierran las puertas. Como no me invitaron, se me ocurrió entrar sin hacer ruido, entré y me quedé en un rincón. Estaban todos bebiendo, había algunos borrachos, contando chistes, carcajeándose. La estaban pasando en grande, para colmo llegó un viejo gordo, vestido de rojo, con barba blanca y gritando JOJOJO parecía que había bebido demás, se dejó caer pesadamente en el sillón y todos los niños corrieron hacia él, diciendo: Santa Claus, Santa Claus!!! Como si la fiesta fuera en su honor. Llegaron las doce de la noche y todos comenzaron a abrazarse, yo extendí mis brazos esperando que alguien me abrazara ¿y sabes? Nadie me abrazó. Comprendí entonces que yo sobraba en esa fiesta, salí sin hacer ruido cerré la puerta y me retiré. Tal vez crean que yo nunca lloro pero esta noche lloré, me sentía destruido como un perro abandonado, triste y olvidado. Me llego tan hondo que al pasar por tu casa tú y tu familia me invitaron a pasar además me trataron como rey. Tú y tu familia realizaron una verdadera fiesta en la cual yo era el invitado de honor además me cantaron las mañanitas hacia un tiempo que a nadie se le ocurría hacer eso. Que Dios bendiga a todas las familias como la tuya yo jamás dejo de estar con ellos en ese día y todos los días,

también me conmovió el pesebre que pusieron en un rincón de tu casa ¿Sabías que hay países que esta prohibido poner nacimientos? Hasta lo consideran ilegal!!! Adonde irá a para este mundo Otra cosa que me asombra es que el día de mi cumpleaños en lugar de hacerme regalos a mí se hacen regalos unos a otros. Tu que sentirías si el día de tu cumpleaños se hicieran regalos unos a otros y no te regalaran nada? Una vez alguien me dijo ¿Como te voy a regalar algo si a ti nunca te veo, ya te imaginaras lo que le dije, regala comida, ropa, y ayuda a los pobres, visita a los enfermos y a los que están solos y yo lo contare si me lo hubieran hecho a mi ( Mat. 25, 34-40) cada año que pasa es peor, la gente sólo piensa en compras y los regalos y de mi nadie se acuerda. Recuerdo lo que sucedió a un anciano llamado Juan, un día de mi cumpleaños anduvo de casa pidiendo posada por que tenía hambre, tocó en muchas puertas sin que en ninguna lo invitarán a la mesa, se dio por vencido al ver que ni siquiera esa noche iba a sentir el calor de un hogar. Se sentó en la banqueta y se puso a llorar como un niño, yo me puse junto a él y le pregunte ¿Qué tienes Juan? Es que nadie me invita a pasar, me respondió yo me senté a un lado de él y le dije: No te apures a mi tampoco me han dejando entrar. Pero toda paciencia tiene un límite aún la mía. VOY A CONTARTE UN SECRETO He pensado que como nadie me invita a la fiesta que han hecho, estoy pensando hacer mi propia fiesta, una fiesta grandiosa como la que jamás nadie hubiera imaginado. Una fiesta espectacular con grandes personalidades: Abraham, Moisés, el rey David, Salomón y otros. Todavía estoy haciendo arreglos por lo que quizá no será este año. Estoy enviando muchas invitaciones y hoy querido hermano hay una invitación para ti. Solo quiero que me digas si quieres asistir y te reserve un lugar y escribiré tu nombre con letras de oro en mi gran libro de reservación y se quedaran afuera los que no contestaron mi invitación. PREPÁRATE POR QUE CUANDO ESTE LISTO “DARE LA GRAN SORPRESA” Hasta pronto, tu amigo Jesucristo.

1.- www.motivaciones.org Fotos : Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

«¡Pongámonos en las manos del Señor más bien que en las de los hombres, pues su misericordia no es menos que su poder!

Sirácides 2:18


Pág 10

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Bendiciones y desgracias

El pequeño Shaya gana un partido de béisbol

En un pequeño pueblo vivía un anciano con su hijo de 17 años. Un día, el único caballo blanco con que trabajaba saltó la reja y se fue con varios caballos salvajes. La gente del pueblo murmuraba: ¡Que desgracia la suya don Cipriano! Y el, tranquilo contestaba: -Quizá una desgracia o quizá una bendición. Días después, el caballo volvió junto a un hermoso caballo salvaje, y la gente saludaba al anciano diciéndole: -Quizá una desgracia o quizá una bendición. A los pocos días, el hijo adolescente, mientras montaba el caballo salvaje para domarlo, fue derribado y se fracturo una pierna, a raíz de lo cual empezó a cojear, y la gente le decía al anciano: ¡Que desgracia la suya, buen hombre! A lo que replicaba: -“Quizá una desgracia o quizá una bendición”. Días después inicio la guerra y todos los jóvenes del pueblo fueron llevados al frente de batalla, pero a su hijo no lo llevaron por su cojera, y toda la gente del pueblo saludaba al anciano y le comentaba: ¡Que bendición la suya, don Cipriano! Y el, con su fe inquebrantable, contesto una vez mas diciendo: -Sólo Dios lo sabe, quizá se una bendición o quizá sea una desgracia. Efectivamente, sólo Dios sabe, Él nunca se equivoca. Por eso debemos agradecerle a Dios todo lo bueno y todo lo malo que nos sucede a lo largo de nuestra vida, porque todo tiene una razón de ser. Y El jamás nos mandaría algo que no pudiésemos soportar o superar a través de la fe y el amor a Dios.

