Issuu on Google+


¡Alerta! Dir ector General Director Pastor José A. Holowaty Diseño y Diagramación María S. González Corr ección Corrección Rosanna Cantero Mónica de Cárdenas

Radiodifusión América C.C. 2220 Asunción, Paraguay Teléfonos: (595-21) 960 228 (595-21) 964 100 Fax: (595-21) 963 149 E-mail: ramerica@rieder.net.py Dir ección en Internet: Dirección www.radiodifusionamerica.com.py

¡Alerta! Año 1 Edición N° 3 2002

Impr eso en Impreso enta Alber Imprenta Impr

Tal vez podamos averiguar directamente con Dios por qué él escoge a quienes usa poderosamente en la forma que lo hace. Tomemos el caso de Moisés. Este hombre tenía una seria desventaja, porque tenía problema en el habla. Algunos piensan que en realidad él era tartamudo. Note las mismas palabras de Moisés: “Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? ...¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien?” (Ex. 4:10,11,14b). Dios permitió que Moisés tuviera algunos impedimentos, pero Aarón, su hermano, éste sí que hablaba bien. Una voz agradable, bien timbrada y seguramente elocuente, de manera que sabía usar un lenguaje refinado, justo para hablar al monarca. Pero Dios necesitaba que Moisés fuera el verdadero líder, por eso mas adelante le dijo: “Y él (Aarón) hablará por ti al pueblo; él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Dios” (Ex. 4:16). Pasados los años, resultó fácil descubrir por qué Dios usó a Moisés y no a Aarón, aunque sí, éste le ayudó y le sirvió de boca.

Es probable que todas las veces cuando la Biblia dice que Moisés habló al pueblo, en realidad él hablaba a su hermano, quien seguramente le entendía y a su vez pasaba el mensaje al pueblo. Pero... aunque esto parezca una gran desventaja, elevó mucho la estatura espiritual de Moisés, tanto es así que Dios le dice que él le sería para Aarón en lugar de Dios. Lea el Cap. 32 de Exodo y descubra lo vulnerable que era Aarón. Se inclinó por el deseo del pueblo que reclamaba un ídolo y ni siquiera notó la gravedad de su pecado, hasta cuando su hermano Moisés regresó de su comunión con Dios en el Monte. Dios no se preocupa mucho por la apariencia, habilidades naturales que tenemos, preparación académica, salud física o nuestra edad juvenil. Él necesita hombres de convicción, hombres firmes, hombres que sepan depender de él. Hombres que no se pregunten si esto, aquello o lo otro caerá bien a tal o cual grupo, denominación o familias. Algo parecido podemos decir de Job. Nunca tendríamos el libro de Job, si Dios no lo hubiera sometido a tan duras pruebas, al punto de quitárselo todo, incluso su propia salud. En esta prueba, Dios demostró que Job era capaz de no dudar de él y que este siervo suyo no le estaba sirviendo porque fue bendecido tan generosamente. Los 42 capítulos del libro de Job ¡Alerta!

1


son el producto de aquél que dijo: “¿Quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego?” (Ex. 4:11b). “Ved ahora que yo, yo soy, y no hay dioses conmigo; yo hago morir, y yo hago vivir; yo hiero, y yo sano; y no hay quien pueda librar de mi mano” (Dt. 32:39). “¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno? ¿Por qué se lamenta el hombre viviente? Laméntese el hombre en su pecado” (Lm. 3:37-39). Muchos de los grandes hombres de Dios han sufrido serios obstáculos físicos. Algunos nacieron con defectos, otros sufrieron luego. Hay caballeros que quedaron en silla de ruedas, otros que deben permanecer acostados. Conozco un caso de un pastor que puede permanecer sentado solamente 4 horas como máximo, sin acostarse. ¡Pero ese hombre sigue trabajando y no recuerdo haberle escuchado quejarse alguna vez! El apóstol Pablo por lo visto también padecía, probablemente de más de un mal. Algunos historiadores dicen que él no tenía una apariencia agradable, era de baja estatura y un tanto jorobado, muy sufrido y con claras señales en su cuerpo de haber sido golpeado (como en realidad lo fue) en varias oportunidades (2 Co. 11:23-29). Cuando escribió a los hermanos en Galacia, parece que sufría de la vista (Gá. 4:13-15). Muchas veces me he preguntado cómo este hombre

Sumario

«Escuchando Radio América se vive mejor»

Zp-20

1480 Khz Casilla N° 2220 - Asunción - Paraguay Teléfonos 960 228 - 964 100 - Fax: 963 149 Website: http://www.radiodifusionamerica.com.py E-mail: ramerica@rieder.net.py

LECTURAS BÍBLICAS PROFECÍAS BÍBLICAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS BÍBLICAS CONSEJOS MÉDICOS MUY BUENA MÚSICA CRISTIANA CASI SIN COMERCIALES AMPLIOS SERVICIOS DE NOTICIAS NACIONALES E INTERNACIONALES UNA VERDADERA ACADEMIA DEL AIRE

... Y MUCHO MÁS

sobrevivió tantas cosas. Mi única conclusión es que el Señor le sostuvo. En una ocasión una turba lo apedreó y lo dieron por muerto (Hch. 14:19,20). Los verdaderos gigantes de Dios, que son elevados al liderazgo en la causa del Señor, no son gigantes de chocolate, que se derriten ante el calor sofocante de los obstáculos que parecen nunca terminar. Los verdaderos líderes no buscan popularidad ni comodidad ni reconocimiento de los demás. Muchos de ellos no fueron reconocidos por los hombres y sin duda hay muchos hoy en completo anonimato. No tienen interés monetario, no son de esos... “ejecutivos” de grandes organizaciones misioneras. Se trata de hombres “a toda prueba”. Tienen convicciones bien arraigadas. No siempre hay mucha dulzura en su carácter y son exigentes, no sólo con los demás, sino consigo mismos. Los “expertos” en nuestros días los llaman... “perfeccionistas”. El profeta Jeremías era uno de los que más ha sufrido, debido a la apostasía durante los días de su ministerio. ¿Cuándo él... “sintió el llamado del Señor?” Este tal... “llamado del Señor” hay muchos que “sienten”, porque dependen de sus sentimientos, pero no “oyen”. Jeremías dice: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jer. 1:5). Esto explica por qué Jeremías no pudo renunciar al ministerio, aunque tenía muchos deseos de hacerlo (Jer. 20:7-9).

El Lenguaje de la Música Doctrinas Bíblicas que no son negociables El Caballo de Troya de Satanás El Movimiento de Fe ¿Nueva Versión del Ocultismo? La Religión Venidera Porqué Alhá no es Dios El Ministerio de la Mujer en la Iglesia Obesidad en Niños y Adolescentes La Vitamina Milagrosa Si yo tuviera un Colegio Un Legado de Odio Se reparan Matrimonios arruinados Las Profecías más notables sobre el Mesías ¿Qué Señales son Estas? Porqué debemos estudiar las Profecías Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo ¿Qué hora es...?

Pag. 3 Pag. 9 Pag. 14 Pag. 19 Pag. 21 Pag. 24 Pag. 27 Pag. 32 Pag. 33 Pag. 35 Pag. 36 Pag. 40 Pag. 41 Pag. 46 Pag. 49 Pag. 55 Pag. 60

¡Alerta!

2


El Dr. Frank Garlock, es un fiel cristiano y se ha dedicado a la música; especialmente al significado de la música, con todos sus componentes y variedades. Su ritmo, su estilo, su armonía y todo cuanto tiene que ver con la música, especialmente la que usan los cristianos en los servicios de adoración. Explica científica y bíblicamente el origen y la finalidad de cada estilo y cómo, todo tipo de música es en sí un lenguaje. Siempre comunica algo, bueno o malo, sacro o profano, pero la música no es algo neutral, sino que tiene el propósito de comunicar algo. De ahí que mientras escuchamos una pieza musical, respondemos. A veces con llanto, otras veces con regocijo, a veces con una actitud de profunda solemnidad, o bien, como en el caso del rock y otros ritmos fuertes, rápidos e incoherentes, la respuesta puede ser de alaridos y desenfreno. Ud. quedará impactado por lo que podrá aprender a medida que siga la lectura de este estudio. Esta es la primera entrega de seis estudios que ha dictado en un Seminario el Dr. Frank Garlock muy completos y que esperamos continuar en los próximos números de ALERTA.

H

e titulado este mensaje “El lenguaje de la música” porque es importante que entiendan que la música sí es un lenguaje. Cuenta con todos los elementos de un idioma, tiene gramática, sintaxis, comunicación y significado, aunque este significado sea abstracto, no concreto. Es por eso que algunos se confunden en este último punto. En este mensaje vamos a demostrar, que la Escritura enseña lo mismo: que hay un lenguaje en la música. Incluso, es una de las ilustraciones que usa la Biblia. Los musicólogos, especializados en el campo de la música, particularmente quienes estudian este arte, reconocen que la música es un lenguaje. De tal manera que si podemos entender el habla, de igual manera podemos discernir la música. Si no pudiéramos expresarnos por medio de palabras, sería imposible conocer la verdad. Así lo asegura un gran filósofo, quien reconoce que si no logramos ponernos de acuerdo respecto a los términos de nuestro idioma y su significado, no puede haber comunicación entre nosotros, al menos una comunicación correcta. Habiendo determinado ya que la música es un lenguaje, examinaremos cuáles son sus elementos. Esta serie de mensajes se divide en seis partes: • La primera la hemos titulado “El Dios de la música”, porque uno no puede dejar de preguntarse, si la música fue una idea tardía de Dios o es algo que forma parte permanente de la economía divina.

Dr. Frank Garlock

• La segunda parte la llamamos “El mensaje de la música”. Porque si es un mensaje, ¿qué es lo que comunica la música? ¿Puede impartir ideas? ¿Podemos entender lo que dice? • El tercer mensaje, lo titulamos “El sonido de la música”, ya que si la música transmite algo, ¿cómo sabemos qué sonidos comunican qué cosa? ¿Podemos entenderlos? ¿Habrá principios que nos muestren cómo debe ordenarse nuestra música? • El cuarto mensaje trata sobre “El evangelio de la música”. ¿Será acaso que la teología se relaciona con la música? Y si tenemos varios tipos de música, ¿habrá ciertos aspectos de la teología que están de acuerdo con determinada música? • En el quinto mensaje hablaremos sobre “Los efectos de la música”. ¿Será que nos afecta la música? Y si nos afecta, ¿de qué manera lo hace y qué es lo que nos afecta? Si entendemos esto, ¿podremos saber entonces qué clase de música debemos tener por los efectos que produce? • Luego, en la última parte hablaremos sobre “El propósito de la música”. ¿Para qué nos dio, Dios la música? ¿Para qué la tenemos? ¿Cuál es el propósito básico subyacente para el cual, el Señor nos la dio? Es importante leer toda esta serie de mensajes, para aprovecharlo todo y tener el contexto, porque no hay que tener las cosas fuera de contexto. La

¡Alerta!

3


El Lenguaje de la Música

música como el lenguaje tiene contexto, y si se toma un sonido equivocado y se pone en un lugar erróneo, queda fuera de contexto. Mucho de lo que se estudia en la escuela de música, es la forma cómo armar este contexto y saber qué es lo que cabe en cada uno. Por lo tanto, es importante que lea los seis mensajes, para que tenga el panorama general de lo que Dios está diciéndonos sobre la música. A lo largo de esta serie de mensajes usaremos la Palabra de Dios. Una de las primeras cosas que descubrimos la encontramos en 1 Corintios 14:7, 8. ¿Sabía usted que los capítulos 12 al 14 de 1 Corintios tienen que ver con las lenguas, con el lenguaje? Aquí Pablo está corrigiendo los abusos en la iglesia de Corinto, y lo que usa como ilustración, es la música. Dice: “Ciertamente las cosas inanimadas que producen sonidos, como la flauta o la cítara, si no dieren distinción de voces, ¿cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o con la cítara?”. Es decir, como se trata de un lenguaje, ¿cómo va a saber lo que quiere decir si el sonido no es claro? Y luego continúa: “Y si la trompeta diere sonido incierto...”, ¿cómo va a saber si el toque es para levantarse o prepararse para la batalla? (1 Co. 14:7,8). De tal manera, que toda nuestra tesis se basa en un principio bíblico que se aplica a todas las áreas de la vida. El texto que usaremos para la serie de seis mensajes es Efesios 5:10 que dice: “Comprobando lo que es agradable al Señor”. Es decir, que usted y yo, como creyentes, debemos comprobar qué es lo que le agrada al Señor. La palabra “comprobando”, en este caso, como en muchos otros en la Biblia, significa poner a prueba. Dios quiere que pongamos a prueba las cosas. Aunque algunos digan que cuando lo hacemos estamos juzgando, no es así. Juzgar es pronunciar sentencia sobre alguien o algo. Es cierto que la Biblia nos pide en ciertos casos que hagamos eso, pero no en este caso. Normalmente, casi lo probamos todo. Supongamos que voy al médico, y me dice que tengo un tumor cerebral, que necesita practicarme una cirugía en el cerebro. Encontrándonos ya en el quirófano, me mira y me dice: “Hay algo que debe saber antes de comenzar”. Y cuando le pregunto: “¿Qué cosa?”, me responde: “Nunca he estudiado medicina, pero amo mucho a la gente”. ¡Si ya me daba temor cuando creía que sabía lo que estaba haciendo...! Lo que quiero es que sea una persona probada, quiero que apruebe. Supongamos que se dirige a la pista del aeropuerto y sube a un avión que va a despegar, mientras espera se oye la voz de piloto que dice: “Amigos, deben saber algo antes de volar el día de hoy”. Usted se preguntará qué va a decir y luego añade: “Nunca he tomado lecciones de vuelo, ni siquiera he volado antes”. Y usted dirá: “¡Déjenme bajar!” ¿Por qué? ¡Porque quiere que sea alguien aprobado! ¡Quiere que sea alguien que sepa lo que está haciendo! Cierto piloto llamó a la torre de control y preguntó: “¿Qué hora es?” Le contestaron: “¿Qué línea es?” Y agregó

el piloto: “¡Qué importa la línea! ¡Sólo quiero saber la hora!” El controlador replicó: “Si es American, son las tres de la tarde. Si es Mexicana son las 15 horas, y si es la línea ‘Patito’, la manecilla corta está en las tres y la larga en las 12". Tal vez usted ha viajado en esa línea, tiene sus problemas, ¿no? De nuevo, es lo mismo, queremos que sean probados. Esto es lo que dice Dios que usted y yo debemos hacer. Quiere que como sus hijos, comprobemos qué es lo que le agrada. No es lo que me gusta a mí o lo que le gusta a usted o a otro. ¿Ha observado que todos son expertos en el campo de la música? ¿Se ha fijado? No sabrán leer notas, no sabrán cantar, no conocen las técnicas correctas, pero dicen: “¡Yo sé lo que me gusta!” Pero el hecho que le guste algo, ¿lo hace bueno? ¡No! ¿Tiene miedo de contestar? Hay muchas cosas que me gustan, pero las rechazo porque son malas. El asunto no es si me gusta o no. Otros dicen: “¡Pues a mí no me gusta!” Déjeme hacerle otra pregunta: ¿El hecho de que a usted no le guste, lo hace malo? ¡No! Y de nuevo algunos dicen: “¡Lo que pasa es que te opones a la música rock porque no te gusta!” ¡Eso no tiene nada que ver! No me hubiera querido levantar esta mañana, no me gusta levantarme por la mañana, pero me levanté. No porque me gustara o no me gustara, sino porque sabía que era lo correcto. Otros aseguran: “¡Pues para mí el rock es de tanta bendición!” Y piensan que con eso ya nos acorralaron. A mí me han dicho algunos que la película Jesucristo super estrella fue una bendición para ellos. ¿Significa eso que se trata de un gran filme? ¡No! Ahora, yo dudo de su bendición. Pero aun en el caso en que hubieran recibido alguna bendición de manera accidental, eso no significa que la obra misma sea buena. Otros dicen: “Bueno, lo que pasa es que ya eres viejo y yo soy joven. Es que te gusta la música de los ancianos, porque ya lo estás, pero yo no soy tan viejo como aparento. Me veo mayor porque he estado enfermo, he madurado por la enfermedad, el pelo canoso es muy engañoso���. Hay otros que argumentan: “Yo soy del rancho y lo que me gusta es la ranchera. Tú eres de la ciudad, por eso te gusta la música de la ciudad”. Pero el asunto no es, si es música ranchera o de la ciudad, de anciano o de jóvenes. El asunto es si la música le agrada a Dios. Y me preguntará: “¿Será posible saberlo?” ¡Claro que sí! Alguien ha contado más de 500 referencias específicas a la música en la Biblia, aunque supongo que la cifra depende de la forma cómo uno cuente. Ya que para algunos, si un versículo menciona cinco instrumentos diferentes, lo cuentan como cinco referencias diferentes. De eso depende la amplia variación en el número de versículos. He visto varias cifras que considero muy confiables, pero yo estimaría que la Biblia hace mención específica a la música como unas 500 veces. Eso significa que si queremos saber, qué clase de música debemos tener, podemos saberlo. El problema es que la gran mayoría nunca se ha molestado en averiguar ¡Alerta!

4


El Lenguaje de la Música

lo que dice Dios, no sólo en cuanto a la música, sino en otras áreas. En el programa de maestría que enseño en la universidad cristiana de Pensacola, exijo que todo estudiante, antes de terminar su maestría en música sagrada, lea toda la Biblia y anote cada referencia a la música. Esa es nuestra autoridad. Si su predicador, expone algo y usted le pregunta: “¿En dónde dice la Biblia eso?” Y contesta: “Pues yo nunca he estudiado la Biblia”. Le diría: “Oiga, espere, eso hay que investigarlo”. Incluso por medio del ministerio “Música majestuosa” hemos publicado una concordancia bíblica de la música, que enumera todas las referencias a la música que aparecen en la Escritura. De modo que cualquiera puede tomarla y revisar todas las referencias que hay en la Biblia. Porque si existen 500 referencias, que son más que las veces que se habla del infierno, más que el cielo, más que la gracia, eso quiere decir que es muy importante para Dios. Por eso nos conviene descubrir lo que Dios dice. Como las personas no se han tomado el tiempo para hacer eso, se han desviado hacia toda clase de filosofía. Como no han comprobado qué es lo que le agrada al Señor, han aceptado toda clase de cosas diferentes. Seguro que han escuchado a esos que aseguran que la música es amoral, a veces también usan el término que no es moral, otros que es neutral. Todos esos términos significan básicamente lo mismo. La gente afirma eso. Casi todas las revistas cristianas en los últimos años han publicado por lo menos un artículo y algunas varios, asegurando que la música es amoral. Cuando dicen esto hay varias cosas implícitas, por ejemplo afirman que no existe la música buena y la mala, que no hay principios. Cualquiera que ha estudiado música sabe que eso no es cierto. Yo asistí a la Escuela de Música Eastman. Hice todos mis estudios de posgrado en esta escuela. Tuve varios maestros, eran hombres inconversos hasta donde sé, incluso testifiqué a varios de ellos y ninguno aceptó al Señor, pero no tuve un solo maestro que creyera que la música es amoral. Ésta es una idea totalmente nueva. Si se remonta a la historia, encontrará que ninguna generación ha creído jamás que la música fuera amoral, sólo la nuestra. Creo que la razón básica es la música cristiana contemporánea. Como esta gente quiere usar toda clase de estilos diferentes, por eso aseguran que lo único que importa es la letra. De ahí que afirmen que la música es amoral, neutral o no moral. Incluso tuve maestros en la escuela de música Eastman, tal como Wayne Barlow, uno de mis maestros de composición, quien hasta escribió libros para aclarar esto. Howard Hanson, quien fue director de la Escuela de música Eastman durante casi 50 años, un músico singular de renombre internacional, compuso óperas y sinfonías. En uno de sus mejores libros dijo “Que la música puede ser filosófica u orgiástica”. Es decir, que puede elevar intelectualmente, filosóficamente o puede ser sensual. Incluso usó el término orgiástica. En otras palabras que tiene fuerza para incitar al mal lo mismo que para el bien.

Él entendía que la música puede ser buena o mala, según se componga y según cómo se ejecute. Esto es lo que todos han creído a lo largo de los siglos, sólo que nuestra generación no lo acepta. Todo esto nos conduce a un enigma, un rompecabezas. La historia lo corrobora. Conforme el hombre se vuelve más intelectual, más culto en la sociedad, más desarrollado industrialmente, ¿qué sucede con su moralidad?, ¡se deteriora! Puede verlo en Roma. Roma no cayó por ser una cultura tan maravillosa. Decayó porque perdió el rumbo moral. Lo mismo Grecia, Egipto, al igual que Estados Unidos. En la medida que este país ha desarrollado increíblemente las comunicaciones, computadoras, toda clase de tecnología, ¿qué ha sucedido con la moralidad? Tenemos computadoras que nos permiten llevar una Biblia en el bolsillo, pero al mismo tiempo la moralidad se ha deteriorado. Tenemos problemas terribles con toda clase de inmoralidad, enfermedades venéreas y todo lo que las acompaña. ¿No es increíble? Vea todo lo que está sucediendo, sin embargo creen que pueden educar a una persona para hacerla más moral. Pero no funciona de esta manera. No se hace moral a las personas mediante la educación. Cuando dicen que la música es amoral, están implicando que la misma no es ni buena ni mala. Es lo que están declarando esos que creen en el razonamiento amoral y el pensamiento amoral, y hay muchos. Es el pensamiento de nuestra época. Lo que están diciendo es que a Dios no le interesa qué clase de música usemos. A Dios no le importa. Para Él es lo mismo si quiere rock pesado mientras la letra sea buena. Si prefiere rock punk o rock frash, le llaman punk frash metal pesado, pero aunque le llamen “metal celestial” es lo mismo. Nada está más lejos de la verdad. He consultado varios diccionarios seculares, no bíblicos, sino seculares, para ver cómo definen el término amoral. Un diccionario dice que amoral significa “sin sentido de responsabilidad moral”. Creo que es muy acertado. Tengo varias objeciones contra la enseñanza de la educación sexual en las escuelas públicas, pero una de las más grandes, es que lo están enseñando como un asunto amoral. Usted y yo sabemos que la moralidad sí está estrechamente relacionada con la sexualidad. No se pueden separar las dos cosas. Asimismo me opongo al movimiento en favor del aborto, pro-elección, como le llaman, aunque deberían denominarlo pro-homicidio. Son varias las objeciones, pero lo que más me molesta es que lo están presentando como algo amoral. ¿Es decir que puedes matar a una persona que aún no ha nacido y afirmar que no tiene nada que ver con los principios morales? Ésta es la filosofía de nuestra época. Ha penetrado en todas las áreas de nuestra vida; en la educación sexual, la medicina, el aborto. Una de las cosas mas interesantes para mí al descubrir esto, es que muchos en la actualidad ¡Alerta!

5


El Lenguaje de la Música

no toman el juramento hipocrático que tomaban todos los médicos hasta hace pocos años. ¿Por qué? Porque una de las cosas que promete el juramento hipocrático es: “No daré ninguna droga letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré tal uso. Del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente”. Ese es parte del juramento que hacían los médicos. Con razón muchos de ellos no lo quieren tomar. El motivo por qué han adoptado esa postura, es porque dicen que es amoral, que se trata de algo que no es afectado por ningún principio moral. ¡Hasta dónde puede llegar la necedad! En esto los diccionarios están perfectamente acertados. Otro diccionario dice: “Amoral significa incapaz de distinguir entre lo bueno y lo malo”. ¡Eso también es muy apropiado! Estas personas que hablan de razonamiento amoral y pensamiento amoral, en lo que se relaciona con la música, quienes creen que la música es amoral, de que puedes tocar rock o rock pesado, o metal pesado, o lo que sea, y llamarle cristiano, pronto pierden su sentido de lo bueno y de lo malo. En el cuarto mensaje, que trata sobre el evangelio de la música, le mostraré que la mejor táctica de Satanás para introducir su falso evangelio en las iglesias, es por medio de la música. La razón es, porque al aceptar una música incorrecta pierden el sentido de lo bueno y lo malo y terminan por no poder distinguir la verdad del error. Este es el ejemplo perfecto. Dios comenta esto por medio del profeta Isaías. Dice: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (Is. 5:20). Dios pronuncia una maldición sobre esta clase de razonamiento e incluso condena a las personas que piensan de esa manera. Esos que a lo malo llaman bueno y a lo bueno malo, que pierden incluso la capacidad para distinguir entre lo dulce y lo amargo, entre la luz y las tinieblas, porque han aceptado la idea de que no hay bueno o malo, han perdido su sentido de responsabilidad moral y del bien y del mal. Hay un libro muy interesante, se llama La clausura de la mente americana, lo escribió Allan Bloom. Es maestro del pensamiento social en la Universidad de Chicago, una de las escuelas más liberales en el país. Ahora, quiero que entienda el trasfondo. Este hombre es maestro de pensamiento social en la Universidad de Chicago. Cuando se publicó su libro, los liberales estaban fascinados, elogiándolo a más no poder. Luego, de pronto entendieron lo que estaba diciendo. Y ya no les gustó tanto. Sin embargo, él toca varios puntos con mucho acierto. Observe lo que dice: “Bien pudiera ser que la locura más grande de la sociedad le parezca normal a ella misma”. ¡Esa es una cita formidable! ¡Porque el aborto es una locura absoluta! Se nos ponían los cabellos de punta cuando leíamos de madres en la India que arrojaban a sus bebés al río Ganges.

Sin embargo, Estados Unidos ha ido mucho más allá. Las últimas cifras que vi informaban que en este momento se están asesinando a bebés antes de nacer, a razón de más de 4.000 diarios. ¡Una locura absoluta! Pero si usted se opone, lo encierran en la cárcel y lo tachan de loco. La homosexualidad es una locura, un disparate. Pero ha llegado a ser aceptada entre la sociedad como algo normal. Recientemente en la ciudad de Nueva York desfilaron más de 500.000 personas promoviendo la homosexualidad, promoviendo esas inclinaciones. Es obvio que la locura de la sociedad le parece normal a ella misma. Parte del problema, es que las cortes, ahora operan sobre las opiniones de la sociedad, no de la ley misma. Ahora se decide sobre la base de lo que es normal y aceptado entre la sociedad y la cultura. Pero esa no es ninguna base. Observe además y en particular los padres, quienes necesitan tomar nota de esto. El señor Bloom asegura que la televisión, en comparación con la música, juega un papel comparativamente pequeño en la formación del carácter y los gustos de los niños. Ahora, no está menospreciando los efectos de la televisión, reconoce que la televisión ejerce un efecto tremendo, pero afirma, que si se compara la televisión con la música, la primera ejerce una influencia mínima. Tenga presente que este es un maestro de pensamiento social en la Universidad de Chicago, no un predicador. Como ya dijera, no está menospreciando la televisión, pero sí está diciendo: “Que si queremos desarrollar el carácter y los gustos de los jóvenes en el sentido correcto, no debemos preocuparnos únicamente por la televisión, sino también por la música que están escuchando, porque la música tendrá un efecto aún mayor”. Luego habla muy específicamente, pero yo no puedo ser tan específico en esta serie de mensajes. Su libro expone con mucha claridad, que la música rock apela a un solo factor, a la apelación barbárica del deseo sexual. Abiertamente reconoce, como casi todos en el campo del rock secular, que esta es la música de la sensualidad, sólo que ellos no le ven nada de malo a eso. Nosotros como cristianos sí debemos verlo. Luego continúa explicando, que los jóvenes saben esto perfectamente, aunque sus padres no. En otras palabras, la juventud entiende lo que está sucediendo, aún cuando los padres son frecuentemente engañados. Hay otro libro que me gusta mucho. Se titula Matándonos de deleites. Lo escribió Neil Postman. Un maestro de artes y ciencias de la comunicación en la Universidad de Nueva York. Y una vez más quiero que vea el trasfondo, porque pienso que podría tener un trasfondo cristiano, aunque no da evidencias de que entienda principios cristianos. Él expone ideas muy interesantes en su libro. Así declara: “que sostener que la tecnología, o la música en este caso, es neutral, no moral o amoral, es una ridiculez pura y simple”. Yo mismo no podía haberlo dicho mejor. Como dice Marshall McGruen, lo que está explicando es “que no se puede separar la tecnología ¡Alerta!

6


El Lenguaje de la Música

del mensaje”. Esto lo demostraremos más adelante. Comprobaremos que es cierto, que no se pueden separar las dos cosas. La manera de decir algo determina en gran medida lo que significa. El señor Potsman manifiesta que no se puede separar, por ejemplo la tecnología de la televisión. De igual manera no se puede separar la música de la letra. Y ese es el ejemplo que usan la mayoría de quienes tocan música contemporánea. Aseguran que lo que importa es únicamente la letra. Pero aún este hombre que no es cristiano declara, que aunque el televisor sea un objeto neutral, no viviente, como lo es la música, la televisión en sí no se puede considerar neutral o no moral. Lo interesante es que la Biblia tiene cosas así. La Biblia lo dice, luego entonces es cierto, pero me cuesta creerlo. El Señor Jesucristo declara en el capítulo 16 de Lucas que “... los hijos de este siglo son más sagaces... que los hijos de luz” (Lucas 16:8). Pero no debe ser así con los cristianos, ya que tenemos la Palabra de Dios y el Espíritu Santo para guiarnos. Deberíamos entender mucho más que el mundo, ¿no? Sin embargo, con frecuencia vemos que el mundo entiende cosas, que aun algunos cristianos se niegan a aceptar. Por esto citaré a tantas de estas personas a lo largo de esta serie de mensajes, para demostrar que hasta la gente del mundo comprende estas cosas. Hay otro libro muy interesante, escrito por un inglés, por David Tame. De nuevo creo que este hombre entiende principios cristianos, pero es un escritor secular. Su obra se titula El poder secreto de la música. Menciono este libro, porque muchas personas me dicen: “Usted se opone a la música rock, a algunos de los compositores y a su estilo de vida. Pero... ¿qué de Beethoven, Mozart y Haydn? Estos hombres y muchos más, no eran cristianos. No vivieron como debían, sin embargo, ¿acepta la música de ellos? ¿Por qué?” David Tame da la mejor respuesta que yo he visto en su libro. Él analiza todo el trasfondo y expresa, que el concepto de que la música afecta el carácter, fue la gran fuerza que inspiró la vida de los grandes compositores. Y es que todos los compositores del pasado, aun cuando no hayan sido todo lo que debían ser en su vida personal, buscaban elevar a las personas y ayudarlas con su música. Es por eso que pasaron años estudiando el arte de la música. Beethoven era maestro de su arte. Tenemos incluso algunos de los ejercicios de las composiciones de Haydn y en ellos se ve su desarrollo como músico. Pasó años de su vida desarrollando el arte, porque consideraba que la música podía afectar el carácter, ayudar a la gente y elevarla. Esa es la filosofía que proviene de los griegos y se llama “La doctrina del Etos”, que la música sí afecta el carácter. Muchos de los grandes compositores, de hecho todos los grandes músicos del pasado, siempre creyeron que podían ayudar a las personas. Es como el médico. Usted va al médico y le dice que tiene apendicitis, que tiene que

removerle el apéndice. Acaso le pregunta: “¿Doctor, es usted cristiano?”. Y si le dice “No” entonces usted no se va a dejar operar. ¡Eso sería una locura! Ahora, yo prefiero al médico cristiano, si es posible, pero no siempre puede encontrarse a uno. No obstante, si es fiel al juramento hipocrático, hará lo mejor que pueda hacer por mí. De todas maneras sólo Dios puede sanarme así que confiaré en el médico en el campo de la medicina. Posiblemente sea mal hablado, fumador, toda clase de cosas. No confío en él en esas áreas, pero sí en lo tocante a la medicina. De la misma manera, puede confiar en Beethoven, Mozart y Haydn en el campo de la música, porque eran expertos e intentaban elevar a las personas. A veces incluso, cuando las personas escuchan la música de ellos, dicen que tuvieron “una experiencia espiritual”, aunque no entienden lo que es una verdadera experiencia espiritual. Cuando yo tocaba con la orquesta sinfónica hace años, me decían: “¡Qué maravillosa experiencia espiritual!” Yo siempre respondía: “No, es elevador, pero no espiritual, porque la espiritualidad únicamente proviene de Jesucristo y su Palabra, no por medio de la música”. Todos los compositores del pasado, reconocieron el enorme poder de la música. Luego el señor Tame continúa y cita a Aristóteles, quien decía que si uno escucha música mala, tiende a ser una persona mala y si escucha música buena, tiende a ser una persona buena. ¿Ve? A través de los siglos los hombres han pensado así. Aristóteles creía esto, lo mismo Pitágoras y podría enumerar un sin fin de hombres en el pasado, quienes entendieron que la música sí afecta el carácter. De nuevo, lo que estoy diciendo es Efesios 5:10: “Comprobando lo que es agradable al Señor”. Ahora, si vamos a hacer eso tenemos que ir a la Escritura. Vamos a leer tres versículos que quiero que escriba, porque deseo que recuerde esto. Son de enorme importancia. Esto será fundamental para todo lo demás que mencionaré a lo largo de esta serie de mensajes. Si entiende lo que estoy explicando aquí, habrá adelantado mucho en el desarrollo del discernimiento en el área de la música. Quiero darle tres versículos, que nos enseñan tres cosas acerca de Dios. Los tres versículos dicen exactamente lo mismo. Como expusiera antes, siempre que Dios repite algo es con un propósito. A usted y a mí se nos acaban las palabras. Cuando alguien le dice: “¡Qué gusto verte! ¿Cómo estas?” Realmente no quiere que le cuente nada. Si empieza a detallarle “del dedo que le duele, de sus caries...”, en realidad no quería saber eso. Sólo es una manera de saludar. Pero Dios no hace eso. Cuando Dios repite algo es con un propósito, y Dios repite esto tres veces. La primera vez es en Éxodo. En el primer cántico que contiene la Biblia, en Éxodo 15:2, lo cual se encuentra en los libros históricos. Si pasamos a los libros poéticos, en Salmos 118:14 encontramos la misma verdad. Es el segundo grupo importante del Antiguo Testamento. Si vamos a ¡Alerta!

