Page 1

TOING

REVISTA DIGITAL REALIZADA POR PERSONAS QUE TIENEN ALGUNA EXPERIENCIA PSIQUIÁTRICA

AÑO 7, Nº 18 JUNIO 2017. MÉXICO D.F.


CRÉDITOS COORDINACIÓN GENERAL: SARA MAKOWSKI EDICIÓN: EQUIPO DE RADIO ABIERTA Y COMITÉ EDITORIAL COMITÉ EDITORIAL: ARTURO PEREA CARMEN PATRICIA ÁLVAREZ ELIZABETHA CONSUEGRA FRANCISCO URIBE HONORIO TRISTÁN LIBERATO IVÁN MACEDA JORGE GARCÍA MÓNICA HERNÁNDEZ PATRICIA LÓPEZ RICARDO SÁNCHEZ ROCÍO SAAVEDRA SERGIO FRANCISCO ÁVILA LANDEROS EQUIPO DE RADIO ABIERTA: SARA MAKOWSKI ARTURO AVENDAÑO VILLA ULISES CHÁVEZ PACHECO JOSEFINA DE LÁZARO TÉLLEZ AGRADECIMIENTOS: RADIOUÈB, ITALIA RÁDIO AURORA OUTRA VOZ, PORTUGAL RADIO PODEMOS VOLAR, COSTA RICA RADIO ABIERTA, MÉXICO DISEÑO GRÁFICO Y FORMACIÓN: MIREYA GUERRERO CERCÓS


PRESENTACIÓN EDITORIAL

5 7

SECCIÓN OPINIÓN

49

“NO ME ACUSEN DE MISÁNTROPO

SECCIÓN LITERATURA

9

SI NO SABEN QUE ES FILANTROPÍA”

52

“NO ME ACUSEN DE MISÁNTROPO EL NO ANTICIPADO

10

SI NO SABEN QUE ES FILANTROPÍA”

53

EL VALS O CÓMO SER UN NIÑO A LOS 25 AÑOS

11

DISABILITY RIGHTS IN MÉXICO

54

RELATO LUNÁTICO

15

DESPERTAR SIN PENSAR

18

SECCIÓN OTRAS LATITUDES

57

¡CARPE DIEM!

21

EL BARBAJÁN

23

"MENTE INCORMORMADA"

58

TRES FLORES SON MIS AMORES

27

SOLILOQUIO DE UN LOCO

28

GALERIA

61

SECCIÓN INVITACIONES

91

SECCIÓN REFLEXIONES Y PENSAMIENTOS

31

HISTORIAS DE ENCIERROS

32

ATRAPADA EN EL FINAL

34

GRACIAS LOCURA

38

SUICIDA

41

"TENGO UNA AUTOIMAGEN POSITIVA"

42

VIEJO, MI QUERIDO VIEJO!

43

DÍA DE LAS MADRES

45

PADRE PAQUITO

46

MI REENCUENTRO CON LA UNIVERSIDAD

47

ÍNDICE


PRESENTACIÓN


Festejamos doble. La aparición del número 18 de la revista digital TOING y los 8 años de vida de Radio Abierta: dos acontecimientos que tienen historias cruzadas y múltiples encuentros. TOING nace para reescribir Radio Abierta y para que nuevas palabras e imágenes inventen otros horizontes de imaginación y creatividad. Radio Abierta encuentra su potencia en el sonido; TOING se expande con el abrigo de los textos y las fotografías. Radio Abierta se fragua en un encuentro semanal que sigue resonando todos los días a través de la transmisión por internet; TOING eclosiona cada cuatro meses pero nos deja una estela de imaginación hasta su próxima aparición. Pero, ambas, a través de la encrucijada de narrativas, lenguajes y formatos que nos ofrecen trazan los contornos de mundos más amplios que hospitalariamente alojan todas las formas de ser y estar. Y ambas, también, sólo existen en el encuentro contigo que las incluyes en tu mundo y en el de todos nosotros cada vez que las escuchas, lees y miras. Radio Abierta y TOING cobran vida cuando las audiencias, los públicos, las comunidades y las personas como tú les donan, solidariamente, latidos para la inclusión social. Gracias a todas las personas que hacen posible tantos años de Radio Abierta y tantos números de TOING. Seguiremos latiendo. ¡Enhorabuena 18 números de TOING! ¡Enhorabuena 8 años de Radio Abierta!

Sara Makowski Radio Abierta

5


EDITORIAL


Nuevamente, queridos lectores, entregamos una publicación de TOING: la número 18. Comenzando con la literatura, comenzando con el texto El no anticipado, de Eduardo Díaz González y siguiendo con fugaces metáforas de un amor en el “Vals de cómo ser niño a los 25 años”. Y el “Relato lunático” de Yaocihuatl que nos narra a alguien que le gusta vivir donde hay hombres vestidos de blanco, en una somnolienta historia de insomnio. La alumna Martha nos narra el día del suicidio de la maestra Ethel, y el día a día en la biblioteca esperando las 5 de la tarde para que ella regrese. “El barbaján”, escrito por Ivan Maceda Mejía, nos lanza del cavernícola ciclista al príncipe que vive en casa de concreto y sueña comprarse un coche con su tarjeta. Mapache con su antología y una plática de Van Gogh. Y Patito nos llena el corazón con sus tres flores, como ama a su mamá. A la memoria de Rockdrigo, Ricardo Sánchez nos presenta el “Soliloquio de un loco” que nos habla del hospital y de rencarnar en un gato. Así va nuestro viaje a la literatura, pensamientos y reflexiones. Empezando por Magda Enamorada quien relata cómo nadie sabía cuidarla y ella se cuidaba sola, a lo que parece un internamiento, y ahora ella se lo cuenta a su hijo. Y así llegamos a “Atrapada en el final” que nos lleva a una historia de intentos de suicidio. “Suicida” de Maricela nos lleva, guiados por la canción “Loca”, a un intento suicida en su historia. “Mi querido viejo”, un texto de Patito en honor a su papá. Patricia Lidia López García nos acerca a la historia del “Padre Paquito”, un hombre ejemplar y de letras, que la llevó a dominar el

7


mundo de la lectura para niños y jóvenes desde la llegada a la primera clase. Yo narro mi reencuentro con la universidad y termino esta con la frase : Comenzar un camino y lograr regresar a ese lugar llamado universidad. En la sección de Opinión, Iván nos comenta sobre un México político y su burguesía, y sobre son los locutores de FM, no los de Radio Abierta. Paty López, en su artículo “Disability Rights in México”,escrito en ingles, dá cuenta de la la injusticia hacia las personas con padecimientos psiquiátricos. En Otras Latitudes, Alceú Carvallo, nos habla de alguien que quiere adaptarse y darse un tiempo en lo inmenso de la gente, que somos todos. Yo, por mi parte, doy gracias a Dios por ser participante de Radio Abierta. Los dejo con este viaje hacia un mundo literario que abarca desde metáforas, historias y opiniones de los compañeros que hacen posible TOING. SERGIO FRANCISCO AVILA LANDEROS.

8


SECCIÓN

LITERATURA


Si el descanso cansado y pesado me olvida Teniendo en mis brazos la fe de tu ser Aún sabiendo que tú no me quieres, ¿Podrá en tu mirada vencida la mía fenecer? Si un día de verano aquella ave regresa, Y aquel cielo de amor no pudiera tejer Ni un impulso labia en mi boca de fresa, ¿Las palabras de mi alma podrías tu leer? Si tu pecho se oprime con estas ideas Y con toda aquella del día que no fue, En un abrazo perdido de mares y estrellas, ¿Tu corazón y mi mente podrían florecer?

POR EDUARDO DÍAZ GONZÁLEZ

El no anticipado

Si tengo la duda flotando en el pecho Y mi esfuerzo y mi amor ya no saben tener Un abrigo en los brazos de aquel pensamiento Este sueño vacío de ilusión y de olvido, ¿qué es?

10


11

El vals o cómo ser un niño a los 25 años

(Para Elisa Marín, Perla P. Mendoza y Cristian Lila. Por los niños que fuimos y siempre seremos). La escena parecerá un parque descuidado. La escenografía deberá ser lo más simple posible, casi sin darle atención; solo con lo necesario para que se pueda llevar a cabo. El niño

POR EDUARDO DÍAZ GONZÁLEZ


irá vestido de camisa y pantalón de vestir. El joven, despeinado y con ropa vieja gastada y rota. -Hola, pequeño niño, ¿puedo sentarme en este columpio? -Claro. - ¿Qué tal el día? -Bien, lo mismo de siempre. -Escuela, supongo. -Sí, es divertida algunas veces. Menos cuando ya lo sé todo y sólo recibo elogios de mis compañeros y maestras. -Veo que eres muy inteligente. -Sí, esperan mucho de mí, y soy feliz porque puedo hacer lo que me piden. - ¡Qué niño tan raro que siempre has sido! - ¿Cuántos años tienes? -Veinticinco -Oye, ¿dónde está tu traje? ¿por qué te ves tan fachoso y hueles tan mal? -Nunca tuve un traje, solo un montón de corbatas que regalé; y los pantalones me empezaron a quedar chicos. Y, ehmmm, lo que pasa es que sudo mucho y no puedo evitarlo. - ¿Dónde trabajas? -Hago algunas pinturas... y las vendo a quien las quiera. -Entonces no trabajas de verdad... ¿Vas a la escuela? -Nunca fui tan listo como para estudiar una carrera universitaria, o al menos disciplinado, de chico lo aprendía todo muy rápido y me acostumbré a eso, supongo.

