Issuu on Google+


RECONSTRUCCIÓN ESTACIÓN PIRQUE Pilar Quinteros

27/01/2011

Jueves 27 de enero a las 19:30 hrs. Emco 5070, San Joaquín. 2


Detalle de Fragmentos en miniatura de la estaci贸n Pirque (2011). Cartulinas de colores. Dimensiones variables. Pilar Quinteros.

3


BREVE RESEÑA DE LA OBRA

Reconstrucción Estación Pirque es el video registro de la acción de arte llevada a cabo durante todo el segundo semestre de 2010 y finalizada el 19 de diciembre del mismo año. En él se muestra la construcción en cartón blanco por parte de la autora de una parte de la fachada de la desaparecida Estación Pirque, a escala 1:1. Inaugurada para el Centenario de nuestro país y demolida tres décadas después, dicha estación, diseñada por el arquitecto Emilio Jequier y de estilo neoclásico francés, estuvo ubicada en la actual entrada del metro Baquedano, junto al edificio de la Telefónica. Es ahí donde fue instalada su reproducción en cartón, la cual fue transportada por partes y a pié por un grupo de gente a través del parque Bustamante, por donde, además, pasaban anteriormente los rieles que llegaban a la desaparecida estación. Es en el lugar que antiguamente ocupaba la estación donde se dejó que el objeto de cartón se viera consumido por el tiempo de duración que ofrecía el material, y los efectos que conlleva la exposición del mismo a la intemperie, a la ciudad. De esta manera se hace visible, a partir de una interpretación en base a fotografías y, por tanto, de manera parcial, parte de la frágil historia de la ciudad que se escribe todos los días, y que no permite acostumbrarnos a los lugares que habitamos, ya que éstos se encuentran, para bien o para mal, en constante transformación. PILAR QUINTEROS

4


LA ESTACIÓN PIRQUE, POR PILAR QUINTEROS

que pierde uno de sus vectores, tal como el dibujo de un

Memoria y resurrección efímera.

cubo sobre un papel nos obliga a amputarle un plano

We're just a picture, we are an image caught in time Ronnie James Dio El domingo 19 de Diciembre de 2010, culminó un largo

existencial, y reducirlo a nuestras convenciones cognitivas de dos dimensiones. La Estación de Pirque queda así suspendida para

sus

siempre en una extemporaneidad, y también en una

restauraciones: el montaje del techo frontal de la extinta

extraespacialidad, pues a pesar de la prolijidad y realismo

Estación Pirque, en el lugar de su existencia, esto es el inicio

en el manejo del cartón de Pilar, el objeto queda

del Parque Bustamante, en las actuales inmediaciones de

consumido por su tiempo, por la fragilidad de su imagen y

la estación de metro Baquedano. A diferencia de sus

de su materia; en el caso de la original, aplastada por la

trabajos

se

vorágine del progreso; y en el caso de su imagen

independiza del presente, y su único soporte se ancla en un

resucitada, aplastada por el devenir citadino: el tánatos

pasado olvidado bajo presente rutinario, y entonces la

universal del habitante urbano que al parecer necesita

obra no estaría restaurando una forma (como la fachada

destruir su entorno, como defendiéndose de que el entorno

del MAC, o la fachada de la casa antigua en Santa Isabel),

no lo destruya a él. La obra logra así desprenderse de su

sino que la restauración ocurre en el plano frágil de la

lugar en el espacio, logra, con el riesgo asumido que

memoria histórica. La instalación efectuada con la suma

conlleva, subirse al flujo del tiempo para que represente ya

de fragmentos prefabricados, es el vestigio tangible de la

no un estado original olvidado por el transeúnte despistado

materialidad del trabajo, del proceso figurativo que da

(como en las tres restauraciones), sino que se plantea una

cuenta de la imposibilidad de la apreciación total de la

reflexión por el objeto estudiado (la estación), y sobre la

estructura por parte de un sujeto individual, y también la

obra misma de su puesta en escena. Esto adquiere

imposibilidad de acceder a la forma, la obra ya instalada

pertinencia si consideramos que el estudio realizado por

se comporta entonces como la sombre interdimensional

Pilar, se basa obligadamente en las escasas fotografías de

proceso

ya

anticipado

anteriores,

por

por

vez

Pilar

Quinteros

primera

el

en

cartón

5


la desaparecida estación, en la perspectiva subjetiva de

del cosmos como la proyección de una imagen en tránsito

un lente anonimatizado por la distancia histórica, y que por

irrevocable al olvido.