7


El Lenguaje de la Música

los libros proféticos, el tercer grupo importante, en Isaías 12:2 hallamos esto mismo. Para mí es interesante además, que Dios enseñe esto en las tres secciones importantes del Antiguo Testamento. Uno de los lugares más interesantes, es el que le mostraré en un momento. Los tres versículos dicen lo siguiente de una manera u otra: “Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré” (Ex. 15:2). Estos versículos nos enseñan tres cosas acerca de Dios: 1. Dicen que Dios el Señor es nuestra fortaleza. No sólo nos da fortaleza como cristianos, sino que Dios es nuestra fortaleza. Jesús lo dijo de esta manera en Juan 15:5: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Si los pámpanos no permanecen en la vid, ¿qué sucede? ¡Se secan, mueren! ¿Por qué? Porque la vid es la fortaleza de los pámpanos. Por eso dijo el Señor, “porque separados de mí nada podéis hacer”. ¡Tenemos que permanecer en Cristo! Jesús dijo: “Tienen que permanecer en mí. Mis palabras deben permanecer en ustedes”. Es que la vid no sólo provee fuerza para el pámpano, la vid literalmente es la fuerza del pámpano. ¡Dios es nuestra fortaleza! 2. También dice que es nuestra “salvación”. Y creo que aquí cambia un poco la sintaxis. Porque de una manera muy singular, por medio de la encarnación Jesucristo ha llegado a ser salvación para nosotros. La salvación no está en una iglesia, no está en una creencia. La salvación no está en una religión. La salvación se encuentra en una Persona. Si no tiene la Persona no tiene la salvación, y la Persona es Jesucristo. 3. Dios es nuestra fortaleza. Dios es nuestra salvación, pero observen lo que dice entre estas dos frases sin perder un solo paso, leemos “Jehová es mi fortaleza y mi cántico”. ¡Dios también es nuestro cántico! Sé que algunos dicen: “Pues probablemente es un cántico de alabanza a Dios, o un cántico que se refiere a Dios”. No, la palabra que aquí se traduce “cántico”, como muchos términos que señalaremos, no se refiere a alabar a Dios con palabras, sino a la música misma. El término hebreo es “zimrath”, que literalmente significa “música instrumental”. A eso se refiere, a que Dios es mi instrumento, y la palabra literalmente significa pulsar las cuerdas de un instrumento. Incluso en la Concordancia Bíblica en inglés el número es el 2176. A propósito de esta palabra, únicamente se usa en tres citas. No está en ninguna otra parte del Antiguo Testamento. Creo que cuando Dios limita de esa manera el uso de un término, intenta darle un significado especial. Esta palabra viene del vocablo “zamar”, que literalmente significa “hacer sonar las cuerdas del instrumento”, no con el plectro (la púa que se usa para

tocar los instrumentos de cuerda), sino con los dedos mismos. La música es parte de la naturaleza de Dios. Dios mismo es musical. Me preguntará: “¿realmente cree que Dios es musical?” ¡Claro que sí! Incluso la música es lo único que yo sepa que estaba en el cielo antes de que Dios creara el mundo, que tenemos aquí en la tierra con nosotros y que tendremos en el cielo en el futuro. Si usted sabe de otra cosa me gustaría saberlo. ¿Sabe de alguna otra cosa? ¡Yo no! A mí me gusta predicar, predico a la menor provocación y hasta provoco. Pero en el cielo no necesitaremos predicación, pero si cantaremos. Tendremos música, música instrumental. Apocalipsis habla de música instrumental, ¿sabe por qué? Porque Dios es musical. Es parte de la naturaleza de Dios. He leído algunos libros cristianos que hasta declaran, que “Dios hizo la música para el hombre”. ¡No! Dios no hizo la música para el hombre. Había música en el cielo antes que Dios creara al hombre. Incluso leí un libro cristiano, que dice: “El hombre aprendió a producir música imitando a los animales”. ¡Esta persona ha aceptado la evolución y ni cuenta se ha dado! El hombre crea música porque Dios es musical y cuando el Señor nos hizo a su imagen, nos hizo también musicales. ¡Qué emocionante! ¿No? La música es parte de la naturaleza de Dios. Eso significa, y preste mucha atención, porque no estoy enseñando verdades nuevas. Si esta verdad es nueva, es herejía. Lo que estoy enseñando ha sido descuidado en el entendimiento de las personas. Hace siglos la gente entendía esta verdad. Es en nuestra generación, que tenemos más proliferación de la música, pero menos entendimiento de ella. Recuerdo que ya adulto conducía mi auto pensando: “¿No sería maravilloso poder tener un tocadiscos en el auto?” Y de inmediato me decía: “Nunca se podrá, porque no hay manera de hacer que la aguja permanezca en el disco”. Pero hoy tenemos tocacintas y discos compactos. Podemos escuchar una sinfonía grabada hace años en algún lugar de Europa. ¡Cómo le habría gustado eso a Bach! Pero al mismo tiempo que tenemos esa proliferación de música, poseemos menos entendimiento del significado de la música y su mensaje.

•Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

8


¿Es importante la cuestión Doctrinas?

DOCTRINAS BÍBLICAS que no son negociables

E

Pastor José A. Holowaty

n estos días de tanta “globalización”, cada día se hace más popular la idea de que también se debe “globalizar” la religión. Que hay que fusionar la religión cristiana con todas las demás. Hay hermanos, especialmente los nuevos en la fe, los que nunca han tenido desarrollo Escritural y espiritual, quienes se preguntan: “¿Por qué algunos líderes cristianos se oponen a que nos unamos? ¿Por qué permiten que estemos tan divididos?” La respuesta es muy sencilla: En primer lugar, porque los cristianos verdaderos ya estamos unidos. En segundo lugar, porque la mayoría de quienes abogan por la unidad, no son siquiera cristianos, y en tercer lugar, porque la Biblia dice justamente lo contrario, afirma categóricamente que debemos “salir de en medio de ellos”. ¡Cuántas veces no hemos escuchado decir a los cristianos ecuménicos “Que no debemos permitir que las doctrinas nos dividan!” Pero... • ¿Es bíblico sacrificar las doctrinas bíblicas para cultivar la unidad? • ¿Está bien pasar por alto lo que dice la Biblia, con tal de no contradecir a otros cristianos? • ¿Dice algo la Biblia a este respecto? El Señor Jesucristo dijo: • “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mt. 15:7-9). • “Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió” (Jn. 7:16). Algunos, por buscar la unidad, ceden en la cuestión doctrinas, sin darse cuenta que ni siquiera el propio Señor Jesucristo se atrevió a cambiar en lo más mínimo sus enseñanzas, porque las mismas provienen de Dios. La Escritura declara: • “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles...” (Hch. 2:42a). • “Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error” (Ef. 4:14). • “Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina

• • • • •

• • • • •

que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra” (2 Ts. 2:15). “Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables...” (1 Ti. 1:3,4a). “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido” (1 Ti. 4:6). “Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia” (2 Ti. 3:10). “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tit. 2:1). “No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas...” (He. 13:9a). “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo” (2 Jn. 9). “Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Jn. 10,11). Son incontables las falsas doctrinas que podría enumerar y que muchos llamados evangélicos enseñan, sin embargo ese no es el tema que nos ocupa ahora, por el momento sólo me limitaré a mencionar esas DOCTRINAS BÍBLICAS QUE NO SON NEGOCIABLES. Hay que saber distinguir, porque ciertamente hay algunas cosas que no son doctrinas fundamentales en las cuales uno puede ceder, si ello es de beneficio para la buena marcha de la iglesia. Como por ejemplo: ¿Es el Anticristo una persona o se trata más bien de un sistema político? Si admitimos que el Anticristo se trata de una persona, ¿será judío o gentil? En la resurrección de los redimidos, ¿resucitarán también todos los justos del Antiguo Testamento? La Cena del Señor, ¿debe celebrarse todos los domingos, una vez por mes, o cada seis meses? ¿Está bien que la iglesia tenga un pastor como ¡Alerta!

9


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

responsable de la dirección de la iglesia, o debe haber varios de ellos con iguales responsabilidades? • ¿A qué edad los chicos están en condiciones de entender el Evangelio? Todas estas cuestiones tienen su importancia, pero es posible establecer cierto acuerdo a fin de trabajar en armonía, porque NO son DOCTRINAS FUNDAMENTALES. A continuación vamos a enumerar varias de esas doctrinas fundamentales que no son negociables.

La Persona de Cristo ¿Cuánto sabe usted sobre Cristo Jesús? A muchos les gusta el Jesús de Navidad. El bebé recién nacido en brazos de María, quien ciertamente no puede valerse por sí mismo. Ahora, es cierto que en un momento de la eternidad sin principio, Él entró en el tiempo y espacio como un bebé, pero... ¿quién es realmente Jesús? 1. Jesús es Dios La Biblia presenta a DIOS como Unitrino. Nuestro Señor Jesucristo es la segunda persona en esta Trinidad. La Biblia declara que Jesús es Dios. A continuación vamos a resumir brevemente todo lo que se dice de Cristo en cuanto a su Deidad, porque si somos cristianos, debemos saber que la doctrina de su DEIDAD, NO ES NEGOCIABLE. • “Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy” (Lc. 22:70). • “Yo y el Padre uno somos” (Jn. 10:30). • “Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis. Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre” (Jn. 10:37,38). • “Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; y el que me ve, ve al que me envió” (Jn. 12:44,45). • “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras” (Jn. 14:9,10). • Juan en el capítulo 1 de su Evangelio dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios... Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho... Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (Jn. 1:1,3,14). • Pablo escribe a Timoteo y le dice: “Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los

hombres, mayormente de los que creen” (1 Ti. 4:10). • “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió” (Jn. 5:22,23). • “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna” (1 Jn. 5:20). • “Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino” (He. 1:8). • Pablo, hablando del pueblo hebreo, declara: “... Y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén” (Ro. 9:5b). • El propio Señor Jesucristo afirmó ser Dios: “Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios” (Jn. 5:18). • “Yo y el Padre uno somos” (Jn. 10:30). • “Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis. Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre” (Jn. 10:37,38). • “Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; y el que me ve, ve al que me envió” (Jn. 12:44,45). • “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras” (Jn. 14:9,10). • El profeta Isaías le atribuye títulos que le corresponde exclusivamente a Dios: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Is. 9:6). • El Señor Jesucristo le dijo a los judíos: “Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó. Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy” (Jn. 8:56-58). Aquí, incluso, se atribuye el nombre “YO SOY”, el mismo con que Jehová Dios se dio a conocer a Moisés: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros” (Ex. 3:14). • Pablo le dice a Timoteo que nuestro Salvador es el “... Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen” (1 Ti. 4:10). Esto significa que cuando se niega la Deidad de Cristo, se niega a Dios mismo. Nadie puede decir que cree en Dios si niega la Deidad de Cristo. ¡Alerta!

10


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

• Hablando de Jesús, Juan dice: “Pero sabemos que el que enseña la Palabra de Dios. Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimien3. Dios es Triuno to para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadeCuando algunos discuten por qué en la Biblia no ro Dios, y la vida eterna” (1 Jn. 5:20). aparece la palabra Trinidad cuando se habla de Dios, • El autor a los Hebreos, refiriéndose a Cristo, dice: prefiero evitar tales discusiones para no caer en la trampa “Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo...” (He. 1:8). de ser irreverente para con Dios. Así como tenemos Es probable que no entendamos todo cuanto tiene tanta base bíblica sobre la Deidad de que ver con la Deidad de Cristo, pero Cristo, la Escritura también declara el hecho de no entenderlo, debe hacer de manera contundente que Dios es que nos postremos en adoración ante Algunos dicen que el Espíritu Triuno. No dudamos de Dios el nuestro Dios, de quien sabemos, Santo es una especie de energía, Padre. Ya vimos que nuestro Señor únicamente aquello que necesitamos como la corriente eléctrica, o Jesucristo es Dios. Pero... ¿Qué en para ser salvos. La doble naturaleza como la energía solar. Otros, que cuanto al Espíritu Santo? ¿Es code nuestro Salvador, la divina y la se trata de una fuerza que todos igual con Dios como el Padre y el humana, es sin lugar a dudas algo que tenemos en nosotros y es sólo Hijo, o no lo es? Para saberlo, debemos aceptar por fe, tal como la cuestión de descubrirla y usarla. permitamos una vez más que la Biblia lo presenta. Esta doctrina no Todavía hay quienes aseguran que Biblia hable de nuevo. puede ser cuestionada. Jamás se trata de un poder pero que de Algunos dicen que el Espíritu debemos hacer causa común con ninguna manera es una persona. Santo es una especie de energía, quien dice ser cristiano, pero no Pero... ¿Qué dice la Biblia? como la corriente eléctrica, o como acepta esta doctrina. Quien lo hace “Porque tres son los que dan la energía solar. Otros, que se trata niega que Cristo es Dios mismo y que testimonio en el cielo: el Padre, el de una fuerza que todos tenemos en es todo cuanto la Biblia dice de Él. Verbo y el Espíritu Santo; y estos nosotros y es sólo cuestión de destres son uno” (1 Jn. 5:7). 2. La Biblia dice que cubrirla y usarla. Todavía hay En muchas versiones de la Jesús es Creador quienes aseguran que se trata de un Biblia ya no aparece este texto, poder pero que de ninguna manera porque se argumenta que no • “Porque en él fueron creadas todas es una persona. Pero... ¿Qué dice la figuraba en los manuscritos más las cosas, las que hay en los cielos Biblia? “Porque tres son los que dan antiguos y que simplemente fue y las que hay en la tierra, visibles testimonio en el cielo: el Padre, el agregado después. Sin embargo, e invisibles; sean tronos, sean Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres resulta que este no es el único dominios, sean principados, sean son uno” (1 Jn. 5:7). texto que fue extraído de la Biblia, potestades; todo fue creado por En muchas versiones de la sino que hay muchos más. medio de él y para él. Y él es antes Biblia ya no aparece este texto, de todas las cosas, y todas las cosas porque se argumenta que no figuraba en él subsisten” (Col. 1:16,17). en los manuscritos más antiguos y que simplemente fue • El autor de la Epístola a los Hebreos, hablando de agregado después. Sin embargo, resulta que este no es el nuestro Salvador dice: “Y: Tú, oh Señor, en el princiúnico texto que fue extraído de la Biblia, sino que hay pio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. muchos más. Es muy extraño que por tantos siglos los Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se cristianos no dudaran de la fidelidad de la Biblia, sino envejecerán como una vestidura” (He. 1:10,11). justamente ahora, en estos últimos años de gran apostasía • Juan dijo de Jesús, “Todas las cosas por él fueron y mundanalidad. Tal parece que resultamos ser la hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue generación más inteligente de todas cuantas nos hecho” (Jn. 1:3). precedieron. Permítame aclarar que este no es el único • También dijo el apóstol Pablo: “Para nosotros, sin texto que habla del Espíritu Santo como una Persona y no embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceuna energía o cosa parecida. La Escritura no sólo se refiere den todas las cosas, y nosotros somos para él; y un al Espíritu Santo como a una Persona, sino que lo coloca Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las en el mismo pedestal de Dios el Padre y Dios el Hijo. cosas, y nosotros por medio de él” (1 Co. 8:6). • El Espíritu Santo fue enviado por Dios el Padre. • “En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, Tendría la misión de recordarles a los discípulos todo a quien constituyó heredero de todo, y por quien lo que el Señor había dicho: “Mas el Consolador, el asimismo hizo el universo” (He. 1:2). Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nomNo se preocupe si no tiene las palabras teológicas bre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará adecuadas para expresar esta profunda doctrina en todo lo que yo os he dicho” (Jn. 14:26). cuanto a la persona de Cristo. Nuestro deber es creer lo • El Espíritu Santo se encargaría de guiar a toda verdad. ¡Alerta!

11


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

Enseñaría a los apóstoles y a los que creyeran en (Job 33:4). Cristo. Diría todo lo que habría de venir y no hablaría Ciertamente siendo Dios Trino, mediante el Espíritu por su propia cuenta: “Pero cuando venga el Espíritu Santo nuestro Señor estuvo presente en la reunión en de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no Antioquía, aunque había ascendido al cielo mucho antes, hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo tal como leemos en Hechos 1:10,11: “Y estando ellos lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, venir” (Jn. 16:13). he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con Ahora entendemos cómo fue que los escritores del vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: VaNuevo Testamento pudieron escribir, tanto los Evangerones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este lios, como los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas y el mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, Apocalipsis, gracias al ministerio del Espíritu Santo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”. porque como Persona, el Espíritu Santo habla. ¿No es Notamos que la Escritura nos dice que el Señor cierto acaso, que para desempeñar estas funciones, el Jesucristo vendrá a la vista de los hombres, de la misma Espíritu Santo debe ser una Persona tan real como lo forma como ascendió. Esto todavía no ocurrió, pero son Dios el Padre y Dios el Hijo? estuvo presente con los suyos y sigue Solamente una persona puede enseñar, presente en medio de su Iglesia en Todos sabemos que hay una recordar y haber sido enviada por Dios esta generación. En la Gran gran diferencia entre la energía, mismo, recibir órdenes y cumplirlas. Comisión dijo: “Y he aquí yo estoy la fuerza y una persona, y que sus Todos sabemos que hay una gran con vosotros todos los días, hasta el respectivas funciones no se diferencia entre la energía, la fuerza y fin del mundo. Amén” (Mt. 28:20b). pueden comparar. Una persona una persona, y que sus respectivas También dice el texto sagrado: tiene sentimientos, deseos, ama, se funciones no se pueden comparar. Una “Y mientras Pedro pensaba en la alegra, se entristece, ambiciona, persona tiene sentimientos, deseos, visión, le dijo el Espíritu: He aquí, planea, habla, ríe, llora, aprende, ama, se alegra, se entristece, tres hombres te buscan. Levántate, enseña, dirige y guía... ¿Podemos ambiciona, planea, habla, ríe, llora, pues, y desciende y no dudes de ir esperar esto de la fuerza o de la aprende, enseña, dirige y guía... con ellos, porque yo los he enviado” energía? ¿Podemos esperar esto de la fuerza o (Hch. 10:19,20). Supongamos que el de la energía? Espíritu Santo no fuera una persona, • “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese sino energía. De ser así podríamos leer en este pasaje: carro” (Hch. 8:29). Note que el Espíritu Santo sabía “Y mientras Pedro pensaba en esto, le dijo la energía: cuál era la condición del etíope, lo cual implica que Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque es tan Omnisciente como Dios el Padre y Dios el Hijo. yo los he enviado”. Fue así como le dijo a Felipe que fuera a ese carro y Pero esta no fue la única ocasión en que Pedro se vio supliera la necesidad del etíope que buscaba satisfacer confrontado por el Espíritu. Pasó algún tiempo después su sed espiritual. de su experiencia en casa del gentil Cornelio, cuando • “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el tuvo que explicarle el asunto a los hermanos en la Iglesia Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para de Jerusalén. Oigamos lo que dijo Pedro allá en Jerusalén: la obra a que los he llamado” (Hch. 13:2). Lo mismo “Y he aquí, luego llegaron tres hombres a la casa donde ocurrió en la iglesia que estaba en Antioquía. Allí yo estaba, enviados a mí desde Cesarea. Y el Espíritu estaba presente Alguien a quien los hermanos no me dijo que fuese con ellos sin dudar...” (Hch. 11:11,12a) podían ver con sus ojos físicos, el Espíritu Santo. LlePedro no declaró, “Y la energía me dijo...”, porque la gado el momento, el Espíritu intervino, indicando por energía no dice nada, no habla ni puede instruir a nadie. nombre a dos hermanos, Bernabé y Saulo, para que Por su parte, el Espíritu como Persona, prohíbe y en fuesen enviados como misioneros. ¿Acaso no dijo ocasiones no permite realizar una labor determinada: “Y nuestro Señor que Él estaría presente doquiera que atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue se congregaran los suyos en su nombre? “Porque prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; donde están dos o tres congregados en mi nombre, y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero allí estoy yo en medio de ellos” (Mt. 18:20). el Espíritu no se lo permitió” (Hch. 16:6,7). Los • El Espíritu Santo también es Creador: “Y la tierra misioneros, en este caso, eran Pablo y Silas. Tenían sus estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban planes, que incluían llevar la palabra a Asia, pero el sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía Espíritu Santo se interpuso, prohibiéndoles seguir este sobre la faz de las aguas” (Gn. 1:2). itinerario. Luego intentaron ir a Bitinia, pero también • Job dijo del Espíritu: “Su espíritu adornó los cielos; aquí el Espíritu Santo volvió a prohibírselo. su mano creó la serpiente tortuosa” (Job 26:13). Es obvio que el Espíritu Santo cumplía fielmente su • También dijo el patriarca de sí mismo: “El espíritu de misión, la de estar con los siervos del Señor y guiarlos en Dios me hizo, y el soplo del Omnipotente me dio vida” la obra misionera. Ellos en ningún momento dijeron, ¡Alerta!

12


Doctrinas Bíblicas que no son negociables

“que una cierta... fuerza les impedía ir a tal o cual parte”, Divina, porque de todos modos estaríamos tratando de “que tuvieron cierto presentimiento, precognición y por eso demostrar nuestra salvación por medio de ciertos “frutos”. desistieron”; tampoco declararon “que un gobernante, Usted ya sabe que un texto fuera de contexto es puro procónsul o algunos hechiceros se lo prohibieron”. Sabían pretexto. Es probable que en ninguna otra doctrina haya por seguro que era el Espíritu Santo, el mismo Señor, más pretexto “para probar que uno no es salvo”, que en quien se los prohibía, o como en el caso de Pedro, cuando esto de la gracia versus obras. Hay quienes dicen que la el Espíritu Santo lo animó para que no dudara en ir a la salvación es por la gracia Divina, pero que la prueba casa de Cornelio. Leemos en Romanos 8:14: “Porque verdadera de que uno es salvo son las obras, porque la todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos gracia debe ser justificada. Pero, ¿qué es la gracia Divina? son hijos de Dios”. Todo cuanto hemos Si lee un diccionario o un visto sobre el Espíritu Santo, nos comentario bíblico, encontrará que La doctrina de la salvación demuestra que se trata de una Persona, explican ampliamente el término por por gracia, sin obras, es muy tan Persona como lo es Dios el Padre y su mismo significado. importante. Probablemente es la Dios el Hijo. El vocablo griego que se traduce doctrina más distorsionada entre • El Espíritu Santo permanece para como gracia Divina es “caris” y los propios evangélicos. Con siempre (Jn. 14:16). quiere decir “un don otorgado por pura frecuencia escuchamos a • Recuerda las palabras de Cristo benevolencia”. La palabra “caris” predicadores con muy buenos (Jn. 14:26). expresa varias ideas distintas en la mensajes sobre al amor de Dios, • Testifica acerca de Cristo (Jn. 15:26). cultura griega, dependiendo del su gracia inmerecida y admirable. • Convence al mundo de pecado contexto en que se encuentre: ¡Uno los escucha y casi quisiera (Jn. 16:7,8). Habla de la actitud de un hombre o saltar de gozo al oír de todo lo que • Guía a toda verdad (Jn. 16:13). un dios para inclinarse a actuar con Dios ha provisto para el pecador! • Está presente en la congregación de benevolencia. También señala el Pero, segundos después, como los creyentes (Hch. 13:1-3). favor mismo que esa actitud remache a tan elocuente • El Espíritu está en la Creación concede. Apunta hacia la belleza que mensaje, le presentan al pecador (Gn. 1:2). se produce en el donante como algunos textos totalmente fuera • El Espíritu Santo estuvo presente en consecuencia de ambas cosas. Se usa de contexto para decirles... “Pero el Bautismo del Señor (Jn. 1:32). también para indicar la gratitud por deben exhibir pruebas de que son • El Espíritu, junto con la Iglesia, le el don recibido. En términos étnicosalvos... Deben tener frutos, porque dicen “Ven”, al Señor (Ap. 22:17). jurídicos, los griegos usaban la ‘por sus frutos los conoceréis’ ”. Los cristianos jamás debemos hacer palabra para significar condonación causa común con quien niegue la de una deuda, o cuando se le Trinidad, no importa la razón. LA DOCTRINA DE LA perdona la vida a alguien. La palabra “caris” aparece 136 TRINIDAD NO ES NEGOCIABLE. veces en el Nuevo Testamento, encontrándose 105 veces en las Epístolas de Pablo. 4. La salvación por gracia El Nuevo Diccionario Bíblico, dice en parte: “El apóstol usa el término para expresar el concepto de la acción decisiva La doctrina de la salvación por gracia, sin obras, es que Dios realizó al buscar la salvación del hombre por medio muy importante. Probablemente es la doctrina más de la encarnación y muerte de su Hijo. Este concepto lo distorsionada entre los propios evangélicos. Con contrapone al del intento humano de buscar la salvación por frecuencia escuchamos a predicadores con muy buenos medio de las obras de la ley. Al hacer esto va poniendo uno mensajes sobre al amor de Dios, su gracia inmerecida y frente a los otros, dos grupos de ideas: Por un lado, la gracia admirable. ¡Uno los escucha y casi quisiera saltar de gozo de Dios, el don, la justicia de Dios, la fe, la sobreabundancia, al oír de todo lo que Dios ha provisto para el pecador! el evangelio, la elección. Por el otro, la ley, la idea de Pero, segundos después, como remache a tan elocuente recompensa (para la salvación), el pecado, las obras, la mensaje, le presentan al pecador algunos textos justificación propia, la jactancia, la sabiduría carnal y cosas totalmente fuera de contexto para decirles... “Pero deben similares. El resultado final siempre apunta a enfatizar que exhibir pruebas de que son salvos... Deben tener frutos, la salvación es obra de Dios y que la iniciativa no puede surgir porque ‘por sus frutos los conoceréis’ ”. del hombre muerto en sus delitos y pecados”. ¿Cómo puede un pecador entender semejante • En la gracia las obras no cuentan para la salvación ni laberinto de palabras que a nada conducen, excepto a para continuar siendo salvo. una completa confusión? ¡Seamos claros! Si somos • En la gracia la salvación comienza con Dios, continúa salvos por la gracia Divina, entonces no hay obras que con Dios y termina con Dios. puedan ayudarnos en la salvación. Si se trata de obras • En la gracia la salvación es una obra divina para la salvación, aunque no sea más que para “probar consumada. esa salvación”, entonces no debemos mezclar la gracia •Continuará en el próximo Número• ¡Alerta!

13


EL CABALLO DE TROYA DE SATANÁS David Crowe

II Parte

D

ice Romanos 6:17-23: “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia. Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia. Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”. Sólo tenemos que estudiar este texto para demostrar que la esclavitud involucra obediencia a un amo, no importa si es voluntaria o involuntariamente. A decir verdad, creo que muchos cristianos saben que la televisión es mala y honestamente desean verse libres de su esclavitud, a pesar de todo, la adicción es demasiado fuerte, los afectos y deseos han estado profundamente arraigados por demasiado tiempo, de tal forma que la carne clama por ellos y la voz de la conciencia es silenciada, eso sin decir que estamos apagando el Espíritu Santo. Esto es una especie de adicción involuntaria o esclavitud, aunque hay otros a quienes nada les importa y su deseo sólo es sensual, no les preocupa las cosas espirituales, “Estos son los... sensuales, que no tienen al Espíritu” (Jud. 19). Hombres y mujeres “que goza(n) de los deleites temporales del pecado” (He. 11:25). “Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuel-

ve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2 P. 2:20-22). La televisión no es nada más que una ventana hacia el mundo, es un vehículo o medio, a través del cual, miembros del pueblo de Dios que han sido comprados con su sangre, pueden una vez más enredarse y ser vencidos por el mismo pecado de que fueron salvos. Cuántos individuos pecadores y esclavizados han sido gloriosamente salvados, sólo para enredarse nuevamente por ese perverso aparato que domina “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia...” (Ap. 13:12) Es necesario que veamos la televisión por lo que realmente es...

Un instrumento perverso del Anticristo El hogar cristiano, por no decir mejor todos los hogares en el hemisferio occidental, han sido saqueados por este enemigo, el que se encuentra entre nosotros, en un lugar estratégico, e intenta permanecer allí hasta llevar a cabo su obra diabólica. “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda)” (Mt. 24:15). Satanás está preparando una generación para el Anticristo, un pueblo programado y preparado, apto para el uso de su amo. La televisión ha hecho más que ningún otro medio, en preparar y perjudicar a esta generación en ideología satánica. La televisión es la voz de Satanás clamando en el desierto, “¡Preparen el camino del señor Belcebú, dios de las moscas”! La televisión, a no dudar, desempeñará un papel importante al capacitar a la bestia, primero para prepararse y luego para proseguir con su plan brillante y satánico de entronizarse a sí ¡Alerta!

14


El Caballo de Troya de Satanás

mismo como el hombre de pecado, el hombre del 666. La televisión junto con las computadoras, son los únicos medios de comunicación disponibles, por medio de los cuales, toda la humanidad puede ver cualquier evento simultáneamente. Cuando uno considera esto y luego lo que dice la Biblia acerca del reino de los últimos días del Anticristo, es obvio que el diablo usará la televisión para promover y luego presentarle al mundo el hombre de pecado. Considere estos versículos: “Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia” (Ap. 13:3). “Y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Ap. 13:4). “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Ap. 13:8). “Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió” (Ap. 13:14). Al leer estos pasajes de la Escritura, es obvio que el Anticristo necesitará de varios medios mundiales de comunicación para dictarle sus términos a “todos los moradores de la tierra”. La televisión, a no dudar, desempeñará un papel de importancia para ese tiempo cuando, “... hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre” (Ap. 13:16,17). El propósito principal de la televisión ha sido preparar por propaganda. La indoctrinación, desensibilización y control de la mente, ha sido la agenda por las últimas tres décadas. Uno tendría que ignorar voluntariamente para no ver la conexión entre la aparición de la televisión y el gran colapso moral y espiritual de esta última generación. Esto es lo que dice Proverbios 30:11-14 sobre la generación para el Anticristo: “Hay generación que maldice a su padre y a su madre no bendice. Hay generación limpia en su propia opinión, si bien no se ha limpiado de su inmundicia. Hay generación cuyos ojos son altivos y cuyos párpados están levantados en alto. Hay generación cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres”. La televisión ha sido el medio de que se ha valido Satanás para lograr su propósito, en este caso para preparar a las personas anunciando por opinión popular a la bestia y su nuevo orden mundial, ateo y humanista. Como dice Proverbios, “Hay generación que maldice a su padre...”, especialmente al Padre Celestial. Esa generación es la nuestra, la de los adictos a la te-

levisión, la de esos hombres “amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella...” (2 Ti. 3:4,5). La mente detrás de la televisión, o el cerebro si así lo prefiere, es el mismo que está detrás de la institución de un gobierno mundial para el Anticristo. No es otro que el propio Satanás: “Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad” (Ap. 13:2). “Y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Ap. 13:4). Note que estos versículos dicen que el Anticristo, la bestia, recibe su poder, trono y grande autoridad del propio diablo. Satanás es la mente detrás de todo esto y sus intenciones siguen siendo las mismas que tenía cuando dijo por primera vez: “Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (Is. 14:14). Satanás intenta alcanzar completamente su meta. La televisión ha desempeñado y continúa ejerciendo un papel principal en la realización de esa conjura. Pero antes que Satanás pueda ser entronizado, Dios debe ser destronado y la televisión ha ayudado en gran manera a llevar a cabo esta meta. La gran mayoría de cristianos ven televisión en una base regular, día a día, semana a semana, año tras año. Dios sin duda es destronado poco a poco en los corazones de esas personas. La oración, el ayuno, la lectura de la Biblia, la memorización de versículos, esto sin mencionar la asistencia a la iglesia, todo ha venido a ocupar un segundo lugar para cederle un primer lugar “A la bestia que sube del piso, que tiene siete películas y diez antenas, y en sus antenas diez canales, y en cada película un nombre blasfemo”. Antes que Dios pueda ser destronado en el mundo, primero tiene que ser destronado en los corazones de su pueblo. Cuando la iglesia esté en silencio porque las arterias de su corazón están obstruidas con la inmundicia moral, entonces vendrá “El reino del Anticristo y se hará su voluntad en la tierra como entre todos sus demonios”. A este punto debo hacer notar que nada de esto ha tomado a Dios por sorpresa. Hablar de destronar a Dios, es imposible, porque es Todopoderoso, Omnisciente, Omnipresente, eso sin mencionar que es eternamente perfecto y glorioso. Realmente a él no le afecta para nada, todo este frenético y tortuoso clamor de Satanás. El destronamiento de Dios es simplemente en apariencia, él en su sabiduría permite que las cosas sean como son, a fin de revelar en forma más plena su gloria y poder en el derrocamiento final del diablo y su reino. “Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde ¡Alerta!