12


- ¿Por qué tienes esas ojeras tan feas? -Podrías ser un poco más amable si supieras que no he dormido porque me preocupan algunos asuntos. - ¿Tienes esposa? -Tengo una idea muy breve de qué es el amor; en realidad, no lo conozco. (Llanto silencioso y pesaroso) -Aléjate, ¡ya no te quiero ver! -Nunca dejarás de ser tan duro con... (Antes de que pueda continuar, el niño llora más fuerte) ... Ven, te voy a contar un cuento. Sé que no te gustan, y algo me dice que jamás te gustarán. Pero, escucha con atención e intenta imaginar: -Había una vez, un pequeño elefantito que vivía en la sabana. Él era feliz cuando jugaba con los demás elefantitos y animales de su región. A veces, jugaban a esconderse. Él siempre fue el peor en ese juego porque era muy grande, y los árboles y los arbustos no lo cubrían del todo. Otras veces, jugaban a corretearse; y él siempre perdía porque no era tan rápido como la gacela, o tan escurridizo como el conejo. Como todos los pequeños, él estaba creciendo más y más. Así que lo llevaron con los elefantes más grandes para que le enseñaran cosas que le serían de utilidad cuando él fuera como ellos. Un día, la población de la región enfrentó una grave sequía y una grave escasez de alimento. Enviaron animales jóvenes para buscar alimento y agua en lugares remotos y llevarlos con la población vulnerable. El elefantito, siendo ya un joven, pasó muchos años fuera caminando por climas inhóspitos. Recordó lo que le enseñaron los elefantes mayores: técnicas de búsqueda, de camuflaje para ocultarse de ciertos depredadores, de huida... (El niño interrumpe) -Oye, tu historia no tiene sentido. Los animales saben todo eso por instinto, no tienen que aprender gran cosa. Los que no se adaptan simplemente contribuyen a la selección natural. Además, ellos migran en manada cuando así lo requieren para sobrevivir. Tu historia es un asco. -Oye, ¿Cuándo vas a ser un niño?... Olvídalo, sí lo sé. Solo pon atención, ¿quieres? Y piensa más en la intención de lo que quiero decir. -Bueno, ya. Continúa, pero no te enojes... ¡Mandón! El punto es que el joven elefante lo logró. Llevó alimento y agua a todos los animales, después de algunos años. Como te imaginarás, muchos animales murieron y otros envejecieron muy rápido, comiendo apenas lo poco que encontraban. Sintió que les falló a más animales de los que ayudó.

13


Pasado el tiempo, quiso aprender cosas por él mismo porque se sentía torpe y sin propósito. Y es que había pasado toda su juventud fuera, con un propósito más social, que se había olvidado un poco de él mismo fuera de lo que eran los demás. (El niño vuelve a interrumpir) -Oye, solo una observación, empezaste a usar palabras que un niño de mi edad no comprende, y el cuento se volvió soso. Eso no funciona con un niño... Eres el peor cuentacuentos del mundo. - ¿Ahora sí eres un niño? -Parece que tú lo eres. - ¿Me dejas proseguir? -Ajá. -Me quedé en que el elefante intentó aprender cosas nuevas. Primero quiso escribir cuentos, pero todos le decían que era muy mal narrador... - ¿Por qué me miras así? -No, por nada... en fin, después intentó bailar, pero era muy pesado y le costaba hacer todos esos pasos tan rápido. Se había visto de pequeño bailando un vals con su mamá, y pensaba hacerlo como un ducho en ello ahora, pero tenía muchos obstáculos. A pesar de todo y después de un tiempo pensó... -Pensó que su lugar podía cambiar... (Gran silencio) Oye, si mi lugar es ser listo, ¿es porque me siento diferente de los demás niños? - ¿Tú qué piensas? -Soy más aburrido que ellos. (Ríen ambos. Después un breve silencio) ... Oye, solo una pregunta, ¿qué pasó después con el joven elefante? - ¿Tú qué crees que pasó? -Creo que después de algún tiempo, supo cómo bailar ese vals a su modo... ¡Yo bailé un vals alguna vez! Iba así y así (Hace los movimientos). -Bailemos. -Oye, te lo sabes muy bien. -Nunca lo olvidaré. (Fin del acto único).

14


15

Relato

POR: YAOCIHUATL

lunรกtico.


Tal vez lo que diga suene raro, pero no interesa, creo que yo radico en Rarolandia; no sé exactamente desde cuando, sólo sé que es pro-longa-do, el tiempo que he estado instalada aquí. El hecho es que, desde hace no mucho, cuando empecé a sentirme extraña; ya que no sucedía nada en el proceso “vital”, nada que fuera extraordinario, diferente o simplemente algo fuera de lo común. Durante ese tiempo he estado tan acostumbrada a vivir en esto que le llaman “vida” porque según se dice que cualquier ser se debe mantener en este proceso. La pregunta aquí es: ¿Para qué? o ¿Por qué?, ¿Acaso mantenerse en algo tan ordinario, con una rutina para cada momento donde debes hacer actividades similares que te llegan a parecer tan inútiles; significa que puedas mantener ese ciclo que se da en este planeta? Que más da, lo que sucede es que al caminar llegué a sentir como una presencia, que me iba siguiendo; cuando andaba por la sombra ahí la sentía más intensamente, pero al momento de estar en la luz o sol se iba, no estaba más; lo que hacia allí no importaba. Cuando me trasladaba a un lugar, ya sea respecto a lo laboral, a las amistades, a la biblioteca, a comer o inclusive a un bar, daba igual; sólo sé que al sentarme o mantenerme de pie para poder observar lo que sucedía, aunque yo pudiera dar mi opinión y demás, ya que me parecía lo mismo si me escuchaban o no; por que en esos sucesos al decir lo que sentía, me percaté o por lo menos tenía la sensación de que en ese instante se me baja más el volumen de mi voz, no se moderaban los sonidos, ni nada, no sabía qué hacer; porque percibía un fonema unísono de las voces de los demás, nadie entendía, no me interesaba……… Entonces fue cuando realmente lo decidí, agarré mi chamarra y llaves para poder partir de ese lugar e irme al lugar donde iba a realizar unos ajustes. Al salir seguía sintiendo esa sombra o ser amorfo, realmente no sabía de qué se trataba solo sé que su presencia andaba, que me hacía sentir más extraña. Aún así, no le tomé tal importancia y seguía mi camino. Cuando al fin puede llegar me dirigí a la sección que estaba buscando, al ver los lomos y folios, noté que no encontraba exactamente lo que buscaba , entonces pensé que se me iba a ser más complicado que la vez pasada, pero estaba dispuesta a realizarlo. Así que comencé a leer sobre eso que tanto me angustiaba para llevarlo acabo, ya que ese tema no se puede mencionar tan fácilmente. Al día siguiente, seguía siendo la misma ordinaria de siempre, y de los demás obtenía preguntas en el día sobre: ¿Por qué eres tan ego-ísta? Egó-latra? Ego- céntrica? y cuestiones de ese estilo. No lo decía, pero en mi sabía y me mencionaba que tal vez no era e-go-cen-trís-mo, porque tal vez podría considerarsí el ser autocompasiva, aunque no estoy del todo convencida. Pero……. ¿Realmente les importaba? o ¿Simplemente les era

16


displicente? Al menos para mí, si me era muy displicente; mientras no tuviera que dar explicaciones, excusas o tan sólo tener que escuchar reclamaciones, me parecía absurdo. Me sentía tan incómoda, molesta, que comencé a estallar por cualquier cosa, a decir cosas que pensaba, sin importarme lo que algunas personas piensen. Fui ofendiendo más y más. Y seguía leyendo más y más sobre el suicidio, que llegó un instante que entre más leía, más me animaba para planear el mío, ya que estoy segurísima que se debe morir en algún instante, momento, segundo, etc.…. Seguía pasando lo mismo, la presencia que sentía seguía instalada y siguiéndome. Cuando mencionaba que me iba a matar, tan sólo me decían que estaba loca. Yo seguía caminando, y con lo mismo, la misma presencia, haciendo lo mismo, pero luego me emocionaba al darme cuenta que podía haber una manera original, única de suicidarme, aunque también creía que era demasiado cobarde para realizarlo, y eso que pensé e intenté más de mil formas de hacerlo. Seguía en lo mismo, la misma sensación cuando realizaba mis actividades. De repente, me dí cuenta que dos sujetos, que de color blanco era su atuendo; se fueron acercando poco a poco a mí, se veían graciosos y me tomaron de los brazos, fui a un lugar donde había más personas que me entendían, conversé con ellos, durante un largo tiempo. Era tan maravilloso que me percaté que de lo que yo me quejaba de escuchar, de igual forma yo realicé esas actitudes hasta cierto punto, y no me dí cuenta, porque estuvo presente el ser quejumbrosa. Retomé un escenario que apenas si llegaba a recuperar, era un lugar del pasado, que se me venía a la mente. Puede que eso sea lo que me haya hecho sentir y actuar así, no lo sé; sólo sé que caí y me levanté. Y sigo aquí, con las personas con quienes me agradaba conversar. Ah! Y más hombres de blanco, graciosos y tan iguales.

