Issuu on Google+

T

TIPOGRAFIA Historia y evoluci贸n Vol.2


TIPOGRAFĂ?A istoria y evolucion

Quico Salgado 1 er Grafica Publicitaria Curso 2009-2010 TIPOGRAFIA


Volúmen 2

Desde la invencion de la imprenta hasta Diseño tipográfico del siglo XX.


Índice 6. Invención de los “tipos móviles” y la imprenta................................................pág.1-2 7. Aldus Manutius y otros impresores y tipógrafos en Alemania y Venecia.......pág.3-4 8. Fournier y Didot: invención del sistema racionalizador tipográfico................pág.5-6 9. La imprenta a partir de la revolución industrial...............................................pág.7-9 10. Diseño de tipografías del siglo XX. ...............................................................pág.10-11 A. Apéndice: Tabla periódica de tipografías / Top 10. ..........................................pág.12-14

T

B. Bibliografía y webgrafía ...................................................................................pág.15

TIPOGRAFIA


6

Invención de los “tipos móviles” y la imprenta

Johannes Gutemberg y la Biblia de 42 líneas.

Ya en el lejano Oriente se conocía un sistema para imprimir con caracteres móviles confeccionados en arcilla cocida y sujetos por una forma de hierro, invención que el testimonio contemporáneo atribuye a Pi Sheng en China, entre 1041 y 1048. Los coreanos fundían caracteres metálicos e imprimían libros con ellos antes de 1400. Pero como ni en China, ni en Japón, ni en Corea se usaban alfabetos, la invención de los tipos móviles no significó nada importante en estos países.

Johannes Gutenberg nació entre 1397 y 1400 en Maguncia (Alemania). Orfebre de profesión, pronto adquirió los conocimientos en impresión. Hasta 1449 y años anteriores, los libros eran difundidos a través de las copias manuscritas de monjes y frailes dedicados exclusivamente al rezo y a la réplica de ejemplares por encargo del propio clero o de reyes y nobles. Al ser Gutenberg orfebre de oficio, sabía cómo fundir objetos metálicos cómo punzar y cómo estampar letras o imágenes en metal. Su idea era adaptar estas técnicas para copiar el texto de los libros mecanizando su producción. Para no ser acusado de brujería por querer simular los libros manuscritos de los copistas, se instala en las ruinas del convento de San Argobasto, allí comienza a desarrollar las primeras tipos móviles imprimiendo sobre pergamino.

En 1434 se traslada con su familia a Estrasburgo y allí se asocia con Dritzchen, Riffe y Heilman. Juntos comienzan a trabajar e investigar, pero la falta de dinero le hace formar sociedad con Juan Fust, otro orfebre de Maguncia, y con Peter Schoeffer, un experto en caligrafía y que conocía el proceso de fundición de metales y química. En su desarrollo, empezaban fundiendo caracteres tallando en relieve cada uno de ellos en un bloque de acero, con lo que obtenían los punzones correspondientes a cada letra y signo. Estampaban luego estos punzones sobre bloques de metal más blando convirtiéndolos en matrices que había de transformar a su vez en moldes para no tener que hacer un molde individual para cada letra de diferente grueso e idearon una matriz de grosor ajustable denominado justificación, precisamente lo único que no existía ya en una forma u otra.

>> Invención de los “tipos móviles” y la imprenta

T

odo y que se conocen sistemas de impresión desarrollados en China con bloques de madera, y un antiguo pergamino descubierto en Corea del Sur, se considera que la invención de los tipos móviles se atribuye a Johannes Gutenberg, orfebre e impresor alemán en la década de 1440.

1


Imprenta de tuerca.

Fue el meollo de su invento. Necesitaban también un metal que fundiera con facilidad, que fluyera uniformemente dentro de la matriz, que al enfriarse se dilatara un poco proporcionando un modelo absolutamente exacto de la letra y cuya dureza hiciera posible presionarlo repetidamente contra el papel o la vitela para imprimirlo sin sufrir un desgaste excesivamente rápido. Se sirvió de una aleación, en la que se basan todos los tipos metálicos fundidos desde entonces, compuesta de plomo, antimonio y estaño.

Gutenberg apostó a ser capaz de hacer a la vez varias copias de la Biblia en menos de la mitad del tiempo de lo que tardaba en copiar una el más rápido de todos los monjes copistas del mundo cristiano, y que éstas no se diferenciarían en absoluto de las manuscritas por ellos. Tuvo que hacer varios modelos de las mismas letras para que coincidiesen todas con todas, en total más de 150 «tipos», imitando perfectamente la escritura de un manuscrito. Se ignora cuántos experimentos, cuántas pequeñas impresiones realizó Gutenberg antes de coronar su primera gran obra, la Biblia de 42 líneas. La Biblia de 42 líneas es el primer libro impreso en el mundo occidental que ha llegado hasta nosotros: su realización en 1455 fue una tarea gigantesca que probablemente motivó la ruina de Gutenberg.

