Page 1

TOING

Revista digital realizada por personas que tienen alguna experiencia psiquiátrica

Año 3, Nº 5. febrero 2013. México D.F.


CRÉDITOS Coordinación General: Sara Makowski EDICIÓN: Equipo de Radio Abierta y Comité Editorial Comité Editorial: Sergio Arriaga Ernesto Chargoy Evelyn Elenes Honorio Tristán Liberato Patricia López Iván Maceda Miguel Ángel Palomares Arturo Perea Ricardo Sánchez Francisco Uribe Equipo de Radio Abierta: Sara Makowski Arturo Avendaño Ulises Chávez Azyadeth Peralta AGRADECIMIENTOS: CAMILO GARCÍA RADIO ABIERTA, MÉXICO RADIO NIKOSIA. BARCELONA, ESPAÑA MONTESANTO RADIOUÉB. ROMA, ITALIA RADIO VILARDEVOZ, URUGUAY COMUNIDAD DE ARTES Y OFICIOS (ARTEQUIO), MÉXICO DISEÑO GRÁFICO Y FORMACIÓN: MIREYA GUERRERO CERCÓS

Presentación EDITORIAL

5 7

SECCIÓN LITERATURA

9

OTRA TONTA HISTORIA NADIA COMANECI CONCÉDEME TOROS SÍ, TOREROS 7:19 A.M. YO SOY EL DE ATRÁS ELLAS NO SON ÁNGELES SON DIABLOS TRABAJO EN TALLER ACERCA DE UN POEMA DE ROBERTO JUARROZ QUE TRANSCRIBIMOS (VILARDEVOZ. MONTEVIDEO, URUGUAY) PENSAMIENTO “LAURA”

10 14 18 19 20 22 24

SECCIÓN OPINIÓN

33

EL XALTONGO O DÍA DE MUERTOS.

34

SECCIÓN REFLEXIONES Y PENSAMIENTOS

37

ENTREVISTA EL SER HUMANO SIEMPRE SERÁ FELIZ AUNQUE SUFRA ¿QUÉ ES EL AMOR? I ¿QUÉ ES EL AMOR? II AGRADECIMIENTO ¿EL OBSTÁCULO SE APROVECHA DE TI O TÚ DE ÉL? ENTRENAR EL OPTIMISMO EL VERDADERO GUERRERO... EJEMPLO DE RESPETO

INDICE

26 30

38 40 41 41 42 42 42 43 43

SECCIÓN En defensa de los derechos y la no discriminación

45

ALTERIDAD Y TRABAJO TRANSPORTE

46 48

SECCIÓN OTRAS LATITUDES

51

IL PICCOLO PRESIDENTE IL RITMO CAMBIA CON L’ETÁ

52 54

GALERIA

56

SECCIÓN INVITACIONES

86


La revista digital TOING comienza con este Número 5 una nueva aventura más incluyente, más colectiva, más desafiante. A partir de ahora, no será únicamente una revista digital conformada por producciones textuales y visuales de personas que tienen experiencias psiquiátricas; será también un hacer y un quehacer conjunto que nos invitará a un mayor diálogo, a una expansión de los horizontes de la tolerancia y el respeto, y a una participación más comprometida por la inclusión social y el respeto a la dignidad humana.

PRESENTACIÓN

Para ello, a partir de este Número 5 de TOING se ha constituído un Comité Editorial conformado por los y las hacedores y hacedoras de esta revista digital, quienes se han encargado de realizar todas las tareas y actividades necesarias para que esta revista circule hoy por el ciberespacio. Inauguramos también, a partir de este número, la sección Otras Latitudes en la que publicaremos materiales en otros idiomas producidos por participantes de otras radios del mundo realizadas por personas con vivencia psiquiátrica. En esta ocasión, se presentan dos textos en italiano de Radiouéb de Montesanto, Italia. El equipo de Radio Abierta acompaña este proceso de transferencia de la producción editorial de TOING con las mismas herramientas con las que hacemos la radio: con solidaridad, con hospitalidad, con humanismo, con encuentro, con confianza, con respeto, y con la certeza de que un mundo común es posible. ¡Buen vuelo TOING, y a surcar nuevos cielos!

Equipo de Radio Abierta

5


Este número de Toing habla desde la voz de la víctima escapada in extremis - tú, yo, y todo aquel que ha entendido qué es en verdad la producción artística; a decir, aquella producción de inconsciente que no es el concebido por el psicoanálisis o las demás corrientes [como parte oscura de la conciencia]; desde la perspectiva de estas intervenciones, producir inconsciente es esculpir al mundo desde la pérdida del mismo.

EDITORIAL

El arte de estos relatos, reflexiones e imágenes es por demás, lo ligero; porque vaga en el bosque en lo oscuro, porque ahora el altar está vacío y lo sagrado ya no tiene cabida en él: lo bello, el bien, la verdad. La vida brilla con un extraño esplendor que ya no es el de la belleza, sino el de la demencia liberada de todo canon tras la búsqueda de tu interés. La producción de espumas ligeras y juguetonas dentro del máximo umbral de violencia, eso sería para este número de Toing el combate frontal, rápido y furioso, a lo que los otros llaman lo real.

Evelyn Elenes Miembro del Comité Editorial de la revista digital TOING

7


SECCIÓN

LITERATURA


Estela se encontraba en un bar, y fue abordada por un hombre, desconocido: —La he estado observando hace media hora, y me preguntaba si espera a alguien; de lo contrario yo podría acompañarla. —No espero a nadie, de vez en cuando entro sola a un bar para resolver mis problemas. —No me imagino qué problemas puedas tener, pero puedes contar conmigo. —Es tarde, creo que es hora de que me vaya. —No deberías andar a estas horas sola por las calles; la gente habla de asesinatos. ¿Me permites acompañarte a tu casa? Está bien, aunque también es peligroso salir con desconocidos. —Si no sales con desconocidos, nunca saldrás con amigos. Llegaron a casa de Estela, donde él se despidió de ella con un beso medio en la boca, porque ella agachó la cabeza, enseguida dijo Julián: —¿Puedo verte mañana?. —Sí, ¿por qué no? —Entonces pasaré por ti a las ocho de la noche; ¿de acuerdo? —De acuerdo —dijo Estela.