En un pueblito de zona rural, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo. A pesar de que la mayoría de sus habitantes eran creyentes, ante la situación límite, marcharon a ver al cura párroco y le dijeron: -Padre, si Dios es tan poderoso, pidámosle que envíe la lluvia necesaria para revertir esta angustiante situación. -Está bien, le pediremos al Señor, pero deberá haber una condición indispensable. -¡Digamos cuál es! -respondieron todos -Hay que pedírselo con fe, con mucha fe, contestó el sacerdote -¡Así lo haremos, y también vendremos a Misa

1

2

3

Fe y paraguas

Vida Eterna

4

todos los días! Los campesinos comenzaron a ir a Misa todos los días, pero las semanas transcurrían y la esperada lluvia no se hacía presente. Un día, fueron todos a enfrentar al párroco y reclamarle: -Padre, usted nos dijo que si le pedíamos con fe a Dios que enviara las lluvias, Él iba a acceder a nuestras peticiones. Pero ya van varias semanas y no obtenemos respuesta alguna... -Hijos míos, ¿Han ustedes pedido con fe verdadera? -¡Sí, por supuesto! -respondieron al unísono-. -Entonces, si dicen haber pedido con fe verdadera... ¿Por qué durante todos estos días ni uno solo de ustedes ha traído el paraguas?

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

En Brooklyn, Nueva York, existe una escuela para niños que tienen lento aprendizaje. Algunos niños pasan ahí el resto de su vida escolar, mientras otros pueden ser enviados a otras escuelas convencionales. En una cena del personal de la escuela, estaba el padre de uno de estos niños preparando un discurso. Después de la cena todo el personal puso atención en lo que el padre iba a pronunciar. El padre dijo: -¿Dónde esta la perfección en mi hijo shaya? Todo lo que Dios hace esta hecho a la perfección. Pero i hijo no puede entender cosas que otros niños entienden. Mi niño no puede recordar hachos y figuras que otros niños recuerdan. ¿Dónde esta la perfección de Dios? La audiencia quedo sorprendida ante esta pregunta, sobre todo viendo la cara angustiada del padre y murmurando entre ellos. -Yo creo-continuo el padre- que cuando Dios brinda un niño así al mundo, su perfección se muestra en la forma de reaccionar de la gente ante estos niños. Y procedió a contar la siguiente historia acerca de su hijo Shaya. “Una tarde Shaya y su padre caminaban en el parque donde algunos niños estaban jugando béisbol. -¿Crees que ellos me dejaran jugar?- pregunto Shaya-. El padre de Shaya sabía que su hijo era para nada un atleta y que los niños no lo querrían a él e su equipo. Pero el papá de Shaya entendió que su hijo había escogido jugar béisbol porque le daba una confortable idea de permanecer a un grupo 2 de niños “normales”. El padre de Shaya llamo a uno de los niños en el campo y pregunto si su hijo podía jugar. El chico miro a sus compañeros de equipo. No obteniendo respuesta de sus compañeros, el chico tomo la decisión por si mismo y dijo: -Estamos perdiendo por 6 carreras y el juego esta en la octava carrera. Yo creo que él puede estar en nuestro equipo y nosotros trataremos de colocarlo en el bate en la novena carrera. El padre de Shaya estaba atónito ante la respuesta del niño y Shaya sonrío satisfactoriamente. Shaya sólo quería que lo pusieran en la base y así dejaría de jugar en corto tiempo justo al final e la octava carrera; pero los niños hicieron caso omiso a lo que Shaya decía, el juego se estaba poniendo bueno, el equipo de Shaya anotó de nuevo y ahora estaba con dos “outs” y las bases llenas con el mejor jugador de todos corriendo a base, y Shaya estaba preparado para empezar.

¿Pondría al equipo realmente a Shaya en el bate y dejar así ir la oportunidad de ganar el juego? Sorpresivamente, Shaya estaba tomando el bate. Todos pensaron que todo había terminado, porque Shaya no sabia ni siquiera como tomar el bate apropiadamente. De cualquier forma, cuando Shaya estaba parado en el plato, el “pitcher” se movió algunos pasos para lanzar la pelota suavemente para que Shaya pudiera al menos hacer contacto con ella. La primera bola venia y Shaya falló. Uno de sus compañeros de equipo se acerco a Shaya y juntos tomaron el bate y encararon al “pitcher” volvió a dar unos pasos para lanzarle suavemente la pelota. Cuando el “pitcher” lanzó, Shaya y su compañero tomaron el bate, y juntos dieron un golpe lento a la pelota que regreso inmediatamente a manos del pitcher. El pitcher tomo la pelota y podía fácilmente lanzarla a primera base, “ponchando” a Shaya para que terminara rápidamente de jugar quedando fuera. Sin embargo, el “pitcher” tomo la pelota y la lanzó lo mas lejos que pudo de primera base. Todos empezaron a gritar: -¡Shaya corre a primera, corre a primera! Nunca en su vida Shaya había corrido a primera base. Al tiempo que corría a primera base, el oponente tenía la bola en sus manos. El muchacho podía lanzar la bola a la persona de la segunda base y dejar fuera a Shaya que estaba todavía corriendo, pero el oponente entendió las intenciones del “pitcher” y lanzó la bola lo mas alto y lejos de la segunda base. Todos gritaron: -¡corre a segunda, corre a segunda! Shaya corrió a segunda base y los demás jugadores junto con el corrían y le daban ánimos para que continuara su carrera a segunda. Cuando Shaya tocó la segunda base, otro muchacho del equipo contrario le mostró le dirección de la tercera base y gritó: -¡corre a tercera! Conforme corría a tercera, los niños de los dos equipos ya estaban corriendo junto a él gritando todos a una sola voz: -¡Shaya corre a cuarta! Shaya corrió a cuarta y paró justo en el plato de “home” donde todos los 18 niños lo lanzaron en sus hombros como un héroe, mientras él disfrutaba como nunca el apoyo de los muchachos. -Aquel día, -concluyo el padre de Shaya suavemente, con lágrimas rodando por sus mejillas- aquellos 18 niños mostraron con un gran nivel la perfección de Dios.