Las primeras prensas de imprimir, como las del siglo XVI e incluso anteriores, eran de tornillo, pensadas para transmitir una cierta presión al elemento impresor o molde, que se colocaba hacia arriba sobre una superficie plana. El papel, por lo general humedecido, se presionaba contra los tipos con ayuda de la superficie móvil o platina.

>> Invención de los “tipos móviles” y la imprenta

En lo referente a la impresión, y con la ayuda principal de Peter Schoeffer, adaptaron una vieja prensa de vino a la que sujetaba el soporte con los «tipos móviles» para utilizarlo como prensa y descubrieron que la mejor tinta era una mezcla de aceite de linaza y de pigmentos usados por los pintores de óleos; que en cuanto a densidad del negro y a indelebilidad, no ha sido mejorada jamás.

Consta de 1286 páginas de 2 columnas y 42 renglones por página, repartidas en dos volúmenes. Se ha calculado que los ejemplares realmente impresos por Gutenberg serían entre 180 y 200, de los que probablemente unos 30 lo fueran sobre vitela. De los 48 ejemplares conocidos (36 sobre papel, 12 sobre vitela) sólo 21 están completos. El gran logro de Gutenberg contribuyó sin duda de forma decisiva a la aceptación inmediata del libro impreso como sustituto del libro manuscrito. Los libros impresos antes de 1501 se dice que pertenecen a la era de los incunables. En el periodo comprendido entre 1450 y 1500 se imprimieron más de 6.000 obras diferentes. El número de imprentas aumentó rápidamente durante esos años. William Caxton la llevó a Inglaterra en 1476. Caxton no era un gran impresor desde el punto de vista técnico. Había aprendido el arte en el continente, posiblemente en Colonia; en 1475 imprimía en Brujas el primer libro en inglés, su propia traducción de Receuil des Histoires de Troies, e instaló su imprenta en Westminster. Hacia 1476 la imprenta había llegado ya a Italia, Suiza, Francia, los Países Bajos, Bélgica, Hungría, Polonia y España. En Italia, por ejemplo, la primera imprenta se fundó en Venecia en 1469, y hacia 1500 la ciudad contaba ya con 417 imprentas.

2


7

Aldus Manutius y otros impresores y tipógrafos en Alemania y Venecia de los siglos XV-XVI

Una de las ambiciones de Manutius era evitar que las obras de la literatura griega cayesen en el olvido o la pérdida física, por lo que las convirtió en sus principales proyectos de edición. Manutius seleccionó Venecia como el lugar más adecuado para desarrollar sus labores debido a que allí se encontraban gran cantidad de refugiados del caído imperio Bizantino y encontraría un gran número de libros Bizantinos valiosos además de personas que pudieran revisar sus textos. Así, se estableció allí en el año 1490, comenzando a trabajar durante 5 años en el taller de una imprenta con el fin de dominar los aspectos técnicos. Como los ahorros obtenidos no eran suficientes para abrir una imprenta, recurre al príncipe Alberto Pio consiguiendo que este le financie el equipamiento de la imprenta al completo. El objetivo de Aldus Manutius era expandir la cultura a un espectro social amplio y que aquellas personas que tuvieran inquietudes culturales aunque pocos recursos económicos, pudieran acceder a comprar importantes obras antiguas bien editadas. Conforme la imprenta va teniendo cada vez más éxito en 1500 Manutius se rodeó de un ejército de estudiosos griegos y componedores de texto a los que llamó Aldi Neakademia. Revisaron manuscritos, leyeron pruebas de impresión y le dieron a Manutius modelos de caligrafía griega para fundir tipos de este alfabeto.

Aldus Manutius nació en una ciudad llamada Bassiano, que por la época de su nacimiento pertenecía a los Estados Pontificios (1449/50 – 6 de febrero de 1515).

En 1499, Manutius se casa con María, hija de Andrea Torresano de Asola. Andrea ya había comprado la imprenta de Nicolas Jenson de Venecia. En 1470 el francés Nicolas Jenson había grabado el primer tipo en estilo romano inspirándose en las Quadratas romanas.

Tipografía renacentista del siglo XV de Aldus Manutius

>> Aldus Manutius y otros impresores y tipógrafos en Alemania y Venecia de los siglos XV-XVI

A

ldus Manutius fue un humanista e impresor italiano, fundador de la Imprenta Aldina. De joven estudio griego y latín y comenzó a interesarse mucho por la literatura clásica griega.

