Page 1

Tiempo de leyendas Hace mucho, mucho tiempo, cuando todavía no había ipod o psp, la gente se reunía alrededor del fuego y se contaba historias que explicaba lo que ahora nos cuenta la tele. Asi todo el mundo conoce la historia de esa bella mora que vive oculta en una gran piedra cerca de Navalcan. Pero nosotr@s queríamos conocer mas y mas leyendas de otras partes del mundo y nos pusimos a buscar y aquí están nuestros resultados…

LA CASA DE LOS TRUENOS Leyenda buscada por Ainhoa Se cuenta que hace mucho tiempo había una caverna construida por unos antiguos hechiceros dedicada al Dios del Trueno. Un día 7 sacerdotes fueron allí a invocarle y pasó que el Dios se despertó y apareció una luz cegadora del cielo y más tarde comenzó una tormenta llena de truenos, relámpagos… Así estuvo el tiempo durante siglos, hasta que un día llegaron unos extranjeros con otras costumbres… Esos hombres descubrieron la caverna con los hechiceros dentro invocando al Dios del Trueno, entonces se lo contaron a todos los del poblado más cercano y decidieron actuar contra los hechiceros. Y así lo hicieron, entonces fueron a la caverna muy decididos a cumplir su propósito. Al final con la ayuda de todo el poblado consiguieron vencer a los hechiceros y después construyeron un templo sagrado en ese mismo lugar dedicado al Dios del Trueno. Ahora ese lugar es la Pirámide de Tajín, que en lengua Totonaca significa “Lugar de las Tempestades”.


Las tres rejas El joven amigo de un viejo sabio le dijo: —Maestro, un amigo suyo estuvo hablando de usted con maldad — ¡Espera! —lo interrumpió el viejo —. ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme? — ¿Las tres rejas? —Sí. La primera es la reja de la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto? —No; lo oí comentar a unos vecinos. —Entonces al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la generosidad. Esto que deseas decirme, ¿es bueno para alguien? —No, en realidad no. Al contrario... — ¡Vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta? —A decir verdad, no. —Entonces —dijo el sabio sonriendo —, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, enterrémoslo en el olvido.


LA CAPILLA DEL CRISTO Cuenta la leyenda que la Capilla del Cristo se erigió para honrar un milagro. Dice la leyenda, que alrededor del año 1750 aproximadamente, se había efectuado una carrera de caballos a lo largo de la calle Del Cristo. Uno de los participantes no pudo detener su caballo y se cayó por el precipicio. Don Tomas Mateo Prats, que era el secretario de gobierno para aquel entonces, invocó al Santo Cristo de la Salud y que el joven que cayó por el precipicio se salvó. Por agradecimiento al Santo Cristo de la Salud, Don Tomas Mateo Prats ordenó construir la Capilla. La verdad, no es esa. Estudios recientes hechos por Don Adolfo de Hostos confirman que el joven que cayó por el acantilado, si murió. Y que Don Tomas Mateo Prats ordenó erigir la Capilla para evitar tragedias futuras

LA LEYENDA DE LA MUÑECA MATRIOSKA Erase un carpintero que por el bosque se encontró un buen tronco y él decidió que con aquel tronco tenía que hacer algo especial. Pensó que podía hacer una muñeca llamada Matrioska. A lo largo de los días Matrioska dijo al carpintero que quería tener una hija, el hombre saco madera de su interior e hizo una hija llamada Trioska, ella también quiso tener una hija, el carpintero hizo el mismo proceso que con Matrioska y saco una hija llamada Oska, esta también quiso ser madre y el le sacó una hija pero le puso bigotes se llamó Ka y le dijo: -Tu tienes bigotes por lo tanto eres hombre y no puedes tener hijos. Después abrió a Oska y metió Ka, abrió a Trioska y metió a Oska y abrió a Matrioska y metió a Trioska.