¿Te leo la biblia?

Un capellán, cuentan, se aproximó a un herido en medio del fragor de la batalla y le preguntó: -¿Quieres que te lea la Biblia? -Primero dame agua que tengo sed -dijo el herido. El capellán le convidó el último trago de su cantimplora, aunque sabía que no había más agua en kilómetros a la redonda. -¿Ahora? -preguntó de nuevo. -Primero dame de comer -suplicó el

herido. El capellán le dio el último mendrugo de pan que atesoraba en su mochila. -Tengo frío -fue el siguiente clamor. Y el hombre de Dios se despojó de su abrigo de campana pese al frío que calaba y cubrió al lesionado. -Ahora sí -le dijo al capellán-, habla de ese Dios que te hizo darme tu última agua, tu último mendrugo, y tu único abrigo. Quiero conocerlo en su bondad.

2

Para dar a conocer a Dios no se necesita solamente conocer la Biblia, sino vivir de la forma que Jesús nos enseñó, si deseas que otros conozcan de quien te lo ha dado todo, debes darles todo para que ellos crean en las bondades de Dios. Asimismo, debemos vivir como vivió Cristo para atesorar un tesoro en el cielo, y reunirnos con nuestro Creador en quien hemos creído. Una fe sin obras es una fe muerta. 2 Timoteo

1, 3 y 4.- Jorge Amando Vázquez Rodríguez Volumen 1 de la metáfora a la metamorfosis. 2.- Vol. 3 Jorge Amando Vázquez Rodríguez Abrir los ojos hacia adentro Foto: Internet

El que responde de manera generosa asegura su porvenir: cuando esté a punto de caer encontrará un apoyo.

Sirácides 3:31


Vida Eterna

Jesús, consuela mi corazón

Por: Rafael Orozco

Señor, tu siempre estas cerca de los que están enfermos, de los que están sufriendo, de los desamparados, ven y consuela mi corazón, tu levantas al caído de Espíritu y le das animo para continuar y los guías por senderos y caminos seguros, los iluminas para que no tropiecen, así guíame a mi Jesús. Tu que sabes por donde caminamos, por donde vamos, llévanos por el buen camino y condúcenos con tu mano poderosa, tu que eres capaz de transformar los corazones transfórmame Señor, cambia mi vida, consuela mi corazón. Tú que eres amoroso y misericordioso perdóname por todo lo que e hecho en mi vida bien ó mal, perdóname Señor, me encuentro arrepentido, necesito de tu amor, de tu consuelo, de tu paz, no me dejes solo, acuérdate de mí. Jesús, consuela mi corazón. Tu que eres capaz de quitar los miedos y temores ayúdame a que ya no los tenga, a que ya no sea presa fácil de ellos, que confié en ti siempre, que no tenga ninguna duda nunca, que tu eres el único capaz de quitarme todo lo que destruye mi vida, todo lo que me desanima, todo lo que destruye mi corazón, que eres el único que puede

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Pág 11

1

animar y transformar mi corazón renovándolo cada día. El Señor está cerca del corazón deshecho y salva a los de espíritu abatido. Salmo 34:19 Jesús, tú eres el único capaz de sanar todo enfermedad, como lo hiciste antes, como lo estas haciendo ahora, sigues sanando enfermedades y lo harás por siempre, porque tu sanidad es hoy, mañana y siempre, hoy Señor, necesito que me sanes de todas mis dolencias, de todas mis enfermedades, de todo lo que esta dañando mi cuerpo y mi corazón, límpiame Señor y sáname. Tu que eres capaz de sanar los corazones y restaurarlos, por mas profundas que tengan sus heridas y por mas grande que sea su dolor, tu sanas y renuevas esos corazones rotos y quebrantados, esos corazones, que sienten tanta tristeza en su interior y que su mismo dolor no les permite ver como están llevando su vida en medio del dolor, la angustia y la aflicción, Jesús, ven, restaura y consuela mi corazón. Tú que caminas y permaneces a nuestro lado y que tu luz nunca nos abandona, lléname de tu paz y de tu amor colma mi corazón de alegría y has que permanezca en paz, saca de mi interior toda tristeza, todo dolor, todo lo que me esta dañando, que me recuerde en cada instante, que tu eres un Dios bueno, bondadoso y misericordioso y que recuerde que tu siempre estas en mi corazón, para renovarme, sanarme, amarme, levantarme, consolarme en todo momento, Jesús, ven y consuela mi corazón, que te necesito siempre a mi lado, no te separes de mi ni permitas que yo nunca me separe de ti, que cada día te busque con mas insistencia, con mas perseverancia, con mas amor, confiando en que tu siempre estas dispuesto a consolar a los que están quebrantados y sufriendo en su corazón, Jesús ven y consuela por siempre mi corazón. Bendito sea Dios, Padre de Cristo Jesús, nuestro Señor, Padre lleno de ternura, Dios del que viene todo consuelo. Él nos conforta en toda prueba, para que también nosotros seamos capaces de confortar a los que están en cualquier dificultad, mediante el mismo consuelo que recibimos de Dios. 2 Corintios 1:3-4

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana

Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Es tu rostro, Señor, lo que yo busco, no me escondas tu cara. Con enojo a tu siervo no rechaces; eres tú mi defensa, ¡no me abandones, no me dejes solo, mi Dios y Salvador!