17


Despertar

sin pensar POR: YAOCIHUATL Al entrar podía sentir odio, furia que albergaba y pertenecía a ese espacio, aunque era relativamente grande no se podía fugar esa sensación; te sentías tan incómoda y fuera de lugar. Así como pasabas, de una manera instantánea querías salir de ahí. En la relación familiar se decía ser un modelo a seguir, en apariencia lo era, pero yo ya no quería fingir ni un momento más. Constantes ofensas, el no soportar la presencia de ese prosaico, que se decía ser un ser humano; que era más la esencia de este ser; en cuanto a la especie, un animal. Los insultos, los maltratos psicológicos, las prohibiciones todas demostradas con tal ímpetu, una razón mayor para ya no seguir más allí. A pesar de que era evidente esta

1818


situación, aún me seguían haciendo la pregunta de: -¿Por qué no te gusta estar en el hogar?- cada rato gritaba dentro de mí, lo hacia así porque sino “sssshhh...! qué va a decir la gente, si te escucha” o al menos eso me indicaban, cuando los comentarios de los demás me eran displicentes. Lo que sentía al verlo o escucharlo no sé explicarlo, solo me quedaba claro que tenía que desaparecer, pero ¿Cómo una persona de “bien” iba a considerar eso como una alternativa? Seguía la situación tan abrumante; día a día, hora tras hora, minuto a minuto, segundo a segundo. Mientras ese seguía siendo aceptado, tolerado como una seudo persona eminente; siendo un infame estúpido cretino. “Si, ya sé”- cada vez lo pensaba más en serio, al principio creí que solo era en el momento por el coraje, pero me fui dando cuenta que no era así, que realmente retomaba sentido-“¡Debía pudrirse!” Con un enorme poder de persuasión, ya que era un día excelente, había un diluvio; tenía que llevarse acabo su fin en la faz de la tierra. Poseía varias sustancias guardadas que fui acumulando desde hace tiempo, no tenía el valor, el motivo ahí estaba; pero mi cabeza, mi mente, mi cráneo no hacía otra cosa más que el intentar saber el ¿Por qué? ¿Para qué? Realizarlo. Seguían cayendo constantemente esas formas que parecían cristal frágil; cuando me asomé al ventanal logre ver a la misma persona, en el mismo horario y lugar, fuera del zaguán verde de la vecina de enfrente, siempre lo notaba. Debajo de mi almohada estaba aquel reflejo filoso, lo sostenía fuertemente por la parte inferior; era ideal para llevar acabo lo que pensaba. Se oyó a lo lejos un estruendo, y al mismo tiempo cesaban las gotas dejando una tempestad única. “Tal vez, era una señal” –respiré profundo, salí, caminé; todo tan minuciosamente y con cierta cautela, buscando a mi objetivo. El rencor, todo el odio que cargaba, no fue el motivo que cometiera algún ruido o error, tan perfectamente en silencio actuaba; se oía el descanso de él, mientras me preguntaba ¿Cómo puede descansar un ser tan despreciable? Ya no importaba la respuesta. El reflejo de una luz en el filo al levantar el arma para darle un punto final a esa historia le dio cierto estilo. Comencé a subir y bajar mis brazos con gran ímpetu, y me salpicaba como agua esa sustancia de glóbulos, tan espesa y pesada para mi tegumento. Tenía que rebanarlo como a un pastel de chocolate, esconderlo en mi petaca e irme al día siguiente de ese lugar que según decían era un “hogar”. Mientras la putrefacción estaba en proceso, tomé una ducha, me sentía tan absuelta. Posteriormente me asomé al ventanal, vi a la persona

19


salir a la misma hora que lo hacia ordinariamente, despidiéndose. “Es de madrugada”, me percaté. Sentí en mi cuerpo una sensación extraña que hizo que me levantara al instante. Tic--tac. Tic-tac-tic-tac-tic-tac; me asomé al ventanal, apenas salían del zaguán verde a la hora de siempre. Destrozando este letargo, tome la jarra de agua, me serví y las sustancias que guardaba las vacié; saqué un frasco de pastillas para dormir y las tomé con la mezcla. Por fin iba a tener una larga somnolencia sin despertar, para seguir soñando sin razonar jamás. Alumna: Guzmán Ruiz Martha Marlene.

20


¡Carpe diem! (Conquista el día) GUZMÁN RUIZ MARTHA MARLENE. No lo van a creer, después de tantas horas iba como siempre camino a mi aposento de forma ordinaria ya que estuve casi todo el día en la biblioteca. Bueno, antes de describir lo sucedido debo mencionar que me emociona la petición de la señora Ethel al mencionar que al tener conocimiento de etnología publique mi libro porque le pareció interesante y con valor para difundirlo. Si ya sé que mi preocupación metodológica logró esto, por lo que he dedicado mi tiempo e interés a lo sagrado; tema que impregna a la cultura maya; de eso y más trata mi obra. Al llegar esto al contacto de la señora Ethel para que se publique rápido, ya no pienso trabajar más para el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia). Por fin llegó la fecha esperada, entro y saludo: -¡Buena tarde!, ¿se encontrará la señora Ethel? Un señor obeso, que parece de vigilancia, me contesta: -No, seño, con la novedad, ¿qué acaso no se enteró? Es horrible y lamentable a la vez. Le pregunté con cierta incertidumbre y meditabunda: -¿Qué pasó? Me responde: - Se sabe hasta ahora que se suicidó, la encontraron después de varias pistas al lado de un puente junto a un riachuelo; porque según me dijeron… -¡No!-pensé- no es real.Sólo empecé a percibir sonidos de aquel señor. Salí, oí caer un libro grueso. Nunca en mi vida me sentí tan pésima, vine a pie hasta la casa con ganas de llorar, pero aguantándome, con deseos de mandarlo todo al carajo. De repente, cae un ovalo de cristal grande sobre la tierra haciendo un agujero, dejando una nebulosa de tonalidad grisácea a lo le-

21


jos correteándome con rapidez hasta acercarse a mí. Sigo caminando ante aquel diluvio que parecía ser las lágrimas que no podían salir. Al fin llegué, entré; mientras pensaba lo que significó la defunción de Ethel, me había criado siendo yo huérfana, al lado había una botella de vino, me serví. Pensaba y pensaba sin querer hacerlo; creí que en mi proceso de vida no podía sucederme algo más así, simplemente porque ya no soportaba que mi vida estuviera llena de desasosiego y soledad; cuando me volví a ver la botella noté que solo quedaban unos miligramos de ese líquido que parecía sangre, si, eso es, sangre es lo que quería ver siempre y que fuera mía. Comencé a escribir lo que me parecía más liviano en ese instante; las causas y despedida a la reducida gente que conocía de vista, solo una cosa, ¿dónde iba a dejar esa nota? Se me ocurrió el único lugar donde tal vez saben quien soy, en la biblioteca. Era tarde, tenía llaves que me dio Ethel, corrí siendo las 5am no me parecía en ese instante mala hora, en si era displicente ante eso, sólo quería dejar la nota. Se sentía todo húmedo “Oh he caído en algo profundo, duele” no había visto ese abismo, tal vez lo excavaron hace un rato. A lo lejos logro tener la impresión de una luz y escucho algo que deleita mis oídos, camino hacia allá al detenerme veo o es el sueño el que me hace ver una etnia recóndita e indocumentada. Intento pasar pero hay como un portal transparente que me lo impide, los observo desde ahí y comienzo a anotar sobre su comportamiento, ritos, costumbres; su lengua la intento describir, se ven con éxtasis, me surge una duda ¿cuál será su origen?, me gustaría entrar pero ¿cómo? Alguien voltea, pero parece no poder verme; aquí hace frío, ahí parece que no. Veo su comportamiento e interacción social, es un pasmo de cultura, anhelo estar dentro. ¿Qué sucede? se está oscureciendo el lente o portal. -¡No, déjenme ver!- Oh no, el agujero se cierra, debo salir y escalar como pueda. Ya salí, mi nota se quedó adentro, mañana vendré por ella. Desde entonces se ve a la etnóloga Yaocihuatl que en el camino hacia la biblioteca, se instala a las 5am, hablando a solas y que se sienta en un tronco con la ilusión de que algún día la tierra se abra como aquella vez; para devolverse esa sensación de resurgimiento o espera que se la lleven los habitantes de esa etnia a ese lugar que ella lo nombró carpe diem, recordando esa madrugada. Esta ahí esperando, esperando.