3


Manutius contrató como jefe de imprenta a Francesco de Bologna más conocido como Griffo que era un experto grabador de troqueles. Fue en el año 1501 cuando el “estilo literario” de la letra cancilleresca se convirtió en tipo de imprenta de la mano de Aldo Manutius y Griffo. Los tipos cursivos o itálicos, llamados así por ser Italia el primer país en el que aparecieron, son conocidos también con el nombre de Grifa y Aldina, y todas las ediciones hechas con esta tipografía cursiva son denominadas ediciones Aldinas. Estos tipos surgen para ahorrar espacio en las impresiones puesto que con la cursiva entran mayor número de palabras por hoja. Aparte era un tipo con el cual se identificaran los humanistas de la época.

Debido al gran éxito de sus libros, investigará también la encuadernación que se realizaba principalmente en piel estampada en frío y con temas como arabescos de evidente influencia musulmana. Como novedad nunca vista hasta entonces, en la piel comienza a estampar el tema del libro. Manutius introduce el cartón y pone el cuero encima con lo que obtiene un libro más económico, menos pesado y una portada más flexible. Los libros Aldinos van a dar lugar a una gran difusión de la cultura humanística. La gran aceptación por parte de los impresores de los lugares que, por aquel entonces, llevaban la voz cantante en el floreciente negocio de la imprenta hizo que los punzonistas italianos, franceses y alemanes comenzaron a imitar este tipo. Los tipos humanísticos también se conocen como “Venecianos” por ser Venecia el lugar en el que se establecieron los primeros grabadores de esta clase de tipos y capital europea de la impresión en esa época. Los primeros tipos Humanísticos eran imitaciones de las letras manuscritas italianas del siglo XV. Los grabadores copiaron las formas y trazos dibujados con la pluma. En Alemania podemos citar varios impresores que trabajaron con tipos que imitaban la cursiva de Manutius: Froben en Basilea en 1519, Schöffer en Maguncia y Knblouch en Estrasburgo en 1520. Entre los años 1460 y 1470 aparecen en Italia los primeros tipos de letra redonda y es aquí precisamente porque el liderazgo en cuanto a desarrollo de tipos móviles pasó de Alemania a este país debido a la influencia que ejercía Italia como centro artístico del Renacimiento. Es en 1470 cuando dos impresores alemanes, Conrad Sweynheym y Arnold Pannartz, que se habían trasladado a Roma crean un nuevo conjunto de tipos basados en la escritura humanística y es a raíz de estos tipos de donde se deriva el término “romana”.

Sello que identificaba las impresiones de la imprenta aldina

>> Aldus Manutius y otros impresores y tipógrafos en Alemania y siglos XV-XVI

Gracias a la itálica, Manutius logró abaratar considerablemente los costos de impresión, se embarcó en la edición de las obras de los clásicos eligiendo para ello un formato que posibilitara al lector llevar el libro consigo cómodamente (en octavo) y con ello pudo cubrir los gastos y abaratar los libros de modo que fueran asequibles para la población y logrando llevar la cultura a la masa.

4


8

invención y desarrollo del sistema racionalizador de tipografía

Pierre Simon Fournier

on Fournier y Didot, nos encontramos con dos personajes clave en la evolución de la tipografía, que en el siglo XVIII sentarán las bases de lo que hoy conocemos como tipometría. Pierre-Simon Fournier (1712 – 1768) fue un grabador y forjador de tipos francés particularmente notable por la ornamentación tipográfica. Miembro de una gran dinastía de impresores franceses, Fournier pronto mostró interés en el grabado de letras. Hizo su propia fundidora de tipos en París en el año 1736. Diseñó nuevos caracteres y se hizo famoso con ello, en especial con sus letras itálicas. Aparte de su trabajo con los trazos de las cursivas,

Firmín Didot

Fournier introdujo remates romanos en la parte superior de los caracteres de caja baja m, n, p, y r; y publicó un Manual tipográfico (Manuel typographique), del cual hubo dos volúmenes en 1764 y 1766. La cursiva de Fournier fue muy popular durante los años centrales del siglo XVIII en Francia, e influyó a otros tipógrafos como a Bodoni en Italia. Pero aunque popular, esta cursiva tuvo una vida corta ya que pronto se vio superada en las preferencias de los impresores por el diseño de otro grabador francés Firmin Didot. Firmín Didot (1764 – 1836) fue un grabador, impresor y tipógrafo francés, miembro de la más célebre familia de impresores franceses.

