Page 1


Dir ector General Director Pastor José A. Holowaty

Diseño y Diagramación María S. González

Corr ección Corrección Rosanna Cantero Mónica de Cárdenas

Radiodifusión América C.C. 2220 Asunción, Paraguay Teléfonos: (595-21) 960 228 (595-21) 964 100

Año 1 Edición N° 4 2002

Fax: (595-21) 963 149 E-mail: ramerica@rieder.net.py

Impr eso en Impreso enta Alber Imprenta Impr

Dir ección en Internet: Dirección www.radiodifusionamerica.com.py

upongamos que ha llegado el momento del arrebatamiento de la iglesia y todos los redimidos partieron a la presencia del Señor. No vamos a hablar ahora sobre el impacto que este acontecimiento podría tener en todo el mundo, pero sí, miremos (imaginariamente) lo que estará ocurriendo con nosotros allá, justo ante el Tribunal de Cristo. Supongamos también que, tal como hemos visto muchas veces por las Escrituras, nosotros seremos recompensados por el servicio que habremos prestado mientras estuvimos en el cuerpo, tal como dice allá en 2 Cor. 5: 10. También, supongamos, que en realidad, cada uno de nosotros tenemos a nuestro ángel guardián. Este ángel seguramente nos protegió muchas veces de muchas locuras, de peligros y no permitió que pecáramos. Otras veces no, él no nos tomó del brazo para que evitemos ese pecado, o no nos cerró la boca para que no dijéramos algo que nos dañaría, o tal vez, no nos quitó la pluma para que no firmáramos algún documento que luego nos

sumiera en bancarrota. Supongamos que ese nuestro… “ángel guardián” tiene la misión, después del Tribunal de Cristo, y cuando el Juez (nuestro Señor) haya decidido nuestro caso, entonces el ángel ahora tiene la misión de familiarizarnos con el cielo. Todo sin duda será muy bello, pero necesitaremos algún guía, como esos guías turísticos que tanto nos ayudan a entender muchas cosas, especialmente cuando visitamos el llamado… “viejo mundo” y por fin podemos ver algunos lugares históricos. Este guía nos habla, nos dice lo que pasó allí. Entonces, mucho de lo que él dice, comenzamos a recordar que habremos leído alguna vez o estudiado en la escuela y la universidad. También este buen guía recibe nuestras preguntas y las contesta satisfactoriamente. La gran diferencia en el cielo es que cada uno de nosotros seguramente tendrá a un guía privado… ¡y nada menos que un ángel! Ahora, caminando por esas maravillosas calles celestiales, nuestro ángel nos lleva a lo que será nuestra morada. Ya sabemos cómo seremos, en cuanto a nuestro nuevo cuerpo celestial e incorruptible. Veremos también a otros muchos hermanos que conocimos aquí, incluyendo algunos familiares, como padres, abuelos, hermanos, hermanas, cónyuge, nietos, etc… Sin duda seremos lo suficientemente parecidos a lo que somos ahora como para que nos reconozcan otros, especialmente quienes nos conocieron en esta vida. Pero… ¿cuál será nuestra conversación con nuestro ángel guía allá en la patria celestial? Probablemente él diga: Mira, si no fuera por esa mujer… ¿recuerdas esa galantería? Si no fuera por tu mezquindad con tus aportes para la obra misionera… ¿recuerdas cuántas veces te hablaron de las necesidades para la obra en…? Si no fuera por los chismes, las calumnias, la codicia, y la ¡Alerta!

1


soberbia que te acompañó en tu vida... Y así, una y otra vez el ángel nos dice… “si no fuera por…” Entonces se detiene y nos muestra una maravillosa mansión, rodeada de una arboleda perfecta, fuentes de agua cristalina, el trinar de las aves y un vecindario, no solamente amoroso, sino de apariencia singularmente bella. Esto, nos dice el ángel, sería tu vecindario, pero… “si no fuera”. Si tan sólo hubieras sido mas atento con tu esposa (esposo), si te hubieras cuidado en tu conducta para con tus vecinos allá en la tierra, si nunca hubieras difamado a otros o si te hubieras arrepentido a tiempo y corregido tu andar… El ángel guía sin duda te hablaría un idioma perfecto, el que nosotros pudiéramos entender, de modo que todas esas palabras nos serían muy claras. Sabríamos ahora cuál será nuestra apariencia y cuál será nuestra vivienda y cómo será nuestro barrio. Pero ahora, supongamos que el cuadro es completamente otro. Alguien, un cristiano que tomó en serio lo de 1 Jn. 2:28, donde dice… “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados”. Tu ángel guía dice: “Comprendo que no puedes imaginar lo maravilloso que tienes preparado aquí… ¿Recuerdas esa noche cuando le confesaste todos tus pecados al Señor y cambiaste tu modo de ser, dejaste de ser una carga y llegaste a ser muy parecido a mí, que soy ángel de Dios? ¡Yo me gocé tanto en ese momento! Yo sabía lo que tú ignorabas, es decir, yo sabía qué te esperaba como recompensa, dependiendo cómo te condujeras en tu condición de redimido por medio de Cristo. Cuando eras tentado yo no podía hacer mucho por ti, porque tú fuiste creado por Dios con la capacidad para decidir por ti mismo. ¿Recuerdas cuando empezaste a hablar a otros de Cristo y la salvación? ¡Nosotros los ángeles estuvimos de fiesta cuando esto ocurrió! Para mí, como ángel guardián tuyo, fue tal el gozo que me parecía que el cielo, que es infinito, no me podría sostener. ¿Y sabes por qué era tanto el gozo? Fue porque yo ya sabía lo que te tocaría como trofeo, como recompensa, como galardón eterno. ¡Con todo mi corazón quería que no te lo perdieras! Cuando comenzaste a leer la Biblia sistemáticamente. Cuando tus oraciones dejaron de ser repeticiones aburridas. Cuando doblabas tus rodillas en la privacidad de tu habitación y orabas por nombre por ciertas personas. Cuando confesabas tus pecados y al mismo tiempo confiabas que habías sido perdonado… Yo compartía con mis colegas, los otros ángeles, todo cuanto estaba sucediendo con mi protegido. Pensé que algún día me presentaría junto a tu cama, cuando te llegara la hora de la muerte, a fin de traerte a este lugar. Pero esto no ocurrió, porque Dios te permitió vivir hasta el momento del arrebatamiento. ¿Qué piensas ahora? ¿Qué es lo que más te llama la atención? Entonces tú tal vez le contestes al ángel: No puedo expresar nada, todavía no tengo palabras para hacerlo. No te preocupes, te dirá el ángel, ¿sabías que el cielo es infinito y que tú nunca llegarás a conocer sus

contornos? Recuerda algo más: Aquí en el cielo no se cuentan las horas ni los días ni los años. Lo único que trajiste contigo de tu vieja morada, la tierra, son las almas que fueron salvas por causa tuya. Momento después, una gran multitud estará viniendo a tu encuentro y el ángel te dirá: Estos que vienen a tu encuentro, son las almas que Dios te ha dado. ¡No puede ser, pues yo no los conozco!, contestarás. Lo sé, te dirá el ángel, lo sé, pero tú fuiste generoso, muchas veces te privaste de muchas comodidades, pero seguiste contribuyendo para la obra misionera. Estas son las almas que fueron salvas por lo que tú hiciste con tanta dedicación, tanto amor y perseverancia. Tus oraciones, tu testimonio, tus contribuciones, todo esto junto, en las manos del Señor, dieron por resultado lo que ahora ves. A esta altura, tal vez recuerdes estas palabras que tantas veces leíste en tu vieja y muy gastada Biblia… “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Cor. 2:9)… “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” (Rom. 8:18).

Lecciones que aprendí de un Gallo Las Profecías más notables sobre el Mesías Doctrinas Bíblicas que no son Negociables Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islam Porqué debemos estudiar las Profecías El Caballo de Troya de Satanás Porqué Aláh no es Dios La Religión Venidera El Ministerio de la Mujer en la Iglesia La Iglesia Cristiana en un Templo Católico ¿Vacuna contra el Cáncer? Ayudas a la “Tercera Edad” El Lenguaje de la Música Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma Marcha para Jesús El Horror del Infierno

Pag. 3 Pag. 5 Pag. 9 Pag. 12 Pag. 17 Pag. 20 Pag. 22 Pag. 25 Pag. 27 Pag. 30 Pag. 32 Pag. 33 Pag. 34 Pag. 37 Pag. 44 Pag. 54

¡Alerta!

2


Pastor José A. Holowaty

iempre me gustó tener algunas aves para alimentarlas y admirarlas. Entre éstos, hace algunos años, dos pollitos quedaron “huérfanos”, de modo que, siendo tan pequeños, se encariñaron con la casa, la cocina y buenos alimentos que los demás no recibían. Cuando ya crecieron y era una linda parejita, el pobre gallo quedó viudo… Para entonces ya era tan manso que si veía algunas semillas en la palma de la mano, saltaba y, parado sobre la muñeca, picoteaba las semillas. Se hizo grande, elegante, “bien puesto”. Pero lo que más admiré de él, es su… “caballerosidad”. Todas las veces que alimentaban a las demás gallinas, él nunca comía, pero siempre las llamaba a ellas para que comieran. Como era grande, supuse que el no quería comer en público… pretendiendo lucir su fino comportamiento. Pero cuando un día lo alcé, descubrí que era realmente flaco, muchos huesos y abundante plumaje, pero como no comía, sino que todo se lo ofrecía a sus “amigas” las gallinas, lo consideré un tanto… descuidado consigo mismo. Más de una vez le dije: “No seas tonto, come de una vez, ellas no son inválidas y pueden valerse por si mismas”. Es tan bueno, que, aunque por su tamaño podría “echar por knok - out” a cualquiera que se le acercara, no fue así cuando otro mucho más pequeño casi lo mata. Entonces aparté al peleador y poco después fue dictada la pena de muerte y llevado a la cacerola. Pero el elegante y bien educado sigue paseándose de un lado a otro. En eso apareció otro gallo, éste es negro como la noche, pero lo extraño es que pelea con las personas que entran en su lugar de encierro. Días pasados me siguió, tratando de saltar para… probar la suerte. ¡Pero cuando el elegante y bien educado

Este es el verdadero gallo de nuestra historia vio el apuro en el que me encontraba, al momento le corrió al negro sinvergüenza…! Pensando en todo esto, he llegado a la conclusión que, mientras los hombres se hacen más y más animales y no humanos, los animales se están haciendo cada vez más y más humanos. Es probable que en un futuro no muy lejano un gallo del tipo que acabo de describir, pueda tener una cátedra sobre… modales, respeto al prójimo y la virtud de compartir. En algunos países la “igualdad de sexos” ha llegado tan lejos, que en un transporte público si un caballero quiere ceder su asiento a una dama cargada de paquetes, no solamente su gentileza no será aceptada, sino que el buen caballero podría ser denunciado por considerar a una mujer “completamente igual” con el caballero, haya sido discriminada. Me parece que mi buen gallo tiene grandes posibilidades de obtener alguna cátedra, siempre y cuando hable en inglés, porque es en USA donde más prosperó la… “igualdad” y, además, se gana en dólares. Tal vez un cordero podría dictar cátedras de mansedumbre, un gallo como el que mencionamos, el de urbanidad y buenos modales, un caballo podría hablar… sobre laboriosidad (ellos nunca se sientan para tomar tereré ni café ni nada de eso). Un asno podría “hablar” sobre… “cómo aguantar las cargas y los desprecios” y “cómo anticipar los peligros” como aquel mencionado en la Biblia, donde dice: “Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces? Y Balaam respondió al asna: Porque te has burlado de mi. ¡Ojalá tuviera espada en mi mano, que ahora te mataría! Y el asna dijo a Balaam: ¿No soy yo tu asna? Sobre mí has cabalgado desde que tú me tienes hasta este ¡Alerta!

3


Lecciones que aprendí de un Gallo

día; ¿he acostumbrado hacerlo así contigo? Y él respondió: No” (Nm. 22:28-30). Creo que si este “debate” entre el asna y Balaam se hiciera por televisión, las encuestas al día siguiente darían al asna como ganadora. Es claro que el animal, al menos en este caso, fue mucho más prudente que este extraño “reverendo”. Sin duda alguna los animales podrían ser muy buenos administradores y educadores. Nunca he visto a un gallo, un ganso, un cordero, un perro o un caballo, tomar cerveza, fumar un cigarrillo, usar estupefacciones, etc… Tampoco hay animales “patoteros”. Las hembras nunca abortan deliberadamente pretendiendo que lo que tiene en su vientre o lo que empolla, respectivamente, es solamente… “eso”, no un ser vivo. No tengo informe de que algún animal se enferme de sífilis, gonorrea, sida o algo así. Cada uno se dedica a lo que le corresponde. El perro ladra, el gallo canta, la vaca muge, los pájaros trinan y así, lo que nosotros llamamos “Jungla” (bosques), en realidad no parece ser así. Es más jungla lo que ocurre en las aulas de clase, en las calles de nuestras ciudades, en las canchas de juego y últimamente, en muchos templos, donde reina el desorden, los gritos y tantos sonidos ensordecedores emitidos por equipos electrónicos. La Biblia habla mucho de los animales y las aves. Si tal como el Señor nos dice, miráramos más el comportamiento de las aves, no tendríamos a tanta gente deprimida. ¿Vio Ud. alguna vez una paloma deprimida, o una gallina o un perro? Por eso Jesús dijo: “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?” (Mt. 6:26). Cuando nuestro Señor estaba en el patio de Caifás, Pedro estaba muy molesto mientras se calentaba al fuego, junto con otros tantos, mientras Jesús era interrogado. De miedo, Pedro negó haber conocido jamás al Señor, pero en eso, un gallo por allí cantó de manera tal que Pedro se estremeció. Esa era una señal dada por el Señor. El gallo debía alzar la voz como parte del mensaje del Evangelio. Como diciendo… “¡Pedro, mientes…!” (Mt. 26:69-75). Fue tan potente este mensaje del gallo, que cuando luego Jesús y Pedro se miraron, el discípulo salió fuera y “lloró amargamente”. ¿Es posible que un gallo sea mucho más obediente en la parte que le corresponde en el drama de la muerte del Señor, que muchos grandes predicadores de nuestros días, quienes a nadie conducen al Señor, por lo cual, nadie llora amargamente, arrepintiéndose de sus pecados? La Biblia habla de bueyes, de ovejas, de vacas, de

cabras, de aves de todo tipo, incluyendo tórtolas, habla de león, de la serpiente, de los peces, etc… Dios dice: “Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Jehová” (Jer. 8:7). Si el Señor hubiera muerto por los animales y no por los humanos, seguramente tendría una respuesta de total obediencia y sumisión a su Creador. Si bien los animales pelean entre sí, nunca inventaron bombas de destrucción masiva como los hombres. Nosotros los humanos, con nuestras… Naciones Unidas, nuestros Parlamentos Internacionales, nuestras Cortes, también internacionales, no alcanzamos reconocer el odio que nos domina, la inmoralidad, la injusticia, las amenazas de todo tipo, las plagas que acarreamos, tanto para el exterminio de los humanos como del resto de la creación. ¡Cuántas lecciones podríamos aprender de los animales, incluso de los más pequeños! La Biblia dice: “Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, y las mismas son más sabias que los sabios: las hormigas, pueblo no fuerte, y en el verano preparan su comida; los conejos, pueblo nada esforzado, y ponen su casa en la piedra; las langostas que no tienen rey, y salen todas por cuadrillas; la araña que atrapas con la mano, y está en palacios de rey” (Pr. 30:24-28). Esperemos que algún día estos animales abran oficinas para instruir a nuestros sabios. ¿Aceptarían nuestros… “pacientes” la recomendación del gallo bien educado, huérfano y viudo? ¿Discutirían, en un programa de TV con un asna sobre el asunto de la seguridad de tránsito? ¿Y qué le parece, la cigüeña, la tórtola, la golondrina y la grulla, instruyendo a los predicadores modernos para que entiendan los tiempos que vivimos hoy? En cuanto a laboriosidad, una buena y correcta organización en el trabajo, las hormigas y las langostas dejarían muy mal parados a los expertos en manejo de personal y cumplimiento del deber. Y conste, todos estos animales no necesitan de teléfono, no usan computadoras, no concurren a seminarios de motivación para mejorar sus ventas. En cuanto a mí, seguiré firme en mis convicciones bíblicas, seguiré alimentando al gallo ejemplar y seguiré observando a los animales cuya conducta nos deja muy mal parados. ¦¦¦

¡Alerta!

4


Las Profecías más notables

SOBRE EL MESÍAS

y sus cumplimientos

Pastor José A. Holowaty 38. La intensidad de su sufrimiento El Salmista anticipó: “He sido derramado como aguas, y todos mis huesos se descoyuntaron; mi corazón fue como cera, derritiéndose en medio de mis entrañas. Como un tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar, y me has puesto en el polvo de la muerte” (Sal. 22:14,15). Estando en Getsemaní, Jesús oró: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya... Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra” (Lc. 22:42,44). 39. Sufrió por otros Isaías anticipó: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Is. 53:4-6). Jesús afirmó de sí mismo: “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mt. 20:28). 40. Sufrió en silencio Dijo Isaías: “Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca” (Is. 53:7). Cuando era juzgado: “Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios” (Mt. 26:63). “Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, nada respondió... Pero Jesús no le respondió ni una palabra; de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho” (Mt. 27:12,14).

II Parte

41. Repartieron sus vestidos Dijo David del Mesías: “Repartieron entre sí mis vestidos” (Sal. 22:18). A Jesús, “Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes” (Mt. 27:35). 42. Fue contado con los pecadores La Escritura dijo respecto a su muerte: “Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores...” (Is. 53:12). “Crucificaron también con él a dos ladrones, uno a su derecha, y el otro a su izquierda. Y se cumplió la Escritura que dice: Y fue contado con los inicuos” (Mr. 15:27,28). 43. Oró por los transgresores Dijo Isaías: “... Habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores” (Is. 53:12). “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen...” (Lc. 23:34). 44. Su muerte Una vez más Isaías declaro: “... Por cuanto derramó su vida hasta la muerte...” (Is. 53:12). “Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu” (Mt. 27:50). 45. No le quebraron sus huesos Alrededor del año 1491 A.C., Moisés dijo con respecto al Cordero Pascual, el cual era una semblanza del Cordero de Dios que habría de expiar por el pecado de la humanidad: “Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo” (Ex. 12:46). También afirmó el Salmista: “El guarda todos sus huesos...” (Sal. 34:20). “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas... Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliese la Escritura: No ¡Alerta!

5


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

será quebrado hueso suyo” (Jn. 19:33,36). 46. Su cuerpo fue traspasado Dijo el profeta en el año 487 A.C.: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito” (Zac. 12:10). A Jesús “... uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua... Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron” (Jn. 19:34,37). 47. Lo sepultaron con los ricos Isaías dijo siglos antes: “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca” (Is. 53:9). Después de la muerte de Jesús: “Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo. Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue” (Mt. 27:57-60). 48. Su cuerpo no vio corrupción Dijo el Salmista sobre el Mesías: “Porque no dejarás mi alma en el Seol...” (Sal. 16:10). Siglos después dijo Pedro: “Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción” (Hch. 2:31). 49. Su resurrección “Porque no dejarás mi alma en el Seol...” (Sal. 16:10). Esto fue lo que registró el evangelista: “No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea... Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista... (Y) decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón” (Lc. 24:6,31,34). 50. Su Ascensión Dice la profecía: “Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad” (Sal. 68:18). “... Aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo” (Lc. 24:51). 51. Sentado a la mano derecha de Dios Leemos en la Escritura: “Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra...” (Sal. 110:1). El escritor de la Epístola a los Hebreos registró: “El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con

la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas” (He. 1:3). 52. Ejerce su sacerdocio en el cielo Zacarías profetizó en el año 519 A.C.: “Él edificará el templo de Jehová, y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos”(Zac. 6:13). Y dice Pablo en Romanos 8:34: “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”. 53. Es la Piedra Angular Isaías declaró: “Por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure” ( Is. 28:16). Mas dijo el apóstol Pedro: “Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en él, no será avergonzado. Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo” (1 P. 2:6,7). 54. Los gentiles creerían en él Isaías anticipó siglos antes: “Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa” (Is. 11:10). Está registrado en el libro de Hechos: “Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo” (Hch. 10:45). 55. Rey de Sion En el libro de Salmos estaba registrado: “Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte” (Sal. 2:6). Cuando Jesús era juzgado: “... Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?... Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz” (Jn. 18:33,37). Todas estas profecías ya tuvieron cumplimiento y son pocas las que faltan ya por cumplirse. El Nuevo Testamento se refiere a la Segunda Venida de Jesús como “... la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Ti. 2:13). Este tema aparece unas 300 veces en casi todos los 27 libros. La base de la Segunda Venida se encuentra en muchos pasajes de los evangelios, especialmente en el dis¡Alerta!

6


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

curso escatológico de Jesús, quien dijo en una ocasión: “Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles” (Mr. 8:38). La Segunda Venida del Señor Jesucristo ha tenido un valor permanente para el cristianismo. A través de los siglos ha constituido una fuente de inspiración y confianza. Sobre ella se basan todas las exhortaciones a la pureza, fidelidad, santidad, vigilancia y responsabilidad. El juicio de Mateo 25:31-46 enseña que quienes esperan de veras el regreso de su Señor, son los que muestran compasión hacia los desvalidos y necesitados. Toda la creación gime hasta la liberación final, tanto de los hijos de Dios como del universo entero. “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo” (Ro. 8:18-23). “Amén; sí, ven, Señor Jesús” (Ap. 22:20).

Israel Como la gran mayoría sabe, la restauración de los judíos a su territorio natal era una profecía que tenía que cumplirse para que puedan tener lugar los eventos de la septuagésima semana de Daniel. Permítame a continuación mencionarle algunas de las profecías relacionadas directamente con Israel y el pueblo judío que demuestran claramente el lugar tan especial que ocupa el pueblo de Israel en el plan de Dios. SE REPARTIRÍA EL TERRITORIO DE ISRAEL ENTRE LAS NACIONES DEL MUNDO: “... Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra” (Jl. 3:2). El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una moción para dividir del territorio de Palestina en dos estados separados. LAS NACIONES DEL MUNDO VOTARÍAN POR LA EXISTENCIA DE ISRAEL, E ISRAEL RECUPERARÍA SU TERRITORIO EN GUERRAS: “De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente” (Ez. 38:8).

El 16 de mayo de 1949, Israel fue aceptado como una nación miembro de las Naciones Unidas. Desde 1948 se han librado cuatro guerras mayores en el Medio Oriente. Las fuerzas armadas israelitas altamente entrenadas y bien equipadas han defendido exitosamente su territorio en cada ocasión, incluso a pesar de combatir con fuerzas extremadamente superiores. El Medio Oriente continúa como la región más volátil e impredecible del mundo. UNA VEZ QUE ISRAEL REGRESÓ A SU TERRITORIO, NUNCA MÁS SERÁ REMOVIDO: “Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo” (Am. 9:15). Todos los intentos de la Organización de Liberación Palestina (OLP) por expulsar a Israel de su territorio, han fracasado miserablemente, de hecho, Israel ha destruido las fortalezas de la OLP en el sur de Líbano y el occidente de Beirut. Incluso, muchos de sus vecinos árabes, como Jordania y Egipto han reconocido oficialmente el derecho de Israel a existir como una nación libre. ISRAEL VOLVERÍA A GANAR CONTROL DE LA CIUDAD DE JERUSALÉN. POSEERÍA LA BANCA DE OCCIDENTE Y CONTROLARÍA NUEVAMENTE LAS REGIONES DE SAMARIA, LA FRANJA DE GAZA Y EL SINAÍ: “Y los del Neguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefela a los filisteos; poseerán también los campos de Efraín, y los campos de Samaria; y Benjamín a Galaad. Y los cautivos de este ejército de los hijos de Israel poseerán lo de los cananeos hasta Sarepta; y los cautivos de Jerusalén que están en Sefarad poseerán las ciudades del Neguev” (Abd. 19,20). El 7 de junio de 1967, la ciudad antigua de Jerusalén quedó bajo el control judío por primera vez en casi dos mil años. En junio de 1967 y octubre de 1973, Israel volvió a tomar posesión exitosamente de todo el territorio que dividieran las Naciones Unidas en 1947. Bajo las provisiones de los Acuerdos de Paz de Campo David, pequeñas porciones de esta área fueron devueltas en 1982. Desde entonces Israel le ha devuelto a los palestinos otras porciones del territorio a lo largo del río Jordán y la Banca de Occidente. Las conversaciones de paz actuales dependen de que Israel entregue más territorio. Sin embargo, en el fin Israel volverá a ocupar esas áreas nuevamente. EL PUEBLO JUDÍO REGRESARÍA DE TODAS LAS NACIONES A DONDE HABÍA SIDO ESPARCIDO: “Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país” (Ez. 36:24). “He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim” (Is. 49:12). Después de 50 años Israel tiene una población aproximada de 5.939.000 habitantes. EL PUEBLO JUDÍO RECONSTRUIRÍA LAS CIUDADES ANTIGUAS Y RECLAMARÍA EL TE¡Alerta!

7


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

RRITORIO: “Porque he aquí, yo estoy por vosotros, y a vosotros me volveré, y seréis labrados y sembrados. Y haré multiplicar sobre vosotros hombres, a toda la casa de Israel, toda ella; y las ciudades serán habitadas, y edificadas las ruinas” (Ez. 36:9,10). “Así ha dicho Jehová el Señor: El día que os limpie de todas vuestras iniquidades, haré también que sean habitadas las ciudades, y las ruinas serán reedificadas. Y la tierra asolada será labrada, en lugar de haber permanecido asolada a ojos de todos los que pasaron. Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas” (Ez. 36:33-35). Desde 1948 Israel ha reconstruido sistemáticamente las ciudades antiguas y también se ha convertido en uno de los principales exportadores de productos agrícolas y frutas cítricas en el Medio Oriente. ISRAEL CONSTRUIRÍA UNA CASA PARA INMIGRANTES EN LAS RUINAS PALESTINAS EN ASCALÓN Y ASDOD: “Porque Gaza será desamparada, y Ascalón asolada; saquearán a Asdod en pleno día, y Ecrón será desarraigada. ¡Ay de los que moran en la costa del mar, del pueblo de los cereteos! La palabra de Jehová es contra vosotros, oh Canaán, tierra de los filisteos, y te haré destruir hasta no dejar morador. Y será la costa del mar praderas para pastores, y corrales de ovejas. Será aquel lugar para el remanente de la casa de Judá; allí apacentarán; en las casas de Ascalón dormirán de noche; porque Jehová su Dios los visitará, y levantará su cautiverio” (Sof. 2:4-7). Ascalón se ha convertido en un hogar para los inmigrantes que regresan a Israel. Se han construido apartamentos modernos sobre las ruinas de Palestina. Asdod se ha convertido en un puerto de mar ocupado, segundo sólo después de Haifa. LOS JUDÍOS QUE REGRESARAN AL TERRITORIO REFORESTARÍAN LOS MONTES Y COLINAS DE ISRAEL: “Mas vosotros, oh montes de Israel, daréis vuestras ramas, y llevaréis vuestro fruto para mi pueblo Israel; porque cerca están para venir. Porque he aquí, yo estoy por vosotros, y a vosotros me volveré, y seréis labrados y sembrados” (Ez. 36:8,9). “En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída... Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente” (Is. 55:13; 41:19).

Las colinas y montes de Judea, que por siglos estuvieron desolados, ahora reverdecen cubiertos de arboledas, gracias a un programa sistemático de replantación y reforestación. LA RESTAURACIÓN DE LA ESTACIÓN DE LLUVIA Y DE LA PRODUCTIVIDAD DEL TERRITORIO: “Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba verde en el campo a cada uno” (Zac. 10:1). “Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. Animales del campo, no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos. Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros” (Jl. 2:21-25). Con los programas de reforestación que han cambiado la topografía y carácter de la geografía de Israel en muchas áreas, los patrones climatológicos a través de toda el área de Palestina se han alterado. En años recientes la lluvia ha aumentado en algunas áreas hasta en un 100%. LA NACIÓN DE ISRAEL SE CONVERTIRÍA EN UN GRAN EJÉRCITO: “Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo” (Ez. 37:9,10). El ataque sorpresa en Entebbe a comienzos de la década de 1980 fue un despliegue militar estratégico de proporciones increíbles. Asimismo la acometida subsecuente a Líbano. Virtualmente acabaron con la fuerza área siria equipada con armamento soviético. Las fuerzas de la OLP no fueron rival para el ataque violento de los israelitas. LA RESTAURACIÓN DEL IDIOMA HEBREO: “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento” (Sof. 3:9). El hebreo bíblico es el idioma oficial de Israel.

¦¦¦

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 P. 1:19-21).

¡Alerta!

8


¿Es importante la cuestión Doctrinas?

DOCTRINAS BÍBLICAS que no son negociables

A

l ser salvo, lo es por la eternidad, porque la garantía de la salvación por la gracia Divina, descansa, no en la persona del salvo, sino en el Salvador del pecador. Cualquiera que cree que uno puede ser salvo hoy, pero mañana puede perder su salvación, tal persona en realidad no cree en la gracia salvadora, porque en tal caso la gracia estaría sujeta a la conducta del salvo. Las obras no tienen lugar alguno en lo que a salvación se refiere, pero sí tienen un amplio campo de acción en la conducta del ya salvo por la gracia. Las obras no garantizan ni prueban que uno es, o no es salvo. Solamente la gracia lo prueba todo. En la Biblia encontramos muchas Escrituras que así lo declaran, dice por ejemplo Romanos 3:22b-25: “... Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados”. Pero... ¿Qué es propiciación? Es el acto mediante el cual se apacigua, se elimina la ira de Dios, o se obtiene su favor. Nuestro Señor Jesucristo hizo justamente esto. Apaciguó y hasta eliminó la ira de Dios, al ofrecerse para sufrir el castigo en nuestro lugar. • “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impie-

II Parte

Pastor José A. Holowaty dad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad...” Mas Dios puso al Señor Jesucristo “como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados” (Ro. 1:18; 3:25). • “Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo... En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” (1 Jn. 2:2; 4:10). Nuestro Señor Jesucristo, mediante su sacrificio en la cruz, al derramar su sangre y dar su vida por nosotros, apaciguó la ira de Dios en nuestra contra. Esto hace que la gracia salvadora sea algo completamente divino y no humano. Nadie jamás será salvo por otro medio que no sea la gracia de Dios. ¡O acepta la gracia, o se pierde eternamente! Dios no acepta menos que una vida absolutamente perfecta sin pecado, sin mancha, completamente pura. “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1 Jn. 2:6). Pero... ¿Anda usted como Él anduvo? ¿Vive como vivió el Señor Jesucristo sin cometer un solo pecado? ¿No ha vuelto a tener más un deseo que pudiera ser pecaminoso? ¿No ofende ya a nadie sin causa? ¿Es discípulo de nuestro Señor? Pero... ¿Cómo vivió el Señor su vida terre-

nal todo el tiempo, desde que nació hasta su muerte? “El cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente; quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas” (1 P. 2:22-25). • Con su muerte el Señor satisfizo la justicia divina. • Con su sacrificio ocupó nuestro lugar. • Mediante su obra expiatoria nos hizo perfectos para siempre. • Por la entrega voluntaria de su vida el pecador es perdonado y salvo por la eternidad. • Fue acusado, condenado, juzgado y sufrió una muerte ignominiosa en lugar de cada uno de nosotros. • Con su sacrificio nos abrió la puerta de la salvación, mediante la fe en Él y en su obra eterna. Por esta razón, cuando los impíos sean juzgados, no serán castigados por lo malo que hicieron y los muchos pecados que cometieron, sino por lo que hicieron con Cristo. De la misma manera seremos salvos, no por lo bien que nos conducimos ni siquiera después de ser salvos, sino por la vida que el Señor Jesucristo vivió en nuestro lu¡Alerta!

9


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

gar. ¡Esto es gracia Divina, gracia Admirable! “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Ef. 2:8,9). ¡LA Gracia Divina NO ES NEGOCIABLE!

