Issuu on Google+

Año 1 N˚ 3 ENERO DE 2009 • Revista Mensual Gratuita

No me han elegido ustedes a mi, sino que yo los he elegido a ustedes, y los he destinado para que vayan y den fruto, y que su fruto permanezca; de modo que todo lo que pidan al Padre en mi nombre se los conceda. Lo que les mando es que se amen los unos a los otros. Juan 15: 16,17 Queridos, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.

1 Juan 4:7


Vida Eterna

Pág 2

Editorial

Sumario Un Buen Día con Jesús

3 Si confías en Dios

5 Llena tu vida de amor

Me haces falta

6

7

¿Cómo es tu corazón?

11 Caminar con Jesús

Que la culpa no te abrume

Conversación con Dios

10

Que Dios este año nos ayude a encontrarnos cada día con Él, y que nos entreguemos mas con un corazón sincero y humilde. Dios quiere que llenemos nuestras vidas de propósito y amor .Poniendo toda nuestra fe y confianza en Él. Deseo que todas las familias sinaloenses vivan unidas y llenas de amor y bondad , que Dios les conceda que se les realicen sus sueños, metas y objetivos trazados para este año 2009.

12 ¿Dónde verdaderamente está Jesús?

14

Que los momentos difíciles los afrontemos con decisión y fortaleza. Que cada uno de nosotros busque a Dios para que encuentre la felicidad. Inicia un año difícil pero caminaremos junto a Dios para encontrar la serenidad y la paz. Afrontaremos nuestros problemas con la fortaleza, decisión y esperanza que Dios nos da. Que conservemos nuestros corazones humildes y llenos de amor al prójimo.

8

Aumenta tu fe

13

4

Evangelios

La tristeza me inunda

9

La alegría compartida

En este año nuevo que inicia pongamos nuestra confianza y esperanza en Dios, para que todas las familias sinaloenses encontremos la paz, la seguridad y el amor.

Que la paz y el amor de Dios, bendiga a cada uno de ustedes y los llene de consuelo y esperanza y que la fe en Dios aumente cada día. ¡Animo hermanos Sinaloenses! Rafael Orozco Camacho En nombre de Vida Eterna.

Gracias Señor

15

16 Directorio

• Norberto Rafael Orozco Camacho, Director • Gerardo Daniel Orozco Alfaro, Director Comercial • María Del Carmen Alfaro Jiménez, Relaciones Públicas • Joszy Magnolia Orozco Alfaro, Coordinador Editorial • Diseño Editorial, Sergio Abitia Reyes. Vida Eterna Permiso en tramite. Anuncios y publicaciones contáctenos en: revistavidaeterna@gmail.com o vidaeterna2008@live.com.mx al Cel: 6671024171 y 6671753109 Nextel: 152*147099*5 y 152*160284*2. Si usted desea adquirir esta revista mensualmente en su hogar o comercio lo puede hacer por medio de un solo donativo, el cual será valido por los 12 meses del año favor de contactarnos. Si usted tiene un testimonio de fe y desea publicarlo, envíelo a nuestros correos electrónicos para analizarlo y publicarlo si así creemos conveniente. Impreso en los talleres de El Debate de Culiacán. Cada articulo es solo responsabilidad de quien lo escribe. Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Comprendo que no hay para el hombre más felicidad que alegrarse y buscar el bienestar en su vida. Eclesiastés 3: 12


Vida Eterna

Pág 3

Adora y Confía No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere tú lo que Dios quiere. Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla, que, pese a todo, acepta los designios de Su Providencia. Poco importa que te con-

sideres un fracasado, si Dios te considera plenamente realizado a su gusto. Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí, y que llegará a tí aunque no lo veas.

Que nada te altere, que nada sea capaz de quitarte tu paz, ni la fatiga, ni tus fallas. Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor continuamente te dirige.

Piensa que estás en sus manos, tanto más fuertemente tomado cuanto más decaído y triste te sientas. Vive feliz, vive en paz.

Y en el fondo de tu alma, coloca, antes que nada todo aquello que te llene de la paz de Dios.

Un buen día con Jesús Por: Rafael Orozco

Señor escucha mis palabras y mis pensamientos, deseo que desde la mañana escuches mi voz, quiero pasar momentos de amor contigo, permaneciendo en tu presencia lleno de paz, sereno, tranquilo y lleno de confianza en ti. Un buen día con Jesús es estar desde la mañana hasta el anochecer amando a Dios y a todos los que nos rodean, que nuestros pensamientos se llenen de amor de Jesús y pasar el día en oración dando gracias, por ese amanecer tan bello, por el sol tan hermoso, por los días y las noches, por los árboles y el aire que respiramos, por el cielo la luna y las estrellas, por la tierra maravillosa y el mar lleno de riquezas, por nuestro cuerpo tan perfecto que Dios creo. Dar gracias porque nos hemos levantado hoy, porque Dios nos da una nueva oportunidad de vida, preparándonos para estar en un buen día con Jesús. El Señor es mi fuerza y mi escudo, en el confía mi corazón: su ayuda me llena de alegría, le doy gracias con mi canto. Salmo 28:7 Desde antiguo fundaste la tierra, la tierra son obra de tus manos. Salmo 102: 26

Un buen día con Jesús es amar, perdonar, ayudar, consolar, y permanecer al lado del necesitado, no solo el que necesita de la economía sino también acompañar al enfermo y a todo aquel que pase por situaciones difíciles, del que necesita consuelo, amor, ternura, paciencia, perdón, pero sobre todo amor, saber que tiene a alguien a su lado y que cuenta con él, así como contamos con el Señor, así debemos estar con ellos, tener un amor paciente en este mundo intolerante, un amor que comprenda sus necesidades. Jesús dice utilicen la palabra comodidad porque el nos dio todo y el quiere que demos igual que el da. COMO-DIDAD es una palabra para hacerla nuestro diario vivir. Dar igual que Jesús se dio con nosotros. Revístanse, pues, como elegidos de Dios, santos y amados, de entrañas de misericordia, de bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, soportándose unos a otros, y perdonándose mutuamente, si alguno tiene queja contra otro. Como el Señor los perdono perdónense también ustedes. Y por encima de todo esto, revístanse de amor, que es el broche de la perfección. Colosenses 3: 12-14. Un buen día con Jesús es un día lleno de Confianza, de Fe, de Esperanza, de Paz, de Serenidad, de Paciencia, de Humildad, de Luz y de Amor. Es un día para nunca olvidar por eso si permanecemos en Jesús todos los días, jamás olvidaremos cada día de nuestra vida, porque nuestro hoy deberá de ser mejor que ayer. Vivir cada día en la presencia de Dios es vivir cada día en amor. Y que la paz de Cristo reine en sus corazones, pues a ella han sido llamados formando un solo cuerpo. Y sean agradecidos. Colosense 3: 15. Que tengas siempre un buen día con Jesús.

Textos Bíblicos Bíbllia de Jerusalén Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Me enseñarás el camino de la vida, me hartarás de gozo en tu presencia, de dicha perpetua a tu derecha.

Salmo 16: 11


Vida Eterna

Pág 4

Recuerdos de Dios Mientras te levantabas esta mañana, yo te observaba. Esperaba que me hablaras, aunque fuesen unas pocas palabras preguntando mi opinión acerca de algún tema o agradeciéndome por algo bueno que te hubiese sucedido el día de ayer. Pero noté que estabas muy ocupado... buscando la ropa adecuada que te ibas a poner para ir al trabajo. Seguía esperando mientras corrías por la casa arreglándote, creí que encontrarías unos cuantos minutos para detenerte y decirme ¡Hola ¡ Pero estabas demasiado ocupado... Para ver si por fin me percibías, encendí el cielo para ti, lo llené de colores y dulces

cantos de pájaros... pero ni siquiera te diste cuenta de ello. Te miré mientras te ibas al trabajo y esperé pacientemente todo el día. Con tantas actividades supongo... que estabas muy ocupado para decirme algo. De regreso, vi. tu cansancio, quise rociarte para que el agua se llevara todo tu estres. Pensé que agradándote, te acordarías de mí. Sin embargo, enfurecido, ofendiste mi nombre. Deseaba tanto que me hablaras... Aún quedaba bastante tiempo. Después encendiste el televisor. Esperé pacientemente mientras mirabas

tu programa favorito, luego cenaste y nuevamente te olvidaste de hablar conmigo. Te noté cansado, entendí tu silencio y apagué el resplandor del cielo pero no te dejé a oscuras. Lo cambié por un lucero...en verdad fue hermoso, pero no estuviste interesado en verlo. A la hora de dormir creo que ya estabas agotado. Dijiste... Buenas noches, a tu familia, caminaste hacia tu cama y casi de inmediato te dormiste.

problema...porque quizás no te des cuenta que siempre estoy ahí para ti. Tengo más paciencia de la que te imaginas. Quisiera enseñártela para que puedas tenerla con los demás. Te amo tanto que espero todos los días por una oración y el paisaje que diseño cada amanecer es para ti. Bueno... te estás levantando otra vez y no me queda otra cosa que entregarte todo el amor que siento por ti y continuar esperando que al menos el día de hoy me dedique s solo... un poco de tiempo.

