Page 1

Diálogos y consultas Nuestra palabra |07 Octubre 2010

Esta semana se emprendió el diálogo convocado por Lobo Sosa en torno a la Constituyente.Todos los sectores convocados acudieron al llamado menos el Frente Nacional de Resistencia Popular. Qué lecciones podemos adelantar de esta convocatoria: Primero, que el país ya no está para arreglos sólo entre los sectores que siempre han negociado reformas, reparto de cuotas de poder, y al final de cuentas se han distribuido el Estado y sus bienes a su gusto y antojo. Cualquier ruta de salida a la actual inestabilidad política y social sólo se puede hacer contando con otras fuerzas que se han ganado su propio lugar en la vida activa de la nación. Segundo, que el Frente Nacional de Resistencia Popular es un actor reconocido, aunque sea a regañadientes, y que el asunto de la Constituyente y las consultas actuales sería impensable si la resistencia no lo hubiese puesto en la agenda nacional. Tercero, el diálogo da para todo, y en este caso la administración de Lobo Sosa lo busca como un recurso para oxigenarse, atrayendo hacia sí a todos los sectores que en su momento se hicieron un racimo en favor del golpe de Estado, y buscando dejar en entredicho a los mismos sectores de la resistencia que han establecido la Constituyente como factor decisivo de la coyuntura hondureña. Cuarto, no hay duda de la participación tras bambalinas de sectores internacionales liderados por la Embajada Americana para dar estabilidad a la actual convulsión social necesaria para sentar las bases de cara a próximos procesos electorales, piedra de toque para que funcione el modelo de democracia autoritaria por el que ha optado la comunidad internacional liderada por el gobierno de los Estados Unidos. Quinto, con el diálogo se estaría buscando crear un ambiente en la sociedad hondureña de la necesidad de reformas lideradas por las mismas instituciones no sólo desacreditadas, sino en estado de debacle, para así dejar establecido a través de la feroz campaña del cerco mediático de la inviabilidad de la propuesta de refundación de la nación que se exprese en un nuevo pacto social que inevitablemente pase por una Asamblea Nacional Constituyente democrática, incluyente y participativa. Como quiera que sea, el llamado al diálogo deja establecido que el asunto de la Constituyente no pasa desapercibido por ningún sector en el país, sea para demandar su implementación sea para cooptarla a través de mecanismos legalistas como los que argumentan los sectores que han participado en esta ronda de diálogo de complacencias y de compadre hablado, como el que se ha desarrollado en esta semana. El diálogo actual prosigue la misma lógica que acompañó aquel llamado diálogo que culminó con los infecundos acuerdos del 30 de octubre del año pasado. Aun así, qué nos deja de cosecha el ir y venir de comisiones en Casa Presidencial: que a estas alturas de la crisis hondureña nadie puede evitar que la Constituyente ha ganado demanda nacional, y que después del actual parapeto organizado por el oficialismo nacional e internacional, la demanda por su implementación seguirá siendo el factor decisivo de toda la coyuntura hondureña.

Diálogos y consultas  

Editorial RP ERIC

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you