El Concilio de Jerusalén En los días cuando la iglesia comenzaba a desarrollarse, uno de los problemas era que los gentiles comenzaban a unirse a la misma. Hasta entonces todos los que integraban la iglesia eran judíos. La cuestión en el Concilio de Jerusalén era: “¿Qué debemos requerirles a los gentiles que se han entregado al Señor y se están uniendo a la Iglesia? ¿Debemos exigirles que se sometan a ciertos ritos judaicos o no?” Como casi siempre es el caso, había dos opiniones. Unos decían que sí, que debían someterse a la Ley a fin de conformar una sola iglesia entre judíos y gentiles. Mientras que el otro grupo decía que no, que ya no eran necesarios tales ritos. Esto fue lo que decidieron: “Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos” (Hch. 15:10,11). Estas palabras salieron de labios de Pedro, quien ya había tenido contacto con los gentiles y había recibido pruebas claras de que Dios no discrimina y que tanto unos como otros, eran salvos por la gracia del Señor Jesús: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres... Para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna” (Tit. 2:11; 3:7). Pero, ¿cómo puede alguien saber si está en su gracia? Si cree que sus obras cuentan para su propia salvación, está equivocado. Si cree que las obras “complementan o completan la salvación”, no conoce la gracia Divina, ni la salvación por

gracia. De igual manera si está convencido de que para ser salvo tiene que guardar algunas cosas de la antigua Ley Mosaica, tal como el sábado, o cualquier otro día específico de la semana, no comer tal o cual cosa, someterse a tales o cuales ritos o ceremonias, etc., entonces no tiene la menor idea de qué es la salvación por gracia. Al hablar de la salvación nos estamos refiriendo a la obra de Cristo, no a las obras del pecador. El pecador no puede hacer nada, mucho menos abrir puertas en favor de su salvación. Las obras tienen su lugar, deben seguir a la OBRA hecha por Cristo mediante su muerte expiatoria por nosotros. Inmediatamente después del clásico pasaje bíblico sobre la salvación por gracia en Efesios 2:8 y 9, el apóstol dice que cuando somos salvos por su gracia, “... Somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef. 2:10). Para ser salvo no se necesitan las obras, sólo la Obra de Cristo Jesús. “Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado” (Jn. 6:28,29). ¡Qué pregunta y qué respuesta la del Señor! Los judíos le preguntaron sobre “las obras”, en plural. Pero él les contestó que lo único que necesitaban para la salvación era la “OBRA”. Es decir, creer “en el que él ha enviado”. Una vez que somos salvos por gracia, no sólo podemos, sino que debemos dar frutos de buenas obras.

¿Qué debemos hacer para ser salvos? ¿Debemos orar mucho, ayunar e ir al templo? ¿Es necesario hacer obras de caridad? ¿Es imprescindible ganar muchas almas para Cristo o dar testimonio? ¿Hay que guardar el sábado, o el domingo, o abstenerse de

comer ciertas cosas? ¿Debemos tener pensamientos, ambiciones e intenciones puras? Algunas de estas cosas pueden ser de ayuda en nuestra vida cristiana, pero ninguna de ellas, ni siquiera todas juntas, nos servirán como medio de salvación. La Biblia dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios... El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Jn. 1:12; 3:36). Se cuenta que un padre tenía un hijo único a quien esperaba heredarle todos sus bienes y quien iba a cuidarlo al llegar a la ancianidad. Pero un día el hijo fue brutalmente golpeado por un malvado, azotado, pateado y finalmente fue muerto. El padre, al enterarse, se puso a pensar en lo que iba a hacer para cobrarle la cuenta a ese criminal, que sin ninguna razón le había dado muerte a su único hijo. Finalmente se dijo: “Le haré lo mismo que le hizo a mi hijo. Le aplicaré la ley: ‘Ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie’ (Ex. 21:24). Me vengaré de él”. Si lo hubiera hecho, habría aplicado la Ley. Pero luego, tras reflexionar dijo: “No, no haré así, porque no quiero que me lleven a la cárcel. Seguiré los canales legales y lo llevaré a la corte para que le condenen a cadena perpetua”. Si lo hubiera hecho, habría aplicado la justicia. Pero concluyó diciendo: “No, ni la ley ni la justicia, porque nada gano con hacerlo. Le convidaré a mi casa y le serviré una cena”. ¡Esto se llama gracia! ¿Quién podría ser salvo si Dios nos hubiera aplicado su justicia? ¿Si Dios exigiera que se cumpliera su ley? Pero... ¿Quién podrá justificar su negligencia ante Él, siendo que nos ofrece la salvación por pura gracia? Finalmente, nos ofrece una “Cena”, un verdadero banquete eterno en su gloria. Ese padre es Dios mismo. El hijo, es Jesucristo y el criminal que le dio muerte, fuimos usted y yo. El acto criminal, fue su ¡Alerta!

10


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

crucifixión. La “Cena”, el cielo que nos ofrece por su gracia. Antes de hacer causa común con alguna iglesia, debemos asegurarnos que se trata de una iglesia que realmente proclama la salvación por la gracia, o si recurre a las obras para complementar la salvación o la gracia. Recuerde: Somos salvos por gracia, seguimos siendo salvos por gracia y seremos salvos por gracia. Antes de estrechar filas con otros grupos, denominaciones o lo que fuera, averigüe bien si todos aceptan, predican y enseñan la gracia Divina como medio de salvación. Es decir, la gracia de parte de Dios; y de parte del pecador su fe depositada en Jesucristo como único Salvador. La gracia Divina no requiere obras para la salvación. La salvación no es:

Gracia + Obras = A salvo La gracia salvadora no la dispensa ninguna iglesia en particular, ni ningún tipo de preceptos, mandamientos o ritos, sino Dios mismo. Si se invocan las obras como medio de salvación, la salvación resulta imposible, porque la Biblia dice: “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas” (Gá. 3:11,12). La ley nos habla de las obras. Estas obras no justifican a nadie, jamás podrán hacerlo. ¿Sabe por qué? Porque la ley dice: “Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová” (Lv.18:5). Pero sucede que nadie pudo, ni podrá jamás cumplir la ley en todas sus demandas. Cuando un intérprete de la ley vino a Jesús con esta pregunta, “Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?”. La respuesta de Jesús no se hizo esperar. “Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con to-

das tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás” (Lc. 10:25b-28). Fue a raíz de la respuesta de Jesús que este buen caballero le preguntó, quién era su prójimo. Él, como todos los hombres, tenía su círculo de personas que estimaba de manera especial. Nosotros al igual, también tenemos nuestros preferidos. Fue entonces cuando Jesús presentó el cuadro del “Buen Samaritano”. El Samaritano, quien es una representación de sí mismo y dio su ayuda total, desinteresada y salvadora. Usted puede ser el peor pecador. Alguien que ha ofendido mucho a Dios con su manera de vivir, pero Dios tiene para usted perdón completo por pura gracia. Luego, al ser salvo, es muy probable que desee hacer algo en favor de aquel que le salvó. Muy bien, puede hacer todo el bien que quiera, pero no para salvarse, sino porque es salvo. No hay salvación por obras. Todas las religiones enseñan las buenas obras, pero ninguna ofrece completo perdón de pecados y la vida eterna. Ni sacramentos, prender velas, hacer caridad, caminar de rodillas, ayunar, vivir para otros entregándoles todo, privarse de todas las comodidades o gastar poco para uno mismo, nada de eso nos salvará. El único Salvador es el Señor Jesucristo. Fuera de Él, sólo hay perdición y condenación eterna. Es probable que muchas de las cosas mencionadas sean buenas, pero todo tendrá que ser como resultado de la salvación, nunca como medio para salvarse. Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn. 14:6). “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Jn. 10:9). Nadie puede ser salvo, a menos que busque salvación en la persona de Cristo Jesús. Tenga presente lo siguiente: Jesús es el único Salvador para todos los pecadores. Algunos piensan que Jesús es el Salvador de

los cristianos, Alá de los musulmanes, Buda de los budistas, el Vaticano y María de los católicos y Confucio del confucionismo. Decía la tan afamada “madre Teresa”: “El hindú debe tratar de ser mejor hindú, de este modo será salvo”... “El budista debe tratar de ser mejor budista...” y así sucesivamente. Si lo que nos dicen religiosos tan encumbrados como esa “madre” es cierto, entonces Jesús dijo muchas mentiras al reclamar que nadie será salvo fuera de Él. El Señor aseguró que es el único Camino. Insistió en que es la Verdad, en que es la Puerta. Declaró que nadie jamás será salvo sino por Él. ¡Jesús no rechaza a nadie! “Y al que a mí viene, no le echo fuera” (Jn. 6:37b). Cuando Zaqueo vino a Él, fue declarado: “Hijo de Abraham” (Lc. 19:9b). El malhechor en la cruz imploró perdón y recibió esta respuesta: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc. 23:43b). Saulo el perseguidor le preguntó: “¿Quién eres, Señor?”. Y la respuesta fue: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues” (Hch. 9:5). Todos sabemos lo que sucedió después, ya que no sólo fue salvo, sino que fue llamado a ser apóstol de Cristo. El carcelero de Filipos oyó acerca de Jesús, y cuando creyó en Él, “... Se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios” (Hch. 16:34b). ¡Pero hubo uno que lo conoció y fue al infierno! Judas Iscariote, quien sabía que la salvación sólo se obtenía por medio de Cristo y cuando le llegó la hora decisiva no acudió al único Salvador, sino que fue a los religiosos. ¿Sabe cuál fue el resultado después de encontrarse con esos religiosos? “Salió, y fue y se ahorcó” (Mt. 27:5b). Hasta le fecha ningún pecador, que ha acudido a hombre, mujer, religión o institución, en busca de salvación, se ha salvado. No todos se ahorcaron, pero sí llegaron al mismo destino eterno de Judas. •Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

11


Diferencias y Similitudes entre el

CRISTIANISMO Y EL ISLAM Pastor José A. Holowaty

U

na creencia muy interesante de los musulmanes Shias, es ésta que menciona Geoffry Parrinder en su libro Religiones del mundo. Y dice: «... Habiendo sido frustrado en la esfera política (es decir, la guerra fracasada por poner a Alí en el trono), el Shia recurrió a la exaltación religiosa de Alí y su familia. La piedra fundamental de la doctrina es la creencia que Mahoma escogió a Alí para ser el receptor del lado esotérico de las enseñanzas islámicas porque nadie más era capaz de entenderlas... Alí y sus descendientes eran llamados Imanes (palabra que significa líderes) debido a su distinción como los portadores de la sabiduría divina y guía. No sólo el gobierno pertenece apropiadamente al Imán de la era, sino que él es la única fuente de verdad. Para el Shia no hay esperanza de una vida digna o recompensa después de ella, excepto mediante la devoción al Imán... Varios grupos de Shias difieren en el número de Imanes que ellos reconocen como tales. El grupo más numeroso reconoce 12 y por esta razón se les conoce como ‘La secta de los 12’. Se cree que el último de los imanes todavía está vivo, aunque decidió desaparecer de las miradas humanas para retornar nuevamente en el futuro como el Imán Mahadi (‘el Imán Guiado Rectamente’), quien iniciará los eventos que conllevarán a los últimos días. Aunque él ahora está escondido, continúa siendo la primavera viviente de la sabiduría divina en el mundo a través de los ‘mujtahids’, o hombres entendidos de la comunidad Shia, a través de los cuales él se comunica con el pueblo». Mientras algunos Sunnis piensan que Jesús es el Imán que retornará, de manera sorprendente un número de la denominación musulmana de Shias también cree esto mismo. Los Sunnis son fáciles de entender en su autoridad de adoración debido a su uso fundamental del Corán y el Hadith, es decir las tradiciones. Sin embargo, los Shias creen que además de los libros santos ya mencionados, sus eruditos también les pueden dar revelaciones divinas y manifestarles «verdades adicionales», incluso hoy. Este hecho se alude en la discusión respecto al Imán que habrá de retornar. A los más famosos y respetados de estos eruditos se les conoce como Ayatollah. Este término sin duda es reconocido fácilmente por muchos debido a la influencia de un Ayatollah en parti-

III Parte

cular en la historia de Estados Unidos, el Ayatollah Khomeine. Por la revolución del señor Khomeini en Irán, la palabra Ayatollah se ha convertido de uso común en América. Sin embargo, esta palabra no es un nombre propio, sino más bien un título. La palabra Ayatollah podría traducirse como «el reflejo de Dios». Por lo tanto, es una blasfemia referirse a cualquier hombre con este término. El reinado de terror del señor Khomeini en Irán reflejó un simple hecho, la razón de por qué no se tiene religión oficial en Estados Unidos, porque todas las religiones del estado finalmente degeneran en persecución en contra de las otras religiones. Los cristianos, los judíos y los zoroástricos, la religión de la antigua Persia, han sido salvajemente perseguidos en Irán. El terror en Irán ha continuado después de la muerte de Khomeini. Muchos del clero en Irán todavía se refieren a sí mismos como Ayatollah. Aunque pensamos que todos los musulmanes son árabes, este no es el caso. La religión de más rápido crecimiento en África es el islam. La mayoría de personas en Bangladesh y Paquistán profesan el islamismo. También China tiene millones de chinos étnicos llamados Hui, quienes son musulmanes al igual que hay millones de musulmanes que no son chinos. Algunos estiman que en Estados Unidos hay unos seis millones de musulmanes. Según la publicación Alá no tuvo hijo: “El islamismo es la segunda religión más grande y de mayor crecimiento en Estados Unidos”. Ellos esperan “que para el año 2010 flamee una bandera musulmana en la Casa Blanca y que será el fin del cristianismo en Estados Unidos”. Un artículo publicado recientemente en los periódicos informaba que el islam ha reemplazado al judaísmo como la tercera religión más numerosa en Estados Unidos. En Europa, Yugoslavia tiene más de cuatro millones de musulmanes. La mitad de la población de Albania es musulmana. Indonesia y Malasia son dos sociedades del sureste de Asia que tienen un número abrumador de musulmanes. En Filipinas, en la isla de Mindanao, se encuentran los musulmanes conocidos como Moros. Ellos combatieron la opresión española por 400 años y luego pelearon contra los soldados estadounidenses en ¡Alerta!

12


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islam

la guerra hispano americana. Los Moros combatieron mucho al gobierno de Corazón Aquino en Filipinas. En Rusia, la ola de islamismo ha sobrepasado al comunismo. Los musulmanes se encuentran en la mayoría de repúblicas ex-soviéticas. Unos 60 millones de musulmanes viven en la mancomunidad de naciones ex-soviéticas, casi todos en la parte central de Asia y en el sur de la península del Cáucaso. Desde antes de la revolución comunista, ellos habían sido dominados primero por los zares rusos y luego por los comisarios. Las leyes y costumbres del antiguo islam son practicadas en diferentes grados en varios países. En Arabia Saudita, el sharia o ley islámica es absoluta. Estas leyes son confusas para muchos americanos que ahora apoyan a ese país y defienden a otros. Es dudoso que Arabia Saudita pueda moderar muchas de estas leyes. Si uno cree que una ley es designada por Dios, entonces sería blasfemia no tomarla en cuenta. A pesar de que los soldados norteamericanos estuvieron protegiendo Arabia Saudita, ellos al mismo tiempo estaban violando muchos de los principios del reino Saudita. Los sauditas están estrechamente asociados con lo que se conoce como Wahhabis. Esto último se refiere a un hombre que deseaba purificar el islam y retornar la fe a sus formas antiguas. La familia saudita ha contraído matrimonio con seguidores de este movimiento a quienes ha apoyado, pero se refiere a sí misma como Sunnis porque siente que son otros quienes han sido infieles. Bajo la ley islámica, sólo se puede comer carne si la misma está ceremonialmente limpia. Esos familiarizados con las leyes religiosas judías que autorizaban un alimento determinado en el Antiguo Testamento tendrán un punto de referencia. El musulmán no puede comer carne de cerdo bajo ninguna circunstancia, excepto quizá por inanición suprema. De hecho, es contra la ley comer o llevar a Arabia Saudita, carne de cerdo o productos derivados. A los soldados norteamericanos en Arabia Saudita se les enviaba raciones en las que estaban escritas las letras MRE. Estas siglas en inglés quieren decir carne lista para comer. Estas raciones a menudo contenían jamón y frituras de carne de cerdo. Los sauditas por su lado permanecían atentos esperando el momento en que un soldado americano les ofreciera estas raciones MRE a algunos de los soldados aliados sauditas, sirios o egipcios. Otra prohibición en el islam es el consumo del alcohol. Es absolutamente prohibido beber licor y es ilegal llevar bebidas alcohólicas a Arabia Saudita. El castigo son azotes con un látigo. A algunos turistas americanos les disgusta profundamente esta prohibición. Los militares están tratando rigurosamente de prevenir la importación de alcohol. A pesar de todo, siempre se contrabandea licor hasta el reino de Arabia Saudita. En secreto, un gran número de árabes beben licor cuando

están en el extranjero. Después de comer, el musulmán virtuoso dice bismillah, lo que quiere decir «gracias a Dios». Cada vez que ocurre un accidente o un evento fuera de lo común, el musulmán dice inshallah que significa «es la voluntad de Dios». Hay una fuerte tendencia hacia la predestinación en El Corán y los musulmanes a menudo argumentan respecto a la doctrina de la predestinación y libre albedrío al igual que hacen muchas denominaciones cristianas en Estados Unidos. Entre los musulmanes las mujeres no tienen ningún derecho, sino que se les considera peor que ciudadanos de segunda categoría. La señora Benizer Bhutto quien lograra alcanzar la presidencia en Paquistán, fue única en el mundo musulmán, pero no duró mucho. El ejército y los marinos de Estados Unidos en Arabia Saudita han violado las leyes islámicas al permitir que las mujeres conduzcan vehículos, camiones o aparezcan sin velo. Durante la guerra del golfo se le pidió al gobierno de Estados Unidos que no permitiera que las mujeres americanas aparecieran sin las túnicas reglamentarias cerca de los soldados sauditas porque esta vestidura es considerada por ellos como pornográfica. La pornografía es rígidamente controlada en el reino, la correspondencia es revisada y cualquier fotografía de mujeres que no estén cubiertas de la cabeza a los pies son a menudo confiscadas. También es un hecho encubierto que la libertad de prensa no existe en ningún lugar en el territorio musulmán y que existe la censura absoluta tanto de palabra como de prensa. Incluso en Turquía, el cual en muchas formas es el más moderno de los países islámicos, no hay libertad política ni de expresión como en los países occidentales. Sin embargo, en Turquía existe mucha más libertad que en la mayoría de naciones islámicas. Los musulmanes sostienen que todos los hombres son inferiores a Dios, pero que son iguales entre sí. Esta idea del igualitarismo ofrece la esperanza de que un día la democracia llegue a florecer en los países musulmanes. Sin embargo, todavía no es el caso porque ninguna nación musulmana está trabajando en la democracia. En la actualidad hay algún tipo de elecciones libres en Turquía y eso es lo más próximo a democracia que podemos ver en el mundo musulmán. El odio de las naciones árabes por Israel es legendario. Los árabes sostienen que las promesas dadas a los judíos, los descendientes de Isaac, el hijo del pacto de Abraham, fueron en realidad dadas a los descendientes de Ismael y por eso reclaman a Palestina. El hecho de que Israel sea la única democracia en el Medio Oriente es una espina en el costado de los apologistas árabes. La represalia de Israel en contra de los árabes a menudo provoca frenesí comprensible entre los musulmanes. Pero lo que más les desagrada es el apoyo de Estados Unidos a Israel. El otro punto de disputa es la propia libertad de que gozan las naciones en el occidente, especialmente en Estados Unidos. La libertad de expresión en Estados ¡Alerta!

13


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islam

Unidos es algo que intoxica y repudian los musulmanes. posteriormente inventó la línea de ensamblaje. Este No se trata de que los musulmanes no deseen la libertad, pequeño paso de la humanidad, aunque insignificante sino que no la anhelan hasta el punto de tener que pagar en ese tiempo, fue en realidad un paso gigantesco. un precio moral tan alto ni aceptar la cultura Abrió la puerta para que cada persona pudiera tener pornográfica que es apoyada ahora en casi todo el mundo. su propio vehículo de transportación. Después de esto Hasta cierto punto tienen toda la razón. Ellos no pueden nuestro mundo no sería el mismo. entender cómo un gobierno puede tolerar los horrores Una cosa importante acerca de los vehículos es que el Tío Sam ha estado apoyando. que necesitan de gasolina para funcionar. En un En los países musulmanes, incluyendo Arabia principio esto no era ningún problema, porque no Saudita, es reo de muerte cualquiera que convierte habían muchos automóviles. Conforme el número fue un musulmán a cualquier otra religión, incluyendo el aumentando en todo el mundo, la necesidad de cristianismo. A los capellanes norteamericanos que gasolina se tornó prodigiosa. Desde la conclusión de estuvieron en Arabia Saudita durante la guerra del la primera guerra mundial, la adicción universal por golfo, se les pidió que se quitaran sus cruces y que el petróleo ha sido aguda. ocultaran sus estrellas de David, por temor a ofender a Hitler reconoció esto y durante la década de 1930 los musulmanes que prohíben cualquier clase de ordenó la construcción de plantas para elaborar petróleo proselitismo no musulmán. sintético del carbón extraído en Alemania. Sin embargo, Fue gracias a la intercesión del senador Jesse Helms esto fue y permanece siendo un proceso muy costoso. y a los puntos que él destacó, que el gobierno saudita Además, el Feuhrer de Alemania reconoció que tales permitió que los militares plantas no pueden ser protegidas norteamericanos pudieran llevar contra el bombardeo. Hoy sólo África Fue gracias a la intercesión consigo sus Biblias a Arabia Saudita, del Sur usa este método. Esta del senador Jesse Helms y a los incluso el ministerio de relaciones atribulada nación, ha recurrido a este puntos que él destacó, que el goextranjeras Saudita, vio con sistema parcialmente debido a la bierno saudita permitió que los complacencia que los cristianos y sanción en contra de ella al igual que militares norteamericanos pudiejudíos estuvieran defendiendo a para no llegar a depender del ran llevar consigo sus Biblias a Arabia y vio la llegada de las Biblias petróleo extranjero. El precio de este Arabia Saudita, incluso el miniscomo «una buena señal». petróleo sintético es demasiado alto terio de relaciones extranjeras A los musulmanes no les gusta que para poder ser considerado como una Saudita, vio con complacencia se haya reducido el papel del hombre posibilidad factible para América. que los cristianos y judíos estua fin de beneficiar a la mujer. Para La energía nuclear es peligrosa vieran defendiendo a Arabia y un musulmán es inconcebible que el y sus residuos constituyen un vio la llegada de las Biblias como ejército de Estados Unidos tenga problema, dudo que llegue a «una buena señal». mujeres como soldados o que ellas popularizarse algún día en Estados desempeñen trabajos de hombres. Unidos. El carbón causa demasiada Ningún musulmán puede siquiera tolerar la idea de polución y su limpieza ocasiona demasiados gastos. De que los niños estén bajo la custodia de mujeres. La tal manera, que hasta ahora el petróleo continúa siendo idea de mujeres policías, juezas, oficiales o soldados es la fuerza que impulsa a los automóviles y a las algo que perturba la mente de los musulmanes, pero maquinarias en el mundo civilizado. Ya hemos tales ideas también habrían tenido un efecto similar avanzando demasiado tecnológicamente y no hay entre los ciudadanos norteamericanos hace sólo cien manera de retroceder. años. Nadie puede prever qué le depara el futuro a los El resultado de esta realidad poco placentera es que pueblos del islam. Sin embargo, podemos asumir que cualquier potencia que controle las reservas globales de el fervor religioso de los fieles continuará perturbando petróleo dominará el mundo. En el principio, Estados la economía y pensamiento contemporáneo del Unidos fue el principal proveedor de petróleo del mundo. occidente. El primer pozo fue perforado cerca de Titusville, Pennsylvania por Edwin I. Drake el 27 de agosto de 1859. Es un hecho documentado que una de las principales fuentes de ingresos para las personas de La Meca, en También se podría decir, hablando con algún Arabia fue el haji o peregrinaje. Durante la primera cinismo, claro está, que todo es culpa de Karl Benz, guerra mundial, los árabes casi fueron a la quiebra porque el ingeniero alemán, que en 1885 inventó la batería las hostilidades impedían el fácil acceso de los peregrinos eléctrica de ignición que más tarde se usaría en el a la ciudad santa. Sin embargo, cuando la guerra motor de los automóviles. Esto ocurrió en 1893 y para concluyó, una nueva riqueza ingresó a los bolsillos de 1903 Henry Ford usando un capital básico de $100.000 los árabes quienes eran entonces los soberanos del (Dlls.), inició la compañía Ford Motor Company y Mandato Británico. Los problemas políticos y faccionales

La raíz del problema actual

¡Alerta!

14


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islam

entre las tribus árabes, una vez más los empobrecieron Vemos entonces que la «realidad económica» fue la convirtiendo el peregrinaje en un riesgo. Debido a su causa número uno de la intervención de Estados Unidos desesperada necesidad de dinero, la familia real Saudita en la guerra del golfo Pérsico. Mientras que la segunda finalmente permitió que los razón fue la inestabilidad política de exploradores norteamericanos la región y de sus líderes. Considere esto: Si alguien llefirmaran contratos para propósitos de A la luz de todo lo que está gara a controlar la mitad de las perforaciones. ocurriendo en el Medio Oriente, el reservas de petróleo en el Medio El 20 de marzo de 1938, los que auge del fundamentalismo Oriente y por alguna razón tuvieperforaban el pozo número siete musulmán desde África del Norte ra problemas con Europa o Jaencontraron un gran yacimiento, hasta Indonesia, creo que vale la pón, esto crearía un caos econódesde entonces el mundo no ha vuelto pena tratar de comprender un poco mico. Fue por esta misma razón a ser el mismo. En mayo de 1939, el mejor las creencias sustentadas por que a Estados Unidos no le conbuque cisterna D. G. Schofield zarpó de esos profundos movimientos venía que Iraq y Kuwait se fusioRas Tanura colmado de petróleo políticos, militares y religiosos en esa naran. Entre más competencia saudita para exportar al exterior. Los área crítica del mundo. Las señales exista entre los países árabes campos petroleros en el Medio del apocalipsis que se aproxima mejores son los precios del petróOriente han demostrado ser los más dadas en El Corán, caen en dos leo para los compradores. inmensos sobre la faz de la tierra. El grupos diferentes: Las señales dinero no ha parado de ingresar desde proféticas menores y las señales que la embarcación D. G. Schofield levara anclas por proféticas mayores. primera vez. Los árabes ya nunca más serían pobres. Ya «la mano de todos (no está) contra él» y su progenie, los descendientes de Ismael, sino que ahora las personas • La decadencia de la fe y el aumento de la sensualidad. llegan ante ellos con el sombrero en la mano. • Tumultos y sediciones en todas partes. Muy pronto, el mundo comenzó a depender más y • Una gran guerra con los turcos y gran tensión en todo más del petróleo árabe. Desde la revolución industrial el mundo. las maquinarias mundiales cada vez dependen más del • La rebelión de Siria e Iraq. petróleo. El Medio Oriente se convirtió en el principal • La expansión de la ciudad sagrada de Medina. proveedor mundial. Aunque en el momento no tengo disponible las cifras exactas, se sabe que las naciones islámicas con las mayores reservas de petróleo son: Irán, Iraq y Arabia Saudita. Las diferencias políticas y • Se manifestarán señales sobrenaturales en el cielo, religiosas entre cada una de estas naciones las convierte incluyendo la salida del sol por el oeste, un eclipse en competidores. Otro pequeño reino rico en petróleo especial de luna y humo colmando toda la tierra. en el área de golfo Pérsico era Kuwait. Fue esto lo que • Habrá una guerra con los griegos (los europeos) y motivó la codicia de Saddam Hussein para invadir a Constantinopla será tomada por 70.000 judíos; en Kuwait, ya que razonaba que si lograba apropiarse de medio de esta victoria surgirá el Anticristo. Kuwait podría controlar casi la mitad de las reservas • Vendrá el Anticristo, llamado al Masih al Dajjal (que mundiales de petróleo. quiere decir el falsario o Cristo mentiroso); tendrá Considere esto: Si alguien llegara a controlar la mitad un ojo y estará marcado en la frente con las letras de las reservas de petróleo en el Medio Oriente y por CFR, que quieren decir Cafer o infiel; él será el último alguna razón tuviera problemas con Europa o Japón, esto en una serie de anticristos; los judíos inicialmente le crearía un caos económico. Fue por esta misma razón aceptarán como el Mesías ben David, creyendo que que a Estados Unidos no le convenía que Iraq y Kuwait será quien restaurará su reino; el Anticristo aparecerá se fusionaran. Entre más competencia exista entre los cerca de Iraq y Siria, irá montado en un pollino y países árabes mejores son los precios del petróleo para será seguido por 70.000 judíos, dejará desolados los compradores. muchos lugares y finalmente será muerto por Jesús, Se estima que Estados Unidos sólo compra un 10% quien se encontrará con él ante la puerta (la puerta del petróleo árabe dependiendo en su mayor parte de oriental sellada). México y Venezuela para su suministro. No obstante, • Se librará una guerra terrible con los judíos que si algo le ocurriera al petróleo en el Medio Oriente, involucrará a los musulmanes y a los bárbaros de estos dos países de inmediato aumentarían sus precios. Magog (Yajuj y Majuj); ellos desaguarán el mar de Si el valor de barril de petróleo aumenta, los principales Tiberias y atacarán a Jerusalén; Jesús y Dios destruirán países exportadores del mundo automáticamente juntos el ejército y será provisto un gran sacrificio tendrían que elevar el precio de sus bienes provocando con los animales y aves; tomará siete años quemar una recesión mundial.

Las señales proféticas menores

Las señales proféticas mayores

¡Alerta!

15


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islam

• • • • •

las armas de la guerra hasta que Dios limpie la tierra con lluvia. Jesús descenderá al mundo en algún lugar cerca de Damasco, derrotará los ejércitos del Anticristo y le dará muerte; después de eso, Jesús proveerá gran seguridad, prosperidad y paz; todo el odio y malicia será destruido, la naturaleza será domada y los leones y los corderos convivirán en paz. Los árabes retornarán a la adoración pagana. Se descubrirá gran cantidad de oro y plata bajo el río Éufrates, lo cual provocará la destrucción de muchos. La Kaaba o templo de La Meca, será destruido por los ejércitos etíopes. El fuego estallará en Yemen. Vendrá el Mohdi o director, el cual se cree será un descendiente directo del profeta Mahoma, el último de los 12 imanes (es decir, de los líderes espirituales) nacido en el año 255 de la hégira, del calendario árabe. Sonarán tres grandes toques de trompeta; el de la consternación, el de la muerte y el de la resurrección. El Corán enseña que habrá un período de juicio del reino el cual durará mil años siguiendo a la gran crisis que pondrá fin a esta edad.

La similitud con la profecía bíblica Aunque hay un buen número de características diferentes en esta escatología islámica, muchas de las profecías fueron tomadas directamente del Antiguo Testamento. En ellas se les da un lugar prominente a Jesús, el Anticristo, el milenio y la guerra de Gog y Magog. Como Mahoma citó a los profetas Ezequiel, Daniel, Joel, Isaías y Jesús, no sorprende entonces que encontremos en sus escritos tantas características apocalípticas de los judíos y cristianos. En el libro de Apocalipsis dice que durante el terrible

período conocido como la gran tribulación, 144.000 testigos judíos de las 12 tribus le predicarán a toda la humanidad sobre el reino celestial que se aproxima y el Rey venidero. El profeta Juan dijo que la enseñanza de estos testigos y la proclamación sobrenatural de los mensajeros angélicos, motivará el mayor despertar espiritual de la historia. Juan describe a “una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero...” (Ap. 7:9). Más tarde el ángel identifica a este inmenso grupo, como “los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (Ap. 7:14). Creo que la mayor respuesta a la proclamación del mensaje de Dios será de parte de esas personas en el mundo que no han sido evangelizadas. Es obvio que habrá seres humanos en Norte América que también responderán a estos eventos sobrenaturales y mensajes de la tribulación, porque el ángel dice que esa gran multitud estará integrada por personas «de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas». No obstante, es muy improbable que entre esos mártires que creerán en Jesucristo y sufrirán el martirio bajo el Anticristo, se encuentre un gran número de esos que han rechazado el gentil llamado de Cristo durante la edad de la gracia. Es muy posible que la mayor respuesta vendrá de esas partes que no han sido evangelizadas hasta ahora, incluyendo a los países musulmanes e hindúes en donde viven más de la mitad de la humanidad. Tal parece que Dios usará las enseñanzas en El Corán acerca de Jesús y el Anticristo para preparar al pueblo musulmán para que acepte el verdadero mensaje del evangelio predicado por los testigos judíos durante el período de la tribulación.

