Issuu on Google+

Una misión internacional visita Honduras La Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha iniciado una visita a Honduras desde el lunes 23 de abril de este año con el objetivo de constatar la situación general de las cárceles y emitir las recomendaciones respectivas al Estado. La misión está encabezada por el Relator Especial, Rodrigo Escobar Gil, por la coordinadora de la Relatoría, María Claudia Pulido, y por el especialista de la misma, Andrés Pizarro Sotomayor. Como parte de su mandato, durante su visita la Relatoría desarrollará fundamentalmente tres líneas de acción: Visitas a centros penales de todo tipo; diálogo con las autoridades encargadas del diseño de políticas penitenciarias y la administración de los centros penales; y reuniones con organizaciones de la sociedad civil comprometidas con el trabajo a favor de los derechos de las personas privadas de libertad. Desde su creación, la Relatoría ha realizado más de una docena de visitas a países del continente y es de resaltar que en el año 2004 ya visitó el país después de la muerte de 107 personas privadas de libertad en el centro penal de San Pedro Sula, hecho que ha vuelto a repetirse con la muerte de 361 personas en la granja penal de Comayagua, y que ha puesto al país en la cima del mal ejemplo de cárceles convertidas en verdaderos centros de concentración, muerte, tortura y especialización del crimen. La importancia de esta visita radica en que se confirma que Honduras sigue siendo centro de preocupación para la comunidad internacional y se da en la semana que la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictará sentencia sobre el caso del incendio del centro penal de San Pedro Sula en el 2004. Esta visita más la próxima sentencia, debería servir como un punto de inflexión para que el Estado, junto con la sociedad civil, inicie un verdadero proceso de transformación del sistema penitenciario hondureño, vacunado contra la corrupción, el tráfico de influencias, la muerte, la violencia y la impunidad.


Una misión internacional visita Honduras