Salmo 27:9


Pág 12

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Nada menos que un milagro 2

EDUCACIÓN EN VALORES: ORACIÓN Sheila Simon, de cuarenta y cuatro años de edad, encendió el motor de su auto y salió una vez más hacia su trabajo. Todas las mañanas hada lo mismo, y la ruta la llevaba siempre frente al mismo hotel. Pero esa mañana sucedió algo muy extraño. Cuando pasaba frente al hotel, Sheila sintió algo como una explosión: una explosión dentro de su cabeza. En seguida sintió un terrible dolor, y algo duro y grueso en su garganta. Instintivamente, Sheila tragó. Después, en medio de dolores, mareos y náuseas, condujo el auto a un hospital. Una bala la había penetrado por detrás de una oreja, se había introducido en su garganta, y ella la había tragado. «Es un milagro que esta mujer esté viva», testificó el doctor Kent Wilson. N o puede ser menos que un milagro recibir una bala en la cabeza, y que esa bala perfore el hueso, atraviese una amígdala, caiga en la garganta, sea tragada y termine su viaje en el estómago de la victima. Tampoco puede ser menos que un milagro que esa misma mujer pueda, después de semejante accidente, manejar tres kilómetros y tener todavía fuerza suficiente para estacionar su auto, bajarse de él, andar hasta la sala de emergencia y pedir ayuda médica. La misma Sheila Simon afirmó que la sostuvo su fe en Dios. Dijo que durante toda esa odisea repitió vez tras vez esta oración: «Señor, no permitas que me desangre hasta morir». Lo demás que ocurrió después de llegar a la sala de emergencia -la transfusión de sangre, la suturación de las heridas y la extracción de la bala de su estómago- es parte de la historia médica. Pero el milagro se debió a una sola cosa: su fe en Cristo. Las personas que cultivan una vida espiritual mediante la oración y la meditación continúa en la Palabra de Dios tienen un ánimo muy especial en los momentos críticos de la vida. La fe cristiana, la seguridad de que todo va a salir bien, provee fuerza para los tiempos de angustia. Mucha gente que cuida celosamente su vida económica, o cuida con esmero su salud física, pero desatiende la salud moral y espiritual, no sabe que al no estar bien con Dios tampoco puede estar bien con esta vida. Hagamos de Cristo nuestro Amigo permanente. Así estaremos siempre preparados para cualquier emergencia. CAMINOS PARA EL DESARROLLO PERSONAL CAMINOS: • Cultivo mi vida espiritual. • Tengo fe en Dios. • Mi fortaleza es mi fe. • Todos los días hago un momento de oración.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Vida Eterna

El mejor regalo de Navidad

1

2

En 1994, dos americanos respondieron a una invitación del Departamento de Educación Rusa, para enseñar moral y ética (basado en principios bíblicos) en las escuelas públicas. Fueron invitados a enseñar en prisiones, negocios, departamentos de bombero y policía, y en un inmenso orfanato. Alrededor de 100 niños y niñas, que habían sido abandonados, abusados y dejados a cargo de un programa del gobierno, estaban en este orfanato. Ellos relatan esta historia en sus propias palabras. Se acercaban los días de fiestas Navideñas, 1994, tiempo para que nuestros huérfanos escucharan, por primera vez, la historia tradicional de Navidad. Les contamos cómo María y José llegaron a Belén. No encontraron albergue en la posada, y la pareja se fue a un establo, donde nació el niño Jesús, y fue puesto en un pesebre. Durante el relato de la historia, los niños y los trabajadores del orfanato estaban asombrados mientras escuchaban. Algunos sentados al borde de sus taburetes, tratando de captar cada palabra. Terminando la historia, le dimos a los niños tres pequeños pedazos de cartulina para que construyeran un pesebre. A cada niño le dimos un pedazo de papel cuadrado cortados de unas servilletas amarillas que yo había traído conmigo, pues no habían servilletas de colores en la ciudad. Siguiendo las instrucciones, los niños rasgaron el papel y colocaron las tiras con mucho cuidado en el pesebre. Pequeños pedazos de cuadros de franela, cortados de un viejo camisón de dormir que había desechado una señora americana al irse de Rusia, fue usado para la frazada del bebé. Un bebé tipo muñeca fue cortado de una felpa color canela que habíamos traído de los Estados Unidos. Los huérfanos estaban ocupados montando sus pesebres, mientras yo caminaba entre ellos para ver si necesitaban ayuda. Parecía ir todo bien hasta que llegué a una de las mesas donde estaba sentado el pequeño Misha. Lucía tener alrededor de 6 años y ya había terminado su proyecto. Cuando miré en el pesebre de este pequeño, me sorpren-