¦¦¦

RIA (Radio Iglesia Alerta) un triple ministerio. ¡Qué responsabilidad, qué oportunidad y qué bendición! El equipo es modesto, el personal, sencillo, pero el Señor es poderoso, sabio y nuestro guía seguro. Ayúdenos orando por nosotros.

¡Alerta!

16


Porqué debemos

ESTUDIAR LAS PROFECÍAS Pastor José A. Holowaty

4. Hay promesas para quienes estudian las profecías Dice Apocalipsis 1:3: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”. Esta declaración podríamos parafrasearla así: “Dichosos los cristianos que leen, escuchan y estudian las profecías de la Biblia, porque ellas nos permiten descubrir la proximidad del fin”. Hay un texto en la Biblia, las palabras del propio Señor Jesucristo, que parecen algo extrañas y contradictorias: “Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados” (Mr. 4:10-12). ¿Por qué parece que el Señor dijera que no quiere que ciertas personas entiendan el mensaje y sean salvas? ¿Acaso no es esa la finalidad del Evangelio? ¿Es que el Señor no tiene interés en que los pecadores se arrepientan y sean salvos? ¿No contradice esto las palabras de Pedro quien dijo por inspiración del Espíritu Santo: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos proce-

dan al arrepentimiento” (2 P. 3:9)? Tal vez aquí debemos introducir la tan mentada “Alta Crítica”. Parece que esta filosofía tuvo su origen en Alemania. La llamada “Alta Crítica” surgió cuando algunos hombres cultos comenzaron a interpretar la Biblia sin ser regenerados. Se dedicaron a llevar a cabo el estudio crítico de la Biblia desde el punto de vista histórico, terminando por determinar que algunos pasajes bíblicos no eran auténticos o sólo lo eran en un sentido alegórico o simbólico. Este tipo de “cristianismo” llegó muy pronto a las cátedras universitarias en donde fue muy bien recibido. Sabemos que es imposible que una persona pueda interpretar las Escrituras a menos que sea asistida por el Espíritu Santo. Hay muchos que han estudiado la Biblia y han entendido parte de ella, pero nunca han sido regenerados, no han experimentado el nuevo nacimiento. Aunque en cierta forma se convirtieron, hasta dejaron hábitos pecaminosos y adoptaron principios cristianos, cuando el conocimiento reemplaza al nuevo nacimiento, el resultado siempre es el alejamiento de la verdad y el endurecimiento del corazón.

5. Debemos estudiar las profecías, porque es un tema que ha sido descuidado En estas últimas décadas, casi todo el mundo, en lugar de ir en pos de buenos predicadores, lo que

II Parte

buscan es lo que a mi juicio llamo, “matrigelio”, “sexogelio”, “sicogelio”, “viciogelio”, “divorgelio”, “consejelio”, “musigelio”, etc. Tal pareciera que el Señor envió a algunos a predicar acerca de cuán feliz puede ser la relación matrimonial si se conocen todos los secretos del sexo y de qué forma ayudan los consejos profesionales del “consejelio”. Muchas veces resulta poco menos que nauseabundo escuchar todas esas enseñanzas que aunque tengan apariencia de cristianas, no son parte de la Gran Comisión ni de las enseñanzas de las epístolas. Los estudiosos afirman que casi un tercio de la Biblia es profecía. Si es así, y aun en el caso que fuera menos, ¿por qué vamos a ignorar toda esa porción de la Biblia? Gran parte de esas profecías están para cumplirse en nuestro día. ¡De qué manera enriqueceríamos nuestras vidas si nos dedicáramos a estudiar seriamente las profecías! Ni los políticos ni los estrategas militares ni los religiosos con gran poder y riqueza saben qué les depara el futuro. Sin embargo, cualquier cristiano verdadero, por pobre y humilde que sea, puede ver lo que los sabios y entendidos no perciben. Lo más triste es que en este grupo también están incluidos muchos cristianos, porque no estudian las profecías con detenimiento. Gran parte de la Biblia es profecía y el apóstol nos dice: “Toda la Escritura (incluyendo las profecías) es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para ¡Alerta!

17


Porqué debemos estudiar las Profecías

instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Ti. 3:16,17). Estimado amigo, las palabras “No menospreciéis las profecías”, también son para nosotros. Evite caer en las herejías de los maestros ambulantes que viajan de un lugar a otro ofreciendo ese “otro evangelio” que apela a las emociones. No importa si no entendemos todo, Dios así lo dispuso, de que algunas cosas permanecieran veladas a nuestro conocimiento. No nos preocupemos o desesperemos por eso, porque son muchas las riquezas y bendiciones espirituales que encontramos en las profecías. ¡Los mejores días para el cristiano parecen estar en un futuro cercano!

6. El estudio de las profecías produce los mejores cristianos • El estudio de las profecías bíblicas nos estimula a vivir una vida espiritual saludable, rica y expectante. Note el consejo que le dio Pablo a los hermanos de Tesalónica: “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts. 4:18). “Estas palabras” a que se refirió Pablo, es la esperanza del regreso del Señor, la que constituye “El eslabón de oro en la cadena de las doctrinas bíblicas”. • ¿Qué otro tema en la Biblia, aparte de las profecías, permite que el cristiano pueda conocer la diferencia entre los dos grupos de cristianos? La Biblia nos dice que existen “cristianos carnales y cristianos espirituales”. Si usted no se proyecta más allá de la vida presente, dirá que Dios no es del todo justo, ya que se preguntará: “¿Cómo es posible que todos los cristianos, a pesar de sus vidas tan diferentes, puedan recibir al final la misma paga?” El estudio de las profecías permite que el cristiano descubra que no es así. Dios es justo y, a no du-

dar, establecerá una marcada diferencia entre unos y otros. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la separación de que habla la Biblia en Mateo 25:31-46, cuando el Señor separa a las ovejas de las cabras. No entiendo, como es posible que algunos pastores le apliquen este texto a la Iglesia. ¡Están interpretando el texto totalmente fuera de su contexto! ¡Dios nos libre de cometer tan serio error! • Ningún otro estudio, como el de las profecías, urge más al cristiano a ganar a sus familiares y amigos para Cristo. No es como cuando se usa el infierno para asustar a los incrédulos, aunque no hay nada de malo en hacer esto. Al estudiar las profecías el incrédulo puede saber que muchos de los grandes eventos ocurridos en el pasado, fueron profecías que se cumplieron. Que todo lo que está ocurriendo en este mismo día, es parte del plan profético de Dios. Que un tirano despiadado, el Anticristo, tomará el control de este mundo, transformará la vida de todos en un infierno y que la mayoría de la población mundial morirá. Que durante ese tiempo habrá guerras, hambres, pestes y grandes manifestaciones cósmicas, algunas difíciles de explicar. Si estudia las profecías, tendrá todas las “municiones” necesarias para llevar siempre bien cargada su arma y así podrá dispararle a todos los blancos que el Señor ponga a su disposición. ¡Cuán agradecido me siento con el Señor por haberme permitido estudiar las profecías y entender algunas cosas que jamás habría comprendido si Él no me hubiera movido a hacer! Enseñarle a otros la Palabra de Dios es un asunto muy serio, especialmente cuando queremos ahondar en el conocimiento bíblico, “... Dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios” (He. 6:1). Los

miembros de nuestras iglesias deben conocer las verdades más profundas y no conformarse con el A, B, C, inicial de la Biblia. • Ningún otro estudio de la teología cristiana, aparte de las profecías, permite que el cristiano pueda comprender el papel de la nación de Israel, tal como lo conocemos hoy. Son muchos los predicadores de nuestros días quienes afirman que la existencia del Israel moderno, no tiene ningún significado profético. Es más, han introducido una de las herejías más destructoras al afirmar que la nación de Israel perdió todas las bendiciones que le prometió Dios en el principio y que las mismas fueron transferidas a la Iglesia. ¡Qué error más destructivo! Para introducir esta herejía sólo necesitaron este versículo: “Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios” (Gá. 6:16). La sustitución de Israel por la Iglesia, ha servido para justificar la negligencia de no estudiar las profecías bíblicas, ya que no existe razón para ello. Si la Iglesia reemplazó a Israel, debemos olvidarnos de todo lo que tiene que ver con Israel, especialmente con las promesas, a pesar de que muchas están para cumplirse. ¿No se ha puesto a pensar en que los líderes judíos crucificaron a Jesús porque descuidaron el estudio de las profecías? No le prestaron atención a lo que habían dicho los profetas sobre el Mesías. En el Antiguo Testamento está muy clara la enseñanza de las dos venidas del Mesías: Una para morir y la otra para reinar. Lo mismo ocurre hoy con los cristianos. Muchos no creen que el Mesías vendrá dos veces: Primero para recoger a su Iglesia y después junto con su Iglesia para establecer su Reino milenial. Prácticamente, todos los que creen que la Iglesia ocupó el lugar de Israel, niegan el arrebatamiento de la Iglesia y es fácil descubrir por qué. ¡Alerta!

18


Porqué debemos estudiar las Profecías

• ¿De qué otra manera podríamos entender mejor el conflicto actual entre Israel y sus vecinos árabes, sino por el estudio de las profecías? La Escritura habla claramente de nuestros días y lo que está ocurriendo en ese lugar del planeta es exactamente lo mismo que anticipó la Biblia. Si los políticos de las grandes naciones supieran esto, no dudo que ajustarían sus acuerdos en conformidad con lo que dice la Biblia. Si lee con cuidado el capítulo 12 de Zacarías, notará que mucho de lo que se dice allí se ha cumplido hasta la fecha. Lo que falta aún por cumplirse ya se vislumbra en el horizonte. Dios dijo: “He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella” (Zac. 12:2,3). Los cristianos que estudiamos las profecías sabemos que llegará el día cuando todos los ejércitos del mundo se congregarán en el Medio Oriente para acabar con Israel, pero el Señor intervendrá y los salvará. Dios dice: “Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén... Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla” (Zac. 14:2a,3) (Compare esto con Ap. 19:11-21). Nada de esto concierne a la Iglesia, porque cuando todo esto suceda, la Iglesia ya estará con el Salvador. Como ya dijera, vendrá con el Señor y todos veremos su gran victoria en esta guerra. El profeta dice: “... Y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos” (Zac. 14:5b).

7. El cristiano que estudia las profecías se fortalece en la fe El cristiano que estudia las pro-

fecías aprende a interpretar la Biblia correctamente, lo mismo que a relacionar las profecías con los eventos mundiales. Es verdad que prevalecen hoy enseñanzas de ciertos “cristianos” que son lo más antibíblico y extraño que jamás haya escuchado. Es cierto también que ha habido un aumento sin precedentes en los crímenes, robos, asaltos, suicidios y que se cierne sobre nosotros la amenaza de una guerra. Pero todo esto fortalece la fe del cristiano que no desprecia las profecías. El cristiano bíblico sabe que el mundo no mejorará, sino que empeorará, porque así lo anticipa la Palabra profética. ¿Se dio cuenta que en su último viaje a Roma el presidente Bush visitó al Papa? Una persona que desconoce la profecía podría preguntarse: “¿Qué tiene que ver el presidente de Estados Unidos con el Papa?” Prácticamente todos los gobernantes lo visitan, como si se tratara de un jefe de estado, pero aunque no lo parezca es así. El Vaticano es un estado y el Papa es su representante, algo así como su presidente. Por lo tanto, no debe extrañarnos que un presidente, a pesar de que diga que es cristiano, lo visite, porque aunque no lo haga como cristiano, sí como estadista. Cuando estudiamos el libro de Apocalipsis, el cual es profético casi en su totalidad, encontramos que todo esto fue profetizado por Juan. Leemos: “Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía

en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA” (Ap. 17:1-5). Este texto no es difícil de entender, lo que pasa es que la gran mayoría de los predicadores no quieren vincularlo con el Vaticano pese a que se ajusta en todos sus detalles. Se trata de una organización religiosa que pretende ser cristiana, sin serlo. Se le llama “la gran ramera” y con ella “han fornicado los reyes de la tierra”. Ningún líder de la Iglesia en el Nuevo Testamento, tuvo jamás trato con los monarcas del imperio ni con sus representantes. Si alguna vez estuvieron frente a algún gobernante de cierta jerarquía, fue como acusados por haber predicado el Evangelio. Sin embargo, las profecías nos enseñan que en los postreros tiempos habrá muy pocos cristianos verdaderos. El estudioso de la Palabra profética no se alarma ante esta unión entre el mundo y la prostituta religiosa. Todo lo que está aconteciendo en la actualidad, incluyendo al movimiento ecuménico, es inevitable, porque es parte integral de la apostasía de los últimos tiempos que precederá al arrebatamiento de la Iglesia. Podemos estar seguros que la decadencia moral y espiritual y el surgimiento de nuevos movimientos y filosofías, seguirán su curso. Si hoy es bien difícil encontrar una iglesia verdaderamente bíblica, cuando se produzca el arrebatamiento no quedará una sola. “Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2 Ts. 2:7,8).

¦¦¦ ¡Alerta!

19


EL CABALLO DE TROYA DE SATANÁS David Crowe

L

a televisión le demanda puntualidad y fidelidad a todos esos que desean honrar su presencia. Y lo que es completamente asombroso es que muchos discípulos ardientes se las arreglan para estar allí bien adelantados para el programa, a pesar de que nunca pueden llegar a tiempo a los servicios de la iglesia, bien raro, ¿cierto? Tristemente, la televisión como cualquier otro dios falso, promete mucho, pero es incapaz de impartirle a sus seguidores cualquier cosa de verdadero valor espiritual. En lugar de eso trae pobreza espiritual, descontento e incluso ruina, “Manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos” (1 Ti. 1:19). Es mucho más lo que podríamos decir con respecto a la naturaleza idólatra de ver televisión, pero vamos a contentarnos con este otro pensamiento adicional. En el Nuevo Testamento, la idolatría se define más claramente no sólo como colocar una imagen o un ídolo, sino también como poner nuestro corazón y afecto en otra cosa más que la voluntad de Dios. “Avaricia” es el término que usa la Biblia para describir este pecado particular: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría” (Col. 3:5). Buena parte del tiempo que se emplea en la transmisión de programas de televisión se paga con la propaganda de personas que anuncian sus

productos y servicios. La gran cantidad de tiempo, los talentos de Hollywood, esto sin mencionar los gastos en que se incurre para realizar estos comerciales, debería ser advertencia suficiente para nosotros de los motivos siniestros detrás de ellos. Como los sentidos son tentados visual y auditivamente, el corazón es engañado. Los efectos especiales acoplados con música sensual de origen satánico, exponen al televidente a una hueste de tentaciones sutiles. Los mensajes subliminales y las películas son implantadas en la mente alimentando la vieja naturaleza ya corrupta, siendo el resultado de todo, un total descontento, incluso una rebelión absoluta en contra de la vida de autonegación a que nos ha llamado Cristo: “Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame” (Lc. 9:23). La avaricia que fomenta en el corazón los comerciales de televisión, está en contradicción directa con la enseñanza bíblica, de que: “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Ti. 6:8). El descontento con que viven de continuo la gran mayoría de cristianos, es el fruto de su estilo de vida idólatra. Se ha rechazado al Señor Jesucristo, el materialismo fomentado por ver televisión de continuo y otras asociaciones mundanas ha usurpado su legítimo lugar en el trono del corazón. El espíritu de Laodicea está sobre nosotros, la tibieza y la apatía han

III Parte

reemplazado al celo y la vigilancia. Nuestra falla en prestar atención a las advertencias de la Escritura, con respecto al escenario del enemigo en los últimos días, nos ha dejado destituidos de poder y discernimiento, incluso hasta nuestros pastores y maestros han fallado en detectar y exponer al enemigo que se introdujo entre nosotros. Es más allá de lo que podamos pensar, que hombres pastoreando en iglesias llamadas bíblicas, hayan permanecido silenciosos todos estos años respecto a los peligros inherentes en esta máquina perversa. Hombres que son completamente quisquillosos sobre temas no esenciales, incluso hasta llegar al punto de dividir iglesias, han evitado por completo el tema de la televisión. No es a eso que se estaba refiriendo el Señor Jesucristo cuando dijo: “¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!” (Mt. 23:24). No son pocos los creyentes de la misma persuasión bíblica que están más que dispuestos a argumentar de las virtudes y valores de la televisión para mantenernos al día con los eventos y acontecimientos. Pero... ¿no hace lo mismo un periódico o una buena revista de noticias? Con tantos que promueven sus virtudes, ¿dónde están esos que protestan sobre su veneno? No debe asombrarnos, porque muchos de nuestros predicadores, algunos considerados hombres enérgicos de nuestro día moderno, creyentes en la Biblia, después de tener un duro ¡Alerta!

20


El Caballo de Troya de Satanás

día en el púlpito, ven el juego de pelota el domingo por televisión, incluyendo los comerciales, o lo que es todavía peor, que quizá ven la película de la media noche o algún espectáculo. La mayoría de predicadores no pueden recordar la última vez que pasaron el día en ayuno y oración, pero no tienen problemas para decirle quién ganó el juego la semana pasada. Nuestros púlpitos, apreciados amigos, están silenciosos porque muchos de nuestros pastores también han sido fascinados por la naturaleza impresionante de este Caballo de Troya.

El silencio en nuestros púlpitos es un mal mayor que el propio ídolo “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño” (Hch. 20:28,29). El predicador en una iglesia bíblica local tiene fama por clamar en contra del pecado, las herejías y todo tipo de enseñanzas falsas. Y con derecho porque está actuando en obediencia a versículos tales como esos que acabé de citar. Se nos dice que llegarán a las iglesias locales muchos lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño, por esta causa Pablo amonesta a los ancianos de Efeso que primero “Vean por ellos mismos” y luego “por todo el rebaño”. Una tragedia grande y penosa ha tenido lugar en nuestra generación. Un lobo se ha introducido entre las ovejas, sin ser detectado por nuestros líderes, y tristemente muchos del rebaño han sido devorados y todo lo que le queda por hacer a los pastores, es como los pastores en Am. 3:12, “... libra(r) de la boca del león dos piernas, o la punta de una oreja, así

escaparán...” Centenas incontables de familias cristianas, desde creyentes en la Biblia, hasta iglesias con sana predicación cristiana, se encuentran en estado de ruina espiritual, porque han permitido que se crea, debido a su silencio desde el púlpito, que la televisión no es nada más que un electrodoméstico inofensivo con tanto peligro moral como el horno de microondas. Por la razón que sea, este silencio continuo es un gran mal y un engaño. El pueblo de Dios debe ser advertido, lo que hagan con la advertencia es cosa de ellos y Dios. Esto es lo que dice Isaías 58:1 sobre la responsabilidad del pastor: “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”. El pastor que permanece silencioso se compara con el atalaya de Ezequiel 3:17,18: “Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano”. Qué acusación tan tremenda contra todos los que somos pastores del rebaño de Dios, haber sido negligentes en advertir a las ovejas del lobo hambriento. Tristemente para algunos predicadores el costo será demasiado alto para rectificar esta situación tan triste. Y tendrán que acabar diciendo: He “sido heraldo para otros, (y) yo mismo venga a ser eliminado” (1 Co. 9:27), “Mi propia familia es adicta y si hago como dice Nehemías 13:8 ‘y arroj(o) todos los muebles de la casa de Tobías fuera de la cámara’, acarrearé el anatema de mi esposa e hijos sobre mi cabeza, ellos no sabrían que hacer sin la tele”. Muchos de los hombres de Dios están en este grave apuro, porque si derriban el altar de la televisión pondrán sus vidas en

peligro, tal como le pasó a Gedeón, de quien la Escritura dice: “Por la mañana, cuando los de la ciudad se levantaron, he aquí que el altar de Baal estaba derribado, y cortada la imagen de Asera que estaba junto a él... Y se dijeron unos a otros: ¿Quién ha hecho esto? Y buscando e inquiriendo, les dijeron: Gedeón hijo de Joás lo ha hecho. Entonces los hombres de la ciudad dijeron a Joás: Saca a tu hijo para que muera, porque ha derribado el altar de Baal y ha cortado la imagen de Asera que estaba junto a él” (Jue. 6:28-30). Obviamente esta es una forma figurada de hablar, pero cuántos pastores, líderes de iglesias, esposos y padres cristianos han permitido que la televisión virtualmente reine en sus hogares sin contienda, sólo para mantener la paz, tal como dice Proverbios 29:25, que “El temor del hombre pondrá lazo...” Si este es su caso, apreciado hermano, Dios tenga misericordia de usted y acepte el consejo del profeta del Antiguo Testamento: “Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación. Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová” (Jl. 1:13,14).

La conclusión de todo el asunto Esta breve y poco profesional serie de mensajes, son un llamado al arrepentimiento, primero para esos en el púlpito y segundo para el resto que se sienta en los bancos. Entiendo que para muchos este tipo de arrepentimiento será demasiado costoso. El “premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:14) es un camino estrecho para tomar en este día de complaciente libertad cristiana, “Porque vosotros, hermanos, a ¡Alerta!

21


El Caballo de Troya de Satanás

libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros” (Gá 5:13). Es mi más sincera oración que algunos presten atención y tomen seriamente la prohibición de la Escritura, “Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén” (1 Jn. 5:21)al hacerlo corten con la televisión. Si después de leer esta serie de mensajes el Espíritu Santo lo convence para dar un paso de fe, por favor considere el importante principio de la Palabra de Dios. Cualquier cosa pecaminosa que es removida de la vida de un creyente, necesita ser reemplazada con algo espiritualmente positivo de un valor igual, a eso se le llama principio de reemplazo. Efesios 4:22-24 es la enseñanza bíblica sobre este tema: “En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad”. Si va a deshacerse de la televisión, la familia necesitará algo espiritualmente positivo que ocupe su lugar, estamos prescribiendo 1 Tesalonicenses 1:9, que se

“conv(iertan) de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero”, por consiguiente es necesario implementar una alternativa espiritualmente saludable. Un tiempo de devoción familiar sería el mejor lugar para comenzar, y luego cosas creativas para que la familia las haga unida, al igual que como individuos. El leer la Biblia y buenos libros cristianos sería el reemplazo obvio dado por Dios en este caso. Esta victoria no se ganará sin un gran conflicto en el reino espiritual, no espere apoyo de otros cristianos, probablemente no lo comprenderán, e incluso hasta podrá ser ridiculizado, estará en buena compañía, “Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio” (He. 13:13). El Señor Jesucristo fue ridiculizado por su patrón de pureza y así han sido todos los fieles que vivieron y murieron hasta este día. Que Dios le bendiga ricamente y lo anime para que disfrute de una libertad fructífera y renovada al dar este gran paso de fe y obediencia. Ya para concluir, permítame darles una breve palabra de advertencia a esos que están pensando en usar sólo videos, que recuerden la debilidad de la carne,

si no puede confiar en sí mismo o en su familia, de que sólo verán videos de una buena y sana naturaleza ministerial, usted está “prove(yendo) para los deseos de la carne” (Ro. 13:14). Cuando un hombre clama que es guiado por algún tipo de ministerio de videos, parecería obvio que ha equivocado su llamado. Dios no nos tienta. “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie” (Stg. 1:13). ¿Pero qué pueden hacer unos pocos buenos videos? Los apóstoles vivieron bien sin ellos. La Escritura es clara, si un hombre no se puede reprimir, debe obedecer a Dios y no proveer para su carne pecadora. Si la televisión es una fuente continua de tentación para usted y su familia, ¡debe deshacerse de ella! Si después de todo está determinado a conservarla, recuerde que tendrá que darle cuenta a Dios si alguien, incluso por su negligencia y falta de consideración “con el hermano más débil” sufre daño espiritual. “Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles” (1 Co. 8:9).

¦¦¦

PORQUÉ ALÁH NO ES DIOS Mariano González V.

E

n nuestro artículo anterior discurríamos sobre el culto pagano al ídolo Aláh Aláh. Decíamos que el mismo se remonta a la lejana época pre-islámica. Hicimos algunos

contrastes entre el Dios de la Biblia Yawhéh o Yavéh y Aláh el dios del Corán. Afirmamos categóricamente que son dos dioses diferentes. Inferíamos por tanto, que uno de los

dos debe ser un dios falso ya que en el universo no caben dos soberanos. Conviene al hombre hacer esa diferenciación y decidirse cuanto antes por el Dios auténtico. ¡Alerta!

22


Porqué Aláh no es Dios

Siendo que los últimos libros de la Biblia se terminaron de escribir 600 años antes del nacimiento de Muhammad Muhammad, y ante la repetida insistencia del “noble Corán” de ser en sí mismo una “revelación de confirmación” de la que ya está vertida en la Biblia (ver el Surah 46:11-12 y los Surahs 2:41,89,91,101; 5:48; 6:92), estos dos hechos por sí solos deben constituirse en suficientes elementos de juicio para que la mente racional dilucide sin equívocos quién es el verdadero Dios. Como la Biblia vino antes que el Corán y el Qu’rán reclama ser su “continuación”, el Dios verdadero debe ser Aquel de quien escribiera Moisés en el Toráh o Pentateuco; en cuyo nombre hablaron los profetas antiguos que precedieron por más de un milenio a Muhammad Muhammad; el Dios que alabaron los Salmos, y del que ampliamente da fe el Nuevo Testamento. Este Dios debe ser identificado sin titubeos como el único Dios verdadero. Desde las páginas de la Biblia habla este Dios y nos dice con gracia, aunque con firmeza: “Yo mismo soy; antes de mi no fue formado Dios, ni lo será después de mi” (Is. 43:10-11) y añade: “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí”(Is. 45:5). A través del decálogo en Éxodo 20 oímos de nuevo su voz sonora diciendo: “No tendrás dioses ajenos delante de mi”(Ex. 20:3). Destacábamos en el artículo anterior el criterio de arabistas e islamólogos de que Aláh no es siquiera un nombre sino una “designación” para la deidad. Recordábamos que esto se debe a que Aláh no es una persona. Contrastamos que el Dios de la Biblia, sí que es una Persona, divina, y que también tiene nombre. Mostramos que Su nombre es Yahwéh o Yavéh como está representado por su tetragrama hebreo. La palabra tetragrama es un compuesto de τετρα (‘tetra’) que quiere decir cuatro, y de γραµα (‘grama’) que significa letra. El tetragrama está formado por cuatro consonantes, sin que

medien vocales entre ellas. Estas consonantes son Y H W H. Este es el nombre de Dios, el Gran Yo Soy, Jehová. Los antiguos traductores masoretas eventualmente se empeñaron en transcribir el tetragrama añadiéndole entre cada consonante una de las vocales pertenecientes al nombre Adonai. Con ello buscaban hacer pronunciable el tetragrama. De ahí que al vocalizarlo arribaran a la palabra Yahowah o Yehovah. Felizmente, en la Biblia que usted y yo leemos en español, sus traductores acertaron a españolizar el ya vocalizado tetragrama y lo transliteraron como Jehová. De otra manera hubiera sido imposible para usted y yo pronunciar el nombre de Dios partiendo de las cuatro consonantes del tetragrama. Dios dio a conocer a Moisés su precioso nombre en conversación que sostuvieron cara a cara en el desierto (Éxodo 3:1-22) El escenario de este diálogo se ubicó alrededor de una zarza ardiendo que el fuego no consumía. De este encuentro resultó la comisión e investidura con que Dios honró al legislador Moisés al encomendarle la liberación de Su pueblo. Recuerde el lector que a la sazón los israelitas servían como esclavos a los egipcios. A esa instancia de Dios, Moisés replicó: “He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿CUÁL ES SU NOMBRE? ¿Qué les responderé? Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: JEHOVA el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros, ESTE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE; con él se me recordará por todos los siglos” (Éxodo 3:13-15). Dios revela en este estupendo pasaje su nombre propio, Jehová, y añade que con ese

nombre se le ha de recordar por todos los siglos, que este es su nombre para siempre. ¡Alabado sea el nombre de JEHOVÁ! Mas adelante, en el capítulo 6 del libro de Deuteronomio versículos 2 y 3, Dios reitera y subraya de nuevo su nombre personal al decir: “Yo soy JEHOVÁ, y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre, JEHOVÁ, no me di a conocer a ellos”. De modo que el nombre del Dios de la Biblia es JEHOVÁ, el “Yo soy el que es”, El Gran Yo Soy, el “Yo soy eterno existente”, aquél que tiene existencia inherente o propia, el que es, fue y será. El Apocalipsis 1:8 da seguimiento al concepto al decir: “Aquel que es, que era y que ha de venir, el Todopoderoso”. ¿Cuántos más nombres debemos invocar para ser salvos? ¿Cuantos inventen los hombres? ¡Perezca el pensamiento! “No hay otro nombre debajo del cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos” (Hch. 4:12). “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve” (Is. 43:11). En nuestro escrito anterior, y sólo para beneficio del lector, citábamos el shahadah o credo, la profesión de fe que recita todo muslim a diario y que los musulmanes requieren como puerta de entrada al que busca iniciarse en el Islam: la ilaha il aláh, muhammad ur rusul aláh aláh. Traducida a nuestra lengua significa: “Sólo Aláh es Dios y Muhammad es su profeta” (o apóstol). Procedimos a citar el credo muslim no para hacer profesión de fe nosotros ni para convertir al lector en musulmán, sino simplemente para ilustrar a éste sobre lo que es una creencia sillar o pilar del Islam la cual es menester rechazar. En cuanto a nosotros, nos resistimos a aceptar siquiera, mucho menos a creer, en una deidad de tan nebuloso origen y de tan oscura trayectoria. Nunca accederíamos a elevar por las nubes al dios-luna a quien evolucionaron a la fuerza al status de deidad. Preferimos dejarlo ¡Alerta!

