Page 1

Medios de comunicación Nuestra Palabra | 06 Octubre 2012 Un medio de comunicación es el instrumento mediante el cual la sociedad se informa y se comunica de manera masiva. Es el canal que transmite información, cultura, noticias y traslada una determinada realidad a todas las personas. Un medio de comunicación no es en sí mismo ni bueno ni malo. Es un instrumento. Bien utilizado es un instrumento que forma e informa y construye cultura. Mal utilizado es un atentado a la libertad de expresión, a libertad de información y a la democracia en general. Cada medio de comunicación tiene su línea editorial, su pensamiento sobre lo que ocurre en la realidad. Jamás se debe caer en el error de creer que lo que dice un medio es palabra santa o la verdad absoluta. Un medio tiene una mirada sobre la realidad. Pero es una mirada entre muchas. Si son honradas, todas las miradas tienen su aporte a la verdad y todas tienen sus limitaciones. Un medio de comunicación no es nunca imparcial ni mucho menos neutral o apolítico. Cada medio se inserta en un contexto y tiene sus propias opciones. Unos se insertan más desde la verdad que procede del Estado. Son los llamados medios oficialistas. Otros responden más a la verdad que los altos empresarios están interesados en transmitir. Otros transmiten informaciones situados desde un determinado partido, sea de derecha o de izquierda. Otros medios son más confesionales y responden a las ideas religiosas de sus propietarios. Y dentro de este campo, los hay unos que promueven ideas religiosas muy sectarias o fundamentalistas, mientras que otros promueven el ecumenismo y el diálogo entre las diversas confesiones y con los diversos sectores de la sociedad. Otros insertan su pensamiento desde los sectores sociales más indefensos y marginalizados, y se empeñan en acompañar las iniciativas de la organización comunitaria y territorial de las personas. Todos los medios dicen que son independientes y comprometidos con la verdad, pero en los ambientes de la comunicación todo mundo se conoce, por eso más que lo que se dice lo que vale es el dicho “dime qué medio lo dijo y te diré qué quiere”. Tener opciones ante la realidad es plenamente válido. Lo que no es válido es que en nombre de esas opciones se manipule la realidad, se transmitan mentiras como si fuesen verdades y se tergiversen las fuentes de información. Por desgracia, en Honduras los medios están muy condicionados por esta ausencia de ética, especialmente porque la propiedad de la mayoría de medios está concentrada en muy pocas personas. Es muy difícil hablar de independencia de los medios, si los mismos están amarrados a negocios e intereses de sus propietarios, y si no hay libertad de expresión ni independencia de los periodistas. Para ello, es necesario presionar porque se implementen las recomendaciones de la Comisión oficial de la Verdad y la Reconciliación que tienen que ver con las reformas a la ley que rompa con los oligopolios y se democratice el acceso de las comunidades a la propiedad de los medios. Solo así podremos avanzar hacia la existencia de medios que se caractericen por su honradez ante la realidad desde su independencia y autonomía crítica.

Medios de comunicación  

Editorial, Radio Progreso y Eric-SJ

Advertisement