Issuu on Google+

Soñar Nuestra Palabra | 29 Julio 2013

Soñar es dejar llevar nuestra imaginación hasta lograr ubicarnos es un sitio o en un estado de ánimo donde las cosas sean diferentes a las que se viven en la actualidad. Soñar todavía es un don que ni los políticos, ni los poderosos, ni el crimen organizado, ni nada le han podido quitar a este pueblo de Morazán que siempre sueña con una Honduras distinta. La gente desea vivir en un país distinto donde haya justicia para todos, un país donde los ricos demuestren su lado solidario, donde los políticos luchen junto al pueblo por un país con salud, educación. La gente desea un país de oportunidades donde la primera opción sea quedarse y no salir huyendo del hambre y la miseria. Los deseos y los sueños van de la mano. Soñar no cuesta nada dice un viejo refrán. Y es que para que los sueños de un mejor país se cumpla hay que luchar pero unidos por un mismo objetivo. Unir los sueños y volverlos realidad es la tarea diaria que debemos emprender y para ello hay que buscar las estrategias y los aliados para avanzar por la senda que nos lleve a cambiar esta realidad de violencia, violaciones, acaparamientos, abusos, impunidad, injusticias, que hoy nos tiene entre la vida y la muerte. Don Juan, doña María, los niños y las niñas, los chavos y las chavas, todos y todas soñamos con tener una vida digna, soñamos con un mejor porvenir para nosotros y para nuestros hijos, deseamos vivir en paz y en armonía, soñamos con la gente pueda tener cada día algo que llevarse al estómago, deseamos que hayan familias solidarias con el dolor y las necesidades ajenas. Soñar con los pies bien puestos sobre la tierra nos ayudará a ser más conscientes de lo que tenemos y lo que queremos y tratar de no encomendar los sueños y los deseos al cielo sino dejarlos y atarlos a esta tierra que es, al final de cuentas, la trinchera de lucha por convertir los sueños y los deseos en realidades. Nunca perdamos el derecho de soñar, aunque nos cueste, ni nos dejemos robar los sueños auténticos por los falsos sueños de este sistema ingrato. Soñemos hasta el fondo, y soñemos por hacer realidad todos nuestros sueños.


Soñar