23


Porqué Aláh no es Dios

en su nivel histórico de ídolo de tribus primitivas. Pereceríamos además si diéramos crédito a un profeta que como veremos más adelante es espurio, o a un libro “sagrado” que se canta y se llora, y que a pesar de reclamar repetidas veces que es una continuación de lo revelado en la Biblia, contradice la mismísima revelación bíblica que dice continuar. Para colmo, como también hemos de ver más adelante, el Corán se contradice a sí mismo también. Para decirlo en lenguaje suave, Aláh, nos parece, es un mito, no existe, y su religión en nuestra estimación es el más deprimente ejercicio en futilidad. La Biblia enseña que un ídolo, “no es nada” (RVRO60) “no tiene valor alguno en el mundo” (VP), de nada sirve. Puesto que el ídolo no tiene existencia ni propia ni conferida, carece de mente pensante, de conocimientos, de sentimientos. No le acompaña ninguno de los cinco sentidos. Es una entidad muerta y su cadáver nos es sin valor. Sólo vale para el que ejerce la profesión de sepulturero. Los ídolos de las naciones sirven sólo para embobarlas y como bien dice de los seguidores de ídolos el Salmo 115: “Semejantes a ellos son los que los hacen, y cualquiera que confía en ellos”. Prosigue diciendo el Salmo 115: “Los ídolos de ellos son plata y oro, obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablan; tienen ojos, mas no ven; orejas tienen, mas no oyen; tienen narices, mas no huelen; manos tienen, mas no palpan; tienen pies, mas no andan; no hablan con su garganta. Nuestro Dios, está en los cielos. Todo lo que quiso, ha hecho”. Poner la fe en un ídolo, es enviarla al limbo. Es como flotar en el vacío. Es poner los pies sobre algo que se

disuelve al tocarlo. La fe cristiana en cambio se ancla en el Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, y del resto de los patriarcas; de los profetas; del escritor de los Salmos; y de los autores del Nuevo Testamento. En otras palabras, nuestro Dios es el Dios del Antiguo y Nuevo Testamentos. Es el Dios que tiene existencia propia, que ha intervenido la historia multiformemente, y cuya última palabra la verbalizó al enviarnos a su Hijo Jesucristo, el Verbo de Dios. Pero cuando lo consideran táctico, los defensores del Islam procuran biblificar a Aláh insistiendo que el nombre de Aláh se encuentra en la Biblia. El Dr. Roberto Morey, elocuente apologista cristiano y quien a menudo debate por radio y televisión a clérigos y eruditos musulmanes, en una presentación a que mi señora Perla y yo asistimos en la iglesia Moody de Chicago, le oímos de sus labios contar experiencias con el Embajador de Sudán ante las Naciones Unidas. El diplomático porfiaba que el nombre de Aláh sí, se encuentra en la Biblia. El Dr. Morey lo desafió a producir los capítulos y versículos que en la Biblia hicieran referencia a dicho nombre. El sudanés replicó que donde quiera que en la Biblia aparece la palabra ‘aleluya’, ésta es una referencia a Aláh. El diplomático veía a Aláh en cada uso de la palabra bíblica aleluya y argüía que esta palabra era un término compuesto de Aláh –y– luya. Ni corto ni perezoso el Dr. Morey le contestó que la palabra bíblica no era Aláh – luya como el presumía, sino que era Alé–luya. No Aláh–luya sino Alé–luya. La palabra aleluya es hebrea y no arábica, es un término compuesto del verbo ALELU que significa load y el nombre YA que

En el próximo número:

es un apócope o contracción de Yavéh. Aleluya pues significa load a Yavéh, y Yavéh, amigo mío, es la antítesis misma de Aláh, o sea, su total opuesto. La palabra hebrea aleluya dista mucho de incluir en su raíz el nombre arábico de Aláh Aláh, y en su lugar, irónicamente, a quien loa es al nombre que es sobre todo nombre, el nombre de Jehová. Dándose por no vencido, el Embajador sudanés bien rápido esgrimió otro argumento para situar a Aláh en la Biblia. Dijo que en la cruz del Golgotha Jesús dijo a gran voz: Aláh, Aláh ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? A lo que el Dr. Morey respondió: ¡De ninguna manera! Jesús no dijo Aláh Aláh, Aláh lama sabactani, sino que dijo: Eli, Eli lama sabactani. El divino sufriente expresó esta oración en arameo, no en árabe. El arameo era un vernáculo palestinense que se cree era el idioma que hablaba Jesús el Cristo. A la luz del oscuro origen de Aláh Aláh, de su diferencia abismal con el Dios de la Biblia, a la luz del desconocimiento total que le acuerdan a su nombre las Escrituras judeo-cristianas, se hace necesario concluir que Aláh no es el Dios de los cielos. Que Aláh es más bien un Dios espurio, ficticio, inventado por la fiebre religiosa de un autoproclamado profeta. Es un “dios”, con minúscula, de los millares que hay en el panteón de las naciones, y por tanto no es un Dios capaz de salvar ni digno de seguir. La religión que lo auspicia es un camino que podrá parecer derecho a muchos, pero al fin probará ser un camino de muerte.

¦¦¦

• Requisitos para hablar en lengua. • ¿Conoce realmente a la madre de Jesús? • Ignorancia o Confusión. • La recompensa celestial. • ¿Preguntas Bíblicas?... y otros.

¡Alerta!

24


LA RELIGIÓN VENIDERA

IV Parte

Dave Hunt

Hacia una religión mundial Justo antes de convertirse en vicepresidente de Estados Unidos, el senador Al Gore escribió un libro en el que alaba «la sabiduría que emana de todos los credos religiosos». Y agrega: «Esta perspectiva panreligiosa puede ser especialmente importante en lo que se refiere a nuestra responsabilidad para la tierra como civilización global». Alaba la adoración de las diosas y culpa al cristianismo «por borrar el último vestigio de la adoración organizada a las diosas...» Exalta al Islam, el hinduismo, sikhismo y la fe Bahai, al igual que al sacerdote católico de la Nueva Era y ocultista Teihard de Chardin. En su alocución plenaria en el Foro Global 1900 en Moscú, Gore, quien adora la tierra como la diosa madre Gea, declaró que los problemas ecológicos sólo podían ser solucionados a través de una nueva espiritualidad común a todas las religiones. Es claro que nos encaminamos hacia esa dirección. Se necesitaría un entero volumen incluso para comenzar a informar sobre todo el alcance de este movimiento. Creo que unos pocos ejemplos son suficientes. El Papa Juan Pablo II, junto con Nikkyo Niwano, fundador del movimiento budista Rissho Koseikai, inauguraron la Sexta Asamblea Mundial de la Conferencia Mundial sobre Religión y Paz en el Vaticano a finales de 1994. Este concilio internacional con sede en Ginebra está dedicado a promover paz mediante la

construcción de puentes de comunicación y confianza entre las diferentes religiones del mundo. El Papa Juan Pablo II es un firme partidario. Se está poniendo en práctica este sueño en todo el mundo. Considere por ejemplo, la liturgia de diversos credos religiosos para conmemorar la diversidad de «las cinco grandes religiones», la cual se celebró en la Iglesia Anglicana San Lucas en Auckland, Nueva Zelanda, en agosto de 1996. El obispo anglicano de Auckland, el reverendo John Paterson, le dio la bienvenida a la celebración a hindúes, judíos, budistas, musulmanes y cristianos. En el año 1996 también se celebró una reunión en San Francisco de 60 líderes religiosos de todas partes del globo, quienes clamaban por la fundación de una Organización de Religiones Unidas similar a las Naciones Unidas. El periódico San Francisco Chronicle del 20 de junio de 1996, informó que el obispo episcopal de California, William Swing, después de regresar de un viaje alrededor del globo tratando de establecer unidad entre todas las religiones, declaró: «Estoy convencido de que es el tiempo propicio para una iniciativa global a fin de unir a todas las religiones del mundo...» El 23 de junio de 1997, 200 delegados de diversos grupos religiosos alrededor del mundo, se reunieron en la Universidad de Stanford bajo el liderazgo del obispo Swing. Se hicieron planes para establecer el 26 de junio del año

2000, «las naciones Unidas» para todas las religiones, algo que ha sido el sueño de Swing. Según la agencia de noticias Uri News de diciembre de 1996, «La iniciativa de las Religiones Unidas, busca llevar las religiones y las tradiciones espirituales hacia una mesa común, una asamblea, permanente, diaria y global. Allí, respetando las cosas que distinguen a la una de la otra, ellos buscarán lograr la paz entre los diversos credos para así poder trabajar unidos por el bien de la vida y salud de toda la tierra». El señor Swing, quien ha estado viajando por el mundo desde 1993, tratando de estructurar este proyecto, dijo: «He pasado mucho tiempo orando con brahamanes, meditando con hindúes, estando en silencio o cantando salmodias con budistas. Siento que he sido enormemente enriquecido en mi interior al estar en contacto con todas estas personas». En la conferencia en Atlanta Georgia de los «Promise Keepers» los Guardianes o Mantenedores de la Promesa, una organización con sede en Estados Unidos pero de la que son miembros muchos pastores hispanos, se reunieron 39.900 clérigos. El fundador de los Promise Keepers, Bill McCartney, dijo: «Este es un sueño hecho realidad... Es emocionante ver como caen las barreras denominacionales, como estamos aquí reunidos, protestantes, católico romanos y mormones. El propósito de esta reunión es lograr la unidad de la iglesia». La conferencia reunió al Concilio Mundial de Iglesias, al ¡Alerta!

25


La Religión Venidera

Concilio Nacional de Iglesias, pentecostales, carismáticos, evangélicos, mormones y católico romanos, incluyendo 600 sacerdotes. El vicepresidente del ministerio pastoral de los Promise Keepers, Dale Schlafer, quien organizó la conferencia, declaró que esta nueva unidad no está construida sobre la doctrina sino en las relaciones. Por otra parte, el pastor Tom Watson de Texas hace esta advertencia: «¿No creen que debería preocupamos que el llamado por unidad a expensas de la doctrina, no sólo proviene de evangélicos, sino también del apóstata Concilio Mundial de Iglesias y de miembros de la Nueva Era quienes reciben su sabiduría de entidades descarnadas? ¿Acaso la Escritura no nos advierte que se acerca este día? ‘Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas’ (2 Ti. 4:3,4)». La Biblia indica que la religión venidera será la fundación del imperio mundial del Anticristo, el Imperio Romano revivido bajo el Anticristo, con diez divisiones, representadas por los diez dedos de la estatua que viera Nabucodonosor en su sueño, los siete cuernos de la cuarta bestia que viera Daniel y los diez cuernos en la bestia principal de la visión de Juan: • “Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (Dn. 2:42-44).

• “Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos” (Dn. 7:7). • “También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas” (Ap. 12:3). • “Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo” (Ap. 13:l). • “Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos... Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia” (Ap. 17:3,12). Algunas de las características de la antigua religión de Roma era la adoración del emperador bajo pena de muerte para quien no la acatara. Y dice la Biblia sobre la religión del Anticristo: “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo... Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase” (Ap. 13:8,14,15). Por consiguiente, es razonable concluir que la religión venidera,

será la misma mezcla de cristianismo y paganismo que tuvo lugar bajo Constantino y continuó después de eso como catolicismo romano.

Una decisión que adoptar A pesar de todas las invenciones y avances modernos, el hombre no ha cambiado. Todavía sigue siendo la descendencia de Adán caída en el pecado y en la necesidad de reconciliación con su Creador. Sigue necesitando amor, propósito y significado, no sólo en esta vida sino más allá. La eternidad es lo único que importa y no ha cambiado. Dios no ha alterado sus requisitos para poder ir al cielo ni tampoco ha ampliado el espectro de sus creencias. No ha contratado a un experto en propaganda para que promueva un grupo que se encargue de persuadirnos sobre lo conveniente que sería para nosotros el cielo. Ya las palabras de Pablo, registradas en Hechos 20:21, de que “testifi(quemos) a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo” no son populares ni siquiera entre los evangélicos, a pesar de que son el único boleto de entrada para el cielo. Permítame decirle: El cielo y el infierno no son estados de la mente, tal como el señor Templeton y sus seguidores imaginan, sino lugares de destino eternos para cada alma y espíritu humano. El infierno es ese lugar a donde van todos los que se vuelven a los poderes ocultistas rechazando a Dios y a su Palabra. Esos que están dispuestos a hacer las cosas en su forma, disfrutando con sus propias pasiones y creando su propio universo con sus pensamientos. Sus habitantes son personas egoístas, almas totalmente solas. El ego personal se ha convertido en algo tan consumidor que no hay espacio para nada más. Cristo nació para ser el Salvador de los pecadores. Cuán maravilloso es, que él, quien es Dios, uno con el Padre y el Espíritu Santo, nos ame ¡Alerta!

26


La Religión Venidera

tanto que estuvo dispuesto a nacer de una virgen, crecer en medio de una humanidad que le odiaba, aceptar el desprecio, el rechazo, la burla, los azotes, la crucifixión y mucho más que sufrimiento físico, ¡para cargar con el castigo que merecíamos! ¡Para pagar el precio infinito de nuestra redención, exigido por su propia justicia infinita! El mundo todavía hace mofa de él, lo rechaza y ahora ha pervertido su Evangelio, incluso lo han hecho hasta esos que profesan ser cristianos. La herejía y el compromiso de parte de esos que aseguran ser sus seguidores es quizá la burla más dolorosa que soporta. Es un rechazo a él tal como es en realidad, porque socava el propósito real de su venida a la tierra. Cada cristiano verdadero debería estar profundamente

ofendido y preocupado por ese serio error que se está promoviendo, no sólo en el mundo sino incluso en iglesias sanas y por esos a quienes consideran sus líderes evangélicos. Es nuestro amor por Cristo en respuesta a su amor por nosotros, y nuestro amor por los perdidos a quienes él ama y por quienes sufrió y murió, lo que hace que odiemos esta herejía. Lo que nos insta a denunciar esta invasión ocultista y a pedirle a todo cristiano verdadero que contienda ardientemente por la fe que un día le fue dada a los santos. ¡Ojalá seamos fieles hasta que él nos lleve al hogar! Si el Señor retarda su venida, tendremos que enfrentar días de prueba. Los mártires cristianos a lo largo de la historia y esos que son martirizados hoy, particularmente en países musulmanes, pudieron

haber escogido un sendero ecuménico de compromiso, al aceptar «las creencias comunes a todas las religiones», escapando así de las llamas o de la espada. Pero en lugar de eso, prefirieron mantenerse firmes en la verdad y contender ardientemente por la fe. ¿Se atreverá usted a hacer lo mismo? Nos encontramos en una encrucijada de la historia. Los tentáculos mortales del ocultismo en sus muchos disfraces, no sólo han invadido el mundo, sino también la iglesia. ¿Cuál será su respuesta? Un día tendremos que rendir cuentas delante de Dios por la elección que adoptemos hoy. ¡Cuánto gozo tendremos hoy y por la eternidad si somos fieles al Señor!

¦ ¦ ¦

El Ministerio de

L

LA MUJER EN LA IGLESIA Pastor José A. Holowaty

a Escritura no dice prácticamente nada, respecto a la forma de vestir del hombre, porque aparentemente esto nunca ha sido un gran problema. Mientras que a la mujer le dice que “sea modesta”, que no exagere su peinado para sobresalir, que sea decorosa, es decir, que no use minifaldas, ni escotes provocativos. Respecto a los vestidos costosos, eso ya entra en la mala mayordomía de los bienes de la familia cristiana. Se exhorta a las hermanas a que su atavío más sobresaliente sea un carácter verdaderamente cristiano. ¡Dichoso el varón que cuenta con esta clase de esposa! Luego Pablo, inspirado por el Espíritu Santo es muy claro al decir: “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”(1 Ti. 2:11). Esto significa que la mujer puede ser una gran maestra entre otras mujeres, señoritas y niños. Vuelvo a insistir, no es Pablo quien lo dice, sino Dios

IV Parte

mismo, porque fue él quien inspiró toda la Escritura. De modo que una mujer “pastora” al pretender el pastorado, no desobedece la estructura de una denominación, una tradición de la iglesia o los caprichos de su marido, ¡desobedece directamente a Dios! ¿Le rendirá cuentas a Dios esa “pastora”? ¡Tenga por cierto que sí!

Conclusión Ya para concluir, quiero dejar estos pensamientos para meditar en lo que significa el ministerio de las hermanas en relación con la iglesia y la singularidad del pastorado: • Dios nunca escogía a mujeres como líderes, salvo en casos de extrema decadencia de su pueblo y para mostrarles lo débiles que eran. Es así como tenemos entre ellas, jueces, profetisas y hasta líderes militares. Dios lo hacía, no para solucionar el ¡Alerta!

27


El Ministerio de la Mujer en la Iglesia

problema, sino para castigar al pueblo por su bajo nivel espiritual y moral. • Jesús no escogió ni a una sola mujer entre los doce apóstoles. Sin embargo, muchas de ellas le sirvieron grandemente con “sus bienes”. • La Biblia prohíbe terminantemente el pastorado de la mujer. Ni siquiera aparecen requisitos pastorales para ellas en ninguno de los pasajes que tratan este asunto. • La Biblia prohíbe que las mujeres les enseñen a los varones. Es claro que una mujer, si va a enseñar, lo haga donde su concurrencia sea de mujeres y niños, pero nunca varones mayores. No hay ninguna razón para pensar que esta restricción sólo era para cierta cultura o cosa por el estilo. • Pero... ¿está mejor la iglesia ahora con las mujeres “pastoras” que antes? Ciertamente debido a esta rebelión femenina que ha llegado hasta la misma iglesia, la decadencia, estado teológico y moral de la misma es alarmante. Hay una interesante “cadena de generaciones” en el enjambre de los pastores modernos de nuestros días. Por ejemplo, pocos saben que Catherin Kulman fue una mujer que sanaba, que hacía milagros y que al final murió de cáncer. Ciertamente se le escuchaba mucho por la radio. Casi podríamos decir que el señor Benny Hinn es como “su hijo”. En la actualidad esa señora cuenta con muchos “nietos”, entre ellos Claudio Freizon. Estos últimos aprendieron sus modales de Hinn, quien a su vez heredó los poderes de Kulman. No cabe duda que esta mujer fue una precursora en esto del “pastorado” de la mujer. • La Biblia está colmada de advertencias en contra de los falsos profetas, y ciertamente todas las “pastoras” caben en este contexto. Es claro que el Señor no aprueba el pastorado de la mujer, así que cualquiera que ejerce este ministerio lo hace por cuenta propia y nada tiene que ver con el pastorado bíblico. La Biblia habla también contra los falsos pastores y maestros. Dice: “Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, y las espantasteis, y no las habéis cuidado. He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras, dice Jehová” (Jer. 23:2). “Ovejas perdidas fueron mi pueblo; sus pastores las hicieron errar, por los montes las descarriaron; anduvieron de monte en collado, y se olvidaron de sus rediles” (Jer. 50:6). Nunca ha habido tanta confusión en las iglesias como ahora, desde que la nueva generación de “pastores” incluyó tan generosamente a las mujeres en su cuerpo. Con esto la iglesia está imitando al mundo. Y la mujer en el mundo, pretextando ser liberada, ha abandonado la sagrada misión de ayudar al esposo, al cuidar y criar a sus hijos. La mujer comenzó a reclamar “sus derechos”, que no es otra cosa que pretender “ser como el varón”. Según ella Dios fue injusto y la colocó

en un pedestal inferior al del varón. La mujer no distingue que se trata simplemente de un aspecto diferente, aunque de ninguna manera inferior. Lo lamentable es que este mismo espíritu de rebelión, de toda una generación de mujeres, ha ingresado en la iglesia y los pastores que se apacentaban a sí mismos se inclinaron ante la avalancha de todo un ejército de “mujeres pastoras” y les dieron una cordial bienvenida, considerando la rebelión de éstas en contra de Dios como una victoria. Cuando las normas mundanas llegan a ser las mismas para la iglesia, entonces es fácil comprender lo de “las mujeres pastoras”. Los autopostulados líderes de la iglesia de hoy no consultan a Dios y a su Palabra, sino a las últimas publicaciones sobre los avances de la mujer, en los diarios, la Internet y en la televisión. Pero hay algo que todos deben recordar, especialmente las damas, y es que nosotros los pastores tendremos que rendirle cuentas a Dios de lo que estamos haciendo. Ante el Señor las cosas no serán tan fáciles como ante los líderes que admiten modalidades antibíblicas en iglesias que dicen ser cristianas. Lo de los pastores y líderes espirituales no termina aquí ni con la muerte de estos. Porque un día tendremos que rendirle cuentas al “Príncipe de los pastores” (1 P. 5:4). Este Príncipe no es el Papa, sino el Señor Jesucristo. Hermana, si usted ha caído en esa trampa, no voluntariamente sino por desconocimiento, haga lo siguiente: • Renuncie inmediatamente a su “pastorado” y recomiende que la iglesia nombre a un varón, podría ser cualquiera de los ancianos de la iglesia, que es lo mismo que pastor, o algún otro varón de la iglesia. • Si Dios la capacitó como líder y para enseñar, desarrolle estos dones en el campo de las damas de la iglesia. ¿Sabe usted que en casi todas las iglesias hay más mujeres que hombres? Fíjese cuánto tiene que hacer, sin incurrir en el pastorado. • Al hacerlo, explique claramente a la iglesia por qué lo hace. Dígale que lean los pasajes que aparecen en este estudio, donde se habla ampliamente del pastorado. • Conviértase en una líder, “antimujeres pastoras” y Dios le ayudará en gran manera, porque hay una gran diferencia si esto lo dice un hombre o una mujer. Porque usted podrá decir: “Yo, ya he estado allí”. • Le recomiendo que haga un estudio mucho más amplio sobre este tema. Yo no pretendí agotar el mismo. Insista especialmente en la importancia del ministerio para la mujer, en el hogar, con su esposo y sus hijos. En cuanto a la iglesia hábleles de la importancia de enseñar a otras damas, cuidar de los niños y todo cuanto tiene que ver con la ayuda económica. Anímese y hable con el Señor. Dígale que si usted asumió el pastorado fue por desconocimiento. Dios le mostrará, cómo y dónde puede servirle mejor. ¡Alerta!

28


El Ministerio de la Mujer en la Iglesia

En definitiva, ¿qué puede y debe hacer una hermana cristiana para contribuir con su persona, talento y conocimientos para el crecimiento de la iglesia? He aquí algunas de las actividades que pueden hacer las hermanas que realmente quieren obedecer al Señor y hacer todo para su gloria. • Ponga en primer lugar la atención de su esposo. Procure que tenga todo cuanto necesite en materia de alimento, vestido y su compañía. • Coloque inmediatamente después de su esposo a sus hijos. Procure que se alimenten de manera que puedan ser sanos. Supervise sus estudios y tómese muy en serio la evangelización de todos ellos. No deje de orar por la salvación de sus pequeños hasta que el último se haya rendido a Cristo. • Sea una mujer de oración. Tenga su lista de necesidades y propóngase interceder por ciertas personas en particular y en general por la buena marcha de la iglesia. • Si es posible, y esto puede consultarlo con su esposo, procure invertir en la obra del Señor, al margen de sus diezmos y ofrendas. Con más razón si usted también trabaja o recibe algún dinero. También es bueno mantener a un huérfano, o algún misionero. En nuestro caso, sería una buena alternativa proveer de sueldo a una persona que se dedica al trabajo radial. La ventaja de esto es que con el contacto de la persona y su familia, uno se siente como parte de dicha obra. • En la iglesia, si ese es su don, procure ayudar en la formación de los niños, las niñas o las señoritas. El campo entre las damas es muy amplio y usted podría ser de mucha bendición al enseñar a las jovencitas, ayudarlas en sus problemas y guiarlas a una vida victoriosa. También puede ayudar a las damas que están por casarse o acaban de casarse, pues ellas tienen muchas preguntas y usted cuenta con la experiencia que a ellas les falta. • Si tiene espíritu de líder, si esa es su personalidad, entonces procure organizarse con otras hermanas y comiencen a recaudar fondos con fines misioneros. Hagan todo con el conocimiento y respaldo del Pastor. Al margen de todo cuanto está haciendo la iglesia, permita que usted y otras hermanas cuenten con un fondo para apoyar a los misioneros. • Póngase de acuerdo con varias hermanas y organicen reuniones de compañerismo, algo así como una taza de té. Inviten a amigas y conocidas no cristianas y mientras disfrutan del té y unos bocaditos, entreguen un mensaje sencillo acompañado por una oración. El mostrarle a inconversos la vida diferente de una dama cristiana, puede traer muchos frutos. No debemos olvidar que una de las mejores puertas para llegar con el evangelio a un hogar, es la de los niños y las mujeres. • Organice reuniones de oración en su propia casa y

si conoce a alguna dama que no es cristiana pero que enfrenta muchos problemas, dígale que usted y las otras damas de su iglesia están orando por ella, por sus problemas y por quiénes están involucrados en dichos problemas. También puede hacer un plan para trabajar con los niños en el barrio. Si hay un interés genuino por ayudar, Dios intervendrá y hará que esa familia reconozca su soberanía. • Tenga en su casa música cristiana y haga que se escuche la Palabra de Dios, especialmente hoy que tenemos grabaciones de la Biblia, de modo que la familia se exponga al mensaje divino. • Sea disciplinada y prolija en lo que a su casa se refiere. El levantarse temprano el domingo para no llegar tarde al templo, el tener todo en orden: las camas tendidas, la ropa planchada y todo limpio, constituyen otro testimonio de una cristiana verdadera que está al servicio del Señor. Hermana, permítame preguntarle esto: ¿Qué pasaría si el Señor Jesús, tal como visitara con frecuencia el hogar de Lázaro y sus hermanas en Betania, llegara sin previo aviso a su propia casa? ¿Encontraría el televisor prendido, sintonizado justamente en una de esas telenovelas morbosas? ¿Encontraría la radio a todo volumen en el dormitorio de su hijo o hija con la peor música? ¿Encontraría su casa desordenada y sucia, con los platos sucios amontonados de dos o tres días? ¿O tal vez encontrará todo bien limpio y reluciente, todo en orden y usted justamente en su momento devocional, en la privacidad de su dormitorio, mientras sus hijos están en la escuela y su esposo en el trabajo? Usted está allí, a solas con Dios y tal como enseña la Biblia, con la puerta cerrada y clamando a Dios porque sabe que su familia necesita protección y dirección de lo alto. Cuando usted como esposa y madre, o como niña o señorita, descubre qué es lo que le corresponde en la iglesia, ya no tendrá más deseos ni de vestir ni de hablar ni de actuar como un varón. Descubrirá que Dios la hizo mujer con un propósito y que quiere usarla más allá de todas sus expectativas. Cuando el apóstol habla de esa mujer “que ha lavado los pies de los santos”, se está refiriendo a alguien que ha reconocido su condición de redimida y que está dispuesta a hacer el trabajo de menos prestigio, si es necesario. ¿Está dispuesta usted hermana a cambiar los pañales de los bebés que dejan otras en el departamento de cuna? ¿Está dispuesta a atender, asistir y bañar a esa otra hermana anciana, que no puede valerse por sí misma? ¿Limpiaría la casa, lavaría y plancharía la ropa de una familia en la que la tragedia ha dejado postrada en la cama a la esposa y madre, en donde los niños todavía son pequeños y el esposo debe trabajar para darle el sustento a su familia? Esta es una oportunidad maravillosa de “lavar los pies de los santos”.

¦ ¦ ¦ ¡Alerta!

29


unque parezca extraño, esto ocurrió en el Dpto. de Itapúa, Paraguay, en una zona muy remota, pero varias familias estaban escuchando los programas de Radio América que fueron retransmitidos por una FM del lugar. Particularmente la familia de Don Merlo (nombre ficticio) con su esposa, un hijo, su nuera y nietos. Don Merlo hablaba poco español, pero cuando llegamos, nos recibió como si fuéramos ángeles celestiales. Me acordé de la bienvenida que recibieron esos tres mensajeros que visitaron a los esposos Abraham y Sara para comunicarles que tendrían un hijo, Isaac. Bueno, nosotros no teníamos apariencia de ángeles, tampoco nuestro anfitrión era rico en ganado para aderezarnos un becerro y agasajarnos con un buen asado. Recuerdo que Don Merlo, cuando me reconoció por la voz (pues muchos de mis programas había escuchado por la radio), se me prendió del brazo y, casi de rodillas, me miraba con gran regocijo. Para ellos el oír el Evangelio y el haberlo entendido y siendo salvos, era todo cuanto podrían desear. Una vez más, me di cuenta cuan cierto es que la Palabra de Dios no vuelve a él vacía. Se reunieron algunos otros vecinos y tuvimos una grata conversación con ayuda de otro hermano que nos acompañó para ayudarnos con el guaraní. Ahora que ya había un grupito de hermanos, salvos por la fe en Cristo, era necesario bautizarlos, pero… ¿cómo haríamos? No era necesario preocuparnos. Un hijo de Don Merlo vivía en la misma propiedad donde estaba el único templo católico para esa zona. El sacerdote rara vez venía, de modo que él, teniendo las llaves, en cierta oportunidad cuando otro hermano de parte nuestra los visitó, este hombre abrió la capilla católica e invitó a que el grupo de cristianos se reunieran allí. Pero… ¿y qué en cuanto al bautisterio? Ningún problema, a muy corta distancia corría un arroyuelo, permitiendo sumergir a los redimidos sin mayores problemas. Así que, después de la reunión, los hermanos, encabezados por el Hno. Ferri, anciano de otra iglesia, se encaminaron al arroyo y allí, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, esa media docena de hermanos hicieron pública su sencilla fe en Cristo. ¡Cuán genuino era todo aquello! ¡Cuán sencillo y cuán escritural! Cuando luego llegó el sacerdote y supo que un grupo de cristianos habían ocupado su templo para escuchar la Palabra, le llamó la atención al hombre de las llaves, pero ya era tarde, la pequeña capilla cumplió cabalmente su función. Los hermanos siguen adelante, la FM les sigue proveyendo manjares de la Palabra y ellos, habiendo cumplido con esta ordenanza del bautismo, se alimentan de esa palabra “viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos” (He. 4:12) para seguir creciendo en esta nueva vida. Si tuviéramos recursos para colocar allá a una pareja joven para que recorra todas esas familias, ¡qué bueno sería! Cuando uno los visita y es recibido con tanto amor, uno no puede menos que sufrir en el alma por las limitaciones económicas impidiendo servirles. Pero ya el Señor sabrá cómo resolver esto. Pido a los hermanos nuestros, no importa en dónde vivan, orar por este ministerio. Esperamos en algún momento lanzar el mensaje de Cristo vía onda corta, con lo cual cubriríamos prácticamente todo lo que es el Mercosur, o lo que llamaríamos, los países del Cono Sur. Si Ud. lee esto en México, USA, Canadá, Australia, Argentina, Brasil o donde quiera y desea tomar parte en este ministerio, vea nuestro Web Site y también nuestro correo electrónico y le indicaremos qué puede hacer para ayudarnos a llevar esta obra adelante. No podemos pagarle nada, pero el Señor, como siempre digo… “¡ES BUEN PAGADOR!”


“Consejos Médicos”

¿VACUNA CONTRA EL CÁNCER? Dr. Guido Orellana Olmos

Y

a hemos tratado en otras oportunidades que el futuro de la medicina, si no ya en actual marcha, es la llamada “medicina preventiva”, en contraposición a lo que siempre fue nuestra actividad por muchos siglos, es decir, fundamentalmente curativa (el médico ha actuado después de ocurrido el desastre o la enfermedad). Hoy, todo apunta a trabajar intensamente en buscar modos de evitar que la enfermedad se produzca y ése ha de ser el objetivo fundamental de nuestro oficio para tratar que la vida sea grata para la mayoría. Y entre las medidas preventivas que se estudian intensamente en muchos países del mundo están las vacunas, que Uds. saben que tienen por objeto inmunizar al individuo ante determinado mal, de tal modo que sus propias defensas, impidan el avance de los factores patógenos que generan cualquier tipo de proceso maligno. Y uno de los principales, aún en la actualidad, como bien sabemos, es el cáncer. Confirmando estas palabras nos enteramos que aquí cerca nuestro, en Argentina, a pesar de la grave crisis económica que sabemos afecta dolorosamente a nuestro vecino país, los investigadores que trabajan en las ciencias médicas no se detienen y acaban de hacer un anuncio, a mi parecer de suma importancia. En efecto, un grupo de especialistas del conocido “Hospital de Clínicas” de Buenos Aires, ha

comunicado que se considera capacitado para entrar nada menos que a la llamada “Fase II” de su trabajo sobre un producto que llamaron “vacuna conjugada GM3”. Los científicos Dres. Leonardo Fainboim, jefe del laboratorio de inmunogenética y el Dr. Roberto Bitton, Oncólogo clínico (especialista en cáncer), han cumplido lo que se denomina en materia de estas investigaciones “la etapa I” del experimento con pleno éxito, cual es el aplicar la terapia en animales de laboratorio, positivamente, lo que les autoriza en su campo a aplicar la “etapa II”, que mencionamos, cual es el probar el medicamento descubierto en seres humanos esperando obtener el mismo éxito que el logrado en la serie experimental. A este objeto se proponen aplicar nueve dosis del producto a 40 pacientes cuidadosamente elegidos, que están afectados de “melanoma”, que corresponde a cáncer de la piel, cuyo pronóstico, a pesar de tratamientos quimioterápicos y radioterápicos aplicados luego de su extirpación, suelen ser mortales. La prueba experimental previa fue realizada en ratones contaminados con melanomas, los cuales, claramente se pudo observar que sobrevivieron, protegidos por el medicamento, en tanto los no tratados murieron en un plazo de 15 días. Previo a esta fase, por llamarla así

“oficial”, de 40 pacientes, el equipo efectuó pruebas en 26 enfermos voluntarios que habían sufrido melanomas y a los cuales se los había extirpado, comprobando hasta el momento, por lo menos dos casos que llevan dos años, aparentemente sin muestra alguna de reactivación de su enfermedad. El remedio se ha denominado como “vacuna”, ya que el propósito es por el momento, aplicarlo en pacientes que han sufrido melanomas, incluso con ganglios tributarios comprometidos, pero a los cuales éstos se les han extirpado, y el propósito, por lo tanto, es evitar que la enfermedad recidive, es decir, que vuelva a reproducirse, que es lo que más se teme en estos enfermos a pesar de la terapia complementaria. Los modernos esquemas, entonces, ¡prevenir más que curar, esperando la recaída! El éxito logrado tiene, por supuesto muchas más expectativas en la medicina del cáncer. Sus consultas, opiniones o sugerencias, sírvase enviarnos a nuestras oficinas en Asunción, Paraguay. Puede hacerlo usando el correo común o el electrónico. Si hay algún tema en particular que desea consultar, nos será grato servirle. Nuestra dirección en el dorso de la tapa.