Acompañé con música tus sueños. Mis animales nocturnos se lucieron. No hay

“Dios” P.D.: que tengas un maravilloso día.

La Alegría Compartida Dos hombres, ambos enfermos de gravedad, compartían el mismo cuarto semi privado del hospital. A uno de ellos se le permitía sentarse durante una hora en la tarde, para drenar el líquido de sus pulmones. Su cama estaba a lado de la ventana de la habitación. El otro tenia que permanecer acostado de espalda todo el tiempo. Conversaban incesantemente todo el día y todos los días, hablaban de sus esposas y familias, sus hogares, empleos, experiencias durante sus servicios militares y sitios visitados durante sus vacaciones. Todas las tardes cuando el compañero ubicado al lado de la ventana se sentaba, se pasaba el tiempo relatándole a su compañero de cuarto lo que veía por la ventana. Con el tiempo, el compañero acostado de espalda que

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

no podía asomarse por la ventana, se desvivía por esos periodos de una hora durante el cual se deleitaba con los relatos de las actividades y colores del mundo exterior. La ventana daba a un parque con un bello lago. Los patos y cisnes se deslizaban por el agua, mientras los niños jugaban con sus botecitos a la orilla del lago. Los enamorados se paseaban de la mano entre las flores multicolores en un paisaje con árboles majestuosos y en la distancia, una bella vista de la ciudad. A medida que el Señor cerca de la ventana describía todo esto con detalles exquisitos, su compañero cerraba los ojos e imaginaba un cuadro pintoresco. Una tarde le describió un desfile que pasaba por el hospital y aunque el no pudo escuchar la banda, lo pudo ver a través del ojo de la mente mientras su compañero se lo describía. Pasaron los días y las semanas y una mañana, la enfermera al entrar para el aseo matutino, se encontró con el cuerpo sin vida del señor cerca de la ventana, quien había expirado tranquilamente, durante su sueño. Con mucha tristeza, aviso para que trasladaran el cuerpo. Al otro día el otro señor, con mucha tristeza pidió que lo trasladaran cerca de la ventana. A la enfermera le agrado hacer el cambio y luego de asegurarse de que estaba cómodo, lo dejo solo. El señor con mucho esfuerzo y dolor, se apoyo de un

codo para poder mirar al mundo exterior por primera vez. Finalmente tendría la alegría de verlo por sí mismo. Se esforzó para asomarse por la ventana y lo que vio fue la pared del edificio de al lado. Confundido y entristecido, le pregunto a la enfermera que seria lo que animo a su difunto compañero a describir tantas cosas maravillosas fuera de la ventana. La enfermera le respondió que el señor era ciego y no podía ni ver la pared de enfrente. Ella le dijo “Quizás solamente deseaba animarlo a usted”. Epílogo... Existe una inmensa alegría en poder alegrar a otros a pesar de nuestra propia situación. La aflicción compartida disminuye la tristeza, pero cuando la alegría es compartida, se duplica. Si deseas sentirte prospero, basta con contar aquello que posees y que no se puede comprar con el dinero.

Fotos: Internet

Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien. 2 Tesalonicenses 3:13


Vida Eterna

Pág 5

Regalo de Dios A un hombre se le murieron dos de sus hijos y su vida se lleno de tristeza y desilusión, pero le pedía a Dios cada día que lo fortaleciera y que le devolviera la paz en su corazón, una noche encontrándose solo y estando orando dijo, Señor si mi vida va por buen camino mándame a mis hijos en un sueño y si estoy mal que no se presenten, así sabre que debo cambiar mi vida. El hombre se durmió y a la mañana siguiente se levanto lleno de alegría y de paz, por que sus hijos habían

venido a decirle que estaban bien y le dijeron que siguiera orando y amando a Dios como lo estaba haciendo y que ellos siempre permanecerían vivos en su corazón por toda la eternidad. El hombre se lleno de dicha y felicidad y le dio gracias a Dios por tan inmenso regalo. Dios es grande y misericordioso, la fe y el Amor a Dios deben permanecer en nuestro corazón por siempre.

Si confías en Dios Por: Rafael Orozco

Si confías en Dios, tu corazón se lo entregaras y tu vida se llenara de luz y todas sus maravillas vendrán a ti, si confías en Dios, tu vida cambiara y cada día se renovara, si confías en Dios, tu montaña se moverá y tu fe aumentara. Si confías en Dios, las puertas se abrirán y el de amor te inundara, si confías en Dios, espera sus milagros en tu corazón., si confías en Dios, tu corazón no temblara ante ninguna circunstancia ó problema en tu vida. No temas, que contigo estoy yo; no receles, que yo soy tu Dios. Yo te he robustecido y te he ayudado, y te sostengo con mi diestra justiciera. Isaías 41: 10 Si confías en Dios, la paz permanecerá en ti, aun con la situación más difícil. Si confías en Dios, al apagara tu sed con su Espíritu Santo, y te llenara con ríos de agua viva, si confías en Dios, tus problemas se resolverán y la luz iluminara tu vida con su presencia en tu corazón, si confías en Dios, tu enfermedad desaparecerá y la salud se te devolverá. Si confías en Dios, tu amor por los demás aumentara y les dirás cuanto los amas, si confías en Dios, el te perdonará y te ayudará par que tu perdones a los demás con todo tu corazón, si confías en Dios,

tu fe no desaparecerá y tu corazón se llenara de confianza. Si confías en Dios, tu confianza aumentara y tendrás un corazón lleno de esperanza, si confías en Dios tu luz nunca se apagara porque la llama de su luz el siempre la mantendrá encendida en tu corazón. ¡Bendito el que confía en Yahvé, y que en el pone su esperanza! Se asemeja a un árbol plantado a la orilla del agua, y que alarga sus raíces hacia la corriente: no tiene miedo de que llegue el calor, su follaje se mantendrá verde; en año de sequía no se inquieta, ni deja de producir sus frutos. Jeremías 17:7-8 Si confías en Dios, no desfallecerás ni te rendirás porque tienes un Dios bondadoso y maravilloso que siempre esta a tu lado para darte su mano llena de amor. Si confías en Dios, tu corazón se llenará de paz, amor, esperanza, perdón, luz, humildad, bondad y grandes regalos que Dios tiene preparados para ti. De ánimo firme y que conserva la paz, porque en ti confío. Confíen en Yahvé por siempre jamás, porque en Yahvé tienen una roca eterna. Isaías 26: 3-4 Si confías en Dios, tu esperanza renacerá y tu mundo cambiara. Si confías en Dios, de humildad te llenarás y la soberbia no conocerás. Si confías en Dios, tu estrella se iluminará y tu vida de luz se llenará. Si confías en Dios, el no te defraudará por que Él esta todos los días a tu lado. Si confías en Dios, Él renovará tus fuerzas para que luches sin descanso. Si confías en Dios, Él te encontrara y te llenará de paz. Dios es nuestro refugio y fortaleza, socorro en la angustia, siempre a punto. Por eso no tememos si se altera la tierra, si los montes vacilan en el fondo del mar. Salmo 46: 2-3

Textos Bíblicos de la Bíbllia de Jerusalen, 2. Padre Teilhard de Chardin Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Acerquémonos, por tanto, confiadamente al trono de gracia, a fin de alcanzar misericordia y hallar la gracia de un auxilio oportuno.

