Page 1

Monumentos a la corrupción Nuestra Palabra | 01 SEPTIEMBRE 2011

¡¡Este si es un monumento a la corrupción!! le dijo Manuel a su amigo, justo cuando pasaban el tramo de carretera que comunica la aldea de Arena Blanca, ubicada al sur de la ciudad de El Progreso. El monumento consiste en un 1 kilometro de carretera pavimentada por la municipalidad hace dos años y a esta fecha, el 70% ya está en mal estado, para algunos de los pobladores la carretera está peor que cuando solo estaba balastreada. Si movemos el lente de Arena Blanca y hacemos una mirada nacional nos encontramos con muchos monumentos a la corrupción a lo largo y ancho del país. Al detenemos al sur de la ciudad de El Progreso en el municipio de Santa Rita nos encontramos con otro monumento: un puente construido en el 2009 por el régimen de facto que a las dos semanas se estaba cayendo y tuvo que ser reparado. Al ampliar la mirada al valle de sula, y en concreto San Pedro Sula, encontramos la ciudad adornada con diferentes monumentos, que son testimonios de los malos gobiernos liberales y nacionales de las últimas décadas. Para alimentar nuestra memoria recordamos las carreteras de cuatro carriles que comunican San Pedro Sula con las ciudades vecinas, construidas por el gobierno de Callejas, que a los pocos años de construidas ya se estaban reparando. O el estadio olímpico construido durante el gobierno de la “revolución moral”, donde la corrupción fue tal, que no ajustó la plata ni para mal terminar la obra. Y como lo más insólito de la corrupción y la impunidad en San Pedro Sula presentamos el edificio del palacio de la justicia, que a los pocos años de su construcción lo sacudió un temblor y se resquebrajó como si fuera de yeso. Y qué decir de los contratos del tren de aseo. Si sacamos el lente de valle de Sula y lo trasladamos al sur encontramos otros monumentos como puentes que se caen el mismo día que los habilitan, y encontramos juzgados y policías persiguiendo a pobladores que defienden sus tierras de la avaricia de Miguel Facussé. Pasa lo mismo si movemos nuestra mirada a Colón, donde encontramos monumentos a la corrupción, históricos como la CORFINO (Corporación Forestal de Olancho), ubicada en el municipio Bonito Oriental, Colón, o nos encontramos con la cacería de campesinos a manos de los terratenientes. Este repertorio de monumentos a la corrupción distribuidos a nivel nacional tienen tres cosas en común: primero, todos los responsables están libres; segundo, casi todos, tienen como casa matriz Tegucigalpa y tercero; los políticos, los empresarios y los militares son los máximos arquitectos. Detrás de los monumentos de la corrupción y de sus arquitectos, tenemos una cultura política patrimonial que alimenta la corrupción, ya que esta cultura considera que los bienes públicos son propiedad de los políticos. Frente a ello tenemos la gran tarea de trabajar en nuestras comunidades para avanzar a una cultura política ciudadana, donde los bienes públicos son

Monumentos a la corrupción - 01 de septiembre 2011  

Editorial radioprogreso,eric-sj

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you