¡Alerta!

32


Consejos Médicos

AYUDAS A LA “TERCERA EDAD” Dr. Guido Orellana Olmos

E

stimados amigos lectores, tengan Uds. mi afectuoso saludo de siempre en este espacio. Una de las materias que está preocupando en forma progresiva a la medicina y por ende, por supuesto a nosotros los médicos, es lo que se refiere al tratamiento de las personas llamadas “de la tercera edad”, que de acuerdo a las estadísticas, dado precisamente debido al progreso de las ciencias médicas, aumentan en proporción al total de la población en forma progresiva. Dicho en otra forma, “cada vez hay más viejos” compartiendo el planeta y su presencia, con justificada razón, preocupa a las otras generaciones. Debido a esto leerán Uds. en la prensa, como oirán en radio y televisión, surgen en diversos sitios y lugares grupos y líderes que organizan actividades que se supone pretenden preocuparse de los miembros de la tercera edad en pro de su bienestar y salud. Esto es muy justo o loable, ya que en el fondo, muchas veces ellos son sus propios padres o abuelos, sus parientes o cercanos y se supone que, por lo que hicieron hasta esa edad en sus vidas les han hecho merecedores de estas preocupaciones. Sin embargo me caben al respecto algunas meditaciones. Creo que ante todo, quienes inventan estas actividades deben comprender a fondo qué es lo que de verdad agrada a la gente de la tercera edad, como también, comprender que no se puede echar

a todos simplemente catalogados por su edad, en el mismo saco porque así se pueden cometer muchos errores e injusticias. Es igual que pretendamos entretener a grupos de jóvenes, creyendo que todos gustan de lo mismo por el solo hecho de ser jóvenes. De ninguna manera, la gente sigue siendo diferente en cualquiera etapa de su vida y así no se puede tratar a todos los miembros de la tercera edad, como un rebaño que tiene que vibrar al unísono con el mismo bombo. Por otra parte, hay muchas actividades del gusto de la gente joven y madura que es también del gusto de miembros de la tercera edad, y lo que yo creo justo es facilitar el acceso de estos últimos a ellas, permitiéndoles participar en igualdad de condiciones y no discriminarlos o aislarlos por su edad. Lo que se hace al rebajar los precios de entradas a diversos espectáculos y actividades a los miembros de esta tercera edad que nos ocupa, sí es justo, positivo y por fortuna ha ido generalizándose en muchas partes. Es justo, porque bien sabemos, un gran porcentaje de miembros de este sector de la población ya está viviendo de sus jubilaciones y tiene, en general, menores entradas que el ciudadano activo y positivo, porque es una forma de conquistar más público para dichos eventos. Lo que a mí no me gusta es que se encierre en un local a puros viejos bailando melodías añejas, como de

museo, suponiendo de partida que todos ellos son gerontes melancólicos del pasado y a lo mejor anquilosados reumáticos incapaces de vibrar con ritmos más modernos. Creo que lo digno y constructivo es que se les inste a participar con los jóvenes y público en general, sin pretender hacer una diferenciación ridícula de ellos. Igualmente en deportes, no juntando viejos para moverse tímidamente, sino juntando viejos y jóvenes en la práctica de ejercicios menos violentos, pero dignos y alegres que logren despertar su legítimo entusiasmo. Igual como no debe tratarse a los jóvenes como especímenes sólo tiernos e inexpertos, no creo que deba tratarse a todos los viejos como seres conmiserados en total decadencia. Soy partidario de su integración a la sociedad.

¡Alerta!

33


D

ios es musical y eso significa que la música es eterna como lo es él. Cuando cantamos juntos, cuando alabamos a Dios en nuestras iglesias estamos haciendo algo que Dios ha tenido en la eternidad. Y nosotros lo haremos por la eternidad. Aquí sólo estamos practicando un poco. ¡Si eso no le emociona es porque tiene descompuesto el emocionador! Es que la música es parte de la naturaleza de Dios. Ahora lo que sigue se va a poner un poco técnico, pero quiero que vea que sí existen pruebas de lo que estoy afirmando. Por ejemplo en Sofonías 3:17 dice: “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti (su hijo) con cánticos”. Dios manifiesta que cuando usted y yo hacemos lo correcto, ¿qué hace Dios? ¡Canta! Así afirma Sofonías, que Dios canta. ¡Eso es fascinante! Si estudia la Escritura se dará cuenta que Dios no sólo canta, sino que toca la trompeta. Leemos en Zacarías 9:14: “... Y Jehová el Señor tocará trompeta...”. Aquí dice bien claro que el Señor toca. No discuta conmigo, discuta con Dios, porque es Él quien dice “... Y Jehová el Señor tocará trompeta...” Dios toca la trompeta, y eso es fascinante para mí. Nunca había pensado en esto hasta hace poco, que al llegar uno a 1 Tesalonicenses 4:16, donde habla del regreso del Señor, ¿sabe qué dice?: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo...” Si compara eso con el pasaje de Zacarías, verá que Zacarías 9:14 también está hablando de la segunda venida del Señor. Bien pudiera ser que Dios mismo es quien toca la trompeta. Ya que dice: “El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo...” Pudiera ser... ¿Por qué? Porque Dios es musical. Creo que una de las cosas más interesantes en cuanto a esto, es que Jesucristo mismo cantó cuando estuvo en la tierra. ¿Cómo lo sé? Leemos en Mateo 26:30, que Jesús se encontraba con sus discípulos en el aposento alto. Estaba a punto de salir para el huerto e ir a la cruz, y dice el versículo “Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos”. Si conoce la

historia de la Pascua sabrá que había varios Salmos llamados los “Salmos Hallel”. Desde el 111 hasta el 118 les llaman los “Salmos Hallel” o “Los Salmos Aleluya”. El 111 y el 112 son realmente introducción a la sección. Del 113 al 118 se llaman “Los Salmos Hallel egipcios”, porque eran los que se cantaban en la Pascua. Los Salmos 113 y 114 se cantaban antes de cenar y los Salmos 115 al 118, después de la cena de la Pascua. Bien pudiera ser que lo último que Jesús cantó con sus discípulos fuera el Salmo 118. ¿Recuerda lo que dice el Salmo 118:14? “Mi fortaleza y mi cántico es JAH, y él me ha sido por salvación”. ¿Puede imaginar a Jesús cantando con sus discípulos en esa cena y diciendo: “Jehová es mi fortaleza. Voy a ir a la cruz, pero Jehová es mi fortaleza. Él es mi cántico y ahora va a ser mi salvación”, para luego ir a la cruz y ser salvación para usted y para mí? Y lo cantó con sus discípulos. Dios canta, Dios es musical. Eso es parte de la economía de Dios y ahora viene la parte técnica, llegamos a la serie de sobre tonos. Ahora, la serie de sobre tonos es muy interesante. Ésto ha sido reconocido desde hace muchos años. Si tocamos el do bajo, no es el do más bajo del piano aunque se llama do bajo. Al sonar esta nota, hay otras notas que están sonando junto con ella. Por ejemplo, al tocar ese do bajo, hay una nota que está exactamente a una octava por arriba de la primera. Una octava es donde las notas están en relación de ocho notas: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8. Uno al 8, esa es una octava. Así que estas notas están en una octava de distancia. Por eso dos notas, a una octava una de la otra, sean graves o agudas, donde estén, si están a una octava, la relación de sus frecuencias siempre es de dos a uno. ¿Por qué? Porque el número dos de la serie, número uno es el fundamental, número dos siempre es una octava. Pero si seguimos ascendiendo a través de la serie, le llaman parciales o armónicas, número tres es una quinta arriba de la segunda nota 1, 2, 3, 4, 5. Uno al 5. Por eso en dos notas a una quinta de distancia, la relación de sus frecuencias siempre es de tres a dos, porque esa es la tercera nota de la serie. Si seguimos ascendiendo a través de la serie hasta el número 6, 4, 5, 6, llegamos a un acorde mayor. Por ¡Alerta!

34


El Lenguaje de la Música

eso tanta de nuestra música se desarrolla sobre tonos mayores. Nada tiene de malo el menor, pero así se presentan las notas en la serie armónica. Más adelante le explicaré esto, para mostrarle cómo todo retorna a esta serie armónica. Lo que quiero que note ahora, es que el do bajo tiene 66 vibraciones, el siguiente 132, exactamente el doble, el cuarto que está justamente a una octava arriba del do tiene 264. Y si observa, todos esos números son múltiplos de 11. Hay exactamente 66 vibraciones entre el primero y el siguiente y hay una razón para esto. Tiene su diseño, no es casualidad. Hay razones absolutas para lo que Dios hace. Lo que estoy afirmando no es algo que el hombre haya inventado. Era conocido por Pitágoras, antes de Cristo. Es la manera cómo Dios diseñó el sonido. Todas esas notas están incluidas en ese do bajo. Si toco la tecla del do bajo, oprimo el segundo, luego paso al centro del piano al do central y toco esa triada, oirá las tres notas en una sola cuerda. Eso significa que todas esas notas están en una sola cuerda. Esa es la ilustración que le quiero dar. Si toco el do central, el sol y el mi están presentes, pero el do se sostiene solo. Si toco mi, la nota central, las dos notas extremas, el sol y el do están presentes, pero el mi se sostiene solo. Si toco sol, la nota superior, el mi y el do están presentes, pero el mi se sostiene solo. Tengo literalmente tres en uno. Es la mejor ilustración de la Trinidad, de la Deidad que yo conozco. Algunos maestros de la Biblia dicen que no hay una ilustración perfecta de la Trinidad. Sin embargo, le acabo de dar una ilustración fabulosa y la analogía se sostiene. ¿Sabe por qué? Porque Dios es musical. Aún en la forma en que Dios ha hecho el sonido, nos ha dado una ilustración de sí mismo. Como dice Romanos 1:20, conocemos “... su eterno poder y deidad... por medio de las cosas hechas...” Y la música ilustra perfectamente la Trinidad de la Deidad, porque Dios es musical y nos ha dado esto para comunicarnos cuánto le interesa la música. Un músico muy conocido que falleció recientemente Leonard Bernstein, fue conductor de la orquesta filarmónica de Nueva York, un genio. No fue todo lo que debía ser en su vida personal, pero era un genio musical y un verdadero erudito. Este hombre dio algunas conferencias en Harvard hace varios años, las “Conferencias Norton”, un estudio fascinante e iluminador sobre la música. En ellas este hombre dijo: “Que toda música tiene un origen común”. ¿Sabe cuál es ese origen común? La serie de sobre tonos. Así lo dijo y se refiere a toda clase de música: a la oriental, la africana, suahili, de donde sea, todo tiene un origen común. Ahora, este hombre era judío, no tenía ni una pizca de cristiano, pero reconoció que hay un origen común y afirmó que ese origen común es la serie armónica. Amplió ese comentario y habló de la gramática que

surge de las mismas fuentes monogenéticas. Observe esta palabra “monogenética”, porque cuando habla de monogénesis se refiere a que todo procede de una sola fuente. Él no reconoció la fuente, pero sí admitió que debía haber una sola fuente de la que procede toda la música. Dice: “Que sus lenguajes musicales variados procedieron de su origen común” y agrega que esas lenguas son lenguajes de tonos. Note cómo relaciona esto con el lenguaje. Todos los eruditos lo hacen. Los que entienden el significado de la música, los musicólogos reconocen esto, que las lenguas son lenguajes de tonos. Por eso llamamos a esta sección de la serie de mensajes “El lenguaje de la música”. Estas lenguas son lenguajes de tonos surgidos de una estructura universal de tonos. Todos proceden de la misma fuente, por eso le llamamos a la música el idioma universal. La música es un idioma universal porque procede de una misma fuente. Este hombre reconoce ese hecho y desarrolla esta idea diciendo que todo se puede identificar con la escala pentatónica. Es asombroso, porque la escala pentatónica surge de la serie de sobre tonos. Muchos de los himnos que usted y yo cantamos son pentatónicos, pero ni cuenta nos damos. Si quiere saber qué es una escala pentatónica, vaya al piano y toque todas las notas negras y tendrá una escala pentatónica. Es una escala de cinco tonos. Muchas de las melodías que cantamos, tal como “Gracia admirable” son pentatónicas. Si escucha esta melodía hasta el final, verá que es una tonada pentatónica, usa solo cinco notas y las repite una y otra vez. Y eso mismo lo encontramos en otras tonadas. Esa escala pentatónica es parte de la monogénesis. “Cuán firme cimiento se ha dado a la fe...” es una melodía pentatónica. También “Corazones te ofrecemos Dios”. Y así sucesivamente. Descubrirá que muchas melodías proceden directamente de la escala pentatónica. ¿Por qué? Porque hay una sola fuente. Ahora el señor Bernstein dice que su desarrollo tomó diez millones de años. ¡Es asombroso! ¡Con lo eruditos que son, pierden el camino cuando aceptan la evolución! Nosotros sabemos que la razón es porque Dios es la fuente y Dios es musical. Cuando nos hizo a su imagen, nos hizo musicales, puso ese lenguaje musical en todas las personas. Hay otro libro muy interesante, fue escrito por una mujer que se llama Connie Fortunato. La señora Fortunato es experta en el campo de la música infantil y en la forma cómo la música afecta a los niños. Dice cosas muy interesantes en su libro. Por ejemplo, habla de la manera en que la música afecta a los bebés, aún antes de que nazcan, porque los niños pueden oír sonidos desde antes de nacer. Por eso dice que un bebé reconoce su propio idioma cuando tiene tres días de nacido, porque lo ha escuchado desde siempre. ¿Se imagina? ¡Y así abortan a un ser humano con ese conocimiento! Dice que un bebé puede aprender a reconocer ¡Alerta!

35


El Lenguaje de la Música

una sinfonía de Mozart y entenderla para cuando tiene seis meses de edad. Y afirma que escuchar una melodía de Mozart, con lo complejas que son, ayuda al niño a organizar sus pensamientos. Algunas de mis obras para orquesta las anoto primero en el borrador. Siempre digo que la mejor herramienta es el borrador, borro más de lo que escribo, pero Mozart no. Era tan genial que lo componía todo en su mente y luego anotaba lo que había concebido. No había borrones en su obra. Connie Fortunato continúa y habla del desarrollo de los niños. De cómo la música los ayuda en su desarrollo sicomotriz, su coordinación y habilidades físicas. También asegura que contribuye en el desarrollo afectivo emocional, para un desarrollo emocional correcto. Por eso una música mala, lo lleva emocionalmente en una dirección equivocada. La señora Fortunato, sigue explicando que también influye en su desarrollo intelectual. Hable con el director de la banda en la escuela que usted guste, y le dirá que los niños más inteligentes de la escuela, están en su banda. No es que los más inteligentes están en la orquesta, sino que el estar estudiando música los hace más listos, los ayuda en su desarrollo intelectual. Así que la música nos afecta de muchísimas maneras. Y si la música nos afecta de esa forma y es tan importante, debemos entender entonces cuán importante es la filosofía que refleja. Toda música refleja una filosofía. Si pasa por una cantina, escuchará que están tocando cierto tipo de melodías. Esa música refleja la filosofía de ese lugar. Por eso, este tipo de música no cabe en la vida de un cristiano. Si pasa por un club nocturno, también oirá otro tipo de música, la cual refleja a su vez lo que creen en ese club nocturno. Es por esta razón que no debemos tenerla en nuestras iglesias, ni en nuestros hogares. Muchas radiodifusoras cristianas, no todas, han tomado ese sonido de club nocturno y lo han introducido en nuestros hogares, enseñando a nuestros jóvenes a familiarizarse con él, destruyendo la separación que Dios quiere que haya entre nosotros y el mundo. ¿Por qué? Si su música no nos parece mala, el lugar tampoco nos parecerá malo, refleja una filosofía y creo que necesitamos reconocer esto. Nuestra música sagrada refleja el concepto que tenemos de Dios. Toda música sagrada que usemos refleja lo que creemos acerca de Dios. Si usa música majestuosa, es porque cree que Dios es majestuoso. Tal como cuando se toca “Santo, Santo, Santo”. Observe la majestuosidad de la música. Eso, si creemos que Dios es majestuoso. Pero si no cree eso y dice: “Bueno, yo quiero tener música sentimental como música sagrada”, es porque piensa que Dios es sentimental, que lo perdona todo, que es un anciano allí arriba y que no le importa lo que hagamos. Que siempre que nos arrepintamos Él nos perdona. Pero la mayoría de esa música tiene el son de

club nocturno, mundano, el lado sensual que usaría un cantante de club. Se supone que esa música sagrada es puro sentimentalismo. Pero podemos ir más allá. Si tiene la música “pop”, la popular como su música sagrada, es porque cree en un Dios populachero. Se supone que esa música que habla “de sentarse en el trono” y todo eso, convierte a Dios en un Dios “pop”. El estilo popular revela lo que esas personas creen acerca de Dios y no es un concepto nada bíblico. Creo que la mejor ilustración que les podría dar para terminar esta sesión, sería la Biblia misma. ¿Se ha puesto a pensar en el milagro que es este libro? Dios pudo haber escrito el Evangelio en el cielo para que todos pudieran leerlo en su propio idioma, pero no lo hizo. Igualmente pudo haber puesto un par de bocinas para que todos lo oyeran en su propio idioma, pero tampoco lo hizo. En su soberanía quiso comunicarse con nosotros por medio de su Palabra, pero al hacerlo dotó a su Palabra de casi todos sus atributos eternos. Leemos en su portada Santa Biblia, ¿por qué?, porque Dios es Santo y su Palabra es santa. Creemos que la Biblia es eterna, ¿por qué?, porque Dios es eterno. El Salmista dijo: “Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos” (Sal. 119:89). Dios nunca cambiará su Palabra. Cualquier libro de texto que ya tiene cinco años es obsoleto, porque las personas han cambiado la manera de pensar. Dios no, nunca cambiará. Aun en la eternidad Dios no faltará a su Palabra. Nosotros creemos que la Biblia no contiene errores, que es infalible, ¿por qué?, porque Dios es infalible. Si usted cree que la Biblia tiene errores, es porque estima que Dios comete errores. Cuando Dios eligió comunicarse con nosotros por medio de su Palabra, la dotó de todos sus atributos eternos. Si nosotros como cristianos reconocemos quién es Dios y lo que a Dios le interesa, entonces buscaremos que nuestra música sea agradable al Señor. Que sea lo que Él desea, para que comunique nuestra manera de vivir, nuestro carácter, qué creemos acerca de Dios, y lo que Él quiere que seamos.

¦¦¦ EL estudio titulado “EL MENSAJE DE LA MUSICA” del Dr. Frank Garlock, por lo extenso que es, lo estamos ofreciendo tal como él lo ofreció, con sus correspondientes sub-títulos. En el número anterior ofrecimos la primera parte de la conferencia “EL DIOS DE LA MUSICA”. En este número concluimos con este mismo tema. En el próximo número “EL MENSAJE DE LA MUSICA”. Para tener una idea completa de la importancia de la música, procure leer todo cuanto él nos ha entregado sobre un tema tan importante.

¡Alerta!

36


C

DOGMAS ANTIBÍBLICOS DE LA IGLESIA DE ROMA Pastor José A. Holowaty

on cada día que pasa, más y más evangélicos están viendo al catolicismo romano como otra rama del cristianismo, incluso hasta las librerías cristianas venden ahora libros católicos. Tal vez uno de los eventos proféticos más significativos que anunció la cercanía del retorno del Señor Jesucristo fue el documento conjunto que se firmó el 29 de marzo de 1994, titulado “Evangélicos y católicos unidos: La misión cristiana en el tercer milenio”. Después de eso, cada día son más los líderes evangélicos que han expresado su creencia de que los evangélicos pueden unirse con los católicos para ganar al mundo para Cristo. Los apologistas católico romanos ven la Reforma protestante como “la rebelión protestante”. Aseguran que la iglesia católica de ese tiempo necesitaba desesperadamente una renovación, pero que Martín Lutero y los otros reformadores escogieron un método equivocado y antibíblico. Esta declaración es una contradicción absoluta. ¿Cómo es posible cambiar algo en una organización que asegura tener autoridad divina en todo lo que hace y un dirigente que es infalible? Sugerir siquiera un cambio, habría sido ir contra la supuesta infalibilidad de sus enseñanzas y convertirse de inmediato en un candidato para la hoguera. Sin embargo, en esta declaración hay algo de verdad, porque la iglesia católica sí necesitaba desesperadamente una renovación. Según Richard P. McBrien, profesor de teología de la Universidad Notre Dame, “La Reforma protestante comenzó durante el pontificado de León X, en gran parte debido a su decisión de vender posiciones en la iglesia e indulgencias a fin de pagar las deudas en que había incurrido debido a su extravagancia personal, campañas militares y para sufragar la construcción de la Basílica de San Pedro”. León publicó su famosa bula papal “Exsurge domine” el 15 de junio de 1520 en la cual condenó a Lutero por sus falsas enseñanzas. Cuando Lutero quemó públicamente la bula, León lo excomulgó. El señor McBrein hace esta declaración: “Desafortunadamente León X y la Curia no comprendieron el significado de estos movimientos reformistas, de la

necesidad urgente de desarraigar la corrupción y los abusos. Por seguro estaba demasiado distraído con los asuntos militares y políticos”. El salirse de una organización humana que en forma arrogante se auto atribuye autoridad divina, no es antibíblico sino necesario y apropiado. Algo similar ocurrió en el tiempo de Pablo y esta fue su decisión: “Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno” (Hch. 19:8,9). Pablo adoptó esa decisión y concluyó diciendo: “Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados” (1 Co. 11:19). La palabra “disensiones” es la traducción de un vocablo griego que también puede significar “sectas heréticas” o facciones. Aunque parezca contradictorio, estas “herejías” entre la iglesia son necesarias, ya que permiten hacer separación entre los cristianos de nombre y los verdaderos creyentes. Aunque las divisiones son a menudo dolorosas, desempeñan una función importante. La iglesia católica nació corrupta con Constantino y esos que confrontaron tan gran mentira hicieron lo correcto. La iglesia católica dice, que hoy en día los evangélicos están más divididos que nunca y que deben volver a la iglesia madre, a la católica, pero los desacuerdos han existido siempre, incluso en tiempos del Nuevo Testamento. Tal como lo ocurrido entre Pablo y Bernabé, sobre lo cual leemos: “Después de algunos días, Pablo dijo a Bernabé: Volvamos a visitar a los hermanos en todas las ciudades en que hemos anunciado la palabra del Señor, para ver cómo están. Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos; pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra. Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el ¡Alerta!

37


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre” (Hch. 15:36-39). Aunque la iglesia católica pretende hacer creer que en ella todo está muy bien, que no hay desacuerdos, que está unida en todo, desde el hecho de que Pedro fue el primer Papa hasta el celibato sacerdotal, nada está más lejos de la verdad. Hubo períodos de tiempo, en que el papado estuvo involucrado en toda clase de inmoralidad y divisiones y hoy en día todo el mundo está enterado de los escándalos de pedofilia y abuso sexual entre el clero católico. A continuación voy a compartir con usted solo seis doctrinas fundamentales de la iglesia de Roma, las cuales son fabricadas y completamente antibíblicas.

El Papado No hay evidencia de que Pedro ocupara la posición de primer líder de la iglesia primitiva, la cual reclaman los Papas para sí como sus supuestos sucesores. La promesa del Señor Jesucristo a Pedro: “Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos...” (Mt. 16:19a), tuvo cumplimiento cuando Pedro le presentó el reino a los judíos el día de Pentecostés y a los gentiles en la casa de Cornelio. • “Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día... Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas” (Hch. 2:14,15,36-41). • “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia... Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo” (Hch. 10:34,35,44,45). La promesa adicional del Señor Jesucristo a Pedro: “... y todo lo que atares en la tierra será atado en los

cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos” (Mt. 16:19b), fue idéntica a la promesa que le hiciera a todos los discípulos: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt. 18:18-20). Asimismo esta otra promesa, fue hecha a todos los discípulos: “A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, le son retenidos” (Jn. 20:23). Es claro que esa autoridad especial que reclaman los Papas de la iglesia católica como supuestos sucesores de Pedro, nunca fue ejercitada por Pedro como cabeza de la iglesia ni tampoco como jefe de los apóstoles. En sus epístolas Pedro exhorta por igual, no ordena ni subordina. Escuche sus palabras: “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada” (1 P. 5:1). Él ofrece como base de sus escritos, no ninguna posición o poder eclesiástico exaltado, sino el hecho de que fue “.. testigo de los padecimientos de Cristo... que vio con sus propios ojos su majestad” (1 P. 5:1, 2 P. 1:16). El primer concilio de la iglesia registrado en Hechos 15:4-29, que fuera celebrado en Jerusalén alrededor de los años 45 ó 50 de la era cristiana, no fue convocado por iniciativa de Pedro, sino de Pablo. Además, fue Jacobo y no Pedro quien tomó el liderazgo. Aunque Pedro hizo una declaración importante, no fue doctrinaria. Fue principalmente un resumen de su experiencia cuando llevó el Evangelio por primera vez a los gentiles: “Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen. Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros” (Hch. 15:7,8). Sin embargo, fue Jacobo quien dijo: “Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre” (Hch. 15:19,20). Fue su declaración la que se convirtió en base de la carta oficial enviada a Antioquía. Cuando Pedro quiso agradar a los judíos y a los gentiles actuando incorrectamente, Pablo, quien escribió mucho más del Nuevo Testamento que Pedro y cuyo ministerio obviamente fue mayor y más extenso, públicamente amonestó a Pedro por su error: “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos ¡Alerta!

38


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gá. 2:11-14). Vemos entonces que este reclamo específico de que Pedro ocupaba una posición especial como líder y desempeñaba el papel de jefe entre los apóstoles como el primer Papa, es refutado por numerosos pasajes en el Nuevo Testamento. El catolicismo romano basa su falso reclamo solamente en esta declaración del Señor Jesucristo: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia...” (Mt. 16:18). Uno no necesita argumentar con el texto original griego, que Pedro, “petros” en la Escritura griega, no es esta “roca” que es “petra”. La verdad del asunto no depende de una interpretación dudosa de este solo versículo, sino de la totalidad de la Escritura. Está demostrado completamente, que este punto de vista del romanismo no es válido, no sólo por los pasajes del Nuevo Testamento a los cuales ya me he referido, sino por el hecho que toda la Biblia, en lugar de apoyar el punto de vista de los católicos romanos, de hecho lo refuta. El propio Dios a través de todo el Antiguo Testamento, es descrito claramente como la única “Roca” inconmovible de nuestra salvación. Permítame citarle unos pocos ejemplos: • “Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador...” (Sal. 18:2). • “Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿y qué roca hay fuera de nuestro Dios?” (Sal. 18:31). • “... Oh Jehová, roca mía, y redentor mío” (Sal. 19:14). • “A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía, no te desentiendas de mí...” (Sal. 28:1). • “¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh Jehová, para juicio lo pusiste; y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar” (Hab. 1:12). Mientras que el Nuevo Testamento declara, que el Señor Jesucristo es la Roca sobre la cual está construida la iglesia, y que Él siendo Dios, es el único calificado para esa posición. La Roca de Mateo 7:24-29, sobre la cual “un hombre prudente... edificó su casa...”, no fue Pedro, sino el Señor Jesucristo. El propio Pedro declara que Cristo es la “piedra del ángulo” sobre la cual está construida la iglesia y cita un pasaje del Antiguo Testamento para así demostrar su cumplimiento: “Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en él, no será avergonzado. Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los

edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados” (1 P. 2:6-8). Pablo también llama a Cristo “piedra del ángulo” y declara que la iglesia está “edificada sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Ef. 2:20). Esta declaración por consiguiente, claramente le niega a Pedro una posición especial como fundamento de la iglesia. En cuanto al testimonio de la historia, no es cierto que Pedro residiera en Roma, mucho menos que fuera su primer obispo. La Biblia prueba sin lugar a dudas que ni Pedro ni nadie más fue reconocido jamás como Papa o dirigente de la iglesia. Ese concepto era desconocido en los primeros años de la iglesia, la historia así lo demuestra. Mientras los católicos pretenden demostrar que el obispo de Roma era reconocido como dirigente de la iglesia, no hay prueba de este reclamo antes de Constantino. De hecho, fue él quien decretó que el obispo de Roma fuera cabeza de la iglesia. Constantino creó la posición de Papa con un propósito predeterminado, y por cientos de años los propios Papas reconocieron este hecho. Incluso hasta los historiadores católicos admiten que durante la edad media la jerarquía papal de la iglesia católica romana hizo circular un documento fraudulento para justificar su posición y poder. Este documento no trazaba la autoridad papal por sucesión apostólica desde Pedro ni tampoco intentaba justificar ese oficio con la Biblia. En lugar de eso, el documento conocido como La Donación de Constantino, acreditaba la posición papal y el ejercicio de su autoridad, como un decreto imperial. El documento, supuestamente escrito por Constantino, declaraba: “Y nosotros (los emperadores romanos) tendremos primacía sobre las cuatro sedes principales de Antioquía, Alejandría, Constantinopla y Jerusalén, al igual que sobre todas las iglesias de Dios a través del mundo entero; y el Pontífice que ocupe en algún momento dado la sede de esa misma y más santa Iglesia de Roma ocupará la posición más alta entre todos los sacerdotes del mundo entero y por su decisión serán arregladas todas las cosas concernientes a la adoración de Dios o la seguridad de la fe de los cristianos”. El hecho de que los Papas dependan de este fraude prueba dos cosas: • La falta de honestidad de los Papas para justificar su posición y • Que incluso en la edad media los Papas, lejos de reclamar su autoridad como recibida por sucesión apostólica desde Pedro, reconocían que su oficio había sido creado por Constantino, admitiendo así que no había habido ningún Papa antes de ese tiempo. Queda entonces bien claro, que si en la edad media ya se hubiera establecido la tradición de que Pedro fue ¡Alerta!

39


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

el primer Papa y que esos que desempeñaban ese oficio habían recibido su posición y autoridad por sucesión apostólica que se remontaba hasta él, entonces no habría habido necesidad de falsificar un documento tal como La Donación de Constantino. El hecho que lo consideraran necesario, demuestra el fraude adicional: el reclamo actual de la iglesia católica romana de que la autoridad papal se remonta a Pedro.

El Sagrado Corazón El popular dogma católico del Sagrado Corazón de Jesús o el Corazón Inmaculado de María, no tiene ninguna base bíblica sino que proviene del reino del ocultismo. El “Sagrado Corazón “ es descrito como un objeto visible y radiante dentro del pecho de Jesús o en ocasiones es María quien lo sostiene en su mano. ¡Verdaderamente un corazón bien extraño! Aquí tenemos una fuente mágica de poder y protección, con una extraña identidad propia. La devoción está dirigida a este objeto místico el cual llega a convertirse en un reemplazo sutil de una relación personal con Cristo y devoción a Él. El corazón del Señor Jesucristo, indudablemente es inmaculado, perfecto, sin pecado. Aunque es 100% hombre, también es Dios. Ninguna otra persona ha estado jamás sin pecado: “... porque no hay hombre que no peque...” (1 R. 8:46). “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque” (Ec. 7:20). Si alguien argumenta que estas Escrituras fueron dadas antes del nacimiento de María, entonces permítame citarle estas otras que fueron registradas después de su muerte: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Ro. 3:23). “Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” (1 Jn. 1:10). Estas declaraciones no hacen excepción alguna, ni Pablo ni Juan en ningún momento hacen un caso especial de María. “El Inmaculado Corazón de María”, no sólo demanda devoción igual, sino mayor que la que se le da a Cristo. Durante las apariciones de Fátima, los niños dijeron que para traer la paz en la tierra había que tener devoción, no por el Corazón de Jesús, sino por “El Inmaculado Corazón de María”.