15


El Caballo de Troya de Satanás

con azufre” (Ap. 19:20). “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos” (Ap. 20:10). Aunque Dios es más grande que todo esto, el punto completo que quiero dejar claro, es que Satanás desea un reino y un reino debe tener súbditos a los cuales hay que enseñarles las reglas, y la televisión es la regla. Es una de las más grandes tragedias espirituales de todos los tiempos que tantos hijos de Dios, en lugar de prestar atención a esta amonestación del apóstol Pablo, quien dijo: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Ro. 12:2), por “el lavamiento del agua por la palabra” (Ef. 5:26), se están conformando sutilmente a la imagen del Anticristo, mediante la ingestión constante del dogma malsano y dañino de la televisión. La televisión como Absalón se ha robado los corazones del pueblo de Dios, apartándolos de su Rey verdadero. Muchos cristianos son envenenados y corrompidos casi hasta el punto de ser irreconocibles, porque su lealtad radica, no en el gobierno verdadero de Dios, sino en Babilonia y su rey falsificado, “... la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas!” (Ap. 18:16). La semejanza de Cristo ya no se refleja en nosotros, el ver televisión nos ha sometido tanto al mundo que ya no podemos discernir más entre la oscuridad y la luz. En lugar de eso vivimos en un mundo de compromiso enfermizo y estamos como Sansón, quien no “sabía que Jehová ya se había apartado de él”. La mayoría de cristianos ya no identifican el mundo por lo que realmente es, sino que más bien lo ven como un amigo, como un amigo íntimo, tan íntimo de hecho, que le permitimos la entrada y lo colocamos en el lugar más íntimo y privado del hogar, ¡en la habitación en que dormimos! ¡Y hasta en la habitación de los niños! ¿Y cómo es que el mundo ha penetrado en esos lugares tan sagrados? Claro está, por medio de la televisión. Tanto confiamos en el televisor, que muchos padres ahora le han encomendado la más sagrada de todas las obligaciones maternales, la de niñera.

¿Qué efecto tiene la televisión en los niños? Esa es una buena pregunta, una que cada padre cristiano necesita saber y responder. Sin consultar a los expertos del mundo, y examinando las estadísticas, la ciencia del comportamiento y demás, trataremos de exponer algunos de los efectos más obvios que tiene la televisión en nuestros hijos, quienes incidentalmente son “... herencia de Jehová...” (Sal. 127:3) y por quienes tendremos que rendir cuentas a Dios. No tenemos que consultar a expertos seculares, la Palabra de Dios

es completamente clara respecto al efecto que tiene el ver televisión en nuestra preciosa descendencia. Dice 1 Corintios 15:33: “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” . Esto lo resume todo en forma bien clara. La televisión impedirá el crecimiento espiritual de los niños. Su comportamiento espiritual se corromperá por la comunicación constante de cosas diabólicas en su sensible y pequeño espíritu. “La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba” (Pr. 14:1). La televisión básicamente deshace cada cosa que hacemos moral y espiritualmente para ayudar a nuestros hijos. Cuando oramos por ellos, los enseñamos, amonestamos y disciplinamos, los niños comienzan a “... crece(r) en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 P. 3:18). Pero todo lo bueno que hacemos por medio de la gracia que Dios les imparte, se destruye de inmediato cada vez que encendemos el receptor de televisión. Cuando los padres permiten y aprueban la televisión, los niños se ven confrontados con valores en conflicto. Como les permiten que se sometan al mal en la televisión, suponen que sus padres lo aprueban y esa es la causa que rechacen los valores espirituales como pura hipocresía. Muchos hijos ven a sus padres como religiosos hipócritas, porque les enseñan que rechacen el mal, mientras que permiten que lo vean de continuo en la televisión en el hogar. A menudo cuando el mal se escapa de las manos, en lugar de que el padre o la madre lo rechacen, mandan a dormir a los niños quienes obedecen enojados y quejándose porque sus deseos sexuales se han excitado por los avances cinematográficos y no pueden satisfacer sus necesidades viendo toda la película. Esos deseos que ya fueron estimulados tendrán que ser satisfechos de una forma u otra. Esta es la plataforma de lanzamiento para toda clase de iniquidad en la vida de nuestros hijos, quienes se sienten frustados por las restricciones inconsistentes que imponemos sobre ellos, en respuesta a la culpa que sentimos debido a la lujuria de muchos programas. Sin embargo, a pesar de todo seguimos conservando el televisor. “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Ef. 6:4). La televisión, a este punto de la experiencia de un niño, constituye una fuente de gran tentación para él. Le promete la forma de realizarse sexualmente, ¡pero sus padres se la prohíben! Esto es “provo(car) a ira a (n)uestros hijos”. Muchas veces no es la preocupación auténtica paterna lo que obliga a los padres a mandar a los niños a dormir, sino la vergüenza y el pudor por la naturaleza tan pecaminosa y perversa de los programas. Así le impongamos o no reglas a nuestros hijos para ver la televisión, el resultado es el mismo, porque de todas maneras permitimos que se estimulen sus deseos y curiosidad, sin estar equipados para tratar con estas cosas. Es decir que los hemos llevado de regreso “al árbol de la ¡Alerta!

16


El Caballo de Troya de Satanás

ciencia del bien y del mal”. Los niños que están exDios les llegan a ser detestables, pierden interés en la puestos de continuo al mal, imitarán el mal, incluso el iglesia, no leen la Biblia ni oran, se tornan amargados viejo dicho mundano dice “Que los niños imitan lo que porque a veces tienen que ocultar sus verdaderos sentiven”. Y como nuestros queridos hijos niños son bommientos bajo el disfraz obligado de la religiosidad, inclubardeados con la inmundicia de la televisión, llegan a so mucho más cuando el tiempo que tienen que pasar contaminarse en el espíritu, sus preciosas mentes se conen la iglesia les usurpa la libertad y el tiempo que potaminan y pervierten. Sus cuerpos, en lugar de ser “temdrían pasar con amigos mundanos. Algunos hasta diplo de Dios” se convierten en “... habitación de demonios cen: “Ya estamos llevando las cosas demasiado lejos, ¿ciery guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda to?” Pregúntele a cualquier padre con adolescentes que ave inmunda y aborrecible” (Ap. 18:2). se han convertido en pecadores reincidentes, que ellos Muchos niños de hogares cristianos están condenánpodrán darle testimonio del escenario. No todos los jódose más por la televisión, que por cualquier otra cosa. venes responden de la misma forma, algunos son más Si su niño ya se ha descarriado, pregúntese a sí mismo, ¿a lentos que otros para mostrar las señales mortales, no quién debo culpar? No culpe a Dios, a la iglesia o al gruobstante una vez que ha comenzado el proceso de envepo de jóvenes, ni siquiera culpe al mundo, acuérdese de nenamiento, continuará y llevará a cabo su mortal lala ciudad de Troya. Los troyanos con bor, a menos que se le haga un alto sus propias manos arrastraron el cabaa la ingestión diaria y el joven reciMuchos niños de hogares crisllo hacia la ciudad y lo colocaron en un ba en su lugar una dieta espiritual tianos están condenándose más lugar central, fueron advertidos, pero la sana. El ver diariamente comedias por la televisión, que por cualnaturaleza fascinante del caballo los inmorales, morbosas y blasfemas, requier otra cosa. Si su niño ya se desarmó. Ellos mismos provocaron su laciones adúlteras, asesinatos y violenha descarriado, pregúntese a sí propia ruina porque fallaron en discercia de naturaleza demoníaca, eso sin mismo, ¿a quién debo culpar? No nir la mano del enemigo. Cuántos mimencionar la evolución, el humanisculpe a Dios, a la iglesia o al grules de hogares cristianos están en tormo, ateísmo, rebelión, etc., es más de po de jóvenes, ni siquiera culpe al mento y en ruina hoy. Cuántas de las lo que una mente joven puede sopormundo, acuérdese de la ciudad de preciosas ovejas de Dios se han estrotar sin ser afectada en forma permaTroya. Los troyanos con sus propeado de por vida debido a los efectos nente, incluso dañada. pias manos arrastraron el caballo ponzoñosos de los programas perversos La televisión también estimula hacia la ciudad y lo colocaron en en la televisión, ¿y quién se atreve a la pereza y la haraganería en los niun lugar central, fueron advertidecir una palabra? Los púlpitos a traños. Sus facultades creativas quedos, pero la naturaleza fascinante vés del mundo permanecen silenciosos dan en estado latente, y en lugar de del caballo los desarmó. Ellos ante el peligro obvio de una máquina ser personas constructivas que demismos provocaron su propia ruitan malvada, y la razón es porque musarrollan los talentos y habilidades na porque fallaron en discernir la chos pastores del rebaño de Dios tamque les ha otorgado Dios, se conviermano del enemigo. bién han sido seducidos por la “extraten en individuos que no producen, ña que ablanda sus palabras” (Pr. 7:5). incluso destructivos. Como la tele¿Podrán nuestros hijos soportar estos días diabólicos en visión es la que piensa por ellos, se convierten en seres que los líderes de la iglesia han sucumbido víctimas de los sin inteligencia incapaces de adoptar decisiones razocánticos seductores del mundo? nables, programados y carentes de vida. Su creatividad La televisión no sólo tienta a nuestros niños y los se extingue por el entretenimiento centrado en una proprovoca a ira, sino que los inicia en las filosofías de la gramación no constructiva. No se les enseña a pensar, Nueva Era de sabiduría satánica, hechicería y ocultissino más bien que otros lo hagan por ellos. En lugar de mo. Les enseña a rechazar todo lo que es bíblico y perusar sus recursos, aprenden a abusar de ellos, muchos tenece a Dios. Delante de sus propios ojos convierte a van por la vida fallando incluso en reconocer que Dios sus hijos en ateos, que se burlan y hacen mofa de todas les ha dado esos dones y talentos para que los utilicen las cosas que conciernen a “... la fe que ha sido una vez para la gloria de su Creador. La televisión le enseña a dada a los santos” (Jud. 3). Se convierten en escépticos los niños que el mundo le pertenece a los hermosos y y ridiculizan todo lo que es sano y bueno ante los ojos de ricos, y cuando comparan su existencia con la de la teDios. El humanismo crudo y ateo que ingieren en dosis levisión, se dan cuenta que la suya está muy distante. La constantes termina por endurecer las arterias espirituatelevisión promueve de continuo el descontento en la les de ellos hasta que se convierten en paganos y ateos vida de los niños, quienes primero llegan a sentirse moquienes no desean nada más que una vida de placer y lestos consigo mismos porque no pueden competir con egoísmo, terminando finalmente en destrucción y perla belleza, éxito y talentos abundantes de los magnates dición. Se tornan rebeldes e incontrolables, primero en de Hollywood. Un mundo de fantasía se convierte en su corazón y luego terminan exteriorizándolo. Esto va algo real para ellos y se engañan pensando que hay una aumentando en forma constante hasta que las cosas de vida tal como la que presentan en la televisión. La vida ¡Alerta!

17


El Caballo de Troya de Satanás

en el hogar se torna aburrida e irreal y el niño se siente una vez más tentado a rechazar la voluntad de Dios para él a cambio de la falsificación satánica que le ofrece la televisión. La mayor parte de esta tortuosa labor se lleva a cabo sin conocimiento de los padres, incluso ni el propio niño sabe siquiera lo que está ocurriendo, todo lo que sabe es que no se siente contento en el hogar, y que la iglesia y Dios ciertamente no son la respuesta para él. ¿Qué es lo que ha ocurrido? Que “...Un enemigo ha hecho esto” (Mt. 13:28). Bajo nuestras propias narices Satanás se ha robado el corazón de nuestros hijos, ¿acaso no era ese el propósito del Caballo de Troya? Penetrar en el castillo con el beneplácito de sus propietarios y luego aprovecharse de que se le consideraba un amigo, incluso un objeto de veneración, para llevar a cabo la traición. Qué tristeza que los cristianos hayan fallado en detectar este gran enemigo de sus propias almas. Pero lo que es aún más triste, es que después que el Espíritu Santo ha aplicado la Palabra de Dios a esta herida dolorosa, muchos del pueblo de Dios todavía permiten que Satanás siga reinando. El Señor Jesucristo le dijo a la Iglesia de Pérgamo, “Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás ...” (Ap. 2:13). El trono de Satanás se encuentra hoy en la parte central de los hogares de muchos cristianos que han experimentado el nuevo nacimiento, incluso muchas veces esta imagen se encuentra en el lugar más importante de la casa, “... la imagen del celo, la que provoca a celos” (Ez. 8:3).

La televisión es el vocero de Satanás Se dice de la bestia y también puede decirse de la televisión: “También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias... Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo” (Ap. 13:5,6). La televisión es el vocero de Satanás. Mediante esta moderna tecnología Satanás ha podido obtener un auditorio y una audiencia, quien no sólo escucha regocijada a su blasfemia, sino que incluso se divierte con ella. En la televisión se hace mofa de Dios y se blasfema su nombre diariamente, incluso cada hora. A pesar de todo, cristianos que aseguran amar a Dios, todavía continúan cometiendo adulterio espiritual con esta máquina insidiosa y lo que es peor, con su maestro aún más insidioso. Vergüenza debería sentir cualquier cristiano que continúa escuchando esta cadena interminable de blasfemia e inmundicia. Si la iglesia estuviera donde debería estar en su relación con Dios, los cristianos que continúan viendo televisión serían disciplinados por la iglesia, especialmente esos que son tan fanáticos. El apóstol Santiago dice: “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera

ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Stg. 4:4). El someternos de continuo a la inmundicia y blasfemia de la televisión implica que nuestra relación con ella no es de un simple conocido, sino más bien una de amistad íntima. ¿Acaso no es esa una de las formas como el mundo prueba la amistad, siendo tolerante y aceptando al amigo sin importar cómo se comporta? Así es como la mayoría de personas responden a la televisión, y al hacerlo se colocan a sí mismos en enemistad contra Dios, no sólo como enemigos de Dios, sino que también son culpables de idolatría en primer grado.

La televisión es un ídolo y una imagen Si uno se tomara un tiempo para estudiar el tema de la idolatría en la Biblia, pronto descubriría que la veneración y la lealtad que se le da a la televisión es peligrosamente similar a esa que muestran los paganos a sus dioses falsos e imágenes. Cualquiera que permanezca sentado en posición de adoración en presencia del televisor debería sentir gran temor, porque de hecho está a punto de violar los dos primeros de los diez mandamientos: “No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen” (Ex. 20:3-5). Un ídolo es simplemente cualquier cosa o persona colocada en el lugar de Dios. La televisión sin duda se ajusta a esta descripción. El televisor usualmente ocupa el lugar central en el hogar. La habitación principal de muchos hogares cristianos están arreglados cuidadosamente a fin de que todos puedan estar sentados cómodamente para reverenciar a la bestia y asombrarse con gran admiración. A menudo se hace una especie de altar o un lugar alto en su honor a fin de que ocupe una posición exaltada y de veneración, incluso a veces está coronada con un ornamento o un jarrón con flores para contrarrestar su apariencia mecánica no humana. A pesar de todo el honor y reverencia que se le da, la televisión es de cierta forma un capataz y requiere toda la obediencia de sus fieles discípulos, algo así como el Faraón que no conocía a José. A nadie se le permite hablar mientras la bestia está hablando, eso por el temor de que la audiencia pueda perder una parte vital de su gran oratoria, y también nadie debe considerarse culpable de hacer otra cosa más que estar de rodillas o sentado en un asiento mientras se encuentra en la misma habitación, por temor de distraer a otro discípulo en una actitud de adoración. •Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

18


«El Movimiento de fe»

¿NUEVAVERSIÓNDELOCULTIMO? Pastor José A. Holowaty

Benny Hinn Una cosa es que Benny Hinn diga que la unción y el supuesto poder que tiene para obrar milagros proceden de Dios y otra bien diferente es pretender que la mayor parte de su teología le ha sido revelada directamente por el Espíritu Santo. Mientras proclama que está «bajo la unción», de sus labios brotan las enseñanzas más disparatadas que uno sea capaz de imaginar. Sólo para darle un ejemplo, Hinn sostiene que el Espíritu Santo le reveló que las mujeres fueron creadas originalmente para dar a luz por el costado. Dice: «El Espíritu Santo me dijo, y yo me volví como loco buscando en la Palabra de Dios, que el plan original de Dios era que la mujer diera a luz a sus hijos por el costado. ‘¿Qué?, me dije. No hay ninguna palabra en la Biblia que diga que Dios también dio a luz por su costado. Pero... ¡Jesús dio a luz a la iglesia por su costado! Adán dio a luz a su esposa por su costado... Fue el pecado el que lo cambió todo... Fue el pecado el que transformó su carne y su cuerpo. Cuando Dios sacó a la mujer del hombre, cerró su costilla. Pero ella fue creada exactamente como él. En otras palabras, fue creada con una abertura en el costado por donde sus hijos debían nacer... En el momento fatal, en que desobedecieron a Dios, a Adán y Eva se les cerró la puerta del Edén y Dios fue expulsado de la tierra. Satanás ahora tenía derechos legales sobre la tierra y sobre todos sus habitantes y Dios quedó afuera buscando desesperadamen-

te un camino para volver a entrar. Dios, en un destello, se había convertido en la falla más grande de todos los tiempos. No sólo había perdido su ángel en la posición más importante, al igual que por lo menos un tercio de sus otros ángeles, ¡sino que ahora también había perdido al primer hombre, la primera mujer y la tierra y toda su plenitud!» Hinn también dice: «Adán fue un super-hombre cuando Dios lo creó. No sé si las personas saben esto, pero fue el primer super-hombre que haya vivido jamás. Primero que todo, la Escritura declara claramente que tenía dominio sobre las aves que vuelan en el aire y los peces del mar, lo cual quiere decir que volaba. Claro está, ¿cómo podía tener dominio sobre las aves y no poder hacer lo que ellas hacían? La palabra ‘dominio’ en hebreo, claramente declara que si usted tiene dominio sobre algo, eso quiere decir que puede hacer todo lo que el otro sujeto hace. En otras palabras, si la criatura hace algo que usted no puede hacer, entonces no tiene dominio sobre ella. Esto prueba además, que Adán no sólo volaba, sino que volaba en el espacio. Con el pensamiento podía transportarse a la Luna. A pesar de todo, incluso después de crear una super-criatura como Adán, Dios no estaba completamente satisfecho. Sabía de alguna forma, que faltaba una pieza en este rompecabezas. Así que poniendo su mente en acción, Dios tuvo una vez más una idea cósmica genial. En un destello comenzó a darse cuenta que Adán estaba hecho a su propia imagen, por

II Parte

lo tanto es obvio que debía tener como él mismo las dos naturalezas, que debía ser tanto mujer como hombre. Así que se dispuso a separar la parte masculina de la femenina. No dispuesto a desperdiciar un solo momento, ¡Dios entró en acción! Haciendo caer a Adán en un sueño profundo, lo abrió y le removió la parte femenina de la masculina e hizo un ser de una belleza sobrepujadora. Hizo a la mujer, un hombre con un vientre, y le llamó a este hombre con vientre ‘Eva’». El Espíritu Santo supuestamente le ha revelado, cosas tan sacrílegas como de que el hombre es «Dios en miniatura». Y dice: «Dios descendió del cielo, se hizo hombre e hizo a los hombres dioses en miniatura cuando regresó al cielo como un hombre. Él está frente al Padre como un hombre. Yo estoy frente al Diablo como un hijo de Dios. ¿Entiende de qué estoy hablando? Pero... Usted me dirá: ‘¿Quiere decir entonces Benny que yo soy un dios en miniatura?’ Usted es un hijo de Dios, ¿no es cierto? ¿No es verdad que es hijo de Dios? Usted es una hija de Dios, ¿no es cierto? ¿Qué otra cosa más puede ser? ¡Deje de divagar! ¿Qué más es usted?... ¿Acaso no es él Dios? ¿Acaso no somos sus descendientes? ¿Sus hijos? ¡No podemos ser humanos!... Estos dioses en miniatura ya no están más sujetos al azote del pecado, enfermedad y sufrimiento». Benny ha dicho en muchas ocasiones que visita las tumbas de Kathryn Kulman y de Aimee Simple MacPhearson para recargar su unción. Eso por sí sólo es bien inquietante. Escuche su propio testi¡Alerta!

19


«El Movimiento de fe» ¿Nueva versión del ocultismo?

monio: «Una de las experiencias más extrañas que he tenido, la tuve hace unos años cuando visité la tumba de Aimee en California. La tumba de Kathryn Kuhlman también se encuentra cerca de la de Aimee. Cuando estuve allí sentí una terrible unción. De hecho estaba temblando, cuando visité la tumba estaba estremecido... Creo que la unción partió del cuerpo de Aimee. Alguien me preguntó: ‘¿Cómo dice usted que pudo sentir la unción desde una tumba?’ Y le respondí: ‘No lo sé, sólo sé que lo sentí...’ ¡Es increíble, asombroso! También me he enterado de personas que se han sanado cuando visitaron sus tumbas. Fueron completamente curadas por el poder de Dios. Tal vez esto parezca extraño. Pero Hermanos, estas cosas tal vez nunca lleguemos a comprenderlas...» Es importante reconocer dos hechos indiscutibles acerca del ministerio de Benny Hinn: Lo primero es que no tiene ninguna educación teológica formal, ni tampoco ha asistido siquiera a una escuela bíblica acreditada, y lo segundo es que es parte del Movimiento de Fe. Las siguientes porciones que citaré a continuación tomadas de un mensaje de Benny Hinn, revelan por completo la dirección que sigue su locura carismática. La necromancia es la comunicación con los muertos y es algo completamente prohibido por la Biblia. Moisés dijo: “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos” (Dt. 8:10,11). Isaías añadió una advertencia clara de que debemos buscar a nuestro Dios mediante su ley y su testimonio, si recurrimos a cualquier otra fuente es porque estamos en tinieblas espirituales. Escuche sus palabras: “Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es por-

que no les ha amanecido” (Is.8:19,20). Escuche las declaraciones que hiciera el señor Hinn en el Blaisdale Arena, en Honolulu, Hawaii, el 28 de febrero de 1997: «He tenido momentos de una unción tal, que es verdaderamente difícil para mí describirlos. Ha habido instantes en que no sólo he sentido la presencia de Dios, sino que he percibido su olor. Así fue esta mañana aquí mismo. Otros a mi alrededor también sintieron la fragancia del incienso. En Detroit, Michigan, la presencia de Dios era tan grande, que el entero edificio se llenó con una niebla y todos comenzamos a respirar y a oler la presencia de Dios, el incienso... Pero no sólo he sentido la presencia de Dios, ni la he olido, sino que lo he visto con mis propios ojos. Él es más real para mí que mis propios hijos. ¿Y saben algo? Para mí es muy difícil explicarlo, pero voy a decirlo. Cada vez que hablo con él y le veo, puedo ver lo que lleva puesto, cuál es el color de su vestido. Le he visto tantas veces, en una forma regular... A menudo lo veo vestido de azul, hermoso, con una vestidura como de seda. Y debajo de esto veo una prenda de vestir blanca. Una blanca y una escarlata. En otras ocasiones su vestido es todo blanco. Y usted me preguntará: ‘¿Cuándo lo ve?’ No lo sé, sólo lo veo. Y a menudo cuando lo contemplo, sé si está contento o no conmigo. Ha habido ocasiones que lo he visto con una sonrisa. En otras lo he visto con una expresión seria. En oportunidades, no puedo realmente decirlo, porque es casi como si estuviera envuelto en una bruma. No sé porque permite que lo vea. Pero lo veo. Y me habla claramente. Me dice lo que debo hablar y cosas por las que debo orar. Yo le hago preguntas que probablemente la mayoría de las personas no le hacen. Por ejemplo, le digo: ‘Señor, muéstrame mi futuro’. En realidad, tuve una visión. Me vi a mí mismo como un anciano con cabello blanco y llevaba puesto un vestido oscuro con rayas, y mis hijas... tenían 30 años y un hermoso cabello rizado. Lucían como la esposa de Dino. ¿Cuál es el

nombre de la esposa de Dino? ¿La hermana de Gary? Sharon. Y dije: ‘¿Señor, cuánto voy a vivir?’ Y me dijo: ‘69 y si te cuidas 73’. Por lo tanto quiero ser como una rueda de molino. Le he preguntado esta clase de cosas. También le he preguntado acerca de personas. Esto es reciente. No estoy hablando de algo que me ocurrió hace tiempo. Medía cerca de un metro con 88 centímetros. Era un anciano. Tenía una barba, blanca como la chaqueta de Norvelles. Una barba blanca resplandeciente. Su rostro estaba algo delgado, ¡pero se advertía en él una expresión decidida! Sus ojos eran azul como el cristal. Tenía una vestidura blanca, más blanca que mi camisa. Llevaba puesta sobre su cabeza una especie de chal. Lucía como un sacerdote. Cada parte de él resplandecía como el cristal. Y hablé y le dije: ‘¿Señor, quién es este hombre que veo?’ Sé que tal vez piensen que me estoy volviendo loco, pero el Señor me dijo: ‘¡Elías el profeta!’ Eso ocurrió días antes de mi segunda unción. Después de eso mi ministerio literalmente se duplicó. Nunca había compartido esto. ¡No quería que las personas se asustaran y fueran a pensar que me volví loco! ¡Y ocurrió dos veces!... Y después de esta unción el ministerio aumentó al doble. Ahora, no entiendo por qué el Señor me permitió ver esto. No sólo he visto ángeles, he visto santos. ¿Les puedo contar? Esto tal vez los impacte un poco más. El Señor me dio una visión de Kathryn Kuhlman, sentada con lo que parecía ser un grupo de personas... y cada uno de ellos parecía urgirme a que orara. Ahora, sé que esto parece locura, pero está bien... Me gustó lo que vi... Estuve orando por horas... Por lo menos 70 de ellos estaban sentados en un grupo y me decían, ‘¡Ora! ¡Pídele a Dios que te de un ministerio de sanidad que toque el mundo!’ De súbito, escuché la voz de Kathryn y allí estaba ella tan clara como el cristal. Con una hermosa sonrisa me dijo: ‘¡Pídelo!’ Y la visión desapareció. Yo dije de súbito: ‘¡Señor!’ Y se lo pedí. Una semana después la unción vino sobre mi vida. Creo que los santos en el cielo nos ur¡Alerta!

20


«El Movimiento de fe» ¿Nueva versión del ocultismo?

gen para que oremos. ¡Nos urgen a que lo hagamos! ¿Quiere saber por qué lo creo? Usted dirá: ‘¡No está en la Biblia!’ ‘Muéstremelo’. ‘¡Jesús vio a Moisés y Elías que vinieron a hablar con él sobre su pasión en la cruz! Damas y caballeros, ¡hay algo más que quieran saber de Dios! ¿Y por qué razón estoy diciéndoles esto? El Señor me lo dijo hace sólo unos días. Me dijo: ‘Estás próximo a llegar a un nuevo nivel. ¡Prepárate!’ Y ya estoy sintiendo el tumulto en el cielo. Alguien está próximo a hablarme nuevamente. Algo está próximo a ocurrir una vez más. No sé qué es. Estoy tan emocionado que siento mariposas en mi estómago. Siento algo. He estado últimamente con tres profetas, personas que conocen la voz de Dios y que me han dicho: ‘Estás próximo a caminar hacia una nueva herencia en el espíritu’. No sé que será o cuándo vendrá, pero está llegando. Y hoy el Señor está poniendo en mi corazón que ore por usted para que camine hacia una nue-

va herencia en el Espíritu Santo». Note que el señor Hinn declara que ha visto a santos muertos y que habla con ellos, que le dan instrucciones y le dicen que estaban orando por él. Esto es necromancia, la comunicación con los muertos. Él incluso agregó, que la necromancia era bíblica, que la apoyaba la experiencia que tuvo Jesús en el monte de la Transfiguración cuando Moisés y Elías hablaron con él. Tenga mucho cuidado, porque personas como Benny Hinn, Kenneth Copeland, Kenneth Hagin, Paul Crouch y demás, hombres que enseñan doctrinas de demonios, van a continuar descendiendo en un error mucho más profundo. Es lo natural. La verdad es progresiva y edificadora, mientras que el error es destructivo y regresivo. Las personas no somos una isla y estos hombres que son voceros de la fe cristiana ante el público y representan al Señor Jesucristo ante

millones a través de sus programas de televisión, están predicando a un Jesús diferente, un evangelio diferente y un espíritu que no corresponde con el Espíritu Santo que nos revelan las Escrituras. El apóstol Pablo tuvo palabras muy fuertes para quienes siguen las enseñanzas de estos falsos maestros. Dijo: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gá.1:6-9).

uuu

LA RELIGIÓN VENIDERA

III Parte

Dave Hunt

E

s quizá mucho más trágico que esos líderes cristianos hayan traicionado su fe, mientras continúan profesándola. En un programa de Phil Donahue presentado por la televisión norteamericana en 1984, Norman Vincent Peale dijo: «No es necesario experimentar el nuevo nacimiento. Usted tiene su camino hacia Dios; yo tengo el mío. Yo encontré paz eterna en una capilla sintoísta... He estado en capillas sintoístas y Dios está en todas partes». Impresionado, Phil Donahue respondió: «Pero... Usted es un ministro cristiano, usted está supuesto a decir que sólo Cristo es el camino, la verdad y la vida, ¿no es cierto?» Peale replicó, «Cristo es uno de los caminos. Dios está en todas partes». Sin embargo, el señor Peale, quien además de sus muchas herejías, estuvo profundamente involucrado

en el ocultismo, ha recibido la alabanza incesante no sólo de su discípulo principal Robert Schuller, sino de Billy Graham y otros líderes evangélicos. Tristemente, el propio Billy Graham quien piensa que ha predicado fielmente el Evangelio y que como resultado muchas personas han sido salvas, también ha traicionado el Evangelio. En el programa de televisión Larry King Live, el día después de la inauguración del segundo término del presidente Clinton, Larry tuvo al famoso evangelista como su invitado. Una vez más se puso de manifiesto el perturbador ecumenismo del señor Graham, quien incluso mostró hasta aprobación por los mormones. Permítame a continuación compartir con usted, parte del diálogo: ¡Alerta!

21


La Religión Venidera

1 . «KING - ‘¿Qué piensa usted de las otras iglesias... como los mormones, los católicos? ¿De todos esos credos dentro del concepto del cristianismo?’ GRAHAM -‘Oh, creo que tengo un compañerismo excelente con todos ellos...’ 2. KING -‘¿Se siente cómodo con Salt Lake City? ¿ Se siente a gusto con el Vaticano?’ GRAHAM - ‘Me siento muy a gusto con el Vaticano. He ido a visitar al Papa varias veces. De hecho, la noche, el día que comenzó a desempeñar sus funciones como Papa, estuve predicando en su catedral en Cracovia, fui su invitado... y cuando estuvo allí.. en Columbia, Carolina del Sur... me invitó a la plataforma para hablar con él. Yo hablaba y él respondía... pero estaba dos tercios en el camino a China...’ 3. KING -‘¿Le gusta este Papa?’ GRAHAM -‘Sí, me gusta mucho... Él y yo estamos de acuerdo casi en todo’. 4. KING -‘¿Se siente confortable con el judaísmo?’ GRAHAM - ‘Muy, pero muy cómodo... Yitzhak Rabin fue un gran amigo... y en Nueva York, estuve en el Concilio de Rabinos para entrevistarme y hablar con ellos y con el Rabino Tannenbaum, quien murió, fue un gran amigo de todos nosotros y nos dio muchos consejos y advertencias. Yo dependía de él constantemente, teológica y espiritualmente y en todas las formas’. 5. KING - ‘Usted también conocía al doctor Martin Luther King, ¿cierto?’ GRAHAM -‘Sí, lo conocí. Ciertamente lo conocí. Él y yo en una ocasión viajamos juntos a Brasil. Tuvimos un tiempo maravilloso...’ 6. KING - ‘¿Es cierto que es un gran admirador de Hillary Clinton?’ GRAHAM - ‘Sí’. 7. KING - ‘En este programa usted la defendió’. GRAHAM -‘Pienso mucho en Hillary... Me gustan mucho los Clinton...’ 8. KING -‘Señor Graham, si tuviera 30 segundos durante la primera mitad del juego de campeonato de fútbol, ¿qué le diría a la audiencia?’ GRAHAM - ‘Les diría que... pensaran en otro juego... el juego de la vida y que se aseguraran que están en el lado de Dios, que Dios les ama, está interesado en ellos y que pueden orarle que él responderá a sus oraciones’». (Note que en ningún momento mencionó la cruz ni a Cristo ni mucho menos el Evangelio). GRAHAM, SCHULLER Y PEALE. De acuerdo con una transcripción del programa Nightline transmitido por la cadena de televisión ABC el

4 de marzo de 1997, disponible en Federal Document Clearing House, Robert Schuller dijo: “Fue Norman Vincent Peale quien me hizo ir a Los Angeles... y fue Billy Graham quien primero me llevó a la televisión”. Recientemente, el señor Schuller entrevistó a Billy Graham en su programa “La hora de poder”, el cual tiene la teleaudiencia más numerosa de todos los programas cristianos, supuestamente lo ven en 20 millones de hogares. Permítame a continuación citarle una porción de esta entrevista: 1. «SCHULLER - ‘Dime, ¿recuerdas cómo comenzó este programa de televisión que se llama ‘La hora de poder’?’ GRAHAM - ‘Oh, recuerdo algunas cosas... En 1969 estaba asistiendo a una reunión en Anaheim y tú venías noche tras noche y te sentabas en la pequeña casa remolque que tenía allí como una oficina y hablábamos y orábamos...’ 2. SCHULLER - ‘Y dijiste: ‘Bob, deberías pensar acerca de televisar el servicio de tu iglesia...’ Y creo que fuiste tú o Fred Deniert quien dijo, que debería llamarlo ‘La hora de poder’. Ese nombre ‘La hora de poder’ provino de ti...’ GRAHAM - ‘¡Oh, que bien! Me siento honrado...’ 3. SCHULLER - ‘Billy, si pudieras mirar hacia el futuro, qué retos les harías a los cristianos o a los pastores, miles de pastores y cientos de rabinos, y hasta me han dicho que cerca de un millón de musulmanes que ven este programa cada semana. ¿Qué retos tendrías para esta teleaudiencia? Esta es tu plataforma, tú comenzaste ‘La Hora de Poder’, tú me metiste en esto, ahora ten la última palabra. ¡Dale a todos ellos un mensaje de lo profundo de tu corazón!’ GRAHAM - ‘Bueno, el mensaje es que Dios los ama. Quienquiera que usted sea, sea cual fueran sus antecedentes religiosos, Dios le ama, desea llegar a su corazón, cambiar la dirección de su vida y darle una paz y un gozo que nunca ha tenido antes. Y él hará eso hoy, si usted hace ese compromiso con él’. (Note una vez más que en ningún momento se mencionó a Cristo ni al Evangelio). 4. SCHULLER - ‘Billy, mi mentor fue Norman Vincent Peale. Y otro gran maestro para mí fue el... arzobispo Fulton Sheen, un amigo muy querido... Tú conociste a Fulton Sheen y a Norman Peale. ¿Cuáles son tus comentarios sobre estos dos hombres?’ GRAHAM - ‘Tal como dijiste. Los conocí a ambos y los quise como tú. Tengo en mi libro una historia de cómo Fulton Sheen vino en una ocasión a mi apartamento en un tren y estuvimos dos o tres horas juntos... La iglesia católico romana... abrió sus brazos y nos dio la bienvenida. Hemos estado apoyando a la iglesia católica, casi a todas partes donde vamos...’» En una entrevista exclusiva con la revista dominical Parade, Billy Graham dijo: «Yo me adhiero plenamente a las creencias de la fe cristiana para mí mismo y mi ministerio. Pero como norteamericano respeto otros caminos hacia Dios, ¡Alerta!

22


La Religión Venidera

y como cristiano, soy llamado por amor a ellos». A menos que Jesús se hubiera equivocado cuando dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”, no hay otro camino hacia Dios.

La Paganización del Cristianismo Thomas Merton, un monje trapense, escritor y poeta religioso, nació en 1915 en Prades, Francia, de padres estadounidenses y falleció en 1968. Vivió en Inglaterra, donde estudió en la universidad de Cambridge y en Estados Unidos. Adoptó la ciudadanía de este país. Enseñó inglés en la Universidad de Columbia después de licenciarse dos veces y trabajó en un centro católico del barrio de Harlem en Nueva York. En 1941, dos años después de convertirse al catolicismo, ingresó en el monasterio trapense de Nuestra Señora de Getsemaní en Kentucky. Se ordenó sacerdote en 1949 y adoptó el nombre de padre Luis. Este monje fue uno de los más altamente considerados tanto por los líderes católicos de este siglo como por protestantes. Dice Havery D. Egan, un erudito jesuita en su libro publicado en inglés, Misticismo cristiano, el futuro de una tradición, que Merton «mezclaba en sus escritos los manuscritos de los Padres de la Iglesia, los Padres del Desierto, los grandes místicos cristianos, los místicos ortodoxos rusos, la teología católico protestante contemporánea, la psicología moderna, el existencialismo, taoísmo y budismo... con una sensibilidad tan increíble por... la justicia social, violencia urbana, pobreza, ecumenismo y el diálogo oriente-occidente. Era una voz de autoridad en la iglesia católica norteamericana y mucho más». Merton se regocijó «con la apertura del Concilio Vaticano II hacia las religiones orientales y se identificó a si mismo con el misticismo oriental, especialmente el budismo zen». Elogiaba a los místicos hindúes, budistas e islámicos como «esos que habían experimentado... la unión con el Dios de verdad y amor». Merton no vio contradicción alguna entre el zen y el cristianismo. Aunque no era teólogo, el entrenador del equipo Chicago Bulls, Phil Jackson captó la misma idea. Y escribió: «Fusionar el zen con el cristianismo me permitió reconectarme con mi centro espiritual y comencé a integrar mi corazón y mente. Entre más aprendí sobre las similitudes entre las dos religiones, más compatibles me parecían. ¿Fue Cristo un maestro de zen? Esto tal vez sea un poco de exageración, pero es claro que estaba practicando cierta forma de meditación cuando se separó de sus discípulos y ‘llegó a ser uno con el Padre’». Claro está, Cristo «no llegó a ser uno con el Padre». Él es uno con el Padre desde la eternidad pasada, hasta la eternidad futura. Al profetizar el nacimiento del Mesías, Isaías le llamó “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Is. 9:6). Trágicamente el señor Jackson nunca ha comprendido el cristianismo. Dice que su madre colgó el texto de Juan 3:16 en su habitación cuando tenía cuatro años. Cita el versículo correctamente y luego añade: «A partir de

entonces comencé a preocuparme por guardar la fe, para así poder yo también encontrar vida eterna». Eso no es lo que dice la Biblia. La Escritura enseña que la vida eterna es un don de la gracia de Dios, que nadie puede ganarla por méritos propios. Jackson repite a menudo la llamada «Oración del Señor» con sus jugadores. Esta oración comienza diciendo: «Padre nuestro que estás en los cielos...», pero para orar honestamente, uno primero debe conocer a Dios como Padre al experimentar un nuevo nacimiento en la familia de Dios mediante la fe en Jesucristo. Pero Jackson admitió con sus propias palabras que rechaza al Jesucristo de la Biblia, al igual que la mayoría de sus jugadores, por lo tanto es una contradicción que repita la «Oración del Señor». Un pastor evangélico pasó diez días en una reunión ecuménica del Concilio Mundial de Iglesias y el Concilio Nacional de Iglesias, celebrado bajo los auspicios del Seminario Teológico Auburn de la ciudad de Nueva York. Él se quedó impactado ante el rechazo abierto al cristianismo y cómo había sido remplazado por el paganismo. El ocultismo fue honrado como si se tratara de Dios. Permítame citarle a continuación una parte del informe que él recopiló y que fuera publicado en The Christian News del 7 de noviembre de 1998: «Supe que estábamos en problemas cuando celebramos nuestra primera adoración y nos encontramos en el estanque de un jardín ofreciendo oraciones y libaciones de agua a los Siete Espíritus de las siete direcciones del universo, ‘Oh, Espíritu del Norte, sopla sobre nosotros... Oh Espíritu del Oriente... Occidente... Sur...’ Lo que para cualquier observador objetivo era puro paganismo, a nosotros se nos dijo que era simplemente un ejercicio para descubrir la variedad ecuménica de expresión espiritual y experimentar lo que debemos aprender a compartir si deseamos ser auténticos... Se negó sin reserva alguna la doctrina de la Trinidad... como un símbolo arcaico para Dios demasiado cargado con sexismo clásico occidental e imágenes de opresión que deben ser abandonadas en favor de algo más aceptable para iluminar la sensibilidad... algo así como la diosa Sofía... Mientras algunos preferimos relacionar a Jesús como nuestra figura principal, no nos atrevimos a hacerlo exclusivo. Debíamos incluir a todas las figuras potenciales como Cristo, para así poder aprender a ver a través de ellos y detrás de ellos a un Espíritu Salvador de Liberación trabajando a través de las varias ‘figuras como Cristo’ máscaras de la religión mundial... Claramente, la teología de liberacionismo ha tomado control de la dirección del Concilio Mundial de Iglesias y el Concilio Nacional de Iglesias y los está guiando hacia nada menos que un paganismo sincretista (es decir que trata de reconciliar doctrinas diferentes). La cosa terrible es, que a juzgar por los participantes a esta conferencia, muchos de los líderes ecuménicos de la corriente principal del protestantismo están siguiendo felizmente el sendero primaveral hacia la apostasía». •Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

23


PORQUÉ ALHÁ NO ES DIOS Mariano González V.

E

n el idioma árabe la palabra Aláh significa “el dios”. Es una contracción de la palabra compuesta Al-iláh. Al es un artículo definido, singular, que significa Él y la palabra Iláh que connota el concepto de ‘poder’, ‘de dios fuerte’. En conjunto las dos palabras enfatizan la unicidad del todopoderoso dios. Al-ilháh en su forma contraída de Aláh estaba en uso corriente como uno de los títulos que las tribus árabes paganas daban a un ídolo popular, el dios-luna. Las tribus del tiempo de Mahoma percibían al dios-luna como una deidad masculina. Es digno de nota que el término Aláh no es una palabra que inventa el profeta del Islam Muhammad (Mahoma), ni que tampoco fue acuñada originalmente por el Corán. Por largo tiempo Aláh era un nombre de uso común y corriente entre las tribus árabes, incluyendo la tribu Quraysh, de la que procedía Mahoma. Aláh pues resulta ser un término pre-Islámico, o sea, anterior al Islam, y al nacimiento de su profeta. Lo prueba el hecho de que la palabra Aláh se ha encontrado repetidas veces en inscripciones arábicas antiquísimas según afirma la Enciclopedia Británica y confirma la Enciclopedia Islámica. Era común que los árabes idólatras añadieran a sus nombres propios la terminación Aláh para eslabonarse o identificarse con el culto al diosluna. Entre ellos, el padre y el tío de Muhammad (Mahoma). De ahí que el nombre del padre del profeta

fuera Abd - Alláh, y el de su tío fuera Obied - Alláh. Mucho tiempo antes de nacer Mahoma las tribus árabes venían adorando a este Aláh, conjuntamente con otros 360 o más ídolos residentes en el santuario de la Ka´báh o Ka´abah en la ciudad de kk a) Meca (Ma (Makk kka) a). Según las creencias paganas de la época, Al-ilah o el diosluna, estaba casado con la diosa-sol que era percibida por las tribus árabes como una deidad femenina y esposa de Aláh. Las estrellas eran sus hijas. Por cierto, el símbolo de la luna en su cuarto creciente, con las estrellas a su lado, simbolizaba al dios-luna acompañado de sus hijas. Los nombres de éstas eran Al-Lat, Al-Uzza y Monat. Al-Lat, y Al-Uzza son formas femeninas del nombre Aláh. Alrededor de estas tres diosas hijas de Aláh se generalizó un culto que se propagó como pólvora por la península arábica y que era especialmente peculiar de la tribu Quraysh. De dicho culto y su extensión dan fe numerosos hallazgos arqueológicos. En diversas excavaciones arqueológicas se han encontrado estatuillas del dios-luna en la que se ve la luna en cuarto creciente. Esta fase lunar es la que exhiben en sus banderas nacionales distintos países islámicos y ocupa un lugar prominente en todas o en la mayoría de las mezquitas musulmanas alrededor del mundo. El origen pagano de Aláh, por sí solo, descalifica de cuajo a Aláh como dios viable, aunque como veremos

más adelante, ésta no es la única razón para descalificarlo. Como es sabido, el profeta Mahoma fue criado en la religión del dios-luna. Su familia y su tribu se consideraban a sí mismos descendientes de Ismael y eran además los custodios del culto a Aláh. Las tribus árabes concurrían en masa al panteón en la Ka´báh para adorar sus dioses. La tribu Quraysh consideraba a Aláh como una deidad mayor o superior y también a las hijas de Aláh. Descansaba además entre los dioses de la Ka´báh la famosa piedra negra o meteorito sagrado, que los árabes tenían como “talismán de buena suerte”. La palabra Ka´báh designa la estructura cuadrada o más bien cúbica que hasta el sol de hoy es una estructura sacrosanta para el musulmanismo. Hacia éste cubículo se orientan todavía los rostros de millones de árabes y de muslims de otras nacionalidades en el momento que ofrecen sus rezos cinco veces al día. Los musulmanes creen que Adán construyó la Ka´báh y que posteriormente la repararon Abraham y su hijo Ismael. Sus paredes están forradas exteriormente por un elaborado revestimiento de lienzo negro con bordados de oro. Este lienzo exhibe además frases de caligrafía coránica. El interior de la Ka´báh está vacío y sólo se entra allí una vez por año cuando le hacen una limpieza ritual. En tiempos modernos vienen todos los años a la Ka´báh millones de ¡Alerta!

24


Porqué Alhá no es Dios

peregrinos de todo el mundo islámico. Con ello buscan cumplir el requisito u obligación que les impone el quinto pilar de su religión. El quinto pilar o Jajj (jash) requiere que todo muslim en condición de hacerlo, haga una peregrinación a la kk a) a lo menos una vez Meca (Ma (Makk kka) durante el ciclo de su vida. Cuando Mahoma escogió del panteón de dioses de la Ka´abah a Aláh como el dios único, disparó por las nubes el status de este ídolo. De la noche a la mañana Aláh se graduó de ser un ídolo común y corriente, entre muchos otros, al sitial (al-ilah). exclusivo de “el dios” (al-ilah) Presumo que dicha promoción precipitó la formulación del primer pilar del nuevo credo, o sea, la profesión de fe que hacen a diario millones de muslims y la cual reza: al ilaha il alah ua muhammad rusul alah! Esta declaración de fe que debe hacerse siempre en árabe, significa: “Sólo Aláh es Dios y Muhammad es su profeta” (o apóstol). Eventual y paulatinamente se hizo necesario ir construyendo un aparato teológico un tanto más estructurado que definiera la nueva fe que ahora tomaba carácter monoteísta, es decir, dirigida a un solo Dios. Dicho aparato siguió afinándose hasta evolucionar como la religión que hoy define teológicamente a más de mil millones de musulmanes alrededor del mundo. Creo que ni los mejores magos de Egipto hubieran podido descifrar qué cosa pasó por el cerebro de Mahoma cuando consintió seguir llamando Aláh Aláh, nombre de origen politeísta, al nuevo dios del sistema religioso que acababa de emerger y que suponía ser monoteísta. Como hemos mencionado, Aláh residía en convivio con otros 360 o más dioses paganos en medio del culto idolátrico que se llevaba a cabo en la Ka´báh desde tiempos preislámicos. Competía allí por la atención de los adoradores tribales. Las tribus árabes, particularmente la Quraysh, rendían culto al dios-luna (Aláh) mediante los siguientes

ingredientes y procedimientos: 1. El uso del símbolo del cuarto creciente lunar y las estrellas. 2. La oración de cara a la Ka´báh varias veces al día. 3. El peregrinaje una vez en la vida kk a) a la Meca (Ma (Makk kka) a). 4. Las siete carreras alrededor de la Ka´báh. 5. El beso y la caricia de la piedra negra. 6. Tirándole piedras al diablo en un arroyo o Wadi. 7. Sacrificando una oveja. 8. Dando limosnas a los pobres. 9. Ayunando durante todo el mes que comenzaba y terminaba con la luna en cuarto creciente también llamado el mes de Ramadán Ramadán. Por lo que acabamos de señalar, habrá percibido mi aguzado lector que en el diseño de su flamante sistema religioso Muhammad adoptó el nombre del dios, los símbolos, los ritos y las ceremonias paganas que desde antaño venían usándose en el culto al dios-luna. Semejante sincretismo dio pie para que el teólogo bautista August Strong acertara al decir que el Islam es una especie de “paganismo en forma monoteísta”. Muhammad le puso por nombre Islam a la nueva fe. Islam significa “sumisión” y ciertamente asfixiados viven perennemente los muslámicos bajo el peso de esta “sumisión” que es extrema y severa en demasía. Desdichadamente, no es una sumisión en la que entran por amor sino por miedo. Se asemeja más a una esclavitud de marcha forzada contraria a todas las ansias y a las más altas aspiraciones libertadoras del espíritu humano. En el Islam, Aláh es la personificación misma de una voluntad arbitraria. En contraste, en el cristianismo, la sumisión a Dios es voluntaria y amorosa y la dedica el creyente a un Dios que también es amor. En consecuencia, el acatamiento de la voluntad del Dios Bíblico llega a ser un deleite en vez de una agobiante carga.

No faltan los que erradamente afirmen que el dios del Islam y el Dios de los cristianos son uno y el mismo. Los de esta persuasión afirman que es sólo asunto de semántica, del uso de palabras distintas que significan lo mismo, del empleo de un nombre diferente para el mismo Dios, que al fin y al cabo todas las religiones monoteístas adoran al mismo Dios. Creemos que esta es una de las más monumentales falacias inventadas por el ingenio del mal. Desgraciadamente su éxito de propagación ha sido fenomenal y universal. De lo que no se percatan los que así piensan es, que precisamente, la diferencia entre Jehová y Aláh es piedra de toque entre el cristianismo y el islamismo y donde primero tienen el encontronazo frontal sus enormes diferencias. Pero mirando la cuestión objetivamente, no será difícil colegir que el Aláh del Qu´rán, no es el mismo Dios que proyecta la Biblia. Aláh jamás puede ser “El Gran Yo Soy” que proclaman los sagas hebreos, ni el Dios a quien Jesucristo llamara Su Padre, y con quien reclamara identidad o co-igualdad. Más ancha todavía se haría esta grieta si comparáramos los atributos que el Corán confiere a Aláh con los atributos que la Biblia adjudica a Yahwéh, Yavéh, o Jehová. Por ejemplo, nos dicen los arabistas e islamólogos que Aláh no es siquiera un nombre sino una “designación” de la deidad. Esto se debe a que Aláh no es una persona. El Dios de la Biblia, por su parte, sí que es una Persona, divina, y sí que tiene nombre propio. Su nombre es Yahwéh o Yavéh, tal vez Javéh, como lo representa su tetragrama hebreo formado por las consonantes Y H W H. Se trata del Nombre de “El Gran Yo Soy”, Jehová. El Aláh del Corán, al ser un dios impersonal, en el análisis final hace imposible que uno se le acerque siquiera o que pueda empezar a comprenderlo. Según la teología musulmana Aláh es tan y tan trascendente que llega a ¡Alerta!

25


Porqué Alhá no es Dios

ser inconocible. En contraste, el Dios de la Biblia es un Dios que a la vez de trascendente se hace también accesible al hombre, lo llama su amigo, como lo hizo Jehová con Ibrahim el Halil (Abraham el “amigo de Dios”) (Is. 41:8; Stg. 2:23). Jehová es un Dios que condesciende a dialogar cara a cara con sus amigos. El caso de Moisés en la escena de la zarza ardiente ilustra esto hasta la saciedad (Ex. 3:1-22). De dulce recordación es también la íntima conversación entre Jesús y sus discípulos en la que éste l e s d i c e : “ Vo s o t r o s s o i s m i s amigos” (Jn. 15:13-15). El Yavéh o Jehová Bíblico es por consiguiente un amigo del hombre y se hace accesible y conocible a éste. De proseguir contrastando al Dios de la Biblia con el Aláh del Corán encontraríamos: 1) Que los llamados 99 atributos de Aláh se dan sólo en forma negativa, o sea que únicamente declaran lo que Aláh no es. Quedan sin embargo en falta al no declarar de manera positiva lo que Aláh es. 2) El dios del Corán escoge a la sirvienta Hagar y a su hijo Ismael para entrar en un pacto con ellos, mientras que el Dios de la Biblia, para pactar, escoge al patriarca Abraham y a su hijo Isaac. 3) En la Biblia Dios es un Dios de Amor. Por cierto, 1 Juan 4:8 va más allá al afirmar que “DIOS ES AMOR”. Por lo que se ve, la idea va más lejos que el mero hecho de que Dios ame porque esto es sólo su mínimo. El concepto aquí se ha estirado a su máximo para mostrar que la esencia misma de Dios es amor. Descorazona estudiar el Corán y percibir que el

4)

5) 6)

7)

amor no es necesariamente una característica esencial ni principal de Aláh. Aláh fracasa al no proyectarse como alojando en su pecho sentimientos de cariño o de apego hacia la criatura. Esta faceta del dios del Corán no deja de ser significativa ya que no hay otra necesidad más grande en el hombre que aquella de ser amado y aceptado a cabalidad. Aláh pues le falla miserablemente al hombre dejándolo en perenne orfandad y desamparo. El Dios bíblico se rige y en cierto modo se restringe a sí mismo por lo que Él es en esencia, y como lo proyecten sus atributos. Por su parte el Corán revela que Aláh es un dios medio caprichoso y susceptible de cambios en su modalidad, que no está atado por sus acciones, que no lo restringen sus atributos, ni tampoco sus propias palabras o las promesas salidas de su boca. Aláh pues se toma la libertad de cambiar de acuerdo a las circunstancias, puede bendecir ahora y condenar un rato más tarde, todo depende del estado anímico que lo posea en el momento. Aláh es pues un dios mercurial totalmente impredecible, jamás se sabe lo que Aláh va a hacer o cómo va a reaccionar. Aláh no es un dios de gracia inmerecida. El Dios bíblico sí que lo es. El Aláh coránico es concebido unitariamente mientras que el Dios de la Biblia es un Dios proyectado trinitariamente. Aláh jamás se encarnó, por consiguiente no puede compadecerse de nuestras debilidades humanas ni

compenetrarse con nuestras necesidades más íntimas. Se mantiene en lontananza como un dios remoto, desentendido, no involucrado. En la Biblia Dios es un Dios que se encarna y por lo tanto es capaz de compadecerse y compenetrarse íntimamente con sus criaturas. Evidentemente, el Corán está más abocado a revelar la voluntad de Aláh que a revelar la personalidad de Aláh Aláh. Dicha voluntad todo lo que parece apetecer es que el hombre se le someta, no importa a qué costo. La Biblia supera estas fallas del concepto islámico logrando ambos objetivos: revelándonos a Dios como Persona, divina; y enseñándonos cuales son sus gustos y disgustos. Habrá muchos otros contrastes que señalen la falacia con que el enemigo de las almas ha enredado a tantos millones cegándoles los ojos para que no vean la diferencia abismal entre Aláh y el Dios del Antiguo y Nuevo Testamentos. Basten por ahora los contrastes enumerados aquí. Una cosa estos contrastes hacen claros: Jehová y Aláh NO son el mismo Dios. Consecuentemente nadie debe diluirse a creer que lo son puesto que esta falacia puede resultar eternalmente catastrófica. Sí, suele ser fatal adorar a un dios equivocado porque esto indefectiblemente degenera en la abominación de la idolatría, y de los idólatras, sentencia la Biblia, les espera su parte “en el lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Ap. 21:18). Es también fútil servir en vida al dios que no es, pues esto priva a uno de su eterna recompensa. Asegúrese el lector de no cometer tan colosal error.

uuu

¡Alerta!

26


El Ministerio de

LA MUJER EN LA IGLESIA Pastor José A. Holowaty

E

s triste ver cuántas hijas no atienden a su propia madre. Cuántos nietos desprecian a sus abuelos. Cuántos ancianitos están desamparados y se encuentran postrados en una cama, carentes de higiene y de alimentación, enfermos, a veces con frío y sin compañía ni atenciones. Ni los hogares de ancianos ni ningún centro de atención pueden proveerle a estas personas las atenciones de esas hermanas que “lavan los pies de los santos”. ¡Qué ministerio para las hermanas que desean un pastorado! ¡Qué oportunidad para ganar galardones en el cielo! ¡Cuán felices deben sentirse las hermanas que se dedican a esta labor! Los enfermos ancianos, inválidos y debilitados, deben ser una oportunidad para los cristianos que desean servir al Señor. Cuando usted ayuda a una de estas personas, las baña, las alimenta, les da las medicinas, las lleva de un lugar a otro, les compra los víveres, les ofrece un momento de conversación y compañía, ¡es como si lo estuviera haciendo para el mismo Señor! Piense que esa cabeza, esos brazos, cabellos y manos, son los mismos del Señor y que él espera que usted lo haga como muestra de agradecimiento por la gran salvación y perdón que recibió. Aunque sea fuera de su contexto, permítame citar lo que les dirá Jesús algún día a esos que se negaron a hacer esta labor: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis” (Mt. 25:41-45). En realidad, eso de “lavar los pies de los santos” no es otra cosa que dedicarse al servicio de los demás, particularmente al servicio de los propios cristianos, porque ellos son “los santos”. Con los impuestos que pagamos,

III Parte

ayudamos a la gente en general, porque esos fondos los administra el estado. Pero el servicio a los santos, el “lavar los pies de los santos” eso ya es otra cosa. No es sólo ayudar con nuestro dinero, sino usar nuestras manos, pies, horas de sueño y esfuerzo en favor de los otros. Este es el pastorado para las hermanas. Para eso no se requieren otras cualidades que un espíritu de servicio desinteresado. Este es el pastorado de humildad y servicio desinteresado.

Ayudar en la Obra “Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo” (Ro. 16:1,2). Pablo no dijo: “ ‘La hermana Febe es muy elocuente como predicadora’... ‘Es una gran pastora para la iglesia’... ‘Es muy capaz, una gran escritora’... ‘Es una teóloga de primera línea’ ”. Como era diaconisa sin duda se ocupaba de ayudar en lo material, probablemente en alimentar, hospedar, lavar la ropa y hasta disponía de sus recursos para ayudar materialmente.

Una Reflexión Final Después de hablar claramente sobre este tema de la mujer pastora, me parece correcto resumir el asunto en una serie de reflexiones. Si usted es una hermana sincera y teme a Dios, acéptelo como algo que proviene de las Escrituras, que no es capricho de un hombre. 1. Dios es quien se reserva el derecho de escoger y llamar al pastorado a quién quiere. 2. Dios nunca llama al pastorado a una mujer, de modo que toda pastora debe asumir la responsabilidad de haber invalidado arbitrariamente la propiedad del Salvador. No hay base bíblica para el supuesto pastorado de la mujer. 3. Aunque Dios puede bendecir una iglesia dirigida por una pastora, lo hará “a pesar de ella” y no necesariamente “a través de ella”. ¡Alerta!

27


El Ministerio de la Mujer en la Iglesia

4. Ante el tribunal de Cristo, inmediatamente después del arrebatamiento, cuando los pastores estemos rindiendo cuenta de nuestro pastorado, no habrá en este grupo una sola mujer, porque en el concepto Divino no hay mujer pastora. Dios permitió, para vergüenza y reflexión del varón indiferente e indeciso, que la mujer asumiera el papel de líder para castigar a una iglesia alejada de las Escrituras. Cuando Israel, el pueblo de Dios, se alejaba de su Hacedor, él permitía que las mujeres asumieran el liderato, porque de esta manera las mujeres, junto con los jóvenes, introducían todo tipo de perversidad y herejías. ¿La razón?, ¡porque como Dios no los designaba, por lo tanto no los guiaba! “Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores... Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos” (Is. 3:4,12). La inexperiencia y locura de los jóvenes, algo propio de la edad, y el dominio de las mujeres sobre ellos, además de carecer de la dirección Divina, produjo en Israel el engaño. Incluso en el campo político y administrativo es importante la experiencia de los mayores, ¡cuánto más en el pastorado donde se habla específicamente de un varón, padre y esposo, hombre de familia. “¡Ay de ti, tierra, cuando tu rey es muchacho, y tus príncipes banquetean de mañana!” (Ec. 10:16). Podemos adaptar este texto a nuestro tema diciendo: “¡Ay de ti, tierra, cuando tu pastor es mujer, que jamás ha sido llamada por el Señor, y que se ha enseñoreado de una congregación que yo compré mediante el sacrificio que hice en la cruz del Calvario!” Permítame compartir con usted un caso que conocí: Hace varios años estando en México, no lejos de Monterrey, donde celebramos unas conferencias sobre Profecías Bíblicas, conocí a una pareja de la ciudad de México. Ese día hablé sobre la mujer pastora y una hermana luego vino y me dijo: “¡No se imagina cuánto bien me hizo lo que dijo!” Luego me contó que ya en la iglesia pentecostal, le habían invitado para que desempeñara el pastorado. “Una visionaria” escuchó “la voz” y recibió la revelación de que “debía ser pastora”. La pobre hermana que me contaba esto no conocía completamente la Biblia, era completamente nula en su conocimiento, pues no la había leído, salvo esporádicamente. Pero esas supuestas visiones del Señor, la atemorizaron y pensaba que si rechazaba estaba oponiéndose al Señor. ¡Imagínese cuán oportuno fue que escuchara la exposición de la Palabra! Hasta la fecha no es pastora y sin duda nunca será. Las mujeres pueden reclamar los derechos que se les ocurran en el campo de la política, en los negocios, en la educación, en las jerarquías dentro de una empresa. No dudo que sean muy buenas para desempeñar cargos de responsabilidad hasta en las Supremas Cortes de Justicia. Pero, por favor, no confunda el pastorado con una

jerarquía en la vida secular, porque el diseño de la Iglesia de Cristo es celestial y en este caso la cuestión pastorado es prerrogativa del Espíritu Santo, quien inspiró a los escritores sagrados para que pudiéramos saber claramente quién puede y quién no puede desempeñar el pastorado de una iglesia verdaderamente cristiana. Recuerde hermana... 1 . Ninguna mujer jamás ha sido llamada para el pastorado, porque Dios es inmutable. No podríamos de manera alguna nombrar a una hermana para el pastorado, porque no existen requisitos bíblicos para ella. 2. Si usted puede asumir el pastorado tan libremente, so pretexto de que Dios no hace acepción de personas, y a sabiendas de que está actuando en contra de su voluntad, ¿qué no hará con otras tantas enseñanzas bíblicas? 3. Al asumir el pastorado usted tiene que entender que su rebelión, no es contra “tradiciones anticuadas” o costumbres de otras épocas que relegan a la mujer a un lugar secundario y colocan al hombre siempre en primer lugar, ¡sino que usted está pisoteando las enseñanzas del Espíritu Santo! Tal vez luzca como una gran pastora, una gran teóloga, una gran predicadora o “consejera profesional” tan populares hoy en día. Pero ante Dios las cosas difieren mucho, “Porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación” (Lc. 16:15). 4. Con su “pastorado femenino” usted está contribuyendo a la vergüenza y debilitamiento de la iglesia. Los varones ya se han entregado en gran parte al ministerio pastoral con todas sus nuevas modalidades, nuevas uniones, nuevas revelaciones, con todo tipo de herejías. Pero su intervención en este campo no ha ayudado en nada, todo lo contrario, ha sido negativa. 5. Si usted es cristiano y concurre a la iglesia con su familia y le parece que todo marcha bien con una “pastora” al frente, analice y reflexione por un momento. Luego si no le preocupa guardar la sana doctrina, continúe con su “pastora” al frente, pero si teme a Dios y no quiere contribuir en forma alguna con la rebelión en su contra al alejarse de su Palabra, le aconsejo que abandone cuanto antes esa congregación y busque una cuya estructura sea bíblica. Si no lo hace, sus hijos tal vez pequeños ahora, serán muy pronto rebeldes e indomables. Ya hemos visto que el pastorado femenino es un producto de la rebelión contra Dios y su Palabra. La iglesia actual no tiene suficiente “defensa espiritual”, está debilitada por los parásitos del “buen vivir” y la anemia de la ignorancia bíblica. “La mujer pastora” es como una tierna enfermera, que supone ayudar al paciente, que en este caso podría ser una “enferma-destrozada”. Pero ocurre que esta...“enfermera” (autoproclamada pastora) no está preparada para la delicada labor que pretende desempeñar ¡Alerta!

28


El Ministerio de la Mujer en la Iglesia

porque no respeta las enseñanzas y demandas de la Pahoy tenemos el Canon Sagrado completo con el que no se conlabra de Dios, la Biblia. taba entonces”. Esto me parece muy bien, pero... ¿cómo 6. Podemos afirmar que toda “pastora” es una mujer que resuelve lo de “indecoroso”? Además, éste no es el único huye de Dios y de todo cuanto enseña su Palabra. La pasaje que habla de manera clara sobre este tema y le Biblia describe con muchos detalles cuáles son las prohíbe a la mujer enseñar. Es obvio que la enseñanza es funciones de las hermanas en la iglesia, ¡pero no mentarea del pastor, tanto antes como ahora. El pastor que ciona una sola vez el pastorado para ella! ¿Por qué? no enseña, no es pastor. A la mujer se le dice que no se le Francamente debo confesar que no sé más que uspermite enseñar en una congregación donde hay varoted, sólo lo que dice la Biblia sobre el comportamiento nes, muy especialmente desde el púlpito. La mayor parte de la mujer y esposa, tanto en su casa como entre los del ministerio de Jesús fue de enseñanza. hermanos cuando la iglesia está Y dice Tito 2:3,4: “Las anciareunida. “Porque podéis profetizar nas asimismo sean reverentes en su Podemos afirmar que toda todos uno por uno, para que toporte; no calumniadoras, no escla“pastora” es una mujer que huye dos aprendan, y todos sean exhorvas del vino, maestras del bien; que de Dios y de todo cuanto enseña tados. Y los espíritus de los profeenseñen a las mujeres jóvenes a amar su Palabra. La Biblia describe con tas están sujetos a los profetas; a sus maridos y a sus hijos, a ser prumuchos detalles cuáles son las pues Dios no es Dios de confusión, dentes, castas, cuidadosas de su casa, funciones de las hermanas en la sino de paz. Como en todas las buenas, sujetas a sus maridos, para iglesia, ¡Pero no menciona una iglesias de los santos, vuestras muque la palabra de Dios no sea sola vez el pastorado para ella! jeres callen en las congregaciones; blasfemada”. Si una mujer cristiana ¿Por qué? Francamente debo conporque no les es permitido hablar, no se sujeta a estos principios es fesar que no sé más que usted, sólo sino que estén sujetas, como tamblasfemada la Palabra de Dios. Es lo que dice la Biblia sobre el combién la ley lo dice. Y si quieren imposible que una mujer “pastora” portamiento de la mujer y esposa, aprender algo, pregunten en casa esté sujeta a su marido porque sus tanto en su casa como entre los a sus maridos; porque es indecomuchas responsabilidades como pashermanos cuando la iglesia está roso que una mujer hable en la tora no la dejarían realizar sus oblireunida. congregación” (1 Co. 14:31-35). gaciones en el hogar, su esposo e hiEstas palabras, producto del Espíjos. Porque es imposible, y hablo ritu Santo, registradas por Pablo, exigen una explicacomo pastor, cumplir con las obligaciones pastorales y ción. En la primera parte él dice: “Porque podéis proal mismo tiempo dedicarse a las obligaciones en el hofetizar todos uno por uno, para que todos aprendan”. gar, sin que se blasfeme la Palabra de Dios. Como viéramos ya, la palabra “profetizar” es realmente Dice en contraste 1 Timoteo 2:8-15: “Quiero, pues, dar un mensaje cuando los hermanos están reunidos, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos algo así como un sermón, “para que todos aprendan”. santas, sin ira ni contienda. Asimismo que las mujeres se Añadiendo para que “todos sean exhortados”. No cabe atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con duda por esta frase, que Pablo tiene en cuenta, no una peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, profecía estilo predicciones o revelaciones para los hersino con buenas obras, como corresponde a mujeres que manos, sino que la profecía se refiere a exponer la Palaprofesan piedad. La mujer aprenda en silencio, con toda bra de Dios, ya sea consolando, exhortando, orientansujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer do, animando, etc. Pablo se apresura a aclarar un pundominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque to, porque al principio dice “podéis profetizar todos uno Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue por uno”, pero para que a nadie se le ocurra que las engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en hermanas están incluidas, añade: “Vuestras mujeres transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si callen en las congregaciones”. Es obvio que Pablo está permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia”. dirigiéndose a una congregación mixta y después de exLa mejor de todas las esposas es aquella que “aprenplicarle a las mujeres que no les es permitido hablar en de en silencio” y las mujeres casadas especialmente, depúblico, agrega que “es indecoroso”. Yo pregunto: ¿Es ben aprender a estar en silencio. No es algo natural en decoroso hoy lo que era indecoroso antes? ellas. La pagana, la mujer mundana, cree que tiene que Es un hecho que las hermanas que se atrevían a haexhibirse, que debe hablar mucho, ocupar cargos de manblar entonces, si lo hacían inventaban cosas. En ese tiemdo. Esta mujer desprecia la sujeción, tanto del marido po todavía no se tenía la Biblia, la Palabra de Dios escricomo la de Dios. Mientras que al varón, Pablo le dice: ta, sino que dependían de la inspiración del Espíritu San“que los hombres oren en todo lugar, levantando manos to en el momento de hablar. Pero como el Espíritu Santo santas, sin ira ni contienda”. Es decir, que no sean hino permitía que la mujer hablara, entonces no la asistía. pócritas, ni fraudulentos, ni vivan de las apariencias. Tal vez esto deje un espacio para que la hermana “pastoQue sean hombres auténticos. ra” diga: “Bueno, yo no necesito de inspiración extra porque • Continuará en el próximo Número • ¡Alerta!

29


a fachada del templo de la IGLESIA BÍBLICA MISIONERA está parchada de textos bíblicos. Cuando la iglesia está ausente, el templo sigue testificando.

Es parte de la letra de una canción que recuerdo haber escuchado hace algunos años. La IGLESIA BÍBLICA MISIONERA de Ñemby (Paraguay) también “sigue caminando”, gracias al Señor. Nuestra misión es clara: Ayudar a los hermanos a crecer en la vida espiritual y en el conocimiento de las Escrituras, y al mismo tiempo invitar a quienes aun están en las tinieblas de sus respectivas religiones, para que reciban por la fe a Jesucristo como Salvador personal. Es cierto que necesitamos de más espacio, es decir, más edificios, ya que contamos con una amplia propiedad. Oramos que el Señor nos conceda recibir esa ayuda, porque el trabajo con los niños y los jóvenes exige salones adecuados para ello. Para el mes de Julio del 2003, esperamos poder ofrecer un cursillo o “seminario” de unos cuantos días para los interesados. Sería justamente cuando en estos países contamos con vacaciones de invierno. Mas o menos entre los días 10 al 20 de Julio. Es solamente para aquellos cristianos que desean ahondar sus conocimientos bíblicos y al mismo tiempo conocer los verdaderos peligros que enfrentan los cristianos hoy. Profecías Bíblicas, Doctrinas Bíblicas, Música Cristiana Bíblica, La Apostasía de los últimos días, etc… Si Ud. desea participar de este “seminario” debe contactarse con nosotros, ya sea por vía electrónica o fax. También puede hacerlo escribiéndonos a nuestra Casilla en Asunción. Solicite su planilla de participante e inscríbase cuanto antes. Ya sabe que estamos en Internet, de modo que procure que otros también visiten nuestro WS. Ya estamos con mucho material en nuestro sitio y tenemos comunicación en varios países del mundo de personas que nos han encontrado. Apenas estamos comenzando. Dios puede hacer de éste un gran ministerio, mucho más allá de nuestro país. Nos estamos convirtiendo en “MUY INTERNACIONALES”. Si nos mantenemos siempre en la sana doctrina, si permanecemos separados de tantas “novedades” de falsas doctrinas, Dios seguirá abriéndonos puertas. Nos basta recordar que todo esto es muy nuevo. La emisora acaba de cumplir sus 11 años, la iglesia cumplió ya sus tres años. Sin embargo hoy estamos en el aire las 24 Hs. (alrededor del reloj), y en cuanto a la iglesia, somos unos 340 miembros. No nos crucemos de brazos. Sigamos trabajando y Dios hará que… “La Iglesia siga caminando”. Hay una gran necesidad de iglesias verdaderamente bíblicas, separatistas, fundamentadas en la sana doctrina. ¡Que Dios nos ayude a obedecerle!


ste es ese... “púlpito escondido” que permite al pastor J. A. Holowaty llegar a miles de escuchas cada día... ¡Cuánta oportunidad y cuánta responsabilidad!

hora el Señor quiere que te dediques a servirle. La hermana escucha con atención las palabras... “Tú decides la vida que llevarás de aquí en más”.

L

os que reciben a Jesucristo por Salvador, son luego bautizados, tal como el Señor manda. Esta joven hermana responde en pocas palabras cómo el Señor la encontró. Asegura que no es tan buena, pero desea seguir al Señor a cualquier costo.

í, estoy seguro de que el Señor me salvó. Ya no quiero más de la vida que he vivido. Doy gracias al Señor por su perdón y la vida eterna.

eseaba conocer el Evangelio y por poco caí en la secta del mormonismo. Justo cuando me preparaba para unirme a esa religión, escuché por Radio América que Ud. hablaba sobre el mormonismo y sus herejías. Ahora doy gracias a Dios por Radio América y por la Iglesia Bíblica Misionera.


“Consejos Médicos”

Obesidad en

NIÑOS Y ADOLESCENTES Dr. Guido Orellana Olmos

E

stimados amigos lectores, les saludo con mucho cariño en este espacio. Hay ciertas ideas en materia de salud que están equivocadas. Por ejemplo el considerar que un niño o un adolescente gorditos son muy sanos, como quien dice “rebosantes de salud”, por lo que sus padres se alegran y hasta se enorgullecen. Nada más equivocado. El exceso de peso en estas edades es muy nocivo para la salud no sólo en esas mismas edades, sino perjudican el futuro desarrollo y vida adulta de las personas. Para comprenderlo basta pensar que el esqueleto del niño, y aún del adolescente, es tierno y deformable, no tiene la consistencia y solidez definitiva del adulto, y el exceso de peso que significa la obesidad, inevitablemente deforma la anatomía y la contextura, es decir, condenando a estos gorditos a quedar anatómicamente deformados por el resto de sus vidas. Puede que ello influya en formarles, por ejemplo una antiestética giba, un abdomen distendido y fláccido, arqueaduras en sus pies y piernas, un caminar ondulante, y en general, órganos y tejidos invadidos por la grasa que se puede apreciar en toda su contextura. La paradoja en esta materia es que la obesidad en estas edades es causada muy a menudo por el mismo cariño que los padres sienten por sus hijos, queriendo complacerles en todo deseo o capricho que ellos manifiesten, sobre todo en materia de consumir ciertas comidas y

golosinas especialmente, que son las que más engordan por su alto contenido en glúcidos. Negarles estos gustos parece un egoísmo o indeferencia a sus solicitudes, más aún cuando se va con los niños a las compras en almacenes o supermercados donde abundan estas tentaciones. Igualmente en la comida en casa, bien se sabe cómo esperan niños y jóvenes los postres y exigen su repetición, con lo que se contribuye a aumentar cada vez más su peso. Recordemos por otra parte que los hábitos que llevan a la obesidad, corresponden en el fondo a una verdadera enfermedad, de la cual no logran liberarse muchas personas que cuando llegan a la edad adulta, tanto por estética, como por salud desean bajar a pesos normales. Por otra parte, no hay que olvidar que la obesidad infantil y juvenil puede ser causante de diabetes y otras enfermedades precoces en el individuo, además que, si miramos desde le punto de vista psicológico, aunque se le quiera restar importancia al asunto, son muchas las limitaciones en el desarrollo de una vida normal entre sus compañeros de juegos y estudios, los que tienen los gorditos, muy a menudo marginados cruelmente de su ambiente por su contextura. Hace días, sin ir más lejos, presencié un programa de televisión, donde entrevistaban a una dama obesa que contaba, con toda sinceridad lo que había sido su existencia. La verdad es que había

sido gorda, como muchos casos, desde niña. Cuando joven, contaba, nadie me sacaba a bailar en las fiestas y estaba condenada a estar al lado del tocadiscos para cambiar los discos y así entretenerme. Luego me costó mucho encontrar un novio y tuve varios fracasos, en que se me enrostró finalmente mi gordura. No confundan pues el cariño, con la condescendencia y la equivocada idea que gordura es salud exuberante. Si desean para sus hijos una vida normal y plena, controlen planificadamente su alimentación y ojalá con la asesoría del médico o la nutritóloga. Una figura equilibrada es un paso para una juventud plena y feliz.

uuu

¡Alerta!

32


“Consejos Médicos”

LA VITAMINA MILAGROSA

Esperanza H. ¿Cuántos resfríos tuvo este año? ¿Y qué de la gripe y de otras infecciones? Si quiere librarse de ellas y escapar de otras enfermedades, lea la siguiente información. La historia nos dice que en siglos pasados, los marineros que hacían largos viajes oceánicos, padecían del escorbuto. Una enfermedad causada por la falta de vitamina C en la alimentación, que se manifiesta por medio de hemorragias, caída de los dientes, infecciones frecuentes y otras alteraciones en el organismo. Los médicos, por cierto, estaban intrigados por esta situación, pero no sabían la causa. Con el tiempo se descubrió que esta enfermedad se debía al hecho de que los marineros, se alimentaban básicamente de conservas y no comían frutas ni verduras frescas. En aquel tiempo se desconocían aún los métodos de preservación natural de frutas y verduras, como se conocen ahora. Así es como las frutas y las verduras fueron a parar en los laboratorios. Finalmente se descubrió que tanto las frutas como las verduras poseen una variedad de vitaminas y minerales. Los marineros se enfermaban del escorbuto por falta de vitaminas, y en especial de la vitamina C, o ácido ascórbico. Esta vitamina es esencial para mantener el cuerpo sano. ¡Es una vitamina milagrosa! El doctor Linus Pauling (Premio Nóbel), dice lo siguiente de esta vitamina: “La vitamina C tiene el poder de prevenir y curar, no sólo el resfrío común y la influenza, sino también otras enfermedades virales y varias infecciones bacteriales. Su principal mecanismo de acción es el de reforzar el sistema inmunitario”. Desde su descubrimiento por allá en los años 1930, la vitamina C ha sido estudiada extensamente en diferentes laboratorios en varias partes del mundo. Se ha comprobado que, en verdad, es una vitamina milagrosa. Con sólo 20 miligramos de esta vitamina se previene el escorbuto y con 60 miligramos diarios, se mejora la salud de una persona. Pero uno se pregunta: “¿Por qué si es una vitamina tan importante y de tanto potencial, es ignorada por la mayoría de médicos?” Como, por lo general ocurre que, un descubrimiento conduce a otro, ocurrió que al descubrirse la vitamina C, los científicos descubrieron también que algunos extractos de ciertas plantas y otros organismos vivientes,

poseían propiedades antibióticas contra las infecciones, especialmente las bacterianas y comenzaron a sintetizar los antibióticos. Entre estos grandes descubrimientos apareció la penicilina. La penicilina dejó en el olvido a la vitamina C y a otros remedios que le precedieron. La penicilina sigue siendo un gran antibiótico. Pero para usarla hay que enfermarse primero. En cambio, la vitamina C puede prevenir las infecciones. Con la prevención uno se ahorra la enfermedad, y siempre “Prevenir es mejor que curar”. En el libro Más allá de los antibióticos escrito por varios médicos, se da a conocer los extensos estudios que se hicieron de la vitamina C y sus resultados. Se sabe ahora que esta vitamina puede prevenir, detener y curar ciertas enfermedades, especialmente las infecciones. Las personas con deficiencia de esta vitamina están más propensas a toda clase de enfermedades. La vitamina C es necesaria para que el cuerpo produzca una sustancia intercelular que mantiene los capilares unidos. Cuando falta esta sustancia, la bacteria o el virus pueden escabullirse y penetrar en el cerebro, usando los espacios intercelulares debilitados por carencia de esta vitamina.

Otro reporte, publicado en el mismo libro (Más allá de los antibióticos), extraído de un artículo presentado en la revista Journal of the American Medical Association (Revista de la Asociación Médica Americana), habla de cómo la vitamina C puede ayudar en el cuidado de los niños. Se hizo el siguiente experimento: Fueron tratados 90 niños que estaban enfermos de tos convulsa (tos ferina). De estos niños, a un grupo se le administró la vitamina C vía intravenosa, a otro grupo se le dio vitamina C vía oral, y el tercer grupo se vacunó con la vacuna tradicional. Los que recibieron la vitamina C, comenzaron una dosis de 500 miligramos diarios, reduciendo cada día 100 miligramos hasta llegar a la dosis diaria de 100 miligramos. Esta dosis de 100 miligramos diarios se mantuvo hasta la recuperación del enfermo. El resultado del experimento fue el siguiente: • Los niños que recibieron la vitamina C vía intravenosa, se recuperaron en 15 días. • Los niños que recibieron la vitamina C, vía oral, se recuperaron en 25 días. ¡Alerta!

33


“La Vitamina Milagrosa”

• Los que fueron vacunados se recuperaron en un promedio de 34 días. Pero quizá lo que más llamó la atención, ¡es que más o menos el 75% de los casos en que la vitamina C comenzó a administrarse a los niños en el estado catarral, la etapa espasmódica fue prevenida totalmente! (Las madres deben tomar nota de esta información). También se ha comprobado que esta vitamina puede prevenir el desarrollo de bacterias causantes de varias enfermedades, tales como la tuberculosis, tétano... Puede también desactivar las toxinas del tétano, disentería, difteria, etc. El doctor Pauling, después de hacer numerosos estudios sobre esta vitamina, llegó a la conclusión que la vitamina C es necesaria para que las células blancas (leucocitos), capturen las bacterias. Cuando las células blancas tienen abundancia de esta vitamina, pelean la batalla defensiva de nuestro cuerpo, pero si carecen de ella, bajan la guardia y el sistema de defensa se debilita. Cuando comienza la gripe, por ejemplo, hay que tomar por lo menos 6.000 miligramos diarios de esta vitamina por algunos días, bajando luego la dosis a 1.000 miligramos diarios. La vitamina C tiene también un efecto directo sobre los anticuerpos (la proteína formada por las células blancas, células B) que hace posible que las defensas del cuerpo reconozcan y destruyan la bacteria. Tomando 1.000 miligramos diarios de la vitamina C, se fortalece el sistema defensivo del cuerpo preparándolo para cualquier ataque del enemigo. Se ha demostrado además, que esta vitamina actúa como un agente antioxidante, anticoagulante, antihistamínico, y como ya dijimos, es también un agente antiinfeccioso. Fortalece el sistema inmunitario (defensivo), estimula la producción de interferón y ayuda a las células blancas en su lucha antibacterial y antiviral. La vitamina C tiene además otros beneficios. Es el más poderoso protector contra los radicales libres (los radicales libres no es un partido político, pero sí es un partido en contra de la salud). Los radicales libres son el “terror” del cuerpo, ya que pueden destruir proteínas, membranas celulares, ADN y contribuyen al envejecimiento y a la creación del cáncer. Los radicales libres son producidos por el cuerpo y se les encuentra también en el ambiente. Pues bien, no hay mejor protector contra estos radicales que la vitamina C. La vitamina C nos protege también del exceso de radiación ultravioleta y de los rayos X. La vitamina C es el arma que usa nuestro cuerpo en la batalla contra las infecciones. La vitamina C es esencial para la formación del colágeno. El colágeno es una sustancia algo gelatinosa que mantiene unidos los tejidos de nuestro cuerpo. La vitamina C contrarresta el daño que produce el cigarrillo. La vitamina C interfiere en la producción de

nuevos virus al intervenir en las células infectadas y acabar con las partículas de virus que pudieran infectar a otras células. El doctor Klenner dice que “el grado de neutralización en una infección de virus, será proporcional a la concentración de la vitamina C en el cuerpo, y a la duración de tiempo que se le haya tomado”. Durante una infección la vitamina C moviliza las “fuerzas armadas” (células blancas) para la lucha contra los invasores. La deficiencia o falta de la vitamina C afecta a casi todas las personas. Los síntomas más comunes cuando falta esta vitamina en el cuerpo, son los siguientes: Infecciones frecuentes, cansancio, pérdida de dientes, encías sangrantes, depresión, irritabilidad... Y aquí viene la pregunta lógica: ¿Qué hacer en caso de un resfriado? ¿Tomar aspirina o vitamina C? La aspirina aliviará el dolor de cabeza (atacará los síntomas). La vitamina C atacará directamente la enfermedad. ALGUNAS RECOMENDACIONES DE CÓMO SACAR MEJOR PROVECHO DE ESTA VITAMINA: 37762. La vitamina C viene en pastillas, en polvo y en líquido. 37763. La vitamina C es ácido. Tomar en líquido o el polvo diluido en agua, será desagradable, especialmente si se trata de dosis alta. 37764. ¿Masticar la pastilla? No, no hay que masticarlas (hay pastillas azucaradas, preparadas especialmente para los niños). Las pastillas hay que tragarlas con agua, sin masticar, porque al masticarlas, el ácido puede corroer el esmalte de los dientes. 37765. Para evitar combinaciones adversas, se debe tomar la pastilla con agua. 37766. No tomar la vitamina C con otras vitaminas o medicina alguna. 37767. Se debe distribuir la dosis para el día si se toma una alta cantidad. 37768. La aspirina reduce la eficacia de la vitamina C, por lo cual, no se deben tomar las dos cosas al mismo tiempo. 37769. La vitamina C no intoxica, aunque se tomen dosis altas. 37770. Para mantenerse en buen estado de salud, una dosis de 1.000 miligramos diarios es recomendable, pero durante una epidemia de gripe, suba la dosis a varios miles de miligramos diarios, y así la enfermedad pasará de largo y no entrará en su habitación. 37771. Ponga en práctica estas recomendaciones. ¡Buena salud!

uuu

¡Alerta!

34


SI YO TUVIERA UN COLEGIO... Dr. Guido Orellana Olmos

A

veces me gusta soñar, como todo el mundo y no sólo cosas de medicina, como a lo mejor pueden imaginarse ustedes, sino también de otras materias, aunque una vez, un amigo me dijo, que a toda persona siempre le afecta lo que se llama “una deformación profesional”, es decir, que aunque piense u opine de otros temas, ajenos a su oficio, siempre ello se verá influido por éste. Puede ser. Por ejemplo, a veces he pensado que me gustaría haber organizado un colegio, diferente a los que hay en casi todas partes y donde estimo que se pierde tiempo en muchas materias que de nada le sirven a uno en el curso de la vida. Claro, que una vez un pedagogo me explicó que no se trataba de enseñar estas cosas porque sí nomás, sino los que habían creado las habituales materias escolares y humanísticas, lo habían hecho con el fin de “enseñar a pensar a los niños y adolescentes” y eso se conseguía haciéndolos memorizar estas variadas materias que constituyen los actuales programas de estudios escolares… Puede ser. No soy experto en este campo, a pesar de haber hecho clases en la Escuela de Medicina en el campo de mi especialidad, es decir de Técnicas Quirúrgicas, que es otra cosa. No obstante, insisto: Si yo hubiera podido formar un colegio, por lo menos, habría incluido como ramos importantes en sus programas de estudio, en la actualidad, los siguientes: para empezar, desde luego, conocimientos prácticos y completos de Computación, ya que todo está actualmente influido por esta técnica. Luego: clases de Natación. ¡Que nadie saliera del colegio sin haber aprendido a nadar! ¿Cuántas vidas se pierden continuamente por este simple descuido? En tercer lugar: un ramo completo de Primeros Auxilios, que dejara capacitado a todo alumno o alumna, para salvar vidas en peligro, en accidentes, en incendios, en asfixias por gas, en intoxicaciones, en atoramientos con un trozo de carne, en peligros de muerte a causa de una herida con graves sangramientos. ¡Mucha gente muere porque no llegan a tiempo los primeros auxilios vitales! Luego, dedicaría todos los años a un ramo que enseñara detalladamente a niños y jóvenes los peligros y consecuencias del consumo de las drogas, del alcohol, del

cigarrillo y cualquier otro tóxico. En la actualidad, éstas son las plagas que más daño hacen a la juventud. Otro ramo al que le daría importancia sería aquel que ilustrara claramente a niños y jóvenes sobre los peligros de las enfermedades venéreas y el SIDA y la forma de cuidarse de ellas. También establecería como ramo tanto o más importante como lo es actualmente Dibujo o Música, el que todo alumno saliera del colegio con su carnet de conducir vehículos motorizados, que bien sabemos hoy son de utilización generalizada. En el campo de las matemáticas daría gran importancia a que los alumnos aprendieran a comprender la importancia que tiene el dinero en nuestras vidas y la forma de bien ganarlo, bien cuidarlo y bien administrarlo, tanto en la práctica como en su manejo contable. Por último les instruiría en el inteligente cuidado de su salud y de los suyos, conociendo la importancia de remedios y tratamientos, como el cuidado de las enfermedades más importantes o comunes… ¡Ven ustedes, finalmente me salió el médico. Deformación profesional! Pero para mí, ¡éste sí que sería un colegio ideal!

¡Alerta!

35


UN LEGADO DE ODIO Dave Hunt

E

s difícil trazar el rastro de Adbeel y Mibsam, pero algunos han asociado a Misma como los Maisaimanes que menciona Tolomeo. Ellos moraron en el desierto y vivieron al nordeste de Medina. La Meca y Medina son las ciudades que más tarde se convirtieron en el centro del Islam. Se encontraban a unos 966 kilómetros al sureste de Israel, en la costa oeste de la península Arábiga. Los historiadores Keil y Delitzsch citan varias fuentes respecto a los lugares de ubicación de las tribus. El nombre de Duma fue retenido en el lugar llamado “Dumat el Jendel”. Al noreste de Duma, se encuentra Massa, Hadar está en la costa oriental de Arabia, entre Bahrain y Omán. El nombre tribal de Tema está preservado en el moderno poblado de Taima o Tayma, el cual está casi al norte de La Meca. Jetur y Nafis vivieron en el territorio este del río Jordán. De Jetur vinieron los itureanos, quienes vivieron en el terreno montañoso del sureste de Siria. Ellos bien podrían ser los progenitores de los modernos drusos. Se dice que es imposible trazar el rastro de la descendencia de Cedema, pero ellos ciertamente moraron en la península Arábiga. Génesis 25:16 usa la frase “por sus villas y por sus campamentos”. Gracias a un estudio exhaustivo ha sido posible ubicar algunos de sus pueblos. El término “villas” es traducido de la palabra hebrea que significa “un arreglo circular de tiendas” o “una ciudad de tiendas”. Esta pala-

bra aptamente describe las villas de tiendas de las tribus beduinas, quienes por milenios han vagado en el desierto en caravanas que transportan mercancías. Es casi una certeza virtual que muchos de ellos son descendientes de Ismael hasta este día.

La ubicación de los hijos de Cetura Pero... ¿Todavía viven en la región algunos de los descendientes de Cetura? Ciertamente, es muy improbable que el linaje de los días patriarcales haya perecido enteramente, que haya sido borrado del escenario tal como argumentan algunos. En lugar de eso, parece más probable que hayan terminado por entremezclarse con las genealogías de los residentes temporales de los milenios pasados. Siglos de comercio y viaje ciertamente han diluido la pureza de los linajes tribales. Pero a pesar de que el linaje original se ha debilitado, indudablemente todavía está presente en el área. En el caso de los hijos de Cetura, cuyo linaje está dado a partir de Génesis 25:1, es bien difícil trazar el rastro de ellos. Algunos han dicho que el primer hijo Zimram, tiene vínculos históricos que lo asocian con una ciudad real al oeste de La Meca, en el mar Rojo. A Jocsán se le asocia con la tribu de Jakish al sureste de Arabia. Medán y Madián han sido tentativamente identificados con ciudades en el golfo Pérsico. A Isbac

II Parte

se le identifica con Shobeck, en el país de los edomitas. Los descendientes de Súa también han sido ubicados en el territorio adyacente al Edom antiguo. De los hijos de Jocsán, a Seba se le vincula con las árabes sabeos, mencionados en Job 6:19. Dedán fue el padre de una tribu de comerciantes árabes, mencionados en Jeremías 25:23. Ambas tribus están mencionadas en el capítulo 38 de Ezequiel. Algunos los han vinculado a los acaudalados jeques petroleros árabes de hoy. A las tribus descendientes de Asurim, Letusim y Leumim, se les asocia con antiguas tribus guerreras que andaban en la vecindad del moderno Bagdad. El rastro histórico de las tribus de Madián, Efa y Efer, es incierto. Pero Hanoc ha sido identificado con una villa al norte de Medina. Se dice que Abida y Elda han estado errantes por Arabia Central.

Esaú odiado por su propio pueblo. Ya mencioné anteriormente que el capítulo 25 de Génesis también cuenta la historia de Esaú, quien despreció el derecho de su primogenitura, vendiéndoselo a Jacob, su hermano gemelo por un plato de lentejas. Se le recuerda como el padre de Edom, la palabra hebrea que traduce “rojo”, símbolo de la sangre y de la guerra. Debe recordarse que el derecho de la primogenitura recayó sobre Jacob, creando con esto ¡Alerta!

36


Un Legado de Odio

una rivalidad perpetua. Comenzó en el vientre de Rebeca y continuó durante la vida de ambos hombres. Su rivalidad continua está en acuerdo perfecto con la tradición árabe de la pugna sangrienta. Jacob era un hombre tranquilo a quien le encantaba la vida del hogar, incluso hasta el punto de aprender a cocinar. Esaú era un hábil cazador, quien gustaba de la vida al aire libre y proveía la carne para la mesa. Cuando Esaú tomó su derecho de primogenitura tan a la ligera, reveló una grave falta de discernimiento espiritual de su parte. Para él la vida era un asunto de éxito en la cacería. Valoraba el trabajo de sus propias manos. Jacob, aunque espiritualmente inmaduro, se le describe en la Escritura como un hombre que peleó y logró obtener tanto el derecho de primogenitura como la bendición que venía a través de Abraham e Isaac. Más tarde su búsqueda fue recompensada con gran madurez de espíritu. Cuando finalmente Esaú se dio cuenta que Jacob había tomado ambos tesoros de él, con lágrimas le rogó a Isaac que de todas maneras lo bendijera. Pero el consuelo que le dio su padre fue bien pobre: “Entonces Isaac su padre habló y le dijo: He aquí, será tu habitación en grosuras de la tierra, y del rocío de los cielos de arriba; y por tu espada vivirás, y a tu hermano servirás; y sucederá cuando te fortalezcas, que descargarás su yugo de tu cerviz. Y aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob” (Gn.27:39-41). Por la historia sabemos que Esaú vivió en conformidad con esta profecía de que viviría por la espada, algo que vemos claramente en todo lo que hemos aprendido sobre la cultura árabe en general. Y me pregunto, ¿será una coincidencia que la bandera actual de Arabia Saudita exhiba una espada? Uno podría objetar que los edomitas no son los árabes. Pero después de tres milenios de matrimonios

mixtos, los árabes de hoy, ciertamente portan algo del linaje de Edom. La profecía de Isaac declara que Edom moraría en las “grosuras de la tierra”. Algunos han notado que en hebreo, este pasaje significa literalmente, “el aceite del suelo”. Se preguntan si acaso esto no será una referencia a la riqueza petrolera de los últimos días. Como he dicho ya en otros mensajes, que el crudo que se bombea del subsuelo es un combustible fósil, un líquido aceitoso bituminoso de origen natural compuesto por diferentes sustancias orgánicas. Ciertamente este bien podría ser el caso. Pero a Esaú o a Edom se le dijo que serviría a Jacob. Esaú inmediatamente y para siempre rechazó esto y su corazón se inflamó con odio por la astucia de Jacob. Juró matar a su hermano gemelo, pero nunca tuvo éxito en su determinación. No obstante, su ansia de venganza marcó el pasado, presente y futuro de Edom. Tal es el aborrecimiento de Dios por Edom que hay un libro entero del Antiguo Testamento dedicado a profetizar su condenación. Dios le encomendó esto al profeta Abdías. Él señala el pecado del orgullo de Edom, al morar como las águilas: “en las hendiduras de las peñas, en (s)u altísima morada” (Abd. 3). Muchos teólogos modernos creen que esto se refiere a Petra, hogar de los edomitas. Incluso, el símbolo de los edomitas es el águila, tal como dijera Abdías al compararlos a las águilas: “Si te remontares como águila, y aunque entre las estrellas pusieres tu nido, de ahí te derribaré, dice Jehová” (Abd. 4). En esta y otras profecías, se ve a Edom tal como será juzgado en el día de Jehová. Esto significa que ante los ojos de Dios, la nación de Edom todavía existe. Y lo mismo es entre los hijos en pugna del desierto. Al ilustrar la diferencia entre la posteridad natural de Dios y sus hijos espirituales, el apóstol Pablo escribió: “Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien

ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), se le dijo: El mayor servirá al menor. Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí” (Ro. 9:10-13). Pero... ¿Por qué aborrecido? El orgullo de Esaú le hizo despreciar con desdén su primogenitura, luego en un intento por volverla a obtener trató de destruir a Jacob, a Israel y a su posteridad. Eso es lo que está tratando de hacer su descendencia hoy. Varios grupos cooperativos entre la Liga Árabe toman turnos para tratar de empujar a Israel hacia el mar. Ya sea por engaños o por ataques directos, ellos tratan de recuperar el derecho de primogenitura perdido. En la Epístola a los Romanos, Pablo cita al profeta Malaquías, quien se refiere al juicio de Dios sobre Esaú y Edom en los últimos días: “Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob, y a Esaú aborrecí, y convertí sus montes en desolación, y abandoné su heredad para los chacales del desierto. Cuando Edom dijere: Nos hemos empobrecido, pero volveremos a edificar lo arruinado; así ha dicho Jehová de los ejércitos: Ellos edificarán, y yo destruiré; y les llamarán territorio de impiedad, y pueblo contra el cual Jehová está indignado para siempre. Y vuestros ojos lo verán, y diréis: Sea Jehová engrandecido más allá de los límites de Israel” (Mal. 1:2-5). En un tiempo Edom fue grande, incluso en su alianza con Roma en la dinastía herodiana del primer siglo. Para disgusto de los judíos, el águila de los edomitas fue incluso colocada sobre el monte del templo. Luego, al igual que Roma, cayó en el descrédito y el linaje de sus líderes se filtró en el Medio Oriente y a través de las naciones. Pero tal como Malaquías profetizó, ellos han regresado para reconstruir los lugares desolados. Su pueblo es parte de la República Árabe ¡Alerta!

37


Un Legado de Odio

Unida, el cual se ve a sí mismo como a la vera de una edad dorada, en la cual el poder una vez fluirá de regreso hacia una gloriosa unión árabe que controle el entero Medio Oriente. Las personas de la fe islámica creen que son los portadores de las bendiciones que Dios le otorgó a Abraham a través de Ismael. Pero, tal como advirtió Malaquías y otros, se encontrarán a sí mismos como objetos de la ira de Dios.

Un Salmo profético El Salmo 83 es una oración para victoria en contra los enemigos de Dios. Describe perfectamente la alineación actual de Edom, Ismael y la descendencia de Cetura: “Oh Dios, no guardes silencio; no calles, oh Dios, ni te estés quieto. Porque he aquí que rugen tus enemigos, y los que te aborrecen alzan cabeza. Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos. Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel. Porque se confabulan de corazón a una, contra ti han hecho alianza las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos; sirven de brazo a los hijos de Lot” (Sal. 83:18). Aquí en una declaración compacta, está la conclusión del asunto. Esta oración clama a Dios por justicia. Sin embargo, hasta el día presente no se ha cumplido. De hecho, sólo se cumplirá plenamente el día de Jehová. Anticipa la fiera destrucción que despejará el camino para el reino terrenal de Dios. Bajo el Islam, las tribus antiguas que por siglos habían sido enemigas de Israel están unidas alrededor de un solo objetivo: eliminar la causa sionista; hacer que Israel deje de existir. En este Salmo vemos a los hijos de Esaú, Ismael, Cetura y Agar, incluso a la nación de Gebal, los antiguos habitantes de Líbano, en-

trar en la riña. Amón, las tribus del este del Jordán y Amalec, el hijo de Esaú; también se unen al pacto general para destruir a Israel. Los filisteos, el pueblo antiguo del mar Mediterráneo, y la legión de los últimos días de esos reunidos bajo el estandarte de la Organización de Liberación Palestina, claman por la derrota de Israel, incluso mientras pretenden hacer la paz. Hoy, “los habitantes de Tiro” están constituidos por un grupo de terroristas y brigadas de malhechores, bajo la protección de Irán y Siria. La especialidad de ellos es la guerrilla cobarde que ataca y huye. Ellos también han aceptado el mito del pacto antiguo... uno que dice que fue Ismael, quien junto con Abraham fundó la causa religiosa en La Meca. Asur, Asiria, ya no existe como una nación separada. A pesar de todo, su progenie sigue prosperando. Abarca los pueblos del valle de Mesopotamia, Siria, Iraq y Jordania. Finalmente están “los hijos de Lot”. Recordarán que las dos hijas de Lot tuvieron hijos de su padre. La mayor tuvo un hijo a quien llamó Moab. El hijo de la más joven fue Amón. Sus países respectivos estaban vagamente interconectados con la región noroccidental de la península Arábiga. Fue a través de este territorio que los hijos errantes de Abraham pasaron en su camino hacia el corazón del vasto desierto árabe. Hoy, estos hijos desheredados claman por venganza y dominio en el Medio Oriente. Exigen por la fuerza el territorio que Dios le dio por pacto a Abraham.

La lucha de sangre continúa Pero irónicamente, de acuerdo con estudiantes de la cultura árabe, incluso aunque parecen dominar la región números abruptos, la lucha interna entre las tribus árabes continúa con ímpetu que cobra impulso. Rappael Patai, dice en el libro La mente árabe: “De acuerdo con la tradición, uno de los dos ancestros originales (de los árabes) fue Qahtan, progeni-

tor de todas las tribus del Sur de Arabia, y el otro fue Adnan, ancestro de todas las tribus del norte de Arabia. Esta tradición de la división de los árabes, en una porción norte y sur es definitivamente pre-islámica. Procopio, el historiador bizantino del siglo VI se refiere a eso. Había una confederación de tribus preislámicas llamada Qahtan o Yaman, que significa sur, y las tribus de Qahtan todavía ocupan un área considerable al sur de La Meca. Yaman o Yemen, en la esquina sur occidental de la península Arábiga, es considerada el hogar original de todas estas tribus del sur. Genealogistas eruditos árabes identificaron a Qahtan con el Jocsán bíblico de Génesis 10:25, un hijo de Eber (en árabe Abar), y a Adnas como el hijo de Ismael, hijo de Abraham. Ya que en la tradición genealógica árabe entre más antiguo es el árbol genealógico de una familia, más noble es, Qahtan, quien fuera la quinta generación después de Noé es más noble que Adnas, quien era la décima segunda generación después de Noé. De tal manera que los Qahtan o las tribus del norte son consideradas la fuente de origen árabe más antigua, mientras que el más joven, Adnas o las tribus del norte se les conceptúa simplemente como medio árabes”. Hoy, existe un conflicto entre estos dos grupos y todas las partes del mundo árabe. Están unidos sólo hasta el grado de su acuerdo en la necesidad de destruir a Israel. La lucha y la guerra entre ellos mismos es algo tan innato que se considera un arte de altura. Cuán irónico es sugerir que Yoqtan, es realmente Jocsán, el hijo de Abraham que tuvo Cetura. Génesis 25:3 dice que fue padre de Seba y Dedán, las tribus de Arabia central. De tal manera, que es bien posible, que sin darse cuenta, los árabes reconozcan que sus orígenes provienen tanto de Agar como de Cetura: Adnas por Ismael, a través de Agar, y Qahtan de Jocsán, a través de Cetura. Nadie puede determinar estas genealogías por seguro. Pero la Biblia habla proféticamente de todas sus casas como si existieran en los últimos días. ¡Alerta!

38


Un Legado de Odio

Incluso Seba y Dedán están involucrados en el ataque ruso al Medio Oriente, tal como está dado en Ezequiel 38:13. Y no puedo dejar de pensar: ¿Es la pregunta de ellos, “¿Has venido a arrebatar despojos?”, un reconocimiento de que el ataque desde el norte es el principio del fin? En el día de Jehová, los enemigos árabes de Israel serán aniquilados junto con los conspiradores internacionales. Los hijos de Agar, Cetura y Rebeca, a través de Esaú se verán finalmente obligados a someterse al gobierno de Israel, tal como fuera profetizado hace varios milenios. De tal manera, que en respuesta a la pregunta que planteáramos al comienzo de esta serie de mensajes, los 12 hijos de Ismael, son de hecho los enemigos modernos de Israel. Pero son sólo una parte de una familia fragmentada que un día futuro se reconciliará.

La realidad Lo que debemos tener bien presente, es que hay una lucha real que se originó casi desde el principio de la humanidad, lucha que ahora ha involucrado a Estados Unidos por ser aliado de Israel. Pero nuestra guerra no es contra carne y sangre: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Ef. 6:12,13). Debemos mirar más allá de la carnicería que tuvo lugar meses atrás y el legado de odio que ahora se extiende a las playas, comunidades y familias en Norte América. Tratemos de poner todo esto en una perspectiva bíblica. Reconozcamos que se trata de una guerra religiosa, un conflicto abierto y sangriento por la posesión de un estado, ¡el estado de Israel! Cada nación sobre el planeta, con excepción de una, está en la ac-

tualidad ocupando su lugar geográfico como resultado de una conquista. Sólo existe un país en la tierra que posee el título legítimo a ocupar un territorio, título que le fue otorgado por el propio Dios. Esa nación es Israel. Es increíble que sea este derecho que tiene Israel a ocupar su territorio, lo que haya desatado el conflicto actual que ocasionó la muerte de hombres, mujeres y niños inocentes, aunque esto sólo ha sido el principio. El territorio involucrado no pertenece a la OLP (Organización de Liberación Palestina) a pesar de que el señor Clinton permitió que esta banda de asesinos fuesen los principales negociadores de la causa Palestina. Tampoco es propiedad de las Naciones Unidas. ¡Ese estado en particular es el tema específico de los juramentos más sagrados pronunciados por el propio Dios! Dios se sintió complacido al hacerlo, mientras que Abraham quedó sumido en un sueño profundo. Fue Dios quien hizo el compromiso: “En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates” (Gn. 15:18). Cuando las personas hablan de la Banca de Occidente, me gustaría preguntarles, a cuál río tienen en mente, ¡al Jordán o al Éufrates! Este territorio es la raíz del asunto detrás del terrorismo contra Israel y contra Estados Unidos. El reducir los límites de Israel no solucionará el problema. El problema no es el tamaño de Israel, sino la presencia de los judíos. El Islam considera a Israel como un simple títere de Estados Unidos. Creen que si pueden destruir al dueño, podrán destruir a la marioneta. Pero no se equivoque: el Islam no sólo está contra el judaísmo, sino contra los cristianos. Después del ataque a Estados Unidos, los niños en las calles repetían el estribillo: “Hoy viernes, mañana sábado, luego el domingo”. El viernes es el día sagrado de los musulmanes, el sábado el día de reposo

judío y el domingo el día en que los cristianos adoran. Esa es su agenda y eso es lo que le inculcan a los niños desde el principio. Es imperativo que todos comprendan cuál es la realidad que hay detrás del Islam. Con los recursos que ahora tienen a su disposición, no se puede ignorar la agenda de ellos. Necesitamos reconocer que detrás del legado de odio hay una guerra espiritual que ahora trata de envolver a nuestras propias comunidades. Necesitamos reconocer la naturaleza bíblica del conflicto en el Medio Oriente. Es tiempo de ser diligentes y escudriñar por nosotros mismos las Escrituras, tal como hicieron los bereanos: “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hch. 17:11). También debemos reconocer que este siglo XXI está destinado a ser dramáticamente diferente a todo lo del pasado. Los eventos ocurridos el 11 de septiembre son sólo el principio. Las amenazas no se limitarán a la logística de secuestrar aviones. La siguiente amenaza contra la seguridad nacional llegará en forma de armas bioquímicas. Estas tecnologías emergentes son el sueño de los terroristas: son baratas, pueden ser propagadas fácilmente en las áreas metropolitanas y es casi imposible resguardarse contra ellas. También hay informes de que Osama bin Laden y otros grupos radicales islámicos, ahora están en posesión de artefactos nucleares. Los expertos asimismo anticipan la posibilidad de ataques nucleares, lo único que no sabemos es cuándo será. El siglo XX fue el siglo más sangriento de la historia humana, y esta década ciertamente no va a estar caracterizada por paz y seguridad. Además, las medidas rigurosas que se han instituido por razones obvias de seguridad, serán seriamente infringidas y reducirán la libertad de los norteamericanos. La buena noticia en medio de ¡Alerta!

39


Un Legado de Odio

todo, es que las personas están más abiertas haciendo preguntas como nunca antes. Las prioridades de todos están siendo drásticamente reexaminadas y revisadas. La oportunidad para testificar de Cristo y proveer una perspectiva bíblica de lo que está ocurriendo, no tiene precedentes. Pero debemos estar preparados. Dios dijo por medio del profeta: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio...” (Os. 4:6). Verdaderamente nos encontramos en guerra y el capítulo 6 de Efesios enumera nuestro inventario de armas y nos ordena a que nos pongamos la armadura de Dios: “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ce-

ñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Ef. 6:13-18). Tenemos que ponernos toda la armadura de Dios, no sólo esas piezas que nos gustan. Es tiempo de saber en qué creemos y por qué lo creemos. Debemos tener respuestas para las preguntas más críticas de la vida. Si usted no está ejercitando sus dones espirituales, está defraudando al cuerpo de Cristo. ¡El tiempo de la siega puede ser mucho más corto de

lo que pensamos! El 11 de septiembre la vida de todos dio un giro de 180 grados, pero habrá muchos cambios más. Necesitamos poner en orden nuestras prioridades y nuestro recurso más importante es el tiempo. Oremos como el Salmista: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría” (Sal. 90:12). Continuemos movilizando nuestra artillería más pesada, la oración. Oremos por las familias afectadas, por el presidente y las personas en autoridad en Estados Unidos, para que Dios les otorgue discernimiento en las decisiones que adopten y en sus compromisos, por los pastores, ministros y cristianos en general, para que aprovechen esta gran oportunidad que tienen delante de sí, pero sobre todo oremos por Israel y Jerusalén.

uuu

¿Qué le parece un “Taller de reparación de maridos chatarra”? Creo que muchas esposas leerían con gran cuidado. Pero como este anuncio parecería algo así como un taller mecánico, donde arreglan automóviles, traería cierta confusión. He aquí un posible diálogo entre una esposa cuyo esposo “no funciona bien”, con este “centro de reparación de esposos arruinados”. ¡Hola!… ¿es el taller que repara al marido arruinado? Sí, señora, en qué le puedo ayudar. Bueno, quisiera ver si pueden reparar al mío. Y… ¿qué le pasa?, ¿me puede decir en qué falla? Bueno… yo no entiendo los términos que se usan para el caso de problemas con un vehículo. No, no se preocupe señora, use los mismos términos que se usa para el automóvil. A veces es el problema de “transmisión”. Esto quiere decir que su esposo no “transmite” bien sus requerimientos o deseos. Otras veces el problema es de arranque, y esto significa cuando su esposo demora en arrancar y se queda dormido en lugar de ir a trabajar. También se suele decir que el problema es de la caja de cambios. Esto significa que su esposo, si “no cambia” su “caja (que ya está pobre) quedará vacía”. También suele haber problemas con el

“caño de escape”. Es cuando su esposo quiere escaparse de Ud. o verla no muy cerca de él. Se habla también del “cigüeñal”, y esto quiere decir que Ud. ya no quiere que la “cigüeña” le traiga a otro más, además de los que ya tiene, pero su esposo cree que sí, que está bien que la cigüeña venga. Es probable también que haya problemas con el “volante”, porque se “volaron” todas las expectativas románticas de ambos. ¿Me entiende, señora? Sí… creo que sí, pero ahora me doy cuenta que él acusa prácticamente todos estos problemas… Pero… ¿desde cuándo las cosas están así? Bueno, cuando terminó la luna de miel… ¿Y cuánto tiempo, después de casados, terminó la luna de miel? Bueno… dentro de un mes… ¿Y desde entonces están con todos estos problemas? Bueno, sí, pero si puede ayudarnos, me gustaría dejarlo en su taller esta mañana cuando vaya al trabajo, y luego, a eso de las 4:30 de la tarde pasaré para recogerlo. Está bien, señora, y no olvide que son $ 180.oo, siempre y cuando el caso de su esposo sea reparable, de lo contrario, tendrá que enviarlo a un “Consejero Profesional” o un “Psicólogo cristiano…” Pero… esos cobran mucho, ¿y no tienen Uds. algún servicio de reciclaje, como se hace con los diarios, las latas de gaseosas, los automóviles viejos, etc…? No, no señora, no tenemos por ahora, pero ya se está trabajando en algunos países más avanzados para evitar que los esposos que no funcionan bien creen tanta polución ambiental… ¡Alerta!

40


Las Profecías más notables

SOBRE EL MESÍAS

y sus cumplimientos

D

Pastor José A. Holowaty

os de las pruebas más grandes e indiscutibles de la inspiración de la Biblia, son la exactitud y precisión de sus profecías. Las profecías cumplidas, es uno de los instrumentos más poderosos para abrirle los ojos al pueblo judío de la realidad de que Cristo es el Mesías verdadero de Israel. Cuando Jesús vino la primera vez lo hizo como el Siervo Sufriente, cumpliendo así con el capítulo 53 de Isaías. Dios a su vez, preparó el escenario de la historia del mundo a través del Imperio Romano. Roma controlaba el Medio Oriente y la profecía estaba cumpliéndose. Se ordenó un censo que hizo que María y José se trasladaran a Belén en cumplimiento de esta profecía: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad” (Mi. 5:2). Herodes luego dictó un decreto para asesinar a todos los niños de dos años y menores, lo cual hizo que María y José junto con el niño se trasladaran a Egipto, “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo” (Os. 11:1). Después de la muerte de Herodes, ellos regresaron a Nazaret y se cumplió así esta otra profecía: “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces” (Is. 11:1). Dios meticulosamente arregló las circunstancias en el Medio Oriente, para que se cumpliera su Palabra profética. La propia historia se yergue como un completo testimonio de la soberanía y poder de Dios. Sin duda alguna, Jesús es la persona más controvertida en la historia. Su vida comenzó con la controversia de su nacimiento virginal y finalizó 33 años después con el increíble reclamo de que resucitó de entre los muertos el tercer día, después de expirar sobre la cruz. Jesús comenzó su ministerio al convertir el agua en vino en las bodas de Caná: “Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él” (Jn. 2:11). Más tarde causó aún mucho más controversia con las sanidades milagrosas que realizó, incluyendo el milagro de hacer que un ciego viera. El profeta de la antigüedad había dicho que abriría “los ojos de los ciegos” (Is. 42:7). Hasta ese momento en la historia, nadie había sanado a un ciego de nacimiento. Para los líderes religiosos de Israel este milagro

era una identificación absoluta de que Jesús era el Mesías. “Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento... Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo” (Jn. 9:1,6,7). La forma milagrosa como sanó a tantas personas afligidas por enfermedades. El cumplimiento de docenas de profecías mesiánicas, su muerte sobre la cruz y su increíble resurrección de entre los muertos, polarizó a la sociedad judía. Mientras muchos lo reconocieron como el Hijo de Dios, una gran mayoría rechazó violentamente sus reclamos de que era el Mesías verdadero, igual a Dios. Su reclamo de que era el Hijo de Dios desencadenó el movimiento religioso más grandioso en la historia humana. Han transcurrido ya 2.000 años, y más de 1.000 millones de personas a través del mundo adoran a este humilde maestro de Galilea como Rey de reyes y Señor de señores, el Hijo de Dios. Los seguidores de Cristo se encuentran en cada nación sobre la tierra, en cada cultura, idioma y profesión. Más del 20% de la población mundial, desde labriegos en Sudán hasta profesores brillantes y educados de Oxford, son cristianos dedicados y creen que Jesús es el Hijo de Dios y que el registro del Evangelio es fidedigno. Al mismo tiempo hay millones en el mundo que rechazan a Jesús y a la Biblia. Muchas personas simplemente no pueden creer lo que dicen los evangelios acerca de su nacimiento virginal, sus milagros y lo más importante de todo, su resurrección de entre los muertos. Sin embargo, son cientos las profecías cumplidas que corroboran que Jesús es el Mesías, a continuación permítame citarle algunas de estas profecías más notables y su cumplimiento... 1. La simiente de la mujer Esta profecía fue dada aproximadamente en el año 4004 A.C.: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya, ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Gn. 3:15). Y dice Gálatas 4:4 sobre su cumplimiento: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a ¡Alerta!

41


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley”. También I Juan 3:8: “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”.

miento de Jesús, Judá había sido despojado de él, e Israel era sólo una provincia romana. Ese cetro le fue restituido al nacimiento de Jesús en Belén.

2. La promesa del Mesías dada a Abraham Abraham recibió esta promesa aproximadamente en el año 1872 A.C.: “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz” (Gn. 22:18). Y dice la Biblia respecto a su cumplimiento: “Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham” (He. 2:16). “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa” (Gá. 3:29).

6. Tiempo Profetizado por Daniel El profeta Daniel registró esta profecía en el año 537 A.C.: “Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario” (Dn. 9:26). La misma tuvo así su cumplimiento: “Mas Jesús, dando una gran voz, expiró” (Mr. 15:37).

3. La promesa del nacimiento de Isaac y por ende del Mesías Fue dada aproximadamente en el año 1898 A.C.: “Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia” (Gn. 21:12). Y dice Hebreos 11:17-19 sobre su cumplimiento: “Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir”. 4. Pasó a Jacob y Judá Jacob recibió esta promesa alrededor del año 1760 A.C.: “Y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente” (Gn. 28:14). Y tuvo así su cumplimiento: “Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá...” (Mt: 1:2). “Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá” (He. 7:14). 5. El Mesías vendría en el tiempo designado Dios le confió esta profecía a Jacob, aproximadamente en el año 1689 A.C.: “No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos” (Gn. 49:10). Y tuvo así su cumplimiento: “Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado... Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba en cinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón” (Lc. 2:1,4-7). El cetro, es símbolo de gobierno. Para el tiempo del naci-

7. Promesa a David Esta promesa la recibió David alrededor del año 1042 A.C.: “Yo levantaré después de tí a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino” (2 S. 7:12). También fue confirmada por medio de Jeremías en el año 599: “Levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey... y hará juicio y justicia en la tierra” (Jer. 23:5). Y fue así como se cumplió: “De la descendencia de éste, y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel” (Hch. 13:23). “... Nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos” (Ro. 1:3,4). 8. Nacido de una Virgen Isaías registró esta promesa aproximadamente en el año 742 A.C.: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Is. 7:14). Y nos dice Mateo: “Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo” (Mt. 1:18). 9. Nació en Belén de Judea El profeta Miqueas dijo en el año 710 A.C.: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad” (Mi. 5:2). Mas declaró Mateo 2:1 que: “... Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes”. 10. Grandes Personajes Vinieron a Adorarle Como decía esta profecía de Salomón: “Los reyes de Tarsis y de las costas traerán presentes; Los reyes de Sabá y de Seba ofrecerán dones” (Sal. 72:10). He aquí su cumplimiento: “Vinieron del Oriente a Jerusalén unos magos... venimos a adorarle... Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra” (Mt. 2:1, 2, 11). ¡Alerta!

42


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

11. Entrada al Templo Profetizó Hageo por el año 520 A.C.: “Y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos... La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera... y daré paz en este lugar” (Hag. 2:7, 9). Asimismo dijo Malaquías en el año 397 A.C.: “Y vendrá súbitamente a su templo el Señor...” (Mal. 3:1). Leemos sobre su cumplimiento en Lucas 2:27: “Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer con él conforme al rito de la ley”. También en Mateo 21:12: “Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas”. 12. Su llegada estaría precedida por Juan el Bautista Dijo el profeta en el año 397 A.C.: “He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí” (Mal. 3:1). Leemos en Lucas 1:17 sobre Juan el Bautista: “E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto”. 13. Sería ungido por el Espíritu Santo Esta profecía la encontramos en Salmo 45:7: “Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros”. E Isaías profetizó en el año 713 A.C., con respecto al Mesías: “Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová...” (Is. 11:2). Luego en el año 698 A.C., dijo otra vez Isaías: “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel” (Is. 61:1). Y éste fue su cumplimiento: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él” (Mt. 3:16). “Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida” (Jn. 3:34). “Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret...” (Hch. 10:38). 14. Un Profeta como Moisés Dijo Dios por medio de Moisés en el año 1451 A.C.: “Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará el Señor tu Dios; a él oiréis” (Dt. 18:15). Y así fue su cumplimiento: “Y él envió a Jesucristo, que os fue antes anunciado... Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas

las cosas que os hable” (Hch. 3:20,22). 15. Su ministerio público En el año 698 A.C., Isaías dio esta profecía respecto al ministerio del Mesías: “... Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová...” (Is. 61:1,2). Esta profecía se cumplió, cuando el Señor Jesucristo, “enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos. Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos” (Lc. 4:15-18). 16. Su ministerio en Galilea En el año 740 A.C., el profeta Isaías dio esta profecía: “... En Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos” (Is. 9:2). Aproximadamente en al año 27 de nuestra era, “Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea... El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció... Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mt. 4:12,16,23). 17. Su entrada pública en Jerusalén El profeta Zacarías registró esta profecía en el año 487 A.C.: “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zac. 9:9). Su cumplimiento tuvo lugar en el año 33 de la era cristiana: “Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, Manso, y sentado sobre una asna, sobre un pollino, hijo de animal de carga” (Mt. 21:5). 18. Su condición humilde Dijo Isaías por inspiración divina en el año 712 A.C.: “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos” (Is. 53:2). Los evangelistas dijeron, que los judíos decían de Jesús: “¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él” (Mr. 6:3). ¡Alerta!

43


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

También dijo Jesús de sí mismo: ”Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza” (Lc. 9:58). 19. Mansedumbre sin ostentación exterior Isaías dijo del Mesías en el año 712 A.C.: “No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles” (Is. 42:2). Mateo lo confirmó: “Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen... No contenderá, ni voceará” (Mt. 12:15,16,19a). 20. Exhibiría ternura y compasión Dijo Isaías en el año 712 A.C.: “Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas” (Is. 40:11). “No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia” (Is. 42:3). Su cumplimiento tuvo lugar así en el año 31 de la era cristiana: “Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos... La caña cascada no quebrará” (Mt. 12:15,20). 21. Haría milagros Dijo asimismo el profeta en el año 712 A.C.: “Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo...” (Is. 35:5,6). Y... “Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio” (Mt. 11:4,5). “Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre. Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía. Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias” (Mt. 8:14-17). “Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, y a los gentiles anunciará juicio. No contenderá, ni voceará, ni nadie oirá en las calles su voz. La caña cascada no quebrará, y el pábilo que humea no apagará, hasta que saque a victoria el juicio. Y en su nombre esperarán los gentiles”. (Mt. 12:15-21).

22. Sin engaño Isaías dijo en el año 712 A.C.: “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca” (Is. 53:9). Pedro, refiriéndose al Señor Jesucristo, dijo en el año 60 de la era cristiana: “El cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca” (1 P. 2:22). 23. Soportó reproches El Salmista registró esta profecía: “Y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí” (Sal. 69:9). Pablo dijo en el año 63 de la era cristiana: “Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí” (Ro. 15:3). 24. Fue rechazado por sus hermanos Como dijo el Salmista: “Extraño he sido para mis hermanos, y desconocido para los hijos de mi madre” (Sal. 69:8). Y así fue su cumplimiento: “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron” (Jn. 1:11). “Y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces. Porque ni aun sus hermanos creían en él” (Jn. 7:3,5). 25. Lo odiaron El Salmista dijo anticipadamente: “Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa; se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen sin tener por qué...” (Sal. 69:4). Dijo también Isaías en el año 712 A.C.: “Así ha dicho Jehová, Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las naciones, al siervo de los tiranos...” (Is. 49:7). Dijo el Señor Jesucristo de sí mismo: “Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre. Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron” (Jn. 15:24,25). 26. Fue repudiado por los líderes judíos Así fue profetizado en el libro de Salmos: “La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo” (Sal. 118:22). “Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo. El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos?” (Mt. 21:42,43). 27. Tanto judíos como gentiles estuvieron en su contra Como dice el libro de Salmos: “Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos ¡Alerta!

44


Las Profecías más notables sobre el Mesías y sus cumplimientos

contra Jehová y contra su ungido...” (Sal. 2:1,2). Y afirma Hechos 4:27: “Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel” (Hch. 4:27). 28. Fue traicionado por un amigo Esta profecía está anticipada en el libro de Salmos: “Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar” (Sal. 41:9). Y dijo el Señor Jesucristo: “No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido; mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar... Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu, y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar” (Jn. 13:18,21). 29. Sus discípulos lo abandonaron Dijo Zacarías en el año 487 A.C.: “... Dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas; y haré volver mi mano contra los pequeñitos” (Zac. 13:7). Y esto fue lo que escribió el evangelista: “Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron” (Mt. 26:56). 30. Sería vendido por treinta piezas de plata Dijo Zacarías en el año 487 A.C.: “Y les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata” (Zac. 11:12). Dijo Judas, para que esta profecía tuviera cumplimiento: “Y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata” (Mt. 26:15). 31. Su Precio se usó para comprar el Campo del Alfarero El profeta Zacarías anticipó esta profecía en el año 487 antes de la era cristiana: “Y me dijo Jehová: Echalo al tesoro; ¡hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Jehová al tesoro” (Zac. 11:13). Dice Mateo 27:3,7: “Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos... Y después de consultar, compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros”. 32. Fue afligido Miqueas registró en el año 710 A.C.: “Rodéate ahora de muros, hija de guerreros; nos han sitiado; con vara herirán en la mejilla al juez de Israel” (Mi. 5:1). Mateo declaró: “Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza” (Mt. 27:30).

33. Lo escupieron y escarnecieron Isaías lo anticipó en el año 712 A.C.: “Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos” (Is. 50:6). Leemos en Marcos 14:65: “Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de bofetadas”. “Así que, entonces tomó Pilato a Jesús, y le azotó” (Jn. 19:1). 34. Fue clavado en la Cruz Dijo el Salmista: “Porque perros me han rodeado; me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos y mis pies” (Sal. 22:16). Y esto se encuentra registrado en los evangelios: “Y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio” (Jn. 19:18). “Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré” (Jn. 20:25). 35. Dios le abandonó El Salmista profetizó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Sal. 22:1). Este fue su cumplimiento: “Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mt. 27:46). 36. Fue objeto de burla Como dijo el Salmista: “Todos los que me ven me escarnecen; estiran la boca, menean la cabeza, diciendo: Se encomendó a Jehová; líbrele él; sálvele, puesto que en él se complacía” (Sal. 22:7,8). Y siglos más tarde tuvo así su cumplimiento: “Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza... Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él” (Mt. 27:39,44). 37. Le dieron a beber hiel y vinagre La Escritura anticipó: “Me pusieron además hiel por comida” (Sal. 69:21). Y a Jesús: “Le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo” (Mt. 27:34).

•Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

45


¿QUÉ SEÑALES SON ESTAS? Roger Oakland

¡L

as señales y los prodigios están manifestándose en el mundo! ¿Son genuinos? ¿O se trata acaso, de las señales y prodigios que el Señor Jesucristo dijo que precederían su segunda venida? Si tales señales son de Dios, ¿quién desearía estar en contra de ellas? Pero si son un engaño, ¿quién quiere estar a favor? Cualquier intento por responder estas preguntas, naturalmente provoca gran controversia. La Biblia hace esta declaración en Romanos 16:17: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones...” La Escritura también enseña que la unidad en el cuerpo de Cristo es muy importante. Pero... ¿Cuál es la definición bíblica de unidad? ¿Puede el cristianismo basarse en ideas falsas, error, engaño o señales y prodigios mentirosos? ¿Qué declara la Biblia? ¿Debemos pasar por alto lo que enseña la Palabra de Dios a fin de fabricar una unidad falsa en el nombre de Cristo? ¿Acaso la unidad de los cristianos no debe fundarse siempre en la verdad? Mientras quienes cuestionan el ecumenismo, son a menudo catalogados como divisionistas y de mente estrecha, la Biblia nos ordena que presentemos la Palabra de Dios con mucho cuidado. Aunque a menudo me han acusado de divisivo, algunas veces me he preguntado si no será acaso que me mal interpretan. Lea Romanos 16:17 en su entero contexto para que así tenga el cuadro completo. Pablo escribió: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los

que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos”. Según las palabras de Pablo, quienes causan división son los que predican cosas contrarias a lo que enseña la Palabra de Dios. Antes de escribir este comentario le pedí a Dios que me ayudara. No estoy buscando más controversia, sin embargo, ¿qué debe hacer cuando vea encubierta una tendencia de esas que nos advierte la Biblia? ¿Qué hará al escuchar cuando alguien dice “Estas son las señales y los prodigios anticipados que están preparando el camino para la venida de Jesús?” Es obvio que uno de los dos puntos de vista está equivocado. Si estas señales son de Dios, el advertir a las personas en contra de ellas sería algo blasfemo. Pero si son falsas, entonces las consecuencias son muy serias y muchas personas podrían sucumbir al engaño. Quienes apoyan las señales y prodigios están convencidos que están en lo correcto. “¿Quién es usted... ”, le increpan, “para atreverse a decir que estamos equivocados?” O... “Es antibíblico que esté atacando a un pastor tan conocido o a un evangelista famoso. ¿Y qué de esas personas que han sido resucitadas de entre los muertos? ¿Acaso Jesús no dijo que podríamos hacer lo mismo que Él hizo? ¿Se atreve a decir que las ‘señales y los prodigios’ no seguirán a la predicación del Evangelio?” ¿Por qué alguien iba a ser tan atrevido de hablar en contra de un avivamiento? ¿Está usted más

interesado en escatología que en la verdad? O como algunos de mis críticos han dicho: “No asombra que esté sufriendo tanto y que su hijo haya muerto en un accidente, es culpable de haber blasfemado en contra del Espíritu Santo”. Sí, he tenido que escuchar todas esas preguntas y acusaciones. Las personas me escriben o me llaman a diario. Un hermano me dijo: “El mundo entero está acercándose a Cristo, así lo crea o no. Si no deja de hacer lo que está haciendo, le anticipo que Dios va a sacarlo de este mundo”. Yo tomo todos estos reclamos con seriedad. Porque... ¿Quién desea blasfemar contra Dios? ¿Quién desea ser personalmente responsable por abstenerse de participar en un genuino despertar espiritual? Esto es algo muy serio. Si quienes me critican están en lo correcto, estoy equivocado y sólo soy un instrumento del diablo. Así como sé muy bien que el infierno es un lugar real, no deseo ir allí ni tampoco quiero que nadie vaya.