Hebreos 4: 16


Vida Eterna

Pág 6

Amar la Vida Un profesor fue invitado a dar una conferencia en una base militar, y en el aeropuerto lo recibió un soldado llamado Ralph. Mientras se encaminaban a recoger el equipaje, Ralph se separó del visitante en tres ocasiones: primero para ayudar a una anciana con su maleta; luego para cargar a dos pequeños a fin de que pudieran ver a Santa Claus, y después para orientar a una persona. Cada vez regresaba con una sonrisa en el rostro. “¿Dónde aprendió a comportarse así?”, le preguntó el profesor. “En la guerra”, - contestó Ralph. Entonces le contó su experiencia en Vietnam. Allá su misión había sido limpiar campos minados. Durante ese tiempo había visto cómo varios amigos suyos, uno tras otro, encontraban una muerte prematura. “Me acostumbré a vivir paso a paso” - explicó. “Nunca sabía si el siguiente iba a ser el último; por eso tenía que sacar el mayor provecho posible del momento que transcurría entre alzar un pie y volver a apoyarlo en el suelo. Me parecía que cada paso era toda una vida”. Autor desconocido “Nadie puede saber lo que sucederá mañana. Qué triste sería el mundo si lo supiéramos. Toda la emoción de vivir se perdería, nuestra vida sería como una película que ya vimos. Ninguna sorpresa, ninguna emoción. Siento que lo que se requiere es ver la vida como lo que es: una gran aventura.”

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

La Confianza en Dios Después de una época sombría, empecé a respirar espiritualmente con normalidad al descubrir este texto. De Teilhard de Chardin: “No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío…

¡Quiere… lo que Dios quiere para ti! Ofrécele, en medio de inquietudes y dificultades, el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de su Providencia… Poco importa que te consideres un frustrado, si Dios te considera plenamente realizado a su gusto…

Su Plan Divino para Ti, es perfecto… Despreocúpate, confiando ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí, y que está en ti aunque jamás lo veas. Piensa que estás en sus manos, tanto más firmemente agarrado, cuanto más decaído y triste te encuentres.

Me haces falta Pensando una señora que nadie la escuchaba, lloraba y hablaba a solas diciendo, Señor me falta Fe para creer, me falta Confianza para seguir y no puedo sostenerme, ya que estoy viviendo sin Esperanza alguna en esta vida. Para mi ya nada tiene sentido. Jesús tu que eres tan bondadoso y amoroso. Y que estas en la cruz ayúdame para tener todo lo que me falta, solo Tú Señor me lo puedes dar. Porque Tú eres todopoderoso. Su hijo escuchando a su mamá llorar y hablar en la total desesperación, salio de su casa en silencio y se fue a un templo muy cercano de su casa, se acerco a Jesús y le dijo. Jesús ¿Cuánto cuesta la fe? ¿La confianza y la esperanza? Yo quiero saber cuanto tengo que pagar para llenar a mi mama de Fe, de Confianza y Esperanza, no tengo dinero, pero yo trabajaría día y noche con tal de ver a mi mamá llena de ilusión por la vida, verla llena de alegría y de paz. Escuchando esto un señor se acerco al niño y le dijo para quien quieres comprar ¿Fe, Confianza y Esperanza? Para mi mama, dijo el niño, porque esta muy triste y desconsolada llorando porque le falta todo eso, el señor le dijo todo eso NO tienes que comprarlo solo pídelo a Jesús con Fe y con Confianza y Él como es tan bueno, amoroso y misericordioso seguro le dará todo lo que le haga falta a tu mami. Entonces el niño se arrodillo, cerró sus ojitos, levantó sus bracitos y abrió sus manitas diciendo: Papa Dios tú que eres tan bueno y misericordioso, te pido con todo mi corazón para que llenes de Fe a mi mamita, para que crea en ti y en todo lo bueno y misericordioso que eres y se inunde del amor tan inmenso que nos das. Que la llenes de Confianza para que pueda resolver todos sus problemas, que los afronte con decisión y le

llegue la alegría y la paz a su corazón. Que la llenes de Esperanza para que sigua viviendo a tu lado y no se rinda y a mi nunca me quiera dejar solo y no se separe ni de ti ni de mi. Papa Dios te doy las gracias por escucharme hoy. Me voy lleno de Confianza, en que tú mi Dios le darás todo lo que le hace falta a mi mami, así podré verla siempre feliz, llena de alegría, de paz y de amor. Cuando el niño regreso a su casa, encontró a su mama llena de paz, de amor, llena de alegría, cantando y alabando a Dios, el niño corriendo fue y la abrazó. Y en silencio dijo, gracias por escucharme, Papa Dios y por ayudarme a hacer feliz a mi mami. Sé que lo que hiciste hoy por mi y por mi mama es un milagro de amor y de fe y estaré en deuda contigo por el resto de mi vida. NUNCA DEBEMOS PERDER LA CONFIANZA Y LA FE. DIOS SIEMPRE TIENE REGALOS HERMOSOS Y LLENOS DE AMOR. PARA CADA UNO DE NOSOTROS. CONFIA SIEMPRE EN DIOS, EL ES TU ROCA Y FORTALEZA.

Rafael Orozco Fotos: Internet

A ustedes, gracia y paz abundantes por el conocimiento de nuestro Señor. 2 pedro 1:2


Vida Eterna

Pág 7

Llena tu vida de amor Por: Rafael Orozco

Llena tu vida de amor, donde no entren las cosas malas como el odio, la tristeza, la angustia, la desesperación, la maldad, el rencor, los pensamientos negativos. Solo abre tu corazón al inmenso amor de Dios, para que tu corazón pueda derramar en otras personas por medio tuyo el amor infinito y misericordioso que Dios tiene preparados para cada uno de nosotros.

las persona, te dice que Él esta a tu lado y te demuestra cuanto te ama. Y les daré un tcorazón nuevo, infundiré en ustedes un espíritu nuevo, quitare de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Ezequiel 36:26 Llena tu vida del amor de Dios. Él, que te infunde paz en los momentos tormentosos, un amor que siempre encuentra las respuestas correctas, un amor que le da luz y esperanza a tu vida. Llena tu vida del amor de Dios, ese amor que no se detiene ante nada, el amor de Dios es incansable, el amor de Dios nunca se agota, el amor de Dios es infinito y fiel, el amor de Dios calmará tus tristezas y las eliminará, el amor de Dios sanará tu cuerpo doliente y calmará tus penas y sufrimientos, el amor de Dios te librará de las preocupaciones y el estrés, de los malos pensamientos y la maldad.

Llena tu vida de amor generoso, de un amor que comparte, de un amor vivo y bondadoso, un amor incondicional, un amor tierno, para que penetre hasta el fondo de los corazones duros y fríos.

¡Dichoso al que perdonan su culpa y queda cubierto su pecado! Dichoso el hombre a quien Dios no le imputa delito, y no hay fraude en su interior. Salmo 32:1-2

Si mantienes firme tu corazón y extiendes tus manos hacia el, entonces alzarás la frente limpia, te podrán acosar pero no temerás, vivirás confiado en la esperanza, aún confundido dormirás tranquilo. Job 11: 13, 15,18

El amor de Dios es grande y misericordioso, es para ti, tómalo con todo tu corazón, y llena hoy tu vida de amor. Ama todo lo que te rodea, desde el amanecer hasta el oscurecer y en el tiempo de descanso, llénalo del inmenso amor de Dios, solo piensa en lo grande y misericordioso que es con nosotros y que nos ama con un amor infinito aún con nuestras debilidades, errores y pecados, tristezas y angustias. Dios te perdona por que eres importante para Él porque es un Dios misericordioso y lleno de amor.

