Issuu on Google+

2

viernes 13 de junio de 2014

Bandeja de entrada

Cowork

La polis de los audaces No es una oficina tradicional, ni es trabajar desde casa; Sinergia hace una escala intermedio entre estas dos opciones y le suma la colaboración. El espacio creativo, la rentabilidad económica y la oportunidad para que emprendedores se conecten conforman los cimientos de este proyecto. laboral, el encontrar novedades que pueden aportar al proyecto, el tener un espacio propicio para la reunión con un cliente o grupo laboral, así como la organización -que es mucho más dispersa cuando uno trabaja desde su hogar-.

Escribe: Bianca Soler

E

n su momento, el publicista Nicolás Francolino destacó en un su ponencia en Adbrain Talk la importancia de trabajar en conjunto para generar una idea, proyecto u obra creativa. En su exposición, hizo referencia a varias amistades entre personajes reconocidos por sus huellas en el mundo. Walt Disney en una fotografía con Henry Ford; Vincent Van Gogh y Paul Gauguin; Sigmund Freud y Carl Jung; Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares; Isaac Newton y John Locke… ¿Los genios se atraían entre ellos? ¿Esa relación podía contribuir a sus creaciones? La reflexión de Francolino tiene su cuota de comparación en esta propuesta llamada Sinergia. Se trata de un espacio que plantea una nueva metodología de trabajo que no solo se instala entre la oficina tradicional y el empleo desde casa, sino que agrega un componente nuevo: la colaboración entre los diferentes integrantes de los distintos emprendimientos. Este universo se encarga de unir personas que, de otra manera -a excepción de la casualidad-, no podrían juntarse. Emprendedores que son audaces, que se arriesgan por una

Suplemento que acompaña la edición de CRÓNICAS. Prohibida su venta por separado.

Gerente General: Carolina Estellano Editor: Oscar Cestau Producción periodistica: Bianca Soler y Valentina Esponda Arte y diagramación: Santiago Rovella Fotografía: Agustín Nocetti empresas@cronicas.com.uy www.cronicas.com.uy Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión de la dirección del semanario.

Democrático y perseverante

El dato Sinergia cuenta con capacidad para 400 coworkers. 13 oficinas, una sala de evento con terraza, tres salas de reuniones, una sala de recreación, livings de trabajo y un Play room.

pasión, a los cuales la ayuda les es bienvenida para que su meta se haga realidad. El espacio se propone como una comunidad en que apoyarse, y donde encontrar capacitación, herramientas y equipo. El concepto de co-working surgió a fines de los 90 en Estados Unidos y rápidamente se propagó a Europa, fundamentalmente a Londres. Sin colaboración, el sistema no funciona. A su vez, el modo de trabajo se genera a través de espacios dinámicos, inspiradores, donde los integrantes de la comunidad se juntan, comparten un espacio, interactúan, cada uno trabajando en su proyecto; y eso genera redes personales y profesionales entre ellos que les aportan valor a cada uno. “Ya sea para conseguir colaboración para sus proyectos o clientes y proveedores. También, que creo que es la parte más linda, surjan nuevas iniciativas y emprendimientos a través de esta convivencia a diario”, explicó a Empresas & Negocios, Macarena Botta, cofundadora y directora ejecutiva de Sinergia.

El co-working ya tiene algunos años de existencia y se han realizado encuestas sobre esta nueva metodología de trabajo. “Se hicieron cuatro al momento y todos los resultados que han dado con respecto a la motivación, la productividad, la inspiración, la creatividad han sido súper alentadores”, explicó Botta. Por lo tanto, Sinergia trae consigo una propuesta que ya está comprobada, que funciona y que motiva. “No es lo mismo si estás en tu casa solo, trabajando en un proyecto que si estás acá y tenés en la mesa de al lado otro emprendedor que ya pasó por lo mismo o que va a pasar por lo que vos ya pasaste”, contó la directora ejecutiva.

Lo que lo separa del resto El cowork se aleja de lo que es una oficina tradicional. El enfoque del espacio se concentra en la persona y desde esa instancia se enfoca el trabajo. “Cuando se plantea un hábitat determinado, se establece el comportamiento de las personas que van a trabajar en ese hábitat”, afirmó Botta. Las oficinas tradicionales tienen un layout muy esquemático que coincide con muchos negocios, pero no con el modelo que plantea Sinergia que apuesta a la flexibilidad. No posee mostrador, ni recepción de entrada; sus pizarras y mesas tienen ruedas para po-

der crear un espacio de trabajo en cualquier lugar. Según Botta, Sinergia tiene que poder transformarse tanto en un teatro como en una oficina. Por otro lado, también se diferencia del trabajo en casa. Sinergia propone mezclar las dos modalidades. “El aislamiento en la casa de uno, un rato sí pero después se vuelve contraproducente”, aseveró la directora ejecutiva. La separación del entorno puede dificultar el hallazgo de un equipo, el separar la vida privada de la

Otro objetivo que se tiene también desde Sinergia y desde su espacio es democratizar el emprendedurismo. “A veces siento que tuve ciertas oportunidades, acceso a cierto tipo de educación, a determinados círculos, a muchas cosas… Y siento que hay montón de emprendedores que tienen excelentes ideas, un talento increíble y no llegan a las redes necesarias para poder ejecutar esos proyectos o financiarlos o asesorarse para poder hacerlo mejor.” Por eso, Sinergia quiere ser una red para redireccionar a los emprendedores que puedan llevar sus proyectos a cabo. A su vez, este espacio quiere romper con el mito del fracaso que según Botta está muy arraigado en Uruguay. La cofundadora contó que muchos emprendedores exitosos de la historia fracasaron reiteradas veces antes de serlo. Por eso, Sinergia apoya a sus integrantes para que lo intenten de nuevo.

Co-working entre fundadores Sinergia nació de la unión de dos iniciativas. “Éramos dos equipos trabajando en el tema de co-working. La primera vez que hablé del tema fue con Federico Lavagna, uno de los socios, en febrero de 2013”, indicó Botta. Fue a raíz de esa charla que ambos empezaron a evaluar la posibilidad de generar un proyecto de estas dimensiones. “Conocíamos espacios de estas características en otras partes del mundo. Y, también, como somos -de alguna

manera- o emprendedores o asociados al ecosistema emprendedor, entendíamos que estaba buenísimo generar esa propuesta”, agregó. A lo largo de un gran proceso de trabajo, los dos equipos decidieron hacer de ellos un único grupo. “Esto como forma de obtener más recursos humanos para repartir en diversas áreas, en lugar de hacer dos proyectos más chiquitos y parecidos al mismo tiempo. Y, un poco así, se gestó Sinergia”, reflexionó.


[prensa] sinergia 2014 06 13 [semanario crónicas, empresas & negocios]