Issuu on Google+

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO El Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación, y Radio Progreso de la Compañía de Jesús en Honduras, ante la comunidad nacional e internacional manifestamos lo siguiente: PRIMERO: Condenamos enérgicamente la detención y vejámenes a los que fue sometido la noche de ayer José Guadalupe Ruela, director de Casa Alianza Honduras, por parte de miembros de la Policía Militar, después de verse involucrado en una colisión con una motocicleta de la Policía Nacional. SEGUNDO: Resulta preocupante que este hecho violento se de en un contexto en el que Casa Alianza ha denunciado públicamente el aumento de asesinatos niños, niñas y jóvenes menores de 23 años. De acuerdo con su último informe mensual, Casa Alianza denunció que en los primeros 3 meses del gobierno de Juan Orlando Hernández, 270 niñas, niños y jóvenes menores de 23 años fueron ejecutados. En enero murieron 93, en febrero la cifra se ubicó en 84 y en marzo la cantidad se elevó a 94 vidas cegadas por la violencia. Estas cifras superan el promedio mensual de 81 muertes ocurridas en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa. TERCERO: Las acciones inaceptables contra el Sr. Ruela ratifica lo señalado por la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos, en el sentido que debido al rol protagónico por la naturaleza de sus actividades, los defensores de derechos humanos en Honduras continúan siendo víctima de ejecuciones arbitrarias, desapariciones forzosas, torturas y malos tratos, amenazas a muerte, ataques, acoso y estigmatización, particularmente aquellos que abogan por los derechos de la niñez. CUARTO: Exigimos al Estado de Honduras investigar de manera seria e imparcial los hechos denunciados y sancionar efectivamente a los responsables de los mismos. QUINTO: expresamos nuestra solidaridad con José Guadalupe Ruela y su familia, así como con el valioso trabajo que realiza Casa Alianza al servicio de los derechos de las víctimas. SEXTO: Exhortamos a la sociedad hondureña, a las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos y a la comunidad internacional estar vigilantes ante las acciones violentas contra la niñez y la juventud, y contra los defensores de sus derechos, y a exigir que el Estado hondureño adopte medidas efectivas que reduzcan los altos niveles de impunidad que nos colocan al borde un Estado fallido. El Progreso, Yoro, 09 de mayo de 2014.


PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO