Page 1

Lucha por el poder religioso Nuestra Palabra | 19 AGOSTO 2011 Desde el momento que los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, por unanimidad de votos, declararon inadmisible un recurso de inconstitucionalidad contra la “Ley Marco de las Iglesias Evangélicas” se ha legalizado una lucha por el control del “campo religioso evangélico”. Aunque el “mundo evangélicoprotestante” no tiene la estructura jerárquica de la Iglesia Católica va camino de asimilarse a ella pues ha conseguido el reconocimiento de la Confraternidad Evangélica de Honduras como el único interlocutor válido ante el gobierno y ante la totalidad de las denominaciones evangélicas. La Asociación de Iglesias cristianas AGAPE consideran que dicha ley margina y excluye pues deja por fuera a numerosas Iglesias en todo el país. Crea “clases privilegiadas”, concede derechos a la Confraternidad Evangélica y le quita el reconocimiento oficial a las demás pues serán consideradas simplemente como una ONG más. Por su parte, la Confraternidad Evangélica es lo buscaba desde hace tiempo: los mismos derechos y privilegios que la Iglesia Católica. ¿Cuáles son los poderes concedidos a la “Confraternidad Evangélica”?. Podemos enumerar los siguientes: exención de impuestos, monopolizar la representación jurídica de todos los evangélicos, única administradora de la infraestructura institucional (hospitales, escuelas, radios, canales de tv …), sometimiento a la Confraternidad Evangélica para la resolución de conflictos, poder de expulsar a las organizaciones afiliadas y de expropiar bienes muebles e inmuebles; y, por último, poder de decisión acerca de cuáles iglesias evangélicas pueden ser reconocidas por el Estado. Es decir, termina convirtiéndose en una especie de “totalitarismo religioso”. Para el Estado le resulta muy complicado dialogar, negociar y llegar a ningún acuerdo con una multitud tan grande de “denominaciones evangélicas” como hay en el país. Por eso su objetivo es “reconocer legalmente” a una sola cabeza y deslegitimar al resto quitándole el estatuto de “iglesia” y reconocimiento oficial. Es una opción política bien calculada y donde hay un solo ganador: el gobierno. Al otorgar el “poder” a la Confraternidad Evangélica automáticamente la convierte en aliada, la controla y se la neutraliza pues a base de privilegios y concesiones pierde todo el potencial evangélico y profético que pudiera tener. Y, además, puede emplearla como “fuerza de choque” tanto hacia el interior del mundo evangélico como con la Iglesia Católica. Por lo pronto, ya comenzó una lucha por el control del “campo religioso evangélico” debido a que un grupo de “pastores independientes” hacía las siguientes declaraciones: “(…) los pastores corbatudos, los que tienen mega iglesias, los del evangelio de la prosperidad, los de pisto abundante, los de copiosos diezmos, los cristianos millonarios que utilizan hasta carros blindados para transportar sus dineros a los bancos, los que forman el cuarto poder… “forman la Confraternidad Evangélica”. Los demás: los pastores chuñas, los rechazados, los que tienen iglesias hasta en garajes, los que sólo comen tortillas con sal… “son los de la clandestinidad y de la resistencia”. Aquí huele a azufre, a un evangelio manipulado, a pastores con mucho pisto y poca conversión, a diablos alegres por tanta división. Los pastores metidos en política partidista están matando a las iglesias evangélicas utilizando el pisto, el poder y el placer, que favorece el gran pecado de la división. ¡Arrepiéntanse y crean en el Evangelio!”. Aseguran los “pastores independientes” que la “Confraternidad Evangélica” es una organización religiosa compuesta en su mayoría por un grupo privilegiado de pastores con alto señorío económico, que deberían tributar pues las “mega iglesias” nadan en millones y en derroches. Y terminan preguntando: ¿Quién será ahora la cabeza de toda la Iglesia Evangélica en Honduras? ¿Qué súper poderes tendrá esta cabeza? ¿Qué papel juega la política, el dinero y el poder en esta ley? ¿Qué pasará con aquellos que no se sometan a la Confraternidad Evangélica por fidelidad a Cristo?

Lucha por el poder religioso - 19 de agosto de 2011  

Editorial radio progreso, eric-sj

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you