La Inmaculada Concepción Atribuirle un “Corazón Inmaculado” a María es negar su pecaminosidad humana. De hecho, esto es confirmado por otro dogma relacionado: el de la Inmaculada Concepción. Esta herejía fue primero popularizada por medio de los esfuerzos de Eadmer, un monje británico del siglo XII, y fue finalmente declarado como un dogma por el Papa Pío XI en 1854. Enseña que María “desde el

primer momento de su concepción, por una gracia singular y privilegio del Dios Todopoderoso, en vista de los méritos de Cristo Jesús el Salvador de la humanidad, fue preservada libre de toda mancha de pecado original y permaneció sin pecado toda su vida”. Se arguye que esta gracia extraordinaria fue extendida a María para guardarla sin pecado. Este reclamo contradice la entera lógica de la Biblia. Si era posible guardar a María sin pecado entonces ¿por qué Dios no hizo lo mismo con Adán y Eva impidiendo así en primer lugar que el pecado entrara en el mundo? Adán y Eva no fueron concebidos inmaculadamente por padres pecadores; fueron creados por Dios sin pecado y colocados en un medio perfecto sin pecado. Pese a todo pecaron. Cualquiera criatura con el poder para decidir, con excepción del propio Dios, pecaría inevitablemente. Si este no fuera el caso, entonces Dios nunca habría permitido el pecado. La única forma de impedir que la humanidad peque, es quitándole el libre albedrío. Pero eso nos convertiría en robots, haciendo imposible que amáramos a Dios o a nuestros semejantes, porque el ingrediente esencial del amor es el libre albedrío. Vence el poder del pecado sin destruir el poder de elección, sólo por el plan de redención de Dios, es decir mediante la muerte de Cristo como expiación del pecado. El amor en el corazón de los redimidos brota como agradecimiento por todo lo que Dios ha hecho por ellos. Es Cristo morando por fe en el corazón y la esperanza de que un día estaremos eternamente con Él en la presencia de Dios, lo que hace del creyente cristiano una nueva criatura, sin las propiedades sensuales que contribuyen al pecado. Esta redención completa que es el mensaje entero de la Escritura sería superflua si la exención de pecado pudiera lograrse simplemente por la extensión de una gracia particular, tal como en el caso de María. Esa herejía socava toda la Biblia. Finalmente, la negación del lugar de María como una “pecadora salvada por gracia” tiene su efecto, ya que la coloca en el lugar de una diosa. Aunque el catolicismo niega esta acusación, eso es exactamente lo que ocurre en la práctica.

La Misa y la Transubstanciación Juan el Bautista aclamó al Señor Jesucristo como “... el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29). Mientras que Hebreos 9:26 dice de Cristo: “... Pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado”. El siguiente capítulo de la Epístola a los Hebreos pasa a explicar que los sacrificios de animales en tiempos del Antiguo Testamento no podían quitar el pecado, que esto sólo fue posible mediante el sacrificio eficaz ¡Alerta!

40


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

de Cristo, el cual fue prefigurado en los sacrificios de animales, por lo cual no tiene que ser repetido: “Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (He. 10:11-14). La Biblia no puede decir más claramente que la redención de la humanidad fue obtenida una vez y para siempre mediante la muerte expiatoria, entierro y resurrección de Cristo: “... porque esto lo hizo una vez y para siempre, ofreciéndose a sí mismo” (He. 7:27). Lo único que se necesita es que la humanidad se reconcilie completamente con Dios: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna... y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Jn. 3:36; 5:24). El sacrificio del Señor Jesucristo logró nuestra redención completa y eterna, nos dio salvación, perdón de pecados y liberación por el castigo que exigía la justicia de Dios. Su muerte procuró vida eterna y un hogar celestial como dádiva gratuita de la gracia de Dios para esos que reciben a Cristo como Señor y Salvador. Un poco antes de entregarle el espíritu a su Padre celestial, el Señor Jesucristo exclamó triunfante desde la cruz: “¡Consumado es!” (Jn. 19:30). El intentar hacer cualquier ofrenda adicional o algo más a fin de recibir el perdón de pecados y la aceptación de Dios, es negar la suficiencia de lo que el propio Cristo ya ha completado y Dios ha aceptado. Verdaderamente, cualquier intento por ofrecerle a Dios algo más en adición al sacrificio del Señor Jesucristo hecho una vez y para siempre, constituye un rechazo a la salvación que ofrece Dios. Si el sacrificio que hizo Cristo de sí mismo sobre la cruz no es suficiente, entonces... ¿qué es y cómo sabremos qué es? ¿Cuántas veces más debe el Señor ser ofrecido sobre los altares católicos? Mientras los católicos insisten en que el sacrificio de Cristo no fue suficiente, no pueden afirmar ni decir cuántas misas deben ofrecerse, cuántos rosarios hay que rezar, cuántas limosnas hay que dar, cuánto tiempo deben sufrir las almas en el purgatorio a fin de pagar la deuda a la justicia infinita de Dios y cuándo llegan finalmente las almas al cielo. Considere la siguiente enseñanza católica, tal como aparece en la publicación The Fatime Crusader, de noviembre y diciembre de 1986, la revista oficial de la Cruzada Internacional del Rosario de Fátima: “A la hora de la muerte las santas misas que usted ha asistido devotamente serán su mayor consolación. Cada misa irá con usted al juicio y contará para su perdón (Pero... ¿Cuán efectivamente y hasta dónde?) Con cada misa usted podrá disminuir el castigo temporal debido a sus pecados,

de acuerdo con su fervor (¡que cosa más vaga y absurda!)... A través del Santo Sacrificio, nuestro Señor Jesucristo suple para muchas (Pero... ¿para cuáles? ¿por qué no todas?) de sus negligencias y omisiones ... Al escuchar la Santa Misa piadosamente usted le provee a las almas en el purgatorio el mayor alivio posible ... También acorta su purgatorio con cada misa”. El dogma del catolicismo romano es claro: La muerte de Cristo sobre la cruz, en lugar de ser el sacrificio completo hecho de una vez y para siempre por los pecados, es simplemente el primer abono. Incluso después que Cristo murió por nuestros pecados y resucitó triunfante, todavía permanece una deuda gigantesca que debe pagarse por completo con un sin fin de misas, limosnas, buenas obras, rosarios, sufrimientos aquí y en el purgatorio, etc. No se puede negar que ese es el otro evangelio sobre el que predicó Pablo y sobre el cual porta testimonio la entera Biblia. Por lo tanto es apropiado recordar una vez más las advertencias de Pablo: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” (Gá. 1:8). En lugar de fe en Quien concede vida eterna como una dádiva gratuita de su gracia, los católicos romanos lo sustituyen con la enseñanza de la transubstanciación que tiene lugar en la misa, cuando el pan y el vino supuestamente, y por un acto mágico, se transforman en la carne y sangre de Cristo. La salvación entonces es afectada, no por el sacrificio hecho de una vez y para siempre por Cristo al darse a sí mismo sobre la cruz por nuestros pecados, sino por los sacerdotes católicos romanos ofreciendo una y otra vez su cuerpo y sangre y participando fielmente de él. Es claro entonces que la misa nulifica el sacrificio logrado plenamente por Cristo: “... el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios...” (He. 9:14) y contradice la enseñanza bíblica de que: “con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (He. 10:14). La misa también nulifica la resurrección de Cristo. A través de la misa, su cuerpo inmortal resucitado, el cual ya no contiene sangre porque la derramó hasta morir sobre la cruz del Calvario, se transforma en mortal, en el cuerpo sustentado con sangre que Cristo tenía antes de morir, anulando así su sacrificio perfecto. No asombra entonces que tantos hubieran preferido morir en la hoguera antes de confesar la herejía por medio de la cual negaban Escrituras como estas: “Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo ¡Alerta!

41


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan... Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado” (He. 9:24-28; 10:11-14,18). De acuerdo con el dogma católico romano, la participación física del Sacramento de la Misa, al igual que el acto físico del bautismo, producen beneficios espirituales. Esta enseñanza se deriva de dos declaraciones que hiciera el Señor Jesucristo: • Cuando dijo ante un grupo de incrédulos: “... De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros” (Jn. 6:53), y • Cuando en la última cena junto con sus discípulos, “Mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados” (Mt. 26:26-28). La lectura cuidadosa de estos pasajes confirma lo que el sentido común demanda: que el Señor Jesucristo no estaba apoyando el canibalismo, el comer y beber de su carne y sangre literal. Tampoco dijo que hacer esto contribuía a la salvación personal. En primera instancia, en este mismo discurso Cristo dijo que esos que creyeran en Él tendrían vida eterna. Por lo tanto, es obvio que dejó claro que “comer” y “beber” significaba “creer”. Que era necesario creer que Él, el Creador del universo, había venido a la tierra, no como una aparición o en un cuerpo espiritual, sino como un hombre real de carne y hueso para morir por nuestros pecados. “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás... Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero... De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de vida... El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Jn. 6:35,40,47,48,63). En segunda instancia, el Señor estaba sentado en presencia de sus apóstoles en su cuerpo físico, cuando

dijo sobre el pan que sostenía en su mano: “Esto es mi cuerpo”. Ninguno de los discípulos que estaban con Él, podía pensar en forma razonable que el pan se convertiría en su cuerpo físico literal, ya que el Señor se encontraba claramente visible ante ellos en su forma normal. Tampoco dijo que “el pan más tarde se convertiría en su cuerpo”, sino “Esto es mi cuerpo”. El único significado es que el pan y el vino eran símbolos de su cuerpo y sangre. El catolicismo se enorgullece de tomar las palabras de Cristo en estos pasajes en forma literal. La regla para discernir cuándo hay que tomar la Escritura literalmente y cuándo figurativamente, es aceptarla siempre literalmente a menos que no tenga sentido o que no sea necesario hacerlo. Sin duda no tiene sentido sugerir que Cristo, mientras estaba presente en su cuerpo físico, quiso decir que la hogaza de pan que sostenía en sus manos era también su cuerpo literal. Tampoco tiene sentido que el cuerpo de Cristo se multiplique interminablemente por todo el mundo millones de veces para que se lo coman una y otra vez. Esta práctica de ninguna manera, corresponde con las palabras textuales del Señor Jesucristo, porque ese “cuerpo mágico” de ninguna manera puede ser su cuerpo literal. Si aceptamos esto, tendríamos que aceptar textualmente las palabras del Señor Jesucristo cuando dijo: “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” (Jn. 6:51). También tendríamos que aceptar literalmente que el Señor Jesucristo es pastor y que nosotros somos ovejas, ya que dijo: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas” (Jn. 10:11), o que es literalmente una puerta: “De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas” (Jn. 10:7). O que es la luz: “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo...” (Jn. 8:12). El interpretar literalmente las declaraciones del Señor Jesucristo concerniente a comer su carne y beber su sangre, contradice y socava el propio evangelio que predicara Cristo. Esa salvación se alcanza creyendo en lo que Él hizo, no a través de una obra física que tengamos que hacer nosotros. El efecto de la herejía de la transubstanciación, es hacer que la salvación dependa del acto físico y repetido de comer la carne y beber la sangre, que el Señor Jesucristo tenía antes de su crucifixión y resurrección, sin indicación alguna de cuántas veces hay que hacerlo. Esta salvación nunca se completa, porque el sacerdote debe una y otra vez transformar más pan y vino en cuerpo y sangre, para que así los fieles puedan participar repetidamente de este sacramento durante la misa. La transformación mágica del pan y del vino en el cuerpo y sangre de Cristo sólo pueden realizarla los sacerdotes sobre los altares católico romanos. Por lo tanto, para los católicos la salvación depende, no de la ¡Alerta!

42


Dogmas Antibíblicos de la Iglesia de Roma

fe personal y una relación con el Cristo resucitado y glorificado que murió por nuestros pecados, sino en la relación personal con la iglesia y en la participación de esos sacramentos administrados y decretados por ella, los cuales son esenciales para la salvación. Además, la doctrina de la transubstanciación niega que Cristo vino una sola vez y para siempre en la carne, así como niega que murió y fue sacrificado una vez y para siempre. De acuerdo con 1 Juan 4:3, ésta es una enseñanza del Anticristo: “Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo...” Según el dogma católico, Cristo viene una y otra vez en la carne, sobre los miles de altares católicos romanos alrededor del mundo como hostia, que se transforma una y otra vez en su cuerpo. Tampoco tiene un cuerpo físico como enseña la Biblia, sino que su “cuerpo” está en exhibición en miles de lugares al mismo tiempo. Como Dios, el Señor Jesucristo es omnipresente en Espíritu, pero no existe tal cosa como un cuerpo omnipresente. Una de estas hojas con explicaciones dadas en la Iglesia del Sagrado Corazón, situada en Montmartre, una parte alta de París, declara: “Encima del altar mayor una custodia que contiene el pan transformado en el cuerpo de Cristo durante la misa ha estado solemnemente expuesta desde 1855, para la adoración ininterrumpida tanto en la noche como en el día. Esos que toman parte en esta plegaria de adoración son el vínculo entre Cristo y las personas de su esfera social, de su país y del mundo entero...” Incluso aun después de atribuirles poderes heréticos, el bautismo y la misa no son suficientes. La insistencia del catolicismo de que la expiación llevada a cabo por el Señor Jesucristo sobre la cruz no nos limpia completamente del pecado ni nos libra del castigo, requiere mucho más ritual y esfuerzo: Las buenas obras, rezos, penitencias, rezar el rosario una y otra vez, mortificarse el cuerpo, ayunar, usar escapularios, medallas, etc. Esta lista continúa y a esto tendríamos que añadir, que hay muchos que a cada rato están inventando nuevos medios de gracia. Son innumerables las cosas que requiere la iglesia católica para poder llegar finalmente al cielo. Pero nadie, ni siquiera el Papa puede calcular cuántas misas tienen que ofrecerse, cuánto sufrimiento hay que soportar, cuántos rosarios hay que rezar, los católicos nunca dicen qué es suficiente. La iglesia permanece extrañamente silenciosa respecto a las preguntas más importantes.

La regeneración por el Bautismo Un católico cree que el bautismo de agua le imparte vida divina, como dice en el parágrafo 694 del Catecismo Católico: “... Así el agua bautismal significa realmente nuestro nacimiento a la vida divina...”

“La regeneración por el bautismo” es un vestigio del catolicismo herético del cual Martín Lutero y otros reformadores nunca pudieron librarse y del cual dependen todavía algunos grupos protestantes. La Iglesia Unida Pentecostal, declara por ejemplo: “El agua del bautismo es una parte esencial de la salvación del Nuevo Testamento... Sin un bautismo apropiado es imposible entrar en el Reino de Dios”. Sin embargo, lejos de enseñar tal doctrina, la Biblia señala que Cristo, el Salvador de los pecadores, nunca bautizó a nadie: “Aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos” (Jn. 4:2). Y que Pablo sólo bautizó a unos pocos, incluso no estaba seguro respecto a cuántos había bautizado: “Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo, para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre. También bauticé a la familia de Estéfanas; de los demás, no sé si he bautizado a algún otro” (1 Co. 1:14-16). Como ha comprobado, estos pasajes de la Escritura contradicen la enseñanza de que el bautismo es esencial para la salvación. Es claro que alguien más bautizó a los cristianos en Corinto. Pese a todo, Pablo se llama a sí mismo su “padre” y explica: “... Pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio” (1 Co. 4:15). Pablo había sido el medio para la salvación de ellos, sin haberlos bautizado. Si el bautismo fuera esencial, de hecho si fuera uno de los medios para experimentar el nuevo nacimiento, entonces Pablo no se habría llamado a sí mismo padre que los había engendrado en Cristo Jesús. Lejos de ser salvos mediante el bautismo, los corintios, tal como Pablo les recordó, fueron salvos por creer en el Evangelio: “Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Co. 15:1-4). Pablo en ningún momento sugiere siquiera que el bautismo salva, en lugar de eso enseña en forma consistente que la salvación sólo proviene de creer en el Evangelio. El apóstol afirma esto en forma repetida. Note por ejemplo lo que dice Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree...” En esta declaración de Pablo no hay una sola palabra respecto al bautismo. De hecho, Pablo va más allá al declarar: “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio...” (1 Co. 1:17). •Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

43


Pastor José A. Holowaty l movimiento conocido como Marcha para Jesús comenzó en 1987 en la ciudad de Londres. Dos grupos entre la iglesia: Pioneer e Icththus, Jóvenes con una Misión y el líder de adoración Graham Kendrick, llamaron a las personas a orar en la ciudad de Londres. El señor Kendrick y sus asociados, creen que Dios les pidió que oraran por las calles de la ciudad de Londres. Fue por esto que inicialmente, unos 20.000 cristianos de muchas iglesias y denominaciones diferentes a través de la nación se congregaron para orar y alabar a Jesús. Durante los tres años siguientes, las marchas se extendieron a través de Gran Bretaña. Inicialmente a 49 centros y luego a cientos de marchas menores. Estas caminatas por las calles comenzaron primero en Europa y luego en Norte América y de allí al mundo. El 25 de julio de 1994 tuvo lugar la primera Marcha Global para Jesús, la que cubrió todos los diferentes horarios del mundo y unió a más de 12 millones de cristianos procedentes de más de 177 naciones en oración y alabanza por las calles. Algunas fueron celebraciones de gran importancia y otros fueron eventos silenciosos y más bien en secreto. Desde entonces han tenido lugar marchas a través de todo el mundo. Hasta 1997 más de 40 millones habían marchado para Jesús. En el Día de Jesús celebrado el 10 de junio del año 2000, una oleada masiva de alabanza se extendió a través de todo el planeta. Más de siete millones de personas en miles de comunidades y en cada país, tomaron las calles para proclamar el Señorío del Señor Jesucristo en el nuevo milenio. Fue la celebración coordinada a Cristo más grande que se haya podido celebrar. Se hizo énfasis especial en los niños. Asegurando que Cristo vino al mundo como un niño indefenso, dedicaron esta primera celebración del milenio a los niños, orando para que los pequeños disfruten de un futuro mejor. A continuación permítame ofrecerle una reseña de los principales fundadores de Marcha para Jesús y las actividades que desempeñan:

Roger Forster, de Icththus Christian Fellowship, dirige un movimiento cristiano carismático integrado por diferentes denominaciones, comprometido en iniciar nuevas iglesias en la ciudad de Londres. Bajo el liderazgo de Roger Forster, Icththus combina la vida radical de la iglesia con un entrenamiento completo y programa misionero. Gerald Coates y su grupo Pioneer Trust promueven un compromiso carismático entre el evangelismo cristiano. Pioneer está a cargo del compañerismo a través de Gran Bretaña, de fundar nuevas iglesias y de un programa de entrenamiento. Lynn Green de Jóvenes con una misión, es un movimiento misionero internacional que une a personas de todas las edades para presentarle a Jesucristo a esta generación. Su trabajo abarca tres categorías principales: evangelismo, entrenamiento y ministerios de ayuda. En la actualidad cuenta con 406 diferentes localizaciones para sus ministerios en 108 naciones del mundo. Graham Kendrick es miembro de Icththus Christian Fellowship y cofundador de la Marcha para Jesús. Hijo de un pastor bautista nació en Northamptonshire en 1950. Recibió educación como maestro, pero en 1972 se dedicó a cantar y escribir música. Sus cánticos e himnos los entonan millones de personas en numerosos idiomas alrededor del mundo. Es casado, tiene cuatro hijas y vive en el sur de Londres. En 1995 Graham recibió un premio por su labor internacional y su nombre fue añadido a la lista de “Quién es quién”. En el año 2000 recibió un doctorado honorario en teología de la Universidad Brunel en reconocimiento por su contribución a la vida de adoración entre la iglesia. Steve Clifford, es director de Marcha para Jesús.

Su P roclamación Proclamación Este es el texto bíblico con que se identifica este grupo: “¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones?” (Mr. 11:17). Y esta es su ¡Alerta!

44


Marcha para Jesús

proclamación: “Este ministerio desde sus comienzos ha sido un ministerio para todas las naciones, donde juntos reunidos en un solo espíritu adoramos y glorificamos a nuestro Rey y Salvador nuestro Señor Jesucristo. Las puertas de este ministerio, nunca se cerrarán sino que permanecerán abiertas de par en par hasta que venga el Señor. Amén”. Hasta ahora todo lo escuchado, suena bonito y hasta bíblico, pero antes de aceptar a cualquier nuevo grupo, así aseguren que son cristianos, debemos someterlo al escrutinio de la Biblia, para ver si resiste la prueba. La Marcha Anual por Jesús, como dijera en principio se originó entre un grupo carismático conocido como Christian Icththus Fellowship. Ichtus es una palabra griega que significa “pez”. Los primeros cristianos usaron el símbolo del pez para identificarse unos a otros. Ichtus en cooperación con el grupo Jóvenes con una Misión, llevan literalmente a millones alrededor del mundo, a las calles, para “celebrar a Jesús”. Según informes, el 25 de junio de 1994, “más de 20.000 presos participaron en los eventos de la Marcha para Jesús, en prisiones a todo lo ancho de la nación... En Sao Paulo, Brasil, 850.000 danzaron y cantaron en las calles en medio de un desbordante aguacero... Un estimado de un millón de personas participaron en una reunión de oración en Seúl, Corea... Por primera vez a los cristianos se les dio permiso para participar en marchas públicas en Mongolia y en Phnom Penh, Camboya...” Lo mismo ocurrió en todas partes del mundo. ¡Y todo esto parece muy bueno! Pero la literatura de Marcha por Jesús anima a todos, incluyendo católicos, hindúes, budistas y musulmanes a unirse en una celebración a Jesús. Y yo me pregunto: ¿Cómo pueden todos esos que profesan religiones y filosofías que se oponen a Cristo expresar aprecio por Él? ¿Acaso no produce esto, seudo seguidores de Cristo, quienes están tan lejos de la verdad como esos supuestos convertidos mencionados en los capítulos 2, 6 y 8 de Juan, quienes estaban opuestos al Evangelio? El líder indio Ghandi admiraba a Jesús, pero permaneció como hindú. La admiración que sentía por su propio “Cristo” falso le impidió conocer al Jesús verdadero. Jay Gary ha sido el coordinador regional en el oeste medio de las Marchas para Jesús. Fue el fundador del Servicio Global para el año 2000, de la Celebración 2000 y de la organización Año 2000, con la que está afiliada Marchas para Jesús. Jay Gary alardea que “las Marchas para Jesús se convertirán en la fiesta callejera más grande del mundo”. Pero... ¿acaso Cristo vino para que las personas pudieran celebrar fiestas callejeras? Las marchas permiten que los políticos sepan, cuántos son los votantes potenciales que tienen que apaciguar. Pat Robertson ha dicho varias veces que “la reunión política Washington para Jesús celebrada en abril de 1980, la cual copresidió con Bill Bright, fue un punto de viraje en la política Norte Americana”. A pesar de todo, Estados Unidos ha continuado cuesta abajo, política y moralmente.

Lo que la mayoría de cristianos ignora, es que este grupo le está ofreciendo al mundo un Jesús genérico que pertenece a las personas en todas partes, no importa cuál sea su raza o credo. Como dice Jay Gary en uno de sus libros refiriéndose a la persona de Jesús, “Él es la esperanza de revolucionarios y evolucionarios, fascina a los intelectuales y a los no intelectuales...” En su libro le llama a Jesús, “la Estrella del 2000... el más grande genio religioso que haya vivido jamás... La personalidad más sobresaliente de todos los tiempos... Uno de los maestros más grandes que la humanidad haya tenido jamás... La persona más influyente que haya vivido... La más grandiosa celebridad... La figura más intrigante de la historia (y mucho más)”. Tales alabanzas humanistas apelan a la naturaleza caída del hombre y a su inclinación natural a adorar héroes. Entre más se acerca a la humanidad a este Cristo falso, más lejos estará de Jesucristo, su Evangelio y Misión. El hecho de que líderes evangélicos apoyen con tanto entusiasmo el libro del señor Gary, habla mejor que nada acerca de la condición de la iglesia hoy. El cristiano fundamentalista M. H. Reynolds, le llamó a este movimiento evangelizador de las Marchas para Jesús “... la presión más grande y engañosa hacia la mayor apostasía ecuménica que el mundo jamás haya visto”. En un espíritu similar de ecumenismo, Shirley Dobson, esposa del sicólogo cristiano James Dobson, ha dicho que el día Nacional de Oración, el cual preside, “pertenece a todos los credos y todos los pueblos. Y añade: Estamos animando a todas las personas en sus esferas de influencia para que se reúnan, oren e intercedan por nuestra nación”. Pero... ¿acaso el Papa no tuvo la misma idea en Asís? ¿Es que son eficaces las oraciones de todos, incluso animistas, médicos brujos, hindúes y budistas? ¿Cómo pueden los evangélicos animar a los paganos, ocultistas y miembros de las religiones falsas, a que se les unan en oración para implorar “las bendiciones de Dios?” ¿No es acaso como si Elías le hubiera pedido a los profetas de Baal que se le unieran en oración por las bendiciones de Dios sobre Israel? ¿O como si Pablo le hubiera dicho a los sacerdotes del templo de Diana en Efeso y a los estoicos en el Areópago que se unieran a la iglesia en oración para que Dios bendijera el imperio romano? En 1997, estuve observando cuidadosamente la celebración del día Nacional de Oración presentado por la cadena de televisión TBN. No había duda respecto a la sinceridad y seriedad de esos que participaron. Las oraciones y discursos de esos involucrados, el grupo conocido como “Promise Keepers” (Guardadores de la Promesa) y la Marcha para Jesús, evidenciaron una pasión genuina por unidad nacional y bendiciones sobre Estados Unidos. Pero también era claro que algo estaba trágicamente mal, porque lo único que predominaba era la unidad. Una y otra vez los participantes expresaron su anhelo por un despertar moral y espiritual en América, que uniera a familias y comunidades. Sin embargo, el des¡Alerta!

45


Marcha para Jesús

pertar espiritual y el anhelo por unidad está centrado en una “fe” genérica y un ecumenismo que no le encuentra faltas a las doctrinas falsas ni a las prácticas ocultistas. No se hizo distinción alguna entre la verdad de Dios y la mentira de Satanás. Ni tampoco se expresó preocupación alguna por las creencias falsas que engañan y condenan a la humanidad, sólo el deseo por unidad sin verdad. Cuán extraño es, que esos que emprenden cruzadas tan vigorosas en contra del aborto y otros males en el mundo, raras veces expresen preocupación por las herejías y el ocultismo en la iglesia. El cristianismo se está redefiniendo en forma sutil para hacerlo más atractivo al mundo. Millones de “cristianos” de todas las denominaciones, desde evangélicos, católicos, mormones y moonitas, se han unido en las Marchas para Jesús en un anhelo por cristianizar al mundo. De alguna forma, esta “misión” ha atrapado la imaginación y lealtad de multitudes de evangélicos y se ha confundido en sus corazones y mentes con la Gran Comisión de la Biblia. Esta nueva esperanza es, que es posible salvar a la humanidad con un evangelio ecuménico comprometido, que ha sido diluido lo suficiente para no ofender a nadie. Los católicos romanos se han convertido en compañeros de los evangélicos en la evangelización del mundo, cuando de hecho deberían ser el blanco principal de evangelización de los protestantes, tal como millones que fueron católicos pueden testificar. Y esos, tal como los señores Graham, Bright y Colson, reconocidos líderes evangélicos en Estados Unidos, quienes fueron los primeros en unirse a los católicos como “hermanos y hermanas en Cristo”, al hacer esto comprometieron el Evangelio. Hay casi una aceptación total de parte de los evangélicos, con respecto a este creciente movimiento ecuménico para evangelizar al mundo. Uno de sus líderes Michael Green, ha hablado en prestigiosas reuniones, tal como la Conferencia Internacional a la que asistió Billy Graham en 1983 en Amsterdam. Allí le dijo a evangélicos de todas partes del mundo que estaban en busca de consejo... “No hable acerca del nuevo nacimiento, hable de liberación... Identífiquese y sea amigable con la sociedad secular. Conviértase en uno con ellos...” En su libro El futuro del cristianismo” Green sugiere que los cristianos “pueden recibir enseñanza acerca de cómo profesar... devoción a Dios, de parte de los musulmanes o hindúes; de cómo separarse de la pasión, por los budistas; del carácter sagrado de la naturaleza, por los animistas y de bondad por los ateos...” La Biblia enseña en contraste: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios... No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo” (Jn. 3:3,7). Esa verdad, ahora se ha cambiado, por un evangelio humanista de auto justificación.

Un Compañerismo Increíble Esta corriente ecuménica ha alcanzado proporcio-

nes irresistibles. A la reunión de oración que celebrara el Papa en Asís en 1986, en donde acogió a adoradores de serpientes, adoradores del fuego, espiritistas, animistas, budistas, hindúes, musulmanes y chamanes, recibió el apoyo y la representación del Concilio Mundial de Iglesias e incluso de líderes evangélicos. Allí se encontraban representadas la YWCA (Asociación de Jóvenes Cristianas), la YMCA (Asociación de Jóvenes Cristianos), la Conferencia Mundial Menonita, la Alianza Mundial Bautista, la cual incluía a la Convención Bautista del Sur, la Alianza Mundial de las Iglesias Reformadas y la Federación Mundial Luterana. Incluso hasta la Prensa Asociada se mostró asombrada por esta mezcla. Este fue parte de su comentario: “Salmodias, campanas de templos y encantamientos paganos, resonaban alrededor de las capillas católico romanas en Asís ayer, cuando el Papa Juan Pablo Segundo y sus 200 invitados de las 12 principales religiones del mundo oraban por la paz mundial... “El curandero de los indios Crow, jefe John Pretty-onTop, ofreció expulsar los malos espíritus. Muchos respondieron a su llamado, entre ellos un monje franciscano... En una capilla a lo largo del camino, el dirigente de la iglesia de Zoroastro en Bombay, oró ante el fuego que simboliza a su dios... El decimocuarto Dalai Lama, el dios y rey exilado de Tibet, encabezaba el fuerte contingente budista, murmurando sutras en medio del repicar de campanas de la Basílica de San Pedro... Los animistas africanos con sus togas que eran la envidia de cualquier diseñador, invocaban los espíritus de los árboles y plantas para que vinieran en ayuda de la paz...” El Parlamento de las Religiones del Mundo en 1993 fue patrocinado, no sólo por el Congreso Americano Budista y la Asamblea Espiritual de los Baha’is, sino también por la Arquidiócesis Católico Romana de Chicago, la Unión Católico Teológica, la Escuela Luterana de Teología de Chicago, la Iglesia Evangélica en América, el Sínodo de Chicago, la Iglesia Metodista Unida, la Conferencia del Norte de Illinois, la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos y los Asuntos Ecuménicos de la Iglesia Unida de Cristo, en Chicago. Los representantes oficiales del Vaticano ante el Parlamento, fueron: “El excelentísimo reverendo Francesco Gioia, del Concilio Pontificio para el Diálogo Inter-religioso”. Jay Gary ha estado involucrado como líder haciendo planes con el movimiento Lausanne de Billy Graham y Cruzada Universitaria para Cristo. Él alaba al Concilio Mundial de Iglesias por “traer unidad en tiempos modernos”. Gary alaba al Papa Juan Pablo II, a la Nueva Evangelización para el nuevo milenio del Vaticano, al igual que a Fray Tom Forrest, quien la dirige, sugiriendo que el “evangelio católico romano es el verdadero”. Fray Tom Forrest, es uno de los que recomienda el libro de Gary. ¡Trate de imaginar por un segundo a Pedro asistiendo a un ritual en un templo budista y alabando la sabiduría budista! O al Apóstol Pablo diciéndole a su audiencia hindú, tal como hiciera Juan Pablo II durante ¡Alerta!