Cortó su primer tipo romano, el primero que podemos considerar “moderno”, para su hermano Pierre a la edad de diecinueve años. Desarrolla un nuevo diseño de remates para las tipos cursivas y fue el creador de la técnica de estereotipo, que en impresión se refiere a una plancha metálica, ampliamente utilizada en la impresión comercial actual y que en su momento revolucionó el mercado editorial permitiendo la producción de ediciones muy económicas. Aparte, se convierte en la única persona en la historia de la tipografía en grabar una familia de fuentes con incrementos de medio punto. (10 pt, 10,5pt, 11 pt).

>> Fournier y Didot: invención y desarrollo del sistema racionalizador de tipografía

C

Fournier y Didot:

5 4


Junto con Giambattista Bodoni, Didot es considerado el creador de la clasificación moderna de las familias tipográficas. El nombre de una unidad de medida en tipografía lleva su nombre: el punto Didot. Pero comprendamos el porque de la importancia de estos dos personajes. Los procesos de impresión y de manejo tipográfico habían permanecido casi inalterables desde la introducción de la imprenta. Tuvieron que pasar más de 250 años hasta la llegada del primer sistema de medidas tipográficas. Hasta ese momento, cada fundición construía sus tipos a sus propias medidas. Más tarde Pierre Simón Fournier publicó en 1737 un sistema de proporciones para la fundición sistemática de los caracteres que llamó duodecimal. Para ello tomó el tipo de letra más pequeño que comúnmente se usaba, llamado nomparela, y lo dividió en seis partes, a cada una de las cuales dio el nombre de punto; y a base de éste empezó a fabricar, desde 1742, todo el material tipográfico que fundía. La medida 12 puntos (el doble de la nomparela) la llamó cícero. Todo el material de blancos es múltiplo o submúltiplo de 12, o sea, del cícero. La diversidad de la fuerza de los cuerpos son múltiplos o submúltiplos del punto. La altura del tipo la fijó en 63 puntos. La equivalencia del sistema duodecimal de Fournier con el sistema métrico es: 1 punto = 0,350 mm 1 cícero (12 puntos Fournier) = 4,200 mm 63 puntos (altura del tipo) = 22,050 mm

En 1760 Francoise Didot (1730-1804) perfeccionó el sistema de medida de Fournier tomando como base el pie de rey, medida de longitud usada en aquella época. Didot consideró que dos puntos de pie de rey equivalen a un punto tipográfico, cuatro puntos de pie de rey equivalen a dos puntos tipográficos, etc. La altura del tipo la fijó en 63 puntos fuertes (llamados así porque la altura exacta oscila entre 63 puntos y 63 y medio). El cícero de Didot, lo mismo que la altura del carácter, no corresponden con la altura y el cícero que fijó Fournier. 1 punto didot = 0,376 mm 1 cícero (12 puntos Didot) = 4,512 mm 63 puntos didot (altura del tipo) = 23,312 mm

El sistema Didot ha sido adoptado en todas las fundiciones del mundo, excepto en Inglaterra y Estados Unidos, en donde el punto tipográfico está basado sobre la pulgada inglesa, cuya equivalencia con el sistema métrico es de 0,352 mm y la altura de los tipos, algo inferior a la altura Didot, corresponde a 23,312 mm. Los desarrollos de Fournier y Didot, permitieron desarrollar el tipómetro como herramienta de medida. El tipómetro es una regla de metal o material plástico, graduada por cíceros y puntos que se utiliza para medir cuerpos tipográficos.

>> Fournier y Didot: invención y desarrollo del sistema racionalizador de tipografía

“Manual de Tipografía” de Fournier y sistema de medida de puntos

6


9

linotípia, monotípia, litografía, rotativa...

Linn Boyd Benton

partir de los procesos originados por la Revolución Industrial en Inglaterra, la relación entre arte, industria y tecnología cambia profundamente. Las funciones tradicionales del artista y el artesano se verán irreversiblemente transformadas por la aparición de maquinarias y nuevos materiales. La prosperidad económica creó un mercado del libro parte del cual demandaba tipografía bella y diseños cuidados; además y por el contrario, las explosiones demográfica y educativa subsiguientes a la revolución industrial habían creado un mercado de ediciones baratas. Pero a finales del siglo XIX un par de soluciones tecnológicas iban a revolucionar el panorama de la impresión. Atrás quedaría la época del tipo metálico tallado y compuesto a mano (el tipo frio), para imponerse una nueva generación de instrumentos y maquinaria que van a permitir un manejo de las tipos mucho más cómodo y veloz que conoceremos como el tipo caliente. Desde la invención de las tipos móviles, para fabricar un tipo se diseñaba la forma y después se talaba a mano un prisma de metal con el que se construía un punzón. El punzón se templaba para endurecerlo y se golpeaba contra la matriz, que era el molde en el que se vertía el metal fundido generando el tipo definitivo.

