Page 1

1.Ex Urbe: Llegan noticias de Roma Estamos en el año 366 de nuestra era, a V de Febrero, comienzan las fiestas Antesterias en honor a Dionisos. Roma es gobernada en este momento por Flavio Valentiniano. Este cargo no le es otorgado por herencia de familia sino que ha ido escalando posiciones sociales desde soldado raso, por su valentía y su sapiencia guerrera hasta llegar a gobernar Roma. En éste imperio nos encontramos, en una de sus varias conquistas, estamos en la Hispania Tarraconense, en una pequeña oppidum que se asienta en un rico terreno utilizado para el desarrollo de distintos frutos vegetales. Próximos a ésta oppidum se encuentran varios ríos

como el

Ciguela, el Ojailén (más próximo a la oppidum) y el más notable es el Anas. La oppidum está rodeada por los caminos que llevan a Consabro y a Ojailén. Una villa rural está separada de la ciudad por un puente que comunica a ambas. Es una ciudad tranquila con gente cariñosa, familiar, habitantes que se conocen todos y trabajan para subsistir, los niños de Sisapo invertían el tiempo en varias cosas pero las más corrientes eran


ayudar a sus padres a sus trabajos y jugar en la calle a los distintos juegos entre los que destacaban éstos juegos de azar y entretenimiento: ALEA (con dados) CAPUT AUT NAVIS (con monedas igual que el “cara o cruz”) DIGITIS MICARE (pares e impares), etc. No es muy grande la ciudad, más bien es un pequeño poblado, en él se asienta una familia de lo más corriente y de ella vamos a hablar. La familia vivía felizmente en una casa del oppidum y consta de cinco componentes, de momento, ya que Spuria Mamerca, la madre de familia está embarazada. Con esta mujer está casado Tulius Spurius Flavius, un rico terrateniente que tiene la concesión de la explotación de las minas cercanas y en ella trabajan sus empleados y tiene además al frente a un encargado de su plena confianza, ya que de las minas se extrae una buena suma de beneficios. La pareja tiene dos hijos, Spurius Tulius Iunior, el mayor con 25 años, y Manius Tulius Eruditus, el niño menor con 14 años, un buen hijo que ayuda en lo que puede a su padre y a su familia. La hermana de Tulius Spurius Flavius, Spuria Flavia Minor está enamorada de un griego llamado Néstor y están haciendo planes de casamiento.

2. Infans Novus: Un nuevo miembro de la familia ha llegado.


El

parto fue inesperado.

Justamente la madre de familia se

encontraba sóla en casa el XIII de Noviembre, cuando ésta rompió aguas y se desesperaba porque pensaba que estaba sóla pero en ese instante pensó en su vecina que solía encontrarse en su casa a esas horas. De repente aparecieron cuatro mujeres, la cogieron del suelo y la tumbaron en la cama boca arriba, mientras una corría rapidamente a por un barreño de agua para ponerla a calentar y otra iba a por toallas. La mujer llegó con el barreño y la otra mujer con las toallas, mientras que una quinta mujer vino gritando que venía la comadrona de Sisapo de camino. Cuando ésta llegó, se colocó junto a Spuria en la habitación donde la habían colocado y adoptando una posición favorable para recibir al nuevo miembro de la familia mientras que invocaba a la diosa Juno Lucina (protectora de los nacimientos). El nuevo miembro de la familia ya había llegado al mundo, cuando llegó su padre , Tulius Spurius Flavius, y lo colocaron a sus pies, para que realizase el rito de reconocimiento de su paternidad y de ese modo aceptara a su hija como legítima o, de lo contrario, la rechazara. Levantó con sus brazos a la criatura y le sonrió emocionado y la aceptó como su hija, y en ese instante las mujeres que la habían llevado ante el padre se la devolvieron a la madre todavía acostada después del esfuerzo y le aconsejaron que le diera de mamar. Para anunciar que había nacido un nuevo miembro en la familia adornaron la puerta con flores y al noveno día (por ser niña) se


celebró la fiesta llamada Lustralia, en esa fiesta tan emotiva le pusieron el nombre de la familia, y a la vez la purificaron y le dieron un amuleto llamado bulla para que le guardase de todos los males, especialmente el mal de ojo y a continuación el pater familias realizó el sacrificio ritual a los Dioses. En la fiesta a la recién nacida le impusieron el nombre de Spuria Mamerca Maior. Cuando la niña se fue haciendo mayor la llevaron a la schola del maestro de Sisapo, donde le enseñaban las virtudes, costumbres y valores para que aprendiera y supiera mantener las tradiciones que sus mayores consideraban buenas. Sus hermanos habían acudido a la propia casa del maestro y ahora éste disponía de más alumnos y había adosado un espacio a su vivienda para darles lección. Los niños acudían a sus clases acompañados de un esclavo llamado pedagogo, que cuidaba del niño y lo esperaba hasta la finalización de la jornada para llevarlo de vuelta a la domus Spuria.