Llena tu vida de amor para que nada te turbe, porque el amor te llena de Tranquilidad, Serenidad, Paz, Confianza, Fuerza, Esperanza, Luz, Vida, Humildad, el amor echa fuera al temor. Tener un corazón humilde y amable, ser paciente y tolerantes unos con otros en amor, tener la confianza y esperar que Dios obre en nuestro corazón con infinita misericordia. Una sonrisa, un abrazo, una palmada, un saludo, una mirada de ternura, son regalos de amor, que Dios te da cada día y que por medio de

Así como Dios te perdona y te ama, así también tu ama y perdona a todos los que te rodean y ámalos con todo tu corazón.

Textos Bíblicos Bíbllia de Jerusalén Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Él le dijo: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y el primer mandamiento. Mateo 22: 37-38


Vida Eterna

Pág 8

CARTA A PAPÁ: Querido Papá: Quiero contarte algo que se refiere a nosotros dos. Quiero compartir contigo algunas experiencias que viví a tu lado sin que tú lo supieras, experiencias que de alguna manera apreciaría transmitirle a mi hijo, cuando sea yo quien lo tenga. .... Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle al Ser Supremo salud y trabajo para nosotros, y aprendí que existía Alguien

con quien yo podría conversar en el futuro. .... Cuando pensabas que no te veía, te vi. Preocuparte por tus amigos sanos y por tus amigos enfermos, y así aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros. .... Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que nada tenían, y aprendí que aquellos que tienen, debemos compartirlo con quienes no tienen. .... Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado

y seguro. .... Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella, y aprendí a cuidar lo que es dado. .... Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades, aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca. .... Cuando pensabas que no te veía, vi tus lágrimas, y entonces aprendí que a veces las cosas duelen, y que está bien llorar. .... Cuando pensabas que no te veía, vi que

te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser. .... Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una buena persona y también productiva cuando crezca. .... Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir: ¡gracias por todas las cosas que vi, cuando pensabas que no te veía! Nosotros, tus hijos.

El ángel ordena a José huir a Egipto

Presentación de Jesús en el templo A los cuarenta días de su nacimiento, según ordenaba la ley (lev. 12,1ss) sobre la purificación de la madre, María y José llevaron al templo de Jerusalén al Niño Jesús, para presentarlo allí al Señor, conforme también a lo ordenado por la ley, que todo varón primogénito sea consagrado al Señor. (8Ex. 13,2ss). Vivía a la sazón de Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que esperaba con ansia la venida del Salvador, y el Espíritu Santo le había revelado, que no moriría hasta haber visto al Mesías. Motivo, pues, por inspiración del cielo, fue ese mismo día al templo, y al presentarse allí María y José con el Niño, se acerco a ellos, y Simeón le tomó en sus manos y dijo: Ahora, Señor, puedes ya dejar salir en paz de este mundo a tu siervo, según tu promesa; porque mis ojos han visto ya al salvador… (Lc. 2,29). Y a María también dijo: este Niño ha sido puesto para ruina y resurrección de muchos en Israel… y aún tu misma alma será traspasada por una espada de dolor… allí había también una ancianita, llamada Ana, que alabó al señor y hablaba de Él a cuantos esperaban la redención de Jerusalén (Lc.2, 33-38). Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Cuando los magos se disponían para volver a su patria por Jerusalén, pues ellos no sospechaban nada de los intentos criminales de Herodes, fueron avisados por un ángel que volvieran inmediatamente a su país por otro camino. Luego que se marcharon los magos, un ángel se apareció también en sueños a José y le dijo: levántate, toma al Niño y a su Madre y huye a Egipto, permaneciendo allí hasta que yo te avise, pues Herodes busca al Niño para matarlo (Mt.2, 13). Jesús significa Salvador. El vino a este mundo a salvar a los pecadores (1 Tim. 1,15). Un día le pregunto un joven a Jesús: Maestro, ¿Qué tengo que hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contesto: Si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos (Mt. 19,16-17).

La Huída de Egipto Levantándose José en la noche, tomó al niño y a la madre y se retiró a Egipto, permaneciendo allí hasta la muerte de Herodes, a fin de que se cumpliera lo que había pronunciado el Señor por su profeta, diciendo: De Egipto llamé a mi hijo. (Mt. 2,14-15). Esta era una profecía de Oseas en la que se refiere al pueblo de Israel cuando estaba en Egipto, y aquí simboliza al Mesías. Oseas 11:1 San José cumplió su misión, y después de un penoso viaje, se estableció en Egipto, al parecer en el cairo, donde estuvo poco más de un año. A la pregunta que hizo un doctor de la ley a Jesús sobre cual era el mandamiento más grande de la ley, Él le contesto: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo, semejante a este, es: Amarás al prójimo como a ti mismo. De estos dos preceptos penden toda la ley y los profetas (Mt.22, 36ss).

Tomado de: Los Evangelios Ilustrados, Dr. B. Martin Sánchez

Fotos: Internet

Me enseñaras el camino de la vida, me hartaras de gozo en tu presencia, de dicha perpetua a tu derecha. Salmo 16:11


Vida Eterna

Pág 9

Oración Señor cuantas veces te he fallado mas tú siempre has sido fiel y me has perdonado, por tu gracia Señor me levanto, me duermo y me basta tu amor, tú eres mi Dios. Y tu luz siempre brillara en tu gloria interminable, Señor sigo tu voluntad y me quiero perder en tu presencia adorándote, amándote y llenándome de ti.

Señor examina mi corazón y me entrego a ti, para que tomes todo el control de mi vida, llena mi interior de tu presencia con tu amor. Señor déjame abrazarte y amarte con todo mi corazón, que sin ti yo nada soy. Honor y gloria a ti Señor por siempre, gracias por ser mi Rey y mi Dios. Amen.

La tristeza me inunda Por: Rafael Orozco

Cuando has perdido a un ser querido, todo parece que ha terminado a tu alrededor, la tristeza y la nostalgia inundan tu corazón y te llenas de angustia y desesperación, de miedo y de temor. Sana los corazones quebrantados, venda sus heridas. Grande y poderoso es nuestro Señor, su sabiduría no tiene medida. Salmo. 147:3,5

resolver, en este preciso momento ponte en manos de Jesús Tu Salvador. Él, es quien te sanara, te liberara y te ayudara a resolver todos tus problemas y angustias. Él te devolverá la salud y la paz. Pídele a Jesús que te sane con su Espíritu Santo y te consuele en estos momentos que mas lo necesitas, que Jesús te llene de Confianza, Fe, Paz y Fortaleza para que enfrentes con decisión las tormentas que se presentas en tu vida.

Tus ojos se inundan de lagrimas cuando has perdido a tu hijo(a), esposo(a), mama, papa, hermano(a) y el dolor es inmenso y piensas que esa herida nunca sanara y luego llega la desesperación a nuestra vida y a nuestro corazón; la falta de fortaleza y confianza en Dios nos hacen sentirnos así. Cuando un muerto descansa, deja que descanse su memoria, consuélate de él, porque ha dejado de existir. Eclesiástico 38: 23

Porque la tristeza lleva a la muerte, y la pena del corazón consume las fuerzas. En la adversidad se prolonga la tristeza, una vida de miseria aflige el corazón. No te abandones a la tristeza, evítala, acordándote del final. No olvides que no hay retorno, al difunto no le aprovecha tu tristeza, y te harás daño a ti mismo. Eclesiástico 38:18-21

La desilusión y la tristeza te llega cuando estas pasando por una enfermedad o por una situación difícil que no se puede

Que Jesús te llene de Consuelo, de Amor y de Paz, en este momento pídele a Jesús con todo tu corazón, que te de un corazón humilde y lleno de confianza, que aun con tus tristezas te ayude a consolar al que esta triste y destrozado y que te de la fortaleza y sabiduría para amar mas al necesitado. Los que por medio de él creen en Dios, que le ha resucitado de entre los muertos y le ha dado la gloria, de modo que su fe y su esperanza estén en Dios. 1 Pedro 1:21 Señor, hoy te pido con todo mi corazón que me des un corazón humilde, bondadoso y lleno de amor, para ofrecerlo a todo aquel desconsolado y triste. Haz Jesús que cada día me entregue y te ame mas a ti, con un corazón sincero, porque sin ti mi vida se consume en el vacío, necesito Jesús de tu amor infinito y misericordioso, ayúdame Jesús a sanar mi corazón, mi alma y mi espíritu y permíteme siempre confiar en ti.