dió ver no uno, pero dos bebés en el pesebre. Enseguida llamé al traductor para que le preguntara al chico porqué habían dos bebés en el pesebre. Cruzando sus brazos y mirando a su pesebre ya terminado, empezó a repetir la historia muy seriamente. Para ser un niño tan pequeño, que sólo había escuchado la historia de Navidad una vez, contó el relato con exactitud... hasta llegar a la parte donde María coloca al bebé en el pesebre. Entonces Misha empezó a agregar. Inventó su propio fin de la historia diciendo: “... y cuando María colocó al bebé en el pesebre, Jesús me miró y me preguntó si yo tenía un lugar donde ir. Yo le dije, no tengo mamá y no tengo papá, así que no tengo dónde quedarme. Entonces Jesús me dijo que me podía quedar con El. Pero le dije que no podía porque no tenía regalo para darle, como habían hecho los demás. Pero tenía tantos deseos de quedarme con Jesús, que pensé qué podría darle de regalo. Pensé que si yo pudiera mantenerle caliente, eso fuera un buen regalo. Le pregunté a Jesús: Si te mantengo caliente, ¿Sería eso un buen regalo?. Y Jesús me dijo: Si me mantienes caliente, ese sería el mejor regalo que me hayan dado. Así que me metí en el pesebre, y entonces Jesús me miró y me dijo que me podría quedar con El... para siempre”. Mientras el pequeño Misha termina su historia, sus ojos se desbordaban de lágrimas, que les salpicaban por sus cachetes. Poniendo su mano sobre su cara, bajó su cabeza hacia la mesa y sus hombros se estremecían mientras sollozaba y sollozaba. El pequeño huérfano había encontrado alguien, quien nunca lo abandonaría o lo abusara, alguien quien se mantendría con él... PARA SIEMPRE. Gracias a Misha he aprendido que lo que cuenta, no es lo que uno tiene en su vida, sino, a quien uno tiene en su vida. No creo que lo ocurrido a Misha fuese imaginación. Creo que Jesús de veras le invitó a estar junto a EL PARA SIEMPRE. Jesús hace esa invitación a todos, pero para escucharla hay que tener corazón de niño.

Una noche buena para los que esperan a Dios ¿Alguna vez se preguntaron por qué llamamos BUENA a una noche del año? Esa noche es BUENA porque en ella ha nacido Dios, porque se ha hecho “como nosotros”; porque desde entonces Dios “es uno de nosotros”. “Es noche BUENA porque, desde entonces: Dios tiene nombre: Jesús Desde aquella Noche Dios tiene hermanos: NosotrosDesde aquella noche Dios tiene preferencias: LOS POBRE, LOS PEQUEÑOS, LOS SENSILLOS, LOS LIMPIOS DE CORAZÓN, LOS PECADORES”. “Llamamos BUENA a esa Noche por-

que desde entonces todo cambió de valor; nada quedó en pié; la paradoja se hizo ley y la apariencia perdió su fuerza”. “Desde aquella Noche la juventud sigue siendo energía, pero no es mito. La ancianidad no es decrepitud, sino serenidad. Desde aquella noche todos los caminos son rutas de Dios: la cárcel, el cáncer, el dolor, la soledad, la muerte. Desde aquella Noche no tienen ciudadanía los que odian, los que matan, los que oprimen, los vengativos, los orgullosos, los egoístas. Desde aquella Noche no tienen derechos unos y obligaciones otros. Todos tienen derecho a ser hijos

2

de Dios y obligación de vivir como hijos de Dios”. “Es la Noche Buena, porque es la noche del amor que nace, del amor que llama, del amor que exige.” “La novedad de la Navidad no está en el pesebre, los animales, las pajas, los pastores, los ángeles, sino en los valores de esa pobreza, de esos pobres, de ese pesebre y en el misterio de ese Niño sobre las pajas y de esa Madre virginal”. “Ese nacimiento es salvación y ese Niño es el Salvador. ¡Feliz Navidad! Es decir ¡Feliz Salvación!! !!! Si un niño no hubiera nacido!!!

1.- www.motivaciones.org http://es.catholic.net 2.- Jorge Amando Vázquez Rodríguez Vol 13 3.- www.motivaciones.org

Si tú quieres, hijo mío, llegarás a ser instruido; si te aplicas, se abrirá tu espíritu. Si quieres escuchar, aprenderás; si pones atención, serás sabio.

Fotos Internet

Sirácides 6:32-33


Vida Eterna

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Pág 13

Así se vivió la Noche Mexicana en el Templo del Espíritu Santo

Para hablar con Dios Monseñor: Manuel Silva Rodríguez

SEÑOR EN EL SILENCIO DE ESTE MOMENTO VUELVO A TI para dejarme Invadir de tu presencia y de tu paz. Colma de esperanza y serenidad mi corazón y de dulzura mis labios. Pon en mis ojos la luz que acaricia, en mis manos el gesto que perdona. Dame valor para la lucha de cada día, compasión para los efectos de mis hermanos, misericordia para la ingratitud y la justicia. Quiero experimentar tu presencia poderosa en lo más íntimo de mi alma. Cuanto me hace falta entrar a tu presencia Señor, para amarte y llenarme de Tu amor. Cuando estoy en presencia, tengo sosiego, tengo calma, me siento seguro porque tu poder me envuelve me protege. Eres poderoso Señor por que haces cosas grandes en mí. Eres mi Salvador. Gracias Señor Jesús por todo amor. Aunque nuestra boca estuviera llena de canto como el mar, y nuestra lengua de júbilo como el grito de las olas, y nuestros labios de alabanza con la amplitud de firmamento, no alcanzaríamos a agradecerte por tanto amor. Gracias señor por manifestar tu eterno amor en nuestra vida de tantas formas. Gracias señor” por sostenerme en tus manos y cuidarme siempre. Señor, si extenuado caigo en medio de el camino, perdóname; si mi corazón vacilara ante el dolor y la incomprensión, perdóname Señor. Si me olvidare de ti, perdóname Señor, si dejo de confiar en ti, perdóname Señor. No me abandones porque de barro soy, pero aun con mi pequeñez quiero amarte.