—No soy tan estúpido, sólo me estaba divirtiendo un poco, pero esta noche averiguaré todo lo que sabe sobre nosotros, ¡ya verán! Joel repuso: —Más valdría que no siguiera husmeando en este pueblo, eso no le gusta a Celdazo; presiento que esto terminará mal. Julián llegó a casa de Estela, como siempre en la noche, y fue recibido por ella. Julián comenzó a decirle: —Busqué por todos los jardines y entre todas las flores nocturnas, una flor con la cual poder expresar lo que siento y lo que tengo que decirte hoy; pero sólo encontré este anillo de compromiso (colocó el anillo en su dedo) ¡Acéptalo! Estela y Julián se besaron e iniciaron un juego amoroso en la cama, donde conversaban al día siguiente: —Nos conocemos bastante bien, pero aún no me has dicho por qué motivo tú, una mujer de ciudad decidió instalarse en este pueblo casi vacío. Estela comenzó a decirle: —Es una larga historia. Yo tenía catorce años. Mi padre empezó a enfermar paulatinamente; los médicos dijeron que se trataba de una anemia. Una noche yo escuché unos ruidos extraños en su habitación; la enfermera había olvidado cerrar la puerta así que pude entrar sin dificultad. Fue entonces cuando vi un ser extraño con apariencia demoníaca: un vampiro. Al día siguiente enterraron a mi padre, pero yo lo vi tres días después. Me dijo que no podía explicarme lo que sucedía y que no quería que me sucediera nada, pero que nos volveríamos a ver alguna noche. Entonces empecé a vagar como endemoniada buscando a mi padre y a esos demonios, por todas las ciudades, y en todos los rumores y leyendas; buscando una respuesta. Julián repuso con disgusto: —¡Por favor, Estela! ¿por qué me cuentas esto a mí? Todo mundo sabe que las historias de vampiros son unos cuentos para niños. ¡No puede ser cierto lo que me dices! (levantó la voz) No voy a creerte. Estela le contestó: —Está bien, no me creas, pero yo los he visto con mis propios ojos. Julián se vistió, y salió disgustado de la casa de Estela. Más tarde Julián platicaba con Joel en un café: —Anoche hablé con Estela, y me sorprende lo tonta que es. Ella no sabe nada sobre nosotros. No es una amenaza para nuestro club. —Pero entonces, ¿qué vino a hacer a nuestro pueblo? Sí ella está aquí, es porque sospecha algo, y podría alertar a la gente o a la policía. —Ella no sospecha nada. Me contó una tonta historia de vampiros. Ella vino a este pueblo por que anda buscando a su padre; que por lo que me contó, debe de estar completamente loco; igual que ella.

En una habitación rodeada por velas y signos esotéricos, discutían Julián, Joel y Erasmo. Julián les decía: —La encontré; es más hermosa que todas sus fotos juntas y hemos estado saliendo juntos. Estaba tomando una copa en el bar y la llevé a su casa. Joel preguntó: —¿De quién hablas? Erasmo respondió: —¡De quién va estar hablando! De Estela, la ca-za-do-ra de le-yen-das, aquí lo dice (les mostró el periódico); sólo que este estúpido ya se enamoró de ella. Recuerda que sólo tienes que averiguar qué vino a hacer a nuestro pueblo. Julián interrumpió:

En una congregación donde todos vestían con túnicas negras, se encontraban Julián, Joel y Erasmo. Su líder Celdazo les hablaba desde lo alto de un podio: —Nuestra hermandad, tiene más de tres mil años. Y hemos sobrevivido a la Inquisición, a las guerras, a la peste, y al cambio de todos los tiempos. No podemos permitirnos ser débiles, ni que nadie venga a amenazar nuestra hermandad. Nuestra hermandad nos da todo lo que necesitamos, y nosotros tenemos que darlo todo por la hermandad. Tenemos poder y riqueza. Entre nuestros miembros hemos tenido presidentes. Somos un grupo selecto y nos apoyamos los unos a los otros. Hoy tengo el agrado de presentarles a un hombre que aspira a ser miembro honorable de nuestra hermandad; su nombre es Julián. Pero para ser miembro

OTRA TONTA HISTORIA Por Arturo Perea

10

11


de nuestro grupo, tendrá que superar una prueba de fidelidad, valor y entrega espiritual: mañana haremos nuestro ritual. Dirán a la gente que se trata de una fiesta. Y tú Julián, invitarás a nuestra amiga Estela a nuestra fiesta de disfraces. A la noche siguiente se encontraba la hermandad bailando en la fiesta. Todos vestían ropas del siglo XVI y llevaban antifaces que sostenían con una varilla de madera, pero bailaban música moderna. Julián y Estela conversaban y bailaban. —Explícame una cosa; ¿cómo es que puedes creer en vampiros? —comenzó Julián. —Los humanos no sabemos lo que habita en el cielo, en el fondo del mar o de la tierra. Ni siquiera sabemos lo que habita dentro de nosotros. ¿Has pensado en la posibilidad de vivir para siempre? —Claro que no. ¿Cómo podría ser posible una cosa así? —repuso Julián. —Lo ves. Tu problema es precisamente ese; que no puedes creer en nada ni en nadie. En ese momento comenzó a sonar música clásica de la época del barroco. Se apagaron las luces y se encendieron un sinnúmero de velas, colocadas en las paredes y en los candelabros. Entonces comenzó la congregación a bailar tomados de la mano, formando un círculo alrededor de Estela y Julián (Estela sonreía). De pronto fueron levantados por la congregación y llevados al bosque. Dentro de un altar formado por un círculo de enormes piedras, colocaron a Estela sobre una piedra central, y la amarraron de pies y manos. Celdazo se colocó cerca de la cabeza de Estela, mientras Julián se colocaba de su lado derecho y Erasmo de su lado izquierdo. Celdazo le entregó una daga a Julián, mientras Estela le pedía a Julián que no lo hiciera. El grupo comenzó a rezar una oración en un idioma extraño. Julián empezó a decirle a Estela: —Tú me dijiste que tenía que creer en algo. ¡Pues creo en la riqueza y el poder! Julián colocó la daga sobre el pecho de Estela, mientras cerraba los ojos, pero no tuvo la voluntad para empujar la daga. Entonces Erasmo le tomó las dos manos y lo hizo hundir el puñal: Estela murió. Celdazo comenzó a felicitar a Julián, mientras Julián maldecía a Erasmo y trataba de golpearlo; pero fue contenido por los demás miembros del grupo. Celdazo comenzó a decir: —Muy bien hecho Julián, te has ganado el ámbar azul; símbolo del poder de nuestra hermandad (le colocaron un collar con una piedra engastada en plata).

—¡Estás viva Estela! —grito Julián. Julián puso la botella sobre la cruz de una tumba, tomó una barreta del piso y abrió la puerta. El recinto estaba totalmente oscuro, y sólo se escuchó la voz de Estela: —Volvemos a lo mismo Julián, ¿por qué no puedes creer que estoy viva? Julián retrocedió asustado al ver una sombra que se aproximaba a la puerta levitando sobre el piso. Al hacerlo tiró la botella que puso sobre la cruz y cayó sobre una lápida, llamando su atención. En la lápida Julián pudo leer una inscripción que decía: Estela Celdazo del Valle, nacida el año de 1600; muerta el año de 1625. Julián volteó, pero era demasiado tarde (Estela estaba sobre él). Lanzó un grito de terror al ser devorado por Estela.

Dos días después, Julián llegó en el ocaso, completamente borracho y con una botella de vino en la mano, hasta la puerta del mausoleo donde yacía Estela. Julián comenzó a decirle: —Estela, sé que no me escuchas, pero quiero pedirte que me perdones; donde quiera que estés. Tú eras la mujer más dulce e inocente que he conocido. Y yo destruí tu vida, y no me di cuenta que al hacerlo, estaba destruyendo mi propia vida. Todo esto sucedió porque no me di cuenta, a tiempo, de que te amo. Te amo, y te lo digo ahora, aunque sé que es tarde y que no puedes escucharme. Se escuchó la voz de Estela dentro del mausoleo: —Pero te escucho.