Textos Bíblicos Bíbllia de Jerusalén Fotos : Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

La angustia deprime al hombre, una palabra amable lo pone alegre. Proverbios 12: 25


Vida Eterna

Pág 10

Conversación con Dios HOMBRE: Padre Nuestro que estas en los cielos.. DIOS: Si.. Aquí estoy.. HOMBRE: Por favor ... no me interrumpa. ¡Estoy rezando! DIOS: ¡Pero tu me llamaste!.. HOMBRE: ¿Llamé? No llamé a nadie. Estoy rezando.... Padre Nuestro que estas en los cielos... DIOS: ¡¡¡Ah!!! Eres tú nuevamente. HOMBRE: ¿Cómo? DIOS: ¡Me llamaste! Tú dijiste: Padre Nuestro que estás en los Cielos. Estoy aquí. ¿En que te puedo ayudar? HOMBRE: Pero no quise decir eso. Estoy rezando. Rezo el Padrenuestro todos los días, me siento bien rezando así. Es como cumplir con un deber. Y no me siento bien hasta cumplirlo. DIOS: Pero ¿cómo puedes decir Padre Nuestro sin pensar que todos son tus Hermanos, ¿Cómo puedes decir que estás en los cielos, si no sabes que el cielo es paz, que el cielo es amor a todos... HOMBRE: Es que realmente no había pensado en eso DIOS: Pero... prosigue tu oración. HOMBRE: Santificado sea tu nombre.. DIOS: ¡Espera ahí! ¿Qué quieres decir con eso? HOMBRE: Quiero decir... quiero decir... lo que significa. ¿Cómo lo voy a saber? Es parte de la oración. ¡Solo eso! DIOS: Santificado significa

digno de respeto, santo, sagrado. HOMBRE: Ahora entendí. Pero nunca había pensado en el sentido de la palabra SANTIFICADO. “Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo...” DIOS: ¿Estás hablando en serio? HOMBRE: Claro! ¿Por qué no? DIOS: ¿Y que haces tú para que eso suceda? HOMBRE: ¿Cómo qué hago? ¡Nada! Es que es parte de la oración, hablando de eso... sería bueno que el Señor tuviera un control de todo lo que acontece en el cielo y en la tierra también. DIOS: ¿Tengo control sobre ti? HOMBRE: Bueno... ¡Yo voy a la Iglesia! DIOS: ¡No fue eso lo que te pregunté! ¿Qué tal el modo en que tratas a tus hermanos, la forma en que gastas tu dinero, el mucho tiempo que das a la televisión, las propagandas por las que corres detrás, y el poco tiempo que me dedicas a Mi? HOMBRE: Por favor, ¡Para de criticar! DIOS: Disculpa. Pensé que estabas pidiendo que se haga mi voluntad. Si eso fuera a acontecer.. ¿Qué hacer con aquellos que rezan y aceptan mi voluntad, el frío, el calor, la lluvia, la naturaleza, la comunidad.... HOMBRE: Es cierto, tienes razón. Nunca acepto tu voluntad, pues reclamo por

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

todo. Si mandas lluvia, pido sol.. si mandas sol me quejo del calor, si mandas frío, continuo reclamando; pido salud, pero no cuido de ella, dejo de alimentarme o como mucho. DIOS: Excelente que reconozcas todo eso. Vamos a trabajar juntos tú y yo. Vamos a tener victorias y derrotas. Me está gustando mucho tu nueva actitud. HOMBRE: Oye Señor, pre-

sado en la última parte de tu oración, continúa... HOMBRE: “Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden...” DIOS: ¿Y tu hermano despreciado? HOMBRE: ¿Ves? Oye Señor, él me criticó muchas veces y no era verdad lo que decía. Ahora no consigo perdonarlo. Necesito vengarme.

ciso terminar ahora, esta oración está demorando mucho más de lo acostumbrado. Continúo...”el pan nuestro de cada día dánoslo hoy”... DIOS: ¡Para ahí! ¿Me estas pidiendo pan material? No solo de pan vive el hombre sino también de Mi Palabra. Cuando Me pidas el pan, acuérdate de aquellos que no lo tienen. ¡Puedes pedirme lo que quieras, deja que me vea como un Padre amoroso! Estoy intere-

DIOS: Pero.. ¿Y tu oración? ¿qué quieres decir con tu oración? Tú me llamaste y estoy aquí, quiero que salgas de aquí transformado, me gusta que seas honesto. Pero no es bueno cargar con el peso de la ira dentro de tí! ¿Entiendes? HOMBRE: Entiendo que me sentiría mejor si me vengara. DIOS: ¡No! Te vas a sentir peor. La venganza no es buena como parece. Piensa en la tristeza que me causarías, piensa

en tu tristeza ahora. Yo puedo cambiar todo para ti. Basta que tú lo quieras. HOMBRE: ¿Puedes? ¿Pero cómo? DIOS: Perdona a tu hermano, y Yo te perdonaré a ti y te aliviaré. HOMBRE: Pero Señor.. no puedo perdonarlo. DIOS: ¡Entonces no me pidas perdón tampoco! HOMBRE: ¡Estás acertado! Pero solo quería vengarme, quiero la paz Señor. Está bien, está bien: perdono a todos, pero ayúdame Señor!. Muéstrame el camino a seguir. DIOS: Esto que pides es maravilloso, estoy muy feliz contigo. Y tú... ¿Cómo te estas sintiendo? HOMBRE: ¡Bien, muy bien! A decir verdad, nunca me había sentido así. Es muy bueno hablar con Dios. DIOS: Ahora terminemos la oración.. prosigue... HOMBRE: “No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal...” DIOS: Excelente, voy a hacer justamente eso, pero no te pongas en situaciones donde puedas ser tentado. HOMBRE: y ahora.. ¿Qué quieres decir con eso? DIOS: Deja de andar en compañía de personas que te llevan a participar de cosas sucias, secretas. Abandona la maldad, el odio. Todo eso te lleva al camino errado. No uses todo eso como salida de emergencia.

HOMBRE: ¡No te entiendo! DIOS: ¡Claro que entiendes! Has hecho conmigo eso varias veces. Vas por el camino equivocado y luego corres a pedirme socorro. HOMBRE: Tengo mucha vergüenza, perdóname Señor. DIOS: ¡Claro que te perdono! Siempre perdono a quien está dispuesto a perdonar también. Pero cuando me vuelvas a llamar acuérdate de nuestra conversación, medita cada palabra que dices. Termina tu oración. HOMBRE: ¿Terminar? Ah, sí, “AMEN!” DIOS: ¿Y qué quiere decir “Amén”? HOMBRE: No lo sé. Es el final de la oración. DIOS: Debes decir AMEN cuando aceptas todo lo que quiero, cuando concuerdas con mi voluntad, cuando sigues mis mandamientos, porque AMEN quiere decir ASÍ SEA , estoy de acuerdo con todo lo que oré. HOMBRE: Señor, gracias por enseñarme esta oración, y ahora gracias también por hacérmela entender. DIOS: Yo amo a todos mis hijos, pero amo más a aquellos que quieren salir del error, a aquellos que quieren ser libres del pecado. ¡Te bendigo, y permanece en mi paz! HOMBRE: ¡Gracias Señor! ¡Estoy muy feliz de saber que eres mi amigo!