ende es la regresión de una muerte: la forma que se volvió imagen, y que gracias al cartón renace de la imagen para

Pilar Quinteros efectuó así un mandala a gran

volverse forma otra vez, sin embargo con las limitantes

escala, un mandala que sin embargo no es menos sacro

frágiles de su material, de las capacidades humanas de la

que el realizado bajo el claustro budista, pues se asume a

artista, y de la perspectiva acotada que pudieron registrar

la urbe tantas veces ajena, distante y depredativa, como

las imágenes de su tiempo.

un espacio simbólico, que pide a gritos ser alegorizado por

Para los presentes en aquella instalación, para los transeúntes que cooperaron observando, y también a los más importantes: a aquellos anónimos que cooperaron a terminar la obra con su destrucción paulatina y definitiva, la experiencia vivida adquiere una suerte de fantasmagoría siniestra: la emergencia de una forma perdida con una de sus formas más frágiles posibles, un cartón; la pregunta por

sus transeúntes, para que de una buena vez vuelvan a ser habitantes. La Estación Pirque resucitó desde su imagen capturada por la misma técnica que la olvidó, para morir consumida por la reconstrucción de su estética formal destruida a patadas por el tedio rutinario de algún caminante nocturno, tal

como toda imagen, y así

sucesivamente.

la extrañeza del objeto desconocido en el espacio público, a través de la forma realista, necesariamente incompleta, y homogenizada cromáticamente por el blanco del material;

Christian Álvarez

y finalmente, la pregunta tan rehuida por el circuito artistaespectador-crítico,

el

sentido.

No

un

sentido

como

explicación yuxtapuesta a la intención de la obra, sino que un sentido como praxis interrogativa aplicada al propio arte, y que en su potencia resuena en la vida, en el universo, el descubrir nuestra permanencia breve dentro

6


IMÁGENES

7


8


9


10


11


12


13


14


PILAR QUINTEROS Nace en 1988 (Santiago, Chile). Actualmente es estudiante de último año de Licenciatura en Arte en la Pontificia Universidad Católica de Chile (2006-2010), en la cual se desempeña, a su vez, como ayudante de uno de los cursos de Dibujo básico. En su trabajo plástico ha establecido la técnica del dibujo como herramienta direccional, al indagar en sus múltiples posibilidades de desplazamiento material, a través del collage y la tridimensionalidad del mismo, lo cual progresivamente la llevará a indagar en lo que será su trabajo en el espacio público. En él ha desarrollado,

en

el

último

tiempo,

una

serie

de

restauraciones en cartón de edificios desaparecidos o en deterioro. Uno de ellos fue la restauración de una parte de la fachada del Museo de Arte Contemporáneo (MAC), cuyo registro en video fue presentado en mayo del 2010 al interior de la misma institución.

15


El espacio MI CASA ORGANIZA (eMCO) es un centro de experimentación artística del colectivo de arte MICH que tiene como objetivo establecer vínculos significativos entre las producciones artísticas y el espacio social. Se ubica en la casa particular de su fundador, calle Emco, número 5070, San Joaquín. Sebastián Riffo

16


Para mayor informaci贸n viste: http://www.museointernacionaldechile.cl http://www.flickr.com/potos/lapilarquinteros Pilar Quinteros pilarquinteros@museointernacionaldechile.cl +56977925813

17


Pilar quinteros