Page 1


No depende del que quiere Pastor J. A. Holowaty -N° de Reg. del M.E.C. 2.320-

Director General Pastor José A. Holowaty

Diseño Tapa Sixto González Corrección Mónica de Cárdenas Rosanna C. Holowaty

Radiodifusión América C.C. 2220 Asunción, Paraguay Teléfonos: (595-21) 960 228 (595-21) 964 100 (595-21) 963 125 Fax: (595-21) 963 149 E-mail: laverdad@radioiglesia.com Dirección en Internet: www.radioiglesia.com

Año 8 Edición N° 29 2009 Impreso en:

ien podríamos incluir en la misma línea de la elección divina las palabras de Romanos 9:16: “Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia”. Si tomamos como contexto Romanos 9:1-5, debemos notar que cuando Pablo dice que su amor es tal por los propios de su pueblo lo expresa así en Romanos 9:3, 4. ¿Cuál es el significado de estas palabras? ¿Qué quiere decir él con que “deseara yo mismo ser anatema?” «Anatema» significa «maldición». ¿Significa que él hubiera preferido ir al infierno, si esto ayudara a sus compatriotas a ser salvos? Prefiero creer que él sabía muy bien que el Señor ya había pagado todo el precio por la salvación tanto de judíos como de gentiles, y que cuando él dice que preferiría ser “anatema” (si esto ayudara a que los judíos fueran salvos), está hablando de su separación del ministerio que el Señor le había encargado. Tal es el significado de ser llamado por Dios para el ministerio sagrado, que el sufrimiento sería virtualmente intolerable. Sin duda Pablo se refiere a este sufrimiento (anatema-maldición) en 1 Corintios 9:16. Con la expresión: “¡Ay de mí si no anunciare el evangelio!”, ¿no se estaría refiriendo a la experiencia de Jonás, quien también fue llamado por Dios al ministerio? En el mismo contexto de Romanos 9:16, tenemos también otra expresión que nos hace pensar, cuando dice: “Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí” (Ro. 9:13). ¿Significa esto que Dios decidió aborrecer a Esaú para que se fuera al infierno, pero de la misma manera amó a Jacob para que fuera salvo, evitando la condenación eterna? Bien sabemos que Jacob era mentiroso y engañador, lo cual no adorna la vida cristiana, ni antes ni ahora. Cuando Dios dice que “a Jacob amé”, no habla de Ia salvación del uno ni de la perdición del otro. Habla de Jacob como padre de las doce tribus. Dios no necesariamente escoge a los “mejores” y los de intachable testimonio o comportamiento para llevar a cabo sus propósitos. En el caso de Esaú y Jacob, la impresión que uno tiene es que Esaú era mucho mejor que su hermano. Jacob pagó muy caro por su conducta. Los escogidos por Dios para el ministerio no pueden “pecar a crédito”, sino que deben pagar por sus faltas ahora mismo. Pablo habla de este “pecar a crédito o al contado” en 1 Timoteo 5:24. ¿Cuánto le costó a Jacob pagar sus faltas? Uno cosecha lo que siembra (Gá. 6:7). Él logró comprar la primogenitura por un platito de lentejas. Luego logró arrebatar de su hermano las bendiciones de su padre. Es probable que esto sea sólo parte de lo que él era estando aún en su casa. Trataba por todos los medios sobresalir destruyendo a su propio ¡Alerta!

1


hermano, gracias a sus debilidades. ¿Que cuánto le costó? Enumeremos solamente algunas de las “cuotas” que tuvo que abonar este hombre amado por Dios: 1. Tuvo que abandonar rápidamente su hogar dejando a sus padres con verdadero llanto (Gn. 28:5). 2. Provocó la desobediencia de su hermano Esaú (Gn. 28:6-10). Jacob realmente trató de “abrirse camino” para el éxito sin pensar que estaba destruyendo a su propio hermano. ¡Cuántas veces esto ocurre en las familias, incluso entre mayores, ya sean profesionales, arqueólogos, científicos, políticos y hasta entre los mismos ministros, pastores de iglesias! Si usted no paga todo esto “al contado”, la deducción vendrá ante el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10; 1 Co. 3:15). Esta es la razón por qué el Señor nos advierte: “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados” (1 Jn. 2:28). 3. Jacob por fin llegó a su destino, pero antes tuvo una maravillosa experiencia con Dios (Gn. 28:10-17). A esta altura, ante semejante encuentro con el Señor, es probable que Jacob pensara que su cuenta había sido saldada y su balance con el Señor era cero. 4. Jacob se enamora de Raquel, la hija menor de Labán, su futuro suegro. Acordó con Labán que serviría siete años por esa linda hija. Llegó el día del casamiento y todo marchó “bien”. Pero resulta que en la oscuridad de la noche su suegro Labán le dio a su hija mayor, Lea, por la cual Jacob no había trabajado siete años. Fue recién al día siguiente cuando Jacob descubrió lo que le hizo su suegro (Gn. 29:21-28). ¿Se imagina usted la furia del flamante esposo cuando descubrió que la cosecha fue mucho más amarga que la siembra? 5. Como si esto fuera poco, la tan querida Raquel, siendo ya esposa de Jacob también, era estéril. Una breve discusión a raíz de esto aparece entre ambos (Gn. 30:1, 2). 6. Jacob decide salir de la casa de su suegro e irse a su tierra, pero lo haría de manera secreta (Gn. 31:17, 18). 7. Jacob sale con sus esposas, sus hijos y ganados, pero Labán lo alcanza y allí Jacob “se descarga” en contra de su suegro (Gn. 31:25-28, 38-42). Jacob era el escogido por Dios para ser el padre de las doce tribus de Israel. Jacob escogió un camino difícil y peligroso, tal como lo hiciera Jonás, pero Dios nunca se equivoca, y él hizo que Su voluntad se cumpliera en todos sus detalles. Tanto Jacob como Jonás saldaron sus cuentas antes de partir, de modo que recibirán “galardón completo” (2 Jn. 8). 8. El carácter de Jacob lo llevó a luchar con Dios y con los hombres, pero finalmente venció. ¿A quién? ¡Venció su carácter! Partió a la eternidad sin deudas. Sus pecados fueron descubiertos y

2

¡Alerta!

EDITORIAL • No depende del que quiere --Pág. 1

PROFECÍAS • Israel y Jerusalén -------Pág. 14 • El día de pago del creyentePág. 17 • Rusia, el barómetro profético de Dios Pág. 26 • Laodicea: El fin de un cicloPág. 54

TEORÍA • Charles Darwin ----------- Pág. 3

APOSTASÍA • El rechazo de la fe ------Pág. 46

BIOGRAFÍA • El ministerio de Pablo -Pág. 36

DOCTRINAS • La evolución: ¿Realidad o ficción? ----------------------- Pág. 8 • El misticismo y la Nueva Era --


Compilado por el pastor J. A. Holowaty

H

ace ya doscientos años, el 12 de febrero de 1809, en la modesta población de Shrewsbury, Inglaterra, Susannah Darwin dio a luz a su ahora tan famoso hijo Charles Darwin. Su pueblo natal por entero ha sido prácticamente inmortalizado en su nombre, y su “fantasma” por decirlo de alguna forma, se percibe en todas partes. Pese al tiempo transcurrido, su influencia impregna hoy el pensamiento de la humanidad entera. Su fantasma habita en las aulas de clases de todas las escuelas seculares del mundo, en donde se enseña la evolución como un hecho indiscutible. El poblado de Shrewsbury se está preparando para una de sus más grandiosas celebraciones en el 2009, el aniversario del nacimiento de Darwin, y los ciento cincuenta años de conmemoración desde que se publicara su famosa obra El origen de las especies por medio de la selección natural. En el año 2006, cientos de iglesias en Estados Unidos celebraron lo que llamaron «Domingo de Evolución» en honor a Darwin, recordando los 197 años del aniversario de su nacimiento. Los clérigos de estas iglesias se tomaron el tiempo para explicarle a sus feligreses que la evolución y la Biblia sí son compatibles. Este fue un claro rechazo a la interpretación literal del libro de Génesis y la introducción de ideas paganas en la iglesia.

El resultado de la presencia de Darwin Como resultado de tal compromiso que comenzara en la iglesia de Inglaterra durante el siglo XIX, las generaciones subsecuentes criadas en hogares cristianos, comenzaron a rechazar cada vez más la autoridad de la Palabra de Dios. Los observadores notaron que mientras la asistencia a la iglesia antes de la II Guerra Mundial era entre el 40 al 50%, para el año 2003 se redujo sólo al 7,5%. Por otra parte, en los últimos diez años que fueron considerados como la «Década de Evangelismo» la asistencia disminuyó del 22% a un alarmante 3%.

El fantasma de Darwin ronda por toda Inglaterra y cientos de edificios que en un tiempo fueron iglesias, hoy se han convertido en tiendas, mezquitas, templos paganos o clubes nocturnos. El sistema educativo en Inglaterra y Estados Unidos, fue cimentando sobre el fundamento de la Palabra de Dios, sin embargo los cristianos en ambas naciones, y prácticamente en el mundo entero, han permitido que esta base sólida fuese reemplazada por un cimiento endeble, basado en el hombre, en las teorías evolutivas de Darwin y en su creencia de que todo lo creado es el producto de millones de años de evolución. Su pensamiento puede verse en las páginas de los textos de estudio y en la mente humanista de nuestra generación. Su fantasma está presente en las bancas vacías en las iglesias, en los museos, en los documentales de cine y televisión, en las películas, y en los parques nacionales en todo el mundo. Todo esto ha hecho colapsar la moralidad cristiana en la sociedad occidental. La cultura ha sido secularizada y los adultos jóvenes que fueron criados en hogares cristianos, pero con el fundamento de la teoría evolutiva, se están alejando del cristianismo. Estos son unos de los pocos resultados del pensamiento evolutivo. En 1859, Charles Darwin escribió su libro El origen de las especies, en el que popularizó la idea de que la vida podía ser explicada mediante un proceso natural el cual excluía a Dios. Unos pocos años después publicó su otro libro La descendencia del hombre, aplicando sus creencias evolutivas para el origen del hombre y postulando la idea de que la humanidad evolucionó de sus ancestros simios. A partir de entonces se propagó una filosofía que atacó la autoridad de la Palabra de Dios en Génesis, la historia fundamental para toda la doctrina cristiana incluyendo el evangelio y de hecho, la entera Biblia. Algunos estudiosos de la Palabra de Dios, creen que Darwin fue un producto de su tiempo. Que como todos nosotros estaba tratando que el mundo que le rodeaba tuviera sentido. No obstante, el conocimiento verdadero ¡Alerta!

3


Charles Darwin

de Dios comienza cuando confiamos en él y en su Palabra. Desafortunadamente, nuestra naturaleza es rebelarnos en contra del Creador: “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Ti. 2:3, 4). Darwin, quien odiaba a Dios le dio un cambio radical al mundo, pero como acabamos de mencionar, algunos aseguran que no se trataba de un ogro satánico, sino de un intelectual consumido por los muchos conflictos y contradicciones que prevalecían en la cultura británica. Fue un hombre que creció en medio de una familia adinerada de clase media, aunque se sintió completamente devastado ante la muerte de su madre cuando sólo contaba con ocho años. Su padre, un médico exitoso, se mantuvo emocionalmente distante de él. A pesar de todo, Charles pronto se las ingenió para recibir del doctor todo lo que quería. Era nieto del notable físico y naturalista Erasmus Darwin, quien había propuesto una teoría de evolución en la década de 1790. Cuando niño Charles a menudo escuchaba las discusiones sobre las teorías de su abuelo. Estudió medicina en la Universidad de Edimburgo y teología en la Universidad de Cambridge y recibió su grado allí en 1831. Sus puntos de vista religiosos, siguieron la ruta victoriana del cristianismo fundamental a gnosticismo, y para finales de la década de 1830 había abandonado sus creencias cristianas originales. Esta transformación no se debió enteramente a una acumulación de evidencia científica. En lugar de eso, denunciaba cosas como la dudosa historia de la Biblia, acciones inaceptables del Dios del Antiguo Testamento y las doctrinas increíbles del cristianismo. Aunque tranquilo y de buenas maneras, la realidad era que se trataba de un egoísta, quien siempre consideraba lo que mejor le convenía y le favorecía, tal como cuando decidió lo de su matrimonio. A pesar de su egocentrismo, Charles podía ser generoso. La mayor parte de su vida apoyó las misiones en Sudamérica que evangelizaban a los nativos en Tierra del Fuego, pero no porque le preocupara sus almas, sino porque deseaba que esos salvajes que había conocido durante uno de sus primeros viajes en la embarcación Beagle tuvieran una vida mejor. La publicación de su diario El viaje del Beagle fue un éxito instantáneo, y debido a esto fue objeto de mucha atención entre los círculos intelectuales, hasta que unos violentos dolores estomacales lo obligaron a recluirse en su hogar. Cuando comenzó a entender mejor la influencia de la herencia en el ser humano, sospechó que su enfermedad crónica era congénita porque sus padres eran primos hermanos. Como él también se había casado con una prima, atribuyó esto a los síntomas de la enfermedad en su propia familia. Además de todo, el estrés debió jugar un gran papel. Finalmente en 1844 le expuso su teoría a un colega y admitió que era como «confesar un

4

¡Alerta!

asesinato». A pesar de su asociación con evolucionistas y antirreligiosos tales como Robert Grant, Thomas Huxley, y su hermano Erasmo, Charles le dispensó a su hijo una educación anglicana formal con plena exposición a la Escritura y a la ortodoxia cristiana, pese a todo hay puntos muy oscuros en su vida.

Darwin enseñaba la superioridad del varón Según Charles Darwin, el mecanismo central de la evolución es la supervivencia del más apto. En este concepto los animales inferiores son más propensos a extinguirse, mientras que los superiores tienen más probabilidades de sobrevivir. El racismo que engendró esta idea está bien documentado y ha sido ampliamente publicado. Mucho menos conocido es el hecho, que muchos evolucionistas, incluyendo Darwin, enseñaban que las mujeres eran biológica e intelectualmente inferiores a los hombres. De acuerdo con esta teoría, las mujeres habían evolucionado menos que los varones, y como tenían cerebros más pequeños, eran «eternamente primitivas», algo así como niños, menos espirituales, más materialistas y «un peligro real para la civilización contemporánea». La supuesta brecha en la inteligencia que muchos Darwinistas líderes creían que existían entre los seres humanos, varones y hembras, era tan grande, que algunos los clasificaron como dos especies distintas: el varón como Homo frontalis y las mujeres como Homo parietalis. La diferencia era tan colosal, que Darwin se asombraba «que dos seres tan diferentes pertenecieran a la misma especie». Las razones para la supuesta superioridad masculina incluían la conclusión, de que la guerra y la caza acabaron con los hombres más débiles, permitiendo que sólo los más aptos retornaran al hogar y se reprodujeran. En contraste, como las mujeres no fueron sometidas a estas presiones de la selección, sino que estaban protegidas, esto permitió que las más débiles sobrevivieran. En oposición a esta enseñanza evolutiva, la Escritura enseña que todos los seres humanos son descendientes de Adán y Eva y que por consiguiente todos somos hermanos y hermanas. Además, en Cristo, “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gá. 3:28). Todos somos iguales, nadie es superior a otro, aunque los papeles en la vida difieran.

Los escritos y opiniones de Darwin respecto a las mujeres Muchos biógrafos de Darwin, incluyendo el editor Peter Brent y la doctora y profesora en ciencias Evelleen Richards concluyen, que Darwin tenía una opinión muy pobre de las mujeres. Brent comentó que «Sería muy difícil concebir a una persona con un punto de vista más indulgen-


Charles Darwin

te sobre sí mismo, pero casi despreciativo con respecto a la subordinación de las mujeres a los hombres» que la actitud de Darwin. Richards declara que Darwin «Tenía opiniones claramente definidas sobre la inferioridad intelectual de las mujeres y su estado de subordinación». Los escritos de Darwin y de sus discípulos revelan que la creencia de la inferioridad de la mujer era central a la teoría evolutiva primitiva. En su libro La descendencia del hombre argumentó, que las hembras adultas de la mayoría de las especies se semejaban a los jóvenes de ambos sexos y que los «machos son más avanzados evolutivamente que las hembras». Este degradante punto de vista de las mujeres, rápidamente se propagó entre los científicos y académicos contemporáneos de Darwin durante la conclusión del período Victoriano, e influenció en gran manera a muchos teóricos que desempeñaron un papel importante en la formación de la siguiente generación, desde Sigmund Freud, quien fuera conocido como «el padre del psicoanálisis», hasta el médico sexólogo y reformador social Henry Havelock Ellis. Evelleen Richards profesora de historia de la ciencia de la Universidad NSW de Australia, concluye que los puntos de vista de Darwin respecto a las mujeres, lógicamente seguían su teoría «nutriendo de esta forma a las subsiguientes generaciones de sexólogos». Como resultado de las ideas de Darwin, los científicos usaron la biología para apoyar la posición de que las mujeres eran «manifiesta e irreversiblemente inferiores a los hombres» lo cual terminó por impactar a toda la sociedad. Fue así como se le dio crédito a esta enseñanza antibíblica.

La evolución y el pensamiento ocultista Muy pocas personas están al tanto de los eventos que conllevaron a Charles Darwin a exponer su teoría sobre los orígenes entre la comunidad científica, en Gran Bretaña en el siglo XIX. Darwin fue ayudado en su investigación por su amigo íntimo Charles Lyell, quien permaneció a su lado por más de veinte años de cuidadosa investigación mientras desarrollaba sus teorías. De hecho vaciló mucho, antes de exponer su trabajo ante un foro público de la comunidad intelectual de su tiempo. Finalmente llegó el día en que se vio obligado a presentar públicamente sus teorías, para no ser eclipsado por otro y perder todos sus esfuerzos. En 1855, Darwin recibió la copia de un documento escrito por Alfred Russell Wallace, en el que detallaba las mismas teorías que él con tanto esfuerzo había preparado durante el curso de veinte años. De inmediato y a instancias de Lyell, comenzó a escribir su infame obra El origen de las especies. Tanto Darwin como Russell estaban buscando la clave del componente perdido, el mecanismo por medio del cual una especie podía cambiar convirtiéndose en otra. La ausencia de tal mecanismo es obvia, porque no hay absolutamente ninguna evidencia científica o de cualquier otra clase, que demuestre que una especie puede

evolucionar transformándose en otra. Tres años después de haber enviado su documento a Darwin, Wallace se enfermó gravemente mientras vivía en la isla de Ternate. En la violenta agonía de una fiebre debilitante, recibió la visión del mecanismo perdido. Wallace le envió a Darwin el documento completo, La supervivencia del más apto. Dice la teósofa y ocultista Alice Bailey en su libro Externalización de la jerarquía de Lucis Trust, que El Documento de Ternate contenía «en forma completa lo que se conoce hoy como la Teoría de la evolución de Darwin...» En realidad la evidencia circunstancial fuertemente sugiere, que Darwin plagió muchos de los conceptos claves de Wallace en su libro El origen de las especies. Sin embargo, como Wallace estaba más cerca de Nueva Guinea que de Londres, cuando llegó el tiempo de la presentación, los conceptos revelados a la Sociedad Linnean en julio de 1858 llegaron a ser conocidos como la Teoría de Darwin y Wallace. Eso claro está, no es la historia completa. Alfred Russell Wallace no sólo recibió la “visión” de la supervivencia del más apto para completar la mentira de la evolución de Satanás mientras deliraba con la fiebre, sino que Wallace guardaba un lado mucho más tenebroso. Durante su juventud, viajó a la Amazonia y se hizo amigo de los indios de quienes aprendió la magia negra. Wallace entonces comenzó a involucrarse en el espiritismo y fue abiertamente ridiculizado por los miembros de la Sociedad para Investigación Psíquica. El nivel extremo en que llegó a implicarse en el ocultismo, resultó en su expulsión virtual de la comunidad intelectual británica, y en el que su nombre fuera enteramente removido de las teorías Darwinianas. En el caso de su Documento de Ternate, el método del descubrimiento científico utilizado por Wallace fue más allá de lo ortodoxo, hasta el reino de lo metafísico. De hecho, revelaciones como esta no son raras en el reino de “las ciencias ocultas”. Desde una perspectiva bíblica, esta experiencia puede ser colocada con exactitud en la categoría de demoníaca. El Corán le fue entregado a Mahoma, quien era un analfabeto, de la misma forma. El punto aquí es, que la famosa teoría de la evolución y la proliferación de teorías subsecuentes, tuvieron un origen demoníaco. Además, pocos reconocen que los hombres del siglo XIX que le dieron forma a las filosofías evolucionistas y socialistas destinadas a transformar el futuro de la sociedad, tenían muy poco en común y que sus proponentes no eran hombres con educación científica. Charles Darwin por ejemplo, tenía un título en teología; Charles Lyell era abogado; Thomas Huxley quien apoyó entusiásticamente la teoría de Darwin, poseía un dudoso título en biología; Jean-Baptiste Lamarck y Herbert Spencer, aunque se dice que el primero era zoólogo y biólogo, y el segundo fue considerado como el padre de la filosofía evolucionista, la realidad era que no tenían educación ¡Alerta!

5


Charles Darwin

formal; y Georg Wilhelm Friedrich Hegel y Karl Marx eran filósofos. Sin embargo, había una cosa que todos esos hombres compartían: un odio en contra de Dios y el cristianismo bíblico. Basados en todo lo explicado, no debe sorprendernos que las filosofías ocultistas y paganas operen desde la misma línea básica del pensamiento evolutivo. Estos principios evolutivos dentro del ocultismo se basan de hecho en la mentira que Satanás le dijera a Eva en el huerto del Edén: “Seréis como Dios”. Los seguidores del movimiento de la Nueva Era, las brujas, y quienes practican las religiones basadas en la tierra, creen que el hombre es divino y que simplemente necesita descubrir o desarrollar su divinidad interior. Además, practicantes de la Nueva Era, tal como Jean Houston, enseñan que el ser humano todavía está evolucionando hacia un nuevo nivel, de homo sapiens a homo noético, y el concepto de homo noético (del dios hombre), es promovido activamente por organizaciones como el Instituto de Ciencias Noéticas dirigido por el ex astronauta de la NASA Ed Mitchell. Por consiguiente, la teoría de la evolución no sólo tuvo un origen ocultista, sino que es la clave absoluta para comprender las filosofías ocultistas. Si uno falla en reconocer que los ocultistas creen que el universo evolucionó de una fuente de energía primaria, la cual es considerada como “dios”, “la fuerza” o “la Diosa Madre”, es imposible entender la filosofía ocultista. Además, ellos están convencidos que esta “energía” o “fuerza” se encuentra en cada persona y en todas las cosas. Esta fuerza que lo impregna todo se llama inmanencia. La inmanencia es la idea de que una fuerza inteligente y creadora, o el ser que gobierna el universo, impregna el mundo natural. Desde el punto de vista panteísta, todos los objetos del universo están empapados por la infinita presencia divina. En las religiones judeocristianas, Dios interviene en el universo, está presente y activo en el mundo natural, pero al mismo tiempo lo trasciende, es decir, que es muy diferente al universo que ha creado. Los ocultistas ven la inmanencia como el ímpetu evolutivo que ha implementado los cambios cósmicos que finalmente conllevarán al surgimiento del homo neótico, el dios hombre. Pero tal vez lo más importante de todo, es que Darwin no podía concebir cómo un Dios benevolente podía permitir la muerte y el sufrimiento que veía en la humanidad. Según la teología natural la muerte y el sufrimiento debe haber sido siempre una parte de la naturaleza desde el momento de la creación. Por tal razón consideraba que éste no era el Dios que presentaba el cristianismo o la Biblia, sino alguien distante, alguien que sólo creó las cosas y determinó las leyes naturales. Fue así cómo razonó que toda la diversidad de la vida se fue desarrollando gradualmente sin la intervención de Dios.

6

¡Alerta!

La enseñanza de la Biblia El 23 de octubre de 1996, el papa Juan Pablo II hizo el anuncio formal, de que la teoría de la evolución es más que una hipótesis. Declaró «que la creación y la evolución pueden convivir juntas sin conflicto, con tal de que se mantenga que sólo Dios puede crear el alma humana». Los medios de comunicación proclamaron esta declaración como un triunfo sobre la creación, y muchos a través del mundo se preguntaron qué importancia podían tener las palabras del Papa para los cristianos alrededor del mundo. Lamentablemente, las estadísticas agrupan a los católicos romanos, como parte de la iglesia cristiana, lo cual ha conllevado a que ahora se afirme: «Que la mayoría de los cristianos aceptan la evolución como un hecho», lo cual no es así, porque el cristianismo verdadero basado en la Biblia rechaza plenamente la evolución. Pero... ¿Qué debemos decirle a un ateo declarado cuando exige “pruebas” de la existencia de Dios? Uno, claro está, podría retarlo a que demuestre que Dios no existe y a que justifique la descabellada idea de que el universo y el cerebro humano, aparecieron como un producto de la casualidad al azar. La vida y la salud de todas las criaturas depende del hecho, de que las moléculas de ADN (ácido desoxirribonucleico) se duplican en réplicas exactas de sí mismas. Sólo si el ADN dejara de funcionar apropiadamente por una casualidad, podrían ocurrir cambios evolutivos. Proponer que los miles de millones de criaturas (cada una con un intrincado diseño, cada una recibiendo su alimento apropiado, y que la relación del delicado balance ecológico entre ellas, eso sin mencionar el sistema nervioso, ojos y cerebro humano) son el resultado de una serie de casualidades y errores en el ADN, es demasiado absurdo para creerlo. Sin embargo, a esos que rechazan a Dios no les queda otra alternativa que creer este disparate. Las consecuencias de esa teoría, la cual es promovida de manera agresiva en las escuelas, universidades y medios noticiosos de América, no son sólo morales y espiritualmente destructivas, sino también lógicamente falaciosas. El escritor cristiano C. S. Lewis declaró: «Si las mentes son enteramente dependientes de los cerebros, los cerebros de la bioquímica, y la bioquímica del flujo sin sentido de los átomos, no puedo entender cómo el pensamiento de esas mentes puede tener más significado que el sonido del viento...» Esa lógica simple destruye el Darwinismo. Si el hombre es el producto al azar de fuerzas impersonales evolutivas, entonces sus pensamientos deben ser iguales, incluyendo la teoría de la evolución.

La influencia de Darwin No obstante, gracias a la aceptación de la evolución como un hecho, toda la psicología de hoy, así sea cristiana o secular, se basa en el Darwinismo. Esa fue la base del


Charles Darwin

modelo médico ateo de Freud, el cual permanece como el elemento clave en el intento por establecer una «ciencia del comportamiento humano». Como un resultado, el hombre llegó a ser considerado como una respuesta al estímulo, un conglomerado de moléculas de proteínas arrastradas por urgencias irresistibles programadas en su inconsciente por traumas pasados. El pecado, por el cual somos moralmente responsables ante Dios, ha llegado a convertirse en una “enfermedad mental” más allá del control de uno mismo. Los problemas morales por los cuales éramos personalmente responsables o el mal comportamiento, ahora sólo pueden ser corregidos por un ritual de psicoterapia. Es como un juego nuevo de pelota con nuevas reglas y goles. Incluso hasta la iglesia fue arrastrada por la psicología. Para los evangélicos, aunque la Biblia todavía seguía siendo infalible, dejó de ser suficiente. Las respuestas bíblicas a los problemas espirituales dejaron de ser percibidos como inadecuados, y fueron primero suplidos y luego reemplazados por diagnósticos “científicos” y curas desconocidas a los profetas y los apóstoles. La salvación de las almas pecadoras sólo mediante Cristo, de alguna forma fue metamorfoseada para convertirla en la cura de las almas enfermas mediante la psicoterapia. Y tal como es el caso a menudo, el Darwinismo se ha movido de su plataforma original para operar en un mundo más amplio. Las ideas de la evolución han abandonado los confines de la biología, botánica y paleontología y ahora se aplican a la estructura social como un todo. Esta aplicación del Darwinismo a la estructura social se conoce como «Darwinismo social» y es la fundación de nuestra cultura. Una suposición importante que ayuda a edificarlo, es la idea de que la estructura social está construida y controlada por fuerzas impersonales, no por Dios. Hasta que hiciera su aparición el Darwinismo social, el occidente generalmente sostenía que el proceso de la historia revelaba constantemente que el Dios judeo-cristiano estaba detrás de todo. Los fundadores de Norteamérica descansaban confiados en la seguridad de que «hay un Dios justo que preside desde arriba el destino de todas las naciones». Esa revelación exponía el punto de vista de la cultura occidental en ese tiempo. Era un principio indiscutible a la luz del cual eran examinadas otras realidades. Darwin cambió todo esto, la idea de su selección natural es una algarabía sin sentido a menos que él esté refiriéndose de hecho a una fuerza impersonal, una fuerza que impulsa la historia y establece sus directrices. Cuando joven Darwin estuvo asociado con el cristianismo, pero conforme pasó el tiempo estuvo menos dispuesto a adscribirle el control y dirección de la historia a Dios. En lugar de eso llegó a pensar que el progreso de la historia es determinado por la maquinaria impersonal de la selección natural. Dios fue cambiado por una fuerza y la historia se tornó en algo carente de personalidad. El Darwinismo social de nuestro tiempo ha seguido ese

mismo derrotero. Nuestra sociedad, una vez llamada civilización cristiana, se ha tornado secular, hasta un grado tal que los sabios de occidente nunca pudieron pensar. La educación, el gobierno, los negocios, los medios noticiosos y en muchos casos la religión se ha ido secularizando progresivamente desde cristianismo hasta ateísmo. Como resultado Dios no es simplemente ignorado, sino que se le calumnia y difama en cada oportunidad. A pesar de los miles de años de inquirir respecto al universo y de la súper tecnología de las computadoras de hoy que ayudan a la ciencia, todavía no sabemos casi nada en comparación con todo lo que se encuentra allí para conocer. No entendemos en realidad qué es la energía, la gravedad, la luz o el espacio. Refiriéndose al universo, el astrónomo británico Sir James Jeans declaró: «Aún no estamos en contacto con la realidad final». Mucho menos comprendemos qué es la vida. Las cosas vivas están constituidas por maquinarias químicas, sin embargo el secreto de la vida no se encuentra en la combinación correcta de los químicos de que están hechas. La ciencia trata de descubrir cómo se le imparte vida a la materia, que de otra forma sería una cosa muerta. Esperan con esto revertir el proceso de la muerte y crear así vida eterna. A pesar de todo, nunca podrán descubrir el secreto examinando criaturas vivas, porque la vida que poseen estos seres no es propia. Hay algo más que la vida física, indiscutiblemente existe un lado no físico del hombre. Las palabras y las ideas conceptuales que expresamos, incluyendo esas impresas en el ADN, no son parte del universo físico limitado por las dimensiones. Por ejemplo, la idea de la “justicia” no tiene nada de tangible, ni se puede describir en términos de cualquiera de los cinco sentidos. Yace en otro reino. Los pensamientos no son físicos. No se originan de la materia, tampoco ocupan espacio. Nuestros cerebros no piensan, de ser así seríamos prisioneros de esas pocas libras de materia dentro de nuestros cráneos, esperando por las próximas órdenes que pudiera darnos. El hombre no sólo tiene vida física, sino vida inteligente. Pero... ¿De dónde se origina esta fuente? Juan dijo del Señor Jesucristo: “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres” (Jn. 1:4). Cristo declaró: “…Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn. 8:12). La referencia no es a una luz física, sino a la luz espiritual de la verdad, otro concepto abstracto sin ninguna relación con el universo físico. “La verdad” nos lleva más allá del reino animal, ya que no tiene significado alguno para los animales. La “inteligencia” de ellos, no sabe nada de amor, moral, compasión, misericordia o entendimiento, sino que está confinada al instinto y respuestas condicionadas al estímulo. Burrhus Frederic Skinner, quien fuera el psicólogo más notable desde Sigmund Freud, trató de colocar al hombre en el mismo molde, pero nuestra habilidad para formar ideas ¡Alerta!

7


Charles Darwin

conceptuales y expresarlas por medio del idioma, no puede ser explicada en términos de reacciones, como respuesta al estímulo. Existe un abismo infranqueable entre el hombre y los animales. La inteligencia no es física, porque concibe y usa materiales de construcción no físicos que claramente no se originan de la materia del cerebro o el cuerpo. Esto nos lleva más allá del universo físico, hacia el reino del espíritu. Nosotros no sabemos lo que es el alma y el espíritu, o lo que significa que “Dios es Espíritu...” (Jn. 4:24). “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gn. 1:27). Dios nos ha dado pruebas suficientes que podemos

verificar, para hacer que confiemos completamente en todo lo que declara su Palabra, concerniente a cosas que no podemos comprender plenamente. Aquí es donde entra la fe. Hay mucho que sabemos que es verdad, a pesar de que no podemos entender. Por ejemplo, este es el caso con el hecho de que Dios no tiene ni principio ni fin. Nuestra mente se turba, pero sabemos que es así. Mientras trata de desenmarañar los secretos del universo, la ciencia es negligente con su Creador. El universo sólo puede llevar al hombre hacia un camino sin salida, Continúa en la página 34

Compilado por el pastor J. A. Holowaty a teoría de la evolución ha dominado nuestra sociedad por casi un siglo, especialmente en los centros educativos. Los medios noticiosos han ejercido la mayor influencia al promover la evolución orgánica como un hecho a través de programas de televisión, revistas, editoriales y secciones especiales dedicadas al punto de vista evolutivo. Usualmente este adoctrinamiento ha sido obvio e insistente, pero es efectivo aun en su forma más sutil. Nuestros problemas sociales y morales actuales, son en su mayor parte un resultado de la filosofía humanista que surgió como consecuencia del pensamiento evolutivo. La llamada «nueva moralidad», de la cual estamos siendo testigos, que en realidad es la ausencia de moral, es el resultado de la filosofía atea evolutiva. Es necesario admitir que virtualmente no hay área del pensamiento y de la vida hoy que no haya sufrido el efecto de este popular punto de vista. Desde que la evolución fuera aceptada universalmente como un hecho, al mismo tiempo el creacionismo bíblico fue descartado como una creencia anticuada. El cristianismo organizado ha pasado cerca de un siglo ya, retirándose en ocasiones y otras enfrentándose abiertamente ante los ataques de los evolucionistas.