3. In Oppido: Un dia en Sisapo. Hoy día IX de Marzo, nuestra familia sale al mercado del pueblo, donde se venden todo tipo de hortalizas extraídas de la villa, carne y, además de alimentos, se venden muchos productos artesanales, como macetas, cuencos para lavar la


ropa, adornos, etc. Este mercado era más bien para la gente acomodada ya que se vendían todos los productos a mayor precio por su mayor calidad, el mercado más popular se asentaba a las afueras del pueblo, antes del puente que lleva a la villa. Después de comprar lo necesario para mantenerse durante un tiempo, Spuria Mamerca se dirigió a casa a dejar toda la compra con la ayuda de sus hijos, mientras Tulius Spurius Flavius conversaba con sus amigos y conocidos a las puertas del teatro, donde esperaba a que llegase su mujer acompañada del nuevo miembro de la familia, Spuria Mamerca Maior. Cuando Spuria Mamerca llegó, entraron en el teatro y en ese momento empezaba una representación escénica. La obra era cómica y entretenidamente divertida. Fue un buen día para ir a ver una obra ya que además del buen tiempo en esa primavera, Tulius Spurius Flavius había hecho uso de sus contactos y había conseguido una muy buena posición en las gradas. Mientras los padres veían la obra, Spurius Tulius Iunior y Manius Tulius Eruditus fueron a dar una vuelta por la ciudad acompañados de su siervo custodio y se

encontraron con varios edificios

imponentes. El primero que vieron fue la basílica, que era un edificio de planta rectangular con tres naves separadas por columnas, albergaba múltiples actividades, ya que servía para las reuniones de negocios, la asamblea de los ciudadanos, y también como juzgado en la administración de justicia.


Había varios tabernae, que son pequeños comercios donde se vendía de todo. Y por supuesto el Macellum, el gran mercado de la ciudad donde nuestra familia ha hecho sus compras.

4. Labor: Un día en las minas. El padre de nuestra familia tiene en su poder por encargo del emperador las minas cercanas a la villa y él desempeña además un cargo: es concesionario de la explotación de los minerales que se obtengan de la mina y se encarga de la revisión de la construcción y de ordenar a los trabajadores sus tareas y cómo hacerlas. Según sus trabajadores, es un jefe y encargado ejemplar. Desempeña su función como el que más, aunque es muy exigente con sus empleados, pero sin llegar a explotarlos, aunque no es bueno trabajar en esa mina ya que el aire que se respira en ella es contaminante y muchos de sus trabajadores mueren no muy viejos por el taponamiento de sus pulmones. La mina es tan contaminante debido al mineral que se extrae de


ella, se llama cinabrio y de el se obtiene el mercurio. La mina se asienta a I kilómetro de la villa en unas canteras que en ese tiempo estaban siendo muy explotadas para poder sacar beneficios de los minerales y que, una vez transformados, fueran utilizados en todo el imperio romano ya que era un terreno rico en minerales. En ese terreno o, mejor dicho, cercano a éste, se asienta un personaje peculiar, un anciano al que le toman por loco que vive sólo. Cuando hay obreros en las canteras trabajando aparece éste anciano y les tira piedras, ya que está descontento con la idea de explotar las canteras y dice que fué él el descubridor de la mina cuando ésta aún era desconocida.

5. Nuptiae: Se celebra una boda en La Bienvenida Hoy, día I de Junio, mes consagrado a Juno, se celebra la boda de la hermana menor de nuestro padre de familia Tulius Spurius Flavius, ella es Spuria Minor. Spuria Minor esta completamente enamorada de un griego llamado Néstor.