1

En tus manos Señor me abandono. Te confío todas las Inquietudes de mi pobre corazón. Haz conmigo lo que sea de tu agrado. Pongo mi vida entre tus manos. Te la doy. Dios mío, con todo el ardor de mi corazón porque te amo y es para mí una necesidad de amor el darme él entregarme en tus manos sin medida. Señor cuanto te amo; cuanto quisiera amarte un poco más y mejor todos los días. No dejes tú de amarme nunca. Pues sin Ti, no sé vivir. Al entregarte toda mi vida te pido tan sólo nunca me dejes, pues te necesito mucho. Ya que sin ti, mi Vida no valdría la pena. Padre nuestro, mis lágrimas te esperan; mis alegrías también son tuyas; haz que unas y otras me enseñen a luchar mientras dure mi paso por la vida. Quiero decirte siempre Señor Jesús confío en ti, Jesús confío en ti. Protégeme, oh Dios, que me refugio en ti. Yo digo al Señor; Tú eres mi dueño, mi único bien, nada hay comparable a ti, Señor tú eres mi alegría y mi herencia, mi vida está en tus manos, Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche Instruye mi conciencia! Tengo siempre presente al Señor con él a mi derecha jamás fracasaré, Por eso se me alegra el corazón, hacen fiesta mis entrañas, y todo mi ser descansa tranquilo; porque no me abandonarás en el abismo, ni dejarás a tu fiel experimentar la corrupción. Me enseñarás la senda de la vida, me llenarás de alegría en tu presencia. De felicidad eterna a tu derecha, Salmo 16,

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana 2.- Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

La Sabiduría es luz y no se torna opaca; se muestra con gusto a los que la aman, se deja encontrar por los que la aman. Sale al encuentro de los que la quieren conocer;

Sabiduría 6:12-13


Pág 14

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Especialmente para ti

3

Hace tiempo que camino contigo y te acompaño donde quiera que vas, y no te das cuenta. Cuando tienes problemas los hago míos y te ayudo, pero a otros les das las gracias. Si estás triste, al verte así me entristezco y te consuelo, pero tú ni te fijas, ni notas la cantidad de lágrimas que recojo de tus mejillas. Cuando estás alegre, me alegro contigo y quisiera que supieras que estoy a tu lado para que tu alegría perdure. A veces dices: “no tengo un amigo”, y me duele saber que nunca me has buscado. Yo quiero ser tu amigo sincero y fiel compañero, ¿por qué si aún no me has buscado ni conocido, te expresas así? ¿Qué acaso nunca has tenido la oportunidad de conocerme? Pero muchos son los que hablan de mí, y los que me han conocido se alegran cada día al recordar ese momento. Me alegro de estar con ellos. En la esquina hablan de mí, en los templos hablan de mí. ¿Quisieras abrirme las puertas de tu corazón, encontrarte conmigo y aceptarme como TU AMIGO? con amor, Jesucristo

Esperanza

4

Cuando te sientas vacío, piensa que hay algo que Dios puso en ti, y ese algo es lo que tienes que descubrir. Cuando te sientas decepcionado, piensa que Dios algo te tiene reservado y debes luchar por merecerlo. Cuando todo te falte, piensa que por lo menos tienes un soplo de vida; no lo botes, respíralo, siéntelo, cobíjalo. Cuando te sientas incomprendido, eleva tu pensamiento hacia Dios y encontrarás la comprensión que buscas. Cuando te sientas solo, recuerda que existe alguien que te conoce y sabe lo que quieres, quién, si lo sabes escuchar podrá ayudarte; alguien con quien puedas dialogar sin temor ni recelo. Tienes el mejor apoyo que puedas desear, te tienes tú, sí tú, y como si fuera poco, existe Dios. Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Vida Eterna

Zapatos para estar con Jesús

1

2

Solo faltaban cinco días para la Navidad. Aún no me había atrapado el espíritu de estas fiestas. Los estacionamientos llenos, y dentro de las tiendas, el caos era mayor. No se podía ni caminar por los pasillos. ¿Por qué vine hoy?, me pregunté. Me dolían los pies lo mismo que mi cabeza. En mi lista estaban los nombres de personas que decían no querer nada, pero yo sabía que si no les compraba algo se resentirían. Llené rápidamente mi carrito con compras de último minuto y me dirigí a las colas de las cajas registradoras. Escogí la más corta, calculé que serían por lo menos 20 minutos de espera. Frente a mí había dos niños, uno de 10 años y su hermana de 5. Él iba mal vestido con un abrigo raído, zapatos deportivos muy grandes, probablemente 3 tallas más grande. Los jeans le quedaban cortos. Llevaba en sus sucias manos unos cuantos billetes arrugados. Su hermana iba vestida parecido a él, sólo que su pelo estaba enredado. Ella llevaba un par de zapatos de mujer dorados y resplandecientes. Los villancicos navideños resonaban por toda la tienda y yo podía escuchar a la niñita tararearlos. Al llegar a la caja registradora, la niña le dio los zapatos cuidadosamente a la cajera, como si se tratara de un tesoro. La cajera les entregó el recibo y dijo: son $6.09. El niño