22


EL BARBAJÁN

- Soy un barbaján porque miro con ojos inquisidores al inofensivo automovilista que tiene prisa y está a punto de pasarse el color rojo del semáforo, justo en el momento que le estorbo con mi potente bicicleta y mis monstruosas piernas: Cuando miro así a una señora en su camioneta con sus pants fosforescentes, su gorra y oscuros lentes, sobre el paso de cebra, me veo aún más prepotente. Soy un barbaján con mis mocos en la nariz mi cuerpo reaccionó así por el humo, no porque me haga feliz. Soy un barbaján cuando no cedo el asiento que tomé en la base de donde sale el pesero, a la señora que me ve feo, mientras su niño, ese ángel inocente y tierno le patea la pierna porque está cansado y hambriento. Y todavía me veo más terco y más perverso cuando no cedo el asiento a la hermosa joven que viene conmigo en el metro, que decidió alegrar el día

23

IVÁN MACEDA MEJÍAS


a su gente en la oficina, con esos tacones que la hacen una mártir masoquista, un ser abnegado del bien estar de la economía de esos señores que la aseguran día con día, la que compartimos ella y yo con el sentir de una agonía. Soy un barbaján porque no dejo comida en el plato, en el restaurante que con tantos compartí un buen rato. Más cavernícola me veo, cuando chupo en mi casa el plato, ¿Qué no me doy cuenta que se ve asqueroso que lama toda esa grasa en ese traste antes de que sea lavado? Cuando uso un pan No se ve tan mal, Pero si lo hago en el restaurante, De verdad soy fatal. Soy un barbaján porque no sé usar más cubiertos, ¿Qué no ves que eso de mezclar los sabores sólo puede ocurrir con la pizza o con los quesos? Soy un barbaján porque digo palabras nuevas, cuando tengo flojera prefiero decir que me da hueva. Y si algo no concuerda y pasa por algo extraño que no era, Hay que tener cuidado, que el sentido común es pura chingadera. Soy un barbaján por comer en la calle, ¿Qué no ves que el aire tiene menos bacteria que en los restaurantes? Con esos aires acondicionados, podemos comer como en países escandinavos. Pero aún no estoy tan maleado, Todavía alcanzo a comprar comida limpia y sellada de los supermercados. La envoltura cromada me dice que la suciedad del almacén

24


En la que estaba el trigo de mis galletas… se ha esfumado. Aún soy un caballero de la realeza, cuando llega este rey, su serenísima alteza, a defecar en el agua que se lleva lo sucio de mi alma, agua que ya no es potable, porque ya tocó la taza, nada se desperdicia, pura paz en mi raza. No soy tan primitivo, Es de concreto mi casa, chance me compro un coche, con esta tarjeta me alcanza.

25


—¿Cuántos años tiene? ¿Ya terminó la carrera? ¿Qué estudió? ¿Está casado? ¿Cuántos hijos tiene? ¿Y cuántos fuera del matrimonio? No nos haya salido un pillín ¿eh? Se cuenta cada cosa... —¿Conoce a Vincent? —... ¿Perdón? —Que si conoce a Vincent. —¿El corto de Tim...? —No, Vincent Price no. Van Gogh. —¿Vincent Van Gogh? Me suena, me suena... ¡Ah sí! Admiré sus cuadros en... —Yo le voy a hablar de Vincent Van Gogh: Un 27 de julio se disparó al corazón y murió dos días después, el 29 de julio. Theo, su hermano, lo acompañó en sus últimas horas de vida. Si quiere que le platique de Theo le cobro la clase. Ahora sí podemos volver a empezar, ¿me preguntaba qué?

EL MAPACHE

26


Tres flores son mis amores. Tres flores me dió la vida, Tres flores me entregó Dios. Tres flores que son mis hijos, que son mis vidas, a las que entrego mi corazón. Elegí ser mamá, y ustedes me eligieron a mí, aunque no he sido la mejor, ni creo que de lo peor. Toda loca, enfadosa y estresada, (-digamos la realidad). POR PATITO Pero es que tener hijos no son enchiladas. -Con ustedes hay mucha responsabilidad. Pido disculpas hijos si "los hice ver su suerte", no fue en mala onda, sino en afán de quererles. #Mariel, #Maureen, y #Mauricio, con la "M" de su papá. Y con el carácter de su mamá, no lo podemos negar. Tomen siempre lo bueno y si algo tiene de ejemplar, la muestra de quien les ama. Sencillamente su mamá...! #Patito Alvarez 10 de mayo, 2017. México, D.F. Dedicado a mis tres amados hijos, Maye Pony, Maureen Sobrino, Ian Sob. Los quiero y los amo mil millones de universos!!!

27


Soliloquio A LA MEMORIA DE ROCKDRIGO QUE MURIÓ EN EL TERREMOTO DEL ‘85 DE LA CIUDAD DE MÉXICO

tal vez ustedes no han tenido la experiencia de haber sido recluidos recuerdo que después de haber sido servido la cena nos formábamos para recibir medicina nos íbamos a nuestros cubículos desde ahí mirábamos como la luz iba desvaneciéndose en el jardín y era como si el jardín del hospital fuera desapareciendo con ella mientras se ocultaba el sol

eso sí nada de sexo ni juegos perversos bien bañados y rasurados y sin gloria que ganar por toda la eternidad También recuerdo esas mañanas en que mientras nos asoleábamos en el jardín se escuchaba un ruido de altavoces marchas y trompetas que venía de no sé dónde era como una imagen flotante de sonidos pregunté al guardia por eso este sonrió y dijo “no hay nada vete a dar una vuelta por ‘ay”

a veces me imagino que el infierno es como estar encerrado con televisión en la sala y drogados sin conocer del bien o el mal con dieta sana

28


de un loco RICARDO SÁNCHEZ CIUDAD DE MÉXICO, 7 DE SEPTIEMBRE DE 2016

por eso les digo que si el señor me concede una gracia si me otorga su misericordia aunque haya quién se ría o se enoje que me conceda el don de que yo reencarne en gato que me mande a las calles de la ciudad vieja de montevideo o que yo viva en las azoteas del barrio de la recoleta en argentina o me asolee plácidamente en los solares de filadelfia pennsylvania aunque me persigan los perros y tenga que huir de ellos

que por lo tanto tendrá unos ojos hermosos que brillarán entre las sombras de la noche y tendrá un pelaje suave para que nos amemos con carreras mordiscos y rasguños como lo manda la naturaleza de los gatos y una niña hermosa como una que conocí en mi niñez me tome entre sus brazos y me sirva un plato de leche o sardinas así que como ya llegó mi hora si se les pega la gana pueden decir sus oraciones

que me encuentre con mi amor tan bella

29


SECCIÓN Y

REFLEXIONES PENSAMIENTOS

31


HISTORIAS DE ENCIERROS DE MAGA ENAMORADA

Resulta que una vez una joven aguerrida en su derecho a la existencia parecía que había perdido la batalla. Su escaso peso e intolerancia a aguantar en su cuerpo cualquier alimento, hacía a sus familiares pensar que no habría más opción, no habría más diagnóstico sino la locura. Ella misma pidió que se le brindara la colaboración de una psiquiatra. Porque estaba segura que el proceso con su analista daría muchos frutos, más adelante, pero que el tiempo la alcanzó y que su biología dio paso al no da más. "Cualquier cosa que le hayan dicho sobre mí: no es cierto" , fue la primera frase con que inicié mi plática con la médico solicitada. Y es que esa incapacidad por ser representado por cualquiera me aseguraba que, si no era yo quien lo dijiese, ya vendría contaminado el mensaje de todas las otras fuentes: "quiere estar enferma", "no come", "no sabemos lo que piensa", "un día dice una cosa y dos minutos después hace totalmente otra". Ciertamente, llevar consigo un padecimiento indefinido que trastoca la forma en que una persona pueda desarrollarse en sociedad, no es cosa fácil. Porque hay que ser franco, no existe una isla donde se pueda ser autosuficiente y abstraerse de la realidad. Si o sí hay que lograr encajar o viene el temido encierro. Que por un lado no se requiere de cuatro paredes para que exista tampoco una serie de barrotes. Y bueno, viene la requisa. Si andaba pertenencias peligrosas me las "guardaron" aparte. "¿Es que no han entendido que una no va a hacerse daño?" , pensaba sin pronunciar palabra. El daño venía de otra parte, una intangible, una inimaginable, una de la cual no existía el vocabulario para poder comunicarla. Pero si de algo estaba en la certeza to-

32


tal es que no venía a mí el deseo de ser atendido o de vivir una vida precaria, de vómitos y diarreas, y perder la memoria a ratos. Así es como llegué a probarlo. La necesidad de encerrarme era eminente, nadie sabía cuidarme y yo por mi parte estaba demasiado débil para lograrlo. Existía papel, lápiz y recuerdos. Si, sí funcionaron esos 7 años de terapia, todo se venía en mente y con letra muy pequeña se redactaban solas las notas. Pero llegó el día que todo lo cambia, no se ni dónde, ni como, ni cuándo un médico mostró interés en mi inexplicable caso. Tomó notas, tomó muestras y dijo con certeza: "lo suyo no es de la cabeza". Más de medio siglo antes, un pediatra europeo logró determinar que en ausencia de comida a base de trigo sustituida por raíces, nueces y frutos secos, desaparecían los síntomas de desnutrición en niños y niñas huérfanos/as de las guerras. Es un padecimiento inmunológico, hereditario y debe limitarse en adelante y de por vida al consumo de lo siguiente: una lista interminable de galletas y panes, pizzas y croissanes, panquecas y salsas. "Lo suyo es biológico" -continuó. Luego de escribir mis lúgubres notas que creía serían mis últimas, se me quitaron las ganas de continuarlas. En su lugar,

