Page 1

Chabelo Morales y la caminata por su dignidad y libertad Nuestra Palabra | 27 Febrero 2012 Isabel Morales -Chabelo-- es todavía un hombre joven. A pesar de lo duro que le ha sido la vida, sigue siendo alegre y mantiene a flor de piel su alegría y su esperanza. Cuando sabe que recibirá visitas, se baña, se pone la mejor ropa, se perfuma y le saca brillo a sus zapatos. Las visitas para Chabelo Morales son una verdadera fiesta. Chabelo lleva cerca de cuatro años y medio recluido en prisión acusado por unos terratenientes de unas muertes que en lugar de caer sobre su responsabilidad apuntan con su dedo al Estado hondureño. Un día, este joven despistado, sin tener temor porque nada debía, fue capturado mientras andaba en su bicicleta vendiendo helados. Después de casi cuatro años de estar en la cárcel, recibió una condena de veinte años sin haber pasado por un juicio,con pruebas amañadas y sin que sus abogados se enteraran. ¿Por qué está preso Chabelo Morales? Toda su comunidad agraria de la Guadalupe Carney lo sabe. Todas las organizaciones defensoras de los derechos humanos y de los bienes naturales lo saben. Chabelo está preso por una decisión política de los terratenientes del Aguán, y porque en esta persona humilde el sistema de justicia ha dejado establecido que las cárceles se han construido para confinar a la gente pobre e indefensa, y para justificar la existencia de jueces y fiscales. Chabelo Morales está preso porque ha sido un defensor de los derechos agrarios de su comunidad y del Movimiento Campesino del Aguán. Él es una víctima de un asunto agrario que el Estado hondureño nunca resolvió con eficacia y prontitud. Chabelo Morales está preso en el centro penal de El Porvenir, en La Ceiba. Cuando lo encarcelaron tenía sus dos ojos. Trabajando en la limpieza del césped del penal, la cuchilla de la máquina con la que chapeaba se rompió y se le incrustó en su rostro. Perdió su ojo derecho, varios de sus dientes y un trozo de su lengua. En lugar de asistirlo y resarcir el daño a su salud, el Estado lo siguió hundiendo en la cárcel hasta sentenciarlo a veinte años. Una caminata con centenares de compatriotas avanza lenta pero segura por la carretera hacia la capital. Lleva varias demandas en sus manos y en su voz. Una de ellas es exigir la libertad para Chabelo Morales. La caminata exige que la Corte Suprema de Justicia declare nula la sentencia por amañada y arbitraria y, por consiguiente, declare la inocencia y la libertad para Chabelo Morales. Y a la par de esa demanda, la caminata exige la derogación de la ley de minería y la derogación del decreto de las llamadas ciudades modelo. La caminata avanza segura y firme. Es una acción pacífica, no tiene ningún inter´res político partidario ni menos de proselitismo electoral. Su origen y desarrollo se sustenta en las organizaciones territoriales que defienden la soberanía y la dignidad de toda la sociedad. Esta caminata “Dignidad y soberanía, paso a paso” sigue su rumbo seguro y no piensa regresar con las manos vacías. La Corte Suprema de Justicia está en la responsabilidad de atender esta exigencia popular. Y el Estado está en la obligación de resarcir los daños que Chabelo Morales ha sufrido en prisión a lo largo de sus cuatro años y medio de cautiverio. Esta caminata es un aporte específico a la libertad, a la dignidad y a la construcción de la democracia y de un auténtico Estado de Derecho.

Chabelo Morales y la caminata por su dignidad y libertad  

Editorial, Radio Progreso y Eric-SJ

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you