12

13


Al amor. Desde niño siempre fui demasiado imaginativo. Recuerdo que a los nueve años, entusiasmado por una canción de la ola inglesa que escuché, me subí a una silla y canté ante la sorpresa de todos:

NADIA COMANECI Por Ricardo Sánchez

“Already to know the happines at last I did with you the loneliness it feel with homeless it did!!!” Cualquiera que lea estos versos verá que no tienen ni pies ni cabeza, lo único que me consuela es el hecho que todos veían que sólo era un niño y hasta había vecinos que creían que sabía hablar inglés. Recuerdo que cuando tenía trece años se celebraron los Juegos Olímpicos de Montreal. Y vi en una televisión portátil de transistores, de pantalla de cinco pulgadas (que en ese entonces era una gran novedad), con asombro, como una niña de mi edad sorprendía al mundo al ganar la medalla de oro en las barras asimétricas con la calificación de un diez perfecto; cosa que nunca se había logrado en la historia. Hizo la ejecución de sus ejercicios gimnásticos con la gracia de una bailarina de ballet y la fuerza de una verdadera atleta ante una multitud que la ovacionó. Para mí no sólo fue una gimnasta, sino también una gran artista. Así resultó que a los trece años quedé secretamente enamorado de tan inalcanzable personaje. Tal vez ustedes ya sabrán de quién hablo. De Nadia Comaneci. Era la tarde de un doce de diciembre. La escuela primaria y las vacaciones habían quedado atrás, los maestros eran más exigentes y estrictos, las materias más difíciles; se me había hecho tarde por quinta vez y no me dejaron entrar al colegio. Dudaba en regresar a casa pues no sabía cómo explicar mi situación a mis padres, cavilaba sentado ante la puerta cerrada de mi escuela sobre cual iba a ser el pretexto. Me levanté para echarme a vagar por las calles mientras imaginaba la siguiente historia: << Nadia Comaneci, en una visita a la Ciudad de México, agobiada por sus trabajos como atleta y diferencias con su equipo de entrenadores, había decidido escaparse y vagaba por las calles de esta ciudad sin importarle por lo que pudiera sucederle. Pasa junto una escuela secundaria con su fachada pintada de blanco y sus ventanas de color azul oscuro donde se encuentra un escolapio como de unos catorce años, moreno y de baja estatura. Vestido con su uniforme de suéter gris, camisa blanca y pantalón “príncipe de Gales”, tiene el pelo con corte “casquete corto” (lo cual no le gusta) . Está sentado ante la puerta de la escuela pues se quedó afuera y no sabe a dónde ir, además que tiene cinco faltas en su haber que son suficientes (si se las hacen efectivas) para que lo echen definitivamente de la escuela. Nadia lo mira de lado sin ningún interés y se sigue de largo. El chico nota que la niña es muy bella, lo que llama totalmente su atención, se levanta y se le ocurre empezarla a piropear. Ella voltea porque escucha que alguien le habla y no entiende español; él sonríe alegre pues sintió que lo miraron eso ojos tan bellos y grandes. El chico un poco apenado volvió a hablarle, ella contesta en rumano; él decide hablarle en inglés (En este cuento se necesita que el chico y Nadia sepan el suficiente inglés para que puedan entenderse). El

14

15


chico le pregunta su nombre, ella duda, sólo se limita en decirle: Nadia Elena. Él se queda azorado, no puede creerlo, está ante Nadia Comaneci, hace acopio de aplomo, sólo atina a preguntarle por qué está ahí. Ella le contesta que estaba muy cansada y había decidido dar un paseo sola por la ciudad. El chico pensó en la fiesta que se estaba celebrando en el taller donde su padre fabrica muebles, pero pensó hacer un poco de tiempo y la invitó a pasear a la Ciudad Deportiva. Entonces ella le explicó su situación: estaba cansada de la fama y no podía ir allí pues podían encontrarla sus entrenadores que ya deberían estar buscándola. La invitó al parque que está en la avenida Galindo y Villa que está en un punto opuesto. Nadia le contó mientras los dos caminaban juntos que desde que inició su carrera viajaba por todo el mundo, era un ir y venir de la casa de huéspedes a los gimnasios donde el entrenamiento era duro y fuerte, que tenía mucho tiempo de no ver a sus padres, que no la dejaban tener novio como a otras chicas de su edad y, que ese hijo de Casscescu le hacía cosas que no le gustaban pero de eso no quería hablar. Él la invitó a la fiesta, ella le dijo que le agradecía que fuera tan amable pero de todos modos tenía que regresar con los entrenadores pues su vida era la gimnasia. Él insistió y ella aceptó pues quiso estar otro rato con él. Ellos llegaron al taller cuando la fiesta estaba en todo su apogeo, el chico le dijo a su madre que a los chavos los habían dejado salir más temprano porque era doce de diciembre (esto sí había sido cierto), pero la madre se dio cuenta que el chico iba acompañado. Le reclamó que estaba demasiado joven para tener novia, que ella no quería que anduviera mal en los estudios porque perdiera el tiempo en estar noviando. Él le respondió que sólo era una amiga, su madre le dijo que su padre no tardaba en regresar de cerrar una venta. En ese momento entró al taller uno de sus hermanos y al ver a Nadia casi se fue de bruces. Entonces el chico interrumpió la fiesta y les dijo a todos:

bien machín! Después de comer, los dos jóvenes se pusieron a bailar “bumping”, que estaba muy de moda. Después de bailar un buen rato Nadia le dijo que ya se tenía que ir. El joven le contestó que quería hablarle de algo pero quería decírselo en la bodega. Ella comprendió, se tomaron los dos de la mano y subieron por las escaleras. En la bodega él la tomó entre sus brazos y… ¡Le dio un beso suave y dulce en la boca! Él sintió que lo sacudían, se había quedado dormido en la mesa, su madre lo despertaba, se levantó y dijo al ver que ya se habían ido todos los invitados: --¿Y Nadia? --¿Nadia…, cual Nadia?, --¡Nadia Comaneci estaba aquí! --¡Ay hijo, estás muy raro! Cuando el chico terminó de despertar vio que todo había sido un sueño, las lágrimas rodaron por sus mejillas, su madre lo miraba con asombro y no terminaba por entender lo que pasaba. Pero ella al ver a su hijo, con su corazón de madre comprendió que: Como a todo ser humano le llega a suceder, su hijo se encontraba en el tiempo de estar entre ser hombre y ser un niño y, a veces su hijo ya era un hombre y a veces era un niño; pues todos tenemos que crecer y crecer duele. Que muchas veces lo mejor que podemos hacer es escuchar y entender con el corazón. Así que la señora le dijo: --¡Hijo, hijo mío, cuéntame de Nadia! >> México, DF, 4 de enero de 2013.

--Tengo algo importante que decirles: ¡Es un honor presentarles a la única y verdadera Nadia Comaneci! Todos se quedaron asombrados, no creyeron que en realidad ella era la verdadera Nadia Comaneci, pero pensaron en seguir la broma: --¡Viva Nadia Comaneci campeona de los Juegos Olímpicos!—Gritaron todos. Nadia sonrió un poco nerviosa y agradeció en serio los aplausos, los invitados brindaron. A los dos jóvenes les sirvieron tamales, pollo con mole poblano y frijoles; acompañando la comida con pepsi y tortillas. El montajista se acercó para decirle al joven: --¡Qué bonita está tu novia, si yo ya sabía que eres

16

17


Amen.