8

¡Alerta!

Consecuentemente, la fe de muchos creyentes cristianos se ha visto seriamente afectada y un número incontable de personas sinceras han sido engañadas. A estudiantes en todo el mundo se les ha enseñado la grandeza histórica y científica de la generación espontánea, es decir, que la vida se originó espontáneamente de la materia inorgánica. Redi, Pasteur y Spallanzani demostraron que la vida sólo puede provenir de vida preexistente. Ideas tales como que los ratones se originaban de ropa interior sucia, fueron finalmente silenciadas. ¡Cuán irónico es entonces que estos mismos educadores hayan dado un giro de retroceso asegurando que la generación espontánea fue el mecanismo por medio del cual surgió la vida! Porque el concepto moderno de la evolución orgánica no es otra cosa más que una regresión refinada a la mentalidad científica del siglo XVI, en la que se propone una vez más la generación espontánea. La ironía de toda esta situación es que el propio concepto de la evolución orgánica es completamente absurdo e imposible. Es totalmente ilógico que una idea que está tan desprovista de cualquier evidencia científica legítima pueda haber alcanzado una posición de tal prestigio en nombre de la ciencia.


La evolución: ¿Realidad o ficción?

Sin embargo, el creacionismo bíblico, ha revivido recientemente y está ganando gran impulso. Literalmente miles de distinguidos científicos están rechazando la evolución en favor del creacionismo. Algunos estados en Estados Unidos están considerando incluir el creacionismo en el curriculum estudiantil y se han llevado a cabo numerosas conferencias en los predios universitarios para tratar este tema. En el presente artículo trataremos de exponer básicamente tres cosas: 1. Explicar la falacia científica de la teoría de la evolución orgánica, 2. Presentar evidencia científica del creacionismo bíblico, y 3. Probar que la evolución y el creacionismo bíblico son mutuamente exclusivos y que no pueden reconciliarse. Se ha dicho que hay dos clases de personas, esos que están de acuerdo con usted y los fanáticos. No hay nadie con una mentalidad más estrecha que esa persona que quiere imponer su punto de vista, sólo porque es su opinión personal, mientras que la persona lógica es esa que puede probar lo que afirma. Es verdad que hasta cierto grado todos somos culpables de egocentrismo, sin embargo estoy convencido que quien busca honestamente la verdad, finalmente la encuentra. Con esto en mente, le animamos a que lea este artículo con una mente abierta y un corazón honesto, pues como dijo Dios por boca del profeta: “Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jer. 29:13). El argumento más propagado y que ejerce mayor influencia en contra de la veracidad de la Biblia es la creencia común de que la ciencia moderna ha probado la evolución, desacreditando de este modo el relato bíblico de la creación. Sin embargo, la falla fatal en este argumento es que CIENTÍFICAMENTE ES IMPOSIBLE DEMOSTRAR CUALQUIER TEORÍA RESPECTO A LOS ORÍGENES. Es por esta razón que la propia esencia del método científico está basada en la observación y la experimentación, y es imposible hacer observaciones o conducir experimentos sobre el origen del universo. Este punto es aceptado por el biólogo británico L. Harrison Matthews en el prólogo de la edición de 1971 del libro de Darwin El origen de las especies. Dice: «La verdad es que la evolución es la columna vertebral de la biología, y la biología por lo tanto se encuentra en la posición peculiar de ser una ciencia fundada en una teoría no demostrada, ¿es entonces una ciencia o una fe? Por lo tanto, el aceptar la teoría de la evolución es exactamente paralelo a la creencia en una creación especial, ambos son conceptos que sus creyentes respectivos aceptan como verdaderos, pero nadie hasta la fecha, ha sido capaz de probarlos». Los científicos pueden especular respecto al pasado o el futuro, pero de hecho sólo pueden observar el presente. Obviamente, entonces la tan propagada hipótesis de que la evolución es un hecho establecido de la ciencia, resulta completamente falsa. A la evolución sólo se le puede dar correctamente el calificativo de creencia,

una filosofía subjetiva de los orígenes, la religión de muchos científicos. A pesar de este hecho, la mayoría de facultativos y profesores todavía insisten en que la evolución es un hecho establecido de la ciencia. Sir Julian Huxley, el nieto de Thomas Henry Huxley, el ayudante de Darwin, pronunció estas palabras en 1959 y así se encuentran registradas en el volumen 3, página 41 del libro La evolución después de Darwin: «El primer punto a declarar respecto a la teoría de la evolución de Darwin es que ya no es más una teoría, sino un hecho. Ningún científico serio negaría el hecho de que la evolución ha ocurrido, como tampoco negaría el hecho que la Tierra gira alrededor del Sol». Y dijo el señor M. J. Kenny: «En la actualidad no existe duda razonable respecto al hecho de la evolución orgánica; la evidencia de ello es tan abrumadora que esos que la rechazan sólo pueden ser las víctimas de la ignorancia o el prejuicio». El profesor George Gaylord Simpson asegura que, «Darwin ... final y definitivamente estableció la evolución como un hecho». Dice en el texto de enseñanza de geología titulado Elementos esenciales de la historia de la Tierra: «El registro fósil aporta prueba irrefutable de que la vida en la Tierra ha cambiado a través de las edades... el estudio sistemático de los restos fósiles ha arrojado una entera nueva luz sobre el pasado de la historia de la Tierra y ha descartado las nociones pasadas de moda y supersticiosas sobre el tema que había prevalecido por miles de años... los fósiles no sólo prueban que la vida ha cambiado, sino que ha progresado desde la simplicidad hasta la complejidad con el paso del tiempo. Esos son los hechos. Para esos que adoptan un punto de vista imparcial del asunto, sólo hay una conclusión: Que toda la vida pasada y presente ha descendido desde un comienzo simple». Incluso la propia Academia Pontificia de Ciencia ha declarado recientemente: «Estamos convencidos que la magnitud de evidencia presenta la aplicación del concepto de la evolución al hombre y a los otros primates más allá de serias disputas». Mientras los científicos que creen en la evolución pueden diferir acerca de cómo ocurrió la misma, todos ellos coinciden en que sí ocurrió. Pero necesitamos recordar que los científicos son también seres humanos. La idea de que son completamente objetivos, imparciales, frías máquinas, claro está es absurda. Ellos al igual que los demás, también son influenciados por la opinión de los llamados “expertos”. Incluso, muchos científicos y profesores no son cristianos, por lo menos no son cristianos bíblicos. Como tal, se ven forzados a aceptar una explicación naturalista para el origen y destino de la vida y del universo. Todos estos factores juegan un papel extremadamente importante en la propagada aceptación de la teoría de la evolución. Tal como escribiera el doctor George Wadi, ganador en 1967 del premio Nobel de Ciencia: «Cuando se llega al origen de la vida sobre la Tierra, sólo hay dos posibilidades: creación o generación espontánea (la evolución). No hay ¡Alerta!

9


La evolución: ¿Realidad o ficción?

un tercer camino. La generación espontánea fue desaprobada hace cien años, pero eso nos conduce a una sola conclusión: a la creación sobrenatural. No podemos aceptar eso en una base filosófica (razones personales); por consiguiente, decidimos creer lo imposible: que la vida surgió espontáneamente por casualidad». Vemos entonces que la evolución es aceptada generalmente como un hecho de la ciencia, no porque pueda ser probada por evidencia científica, sino porque es la única alternativa, la creación especial es algo totalmente inaceptable. Claro está, no todos los científicos son evolucionistas ateos. De hecho, algunos de los grandes pioneros en la historia de la ciencia han sido cristianos devotos. Sólo de paso citaremos algunos nombres: Isaac Newton, Louis Pasteur, Johannes Kepler, Robert Boyle, Michael Faraday, Samuel Morse, Lord Kelvin, James Maxwell y muchos otros. Mientras tanto, otros científicos han optado por favorecer otra posición comúnmente conocida como evolución teísta. Los evolucionistas teístas aseguran creer en Dios y en la Biblia, mientras que al mismo tiempo, sostienen que toda la vida ha evolucionado a partir de químicos inorgánicos. Pero al aceptar este curioso concepto, los evolucionistas teístas se ven forzados a abandonar numerosos elementos bíblicos básicos. Un caso típico de esto, en el que no se toman en cuenta las Escrituras, son los puntos de vista del muy conocido sacerdote jesuita Pierre Teilhard de Chardin. Pero los cristianos que creen firmemente en que la Biblia es la Palabra de Dios divinamente inspirada, no tienen otro recurso que rechazar tal concepto. En simples palabras, la evolución puede ser definida como un proceso por medio del cual las cosas vivas se formaron por sí mismas sin la intervención de un creador y luego de alguna forma mejoraron por sí mismas. De acuerdo con esta creencia, todas las bacterias, plantas, animales y seres humanos, llegaron a existir por simple casualidad, desde un simple y remoto ancestro que de alguna forma vino a existir. Se supone que todo esto ocurrió accidentalmente, sin el beneficio de ninguna inteligencia o plan. La premisa básica de esta teoría de “la molécula al hombre”, es que al gas hidrógeno dándosele tiempo suficiente, finalmente se transforma en una persona. Diametralmente opuesto a este punto de vista, el creacionismo bíblico postula una creación especial inicial por Dios a través de la cual todas las leyes, procesos y entidades de la naturaleza llegaron a existir tal como lo describe el libro de Génesis. Un punto importante digno de contemplar es el hecho que a lo largo de la historia cada edad ha estado plagada con ideas falsas. Por ejemplo, por quince siglos se creyó que el Sol y los otros planetas giraban alrededor de la Tierra. Esto fue conocido como la teoría geocéntrica y claro está, ahora sabemos que esta suposición era completamente falsa. Durante los siglos XVII y XVIII otra teoría fue

10 ¡Alerta!

aceptada universalmente y se enseñaba como un hecho establecido de la ciencia, en la misma forma como se enseña hoy la evolución. Fue conocida como la teoría flogística, y declaraba que cada sustancia que se quemaba contenía el ingrediente mágico flogisto, el cual le daba la combustibilidad. Esta idea errónea fue más tarde refutada por el químico francés Lavoisier, quien demostró en forma concluyente que el oxígeno era el elemento clave involucrado en la combustión. Hay muchos errores crasos históricos de la ciencia que podríamos mencionar, pero los citados anteriormente son suficientes para establecer el hecho de que cada edad ha estado plagada con errores. Pero... ¿Debemos presumir que ahora nosotros somos diferentes y que estamos exentos de cometer una necedad? ¿No será que la teoría de la evolución es sólo otro error craso de la ciencia? Brevemente, trataremos de demostrarlo. Pero... ¿Por qué debemos molestarnos en estudiar el origen del universo y de nosotros mismos? ¿Vale la pena realmente gastar el tiempo y la energía? Bueno, hay muchas buenas razones sobre la importancia de tener un entendimiento apropiado respecto a los orígenes y sí, vale la pena hacerlo. Todos necesitamos un sentido de identidad, de propósito y metas personales. Esto es imposible sin un sentido de origen. Lo que una persona cree acerca de su origen condicionará su estilo de vida y afectará su destino final. La solución a los problemas sociales masivos del hombre depende de una comprensión correcta de los orígenes. Si la filosofía evolutiva es exacta, entonces la vida carece de dirección moral y propósito. Por otra parte, si fuimos creados por Dios nuestras vidas tienen significado, dirección y propósito. Es claro entonces que nuestro origen constituye la fundación de todas nuestras convicciones, acciones y creencias. De tal manera, que nuestro origen es UN ASUNTO VITAL que no puede ser ignorado, el hacerlo nos pondría en gran peligro. Aunque tanto la evolución como el creacionismo bíblico son imposibles de demostrar por el método científico y deben ser aceptados por fe, esto no quiere decir que no vale la pena saber los hechos científicos o que las observaciones no sirven para nada y deben ser descartadas o ignoradas. Por el contrario, debemos usar los hechos científicos para verificar cuál modelo de orígenes es más probable para que así nuestra fe sea dirigida en forma inteligente, no ciega. Brevemente demostraremos que las pruebas científicas correlacionan mejor con el creacionismo bíblico que con la evolución, y que los evolucionistas se encuentran en una situación muy precaria cuando tratan de demostrar la teoría de la evolución.

Geología Antes del siglo XIX la vasta mayoría de los científicos interpretaban la historia de la Tierra en conformidad


La evolución: ¿Realidad o ficción?

con el creacionismo bíblico y el catastrofismo, es decir, que apoyaban el diluvio del Génesis, creyendo consecuentemente en una escala de tiempo relativamente corta. Sin embargo, la aceptación más reciente del principio conocido como uniformitarianismo ha promovido exitosamente la idea de una Tierra muy antigua. El uniformitarianismo es la creencia de que el origen y desarrollo de todas las cosas puede ser explicado exclusivamente en términos de las mismas leyes y procesos naturales que operan hoy. Según este dogma, la naturaleza puede ser definida satisfactoriamente de acuerdo a causas naturales y por consiguiente, “el presente es la clave del pasado”. Este concepto fue introducido por James Hutton, popularizado por Sir Charles Lyell e influenció en gran manera el pensamiento y trabajos de Charles Darwin. El uniformitarianismo ha sido la columna vertebral de la geología histórica moderna y es responsable de la tan popular hipótesis de que la Tierra tiene miles de millones de años. Debido a esto, en menos de un siglo, a la Tierra de unos pocos miles de años de edad, ¡se le asignaron miles de millones! En la actualidad los geólogos que apoyan la teoría uniformitarianista, muestran una actitud hostil hacia el creacionismo bíblico y el catastrofismo. L. Merson Davies, un reconocido paleontólogo británico que se opuso a la teoría general de la evolución comentó sobre este fenómeno reciente e hizo algunas observaciones muy importantes, registradas en las páginas 62 y 63 del Diario de las transacciones del Instituto Victoria, publicado en 1930: «Aquí, entonces, nos encontramos frente a frente con una circunstancia que no puede ser ignorada al tratar con este tema... es decir, la existencia de un prejuicio marcado en contra de la aceptación de la creencia en un cataclismo como el diluvio. Ahora debemos recordar, que hace sólo cien años, tal prejuicio no existía... por lo menos en forma general. La creencia en el diluvio de Noé era axiomática, no sólo en la propia iglesia (tanto católica como protestante), sino asimismo en el mundo científico. Sin embargo, la Biblia afirma en la profecía, que en los últimos días aparecerá una nueva filosofía; una filosofía que llevará a los hombres a mirar con desprecio la creencia en el diluvio y que la desaprobarán, declarando que ‘...todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación’ (2 P. 3:4b). En otras palabras, una doctrina de Uniformidad en todas las cosas (una doctrina que el apóstol obviamente considera como un hecho mentiroso), la cual reemplazará la creencia en cataclismos tales como el diluvio». Vemos entonces que la antigua profecía de Pedro, ha tenido cumplimiento ante nuestros propios ojos con la teoría del uniformitarianismo. De acuerdo con los que apoyan esta hipótesis en la actualidad, no hay necesidad de apoyarnos en ningún evento catastrófico, excepto en una escala menor. Ellos insisten en que todas las características y formaciones geológicas que en un tiempo se le atribuyeron a cataclismos geológicos, pueden ser ahora

explicados satisfactoriamente por procesos ordinarios que operan a través de largos períodos. Aunque la teoría uniformitarianista parece ser razonable, debemos tener bien presente que se trata enteramente de una hipótesis, no de un hecho. Una hipótesis por definición, «es la suposición de una cosa posible, de la que se saca una definición». Además, esta hipótesis ha sido trazada en conformidad con la columna geológica y son demasiados los mecanismos que contradicen esta famosa columna geológica. Las evidencias geológicas por el contrario apoyan un cataclismo universal con agua. Mientras los evolucionistas uniformitarianistas insisten en «que la vida presente es la clave del pasado», los creacionistas creen que «de hecho es el pasado (la caída y redención del hombre) la clave del presente, la razón de los problemas del mundo de hoy».

La columna geológica Entre las ciencias, la geología histórica se encuentra en una posición muy embarazosa, ya que trata con eventos pasados y por lo tanto se ve forzada a basarse en suposiciones que pueden o no ser ciertas. La historia documentada sólo se remonta a unos miles de años. Los manuscritos auténticos más antiguos datan del año 3500 A.C. Nadie puede estar absolutamente seguro de lo que realmente ocurrió antes de que existieran los testigos oculares. Consecuentemente, no existen pruebas irrefutables acerca de cómo ocurrió el proceso que formó las rocas de la columna geológica o de su edad. Cualquier determinación sólo puede ser indirecta, basada en suposiciones que pueden o no ser ciertas. Por consiguiente, basados en estas suposiciones, de que el uniformitarianismo y la evolución orgánica eran hechos científicos establecidos, los geólogos durante el siglo XIX comenzaron a compilar la columna geológica. Ellos arreglaron los estratos terrestres de acuerdo con los varios tipos de fósiles que contenían, especialmente el índice de fósiles (usualmente invertebrados marinos que son fáciles de reconocer), los cuales se presume se propagaron en una duración cronológica limitada marcando así una era específica para la formación de rocas. Los estratos con fósiles más simples, los cuales se supone evolucionaron primero, fueron puestos en la parte inferior de la columna mientras los estratos que contenían formas más complejas, las cuales supuestamente evolucionaron más tarde, fueron colocadas en la parte superior de la columna. De tal manera que LA ENTERA COLUMNA GEOLÓGICA FUE FUNDADA Y CONSTRUIDA EN LA SUPOSICIÓN DE QUE LA EVOLUCIÓN ORGÁNICA ES UN HECHO. La única base para colocar las formaciones rocosas en orden cronológico es los fósiles que contienen. Y la única justificación para asignarle a los fósiles períodos específicos en esa cronología es la presunta progresión ¡Alerta!

11


La evolución: ¿Realidad o ficción?

evolutiva de la vida. A cambio, la única base para la evolución biológica es el registro fósil así construido. En otras palabras, la suposición de la evolución fue usada para arreglar la secuencia de los fósiles y luego la serie resultante fue presentada como prueba de la evolución. Consecuentemente, ¡LA EVIDENCIA PRIMARIA PARA LA EVOLUCIÓN ES LA HIPÓTESIS DE LA EVOLUCIÓN! Como el arreglo de los fósiles es completamente arbitrario, es decir, que se basó en la hipótesis de la evolución, la columna geológica no puede ser usada de ninguna manera para demostrar la evolución o una vasta era geológica. Es importante que sepa que no hay un sólo lugar en el mundo donde se pueda verificar la columna geológica. Ella sólo existe en la mente de los geólogos que apoyan la evolución. Es simplemente una idea, una serie ideal de sistemas geológicos y no una columna real de rocas que pueden ser observadas en una localidad en particular. Las formaciones rocosas reales distan mucho de parecerse a este ideal, a esta secuencia imaginaria, en ella podemos encontrar fósiles invertebrados en la parte superior y vertebrados en sus partes más bajas. Incluso en el Gran Cañón sólo se encuentra menos de la mitad de estos sistemas geológicos. Para poder ver la entera columna geológica, en su orden y secuencia apropiada, uno tendría que viajar por el mundo entero. Los estratos precámbricos y paleozoicos pueden observarse en el Gran Cañón; los estratos mesozoicos en el este de Arizona; las formaciones terciarias son visibles en Nuevo México y así sucesivamente. Son innumerables las contradicciones que encontramos en la secuencia ideal propuesta en la columna geológica. Cuando aparecen anomalías tales como fósiles en el estrato equivocado, se dan explicaciones en la forma más inteligente y conveniente a fin de justificar la presunción básica de la evolución y la validez de la columna geológica. La aclaración para este fenómeno, es decir, cuando aparecen fósiles en la parte inferior de la columna que deberían estar en la parte superior, es llamarlos filtraciones estratigráficas. Mientras que los especímenes encontrados demasiado altos en la columna geológica son considerados como especímenes reelaborados. En muchos casos se encuentran capas gruesas de estratos sedimentarios en el orden estratigráfico equivocado. Los geólogos evolucionistas recurren entonces a hipótesis secundarias para explicar tales condiciones inversas, es decir, al hecho de que aparezcan estratos más antiguos sobre estratos más recientes. Por ejemplo, en el parque nacional Glacier hay un bloque de arcilla del período cámbrico supuestamente de mil millones de años de edad y en su parte superior se encuentra una formación de pizarra de greda, supuestamente de sólo cien millones de años. Los geólogos proponen que este bloque “fuera de lugar” se movió horizontalmente sobre la región adyacente al ser arrastrado

12 ¡Alerta!

por fuerzas tremendas a través de las fallas geológicas. ¡Pero este bloque de arcilla “fuera de lugar” tiene unos 563 kilómetros de largo, 56 kilómetros de ancho y unos diez kilómetros de espesor! El doctor Henry M. Morris ha demostrado en forma concluyente que el mecanismo para que un bloque de tal tamaño se hubiera deslizado y hubiera dado la vuelta, es físicamente imposible, incluso aún en el caso de que se lubricara la superficie del bloque para ayudarlo a deslizarse. La conclusión obvia es, que las rocas precámbricas se depositaron después de la pizarra de greda y que la columna geológica y el calendario de la historia de la Tierra básicamente no tienen sentido. Esta es apenas una de las innumerables contradicciones que encontramos en la columna geológica. Otra cosa que sorprende a muchas personas, es el hecho que las formaciones rocosas de la columna geológica han sido arregladas y fechadas por los fósiles que contienen y no sobre la base de la técnica de las dataciones radiométricas. Sin embargo, este concepto erróneo común es aclarado fácilmente por el simple hecho que mucho antes de que se concibieran las dataciones radiométricas, ya se había establecido la columna geológica y la edad aproximada de todos los fósiles que se encontraban en los estratos. Las dataciones radiométricas estimadas en ciertas formaciones rocosas, son usualmente descartadas sin usarlas, debido a la alta probabilidad de error inherente en esta técnica. Esto es especialmente cierto dado que los fechados últimos no están de acuerdo con los hechos previamente.

Descubrimientos recientes que contradicen la columna geológica Hay un número de conocidos hechos científicos que hacen surgir serias preguntas respecto a la columna geológica y al calendario trazado en base a esa columna. Uno de tales ejemplos es la existencia de numerosas huellas de seres humanos y de dinosaurios descubiertas en el mismo estrato terrestre en Nuevo México, Arizona, Missouri, Kentucky, Texas, Illinois y otras localidades de Estados Unidos. Estas huellas se hallan ampliamente distribuidas y sólo quedan expuestas usualmente por erosión provocada por inundaciones o por tractores niveladores. Estas huellas han sido estudiadas y examinadas cuidadosamente por paleontólogos dignos de crédito y no pueden ser descartadas como fraude. Además hay lugares en Arizona y en Rodesia en donde se han descubierto pictogramas de dinosaurios dibujados por hombres en las paredes de cavernas o grutas. La implicación obvia es que el hombre una vez vivió contemporáneamente con los dinosaurios, lo cual es contrario a la cronología comúnmente aceptada en la columna geológica. Job 40:15 al 41:34 es una referencia interesante a


La evolución: ¿Realidad o ficción?

esta conexión, ya que parece referirse a dinosaurios tanto terrestres como marinos que vivían en el tiempo de Job: “He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey. He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. Su cola mueve como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos. Sus huesos son fuertes como bronce, y sus miembros como barras de hierro” (Job 40:15-18). “¿Sacarás tú al leviatán con anzuelo, o con cuerda que le eches en su lengua? ¿Pondrás tú soga en sus narices, y horadarás con garfio su quijada?” (Job 41:1, 2). De acuerdo con la estructura evolutiva, las llamas de cinco dedos supuestamente se extinguieron hace 30 millones de años. A pesar de todo, los arqueólogos han descubierto cerámica con grabados en aguafuerte de llamas con cinco dedos. También se han descubierto esqueletos de llamas de cinco dedos en asociación con la cultura Tiahuanuca. Dice en el libro La controversia creación-evolución de R. L. Wysong, que «recientemente fue descubierta una antigua escultura maya en relieve, de un pájaro que se asemeja asombrosamente al arqueópterix. Esto indica una discrepancia de aproximadamente 130 millones de años. Si la columna geológica está correcta, los dos nunca deberían aparecer juntos. Aparentemente la columna geológica está equivocada». El primero de junio de 1968, William Meister llevó a cabo un descubrimiento asombroso en Utah. Descubrió los fósiles de varios trilobites, una variedad de artrópodos antiguos, ¡y en el mismo estrato huellas de calzado de un hombre! De acuerdo con el calendario evolutivo trazado en la columna geológica, ¡los trilobites se extinguieron hace 230 millones de años, antes de la aparición del hombre! Por lo tanto, el descubrir una huella moderna de un hombre calzado junto a un fósil de trilobite, echa abajo por completo la columna geológica y la estructura evolutiva. Dice A. E. Wilder-Smith en su libro La ciencia natural no sabe nada de la evolución, que «el doctor Cliford Burdick, un geólogo, descubrió evidencia adicional para apoyar la hipótesis de que los hombres verdaderamente vivieron con-

temporáneamente con los trilobites. Él descubrió las huellas del pie descalzo de un niño, debajo de una de las cuales estaba un trilobite aplastado». Naturalmente, los geólogos que apoyan la evolución han reaccionado a esta evidencia en una forma más bien escéptica y evasiva. Si ellos aceptan esta evidencia, la credibilidad de la columna geológica y del calendario, los cuales han sido un dogma de la geología por generaciones, se harían añicos. Pese a todo, la evidencia es real y no puede ser negada o ignorada por más tiempo. Son muchas las contradicciones que podríamos analizar que suscitan serias preguntas respecto al pensamiento clásico evolutivo esbozado en la columna geológica y su calendario.

•Continuará en el próximo número•

PARA RECIBIR ¡ALERTA! En Argentina: En México: Samuel Vázquez Manzanos 122 - El Pinar Jurica - Querétaro QRO, México ingsamuelvazquez@hotmail.com Tel. (442) 218-1970

En USA: Iglesia Bíblica Misionera P. O. Box 1787 - Burlingame California, 94011, USA Tel. (650) 347-1587

En Perú: Ricardo Iribarren Int. Abel Costa 291 1708, Morón Buenos Aires, Argentina Tel. (54-011) 4629-6270 Cel. (54-11) 15-6350-6434

Wildoro Mendoza Pezo Jr. Bolognesi 743 Partido Alto Tarapoto San Martín, Perú Cel. (042) 977-2891 wildoromendoza@gmail.com

Los demás países: Correo electrónico: laverdad@radioiglesia.com Dirección Postal: Radio América Casilla 2220 Asunción, Paraguay Tel. 960-228 ó 964-100 ¡Alerta!

13


ParPastor J. A. Holowaty

Derecho histórico Es evidente entonces por las Escrituras, que la nación de Israel ha sido el lugar de nacimiento del pueblo judío, en donde también se desarrolló gran parte de su historia. No olvidemos que a través de los siglos, siempre ha permanecido un remanente de judíos en Israel. Por otro lado, la historia nos demuestra que el pueblo judío nunca poseyó la totalidad de su herencia, ni bajo el gran liderato de Josué y Caleb, cuando tomaron posesión de la planicie del Mediterráneo hasta el río Jordán, ni tampoco durante el reinado de Salomón. La tierra que les fue prometida debe extenderse desde el Éufrates hasta Egipto, y hasta la moderna nación de Kuwait, en el este: “En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates” (Gn. 15:18). La localización de Israel, al igual que la de las demás naciones, fue determinada por Dios. Así lo afirma Deuteronomio 32:8, 9: “Cuando el Altísimo hizo heredar a las naciones, cuando hizo dividir a los hijos de los hombres, estableció los límites de los pueblos según el número de los hijos de Israel. Porque la porción de Jehová es su pueblo; Jacob la heredad que le tocó”. Dios tenía un propósito especial cuando ubicó a Israel en el centro del mundo antiguo. Hace cuatro mil años, la Tierra Prometida era la intersección de las principales rutas comerciales entre África, Asia y Europa. Él puso al pueblo judío en el centro del mundo conocido de esa época, para que fuera su luz distintiva a las naciones. Su deseo era que Israel le obedeciera, para bendecirlo a tal grado que el mundo viera cómo un pueblo vivía y prosperaba cuando lo servía. Así lo declaran estas Escrituras: • “Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación

14 ¡Alerta!

grande es esta” (Dt. 4:6). • “Y haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel” (Ez. 39:7). La historia registra que los descendientes de Abraham, bajo el liderazgo de Josué, entraron a la Tierra Prometida alrededor del año 1.422 A.C. La tierra fue entonces dividida entre las doce tribus. Dios posteriormente renovó su pacto con David, quien primero reinó sobre el territorio de Judá y finalmente sobre toda la nación de Israel. Por las Escrituras sabemos que David reinó unos 40 años, entre los años 1011 al 971 A.C. Como los asuntos del pueblo estaban directamente relacionados con la condición espiritual y moral del rey, la nación disfrutaba de las bendiciones de Dios mientras David se mantenía obediente al Señor, y sufrían dificultades cuando el rey desobedecía. En 2 Samuel 7, Dios hizo un pacto con David, y le prometió tres cosas: 1. Una tierra para siempre, cuando dijo: “Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio” (2 S. 7:10). 2. Una dinastía sin fin. “Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro...” (2 S. 7:16a), y 3. Un reino eterno. “...y tu trono será estable eternamente” (2 S. 7:16b). Al examinar el pacto que hizo Dios con David, podemos ver que es una confirmación repetida de su pacto con Abraham. Las hazañas de por lo menos 42 reyes que gobernaron en algún momento sobre el territorio de Israel, están registradas en los libros 1 Samuel a 2 Reyes. No obstante, debido a su reverencia y fidelidad, David es el único rey a quien Dios enaltece, llamándolo un hombre según su propio corazón.


Israel y Jerusalén

David fue el modelo por el cual fueron medidos todos los reyes subsiguientes. La Biblia se refiere a él como un tipo o semblanza del Mesías: “Aconteció aquella noche, que vino palabra de Jehová a Natán, diciendo... Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel; y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra. Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio, desde el día en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te daré descanso de todos tus enemigos. Asimismo Jehová te hace saber que él te hará casa. Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (2 S. 7:4, 8-16). Dado el tamaño diminuto de Israel y su localización geográfica, era inevitable que a través de los siglos, diversos países hubieran tratado de invadirlo. Israel fue atropellado por grandes líderes y naciones, tal como Nabucodonosor de Babilonia, Ciro de Media, y Alejandro el Grande de Grecia. Con cada invasión su pueblo fue dispersado sobre la tierra. La tribu de Judá ocupaba su territorio hasta que fue llevada cautiva a Babilonia. Pero no todos fueron deportados, sino que allí permaneció un remanente. La Biblia narra el glorioso retorno de un gran número de judíos durante la época de Nehemías, alrededor de los años 464 al 423 A.C. Los Papiros Elefantinos, una colección de antiguos manuscritos judíos descubiertos en Egipto, que fueron escritos durante el siglo V A.C., apoyan históricamente la narración bíblica. La preocupación principal de Nehemías era el bienestar de su pueblo y de Jerusalén, y esto lo impulsó a tomar una acción atrevida. Valientemente solicitó el permiso y la ayuda del rey Artajerjes para regresar a Jerusalén con provisiones e iniciar el enorme proyecto de reconstruir los muros alrededor de la ciudad: “Sucedió en el mes de Nisán, en el año veinte del rey Artajerjes, que estando ya el vino delante de él, tomé el vino y lo serví al rey. Y como yo no había estado antes triste en su presencia, me dijo el rey: ¿Por qué está triste tu rostro? pues no estás enfermo. No es esto sino quebranto de corazón. Entonces temí en gran manera. Y dije al rey: Para siempre viva el rey. ¿Cómo no estará triste mi rostro, cuando la ciudad,

casa de los sepulcros de mis padres, está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego? Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos, y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré. Entonces el rey me dijo (y la reina estaba sentada junto a él): ¿Cuánto durará tu viaje, y cuándo volverás? Y agradó al rey enviarme, después que yo le señalé tiempo. Además dije al rey: Si le place al rey, que se me den cartas para los gobernadores al otro lado del río, para que me franqueen el paso hasta que llegue a Judá; y carta para Asaf guarda del bosque del rey, para que me dé madera para enmaderar las puertas del palacio de la casa, y para el muro de la ciudad, y la casa en que yo estaré. Y me lo concedió el rey, según la benéfica mano de mi Dios sobre mí. Vine luego a los gobernadores del otro lado del río, y les di las cartas del rey. Y el rey envió conmigo capitanes del ejército y gente de a caballo” (Neh. 2:1-9). A pesar de las muchas conspiraciones en contra de Nehemías, dice en el versículo 15 del capítulo 6, que el muro fue reconstruido en poco tiempo, solamente “en cincuenta y dos días”. Esdras, el sacerdote, entonces dirigió al pueblo para una ceremonia de consagración. El pueblo renovó su pacto con Jehová Dios y aseguró, que “...cumplirían todos los mandamientos, decretos y estatutos de Jehová nuestro Señor” (Neh. 10:29c). Finalmente Roma logró conquistar a Israel. Aún después de la destrucción del Templo ocurrida en el año 70 de la era cristiana, muchos judíos se quedaron allí, otros regresaron en grandes oleadas antes de que fuera refundado Israel como nación, y miles más llegaron después de 1948. Ningún otro pueblo descendiente de una sola familia ha vivido de manera continua en su tierra ancestral por más de 3.420 años, manteniendo su identidad nacional, antiguo idioma, religión y cultura. Dios cumplió su promesa dada en Génesis 17:7, 8: “Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos”.

