Page 1

La reanimación

cardiopulmonar

(RCP),

o reanimación

cardiorrespiratoria (RCR), es un conjunto de maniobras temporales y normalizadas internacionalmente destinadas a asegurar

la

oxigenación de

la circulación de

la sangre de

los órganos vitales una

persona

se

cuando detiene

súbitamente, independientemente de la causa de la parada cardiorrespiratoria.1 Los principales componentes de la reanimación cardiopulmonar son la activación del servicio médico de emergencias dentro o fuera del hospital y la asociación de compresiones torácicas o «masaje cardíaco externo» (MCE) con ventilación artificial. Otros componentes relacionados incluyen la maniobra de Heimlich y el uso de desfibriladores externos automáticos.2 Las recomendaciones específicas sobre la RCP varían en función de la edad del paciente y la causa del paro cardíaco.3 Se ha demostrado que cuando la RCP es puesta en práctica por personas adiestradas en la técnica y se inicia al cabo

de

pocos

minutos

tras

el

paro

cardíaco,

estos

procedimientos pueden ser eficaces en salvar vidas humanas.2 Dentro de un hospital está generalmente presente un personal adecuado para atender una situación media de emergencia. Los médicos de urgencias y emergencias están entrenados para ocuparse de la mayoría de emergencias médicas y mantienen certificaciones

en RCP (Resucitación

Cardiopulmonar)

y SVA (Soporte Vital Avanzado). En catástrofes la mayoría de los hospitales tienen protocolos para convocar rápidamente al personal que está de servicio y al que no. Las emergencias extrahospitalarias buscan la inmovilización y estabilización

del

paciente

(utilizando

los

medios

a

su

disposición) para realizar rápidamente el traslado a un centro hospitalario útil. Las salas de urgencias siguen el protocolo


básico del Soporte Vital Avanzado. Con independencia de la naturaleza de la emergencia, se requieren mantener las constantes vitales, respiración y pulso. Las acciones que permiten la supervivencia de una persona que sufre muerte súbita suelen iniciarse por personas casuales y constan de 5 eslabones fundamentales, conocidas en algunas instituciones como la

cadena de supervivencia: 1) Reconocimiento inmediato del paro cardíaco y activación del sistema respuesta de emergencias, 2) RCP precoz con énfasis en las compresiones torácicas 3) Desfibrilación rápida, 4) Soporte vital avanzado efectivo y 5) Cuidados integrados postparo cardíaco. Se pide a los pacientes toser a veces con el fin de regular el ritmo cardíaco; en efecto, la tos provoca un aumento de la presión del aire en los pulmones, que aprieta los vasos sanguíneos que recorren los pulmones y provoca pues un pico de presión arterial. Por lo tanto de ahí, algunos propusieron toser cuando " se siente llegar " la parada cardíaca. Esta idea ha sido repetida y ampliamente difundida, particularmente por Internet, y se hizo una leyenda urbana. Este método es en efecto totalmente inútil porque por una parte no sentimos

llegar

la

parada

cardíaca,

cuando

sobreviene,

la

inconsciencia es inmediata, ningún músculo puede actuar, no podemos toser. Y cuando se siente signos que pueden dejar pensar en un infarto del miocardio, los únicos movimientos útiles son pedir ayuda y de acostarse en el suelo o bien, apoyarse contra una pared. En particular, si se conduce un vehículo, absolutamente hay que apartarse lo más deprisa posible, en seguridad, y si es posible cerca de otras personas que tendrán así la posibilidad de pedir ayuda si se vuelve incapaz de pedirla. Hay que quitar también el seguro de las puertas del coche con el fin de que los socorros no tuvieran que forzar las puertas del vehículo.


El Soporte Vital Básico es considerado para un solo rescatista

como

una

secuencia

de

acciones

resumidas con las iniciales CAB y aplicadas previo a la llegada de servicios especializados de emergencia: 

C para la valoración de la circulation, incluyendo las compresiones torácicas

A, del inglés airway, implica la apertura o liberación de las vías aéreas

B, del inglés breathing, la iniciación de la ventilación artificial

El desfibrilador y su uso pre-hospitalario adhiere una D a las siglas nemotécnicas de Safar que comienza según CABD: circulación, vías aéreas, respiración, desfibrilación. El algoritmo del Comité Internacional de Enlace sobre Resucitación (ILCOR, del inglés International Liaison Committee on Resuscitation) hace hincapié desde 2010 en una nueva secuencia para rescatistas, iniciando con las compresiones cardíacas, luego la valoración de las vías aéreas y finalmente la iniciación de la ventilación artificial.

En otras palabras, los rescatistas de los adultos víctimas debe comenzar la reanimación con las compresiones en lugar iniciar abriendo la vía aérea y administrar ventilación artificial.


El Soporte Vital Básico es considerado para un solo rescatista como una secuencia de acciones resumidas con las iniciales CAB y aplicadas previo a la llegada de servicios especializados de emergencia: 

C para la valoración de la circulation, incluyendo las compresiones torácicas

A, del inglés airway, implica la apertura o liberación de las vías aéreas

B, del inglés breathing, la iniciación de la ventilación artificial

El desfibrilador y su uso pre-hospitalario adhiere una D a las siglas nemotécnicas de Safar que comienza según CABD: circulación, vías aéreas, respiración, desfibrilación. El algoritmo del Comité Internacional de Enlace sobre Resucitación (ILCOR, del inglés International Liaison Committee on Resuscitation) hace hincapié desde 2010 en una nueva secuencia para rescatistas, iniciando con las compresiones cardíacas, luego la valoración de las vías aéreas y finalmente la iniciación de la ventilación artificial. En otras palabras, los rescatistas de los adultos víctimas debe comenzar la reanimación con las compresiones en lugar iniciar abriendo la vía aérea y administrar ventilación artificial.

Rafael Ignacio Aguilar Reynoso Grupo Jueves 8:30

RCP  

Una introducciÞon a lo que es RCP y sus protocolos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you