18

Toros sí, toreros ya no Toros sí, toreros ya no Amor a la flor y a la tierra A hablar alto y decir la neta Al frijol y al arroz Al tamal de nixtamal Y a la paella que cocina mi mamá

Por Iván Maceda.

Te prometo que siempre pondré amor en lo todo que haga Y seré compresivo, humilde y generoso.

Toros sí, toreros

Por Eunice Díaz

También concédeme tu amor Para fortalecer mi vida. Concédeme sabiduría para distinguir Lo que pueda cambiar y no para Así sentir paz en mi corazón.

Concédeme.

Concédeme Señor: Un espíritu apacible y noble, Fe para seguir adelante. Humildad para encontrar paz. Esperanza para sonreír y Fuerza para luchar.

En un mundo que se encuentra al revés Mexicano y español Uno por nacer en mi territorio Flanco paterno Y otro por flanco materno Ambos por convicción

Toros sí, toreros ya no Toros sí, toreros ya no Ni mi abuela Hermosura de ser Ni mi tía,
en mi infancia ejemplo del feliz ser,

 Nadie pudo cambiar en mí
 Mi odio de ver así a un animal fallecer Toros sí, toreros ya no Toros sí, toreros ya no
 Si el coliseo romano murió
 Y el automovilismo lo sucedió
 Por qué no cambiar a los toros
 Por un buen torneo de Rock Toros sí, toreros ya no
 Toros sí, toreros ya no
 Tengas o no amor a Dios

19


7:19 a.m. por EL MAPACHE

7:18 a.m. Entra el profesor Roberto Camacho, como siempre llegando retrasado y nosotros de mala gana detrás de él al salón. 19 de septiembre de 1985. CECyT No. 11 “Wilfrido Massieu”. Un minuto después empieza el movimiento. Alguien dice: “¡Está temblando!”. Roberto no lo cree, pero de pronto nota que el escritorio se tambalea demasiado. Sonríe, pero de miedo. Unos segundos después el movimiento se hace trepidatorio y el profesor es el primero en salir corriendo del salón y todos nosotros detrás. Casi todos: al notar que se quedaba atrás Leticia, la única compañera del grupo (estudiábamos mecánica), otros 4 compañeros y yo decidimos esperarla, así que nos hicimos fuertes en el quicio de la puerta, ya que en ese instante yo recordé que ése era uno de los lugares más seguros en caso de temblor. Desde ahí mirábamos el edificio de enfrente, como un terrible acordeón vibrando de un lado a otro, y por las ventanas se veía a los muchachos desesperados abrazándose a las columnas, mientras en el patio los asta banderas bailoteaban escandalosamente. Fueron, si no mal recuerdo, casi dos minutos interminables. Después, todos salían al patio en un silencio mortal, todos nos veíamos y no sabíamos qué hacer. Mi querido profesor de matemáticas, el Ing. Rodolfo Echeverría se acercó a mis amigos y a mí y nos dijo: “Mejor váyanse a sus casas, muchachos, vean que sus familias estén bien”. Nosotros, a pesar de haber visto lo que vimos, lo tomamos como llamada para irnos de pinta, así que caminamos hacia el metro Normal, pero ya estaba cerrado. Pensé, “Qué raro”; entonces nos separamos para irnos cada uno a su casa y yo avancé por la Calzada México-Tacuba intentando encontrar la siguiente estación, San Cosme, abierta, pero tampoco. Fue cuando empezó a entrarme el miedo. Seguí caminando por la calzada y casi llegando a la Alameda, en una de las calles vi una nube enorme de polvo; me acerqué, más por morbo que por otra cosa y de pronto caí en la cuenta de que ahí donde el polvo se levantaba estuvo el Hotel Regis, a cuyo cine fui varias veces. Un señor se me acercó y me dijo: “Mejor vete, está oliendo a gas y puede explotar en cualquier instante”. Así que me retiré, crucé la Alameda Central y me interné por la calle de Tacuba, entre edificios como sándwiches malditos, con ropa, colchones, muebles retorcidos y vidrios fragmentados. Mi camino me llevó directo a la plancha del Zócalo, que en ese momento aún no estaba acordonada, y toda ella era ya refugio improvisado para damnificados, a quienes unos rescatistas de la Cruz Roja atendían, y los demás se apoyaban como podían unos a otros. No sé en qué momento fue que entré en shock, mi mente se puso en blanco, no sabía si esto que estaba viviendo era real o sólo una terrible película. Quise caminar por Tlalpan pero me lo impidieron las personas diciéndome que el Conjunto Pino Suárez estaba derruido y que era imposible pasar; así que seguí por Tacuba hasta llegar a Las Torres entre edificios cuya inclinación en cualquier momento los llevaría a dar por tierra, y banquetas levantadas, todo en un silencio espantoso, yo era como un fantasma por las calles de mi Ciudad. Llegando a Las Torres ya mi camino fue más fácil y llegué directo a la Primaria donde trabajaba mi madre, profesora, quien se alegró mucho de verme, me preguntó por mis hermanos y le dije que no sabía nada. La Primaria daba miedo: ausente de niños, los salones y el patio rajados… Unas horas después llegarían mis hermanos Rosalba y Ulises, sanos y salvos, contando historias como la mía, ya que ellos hicieron más o menos el mismo recorrido: los tres estudiábamos en el Casco de Santo Tomás. Mi hermano mayor, Salvador, trabajaba entonces en la construcción del Metro, y de inmediato lo asignaron como rescatista en el Conjunto Pino Suárez. Me es inconcebible imaginar el dolor de mi madre al día siguiente con la réplica nocturna, al no saber nada de su hijo en las labores de rescate, y ni cómo enterarse de algo, con el teléfono cortado, sin luz y sólo a la espera, esa espera que sería infinita hasta que a eso de la 1 a.m. apareció mi hermano con un rostro que jamás olvidaré. Ésta es mi historia del 19 y 20 de septiembre de 1985. Contar las historias de mis hermanos y de mis padres llenaría varias páginas, pero sin duda las escribiré para contribuir un poquito a la memoria histórica de esta Mega Ciudad de México y sus habitantes, cuyo valor y solidaridad han hecho que inundaciones, temblores, ceniza volcánica y demás vicisitudes no sean suficientes para acabarla, y sin embargo cada día crezca más bella.

01/10/2012

20

21


YO SOY EL DE ATRÁS Por EL MAPACHE . Somos tres. Yo soy el de atrás, ése al que sólo se le ven su silueta y tremendos ojos acechantes. Qué quieren, cosas del maestro Goya, en realidad no estaba tan oscuro pero él me pintó en terrible penumbra. Ah, qué Don Francisco. Tal vez me colocó atrás de mis dos hermanos por mi mirada misteriosa, que es lo único que me delata. O tal vez porque sabía que si me ponía por delante me comería sin más al inocente pajarito que se entretiene en sacar una tarjetita de la suerte. No lo sé. Quizá sabía que ése era el único modo en que me tendría tranquilo. Caray, cómo estar tranquilos mis hermanos y yo, con ese pajarito que atado a una pata retiene el niño Don Manuel Osorio Manrique de Zúñiga: nuestra mirada acusa las ganas que le traíamos. Inocente niño vestido de un rojo intenso, con cuello, faja y zapatitos en plata brillante, y con su jaula de estridentes pajarillos. Qué contradicción: tener como mascotas gatos y pájaros. Miro el cuadro, me acurruco en el regazo del maestro Goya, me pasa la mano por encima del lomo y en una punzada eléctrica me erizo. Don Francisco me mira satisfecho y sonríe. Me imagino lo que piensa: “¿Acaso sabe alguien lo que piensa un gato?”