puso sus arrugados billetes en el mostrador y empezó a rebuscarse los bolsillos. Finalmente contó $3.12. Bueno, creo que tendremos que devolverlos, volveremos otro día y los compraremos, añadió. Ante esto la niña dibujó un puchero en su rostro y dijo: “Pero a Jesús le hubieran encantado estos zapatos”. Volveremos a casa trabajaremos un poco más y regresaremos por ellos. No llores, vamos a volver. Sin tardar, yo le completé los tres dólares que faltaban a la cajera. Ellos habían estado esperando en la cola por largo tiempo y después de todo, era Navidad. Y en eso un par de bracitos me rodearon con un tierno abrazo y una voz me dijo, muchas gracias señor. Aproveché la oportunidad para preguntarle qué había querido decir cuando dijo que a Jesús le encantarían esos zapatos. Y la niña, con sus grandes ojos redondos, me respondió: “Mi mamá está enferma y yéndose al cielo. Mi papá nos dijo que se iría antes de Navidad para estar con Jesús. Mi maestra de catecismo dice que las calles del cielo son de oro reluciente tal como estos zapatos. ¿No se le verá a mi mamá hermosa caminando por esas calles con estos zapatos?” Mis ojos se inundaron al ver una lágrima bajar por su rostro radiante. Por supuesto que sí, le respondí. Y en silencio, le di gracias a Dios por usar a estos niños para recordarme el verdadero valor de las cosas. Texto enviado por Gilda Arana.

La Pasión de Cristo

EDUCACIÓN EN VALORES: CONVERSIÓN He conocido a una mujer, una intelectual, que se profesaba atea. Un día se le vino encima una de aquellas noticias, que siempre dejan medio muertos: su hija de dieciséis años tenía un tumor en los huesos. La operan. La muchacha vuelve de la sala de operaciones mortificada con tubos, sondas, débil por todas partes. Sufre terriblemente, gime y no quiere oír ninguna palabra de consuelo. La madre, sabiendo que la muchacha era piadosa y religiosa, pensando hacerle una complacencia, le dice: -¿Quieres que te lea alguna cosa del Evangelio? -Sí, mamá. - ¿Qué quieres?

2

-Léeme la pasión. Ella, que nunca había leído un Evangelio, corre a comprar uno; se sienta junto al lecho y comienza a leer. Después de poco tiempo, la hija se duerme; pero ella en la penumbra continúa leyendo en silencio hasta el final. “¡La hija se dormía, dirá más tarde ella misma, y la madre se despertaba!”. Se despertaba de su ateísmo. La lectura de la pasión de Cristo le había cambiado la vida para siempre.

1.- http://webcatolicodejavier.org 2.- Jorga Amando Vazquez Rodríguez Vol 14 Elogio al coraje

Raniero Cantalamessa.

CORAJE • Leo la Pasión de Cristo, modelo de entrega al hombre.

3 y 4.- www.motivaciones.org Fotos Internet

Dios de nuestros padres, Señor de misericordia, por tu Palabra hiciste todas las cosas, y por tu Sabiduría formaste al hombre para que domine a todas las criaturas por debajo de ti. Sabiduría 9:1-2


Vida Eterna

Por: Rafael Orozco

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Mira hacia lo profundo

Nos encontramos con los ojos cansados, quizás de permanecer leyendo en la computadora, de leer un libro, de estar escribiendo, por muchas razones en este mundo que nos ofrece tantas distracciones los ojos se nos cansan, es el momento de descansar la mirada, necesitamos poner nuestra mirada a lo lejos, a lo muy profundo, para renovarla y reposar quizás unos diez ò quince minutos, contemplando la profundidad de las montañas, de los valles, de los mares, mirando a lo profundo, no meramente a esos lugares, sino mas lejos mas a lo profundo, levantar la mirada hacia Dios, que está en lo alto, esa mirada a Dios es la que verdaderamente da reposo, descanso, se renueva nuestra mente, para que tengamos nuevas ideas, por todo ese trabajo que lleva uno cargando, es necesario detenerse un momento para descansar, reposar el corazón, para que tenga quietud y tranquilidad en medio de ese ajetreo de ir y venir. Tomate el tiempo necesario para acomodar las ideas refrescar la mente y el corazón, cuando fijas tu mirada en Dios, te llena a ti de fortaleza, consuelo, le da paz a tu alma y a tu corazón, tus dolores y tristezas suceden pero las soportas más, llevas esas cargas con más fuerza y vigor, cuando fijas tu mirada en lo alto, ahí encuentras el verdadero descanso a tus ojos fatigados, a tu alma cansada y tu corazón desesperado, fija la mirada en Dios y veras que bien te hará. Dirijo la mirada hacia los montes: ¿de dónde me llegará ayuda? Mi socorro me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. No deja que tu pie dé un paso en falso, no duerme tu guardián; Salmo 121:1-3 La mirada a la cruz es una mirada salvadora, sanado-

ra, que le da descanso a la alma angustiada, a la alma desconsolada, esa mirada te vuelve a la vida porque ahí encuentras lo que necesitas, que es la quietud y la paz a

tu alma y a tu corazón, esa paz que solo Dios te puede dar, levanta siempre tu mirada y ya no la tenga fija en el suelo, levántala a lo alto donde esta la cruz y levántate, porque Dios te ama inmensamente y el no quiere verte con la mirada triste, su deseo es verte que le estas mirando, como queriendo leer su corazón, como queriendo interiorizarse en su corazón, no dejes de fijar la mirada en Jesús, pon siempre tu mirada en el, tienes que poner la mirada delante de ti, para que no tropieces, para que no te caigas, puesta la mirada en Jesús quien es tu fuerza y salvación.