Derecho actual Hoy, nosotros estamos siendo testigos del cumplimiento de la profecía de Jeremías, quien dijo: “He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra, y entre ellos ciegos y cojos, la mujer que está encinta y la que dio a luz juntamente; en gran compañía volverán acá. Irán con lloro, mas con misericordia los haré volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito” (Jer. 31:8, 9). ¡Alerta!

15


Israel y Jerusalén

Prácticamente ya todo está listo para el retorno del Mesías. Dios está restaurando a Israel, llevando al pueblo judío de regreso a su territorio, con el propósito de restaurarlo para sí mismo. Él ha prometido que ellos serán su pueblo, y Él será su Dios: “He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos. Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma” (Jer. 32:37-41). Pero... ¿Cómo pudo sobrevivir el pueblo judío desde la Diáspora en el año 70 de la era cristiana, después de tantas masacres, genocidios, ghettos, asonadas, deportaciones, etc.? Es obvio que el moderno estado de Israel es un milagro de Dios. Detrás de ese milagro moderno hubo una compleja red de personas y eventos que sólo Dios pudo haber orquestado. En 1861 se integró en Londres, Francia y Alemania una sociedad para colonizar a Palestina, la que eventualmente ayudó a agilizar la emigración a Israel. Conforme empeoraba la situación en Rusia y otros países europeos, los fieles judíos continuaban reuniéndose en las sinagogas para leer las promesas de Dios para Israel. Ese sueño comenzó a hacerse una realidad a principios del siglo XX. Después de la I Guerra Mundial y del colapso del imperio Otomano, el llamado Mandato Británico tomó control del territorio conocido como Palestina, el que abarca las colinas y planicies costeras entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. Mientras tanto los judíos y los árabes luchaban contra los británicos y entre ellos mismos. Luego a continuación comenzaron a sucederse una serie de eventos que culminaron con la refundación del estado de Israel. Permítame a continuación ofrecerle una lista de estos eventos que conllevaron al retorno del pueblo judío: 1897: Teodoro Herzl convoca el Primer Congreso Sionista, al cual asistieron líderes judíos de la mayoría de los países occidentales. En él se adoptó la siguiente resolución: «El Sionismo se esforzará por crear un hogar para el pueblo judío en Palestina, protegido por la ley pública». 1914: Había más de 90.000 judíos viviendo en Palestina, y se habían fundado por lo menos 43 nuevos asentamientos agrícolas. 1917: La Declaración Balfour, redactada por Sir Arthur James Balfour, ministro de asuntos exteriores del gabinete británico, vio favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío. A medida que aumentaba el número de inmigrantes israelitas

16 ¡Alerta!

y la tierra desértica se iba transformando en campos fértiles, los árabes comenzaron a reaccionar de manera hostil. En 1929, iniciaron una serie de ataques a gran escala contra los asentamientos judíos, y en 1936 se rebelaron contra el gobierno británico. Al principio, el gobierno británico trató de mantener el orden en el territorio, pero debido a tanta presión, terminó por dejar sin efecto la Declaración Balfour y emitió un edicto que favorecía más el control e independencia árabe. 1932: Iraq se convierte en una nación independiente. 1943: Líbano obtiene la independencia de Francia. 1944: Siria logra su independencia. 1945: Egipto, Siria, Líbano, Iraq, Arabia Saudita, Yemen y Transjordania, que en la actualidad es Jordania, integraron la Liga Árabe, como el primer esfuerzo por unir a los árabes en oposición al establecimiento del estado judío. 1946: Transjordania obtiene su independencia al concluir el Mandato Británico. La Organización de las Naciones Unidas vota por la división de Palestina en dos porciones: una judía y otra árabe. 1948: El 14 de mayo, el gobierno israelí establece oficialmente el estado de Israel. El 14 de mayo de 1948, a las cuatro de la tarde, el quinto día de Iyar de 5.708 según el calendario judío, David Ben-Gurión se puso de pie y le dijo al pueblo reunido: «¡El Estado de Israel, Eretz Israel, heredero de la antigua Judea, Hebrón y Samaria, ha nacido!» La culminación del sueño de Teodoro Herzl, el padre del sionismo moderno, y de millones de judíos que perecieron en el Holocausto, por fin se hizo realidad. ¡Había sucedido el milagro! Las Naciones Unidas oficialmente reconocieron al Estado de Israel. Después que concluyó la guerra en 1949, Israel proclamó a Jerusalén como su capital, pero la mayoría de algunas naciones todavía rehúsan reconocerla como tal y mantienen sus embajadas en Tel Aviv. Jerusalén fue dividida, con el occidente gobernado por Israel y el oriente por Jordania. Y desde la guerra de 1967, ha estado inestablemente reunida bajo Israel. Desde el establecimiento del estado de Israel, han tenido lugar ocho guerras, sin contar la última guerra en el Líbano en defensa de sus fronteras. Pero... ¿Qué dice Dios al respecto? “Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo” (Am. 9:15). En 1967, durante la Guerra de los Seis Días, Jerusalén pasó a manos de los israelitas por primera vez desde la época romana. Sin embargo, el pueblo judío tiene que estar luchando constantemente por permanecer en su territorio y defender su presencia allí. El conflicto continuo en torno al establecimiento de un estado Palestino lado a lado con Israel, ha ocasionado un gran sufrimiento a los judíos. No


Israel y Jerusalén

sólo a los soldados que defienden el pueblo, sino al pueblo en general. Las principales potencias del mundo están exigiendo “tierra a cambio de paz” en negociaciones con un pueblo palestino, que nunca ha tenido ni un pueblo ni estado propio en toda su historia. El pueblo judío ha sido severamente probado a lo largo de los siglos de su dispersión. Esas pruebas han amenazado la misma esencia de sus vidas. Este pueblo que rehúsa desaparecer a pesar de haber sido reprimido, perseguido y amenazado con ser asimilado, es uno de los grandes enigmas de la historia. Es improbable que hubiesen logrado sobrevivir a tantos desastres por tanto tiempo si no fuese por la providencia Divina. El sólo hecho de que el pueblo judío todavía espere a su Mesías,

refleja la fidelidad de los pactos de Dios. Los judíos han vivido en Israel por más de cuatro mil años, poseen el reconocimiento bíblico y legal, y tienen la historia más antigua en la tierra. El territorio de Israel realmente pertenece a Dios, y él quiso dárselo a los judíos. El Mesías retornará muy pronto y la gloria de Dios se manifestará nuevamente en la tierra de Israel, cuando el Mesías reine desde Jerusalén. Lo que es indiscutible es que estamos viviendo días de suma importancia, cuando las palabras del profeta Isaías y las advertencias del Señor se están cumpliendo en Israel ante nuestros ojos. 

El día de pago del creyente

Parte

Departamento de Profecías Bíblicas

La duración de las recompensas y el gobierno La entrega de las recompensas ante el tribunal de Cristo suscita preguntas intrigantes sobre la duración de las mismas: Si las retendrán por la eternidad o sólo durante el reino milenial. Al tratar de responder a esta pregunta debemos tener presente que el reino de Dios es eterno. Esto sugiere que las recompensas de los creyentes tendrán asimismo consecuencias eternas. Como resultado del juicio ante el tribunal de Cristo, existirá una diferencia notable entre los creyentes durante el reino mesiánico. De hecho, la Escritura parece insinuar que las recompensas son eternas. Por ejemplo, Pablo habló de sus sufrimientos por Cristo en esta vida, agregando que “esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 Co. 4:17). Tal como vimos anteriormente, Pablo se sintió motivado a resistir mucho por el Señor Jesucristo, porque vio los sufrimientos a la luz de las grandes recompensas que recibiría. Por eso se refiere a sus sufrimientos severos

como a “leve tribulación momentánea”. Con esto indica que los sufrimientos del presente, simplemente no se comparan con la gloria venidera. Asegura esto, por la naturaleza eterna de las recompensas, el “eterno peso de gloria”. El escritor de la epístola a los Hebreos parece apoyar lo eterno de las recompensas cuando dice: “Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor” (He. 12:25-29). La frase “conmovió entonces la tierra” se refiere a la ¡Alerta!

17


El día de pago del creyente

destrucción de los cielos y la tierra viejos, y contrasta con la verdad de que el reino de Dios no será destruido. Después de esta declaración el escritor se esfuerza en animar a los creyentes a que sean fieles y perseveren debido a las recompensas en este reino venidero. Ya hemos visto que en la fase eterna del reino habrán diferencias entre los individuos, ya que algunos ocuparán posiciones de honor como reyes. Vimos también que los creyentes son recompensados por el Señor Jesús mucho antes que comience la fase eterna del reino y un poco antes de que se inicie el reino milenial. Tal parece que la diferencia que comienza al tiempo del reino milenial continuará hacia la fase eterna del reino, ya que no hay Escritura que lo indique de otra forma. Si las recompensas son eternas y las diferencias entre los creyentes permanecen a lo largo del reino eterno, esto no significa que habrá arrepentimiento o angustia de parte de algunos creyentes. Un cambio notable tendrá lugar después de la fase del milenio y antes de la fase eterna del reino futuro de Dios, y es que el Señor borrará toda lágrima. Derramamos lágrimas de dolor, arrepentimiento, tristeza y una gran serie de razones, pero esto se olvidará, será cosa del pasado, implicando que todos estaremos satisfechos. Es cierto que cada creyente tiene una capacidad diferente, tal como los bombillos que unos alumbran más y otros menos. Algunos tienen 40 vatios, otros 60, 75, 100, 120 y hay hasta de 250 vatios, pero todos brillarán conforme a su capacidad. Podemos afirmar con confianza que en la eternidad la copa de todos estará llena, pero las copas serán de tamaño diferente. En la eternidad nadie se lamentará, estará de duelo o experimentará dolor. En el cielo nadie se sentirá como ciudadano de segunda clase, aunque los creyentes fieles disfrutarán de una relación más rica y privilegiada con su Rey a lo largo de la eternidad. Pese a todo, los sentimientos que predominarán serán gozo y gratitud. Después de todo, adoramos al Dios de la gracia. Ese que murió por nosotros borrará toda lágrima y removerá el dolor. Mientras es imposible ser dogmático acerca del tamaño diferente de las copas o la potencia de los vatios, esta probablemente será la realidad de la situación. La evidencia parece señalar que las recompensas serán eternas. Pero incluso, aun en el caso que se pudiera demostrar que las recompensas perdurarán sólo por el tiempo del reino milenial de Cristo, sería bien sabio vivir a la luz de ese período de mil años. Cuán increíble y maravilloso será vivir en la compañía del Rey, aunque sólo sea por mil años. Pero si se trata de la eternidad, entonces esta exhortación del Señor Jesucristo, tiene un significado más profundo del que originalmente se pensó: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” (Mt.

18 ¡Alerta!

6:19-21).

El peligro de pérdida en el juicio ante el tribunal de Cristo Cuenta una antigua fábula de la mitología griega, que Atalanta era hija de Esqueneo de Beocia o de Yaso de Arcadia. Disgustado su padre porque no era un niño, la abandonó en la falda de una montaña poco después de su nacimiento. La niña supuestamente fue rescatada y amamantada por una osa y después criada por cazadores. Durante la etapa de su crecimiento, fue una diestra cazadora. La hazaña por la que se hizo especialmente famosa fue su participación en la cacería del jabalí en Calidón, una ciudad de Etolia en la Grecia central. Atalanta era codiciada en gran manera por muchos caballeros quienes deseaban casarse con ella. No sólo era tremendamente hermosa, sino también asombrosamente veloz para correr, podía dejar rezagado a cualquiera de los jóvenes del área. Sigue contando la fábula que cualquier varón joven podía ganarse la mano de la encantadora y espléndida Atalanta si era capaz de ganarle corriendo. La trampa estaba en que todo el que perdía la carrera, perdía también la vida. Muchos habían tratado y habían muerto. El precio era bien alto. Un día Hipómenes o Melanión, tras quedar impactado por la belleza de Atalanta, estuvo dispuesto a competir con ella. Atalanta sintió compasión por el joven, convencida de que le ganaría y que él sería asesinado. Se sentía completamente segura, ya que no existía siquiera posibilidad de que pudiera ganarle. Sin embargo, cuando llegó la hora de la carrera, Hipómenes ayudado por Afrodita, la diosa del amor, tomó tres manzanas de oro de las Hespérides y las llevó consigo. Cuando los dos comenzaron a correr, Hipómenes fue dejándolas caer una por una. Tan pronto Atalanta se detuvo la primera vez para recoger una manzana, Hipómenes la fue alcanzando y luego al soltar la segunda, como Atalanta una vez más apartó su atención de la meta por recoger la manzana del suelo, la sobrepasó y tomó la delantera. Finalmente, Hipómenes dejó caer la tercera manzana y Atalanta en su deseo de apropiarse del fruto dorado se detuvo, y se agachó, perdiendo así la carrera. En el Nuevo Testamento de manera similar se usa el cuadro de una carrera para retratar la vida del cristiano. Según el apóstol Pablo, debemos correr de tal manera que alcancemos la meta para así ganar el premio. Dice: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:13, 14). A esos que ganen esta carrera cristiana les aguardan recompensas maravillosas y bendiciones. Como Hipómenes y Atalanta, estamos en una carrera en que el precio es muy alto. Conforme


El día de pago del creyente

nuestra carrera continúa, Satanás se mantiene dejando caer manzanas de oro en frente de los creyentes. Tristemente muchos se distraen al recogerlas y se desvían de la carrera cristiana. Las manzanas de oro del dinero, de las cosas hermosas, del confort, comodidad, posición, fama, poder y pecados secretos, impiden que muchos corran en esta carrera en la forma debida, y como Atalanta perderán mucho en el fin. Tal vez al morir dejen sus garajes y sus áticos colmados con manzanas de oro, pero todas las recompensas de verdadero valor estarán ausentes en ese gran día de pago que nos espera en el futuro. Según afirma la Palabra de Dios perderán mucho. Ahora, la pérdida de las recompensas es una de las cosas duras de la Escritura. Nuestra tendencia es mirar a otro lado e ignorar todo eso que no es agradable. Tal vez si cantáramos en voz alta todas esas cosas duras escritas en la Biblia, algunos coros en las iglesias se evaporarían. Debemos prestar atención a lo que dice la Palabra de Dios y sentir un respeto profundo por la atracción de las manzanas de oro, estando conscientes del gran daño que pueden ocasionarnos. La Escritura nos da sobrias advertencias y exhortaciones sobre estas cosas. En la Palabra de Dios encontramos un balance de la verdad, sobre este tema de las recompensas en el gran día de pago para los creyentes. La Biblia revela que hay aspectos positivos y negativos en el juicio ante el tribunal y es necesario tener ambos en mente. Si enfatizamos demasiado lo negativo, es decir, el dolor que significará la pérdida de las recompensas, haremos que el futuro reino de Dios parezca como un pequeño infierno, pero si lo ignoramos, estamos siendo desobedientes e infieles al convertir este juicio en algo de poca importancia y sin consecuencias.

El peligro de ser descalificado Uno de los pasajes más poderosos sobre el peligro de perder las recompensas proviene de la pluma del apóstol Pablo, quien dice: “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no

codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Co. 9:24-10:13). Pablo les explicó a los cristianos en Corinto que en su servicio para el Señor Jesús había restringido a propósito todos sus derechos y libertad personal. Lo había hecho, para así poder tener un ministerio más amplio y significativo. Para servir a Cristo había renunciado a muchas cosas, incluyendo un buen número de derechos legítimos tal como el de recibir ayuda de esos que se beneficiaban de su ministerio. Como él mismo dijo: “¿O sólo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar? ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño? ¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley? Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto. Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio” (1 Co. 9:6-14). Sus muchas renuncias hicieron su vida más difícil. La pregunta que se suscita naturalmente de todo esto, es: «¿Por qué tenemos que restringirnos en todas estas formas?» Y la respuesta es porque hay una gran recompensa que nos espera. Pablo tomó muy seriamente el consejo del Señor de que no hiciéramos tesoros en la tierra y deseaba que todos los cristianos procedieran de la misma forma. Al comienzo de esta carta, Pablo dio instrucciones detalladas a los creyentes sobre el juicio ante el tribunal de Cristo y cuán importante era su vida y servicio. Pero también en conexión con esta verdad de las recompensas, Pablo ahora se refería a la posibilidad de perderlas y el peligro de ser descalificado. ¡Alerta!

19


El día de pago del creyente

Usando la imagen de los atletas, Pablo clarifica el punto básico de que un atleta no puede ganar a menos que participe en la competencia. Esto es un hecho obvio para todos los que son fanáticos de los deportes e incluso hasta para quienes no lo son. El jugador de baloncesto no puede anotar puntos si está sentado en la banca. El golfista no puede ganar un torneo si no acude al campo de golf y se reúne con los participantes. De la misma forma, el creyente no podrá ganar la recompensa si no sirve activamente al Señor. El énfasis de Pablo en este pasaje, es en la posibilidad de ser descalificado por no participar: “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado” (1 Co. 9:26, 27). En 1 Corintios 9:27, Pablo usa una palabra fuerte en una forma enérgica. El vocablo es adokimos, y se traduce en una variedad de formas, tales como «declarado incompetente», «rechazado» y «ser eliminado». En este contexto, cuando el apóstol usa la imagen del atleta, significa «negarse a participar». Al atleta no se le permite estar en el campo de juego y por consiguiente, no puede participar. Oímos hablar de jugadores que tienen que permanecer sentados en la banca por orden del entrenador. Esa es exactamente la verdad que comunica la palabra griega adokimos. Al jugador, por la razón que fuere, no se le permite participar en el juego y como resultado no puede anotar, ni mucho menos recibir un premio. Pablo usó una imagen similar en 2 Timoteo 2:5 cuando dice que “...el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente”. Si un atleta no se ciñe a las reglas y regulaciones, no podrá participar en la competencia y como resultado no podrá ganar. El tema de la discusión de Pablo, es el ser descalificado para servir a Cristo en esta vida, pero de ninguna manera está hablando de la salvación individual. El asunto es la recompensa, no la regeneración. Es asombroso que el propio Pablo estuviera preocupado por ser él mismo descalificado. Si había alguien que nunca “iba a estar sentado en la banca” era Pablo. Sin embargo, su profunda preocupación lo obligaba a disciplinar su vida, a fin de poder aspirar al premio. Creía firmemente que perder la oportunidad de servir a Cristo, significaba que también estaba perdiendo la oportunidad de recibir la recompensa un día de manos del Señor Jesús. Si el gran apóstol estaba genuinamente preocupado sobre esta posibilidad, nosotros no debemos atrevernos siquiera a tomar esto a la ligera y vivir presuntuosamente. El apóstol Pablo obviamente nunca estuvo “sentado en la banca” por orden del Señor, ya que acabó su vida y ministerio bien y recibió la garantía de la corona de la justicia. Pero... ¿Quiere decir esto que cuando un creyente “está sentado”, es porque se le impide participar?

20 ¡Alerta!

En el último sentido, al creyente se le puede negar la participación por medio de una muerte prematura. La Escritura nos presenta esta realidad. El Señor esencialmente le está diciendo al creyente: «Ven a casa, ya que no hay nada más que pueda confiarte». Obviamente, sólo el Dios omnisciente sabe cuándo sus hijos llegan a este punto. Al cristiano también se le puede negar participación cuando no tiene un ministerio real para Cristo. Tal persona puede estar activa ante los ojos de los hombres en algún ministerio, pero sin el poder o las bendiciones de Dios, quien es el único que puede hacer a un ministerio fructífero. Como dijo el Señor Jesucristo: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” (Jn. 15:5). También el apóstol Pablo: “Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento” (1 Co. 3:7). Asimismo es posible que un creyente pueda estar completamente desasociado de cualquier servicio visible para Cristo, habiendo sido removido por Dios. Una vez más, debe tenerse gran cuidado al juzgar este asunto. Es prácticamente imposible saber qué está sucediendo entre Dios y sus hijos, ya que sólo podemos ver las cosas externas de la vida, no el corazón. Por ejemplo, un cristiano que en un tiempo estuvo bien activo en un ministerio público, tal vez no esté desempeñando ningún tipo de cargo en el presente. Esto podría ser por disciplina del Señor, o podría ser por determinación de la voluntad soberana de Dios quien quiso cambiar las responsabilidades de su siervo. Nosotros nunca podremos discernir completamente estas cosas, pero Dios sí. Él bien puede “eliminar” a su siervo, quien como resultado puede perder la recompensa ante el tribunal de Cristo. Sabiendo que los cristianos de Corinto tendrían preguntas y necesitarían algunas palabras de clarificación, el apóstol usó a Israel en el Antiguo Testamento como una ilustración de la verdad de la descalificación: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para


El día de pago del creyente

amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Co. 10:1-13). Él específicamente usó a la generación del Éxodo para ilustrar su punto. La Escritura revela que esta generación particular de israelitas fue privilegiada en gran manera. Ninguna otra nación ha experimentado jamás las cosas que le acontecieron a Israel en esos días cuando era guiado por Moisés fuera de Egipto hacia el monte Sinaí. Ellos palparon la guía, provisiones y protección sobrenatural de Dios. A pesar de estas oportunidades y privilegios increíbles, no creyeron en Dios y no le obedecieron. El fracaso comenzó por la CODICIA de ellos, la que terminó por apartarlos de una vida disciplinada y piadosa, llevándolos a vivir egoístamente pensando sólo en sí mismos y en las cosas que les hacían la existencia grata. El punto de Pablo es que los privilegios y el éxito espiritual no garantizan la no eliminación. Israel había recibido mucho, pero al final también perdió mucho. Los cristianos también tenemos privilegios increíbles como hijos de Dios, asimismo hemos recibido mucho de su mano. Nuestra posición espiritual y los privilegios como hijos de Dios, no garantizan que no vayan a “sentarnos en la banca” y la pérdida posible de la recompensa. Usando la generación del Éxodo, el apóstol entonces registró los cuatro pecados que descalificaron a Israel: • El primer pecado de Israel y tal vez el más importante fue la IDOLATRÍA. El incidente registrado en el texto bíblico se remonta al tiempo cuando Israel hizo un becerro de oro en el monte Sinaí y lo adoró. Idolatría es colocar cualquier cosa o persona por encima de Dios, quien debe ser el objeto principal de nuestra adoración. Los cristianos no están exentos de colocarse a sí mismos, a sus cónyuges, hijos, familiares, amigos, dinero, trabajo, casa o metas personales, por encima de Jesucristo. Como en el tiempo de Pablo, la posibilidad de adorar ídolos es algo real, el apóstol dice: “Por tanto, amados míos, huid de la idolatría” (1 Co. 10:14). Por su parte, el apóstol Juan dijo: “Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén” (1 Jn. 5:21). La idolatría margina al Señor, colocándolo por debajo de la creación. La idolatría persistente traerá consigo el impedimento para participar, al menos mientras no se confiese y se abandone el pecado. Ningún siervo puede ser de doble ánimo y servir a Cristo con un solo corazón, tal como el Señor señaló claramente en Lucas 16:13: “Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”. • El segundo pecado mencionado por Pablo es la INMORALIDAD SEXUAL, mirando retrospecti-

vamente a la inmoralidad de Israel en el incidente de Baal-peor: “Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel” (Nm. 25:1-3). Pablo deja claro que usted no puede estar involucrado en pecado sexual y todavía adherirse a las reglas dadas por Dios. Moisés ofrece detalles sobre la inmoralidad sexual en el capítulo 18 de Levítico, en donde menciona un buen número de actividades sexuales ilícitas. De acuerdo con la Escritura, es obvio que un creyente que participa en tal inmoralidad sexual, está viviendo en desobediencia directa a los mandamientos de Dios. Tal rebeldía lo descalifica. Un atleta que no hace caso a las reglas del entrenador, no entrena y hace lo que le place, probablemente terminará por permanecer sentado en la banca, lo mismo ocurre con el creyente. La inmoralidad sexual, aunque es aceptada por el hombre pecador como una forma aceptable de vivir, es una violación básica de las normas santas de Dios. En conexión con la inmoralidad sexual, surge la pregunta si acaso este pecado no descalifica al creyente en forma permanente. Esta es una pregunta importante y buena. El asunto de la naturaleza temporal o permanente de la descalificación, se suscita usualmente cuando un líder de la iglesia participa de la inmoralidad sexual, tal como cuando el director del coro se escapa con la organista, o el pastor tiene una aventura con alguna hermana de la iglesia. Es entonces cuando surge esta pregunta tan debatida: ¿Queda esta persona descalificada de por vida? Si se arrepiente, tal persona puede vivir todavía una vida fructífera para el Señor Jesús y recibir muchas recompensas ante el tribunal de Cristo. Lo que sí es algo diferente, es si ese creyente será o no restaurado en el puesto de líder o como ministro público. Eso ya es cosa aparte. Algo que resulta interesante, es que el asunto de la descalificación permanente casi nunca se menciona en conexión con el pecado de idolatría. Probablemente sería muy beneficioso pensar seriamente en esto, ya que Pablo no aísla este pecado y le concede un significado especial. Como ya se ha mencionado, el pecado no priva automáticamente a la persona de la recompensa, ya que tiene la oportunidad de arrepentirse. • El tercer factor que descalificó a Israel en el desierto, fue SUS TRATOS CON EL SEÑOR. Pablo pudo haber usado un buen número de ejemplos, pero seleccionó la historia de las culebras ponzoñosas y la serpiente de bronce del capítulo 21 de Números. Probar al Señor es desafiar sus métodos. Cuando las personas cuestionan la forma cómo Dios las trata, les provee o las guía, están probando a Dios. Es de hecho un reto y rechazo al señorío del Señor Jesucristo en la vida personal. Eso se revela algunas veces en preguntas tales como: «¿Por qué permites que pasen ¡Alerta!

21


El día de pago del creyente

esas cosas Señor?», «¿Qué derecho tenías para traer eso a mi vida?», o «¿Por qué ellos sí lo tienen y yo no?». La mayoría de creyentes no van y se paran encima del techo de la casa y expresan en voz alta esta clase de preguntas, pero algunas veces sí las murmuran en su corazón. Sin embargo, aun allí el Señor puede escucharlos. Un atleta que discute constantemente con su entrenador y argumenta contra sus planes de juego o su inteligencia, muy probablemente terminará siendo expulsado del equipo o en el mejor de los casos sentado en la banca. No participar en el juego significa que no anotará puntos y que por lo tanto, no ganará premio alguno. • La ilustración final dada a los creyentes de Corinto fue su MURMURACIÓN. No es absolutamente claro a cuál evento en particular se estaba refiriendo Pablo, de los muchos que les ocurrieron a los israelitas en el desierto, tal como la rebelión de Coré y los eventos que rodearon a los espías en Cades Barnea. Muchos creyentes parecen creer que murmurar es un pecado más aceptable y definitivamente no es así, se encuentra en la misma categoría que la inmoralidad o la idolatría. Como vemos, el resultado es el mismo: quedar descalificado, ser eliminado. La murmuración es un pecado sintomático. Es manifestación de rebelión y falta de gratitud. Un creyente que murmura luce exactamente como un incrédulo ingrato. Como dice la Escritura: “Haced todo sin murmuraciones y contiendas” (Fil. 2:14). “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos” (2 Ti. 3:2). No es posible servir a Dios mientras uno se queja en su contra. Tal espíritu de murmuración terminará, finalmente, por llevar al creyente hasta la banca. Ya para concluir su discusión sobre el peligro de ser descalificado, el apóstol Pablo les aplica la verdad a los creyentes de Corinto. Los cristianos de Corinto tenían que evaluar sus propias vidas en estas cuatro cosas a la luz del ejemplo negativo que dieron los israelitas. Debían evitar dos cosas: la actitud de complacencia y la de desesperanza. No debían considerar que lo habían alcanzado todo, porque el peligro a ser descalificado es algo bien real. El enemigo, quien tiene un almacén colmado de manzanas de oro, es astuto y poderoso, y puede fácilmente lastimar al creyente que no vive sabiamente ni en temor reverente. Muchos cristianos parecen vivir plenamente satisfechos, suponiendo que no están en peligro, ya que no son culpables de cometer ciertos pecados de la carne. Es necesario que se den cuenta que la descalificación viene en una gran variedad de paquetes. Por otra parte, Pablo les dijo a los cristianos en Corinto que no deben vivir sus vidas sin esperanzas. Algunos creyentes están bien conscientes de su condición pecaminosa y sintiéndose prácticamente condenados, se dicen: «Soy tan inicuo y pecador, que no tengo la menor opción de

22 ¡Alerta!

lograrlo». El apóstol dice que eso no es cierto. Tenemos un Dios fiel y una forma de escapar del peligro de ser descalificados. Tenemos la oración, el poderoso Espíritu Santo y la sabiduría de la Palabra de Dios para llevarnos hasta obtener el premio. El peligro de ser eliminados es real. La generación del Éxodo nunca alcanzó la recompensa, nunca entró a la tierra prometida. Persistieron en su incredulidad y desobediencia y terminaron por ser descalificados. Los creyentes hoy enfrentan esta misma clase de peligro. Es posible evitar la descalificación si se mantienen los ojos en la meta alejados de las manzanas de oro que están a nuestro alrededor.

El peligro de la pérdida según la carta a los Hebreos A través de la carta a los Hebreos se encuentran advertencias serias dadas a los creyentes para quienes estaba dirigida esta epístola. Estas personas, bien conocidas para el autor, eran cristianas. El autor las ve en esa forma y trata con ellas como tales, no como PERSONAS QUE PROFESAN SER CREYENTES o como incrédulos. Los Calvinistas y los Arminianos han tergiversado estas advertencias y su sistema teológico, forzándolas a llegar a ciertas conclusiones. La epístola a los Hebreos no está centrada en los asuntos doctrinales de la justificación, la seguridad eterna o la pérdida de la salvación. En lugar de eso, el libro enfatiza el tema de las recompensas y la necesidad de soportar fielmente a fin de recibir esas recompensas, las cuales incluyen ser compañeros del Rey venidero. A la luz de este maravilloso prospecto de bendiciones cuando el Mesías reine, el autor pronuncia algunas advertencias poderosas a creyentes que neciamente continúan viviendo en desobediencia e incredulidad. El primero de esos pasajes de advertencia se encuentra en Hebreos 1:1-4: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos”. Aquí el autor dice que el Hijo es el “heredero de todo” y que reinará eternamente con sus compañeros, declara que el tema de esta discusión presente tiene que ver con el mundo venidero. Por consiguiente, el tema no es la justificación, sino el glorioso reino Mesiánico. Lo que le causa muchos problemas a algunos es el uso de la palabra “salvación” en este versículo: “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación


El día de pago del creyente

tan grande?...” (He. 2:3a). Para muchos, este vocablo tiene un significado fijo y siempre se refiere a la verdad posicional de salvación espiritual, es decir, el ser salvo de la condenación. Se ha pensado, que como los creyentes ya han aceptado el evangelio, esto no puede referirse a ellos. Entonces se deduce que esta advertencia es para esos que PROFESAN SER CRISTIANOS, quienes no pueden desatender el evangelio y evadirse. El escritor no está hablándoles a los no regenerados, sino a esos que son creyentes verdaderos. Sin embargo, la tensión teológica comienza a desaparecer cuando descubrimos que las palabras «salvación» y «salvos», soteria y sotos en el texto original griego en el Nuevo Testamento, se refieren a «ser librado del infierno» menos de la mitad de las veces. En otras palabras, estos términos comunican un espectro de ideas mucho más amplio, además de «ser librado del infierno». Esto incluye conceptos tales como, «ser librados del peligro, riesgo, inutilidad, enfermedad», quiere decir también «guardar o preservar», traer «beneficio». También son usadas como las bendiciones escatológicas conectadas con el gobierno del Mesías. Este énfasis futuro puede verse claramente en Hebreos 9:28 donde el autor dice que “...Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan”. La “salvación” que traerá consigo en la segunda venida, no es la justificación, sino las recompensas relacionadas con su reino. En el contexto de las primeras advertencias contenidas en Hebreos 1:1-2:5, también se habla de la “salvación” futura. La salvación entonces incluye los beneficios y liberación que llegarán cuando el Mesías reine cumpliendo las promesas del pacto de Dios a su pueblo. En la epístola a los Hebreos la palabra «salvación» se usa para significar las bendiciones futuras que recibirá el pueblo de Dios, mientras se considera que la redención ya se ha alcanzado. La palabra «salvación» se usa por primera vez en Hebreos 1:4 donde el autor habla “de los que serán herederos de la salvación”. Esto establece el significado de su uso tres versículos más adelante en el pasaje de advertencia encontrado en Hebreos 2:1-4. A la luz del contexto, esta salvación es verdaderamente escatológica, pertenece al futuro, mira hacia la liberación final del creyente por Dios, hacia las bendiciones ricas y plenas del reino Mesiánico. Por consiguiente, la advertencia es que los creyentes no deben ser negligentes con la gran verdad de la posibilidad de reinar con el Rey en el reino Mesiánico venidero. Si los cristianos son negligentes respecto a esta verdad de las recompensas y viven en incredulidad y desobediencia, no ESCAPARÁN de las consecuencias de no reinar con Cristo en su reino. El segundo pasaje de advertencia se encuentra en Hebreos 3:7-4:13. Mucho de esto ha sido discutido en cierto detalle en el capítulo 3, en el tema de entrar o no en el reposo del Señor. La advertencia era sobre la posi-

bilidad de no entrar en el reposo de Dios y fracasar, y no ser partícipe con Cristo. Ya observamos que “reposo” es la recompensa que se origina cuando se completa exitosamente la labor divinamente asignada. Dios le ha dado una labor a cada creyente en esta vida y ser negligente con esto es algo peligroso de hacer, no porque se pueda perder la salvación, sino por la pérdida de la recompensa. Los cristianos deben tener cuidado y no ser engañados por el pecado que puede ocasionar el endurecimiento del corazón. En esa condición terminarán viviendo en incredulidad y desobediencia lo cual ocasionará la pérdida del “reposo”. Ellos, por consiguiente, deben laborar diligentemente para entrar en el “reposo” maravilloso que ofrece el Señor. La tercera advertencia la encontramos en Hebreos 5:11-14: “Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. El escritor tiene profundas preocupaciones acerca de estos creyentes y amigos que se habían hecho “tardos para oír” y son como niños espirituales que necesitan beber “leche” y no pueden comer “alimento sólido”. Note que la necesidad de ellos no es por vida espiritual mediante la regeneración, sino por crecer en la vida que ya poseen. En el contexto de la carta a los Hebreos, tal parece que estos creyentes judíos estaban teniendo dificultades por no querer abandonar el antiguo Pacto Mosaico y entrar plenamente en el Nuevo Pacto. Estos cristianos judíos por fe en Jesucristo habían entrado en el Nuevo Pacto, pero a pesar de todo continuaban pensando en el Pacto Antiguo. Si no lo corregían, esa condición terminaría por tener gran impacto sobre ellos, no alcanzarían espiritualidad ni recibirían ciertas bendiciones y beneficios del Nuevo Testamento, es decir, las recompensas. La necesidad de ellos no era justificación, sino CRECER EN MADUREZ al poner el Nuevo Pacto en su pensamiento y abandonar el Antiguo. El escritor es bien claro cuando dice: “Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio” (He. 6:4-6). “Los que una vez fueron iluminados” se refiere a quienes ya fueron regenerados. A ellos ya se les había dado ¡Alerta!