13/10/2012

Nota: el cuadro es “Don Manuel Osorio Manrique de Zúñiga” de Francisco de Goya, óleo sobre lienzo, 1788.

22

23


Ellas no son ángeles, son diablos Por Alejandro Acevedo

24

Ellas no son ángeles, son diablooooos que no saben amar...compasión. un beso y después cruel te olvidan. no fue un beso carnal. Y así es como empieza la ironía, la historia Un verano ideal para el amor (ironía) marchito mi corazón ella dijo SOMOS, mas después rió: ¡ ERAS! no me dio más ilusión. Es que ellas no son ángeles, son diablos te marchitan el corazón dicen somos y después te queman marchitando la ilusión del amor. ¿¿¿Y porque si esto fue tan sensual??? Ella dijo: lo vamos a Hacer amor me invitó a volar en su cielo ironía ni un mes más en la entrada me colgó. Digan lo q digan: ellas no son ángeles, son diablos y en su cielo no hay amor tibios besos y después verano frio la pasión y después no hay compasión... Ella fue como mi bella flor juntos olíamos el aroma del amor dulce esencia y después SOLO ESPINAS ME CORTÓ, NO MARCHITÓ, PERO SI... SE MARCHOOOOOOOOOO.... Ellas no son ángeles son diablos y que infierno es amor el pecado unos besos y después se olvidan no me vuelvo a quemar en su ilusión...

25


Trabajo en taller acerca de un poema de Roberto Juarroz que transcribimos (Vilardevoz. Montevideo, Uruguay)

Trabajo de reescritura de los participantes. Las últimas estructuras están finas No es preciso cambiarlas No debemos desmantelar el aire Está muy contaminado Tendríamos que reponerlo por otro El pensamiento hay que cultivarlo ¿Por qué reemplazarlos? Debemos desintoxicar el aire y cultivar el pensamiento.

Versión de: Miguel Pérez En las cambiadas estructuras se han transformado las palabras y es preciso cambiarlas sobre todo las más finas.

Las últimas estructuras se han gastado y es preciso cambiarlas sobre todo las más finas. Desmantelar el aire, por ejemplo. Desmantelar el pensamiento. ¿Pero reemplazarlos con qué? Hay que poner el aire en lugar del pensamiento. Hay que poner el pensamiento en lugar del aire.

Desmantelar el aire por ejemplo. Y junto con el aire el pensamiento ¿Pero reemplazarlos con qué? Con el pensamiento Hay que poner el aire en lugar del pensamiento Para que el aire los lleve a otros pensamientos.

Versión de: Marco Borghi

Poesía Vertical 26

27


Las últimas estructuras

Constrainspirado en Juarroz

Quedan siempre grabadas Las lanzamos al aire

Las últimas estructuras resultaron no serlo

Liberando el pensamiento.

Y es preciso redefinirlas

Versión de: Analía Gonzalez

Sobre todo las más comunes. Redefinir el aire, ¿por ejemplo? ¿Redefinir al pensamiento?

Las últimas estructuras se han desgastado Es urgente cambiarlas

Hay que liberar al pensamiento

Sobre todo las que están pendiendo de un hilo.

buscando estructuras más flexibles, por ejemplo.

Desmantelar el aire, por ejemplo. No sé cómo haría para desmantelar el pensamiento.

Versión de: S. Molica Nardo

Y menos aún cómo reemplazarlo. Habrá que poner el aire en lugar del pensamiento Aunque todavía no sé cómo poner el pensamiento En el lugar del aire. Es más, quizás nunca lo logre realizar…

Versión de: Carolina Miguel

28

29


30

“Laura” Por Javier Rico.

Pensamiento

Ya hice todos los crucigramas, leí todos los libros, Escuché todos los discos, Pensé en todos los riesgos, Construí hipótesis y se destruyeron al instante, Medí todas las variables y no me dieron números redondos. Y a la única conclusión a la que he llegado es que quiero estar contigo y no dar más vueltas.

31


SECCIÓN

OPINIÓN


EL XALTONGO O DÍA DE MUERTOS. POR TERESA CRUZ HERNÁNDEZ. En la región Huasteca, municipio de Huejutla de Reyes, que pertenece al estado de Hidalgo, año tras año son días muy especiales. Con anticipación compran y muelen chocolate en los molinos, cortan la caña para hacer el arco, racimos de plátano, las palmas, la flor de cempazuchitl o flor de muerto, copal, velas, naranjas, mandarinas, jícamas, uvas, manzanas, cacahuates, nuez, dulces, etc. El 28 de octubre hacen el arco y lo adornan con flor de muerto, flor de mano de leon, palmilla y le cuelgan frutas como manzana, naranjas, mandarinas, uvas, entre otros. El 29 de octubre en la mañana, en la entrada de cada casa, se hace un camino con la flor de cempazuchitl. El 29 y 30 de octubre esperan a los niños difuntos. Durante los dos días ofrendan con copal, lo siguiente: chocolate con leche, té de canela, café o té de limon con galletas o pan y al medio día les dan caldo de pollo con verduras, refresco, dulces, frutas, entre otras cosas, aquello que sus difuntos les gustaba cuando vivian, y a cada difunto le encienden una vela. El 1 y 2 de noviempre esperan a los muertos adultos. En la mañana ofrendan chocolate con pan, a medio día les dan comida picante, refresco, cerveza, aguardiente, y a cada uno le encienden una vela. El 3 de octubre, que es el último día, les ofrendan tamales para que se lleven, frutas, etc. Los señores y jóvenes se disfrazan desde el 28 de octubre hasta el 3 de noviembre, y van de casa en casa bailando. Y, en agradecimiento, les ofrecen comida y aguardiente. Los hombres se visten de mujer y las mujeres de hombre para burlar a la muerte y que no los reconozca. Es así como se festeja año tras año el día de muertos.

34

35


SECCIÓN Y

REFLEXIONES PENSAMIENTOS


Miguel Pérez es integrante del Colectivo Vilardevoz (Montevideo, Uruguay) y participa en forma estable del Taller de Escritura. En la actualidad, vive en un refugio y es muy querido por sus compañeros. Accede a esta entrevista para TOING, entre otras cosas por agradecimiento a la posibilidad que nos brindan de dar a conocer nuestros escritos. Las preguntas las elegimos/elaboramos juntos/as en el taller y Miguel las respondió en forma individual. ¿Cómo fue el principio de su vida? Nací en Paysandú, mi padre era profesor de literatura y mi madre era asistente social y trabajaba en la lucha antituberculosa. Cuando tenía cuatro años se divorciaron y mi madre se casó de vuelta y tuve un segundo padre, que fue preso politico durante la dictadura. A los nueve años empecé a militar en la clandestinidad, hasta la apertura democrática. ¿Tienes una profesión u oficio? Relojería, hasta que aparecieron los relojes de cuarzo, carpintería, hasta que la garlopa me corto dos dedos, técnico en lechería, en 1985 hice dulce de leche con miel, cuidacoches, ¿Cuándo comenzaste a escribir? Desde de niño escribía poemas y cuentos cortos. ¿Qué temas te inspiran o movilizan? Lo social, el amor, la locura, la vida en general. Octubre de 2012 ¿Cómo te gustaría que fuera el mundo en el que vivís? Un mundo de hombres libres donde las multinacionales se transformen en cooperativas, que se termine la sociedad de consumo, donde se dé a cada cual según su necesidad y se le pida según su capacidad.