Fotos: Internet

Pero el me dijo: mi gracia te basta, que mi fuerza se realiza en la flaqueza. Por tanto, con sumo gusto seguiré gloriándome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mí la fuerza de Cristo. 2 Corintios 12:9


Vida Eterna

Pág 11

Aumenta tu fe Por: Rafael Orozco

Cuando el mundo a nuestro alrededor se esta derrumbando y no creemos en nada y en nadie es precisamente por la falte de fe, la falta de la compañía del amor de Dios, la falta de confianza en uno mismo, es lo que te lleva a la desesperación y depresión. Y por lo tanto, la tristeza que se anida en tu corazón, te conduce a un camino de desconfianza y falto de fe. Nuestro carácter débil nos lleva a desconfiar y a no tener paz en nuestro corazón. De animo firme y que conserva la paz, porque en ti confío. Confíen en Yahvé por siempre jamás, porque en Yahvé tienen una roca eterna. Isaías 26:3-4 Señor, te pido con todo mi corazón que me ayudes a creer, que me ayudes a confiar en Ti, que me conduzcas por el camino de la verdad y la paz, que tenga un carácter firme y que mis raíces se extiendan sin temor alguno, que siempre conserve la calma y la paz en mi corazón, que cuando se presente un problema lo resuelva poniendo la confianza en Ti y llenándome de Tu inmenso amor. Quiero Señor refugiarme en Ti, para que me des la fortaleza y me llenes de confianza, no permitas nunca que en mi, allá desesperación y descontrol de mi vida por un problema que se me presente. Bueno es Yahvé para quien lo espera para todo aquel que lo busca. Bueno es esperar en silencio la salvación de Yahvé Lamentaciones 3:25-26 Señor, permite que desde hoy sea otra persona, llena de confianza y esperanza, que donde este y donde valla tenga siempre mi corazón dispuesto a llenarlo de amor en Ti y por Ti. Te doy gracias por tu infinito amor y que cada día me ayudes a renovar

las fuerzas de mi corazón, gracias Señor por llenarme con tu Espíritu Santo consolador. Gracias Señor por permitirme compartir estos momentos maravillosos en Tu presencia y entender que solo Tú tienes el control de mi vida. Ayúdame siempre a aceptar las cosas con infinito amor, sabiendo que Tú siempre estas iluminando mi corazón, para llenarme de Ti. Mas aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado. Romanos 5: 3-6 Señor, no permitas que tenga dudas y que sea pesimista e incrédulo a Tus promesas, te ruego Señor, que me ayudes a creer aunque no pueda ver, a no perder la confianza y a no apoyarme en mi propia prudencia e inteligencia y a pensar que siempre tengo la razón en todo lo que digo y hago, borra de mi vida toda soberbia y mal pensamiento, dame la fortaleza para aceptar cada una de tus decisiones convencido de que Tu todo lo puedes. Ayúdame Señor, a ser justo, a creer y a permanecer confiado de todo corazón, en que siempre cumplirás cada una de Tus promesas Divinas, conforme a Tu palabra y al gran amor que nos tienes. Por el contrario, ante la promesa divina, no cedió a la duda con incredulidad; mas bien, fortalecido en su fe, dio gloria a Dios, con el pleno convencimiento de que poderoso es Dios para cumplir lo prometido. Por eso le fue contado como justicia. Romanos 4:20-22

Textos Bíblicos Bíbllia de Jerusalén Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

A quien aman sin haberlo visto; en quien creen, aunque de momento no lo vean, rebosando de alegría inefable y gloriosa; y alcancen la meta de su fe, la salvación de las almas

1 pedro 1:8-9


Vida Eterna

Pág 12

Debo Ser

Sólo Él es perfecto Hace mucho tiempo, en un reino distante, vivía un rey que no creía en la bondad de Dios. Tenía, sin embargo, un súbdito que siempre le recordaba acerca de esa verdad. En todas las situaciones decía: “!Rey mío, no se desanime, porque todo lo que Dios hace es perfecto. El nunca se equivoca! “ Un día el rey salió a cazar junto con su súbdito, y una fiera de la jungla le atacó. El súbdito consiguió matar al animal, pero no evitó que su Majestad perdiese el dedo meñique de la mano derecha. El rey, furioso por lo que había ocurrido, y sin mostrar agradecimiento por los esfuerzos de su siervo para salvarle la vida, le preguntó a éste: -”Y ahora, que me dices, Dios es bueno?, Si Dios fuese bueno yo no hubiera sido atacado, y no hubiera perdido mi dedo.“ El siervo respondió: -”Rey mío, a pesar de todas esas cosas, solamente puedo decirle que Dios es bueno, y que quizás, perder un dedo, sea para su bien. Todo lo que Dios hace es perfecto. !El nunca se equivoca! “. El rey, indignado con la respuesta del súbdito, mandó que fuese preso a la celda más oscura y más fétida del calabozo. Después de algún tiempo, el rey salió nuevamente para cazar, y fue atacado, esta vez, por una tribu de indios que vivían en la selva. Estos indios eran temidos por todos, pues se sabía que hacían sacrificios humanos para sus dioses. Inmediatamente después que capturaron al rey, comeInzaron a preparar, llenos de júbilo, el ritual del sacrificio. Cuando ya tenían todo listo, y el rey estaba delante del altar, el sacerdote indígena, al examinar a la víctima, observó furioso: -”!Este hombre no puede ser sacrificado, pues es defectuoso!....!Le falta un dedo!” Luego, el rey fue liberado. Al volver al palacio, muy alegre y aliviado, liberó a su súbdito y pidió que fuera a su presencia. Al ver a su siervo, le abrazó afectuosamente diciendo: -”!Querido, Dios fue realmente bueno conmigo! Tú debes haberte enterado que escapé justamente porque no tenía uno de mis dedos. Pero ahora tengo una gran duda en mi corazón: si Dios es tan bueno, por que permitió que estuvieses preso, tú que tanto lo defendiste?“ El siervo sonrió, y dijo: ... -”Rey mío, si yo hubiera estado junto con usted en esa caza, seguramente habría sido sacrificado en su lugar, !ya que no me falta ningún dedo! Por lo tanto,acuérdese siempre: Todo lo que Dios hace es perfecto. !El nunca se equivoca! “ DIOS TE CUIDARA SIEMPRE y recuerden que las cosas pasan porque tienen que pasar..... todo nuestra vida esta relacionada con aprendizajes y vivencias, disfrútenlas y tomen lo mejor de ella. Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Debo ser fuerte sin ser rudo.Ser amable sin ser débil. Aprender con orgullo sin arrogancia. Aprender a ser gentil sin ser suave. Ser humilde sin ser tímido. Ser valioso sin ser agresivo. Ser agradecido sin ser servil. Meditar sin ser flojo. Por eso señor te pido... Dame grandeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender, sutileza para interpretar, Gracia y abundancia para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.

¿Cómo es tu corazón? Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en el ni máculas, ni rasguños. Si, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado, el joven se sintió más orgulloso aún y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo lugar. De pronto un anciano se acercó y dijo: ¿Por qué dices eso, si tu corazón no es tan hermoso como el mío? Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos, y estos habían sido reemplazados por otros que no correspondían, pues se veían bordes y aristas irregulares. Es mas, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió, ¿cómo puede decir que su corazón es más hermoso? pensaron. El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado se echó a reír. ¿Debes estar bromeando? dijo, ¿comparar tu corazón con el mío ... el mío es perfecto, en cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor?. Es cierto? dijo el anciano, tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo... mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado, muchos, a su vez me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro,

porque me recuerdan el amor que hemos compartido. Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos, dar amor es arriesgado pero, a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso? El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez, arrancó un trozo del suyo, ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior. ¿Y tu corazón... cómo es?

Fotos: Internet

A ustedes, gracia y paz abundantes por el conocimiento de nuestro Señor.

2 pedro 1:2


Vida Eterna

Pág 13

Vivan en Paz Oración de la vida En cierta ocasión, un matrimonio se peleo y no volvió a dirigirse la palabra. Solo cuando era necesario se mandaban unos papelitos. Pero el silencio conyugal se iba haciendo enervante y había que hacer las paces, sin embargo ninguno de los dos quería dar su brazo a torcer. Seria cuestión de provocar un impacto por medio de un papelito. Así lo pensó elmarido, y así lohizo. Se invento un viaje y escribió este mensaje: “mañana viajo lejos. Por favor, despiértame a las seis”.

Inquieto como estaba, no logro conciliar el sueño hasta altas horas de la noche. Cuando se despertó ya era de día. El reloj marcaba más de las ocho. ¿Se olvido su mujer de llamarlo? De ninguna manera. Sobre la mesa de noche, había otro papelito: “son las seis. ¡Arriba!” Llegaron a la conclusión de que el papelito no resolvía todos los problemas. El soltó una alegre carcajada y todo volvió a la normalidad.