23


El día de pago del creyente

la capacidad para comprender y entrar en el asombroso y eterno consejo de Dios. Estos cristianos aparentemente habían sido negligentes con este privilegio, a pesar de haber recibido iluminación. Tal creyente iluminado puede recaer, el incrédulo no puede hacerlo, porque nunca se ha encontrado en un lugar desde el cual pueda recaer. Esta recaída no tiene nada que ver con perder la justificación, sino con apartarse del sendero que conduce hacia la madurez y las recompensas que provienen de vivir por el Nuevo Pacto. Los versículos restantes, Hebreos 6:7-12, dejan claro que el tema es las recompensas o su pérdida, dependiendo de lo que produzca en la vida de las personas: “Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada. Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas”. Es importante observar que la discusión aquí trata acerca del creyente que es fructífero o el que no lo es. Una vez más notamos que en ningún lugar se está hablando de la justificación. La “tierra” de que habla el versículo 7 se refiere a los cristianos. Sólo se describe una tierra, no dos, los regenerados y los no regenerados. La “lluvia” se refiere a las bendiciones que le llegan al creyente y penetran en él, como el agua en la tierra. La “tierra” (que es el creyente) puede producir buenos frutos y recibir bendiciones de Dios, o puede dar sólo espinos y abrojos. Si este es el caso, el cristiano puede enfrentar juicio temporal, la disciplina del Señor, incluso como dice Hebreos 6:8, la posibilidad de estar próximo a ser maldecido. El escritor al hablar de sus creyentes amigos, está convencido que darán buenas cosechas y “que por la fe y la paciencia heredan las promesas”. Una vez más los exhorta a que sean diligentes y no perezosos en su forma de ser. A que se muestren diligentes y muestren amor por el Señor y así recibirán la herencia reinando con el Rey de reyes. Hebreos 10:26-39 es el cuarto pasaje que nos advierte contra el peligro de pérdida: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y

24 ¡Alerta!

tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos; por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante. Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos. No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma”. Si un creyente se aparta y no vive conforme a las verdades dadas en la Escritura al igual que no comparte con los otros regenerados y participa de una vida de pecado deliberado, continuo y obstinado, entonces el tal tendrá que enfrentar dos consecuencias terribles. Lo primero que afrontará será el juicio temporal. El sacrificio no protege al creyente que no se arrepiente de las consecuencias temporales del pecado. El escritor está comunicando una verdad muy conocida, que el cristiano que no se apropia de la sangre de Cristo para la limpieza, no tiene otra forma para remover el pecado. Si vive en una condición pecaminosa continua, enfrentará disciplina temporal del Señor, no eterna. El escritor está hablando del juicio de Dios ahora en esta vida, y no en la eternidad. El cristiano que peca voluntariamente, quedará bajo la disciplina de Dios, y no hay lugar para buscar la protección del sacrificio, ya que no echó mano a lo que estaba disponible: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Jn. 1:9). Tenga en cuenta que la persona de quien se habla aquí ha “recibido el conocimiento de la verdad”, FUE SANTIFICADA, ILUMINADA y tendrá que experimentar la disciplina de Dios al ser parte de su pueblo. Además, está expuesta a una experiencia aterradora porque “¡horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” y experimentar su juicio temporal. La segunda consecuencia terrible que tendrá que enfrentar este creyente es la pérdida de las recompensas. Los cristianos a quienes el escritor dirigió esta carta, habían hecho y soportado mucho por el Señor, por eso el autor los anima para que perseveren y obtengan la promesa. Observe que lo que necesitan es tener PACIENCIA, no justificación. Si ellos son pacientes y perseveran recibirán la recompensa prometida por Dios, pero si retrocedieren esto no agradará al Señor. Una vez


El día de pago del creyente

más, el creyente enfrenta la opción de recibir o perder la recompensa. El quinto pasaje de advertencia se encuentra en Hebreos 12:14-17: “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas”. El escritor usó a Esaú como una ilustración de alguien bien corto de vista. Esaú centró su atención en la comodidad presente y estuvo dispuesto a cambiar su primogenitura por un plato de comida. Es increíble que alguien pueda cambiar su herencia futura por algo que le proporcione una comodidad inmediata, pero eso fue lo que hizo Esaú, exactamente lo mismo que están haciendo algunos creyentes hoy, cambiando su herencia en el reino Mesiánico por comodidad personal ahora y conveniencia. El escritor de la epístola a los Hebreos ve un peligro en esto para sus amigos y prosigue a dar su quinta advertencia en el capítulo 12. Aquí el escritor nos recuerda la situación superior que tienen bajo el Nuevo Pacto, comparada con esos bajo el Pacto Antiguo. Los creyentes hoy tenemos una revelación superior que ha llegado por medio del Señor Jesús, el mediador del Nuevo Pacto y deben escuchar seriamente sus advertencias: “A Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel. Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos” (He. 12:24, 25). Si esos que vivieron bajo el Pacto Antiguo no salieron bien librados con todas sus respuestas impropias y por haber sido negligentes a la revelación divina, mucho menos podrán escapar de las consecuencias quienes han recibido una revelación superior y no escuchan al Señor Jesucristo. Debemos obedecer fielmente a Cristo porque su reino inconmovible está próximo: “Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia” (He. 12:27, 28). A la luz de este reino indestructible del que vamos a ser partícipes, debemos servir al Señor de manera aceptable y con una actitud de profunda reverencia. Tal parece que las advertencias en la epístola a los Hebreos son grandes, porque las consecuencias también lo son. Si vivimos diligente y fielmente recibiremos grandes recompensas, pero la pérdida será bien grande si somos perezosos y pecamos constantemente. Cuando

estos pasajes de advertencia se unen con las palabras de Pablo sobre esas cosas que nos descalifican, uno no puede escapar del hecho de que vivir la vida cristiana es algo bien serio. Parece que los diferentes escritores de la Biblia tenían una perspectiva fundamentalmente diferente de la Biblia de la que tenemos hoy en muchas iglesias evangélicas. Francamente, es muy difícil para muchos creyentes en nuestra cultura tomar todo esto seriamente. Como esa iglesia del primer siglo que vivía en medio de la próspera cultura de Laodicea, muchas veces tenemos dificultades con nuestras percepciones espirituales: “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete” (Ap. 3:17-19). Esos en medio de la rica y cómoda iglesia de Laodicea, tenían todo al revés. Pensaban que no necesitaban nada, pero en realidad se encontraban necesitados de todo. Su prosperidad los cegaba terriblemente. Nosotros, muy a menudo, al igual que ellos tampoco vemos nuestras realidades espirituales. El Señor cuenta con las provisiones adecuadas para romper con el encanto de la mundanalidad. El reflexionar cuidadosamente en la Palabra de Dios y escuchar con atención al Espíritu, unido con el estímulo y exhortaciones de otros creyentes, comienza a despertarnos del encanto del malvado sistema mundial del enemigo. Mi oración es que todo lo que hemos examinado en esta serie de artículos mejore nuestra visión conforme contemplamos el futuro. Estas advertencias son grandes, porque tenemos mucho que ganar y mucho también que perder. Las recompensas grandiosas están allí para todo el que corre pacientemente, con los ojos puestos en la meta, sin detenerse para recoger las manzanas de oro que están a su alrededor en gran abundancia.



¡Alerta!

25


de Pastor J. A. Holowaty

La invasión de Gog Hemos visto, que la Palabra de Dios declara que en los últimos días un gobernante poderoso y demente, llamado “Gog” comandará una invasión masiva al territorio de Israel. La Biblia nos dice que al tiempo del ataque de Gog, Israel estará residiendo en su territorio aparentemente sin protección y sin esperar un ataque militar de tal magnitud. Dios se refiere a Israel en Ezequiel 38:11 como “…una tierra indefensa... gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas”. Según todas las apariencias externas a Gog y a sus huestes les aguarda una victoria fácil. Sin embargo, no debemos olvidar que es Dios quien tiene control absoluto de todo. De hecho, la Biblia nos dice que es él quien está orquestando el entero escenario. Leemos en Ezequiel 38:4, 8, 16: “Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército ... De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente ... será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra…” Dios llevará a Gog al territorio de Israel a fin de glorificarse a sí mismo. La Biblia dice en Ezequiel 38:16, 23: “...y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos... Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová”. Cuando las fuerzas de Gog invadan a Israel parecerán ser invencibles, mas Dios intervendrá sobrenaturalmente en favor de su pueblo. La Biblia dice que cuando las huestes de Gog entren en el territorio, subirá la ira y el enojo de Dios: “En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo Jehová el Señor, subirá mi ira y mi

26 ¡Alerta!

Par-

enojo. Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira...” (Ez. 38:18, 19). La Escritura también nos dice que el Señor usará un ataque en cuatro etapas para diezmar las fuerzas invasoras de Gog sobre los montes de Israel. 1. El primer medio que usará para destruir a la confederación de Gog será un terremoto masivo. La Biblia nos dice en Ezequiel 38:19, 20: “Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra”. En ese día Dios enviará un terremoto de enorme magnitud para atacar el ejército invasor de Gog. 2. El segundo medio que usará Jehová para destruir a Gog será sembrar el caos en medio de las fuerzas invasoras. La Biblia deja esto bien claro en Ezequiel 38:21: “Y en todos mis montes llamaré contra él la espada, dice Jehová el Señor; la espada de cada cual será contra su hermano”. A no dudar cuando el terremoto estremezca la tierra, las fuerzas de Gog quedarán desorientadas y confundidas, y rompiendo filas comenzarán a atacarse los unos contra otros. Es importante recordar que las fuerzas invasoras estarán integradas por ejércitos de diferentes naciones, tal como Rusia, Turquía, Irán, Egipto, Sudán, Libia y las naciones musulmanas de Asia Central. En el pandemonio que seguirá al terremoto, la comunicación entre las fuerzas invasoras se romperá y los soldados comenzarán a darle muerte a cualquiera que no hable su propio idioma. Este a no dudar será el peor caso de muertes por fuego amigo jamás registrado. 3. El tercer medio que Dios empleará para diezmar a Gog será la pestilencia o plagas. Su Palabra dice: “Y yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre...”


Rusia, el barómetro profético de Dios

(Ez. 38:22). De manera interesante esa palabra “pestilencia” es exactamente el mismo vocablo hebreo usado en Éxodo 9:3 para referirse a la plaga mortal que azotó al ganado de Faraón. Por consiguiente, tal parece que en ese día Dios visitará a Gog con una plaga similar. Esta plaga simplemente se sumará al dolor y destrucción que ya estará presente. 4. El cuarto y último método que empleará Dios para aniquilar a Gog será un derramamiento torrencial de lluvia mezclada con granizo, fuego y azufre. La Biblia dice en Ezequiel 38:22: “...Y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre”. En lo que sólo puede ser descrito como una repetición instantánea de Sodoma y Gomorra, Dios finalmente destruirá a Gog y a sus huestes con un aguacero sobrenatural de fuego y hielo. ¡Pero eso no es todo! No sólo destruirá a Gog y a sus ejércitos con este fuego, sino que también enviará esta misma tormenta de fuego sobre el territorio de Magog. La Palabra de Dios dice: “Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que yo soy Jehová” (Ez. 39:6). El panorama de la destrucción descrita aquí es masiva. Millones de personas serán barridas de la faz de la tierra por este fiero torrente de granizo, fuego y azufre. La destrucción de Gog no es el fin de la historia. La Palabra de Dios en Ezequiel 39:4-24 pasa a describir las horrendas secuelas de la aniquilación. Aquí leemos que la calma después de la tormenta del juicio de Dios está colmada con dos actividades: 1. El entierro de los muertos 2. Las aves del cielo y las fieras del campo alimentándose de la carroña de los muertos. La extensión enorme de esta carnicería puede medirse por el hecho de que los israelitas estarán enterrando a los muertos durante siete meses. Será necesario sepultarlos a fin de limpiar la tierra. La Palabra de Dios dice: “En aquel tiempo yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog. Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la tierra” (Ez. 39:11, 12). En este pasaje la Biblia nos dice que los cadáveres serán tantos que el nombre del valle donde serán enterrados se cambiará a “Hamón-gog”, el cual traducido significa «el valle de las hordas de Gog». Es irónico que el único pedazo de territorio de que se apropiará Gog en Israel será su propio lugar de sepultura. Gog, cuyo plan maestro es sepultar a Israel será quien terminará siendo enterrado. El segundo evento que ocurrirá después de la destrucción de Gog es demasiado horrible para mencionar. La Biblia nos dice que la carnicería de las hordas de Gog proveerá un verdadero banquete para las aves del cielo y las fieras

del campo. Dios se refiere a esta carnicería simplemente como “un sacrificio” o “mi mesa”. En otras palabras, el Señor hará una invitación abierta a las aves y a las bestias para que se alimenten de la carne de sus huéspedes: “Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo; a aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida. Sobre la faz del campo caerás; porque yo he hablado, dice Jehová el Señor... Y tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Juntaos, y venid; reuníos de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre. Comeréis carne de fuertes, y beberéis sangre de príncipes de la tierra; de carneros, de corderos, de machos cabríos, de bueyes y de toros, engordados todos en Basán. Comeréis grosura hasta saciaros, y beberéis hasta embriagaros de sangre de las víctimas que para vosotros sacrifiqué. Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová el Señor” (Ez. 39:4, 5, 17-20). ¡Que cuadro final de humillación y degradación! Gog y su entero ejército servirá como sacrificio a las aves del cielo y a las fieras del campo.

Conclusión Como ya hemos visto, la Biblia declara que en los últimos días un poderoso líder enloquecido al que la Biblia identifica como Gog comandará una invasión masiva hacia el sur, hacia el territorio de Israel. Este hombre, poseerá los siguientes atributos: • Llegará desde un área distante al norte de Israel: “… De los confines del norte…” (Ez. 38:6, 15). • Será de la tierra de Magog: “...Gog en tierra de Magog…” (Ez. 38:2). • Será el príncipe de Ros o Rusia: “...Príncipe soberano de Mesec y Tubal…” (Ez. 38:2). • Será tremendamente antisemita: “Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo” (Ez. 38:9). • Tendrá un deseo de conquistar y saquear a Israel: “Y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra. Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes ¡Alerta!

27


Rusia, el barómetro profético de Dios

despojos?” (Ez. 38:11-13). • Tendrá un apetito imperial insaciable: “Y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas” (Ez. 38:11). • Verá a Israel como un territorio de grandes riquezas: “Para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra. Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos?” (Ez. 38:12, 13). • Aparecerá en los últimos días: “Y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días...” (Ez. 38:16). • Tendrá un plan diabólico: “Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento” (Ez. 38:10). • Comandará un ejército poderoso en un avance final hacia el sur: “Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército...” (Ez. 38:4).

Rusia hoy A continuación vamos a echar una rápida ojeada a los eventos principales que han tenido lugar en estos últimos días y en los cuales ha estado involucrado Rusia, directa o indirectamente, en preparación a su futura invasión al territorio de Israel. Desde principios del 2008, Rusia ha aumentado progresivamente su presencia militar en el mar Mediterráneo. Observadores de diferentes países unánimemente opinan, que la posición estratégica de Rusia marca el retorno a su antigua postura de la guerra fría de los días de la Unión Soviética. La marina rusa después de haber permanecido en mal estado por largo tiempo, ahora está siendo reconstruida rápidamente y Rusia parece estar ansiosa de que el mundo sepa, que una vez más deben ser reconocidos como una gran potencia en el mar. Un archivo de DEBKAfile del 18 de enero del 2008, informaba sobre la presencia de la marina de guerra rusa en el área, decía: «Rusia ha llevado once embarcaciones de guerra de sus flotas del mar Negro y del noroeste del Atlántico, para que se unan a unas maniobras tácticas, en un intento por revivir en la memoria de occidente el poderío militar ruso en aguas internacionales. Ellos se reunieron y partieron de Malta el 15 de enero. La bandera de Moscú, está en su camino desde Sevastopol. DEBKAfile - Fuentes militares informaron, que el por-

28 ¡Alerta!

taviones Almirante Kutznetsov está en su misión actual en el Mediterráneo escoltado por cuatro barcos, incluyendo el gigantesco antisubmarino Almirante Levchenko y la embarcación de comando y suministro Sergei Osipov. Sobre su cubierta se encuentran 47 bombarderos Su-33 de guerra y diez helicópteros. Dmitry Medvedev, el sucesor del presidente Vladimir Putin, dijo el viernes 11 de enero: ‘Rusia debe restaurar su poderío en el mar’. Hablando ante la gigantesca base de Murmansk en el mar de Barents, él comentó: ‘La marina de la Unión Soviética debe impartir respeto, no diría miedo, sino respeto». No cabe duda que Medvedev desea que la nueva flota naval rusa imponga miedo, particularmente en la arena del Medio Oriente. Aparentemente los actuales ejercicios tácticos son parte de la propaganda designada a alardear sobre la presencia rusa allí. No es un accidente que la flota rusa esté operando desde dos puertos sirios de mar, en la costa del Mediterráneo, justo al norte de Líbano. Tartous y Latakia son puertos de aguas profundas que permiten que material de guerra pesado pueda ser descargado directamente en las vías de los ferrocarriles que conducen a las principales ciudades de Siria e Iraq. Estas maniobras recientes también llevaron una gran flota rusa hacia el puerto de Trípoli en Libia. Los ejercicios continuaron por 71 días y utilizaron once puertos de mar importantes en seis países. Todo esto coincide con el programa actual ruso de armar a Libia con armamento moderno, incluyendo misiles, tanques, aviones y equipos electrónicos de alta tecnología. Un informe del 25 de febrero de DEBKAfile revela otra clásica estratagema rusa. Debido a un acto de la naturaleza, los rusos fueron atrapados recientemente infraganti llevando a cabo un ejercicio de espionaje. «DEBKAfile - Fuentes militares revelaron que la embarcación naval rusa Amur 1 Clase PM, quedó atrapada en una gran tormenta que se extendió a través del Medio Oriente en el Mediterráneo, y que tuvo que emitir una señal de emergencia el martes 19 de febrero. La embarcación iba camino desde el puerto sirio de Sevastopol en el mar Negro, cuando fue sacada fuera de curso por la tormenta. Una fragata de la marina griega respondió al llamado de auxilio y escoltó a la PM 138 hasta la isla griega de Chios. El vocero de la marina rusa dijo que la tripulación de la nave sumaba 99 personas. Que estaban desarmados y se dirigían a un puerto en su patria después de una prolongada permanencia en una de las bases de la marina siria en el Mediterráneo. DEBKAfile - Fuentes militares señalaron que ciertos hechos fueron divulgados accidentalmente como un resultado del efecto de la tormenta. Testigos en Grecia dicen, que la embarcación descrita oficialmente como una nave auxiliar para reparación, ostentaba un increíble número de antenas para captar información. Era claro que su misión era recolectar información sobre los


Rusia, el barómetro profético de Dios

movimientos militar y naval de Israel, mientras atravesaba la parte opuesta de la costa de Israel». Estas observaciones le añaden una nueva dimensión a los furiosos esfuerzos de Siria por armarse para un conflicto futuro. Las últimas noticias recientes han confirmado que Siria está adquiriendo rápidamente proyectiles y misiles avanzados desde Rusia, con el respaldo de Irán. Fuentes del servicio de inteligencia dicen que Siria ha establecido una fecha límite para su programa de armarse rápidamente, el que debió completarse a la conclusión del año 2008. Una de sus metas es adquirir la habilidad para disparar más de cien proyectiles por hora sobre Israel por largos períodos. Han dicho que tienen tres metas principales: 1. Desean modernizar su capacidad antiaérea. Los misiles de superficie guiados por radar les dará la habilidad para hacerle un alto a incursiones tales como el ataque reciente de la fuerza aérea de Israel a sus instalaciones nucleares en Siria. Ellos ahora cuentan con el sistema ruso S-300 que es operado por tripulaciones rusas en los puertos de mar sirios. 2. Desean adquirir nueva tecnología antitanque de Rusia y de otros países. Estos son los proyectiles mejorados que devastaron a los tanques de Israel durante la última guerra con Líbano. 3. Hacer tratos secretos con Rusia que le permitan desarrollar una moderna tecnología balística de misiles. Los misiles Scud B y D con un rango de unos 402 kilómetros, le dará a los sirios la habilidad para impactar todo el territorio de Israel con armas químicas y biológicas. Los israelitas saben muy bien lo que les depara el futuro, y también se están preparando para la guerra. ¡El creciente involucramiento de Rusia en el área, se ajusta perfectamente al escenario profético!

El pacto entre Rusia, Irán y Siria En preparación para estos eventos finales, Rusia, Irán y Siria han concertado un pacto de defensa que está en el proceso de alterar el balance de poder en el entero Medio Oriente. La participación de Rusia en el pacto se mantuvo relativamente secreta por largo tiempo. Sin embargo, los hechos revelan el compromiso constante de Rusia con el programa nuclear de Irán y con el suministro de armas a Siria. Un general del Mossad, del servicio de inteligencia israelí, le contó a Hal Lindsey, un estudioso de las profecías, de forma completamente confidencial, que había rastreado personalmente la contratación e importación a Irán de 283 científicos de la antigua Unión Soviética, expertos en armas nucleares y misiles, lo cual tuvo lugar en febrero de 1991. Rusia ha contribuido con el programa nuclear de Irán desde su propio comienzo. Cientos de científicos rusos con sus familias viven dentro de unas veinte instalaciones

nucleares. Los soldados Spetznaz, una fuerza especial rusa, custodian todas las instalaciones nucleares. Irán también recibió alguna ayuda para fabricar sus misiles de parte de Corea del Norte. Pero incluso hasta el diseño de sus misiles es copiado del esquema ruso. El culpable directo del avance nuclear en China, Corea del Norte e Irán, ha sido la Unión Soviética y ha continuado a través de Rusia. La primera parte de esta estrategia, fue que Rusia capacitó a Irán para producir y lanzar misiles nucleares. La segunda fue integrar el pacto reciente de defensa mutua entre Irán y Siria. Los ministros de relaciones extrajeras de Irán y Siria, Mostafa Najjar y Hassan Turkmani, firmaron el pacto en Teherán el 15 de junio del 2006. El servicio noticioso de inteligencia Debka’s se enteró de una perturbadora cláusula en el acuerdo. El presidente Bush tuvo conocimiento de ella por el servicio de inteligencia norteamericano. Y dice: «La cláusula habla más de una unidad táctica de artillería mejorada Shehab 3, para lanzamiento de misiles de superficie tierra a tierra, que será instalada a 3.962 metros de altura, en las colinas de Jabal Ash Shanin que dominan sobre Siria central. Los últimos acuerdos entre Siria e Irán reportados por el servicio de noticias Debka-Net-Weekly’s, auguran el pronto despacho desde Teherán de una delegación de oficiales que ocuparán posiciones en al Qadnus, al este del puerto sirio de Tartus y a lo largo de la vía que une al puerto con Jabal Ash Shanin. Este equipo actuará como la vanguardia de la fuerza iraní de misiles para operar la estación, inspeccionará el territorio y determinará su localización precisa. Oficiales expertos del servicio de inteligencia le advirtieron al presidente de Estados Unidos que la instalación de este armamento no sólo alterará el entero balance de la fuerza del Medio Oriente, sino que amenazará directamente a las bases norteamericanas tan distantes como en el occidente y oriente de Europa y en las repúblicas de Asia Central, incluyendo esas localizaciones en las ricas playas petroleras del mar Caspio». Esto pone virtualmente a toda Europa dentro del rango de los misiles nucleares iraníes, cuya base de lanzamiento habrá de instalarse bien pronto, y a expensas del capricho del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad. ¿Lo recuerda? Él es quien cree que Aláh lo ha escogido para que cumpla con la profecía musulmana “de los tiempos finales”, de comenzar un Apocalipsis mundial, en medio del cual aparecerá el tan esperado Mahdí, el mesías musulmán y someterá a todos los que sobrevivan a la voluntad de Aláh. Como si estas noticias ya no fueran lo suficientemente malas, hay algo incluso mucho más alarmante que se está gestando dentro de este nuevo eje diabólico. Rusia está ahora dando los pasos necesarios para proteger a Siria y su base de misiles Shehab-3. Esto fue lo que reportó el servicio noticioso Debka-News-Weekly: «Nuestras fuentes de información han observado a los rusos dragando el puerto de Tartus, el segundo ¡Alerta!

29


Rusia, el barómetro profético de Dios

más importante de Siria sobre el mar Mediterráneo, con miras a expandir su punto logístico de suministro allí, para convertirlo en una base naval completamente equipada, posiblemente para servir a la flota de barcos de guerra del mar Negro, cuando sean transferidos desde el puerto ucraniano de Sevastopol. Está designada a convertirse en una base permanente para la flota comandada por el crucero lanza misiles RFS Moskva y el portaviones Azov en los próximos tres años. La llegada de la fuerza rusa en Tartus en el mes de marzo, marcó la apertura de la base rusa. Nuestros expertos militares notaron que el crucero de misiles Moskva está dotado con el armamento, radar y equipo electrónico de una nave área cazadora de transporte. El informe al presidente de Estados Unidos del servicio de inteligencia reveló además, que se instalarán sofisticados sistemas aéreos de defensa de fabricación rusa, para el propósito dual de proteger la Base Naval Tartus y los emplazamientos de misiles Shehab-3. Fuentes militares del servicio de noticias Debka-Net-Weekly’s identifican el sistema como el S-300PMU-2. Será operado por personal ruso y no estará en manos de sirios. Este sistema aéreo de defensa es comparable al Patriota de los norteamericanos, pero más efectivo. La versión que se instalará en Siria está equipada para interceptar misiles balísticos. Tiene la gran ventaja de estar lista para disparar cinco minutos después de recibir órdenes...» • Esto explica por qué Irán ha desafiado al mundo en forma tan evidente y ha continuado armando cabezas nucleares, las cuales están próximas a llegar a ser operacionales, más pronto de lo que nos atrevamos a creer. • Explica la razón por qué los ministros de defensa de Irán y Siria firmaron un pacto de defensa mutua. • Deja claro por qué Hezbolá inició una guerra contra Israel en el momento en que lo hicieron, para desviar la atención de los líderes del grupo de los ocho de entablar un debate serio respecto a la amenaza nuclear de Irán. • Explica por qué Siria e Irán no tienen miedo alguno de apoyar abiertamente a Hezbolá en su guerra contra Israel y favorecer a terroristas que tienen como blanco las tropas norteamericanas en Iraq. Rusia está en el trasfondo garantizándoles su protección. Debka notificó que descubrieron información indicando, que Rusia ayudó a persuadir al presidente sirio Bashir Assad para que aceptara el emplazamiento de misiles iraníes en su territorio, insinuando que «es parte de sus propios planes altamente estratégicos para Siria». Lo que es más importante, es que esto fue anticipado por Ezequiel en el capítulo 38 de su libro, en una profecía escrita hace 2.600 años. A Persia, el moderno Irán se le menciona como una de las naciones musulmanas principales, que comandarán el asalto en contra de Israel. Según la profecía, ésta será la primera batalla de la guerra del Armagedón.

30 ¡Alerta!

La única nación que no parece encontrarse en esta lista, es Siria. Creo que esto se debe a las acciones que está tomando ahora en contra de Israel. Tal parece que la profecía sobre Damasco en los últimos días, está próxima a cumplirse. Hace 2.700 años, Isaías advirtió: “Profecía sobre Damasco. He aquí que Damasco dejará de ser ciudad, y será montón de ruinas... En aquel tiempo la gloria de Jacob se atenuará, y se enflaquecerá la grosura de su carne” (Is. 17:1, 4). Para establecer el tiempo de este evento, examine estos factores: • Damasco es una de las ciudades más antiguas y ha permanecido habitada de continuo sobre la tierra. Nunca ha sido todavía totalmente destruida. • Se encuentra en un contexto de eventos que conllevarán a las catástrofes que precederán la segunda venida del Señor Jesucristo. • Tercero, está lo suficientemente distante de ese evento, en el que Jacob o Israel está soportando circunstancias terribles. • Ni Siria, ni el nombre tribal de sus antepasados se menciona en la confederación comandada por rusos y musulmanes, que iniciarán el Armagedón a mediados de la gran tribulación. Todo esto me lleva a creer que Damasco será destruido antes que comience la tribulación. Tal vez Damasco llegue a amenazar de tal forma la existencia de Israel, al disparar o almacenar armas bioquímicas o bombas sucias radiactivas, que prácticamente forzará al pueblo judío a atacarlo con armas nucleares. Israel ha jurado que implementará la Opción Sansón en contra de cualquiera nación que los asalte con cualquier forma de arma de destrucción masiva, lo cual podría referirse a un impacto termonuclear. Quizá sea esto lo que le ocurra muy pronto a Siria.