46


Marcha para Jesús

su visita a India, que no había ido allí para enseñarles nada, sino “para aprender de su rica herencia espiritual”, que el mundo necesitaba prestarle atención a la “visión espiritual del hombre” que tenía el pueblo de India. Los primeros cristianos nunca habrían sido martirizados si hubieran adoptado una posición semejante a las prácticas paganas de los romanos. Hablando de los sintoístas y budistas en Tokio en 1981, el Papa Juan Pablo II alabó la sabiduría de estas religiones antiguas que lo inspiraban a “ver una presencia divina en cada ser humano... (Agregando) Como Vicario de Cristo expreso mi gozo porque Dios ha distribuido estos dones religiosos en medio de ustedes”. ¡Qué declaración más increíble en vista de los errores y ocultismo que practican los sintoístas y budistas! En Togo en 1985, el Papa se regocijó “porque había orado por primera vez con los animistas”. ¡Qué mejor forma de confirmarlos para que continúen en las tinieblas! Uno se maravilla cómo contestaría el Papa a esta pregunta de Pablo: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (2 Co. 6:14-16). Juan Pablo II declaró que “el Segundo Concilio Vaticano... reconoció que en las diversas tradiciones religiosas hay algo verdadero y bueno, las semillas de la Palabra. Animó a los discípulos de Cristo a descubrir ‘las riquezas que un Dios generoso ha distribuido entre las naciones’ ”. ¡Trate de imaginar a Moisés sugerir que Israel “descubrió las riquezas” que se encontraban en las religiones de los adoradores de ídolos, de los alrededores! Un crítico católico de su iglesia, asombrado por el ecumenismo escribe: “Originalmente, el ecumenismo estaba preocupado con la unidad entre los cristianos. Pero es ahora, cuando más... está buscando la unión de todas las religiones, cristianos o no cristianos. El 19 de mayo de 1964, Pablo VI oficialmente inició una secretaría para los no cristianos... la cual desempeñó un papel importante durante las últimas dos sesiones del Concilio Vaticano Segundo... Algunos meses más tarde, monseñor Wojtyla, quien se convirtió en el Papa Juan Pablo II, declaró: ‘La nostalgia por la unidad de los cristianos hace causa común con la unidad para la entera raza humana... Esto le ha dado auge a la actitud de la iglesia hacia las otras religiones, la cual está basada en el reconocimiento de sus valores espirituales... extendiéndose a religiones tales como el islam, budismo e hinduismo”. Una vez más debo recordar, que ni la Biblia ni siquiera por una vez reconoce “valores espirituales” en las religiones falsas. En lugar de eso, denuncia tales religiones como instrumentos de Satanás. Debería exponerse el ocultismo y las tinieblas demoníacas que cie-

gan y atan a los seguidores de las religiones que tanto alaba el Papa, en lugar de encomiar su error y así animarlos hacia la condenación. El deseo por la unión ecuménica trae destrucción forjada por el compromiso. Trágicamente, los líderes evangélicos están por su parte alabando al Papa e instando a la iglesia para un compañerismo con Roma y la Marcha para Jesús es parte de todo este movimiento. Los evangélicos se han unido en sociedad con el evangelio falsificado de los católicos romanos para evangelizar unidos el mundo. Al hacer esto, también se han unido con todos los compañeros paganos y ocultistas de Roma. Los Papas Juan XXIII y Pablo VI estaban entre los fundadores originales del Templo del Entendimiento, el cual une a todas las religiones del mundo en un vasto vínculo conocido como las Naciones Unidas de las Religiones. Continuando con ese espíritu, el Papa Pablo VI le dijo al líder hindú Sri Chinmoy: “su mensaje y el mío son iguales”. Y ahora, los líderes evangélicos están diciéndole al Papa: “su mensaje y el nuestro son iguales”. James Dobson, quien recibió un doctorado honorario de la Universidad Franciscana Steubenville, y quien trabaja con mormones y católicos, le llamó al Papa: “El líder religioso más eminente que menciona el nombre de Jesucristo”. La verdad escueta es que los católicos romanos necesitan ser evangelizados, desde el Papa para abajo. En lugar de eso los evangélicos firmaron un acuerdo de “no proselitismo” y aceptaron a los católicos como cristianos y ahora están uniendo sus fuerzas con ellos, para evangelizar al mundo en el nuevo milenio. Confiamos que después de haber leído este artículo, quede claro para usted, cuán inmenso es este engaño. Jay Gary escribe: “Para el primero de enero del año 2000, celebraremos el comienzo del tercer milenio de la era cristiana. ¡Verdaderamente, reyes y profetas anhelaron ver nuestros días!”. ¡Qué declaración más increíble! De hecho, reyes y profetas y cristianos verdaderos a lo largo de los siglos han anhelado que Cristo se los lleve al cielo tal como prometió, no ver que el mundo continúe por un tercer milenio desde Cristo. Es claro por muchas Escrituras en el Nuevo Testamento, que los primeros cristianos estaban atentos esperando a que Cristo los arrebatara al cielo en cualquier momento.

Los guardadores de la promesa, marcha para Jesús, el ecumenismo y el catolicismo Los Guardadores de la Promesa con sus siete promesas tal vez son el movimiento religioso de más rápido crecimiento en la historia. De hecho, los primeros guardadores de la promesa celebraron su primera reunión al pie del monte Sinaí cuando Dios entregó los diez mandamientos e Israel prometió obedecerle. Estos prime¡Alerta!

47


Marcha para Jesús

ros “guardadores” fallaron completamente en cumplir su compromiso. No hay nada malo con los diez mandamientos; simplemente la humanidad es incapaz de guardarlos. Por eso los guardadores concluyeron que necesitábamos siete obligaciones más. Pero... ¿quién inventó estas siete obligaciones? ¿Y con qué autoridad? James Dobson, quien ayudó a que se iniciaran los guardadores de la promesa con una donación de $10.000 (Dlls), aseguró que el crecimiento cristiano “comienza haciendo algunas promesas... que debemos mantener”. Pero, entonces, ¿quiere decir esto que los cristianos no crecían espiritualmente hasta que aparecieron los guardadores de la promesa? La Biblia no dice tal cosa, ni tampoco encontramos en la Biblia esas siete promesas. Si la Biblia es suficiente, ¿para qué necesitamos entonces esas nuevas regulaciones hechas por el hombre sobre las cuales ni Cristo ni Pablo sabían nada? Los guardadores de la promesa ponen un paquete de ecumenismo católico romano con sus conexiones ocultistas, reconstruccionismo, el reino ahora y guerra espiritual con su apertura al ocultismo. La sexta promesa de los guardadores habla de “ignorar las barreras denominacionales”, incluyendo esas entre católicos y evangélicos, es por eso que son tan afines con los de la Marcha para Jesús. En la unidad que buscan, no hay cabida para la corrección de doctrina o de práctica. A un homosexual no puede decírsele que lo que está haciendo es pecado, simplemente hay que “aceptarlo” tal como es. En el manual de los Guardadores de la Promesa, titulado Brothers! Calling Men into Vital Relationships (¡Hermanos! Llamando a los hombres hacia relaciones vitales), Geoff Forscuh y Dan Schaffer escriben: “El primer trabajo de los grupos pequeños de hombres es aprender la aceptación completa: sin juzgar, nada de estar diciendo ‘Te lo dije’ o ‘Deberías haberlo sabido mejor’. ¡No agendas ocultas! Yo no voy a cambiarlo y usted no va a cambiarme”. Pese a todo lo que dicen, ¡ellos esperan cambiar el mundo! La quinta promesa es un llamado a los hombres para que apoyen a sus iglesias. Ese compromiso fue renovado públicamente por el millón de varones que se congregaron en Washington D.C. el 4 de octubre de 1997. Hay serios errores en muchas iglesias protestantes, algunos son apóstatas e involucran prácticas ocultistas. La iglesia católico romana es apóstata y ocultista, ya que practica la comunicación con los muertos mediante el culto a las ánimas del purgatorio y el ocultismo y fetichismo, con la adoración de ídolos y sus rituales mágicos. Sin embargo, los guardadores, llamaron a los hombres a que apoyaran a sus iglesias, fuese cual fuese, sin importar cuán hereje u ocultista pueda ser. El llamado a los católicos de que fuesen y apoyaran su iglesia, enfatiza el apoyo a la iglesia católica y a todo lo que ella enseña y fomenta. Al Dager escribe: “Puedo ver al ‘Jesús’ de los Guardadores de la Promesa. Allí está él, parado al lado de la montaña, exhortando a quienes le escuchan: ‘¡Deseo que retornen a sus hogares, a sus sinagogas, sus templos paganos y no olviden el Pretorio de

Pilato! ¡Deseo que adopten papeles de líderes en todas esas arenas y proclamen a quienes les escuchan que ustedes son hombres de integridad que han aprendido a ser sensibles y a estar en contacto con sus sentimientos! Pero tengan cuidado en no juzgar a otros respecto a lo que creen”. Los guardadores se han abstenido muy bien de decir la verdad sobre su relación con la iglesia católica. Sin embargo, es imposible seguirlo ocultando después de lo que apareció en el artículo principal publicado el 20 de julio de 1997, en Our Sunday Visitor, uno de los principales periódicos de la iglesia católica. Permítame citar unas porciones: “Los Guardadores de la Promesa... han dado pasos para atraer muchos más hombres católicos a sus eventos... En su reunión de marzo, la junta directiva de los guardadores, le dio la bienvenida a Mike Timmis como un nuevo miembro... un líder de hace mucho tiempo en la renovación católico carismática’. “En varias reuniones este año, los guardadores han destacado al evangelista católico Jim Berlucchi como conferencista... Y a comienzos de este año, ratificaron su declaración de fe, revisando las líneas que los católicos habían encontrado ofensivas...” Cuando se criticó el involucramiento de los guardadores con los católicos, su vocero explicó que se invita a los católicos que asistan a fin de ganarlos para Cristo. La verdad es, que desde el propio principio, los católicos han sido aceptados por los guardadores como si fueran cristianos. Se aceptó el catolicismo romano como el evangelio verdadero y la iglesia católica ha recibido apoyo completo. “El fundador de los guardadores Bill McCartney le dijo al periódico Our Sunday Visitor recientemente, que la intención desde el comienzo, fue la participación completa de la iglesia católica”. “La participación completa de la iglesia católica” significa que no hay distinción entre ellos y los evangélicos. Pero la diferencia en doctrinas niega la unidad que se pretende que existe. En el Concilio de Trento, la más alta autoridad del catolicismo, se pronunciaron más de 100 anatemas contra esos que rechazan el evangelio falso de Roma, todas ellas ratificadas por el Vaticano II. Hay hombres en las reuniones de los guardadores, aclamando a Jesús y proclamando que están unidos, cuando de hecho, la mayoría son anatemas con respecto a los otros y no están unidos ni en el evangelio ni en la generalidad de las doctrinas cristianas fundamentales. Entre la audiencia hay católicos que llevan puestos fetiches, como medallas y escapularios. ¡Sin embargo, los guardadores los aprueban por completo y dicen que vayan y apoyen a la propia iglesia que ha declarado anatema a esos que han abrazado en las reuniones y con quienes han profesado unidad! Ignorar estos hechos socava la propia integridad que los guardadores desean infundirle a los hombres. Si debemos enfrentar el reto de esta hora, debemos retornar en arrepentimiento y temor reverente al Dios de la Biblia, quien no existe para bendecir nuestros ¡Alerta!

48


Marcha para Jesús

planes, sino que exige que nos conformemos a Su voluntad. Debemos declarar por palabra y ejemplo que el prepararnos para el cielo, no es la “confesión positiva” de los fariseos, sino el clamor del publicano: “Dios, sé propicio a mí, pecador” (Lc. 18:13). No es por los milagros, las profecías, los exorcismos, ni mucho menos por las grandes celebraciones públicas de alabanza a Jesús que tendremos entrada en el reino de Dios, sino por la seguridad “... que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores...” (1 Ti. 1:15). “De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga: ¿No es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha? (Is. 44:20). • Hoy muchos “cristianos” se alimentan de ceniza. La ceniza de las manifestaciones, caídas al suelo en público, carcajadas sagradas, supuestas lenguas extrañas, supuestas revelaciones, sueños, supuestas profecías, “alabanzas...” y todo tipo de entretenimiento pagano que ahora recibe el respaldo de líderes autoproclamados que surgen como hongos por todas partes... • Las... “Marchas para Jesús” no son otra cosa que un sutil reclutamiento de nuevos miembros para el ecumenismo y el fortalecimiento de la Iglesia del Anticristo. Debemos reconocer que el “mesías” de esta falsa iglesia está por aparecer y él necesita que su iglesia esté lista para cuando aparezca. • Cuando Ud., si es hijo de Dios, se compromete con... “La Marcha para Jesús”, recuerde que Ud. participa con religiones abiertamente satanistas. En estas marchas son BIENVENIDOS los animistas, médicos brujos, hindúes y budistas, católicos romanos, mormones, rosacruces y ruselistas. También son bienvenidos los adoradores de serpientes, adoradores del fuego, espiritistas, musulmanes y chamanes... ¿Y para qué todo esto? ¡Porque todos ellos tienen algo de verdad y pueden contribuir con sus prácticas, meditaciones y cultos, para que podamos tener una gran familia religiosa, sin que nadie trate de ganar a nadie...! • Si Ud. participa en estas... “MARCHAS PARA JESÚS”, aquellos que están en la directiva no le permitirán hablar del arrepentimiento, del nuevo nacimiento, del juicio venidero, de Jesús como único Salvador, del infierno y del Gran Trono Blanco... No pueden hablar de esto, porque se ofenderán, el católico, el mormón, el budista, el hindú y muchos otros que están dispuestos a marchar, siempre y cuando esa marcha sea para un Jesús muy genérico, que cada uno a su JESÚS-BUDA, JESÚS SERPIENTE, JESÚS MARÍA, JESÚS MORONI y así por el estilo. • Es probable que Ud. piense y diga que no debemos hablar en contra de hombres tan destacados como el Sr. Graham, Bill Bright, Mr. Colsom; o instituciones como la ALIANZA MUNDIAL BAUTISTA, la CONFERENCIA MUNDIAL BAUTISTA, o la ASOCIACIÓN DE JÓVENES CRISTIANOS, no

se preocupe, que no podremos impresionar a Dios con grandes figuras como líderes ni sus grandes organizaciones. Todo esto puede impresionar a los incautos, pero si conocemos las Escrituras debemos denunciar tanta corrupción, tanta apostasía, tanto fraude teológico, tanto compromiso con las tinieblas, la rebelión contra Dios y tanto desprecio a la sana doctrina bíblica, la obediencia al Señor Jesús y el cumplimiento de la Gran Comisión. Jesús no nos manda hacer causa común con todos y organizar marchas para él, sino que nos manda internarnos en medio de tanto laberinto y mostrarles el camino de salvación que es Él mismo y nadie más.

¿Quiere usted marchar para Jesús? Si Ud. realmente quisiera marchar para Jesús, con mucho gusto le diré cómo y con quién hacerlo. • Marche para Jesús llevando el Evangelio a los perdidos, así trátese de católicos, mormones, protestantes, gentiles, judíos, ricos, pobres, casados, solteros, niños, jóvenes y adultos... Alguien tiene que “marchar” hacia ellos con el Evangelio de Cristo... Cuando Jesús dijo “Id por todo el mundo, haced discípulos, bautizadlos y enseñadles”, no les dijo que lo hicieran con quienes no le conocían aún...

De éstos Dios dice: “¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación...” (Is. 52:7a). Yo estoy con aquellos que siguen este patrón de... “Marcha para Jesús”, porque esta es la única razón de estar en el Ministerio sagrado. Dios no necesita que impresionemos al mundo con multitudes, Él manda que, como individuos, llevemos las buenas nuevas a los corazones quebrantados, a tantos hombres y mujeres que están en una completa bancarrota religiosa, ellos no necesitan más religión, ellos necesitan regeneración, ¡la necesitan con urgencia! • Marche para Jesús, orando por aquellos que nos gobiernan, porque esto es lo que la Biblia dice que es nuestra parte. Los religiosos (no regenerados) se ocupan de fustigar a este y al otro, mirando la paja en el ojo ajeno, pero sin ver la viga en el suyo propio. Jesús y los apóstoles vivieron en tiempos cuando el gobierno era una dictadura que otorgaba muy poco movimiento para sus gobernados. Pero ni el Señor ni los apóstoles jamás se dedicaron a postularse para gobernar ni para acusar a este y al otro. Pablo escribe, diciendo... “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos lo hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda ¡Alerta!

49


Marcha para Jesús

piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Ti. 2:1-4). Pablo no dice que los cristianos se tomen de la mano y oren, junto con los filósofos epicúreos, los estoicos, con los fariseos, saduceos y demás religiosos y filósofos de sus días para impresionar al César. Pablo escribe a un joven pastor llamado Timoteo para que él sepa qué y cómo enseñar a su congregación... Pablo no le dice a Timoteo que enseñe a los cristianos a “olvidar las diferencias y no pretender que sólo ellos (los cristianos) tienen toda la verdad... Siempre los cristianos sabían que Cristo Jesús es la verdad y que fuera de Él no hay verdad. Los verdaderos cristianos son la única esperanza para un verdadero cambio, porque los cristianos de Cristo (no de la religión), no buscan un gran número para lanzarse a las calles. Lo que hacen los cristianos es que entran en su aposento, y allí, cerradas las puertas, oran individualmente por aquellos que los gobiernan... “para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad”.

Saúl y la honra que buscaba... En 1 S. 15 se registra un triste caso cuando Saúl, habiendo desobedecido a Dios, suplica al venerable y respetado profeta Samuel, para que le acompañe públicamente a adorar a Dios. Samuel se resistía, porque sabía que ya era inútil semejante proceder. “Y él dijo (esto es, Saúl a Samuel): Yo he pecado; pero te ruego que me honres delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelvas conmigo para que adore a Jehová tu Dios. Y volvió Samuel tras Saúl, y adoró Saúl a Jehová” (1 S. 15:30,31). Saúl había sido desobediente a Dios y Dios lo abandonó... Saúl sabía que Samuel era muy respetado ante el pueblo... Saúl quería dejar una impresión ante el pueblo, que su vida espiritual estaba en orden, porque... ¡adoraba a Dios lado a lado con Samuel! Hoy en día hay muchos llamados “siervos de Dios”, que nada hicieron por la obra y se ven totalmente desplazados. Son los que necesitan algún respaldo, pero no lo buscan en Dios, sino en los líderes religiosos que tienen prestigio ante el pueblo porque nunca hablan de la regeneración, no hablan del arrepentimiento, no hablan de la verdadera santidad, no hablan en contra de las prácticas religiosas supersticiosas. No condenan las tradiciones de los hombres con las que han reemplazado las Sagradas Escrituras.... Lo que importa, es dar UNA IMAGEN DE UNIDAD. Esto exactamente quería Saúl, dar una imagen de su supuesta salud espiritual, porque.... ¡fíjense con

quién me codeo, con el gigante Samuel, el hombre de Dios...! No se si los israelitas aceptaron esta apariencia o si supieron distinguir entre Samuel y Saúl. El cuadro ahora es aún peor, porque no son los idólatras religiosos quienes acuden a los cristianos, sino que éstos buscan a los idólatras, porque allí está el pueblo, allí está la gran mayoría...

¿Por qué NO a la marcha para Jesús? • No, porque ésta incluye a paganos, falsos cristianos, apóstatas y aún a los enemigos declarados de Cristo y el Evangelio. • No, porque en estos encuentros NO se permite hacer proselitismo, no se permite ganar almas. • No, porque con ello damos una falsa imagen ante quienes de otra manera se convertirían. Debido a esto las cosas no se aclaran, sino que aumenta la confusión para los ya muy confundidos. Pablo el apóstol nos dice que debemos tocar sonidos precisos... “Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla?” (1 Co. 14:8). Pablo hace referencia a lo que Dios ordenó a Moisés allá en Num. 10. • No, porque estas... “Marchas” opacan el Evangelio y promueven el ecumenismo diseñado y promovido por el Vaticano. • No, porque sus fines son políticos, no son espirituales. La idea, aparte de fomentar el ecumenismo, es lograr el poder político. La misión del cristiano es servir de guía espiritual, no político. • No, porque el reino divino lo instaurará el Señor cuando regrese, pero el gobierno del Anticristo está siendo preparado desde ya, y en estos encuentros es muy fácil caer en la trampa de... “somos todos hermanos y por eso, tomémonos de las manos y marchemos por las calles de nuestras ciudades”. • No, porque la llamada “MARCHA PARA JESÚS” es un intento por ofrecer al mundo una versión protestante de peregrinación. No importa que no tengamos uno de esos... centros para la cita de nuestra peregrinación. Por ahora nos bastan las calles, pero es probable que llegue el momento cuando los evangélicos también descubran alguna aparición por allí, tal vez no de María, pero podría ser alguien como... Lutero o cualquier otra figura conocida... • No, porque como cristianos nuestra única misión con los que no lo son, es presentarles a Cristo, de lo contrario, no debemos unirnos con las tinieblas... “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Co. 6:14). ¿Estamos seguros de que todos cuantos salen en sus Marchas son personas regeneradas? ¿Estamos seguros de que todos ellos forman parte ¡Alerta!

50


Marcha para Jesús

de la iglesia de Cristo? Si las MARCHAS PARA JESÚS incluyeran un claro mensaje de arrepentimiento, fe en Cristo y SEPARACIÓN de todo cuanto no concuerda con la Palabra de Dios, yo participaría y trataría que el mayor número posible de cristianos y no cristianos participasen. Los cristianos para repartir folletos y aconsejar a quienes respondan al llamamiento del Señor, después de escuchar un claro mensaje de arrepentimiento y fe en Cristo. ¡Qué bueno sería aquello! Vendrían hombres, mujeres y niños, confesando sus pecados... Vendrían monjas, sacerdotes, católicos, mormones y evangélicos, rindiéndose al Señor. ..Vendrían políticos, hombres de negocio, profesionales, nacionales y extranjeros, ricos y pobres, jefes y subalternos...

Si oran muchos, ¿habrá más poder...? Otra seria distorsión que viene en este paquete de las... “Marchas para Jesús” es que se le hace creer a la gente que a mayor número de cristianos orando, habrá mayor poder. Pero... ¿acaso el poder está en la oración, o está en Cristo mismo? Ciertamente no estamos orando a la oración, sino que oramos a Dios. Ana era una humilde mujer que oraba para que Dios le diera un hijo. Nadie la acompañaba en sus súplicas, pero Dios la oyó y le dio un hijo que conocemos como el profeta y juez de Israel, Samuel, una de las mayores figuras entre los grandes en las páginas de la Biblia. Elías también era un solo hombre, en contra de centenares de falsos profetas que también oraban, pero Dios respondió al único Elías, sin hacer caso al gran número de 850 falsos profetas quienes también oraban. “Envía, pues, ahora y congrégame a todo Israel en el monte Carmelo, y los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal, y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel” (1 R. 18:19). Si Ud. lee todo el capítulo descubrirá que, a pesar de tanto fervor en la oración y tan unidos que estaban todos estos que participaron de esta “Marcha religiosa”, no hubo respuesta. Hubo, sí, desorden, hubo heridas porque se “sajaban con cuchillos” (v.28), saltaban, gritaban en alta voz, danzaban alrededor del altar que habían levantado y ellos insistían que estaban orando de verdad. Pero nada ocurría, salvo la gritería, los saltos y toda esa exhibición de las más bajas pasiones y derroche de carnalidad. “Pasó el mediodía, y ellos siguieron gritando frenéticamente, hasta la hora de ofrecerse el sacrificio, pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase” (v.29). Generalmente en este tipo de concentraciones abundan los gritos, no ya a viva voz como lo hicieron aquellos, sino multiplicados por los tremendos altoparlantes. ¡Qué movimiento, qué entusiasmo, qué fervor religioso de aquellos centenares, qué griterío, qué ex-

hibición de la carnalidad! “Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas, conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos” (vs. 27,28). Dios no necesita que nos unamos con todos, sin considerar siquiera qué creen, a fin de orar con ellos. Elías no se unió al grupo tan numeroso, pretendiendo que “a mayor número de hijos de Dios orando, mayores son las posibilidades de obtener respuesta o mayor será el poder”. No podemos impresionar a Dios con un gran número de supuestos cristianos, cuando hay abismales diferencias teológicas y doctrinales entre los cristianos bíblicos y tantos otros a quienes sólo les interesan las concentraciones multitudinarias para impresionar al mundo con mucha gente. Siglos después Santiago menciona este caso de Elías y los falsos profetas, diciendo... “Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto” (Stg. 5:17,18). Si a Ud. le convencieron que se necesita el mayor número posible de gente orando para que Dios responda, le estafaron. Dios necesita de sus hijos, aquellos que, arrepentidos de sus pecados, recibieron al Señor Jesucristo como Salvador personal. Dios no nos manda que nos unamos con marianos, mormones, ruselistas, rosacruces, ecuménicos y tantos otros para impresionarlo. Los números son buenos para la prensa, para los comentaristas de todo corte, para sentirse bien por un día siquiera, para dejar la impresión de... “pueblo de Dios, pueblo de mucho fervor religioso, pueblo unido como una sola familia”. Pero esta... unidad no es otra cosa que una abierta conspiración contra la verdad. Estos encuentros nos obligan a negociar nuestra postura bíblica fundamental y nos vemos obligados a ceder donde no deberíamos de ceder jamás. El que llamemos a cuantos aparezcan por allí con sus “amén y gloria a Dios”, como hermanos en la fe, no les ayuda a ellos, no nos ayuda a nosotros ni le ayuda al mundo. Si queremos orar con éxito y si queremos alabar y adorar al Señor como corresponde, hagamos como el Señor manda, cuando dice: “Mas tú cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mt. 6:6). Nuestras oraciones verdaderas no son exhibiciones públicas de supuesta unidad con todo y con todos. Es una conversación con Dios a puertas cerradas. Cualquier cosa que se hace para llamar la atención, para exhibirse uno mismo o para impresionar al mundo, no proviene de Dios, sino de la más baja carnalidad.

¡Alerta!

51


Marcha para Jesús

No nos engañemos: Las... “MARCHAS PARA JESÚS” son sólo el preludio de la movilización de las masas en todo el mundo, en todas las ciudades, cuando éstas exijan el entronamiento del Anticristo con su programa de gobierno mundial y autoridad total, ni bien la Iglesia de Cristo haya partido al encuentro de su Salvador. HERMANOS: En nuestra condición de Iglesia Bíblica, debemos mantenernos lejos de todos estos movimientos y seguir proclamando el Evangelio, denunciando las herejías, sin importar su procedencia, exigir el arrepentimiento y la fe en Cristo, rechazar las tradiciones de los hombres y la idolatría.

Comparaciones Es interesante comparar lo que se hace hoy en muchos círculos llamados cristianos y qué enseña la Biblia. Tomemos solamente algunos casos: 1. ¿Debemos unirnos con todos...? Cuando la iglesia estaba en su mejor estado espiritual, en los días inmediatamente después del Pentecostés allá en Jerusalén, era tan evidente quiénes eran los verdaderos cristianos, que el Dr. Lucas, escribiendo el libro de los Hechos, dice: “Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón. De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos; mas el pueblo los alababa grandemente” (Hch. 5:12,13). Aquello era proveniente de Dios, no cabe la menor duda. Era tal el poder de Dios entre ellos, que los que no eran regenerados, simplemente, aunque los admiraban, no se atrevían a unirse a ellos. Sabían que aún el matrimonio compuesto por Ananías y Safira, que sí eran regenerados, y sin embargo cayeron muertos cuando intentaron engañar (creían ellos), a Pedro. ¡Cuánto menos se unirían a la verdadera iglesia aquellos que ni siquiera eran regenerados! Nunca la iglesia invitaba a los incrédulos a participar de alguna actividad religiosa o espiritual, porque este tipo de dupla no funciona, ya que significaría involucrar al Señor con los ídolos (2 Co. 6:14-16). 2. Ningún parecido con el mundano Es fácil notar cuán interesados están hoy muchos llamados cristianos de parecerse a los mundanos. Tome por ejemplo la música, es completamente mundana, es una copia sin alteración alguna, tanto su ritmo, su letra, la apariencia de los “cantantes”, el formato de sus... “conciertos”, la reacción de jóvenes y jovenzuelos cuando escuchan a estos destacados “artistas”.

Otro caso son las “Marchas para Jesús”. Por años el cristianismo ya insípido y alejado de las Escrituras, buscaba algo que se parezca a las peregrinaciones religiosas tan comunes en todas partes del mundo incluyendo musulmanes y otros. Pero los Evangélicos liberales, queriendo parecerse a los religiosos del mundo, no tenían nada que se parezca a esas peregrinaciones. ¡Por fin las... MARCHAS PARA JESÚS, ofrecen una formidable excusa para parecerse a los demás! Es fácil prever que muy pronto Caacupé (es el lugar del principal santuario de la virgen más venerada en Paraguay) tendrá una fuerte competencia, aunque, probablemente se establezcan reglas de modo que las flechas se respeten y no todos peregrinen el mismo día en direcciones opuestas... Debe existir tanta diferencia entre los salvos y los que no lo son, que prácticamente en nada pueden armonizar... “¿Andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?” (Am. 3:3).

Tomemos el caso de los católicos y evangélicos Uno cree que Jesús es el único Redentor, el otro que María es corredentora con Jesús... Uno cree que el único intermediario entre Dios y los hombres es Jesucristo, el otro cree que lo es María, los santos y hasta los sacerdotes. Uno cree que la salvación es únicamente por gracia, no por obras, pero el otro cree que las buenas obras ayudan para la salvación... Uno cree que el celibato sacerdotal es un requisito y una gran distinción para el sacerdote de su religión. Mientras que el otro, basándose en 1 Ti. 4:1-3, afirma que el celibato es doctrina de demonios... Uno cree que hay 7 pecados mortales, pero el otro sostiene que todos los pecados son mortales. Uno cree que nadie puede asegurar que es salvo, el otro dice que, siendo hijo de Dios por la fe en Cristo, el cristiano sabe que lo es. Uno cree que la Biblia no es suficiente como guía espiritual, por lo cual es necesario agregarle las tradiciones de la Iglesia. El otro afirma que la Biblia y solamente la Biblia es la palabra de Dios. Uno cree que cuando el cristiano muere, va directamente a la presencia del Señor, pero el otro cree que primero va a un purgatorio inventado por el Vaticano. Virtualmente no existe una sola doctrina bíblica donde el cristiano y el católico romano concuerden... El cristiano cree que el verdadero vicario de Cristo es el Espíritu Santo, pero el católico está convencido que lo es el Papa del Vaticano.

¿Cómo pueden estos dos grupos emprender una causa común?

Si se tratara de una causa social, o tal vez un cam¡Alerta!

52


Marcha para Jesús

peonato, o tal vez el deseo de limpiar y embellecer la ciudad y salir a las calles para hacerlo, ¡magnífico! Pero... involucrar a JESÚS en un asunto donde grupos completamente antagónicos en sus creencias pretendan aparentar lo contrario ante la opinión pública, es vergonzoso, es confuso y especialmente para los que sinceramente quisieran ser salvos, es algo incomprensible. Están en un medio donde, no solamente se tolera la idolatría, sino que se fomenta sistemáticamente. Quisieran salir de allí, pero luego descubren que los mismos cristianos, que fustigan la idolatría, emprenden marchas con idólatras en todas sus formas.

Malestar debido a los bloqueos Piense por un momento lo que estas “Marchas para Jesús” representan para la gente que trabaja y necesita desplazarse por las calles y avenidas de la ciudad. Pero se encuentran que allí están los que Marchan para Jesús, obligando a las autoridades a cerrar calles importantes y de esta manera causar serios embotellamientos y dificultades innecesarias. ¿Cree Ud. que esa gente que trabaja deseará conocer a ese Jesús, cuyos seguidores están copiando a los políticos y a los religiosos en sus costumbres? No quiero ni pensar en las maldiciones que deben proferir mientras se ven estorbados por algunos centenares que exhiben su supuesta espiritualidad y unidad cristiana... Si Ud. quiere asistir, le aconsejo llevarse una buena cantidad de folletos para evangelizarlos, tanto a los líderes, evangélicos y católicos, como al resto de personas que realmente están convencidos de que tienen en ellos a líderes espirituales... Dios dice: “Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos” (Is. 3:12b). Hace muchos años el profeta Jeremías dijo: “¿No castigaré esto? dice Jehová; ¿y de tal gente no se vengará mi alma? Cosa espantosa y fea es hecha en la tierra; los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?” (Jer. 5:29-31). Los profetas y los sacerdotes eran los guías espirituales de aquellos días, pero hoy lo son los pastores, misioneros y ancianos de Su iglesia. ¿Estamos viviendo alejados de lo mundano o tratamos de acercarnos cada vez más al mundo? ¿Recordamos que es nuestro deber llevar el evangelio a los perdidos y no dejar en ellos la impresión falsa de que son ya nuestros hermanos? ¿Tenemos que movilizar masas? ¿para impresionar a quién? ¿A Dios? Si queremos orar con buenos resultados y si queremos fortaleza espiritual, el lugar público y en público es el menos indicado. Jesús nos dice: “Mas tú, cuando ores (no dice... moviliza a miles de incautos para una gran concentración), entra en tu aposento, y cerrada

la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mt. 6:6). Las grandes batallas y las mayores victorias no se obtienen en público, sino en secreto con Dios. Allí, en tu dormitorio, levántate a medianoche, dobla tus rodillas y en secreto con Dios, trata tus asuntos y él te hará victorioso en público.