33

me dio ánimo de trepar por las paredes y gritar a los cuatro muros: "se los dije. Nadie se hace daño a propósito. Si tengo el cuerpo cubierto por vellosidades (me ayudaban a mantenerme en calor) y que casi se puede ver a través de mis costillas, no es porque he querido, es porque no he sabido". Las paredes me miraban burlonas, pero aprendí que sonreían conmigo. Una de las mañanas posteriores, sí, aún debía permanecer en el centro hospitalario y hasta que me vieran comer con mi nueva dieta y entender que lo estaba asimilando. Salí al cuarto del sol. Así me gusta llamarlo, era el espacio acondicionado para recibir rayos de vitamina D, provenientes de nuestro Astro. Una jaula, una juala sin salida, más que la única entrada vigilada por el personal a cargo. Una jaula sellada con barrotes, un espacio donde el vidrio de la puerta y la luz a través de la malla me permitía ver una silueta, una silueta contenta, recuperándose pero contenta, una silueta plena, una libertad en el encierro, una posibilidad de decir yo puedo. Una sensación de tener las riendas de mi vida en mis manos, aunque hasta los cordones de los zapatos me habían decomisado. Una promesa a mi mismo, una promesa a mi hijo. "Hijo, yo esto tengo que contarlo".


ATRAPADA EN EL FINAL POR GUZMÁN RUIZ MARTHA MARLENE Me encontraba al lado de Irvin, los dos estábamos en la típica tarde sentados frente al televisor viendo una película “Fontaine” era bastante buena, pero no sé si era el lugar o había algo que no me agradaba tal vez era el estar otra vez junto a Irvin; ya se me hacía monótona la relación en la que nos encontrábamos; como que ya había perdido el sentido; se había esfumado la magia del amor. Al terminar la película me acompañó a mi aposento, le dije adiós con un beso tan frío, distante, tan etéreo. Me dijo: -Nos vemos Amelie. -Adiós Irvin – le contesté. Yo me sentía perseguida, desesperada por las personas de todo el mundo, percibía que me querían hacer daño, caminaba por la calle, por el transporte; en donde sea, ellos, todos ellos, mantenían su mirada fijamente hacia mí y se burlaban de mi ser ridículo, ordinario, usual, hastiado, tan monocorde, tan prodigio. Estaba rodeada de mucha gente que me apreciaba pero al mismo tiempo me sentía MUY SOLA. Sentía ese desamparo, esa soledad tan penetrada en mi epidermis que algunas veces me agradaba y otras pensaba con terminar con mi vida y solía cantar: “estoy viviendo la noche oscura de mi alma, estoy tan solo que parece no soy yo y es que nunca pude aprender en el tiempo en que estuve aquí. Hoy le digo adiós a las mañanas, hoy le digo adiós a cada despertar; las cuatro paredes sofocan mi ilusión, atrapado me siento, atrapado estoy. Y revive el recuerdo de tu interior, atrapado me siento, atrapado estoy. Estoy viviendo la noche oscura de mi alma, estoy tan solo que parece no soy yo” Al ofuscarme con esa idea me parecía cada vez, cada momento, cada segundo, más interesante intentarlo. En ocasiones me sentía perseguida cuando veía la televisión, escuchaba la radio, leía algo; todo parecía ser un mensaje subliminal para que lo intentara, creía que todos querían que terminara con mi ser. Siempre me encontraba acompañada de alguien y yo quise insistir con una pregunta: ¿Qué

34


harías si me llegara a suicidar? Me encantaba como me respondían con cierta displicencia creyendo que solo jugaba con esa pregunta sin que tuvieran la más minima idea de lo que mi mente ideaba, planes. Como nadie lo iba a impedir, decidí estructurarlo. Quería saber si en efecto, ¿ese era mi objeto y destino? 1. hago mi día normal hasta que llegue la noche. 2. busco desesperadamente la mejor forma de hacerme daño. 3. busco armas, cuchillos, algo flamable, algo tóxico (todo sonaba excelente para hacerme el suficiente daño). 4. pienso cuál seria la mejor opción. 5. me duermo profundamente o tal vez me salgo de mi casa y lo hago en la madrugada.

35


6. lo haré en mi casa al día siguiente. 7. prepararé una bebida lo suficientemente tóxica. 8. prepararé un líquido lo suficientemente flamable. 9. me untaré el líquido, pondré mis libros alrededor, les echaré el líquido. 10. prenderé un cigarrillo Lucky. Sonaba tan perfecto, tan estratégico, que ya no lo dudaba ni un segundo. La idea de incendiarme con mis libros la saqué de Fahrenheit 451. Estaba muy deprimida que solo pensaba que pasen las horas, los minutos, los segundos lo más pronto posible para irme a dormir. Ese día, el día final de mi existencia, decidí pasármelo bien así que vestía con gran aliño. Cuando decidí pasármelo en ese lugar tan cómodo, “La bota” que se encuentra en la calle Regina, me encontré con un amigo íntimo que iba acompañado por alguien. Estaba tan apuesto que me agradó el simple hecho de mirarlo, les dije que si querían estar conmigo y dijeron que si. Ese día se suponía que iba a ver a Irvin pero decidí dejarlo plantado. De pronto comenzó a hacer las presentaciones: -te presento a Germán. Germán te presento a Amelie. Después de eso decidimos pedir un Jack Daniels. Comenzamos a charlar sobre política, cuando mencionaron a la familia entonces yo dije disgustada: -¡la familia! ¿Y qué es la familia? No es más que un monstruoso estorbo ¿no ha leído a Gide? Hay que romper con la familia; y con los recuerdos de la familia, borrar hasta el último recuerdo de la familia. Ellos se hicieron los desentendidos y llamaron al camarero pidiendo tres tragos de Jack Daniels. Entonces saqué un Lucky; Germán me prendió fuego para el cigarro. Ya era tarde, las tres de la madrugada, así que nos retiramos. Germán me pidió mi número de celular y yo el de él. Nos fuimos. Era demasiado tarde para tomar la decisión de suicidarme. Lo haría la mañana siguiente. Me detuve indecisa ante el teléfono. Marqué al fin el número pero enseguida corté la comunicación. Busqué un pequeño libro forrado de piel, marqué otro numero y esperé. Una voz agradable contestó al cabo de unos instantes. Saludé identificándome cuando

3636


de repente me marcaron al celular. Era quien esperaba que me marcara. Entonces, decidí despedirme y hablar con quien al principio le había marcado. -¡hola! de nuevo, ¿oye te puedo ver en mesones? -claro estoy cerca de ahí- le dije. -entonces ahí te encuentro en “Dos naciones” -ahí nos vemos. Corrí a “Dos naciones”, ese bar de mala muerte y lo vi. Una fichera se le acercaba, quería sacarlo a bailar y él se negó. Después de platicar un rato me propuso tener sexo con él. -me encanta la lluvia - a mi también- me contestó-pero me gusta pasármela con alguien. En mi cuarto siempre llueve. Me encanta tu mirada, el brillo de tus ojos me dan vida. - a mi no me gusta la vida. -vamos a mi apartamento. -vamos- le dije. Al llegar me sirvió un vino tinto. Me llevó a su cuarto y comenzó a acariciarme lentamente, me encantaba el calor de sus caricias. Me empezó a quitar la ropa poco a poco, a frotarme la vagina. Cuando ya estaba excitada me penetró lentamente, comencé a sentir un calor delicioso. De repente, me ocasionó un orgasmo. Habíamos tomado un afrodisíaco. Nos sentimos tan bien juntos. Terminé tan cansada que me quedé dormida. Al día siguiente me levanté temprano y pensé llevar a cabo el plan de los diez pasos. Busqué cloro, agarré sus libros, hice algo tóxico, algo flamable. Me unté ese líquido, prendí un Lucky. Sentía tanto calor como la noche anterior, me veía prendida. Él escucho mis gritos y me apagó. Me abofeteó para que reaccionara, me llevó al hospital. Ahí estuve durante un mes y medio. Encontré gente agradable y que valía la pena. Me gustaba vivir ahí, era tan tranquilo, tan real, tan doloroso; de ese dolor que te hace sentir las adversidades y te fortalece. Encontré una razón de vida gracias a Germán, Irvin ya me había hastiado, aburrido. Decidí seguir viva por Germán. Pero, quien sabe, tal vez el tiempo haría que intentara terminar con mi vida otra vez.