Entrevista 39


El ser humano siempre será feliz aunque sufra. Por Isabel

Cada quien es feliz de modos distintos. Hay quienes de recuerdo son felices, así como también de cuando hacemos nuestra vida independiente de los demás son felices. Todo mundo es distinto. Yo, en lo personal, pienso que la felicidad es una opción diferente para cada quien, pensando en nuestras propias opciones para ser felices. Hay quienes piensan que no se es del todo nunca feliz, pero pienso momento, la felicidad tiene momentos gratos y malos. Pero sobre todo la libertad para decidir si somos felices ya que siempre nos preguntamos sí o no a nuestras acciones, incluso para casarnos. Una libertad diferente para todos. Una libertad que nos hace sentirnos mejor de la mejor manera. Porque en ello, ya sea dirigiéndose, para vivir, trabajar, casarse, y en fin vivir como uno quiera, es mucho mejor. La felicidad es de quien la da, que la tome o decida por ella porque nunca es exactamente igual a la de otras gentes. Ya que es una decisión aunque suframos nuestra misma respuesta. Solo es cuestión de cada ser distinto a los demás. Ya que cada quien puede ser feliz de distinta manera si no, nos amargamos. Unos solos y los otros con los demás, la felicidad viene de diferentes formas de vivir. Pero siempre ser feliz con uno y con los demás ahí se empieza.

¿Qué es el amor? I Por Edgar Cahue “El amor mueve el mundo” El amor es lo que sentimos por nuestros papás, por nuestros hermanos ý por la demás familia. Abuelos, abuelas, primos, tíos, sobrinos, etc. El amor es lo que sentimos por el prójimo también. Ý el amor es lo que sentimos por Dios. Además el amor es Cariño, Romanticismo, Ser detallista con la familia y los amigos de verdad. Es ayudar en lo necesario y cuidar a la Madre Naturaleza. El amor es admirar a una persona y a Dios. Es entregarse ý cuidarse a uno mismo, a Dios y al Prójimo. …Es llevarle una rosa a la novia o a la mamá. Dedicarle tu vida y/o al trabajo y a alguien especial. …Apreciar la vida y compartir.

¿Qué es el amor? II El amor mueve al mundo Es Fé. Esperanza. Caridad. Es sentir. Es cariño. Es admirar. Es dedicar. Es entrega. Es cuidar. Ser detallista. Es ser románticos. Es ayudar. Es compartir. Es apreciar. La vida cuidar a la madre Naturaleza. Y ser ¡Altruista!

40

41


Agradecimiento Por Eunice Díaz. Estoy muy feliz de participar en esta edición de la revista TOING y quiero agradecer a todo el equipo de Radio Abierta, a Camilo y a toda la gente que conforma el grupo Amárte (pacientes y padres), por el inmenso cariño que me han demostrado. Dios los Bendiga a Todos

EL VERDADERO GUERRERO... Por Iván Maceda.

¿El obstáculo se aprovecha de ti o tú de él? Por Iván Maceda Siempre que en tu camino se aparezca, te aparezca, te aparezcan o se te aparezca una piedra, recuerda que si es pequeña sencillamente con un paso la rebasarás, pero si es de gran dimensión, dependiendo de su tamaño... así de alto o lejos te hará llegar. ¡Sonríe y sé feliz!

El verdadero guerrero nunca vuelve a empezar, pues sabe asumir cada cambio que ha generado a lo largo de su vida. El verdadero guerrero no busca cerrar ciclos, es capaz de continuar con ellos a pesar de haber comenzado con otros más relevantes y enriquecedores. El verdadero guerrero sabe pedir disculpas sin decir “pero es que tú...” o “ si tú no hubieras...”. El verdadero guerrero sabe recordar y evita evadir y olvidar. El verdadero guerrero no olvida su origen, ni su especie, condición inicial. El verdadero guerrero sabe amar.

Ejemplo de respeto Por Iván Maceda “El día en que comencé a reconocer lo que es el respeto, fue el día en que presencié que el respetuoso respetó al irrespetuoso”.

Entrenar el optimismo Por Iván Maceda. Para fluir libremente en la vida se pueden tomar muchos caminos, para entrenar para una importante carrera, hay que conocer unas cuantas pistas. Llegar al extremo de una de éstas y ver el Sol llegar al extremo de ésta misma, y volver a ver el Sol o la Luna, si es que ya anocheció. Cuando te sientas preparado es tiempo de ir a competir, cruzar esa larga distancia en una sola dirección en dirección a la línea de meta de cualquier forma cuando termine volveré a entrenar y miraré el Sol.

42

43


SECCIÓN

defensa de los derechos y la no discriminación

En


ALTERIDAD Y TRABAJO Por Ricardo Sánchez. Después de participar en una breve investigación sobre las barreras que tienen las personas altéricas psicosociales (“con discapacidad psicosocial” o “enfermos mentales”) para obtener empleo, aplicada por el Colectivo Chuhcán A C, del cual soy miembro del consejo directivo, es oportuna una reflexión sobre el tema de la alteridad y el trabajo (entendiéndose la alteridad como una condición donde una persona es distinta físicamente o psíquicamente a un grupo en el cual convive donde domina una ideología y modelo de ser humano dados a una mayoría y, la persona altérica requiere ajustes razonables en su vida, en sus obligaciones y sus derechos).* En nuestra breve investigación observamos que en una sociedad que presenta graves problemas de desempleo, los altéricos psicociales tienen muy pocas oportunidades de obtener un empleo formal. Muchos de ellos no mencionaron su condición al solicitar empleo u obtuvieron un empleo de menor renumeración por “no ser capaces de desempeñar las labores requeridas”. Algunos comentaron que no podían cumplir con los horarios exigidos ya que los medicamentos que se les administran les producen efectos colaterales como ansiedad, cansancio y somnolencia. Se llegó a mencionar maltrato, acoso social (“bullyng”) y discriminación. Además se dio el caso de que uno declaró que no encontró empleo para lo que quería dedicarse aunque esta actividad es lícita. Detectamos que muchos obtienen sus ingresos en la economía informal o dependen de sus familiares. También nuestra experiencia nos dice que un brote psicótico grave puede dejar inhabilitado al usuario psiquiátrico al menos por un tiempo muy prolongado. Como es muy sabido, el trabajo es piedra angular en el desarrollo de cualquier nación, con el trabajo el hombre transforma su entorno y se transforma a sí mismo. En el altérico tiene un efecto vital, si el altérico psicosocial logra trabajar, puede volver a reintegrarse a la comunidad siendo esto uno de los medios más poderosos de su recuperación. Aunque al principio sus ingresos sean muy bajos, el trabajo puede poco a poco devolverle la autoestima y un poco de su estatus social; ya no será un fardo que la familia tenga que arrastrar y tolerar. Reintegrar al trabajo estimula la relación coordinación mano-cerebro, reactivando las zonas de este órgano que “están apagadas” en los que han sufrido un brote psicótico; no es falso que el hombre con el trabajo se creó a sí mismo. Es indudable que si el trabajo no es enajenante y las condiciones laborales son buenas, el trabajo es un medio de recuperación de la salud del individuo; además de proporcionarle los bienes necesarios para su subsistencia y desarrollo. Por eso es urgente generar políticas públicas y privadas que reintegren al altérico al trabajo,

