Page 1

30 / Sociedad

Sábado 12 de junio de 1999

Enrique Morente ofreció en Francia un oratorio flamenco que vendrá a Santiago en julio

París bien vale una misa El flamenco de Enrique Morente es capaz de poner en pie a los muertos. A punto estuvo María Antonieta de salir de su tumba en la basílica parisina de Saint Denis, donde el pasado martes Morente escenificó la misa flamenca que vendrá en julio al Festival de

Música de Galicia. Y ningún lugar mejor que un barrio suburbial de la capital francesa, donde manda la mixtura de razas, para ofrecer un montaje en el que dominan la fusión y, ante todo, el duende. En Santiago estará el 21 de julio en la iglesia de San Francisco.

PARÍS. NACHO MIRÁS Enviado especial de La Voz de Galicia

El propio Enrique Morente decía, mientras masticaba un plátano poco antes de empezar la función, que lo suyo no es exactamente una eucaristía, porque no hay cura. Pero, añadiendo el elemento clerical, un par de sacristanes y unas velas, su misa flamenca se ganaría a pulso el calificativo de ceremonia. Dejémoslo entonces en oratorio. El montaje empieza con diez músicos en círculo apoyándose en una única nota, como el ronco de una gaita, sobre la cual aparece una versión palmeada y desgarrada del Kirie, que sale del alma más jonda de Enrique Morente. Las guitarras de El Paquete y El Montiya; el contrabajo de José Miguel Garzón; el piano de Germán Kucich; la percusión de Siqui Barona y los coros y «ruidos» de Antonio Carbonell y El Negri hacen más que apetecible una hora larga de flamenco que entrará con gusto incluso a los no iniciados. En la basílica de Saint Denis, el público francés dedicó una larga ovación a la formación, que hizo un bis a base de improvisaciones, quizás lo mejor de la noche, junto a la parte final de la misa, basada en textos de San Juan de la Cruz con arreglos de Mauricio Sotelo.

Morente saca del fondo de su alma un oratorio de más de una hora

Los diez músicos actuaron en París acompañados por el coro de la Basílica de Saint Denis, que pusieron la parte de grego-

Un peregrino francés pide a las Administraciones que no acondicionen la Ruta original SANTIAGO Redacción

Un grupo de doce peregrinos de Estados Unidos llegaron ayer a Compostela después de haber recorrido el Camino de Santiago. También llegaron dos argentinos, dos irlandeses y dos británicos. Destaca además la presencia de un joven japonés, estudiante de la Universidad de Osaka, que conoció en Japón la existencia de la Ruta Xacobea. Por su parte, el francés Jacques Leconte, de 46 años, lamentó a su llegada a la Oficina de Peregrinaciones la «transformación» que está sufriendo el Camino. Cosas como que se quiten las piedras, se aplane el sendero o se abran grandes rutas por donde

pasan los coches deslucen la parte auténtica de la Ruta, según explica. «Si quieren hacer caminatas, que las hagan, pero en otro lado. La peregrinación es otra cosa, queremos pisar los mismos difíciles lugares que han pisado miles de peregrinos a lo largo de la historia, sufrir en ellos, recorrerlos despacio, con tiempo para meditar», indica. Opiniones encontradas La opinión de Leconte choca con la de otros peregrinos que consideran que la Ruta debería estar mucho mejor conservada para hacer el trayecto más liviano. El peregrino francés pide que «se tenga cuidado» y la modernidad no transforme demasiado la vía original.