Ottmar Mergenthaler

En 1884 el ingeniero norteamericano Linn Boyd Benton fabricó el grabador pantográfico, una herramienta que permitía, a partir de un modelo, obtener como un auténtico proceso industrial infinitos punzones y matrices. Años antes, un relojero inmigrante de origen alemán llamado Ottmar Mergenthaler, hizo público en 1876 su invento de una máquina componedora y fundidora de líneas de tipos. Diez años más tarde, el 3 de Julio de 1886 se realizó la primera prueba comercial en los talleres del New York Tribune. La Linotipia de Mergenthaler gozó de gran aceptación, pero no pudo fabricarse en gran escala hasta que en 1890 obtuvo la licencia para incorporar en sus máquinas el método pantográfico de Benton. La linotipia funcionaba con aire comprimido, un sistema de levas, correas transportadoras y la gravedad. Combinaba en una sola unidad un teclado, un almacén de matrices y una fundidora de tipos. Las líneas de matrices se componían mediante un teclado, una vez formada la línea, justificada y ajustada mediante espaciadoras, se inyectaba metal fundido en el molde, frente al cual se hallaba dispuesta la composición de matrices, obteniéndose así una línea completa y a punto para imprimir.

>> La imprenta a partir de la revolución industrial

A

La imprenta a partir de la revolución industrial

7


Linotípia. El término linotípia proviene de la contracción inglesa lynetipe (lyne of type).

Tolbert Lanston patentó en 1887 una máquina que fundía y componía letras sueltas: la monotípia

>> La imprenta a partir de la revolución industrial

Las matrices, una vez utilizadas, eran devueltas automáticamente a sus respectivos canales de almacén. Ciertos avances tecnológicos, permitieron disponer de hasta cuatro almacenes de matrices por máquina, que se traducía en la posibilidad de utilizar diversas fuentes con solo accionar una palanca. En 1912, al caducar las patentes de Mergenthaler, la International Typesetting Machine Company presentó una máquina de componer linotipia muy avanzada que registró con el nombre de Intertype. El éxito comercial se aseguró con la adquisición de un buen número de unidades por parte del New York Times en 1918. Se calcula que una linotipia con un operario, podía hacer el trabajo de 7 u 8 cajistas, así que no tardó en implantarse en periódicos y revistas por Estados Unidos y Europa. Sin embargo, para trabajos de impresión de calidad como libros, se seguían utilizando los métodos manuales de composición. En 1887 apareció en escena otro sistema de fundición de tipos que se convirtió en el sistema preferido para la composición de libros, era la monotipia. El norteamericano Tolbert Lanston patentó la máquina capaz de fundir y componer letras sueltas. La monotipia emplea dos máquinas: una se compone del teclado con el que se introducen los caracteres y espacios del texto. Al pulsar las teclas, se perforaba una cinta o tira de papel de una bobina, de forma

que el agujero correspondiente a cada pulsación ocupaba un lugar concreto y determinado por unas coordenadas. La cinta perforada se utilizaba luego en el aparato fundidor. La segunda máquina es la fundidora, donde se introducía la cinta perforada por letras con sus tamaños y separaciones. La cinta pasaba por un punto donde circula aire a presión, que atravesaba las perforaciones, empujando una matriz hasta la zona de fundición, en la que tras inyectar metal caliente se obtenían líneas de texto a partir de piezas sueltas. Una monotipia podía fundir alrededor de 150 piezas por minuto, y su ventaja frente a la linotipia era la facilidad de corrección fruto del empleo de caracteres sueltos y el poder combinar varios estilos de fuente con diversos tamaños. La monotipia se convirtió en el sistema preferido para confeccionar libros y la linotipia fue el estándar de impresión de periódicos. Ambos convivían en talleres. A principios del XIX, libros, periódicos, revistas, carteles y todas las demás clases de impresos comerciales se componían y se imprimían tipográficamente. Las ilustraciones se tallaban en madera (pudiendo imprimirse entonces junto con el texto) o se realizaban grabados de talla sobre planchas de cobre, bien fueran a la punta seca, al buril o al aguafuerte. Tanto en el caso de la madera —xilografía— como en el del cobre, el dibujo se realizaba directamente sobre las planchas o se transfería del papel a la superficie impresora.