Oración de la biblia La noche de bodas, Tobías y Sara comenzaron a rezar pidiéndole al señor que los salvara. Esta fue su oración: “bendito eres, Dios de nuestros padres, y bendito tu nombre por siempre. Que los cielos y la creación entera te bendigan por siempre señor, yo no me caso con esta parienta mía arrastrado por la pasión, sino con recta atención. Ten misericordia de los dos y danos una larga vida”. Y ambos exclamaron Amen, Amen (Tob 8,5.7).

Oración de todos Bendito seas, Dios padre nuestro, por esta casa que nos das como habitación. Que tu bendición permanezca sobre ella. Que tu espíritu santo penetre nuestros corazones y las vidas de los moradores, y que los haga arder en amor a ti.Que todos los que vengan, encuentren la acogida de la bondad, del amor y de la paz que viene en ti. Amen.

Caminar con Jesús Por: Rafael Orozco

Señor necesito de tu presencia para caminar de tu mano, para no soltarme y no caer, estar a tu lado es estar en paz, en serenidad, en amor, lleno de confianza, de fortaleza, de esperanza, de humildad. Ayúdame Jesús a caminar junto a ti, a no desviarme del camino de la justicia, la paz, el amor, la misericordia y la fe. Justicia de Dios por la fe en Jesucristo, para todos los que creen pues no hay diferencia. Romanos 3:22 Gracias Señor porque se que cuando me siento desfallecer y ya no puedo caminar tu me cargas en tus brazos amorosos, como un padre carga a su hijo preocupado, porque esta cansado. Gracias por comprenderme y amarme tanto aun sin merecerlo y también por ayúdame a no caer en la desesperación y la tristeza, sostenme con tu mano derecha. Dame un corazón fuerte y bondadoso. Caminar contigo Señor es andar por el sendero lleno de luz iluminando cada paso de mi vida sin tropezar ni caer porque tu iluminas cada momento de mi existen-

cia, te pido Señor con todo mi corazón, que nunca se apague la llama de tu amor para que mi existencia no entre en oscuridad, soledad, penumbra y tristeza. Les dejo mi paz, mi paz les doy; no se la doy como la da el mundo, no se turbe su corazón ni se acobarde. Juan 14:27 El camino del consuelo y el amor solo lo encuentro en ti, ayúdame a no desviarme de tu camino en ningún instante de mi vida. Caminar junto a ti es tener la esperanza de ver con el corazón con amor y ayudar al necesitado, y atender al enfermo, a amar y respetar al prójimo. Ayúdame a ser mejor persona cada día y a caminar a tu lado cada momento de mi vida. ¡Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, que nos consuela en toda tribulación nuestra para poder nosotros consolar a los que están en toda tribulación, mediante el consuelo con que nosotros somos consolados por Dios! 2 corintios 1:3-4 Señor necesito caminar lleno de confianza siempre a tu lado, que tu sombra siempre me acompañe a donde se dirijan mis pasos y no permitas que mi corazón pierda la fortaleza y la paz. Lléname de sabiduría entendimiento y conocimiento de tu palabra y ayúdame a entender y comprender a los demás así como tú lo haces conmigo. Señor no te separes de mi camino porque sin ti no sabría como dirigir mis pasos y la luz de mi vida se apagaría. Gracias Jesús por caminar junto conmigo.

Textos Bíblicos de la Bíbllia de Jerusalen, Foto: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Haré andar a los ciegos por un camino que no conocían, por senderos que no conocían los encaminare. Trocaré delante de ellos la tiniebla en luz, y lo tortuoso en llano. Estas cosas haré, y no las omitiré. Isaías 42:16


Pág 14

Apuntes de anatomía Que los PIES te lleven por el camino más largo hacia la felicidad, porque la felicidad son solo puntos en el mapa de la vida, y el verdadero disfrute está en buscarlos. Que los OJOS reconozcan la diferencia entre un colibrí y el vuelo que lo sostiene. Aunque se detenga seguirá siendo un colibrí, y es conveniente que sepas, para que no confundas el sol con la luz, ni el cielo con la voz que lo nombra. Que las MANOS se tiendan generosas en el dar y agradecidas en el recibir, y que su gesto más frecuente sea la caricia para reconfortar a los que te rodean. Que el OIDO sea tan fiel a la hora del reproche, como debe serlo a la hora del halago, para que puedas mantener el equilibrio en cualquier circunstancia. Que las RODILLAS te sostengan con firmeza a la altura de tus sueños y se aflojen mansamente cuando llegue el tiempo de descanso. Que la ESPALDA sea tu mejor soporte y no la carga más pesada. Que la BOCA refleje la sonrisa que hay adentro, para que sea una ventana del alma y no la vidriera de los dientes. Que los DIENTES te sirvan para aprovechar mejor el alimento, y no para conseguir la tajada más grande en desmedro de los otros. Que la LENGUA encuentre las palabras más exactas para expresarte sin que te malinterpreten. Que las UÑAS crezcan lo suficiente para protegerte, sin lastimar a nadie. Que la PIEL te sirva de puente y no de valla. Que el PELO le de abrigo a tus ideas, que siempre adornan más que un buen peinado. Que los BRAZOS sean la cuna de los abrazos y no camisa de fuerza para nadie. Que el CORAZÓN toque su música con amor, para que tu vida sea un paso del UNIVERSO hacia delante.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

Vida Eterna

¿Dónde verdaderamente esta Jesús? Ruth miró en su buzón del correo, pero solo había una carta. La tomó y la miró antes de abrirla, pero luego la miró con más cuidado. No había sello ni marcas del correo, solamente su nombre y dirección. Leyó la carta: Querida Ruth: Estaré en tu vecindario el sábado en la tarde pasaré a visitarte. Con amor, Jesús. Sus manos temblaban cuando puso la carta sobre la mesa. “¿Por qué querrá venir a visitarme el Señor? No soy nadie en especial, no tengo nada que ofrecerle...” Pensando en eso, Ruth recordó el vacío reinante en los estantes de su cocina. “Oh no! No tengo nada para ofrecerle! Tendré que ir al mercado y conseguir algo para la cena”. Buscó la cartera y vació el contenido sobre la mesa: cinco dólares y cuarenta centavos. “Bueno, compraré algo de pan y alguna otra cosa, al menos.” Se echó un abrigo encima y se apresuró a salir. Una hogaza de pan francés, media libra de pavo y un cartón de leche... y Ruth se quedó con solamente doce centavos que le deberían durar hasta el lunes. Aún así se sintió bien camino a casa, con sus humildes ingredientes bajo el brazo. Oiga, señora, nos puede ayudar, señora?” Ruth estaba tan absorta pensando en las dos figuras que estaban de pie en el pasillo. Un hombre y una mujer, los dos vestidos con poco mas que harapos. Mire, señora, no tengo empleo, usted sabe, y mi mujer y yo hemos estado viviendo allá afuera en la calle y, bueno, está haciendo frió y nos está dando hambre, y bueno, si usted nos puede ayudar, señora, estaríamos muy agradecidos...” Ruth los miro con más cuidado. Estaban sucios y tenían mal olor y, francamente, ella estaba segura de que ellos podrían obtener algún empleo si realmente quisieran. “Señor, quisiera ayudar, pero yo misma soy una mujer pobre. Todo lo que tengo es unas rebanadas de pan, pero tengo un huésped importante para esta noche y planeaba servirle eso a El.” “Si, bueno, si señora, entiendo. Gracias de todos modos.” El hombre puso su brazo alrededor de los hombros de la mujer y se dirigieron a la salida. A medida que los veía saliendo, Ruth sintió un latido familiar en su corazón. “Señor, espere!” La pareja se detuvo y volteó mientras Ruth corría hacia ellos y los alcanzaba en la calle. “Mire: por que no toma esta comida? Algo se me ocurrirá para servir a mi invitado...”, extendió la mano con la bolsa de víveres.