El milagro de Nigeria Si usted no ha oído hablar todavía acerca del “Milagro de Nigeria”, por seguro oirá. Los cristianos en todo el mundo están comentando sobre los “avivamientos” más maravillosos en la historia. Las personas se están reuniendo en el nombre de Cristo, por cientos de miles y muchos dicen que, “Las señales y los prodigios están siguiendo a la predicación del simple Evangelio”. ¡Alerta!

46


¿Qué señales son estas

¿Será esto el gran avivamiento del “Movimiento del Vino Nuevo” que se había pronosticado? ¿O será posible que el mundo esté preparándose para el gran engaño final mencionado en la Biblia? Un artículo titulado “Venga y reciba su milagro” publicado por la revista Christianity Today del 5 de febrero de 2001, escrito por Corrie Cutrer y Obed Minchakpu, provee una perspectiva interesante sobre el “avivamiento” en Nigeria. El parágrafo inicial dice: “Las curaciones en masa llevadas a cabo por el evangelista alemán Reinhard Bonnke y las cruzadas evangelísticas están estableciendo récords, pero los misioneros de profesión dicen, que la calidad de los discípulos, no la cantidad de la multitud, es la clave para alcanzar a los nigerianos”. Mientras es aparente que las “reuniones milagrosas” atraen grandes multitudes, no todos los que creen en milagros se sienten impresionados por el estilo de Reinhard Bonnke. A las reuniones de Bonnke asisten a menudo más de 500.000 personas. En una ocasión, él gritó: “Jesús es el Salvador de Nigeria. Toda Nigeria va a ir al cielo”. Mientras las grandes multitudes son una fuerte indicación de que muchos se sienten atraídos por las reuniones, ¿cuántos de los que atienden comprenderán el mensaje del Evangelio? ¿Están guiando a las multitudes hacia Jesús como Salvador, o simplemente las atraen con los milagros asociados con su nombre? A pesar de que el señor Bonnke puede que sea sincero en su objetivo de ver a toda Nigeria salva, existe la posibilidad de que esté engañado. Asegura que cuando era un joven misionero en Losotho, Suráfrica, el Espíritu Santo le dio una visión. Según Bonnke, vio al entero continente africano lavado en la sangre de Jesús. La revista Charisma de mayo 2002, también ayuda a comprender la naturaleza del avivamiento en Nigeria. Aunque es cierto que se

están celebrando reuniones masivas y que cientos de miles asisten a ellas, es necesario probar el estilo de los líderes. Según un artículo titulado El milagro de Nigeria, los observadores dicen que Dios está levantando un ejército para evangelizar el continente. La idea de que se está levantando un ejército no es nada nuevo. En 1948 el Movimiento de la Lluvia Tardía en North Battleford Saskatchewan, clamó por un ejército de creyentes llenos de poder, el cual se conoce a menudo como el Ejército de Joel. Incluso se hizo una predicción de que el mundo entero sería cristianizado por estos poderosos soldados de Dios. A pesar de que el ejército permaneció en la clandestinidad por un tiempo, ha regresado de nuevo con todo su poder. Incluso la revista Charisma trata de agregar una palabra de advertencia. Dice en una declaración: “Mientras las iglesias en Nigeria están creciendo, muchas de ellas están predicando un mensaje importado centrado en el dinero. Lo tomaron prestado de Estados Unidos”. Un comentario adicional confirma que existe preocupación: “No cabe duda que Nigeria ha sido un territorio fértil para el mensaje norteamericano de fe. Las enseñanzas sobre sanidad y prosperidad de Kenneth Haggin, están disfrutando de amplia circulación en Nigeria desde los años 1970, en parte por medio de la influencia del líder nigeriano de la megaiglesia Benson Idahosa. Kenneth Copeland, Jerry Savelle, John Avanzini y muchos otros predicadores especializados en el mensaje de la prosperidad, tienen multitudes gigantescas de seguidores en el país africano”, agrega. Mientras quienes apoyan el movimiento de “las señales y prodigios” en Nigeria aseguran que Dios está obrando, hay otros que sospechan del “avivamiento” y dicen que bien puede estar contaminado con el error. Declaran que muchos pastores “han adoptado” el modelo norteamericano de celebración

cristiana, el cual ha sido abrazado ansiosamente por la cultura patriarcal africana la que vive fascinada con la adoración de héroes. Las personas no siguen a Dios, sino a sus líderes. Un vocero declaró: “Sé de iglesias en donde no oran por usted ante el altar, a menos que primero dé dinero. Enseñan que primero se debe dar la semilla de dinero, a fin de recibir cualquier clase de bendición”. Después de leer el artículo en la revista Charisma acerca del gran Milagro en Nigeria, transcurrió cerca de una semana cuando fui de visita a Fort Worth, Texas. Viajando en dirección al lugar donde predicaría el mensaje dominical, pasamos frente a una iglesia gigantesca llamada la Iglesia de John Avanzini. A pesar de que se trataba de un complejo gigantesco, sólo había unos pocos automóviles en el estacionamiento. Cuando pregunté cuántos atendían a los servicios del domingo por la mañana, me contestaron que sólo eran unos pocos. Me dijeron: “En realidad se reúnen en un salón de clases, no en el santuario”. Tal vez en el futuro, “las señales y prodigios” que están teniendo lugar en Nigeria sean exportados de regreso a Estados Unidos. Para que puedan cumplirse las profecías de la Lluvia Tardía, definitivamente tendrá que ocurrir esto mismo. Por ahora, creo que sería beneficioso comparar las tendencias actuales con lo que dice la Biblia.

Una respuesta bíblica Muchos dicen que para que el Evangelio pueda propagarse a todo lo ancho del mundo, será esencial una manifestación a escala global de “señales y prodigios”. Desde varias décadas pasadas, los cristianos que basan su fe en las experiencias, han promovido un estilo de evangelismo que requiere “la unidad entre los cristianos” como requisito inicial. Manifiestan que la unidad en el nombre de Cristo, produce milagros que atribuyen a Cristo. Este método ¡Alerta!

47


¿Qué señales son estas

mejor conocido como “evangelismo de poder”, se basa en la premisa de que gracias a las “señales y prodigios” están teniendo lugar conversiones, necesarias para anunciar la segunda venida del Señor Jesucristo. Sin embargo, un estudio cuidadoso de la Escritura indica que el período de tiempo antes del retorno de Jesús a la tierra, será una época en que las personas tendrán que tener mucho cuidado respecto a las señales y prodigios. Jesús dijo que antes de su retorno se manifestarían señales y prodigios mentirosos: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mt. 24:24). El apóstol Pablo también advirtió acerca de este fenómeno sobrenatural como parte de un gran engaño que hará sucumbir a muchos y preparará el camino del Anticristo: “Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos” (2 Ts. 2:9). Asimismo, el Señor Jesucristo nos dio una advertencia sobre la fe centrada principalmente en los milagros. Dijo que muchos serían engañados y pasarían la eternidad en el infierno. A pesar de que experimentaron fenómenos sobrenaturales en su nombre, nunca comprendieron el simple Evangelio: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos

en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mt. 7:21,22). En otra ocasión Jesús alertó sobre el peligro de andar en pos de señales y prodigios. Dijo: “¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación” (Mr. 8:12). Más tarde, en el mismo capítulo, Jesús le dijo claramente a sus seguidores que comprenderían la razón verdadera para seguirle. Declaró: “Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará” (Mr. 8:34,35). Es obvio que Jesús quería dejar bien claro, cuán importante es comprender el Evangelio. Él en ningún momento promovió la idea de que las personas deben buscarlo sólo por las señales y prodigios. De tal manera, ¿qué es más importante: ser sanado y más tarde ir al infierno, o entender el Evangelio y vivir eternamente? Un ejemplo final de la Escritura confirma que Jesús no se agradaba de las personas que le seguían por los milagros. Aunque Jesús es el Dios de los milagros verdaderos, y es cierto que las señales y los milagros siguen a la predicación del Evangelio, las personas no deben ir en pos de los milagros por razón de ellos. Deben entender el Evangelio, de no ser así, existe un gran potencial de que puedan ser engañados en el nombre de Cristo.

Leemos en Juan 2:23-25: “Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre”. Basado en las palabras de Jesús y en sus acciones tal como están registradas en la Biblia, me parece que las señales y prodigios son algo secundario en la predicación del Evangelio verdadero. ¿No cree que debemos prestarle atención a lo que dijo e hizo el Señor Jesucristo? Con respecto a las señales y prodigios que están supuestamente detrás del gran “Milagro de Nigeria”, ¿podemos saber por seguro si estos relatos de milagros son genuinos o falsificados? ¿Se están salvando las multitudes o será esto una vista anticipada de un engaño futuro que enviará a muchos al infierno? Antes de juzgar, es importante revisar los hechos. Recuerde, el camino al infierno es ancho y muchos son los que viajan por él. Aunque el camino al cielo es angosto, es posible encontrarlo si entiende el Evangelio. Finalmente hay una cosa que podemos saber por seguro: “El Evangelio es el boleto al cielo, no las ‘señales y prodigios’ ”. El tiempo dirá quién está correcto y quién equivocado. Mientras tanto, recuerde que las consecuencias de equivocarse son muy serias. Estar en el infierno por la eternidad es demasiado tiempo, allí no hay una segunda oportunidad.

uuu

¡Alerta!

48


Porqué debemos

ESTUDIAR LAS PROFECÍAS Pastor José A. Holowaty

S

on muy pocos los pastores que abordan los temas proféticos, permitiendo que sus congregaciones sepan las cosas del porvenir. ¿Por qué no lo hacen? Hay varias razones: En primer lugar, son prácticamente contados los seminarios teológicos que tienen un concepto bíblico claro de las profecías. Existen incluso muchos líderes y cristianos, quienes sostienen por ejemplo, que Israel perdió todas las promesas que le diera Dios. Aseguran igualmente que esta nación fue reemplazada por la Iglesia y que por lo tanto, las promesas que recibió del Señor, fueron transferidas a la Iglesia. ¡Nada está más lejos de la verdad! Cada error termina por conducir a otro mayor. La falta por no estudiar ni exponer las profecías bíblicas conlleva a una interpretación errónea, cada vez que el líder, predicador o pastor se ve en la necesidad de responder a preguntas relacionadas con este tema. A continuación enumeraré algunas de las razones de por qué los cristianos debemos estudiar las profecías bíblicas: 1. Debemos hacerlo porque Dios nos invita, nos desafía a que lo hagamos. 2. Estudiar las profecías nos libra de cometer muchos errores. 3. El estudio de las profecías es inspiración y advertencia. 4. Hay promesas para quienes estudian las profecías. 5. Debemos estudiarlas, porque es un tema que ha sido descuidado. 6. Su estudio produce los mejores cristianos. 7. El cristiano que estudia las profecías se fortalece en la fe.

1. Debemos hacerlo porque Dios nos invita, nos desafía para que lo hagamos “Así dice Jehová, el Santo de Israel, y su Formador: Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de mis hijos, y acerca de la obra de mis manos” (Is. 45:11). Dios nos desafía diciendo: “Pregúntenme si quieren saber el futuro. Si desean saber qué les depara el porvenir. Averigüen que le espera a mis hijos y qué será de mis obras”.

Dios desea que le consultemos. ¡No quiere que recurramos a los gurúes modernos que se ofrecen a revelarnos las cosas ocultas! Muchos “cristianos” dependen del horóscopo, de las gitanas y los adivinos, y no toman en cuenta para nada las profecías de la Biblia. ¡Y pensar que las profecías en la Palabra de Dios siempre se cumplen con toda exactitud! ¿Alguna vez ha orado pidiéndole a Dios sabiduría y dirección para comprender las profecías bíblicas? Por ejemplo una oración como esta: “Señor, no entiendo lo de los huesos secos en el capítulo 37 de Ezequiel. Tampoco entiendo los capítulos 38 y 39. No comprendo muchas cosas en el libro de Daniel, Isaías, Joel o Zacarías. Mucho menos el libro de Apocalipsis. ¡Ayúdame a entenderlos para enseñar a otros! ¡No quiero equivocar el camino como tantos lo han hecho! Señor, el mundo no necesita más herejes y herejías, pero sí requiere de hombres íntegros, sanos en las doctrinas bíblicas, claros exponentes de tu Palabra. Quiero ser uno de ellos. Amén”. ¿Sabía usted que todo cuanto Dios se propone hacer ya está registrado en su Palabra, la Biblia? Él no precisa de “un plan alternativo”, porque nada le toma por sorpresa. Es el diseñador del universo, del hombre y de la Biblia, la que inspiró. Sin embargo, desea que conozcamos sus planes y que este conocimiento nos sirva de inspiración para confiar en todas sus promesas: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Am. 3:7). Es verdad que en la Biblia hay algunas cosas que ningún hombre puede entender. Pero esto, lejos de desanimarnos, debe animarnos. Lo que significa, es que el Dios verdadero es tan grandioso y maravilloso que es imposible comprender todo acerca de su Persona: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley” (Dt. 29:29). Como cristianos no debemos preocuparnos por las cosas que no entendemos. Si Dios permite que algunas estén veladas a nuestra comprensión, seguramente es por nuestro bien: “Justo eres tú, oh Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¡Alerta!

49


Porqué debemos estudiar las Profecías

¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente?” (Jer. 12:1). Ni Jeremías ni el Salmista ni nosotros, comprendemos este “¿Por qué...?” Podemos suponerlo, pero aparte de la respuesta que tenemos en la Biblia, nada más sabemos. El Salmista dijo al respecto: “Cuando pensé para saber esto, fue duro trabajo para mí, hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos. Ciertamente los has puesto en deslizaderos; en asolamientos los harás caer. ¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores” (Sal. 73:16-19). La respuesta a la pregunta de Jeremías, es el fin del impío que prospera, pero el fin de que habla el Salmista es más allá de la vida presente. Son muchas las cosas difíciles de explicar, permítame mencionarle sólo unas pocas: • Una es el nuevo nacimiento, así le dijo el Señor Jesucristo a Nicodemo: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” (Jn. 3:8). Aquí el Señor Jesucristo está explicándonos, que así como no podemos determinar con exactitud desde dónde se origina el viento, lo mismo es con el nuevo nacimiento, que nadie sabe, excepto Dios, cómo tiene lugar este hecho maravilloso. • Igual sucede con la salvación del remanente de Israel: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” (Ro. 11:33). • Pero... ¿Qué en cuanto a la persona de Cristo? “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1 Ti. 3:16). • Éstas son algunas preguntas retóricas de Job: “¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso?” (Job 11:7). “¿Por qué contiendes contra él? Porque él no da cuenta de ninguna de sus razones. El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; y en juicio y en multitud de justicia no afligirá” (Job 33:13; 37:23). Simplemente, Dios es insondable. No podemos entender muchas cosas acerca de Él y su proceder, pero hay otras que sí nos ha revelado y debemos estudiarlas para nuestro provecho espiritual. Pablo pregunta: “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo” (1 Co. 2:16). A pesar de nuestras limitaciones, Dios nos invita a que estudiemos su Palabra para saber qué nos depara el futuro. Los cristianos que no estudian las profecías bíblicas pierden mucho, más de lo que suponen. El hecho de que haya cosas que parecen inexplicables no debe desanimarnos, sino más bien debe ser un desafío que debemos aceptar y aprovechar. ¡Debemos estudiar las profecías porque Dios nos invita a hacerlo! • ¿Quiere saber lo que dice la Biblia en cuanto al futuro de la Iglesia?

• ¿Cuántos son los juicios futuros y quiénes serán juzgados? • ¿Le gustaría saber cómo, cuándo y de qué forma terminarán los gobiernos humanos? • ¿Desea estar seguro de que verdaderamente habrá un gobierno mundial? • ¿Anhela saber cómo terminarán las dos iglesias: la de Cristo y la del Anticristo, que hoy se está estructurando ante nuestros ojos? • ¿Le interesa conocer cómo concluirá el candente problema en el Medio Oriente? La respuesta a todas estas preguntas se encuentran en las profecías de la Biblia, pero si no las estudia, si rechaza la invitación divina para que lo haga, se está privando de un conocimiento muy necesario en nuestros días.

2. Estudiar las profecías nos libra de cometer muchos errores Uno de los principios que debemos aplicar cuando estudiamos las profecías, es evitar por todos los medios sacar conclusiones, al tomar un solo texto fuera de su contexto. Hay algunos ejemplos bíblicos que ilustran bien este principio. Se trata de un asunto tan serio, que la herejía de que “Nadie puede estar seguro de su salvación... De que podemos perder la salvación”, tiene mucho que ver con el desconocimiento de las profecías, y de manera especial, de tomar un texto sin considerar el contexto. Permítame citar un ejemplo. El Señor Jesucristo dijo: “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo del Hombre” (Mt. 10:22,23). Debemos analizar estas palabras de Jesús: 1. En primer lugar el Señor se estaba dirigiendo a los judíos, les dijo que serían “aborrecidos de todos por causa de su nombre”. Esto nunca ocurrió, ni con los judíos ni con los cristianos, porque ninguno de los dos grupos ha sido jamás aborrecido por todos. 2. Luego, el Señor sigue explicando que cuando fueran perseguidos en una ciudad, debían huir a otra. Esto ya les ocurrió en parte, tanto a los judíos como a los cristianos. 3. En la última parte, el Señor Jesucristo nos deja saber que el significado de todo el contexto se explica a la luz de esta declaración: “Porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo del Hombre”. Después del día de Pentecostés cuando Pedro predicó el primer sermón y 3.000 almas fueron salvas, las ciudades de Israel fueron literalmente saturadas con la predicación del Evangelio. Pero aquí el Señor está hablando de un tiempo de gran persecución, cuando no tendrán tiempo siquiera para recorrer todas las ¡Alerta!

50


Porqué debemos estudiar las Profecías

ciudades de Israel, por la inminencia de su venida. 4. Pero esto no es todo, porque antes de eso expuso estas palabras: “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. Recuerdo que cuando niño tuve la oportunidad de visitar una iglesia de habla eslava. Allí todos los predicadores eran laicos, la iglesia no tenía pastor, y cada uno hablaba según le parecía. Había un hermano que solía decir: “No es el principio, sino el fin lo que salva”. Tomaba este texto y decía que la Biblia enseña que “el que persevere se salvará”, de modo que quien “no persevere”, aunque haya aceptado a Jesucristo como su Salvador, se perderá. Por supuesto nunca se explicó el significado de esa “perseverancia”. Hoy en día ya no soy niño, soy predicador desde hace ya varias décadas, sin embargo todavía escucho lo mismo de parte de quienes enseñan que podemos perder la salvación. Estas personas no pueden entender el significado verdadero de este texto, porque hay que examinarlo a la luz de las enseñanzas proféticas. El Señor está hablando aquí del tiempo cuando la Iglesia ya estará con Él. Cuando el mundo estará sufriendo el azote de la gran tribulación, de manera especial el pueblo judío. El profeta dice: “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado” (Jer. 30:7). Nahum también nos ofrece otra descripción de lo que será la gran tribulación: “Los montes tiemblan delante de él, y los collados se derriten; la tierra se conmueve a su presencia, y el mundo, y todos los que en él habitan. ¿Quién permanecerá delante de su ira? ¿y quién quedará en pie en el ardor de su enojo? Su ira se derrama como fuego, y por él se hienden las peñas. Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. Mas con inundación impetuosa consumirá a sus adversarios, y tinieblas perseguirán a sus enemigos” (Nah. 1:5-8). Cuando el Señor dijo que “el que persevere hasta el fin, éste será salvo”, se refiere a quienes “sobrevivan” hasta el fin de la tribulación. Varios pasajes de la Biblia hablan del “remanente de Israel” que será salvo en su totalidad. Como los hermanos desconocen que esta profecía está dirigida a Israel, mal interpretan las palabras del Señor Jesucristo y anulan la salvación por gracia. Porque... ¿quién jamás perseveró hasta el extremo de nunca pecar? Sólo el Señor fue capaz de perseverar sin pecar. La palabra “perseverare” implica más correctamente el que “sobreviviere” a la espada del Anticristo en los terribles años de la gran tribulación. La Biblia deja bien claro que todos los judíos que sobrevivan a la gran tribulación y estén vivos para cuando el Señor regrese con su Iglesia, serán salvos. Esto es evidente, especialmente cuando Pablo dice: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo

Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados. Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” (Ro. 11:25-29). Cuando estudiamos las profecías, notamos que Dios mandará a sellar a 144.000 judíos a quienes llama sus siervos. Tendrán la misión de predicarle de Cristo a su propio pueblo, casi al final de la gran tribulación, de tal manera que antes que ellos terminen de recorrer todas las ciudades de Israel, el Señor retornará con su Iglesia: “Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén...” (Zac. 14:4a). Entonces, todos esos judíos que no hayan sido evangelizados por los 144.000, creerán en el Señor Jesucristo cuando lo vean venir. “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito” (Zac. 12:10). En cuanto a estos 144.000 sellados, dice Apocalipsis 7:2-4: “Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel”. A estos 144.000 se les llama aquí “los siervos de nuestro Dios”. Por la misma Escritura sabemos que Dios llama “siervos” a esos que cumplen su misión. Los predicadores de hoy son sus siervos y deberían actuar como tales. Como podemos ver, cuando interpretamos la profecía correctamente a la luz de su contexto, podemos entender sin dificultad qué fue lo que quiso decir el Señor cuando declaró, “el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. Dios es Omnisciente y sabe que todos los judíos que sobrevivan a los días terribles de la tribulación creerán en su Hijo, en el mismo Jesús a quien sus antepasados rechazaron. Entonces le recibirán, y exclamarán al verlo descender del cielo: “Bendito el que viene en el nombre del Señor” (Mt. 23:39). Otro texto bíblico que se refiere directamente a los días finales, es éste que dice: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mt. 24:22). Pero... ¿quiere decir esto que los días tendrán menos de 24 horas? ¿Qué significan exactamente las palabras del Señor? Una vez más tenemos que recurrir al contexto profético. El Señor Jesucristo dice: “Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos que él escogió, acortó aquellos ¡Alerta!

51


Porqué debemos estudiar las Profecías

días” (Mr. 13:20). Es obvio por el contexto, que en ambos pasajes el Señor Jesucristo se está refiriendo a los tiempos difíciles de la gran tribulación. Cuando tengan lugar estos eventos, la Iglesia ya estará con el Señor, de modo que aquí, “los escogidos que él escogió” es una referencia directa a los judíos que son el pueblo escogido por Dios. “Los días acortados” se refieren simplemente, a que el Señor determinó que la tiranía de Satanás sólo durará siete años, aunque los días más críticos serán únicamente tres años y medio. De lo contrario, “nadie sería salvo”, salvo de la espada del Anticristo. El plan de Satanás será destruir, acabar con la última persona en el planeta para asegurarse así de exterminar hasta el último judío. Los hombres odian tanto a los judíos, porque como Satanás los detesta, instiga la aversión contra ellos. Satanás los aborrece tanto, porque los judíos trajeron al Mesías, quien lo derrotó junto con toda su industria, que es la muerte. Dios, para prevenir el exterminio, acortará sus días, es decir, sólo le permitirá actuar por tres años y medio, en la segunda parte de la gran tribulación, ya que la primera será relativamente buena. Para poder entender lo de los siete años finales tenemos que estudiar las profecías de Daniel, donde el profeta habla de las 70 semanas. Como este no es el tema que nos ocupa, nos limitaremos solamente a examinar lo que dice sobre la última semana que corresponde al período del Anticristo: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador” (Dn. 9:27). Para quienes deseen saber más sobre esta “otra semana”, contamos con estudios muy completos sobre este particular que llevan al lector hasta la última semana. Lo mismo ocurre con Apocalipsis 13:5, donde dice que el Anticristo tendrá “autoridad para actuar cuarenta y dos meses”. Los 42 meses equivalen a tres años y medio. Daniel habla de “la mitad de la semana” que son exactamente tres años y medio. En esta semana bíblica, un día corresponde a un año. Es necesario notar las palabras de Daniel cuando dice: “A la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda”. Será entonces cuando el Anticristo pretenderá que los judíos lo acepten como su mesías, después de haberlos ayudado a reconstruir el templo y a que se reanuden los sacrificios prescritos en el Antiguo Testamento. De esto habló Jesús cuando dijo: “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis” (Jn. 5:43). Los judíos recibirán a ese “otro” a quien se refirió el Señor, como un libertador, debido a que finalmente este hombre “resolverá el problema en el Medio Oriente y los judíos y árabes podrán convivir en paz”. Al verse aplaudido por todos, él dará un paso adelante y pretenderá que los judíos lo reciban como el mesías verdadero. Será

entonces cuando se desatará la mayor persecución de la historia en contra de ellos, porque no lo aceptarán. Sobre esto dice el apóstol Pablo: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2 Ts. 2:3,4). Pablo dice claramente, que el Señor no regresará “sin que antes venga la apostasía”. La palabra “apostasía” puede traducirse “rebelión”, en este caso una rebelión contra Dios. Esto ya está sucediendo. Hoy estamos siendo testigos de una rebelión teológica nunca antes vista. Los predicadores “famosos” que cuentan con millones de seguidores gracias a la radio y la televisión, están enseñando ese “otro evangelio” que nada tiene que ver con el Evangelio de Cristo. Es una rebelión instigada por el Anticristo, porque cuando la Iglesia de Cristo haya sido tomada arriba en el arrebatamiento, también hará su aparición el mesías del cristianismo falso. Pablo dice, que este hombre pretenderá ser Dios, y se sentará en el templo de Jerusalén exigiendo que los judíos le reconozcan como su Mesías. Como ellos le rechazarán, entonces convocará a todos los ejércitos de las naciones y se dispondrá a exterminar a los judíos. Sin embargo, no logrará su objetivo, porque entonces el Señor Jesucristo regresará con poder y gloria y lo acabará. Asimismo tomará a su amo Satanás y lo arrojará al abismo: “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años...” (Ap. 20:1-3a). Cuando la Biblia afirma que “aquellos días serán acortados”, nos está diciendo que Dios ya determinó el tiempo exacto de la duración de la tribulación. Declara que aunque la tribulación se extenderá por una semana, por siete años, los peores días corresponderán a la segunda mitad de la semana, a los tres años y medio finales. Pero si no le interesa estudiar las profecías bíblicas, ¿cómo entenderá estas enseñanzas? En mis viajes por varios países dictando conferencias he encontrado que algunos hermanos preguntan: “¿Será que los días tendrán menos de 24 horas?” Esa pregunta no me asombra, porque si ignoran el amplio contexto de esta enseñanza del Salvador, es virtualmente imposible que la entiendan. Todos los acontecimientos seguirán su curso, Dios no tiene nada que cambiar a última hora, como si dijera: “Las cosas no salieron como había planeado”. Dios hará que todo ocurra tal como lo planeó, tal como dijo que sería por medio de sus profetas. Él no requiere de un “plan de contingencia” para usarlo en caso de que fracase su primer proyecto. La Biblia dice que ¡Alerta!

52


Porqué debemos estudiar las Profecías

hasta los impíos son levantados por él para “el día malo”. “Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, y aun al impío para el día malo” (Pr. 16:4). Aunque el Anticristo será Satanás encarnado, esto no lo hará por voluntad propia, sino porque Dios ha dispuesto todo y no tendrá otra opción que seguir el itinerario diseñado y revelado por Dios.

3. El estudio de las profecías es inspiración y advertencia Algunos cristianos que no creen en el arrebatamiento, suelen decir: “Todo ese cuento ya lo escuché hace muchos años, pero aunque decían que el Señor iba a venir en cualquier momento, todavía no ha ocurrido tal cosa. Tenía siete años cuando comencé a oír a las personas hablar de esto, ya tengo 47 y todavía siguen hablando de lo mismo, sin que suceda el tan mentado arrebatamiento”. ¡Qué absurdo! ¿Sabía usted que todas las generaciones que nos han antecedido esperaban que el Señor regresara en cualquier momento? Puesto que “el día y la hora nadie sabe”, ya desde los primeros días de la iglesia, los apóstoles creían que ellos mismos no iban a morir, sino que el Señor se los llevaría. Al no ocurrir el rapto comenzaron a desanimarse y pensaban que los cristianos que se iban muriendo, perdían las bendiciones del cielo. En respuesta a esta inquietud, Pablo le escribió así a los hermanos de Corinto: “Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu. Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor (porque por fe andamos, no por vista); pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables. Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo” (2 Co. 5:1-10). La presencia del Señor Jesucristo en el momento del arrebatamiento ha servido de estímulo para los cristianos desde el mismo momento en que ascendió al cielo sobre el monte de los Olivos, y seguirá siéndolo hasta el instante en que atraiga a los suyos a su presencia. Así que no se trata de 40 años, sino que desde hace casi 2.000, los cristianos han estado “Aguardando la esperanza

bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tit. 2:13). A pesar de todo la doctrina del rapto conserva toda su fuerza y es la esperanza de todos los cristianos verdaderos. Es más, hoy la creencia es mucho más fuerte, más real, porque ahora, gracias al tiempo transcurrido, la iglesia de este siglo ha podido ver el cumplimiento de muchas profecías que precederán este acontecimiento. Una buena parte de estos eventos son ya parte de la historia. Tome por ejemplo la refundación de la nación de Israel ocurrida en 1948. El caso de la degeneración de tantos cristianos que están corrompiendo en forma sistemática las doctrinas bíblicas. El movimiento ecuménico que no es otra cosa que el umbral de la iglesia del Anticristo. Todos los habitantes del mundo esperan a un salvador. Los cristianos aguardamos al Señor Jesucristo. Los demás, así se llamen cristianos o no, recibirán al Anticristo, porque de una u otra forma todos esperamos. Los cristianos aguardamos ser arrebatados en las alturas por el mismo Salvador, mientras que la esperanza de los demás es instaurar el reino “mesiánico” aquí en la tierra. Debido a esto tenemos tantos defensores de la “madre tierra”. Aunque coincidimos con los esfuerzos de los ambientalistas, que tratan de que no se destruya ni se contamine más el planeta, no debemos engañarnos, la Biblia dice que la tierra está destinada para el fuego, así nos guste o no. “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 P. 3:10). Los primeros cristianos se animaban unos a otros con la esperanza del arrebatamiento. Note lo que dice el apóstol y cómo les recomienda que recurran a esta doctrina como estímulo, a fin de permanecer fieles al Señor. En aquellos días no era fácil ser cristiano, especialmente un cristiano proselitista, es decir, ese cristiano que no permanece en silencio sino que se mantiene activo ganando a otros para Cristo. Pablo les dijo: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts. 4:16-18). Los cristianos tenemos el mayor motivo para vivir sabiendo que lo mejor que tendremos es todavía cosa del futuro. Si un cristiano muere, sabe que partirá para estar con el Señor, pero si está vivo en el momento en que tenga lugar el arrebatamiento, será trasladado al cielo para no sufrir los azotes de la gran tribulación. Por eso el apóstol le dijo a los creyentes allá en Tesalónica que tuvieran presentes en sus mentes la realidad del arrebatamiento para animarse unos a otros. ¡Alerta!

53


Porqué debemos estudiar las Profecías

Pero el retorno del Señor no será un momento glorioso para los no salvos, porque ellos serán juzgados y condenados. Piense por un instante en los días de Noé. Dios le anticipó que se avecinaba un juicio y que acabaría con toda la raza humana. Noé tomó en serio la advertencia divina y siguió el plan provisto por el Señor para su salvación. Diligentemente se dispuso a construir el arca en la cual se salvó junto con su familia. A pesar de ser una minoría insignificante, fueron los únicos que se salvaron. Lo mismo se puede decir de Lot en Sodoma y Gomorra. Los habitantes de estas ciudades fueron advertidos de que iban a ser destruidos con fuego y azufre, pero a excepción de Lot y su familia, nadie más prestó atención a esta advertencia. ¿Cómo obró Dios? Primero colocó en un lugar seguro a Noé y a Lot, junto con sus familias respectivas. Luego continuó con su plan, tal como se lo había revelado a sus mensajeros. Dios nos está diciendo hoy, que se avecinan los terribles días de la tribulación, pero al mismo tiempo ya proveyó un lugar seguro de Refugio para quienes toman en serio su Palabra y esperan en Él. Después de muchos siglos de lo ocurrido en el diluvio y en Sodoma y Gomorra, el apóstol Pedro dice: “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente, y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos), sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 P. 2:4-9). Existen sobradas razones para que los cristianos falsos y esos abiertamente incrédulos nieguen el arrebatamiento. Están seguros de que su misión es construir un mundo mejor y más humano, así reza el lema de quienes promueven la hermandad mundial. Son muchos los “cristianos” que creen que tienen la responsabilidad de preparar el medio, el mundo, para que el Señor pueda retornar y reinar. Están convencidos que deben edificar el trono para Él allá en Jerusalén y que serán ellos quienes determinarán cuándo regresará. Pero dice la Escritura: “Por su maldad será lanzado el impío; mas el justo en su muerte tiene esperanza” (Pr. 14:32). Los cristianos que hemos depositado toda nuestra fe, nuestra esperanza en las promesas divinas, no debemos desesperarnos ni preocuparnos. Aun en el caso que la muerte nos sorprenda antes del arrebatamiento, sabemos qué será lo que sucederá cuando llegue el glorioso día en que el Señor recoja a los suyos. La Biblia dice: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel,

y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Ts. 4:16,17). Los muertos recibirán un cuerpo glorificado y los vivos serán transformados y todos juntos nos iremos a la presencia del Salvador, a encontrarnos con Él en algún lugar en el espacio. ¡Vale la pena estudiar las profecías! Por esta razón el apóstol Pablo dice: “No menospreciéis las profecías” (1 Ts. 5:20). ¿Cuál es su esperanza, mi estimado amigo? Los cristianos esperamos el cielo, estar reunidos con todos los redimidos en la presencia del Salvador. Todo cristiano verdadero toma muy serio Tito 2:11-13, que dice: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”. Será todo lo contrario con esos que no son salvos, porque no están “aguardando la esperanza bienaventurada” sino “la ira venidera”, la gran tribulación. Porque Dios entonces derramará su ira sobre toda la raza humana que se burló de Él y de sus hijos y practicó los peores pecados. “Porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1 Ts. 1:9,10). Al escuchar y leer las noticias diarias nos damos cuenta que estamos amenazados por todas partes. No existe un solo lugar en nuestro planeta que pueda considerarse seguro. Para quienes estudiamos las profecías esto, por cruel que pueda parecer, es un motivo de estímulo, porque la Biblia nos dice que así será el mundo exactamente antes del momento del arrebatamiento. El Señor Jesucristo dijo: “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos” (Mt. 24:7-11). ¿Acaso necesitamos explicar esto? ¿No es lo que vemos y oímos a diario, tanto en el campo cristiano como en el secular? Y conste, esto es apenas “el principio de dolores”. Como la Iglesia aún no ha partido, el Señor todavía no ha derramado sus juicios sobre el planeta. •Continuará en el próximo Número•

¡Alerta!