LA MARIPOSA En una aldea Asturiana, vivió hace mucho tiempo un rico labrador, viudo desde hace años. Tenía dos hijas pero para el solo contaba una. Inés, que nunca se atrevió a contradecir a su padre y se caso con el novio que su padre le eligió. Clara, su otra hija, se caso por amor, su padre se enfado la desenredo y la hecho de casa. Clara y su esposo no tenían dinero y su hermana Inés, deseaba ayudarla pero tenía miedo a su padre. Cuando el labrador murió Inés quiso ayudarla a Clara pero su marido se lo impedía. El día en que celebraban la misa del padre, Inés rezaba a dios para que le ayudara a solucionar el problema de su hermana. De repente sintió un gran dolor de cabeza y al tocarse la cabeza voló una mariposa. Se lo contó a su marido pero no se lo creyó paso le paso lo mismo a su hermana. Inés dijo que era una señal de dios que le había mandado para ayudar a su hermana Clara. Repartieron la herencia para las dos y vieron una mariposa revoloteaba alegremente ante ellos. Y fueron felices.

LEYENDA DEL POPOCATEPETL E IZTACCIHUATL Hace tiempo, cuando los aztecas dominaban el Valle de México, los otros pueblos debían obedecerlos y rendirles tributo, pese a su descontento. Un día, cansado de la opresión, el cacique de Tlaxcala decidió pelear por la libertad de su pueblo y empezó una terrible guerra entre aztecas y tlaxcaltecas. La bella princesa Iztaccíhuatl, hija del cacique de Tlaxcala, se había enamorado del joven Popocatépetl, uno de los principales guerreros de este pueblo. Ambos se profesaban un amor inmenso, por lo que antes de ir a la guerra, el joven pidió al padre de la princesa la mano de ella si regresaba victorioso. El cacique de Tlaxcala aceptó el trato, prometiendo recibirlo con el festín del triunfo y el lecho de su amor. El valiente guerrero se preparó con hombres y armas, partiendo a la guerra.


LA MASCARA. Era una noche en la que mis padres se fueron de cena con unos amigos yo me quede

Contentísima porque podía subir al ático y ver todos los objetos viejos que un día nos dejó mi abuela. Seguido que se fueran mis padres subí al ático y buscando encontré una mascara preciosa de color verde la bajé a casa y la colgué en la pared del salón me comí una pizza vi un poco el nuevo capitulo del internado y me metí a la cama y de pronto una voz empezó: - El vaso. - y se rompió un vaso... - El plato. -y se rompió el plato... Hasta que de repente oí: -La niña... Me encogí de sabanas y vi como una sombra se me acercaba, la golpeé con un cojín y llamé a mis padres, pero ahora cada vez que me acuesto oigo la misma voz que dice: -Me vengaré...


SIEMPRE TE QUERRE Colín estaba muy enfadado y tristón. Se puso a tirar, a romper y a derramar; a gritar; a llorar; a golpear y a patalear. Rompió, astilló, machacó y aporreó… -¡Ay Dios mío! –Dijo su madre-. ¿Qué es todo este lío? Y Colín dijo: - Soy un zorro pequeño, enfadado y tristón y nadie me quiere de corazón. - ¡Pero, Colín…! –Dijo su madre-. Enfadado o no, pase lo que pase, siempre te querré de corazón. Y Colín dijo:- Si fuera un oso pardo, ¿todavía me querrías y me cuidarías? - Pues claro –dijo su madre-. Seas oso o no, pase lo que pase, siempre te querré de corazón. Y Colín dijo:- Si me volviese gusano ¿todavía me querrías y me mimarías? -Pues claro que sí –dijo su madre-, gusano o no, pase lo que pase, siempre te querré de corazón. -¿Pase lo que pase? –dijo Colín, y sonrió. ¿Y si fuera cocodrilo? Y su madre dijo:-De besos mimos te cubriría y por las noches, te arroparían. -¿El cariño se gasta? –Preguntó Colín-. ¿Se rompe o se dobla? ¿Se puede coser o pegar? ¿Se puede arreglar? -¡Vaya, vaya! –Dijo su madre-, tantas cosas no sé, pero te aseguro que siempre te querré. Y Colín dijo: -Pero, cuando te mueras y te hayas ido, ¿me seguirás queriendo? ¿El cariño sigue vivo? Su madre lo llevó, amorosa, a ver la noche serena con la luna luminosa y las brillantes estrellas. –Colín, fíjate en esos luceros que brillan como diamantes: aunque algunos ya murieron siglos y siglos antes…siguen brillando de noche el año entero. El cariño, como su luz, no muere, es duradero.