“Gracias, señora, muchas gracias!”, “Si, gracias!”, dijo la mujer y Ruth pudo notar que estaba temblando de frió. “Sabe? tengo otro abrigo en casa. Tome este”, Ruth desabotonó su abrigo y lo deslizó sobre los hombros de la mujer. Y sonriendo, volteó y regreso camino a casa... sin su abrigo y sin nada que servir a su invitado. “Gracias, señora, muchas gracias! “Ruth estaba tiritando cuando llegó a la entrada. Ahora no tenia nada para ofrecerle al Señor. Buscó rápidamente la llave en la cartera. Mientras lo hacía notó que había otra carta en el buzón. “Que raro, el cartero no viene dos veces en un día. “Tomó el sobre y lo abrió: Querida Ruth: Que bueno fue volverte a ver. Gracias por la deliciosa cena, y gracias también por el hermoso abrigo. Con amor, Jesús. El aire todavía estaba frío, pero aun sin su abrigo, Ruth no lo notó. Todos tenemos una misión en la vida, una llamada a servir y ayudar con amor a los demás, Jesús quiere que seamos sus ojos, sus manos y su voz. Que siempre actuemos con humildad en nuestro corazón. Yo sé que a veces es difícil encontrar a Dios en las pequeñas cosas que nos rodean, incluso en las personas que a veces nos son desagradables, pero es precisamente ALLI donde Él quiere que le encontremos: en cada pequeña y hermosa cosa que esta hecha para nosotros!

Fotos: Internet

He aquí que yo les aporto su alivio y su medicina. Los curare y les descubriré una corona de paz y seguridad. Jeremías 33:6


Vida Eterna Como el lápiz 1

El niñito miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado le preguntó: - ¿Abuelo, estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, por casualidad, una historia sobre mí?El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto: - Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas. El nieto miró el lápiz intrigado, y no vio nada de especial en él, y preguntó: - ¿Qué tiene de particular ese lápiz? El abuelo le respondió: - Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues man-

Pág 15

tenerlas, harán siempre de ti una persona en paz con el mundo. Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos. Esta mano la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad. Segunda cualidad: De vez en cuando necesitas dejar lo que estás escribiendo y usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, estará más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona. Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal. Entiende

que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia. Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior. Quinta cualidad: Siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida, dejará trazos. Por eso intenta ser consciente de cada acción.

Que la culpa no te abrume Por: Rafael Orozco

Sentirnos culpables de las cosas que pasan, que hacemos o décimos es, solo sentirnos sin paz, permanecer con sentimientos de culpa no nos lleva a nada, debemos permanecer confiados en Dios, la tristeza entra en nuestro corazón y nuestra vida se va deteriorando. Si queremos que los demás nos perdonen nosotros tanbien debemos perdonar “Que si ustedes perdonan a los hombres sus ofensas, les perdonará también a ustedes su Padre celestial” pero si no perdonan a los hombres, tampoco su Padre perdonará sus ofensas. Mateo 6:14-15 Sentirnos culpables de una situación que no se puede solucionar, es solo sentirte desilusionado, sin esperanza, sin ánimo y deprimido, esto solo nos lleva a la destrucción de nuestra vida y de todos los que nos rodean. Animo arriba, levántate, busca al Señor tu Dios y confía en Él y espera su presencia para que sane tu corazón. Debemos aprender a controlar cada problema y situación que se presenta y entender que Dios tiene el control de nuestras vidas. El Señor siempre responde cuando le llamamos. Puesto que me ama, lo salvaré, lo protegeré, pues me reconoce. Me llamará y le responderé, estaré a su lado en la desgracia, lo salvaré y lo honraré. Salmo 91:14-15

1 El Lápiz, Paulo Cohelo.

Háblale al Señor y pídele que te llene de su aliento de amor, que te llene de confianza, esperanza y de fe. No permitas que esta carga fatal de la culpa permanezca en tu corazón y no te permita vivir en paz. Entrégale al Señor todo lo que te pasa. Tu tristeza, dolor, rencor, odio, soberbia, depresión, angustia, soledad y todo aquello que no te deje vivir en paz. Porque tienes un dios misericordioso que te limpia de toda culpa y de todo pecado, espera siempre ese amor que Dios te da y pídele que te ayude a sobrellevar tu vida en su amor, confiando siempre en Él. Anímate a entregarte a Jesús con todo tu corazón, con todas tus fuerzas, con toda tu alma y que sane tus debilidades, ayuda y ama a los demás tal como el Señor lo hace contigo, sin reservas sin dejar nada para mañana, todo el amor entrégalo hoy. Tú que me has hecho pasar por tantos aprietos y desgracias, me devolverás de nuevo la vida, y de las simas de la tierra me sacarás otra vez; sustentarás mi dignidad, te volverás a consolarme. Salmo 71: 20-21 Pensamos y decimos pude hacer mas y no lo hice y me siento culpable. Por lo sucedido. Eso es solo falta de confianza en Dios, si las cosas pasan es porque el Señor así lo quiere y lo hace por tu bien, porque Dios solo quiere lo mejor para ti, porque Él tiene el control de nuestras vidas Dios siempre desea que te vaya bien y estés bien, confía en Dios y llénate de Él. Dios no te va aponer una prueba que tú no puedas llevar o superar solo ten fe y confianza en Dios y verás como tu vida cambiara y mejorará.

Textos Bíblicos Bíbllia de Jerusalén Fotos: Internet

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

No temas, que contigo estoy yo; no receles, que yo soy tu Dios. Yo te he robustecido y te he ayudado y te sostengo con mi diestra justiciera

Isaías 41: 10


Vida Eterna

Pág 16

Gracias Señor Señor gracias por este día que me pude levantar y que estoy frente a ti, para presentarme tal como soy, con todos mis errores y mis faltas, con mis virtudes y alegrías. Gracias Señor por entrar en mi corazón y sanar mis heridas, por limpiar mis lágrimas y animarme a seguir luchando con todo mi corazón. Gracias por mis ojos, por mis manos, por mis pies y por todo mi cuerpo. Gracias Señor por mi preciosísima familia y por todos los que me rodean, gracias por mi trabajo, por todo lo que tengo, por lo que soy y por lo que hago. Que el amor de Yahvé no ha acabado, que no se ha agotado su ternura. Mañana a mañana se renuevan: ¡grande es tu fidelidad! Lamentaciones 3: 22,23 Gracias Señor por estar siempre a mi lado alimentando mi alma y espíritu, con tu gran amor misericordioso. Gracias Señor por los sagrados alimentos que pones en mi mesa cada día. Gracias por mis padres, hermanos, compadres, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, bendice a cada uno de ellos y sus familias, y llénalos siempre de paz y amor. Gracias Señor por las familias sinaloenses llenas de paz y amor

y que el sustento nunca falte en sus hogares, que encuentren en ti el refugio perfecto para sanar su corazón y confíen en tu grandeza y bondad. Porque Tú eres nuestra roca y fortaleza. Y habitará mi pueblo en albergue de paz, en moradas seguras y en posadas tranquilas. Isaías 32: 18 Ilumina Señor a cada uno de nosotros, para que siempre permanezcamos llenos de tu presencia y tu luz, que la esperanza, la paz y el amor, siempre reine en nuestros corazones, con la confianza de que siempre Tú estás a nuestro lado. Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los hombres. El nos salvó, no por obras de justicia que hubiéramos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo. Que derramó sobre nosotros con generosidad por medio de Jesucristo nuestro Salvador. Tito 3: 4-6 Gracias Señor, por tu misericordia y poder, por las promesas eternas y preciosas que me das en tu palabra. Esa tu grandiosa palabra no llega sola a mi vida, sino que trae

para mi el mas grande amor de tu bondad, paz, serenidad, humildad, consuelo y esperanza. Ayúdame a entregarte mi corazón para apreciar tu benevolencia, grandeza y bondad. Que siempre me guíes con el poder de tu fuerza por el camino de la verdad y la paz, que no se desvié de mi vista tu gloria y tu amor y que siempre me llenes de tranquilidad y serenidad que tanto necesito. Gracias por tu inmensa misericordia y tu infinito amor. Gracias a todos ustedes por leer esta revista. En el nombre de Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Patrocinios de publicidad y suscripciones al Cel: 6671 024171 y 6671 753109 o bien E-mail: revistavidaeterna@gmail.com

No hay mejor riqueza que la salud del cuerpo ni mayor felicidad que la alegría del corazón.

Eclesiástico 30:16


Revista Vida Eterna