37


38

GRACIAS LOCURA

IVÁN MACEDA MEJÍAS


Jamás me he considerado una persona pro encierro, aunque el día que me internaron tal vez fue lo mejor que me pudo haber pasado. Tal vez también porque antes de que me internaran fui muy libre, pude hacer lo que me placiera, desde pequeños (hablo de 8 o 9 años) mi hermano Oscar y yo salíamos al bazar a comprar videojuegos, o yo en bici para ir a jugar tennis al club. Claro que mis padres nos han dado una vida generosa, sin carencias ni económicas ni de afecto, un poco nos acostumbraron a los bienes materiales, pero ahí no nos impusieron nada y afortunadamente hoy por hoy es a lo que menos le doy importancia… pero a todo esto, ¿Qué fue lo que me ha traído a escribir esto? Mi preámbulo es para dar a notar que todas las situaciones son diferentes y el que yo no sea tan reacio al internamiento es porque he corrido hasta cierto punto con buena suerte, pero que hay personas que viven un encierro muy marcado, desde el inicio de sus vidas hasta la muerte, sin importar su condición socioeconómica. Y sabemos que este encierro no es alentador, ni positivo, ni placentero. El evento de mi primer internamiento me llevó a muchas reflexiones, se fueron gestando estas y siguen vigentes, ya fue un trancazo para darme cuenta de muchas cosas. El poder ver hacia atrás y enterarme que me volví un “workaholico” de las buenas calificaciones y del deporte, que me empeciné en la vida que me vendió la TV, con autos deportivos, muchos viajes y una gran casa, con una mujer rubia cabello largo y que a nadie estuviera sonsacando (me impactó el comercial de madame Sazú también). Tal constancia y encierro en una disciplina me quitó una diversidad de actividades por un lado… -oye Iván, vamos a Oaxaca- y yo –Es que no puedo-; oye Iván, vamos a Ciudad Valles- es que tengo competencia, “Oye Iván, va haber una boda con gente así o asá- Estoy preparándome para una competencia-. No puedo negar que eso me ha ayudado mucho a ser disciplinado, a encontrar un gran sentido en mi vida, también me despertó el tener la confianza de una persona que considero un gran profesor de la congruencia para mí. De verdad que mi entrenador (tenía 4, pero uno me enseñó más a hacer bromas, otro a no tomar las cosas tan a pecho, otro del que aprendí a ser más diplomático, pero hablaré del que me enseñó la importancia de la congruencia y como no verse ridículo abatiendo ideales comunes para una mejor convivencia); retomando después de este gran paréntesis, mi entrenador me ayudó a entender principios de honorabilidad y justicia, y a entender que tampoco se puede ser flor de un día, ya que el compromiso va con la vida de muchos otros en cuestión. El despertar fue rudo, pero tenía que ser y es, y la etapa de mi vida que comprende al deporte del remo ha sido una lección abundante e inigualable.

39


Tanto que, como bien afirmo, que del lado bueno de la etapa de remero aprendí muchas cosas, de su lado “yang” también, y es que fue grato entender que no es benéfico poner todos los huevos en una sola canasta durante tanto tiempo, pero eso es algo que cada quien decide. Ahora después de este preámbulo voy a la parte esencial, y es que me di cuenta que la sociedad va frenética por ahí por un reconocimiento, va dando tumbos, va sosteniendo lo que tal vez no es para ellos, con el ideal de que las cosas que uno hace serán reconocidas en su justa medida y que finalmente esto resulta imposible en una sociedad en la que todos se proyectan con este característico y hegemónico frenesí. Cuando se corre en una pista tan pequeña, con un solo camino para competir sobre la misma, puede haber tropiezos, raspaduras y hasta codazos, no me imagino una competencia de remo en la que pongan 12 botes de 8 persona y un timonel, en una pista en la que su límite es para 8, qué situación más inconveniente. Si la pista de corredores se colapsara fragmentando totalmente el camino o en la pista de remo hubiera una grieta que chupara toda el agua de la misma… la carrera está terminada. Este frenesí lo veo a diario en las calles, en el aire que respiro y en la poca salud de la gente. Cuando salí del internamiento se gestaron ideas y formas de actuar personalmente que contrastaban mucho con mi etapa de remero. Me levanto hoy pensando que pareciera que fui tomando todos los sábados1, domingos2 y horas extra3 que la gente ha optado en desperdiciar tanto trabajando como las pobres mulas, que ya están en peligro de extinción, o en ir al bar o antro a empaparse de alcohol sin siquiera cruzar una palabra sensata, perdiéndose el sentido que el Dios Baco asignó al vino. Esos Sábados, Domingos y horas extra (Qué acotaré a manera de nota al pe de página) los mezclé y les añadí colores y sabores, les metí un gran número de emociones y de vez en cuando dejo que fluyan; los convertí en mi día a día, los encaminé a la lucha de comprender tantas cosas… en fin, hora de comenzar a permitir que fluyan, y sólo puedo decir ¡Gracias locura! Sábados: Día para hacer lo que más te gusta y disfrutarlo sin que tengas que truncarlo por intereses económicos que sólo benefician a unos cuantos. 2 Domingo: Día para reflexionar en la iglesia (de la voz griega ἐκκλησία: asamblea o reunión de ciudadanos congregados en razón de una convocatoria pública para asuntos usualmente de orden político). 3 Horas extra: Horas de esparcimiento para estar con la familia, o para buscar hacer familia 1

con los amigos o para hacer familia y fortalecer lazos con tu entorno natural.

40


SUICIDA MARICELA VICTORIA LABRADA Al escuchar una canción que por cierto se llama “Loca”, fue la gota que derramó el vaso. La depresión que una chica por internet pasa y describe lo que siente en el monitor con un color frío; venían frases completas tan intensas que no puede evitar seguir viendo. Las escenas en la intimidad con ella misma me hizo encontrar lo que me pasa. Había hablado con una persona con la cual solo le pregunté, sin decirle el por qué. Mis preguntas fueron: ¿es posible que 2 personas puedan dormir juntas sin tener relaciones sexuales? ¿Nunca podré dormir contigo? Las respuestas fueron sí y la segunda, no. Tuve un mix de sentimientos, qué importa si hacía frío o no, solo quería un abrazo; lo irónico es que cuando pido un abrazo me ven como extrañados, como si estuviera bromeando y lo más irónico es abrazarlos al final a ellos, no ellos a mí. Al escuchar canciones suicidas y ver en el monitor lo que una mujer siente y explica, le dicen inadaptada; solo necesitaba ella un abrazo y tal vez una amiga. Las noches son muy frías, a veces muy calurosas. No hay tiempo para analizar, esta mujer tiene sus propios problemas. No llora, solo quiere sacar su dolor con una buena toma de pastillas con alcohol, que la hagan dormir para no sentir más dolor dejando solo una carta a su familia diciendo: Gracias mamá por darme la vida. Tú fuiste la única que me amó. A los demás, gracias por hacerme tanto daño que por esto tuve la fuerza de decírselos. Tenía tanto amor para dar que a las personas que se los di no lo quisieron. Ahora, ya es tarde. Así en una noche todo se terminó. Con un adiós se despide esta mujer. Se cansó de vivir. Al ver esto en el monitor sentí que la entendí, la diferencia es que ella estaba en el monitor y yo la veía. Fue mi reflejo. Suicida por una noche. Al día siguiente siempre sale el sol. Me suicido cada noche pero es a través del monitor. Son episodios depresivos. Se sufre; es mejor llorar y después reír que al revés. Solo fue una noche desgarrada con lluvia.

41


"TENGO UNA AUTOIMAGEN POSITIVA" POR MARLY Creo en mí misma y en mis habilidades Yo Defino mi propósito y mi razón de vida Yo Pienso positivamente con comprensión y fe de que puedo alcanzar mis metas. Constantemente visualizo mi propósito (Lo veo con claridad en la pantalla de mi mente) Siempre me concentro en lo positivo

Bob Esponja es un idiota. La estrella es Patricio.

EL MAPACHE

No sé qué es peor: si no tener sueño (literalmente) y ser productivo o andar angustiado y tener pesadillas.

EL MAPACHE Me pondré una manzana en la cabeza y le pediré a Guille Motel que me dispare encima. A ver si así aprendo.

EL MAPACHE

4242


43

VIEJO, MI QUERIDO VIEJO!