54


Diferencias y Similitudes entre el

CRISTIANISMO Y EL ISLAMISMO

II Parte

Pastor José A. Holowaty

N

o necesitamos de una ciudad santa ni Jerusalén ni Meca ni Roma, todas son demasiado pequeñas para albergar la majestad de Dios. La limpieza ceremonial podía limpiar las impurezas exteriores, pero nunca la mancha del pecado. A Dios no le impresiona nuestras plegarias o ayunos, sino que nos ama y desea y quiere salvarnos por su gracia, mediante la fe en el Salvador Jesucristo. Y como dice su Palabra: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Fil. 2:5-11). Ésta es la salvación para el cristiano, pero... ¿qué es la salvación para los musulmanes? Los musulmanes según sus propias palabras, “Creen en un solo Dios, en el Dios de Abraham, Moisés y Jesús”. El islam rechaza el dogma del pecado original. De acuerdo con El Corán, Adán y Eva pecaron, pero se arrepintieron y Dios aceptó el arrepentimiento de ellos en su misericordia y gracia. El islam declara que el perdón de los pecados no puede obtenerse de ninguna manera por el sufrimiento y sacrificio de otra persona, así sea humana o divina, sino que proviene de la gracia de Dios, de su misericordia. El islam también enseña que usted no puede ganar aceptación delante de Dios por estar dando alabanzas, diciéndole a todos que cree en él ni tampoco se puede asegurar que ha obtenido la salvación por que tuvo una experiencia en particular. Según los musulmanes, El Corán enseña la misma fórmula que enseñaran y practicaron Mahoma, los profetas y Jesús: Primero, en obtener la justificación mediante la fe, fe en Dios. Luego, si tiene fe verdadera, sus obras y acciones, serán una reflexión correcta de esta fe. Aseguran que Jesús creía y practicaba esta misma salvación.

El Origen del Islam En este punto, considero que es necesario hablar sobre el origen del islam y la historia de los primeros días de esta religión que aunque asegura ser monoteísta, existen pruebas que demuestran lo contrario. El islam es una fe que fue creada por un hombre llamado Abú alQasim Mohamed ibn Abdalá ibn Abd al-Mutalib ibn Hashim, conocido en español como Mahoma, quien vivió en el siglo VI, entre los años 570 al 632 de la era cristiana, en la ciudad árabe de La Meca. Nació en la península de Arabia Saudita en el año 570 de la era cristiana e inició su religión en el año 622. El Islam cuenta hoy con más de 1.700 millones de seguidores. Mahoma aceptó la autoridad divina del Pentateuco bíblico, los Salmos y los Evangelios. A menudo le hizo notar a los lectores del Corán que advirtieran la convergencia en la doctrina entre los temas encontrados en la Biblia y el Corán. Aunque no realizó milagros ni resucitó a muertos ni tampoco nunca dijo haberlo hecho, es considerado por los musulmanes como un gran profeta, mayor que Jesucristo. Ningún musulmán puede referirse jamás a Mahoma como «un profeta», de acuerdo con sus creencias, él era «EL PROFETA». Mahoma fue un suplantador de Jesús y negó su autoridad y relación con Dios. Esto es una desgracia, porque a pesar de los horribles informes falsos que Mahoma ha propagado en este mundo, tenía más respeto por Jesús, que muchas de las personas hoy que se llaman a sí mismas cristianas. Esto también es cierto con respecto a los musulmanes como un todo. Una de las doctrinas básicas del Corán es que un día habrá una resurrección general de todos los hombres y un juicio colectivo. De acuerdo con la enseñanza islámica, después de morir cada persona será entrevistada por dos ángeles terribles llamados Monker y Nakir, mientras se encuentran sentados en su tumba. Debido a esto, algunos musulmanes mandan a hacer sus sepulturas en tal forma, que una persona tendría suficiente espacio para sentarse. El Islam enseña que el tiempo de la resurrección sólo es conocido por Dios. Se dice que Mahoma le preguntó al ángel Gabriel respecto al tiempo y que él respondió ¡Alerta!

55


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo

que nadie lo sabía, porque sólo Dios conocía ese día. El Mahoma comenzó a predicar en el año 613 entre sus Señor Jesucristo le dijo a sus discípulos 500 años antes: amigos y familiares, y Jadiya fue su primera convertida; “Pero el día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de más tarde un pequeño grupo empezó a seguirlo. La nuelos cielos, sino sólo mi Padre” (Mt. 24:36). El Islam va fe despertó pronto la suspicacia de los poderosos de también enseña que habrán una serie de eventos que La Meca, cuyos santuarios eran un próspero centro de servirán como advertencia a los hombres de que se peregrinación. Aunque la hostilidad hacia Mahoma aproxima el juicio de Dios. nunca fue violenta, cuando cambió el jefe de su clan, el Incluso en esos primeros años de la historia humaprofeta perdió la protección familiar frente a los podena, en el siglo VII de la era cristiana, La Meca era la rosos de La Meca. Debido a ello emigró a la ciudad de ciudad más sagrada en Arabia. En ese tiempo los árabes Yatrib el 26 de julio del año 622, episodio conocido como eran paganos politeístas; los moradores de La Meca eran la Hégira, y que constituye el inicio del calendario islálos custodios de los numerosos ídolos falsos del pueblo mico. de Arabia. Ellos disfrutaban de un negocio lucrativo En Yatrib que pasó a llamarse Medina, Mahoma concomo resultado de su posición privilegiada entre la sosiguió la conversión de las tribus locales y comenzó a ciedad árabe. Cada vez que cualquiera de las tribus pahostigar las caravanas que viajaban desde y hacia La ganas deseaba ir y adorar ante sus ídolos, lo cual usualMeca, hasta que la guerra entre ambas ciudades llegó a mente ocurría cada año, tenían que ser abierta. De tres batallas, pagarle dinero a los habitantes de La Mahoma perdió la segunda y ganó las Los judíos no fueron el único Meca por este privilegio. Este hecho otras dos, la última de ellas en el año problema que tuvo que enfrenes de mucha importancia en lo que 627. Al mismo tiempo estableció tar Mahoma. Incluso la mayoría ocurrió más tarde en la historia del alianzas con tribus nómadas, expulde los vecinos de Mahoma tenían islam. só de Medina a los judíos que no quiproblemas con sus nuevas enseMahoma pertenecía a uno de los sieron adoptar la nueva religión y ñanzas controvertidas. Los haclanes de comerciantes más poderoconsiguió adeptos incluso entre genbitantes paganos de La Meca, tesos e influyentes de la ciudad, el de te de la ciudad enemiga. miendo que «el profeta» arruinalos Hashim. Aunque el joven Vamos a discutir la reacción de ra su economía local y su lujoso Mahoma quedó huérfano a una corta los judíos ante el profeta de Alá. Pero estilo de vida, expulsaron a edad, fue muy afortunado al haber primero es necesario que usted enMahoma y a sus seguidores de la quedado, primero bajo la tutela de su tienda que siguiendo a la catástrofe ciudad en el año 622. abuelo materno y cuando éste fallenacional de la guerra judeo-romana ció, al cuidado de su tío Abú Talib, a ocurrida en el año 70 de la era crisquien acompañó en varios viajes de negocios. tiana, y la fatídica derrota de Bar-kochba en el año 135 En uno de ellos, alrededor del año 595, conoció a de la era cristiana, los judíos fueron dispersados a todo Jadiya, una rica viuda con quien contrajo matrimonio. lo ancho del mundo en lo que llegó a ser conocido como Este casamiento le procuró la independencia económila gran diáspora. ca necesaria para dirigir sus propias empresas. Esta riAlgunos de estos judíos se habían trasladado a la pequeza permitió que Mahoma disfrutara de muchos ranínsula Arábiga y habían estado viviendo allí en paz retos libres durante los cuales comenzó a pensar con reslativa entre sus hermanos árabes. Como «todos» sabían pecto al estado religioso del mundo en general y de los que los judíos eran parientes, Mahoma esperaba que los árabes en particular. israelitas lo recibieran como su Mesías, pero en lugar de Al cabo de un tiempo, Mahoma empezó a tener vieso lo ridiculizaron, ellos abiertamente lo negaron recosiones. Hacia el año 610, Mahoma tuvo la visión de un nociéndolo como un «falso profeta». ser majestuoso, luego identificado como el arcángel En los primeros días del islam, Mahoma había dirigiGabriel, y oyó una voz que le dijo: «Tú eres el mensajero do a todos los musulmanes para que oraran con el rosde Dios». Esas revelaciones se repitieron durante toda tro en dirección a la santa ciudad de Jerusalén. Sin emsu vida y después de cierto tiempo empezaron a ser rebargo, tras el rechazo de los judíos, «el profeta» cambió gistradas por escrito. Recogidas hacia el año 650 con la posición del Qilbah de Jerusalén a La Meca. Su admiellas se formó El Corán, el libro sagrado musulmán. ración y respeto por los judíos, más tarde se convirtió en Mahoma llegó a la conclusión de que sus experienodio y repudio por ellos. Su rechazo en contra del puecias eran similares a las que habían tenido los profetas blo del pacto ha continuado hasta nuestros días; él planjudíos y cristianos anteriores a él. La nueva religión que tó las semillas para el actual conflicto árabe-israelita. surgió de sus visiones fue denominada islam, que signiLos judíos no fueron el único problema que tuvo que fica como ya dijera en un principio «sumisión», esto es enfrentar Mahoma. Incluso la mayoría de los vecinos «sumisión a la voluntad divina». Sus adherentes se llamade Mahoma tenían problemas con sus nuevas enseñanron muslimes o musulmanes, que quiere decir «los que zas controvertidas. Los habitantes paganos de La Meca, se han sometido». temiendo que «el profeta» arruinara su economía local y ¡Alerta!

56


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo

su lujoso estilo de vida, expulsaron a Mahoma y a sus bre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, seguidores de la ciudad en el año 622 de la era cristiana. y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en Para ellos el dinero era más importante que la religión. ti todas las familias de la tierra” (Gn. 12:1-3). Su partida hacia la ciudad de refugio, Medina, marcó Abram hizo como se le ordenó y finalmente se concomo ya dijera la Hégira, el comienzo del islam. Siguienvirtió en Abraham, el padre de la nación de Israel. Sin do este incidente, la nueva religión creció rápidamente embargo, todo el mundo sabe, que no puede construirse y se propagó a través de la península Arábiga. Mahoma una nación sin personas. Pese a todo, Abraham, desregresó a La Meca en el año 628. Una de las concesiopués de 20 años de haber recibido esta promesa todavía nes que Mahoma le hizo a los habitantes de La Meca no tenía hijos. Bajo tales circunstancias era imposible fue que bajo este nuevo sistema continuarían siendo los que llegara a existir una nación. custodios de la religión; en otras palabras, las cosas no Sara, la esposa de Abraham, queriendo ayudar a Dios iban a cambiar «mucho» para ellos. para que le cumpliera la promesa a su esposo, planeó en Hoy, las santas ciudades de La Meca y Medina se enconformidad con la costumbre prevaleciente de ese día, cuentran dentro de los límites de la moderna nación de que su sierva egipcia, Agar, tuviera un hijo con su espoArabia Saudita. A ningún ser humano se le permite la so: “Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová entrada a una de estas ciudades, a meme ha hecho estéril; te ruego, pues, nos que sean musulmanes. Desde ese que te llegues a mi sierva; quizá tenEl hijo que tuvo Agar se llatiempo de Mahoma, a cada musulmán dré hijos de ella. Y atendió Abram mó Ismael. Y más tarde, en su se le exige por ley religiosa, si puede al ruego de Sarai. Y Sarai mujer de tiempo, Dios le dio otro hijo a cubrir el costo, viajar a La Meca en Abram tomó a Agar su sierva egipAbraham, Isaac. Él era el hijo peregrinaje, por lo menos una vez en cia, al cabo de diez años que había prometido del pacto, no Ismael. la vida. habitado Abram en la tierra de Según el capítulo 22 de Génesis, En un sentido, el cambio realmenCanaán, y la dio por mujer a Abram después de cierto número de te fue poco para los mecanos. En aquesu marido. Y él se llegó a Agar, la años, Dios le ordenó a Abraham llos primeros tiempos, «centenares» vicual concibió; y cuando vio que haque fuera y ofreciera a Isaac en sitaban los «dioses antiguos», hoy cienbía concebido, miraba con despresacrificio. Abraham hizo confortos de miles de peregrinos llegan allí cio a su señora” (Gn. 16:2-4). me lo dispuesto por Dios, pero en cada año. La Meca ha crecido desde El hijo que tuvo Agar se llamó el último minuto Dios libró a un pequeño oasis desconocido, hasta Ismael. Y más tarde, en su tiempo, Isaac y Abraham ofreció un carconvertirse en una de las ciudades Dios le dio otro hijo a Abraham, nero en su lugar: “Entonces el religiosas mejor conocidas en el munIsaac. Él era el hijo prometido del ángel de Jehová le dio voces desdo entero. pacto, no Ismael. Según el capítulo de el cielo, y dijo: Abraham, En La Meca los musulmanes en22 de Génesis, después de cierto Abraham. Y él respondió: Heme cuentran la Kaaba. Se cree que esta número de años, Dios le ordenó a aquí. Y dijo: No extiendas tu Kaaba se remonta al tiempo de Abraham que fuera y ofreciera a mano sobre el muchacho, ni le Abraham. Era dentro de las paredes Isaac en sacrificio. Abraham hizo hagas nada; porque ya conozco de la Kaaba en donde se hallaban los conforme lo dispuesto por Dios, que temes a Dios, por cuanto no 365 ídolos paganos que adoraban los pero en el último minuto Dios libró me rehusaste tu hijo, tu único. antiguos habitantes de La Meca. Hoy a Isaac y Abraham ofreció un carEntonces alzó Abraham sus ojos todavía se encuentra dentro de la nero en su lugar: “Entonces el ány miró, y he aquí a sus espaldas Kaaba, la piedra negra santa y veneragel de Jehová le dio voces desde el un carnero trabado en un zarzal da. Los musulmanes creen que era la cielo, y dijo: Abraham, Abraham. por sus cuernos; y fue Abraham piedra angular del altar que Abraham Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: y tomó el carnero, y lo ofreció construyó y sobre el cual ofreció a su No extiendas tu mano sobre el muen holocausto en lugar de su hijo” hijo Ismael. chacho, ni le hagas nada; porque ya (Gn. 22:11-13). Creo que es necesario expresar una conozco que temes a Dios, por cuanpalabra de clarificación con respecto to no me rehusaste tu hijo, tu único. a la construcción de la Kaaba. La Santa Biblia enseña Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus que Dios había llamado a Abram para que saliera de la espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuerantigua ciudad pagana de Ur de los caldeos, el antiguo nos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en imperio sumerio en Mesopotamia y que fuera a la tierra holocausto en lugar de su hijo” (Gn. 22:11-13). que él le mostraría. Dios le dijo a Abram, que allí haría Los cristianos hoy reconocemos que esto fue una prode él una gran nación: “Pero Jehová había dicho a fecía de Dios Padre ofreciendo a su propio Hijo Jesús Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa sobre la cruz del Calvario, por los pecados del mundo. de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una Los judíos y musulmanes, claro están, niegan nuestra nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nominterpretación del evento. En cualquier caso, los mu¡Alerta!

57


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo

sulmanes creen que el hijo que fue ofrecido en esa ocasión fue Ismael, no Isaac como dice la Santa Biblia. Creen que la Biblia está «equivocada» sobre este punto. Considere la enseñanza del Corán a este respecto. Este evento supuestamente tuvo lugar inmediatamente después de la «ofrenda de sacrificio» mientras los dos estaban erigiendo la Kaaba en acción de gracias: «Y cuando Abraham e Ismael levantaban los cimientos de la Casa (la Kaaba en La Meca Arabia); Abraham oró: ‘¡Señor, acéptanoslo! ¡Tú eres Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe! ¡Y haz, Señor, que nos sometamos a Ti, haz de nuestra descendencia una comunidad sumisa a Ti, muéstranos nuestros ritos y vuélvete a nosotros! ¡Tú eres, ciertamente, el Indulgente, el Misericordioso! ¡Señor! ¡Suscita entre ellos a un Enviado de su estirpe que les recite Tus aleyas y les enseñe la Escritura y la Sabiduría y les purifique! Tú eres ciertamente, el Poderoso, el Sabio’» (Sura 2:127-129). Dado que se dice que El Corán es básicamente las palabras del propio «Profeta», es interesante notar que Mahoma arreglara las cosas de tal forma que el Padre Abraham ofreciera una «oración profética» concerniente a él mismo, es decir a Mahoma, quien habría de nacer 2.600 años después. Es importante no olvidar que Ismael fue el hijo de Abraham y Agar, la sierva egipcia de Sara, la esposa de Abraham. Debido a que Agar tan pronto concibió comenzó a menospreciar a Sara, esto suscitó una situación que se tornó intolerable, tanto que Sara y Agar ya no podían vivir en paz. Fue así como la sierva y su hijo fueron expulsados de la casa de Abraham: “Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba” (Gn. 21:14). Naturalmente, esta expulsión provocó profundas hostilidades en los corazones de Agar y de su hijo. Este odio y hostilidad se ha mantenido entre sus descendientes a lo largo de los siglos. Los descendientes modernos de Ismael son los árabes; ellos continúan todavía con su amargura. Después de la muerte de Mahoma, el islam fue exportado por la fuerza a través de toda la región. Por un tiempo, la Europa medieval se vio amenazada por los ejércitos de avanzada de los musulmanes. El anhelo actual de los modernos islamitas es empujar a los judíos hasta el mar, erradicarlos de la faz de la tierra, lo cual no es más que un intento de parte de los descendientes de Ismael para «reclamar» una herencia, que sienten que literalmente les fue robada. La declaración o credo de fe de los musulmanes, el shahada, es el siguiente: «Yo testifico que no hay dios excepto Dios (Alá) y Mahoma es el profeta». Aunque los cristianos y judíos están de acuerdo con la primera frase del Shahada, ningún cristiano o judío acepta la última frase del fragmento. De acuerdo con las doctrinas del islam, Mahoma es el «sellado» o «último» profeta. Él supuesta-

mente recibió la más completa revelación de Dios, de Alá. Esta revelación literalmente reemplaza la Santa Biblia. Permítame recordarle que los musulmanes también consideran a Moisés y a Jesús como grandes profetas. Sin embargo, Mahoma, es considerado superior a todos antes que él. Note lo que dice este mensaje del Corán: «Decid: ‘Creemos en Alá y en lo que se nos ha revelado, en lo que se reveló a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y las tribus, en lo que Moisés, Jesús y los profetas recibieron de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos y nos sometemos a Él (a Alá)’ » (Sura 2:136). En algún momento en la vida de Mahoma, aunque se desconoce la fecha exacta, los musulmanes creían que «El Profeta» en un trance, fue transportado sobrenaturalmente a Jerusalén. Él, como el «Padre Ismael», fue colocado sobre la gran piedra de sacrificio en donde Abraham «ofreció a su hijo». Desde este punto, «El Profeta» fue trasladado de la tierra al cielo por Alá en donde pudo recibir «revelaciones» adicionales. Es por estas razones que los musulmanes tienen tan gran veneración por el monte del templo en Jerusalén. Los guías turísticos árabes señalan un lugar específico en la gran piedra dentro de la mezquita, asegurando que allí se encuentra la huella de Mahoma hecha durante su traslado al cielo. El punto es tan sagrado para los musulmanes que en el año 643 de la era cristiana, el califa Omar construyó la mezquita de Omar, conocida también como Cúpula de la Roca, sobre la piedra. Esta mezquita ha sido aclamada como el tercer lugar más sagrado en todo el islam. Por años tantos cristianos, judíos como musulmanes habían creído que el antiguo templo salomónico había sido edificado sobre este lugar exacto. Estos conflictivos puntos de vista sostenidos por tres de las grandes religiones monoteístas han acrecentado y agravado la controversia que rodea el entero Medio Oriente. En este punto considero que es necesario aclarar algo con respecto a las escrituras islámicas. Los dichos de Mahoma fueron recopilados por sus seguidores después de su muerte y luego compilados en un libro sagrado llamado El Corán. Corán, es una palabra árabe que significa «recitación». Geoffry Parrinder dice en su libro Religiones del Mundo: «EL CORÁN tiene aproximadamente el mismo largo del Nuevo Testamento. Está dividido en 114 capítulos o Suras, arreglados aproximadamente de acuerdo con el orden de su extensión con los más largos primero. Un Sura muy corto llamado el ‘Fatiha’ (La Apertura) es sin embargo, el primero de todos. Está en la forma de una plegaria a Alá para guía. Este pequeño capítulo es probablemente la porción recitada más frecuentemente del Corán, porque es usada tanto en las plegarias diarias y en muchas otras clases de ocasiones religiosas. Y dice: ‘En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso, alabado sea Alá, Señor del universo, Dueño del día del juicio. A Ti sólo servimos y a Ti sólo imploramos ayuda. Dirígenos por la vía recta, la vía de los que Tú has agraciado, no ¡Alerta!

58


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo

de los que han incurrido en la ira, ni de los extraviados’». A cada musulmán se le exige que acepte lo que se conoce como «Los Cinco Pilares» (o ibadat; «la obligación» a Alá) para un cumplimiento de su fe: EL PRIMER PILAR: El shahada, es la declaración de fe que ya mencionara anteriormente y que dice: «Yo testifico que no hay dios excepto Dios (Alá) y Mahoma es el profeta». EL SEGUNDO PILAR: Es el peregrinaje o viaje a La Meca y se conoce como haji. Es posible que la base para este pilar fuera la concesión que le hiciera Mahoma a los mecanos al tiempo de su victoria sobre ellos, la cual les garantizaba la riqueza. El señor Geoffry Parrinder, experto en religiones, dice en las páginas 504 al 506 de su libro Religiones del Mundo: «... Cada musulmán adulto que posea los medios se espera que vaya en peregrinaje al menos una vez en su vida. Para muchas personas en las regiones remotas de Arabia, el haji es el clímax de años de anhelos, y algunos lo hacen varias veces. Al entrar en el área sagrada de La Meca, los peregrinos se ponen un vestido especial, el ‘ihram’ y después de completar la ceremonia se afeitan el pelo. La ceremonia total del ‘haji’ es completamente elaborada y ocupa varios días, pero sus partes principales son el caminar alrededor de la Kaaba, el ‘tawaf’, culminando con el beso a la piedra negra empotrada en una de sus esquinas y el sacrificio de un animal en Mina. Este día se celebra a través del mundo musulmán como el ‘Id al-Adha’, o Festival de Sacrificio, en conmemoración de la disposición de Abraham para ‘sacrificar a su hijo’». EL TERCER PILAR: El salat, es la oración de las cinco plegarias diarias, al amanecer, al mediodía, en la tarde, a la puesta del sol y después de la puesta del sol. Parrinder dice en las páginas 503 y 504 de su libro: «... Antes de las plegarias, el adorador debe prepararse por un ritual purificador de lavado, el ‘wadu’. El ‘salat’ propiamente dicho comienza con el adorador en una posición de pie, seguido por una serie de reverencias de la cintura, ‘el raku’ y postraciones, en las cuales la frente toca el suelo, el ‘sujud’. Cada etapa de la oración está acompañada por una cita del Corán o alguna otra recitación repetida en silencio. El ‘Salat’ puede llevarse a cabo en cualquier lugar, pero hay un mérito especial si se realiza en una mezquita». El Salat debe hacerse mirando físicamente en dirección a la ciudad árabe de La Meca. EL CUARTO PILAR: Es el zakat, la práctica de la «caridad». El zakat es voluntario en algunos países musulmanes, pero en otros constituye un impuesto del gobierno. En los primeros días, el zakat consistía de aproximadamente el 2 1/2% de los ingresos de la persona. Parrinder dice que en el moderno islam: «... los arreglos para la colección de ‘zakat’ han fracasado... bajo la presión de otros gravámenes impuestos por el estado. En una sociedad islámica todos los musulmanes devotos dan limosna a los pobres como una declaración de fe al igual que por compasión». EL ÚLTIMO PILAR: Es el «ayuno de Ramadán» o

«sawn». Es requerido a todos los musulmanes que estén físicamente capacitados para hacerlo. Este ritual se lleva a cabo de la siguiente manera. No se puede ingerir ningún alimento sólido durante las horas del día. Un desayuno nutritivo se sirve en la oscuridad antes del amanecer. No se puede servir ningún alimento cuando la persona puede distinguir un hilo blanco de uno negro fuera de la casa. Una comida abundante se puede ingerir después de la puesta del sol. El ayuno es considerado como un tiempo de profunda meditación religiosa y un período para limpiarse de los pensamientos, ideas y prácticas impuras. El día después de sawn es de fiesta, se intercambian regalos y se ponen las mejores ropas. Todos los musulmanes creen en el juicio y en la vida después de la muerte. A los malos y a los infieles les está reservado el infierno. Los fieles irán a un lugar del paraíso donde son servidos por las huríes, unas ninfas hermosas. El Corán expresa este pensamiento en esta forma: «Anuncia la buena nueva (oh Mahoma) a quienes creen y obran bien: tendrán jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. Siempre que se les dé como sustento algún fruto de ellos, dirán: ‘Esto es igual que lo que se nos ha dado antes’. Pero se les dará algo parecido. Tendrán esposas purificadas y estarán allí eternamente» (Sura 2:25). Este mismo mensaje se encuentra por lo menos en tres otros lugares en El Corán: Sura 3:14-15; Sura 4:13. En cada caso las palabras son casi idénticas. El término «esposas purificadas» mencionado en el versículo anterior es una referencia a mujeres hermosas «puras». Según me han dicho, muchos musulmanes creen que hay por lo menos seis hermosas mujeres «esposas» o huríes para cada varón. Obviamente, esta creencia ha sido embellecida con el paso de los años. Pero los musulmanes no son los únicos en creer que el «cielo» es un lugar de sensualidad. Los antiguos vikingos en el año 800 de la era cristiana, también creían que serían atendidos y servidos en el cielo, al que llamaban Valhalla, por las Valkyries, unas mujeres de belleza extraordinaria. La mayoría de musulmanes creen que esos que mueren defendiendo el islam son enviados de inmediato a este paraíso. Esta falsa promesa fue lo que permitió que Ayatollah Khomeini de Irán pudiera inspirar enteros escuadrones de magníficos jóvenes iraníes para que fueran a la muerte durante la guerra entre Iraq e Irán. Cuentan que cuando esos jovencitos entraban al combate, todos llevaban llaves sobre sus frentes. Eran las llaves que supuestamente abrirían las puertas del paraíso para ellos. Naturalmente, los musulmanes creen que Alá juzga a los individuos al igual que a las naciones. Por lo tanto, lo que más ha desconcertado a los musulmanes iraníes, es que después de la revolución islámica de 1979, hayan ocurrido tantos terremotos en su nación. Muchos creen incluso, que los terremotos son una forma de «juicio» de parte de Alá. La guerra que perdieran con Iraq entre 1980 a 1989, también sirvió para soca¡Alerta!

59


Diferencias y Similitudes entre el Cristianismo y el Islamismo

var la confianza de muchos musulmanes en sus líderes religiosos. Aunque los musulmanes parecen estar unidos en su fe, existe una gran división entre ellos. Esta división es casi tan vieja como el propio islam y tiene que ver con la sucesión de los líderes después de la muerte del «Profeta». Siguiendo al fallecimiento de Mahoma, Abu Bakr fue proclamado Califa, o sucesor de la fe por muchos de sus seguidores. Abu Bakr sólo vivió dos años y el siguiente Califa que le sucedió fue Omar; después de él fue Uthman. La mayoría de musulmanes estuvieron satisfechos con esta sucesión. Sin embargo, había un grupo que estaba descontento. Su insatisfacción se debía al hecho de que creían que los sucesores debían ser siempre del linaje de Mahoma. De ahí que desearan tener como Califa a Ali ibn Abi Talib, un primo y yerno del «Profeta». Muy pronto surgió un conflicto entre los dos grupos; estalló una guerra y el islam se dividió en dos facciones, los Sunnis y los Shia. Esta división ha persistido hasta este día. La más común de las sectas islámicas es la de los Sunnis, palabra que significa «costumbre» o «el camino de

Mahoma». Este grupo estaba satisfecho con la sucesión histórica. Quizá un 85% de todos los musulmanes hoy son Sunnis en sus convicciones y prácticas. Los Sunnis tienden a ser prácticos, también se la llevan mejor con los no musulmanes. En asuntos de fe, los Sunnis a menudo se inclinan por la «predestinación». La práctica religiosa de acuerdo con la moda Sunni se centra en El Corán y también en el hadith o «tradiciones de Mahoma». El Shia o Shia’ite, el «partido de Alí», por otra parte, es el segundo tipo más común de musulmanes. Ellos eran los revolucionarios que deseaban al pariente de Mahoma como Califa. El número de Shias suma del 11 al 12% del mundo musulmán. El gobierno de Irán está controlado por el clero del Shia y le han dado a los seguidores del Shia una reputación de extremismo. Quizá el 90% de los iraníes pertenecen al Shia, mientras que el 55% de los iraquíes y el 40% de los libaneses también son del Shia. Por favor, note que cada nación mencionada ha sido un virtual foco de guerra y de intriga política en los años recientes. En otras partes, el Shia representa un porcentaje muy pequeño de la población.

•Continuará en el próximo Número•

Muchas veces examinamos en las Escrituras la cuestión “dones”. Hablamos del “don de la palabra”, el “don de enseñar”, el “don de ayudar”, el “don de sanar”, de “hablar en lenguas” (idiomas), etc… Pero, ¿qué en cuanto al “don del tiempo?” Después del don de la salvación, el más importante de todos los dones es el “don del tiempo”. Existe una forma de preguntar la hora, aparte del idioma español, que, traducido es… ¿qué tiempo es? (time en inglés, por ejemplo). Pero… ¿qué hora es la que estamos viviendo hoy? Sin embargo, más deberíamos de preocuparnos por la “hora” que estamos viviendo cada uno de nosotros. ¡Qué don el que Dios nos ha dado, que es el tiempo que él nos concedió para servirle! Salomón escribió: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” (Ec. 3:1). Luego en los vs. 2-8 él menciona el tiempo de nacer, de morir, de plantar y de arrancar, de matar y de curar, de destruir y de edificar, de llorar y de reír, de endechar y de gozar, de juntar y de esparcir, de buscar y de perder, de guardar y de desechar, de amar y de aborrecer, de romper y de coser, de callar y de hablar… tiempo de guerra y tiempo de paz. Lo que le faltó a Salomón en esta lista es: “tiempo de servir al Señor y tiempo de no servirle”. O tal vez mejor aún: “Tiempo de evangelizar y ganar almas y tiempo de no hacerlo más”. Dentro de la eternidad de Dios sin principio, él estableció para los hombres un… “tiempo”. Es un don maravilloso el tiempo que él nos dio. No todos contamos con la misma cantidad de años, dentro de este… tiempo que él nos concede. Algunos conocen al Señor en su tierna niñez y pueden servirle por muchas décadas, si quieren. De todos modos, ellos cuentan con el don de un tiempo bastante largo. Todos sabemos que con cada día que pasa, tenemos un día menos para vivir. ¡Alerta!

60


Revista ¡Alerta! N° 3