A

46

trabajo digno y creativo; la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad (CIDPD) firmada ante la ONU nos otorga el derecho al trabajo. La ciencia debe avanzar en sus investigaciones para sintetizar medicamentos menos tóxicos, más eficientes y más baratos; con efectos colaterales e indeseables atenuados; incluso que recibe atención gratuita. Además de buscar y aprovechar las psicoterapias alternas que permitan que el usuario psiquiátrico necesite dosis menores para que estas le permitan trabajar. Debe abrirse el diálogo para que las leyes deban reformarse razonablemente. La sociedad civil debe apoyar por el bien de todos esta lucha pacífica por nuestros derechos. Deben fomentarse los hospitales de medio día donde además de recuperar al altérico se prepare a sus usuarios para el trabajo y, ¿por qué no?, ayudarlo a que encuentre empleo. Los medios de comunicación y redes sociales deben generar la cultura del acceso al trabajo de los altéricos. Yo sé que los tiempos actuales no son muy halagüeños, que las políticas públicas ignoran por mucho nuestros derechos, que muchas personas ni siquiera son concientes del problema, que hay demasiada ignorancia y prejuicios. Pero si no hacemos algo: ¡¡¿Cuando?!! México, DF, 4 de enero 2013. * Se puede leer más sobre el tema de la alteridad en el artículo Alteridad vs. Discapacidad, del mismo autor, revista digital Toing No. 3, en esta misma página web, Radio Abierta, año 2012.

47


Trans

tranporte

48



 Por Patricia Lidia López García

En la ciudad de México existen diversas ayudas a personas que tienen enfermedades psiquiátricas. Una de las que más me agrada es la de transportarme por toda la ciudad, porque tengo una constancia para la exención de pago para el transporte público de la Ciudad de México. Para obtenerla tuve que llevar los siguientes requisitos. Copia de: a) Diagnóstico médico (Expedido por Institución Oficial y con vigencia de 6 meses). b) Comprobante de domicilio. c) Identificación oficial. d) 2 fotografías, tamaño infantil. e) Si es menor de edad, la identificación oficial del Padre o Tutor. Los requisitos para obtener la constancia es tener domicilio en el D. F. y que la institución que expide el diagnóstico médico también esté dentro de la ciudad de México. ¿Pero en qué transportes puedo subirme para trasladarme? Metro Metrobus Tren Ligero Trolebus RTP ¿A dónde tengo que ir para obtener la constancia? DIF del Parque Hundido San Francisco no. 1374 3er. Piso Col. Talcoquemecalt del Valle Delegación Benito Juárez C. P. 03200 México, D. F. Teléfonos: 5559-1919 Ext. 7008-1200 Este es el segundo año que tengo la constancia. La renuevo cada año llevando nuevamente todos los requisitos anteriores. Y así puedo recorrer la ciudad sin realizar ningún pago. Agradecemos la ayuda del Gobierno del Distrito Federal.

49


SECCIĂ&#x201C;N

Otras latitudes


Oggi siamo saliti sul Colle del Quirinale per far visita alla “casa” del presidente. Sul Palazzo ci sono tre bandiere. Quella dell’Unione Europea e quella della Repubblica Italiana sono sempre esposte, mentre una terza, quella del Presidente della Repubblica, viene esposta soltanto quando il Presidente si trova nel Palazzo. Di fronte ci sono le Scuderie del Quirinale, oggi ospitano mostre di grande rilevanza artistica, ma in origine ci tenevano i cavalli. Entrando nelle Scuderie si può godere di uno spettacolare panorama su Roma. Se vi piace il senso di potenza vi consiglio una visita al palazzo del Quirinale e vi sembrerà di essere al centro del mondo. Quando una persona passa lì davanti si sente infondere sicurezza fiducia perché lì abita il capo dello stato che è un garante di tutto il popolo italiano. A volte la mia fantasia galoppa e sogno di essere io Presidente della Repubblica e di avere il comando almeno per un giorno, immagino di telefonare a tutti i capi di stato e invitarli a una grande festa nei giardini del Quirinale. Mi piacerebbe ricevere in regalo dal presidente americano la bandiera a stelle e strisce, dal presidente russo delle buone bottiglie di vodka, del prelibato caviale e non mi sentirei offeso se mi regalasse anche un letto con baldacchino e delle matrioske. Dal presidente dell’Angola mi piacerebbe ricevere le maschere e i vestiti tradizionali del loro paese, dalla cancelliera della Germania un pezzo del muro di Berlino. Mi piacerebbe poterli portare a visitare Roma su un pullman scoperto per far loro conoscere tutte le bellezze di questa città e a sera offrirei un grande banchetto con i cibi delle diverse regioni italiane. A casa ho ritrovato delle vecchie guide sul Quirinale che appartenevano a mio nonno paterno, ma sono cosi vecchie che devo consultarle con molta attenzione per evitare che le pagine vadano perse. Lui mi raccontava un sacco di cose sull’arte e sull’architettura, anche tutte le notizie sulle bandiere me le ha date lui… Mio nonno mi stimolava a interessarmi della storia di Roma e di tutte le opere d’arte di questa grande città. Ogni volta che c’era una mostra o era invitato a qualche cerimonia pubblica lui mi portava con sé per farmi scoprire un mondo che per me era magico. Devo dire che le mostre di pittura a volte mi annoiavano invece se si parlava di architettura ero molto interessato, ma il piacere più grande era passare quelle giornate memorabili con mio nonno in giro per Roma.

Textos de Montesanto Radiouéb. Roma, Italia. 52

di Alejandro

Ogni volta che uscivo con lui c’era sempre un regalo a seconda dell’itinerario che facevamo, potevano essere dei dolci o dei giocattoli, ma il regalo più grande era aver visto delle opere d’arte. Mio nonno aveva il grande pregio di riuscire a spiegarmi anche le cose più difficili in un modo a me comprensibile e non troppo pesante, le sue spiegazioni erano così chiare da sembrare un racconto, a volte quasi una favola. Quando ci venivo da bambino in questo luogo, con mio nonno, per me era una gioia, mi sembrava di accedere ad un altro mondo, di abbandonare pensieri e problemi, di immergermi in un’atmosfera di serenità, lasciandomi catturare dall’architettura di questi due palazzi che mi facevano da scudo e mi facevano sentire al sicuro.