Don #Manuel Antonio #Alvarez Sosa... A diez años de tu partida el nueve de mayo del dosmil siete, El Señor primerísimo de todos, te siga bendiciendo y teniendo en su luz, mi querido papá trailero. Te amo! Y te llevo en el corazón. Me haces falta :'/ (suspiro). La noche del día ocho de mayo del 2007, pasé a verte. Ante mí, como días anteriores, estabas conectado al respirador, sedado para "tenerte lo mejor posible", dijo la médico jefe de piso, "auxiliado" por esas máquinas que te mantenían con vida. No sé si me escuchabas. Pero creo que sí... Te encomendé a Dios, al Señor, para tu sanación. Te volví a implorar perdón por lo que te haya hecho y no te agradó. Esas tres semanas me pedías: -"Llévame a mi casa"- Qué mas hubiera yo querido concederte! Mi madre extenuada de cuidarte cada noche, y cada día, sus piernas inflamadas, mis hijos pequeños. Mi hermana en Japón, con su bebé y su esposo. Qué difícil que alguien nos ayudara con cuidarte en ese hospital. Hoy que te escribo, reflexiono en un comentario reciente de una de mis primas, Mar, el cual yo no había pensado: "-Es que Él quería festejar en grande el reencuentro con su mamá Tere-". -Te confieso papá que no lo entendí pronto, cuando ella me lo comentó... ...Es cierto! Papá! Tú también tuviste a tu madre!, y desde por 1985, ya no la viste más, después de su fallecimiento. Entristeciste y hasta bajaste de

9 MAYO 2017. PATITO ALVAREZ.


peso...Nadie la podría suplir! Tu vida se tornó en parte amarga... Cuánto la debiste extrañar, y más en tu enfermedad! Ahora lo comprendo. Y sin saber los demás, tú deseabas verla. Aunque nos tenías a nosotras, la familia que formaste. Ella fue tu madrecita, santa, tu madrecita amada. Padre, Manuel Antonio, papá trailero, "El Pato", no un pato cualquiera, sino todo un Pato Pascual. Esta reflexión me da tranquilidad. Y la confirmo con aquella visualización que tuve al meditar en la sesión de reiki, días después de tu funeral. Visión que llegó a mi mente mientras el sanador nos guió con música de fondo. ..." VIAJÉ CON EL PENSAMIENTO AL LUGAR MÁS HERMOSO QUE PUDE: EN LA LAGUNA DE LOS SIETE COLORES DE CHETUMAL, (DONDE ESTUVIMOS EN EL DOSMIL SEIS, Te acuerdas?). TE VÍ, ESTABAS DE PIE, DE ESPALDAS A MI, ENTONCES DE ENTRE LAS AGUAS LLEGÓ UNA BARCA SENCILLA, RÚSTICA. CON MIS ABUELOS (TUS PADRES), TU HERMANITA HERMOSA (QUIEN MURIÓ PEQUEÑA), CON QUIEN JUGASTE EN TU NIÑEZ. SENTADOS. VESTIDOS A SU USANZA ANTIGUA. ELLOS MIRABAN AL FRENTE. LA BARCA PARÓ EN LA ORILLA, TU SUBISTE A ESTA. TE SENTASTE JUNTO A ELLOS. MIRABAS TAMBIÉN CON TU VISTA AL FRENTE. COMO SINO NECESITARAN DECIRSE ALGO. Y LUEGO...LA BARCA SE FUE RETIRANDO HACIA ATRÁS, Y SE ALEJÓ EN LA LAGUNA, HASTA NO VERLOS"... (Suspiro, melancolía). TE REUNISTE CON ELLOS. TU FAMILIA DE ORIGEN. Te ví partir, el sanador nos guió al grupo reunido a regresar de aquel lugar. Cuando tocó mi turno de narrar mi experiencia. Mi sanador me explicó que fue "realidad". CON ESO ME QUEDO. FUE REALIDAD. Aunque sé que siempre me acompañas como mi papá ángel guardián, y en todo momento estás para escuchar. Y ayudar a esta hija loca que no te deja de amar. Fuiste un buen hombre y un gran Señor. Todos te queremos mucho. Descansa En Paz. 9 mayo 2017. Patito Alvarez.

44


DÍA DE LAS MADRES. Feliz día de las madres, mamá #Socorro Herrera, que Dios te siga bendiciendo con salud y vida. Bendita, por cada uno de tus hijos. Gracias papá y mamá por concebirme y traernos a la vida con su amor, a mi y a mis hermanos. Honor y honra a todas las mujeres ancestrales por las que estamos aquí. Y a las que no han sido madres físicamente, pero entregan su amor, moral y afectuosamente.

#PATITO ALVAREZ. MAYO 10, 2017.

45


PADRE PAQUITO POR PATRICIA LIDIA LÓPEZ GARCÍA El año 2004 fue un año de grandes enseñanzas. Porque ese año conocí al padre Paquito. Una persona muy culta. Y sobre todo en un ámbito que yo no conocía: la Literatura Infantil. Y sobre todo en un ámbito poco conocido en México: la literatura infantil Un maestro en todos los sentidos. A sus ochenta y tantos años de edad daba conferencias en la Feria del libro infantil y juvenil y le pagaban por hacerlo. Iban por él y lo dejaban cuando concluía. Nunca mencionó que sabía hablar varios idiomas. Yo no lo supe hasta que encontramos libros escritos por él en su biblioteca. Era una persona muy especial. Sólo una cosa me mencionó: que conoció en persona al autor de Momo. Yo en aquel entonces desconocía la importancia que tenía este autor en la literatura infantil. Me enseñó el libro. Y me explicó que le gustaba mucho. No olvidaré jamás dos cosas. La primera, cuando nos esperaba en la entrada principal a la hora de la clase. La segunda, cuando dio su grito de la independencia. Se naturalizó mexicano. Y gritó como nunca ese 15 de septiembre. Me mencionaron que no era sencillo obtener la naturalización. Murió el 25 de diciembre. Padre Paquito nunca te olvidaré. Sobre todo en el momento de la misa porque la hora de los niños era tan especial en ese momento.  

46


MI REENCUENTRO CON LA UNIVERSIDAD SERGIO FRANCISCO ÁVILA LANDEROS El día 7 de febrero tuve mi reencuentro con la universidad, en la carrera ejecutiva de Ciencias de la Comunicación. Hablando de la retórica y la dialéctica de Platón y cómo ha evolucionado a lo largo de la historia. Hasta realicé en equipo la portada de un periódico pero lo más emocionante fue estar perdido casi una hora en la biblioteca. Nunca es tarde para comenzar. Ahora llevo una materia en línea, convivo con compañeros ya mayores, la mayoría ya ejerce la carrera, y esto lo enriquece más. Yo aporto mis experiencias de Radio Abierta y Toing. Ver el método de la comunicación y sus medios, las dinámicas actuales y las formas establecidas y, lo más importante, prepararme para el plano laboral. Dirán que estoy viejo para ésto pero yo me siento joven cada vez que entro al campus y convivo con mis compañeros. Aunque solo voy dos veces a la semana, llena mi espacio y ahora depende de mí conservarlo y terminar mi carrera. Nunca es tarde para empezar Comenzar un camino Y lograr regresar a ese Lugar llamado Universidad.  

47


SECCIÓN

OPINIÓN


IVÁN MACEDA MEJÍAS Yo no sé con qué pinche cristal miran México algunos locutores de algunas emisoras de FM. En verdad, me hacen cuestionarme qué tanto pagaron para que saliera su título de comunicólogo, o economista, o popólogo... sí, hasta para aprender a decir pura mierda hay que tener estilo y conocimiento. Yo no sé en qué punto perciben el bienestar de los mexicanos, no sé hasta qué punto les hace falta un cursito de termoeconomía, en fin, puras idioteces hablan. Ahora también, para contextualizar, Gran Bretaña sale oficialmente de la Unión Europea, aquellos que tienen o tenían la moneda más fuerte, la libra esterlina. "El peso mexicano sale avante sobre la moneda EUAense" ya namás nos la dejan Irineo con 18 pesitos por cada dollar... ya por esto podemos confiar más para volver a firmar el TLCAN (NAFTA, para Mr. Donald Trampas y ALÉNA para sus diplomáticos compinches, que según tanto se odiaban, jaja sí cómo no). El caso es que nos dicen que salió una lana extra de las reformas fiscales (situación que no dudo), pero que les faltó decir que es un excedentes de aquello que alcanzaron a respetar los corruptos, es decir que lo que sobró es eso que no se chingaron los gobers ta preciosos que son. Los locutores del FM, sus corresponsales y "secretarios del secretario del secretario del gabinete del preciso idiota que se dice mandatario de México" entrevistados nos han querido reiterar que el que la moneda de México esté ganando terreno sobre la moneda del país vecino nos da más confianza para retomar ese Tratado de Libre Comercio que nos jodió en la administración del Neoliberal number one Chupacabras Salinas de Gortari. Y nos reiteran que los senadores bipartidistas (para que digamos: -wow, es que hasta los republicanos se han unido a los demócratas para retomar ese gran Tratado de Libre Comercio-. Sólo falta que quieran que perdamos de vista como nos necesitan urgentemente y necesitan seguir chingándose nuestros recursos naturales, mano de obra, retomar, reafirmar y hasta aumentar privilegios que ya