8


Alois Senefelder

Richard M. Hoe

El invento de la prensa rotativa en 1846, debida al norteamericano Richard M. Hoe permitió multiplicar la producción al aumentar la velocidad gracias al cilindro.Las gigantescas rotativas se convirtieron en instrumento fundamental del periodismo moderno.

>> La imprenta a partir de la revolución industrial

En 1799, el alemán Alois Senefelder había descubierto un procedimiento de impresión completamente diferente al que denominó litografía. El proceso litográfico se basaba en el empleo de un lápiz graso en la superficie de una plancha de piedra caliza. Una vez realizado el dibujo en la superficie plana, ésta se humedecía y entintaba, tras el proceso, la imagen grasa retenía la tinta y repelía el agua, quedando preparada para estampar. La litografía ofrecía al artista una ventaja importante e inmediata: no tener que grabar la plancha con el buril o el ácido. Resultaba posible incluso trazar el dibujo con tinta grasa sobre un papel y transferirlo después a la piedra mediante presión. El invento de Senefelder dio lugar en 1904, a que el neoyorquino Ira Ruber inventara la prensa litográfica Offset, sistema de impresión que revolucionará 50 años más tarde el mundo de las artes gráficas. La litografía offset era un proceso similar, en el que una plancha de metal flexible se enrollaba alrededor de un cilindro y otra plancha de caucho copiaba en una lámina de papel la imagen de la plancha de metal. En 1846, el inglés Smart inventa una rotativa para la impresión litográfica, en la que todo el proceso se automatiza excepto para la entrada y salida del papel. Surge así la primera imprenta de offset automática. Aunque en 1845 Richard Hoe (EEUU) ya había obtenido una patente referida a la primera rotativa moderna. La gran demanda en este período de grandes tiradas de los periódicos existentes hizo posible el éxito de las rotativas. Así, en 1848 el diario londinense The Times pone en funcionamiento por primera vez una rotativa rápida de este tipo. Algunos años después, en 1851, el constructor británico T. Nelson logra por fin desarrollar una rotativa para la impresión sobre bobinas continuas de papel y, más tarde, en 1863, el inventor norteamericano William A. Bullock obtendrá la patente de la primera prensa rotativa para la impresión de libros sobre papel continuo.

9


Diseño de tipografías del siglo XX:

10 Bauhaus, Times, Futura, Helvética, etc...

T

Góticas especialmente notables de esta época serían, por ejemplo, la Futura, diseñada por Paul Renner. Es un tipo representativo de las ideas de la Bauhaus por su carácter anímico y geométrico. Otras letras de palo seco influyentes serían: Franklin Gothic y News Gothic, ambas de Morris F. Benton; y la Gill Sans de Eric Gill en 1.930. De entre las letras de época, cabe destacar las tipografías generadas alrededor del movimiento Art Deco, tipos modernos y góticos a la vez. Algunos ejemplos: Parisian y Broadway, del prolífico Benton; Metrópolis, de W. Schwerstner, todas ellas en torno a 1930. De entre las romanas cabe destacar la Times New Roman, letra excepcional pese a haber sido diseñada sólo para uso del periódico “Times” de Londres en 1932, por Stanley Morrison. La Perpetua, diseñada por Eric Gill en 1928, es una letra que aúna la tradición lapidaria romana con la legibilidad más exquisita. Hacia 1950 se produce un despegue de la inversión en tecnología tipográfica y se inician los primeros sistemas de fotocomposición comercialmente accesibles, el grafismo televisivo registró una profusión de tipos cursivos informales como podrían ser: Brush, Mistral, Dom Casual, Balloon. Mientras en Suiza, en la primera mitad del siglo XX se encontraba en una situación social, política y económica que ofrecía en el ámbito de la creación gráfica, unas condiciones idóneas para su libre desarrollo, en contraposición a los países vecinos: Alemania, Francia e Italia, entonces sumidos en graves conflictos políticos y sociales. Por ello, numerosos tipógrafos y artistas gráficos, procedentes de estos países, escogieron Suiza, durante estos años, como lugar de residencia, deseosos de encontrar un ambiente propicio, que no pusiera trabas al desarrollo de todo su potencial creativo.

De arriba a abajo: Eric Gill, Paul Renner, Stanley Morison, Morris F. Benton y Frederic W. Goudy.