1. Textos Bíblicos Biblia Latinoamericana

Pág 15

1

Vuélvanse a mí para que se salven, desde cualquier parte del mundo, pues ¡yo soy Dios y no tengo otro igual. Isaías 45:22 Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos viendo cosas todo lo que nos rodea, todo lo que contiene la naturaleza, y cada día con cada amanecer es una nueva enseñanza, cuando leemos un libro, o estamos en la computadora aprendemos algo por medio de la lectura, fijándonos en cada párrafo de los libros o de las paginas de internet, nos fijamos y observamos a las personas, miramos sus rostros, fijamos nuestra mirada en ellos, como son y también descubrimos que nos enseñan algo nuevo, con nuestra mirada nos hacemos receptivos, a la enseñanza, al conocimiento, de verdad que mirar es muy sencillo, pero no queremos fijar la mirada en Jesús, porque creemos que no merecemos ni mirarle por tantos pecados que tenemos y retiramos nuestra mirada de él, sintiéndonos mas mal todavía, pero Jesús nos invita a que fijemos nuestra mirada en el, pidámosle perdón por todo lo que hayamos hecho mal, por todos nuestros errores, y que nuestra mirada permanezca puesta en lo alto, en la cruz fija en Jesús, te invito a que ponga la mirada en el y veras cuanto reposo y descanso encontraran tus ojos y tu corazón, cuanta dicha y alegría, experimentaras en tu interior, sabiendo que tu mirada esta fija en Jesús, en el que te salvo muriendo en la cruz por amor a ti y por amor a mi, no desvíes la mirada a ningún otro lado, si pones la mirada en ti una sola vez multiplica la mirada por cien, poniéndola en tu Señor al ciento por uno, ya no fatigues tu mirada descánsala en lo alto en lo profundo contemplando cada día mas a Jesús. El que se aventura y no permanece en la doctrina de Cristo no posee a Dios; el que permanece en la doctrina, ése posee al Padre y al Hijo. 2 Juan 9 Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Aunque los hombres hayan visto en eso un castigo, allí estaba la vida inmortal para sostener su esperanza: Después de una corta prueba recibirán grandes recompensas. Sí, Dios los puso a prueba y los encontró dignos de él. Sabiduría 3:4-5


Pág 16

Culiacán, Sinaloa, México, Diciembre de 2010.

Vida Eterna

Meditación de Navidad Cuenta la historia en una Nochebuena fría como hoy, que una ciudad se vistió de gala porque fue anunciado por un heraldo que el Niño Cristo recorrería las calles de la ciudad transformando las almas de todos los que lo recibieran con el espíritu debido y brindando bendiciones sin precio a quienes tuvieran el privilegio de hablar con Él. Todo el mundo salió a las calles: pobres, ricos, ancianos, niños, hasta un sacerdote que elevaba una cruz al cielo y el rey, que iba acompañado de una corte magnífica. También un muchacho llamado Luis, bondadoso e intrépido, salió de su hogar diciendo a su madre: “Aunque tenga que caminar toda la noche, veré al Niño Jesús y regresaré cuando haya conseguido una bendición de Él para ti y para mí.” Su madre lo despidió con un beso y le dijo: “Ve, hijo mío, pero que tu alegría no se marchite si no te encuentras con Él porque en la búsqueda misma ya hay una bendición.” Era tan grande la multitud y la conmoción que todos con el deseo de llegar a los primeros lugares para ver pasar al Niño Jesús, procedieron con rudeza, pisoteando al cojo, empujando sin misericordia al mendigo que temblaba de frío, y sacaron a los niños del lugar que habían escogido para mirar. Luis, aún temiendo que el Niño Jesús pasara sin que él pudiera verle por estar atareado, ayudó al cojo a levantarse y lo llevó a un lugar seguro. Al mendigo le prestó su abrigo y consoló a los niños que lloraban por la rudeza de los mayores.

Apareció también un niño harapiento que imploraba un pedazo de pan porque tenía mucha hambre pero nadie le hizo caso. El rey ordenó que sacaran de su camino al harapiento, mientras recogía sus vestiduras reales. El sacerdote apenas le dirigió una mirada bondadosa al niño. Luis temblaba de frío, pero olvidándose de su propia necesidad, corrió al lado del niño que pedía pan, lo invitó a compartir con él el pobre abrigo de una puerta donde se había acurrucado y con la palabra cargada de bondad le dijo: “Hace frío y he prestado mi abrigo; de no ser así, podríamos compartirlo ahora. El pan está duro, pero es todo lo que tengo; y lo cierto es que cuando uno espera al Niño Jesús y anhela su bendición, no se sienten ni el hambre ni el frío.” Y sucedió que cuando el Harapiento quebró el pan para compartirlo con Luis, su rostro se glorificó y Luis, maravillado, comprendió que era el Niño Cristo quien estaba delante de él y cayó de rodillas, adorándolo. Muchas veces esperamos a Jesús caminando glorioso y triunfante en nuestras vidas, pero pocas veces comprendemos que Cristo llega a nosotros de manera sencilla y humilde, como es un niño harapiento, esperando que le tendamos la mano. El amor de Jesucristo se manifiesta en nosotros en Navidad y durante todo el año, a través del servicio a los demás, especialmente de los más necesitados.

¡Les desea una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2011! Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y (667) 754-0750 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

www-motivaciones.org Fotos: Internet

Que la gracia y la paz se les aumenten de día en día junto con el conocimiento de Dios y de Jesús, nuestro Señor.

2 Pedro 1:2

REVISTA VIDA ETERNA DICIEMBRE 2010  

REVISTA PARA REFLEXIONAR

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you