Israel, Irán y Gog y Magog Más de cien aviones de combate y bombarderos israelitas participaron en la semana del 2 de junio de 2008, en un simulacro militar de largo alcance que provocó la alarma en el Kremlin e incitó al ministro de asuntos exteriores de Rusia a celebrar una conferencia de prensa. El ejercicio involucró la fuerza mezclada de aviones F-15 y F-16, los que volaron más de 1.450 kilómetros, que es la distancia aproximada desde Israel, hasta la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, en el centro de Irán. El simulacro incluyó reabastecimiento aéreo de combustible y la presencia de helicópteros y grupos de rescate, con el objetivo de ensayar un posible descenso para rescatar a pilotos de aviones que supuestamente habían sido derribados durante las prácticas. Cuando el mando israelita se vio presionado por una explicación, un vocero militar dijo: «Las fuerzas aéreas israelíes se entrenan


Rusia, el barómetro profético de Dios

regularmente para distintas operaciones militares, a fin de poder hacer frente a los retos y peligros a los que se enfrenta Israel». Mark Regev, el vocero del gobierno judío no ofreció ningún otro comentario adicional más allá de esta declaración. La posición oficial de Israel es virtualmente idéntica a esa de la Casa Blanca. Ehud Olmert, primer ministro de Israel ha declarado en repetidas ocasiones, que Israel preferiría una solución diplomática, pero se negó a descartar una acción militar, haciendo eco a la advertencia del presidente Bush de «que todas las opciones permanecen en la mesa de discusión». Sean McCormack, vocero del Departamento de Estado, no comentó respecto a si Estados Unidos apoya o se opone a un futuro ataque de Israel en contra de Irán. Dijo: «Estamos buscando una resolución diplomática pacífica a la amenaza que representa el programa nuclear de Irán para el occidente. Le hemos dejado eso claro al gobierno de Israel, se lo hemos dejado claro al gobierno de Irán, se lo hemos dejado claro a cualquiera que escuche y pregunte al respecto». En una entrevista con la revista alemana Der Spiegel publicada el 18 de junio de 2008, Olmert dijo que las sanciones internacionales actuales en contra de Irán, probablemente no tendrían mucho efecto, agregando que hay «muchas cosas que podrían hacerse económica, política, diplomática y militarmente». Al preguntarle si Israel sería capaz de tomar acción militar en contra de Irán, Olmert respondió: «Israel ha estado en la posición de defenderse en contra de cualquier adversario y en contra de amenazas de cualquier clase». El analista militar israelí Martin Van Creveld de la Universidad Hebrea de Jerusalén, manifestó que verdaderamente se están preparando militarmente para un posible ataque. Declaró: «Israel ha estado hablando acerca de esta posibilidad por largo tiempo: Que no se quedará con los brazos cruzados mientras Irán se arma nuclearmente. Y que ha estado practicando la operación u operaciones por largo tiempo». Por otra parte, los rusos le advirtieron a Israel respecto a tomar cualquier acción en contra de Irán, «Que no hay prueba de que Irán esté tratando de fabricar armas nucleares». Esa defensa es demasiado débil, es como si dijéramos, de que porque hemos atrapado a un niño con el bolsillo lleno de galletas, mientras tiene su mano dentro del tarro con las galletas, eso no significa necesariamente que el niño planee comérselas. El hecho es, que Irán no tendría un programa nuclear si no fuera por Rusia, quien ha ayudado e implementado la construcción de las instalaciones nucleares, pese a las objeciones de la comunidad global. Las amenazas repetidas de Irán de que borrará a Israel del mapa, “a la velocidad de un rayo” o que los destruirá “de repente”, no deja duda alguna en la mente de nadie, respecto a cuál es

su intención si llegara a obtener los medios para hacerlo. A pesar de la postura diplomática de Rusia y la retórica belicosa de Irán, lo cierto es que Israel no permitirá que el gobierno iraní llegue a fabricar armas nucleares. Permitirlo sería un acto de suicidio internacional. Los israelitas sabían eso cuando en 1981 enviaron aviones de guerra para destruir las instalaciones nucleares Osirek que estaba construyendo Saddam Hussein. En el año 2007, la fuerza aérea israelí destruyó las instalaciones nucleares que Siria y Corea del Norte estaban edificando en secreto. E Israel ha declarado abiertamente cuál es su posición respecto a las ambiciones nucleares de Irán. Shaul Mofaz, ex ministro de defensa y antiguo jefe del estado mayor, advirtió en una entrevista publicada por el diario Yediot Aharonot que Israel no tendrá otra opción que atacar, si Irán no detiene su programa nuclear. «Si Irán continúa con su programa para obtener armas nucleares, atacaremos» - agregó Mofaz en la entrevista publicada el 6 de junio, el día después que concluyera el simulacro. «El atacar a Irán para hacer un alto a sus planes nucleares, será inevitable» - acabó diciendo.

Concluyendo: Un ataque israelí a Irán representaría un número de retos que no existían cuando llevaron a cabo sus operaciones en contra de Osirek, o a las instalaciones sirias. En primer lugar, la mayoría de la infraestructura del crítico programa nuclear de Irán está localizada bajo tierra. Los iraníes han edificado unas gigantescas instalaciones subterráneas, protegidas por decenas de metros de concreto y tierra, interconectadas por una red de largos túneles de concreto y acero reforzado. Incluso, en el caso de que los israelitas supieran dónde se encuentran todas las entradas, las instalaciones en sí, podrían encontrarse literalmente a miles de kilómetros de distancia y bajo tierra. Y es improbable que Israel sepa dónde SE ENCUENTRAN TODAS, ya que Irán ha estado trabajando en esto por más de una década. Gracias a Moscú, Irán alardea ahora de poseer una de las más sofisticadas y extensas redes áreas de defensa en el mundo. Además de lo que ya tienen, los rusos están enviando misiles altamente avanzados de superficie-aire SA-20, para proteger el espacio aéreo de Irán, junto con un grupo de avanzados sistemas de radar hechos en Rusia, que mejorarán en gran manera la habilidad de Irán para detectar aviones que vuelen a baja altitud. Según los expertos de la comunidad global, una vez que Irán instale ambos sistemas, su espacio será virtualmente impenetrable, lo cual aumenta la presión sobre Israel para actuar antes que todo esté funcionando completamente. Aunque los misiles SA-20 todavía no han sido probados en combate, se cree que es el sistema de superficie-aire más mortal en contra de aviones jamás desarrollado. ¡Alerta!

31


Rusia, el barómetro profético de Dios

Para Israel, esto sería un caso “de ahora o nunca”. Esto se parece mucho a la descripción de Ezequiel de la guerra de Gog y Magog. Su profecía menciona los nombres tanto de Rusia como de Irán, como participantes de una guerra que culminará sobre los montes de Israel. Es cierto que lo está ocurriendo suena parecido, pero sólo periféricamente. La profecía dice: “Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo... De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación... Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra... Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército, y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos” (Ez. 38:1-6, 8-12, 15, 16). En la profecía de Ezequiel, es Gog el que invade a Israel, no lo opuesto. En el tiempo de la invasión, el mundo es tomado por sorpresa, pero nadie se sorprenderá si Israel ataca a Natanz, ni siquiera los iraníes. Cuando Gog avance e invada el territorio, Israel “habitará confiadamente, sin muros, cerrojos ni puertas”. Estará disfrutando de un período de co-existencia pacífica con sus vecinos. Por el contrario, en la actualidad está construyendo muros de seguridad, no derribándolos. Desde 1948 Israel no ha conocido un momento de co-existencia pacífica con sus vecinos, y nunca ha estado en un peligro mayor que el que enfrenta hoy. Esto es lo que sabemos por la Biblia: Que no es la guerra de Gog y Magog, aunque bien podría ser el escenario inicial de ella. Lo que sí sabemos es que Israel sobrevivirá, pase

32 ¡Alerta!

lo que pase, y que Irán también sobrevivirá intacto para participar en la invasión de Ezequiel. No obstante, como Irán es simplemente un peón en este escenario, y no el instigador, es razonable suponer que para el tiempo de la invasión, Irán no será una potencia nuclear. Es igualmente razonable suponer, que dado que Rusia es también la principal participante en la invasión de Gog y Magog, en caso de una posible confrontación nuclear con el occidente, a causa de Irán, a última hora evitará involucrarse. Es posible que Israel ataque las instalaciones nucleares en Irán, pero la Biblia no menciona una guerra nuclear entre Israel e Irán, ambos tienen una cita futura con el destino. Para el tiempo de la guerra de Gog en tierra de Magog, Irán no será una potencia nuclear, pero sí desempeñará un papel de importancia en la invasión masiva al territorio de Israel. Lo que sugiere todo esto, es que sea lo que fuere que ocurra ahora, Israel tiene que ganar e Irán perder. Si el conflicto estalla, tendrá que ser bien pronto, antes de que Irán instale el nuevo equipo de radar y su sistema de defensa antiaéreo. Será algo rápido, como el ataque a las instalaciones nucleares sirias, y concluirá: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 P. 1:19). Al meditar en todo lo que está ocurriendo, me sobrecoge el temor reverente por el conocimiento anticipado que tenemos a nuestra disposición en la Palabra de Dios, y la confianza que podemos tener en ese conocimiento. Como dice la Biblia: “No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso” (Pr. 3:25, 26).

El hombre que será Gog Pero, ¿cuál es la situación actual de Rusia en materia de líderes? El segundo término del presidente ruso Vladimir Putin expiró el pasado mes de marzo de 2008, y bajo la constitución rusa no podía servir en un tercer término consecutivo. Sin embargo, Putin se las ingenió para continuar controlando el destino de Rusia. Planeó la forma de manipular la ley sin llegar a quebrantarla. El señor Putin, luego de abandonar la presidencia, se convirtió en jefe del gobierno en el año 2008. Bajo el sistema ruso de gobierno, el Primer Ministro está a cargo día tras día de los asuntos cotidianos internos del gobierno, mientras que el presidente sirve como cabeza del estado. Es más o menos como si el presidente de Estados Unidos renunciara, para ocupar la posición de Líder de la Mayoría del Senado, pero ese fue el plan de Putin. Hans-Henning Schroeder, un experto en Rusia de la


Rusia, el barómetro profético de Dios

agencia de investigación, del Instituto Alemán para los Asuntos Internacionales y de Seguridad, con sede en Berlín, dijo: «El movimiento bien puede ser parte de un gran plan maestro que lo capacitará para convertirse en presidente por tercera vez, después de un corto período como primer ministro». El factor clave en estas elecciones es, que Putin podrá aspirar a ser presidente nuevamente, primero porque no completó su término, y segundo porque la constitución sólo prohíbe tres términos consecutivos, y no un tercero, después de una pausa no determinada. Putin no cometerá el mismo error en que incurrió Boris Yeltsin. Él sabe lo suficiente cómo para seleccionar un reemplazo al cual podrá controlar detrás de las bambalinas, por eso eligió a su sucesor, ya que aunque Rusia cuenta con un nuevo presidente, Vladimir Putin es quien está en control absoluto de todo. A pesar de la transferencia de poder de Putin a Dmitry Medvedev, su pequeño “Eco”, como así le llaman, que tuvo lugar el 7 de mayo de 2008, y la muestra de poderío militar con los soldados y misiles en la Plaza Roja en el Día de Victoria, es claro que él, es quien está realmente a cargo. Ninguna decisión significativa para el pueblo ruso podrá adoptarse en el futuro sin la autorización del amo sin sonrisa de Medvedev. Justo antes de entregar la presidencia Putin declaró: «He trabajado como un esclavo de galera a lo largo de estos ocho años, desde la mañana hasta la noche, y he dado todo lo que podía a este trabajo. Estoy feliz con los resultados». Mientras él hace una encuesta de la nación hoy, me recuerda ese escalofriante poema escrito por Ted Hughes, que se titula Halcón posado en la rama, en el cual el tenebroso animal se encuentra contemplativo echado sobre la rama alta de un árbol, y dice: «Ahora tengo toda la creación ante mis pies, puedo matar como me plazca porque todo es mío, voy a mantener las cosas tal como están». En cierta forma, él está en lo correcto al sentirse tan satisfecho consigo mismo. Le dijo al pueblo ruso que la

vida es mucho mejor ahora, que lo que era antes de que él asumiera el mando, y después de una jornada de unos 16.000 kilómetros a través del país más grande del mundo para un nuevo libro y una serie de televisión patrocinada por la BBC, no tengo duda que la mayoría de sus súbditos le creen. A pesar del hecho de que la Rusia de Putin es extremadamente autocrática e irremediablemente corrupta, este hombre es considerado de manera abrumadora como la respuesta a las plegarias de la nación. Vladimir Putin en persona le dio la bienvenida a su sucesor elegido por él mismo. Rusia tiene una historia sangrienta y tormentosa. Sus siglos de sufrimiento, brutalidades, guerras y revoluciones, culminaron con el colapso del comunismo, la anarquía y bufonería de los años de Yeltsin, han cobrado un gran número psicológico de víctimas. El cinismo y el fatalismo que devoran la psiquis humana se han infiltrado en el propio ADN del alma rusa. En una nación que no ha experimentado la demanda de justicia o libertad, todo lo que importa es la estabilidad y la seguridad. Y hasta cierto punto, Putin le hado estas dos cosas, pero el precio que han pagado los rusos ha sido exorbitante. En Vladimir Putin, tenemos el candidato perfecto para Gog, y en Mahmoud Ahamdinejad, el presidente de Irán, al otro candidato perfecto para dirigir una alianza islámica en contra de Israel.



Formidable oportunidad para enviarnos una ofrenda especial a fin de fortalecer el ministerio de Radio América. ¿Sabía usted que esta iglesia se organizó el 13 de febrero de 1999? Si contamos con todos los que recibieron la Palabra, aunque no pueden concurrir a los servicios aquí en Ñemby, ya somos alrededor de 1.200 hermanos. Aprovecho esta oportunidad para agradecer a todos los hermanos, tanto los locales como los que suelen hacerlo sin siquiera conocer el país. La necesidad siempre supera los ingresos, pero durante los diez años, nunca tuvimos que suspender la transmisión. Estoy asombrado de la fidelidad del Señor. No somos muy “mimados” porque no compartimos los esfuerzos ecuménicos. Creemos en la separación de todo cuanto no se ajusta a las Escrituras. Exclusivismo sí, inclusivismo no. Sigamos orando “porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios” (1 Co. 16:9). ¡Gracias a Dios por los adversarios también!

¡Alerta!

33


Charles Darwin Viene de la página 8

ya que el conocimiento final se encuentra escondido en Dios quien hizo existir todas las cosas. La Biblia dice que debemos tener una respuesta para esos que nos preguntan, acerca de por qué creemos que hay un Dios Creador. Esta anécdota que compartiré con usted a continuación, es un buen ejemplo de una respuesta, a una de las razones más comunes que tienen los incrédulos para ignorar la bondad de Dios. Un hombre fue a una barbería para que le cortaran el cabello y la barba, tal como hacía siempre. Fue así como inició una buena conversación con el barbero que le atendía. Hablaron sobre muchas cosas y varios temas. De súbito, tocaron el asunto de Dios. El peluquero dijo: «Mire hombre, yo no creo que exista un Creador, tal como usted dice». «¿Por qué dice eso?» - replicó el cliente. «Bueno, es bien fácil. Sólo tiene que salir a la calle y comprobar que no existe. Dígame, por favor: Si Dios existe, ¿por qué permite que haya tantas personas enfermas? ¿Por qué hay tantos niños abandonados? Si existiera no habría sufrimiento, ni dolor. Me cuesta pensar en un Dios amante que permita todas esas cosas». El cliente se quedó estático por un momento, pensando, pero no quiso responder para no iniciar una discusión. El barbero terminó su trabajo y el cliente salió de la peluquería. Un poco después, vio a un hombre en la calle, con el cabello largo y una barba también larga y enmarañada, parecía que hacía mucho tiempo que no se le cortaba, y lucía todo desordenado. El cliente entonces entró nuevamente en la barbería y le dijo al peluquero: «¿Sabe qué? Los barberos no existen». «¿Cómo puede decir que no existimos?» - respondió de inmediato - «¡Soy un barbero y estoy aquí!» «¡No!» exclamó el cliente. «No existen, porque si hubiera barberos en el mundo, no tendríamos personas con el cabello largo y con una barba enmarañada, tal como ese hombre que camina por la calle». Y el peluquero replicó: «¡Los barberos sí existen, lo que pasa es que ese hombre no ha venido junto a mí!» «¡Exactamente!» - afirmó el cliente. «Ese es el punto. Dios sí existe, lo que pasa es que las personas no acuden a Él, ni lo buscan. Por eso hay tanto dolor y sufrimiento en el mundo». Los cristianos debemos orar para que el Señor reconstruya los cimientos de su casa que se han visto estreme-

cidos al haberlos cambiado de la firmeza de su Palabra por las palabras de un hombre. Nosotros ahora sabemos lo que Darwin nunca imaginó, que la vida se basa en la información codificada en el ADN, el ácido desoxirribonucleico. Indiscutiblemente, ninguna información se origina del medio que la comunica, sino que sólo puede engendrarse de una inteligencia. Es claro entonces, que la información que proporciona las instrucciones para construir y operar las máquinas increíblemente pequeñas y complejas que constituyen las células, sólo puede provenir de una inteligencia mucho más allá de nuestra capacidad para comprender. El Señor aseguró ser la fuente de la vida: “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Jn. 11:25). Lo demostró al entregar su vida y resucitar de entre los muertos y afirmar: “Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar...” (Jn. 10:17, 18a). Y así lo hizo.



Darwin: El hombre que lanzó la idea de que los humanos somos descendientes del mono. Pero que gracias a millones y millones de años, hemos evolucionado tanto que ahora no nos parecemos para nada. ¿Por qué entonces todavía existen los monos? 34 ¡Alerta!


Consejos Médi-

Movimientos El herpes zosDr. Guido Orellana

Dr. Guido Orellana

engo la carta de un lector, que luego, de saludar amablemente, me hace una consulta. Dice que tiene en su familia una persona que tiene un hábito si puede llamar “una mala costumbre” o una muestra de nerviosidad, o algo parecido, pero que desea saber a qué puede deberse. Se trata de un constante movimiento de sus piernas de izquierda a derecha o viceversa, ya sea cuando está conversando o está compartiendo en un grupo. He observado este fenómeno, dice, y he notado que se ve especialmente en varones y no me explico a qué puede deberse. Quiere una opinión médica al respecto. Pues bien, en realidad, éste, como otros movimientos prácticamente involuntarios no son tan frecuentes y se dan en muchas personas. Desde el punto de vista neurológico se clasifican como «tics», y usted habrá observado que hay quienes lo presentan en la boca, en el cuello, en uno de sus hombros o brazos, en uno de sus ojos o su mandíbula. Su característica fundamental es que son involuntarios y parecieran intensificarse cuando el paciente pasa por un momento de nerviosidad. A veces se inician en la infancia y desaparecen en cualquier momento espontáneamente, pero pueden también ser prolongados y rebeldes. Pueden corresponder también a un tipo de trastorno llamado «mioclonía», en que lo causante de los movimientos es una contracción muscular, generalmente de un músculo importante del sector, en este caso de las extremidades inferiores y que el afectado incluso puede controlar si se preocupa de dominarlo concientemente, pero para ello tiene que concentrarse en la materia, ya que si se distrae, como todo tic puede presentar el movimiento en cualquier momento. Ha sido descrito un síndrome llamado «de la tourette», de carácter neurológico y con ciertos caracteres hereditarios, el cual se inicia en la infancia, pero llegada la edad adulta se hace permanente, y es más frecuente en los varones en una proporción de tres a uno. Los «tics» tienden a ser menos complejos que las mioclonías y si el paciente se hace conciente de sus espasmos, puede a veces llegar a dominarlos. Algunos neurólogos utilizan ansiolíticos corrientes para tratar estos casos y con buenos resultados. En los niños da buen resultado el alejarlo de otros niños a los que involuntariamente han copiado el tic o prometiéndoles un premio si logran controlarlo por períodos prolongados. Entre los benzodiazepinas que dan resultado en cierto plazo para corregir estos espasmos se puede citar el Lorazepan en dosis bajas que debe recetar y controlar un médico. No hay que olvidar, como siempre yo insisto en la enorme utilidad en todo este tipo de proceso, de la fisioterapia, como ejercicio gimnástico, calor local y baños de tina tibios. Indudablemente, siempre queda como una útil posibilidad la de contar con la asesoría de un neurólogo, un kinesiólogo y un fisioterapeuta para un éxito completo. Pero lo importante es que hay muchos casos en que se logra la curación.

n proceso a mi parecer bastante frecuente y que sin embargo, tengo la impresión que no es muy diagnosticado en las consultas cotidianas, siendo calificado con nombres vagos, que desorientan a los pacientes, es el llamado herpes zoster Esta enfermedad procede del mismo virus que casi todos padecemos tarde o temprano, por lo general en la infancia, y que conocemos como «la varicela» (usted lo tiene que conocer de nombre). Eso quiere decir que prácticamente todos lo llevamos latente en nuestro organismo, de allí su frecuencia, y llega un momento en que se manifiesta ocasionando una intensa irritación de los llamados «ganglios radiculares posteriores», coincidentes por lo general con nuestras raíces intercostales, y generando un cuadro caracterizado por intensos dolores a flor de piel y más profundos, siendo los más frecuentes que vemos aquellos que afectan el tórax, naciendo de la espalda e irradiándose hasta el mismo abdomen, pudiendo mostrar localizaciones más altas o más bajas, que son menos frecuentes. Siempre son procesos rebeldes y prolongados. Aunque no siempre, el intenso dolor, que a menudo se califica sólo como una neuralgia, y a veces como posibles problemas bronco-pulmonares (lo que es un gran error, porque inducen a los enfermos a gastar dinero inútilmente en radiografías toráxicas y otros exámenes), da muestra a los dos o tres días después de iniciado, de unos característicos exantemas o manchas rojas, al comienzo muy dolorosas y que luego pican, siguiendo la línea intercostal que abarca el proceso, los que también, por su parte, en malos diagnósticos suelen confundirse con procesos eminentemente dérmicos o alérgicos. En determinados casos, las manchas se convierten en vesículas, es decir, como en ampollas llamadas «edematosas» (hinchadas), igualmente dolorosas y molestas, que para quien reconoce este tipo de afecciones viene a constituir la confirmación definitiva de la enfermedad. Bueno es destacar, por otra parte, que este tipo de proceso, que está también emparentado con las famosas boqueras que suelen salirnos en los labios, tiene como otra característica el ser unilateral, es decir, aparece en un solo lado del tórax, que también sirve para identificarlo. Dichas erupciones, por lo general siguen apareciendo por períodos prolongados de tres a ocho días, a pesar de los fomentos, cremas o calmantes que se coloquen. Existe, de acuerdo a estadísticas, un 4% de pacientes que presentan recidivas de este proceso lo que es conveniente recordárselo a los médicos a quienes les toque atender estas crisis. El tratamiento, fuera de compresas húmedas locales, que alivian parcialmente las molestias y analgésicos potentes, suele ceder en parte con corticoides, y cuando es posible e inicial debe tratarlo, con aciclovir antivirus. Para el herpes oftálmico será necesario consultar al oftalmólogo.





T

¡Alerta!

35


Parte Noah W. Hutchings

El primero y segundo ministerios de Pablo Cuando leemos el libro de Hechos de los apóstoles, vemos que Pablo fue comisionado por el Espíritu Santo: “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron” (Hch. 13:2, 3). Como resultado, Pablo predicaba la palabra de Dios en las sinagogas judías en Salamina. Después de esto fue a Antioquía de Pisidia y entró un día sábado a la sinagoga de los judíos, “Ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia; y entraron en la sinagoga un día de reposo y se sentaron. Y después de la lectura de la ley y de los profetas, los principales de la sinagoga mandaron a decirles: Varones hermanos, si tenéis alguna palabra de exhortación para el pueblo, hablad. Entonces Pablo, levantándose, hecha señal de silencio con la mano, dijo: Varones israelitas, y los que teméis a Dios, oíd” (Hch. 13:14-16). Este fue el patrón de sus actividades dondequiera que iba. En Iconio Pablo y Bernabé “…entraron juntos en la sinagoga de los judíos, y hablaron de tal manera que creyó una gran multitud de judíos, y asimismo de griegos” (Hch. 14:1). Cuando llegaron a Tesalónica “… donde había una sinagoga de los judíos. Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo* discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él, es el Cristo” (Hch. 17:1-3). En Berea, “…habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos” (Hch. 17:10). En Atenas “mientras Pablo los esperaba ... su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos...” (Hch. 17:16, 17). En Corinto, “discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos” (Hch. 18:4). En

36 ¡Alerta!

Éfeso, “entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios” (Hch. 19:8). Tres días después de llegar a Roma, “…Pablo convocó a los principales de los judíos...” (Hch. 28:17). No hay duda que este hombre tenía un ministerio para el pueblo de Israel en armonía con lo que el Señor le había dicho a Ananías: “Instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel” (Hch. 9:15). Sin embargo, a todos los lugares a donde iba, primero se dirigía al pueblo de Israel. Incluso en su epístola a los Romanos declaró claramente que su pueblo tenía el primer lugar y ciertas ventajas: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego” (Ro. 1:16). “Tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego” (Ro. 2:9, 10). “¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿o de qué aprovecha la circuncisión? Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios” (Ro. 3:1, 2). Pero... ¿Qué quiso decir Pablo con eso de que el judío era primero? ¿Por qué Pablo tuvo que ir primero a los judíos, cuando en Romanos 11:13 declaró “...Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles...”? Muchos cristianos hoy no entienden por qué Pablo les predicó primero a los judíos. Y han surgido varias posiciones al respecto: • Algunos cristianos creen que Pablo estaba hablando históricamente refiriéndose al pueblo judío cuando dijo que el evangelio era primero para ellos. Entienden, que esta frase simplemente significa que éste era el orden en que se debía predicar el evangelio: Primero a los judíos y luego a los gentiles. • Otros consideran que lo que implica es que “los judíos


El ministerio de Pablo

tuvieron su oportunidad y la rechazaron y que Dios ahora está trabajando con los gentiles”. • Unos terceros estiman, que los judíos tienen la misma oportunidad que los gentiles de aceptar el evangelio, por lo tanto hay que hacer todos los esfuerzos posibles para predicarles. • Hay otro grupo que declara «Que los judíos rechazaron el evangelio y que continuarán haciéndolo, y que por lo tanto no hay razón para perder el tiempo y los recursos tratando de evangelizarlos». • Existe otro grupo de cristianos que sí reconocen que Dios tiene un futuro para el pueblo judío ya que declaró que cuando el Mesías retorne todo Israel será salvo: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad” (Ro. 11:25, 26). Sin embargo, consideran que por el momento el evangelio debe ser predicado a los gentiles “y dejar el destino de los judíos en las manos de Dios”. • La variación más reciente de estos puntos de vista, se le llama “la Teoría Dual o de los Dos Pactos”. Declara: «Dios hizo un pacto con el pueblo judío. Los judíos son salvos en base a los pactos Abrahámico y Davídico, mientras que los gentiles son salvos gracias al nuevo pacto. Por consiguiente, no hay necesidad de predicarle el evangelio al pueblo judío». Tristemente, estos puntos de vista erróneos sobre la evangelización de los judíos están ganando popularidad entre muchos cristianos evangélicos. A través de todo el territorio de Estados Unidos y quizá del mundo, prevalece una falta de buena enseñanza bíblica respecto a este punto, de por qué Pablo le predicó primero a los judíos. Existe una gran falla en enseñar y entender la Palabra de Dios en su contexto literal histórico. Los cristianos que se equivocan en comprender por qué Pablo fue primero a los judíos, fallan primero en entender las acciones y actitudes de Pablo hacia su propio pueblo. No pueden captar la prioridad y necesidad del mandamiento de Dios de predicarles primero a los judíos. Pero, entonces... ¿Por qué Pablo se acercaba primero a los judíos? Existen varias razones bíblicas.

1. Es un mandamiento de Dios Note cuidadosamente las palabras de Jesús cuando pronunció la Gran Comisión justo antes de su ascensión: “...Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mt. 28:18-20).

El Espíritu Santo fue bien preciso al usar la palabra “todas” cuando se refirió a las naciones. No pueden haber excepciones. Israel es parte de esas naciones de que habla el versículo y debe estar incluida. Fue y es una nación, fue conquistada y su territorio estuvo controlado por extranjeros; fue esparcida en medio de los países del mundo, pero nunca dejó de existir. De hecho, Dios prometió que Israel siempre será una nación: “Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre: Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente. Así ha dicho Jehová: Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová” (Jer. 31:35-37). La Gran Comisión de Jesús a sus discípulos, por necesidad, incluye el mandamiento de llevarle el evangelio a los judíos y discipularlos. Además, la Gran Comisión es el mandato de la Escritura dado a todos los creyentes. ¡Es responsabilidad de todos los cristianos tratar de que las naciones del mundo sean alcanzadas con el evangelio! Ahora, cuando Pablo fue salvo mientras iba camino a Damasco, Dios le dio una responsabilidad especial. Note además lo que Dios le dijo a Ananías respecto a Pablo: “Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel” (Hch. 9:15). Pablo tenía una responsabilidad triple en su oficio como apóstol: 1. Llevarle el evangelio a los gentiles, 2. A los reyes, y 3. A los hijos de Israel, los judíos. El ministerio y la vida de Pablo son ejemplos vivos de su responsabilidad ante Dios. Su comisión abarcaba a todas las naciones: judíos y gentiles, pero para Pablo, esa Gran Comisión tenía un significado aún mucho mayor. Iba a ser un instrumento de Dios para alcanzar a gentiles, reyes y a su propio pueblo, ¡los judíos! En el libro de Hechos está registrada la disponibilidad de Pablo para alcanzar a estos tres grupos de personas con el evangelio. Por consiguiente, fue primero a los judíos, ¡porque Dios le ordenó tanto a él como a nosotros hacerlo en esta forma!

2. Es el programa de Dios para la evangelización La segunda razón para que Pablo les predicara primero a los judíos fue porque sabía que era la mejor forma de poder alcanzar a los gentiles con el evangelio. Tal vez eso nos suene extraño hoy, pero en el día de Pablo muchos gentiles asistían a la sinagoga. Se les llamaba «los que temían a Dios» o «gentiles justos». Los historiadores dicen que durante este tiempo en la historia, muchos gentiles que deseaban adorar al Dios verdadero y apartarse del paganismo, ¡Alerta!

37


El ministerio de Pablo

acudían a las sinagogas judías. En ese tiempo, el judaísmo era una religión proselitista. En cada ciudad a través del imperio grecorromano, los fariseos y los escribas trataban de hacer convertidos entre los gentiles. Incluso hasta Jesús mencionó esto: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros” (Mt. 23:15). No obstante, muchos de los gentiles no eran convertidos completos, porque no deseaban aceptar todas las restricciones del judaísmo rabínico. También había controversia entre ellos acerca de los gentiles convertidos, porque muchos no deseaban aceptarlos como judíos. Por lo tanto, mientras los gentiles acudían a las sinagogas, siempre permanecían en el atrio exterior que miraba hacia el interior. Adoraban al Dios de los judíos, pero no tenían la seguridad de que sus pecados les hubieran sido perdonados o la seguridad de ser justos delante de Dios. De tal manera que cuando Pablo llegaba a las sinagogas con su mensaje tanto para judíos como para gentiles, sus palabras eran para los oídos de su audiencia gentil como una lluvia refrescante sobre tierra reseca, porque el mensaje del evangelio los colocaba en una posición de igualdad delante del Dios Todopoderoso. Finalmente tenían la seguridad del perdón de sus pecados y de ser justos delante de Dios, sin la necesidad de convertirse al judaísmo rabínico. ¡Cuán significativas debieron haber sido las palabras de Pablo a los creyentes en Gálatas!: “Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gá. 3:26-28). Aunque como ya mencionáramos, Pablo siempre iba primero a las sinagogas, una excepción posible tal vez fue su visita a Atenas. Allí concurrió al areópago y les habló a los filósofos: “Y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: ¿Qué querrá decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses; porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección. Y tomándole, le trajeron al Areópago, diciendo: ¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas? Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)” (Hch. 17:18-21). Estos filósofos aunque recibieron el mensaje, no creyeron en él. Pero note, que aún en esta ocasión, Pablo fue primero a la sinagoga en Atenas tratando como siempre de predicarle el evangelio tanto a judíos como a gentiles: “Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían” (Hch. 17:16,

38 ¡Alerta!

17). Reconocía que para poder llevarle el evangelio tanto a judíos como a los gentiles piadosos y así cumplir lo que Dios le había ordenado de ser “apóstol a los gentiles”, primero tenía que acudir a la sinagoga. También sabía que al ir a la sinagoga se aseguraba que su propio pueblo judío escuchara el mensaje del evangelio.

3. Es el ejemplo de Dios para la Iglesia La tercera razón para que Pablo fuese primero a los judíos, fue el resultado de la revelación que le confiara Dios sobre su programa para esta edad de la iglesia: “Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder. A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él” (Ef. 3:1-12). El misterio de la Iglesia, los judíos y gentiles juntos en el Mesías, era una verdad que no había sido revelada en el Antiguo Testamento. Evidentemente, Pablo fue el primero en recibir esta revelación. Dios tal vez le confió esta verdad maravillosa porque lo designó apóstol de los gentiles, aunque la Biblia no lo dice. Sabemos que debido a que Pablo tenía conocimiento del programa de Dios para esta edad, sentía una gran urgencia y un celo que lo consumía por predicarles el evangelio tanto a judíos como a gentiles. Pablo sabía que el programa de Dios para la Iglesia tenía una fecha para completarse, la del rapto. Por eso dijo: • “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del


El ministerio de Pablo

Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts. 4:13-18). • “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano” (1 Co. 15:51-58). Sabía que si los judíos o los gentiles no aceptaban a Jesús como su Mesías y salvador, estaban perdidos. Estaba consciente, que aparte de la fe en el Señor Jesucristo nadie puede ser salvo. Esta verdad pesaba tanto en su corazón que expresó su angustia con estas palabras: “Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación. Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia” (Ro. 10:1, 2). Parte de la revelación que le confiara Dios a Pablo, que en un principio fuera un misterio, fue que en esta edad de la Iglesia Dios está trabajando con tres grupos de personas, como así lo declara 1 Corintios 10:32: 1. “Los judíos 2. Los gentiles, y 3. La Iglesia de Dios”. Lo que hace la edad de la Iglesia diferente a todas las demás, es que Dios está llamando a un pueblo para su nombre de entre los judíos y gentiles. Sólo en esta edad los judíos y gentiles pueden ser uno en el Mesías. Durante el período que comenzó con Pentecostés y culminará con el rapto, Dios ha estado trabajando, estructurando “la Iglesia de Dios”. • “...Jacobo respondió diciendo: Varones hermanos, oídme. Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre. Y con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: Después de esto volveré y

reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar, para que el resto de los hombres busque al Señor, y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre, dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos” (Hch. 15:13-18). • “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu” (Ef. 2:14-22). Pablo sabía que el juicio de Dios caería sobre todos: judíos y gentiles que no aceptaran a Jesús como su Mesías y Salvador. Sabía que la Iglesia no reemplaza a Israel, como tampoco la Iglesia a los judíos. Por consiguiente, iba primero a los judíos porque entendía el programa y plan de Dios para esta edad de la Iglesia. Sabía que Dios tenía un programa para Israel, para las naciones y la Iglesia.