El dia XXVI de Abril del año pasado, Spuria Minor, llegó a casa acompañada de su esclava nodriza y con ellas llegó este griego al que había conocido en el foro el año anterior con motivo de las fiestas Lupercales, cuando se presentó en Sisapo para hacer negocios con su hermano. Ambos jóvenes quedaron muy impresionados y el hermano, Tullius Spurius, vio con buenos ojos a aquel joven para su hermana. Acordaron esperar un tiempo y mantener el contacto por carta. Finalmente, decidieron dar el paso y fijar la fecha del acuerdo matrimonial. Lo que tenían planeado era una boda sencilla, puesto que Néstor apenas tenía familia, vivía con su madre y cuatro criados. Se fijó la enguíesys o fiesta de compromiso para el XXIV de enero y ambas familias estuvieron de acuerdo en fijar la ceremonia del matrimonio para la primavera siguiente, sería en las Calendas de Junio. Tulius Spurius Flavius le preguntó a Spuria Minor si era feliz y ella contestó que agradecía a los dioses que la decisión de su hermano coincidiera con su elección personal. Tullius Spurius tenía la responsabilidad de velar por su hermana y conseguir para ella una boda favorable. Néstor Jasónida era un industrial de Atenas administrador de una mina de plata, que quería extender su negocio por la provincia romana de Hispania y había conocido las minas de Sisapo en un viaje por la zona. Con esta boda la familia podía hacer, pues, unos negocios muy importantes y sacar provecho. Al día siguiente, Spuria Minor y la mujer de su hermano se levantaron pronto para ir preparando todo sobre la boda. Al principio estaban nerviosas y no sabían por dónde empezar, luego elaboraron una lista para organizarlo todo bien.


El dia XI de Mayo las mujeres de la casa se pusieron manos a la obra con el traje de bodas de Spuria minor. El traje es blanco, se trata de una túnica hecha de dos piezas de tela muy lujosa cosida con hilo dorado y que llega hasta los pies, Además Néstor ha regalado a Spuria un velo azafranado de seda finísima y el calzado, hecho a base de una piel muy fina de cabritilla blanca por un zapatero de Sisapo, fue el mismo con el que la madre de Spuria Minor se casó. Ya solo faltaban dos días para la boda y uno para la formalización del matrimonio con el contrato. Hoy día I de Junio (Kalendas Iunias) se celebra y en esta fecha precisa porque el mes es el más tradicional y se quiere tener a los dioses propicios para que el matrimonio salga bien. El matrimonio se va a realizar mediante la fórmula Sine Manu, lo que significa que la esposa sigue dependiendo de la autoridad y la fortuna de su familia paterna, representada en este caso por su hermano como pater familias. En los días previos al matrimonio, los novios han hecho las ofrendas rituales. En esta ceremonia el novio se ha cortado el cabello y ha ofrecido tambien un sacrificio a los dioses del matrimonio. Después de ese sacrificio la novia llevó sus juguetes también a los dioses y sus ropas de niña. La víspera del día grande se dio un baño purificador y le hicieron un peinado ritual de seis trenzas. De pronto ha llegado el gran día. La boda se celebra en la domus familiar. La ceremonia se hizo según el modo de confarreatio. Esta ceremonia era religiosa ya que su hermano quería que se celebrara así. El banquete, como manda la tradición se celebró en casa del


padre de la novia. Despues de comer, el novio le quitó el velo a la novia y dejó al descubierto la hermosa corona de flores de su cabeza. Finalmente, esa noche luminosa de verano, la novia fue a la casa del novio que a partir de ahora iba a ser su nueva casa. Hicieron la marcha a la luz de las antorchas mientras los amigos del novio y la familia de la novia le cantaban himeneos. Pero antes de entrar a la casa del novio, Spuria Flavia desde la puerta hizo una señal a su hermano que portaba una antorcha y él la arrojó encima del carro para que lo quemase y eso significaba que no podría volver a su casa. Después de quemar el carro, la suegra le dio la bienvenida, y a la vez le regaló un pastel nupcial de miel y sésamo. Después de eso a la novia le lanzaron dátiles por la cabeza en señal de felicidad y fecundidad para su matrimonio. Al día siguiente, una vez pasada la noche de bodas, El hermano mayor y la cuñada de la novia entraron en la nueva casa de los recién casados y fueron recibidos por su hermana vestida de matrona como una nueva mujer adulta de Sisapo. Muy contentos le entregaron la dote y los regalos acordados y celebraron un banquete con la nueva familia de Spuria Nestórida. Fin de la Historia de Tulius Spurius Flavius

Profile for Elisa Díaz

La Familia Spuria Flavia de Sisapo  

Historia ficticia de unos moradores de Sisapo que vivieron en el siglo cuarto de nuestra era y nos acercan Roma al presente

La Familia Spuria Flavia de Sisapo  

Historia ficticia de unos moradores de Sisapo que vivieron en el siglo cuarto de nuestra era y nos acercan Roma al presente

Advertisement