Issuu on Google+

EDITORIAL

CHILE CAMBIÓ ay mucho por hacer, miles de perros y gatos en las calles, muchas personas que maltratan a sus mascotas, circos con animales, zoológicos que causan más depresión que felicidad al entrar en ellos. Sí, la realidad no es feliz mirándola de manera general, pero es imposible no ver que estamos avanzando. Hablemos concretamente. El incendio de Valparaíso marcó un antes y un después en la manera en que los animales son valorados a nivel social y político en nuestro país. Partimos una semana después de ocurrido el siniestro, y pudimos constatar mucha generosidad de las personas entre ellos y hacia sus queridos animales. Sabemos que muchas de las víctimas peludas pertenecían al gran grupo de callejeros de Valparaíso, pero había otras tantas que eran parte de una familia, una familia que perdió todo pero que el sólo hecho de rescatar a su perro o gato de las llamas les devolvió la sonrisa. Se formó por primera vez un hospital de emergencia para animales; llegaron decenas de voluntarios; buses/

hospital como el de Master Dog; donaciones como las de Royal Canin; fundaciones como Stuka, que justamente nació para el terremoto del 2010, y veterinarios que, sin duda alguna, brillaron por su vocación. ¿Habríamos visto algo así hace algunos años? Creo que no. Los animales solían tener otra valoración. Hoy son un ser vivo más que genera profundos sentimientos en los humanos, a tal punto que la propia Presidenta de la República, Michelle Bachelet, mencionó en su discurso del 21 de mayo medidas para mejorar el bienestar de ellos. “A los chilenos nos une un profundo amor por nuestras mascotas”, mencionó. Más allá de que algunos discutan la forma, el orden, el proyecto, lo concreto es que estamos caminando firmemente rumbo a un país más civilizado y conciente, una postura transversal que no discrimina y que sólo habla que, hoy, los chilenos estamos cambiando. Un abrazo a todos, Carla INGUS Marín Directora

www.quiltrosmagazine.cl

03 EDITORIAL.indd 1

3

28-05-14 20:31


03 editorial