Issuu on Google+

V

L7

Domingo, 14 de febrero del 2010

Santiago

La Voz de Galicia

QUÉ FUE DE LA PRIMERA TOMA DE POSESIÓN DE FRAGA COMO PRESIDENTE DE LA XUNTA Touriño cambió el estilo, pero Feijoo recuperó la gaita Más de 20.000 personas, 1.200 gaiteiros, las ventanas llenas de gente... Aquel 5

El día que la calle volvió a ser suya

de febrero del 90, toda España puso sus ojos en Santiago; han pasado veinte años REPORTAJE Nacho Mirás

SANTIAGO | El pasado 5 de febre-

Otras tres veces repetiría Fraga como presidente y otras tres veces Xosé Luis Foxo se encargaría de coordinar ejércitos de gaiteiros; hasta seis mil en uno de los actos de toma de posesión. Cuando el socialista Emilio Pérez Touriño tomó el relevo de Fraga, en el 2005, quiso darle un giro diferente a su jornada de toma de posesión. El resultado fue otro acto multitudinario, pero con el Obradoiro enmoquetado y música de la Real Filharmonía de Galicia. En su acto de investidura del año pasado, Alberto Núñez Feijoo recuperó la gaita, aunque con más recato, imbuido quizás por su política de austeridad. El hijo de Sira y Saturnino se dejó acariciar en el Obradoiro por la voz aterciopelada de Lucía Pérez, que atacó con solvencia los Queixumes dos pinos que escribiera Pondal.

ro se cumplieron veinte años: Manuel Fraga tomaba posesión como presidente de la Xunta, por primera vez, y la capital de Galicia se convertía en el mejor escenario posible. «Manuel Fraga Iribarne —decía La Voz de Galicia en su portada del día siguiente— muy emocionado, propugnó ayer una Galicia con sitio para todos después de jurar su cargo como presidente de la Xunta». El acto, que había tenido lugar en el Parlamento, precedió a un concentración de varios miles de simpatizantes y militantes del Partido Popular que, con la banda sonora de más de mil gaiteiros, siguieron al flamante jefe del Gobierno gallego hasta la praza do Obradoiro a lo largo de un recorrido El propio Fraga dijo que la organización había sido un poco caótica, «pero xa estamos aquí», añadió | TINO VIZ multitudinario. Los principales diENTREVISTA | MANUEL FRAGA IRIBARNE | EX PRESIDENTE DE LA XUNTA Y SENADOR rigentes del PP, empezando por José María Aznar, acompañaron al que hoy es su presidente honorario. Allí estaban también, entre otros, Nacho Mirás el ex presidente de la Xunta Gerardo FerSANTIAGO | «Estoy encantado de que me llame para pregunnández Albor; Pío tar por aquel día», dice Manuel Cabanillas; Rodolfo Martín Villa; MiFraga Iribarne (Vilalba, 1922) desde su despacho en el Seguel Herrero de Miñón; o Juan Arespanado. Veinte años después, las cochaga. primeras palabras del ex presidente son de gratitud con el Ídolo de masas pueblo gallego. Genio y figura, «O fogar de Breogán aporta también su valoración sobre la situación actual de Gaestá de festa», dijo en su discurso el entonlicia y de España. Y echa mano de un calificativo claro paces presidente de la ra definir al Gobierno del EstaCámara gallega, Vicdo: «Una calamidad». torino Núñez. «Las calles vuelven —¿Qué recuerda de aquel 5 yas», decía el periódico del día Siro ilustra magistralmente la portade febrero de 1990? —Creo que son buenos recuersiguiente. Las estimaciones — da de La Voz. «O traslado do patrón», siempre tan divergentes— ha- reza el pie de la viñeta que resume el dos, incluso muy buenos; al fin Fraga dice que cada hombre está pegado a su pedazo de tierra | JUAN LÁZARO blaron de unas 20.000 perso- día del juramento. y al cabo, cada hombre está penas en el acto de toma de pogado a su pedazo de tierra. Mi Galicia en el tiempo que us- bilidad en medio de una crisis. sesión, cálculo que, por cierto, querida Galicia me dio la opor- ted fue presidente? Es un problema muy serio pordoblaba la previsión de la jorAntes del recorrido triunfal, tunidad de servirla. Al mismo —Lo mejor es que se organizó que la actual Galicia está dantiempo, yo tenía una idea de un Gobierno autonómico de do paso a otra diferente y nenada anterior. el de Vilalba estuvo en la cateAl margen de enorme signifi- dral, donde se reclinó en una de lo que es el Estado autonómico, verdad, sin complejos, sin he- cesitaría más medios. cación política que tuvo aquella las naves laterales. Tal fue el rerespetando la unidad de España rir tampoco las susceptibilida- —¿Saldremos de la crisis? ¿Es toma de posesión, en las calles vuelo que se montó que el proy he sido leal a ella. No tengo des de otras regiones. Aquello optimista? de Santiago quedó la huella de pio presidente gallego, antes de más que palabras de agradeci- funcionó bien con arreglo al es- —Creo que saldremos de la criaquel momento. «Fraga se ha- dirigirse a quienes abarrotaban miento para el pueblo gallego y píritu de la Constitución y lue- sis, pero no con este Gobierno. para cuantos me ayudaron. go todos lo han hecho igual. No con este Gobierno, que es bía puesto los zapatos de vein- el Obradoiro, musitó a un cote leguas. O algo así —escribía laborador: «A organización foi —La gente recuerda aquellos —¿Ha celebrado estos veinte una calamidad absoluta. 1.200 gaiteiros en la calle, to- años de alguna manera, o los —No confía usted en que Luís Villamor en La Voz—. Por un pouco caótica, pero xa estalo menos eso parecía despren- mos aquí». do un acontecimiento... se adelanten las elecciones va a celebrar? derse del fuerte ritmo que manY la plaza se llenó de mensa—La gaita es un símbolo muy —No, no lo he celebrado. Me ¿o sí? claro de lo que es Galicia y, por alegro mucho de que usted me —No tengo nada que decir sotuvo la comitiva desde el Parla- jes escritos en pancartas: «Miesupuesto, tenía que estar allí. llame. mento gallego por toda la calle res con Fraga»; «Alicante con bre eso, no depende de mí. Pedel Hórreo, hasta desembocar Galicia y con Fraga»; «Castro—Aznar, políticos de prime- —¿Cómo ve ahora la comuni- ro creo que las elecciones sería ante Raxoi». verde con Fraga»; «Vilalba con ra línea arropándolo... muy bueno adelantarlas. dad, con Feijoo? —Por supuesto. Yo les estoy —Evidentemente, ahora esta- —¿Va a venir pronto por Ga«Se nota, se siente, Fraga está Fraga». presente», coreaban sus fieles muy agradecido a todos. La mos en una crisis. Feijoo es licia? El león de Vilalba se refirió a mientras los compostelanos se Compostela como «unha das Galicia de antes y de después un político de primera y, por —Acabo de estar allí y piensu parte lo está haciendo muy so ir todas las veces que pueapostaban en las ventanas para sinfonías máis belas, creación ya no es la misma. do espirito humano». presenciar el acontecimiento. —¿Qué es lo mejor que ganó bien, trabajando con responsa- da. Muchísimas gracias.

«Le estoy muy agradecido a todos; la Galicia de antes y la de después ya no es la misma»


El día en que la calle volvió a ser suya