Page 1

Lo que se vale y lo que no se vale de las medidas de ahorro Nuestra Palabra | 18 Agosto 2012

Las medidas para hacer frente a la crisis económica son necesarias y urgentes. Y estamos de acuerdo que se trata de un asunto de emergencia nacional. Lo que no se vale es que hasta esas medidas paliativas sean adulteradas, y que en lugar de despedir a los verdaderos paracaidistas de altos vuelos, se despida a doña Juan y Pedro, la aseadora y el conserje, simplemente porque no tiene quien los defienda. Está bien que se reduzca el salario a quienes devengan 50 mil maracandacas, pero que sea cierto y que ocurra lo mismo con los gerentes de instituciones autónomas y semiautónomas, con comisionados de tribunales de cuentas, de elecciones, de acceso a la información pública, de derechos humanos. Y sobre todo, que se eliminen todos los viáticos y prebendas en las altas esferas de la Corte Suprema de Justicia, el Congreso y en todos los ministerios. Si se reducen todos esos salarios y se eliminan las dispensas y viáticos en todas esas burocracias, entonces serían medidas no de fondo, pero se estaría avanzando en el ahorro real y efectivo. Si de reducir gastos se trata, que de inmediato se eliminen las partidas que está usando el presidente del Congreso Nacional para hacerse publicidad. Mientras se escuchen y se vean todos sus anuncios en radio y televisión, de nada servirá que nos digan que se están tomando medidas, porque las mismas se aplicarán a personal numerario de baja categoría y sueldos, y los de arriba seguirán usando el dinero del Estado para elevar sus perfiles. Si de medidas de ahorro se trata, el Congreso debía derogar en el menor tiempo posible los decretos de exoneración de impuestos que se han aprobado para beneficiar a las élites empresariales, y se debían hacer reformas firmes con el fin de que la política fiscal recaude impuestos en base a ingresos y rentas reales y no ficticias como ocurre en el contubernio que existe entre los funcionarios públicos y el alto empresariado hondureño. Hay muchas medidas que tomar para comenzar el ahorro en la economía hondureña. Son medidas pequeñas y todavía cosméticas, pero son medidas que representarían un paso político importante por parte de la actual administración pública. Lo que no se vale es que se hable de medidas de ahorro, y que los ricos y altos funcionarios sigan con sus mismas mañas, sus mismas corrupciones, y que sean ellos mismos, los intocables, quienes impongan medidas para despedir de sus trabajos a los activistas de la mera base que necesitan el trabajo para comer y subsistir. Lo que no puede ser es que se diga que se están tomando medidas mientras seguimos escuchado y viendo a Orlando Hernández con su campaña proselitista con los dineros del pueblo. Eso se llama vivianada, porque los auténticos burócratas y ricos siguen a sus anchas viviendo a costillas del hambre y de una crisis que se descarga sobre las espaldas de la gente humilde. Eso es lo que no se vale.


Lo que se vale y lo que no se vale de las medidas de ahorro  

Editorial, Radio Progreso y Eric-SJ

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you