50


gozan con las empresas que tienen en México, que expropian y hasta sobreexplotan recursos en frente de nuestras narices, las transforman igual en nuestras narices, contaminando en nuestras narices y vendiendo sólo una parte, porque la otra va pa que la vendan "jueras", pa que se ganen su comisión del 80% por vender nuestro país en pedacitos de metal que contaminan... por poner un ejemplo). A todo esto, la premisa y primicia más importante que manejan es que México necesita aplicar ese excedente para lograr la meta de aumentar el PIB. ¿Y qué chingados es el PIB? Pues ese indicador de crecimiento que se basa en predicciones estadísticas de variables con alto grado de incertidumbre, de metafísica, de mera especulación. La ley de oferta y demanda, hacen un cruce con la cantidad de los bienes disponibles que se ofrecen en un mercado y se traslapa con una curva que habla de la cantidad que los consumidores requieren de ese producto, materia prima, servicio, etc. Podríamos decir que el IPC es la suma de los 50 bienes más demandados en los hogares... cámara, ¿Qué cantidad de gente no cumple con estos requisitos de élite?, ya es un lujo de hablar de un IPC con 50 artículos, por favor, no mamen. Así que para no hacer más larga esta parte podemos pensar que la magia de la metafísica en cuestiones monetarias está muy bien aplicada para un

51

juego de Fisher Price que vi en su cajita el día de Reyes con un nene en la caja registradora y una nena comprando frutas y verduras de plástico. Mientras tanto, nos está llegando la época en que debemos empezar a entender las leyes de la física un poco más recientes a Newton (1686), se hubieran esperado a William Thomson (1851), para poder entender que aunque la materia y la energía no se crea ni se destruya, sino que sólo se transforma, también hay una ley que dice que la materia y la energía se vuelven inasequibles, es decir que necesitan condiciones muy específicas para que puedan volver a su forma original y que eso puede tomar millones de años, o tal vez nunca pase. Digo que se hubieran esperado los que cambiaron el curso de la ciencia lúgrube, la economía, pero muchos se quedaron con los paradigmas de la mano invisible. Voy a ser más gráfico, ya para terminar... Es como si fuéramos unos animalitos extraños, que viven en una especie de valle en el que se da la comida solita, con las temperaturas más adecuadas para vivir en paz y con tranquilidad, con suficiente agua, con una cultura pícara, risueña, feliz. Con mucha salud, pues las bondades de la tierra te dan todo tipo de plantas medicinales, además gozáramos como animalitos de cierta sabiduría y posibilidades de no estresarnos tanto.


“NO ME ACUSEN DE MISÁNTROPO SI NO SABEN QUE ES FILANTROPÍA”

Tal parece que es el momento en que las estructuras de poder permiten que se haga una Revolución, solapando la violencia, e incluso promoviéndola, logrando en este inter escabullirse a sus bunkeres en lo que pasa la Hecatombe humana y ambiental. Lo que pasó en el Porfiriato fue similar. Se dejó una serie de muertos y gente trastocada por un cúmulo de "transformaciones" con resultados muy violentos en la psicología individual y colectiva. Subió al poder la burguesía revolucionaria, logrando alcanzar con su sevicia inconsciente a algunos de los de sevicia consciente más cínicos, el General Lázaro Cárdenas, aún no sé por qué cambió el rumbo dejando a Ávila Cámacho en el cargo, lo único seguro es que a México no le pertenece ya ni su petróleo, ni su comida y próximamente su agua. Los que están ahora en el poder no son más que Juniors, rebabas de aquellos dirigentes realmente comprometidos con su estado. Pasó lo mismo con la Revolución Francesa, se desató una gran ola de violencia en los campos y en gran parte de las ciudades, sobre todo en las periferias. Los poderosos y compañía tienen mucho miedo a cambiar su estilo de vida y es ahí donde radica la diferencia entre una pereza natural y una pereza encaminada por el ser humano que no sabe esperar, que debe producir más y más, del ser humano cobarde, lleno de miedo, de ese que se siente más que los demás, de ese ser humano que no entiende de convivencialidad, que tiró la bolita de nieve porque estaba aburrido y que se esconde de los que les tocó la avalancha.

52


“NO ME ACUSEN DE MISÁNTROPO SI NO SABEN QUE ES FILANTROPÍA”

Necesitamos paz, necesitamos escucharnos, vernos, abrazarnos, no dejen manipularse por unos cuantos. Por favor, dejen a un lado sus rencores, sus malos momentos, no hay razón para delegar todos esos sentimientos negativos. Esa frase de: "Es que a mí me tocó sufrir... ahora te toca a ti" Ya no, no es necesario. Diversifiquemos, de verdad diversifiquemos, pero entendamos todos de qué se trata cada proceso de lo que consumimos y no nos echemos en cara: "Ay, tu te quejas mucho, pero que tal usas esto o lo otro"... NO, no nos vayamos con la finta, cuestiónense para qué lo están usando. Egoísmo es una palabra muy bien identificada, no la mezclen con otras cosas, cada ser humano tenemos un poder increíble y la posibilidad de disfrutar y regularnos de una manera espectacular. Con tanta basura en el aire, en el agua, en el suelo, es un milagro que sigamos vivos. Retribuyámosle, hay tanto que agradecerle a la Tierra, tenemos el deber de hacerlo por todos los siglos que se le ha dejado de agradecer. Por favor, apoyémonos bien, por favor. IMM :( Estamos viendo y no vemos Nunca me he sentido más cerca de la muerte que cuando hago el más profundo viaje al ego y me veo amenazado en quedarme ahí encerrado. Verme esclavo de unos papeles que dicen que he hecho mucho y, a la vez, que no soy nada ante las idioteces de gente que no hace nada pero que decide por muchos, me habla de algo que está sólo en la imaginación. Cuando la imaginación va y llega a esas profundidades del ego, del "me miro en el espejo", del "YOLO", del "Estoy de paso", la energía del amor, la forma más eficiente de energía, sólo se queda en una pantalla, sólo se queda en una imagen plasmada. Mientras en lo tangible, en lo real, en el hoy y el ahora, estamos consumiendo toda posibilidad de mantener "eso físico y real" que permite que la imaginación produzca placer.

IVÁN MACEDA MEJÍAS

53


DISABILITY RIGHTS IN MÉXICO PATRICIA LIDIA LÓPEZ GARCÍA

Friday March, 10th, 2017. I would like to give an opinion about all the people who have a disability, because there are about 20% of people who have a disability around the world. I would like you imagine that you have a disability. There are five kinds of these in the world. -When you can’t hear. -When you can’t see. -When you can’t move with your legs. -When you has a psychosocial. -When you has an intellectual problem. Can you imagine whan can happen when the people see your disability or they know that you have one? The doors close in front of you. I want to tell you my experience. I was an accountant, but when I say that I had a psychosocial disability the organizations where I went to look for a job, they never called me again. I can hear, see or move. I can do all the things that you can do, but I don’t have the same

54


opportunities that you. And this isn’t right. We have in Mexico some articles where we based our fight. These articles is on a Convention that it was made in Ginebra. These articles talk about: -education -work -health And other countries fight about another things, but the spirit is the same. We don’t have the same rights like any another people. For example, in education. There are some schools that don’t accept people with disabilities. They are separated from the others. In regard to work, if the government doesn´t give you an employement, you won’t have one. And another problem is that we don’t know how many peope have a disability. In 2010, INEGI counted how many people have a disability but they didn’t say a global number for each disability. How do we ask for new hospital, schools or work if we don’t have the corrects number? We need help for the social groups because we can’t do it without help. Would you want to help us? You can help in many ways. You can help with education, because that’s another way to understand the things. But we are very inteligent. You can ask to the goberment about a good condition in trasportation. In this University (UACM) we have a deparment for blind. You can copy a text of a book, and send them. They made an audio with the text. You see you can help in different ways. The hands of God are us. Help us, please.

55


SECCIÓN

OTRAS LATITUDES


“MENTE

INCONFORMADA”

DE ALCEÚ CARVALHO

58


A minha mente está inconformada Algo me diz Que tem de haver algo mais Algo que possa subir Dar o que nunca dei a ninguem Diz-me quem eu sou como se o não fosse Quero subir, quero gritar Por algo que não vai bem No reino da Normamdia Quero ter-te, possuir-te, tocar-te Abraçar-te, sentir-te Dar-me, dar-te Quero tocar-te como não toco ninguem A muito imenso tempo O imenso que sou eu que é toda gente Que somos todos e nenhuns. Uns sabem sentem e são Outros adaptam a realidade. Quem és tu ? Realidade! Pagina da verdade!

59


GALERÍA


MARLENE GUZMÁN RUIS


63


64


65


66


67


68


69


RADIOUÈB

UNA VACANZA D'AUTUNNO IN TOSCANA

70


71


72


73


74


75


76


77


RICARDO SÁNCHEZ

INSTITUTO NELSON MANDELA CDMX I

78


INSTITUTO NELSON MANDELA CDMX II

79


INSTITUTO NELSON MANDELA CDMX III

80


MI CUEVA

81


PEDIDOS AL TELÉFONO

82


SOMBRITA

83


WUJI

84


85


ELIZABETA CONSUEGRA


SECCIÓN

INVITACIONES


92


93


94


95


96


97


98


TOING

99

99

Profile for Radio Abierta

Toing 18  

Una revista digital realizada por personas que tienen alguna vivencia psiquiátrica. Radio Abierta, comunicación para la inclusión social. ww...

Toing 18  

Una revista digital realizada por personas que tienen alguna vivencia psiquiátrica. Radio Abierta, comunicación para la inclusión social. ww...