53


Il ritmo cambia con l’età di Alberto “Il ritmo cambia con l’età, uno non può aver sempre 20 anni”. Quando avrete 50 o 60 anni non reggerete. Come ogni canzone è diversa anche noi abbiamo un tempo : voi ne avete uno e io ne ho un altro. Avete un passo, un’andatura, un tipo di voce che nessun altro ha. In natura il maschio è il maschio, la femmina è femmina. Però sorgono delle incertezze rispetto alle quali non so dare risposta. L’uomo non è come gli animali che vivono, s’accoppiano seguendo un ritmo annuale prestabilito. C’è una canzone italiana che dice “Sempre azzurra non può essere l’età”. Come il nostro ritmo cambia con l’età pure quello della città cambia col tempo. Ormai a Roma, qualunque cosa voi fa’, anda’ al mercato in banca o alla posta, trovate la fila. Nun c’è più il ritmo dei paesi dove passa il pulmino a vende la frutta. Se vuoi anda’ ai mercati andateci o alle 7:30 o alle 15 quando nun c’è nessuno. Anche se volete fa’ shopping vedrete che Roma è cambiata. Per esempio la Standa che è stata per 20 anni a Via delle Medaglie D’oro, è stata trasformata in Banca di Milano. A quei tempi andavo a compra’ i vestiti all’Upim o Standa che stava a Via Cola di Rienzo dove oggi ce sta la Coin. Adesso la moda, i vestiti so’ cambiati, quando vado alla ricerca di un vestito invernale di un certo colore nun lo trovo. A miei tempi c’era ancora qualcuno che sapeva aggiustare un paio di scarpe, cuci’. Per me è un problema trovare un calzolaio. Anche se qualcosa so fare, la mia macchina da cucì non c’entra nei miei 50-40 mq di casa. Se sentite i giovani romani di oggi, v’accorgerete che a Roma una cosa non è cambiata: ancora oggi bestemmiamo: “Va a quel paese, vaffanculo, non rompe le scatole, non rompe le palle, non rompe i cojioni”. Anche se il tempo passa, le parolacce si imparano ancora. Mia sorella, insegnate d’informatica, un giorno m’ha detto che i suoi allievi le avevano chiesto “Le piace Dalla?” e poi le parolacce. Adesso vi vorrei parlare un po’ di monumenti. Siccome ho fatto il militare e prestavo servizio al Ministero degli Interni nell’80, servizio “Accompagnatori grandi invalidi”. Portavo una persona alle riunioni serali e con lui ho girato Roma. Andavo al Ministero e lo accompagnavo con l’autobus. Mi presentavo agli uffici invalidi civili e suonavo la campanella, alle 14 stavo a casa anche se

54

qualche volta il pomeriggio mi chiamava per accompagnarlo da qualche parte. Villa Celimontana, per me, ha un significato particolare perché ho un ricordo importante legato all’ospedale militare. Un giorno di agosto me so’ sentito male, niente di grave. So’ stato 3 giorni per accertamenti perché num me so presentato dal cieco che dovevo accompagnare. Al Celio ho trovato dei medici che mi conoscevano, che mi hanno ricoverato per una settimana con gli psicofarmaci. E’ stato il mio primo ricovero in ospedale. Mi ricordo che faceva caldo, 30 gradi, non c’era una nuvola. Questo ricordo è positivo perché questo ricovero mi ha fatto stare meglio. Il Celio, ospedale militare, si trova in una zona archeologica vicino a Villa Celimontana, una villa antica e molto verde. In quest’ospedale sono stati ricoverati Ochalan e i ministri Cassiga e Pertini. Mi piacciono particolarmente l’archeologia e i monumenti romani: guardate le pietre, i massi, le mura! Adesso costruiamo i palazzi in cemento armato… il cemento armato se resiste è tutto da dimostrà…Guardate il Vaticano! Sta lì da 700 anni e ancora resiste. L’aspetto di Roma è cambiato. Se girate per la città vi accorgerete che le strade di Roma sono tutte dritte. Anche i metodi di costruzione erano diversi. Per esempio, il Pantheon, i templi, non sono stati fatti col metro, le misurazioni erano fatte in modo diverso, come in India e in Tibet… A me piace la roba fatta a mano non quella fatta al computer, i primitivi non erano stupidi. È vero che non avevano le medicine rischiavano di morire anche per una piccola ferita. Però sapevano recuperare l’antico. Prendete l’esempio dell’America di oggi: mi ricordo di aver visto un film che trattava di come puntualmente, mettono il tritolo e fanno saltà i palazzi e li ricostruiscono Mi ricordo che a Villa Celimontana hanno girato dei film. Molta gente che si sposa va a farsi fare le foto là. L’ultima volta con sono stato in questa villa è stato 10 anni fa e ci si rende conto di quanto è cambiato tutto, fanno sparì tutto. Purtroppo hanno tajato gli alberi antichi che si sono spaccati con il caldo e il freddo. Molti degli alberi che potete vedere passeggiando sono quelli che hanno rimessi. Mentre passeggerete nel parco, potete vede’ alberi secolari: pini, magnolie e alberi da sughero. In questa zona c’è anche la chiesa di Santo Stefano Rotondo. La prima volta che ho visitato la chiesa, nell’ 87, ero insieme a mia zia che era suora. La prima volta che la vedrete vi colpirà sicuramente il fatto che è antica e tonda. Eh…l’arte da serenità, l’occhio vuole la sua parte. Il cerchio di questa chiesa è magico, è sempre stato un simbolo magico. Si può paragonare alla Luna, al Sole, alla Terra. Conoscete il proverbio romano “un colpo al cerchio, un colpo alla botte”?

55


GALERIA


ARTURO PEREA

58

59


60

61


HÉCTOR AMAYA

62

63


RADIO NIKOSIA

Alberto Toing II

64

65


Alberto Toing II

Hombre de Hojala de Oscar

66

67


Pintura de Dolor Odena

Pintura de Erik

68

69


Pintura de Erik II

Pintura de Yolanda

70

71


72

73


74

75


76

77


78

79


80

81


RICARDO SÁNCHEZ

Feria de luz

82

83


Soledad

Un dĂ­a feliz

84

85


SECCIÓN

iNVITACIONES


88

89


90

91


92

93


94

95


Podemos Volar

Podemos Volar es un programa de radio que busca dar un espacio de expresión en medios a una población que por lo general se olvida su existencia, se oculta o se le tiene miedo: las personas que viven con un trastorno mental.

radiosucr.com

Podemos Volar

@PodemosVolarcr podemosvolarcr podemosvolarcr

Sus locutores son usuarios de Hospital Diurno del Hospital Psiquiátrico Nacional y las grabaciones se realizan desde las instalaciones de dicha institución. Además, hay dos facilitadores/productores: un psicólogo y un comunicador que se encargan de la parte técnica y de la dinámica de la conversación. Es un espacio distinto, de voz para los que no se la ha dado voz. Pero sobre todo, para demostrar que efectivamente Podemos Volar.

TOING

“Somos un grupo de personas que comentamos sobre la vida, sobre lo que nos gusta y lo que no. Que hablamos sobre nuestros sueños y nuestras dificultades. Algunos no tenemos experiencia haciendo locución en radio, pero sí les aseguramos que tenemos experiencia en vivir nuestras vidas” Programa Radial Lunes 8am por la 101.9 RadioU INFORMES: 25116850 (Oficinas Cent Centrales Sistema Radiofonico UCR) Hospital Nacional Psiquiátrico, Pavas, San Jose, Costa Rica

podemosvolarcr@gmail.com

96

97

97

Profile for Radio Abierta

TOING 5  

Una revista digital realizada por personas que tienen alguna vivencia psiquiátrica. Radio Abierta, comunicación para la inclusión social.

TOING 5  

Una revista digital realizada por personas que tienen alguna vivencia psiquiátrica. Radio Abierta, comunicación para la inclusión social.