>> Diseño de tipografías del siglo XX

ras un siglo XIX lleno de avances en la industria, pero no muy destacable por sus logros en el diseño tipográfico, se inicia en el siglo XX un periodo creativo muy brillante, con la ayuda de los medios de producción. El desarrollo del mundo editorial en general, y el de la prensa periódica en particular, prepara un terreno abonado para los diseñadores de tipos eficaces, legibles y bellos. Especialmente significativos eran no sólo el diseño de nuevos tipos, sino también los nuevos criterios al componer la página. Los criterios de composición a principios de siglo van unidos al desarrollo de las vanguardias y de los «ismos». Se traspasaron formas y soluciones propias de la plástica del momento a la composición de textos. Ejemplos especialmente significativos son los carteles Art Nouveau de finales del siglo XIX, con letras ornamentales, gestuales y que destilan el estilo característico de la época. A lo largo de este primer tercio de siglo cabría destacar Cooperplate de Frederic W. Goudy en 1.901. Este es un tipo a medio camino entre las romanas y las góticas; su pie es tan delgado y pequeño que sólo se aprecia en cuerpos grandes, por lo que generalmente se le ha considerado como letra gótica, pese a tener serif. Los movimientos Der Stijl, Cubismo, Jugenstil, Bauhaus y Constructivismo Soviético, insistieron en la recuperación y desarrollo de los caracteres sin serif, pues respondían mejor a la estética funcional y mecanicista que buscaban, y hasta se correspondían mejor con su propio discurso ideológico. Las letras góticas empezaron a utilizarse como novedad en textos publicitarios y las primeras composiciones de tipos tenían sólo mayúsculas.

10


Este fue el detonante y la inspiración de los nuevos calígrafos y diseñadores de tipos, tales como Donald Jackson en Inglaterra y Herb Lubalin en EE.UU. Avant Garde fue diseñada por Herb Lubalin en 1962. Es una letra con un estilo muy marcado para titulares, pero cansada e ineficaz en texto corrido. A lo largo de los años 70 continuó esta efervescencia caligráfica, generalmente aplicada a la publicidad (Herb Lubalin, Tom Carnase, David Quay, Ricardo Rousselot, Jean Larcher) y en 1973 se instaló en EE.UU., en el periódico Hartford Courant, la primera fotocompenedora láser. En Suiza, en 1974, se comienza a manipular los caracteres en sus dos dimensiones, estirándose o ensanchándose los tipos a voluntad mediante anamorfosis. Este factor, que determinó la llamada segunda generación de la fotocomposición, supuso también el principio del fin del sistema tipográfico tradicional. Para los años 80, con la explosión de la autoedición se ha desplazado casi definitivamente a los sistemas de composición en metal, generando digitalmente caracteres y familias completas con una precisión impensable hace algunos años. Lo que si debemos a este siglo es la ordenación, la recuperación, el desarrollo y el perfeccionamiento de familias de otras épocas, gracias a los enfoques renovadores y con la ayuda inestimable de los grandes avances tecnológicos en los campos anejos a la edición a lo largo del siglo XX.

De arriba a abajo: Max Hiedinger, Jan Tschichold, Hermann Zapf, Adrian Frutiger, Herb Lubalin y Tom Carnase.

>> Diseño de tipografías del siglo XX

Dos hechos van a influir de forma determinante, en el posterior desarrollo de la tipografía en este país: por un lado, la influencia de la Bauhaus; por otro lado, los influyentes trabajos de Jan Tschichold, profesor de la Escuela de Münich. Con estas aportaciones, comienza en Suiza la gestación de un nuevo grupo de familias tipográficas que va a revolucionar el mundo visual de la comunicación, porque, aunque consideradas de palo seco, tienen una armonía formal, no conseguida anteriormente por ninguna tipografía de estas características. La singularidad del diseño suizo tomo forma en el diseño de los pósters e imagen corporativa para compañías sobresalientes y los primeros fundamentos formales de la estética modernista: Josef Müller-Brockmann, Max Bill, Armin Hoffmann, Emil Ruder, Carlo Vivarelli y Richard Lohse entre otros. Alrededor de 1957 surgieron nuevas tipografías “Grotesk” como Folio y Univers, diseñada por Adrian Frutiger con casi veinte variaciones de un mismo ojo de palo seco. Helvetica es un diseño de Max Meidinger en 1957, que se volvió inmensamente popular a fines de los años 60 y durante los años 70, debido a su enorme influencia dentro del llamado “Estilo Internacional”, uno de las más importantes corrientes modernistas del siglo XX. Para los años 60 y 70 el desarrollo de la tipografía desde su punto de vista funcional y estético se afecta y generaliza en su uso con la era dorada de la publicidad en los Estados Unidos. El Pop Art, la Psicodelia, la propia disciplina del Diseño Gráfico es el principal vínculo para exponerse en los distintos medios de comunicación.

11


A

Apéndice Tipográfico

L

a Tabla Periódica de Tipografías, es una ocurrente idea donde se sustituyen los elementos químicos por las tipografías ordenadas según su influencia y popularidad.