Resumen • Las “Marchas para Jesús” son de origen carismático. • Las “Marchas para Jesús” no ofrecen ningún servicio para los incrédulos, confunden a los nuevos cristianos y alejan a los católicos de la salvación. • La “Marcha para Jesús”pretende reemplazar la unidad en Cristo y su Palabra por la unidad ecuménica. • Las “Marchas para Jesús” contradicen el reclamo de Cristo cuando Él dice que solamente Él es el camino y que fuera de Él nadie puede ser salvo. Porque estas... “Marchas para Jesús”, son para que cada uno interprete como bien le plazca el nombre... Jesús. • Las “Marchas para Jesús” nos muestran que la Iglesia del Anticristo, quien se presentará como Jesús, está apresurando su preparación, reclutando al mayor número posible de miembros, sabiendo que el tiempo es corto y la iglesia de Cristo partirá a la presencia del Salvador. • Las “Marchas para Jesús” darán paso a otros eventos mucho más atrevidos, cuando los así llamados evangélicos, se unirán a los católicos para las peregrinaciones anuales o bien, designarán su propio lugar de algún milagro hacia dónde dirigirán a miles de marchantes... • Las “Marchas para Jesús” pueden considerarse como un resultado natural de las costumbres y música mundanas en muchos templos evangélicos hoy. • Es probable que en algunas de estas “Marchas para Jesús” sus participantes presencien verdaderos milagros, al punto que el número de marchantes vaya aumentando hasta llegar a millones en ciudades mas pobladas. • En ningún lugar de la Biblia se manda a los cristianos para este tipo de... “tomar las calles o tomar las ciudades para Jesús”, porque los cristianos no se fabrican mediante marchas coloridas y espectaculares, sino que el Señor añade a su iglesia uno a uno quienes serán sus hijos. • Muy pronto en nuestra propia ciudad capital, si el Señor no nos recoge antes, veremos a líderes musulmanes, budistas, shintoistas, hindúes y otros paganos, compartiendo la misma plataforma con algún pastor, algún sacerdote católico, el patriarca ortodoxo y otros. No sería extraño que el pastor de turno, que dirija esta colorida concentración los presente a ellos como... “mis colegas”...

¦¦¦ ¡Alerta!

53


S

on muy pocos los predicadores que predican hoy sobre el infierno, porque este no es un… “tema de consumo”, no es algo que agrada a la mayoría de escuchas. Pero... ¿Estamos seguros de que el silencio de los predicadores hará menos real el infierno? ¡Cuán importante es que, si realmente amamos a nuestros semejantes, les hablemos claramente de esta realidad!

Jesús habló mucho acerca del infierno Todo lector de la Biblia notará fácilmente que tenemos más información sobre el infierno que sobre el cielo. Sin duda Dios sabe que todo el mundo está dispuesto a creer en el cielo, pero… ¿cómo creer en el infierno con todos sus… “componentes”, como, “fuego que nunca se apaga”, “tormento, llanto, dolor” y tantas otras expresiones que nos hacen temblar con sólo pensar en ello?

Algunas expresiones acerca del infierno Hay varias expresiones bíblicas donde no se usa literalmente la palabra infierno ni su equivalente, como Hades o Seol. Pero claramente nos hace ver que se trata del mismo destino. Por ejemplo: “Condenación eterna”. El infierno lo es. “Lago de fuego”. Es aún más allá del mismo infierno. “Tormento eterno”. El infierno es tormento. “Castigo eterno”. El infierno lo es. “Fuego que nunca se apaga”. El infierno es eso. Pero eso sí, la Biblia habla del infierno claramente, de modo que nosotros, para familiarizarnos con la doctrina del infierno, debemos ubicar los textos bíblicos que hablan sobre el mismo. Jesús dijo, de ciertas personas: “... quedará expuesto al infierno de fuego” (Mt. 5:22). “... Y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” (Mt. 5:29). “... Temed… a aquel que puede destruir el alma y el

cuerpo en el infierno” (Mt. 10:28). “... Mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego” (Mt. 18:9b). “... ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” (Mt. 23:33). “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros” (Mt. 23:14-15). Este texto, además de confirmar la existencia del infierno, nos hacer ver un detalle muy interesante, y es que habrá pecadores que serán más hijos del infierno que otros. Los sufrimientos infernales serán acordes con lo que cada uno merezca, según haya vivido, fuera de la voluntad de Dios. Santiago dice: “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno” (Stg. 3:6). “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio” (2 P. 2:4). Aquí tenemos otro dato interesante. Se nos dice que quienes están en el infierno, “son reservados al juicio”. Si los ángeles que pecaron son reservados ya para el juicio y siendo que el infierno fue preparado para ellos, es sólo correcto deducir que todos cuantos están ya en el infierno, están esperando el día del Juicio final.

Es un hecho que habrá justicia en el infierno también Aunque el castigo del infierno lo será para cuantos sean condenados, sabemos por las escrituras que Dios será muy justo en la aplicación de ese castigo. Todo será según corresponda a cada caso: ¡Alerta!

54


El Horror del Infierno

“Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá” (Lc. 12:47,48).

Otras referencias al infierno Hay otras expresiones en la Biblia que también aluden al castigo eterno en el infierno, aunque no siempre se usa la palabra infierno. Lo más llamativo de esto, es que casi todas esas referencias corresponden al Señor Jesús. “Pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia” (Ro. 2:8). “Los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (2 Ts. 1:9). “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (He. 2:3a). Esta pregunta siempre me hace pensar en eso de… “una salvación tan grande”. La pregunta es: ¿por qué la salvación del pecador es tan inmensamente grande? Su grandeza consiste en dos cosas: 1) El costo que se pagó por ella y, 2) El costo que pagarán quienes la desprecien. A esto hay que añadir, la recompensa que es el cielo en la presencia del Señor, para todos aquellos que crean. Por eso, más adelante leemos: “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” (He. 10:29). “Guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos” (2 P. 3:7b). “Fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas” (Jud. 13). “Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre… Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego… Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Ap. 14:11, 20:15, 21:8). “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Jn. 3:36). “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua… Porque he aquí, viene

el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama” (Dn. 12:2, Mal. 4:1).

Hay expresiones bíblicas muy claras sobre el infierno • • • • • • • • •

“Expuesto al infierno de fuego” (Mt. 5:22) “Echado al infierno” (Mt. 5:29). “El alma y el cuerpo en el infierno” (Mt. 10:28). “La condenación del infierno” (Mt. 23:33). “Le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros” (Mt. 23:15). (La lengua) “inflamada por el infierno” (Stg. 3:6). “Arrojándolos al infierno” (2 P. 2:4). “Ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad” (Ro. 2:8). “Guardados para el fuego en el día del juicio” (2 P. 3:7).

¿Qué significan todas estas advertencias? El infierno es real, existe. El infierno es un lugar de fuego y azufre. El infierno es un lugar de tormento y es eterno. El infierno es el castigo para todos cuantos mueren sin ser salvos. • Si un pecador no quiere arrepentirse y creer en Cristo, jamás podrá escapar del castigo del infierno. • El infierno fue preparado únicamente para el Diablo y sus ángeles… “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” (Mt. 25:41). • • • •

¿Quiénes estarán en el infierno? Es necesario que Ud. sepa desde ahora cuál será su compañía por la eternidad, allá en el infierno. Si Ud. se mueve a otro lugar, le gustaría saber el tipo de barrio, tipo de gente, el clima, temperatura, costo de vida, etc… • Allí estarán todos los hombres y mujeres no salvos. • Allí habrá mucha de la gente considerada… religiosa. • Allí estarán también, el Anticristo, el Falso Profeta y Satanás. • Allí estarán todos los ángeles rebeldes, conocidos como demonios. • Allí habrá mucha angustia, tristeza, verdadero arrepentimiento y no será posible satisfacer ningún deseo. • Allí habrá blasfemia que jamás Ud. ha oído, odio, gritos, quejas y llantos. • Ese será el paradero eterno de todos cuantos lleguen a tan trágico destino. • Allí estarán todos los inventores de religiones y todos ¡Alerta!

55


El Horror del Infierno

sus fieles seguidores, muchos de los cuales nunca creyeron en la existencia del infierno. • Allí se encontrarán muchos “predicadores renombrados y muy conocidos por sus apariciones por TV y sus numerosas congregaciones”. “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme” (2 P. 2: 1-3). ¡Cuán fielmente se cumplen hoy estas palabras! ¡Cuántos supuestos predicadores tuercen las Escrituras sistemáticamente ridiculizando el Evangelio y convirtiendo a los hombres en dioses! ¡Cuán cierto es también que esto se hace por dinero… “por avaricia harán mercadería de vosotros…” ¡Cuán cierto es también que los incrédulos se burlan de estos falsos predicadores, falsos maestros y falsos profetas! El daño que ya se ha hecho a las doctrinas bíblicas y las enseñanzas de la Palabra de Dios, es irreparable. El infierno tiene sus puertas abiertas y diariamente entran por ellas toda clase de personas de todas las razas, pueblos y naciones. Son las… “NACIONES UNIDAS DE LAS RELIGIONES MUNDIALES”. En el infierno no hay programas de ecumenismo, porque todos los ecuménicos están perfectamente unidos allá. Allí no hay un sólo incrédulo. Todos allí creen en Dios, en Cristo, en el cielo y ciertamente en el infierno. No hay una sola persona que le guste ver el lugar. Todos se quejan, todos se lamentan, todos lloran, todos gimen y crujen sus dientes, pero nadie recibe ni la más mínima satisfacción, ni siquiera algo para calmar la sed. De nada valen allí el arrepentimiento y la fe. De nada valen las oraciones y el arrepentimiento. ¡Es demasiado tarde para ser generoso, santo, tierno, bondadoso, consagrado! ¿Cree Ud. resolver el problema del infierno? Yo prefiero creer al que lo creó. No me interesan las filosofías, creencias o explicaciones de quienes nada saben y rechazan el testimonio divino. Aparte de las muchas referencias al infierno, especialmente cuando Jesús se refirió a ese lugar, la… “pieza maestra” sobre este particular, es lo que el Señor relata en Lc. 16:19-31 Ningún otro texto bíblico nos ofrece tantos detalles sobre ese lugar que este cuadro relatado por Jesús acerca de dos hombres que ya para cuando él les hablaba, ambos habían muerto.

• Jesús describe al primero de ellos y la vida que llevaba (v. 19-21). • Jesús habla de otro hombre, llamado Lázaro (abreviatura griega de Eleazar, que significa: “Dios ha ayudado”). • Era mendigo. • Estaba echado a la puerta del primero. • Estaba llagado (heridas abiertas). • Estaba hambriento y deseaba saciarse aunque no fuera más que de las migajas que caían de la mesa del rico. • Los perros le tenían más compasión que el hombre banquetero. El proverbista dice: “El pobre es odioso aun a su amigo; pero muchos son los que aman al rico” (Pr. 14:20). Pero como ocurre siempre, LLEGÓ EL DÍA DE LA MUERTE PARA AMBOS. Esta era la parte que más interesaba a quienes escuchaban a Jesús. Si su audiencia había conocido a los dos hombres mencionados por Jesús y si la muerte había ocurrido hacía pocos días, ¿qué cosas nuevas les diría el Señor?

¿Qué pensaba la gente sobre la muerte? Algunos pensaban que la muerte acababa con todo. Otros pensaban que la muerte era… un sueño, del cual todos despertarían algún día y serían recogidos y llevados al cielo. Ciertamente muchos creían en la resurrección porque esta doctrina era conocida para los hebreos. Hubo otros que tenían una idea muy vaga en cuanto a las condiciones de la persona al morir.

Jesús explica lo que pasó con ambos muertos Ningún otro texto de la Biblia nos ofrece tanta información sobre la muerte respectiva del pecador salvo y el no salvo. Esta explicación del Señor deja desarmados a cuantos pensadores, filósofos y fundadores de religiones hayan existido.

La Muerte del primero Primero se nos habla de la muerte del mendigo. En este caso representa al cristiano. No porque los cristianos sean mendigos, material y físicamente hablando, sino porque se da el caso que este miserable hombre había depositado su fe en Dios. Al morir, este… “salvo por la fe en Cristo”, fue acompañado por los ángeles al lugar donde todos los creyentes van, comenzando con el mismo Abraham. Si interpretamos literalmente esta enseñanza, debemos concluir que cuando un cristiano muere, es acompañado por los ángeles a la presencia del Señor. La hora de la muerte es la hora más triste para el ser humano. Pero tratándose de un cristiano, es como ver ¡Alerta!

56


El Horror del Infierno

uno abrírsele el cielo, tal como dijera Esteban antes de morir apedreado: “He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios” (Hch. 7:56). Morir así en realidad no es morir, sino… “partir y estar con Cristo”. Morir en Cristo es como dice el profeta: “Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la aflicción es quitado el justo” (Is. 57:1). Para ese mendigo la muerte era un lujoso vehículo (los brazos angelicales) que lo llevaron a la presencia de su Redentor. Esta es la muerte de todo cristiano.

La muerte del incrédulo “... Y murió también el rico, y fue sepultado” (v. 22b). Lo de la muerte y sepultura del rico, la audiencia del Señor lo sabía muy bien. Pero debían escuchar algo que ellos ignoraban. Ellos no sabían cuál era el paradero de ese… Rico. “Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno” (v. 23). El… Hades es el mismo Seol y el infierno. Es el lugar de tormento, lugar a donde van los que deben esperar el juicio ante el Gran Trono Blanco.

En el infierno hay “Gente Buena” Enumeremos algunas de las cosas que sucedieron con este miserable rico cuando fue desprendido de su cuerpo. Este ejemplo nos muestra que en el infierno hay mucha actividad, mucho clamor y agudo conocimiento y conciencia de todo. • Este hombre clama a Abraham, la semblanza del mismo Señor. • Este miserable perdido suplica por… misericordia. • El habitante del infierno dice… “estoy atormentado en esta llama”. ¿Cree Ud. que este pobre hombre deseaba mentir allá en el infierno o que realmente estaba sufriendo tormentos? 4. En el infierno sus habitantes oran, de verdad son oraciones fervientes y sinceras. Todas ellas contestadas, pero siempre negados sus pedidos. • En el infierno hay un increíble interés misionero, porque incluso ese miserable rico había elaborado un plan y escogió a un candidato para que evangelizara a sus 5 hermanos y otros (vs. 27,28). • Los que ya están en el infierno NO quieren que sus familiares vayan a ese lugar… ¡son personas de buen corazón porque no desean mal a otros! Así sería, si no hubiera una palabra que portara el significado y las implicaciones de nuestra palabra “infierno”, nos veríamos obligados a inventar una que

se ajustara a los hechos del corazón. Porque sin esta expresión, uno de los sentimientos y convicciones más fuertes del corazón, no habría voz equivalente. Las palabras son sólo los cuadros y símbolos de la realidad. C. E. Macartney

Archibald Boyle del “Club del Infierno” Archibald Boyle era un residente de Glasgow y miembro líder de una asociación de malvados e infieles llamada “El Club del Infierno”. Sus miembros se esforzaban por superarse unos a otros en blasfemias y libertinaje. En las reuniones, Boyle por su cultura, audacia y brillante talento, resplandecía más que todos, mientras que fuera del club, era un favorito entre la sociedad femenina. Una noche, después de retornar de una diversión bulliciosa en el club, soñó que regresaba a casa cabalgando sobre un caballo negro. En medio de la oscuridad, alguien se apoderó de las bridas del caballo y le dijo: “¡Debes ir conmigo!” “¿Y quién es usted?” - gritó Boyle asustado, forcejeando para arrebatar las bridas de las manos del intruso. “Vas a ver el futuro” - fue la respuesta fría. Boyle espoleó su caballo cruelmente y el corcel se encabritó volando literalmente con una velocidad tal que casi privó al jinete del aliento. El misterioso guía todavía sostenía las riendas. Boyle hizo un esfuerzo aún más desesperado por retirar las bridas de la garra de hierro de su guía. Su caballo retrocedió y corcoveó, derribando a Boyle quien sintió que caía y se hundía en un pozo profundo a una velocidad vertiginosa. Al descubrir a su irresistible acompañante a su lado, exclamó: “¿A dónde me lleva? ¿En dónde estoy? ¿Hacía dónde voy?” “¡Hacia el infierno!” - replicó la voz inclemente. Y siguieron descendiendo con mayor rapidez hasta que los ecos de los alaridos y gritos de una parranda saludaron sus oídos. Finalmente tocaron tierra y entraron en una amplia vía en forma de arco, en medio de los precintos del infierno. Allí Boyle contempló a los prisioneros, en pos de los mismos fantasmas que habían perseguido en vida. Pronto se dio cuenta que estaba rodeado de esos a quienes había conocido en la tierra, y se aventuró a dirigirse a su antigua amiga la señora D… a quien vio sentada tal como acostumbraba hacerlo en la tierra, aparentemente absorta en su juego favorito de naipes. “¡Ajá, señora D…! Me encanta verla. ¿Sabe?, esta noche un tipo me dijo que me llevaba al infierno. ¡Ja, ja, ja! ¡Si este es el infierno debe ser un lugar diabólicamente placentero! ¡Ja, ja, ja! Venga ahora, señora D…, como en los viejos tiempos, por favor, pare por un momento, descanse” y estaba próximo a añadir, “Muéstreme los placeres del infierno”, cuando ella respondió con una carcajada estridente que despertó un eco pavoroso tan sonoro como un trueno: “¡NO HAY DESCANSO EN EL INFIERNO!” ¡Alerta!

57


El Horror del Infierno

La mujer entonces desabrochó la blusa de su espléndido vestido y exhibió ante su estremecida mirada un rollo de serpientes vivas retorciéndose en su seno, hiriéndola, clavándole los afiliados colmillos en su pecho. Otros siguieron su ejemplo. Vio que algunos tenían el corazón abierto, palpitando y sobre ellos destilaban gotas de metal derretido, ante lo cual se contorsionaban en desesperada agonía. En cada pecho vio cosas que no podía concebir ni describir, tan horrible era la visión. Se reían, cantaban y blasfemaban, tal como hacían en la tierra. Luego escuchó una voz espantosa, sobrenatural, que decía: “Estos son los placeres del infierno”, la cual retumbó burlonamente como un trueno distante. Vio a esos que les encantaba disfrutar de placeres pecaminosos en la vida. A compañeros de su licenciosa juventud corriendo como si fueran animales en celo, llamándole. Ni siquiera había alcanzado a pronunciar una palabra, cuando el alarido frenético de diez mil voces llegó hasta sus oídos dejándolo estupefacto de terror: “¡NO HAY DESCANSO EN EL INFIERNO!” Boyle trató de cerrar los ojos, pero no podía, trató de acostarse y descansar en el pavimento, pero de inmediato fue impulsado con fuerza y se encontró sobre sus pies. Se vio obligado a contemplar el constante torrente de infortunio y horror. Su conductor se puso nuevamente a su lado. Boyle le dirigió la palabra, “¡Sáqueme de este lugar! ¡Por el Dios vivo, cuyo nombre tan a menudo he ultrajado, se lo suplico, se lo suplico!” “¿Pero todavía puedes mencionar su nombre?” - replicó su guía. “Está bien, vámonos entonces, pero en un año y un día volveremos a encontrarnos para no separarnos jamás”. En este momento Boyle se despertó, sintiendo que estas últimas palabras eran como letras ardientes de fuego impresas en su propio corazón. Fue incapaz de abandonar la cama por varios días. La impresión era tan profunda, que resolvió no asistir nunca más al club. Sus viejos amigos llegaron en tropel a su alrededor y usaron toda clase de tretas para hacer que regresara a su vida habitual. Finalmente, uno se ganó su confianza al fingir que sentía un disgusto similar con su antigua vida. A él Boyle le relató su sueño. El señuelo funcionó, porque ahora Boyle se veía confrontado con el temor de enfrentar el ridículo. Cuando volvió nuevamente al club no encontró alivio. Se puso demacrado y canoso bajo el azote de su conciencia y el miedo al futuro. Trataba de rehuir la reunión anual porque el tiempo que le había concedido su guía estaba próximo a expirar, pero sus compañeros lo obligaron a asistir. Cada nervio de su cuerpo se retorció de agonía ante la primera frase del presidente al abrir la sesión: “Caballeros, este es un año bisiesto, por consiguiente, ha transcurrido un año y un día desde que celebramos nuestra reunión anual”. De haberse atrevido, Boyle habría salido a toda prisa del salón. Habría podido soportar con más facilidad la ira del Todopoderoso que la burla y el desprecio de sus

compañeros. Lo acosaron con vino, pero su juicio era lúgubre y su risa diabólica. Cuando concluyó la reunión, montó su caballo y cabalgó en dirección a su casa. Por la mañana, encontraron su caballo pastando tranquilamente al borde del camino y a unas pocas yardas de distancia yacía el cadáver rígido de Archibald Boyle. El sueño se había cumplido. El extraño guía vino por él en el plazo indicado.

Mejor es que renuncie En un buque de transporte norteamericano, los soldados se reunieron alrededor de su capellán y le preguntaron: “¿Cree usted en el infierno?” “¡No, no creo!” - les respondió. Y le dijeron a coro los soldados: “Bueno, entonces, ¿podría por favor renunciar? Porque si no hay infierno, no lo necesitamos y si hay un infierno no queremos tomar el camino errado”. Christian Beacon

El remordimiento de un ateo M. F. Rich, un ateo, clamó: “¡Preferiría que me colocaran sobre una estufa y estuviera achicharrándome por un millón de años, que ir a la eternidad con los terribles horrores que se ciernen sobre mi alma! He entregado mi inmortalidad por oro, y su peso hace que me hunda con desesperación ¿Cómo acabará todo esto? ¿Qué haré? Estoy perdido para siempre. Lo sé”.

Prefería el infierno Estas fueron las últimas palabras de Altamont el ateo: “Mis principios han envenenado a mi amigo, mi extravagancia ha dejado en la pobreza absoluta a mi hijo; mi falta de bondad asesinó a mi esposa. ¿Y hay otro infierno? ¡Oh, tú blasfemado, sin embargo más indulgente Señor Dios! El infierno es un refugio si me oculta de tu ira”.

“No necesitas decirme” Sir Francis Newport, el director de un club de ateos, le dijo a sus amigos reunidos alrededor de su lecho de muerte: “No necesitan decirme que no hay Dios, porque sé que hay uno, ¡y que estoy en presencia de su ira! No necesitan decirme que no hay infierno, ¡porque ya siento mi alma resbalar entre sus llamas! ¡Desgraciados, cesen sus palabras vacías acerca de que hay esperanza para mí! ¡Sé que estoy perdido para siempre!” Sunday School Times

“¡Así que era cierto!” Un artículo en un periódico se refería a una impactante historia en un libro anónimo de memorias publicado no hace mucho tiempo. El escritor conoció a ¡Alerta!

58


El Horror del Infierno

la mujer que cuidó al profesor J. H. Huxley, el gran agnóstico, durante su última enfermedad. Ella le dijo que mientras yacía muriendo, el gran escéptico tuvo una visión invisible a los ojos mortales y mirando fijamente por un rato, susurró finalmente: “¡Así que era cierto!” Reginald Kirby

La muerte terrible de Stalin Esta fue la descripción que diera Svetlana Stalin de la muerte de su padre, la cual fue publicada en un periódico: “Mi padre tuvo una muerte difícil y terrible... Dios le garantiza una muerte tranquila, sólo a los justos... Cuando parecía que había llegado su último momento, él abrió los ojos de súbito y miró a todos los que estaban reunidos en la habitación. Era una mirada terrible, de un demente o quizá de furia y llena de miedo a la muerte... Luego levantó su mano izquierda como si estuviera señalando a algo desde arriba y trayendo una maldición sobre todos nosotros. El gesto estaba colmado de amenaza... Al momento siguiente... su espíritu se retorció violentamente libre de la carne”.

“No me preocupa la muerte” “No me preocupa la muerte”, dijo el gran filósofo Epicuro. “Mientras yo soy, no hay muerte; y cuando hay muerte, no estoy. Por consiguiente, no me preocupa la muerte”.

Ser hombre hasta el final Lord Byron, un ateo hasta el fin, exclamó en su lecho de muerte: “¿Debo suplicar misericordia?” Después de una larga pausa añadió: “Llega, llega, no te debilites; debes ser hombre hasta el final ”.

Palabras de cristianos agonizantes MARTÍN LUTERO: “Nuestro Dios es el Dios de quien proviene la salvación: Es el Señor por quien escapamos de la muerte”. JOHN KNOX: “Vivo en Cristo, vivo en Cristo, y la carne no tiene por qué temer a la muerte”. JUAN CALVINO: “Tú, Señor, me has herido, pero me siento abundantemente satisfecho, porque provino de tu mano”. JOHN WESLEY: “Lo mejor de todo es que Dios está con nosotros. ¡Adiós! ¡Adiós!” CHARLES WESLEY: “Estaré satisfecho con su presencia, ¡satisfecho, satisfecho!” BAXTER: “Tengo dolor; pero tengo paz, tengo paz”. PRESTON: “¡Bendito sea Dios! Aunque cambie mi lugar, no cambiaré mi compañía”. GOODWIN: “¡Ah! ¿Es esto la muerte? ¡Cómo le he temido como a un enemigo a este sonriente amigo!” EVERETT: “¡Gloria, gloria, gloria!” Esta expresión

la repitió durante 25 minutos, y sólo cesó con la vida misma. WILLIAM CAREY, el misionero: “Cuando me haya ido, hablen menos del doctor Carey y más de su Salvador”. SUSANA WESLEY: “Hijos, cuando me haya ido, canten un cántico de alabanza a Dios”. LADY GLENORCHY: “Si esto es morir, es la cosa más placentera imaginable”. EDWARD PERRONET, pastor: “¡Gloria a Dios en las alturas de su divinidad! ¡Gloria a Dios en las profundidades de su humanidad! ¡Gloria a Dios en toda su suficiencia! En sus manos encomiendo mi espíritu”. JOHN PAWSON, ministro: “Sé que estoy muriendo, pero mi lecho de muerte es un lecho de rosas. No tengo espinas plantadas en mi almohada. ¡El cielo ya ha comenzado!” ADONIRAM JUDSON: “No estoy cansado de mi trabajo, tampoco estoy cansado del mundo; sin embargo cuando Cristo me llame a casa, iré con el gozo de un niño que sale de la escuela”.

¿Quién arrancó la flor? Hay una inscripción en la lápida de un niño en un camposanto en Inglaterra, que dice: “ ‘¿Quién arrancó esa flor?’ Exclamó el jardinero mientras caminaba en medio del jardín. Su compañero, su sirviente respondió: ‘El Maestro’. Y el jardinero quedó en paz”.

Resumen

Hay muchas cosas, tanto del cielo como del infierno, que nosotros no sabemos, pero quiero destacar unas cuantas cosas sobre el infierno que sí, sabemos. • El infierno fue creado por Dios, tal como el resto de la creación y Dios lo creó para los ángeles rebeldes y para Satanás. • El infierno incluye fuego y azufre. Si esto es literal o no, poco importa, ya lo saben los que están allá y siguen llegando multitudes diariamente. • El infierno es un paradero temporal para los perdidos, porque luego, al concluir el juicio final, el mismo infierno y todos sus ocupantes, serán echados a otro lugar aun peor, que es el lago de fuego. • Nadie irá al infierno enviado por Dios, sino que cada uno escoge voluntariamente ese lugar. • Aquellos que ya están allá no están dormidos ni inconcientes ni siquiera sin cuerpos. Ellos hablan, sienten, tienen sed, lloran, imploran, planean, recuerdan a sus seres queridos que todavía viven aquí en la tierra y hasta oran y hacen planes evangelísticos. • En el infierno no hay un sólo incrédulo, todos son creyentes y ya no discuten si el infierno es real o es puro cuento. • El infierno está poblado de gente de todos los niveles sociales, intelectuales y de todas las religiones. Hay muchos“cristianos” también, incluso muchos ¡Alerta!

59


El Horror del Infierno

protestantes. Algunos teólogos de renombre, líderes de movimientos como el Ecumenismo, jerarcas eclesiásticos, muchos canonizados, destacados oradores, escritores, hombres de radio y TV que han inundado el mundo y engañado a millones con un evangelio distorsionado y cargado de herejías. • Nadie irá al infierno por ser malo o pecador, porque si así fuera, todos estaríamos allá. Los que ya fueron, siguen yendo e irán, lo hacen por negarse a recibir a Jesucristo como Salvador personal. Los pecadores van al infierno voluntariamente, ellos mismos escogen ese lugar. • El infierno es, seguramente, el lugar donde mayor número de pecadores verdaderamente arrepentidos se concentran. Si los habitantes del infierno se hubieran arrepentido mientras estaban en sus cuerpos, sin duda ocuparían un lugar de privilegio en el cielo.

• El infierno es eterno, quienes están allá ya no tienen ninguna esperanza. La esperanza de un condenado a prisión perpetua, es la muerte, pero la esperanza de quien está en el infierno es dolor eterno. • Nadie habló más acerca del infierno que el mismo Señor. • Hay muchas pruebas de conocidos enemigos de Dios, quienes a la hora de la muerte tuvieron tiempo para exclamar angustiosos la cercanía de un lugar de tormentos y tinieblas. Si Ud. no quiere llegar jamás a ese lugar, debe recibir a Jesucristo, él es el camino al cielo. Ud. será salvo por la eternidad. Hablando de Satanás, Dios dice: “Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán” (Is. 14:11). Aquí tiene Ud. su colchón y su cubrecama…

¦¦¦

A Dios gracias, yo nunca tuve la triste experiencia de ir a parar en una cárcel. Pero me imagino que no es la mejor experiencia, especialmente cuando se trata de un inocente que ha sido acusado falsamente, como ocurre con bastante frecuencia. Pero… ¿qué le preguntan los otros reclusos al recién llegado? Me imagino que le preguntan… ¿qué hiciste?, ¿por qué te mandaron aquí? ¿Te encontraron robando, vendiendo drogas, abusando de alguna menor, mataste a alguien…? Por supuesto que sería raro el caso donde el recién llegado diga toda la verdad, especialmente si es culpable. Tratará de excusarse, explicarse y defender su… “¡intachable reputación y su dignidad!” Si esto ocurre a nivel de cárceles, ¿cuál será

la experiencia del… “recién llegado al infierno?” Allá llegan cada día cientos de miles o tal vez hasta millones. Podemos imaginar a un caballero de unos 45 años de edad que muere sin Cristo. Siempre tenía sus creencias y “estaba completamente seguro” de que lo que creía, esa era toda la verdad en cuanto a su futuro. Su convicción era que, una vez muerto, uno nada sabe. Es decir, que todo termina con la muerte. Por supuesto, habrá escuchado acerca del… “purgatorio”, también escuchó mas de una vez acerca de la inmortalidad y el infierno, lo mismo que del cielo. Pero, bueno, ahora Petruhska (nombre que podría ser ruso) murió sin el perdón de Dios. Llegó directamente al infierno. Muchos camaradas le recibieron y comenzaron a hablar. ¿Qué pasó con el purgatorio?, preguntó el recién llegado. Cuando era niño, mis padres me llevaban a una iglesia, y el “ bátiuhska” (padrecito) hablaba sobre el purgatorio diciendo que todos, antes de llegar a su destino final, siempre pasan por el purgatorio. Yo tenía la esperanza que, en caso de existir, tanto el purgatorio como el infierno, algunas de mis tías pagarían mi rescate… Pero ahora, había sido que ese tal purgatorio ni siquiera existe. ¡Alerta!

60


alerta_4  
alerta_4  

Radiodifusión AméricaRadiodifusiónAméricaRadiodifusiónAméricaRadiodifusiónAméricaRadiodifusiónAmérica C.C. 2220 Asunción, Paraguay TTTTTeléf...

Advertisement