Issuu on Google+

COMUNICADO A LOS MEDIOS En los últimos días se han multiplicado diversas opiniones que condenan nuestra presencia en el Zócalo capitalino. Estamos desde hace meses acampando en esta plaza pública en demanda de empleo, después de haber sido violentamente desalojados de nuestra fuente de trabajo.

Somos más de 16 mil despedidos que no hemos aceptado la liquidación que ofreció el Gobierno Federal a cambio de nuestra renuncia a todos nuestros derechos laborales.

Nuestras familias sufren desde hace 21 meses, lo mismo por la falta de recursos económicos, lo mismo que la discriminación social por el hecho de ser parte de la lucha de resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Al mismo tiempo, somos víctimas de una feroz campaña mediática de criminalización por parte del Gobierno y el Partido de Acción Nacional que a gritos demandan la represión en contra de los trabajadores agremiados a nuestra organización sindical. Son ellos los que no han lanzado a la calle y ahora, en un exceso cínico nos quieren dejar de ver en la calle.

Nuestra presencia en el Zócalo les molesta. Les sobran calificativos despectivos e insultantes para condenar nuestra presencia, preparando el desalojo violento de nuestro plantón ante la incapacidad del gobierno para darle una solución justa y pacífica al conflicto social derivado del ilegal decreto de extinción de Luz y Fuerza.


Nuestra presencia en el Zócalo no es por gusto: estamos ahí para hacer visibles nuestras demandas después de que el gobierno se ha encargado de cerrarnos los espacios informativos, después de que por todos lados se nos niegan el trabajo por el solo hecho de haber trabajado en Luz y Fuerza.

Tenemos derecho a vivir y a ejercer nuestras libertades democráticas. La solución al conflicto sin duda contribuirá a la normalización del servicio hoy en manos de las empresas contratistas de Comisión Federal de Electricidad que como se ha reiterado por la propia opinión pública no son capaces de garantizar la calidad y continuidad del servicio.

No nos vamos a retirar del Zócalo hasta que sean resueltas demandas. Reprobamos cualquier intento de desalojo y responsabilizamos al Gobierno Federal de la integridad física de nuestros compañeros ante posibles actos de provocación que pretendan montarnos. Demandamos la libertad de nuestros compañeros presos políticos y condenamos la campaña mediática de criminalización de nuestro movimiento.

Llamamos a las organizaciones democráticas y populares a solidarizarse con la lucha del SME y reforzar con su presencia nuestro campamento en la plaza de la Constitución.

Atentamente

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

Comisiones Autónomas

Comité Central

México, D.F, a 29 de julio de 2011.


Boletín de Prensa