>> Apéndice Tipográfico 12


o

p T 10 Tipografías 1. HELVETICA Sans Serif Grotesca Bautizada con el nombre de Neue Haas Grotesk, el suizo Max Miedinger creo este tipo en 1957 que hoy conocemos como Helvetica. Este tipo se ha convertido en el de mayor éxito comercial del siglo XX. La fundición Stempel registró el diseño y desarrolló múltiples variantes.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRS abcdefghijklmnopqrs 123456789 2. FUTURA Sans Serif Geométrica Diseñada en 1927 por el alemán Paul Renner, es un tipo basado en la filosofía de la bauhaus “la forma sigue a la función”. Su simpleza le convierte en perfecta candidata para componer libros infantiles.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRS abcdefghijklmnopqrs 123456789 3. BODONI Serif Didone

Creada por el italiano Giambattista Bodoni en 1787, obtuvo uno de los primeros tipos de estilo moderno Didone, caracterizada por tener un acusado contraste entre rasgos gruesos y finos. Se han hecho muchas reediciones.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789 4. UNIVERS SansSerif Grotesca

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789 5. AKZIDENZ GROTESK SansSerif Grotesca Entre 1966 y 1972 Günter Gerhad Lange diseño para la fundidora de tipos H. Berthold Akzidenz Grotesk, una tipografía sans serif que sirvió de inspiración para que Max Miedinger creara en el año de 1957 la fuente Helvética.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789

>> Apéndice Tipográfico

El tipo que consagró a Adrian Frutiger como tipógrafo. Univers es un tipo neogrotesco legible y armonioso, con un ligero contraste en el ancho de los trazos y un perfil casi cuadrado.

13


6. GARAMOND Serif Garalda

o

T p10 Tipografías

Diseñada en 1530 por Claude Garamont, es una fuente elegante y armoniosa basada en un tipo romano del impresor veneciano Aldus Manutius de 1495. Durante el siglo XX, la tipo Garamond ha sido reeditada por casi todos los fabricantes de tipos del mundo.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRS abcdefghijklmnopqrs 123456789 7. TIMES Serif Realista Stanley Morison publicó un artículo en el “London Times” expresando su descontento con la composición tipográfica del diario, poco después era elegido para solucionar el problema. La edición del domingo 3 de Octubre de 1932 apareció impresa con la Times, un tipo de transición sin florituras, ascendentes y descendentes cortos y gran altura-x. Desde que la fundición “Monotype” la puso en marcha como tipo para linotipias, ha sufrido multiples ediciones como la de la fundición “Linotype” llamada Times Roman.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRS abcdefghijklmnopqrs 123456789 8. GILL SANS Sans Serif Humanista Inspirado en el tipo que Eduard Johnston diseño para el metro de Londres en 1916, Eric Gill desarrolló en 1930 Gill Sans. “Monotype” la fundió y pronto se convirtió en una letra muy popular en Inglaterra. Gill Sans esta inspirado en las letras romanas clásicas.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789 9. OPTIMA SansSerif Humanista ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789 10. CASLON Serif Garalda William Caslon, un grabador inglés, creó en 1725 el tipo que lleva su nombre basándose en diseños holandeses de finales del XVII. Se trata de una letra redonda con un contraste medio-alto entre trazos gruesos y finos, y una elevada altura-x. Es un diseño tan popular, que practicamente cada fundición posee una interpretación propia del tipo original.

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSabcdefghijklmnopqrs 123456789

>> Apéndice Tipográfico

En 1958, despues de abandonar la fundición Stempel, el diseñador alemán Hermann Zapf creó Optima. Rápidamente se adoptó su uso en fotocomposición. Sus formas son redondeadas y tiene una modulación propia de un diseño de trazo terminal y remates acampanados.

14


B Bibliografía y webgrafía

Bibliografia

McLEAN, RAURI, “Manual de Tipografía”. Ed. Hermann Blume, Madrid, 1987

MEDINA BEIRO, JORGE MIGUEL, “ Tipografía digital”, Ed.Anaya, Madrid, 2001 PHIL BAINES/ANDREW HASLAM, “Tipografía: función, forma y diseño”, Ed. Gustavo Gili, México, 2002

Webgrafía http://www.imageandart.com/tipografia.html http://www.monografias.com/trabajos65/historia-imprenta/historia-imprenta2.shtml http://www.unostiposduros.ocm http://www.wikipedia.com

>> Bibliografía y webgrafia

http://www.encajabaja.com/2008/03/diseario-viii.html

15


Historia Tipografia Vol.2