4. Es el cumplimiento del plan de Dios La cuarta razón de por qué Pablo les predicaba primero a los judíos, era para cumplir con el programa y plan de Dios. Fue a través de los judíos que los gentiles tuvieron la oportunidad de escuchar el evangelio. Por eso ahora, a la inversa, los gentiles tienen la responsabilidad de llevarles el evangelio a los judíos: “Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio, por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos” (Ro. 11:11-14). Note cuidadosamente lo que dice Pablo. Les está explicando a los gentiles que la razón por qué Dios los ha salvado es para provocar a celos a los judíos. Pero... ¿Qué significa esto de... “provocarles a celos?” Él lo explica así en Romanos 11:14: “Por si en alguna manera ¡Alerta!

39


El ministerio de Pablo

pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos”. Dios desea que los gentiles les prediquen el evangelio a los judíos. Pablo, el apóstol de los gentiles fue el primero de ellos. Por eso siempre iba primero a los judíos. Comprendía que si los judíos aceptaban a Jesús, serían unos misioneros celosos y efectivos para alcanzar a los gentiles. También reconocía que si los gentiles escuchaban el evangelio y aceptaban a Jesús, serían misioneros efectivos para alcanzar a los judíos. De manera interesante, la lectura del testimonio de muchos judíos creyentes en el Mesías demuestra que la mayoría de ellos llegaron a creer en Cristo por el testimonio de cristianos gentiles. Asimismo muchos gentiles cristianos pueden testificar el hecho de que fue un creyente judío quien primero les presentó al Señor Jesucristo. La Iglesia del Señor Jesucristo está integrada tanto por judíos como por gentiles, unidos en el Mesías. Tristemente, los cristianos en las iglesias hoy han olvidado el ejemplo de Pablo. No sienten la carga de que deben predicarles el evangelio a los judíos. Es por eso que Dios ha levantado un ministerio como Profecías Bíblicas, para instar a los cristianos hispanoamericanos a que traten de alcanzar al pueblo judío. Tal como dice

la Escritura, los judíos se encuentran dispersos en el mundo entero. Creo que casi todos, en alguna ocasión, hemos tenido la oportunidad de conocer a un judío. Por ejemplo en nuestros países, es muy común el apellido Cohen, que en hebreo quiere decir sacerdote o levita. Esto es indicación de que quienes tienen este apellido son descendientes de Aarón, pertenecen a la tribu de Leví. Debemos tratar de alcanzar primero al pueblo judío. Sabemos por experiencia que cada vez que un judío es salvo, muchos gentiles a cambio también lo son. Decimos junto con el apóstol Pablo: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”. Creemos que esta es la única metodología bíblica para el evangelismo verdadero. ¡Cuando se sigue, resulta en una bendición para los judíos, los gentiles y la Iglesia de Dios!



Bibliografía - The Southwest Radio Church mados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1). «Misticismo». ¿Cree usted que no afecta su personalidad? ¡Piense una vez más! Esta es una de las amenazas más peligrosas y relevantes que haya jamás confrontado la sociedad y la Iglesia. El misticismo opera en tantas áreas tan diferentes que sería imposible cubrir incluso una pequeña porción del tema en unos pocos artículos. Por consiguiente, sólo trataremos algunas de las pocas facetas de esta amenaza, esas que considero un peligro más inminente para usted y para mí. Como un cáncer insidioso, el misticismo ha pasado

40 ¡Alerta!

casi virtualmente sin ser detectado, especialmente en la Iglesia; no obstante, este “asesino silencioso del alma” está propagando su veneno a través del cuerpo y ahora se ha extendido por metástasis, difundiéndose tan rápidamente que está reclamando miembros de nuestra familia y amigos a una velocidad vertiginosa. Si le importan los miembros de su familia y otros que ama, usted debe seguir leyendo este artículo con oración, porque esta información alarmante que presentaré está preparada con todo el amor. Megatrends, las nuevas direcciones transformando nuestras vidas, un libro escrito por John Naisbitt, fue un volumen sensacional considerado por el America


El misticismo y la Nueva Era

School Board Journal como «un mapa para el siglo XXI»; y como una «guía para el futuro» por el periódico Washington Post. Durante 60 semanas el periódico New York Times lo mantuvo en la lista de los libros más vendidos, convirtiéndose casi en un texto regular de estudio para adoptar decisiones corporativas o privadas. Naisbitt basa sus predicciones para el futuro en un análisis de lo que es América hoy. Una de las predicciones de Naisbitt es esta: «Religión: Un despertar espiritual nacional». Bajo este penetrante título, propone lo siguiente: «Estados Unidos está pasando por un despertar espiritual en sus creencias religiosas... Durante tiempos turbulentos, muchas personas necesitan estructura en sus vidas, no ambigüedad... La demanda por estructura aumentará, suplida no sólo por las viejas denominaciones establecidas... sino por... los mormones, los adventistas del séptimo día, por el gran orden de los nuevos credos nativos fundamentalistas y por el movimiento carismático... Desde la década de 1960 ha habido también un propagado interés en las religiones orientales, y grupos tales como Hare Krishna están ganando un creciente número de seguidores». El “misticismo”, la fundación de las religiones orientales y sus muchos retoños, se ha propagado en casi todas las disciplinas, profesiones, ciencia y práctica en nuestra sociedad moderna. Pero... ¿Cómo ocurrió esto? Todo se debió a que el misticismo fue pasado por alto en exceso y no lo comprendieron en su plenitud los hombres y mujeres de negocios, los cristianos, la profesión médica ni las otras áreas de la nutrición, al igual que el “Juan o Pedro” común y corriente que camina alegremente en su camino a través de la vida. Se le ha estado promoviendo por la radio, televisión y virtualmente en todo lo que leemos, y ahora está en la Iglesia. Debemos despertarnos o tendremos que hacerle frente a consecuencias desastrosas. La verdad maravillosa es que incluso aunque nos hayan engañado y nos hayamos apartado del camino, tenemos un Dios amante que siempre está ansioso por perdonar y limpiarnos de todo pecado. El Señor también está dependiendo de esos que VEN LA VERDAD para que les adviertan a otros.

Restableciendo el “eslabón perdido” La obsesión con el misterio, el misticismo y lo misterioso siempre ha sido una parte inherente de la naturaleza humana. Dios nos creó para funcionar en dos mundos: el natural y el espiritual. Como Dios es Espíritu, él pone en nosotros aptitudes especiales para la comunicación, que son capaces de funcionar en el reino espiritual. Cuando Adán y Dios caminaban juntos en el huerto del Edén, se comunicaban el uno con el otro. Aunque Adán era carne y Dios espíritu, existía un modo perfecto de comunicación entre ellos. Con la caída, se interrumpió el vínculo espiritual quedando así un hueco o espacio vacío en el espíritu del hombre. Pero Dios en su misericordia infinita, sabiduría y amor, colocó un anhelo dentro

de este espacio vacío que busca restablecer ese vínculo perdido con Él. Hasta aquí, parecería simple entonces, restaurar la comunicación entre Dios y el hombre, excepto por un factor. El hombre no fue el primero en desobedecer a Dios y cortar la relación perfecta que existió en un tiempo en un universo espléndido. Antes de formar a Adán del polvo de la tierra, Dios ya había estado trabajando, creando otras formas de vida que pudieran gozar con Él y con quienes también pudiera tener comunión. Creó una obra maestra de sabiduría y belleza, la que llamó “… Lucero, hijo de la mañana…” (Is. 14:12). Dios lo puso en la posición más alta de autoridad después de sí mismo. Le dio intuición, sabiduría y conocimiento más allá de nuestra comprensión. Lucero era el epítome de las criaturas creadas. Sin embargo, después de un tiempo, su superioridad de mente y belleza lo llenó con ponzoñoso orgullo. Sabía que ninguna otra criatura podía comparársele, excepto Dios mismo. Él permitió que el orgullo y codicia lo consumiera, hasta que su única motivación fue alcanzar la máxima posición en el universo. Esta insidiosa meta se convirtió en el punto focal de todas sus energías y actividades. Como dijera Isaías: “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte” (Is. 14:13). Lucero, inflado de orgullo pasó por alto el hecho de que era una criatura creada y que Dios era divino. Dios, en su divina santidad, no podía permitir pecado en su reino celestial, por eso arrojó a Satanás a la tierra, junto con un tercio de las huestes angélicas engañadas que lo siguieran. La guerra de Satanás en contra de Dios por el dominio del universo continúa hasta este día. Nosotros sabemos el resultado final y la victoria, pero el drama debe ser representado hasta su conclusión. Como Satanás estuvo presente al momento en que fuera creado el hombre, sabía que Dios lo había hecho para que tuviera un maravilloso compañerismo espiritual y una relación muy especial con Él. En la maligna profundidad de su mente comenzó a maquinar un método por medio del cual destruir esta comunión entre Dios y el hombre, para reemplazarla con un vínculo falsificado por él mismo. Usted puede reconocer referencias a este “vínculo con Lucifer” en terminología que usa la Nueva Era, tal como «unión», la cual se emplea usualmente en referencia a nuestra “conexión” con la naturaleza, la Madre Tierra o la naturaleza divina. Fue así como comenzó la lucha competitiva por las almas de los hombres. Porque así como Satanás engañó a un tercio de los ángeles, comandándolos en su rebelión en contra de Dios, de la misma forma intenta subvertir tantas almas como sea posible para añadirlas a su propio reino tenebroso. Como el hombre fue creado para tener comunión y compañerismo con su Creador, Lucifer continúa asumiendo disfraces variados y extremadamente efectivos para convencer a los seres humanos de que “es ¡Alerta!

41


El misticismo y la Nueva Era

el dios verdadero”. Intenta convencer a la humanidad de que es el dios que controla el universo y que desea unir el alma del hombre con la suya propia para restablecer esa conexión perdida con él. De hecho, tienta al hombre con la misma propuesta que le hiciera a Eva en el huerto del Edén: “Sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella” (Gn. 3:5, 6). Un popular teleevangelista dijo: «El hombre es la única creación de Dios que está en la categoría de Dios... Creo que a través de las Escrituras podemos ver muy claramente que Dios hizo del hombre un dios». Otro de Texas dijo: «Ore a usted mismo, porque el Señor dijo: ‘Yo estoy en usted y usted en mí. Somos uno en el Espíritu’... Necesita darse cuenta de que usted no es un esquizofrénico espiritual, mitad Dios y mitad Satanás, sino que es todo Dios... El hombre tenía autoridad total para gobernar como un dios sobre toda criatura viva sobre la tierra, y gobernaba expresando palabras... Usted no tiene un dios en su interior, ¡usted es uno! ... Lo digo y lo repito, así que no se moleste demasiado... Cuando leo en la Biblia en donde Jesús dice: ‘Yo soy’, ‘¡Sí, yo también soy!’» Un proponente de la enseñanza del “Reino Ahora” dijo: «Así como los perros tienen perritos y los gatos gatitos, así Dios tiene pequeños dioses. Pero tenemos problemas en comprender esta verdad. Hasta que no comprendamos que somos dioses en miniatura y comencemos a actuar como tales, no podremos manifestar el reino de Dios». Satanás desea lo que el Señor tiene, anhela que tengamos una relación personal, íntima con él, de tal manera que ofrece una experiencia falsificada de “nuevo nacimiento”. En esta forma, el hombre es engañado hacia una búsqueda para restablecer la conexión perdida con la Divinidad. Entonces bajo la tutoría de Satanás, comienza a obsesionarse con lo místico, con el misticismo.

Misterios falsificados A fin de entender mejor el panorama de nuestro tema, procedamos a examinar la definición de «misticismo», por lo tanto presentaremos algunos escenarios específicos de situaciones místicas que lo sorprenderán y estremecerán. Misticismo se deriva de la palabra «misterio». El Nuevo Diccionario Mundial Webster define un misterio como un «secreto divino». Misterioso se origina de la misma raíz y «se aplica a eso que excita la curiosidad, maravilla, etc., pero que es imposible o difícil de explicar o solucionar... eso que es inescrutable lo cual es completamente misterioso y que es en conjunto incapaz de ser escudriñado, interpretado o entendido, los caminos inescrutables de Dios. Lo místico se aplica a eso que es oculto o esotérico en conexión con ritos religiosos o experiencias religiosas».

42 ¡Alerta!

Un místico es definido como «uno que profesa pasar por una experiencia mística por medio de la cual intuitivamente comprende verdades más allá del entendimiento humano». Por consiguiente, el misticismo es «las doctrinas, las creencias de místicos; específicamente, la doctrina de que es posible alcanzar comunión con Dios a través de la contemplación y amor... Cualquier doctrina que asegura la posibilidad de alcanzar conocimiento de verdades espirituales a través de la intuición adquirida por meditación fija». El Diccionario de Misticismo y lo Oculto lo define además así: «El acto de buscar unión con la divinidad... el conocimiento de Dios mediante la experiencia...» Los místicos creen que la divinidad o ser supremo sustenta el universo manifiesto y que es responsable por todos los aspectos de existencia y conocimiento. Este ser supremo es retratado en diferentes tradiciones como uno antropomórfico, es decir, que le atribuyen forma humana o características animales a la divinidad. A pesar de estas variaciones, todas las técnicas místicas tienen como su meta final la comunicación y el conocimiento de ese estado trascendental del ser. Otro término relacionado con el cual debemos familiarizarnos es «unión mística». La que la define así, el mismo diccionario ocultista: «En misticismo, unión con la divinidad mediante la contemplación y oración. La unión mística es considerada algunas veces como un tipo de matrimonio espiritual con el Creador». El hecho interesante es que por cada verdad bíblica, Lucifer o Satanás tiene una falsificada. Como nuestra unión con Dios es una que inspira, llena e intriga al hombre, Satanás como “ángel de luz” ofrece su unión mística falsificada. Brinda una experiencia de “nuevo nacimiento” falsificada, la cual lleva al “iniciado” hacia la unión mística que resulta en un “matrimonio”, no con el Creador, sino con el destructor. Claro está, sabemos que la palabra «misterio» se usa muchas veces en la Biblia, y que hay misterios bíblicos legítimos; es por esta misma razón que Satanás ofrece “misterios falsificados”. Los misterios bíblicos se relacionan con ciertas doctrinas o verdades bíblicas que son vitales e importantes a la fe cristiana. Estos misterios están claramente delineados y descritos en la Escritura, de tal manera que pueden ser fácilmente confrontados y verificados con la Biblia. Si a usted se le presenta un misterio que no está incluido en el texto de la Escritura, entonces puede estar seguro que tal misterio es “extra bíblico” y muy posiblemente ocultista. 1 Corintios 4:1 dice: “Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios”. A fin de ser un administrador de estos misterios, primero debemos estudiar la Biblia para averiguar exactamente qué es lo que Dios ha confiado a nuestro cuidado.

La mentira de la realización personal

A continuación vamos a tratar de examinar algunos


El misticismo y la Nueva Era

de esos misterios falsificados por Satanás. Una tendencia común que caracteriza las falsificaciones es que la mayoría de ellas requieren de “obras”, “fórmulas” o “pasos” a fin de alcanzar la meta deseada. La gracia de Cristo muchas veces se halla visiblemente ausente. Encontrará que se enfatiza el “yo” y que la mayoría de las doctrinas están centradas alrededor de la autosatisfacción de varias clases, autorealización o desarrollo personal, autoimagen, autoayuda, automejoramiento, automotivación, autoestimación, logros personales y mucho más. John Naisbitt dice en su libro Megatrends: «Durante la década de 1970 los norteamericanos comenzaron a desvincularse de las instituciones que los habían desilusionado y a aprender la habilidad de tomar acción por sí mismos ... Conforme llegamos a estar más desencantados preguntamos, ‘¿En qué o en quién podemos confiar?’. La respuesta resonante fue: ‘En nosotros mismos ... en la autoayuda. En la década de los setenta, una vez más se convirtió en un movimiento que irrumpió a través de instituciones, disciplinas, áreas geográficas e ideologías políticas... Son las personas reclamando control personal sobre los misterios de la vida y de la muerte». En la década de 1970 se inició la generación de los yuppies, de los jóvenes profesionales urbanos, y es probablemente de este “grupo de consumidores” del que tenemos más investigación estadística compilada que de cualquier otro grupo en los tiempos modernos. A través de él es muy fácil ver la metamorfosis del pensamiento. El énfasis de esta generación, tal como Naisbitt lo pone en forma tan adecuada, es en el “yo”. Si la medicina había fallado en efectuar curas, entonces la medicina holística debía tener la respuesta. Los yuppies también se caracterizaron por gastar, gastar y gastar, mejores automóviles, casas más grandes, diamantes, abrigos de pieles, comida gourmet y ropa de diseño exclusivo. No es extraño entonces que esta religión de los yuppies apelara a los sentidos. Por lo tanto ellos debían tener un dios que entendiera sus deseos y estilo de vida, un “proveedor” gigantesco cuya meta fuera satisfacer todos los caprichos del “yo”. De allí la nueva doctrina de la autogratificación. El tratar de acaparar todo lo que Dios pueda hacer por uno. Luego las cosas fueron tomando un giro diabólico y este pensamiento fue ganando más fuerza: «Dios después de todo no es tan grande, yo soy tan grande como él, de hecho, ¡SOY DIOS! Ahora puedo hacer, obtener y llevar a cabo todo lo que mi corazón anhela». Esta filosofía también se propagó en el campo de la medicina y sanidad. Naisbitt dice: «...estamos considerando serias alternativas a los programas del establecimiento médico de exámenes físicos anuales, medicinas y cirugía. Hablamos y escribimos acerca de una abundante nueva era de remedios, acupuntura, acupresión, terapia con vitaminas y sanidad carismática... El nuevo enfoque de salud holística ha abierto una nueva área en la investigación para la salud y el bienestar: la mente humana. En el fin radical del espectro está la creencia de que no hay enfermedades que no puedan curarse mediante los poderes de la mente y una actitud positiva».

El diccionario ocultista incluso ofrece así su definición del «yo»... «En la filosofía mística y ocultista, la esencia divina del ser... El yo contiene la chispa de divinidad y es la fuente de conocimiento puro». Define la autorealización como «conocimiento del verdadero yo interior: la iluminación espiritual». Recordará, que el motivo que hizo que Satanás se rebelara en contra de Dios fue su aspiración egoísta de subir por encima del trono de Dios. Él no estaba satisfecho con estar un peldaño más abajo que el Creador, su obsesión era convertirse en dios. Por consiguiente, la “fe” de Satanás se centra alrededor del mismo concepto, de la mentira que le dijera a Eva en el huerto del Edén: “...Seréis como Dios...” (Gn. 3:5). Satanás le ofrece al hombre “un sendero hacia la divinidad” no “un sendero hacia Dios”. Un aspecto humano o carnal que hace este sendero alterno hacia la divinidad tan atractivo, es que no es necesario que el hombre admita que es pecador, ni tampoco requiere que se arrepienta o que le rinda cuentas a un Creador por sus pecados. En el plan de Satanás, el pecado no existe, y el hombre puede satisfacer sus propios deseos egoístas hasta el último grado. Una de las áreas en la cual no podemos reconocer esta teología es en lo que llamamos el movimiento de la Nueva Era.

La historia oculta de la Nueva Era Muchos suponen que la Nueva Era es un concepto contemporáneo. Sin embargo, un poco de investigación revela que los miembros de la Nueva Era han estado por largo tiempo muy ocupados extendiendo sus redes. La primera publicación editada de este tipo titulada The New Age Magazine, La Revista de la Nueva Era, comenzó a ser enviada a los suscriptores por correo de segunda clase en 1914. Esta revista era una publicación mensual del “Concilio Supremo Grado 33, del Antiguo y Aceptado Rito Escocés de Francmasonería de la Jurisdicción Sur”. De manera interesante, las enseñanzas y simbologías de los Francmasones se asemejan en gran manera a esas de “otras sociedades secretas”, al igual que a esas de otros movimientos religiosos ocultistas y esotéricos. ¿No podría ser el caso que esta cadena comenzara mucho antes de lo que se imagina cualquiera de los que están fuera del movimiento? La mayoría de grupos místicos están unidos a través de sus propios símbolos similares. Por ejemplo, la tiara del Papa de la Iglesia Católica, también conocida como “la corona triple de divinidad” fue de hecho copiada de la tiara del Brahmán, el pontífice supremo de los iniciados en la antigua India. También es una copia perfecta de esa que usara el Dalai Lama del Tibet, la que usan también los masones cabalistas, un movimiento esotérico judío, las sectas sirias y otros grupos esotéricos. Pero... ¿Por qué es tan importante? Por dos razones. Primero su alianza ha sido mantenida en secreto para un propósito. Sin embargo, los adeptos de cada grupo son ¡Alerta!

43


El misticismo y la Nueva Era

capaces de identificar por sí mismos a sus “otros compañeros de creencias” y a la “red” detrás de la simbología. Esto opera de la misma forma que las joyas masónicas. Un masón puede identificar a otro sin necesidad de expresar una palabra, mediante los símbolos en su anillo masón y otras joyas. Segundo, símbolos similares naturalmente significan creencias y prácticas similares. Todos los grupos que comparten la Corona Triple de la divinidad sostienen la doctrina de que el hombre puede “convertirse en un dios”, de tal manera que la corona de la divinidad se usa para comunicar esta creencia. También encontramos terminología que asocia a estos grupos con una organización esotérica llamada La Sociedad Teosófica. Muchas personas nunca han oído hablar de esta sociedad, la que tiene mucho más influencia hoy sobre la agenda del movimiento de la Nueva Era que ninguna otra asociación. Jay Kinney escribe así en su libro Márgenes de razón: «La Sociedad Teosófica fue fundada en Nueva York, en el otoño de 1875 por un grupo de firmes ciudadanos de clase media cuyos intereses mutuos en lo oculto los llevó a los salones vespertinos precedidos por la misteriosa emigrante rusa Helena Petrovna Blavatsky. Madame Blavatsky aseguraba haber recibido el texto de sus dos voluminosas obras, Isis Develada y la Doctrina Secreta, de maestros ascendentes, de espíritus guías. Sus sucesores, Annie Besant y Charles Leadebeater, este último un ex sacerdote anglicano que más tarde se convirtió al budismo y luego en líder del Catolicismo Teosófico, francmasón y mesiánico. En una manera muy similar a la de algunos de los más reconocidos canalizadores hoy, Besant y Leadbeater cautivaron a su público con revelaciones clarividentes que nunca han sido sobrepasadas por su fantasía y colorido’. “La Sociedad Teosófica fue el instrumento clave para introducir muchos conceptos religiosos orientales en el occidente, incluyendo la reencarnación y el karma. También trajo a la superficie más enseñanzas metafísicas esotéricas tales como esa del sistema de chakras, el aura humana y la división de la conciencia en varios planos sutiles, conceptos estos todos que han sido abrazados por los grupos de la Nueva Era». Hay algunos movimientos religiosos hoy, los que como Anne Besant y Charles Leadbeater, aseguran recibir “revelaciones” de Dios o de seres queridos muertos. También hay una forma de adivinación religiosa que es disfrazada bajo el nombre de “palabra de conocimiento” o “palabra de sabiduría” o “el don de profecía”. Los proponentes de estos dones los clasifican bajo “dones espirituales”. Algunos usos de estos dones son ocultistas, y algunos son simplemente teatro para atrapar a los incautos y a su dinero.

Adivinación cristiana

Ben Byrd un ex profesional de estos dones, cuenta una de sus primeras experiencias con un “ministro cristiano” quien practicó esta clase de adivinación: «Fue en una pequeña reunión de unos quince hombres... en donde... estaba hablando un profeta de California. Él dio su pequeño

44 ¡Alerta!

mensaje y luego comenzó a caminar alrededor de la habitación acercándose a cada hombre. Los tocaba y citaba varios versículos completamente fuera de su contexto los cuales supuestamente le había dado Dios para que le pronosticara a cada uno de los reunidos su futuro. El efecto combinado de estos versículos fue completamente vivificante para cada persona. Cada uno recibió una palabra de alabanza congratulatoria del ‘señor’. Un hombre en la habitación había estado involucrado en una estafa financiera como cristiano y hombre de negocios. El profeta predijo gran respeto financiero y éxito para él mientras ‘continuara sirviendo a Dios como lo había hecho en el pasado. La ‘palabra de conocimiento’, la ‘palabra de sabiduría’ y el ‘don de profecía’ son las manifestaciones de las que se abusa más a menudo. Las vidas de las personas han sido cambiadas y algunas arruinadas por los llamados pronunciamientos inspirados de hombres y mujeres que de buena gana aceptan el papel de pronosticadores espirituales, de un vidente, de una persona a quien Dios supuestamente le permitió echar una ojeada al futuro para la dirección o edificación de una persona o grupo». Muchas veces podemos identificar un falso profeta si la estipulación sobre las bendiciones es que se debe “dar” o “plantar semillas” a fin de recibir el beneficio prometido. Ben Byrd dice que él y su compañero pastor regularmente usaban anzuelos tales como «El Espíritu Santo está mostrándome alguien allí con una necesidad financiera. Si usted da su semilla de ofrenda HOY, Dios satisfará milagrosamente su necesidad». Aquí está otro ejemplo: «Si, Señor, oigo que... hay alguien en esta habitación con un dolor aquí. Dios está sanándole ahora mismo, en el nombre de Jesús». Un ejemplo de la “palabra de conocimiento” “sobre las alas de la profecía” sería como sigue: «Así dice el Espíritu de Gracia, ‘hijo mío, has pasado por mucho dolor y sufrimiento por causa de mi nombre. No me has comprometido ni has tropezado sobre las barreras del enemigo. Por consiguiente, te promoveré abiertamente ante los hombres...’». Cuando examinamos “el don de profecía” debemos ponerlo bajo la prueba bíblica de un profeta. Es decir, que el 100% de sus profecías tienen que ser correctas, el 100% de las veces. Si sostenemos que este don está todavía en operación hoy, entonces el mismo debe ser ejercitado en conformidad con las normas bíblicas. La Biblia declara que si un profeta no cumple con el 100% de exactitud en todas sus profecías, entonces debe morir. Los cristianos se sienten tan atraídos por el místico como cualquier persona y como el cristianismo tiene “misterios”, podríamos encontrar que es muy difícil distinguir la verdad de la falsedad. Es muy fácil ser arrastrado intrincadamente por el don “misterioso” que puede ayudarnos a “ver” nuestro futuro cuando tratamos de “buscar la voluntad de Dios” en relación con decisiones que debemos adoptar. Las religiones orientales han hecho una tremenda


El misticismo y la Nueva Era

incursión en un gran número de círculos religiosos en América. Muchas de las prácticas de las que he hablado son el resultado directo de combinar el misticismo oriental con las enseñanzas cristianas. Una encuesta llevada a cabo en 1978 reveló que diez millones de norteamericanos estaban involucrados en alguna forma con las religiones orientales y unos nueve millones en sanidad espiritual. Esto de las experiencias espirituales ha avanzado en forma tan callada que sólo las encuestas han medido el cambio.

El plan La literatura de la Nueva Era está colmada con “El Plan”, el cual de hecho es para cumplir la profecía bíblica uniendo al mundo como UNO, con UNA iglesia y UNA economía mundial. Uno de los pioneros de la Nueva Era es Marilyn Ferguson, la autora del libro La Conspiración de Acuario, Transformación Personal y Social de nuestro tiempo. El prólogo fue escrito por John Naisbitt, el popular autor de Megatrends y sus secuelas. Él escribió: «El libro es un punto de vista amplio y poderoso de posibilidad humana. Marilyn Ferguson se dirige a cada área de la vida diaria, desde el hogar hasta la escuela, desde la salud hasta la política, con la iluminación de posibilidades para expansión y renovación. Para millones de ‘Acuarianos clandestinos’ que integran la red y quienes lo han leído, La Conspiración de Acuario permanece como una fuente de inspiración y estímulo para continuar esforzándose hacia la renovación de nosotros mismos, nuestra sociedad y nuestro planeta». Note la propia descripción de los esfuerzos de estos “Acuarianos clandestinos”. ¿Será esto una reacción exagerada? Creo que no. Este movimiento ha estado creciendo durante un período de años y se ha convertido en una organización planeada cuidadosamente, organizada, y como ellos admiten en una red que trabaja en forma clandestina. Tal como afirman, se han infiltrado virtualmente en todos los estratos de la sociedad. George Trevelyan, autor del libro Una Visión de la Era de Acuario, El Punto de Vista Espiritual Emergente, dice: «Hemos enfatizado que estamos viviendo en días apocalípticos. Debemos esperar cambios, sociales y psicológicos, incluso en el mundo exterior. Muchos piensan que la forma como el hombre ha tratado la tierra viva ha sido tal, que este gran ser consciente devolverá los golpes en protesta. Ya sea que esto sea literalmente cierto o no, en cualquier caso estamos en una época sobre la cual no tenemos precedentes en la historia». La influencia de ellos en el reino de la política fue vívidamente ilustrada por el congresista norteamericano Charles G. Rose, en su presentación de “Su Santidad” Tenzin Gyatso, el Dalai Lama. Él dijo esto: «He leído los conceptos budistas del karma y el dharma... He llegado a la conclusión de que todo esto es conocimiento de sí mismo. La instrucción comienza con el individuo. Y si América tiene que salir adelante con sus actuales dilemas, debe alcanzar un nivel más alto de conocimiento que el nivel al cual fueron

creados nuestros problemas... Las soluciones políticas están asociadas directamente con el crecimiento espiritual, y por eso es que esta visita es tan oportuna para América. El mensaje del budista tibetano es enteramente consistente con nuestra herencia judeo cristiana... Todas las religiones del mundo nos llevan a lo largo del mismo sendero». En el catálogo de la Nueva Era se encuentra mencionada la Universidad John F. Kennedy en Orinda, California. Esta universidad les ofrece a los graduados y estudiantes universitarios educación en psicología, salud holística, artes y conocimiento, psicología transpersonal, psicología clínica, consejería y mucho más. Ellos incluso tienen una Escuela para el Estudio de la Conciencia Humana. El aviso sobre un libro titulado Hablando de Silencio, Cristianos y Budistas en la forma Contemplativa, dice: «Por varios años cristianos y budistas han estado reuniéndose en el Instituto Naropa en Boulder, Colorado, para compartir su comprensión de las meditaciones. Como tal, ha sido un intercambio constante entre maestros espirituales. A pesar de algunas diferencias superficiales, las experiencias de ellos de lo trascendente fueron muy similares. Incluye un recurso completo de centros contemplativos cristianos y budistas en Norte América». Esto no debería sorprendernos ya que hasta el ex presidente y ex vicepresidente de Estados Unidos, Bill Clinton y Al Gore, son promotores radicales del misticismo de la Nueva Era de la peor clase. Disfrazados como bautistas del sur, ellos han revelado su verdadera identidad en sus propias obras.

La Nueva Era de Clinton y Gore Las creencias y metas de Bill Clinton para Estados Unidos fueron traídas a la vida en el currículum de su Escuela de Gobernadores de Arkansas. Allí la élite más selecta de la juventud de Arkansas es secuestrada por un período de seis semanas para un intensivo “lavado cerebral” y cursos de programación. A los jóvenes se les dice que son miembros de un grupo élite que un día conformará y gobernará el mundo. Ellos son llevados a un viaje del “ego”, luego son bombardeados con toda clase de técnicas sórdidas de programación que uno pueda imaginar. Se les desanima para que no tengan contacto con los padres o con el mundo exterior mientras están en este horroroso programa. Los padres de estos jóvenes han reportado cambios drásticos en la personalidad de ellos, depresión y abandono de la iglesia y de la familia. Al Gore deja bien claro su punto de vista en el libro Tierra en balance: Ecología y el espíritu humano. El libro es una obra de la Nueva Era, que plasma el pensamiento de un solo mundo y llama al lector a actuar a este respecto. Gore denuncia a los cristianos creyentes en la Biblia y dice: «Para algunos cristianos, la visión profética del Apocalipsis es usada, de acuerdo con mi punto de vista, en forma ¡Alerta!

45


El misticismo y la Nueva Era

imperdonable». Entonces pasa a mencionar al fallecido excomulgado teólogo católico Teilhard de Chardin, diciendo: «El destino de la humanidad, al igual que la religión, depende del surgimiento de una nueva fe... Armados con tal fe, podríamos descubrir que es posible volver a santificar la tierra». Ciertamente con cada día que pasa nos acercamos más al triunfante retorno de nuestro Señor Jesucristo. Estamos viendo todas las formas de ocultismo y misticismo arrastrándose y extendiendo sus tentáculos hasta los hogares cristianos, escuelas, instituciones, organizaciones e iglesias. No sabemos si ya sea demasiado tarde para Estados Unidos, pero algo sí sabemos por seguro y es que Dios está allí dispuesto a perdonar. Si usted es uno de esos que ha sido desviado y arrastrado por lo esotérico tenga presente que nuestro Padre Celestial está allí, esperando que se arrepienta y retorne al

hogar: “Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuviesen; y los que lloran, como si no llorasen; y los que se alegran, como si no se alegrasen; y los que compran, como si no poseyesen; y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se pasa” (1 Co. 7:29-31).



