Page 1

Momento crucial Nuestra Palabra | 10 Noviembre 2012 A medida que vamos finalizando el año, las acciones de protesta se agudizan en el país. Y no es para menos. La situación financiera nos atrapa en una crisis aguda que provoca el incumplimiento del gobierno a las demandas, en su mayoría gremiales. Los docentes, médicos, sindicalistas y hasta alcaldes han desarrollado diversas acciones exigiendo que se les haga efectivo el pago de sus derechos. Y tal como se pinta el panorama, las acciones de presión seguirán a la orden del día. Las tomas de carreteras y edificios públicos nuevamente ponen al desnudo la ingobernabilidad existente y permanente en que se encuentra Honduras. El gobierno de Porfirio Lobo Sosa, en sus tres años de administración, ha sido incapaz de dar soluciones a los diversos problemas que hunde al país. Su papel, que no varía de los gobiernos anteriores, es de apagafuegos. Si bien es cierto las acciones de los diferentes gremios, muestran el rechazo a la forma de gobernar que hacen los grupos de poder que controlan y manipulan la nación, lamentablemente estas se quedan allí, en protestas sin propuestas, únicamente son “protestas estomacales”. Que los médicos, los maestros, sindicalistas del INA y de otros gremios protesten porque se les adeuda varios meses de salario, es completamente justo, porque la inmensa mayoría de ellos viven de su salario, ¿y quién puede vivir sin salario? Claro que nadie, por eso cerca de dos millones de compatriotas desempleados, arañan la vida, pero no podemos decir que vivan, porque nadie puede vivir sin salario. Las protestas actuales son justas, y a las mismas habría que unir la denuncia por la ausencia de empleo para millones de paisanos, y la corrupción al interior del sistema educativo y el tráfico infernal que se hace con la compra de medicamentos y que deja a centros de salud y hospitales desabastecidos de medicinas para el pueblo enfermo. ¿Quién sale a la defensa de los miles de ciudadanos y ciudadanas del interior del país, que no tiene acceso a la salud? ¿Quién defiende a las decenas de miles enfermos que no reciben atención porque los médicos y enfermeras están demandando su salario retrasado? ¿Por qué los trabajadores de la salud, no denuncian frontalmente a los políticos y empresarios que manosean el sistema, convirtiéndolo en su agenda personal para contratar a activistas y allegados? Esas mismas preguntas seguiríamos haciendo al gremio magisterial y los diversos sindicatos que existen en las instituciones gubernamentales. Honduras se encuentra en un momento crucial. O los gremios, sindicatos y organizaciones populares se articulan y abren a las verdaderas demandas de la población, logrando una agenda en torno a demandas nacionales comunes y conjuntas, o simplemente nos quedamos como islas, cada quien librando su cacaste, lo que por cualquier lado que se mire nos conducirá directito al despeñadero hacia el cual ya estamos transitando.

Momento crucial  

Editorial, Radio Progreso y Eric-SJ

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you