riano que en Santiago irá por cuenta de la Coral Salvé de Laredo, dirigida por José Luis Ocejo. Entre alabanzas a Dios,

retazos de jazz, de new age y del más puro flamenco, Morente desliza coplas como «le pido a Dios llorando, que me quite la salud y a ti te la vaya dando». Largos solos de percusión y mucha improvisación, sobre todo hacia el final, aunque, viniendo de quien viene, tiene todavía más fuerza lo espontáneo que una partitura. En el montaje de París se echó de menos un juego de luces apropiado —el que había era plano y uniforme durante toda la ceremonia— y no estuvo la megafonía a la altura de las circunstancias, algo que necesariamente habrá que corregir en la función de Santiago. Hubo quien notó, sobre todo al principio, poca coordinación entre el coro y el grupo flamenco, una circunstancia que se superó según fue avanzando el montaje y que se puede achacar sin duda a lo complicado de una obra en la que apenas hay tiempo para ensayar. Si el público compostelano sale tan contento como el francés, a Morente y a su banda no les quedará más remedio que ofrecer un bis como el que pudo oírse la noche del martes, hecho de improvisación e intercambio de voces entre todos los componentes de la formación al más puro estilo de una regueifa flamenca. En el caso de Enrique Morente, París bien valió una misa.

V

«El mestizaje es importante en todos los órdenes» Enrique Morente (Granada, 1948), dice que la apuesta por la música de fusión que se está dando en este final de siglo no ha hecho más que comenzar. El cantaor ha trabajado para el cine, el teatro y la televisión. Participó en 1995 en la película Flamenco, de Carlos Saura. —¿Por qué esta idea de fundir flamenco y música sacra? —Esta misa la compuse por encargo de la abadía de un pueblo francés; no es exactamente una misa, sino un concierto para misa flamenca. He querido mezclar el cante jondo con los textos de los místicos del siglo XVI, el gregoriano y el flamenco actual. El resultado creo que es atractivo. —¿Llegará su flamenco al público gallego? —El flamenco, en cualquier sitio que haya seres humanos, tiene que tener cabida como cualquier otro tipo de música. La cultura es para todos. —¿Conoce las mezclas que ha hecho desde Galicia Carlos Núñez con música gitana? —Desde luego. Mi amigo Carlos Núñez es un gran músico, yo colaboré con él en una ocasión. El camino del mestizaje es importante y necesario en todos los órdenes de la vida, pero todavía hay mucho por andar.

Dispositivo especial de tráfico para el concierto de los Rolling SANTIAGO Redacción

El departamento de Tráfico del Concello de Santiago pondrá en marcha un dispositivo especial para controlar el acceso de vehículos al Monte do Gozo, donde el próximo martes actuarán los Rolling Stones. El auditorio abrirá sus puertas a las seis de la tarde. Se recomienda a los residentes en Compostela y zonas limítrofes que no utilicen el vehículo particular, sino las líneas especiales de transporte colectivo que funcionarán ininterrumpidamente con una frecuencia de diez minutos a partir de las

17 horas. Las salidas serán desde la praza de Galicia y praza Roxa. A los vehículos procedentes de la A–9 se les recomienda utilizar la salida 67 y seguir los itinerarios señalizados. Acceso norte, a través de la N–634, a la altura de San Marcos (raxería). Acceso sur, a través de la rotonda Torrente Ballester y acceso por la rúa das Estrelas (vial bajo la autopista). Como aparcamiento se utilizará las explanadas del campo de fútbol de San Lázaro, Pazo de Congresos y pistas adyacentes al Monte do Gozo. Excepto residentes y transporte público, quedará cortado

el acceso a Aríns, en el tramo comprendido entre la N–634 y la rotonda de acceso al Monte do Gozo (pista del Hotel Los Abetos). Excepto residentes, quedará prohibido el acceso al Monte do Gozo. El departamento de Tráfico del Concello de Santiago de Compostela agradece la colaboración de todos los asistentes y ruega que, en cualquier caso, se atiendan las instrucciones de la Policía Local. El inicio de la actuación del grupo telonero, Los Suaves, está previsto para las 21 horas. Los Rolling Stones comenzarán su concierto sobre las 22.30 horas, según las previsiones de la organización.

París bien vale una misa  

Crónica del oratorio flamenco ofrecido por Enrique Morente en la basílica de Saint Denis de Paris el 8 de junio de 1999. Por Nacho Mirás, en...