Roger Oakland

Cuando el occidente se encuentra con el oriente Dice Thomas Keating en las páginas 18, 21 y 23 de su libro Mente abierta, corazón abierto: «Las disciplinas espirituales, tanto oriental como occidental, se basan en la hipótesis de que hay algo que podemos hacer para iniciar la jornada hacia la unión divina, una vez hemos sido tocados al reconocer que tal estado existe. La oración centrada es una disciplina designada a reducir los obstáculos... escoger una palabra sagrada (para repetir)... Veinte a treinta minutos es el mínimo de tiempo necesario para que la mayoría de personas puedan establecer silencio en su interior». La espiritualidad contemplativa es un elemento vital de la Iglesia Emergente. De hecho, el viento es

46 ¡Alerta!

Parte

para un bote de vela, lo que la plegaria contemplativa es para la Iglesia Emergente. Sin ella, no hay impulso, está entrelazada en la propia estructura del ambiente de la Iglesia Emergente. A fin de entender por qué esto es tan importante, primero es necesario comprender las dinámicas de la espiritualidad contemplativa. Marilyn Norquist Gustin, una de las proponentes, la define así en la página 29 de su libro Una jornada interior: «Para ayudar a la mente a permanecer callada, podemos seguir nuestra respiración. O podemos repetir silenciosamente una oración escogida, frase o palabra». Eso podría parecer beneficioso a primera vista, quedarnos silenciosos en medio de un mundo ocupado y ajetreado. ¿Cuál cristiano no desea encontrar paz y


El rechazo de la fe

descanso? Pero examinemos mejor la infraestructura de este tipo de oración y el sistema de creencias que hay detrás de él. Jacquelyn Small una practicante, explica en la página 261 del libro Despertando en tiempo, que esos que aprenden a perfeccionar este tipo de meditación, de hecho pueden entrar en “un trance profundo” muy parecido a la condición hipnótica. La mayoría de cristianos dirán que nunca realizarán una práctica espiritual que los lleve hasta un trance hipnótico profundo. Eso es sólo para los de la Nueva Era, ¿cierto? Pero tal vez le sorprenda a muchos saber que este estado meditativo (logrado, o por repetir una palabra o frase, o por concentrase en la respiración o en un objeto) se ha atrincherado entre las principales corrientes cristianas. Diciendo a menudo, que van a mantenerse en silencio o al lugar sagrado, los de la Nueva Era y los monjes católicos han enseñado la práctica desde hace tiempo. Thomas Keating, un monje católico, dice esto acerca de la plegaria contemplativa y el silencio: «La oración contemplativa no es tanto la ausencia de pensamientos, como una separación de ellos. Es la apertura de la mente y corazón, cuerpo y emociones (nuestro entero ser) hacia Dios, el Misterio Final, más allá de las palabras, pensamientos y emociones». Cuando Keating habla de “silencio interior”, está diferenciando entre soledad o silencio exterior (como por ejemplo, estar sentado junto a un riachuelo y apagar el teléfono, la radio, etc.) y una quietud interior al permanecer inmóvil con la mente en silencio. Ray Yungen, un crítico contemplativo dice en la página 15 del libro Un tiempo para partir, que permanecer inmóvil con la mente en silencio es como “ponerse en el equivalente a una pausa o neutral”. Mientras el silencio exterior es legítimo, el interior, el silencio de la mente no lo es. A fin de tener este “silencio interior”, la mente debe estar libre de pensamientos y distracciones, y esto sólo puede lograrse por medio de la práctica repetitiva que conlleva a un estado hipnótico. Para poder comprender esto más plenamente, vamos a examinar la historia de la plegaria contemplativa. Los padres del desierto de los primeros siglos de la iglesia la practicaron inicialmente. Un ex miembro de la Nueva Era sugiere de dónde estos místicos del desierto adoptaron la práctica. Dice Brian Flynn en la página 137 de su libro Corriendo contra el viento: «Tal vez los Padres del Desierto o estuvieron en contacto con alguien del oriente que compartió estas prácticas con ellos, o quizás las descubrieron accidentalmente». La práctica ha permanecido oscura por muchos siglos y nunca se convirtió en predominante hasta hace sólo unas pocas décadas, cuando un monje católico llamado Thomas Merton la llevó a los conventos y los monasterios y se la presentó a una audiencia más amplia. El sacerdote y místico católico Henri Nouwen expandió además este interés a los protestantes e incluso en los círculos evangélicos. Otros que han desempeñado un papel vital

en la propagación de la plegaria mística fueron Mathew Fox, Basil Pennington y Thomas Keating. Sólo el libro de Pennington, La oración centrada, vendió más de un millón de copias. El papa Juan Pablo II también mostró interés en su práctica y fomentó su uso. Dice Carol Zimmermann, citando al papa Juan Pablo II en un artículo publicado el 24 de octubre de 2002, por Catholics News Service, titulado «Los sacerdotes dicen que los nuevos misterios del rosario son una buena adición», «Que el papa Juan Pablo II ha urgido a las personas a que recen, especialmente un tipo de oración contemplativa». El Concilio Vaticano Segundo validó la plegaria contemplativa tal como es evidente por la siguiente declaración tomada de una fuente católica titulada San Juan de la Cruz en contemplación: «(El Concilio Vaticano Segundo) le dio tanto a las personas religiosas como a los laicos, un nuevo sentido de libertad y un deseo por renovación espiritual... La oración centrada y los grupos de meditación que siguen las enseñanzas de John Main han ayudado a introducir a un gran número de cristianos a una vida más profunda de oración». Un movimiento místico de oración apoyado y de hecho iniciado por monjes católicos (y aceptado por el liderazgo católico), debería alarmar a cualquier cristiano con discernimiento. El poner en blanco la mente para llegar a un estado meditativo ha sido practicado por mucho tiempo como un medio para ponerse en contacto con el mundo de los espíritus. Mientras es común en la religión oriental, es ajeno a la Escritura; cualquier referencia en la Biblia a repetir un mantra o autoinducirse a estados alterados de la conciencia, es de condenación, tal como esta Escritura que dice: “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos” (Mt. 6:7). En el siguiente artículo, documentaré la unión que existe entre el misticismo y la Iglesia Emergente, pero por ahora procederemos a examinar la espiritualidad contemplativa, la cual creo tiene sus raíces en lo que la Biblia llama adivinación: “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti” (Dt. 18:10-12).

Thomas Merton - Dios en todos Thomas Merton fue un monje trapense reconocido mundialmente quien vivió en la Abadía de Getsemaní en Kentucky, desde 1941 hasta que murió en 1968. Dicen Rob Baker y Gray Henry en la página 69 de su libro Merton y el sufismo, que su interés en el misticismo lo condujo hacia una jornada que finalmente le hizo decir: «Estoy profundamente impresionado con el sufismo» y también lo ¡Alerta!

47


El rechazo de la fe

siguiente en la página 41: «Asia, el zen, el islam, etc., todas estas cosas están juntas en mi vida. Sería una locura para mí intentar crear una vida monástica excluyendo todo esto. Sería menos que un monje». Merton dijo estas cosas, porque llegó a apreciar el elemento místico que tenían estas religiones, en particular el budismo. En un punto de su vida, pensó que debía abandonar el cristianismo para convertirse en un místico verdadero. Dice Henri Nouwen, en la página 28 de su libro Thomas Merton, Crítica contemplativa, que cuando Merton conoció a un maestro hindú llamado el doctor Bramachari, Bramachari “dejó una profunda influencia en Thomas Merton” y que tuvo “gran respeto y profunda reverencia” por él. Leemos en la página 29, que Bramachari le dijo a Merton que podía encontrar este mismo misticismo dentro de los confines de los místicos cristianos. William Shannon declara en la página 276 de su libro Lámpara silenciosa, que Merton descubrió que si “se abría al budismo, al hinduismo y esas grandiosas tradiciones místicas del Asia” podría incorporarlas en su propia tradición cristiana. Debido a la influencia de Bramachari, Merton llegó a creer, que el reino que se lograba alcanzar durante la meditación es el mismo, no importa cuál sea su religión. Por lo tanto la pregunta es, ¿qué es exactamente lo que se logra? Si las personas de estas religiones diferentes están alcanzando a Dios durante la meditación, entonces el evangelio de Jesucristo no es necesario. Y si ese es el caso, entonces la Escritura no es verdad cuando dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo” (1 Ti. 2:5, 6). La premisa subyacente de la espiritualidad contemplativa es la creencia de que Dios está en todas las cosas y en todas las personas, virtualmente en toda la creación. Esa es la creencia fundamental del panteísmo. Cuando se estudia a Thomas Merton, llega a ser aparente que él creía esto. Dice en las páginas 157 y 158 de su libro Conjeturas de un espectador culpable: «Es un destino glorioso ser un miembro de la raza humana... Si sólo las personas pudieran verse a sí mismas como realmente son... Supongo que el gran problema sería que se postrarían en adoración los unos por los otros... En el centro de nuestro ser está un punto de inexistencia completa el cual no es tocado por el pecado ni por las ilusiones, un punto de verdad pura... Este pequeño punto... es la gloria pura de Dios en nosotros. Está en todos». De tal manera que como todas las cosas están conectadas con Dios, y como usted puede alcanzar a Dios (o a la divinidad) en estado de meditación, está conectado a todas las cosas. No se necesita ser un erudito bíblico para ver el error en la teología de Merton. A Merton se le ha acreditado con redescubrir la plegaria contemplativa. Si él deseaba convertirse en un buen budista, y no vio contradicción entre el budismo y el cristianismo, ¿acaso no debería ser una advertencia para esos que creen que

48 ¡Alerta!

la plegaria contemplativa es como una línea telefónica directa de oración con Dios?

La celebración de la disciplina Uno de los más influyentes y reconocidos cristianos evangélicos que apoya la plegaria contemplativa es Richard Foster, autor del libro La celebración de la disciplina, el que se convirtió en un best-seller y fue altamente aclamado. Se publicó primeramente en 1978, pero todavía es muy popular hoy. De acuerdo con estadísticas llevadas a cabo por Barclay Press, ha vendido más de dos millones de copias, y la revista Christianity Today de octubre de 2006, lo mencionó en el décimo primer lugar de “Los 50 libros más importantes que han moldeado a los evangélicos”. Muchos seminarios y universidades cristianas lo usan en sus clases, e incontables ministerios y organizaciones lo promueven. En La celebración de la disciplina, Foster expresa su apoyo por la plegaria contemplativa cuando dice en la página 13: «Todos deberíamos participar como aprendices sin avergonzarnos en la plegaria contemplativa». En la contraportada del libro, Foster recomienda a los lectores un libro de Tilden Edwards. Su recomendación es de hecho bien reveladora. Edwards, fundador del Instituto Shalem en Washington, DC, dice en la página 18 de su libro Amistad espiritual, que la plegaria contemplativa es lo que une las religiones orientales con el cristianismo. Edwards se refiere al misticismo cuando habla en la página 19 de este puente entre los dos: «El impacto más popular del oriente en el occidente a través de la meditación trascendental, hatha yoga, las artes marciales y por medio de muchos cursos disponibles sobre religiones orientales en las universidades, ha contribuido al redescubrimiento reciente de la tradición mística del cristianismo apofático». Como Edwards, Foster también adoptó este puente entre el oriente y el occidente. Tal vez la mayor evidencia de esto es que Foster se convirtió en seguidor de Thomas Merton. En Devotos clásicos, el libro de Foster y James Bryan Smith, están compilados los escritos de 52 personas, de los cuales la mitad son místicos. En la página 61, Foster defiende a Merton, diciendo que incluso en su intento de «tender un puente entre la espiritualidad de oriente y occidente, Merton nunca abandonó su creencia en la importancia de una relación con Dios por medio de Jesucristo». Lo que Foster no entiende o no dice, es que Merton fue convencido por Bramachari de que no tenía que abandonar una para tener la otra. Eso es, porque ellos creían que todos los senderos conducen a Dios. No obstante, la admiración de Foster por Merton es obvia. En la página 66 de Devotos clásicos, Foster dice de Merton: «Estoy constantemente complacido de cuán apropiados son los escritos de Merton para el mundo no monástico en el cual vivimos la mayoría de nosotros. La guía que proporciona en oración meditativa es práctica y ‘de tamaño pequeño’». En la página 17 del libro Clásicos espirituales dicen


El rechazo de la fe

Richard Foster y Emile Griffin, que la contribución de Merton a la espiritualidad del día moderno podría sobrepasar a la de cualquier otro y que incluso “los maestros de zen de Asia” lo vieron como una autoridad en oración meditativa. Foster reconoció la esperanza de Merton “de hacer el don de la contemplación más accesible a todos”. ¿Por qué alguien que asegura ser cristiano, como dice Foster, después de leer y entender la posición de Merton sobre la religión oriental, promueve sus ideas? Foster sabe que la clase de oración por la que Merton aboga, es diferente a la plegaria bíblica. Admite que la plegaria de Merton es igual a esas de los maestros de zen y los monjes budistas. Pese a todo, dijo en la página 61: «Merton continúa inspirando a un número incontable de hombres y mujeres». El hecho que Foster le hace eco a la espiritualidad de los místicos puede también verse en su libro de compañía Clásicos espirituales, en donde una vez más ha compilado más de cincuenta escritores devotos. Sin embargo, al examinar a estos escritores, uno nota que están incluidos una lista de místicos como Merton, Henri Nouwen, Julián de Norwich, Richard Rolle e Ignacio de Loyola. Cuando Foster le declaró a los lectores en La celebración de la disciplina, que la plegaria contemplativa era para todos, se estaba refiriendo a la plegaria de estos místicos. El investigador analista Ray Yungen dice en la página 74 de su libro Un tiempo para partir: «Foster abiertamente cita a Merton en las virtudes y beneficios de la plegaria contemplativa aplicando el punto de vista de que a través de ella, Dios ‘ofrece comprensión y luz, que son como nada que usted haya encontrado jamás en los libros o escuchado en sermones’. Sin embargo, cuando uno cava más profundo y descubre qué es exactamente esta ‘comprensión’, arroja una luz muy sospechosa sobre el juicio de Foster». Foster tiene una historia consistente de referirse favorablemente a los místicos como a esos a quienes debemos admirar. Dice Paul T. Harris en Enseñanza silenciosa: Que uno de ellos, John Main, un monje benedictino, fue conocido por “el camino del mantra”. En la página 155 de Clásicos espirituales, Foster afirma que Main «comprendió bien el valor tanto del silencio, como de la soledad» y que “volvió a descubrir la meditación” del “lejano oriente”, creyendo que “el silencio es un sendero hacia la realidad del universo”. Sin embargo, esta realidad de que habla, es un estado alterado adquirido a través de la meditación. Clásicos espirituales dedica una sección a Main y ofrece una lista de otros libros que recomienda Main, ciertamente una buena dosis contemplativa para el lector que acepte el consejo de Foster. Main explica así su “camino del mantra”: «Escuche al mantra mientras lo repite, con delicadeza, pero continuamente... Si llegan pensamientos o imágenes, éstas son distracciones en el tiempo de meditación, así que simplemente regrese diciendo su palabra. Sencillamente ignórelas y la forma de ignorarlas es repitiendo su mantra. Regrese con fidelidad a la meditación cada mañana y tarde, entre veinte y treinta

minutos». Cuando Foster dice que Main entiende el valor de la plegaria contemplativa, está hablando como uno que por sí mismo ve valor en ello, de otra forma no habría dicho eso. Es claro que Foster comparte una adherencia mutua al silencio interior buscado por los místicos. Pese a todo, muchos ven a Foster como un maestro digno de confianza de la doctrina cristiana evangélica para la formación espiritual.

Enamorado del misticismo Henri Nouwen fue probablemente incluso más influyente que Richard Foster, en su papel por traer la espiritualidad contemplativa a la corriente principal del cristianismo. Nouwen estaba enamorado de ambos, de Merton y del misticismo. Sus libros, tanto En el nombre de Jesús, como El camino del corazón, los cuales demuestran claramente las simpatías de Nouwen por la contemplación, los usan en incontables seminarios y universidades cristianas, y reciben el apoyo o son citados frecuentemente por líderes evangélicos. Uno de estos es Rick Warren, quien dice que su esposa Kay, recomienda En el nombre de Jesús. A Kay Warren le encanta tanto el libro que dijo: «He subrayado casi todas las palabras». Warren comparte la admiración de su esposa por Nouwen, como puede verse en su página de internet, en la cual hay varias referencias positivas a él. Nouwen dedica un capítulo entero en ese libro a la plegaria contemplativa, y dice en las páginas 31 y 32 que los líderes del futuro deben moverse de lo moral hacia lo místico. En la página 64 de, El camino del corazón declara: «La repetición silenciosa de una sola palabra puede ayudarnos a descender con la mente hacia el corazón». Cuando Nouwen se refiere a cosas, como moverse de lo moral a lo místico y de la mente hacia el corazón, suena muy parecido a esos en la reforma emergente que explican que debemos movernos de la teología y doctrina hacia la experiencia. El día en que Nouwen conoció al místico Andrew Harvey en una conferencia, escribió que había encontrado en Harvey a “un alma amiga”. Nouwen declaró en la página 149 del libro Jornada Sabática que fueron las propensiones místicas de Harvey lo que lo atrajo a él. Es muy común para esos que practican consistentemente la plegaria contemplativa adoptar finalmente las persuasiones espirituales de oriente. Esto fue evidente en la vida de Nouwen, cuando dijo en la página 51 de Jornada Sabática: «Hoy creo personalmente que mientras Jesús llegó para abrir la puerta en la casa de Dios, todos los seres humanos pueden caminar a través de esa puerta, así sea que sepan o no acerca de Jesús. Hoy lo veo como mi llamado para ayudar al reclamo de cada persona de encontrar su propio camino hacia Dios». En la página 22 de su libro Aquí y ahora Henri Nouwen escribió: «El Dios que mora en nuestro santuario interior es ¡Alerta!

49


El rechazo de la fe

también el Dios que mora en el santuario interior de cada ser humano». La lista de esos que han pavimentado el camino para que la plegaria contemplativa entre en la iglesia evangélica es extensa: Merton, Nouwen, Keating y Foster, éstos son ciertamente algunos de los precursores, pero hay muchos otros que siguen sus enseñanzas y comenzaron a predicar esta espiritualidad mística, la cual se ha propagado hasta el punto, en que hoy los autores cristianos que tienen por lo menos algo del elemento contemplativo, son la norma en lugar de ser la excepción. Y eso sin mencionar el abrumador número de autores en el campo de la Iglesia Emergente, casi todos los cuales escriben y enseñan la plegaria universal de Merton. En este capítulo de Fe destruida, no puedo presentar un discurso completo de cómo el misticismo ha entrado en la iglesia cristiana por medio de la espiritualidad contemplativa (es decir la formación espiritual.) Si no ha leído Un tiempo para partir o Corriendo contra el viento, le animo a que lo haga. Ambos libros muestran hasta qué grado ha entrado la plegaria contemplativa en la iglesia. Sin una buena comprensión de este sistema de creencias, usted no percibirá las señales de apostasía que han invadido súbitamente muchas de las principales denominaciones cristianas hoy.

Formación espiritual y transformación Dice Richard Foster en una Carta Pastoral titulada “Formación espiritual” con fecha 18 de enero de 2004: «Cuando primero comencé a escribir sobre la materia a finales de la década de los 70 y comienzos de los 80, el término ‘Formación Espiritual’ era casi desconocido, excepto por referencias altamente especializadas con relación a las órdenes católicas. Hoy, es rara la persona que no ha escuchado esa palabra. Los cursos en seminarios sobre Formación Espiritual proliferan como los conejos. Cantidades de personas están buscando ser certificadas como Directores Espirituales para responder al clamor de miles que buscan dirección espiritual». El alejamiento de la verdad de Dios hacia una forma mística de cristianismo, se ha infiltrado hasta cierto grado en casi todas las denominaciones evangélicas. Pocos maestros de la Biblia vieron la llegada de esta avalancha. Ahora que ya está en camino, la mayoría ni siquiera se ha dado cuenta de que incluso ha ocurrido. La mejor forma para entender este proceso es recordar lo que ocurrió durante la edad del oscurantismo cuando la Biblia se convirtió en el libro prohibido. Las multitudes estuvieron en la oscuridad hasta que los reformadores tradujeron la Biblia en el lenguaje común de las personas. Cuando la luz de la Palabra de Dios estuvo disponible, el evangelio fue comprendido una vez más. Creo que la historia está volviendo a repetirse. Conforme la Palabra de Dios llega a ser menos importante, el aumento en las experiencias místicas se intensifica, y se presentan estas experiencias para convencer a los confia-

50 ¡Alerta!

dos, de que el cristianismo es sentir, tocar, oler y ver a Dios. La predisposición posmoderna es el medio perfecto para fomentar la formación espiritual. Este término sugiere que hay varias formas y medios para acercarse íntimamente a Dios y para imitarlo. De esta manera, la idea es, que si usted realiza ciertas prácticas puede parecerse más a Jesús. Los proponentes de la formación espiritual erróneamente enseñan que cualquiera puede practicar los rituales místicos y encontrar a Dios en su interior. Que tener una relación con el Señor Jesucristo no es un prerrequisito. En un DVD titulado Sea la sal, el cual promueve la plegaria contemplativa, Richard Foster dice que la plegaria contemplativa era para cualquiera, y que por practicarla uno se convierte en un “santuario portátil” para “la presencia de Dios”. En lugar de tener al Señor Jesucristo y al Espíritu Santo morando en el interior, la formación espiritual a través de las disciplinas espirituales supuestamente transforma a quien las busca, haciendo que entre en un estado alterado de la conciencia. El movimiento de la formación espiritual es ampliamente promovido en universidades y seminarios como la última y grandiosa forma de convertirse en un líder espiritual. Enseña a las personas que así es como pueden tener intimidad con Dios y verdaderamente escuchar su voz. Incluso líderes cristianos con una reputación de enseñar por largo tiempo la Palabra de Dios parecen estar sucumbiendo. Al hacerlo, muchos líderes cristianos están jugando frívolamente con fuego, y el resultado será que miles, probablemente millones terminarán quemándose. El quedarse en silencio no es lo que transforma la vida de una persona. Es cuando se acepta a Jesucristo como Señor y se le permite que nos cambie, así es como ocurre la transformación: “Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro” (Col. 1:21-23). Somos reconciliados con Dios sólo por medio de su “muerte” (la expiación por el pecado,) y somos presentados “santos, sin mancha e irreprochables” cuando le pertenecemos a Él por medio del nuevo nacimiento. No tiene nada que ver con obras, rituales, o experiencias místicas. Es la vida de Cristo en el creyente convertido lo que lo transforma.

Un cristianismo de la Nueva Era El tiempo tiene su forma de llevar a cabo el cambio. El adoctrinamiento gradual tiene lugar con el tiempo y finalmente lleva a cabo un cambio significativo. Desafortunadamente, le ha ocurrido también al cristianismo.


El rechazo de la fe

Para esos de nosotros que hemos vivido en este planeta por medio siglo o más, los cambios que hemos experimentado son fenomenales. Por eso nos preguntamos cómo nuestro mundo pudo haber cambiado tanto sin que muchos lo noten. Yo me convertí en cristiano a finales de la década de los 70. Y esto fue como una luz que alumbra una habitación a oscuras. Pude ver la realidad por primera vez. Como incrédulo había estado encerrado en un mundo de materialismo, evolución y secularismo. Cuando la gracia de Dios me atrajo hacia su Palabra, experimenté un despertar espiritual. Desde el momento de mi conversión, fui capaz de ver el plan de Dios para salvar a la humanidad, en contraste con el plan de Satanás para engañar al mundo. A principios de la década de los 80, me advertí del cambio arrasador en la forma de pensar del mundo occidental. Las prácticas religiosas paganas del pasado, que en un tiempo relegaron al mundo a las tinieblas, estaban ahora siendo adoptadas como la forma y medios para introducirnos en una edad de iluminación, que en lugar de ser física, era metafísica. En lugar de creer en Dios, las personas estaban siguiendo a hombres que decían que somos dioses. En lugar de adorar al único Dios verdadero que creó todas las cosas, estaban adorando todo lo que el Creador había hecho. Todo era Dios, e incluso el hombre podía convertirse en Dios. Cada método y terapia inimaginable importada del hinduismo, budismo y cada forma de misticismo oriental de súbito se puso de moda. Se nos dijo que había llegado la edad de la iluminación. Por lo tanto ahora que nos encontramos en el tercer milenio, es interesante mirar retrospectivamente. ¿Qué ocurrió, por qué ocurrió, y qué nos depara el futuro? Esas son preguntas que la Escritura puede responder. Al leer el Antiguo Testamento, emerge un patrón. Que tan pronto los seres humanos se apartan de Dios, terminan por adorar cualquier cosa y todas las cosas como Dios, incluso a ellos mismos. Satanás tiene un plan maestro para apartar a los hombres de su Creador. Hay muchos versículos que pueden ayudarnos a entender por qué el misticismo oriental está adquiriendo una fortaleza a todo lo ancho del mundo. Preste atención a la advertencia de Dios a Israel por medio del profeta Isaías: “Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová. Ciertamente tú has dejado tu pueblo, la casa de Jacob, porque están llenos de costumbres traídas del oriente, y de agoreros, como los filisteos; y pactan con hijos de extranjeros” (Is. 2:5, 6). La Biblia explica cómo el pueblo escogido de Dios fue atraído hacia las tinieblas en el pasado, al abrazar doctrinas de demonios del “oriente”. A comienzos de la década de los 80, llegó a ser aparente para mí que la religión oriental era ampliamente promovida en el occidente como algo nuevo. Mientras los del movimiento de la Nueva Era estaban abogando entusiásticamente por el yoga, la meditación, los cris-

tales, los espíritus guías y por repetir mantras como las formas y medios para alcanzar la conciencia global y la iluminación, cristianos profesantes que conozco podían ver la estrategia de Satanás. ¡Ningún creyente bíblico cristiano habría sucumbido jamás a tal engaño! Al menos así era hace veinticinco años. Hoy cada vez es más común escuchar de iglesias que promueven el yoga cristiano o a líderes cristianos sugiriendo que la mejor forma para realzar la vida de oración es poniéndose a tono con Dios por medio de la repetición de un mantra. Lo que en un tiempo fue descrito como Nueva Era y ocultismo es aceptable ahora en algunos círculos cristianos. ¿Qué ha ocurrido? ¿Ha cambiado Dios su Palabra, o se han apartado los cristianos de ella? ¿O será posible que Satanás ha embaucado a los cristianos y los ha arrullado para que duerman? Cualquiera que se preocupe por hacer la investigación, descubrirá que el yoga y su conexión con la religión oriental siguen siendo la misma. La meta todavía es unirse uno mismo con la energía universal. Un cristiano, si así lo desea puede creer que el yoga es para la salud y el bienestar físico, pero los hechos no han cambiado. La cosa asombrosa para mí es cuán rápido ha cambiado el cristianismo en un período tan corto de tiempo. ¿Por qué ha ocurrido esto? ¿Tiene esto algo que ver con la destrucción insidiosa de la Palabra de Dios? Los cristianos parece que se han unido de manos con la Nueva Era, y ahora tenemos un cristianismo de la Nueva Era sobre el cual siempre nos ha advertido la Biblia. El desviarse y apartarse del Dios de la Escritura para seguir a otros dioses es una abominación hacia Él, y será juzgado. No hay un solo versículo en la Biblia que apoye un cristianismo de la nueva era.

Yoga “cristiano” Un artículo publicado en la revista Christianity Today de mayo de 2005, titulado «Sí al yoga: ¿Puede un cristiano respirar un aire que ha sido ofrecido a los ídolos?”, atrajo mi atención. La autora Agnieszka Tennant comienza diciendo: «Son las 7:45 p.m. en un día de trabajo y por primera vez hoy, conscientemente disminuí mi respiración. Envío el aire bien profundo en mi estómago, haciendo que suba y baje como una ola. Adentro... afuera... Junto con un grupo de 30 personas... Uso la cadencia acompasada del aire llenando y saliendo de mis pulmones para sosegar mis músculos y coyunturas hacia posturas más atrevidas... Finalmente, llega mi pose favorita al final de cada sesión de ejercicios, la de un cadáver, durante la cual permanezco acostada y relajo cada músculo». Ahora, tal vez usted se está haciendo la pregunta, ¿por qué Christianity Today publica un artículo promoviendo la religión oriental? Sin embargo, la autora del artículo asegura ser evangélica que ha experimentado el nuevo ¡Alerta!

51


El rechazo de la fe

nacimiento. Ella dice que el yoga la acercó más a Jesús. Éstas son sus propias palabras: «El yoga nunca ha sido una influencia negativa para mí, y no desencadena ningún impulso religioso dañino. Justo la verdad es lo opuesto. Las tres horas por semana que paso haciendo yoga... me acercan más a Cristo». La mujer ve el yoga como una forma de conectarse con el Espíritu Santo, y la repetición de las inhalaciones y exhalaciones, es esencial, ya que mientras las ejecuta repite «Espíritu Santo, entra. Nada que no sea de Dios, salga. Ven Espíritu Santo. Renueva mi mente. Entra. Salga». Quienes practican el yoga cristiano a menudo aseguran que no pueden ser engañados, aunque saben qué es el yoga y de dónde proviene. La autora del artículo declara: «Ahora, mi entusiasmo por el yoga no significa que estoy negando sus raíces hindúes... Sé que los yogas acérrimos creen que el yoga es más que ejercicios o técnicas de relajamiento. Para ellos es un ritual religioso. Pero los dioses hindúes no tienen cabida en mi estera. Los puristas del yoga no dirigen clases en los principales gimnasios americanos». En otras palabras, está bien practicar el yoga si sólo se hace a medias. Pero el problema es que usted no puede desobedecer a Dios sólo a medias, y los demonios lo saben. Por tanto, ¿qué diría Jesús? ¿Puede un cristiano incorporar las prácticas espirituales hindúes a fin de acercarse más al Jesús de la Biblia? Tengo la fuerte sospecha de que los “dioses hindúes” tienen la agenda de presentarle a los practicantes confiados del yoga, un Jesús diferente. El artículo más revelador sobre este tópico proviene de una fuente sorprendente, se titula “No hay yoga cristiano” y es escrito por Yogi Baba Prem, un yoga hindú, un Vedavisharada entrenado en el sistema tradicional de los gurúes. Esto es lo que dijo acerca del yoga cristiano, en un artículo publicado en la internet en octubre de 2006: «Me quedé completamente asombrado al ver en la hoja volante ‘¡Yoga cristiano! Este jueves por la noche...’ Podía sentir los engranajes girando en mi cerebro. ‘Yoga cristiano’» - pensaba. «Ahora, mientras los cristianos pueden practicar el yoga, yo no estoy al tanto de ninguna enseñanza cristiana acerca del yoga. ¡Yoga no es un término judeo cristiano!... Es una palabra hindú, o más correctamente una palabra sánscrita de la civilización védica. Por tanto, ¿de dónde sacamos el ‘yoga cristiano’?... El hinduismo debería reclamar su herencia completa y no permitir que otros grupos le pongan otro nombre a sus enseñanzas sagradas, bajo su estandarte, especialmente cuando ellos no tienen historia de esas enseñanzas dentro de su propio sistema. Si ellos desean ‘tomarlas prestadas’ y decir, esto proviene de nuestros hermanos y hermanas en el hinduismo, entonces ya eso es otra cosa... El hinduismo debe protegerse para que sus tradiciones sagradas no sean distorsionadas y quitadas». Este yoga hindú resiente que los cristianos se hayan apropiado de prácticas espirituales hindúes y las llamen cristianas. Su resentimiento es comprensible. ¿Cómo no sentiríamos si de súbito apareciera una nueva moda que se llamara comunión hindú? Diríamos: «Comunión es acerca

52 ¡Alerta!

de Jesucristo, cómo es posible que se llame hindú». Cuán trágico es que un gurú hindú vea el problema, mientras los líderes cristianos no. En el 2006, el mismo año en que se publicó este artículo, Thomas Nelson, la mayor casa de publicaciones cristianas, publicó un libro titulado Yoga para cristianos. Y por increíble que parezca, ¡muchos ministerios y organizaciones cristianas están vendiendo el libro en sus librerías!

