Issuu on Google+

Urge una solución para la Universidad Nuestra palabra | 15 Mayo 2010

Al entrar a la Universidad Nacional Autonoma de Honduras en Tegucigalpa, todo parece que transcurre con normalidad. Los estudiantes van y vienen. Pero al caminar unos cuantos pasos de la plaza de parqueos se observan un monton de banderas rojo y negro y en un rincon se cuentan a 11 personas tiradas en unas viejas colchonetas. “Estamos en huelga de hambre por que tenemos una familia que mantener” decía David Montoya quién suma más de 20 días sin ingerir alimentos. Esta protesta pacifica pero extrema la realizan sindicalistas de la unah en contra de la junta de dirección universitaria que tomó la decisión de despedir a 180 trabajadores y trabajadoras, acusados de abandonar sus trabajos por unirse a una protesta del sindicato. La crisis en la universidad pública no es nueva, sin embargo se ha agudizado con los despidos ya que el sindicato se siente amenazados cxon destruirle al despedirle a 180 miembros de su base. El diálogo como una vía de solución pacifica no ha sido privilegiado por ambos sectores. Con la huelga de hambre, las actuaciones de la rectora Julieta Castellanos, la deja muy mal parada en el respeto a los derechos humanos porque han ido más allá de simples despidos, violentó garantías constitucionales y convenios internacionales de protección a derechos laborales, dejando por el piso el fuero sindical. La Universidad está atrapada entre políticos que buscan controlar la educación superior. El poder legislativo quiere intervenirla pero se le queman las mieles al ejecutivo por meter sus manos en una rama de la educación que goza de cierta autonomía. Urge una solución para acabar con la huelga de hambre y lograr el respeto a los derechos laborales que incluyen la libre participación en sindicatos. La refundación de Honduras debe también abarcar al sistema de educación superior para lograr una universidad eficiente que está a la altura la ciencia moderna dónde se respeten los derechos y las libertades. Urge una solución para la universidad.


Urge una solución para la Universidad – 15 mayo 2010