Page 1

Trancazos Nuestra Palabra | 23 Diciembre 2013

Como bien lo saben hacer, porque siempre lo han hecho así, a oscuras, como los peores ladrones que huyen de la claridad y buscan la noche para hacer sus maldades, los diputados del Congreso Nacional aprobaron un paquete de medidas fiscales que impacta directamente el bolsillo de los consumidores y consumidoras. Es decir, de la inmensa multitud de nuestro pueblo. La nueva legislación denominada “Ley de Ordenamiento de las finanzas públicas, control de exoneraciones y medidas antievasión”, aplica automáticamente el incremento al impuesto sobre la venta del 12 al 15%, ese que se paga al comprar un par de calcetines hasta un televisor. Además aplicará un aumento al precio del combustible arriba de cinco lempiras, lo que automáticamente trasladará alzas en los productos de consumo popular exponiendo aun más la vida de la ciudadanía. El nuevo paquete de medidas fiscales fue promovido desde el poder ejecutivo y aprobado por la aplanadora legislativa. Esa serie de trancazos son el reflejo del tipo de gobierno que tendremos en los próximos 4 años. Una administración que es promotora de la crisis, pero que busca medidas para seguir recargando en el pueblo las respuestas a sus malas y corruptas decisiones. La crisis en la que se encuentra Honduras es innegable. Con urgencia es necesario hacerle frente al altísimo endeudamiento, el desempleo, la poca recaudación, la evasión fiscal y la corrupción, pero pasar la factura a la gente que durante estos años ha hecho malabares para sobrevivir, es claramente un acto despreciable y de bajeza que únicamente lo podemos esperar de esa clase política rancia que seguirá sus misma mañas, creyendo que la administración pública es su cuenta personal. Estos nuevos trancazos nos dejan un mal sabor de boca al finalizar este 2013, un año donde la esperanza se centró en el deslegitimado proceso electoral. Así que esperamos que el próximo 2014 sea la formidable oportunidad para comenzar a crear propuestas y alianzas que nos ayuden a ir avanzando hacia un nuevo modelo económico, donde su razón de ser sea la garantía del bienestar de su gente.

Trancazos  

Editorial, Radio Progreso y Eric-SJ