De la Nueva Era a Jesucristo Brian Flynn, autor de Corriendo contra el viento, era un médium de la Nueva Era. Hoy viaja alrededor de Estados Unidos hablando sobre su experiencia y advirtiendo a los creyentes acerca de la Nueva Era. Yo conocí a Brian en una conferencia en el 2006 y encontré su historia fascinante y muy relevante. Brian, después de convertirse en cristiano, se alarmó mucho al descubrir que muchas de las prácticas que había hecho como médium estaban siendo utilizadas dentro del cristianismo, disfrazadas como prácticas bíblicas (a menudo referidas como formación espiritual). Cuando Brian trató de advertir acerca de lo que estaba ocurriendo, incluso en la mega iglesia a que asistía en ese tiempo, encontró oposición, lo cual lo alarmó al extremo. Brian explica cómo descubrió el movimiento de la plegaria contemplativa dentro del cristianismo, dice en la página 132 de su libro: «Un día recibí un correo electrónico de un publicador de la costa occidental preguntándome si estaría dispuesto a revisar un libro. Acepté la oferta y cuando recibí el libro, comencé a leer ‘Un tiempo para partir’ por Ray Yungen. El libro describía un estilo de oración del cual nunca había oído antes llamado ‘plegaria contemplativa’. Conforme continué leyendo me sentí impactado por las similitudes entre el estilo de meditación oriental como la meditación trascendental y esta plegaria contemplativa. El autor escribió el libro porque creía que este estilo de oración se estaba infiltrando en la iglesia. Inicialmente encontré que esto era difícil de creer». Como cristiano nacido de nuevo, encontró la advertencia de otro cristiano, de que las técnicas de la Nueva Era de las que se había apartado se estaban infiltrando en la iglesia. En principio, pensó que esto debía ser algún grupo marginal y no muy significativo. Más tarde descubrió que los cristianos estaban promoviendo la plegaria contemplativa, usando los mismos métodos de la Nueva Era de la que había escapado. Y continúa diciendo en las páginas 132 y 133: «Cuán impactante fue enterarme de cómo este estilo de oración (la plegaria contemplativa) se había convertido en una práctica normal en muchas iglesias a través de la nación. Pero es incluso más perturbador que los pastores líderes la hayan acogido con beneplácito. ¡Muchos de hecho la estaban defendiendo! Pronto comencé a darme cuenta que muchos pastores tienen poco conocimiento del pensamiento oriental o sus prácticas». Los comentarios de Flynn son exactos. La iglesia cristiana está adoptando las prácticas del estilo hindú.


El rechazo de la fe

Sin embargo, cuando cristianos preocupados lo hacen notar, se convierten a menudo en motivo de burla, son ridiculizados y considerados divisivos. Este fue el caso con Flynn. Cuando él se dio cuenta que su propia iglesia, la cual por coincidencia era la mega iglesia Wooddale en Minneapolis (la antigua iglesia de Doug Paggit), estaba promoviendo la contemplación, trató de advertir a los líderes. Por varios años, Brian había estado presentando un seminario en Wooddale a los miembros interesados. Pero cuando comenzó a incorporar la advertencia contra la plegaria contemplativa en el seminario, se le dijo que debía hacerle un alto. Y continúa diciendo en las páginas 195 y 196: «Los pastores insistían de que si iba a continuar con mi seminario allí, se me prohibía mencionar nombres, y de hecho, no querían incluso que hiciera alusión a la práctica de la plegaria contemplativa... Me enteré que el libro de Ray Yungen, el cual había sido comprado por la librería de nuestra iglesia, de súbito había sido prohibido de la tienda... Al cabo de unas pocas semanas, fui llamado a una reunión especial. Esos presentes estaban furiosos conmigo, me explicaron que la política de la iglesia era nunca mencionar nombres... Con todo respeto les dije que me vi obligado a compartir la verdad, que no era capaz de obedecer sus deseos. Fue así, como ese día quedó claro para todos en la habitación que ya no tenía más un lugar en esa iglesia... Mi reacción inicial a ‘Un tiempo para partir’ fue tibia, ya que no creía que fuera posible que esta práctica tuviera la posibilidad de convertirse en una epidemia. En ese tiempo, ignoraba que no sólo iba a ser promovida en mi propio pueblo natal, sino que se propagaría a través de todas las iglesias americanas». ¡Cuán cierto es esto! La espiritualidad contemplativa literalmente ha tomado a la iglesia por asalto! No obstante, estamos viviendo en un tiempo cuando muchos creen que los cristianos no pueden ser engañados. Y en realidad el tópico del engaño espiritual raras veces se escucha en la mayoría de los púlpitos.

¿Plegaria contemplativa o terror?

Los proponentes de la plegaria contemplativa dicen que el propósito de esta oración es ponerse a tono con Dios y escuchar su voz. Sin embargo, Richard Foster asegura que quienes la practican deben tener cuidado. Admite en la página 13 de su libro Celebración de la disciplina, que en la plegaria contemplativa «debemos entrar profundamente en el reino espiritual» y que algunas veces no es el reino de Dios, aunque es “sobrenatural”. Acepta que hay seres espirituales y que debe decirse de antemano una oración de protección, algo así como que... “Todos los espíritus tenebrosos y perversos deben salir ahora”. Pero... ¿En qué parte de la Escritura encontramos una oración así? ¿Será en la hechicería? Yo me pregunto si acaso todos estos cristianos que ahora practican la plegaria contemplativa están siguiendo el consejo de Foster. Así lo sigan o no, se han colocado a sí mismos en un camino espiritual dañino. En ningún

lugar de la Escritura se nos requiere que expresemos una oración de protección antes de orar. El hecho de que Foster reconozca que la plegaria contemplativa es peligrosa y que le abre la puerta al mundo de los espíritus caídos es muy revelador. ¿Que significa esto, orar al Dios de la Biblia pero en lugar de eso ponerse en contacto con demonios? Tal vez a la plegaria contemplativa debería llamársele mejor terror contemplativo. Mientras Foster ha dicho en forma repetida que la plegaria contemplativa es para todos, se contradice a sí mismo cuando declara en la página 156 que es sólo para un grupo selecto y no para los “novatos”. Asegura que no todos están listos y equipados para escuchar la voz de Dios a través “del silencio que lo envuelve todo”. Esto es asombroso. Foster admite que la plegaria contemplativa es peligrosa y que posiblemente lleve al participante hasta los reinos demoníacos, pero deja claro que no todos están listos para practicarla. Mi pregunta es: ¿quién está listo, y cómo saben ellos que está listo? ¿Y qué con respecto a las personas jóvenes en el movimiento de la Iglesia Emergente? ¿Están ellos listos? ¿O van a entrar en un estado alterado de la conciencia completamente ignorantes? Dada la admisión de Foster del peligro, está haciendo un gran daño cuando afirma en la página 13 de Celebración de la disciplina, que «Todos sin avergonzarnos, deberíamos inscribirnos en la escuela de plegaria contemplativa». La implicación de Foster de que algunas plegarias contemplativas son seguras, es terriblemente errónea. Ninguna plegaria contemplativa es bíblica o segura, incluso hasta los más maduros de los líderes místicos cristianos demostraron ser susceptibles a su influencia demoníaca. Thomas Merton expresó al final de su vida, que deseaba ser el mejor budista que pudiera ser. Henri Nouwen a la conclusión de su vida declaró, que todos los senderos conducen a Dios. Éste fue el fruto espiritual de sus vidas después de años de practicar la oración mística. Al concluir esta parte sobre el misticismo y la espiritualidad contemplativa; la pregunta real es, si el reino del silencio es de Dios o de Satanás, luz o tinieblas. La Biblia nos dice que Satanás es muy mentiroso, y lo que a menudo luce como bueno, no es bueno para nada: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras” (2 Co. 11:14, 15). La palabra ocultismo significa oculto o secreto. Hay dos connotaciones para esto. El primer nivel involucra el empleo de estas mismas prácticas. A lo largo de la historia humana, las técnicas místicas fueron usadas por sólo un pequeño número de personas. Los términos esotérico y arcano se expresan a menudo para significar el hecho, que estas prácticas han estado tradicionalmente encubiertas. Los métodos ocultistas casi siempre emplean el uso de estados alterados de la conciencia, inducidos por la concentración prolongada y la repetición, una práctica ¡Alerta!

53


El rechazo de la fe

que en su mayoría era desconocida para muchos... ¡hasta ahora! Un segundo, y quizá más importante concepto está de acuerdo, en que detrás del mundo físico yace una realidad oculta, y que podemos interactuar y tener una relación con este reino espiritual oculto. Los practicantes de ocultismo en cada edad y cada país coinciden en que toda la creación está conectada en su totalidad y que Dios está en toda la creación. En otras palabras, todo es Dios. Estas dos definiciones resumen brevemente el ocultismo. El movimiento de la plegaria contemplativa conforma estos dos aspectos del ocultismo al pie de la letra. Es por esta misma razón que he dedicado un entero capítulo de Fe Destruida a la espiritualidad contemplativa. Las prácticas místicas (la sabiduría arcana), han entrado a la iglesia a través de estos místicos cristianos de la antigüedad y se ha convertido en la fuerza que impulsa a la Iglesia Emergente. •Continuará en el próximo número•

Departamento de Profecías Bíblicas e dice que vivimos en los días de la iglesia de Laodicea, en una cultura materialista que ha depositado su confianza en el dinero, en los productos farmacéuticos y el gobierno, en lugar de confiar en Dios. La espiritualidad verdadera se ha enfriado, y es semejante a una bebida tibia poco apetitosa que tiene que ser rechazada con disgusto. Con esta imagen en mente, ¿cómo nos mediríamos nosotros que somos creyentes modernos en este mundo? El panorama más completo y objetivo de la iglesia, del cuerpo de Cristo, se encuentra en los capítulos dos y tres de Apocalipsis, en donde las siete iglesias de Asia Menor profetizan la sucesión de victorias y catástrofes que marcarían su curso futuro. Su destino dista mucho de ser el cuerpo idealizado y victorioso visualizado a menudo en homilías y sermones. Incluso la lectura superficial de esta

54 ¡Alerta!

asombrosa profecía revela que desde su propio principio, la edad de la iglesia estaba por experimentar muchos desvíos y dificultades. Es una procesión de tipos, que comienzan con el celo apostólico de Éfeso y terminan con el indulgente libertinaje de Laodicea, donde encontramos una congregación totalmente consumida por la devoción a la riqueza mundana. Sabiendo de antemano que este sería el caso de Laodicea, ¿por qué Dios permitió la existencia de una iglesia que iba a ponerse tan rápidamente en fila con el mundo, en lo que pareciera ser la falla del evangelio? Basados en la suposición natural de que el papel de la iglesia es propagar el evangelio, esta es una respuesta legítima. Pero como en cada caso que la Biblia plantea una pregunta, provee la respuesta. Se encuentra en las primeras doctrinas proféticas del período apostólico. La


Laodicea: El fin de un ciclo

cuidadosa enseñanza evangélica provee la respuesta obvia a esta pregunta. El cuerpo de creyentes que integran la Iglesia, fue destinado a ser forjado sobre el yunque del pecado, infiltración satánica y persecución externa. No es una planta de invernadero que sólo puede crecer y prosperar bajo circunstancias perfectas. Más bien es perfeccionada por medio de la dificultad y el desafío. Este principio es magníficamente ilustrado por un evento en la vida del apóstol Pablo. Hablando de una experiencia personal, él dijo: “De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades. Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Co. 12:5-10). En esta simple declaración, Pablo provee tal vez la mejor posible ilustración del punto de vista del Señor y de la fe y práctica cristiana. Tal como en el caso del apóstol, la iglesia alcanza su nivel espiritual más alto cuando se encuentra bajo oposición, presión y limitación. En el proceso de santificación, la debilidad de la carne se convierte en la fortaleza del Espíritu. De esta manera, la norma de la iglesia está diseñada en conformidad con la vida del hombre, ya que su debilidad se convierte en fortaleza. Lo que comenzó como una experiencia espiritual en la vida de Pablo más tarde fue confirmado en las experiencias de los mártires cristianos demasiado numerosas para mencionar. ¿Quién puede olvidar las palabras proféticas de Pedro acerca de la naturaleza de la iglesia que habría de venir?: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina” (2 P. 2:1). Las herejías que se han infiltrado en la iglesia por medio de maestros diabólicamente inteligentes son demasiado numerosas para mencionarlas. Pervierten las doctrinas bíblicas de los profetas y apóstoles transformándolas en una mezcolanza de dogmas que los ha capacitado para controlar a los crédulos y los inmaduros. Para empeorar las cosas, los asaltos doctrinales se agravaron por los ataques externos. El libro de los mártires escrito en el siglo XVI por John Fox, es un recuento de las persecuciones romanas, persas

y papales, con su larga lista de inquisidores. Él habla de las incontables opresiones de los santos en Escocia, Inglaterra y toda Europa. Cualquiera que lea este libro puede ver el interminable hostigamiento y tortura de los fieles cristianos. Pero mucho antes del señor Fox, el papel de los mártires era bien reconocido. Fue Tertuliano, uno de los primeros padres de la iglesia, quien viviera entre los años 160 al 225 de la era cristiana, quien dijo: «La sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia». Judas, uno de los hermanos del Señor escribió su compacta epístola en un tiempo cercano a la destrucción del templo de Herodes por los romanos, en el año 70 de la era cristiana. Él urgió a sus lectores a contender por la fe, a la luz del hecho que los falsos maestros estaban en el proceso de penetrar en los círculos más internos del liderazgo de la iglesia. Les dijo: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron. Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré. Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados” (Jud. 3-12). Judas compara a estos falsos maestros con los rebeldes entre las tribus del Éxodo, con los ángeles caídos, con los desviados sexuales de Sodoma, con el asesino Caín, con el insolente Balaam (el profeta por contrato) y con el infame Coré, quien con sus seguidores fue juzgado ¡Alerta!

55


Laodicea: El fin de un ciclo

cuando se abrió la tierra debajo de sus pies y se los tragó a todos. Este es el papel profetizado de la iglesia, ser perseguida desde el exterior y estar contaminada desde su interior. Las siete iglesias clarifican y detallan la naturaleza de este fenómeno. Un rápido repaso a la historia de la iglesia revela la estrecha conexión entre la profecía de Apocalipsis y la gran dificultad que ha enfrentado la iglesia histórica. Su estudio revela que cada una de ellas enfrentó un desafío extremo. Una breve mirada retrospectiva muestra que este es el caso.

Éfeso “Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios” (Ap. 2:1-7). Los eruditos bíblicos consideran a Éfeso como una de las iglesias mejores y más grandes en los tiempos del Nuevo Testamento. Fue iniciada por el apóstol Pablo a la conclusión de su segunda jornada misionera. Se encontraba localizada en una ciudad perversa entregada a la adoración de la diosa Diana. Éfeso era la capital de Asia Menor, un centro de comercio de tierra y mar, que junto a Alejandría y Antioquía en Siria, era una de las tres ciudades con mayor influencia en la parte oriental del imperio Romano El templo de Diana situado al nordeste de la ciudad, era considerado una de las siete maravillas de la antigüedad. Fue construido a principios del siglo III A.C. y le daba renombre a Éfeso, la que se jactaba de ser la “… guardiana del templo de la gran diosa Diana…” (Hch. 19:35). El celo y pureza de la enseñanza apostólica caracterizó la iglesia desde la resurrección de Cristo en el año 30 de la era cristiana, hasta el final del año cien de la misma era. Como se podría esperar, es alabada por enfrentarse contra los falsos maestros. El nombre «Éfeso» significa «deseado» y esta era la más deseable de todas las iglesias. Se caracterizó por un evangelismo ferviente. Una de las principales razones para esto fue el gran porcentaje de convertidos judíos que la integraban. La Iglesia de

56 ¡Alerta!

Jesucristo le debe mucho a los judíos, a quienes estamos en deuda por la Biblia y nuestro salvador Jesucristo. El éxito de esta iglesia primitiva se debía en gran manera a la preponderancia del liderazgo judío y a su creencia contagiosa de que Jesús podía regresar mientras ellos aún estaban vivos. Hay fuerte indicación en la Escritura de que la iglesia primitiva predicó el evangelio alrededor del mundo. La Biblia señala que antes que se hubiera completado el Canon, la iglesia de los primeros días llevó a cabo la propagación más grande del evangelio gracias a la predicación de cristianos judíos. De hecho, incluso con nuestros medios modernos de comunicación, como página impresa, radio, televisión, computadoras, internet y demás, no podemos igualar el éxito evangelístico de ellos. Cristo sólo tuvo una condenación contra esta iglesia, pero fue realmente muy seria: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor”. A pesar de tener básicamente fe, inconscientemente sucumbieron a la tendencia natural de permitir que la experiencia tan maravillosa de la salvación se convirtiera en algo común y corriente. Para el tiempo en que fuera dado este mensaje, ya la generación de los apóstoles había pasado con excepción del apóstol Juan. Sus hijos ocupaban su lugar. Aunque los efesios amaban al Señor habían perdido esa chispa espontánea que encendiera al principio su amor por Él. Durante este primer siglo de la iglesia fueron muchos los mártires que regaron con su sangre la semilla del evangelio, el primero como sabemos fue Esteban, pero de hecho todos los apóstoles sufrieron la muerte por martirio, con la única excepción de Juan. La primera persecución de la iglesia tuvo lugar en el año 67 bajo Nerón, el sexto emperador de Roma. Este monarca reinó por espacio de cinco años de manera tolerable, pero luego dio rienda suelta al mayor desenfreno y a las más atroces barbaridades. Uno de sus caprichos diabólicos, fue que ordenó el incendio de la ciudad de Roma, orden que fue cumplida por sus oficiales. Cuando Nerón descubrió que su conducta era intensamente censurada, y que era objeto de un profundo odio, culpó a los cristianos desatando una atroz persecución. Nerón inventó todo tipo de castigos contra los cristianos, hizo que algunos fueran cosidos en pieles de animales salvajes, arrojándoselos a los perros para que los atacaran, a otros los cubría con cera y luego les prendía fuego atados a postes para que iluminaran sus jardines como antorchas humanas. Fue durante esta persecución que fueron martirizados Pablo y Pedro. La segunda persecución tuvo lugar bajo el emperador Domiciano, en el año 81 de la era cristiana. Entre los numerosos mártires que sufrieron durante esta persecución estaban Simeón, obispo de Jerusalén, que fue crucificado; el apóstol Juan, que fue hervido en aceite y luego desterrado a Patmos. Además dictó un decreto que decía, «que ningún cristiano, una vez traído ante un tribunal, quedaría exento de castigo si no renunciaba a su religión».


Laodicea: El fin de un ciclo

Esmirna La iglesia de Esmirna, la perseguida se extendió desde el año 100 hasta el 312: “Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte” (Ap. 2:8-11). El período de Esmirna es probablemente el tiempo más grande de persecución que la iglesia de Cristo haya conocido jamás. Satanás desató un ataque violento contra el cristianismo en un esfuerzo por aniquilarlo, ya que era evidente para él, que la iglesia apostólica, debido a su predicación fiel del evangelio se había convertido en una seria amenaza para su impío imperio mundial. Los creyentes en Esmirna eran una iglesia afligida, atribulada por falsos maestros que aseguraban ser judíos, pero que realmente no eran. Estos eran probablemente los gentiles adherentes a las varias formas del judeo-gnosticismo, aferrados al judaísmo legalista y a la creencia de que Cristo vino en un cuerpo espiritual, no carnal. • La tercera persecución se inició en el año 108 de la era cristiana bajo Trajano. Adriano, el sucesor de Trajano, continuó esta tercera persecución con tanta severidad como su sucesor. En este tiempo fueron martirizados alrededor de diez mil cristianos. • La cuarta persecución fue emprendida por Marco Aurelio Antonino en el año 162. Las crueldades que ejecutó fueron de tal calibre que los espectadores se estremecían de horror al verlas, y quedaban atónitos ante el valor de los mártires. • La quinta, por Severo en el año 192. • La sexta por Maximino, en el año 235. • La séptima por Decio, en el año 249. • La octava por Valeriano, en el año 257. • La novena por Aureliano, en el año 274, y • La décima por Diocleciano, en el año 303.

Pérgamo La iglesia de Pérgamo, la complaciente, se extendió desde el año 312 hasta el 606: “Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam,

que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe” (Ap. 2:12-17). Cuando Constantino se convirtió en emperador de Roma, llegó a ser emperador virtual del mundo occidental. Como autonombrado protector de la fe cristiana, decretó un edicto de tolerancia para el cristianismo y le otorgó muchos favores a la iglesia. El gobierno proveyó dinero para el funcionamiento de la iglesia y muchos de los templos paganos fueron ocupados por los cristianos. Para complacer al emperador, estos líderes adoptaron costumbres que eran paralelas con las prácticas paganas. Un compromiso invariablemente conduce a otro y lo que al comenzar parecía ser una gran bendición terminó como una gran maldición. Durante los tres siglos siguientes de este período fueron adoptadas muchas prácticas anticristianas de origen pagano, las cuales privaron a la iglesia de su fuego y fervor evangelístico. La iglesia romana adoptó el punto de vista que la aceptación traería consigo gran poder político y financiero, lo cual, claro está, fue así. Por más de mil años creció en poder, prestigio y corrupción. Algunos eruditos griegos han señalado que «Pérgamos» definitivamente significa «casado». Otros incluso lo traducen «bigamia». Cualquiera sea el caso, el período representado por esta iglesia fue testigo del trágico espectáculo, del matrimonio de la iglesia, por decirlo así, con el sistema mundial. La influencia del paganismo en el cristianismo aumentó poco a poco con el paso de los años. La iglesia comenzó a envolverse a sí misma en misterio y rituales que tenían un fuerte parecido con el misticismo babilónico. Se introdujo la práctica del rosario cuyo origen es pagano. También la práctica del celibato entre los sacerdotes y las monjas, lo cual no tiene fundamento en la Escritura, sino en las vírgenes vestales del paganismo. A continuación citaremos una lista parcial de los cambios contrarios a la Escritura que fueran introducidos en esta edad. Gradualmente estos cambios llegaron a tener más importancia que las enseñanzas originales del cristianismo: • Año 300 - Las oraciones por los muertos • Año 300 - El hacer la señal de la cruz • Año 375 - Se introdujo la adoración de los santos y de los ángeles • Año 394 - Se instituyó el sacrificio de la misa • Año 431 - Se inició el culto a María • Año 500 - Los sacerdotes comenzaron a vestirse en forma diferente a los laicos • Año 526 - Se comenzó a administrar la extremaunción ¡Alerta!

57


Laodicea: El fin de un ciclo

como un sacramento • Año 593 - Se introdujo la doctrina del purgatorio • Año 600 - Los servicios de adoración comenzaron a celebrarse en latín • Año 600 - Las oraciones a María Para el año 500 de la era cristiana, esta iglesia del estado se había establecido completamente y la doctrina de los nicolaítas estaba arraigada en un sacerdocio que nunca fue ni descrito ni aprobado por los apóstoles. La palabra «nicolaítas» se deriva del griego niko que denota «conquistar, derrocar» y laos que significa «personas laicas». Parece que en los primeros días de la iglesia los seguidores de Nicolás sostenían dos puntos de vista heréticos muy serios: 1. Practicaban la sensualidad al separar por completo la naturaleza física y espiritual del hombre, otorgándose a sí mismos licencia para pecar. 2. Trataron de establecer un orden eclesiástico. Esta última herejía es conocida como «nicolaitinismo». Evidentemente trataron de nombrar obispos, arzobispos, cardenales y Papas. Nicolaitinismo, que es sinónimo del clericalismo del día moderno, es un concepto sobre el cual dijo Jesucristo: “Las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco”.

Tiatira La iglesia de Tiatira, o iglesia pagana se extendió desde el año 606 hasta la edad del oscurantismo. La iglesia de la edad del oscurantismo, permaneció desde el año 500 hasta el 1.500, ¡un milenio de oscuridad!: “Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Ap. 2:18-29). La iglesia en Tiatira produjo lo que se conoce en la

58 ¡Alerta!

historia como la edad del oscurantismo. Es decir que el programa de fusionar el paganismo con el cristianismo comenzó bajo la iglesia de Pérgamo y alcanzó su clímax con la iglesia de Tiatira, porque el paganismo es oscuridad. La luz que el Señor Jesucristo le confiara a su Iglesia parpadeó durante la edad del oscurantismo y no volvió a brillar, sino hasta los días de la Reforma. Bajo el período de esta iglesia y los subsiguientes tuvieron lugar más cambios en la doctrina, todos de origen pagano. Algunos fueron: • Año 607 - Bonifacio fue nombrado primer Papa • Año 709 - Se implantó la costumbre de besarle el pie al Papa • Año 786 - La adoración de imágenes y reliquias • Año 850 - Comenzó a usarse el agua bendita • Año 995 - La canonización de los santos muertos • Año 998 - El ayuno los primeros viernes y durante la cuaresma • Año 1079 - El celibato sacerdotal • Año 1090 - Se implantó la práctica de rezar el rosario • Año 1184 - La inquisición • Año 1190 - La venta de indulgencias • Año 1215 - La transubstanciación • Año 1220 - La adoración de la hostia • Año 1229 - Se prohibió que los laicos leyeran la Biblia • Año 1414 - Se prohibió que los laicos participaran del vino durante la comunión • Año 1439 - Se decretó la doctrina del purgatorio • Año 1439 - Se confirmó la doctrina de los siete sacramentos En Apocalipsis 2:20 se le llama a Tiatira “Jezabel”, la perversa mujer que primero apareció como la sacerdotisa de Baal y se casó con el rey Acab, pero que en el fin aparecerá como “...un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA” (Ap. 17:5b).

Sardis “Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Ap. 3:1-6). Esta iglesia se extiende desde la Reforma


Laodicea: El fin de un ciclo

hasta el fin. Alrededor del año 1.500 de la era cristiana, rayos diminutos de luz comenzaron a aparecer a través de los mil años de oscuridad que habían cubierto las monarquías religiosas de Europa, las que habían construido su estructura de poder en conjunción con la autoridad Papal. Alrededor de ese tiempo, William Tyndale tradujo la Biblia del latín al inglés. A pesar de haber sido sentenciado a muerte por esto, emprendió un movimiento en favor del estudio individual de la Escritura que no cesaría. El año 1517 proveyó el marcador de tiempo más obvio de este período, cuando Martín Lutero clavó sus 95 declaraciones teológicas sobre la puerta de la iglesia en Wittenberg. Su motivo principal fue restablecer la doctrina de la justificación por fe, en lugar de las obras aprobadas por la iglesia. Aunque este período fue testigo de un gran despertar espiritual, fracasó al no poder librar al cristianismo de la opresión del Sacro Imperio Romano de los emperadores europeos y sus iglesias del estado, tal como la luterana, anglicana y otras similares. Por consiguiente, en su mayor parte permaneció como una iglesia muerta. Esto comenzó a cambiar después de 1648 y la Paz de Westfalia, la cual puso fin a la Guerra de los Treinta Años en Alemania y la Guerra de los Ochenta Años entre España y los Países Bajos. Alrededor de los años 1700 comenzó a prevalecer una nueva atmósfera, en la cual se aceleró el diálogo y la actividad misionera en el cristianismo, sin embargo también se introdujeron más herejías, tales como: • Año 1508 - Se aprobó el Ave María • Año 1534 - Se fundó la orden Jesuita • Año 1545 - Se le otorgó a la tradición una autoridad igual a la Biblia • Año 1546 - Se le agregaron los libros apócrifos a la Biblia

Filadelfia “Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nom-

bre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Ap. 3:7-13). Esta iglesia misionera, se inició alrededor del año 1750 y se extiende hasta la tribulación. Los años que siguieron a los 1700 también fueron testigos del rápido auge de los inventos. James Watt inventó la máquina de vapor. Nació Benjamín Franklin, quien en 1747 inició sus experimentos sobre la electricidad. Inventó el pararrayos y presentó la llamada teoría del fluido único para explicar los dos tipos de electricidad, positiva y negativa. También fue la época de Isaac Newton, matemático y físico británico, considerado uno de los más grandes científicos de la historia, quien hizo importantes aportaciones en muchos campos de la ciencia. Sus descubrimientos y teorías sirvieron de base a la mayor parte de los avances científicos desarrollados desde su época. A pesar de todo, las iglesias posteriores a la Reforma de Europa permanecieron como las poseedoras del poder político y financiero. Continuaron alineadas con los reyes cuyas monarquías eran consideradas divinamente ordenadas. De tal manera que el derecho divino de los reyes caracterizaba el poder de la iglesia, el cual consideraba a la clase gobernante como naturalmente superior a los empobrecidos siervos. Pero algo había cambiado, porque la Biblia que en un tiempo sólo podía ser leída por los sacerdotes, ahora estaba a disposición de las multitudes reprimidas, las que ansiosas comenzaron a estudiar las Escrituras. Los peregrinos del nuevo mundo asociaron las palabras de la Biblia y libertad en Cristo con la propiedad privada y el gobierno representativo. Con la declaración de independencia de Estados Unidos en 1776, el poder del estado se quebrantó. Por medio de la revolución industrial, los viajes globales y el auge de las economías modernas, la luz del evangelio resplandeció. A mediados del siglo XIX, un enorme cambio tuvo lugar cuando en Inglaterra y América independiente, los estudiosos de la Biblia comenzaron a anticipar el retorno de Israel a la Tierra Santa. Al mismo tiempo los grandes movimientos misioneros empezaron a extenderse por el mundo con el mensaje del evangelio. Cuando se aproximaba el año 1900, los grandes movimientos misioneros llegaron a su pleno potencial. Había nacido la iglesia moderna. En estos años como en los anteriores también se introdujeron herejías: • Año 1854 - Se decretó la inmaculada concepción de María • Año 1864 - Se proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción • Año 1870 - Se decretó la infalibilidad del Papa

Laodicea Tristemente, el año 1900 también fue testigo del auge ¡Alerta!

59


Laodicea: El fin de un ciclo

de la iglesia institucional. La palabra clave del siglo XX fue «negocios». Hacerse rico era la meta. El modelo del siglo XIX del escritor norteamericano Horatio Alger, ahora impregnaba las sociedades americana y europea. Sus historias de pobreza a riqueza inspiraron lo que llegó a ser conocido como «el sueño americano». Esto también penetró en la iglesia, la cual ansiosamente adoptó el modelo de los negocios, los principios de la contabilidad moderna y el recolectar fondos. Conforme progresó el siglo a través de las dos guerras mundiales y la batalla del comunismo, hubo un gran aumento en las actividades cristianas centradas en el crecimiento financiero. Mientras que al mismo tiempo iban desapareciendo el celo por la sana doctrina, la evangelización, la santidad personal, el fervor evangelístico y la edificación de los cristianos en las doctrinas estrictamente bíblicas. La gran lección espiritual de Pablo fue ignorada. Recuerde las instrucciones que le diera el Señor: “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad...” (2 Co. 12:9a). Desde 1900 hasta el presente, el modelo de la iglesia de Laodicea se ha ido afianzando cada vez más en la administración de la iglesia. Los grandes negocios, la comunicación y el impacto internacional, han llegado a dominar la mente de los planeadores de iglesias. Y por las últimas tres décadas, la computadora e internet, han vinculado estrechamente el modelo del negocio secular en la estructura de la iglesia. Verdaderamente la iglesia también ha avanzado de la pobreza a la riqueza, pero a menudo para detrimento de su verdadero papel, que es el de “perfeccionar a los santos” mediante la enseñanza de la sana doctrina.

Una línea de tiempo histórica El anterior resumen de la historia de la iglesia es aceptado comúnmente y se ha publicado muchas veces. Todo el registro documenta claramente, qué es lo que ocurre cuando el cuerpo de Cristo interactúa durante un largo período con el sistema mundial, algo que ahora es tomado como la norma. Se trata de una historia lineal que ofrece un espléndido ejemplo, una exposición que servirá para siempre como instrucción a todos esos que piensan rebelarse contra el Señor Dios. Su punto climático se encuentra en Éfeso, la primera en la serie de iglesias, en la que Pablo permaneció por dos años. Es también el nombre de la epístola de Pablo la cual introduce la iglesia como el cuerpo de Cristo. Se encontraba en una ciudad importante, llamada el «Lugar de amaraje». Los romanos y los griegos por largo tiempo consideraron al mar Egeo como la puerta de entrada a Asia Menor. Pasado un tiempo después de la ejecución de Pablo, el apóstol Juan se convirtió en obispo de este importante lugar. Permaneció allí hasta su muerte en el siglo primero. Su grandioso templo a Diana de los efesios mencionado

60 ¡Alerta!

en el capítulo 19 de Hechos, era considerado como una de las siete maravillas del mundo antiguo. Fue así como la propia sede la iglesia fue establecida bajo la sombra del poder diabólico. Pero... ¿Debemos entonces considerar esto como algo fuera de lugar? No, si estamos realmente familiarizados con la extensa historia redentora de la creación arruinada. Dios decidió no destruir a Satanás, llamado en Ezequiel 28:14 “... querubín grande, protector...”. Claro está, su pecado fue su determinación a ser igual al Altísimo: “Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo” (Is. 14:13, 14). La suya fue una rebelión de proporciones inmensas. Tal vez millones o miles de millones de las huestes celestiales se unieron a él. Sin embargo, Jehová Dios que podía haber exterminado tanto a él como a sus seguidores en un instante, permitió que retuviera control sobre un territorio designado. No estamos enteramente seguros acerca de su extensión, pero ciertamente incluye al planeta Tierra. Incluso, Dios hasta le permitió al dragón, a la serpiente antigua, que corrompiera a la primera pareja. La forma cómo tentó a Eva es exactamente análoga a la que ha tenido lugar a lo largo de la historia de la iglesia. Él y sus representantes repiten su papel original, conforme tientan y corrompen a sus miembros. Ellos llevan a cabo mucha destrucción, pero la causa del Señor continúa a pesar de sus perturbaciones. En lugar de haber destruido a Satanás, el Señor le permitió que actuara como tentador, en la misma forma como permitió que Pablo tuviera un aguijón en la carne. Así como su fortaleza se perfeccionó en la debilidad, la iglesia de la misma manera se perfecciona por medio de la lucha y las tribulaciones.

•Continuará en el próximo número•


Revista Alerta N° 29  

Revista Alerta N° 29