LA LIEBRE, EL ESCARABAJO Y EL ÁGUILA

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que le salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia. Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares donde el águila ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra. Viéndose el águila echada del lugar a donde quiera que fuera, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para depositar sus futuros pequeñuelos. Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria, hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus. Se levantó entonces Zeus para sacudirse aquella suciedad, y tiró por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso desde entonces, las águilas no ponen huevos en la época en que salen a volar los escarabajos.

Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.


EL HORNERO Frente a la entrada se su choza el indio transformaba el barro en hermosa vasijas y pulidos platos. No en vano era el mejor alfarero de su pueblo. Su alegría era grande al día siguiente iba a casarse con la joven mas hermosa de la tribu también alfarera. Esa noche como todas las noches previas a un matrimonio. Y se reunieron en consejo las familias de los novios con el cacique y el hechicero para la ceremonia de presagios. El hechicero bailó como siempre lo hacía, cantó... como siempre lo hacía y luego... arrojó al fuego un puñado de bayas como siempre. Y fue entonces cuando sucedió lo que nunca ocurría el fuego se apagó un viento muy fuerte tiñó con cenizas a los concurrentes y cuando todos miraban horrorizados el hechicero prosiguió grandes desgracias derivadas a aquel matrimonio. Bajo la influencia el cacique prohibió su relación Los enamorados se fugaron a la selva donde establecerían su hogar. A la noche siguiente huyeron pero los indios los persiguieron lanzando flechas con agudas y envenenadas puntas. Cuenta la vieja leyenda que cuando los jóvenes caían heridos un revuelo de plumas y trinos surgió en el lugar .Cuenta la vieja leyenda que ambos se transformaron en hermosas aves llamadas horneros.


La inquieta calavera. Cuentan los ancianos que entre 1850 a 1860, hubo un sacerdote cuyo apellido era Higuera; que oficiaba en el convento de San Bernardino. Se dice que éste párroco, tal vez no conforme con su elección, se dedicaba con frecuencia a la vida mundana, violando los sagrados principios del "Sacerdocio". Cuentan que en las noches acostumbraba recorrer varias calles visitando diferentes antros de vicio. Este recorrido comenzaba en la calle de las Estacadas y continuaba por Becerra y Tanco. Seguía por la actual "Carretera Nacional" subiendo después por la calle de Santa Anna. Cierta vez recibió la visita de algunos fieles que querían informarle de un extraño fenómeno, que los tenía alarmados. Le contaron que por las noches, en las calles de Becerra y Tanco rondaba cuesta arriba una calavera. El párroco, intrigado por la noticia; les recomendó que no se asustaran, que él más tarde iría al lugar de los hechos a comprobar la veracidad de los mismos. Esa misma noche emprendió su recorrida habitual y al llegar a Tanco y Becerra, esperó pacientemente. Pasado un buen rato, se hace presente la aparición. El Padre Higuera, temeroso le dijo: - Espíritu, seas por el bien o seas por el mal, este no es tu lugar. Dime ¿qué buscas en estas calles que son domino de Dios? La calavera le contestó con las siguientes palabras: -Soy la calavera del Padre Higuera y ando purgando condena. Después de esto, desapareció. El Padre Higuera asustado, abandonó por completo la vida mundana que llevaba y se recluyó en el convento. Pero un día, salió del convento y montó un asno, sin rumbo fijo. Nunca más se supo de ellos, ambos desaparecieron sin dejar huella.

leyendas  

recopilación de leyendas por parte de alumnos de quinto