Issuu on Google+

Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

3. DIRECTRICES DE ENTRENAMIENTO PARA JÓVENES DEPORTISTAS El entrenamiento con los jóvenes o niños es una parcela muy controvertida dentro del mundo del deporte, desde la edad de comienzo del mismo hasta la propia necesidad de que el niño entrene a edades tempranas, pasando por las disquisiciones sobre la duración o la división del mismo. Todos los deportistas con éxito son personas entrenadas que sobresalen en una actividad física particular, y normalmente han seguido un programa de entrenamiento a largo plazo bien diseñado durante muchos años. En el mundo del deporte, el entrenamiento es un proceso que incluye un trabajo repetido y progresivo que aumenta el potencial para alcanzar el rendimiento óptimo. Para los deportistas esto implica seguir programas de entrenamiento a largo plazo, que preparen el cuerpo y la mente para la especificidad de la competición y conducen a la excelencia en el rendimiento. Un entrenamiento deportivo apropiado debería comenzar en la infancia, de forma que el deportista pudiera desarrollar su cuerpo y mente de manera progresiva y sistemática, para lograr la excelencia a largo plazo en lugar de “quemarse” a corto plazo.

3.1. CÓDIGO ÉTICO EN EL ENTRENAMIENTO CON NIÑOS Hoy en día, a la sombra del mercantilismo deportivo, se corre el riesgo de someter a jóvenes a un entrenamiento desproporcionado para su realidad física y psicológica. A la hora de organizar el deporte en edades tempranas los entrenadores deben d tener en consideración algunos principios básicos, entre los cuales destacan los siguientes: 

 

Al ser el niño un ser en desarrollo especialmente vulnerable, el interés y objetivo del alto rendimiento debe integrarse siempre en el desarrollo global del mismo. En ningún caso la salud, el crecimiento y la maduración del niño deben ser afectados por el entrenamiento y la competición, aunque con ellos se pudiera alcanzar el éxito deportivo. Sería una irresponsabilidad interferir el crecimiento o potenciar el rendimiento mediante la utilización de fármacos o cualquier otra sustancia de origen externo al organismo del niño deportista. Aún aceptando cierto grado de especialización temprana, debería intentarse que el niño disfruta de una gran variedad de juegos y actividades que enriquecieran su bagaje de experiencia motrices. Siempre el desarrollo físico debe ir acompañado del adecuado desarrollo intelectual, fundamental para su futuro profesional y social. Nunca la actividad física, por importante que sea, debe ocupar totalmente

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

22

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

la actividad del niño, debiéndose fomentar cualquier otra inquietud o actividad que desarrolle su personalidad y su integración social. Los jóvenes deportistas deben ser siempre protegidos de los padres opresivos, los entrenadores ambiciosos, los dirigentes sin escrúpulos y las expectativas del público.

El Código de Ética Deportiva, publicado por el Consejo de Europa, es un documento básico que tiene como fin evitar el abuso que en ocasiones se produce en el entrenamiento con jóvenes, por lo que consideramos su obligado conocimiento por los entrenadores de béisbol de los CDD del PIDS. 1. Convertir la salud y el bienestar del niño o joven atleta en la principal de sus prioridades, y lograr que estos objetivos sean prioritarios respecto al logro del éxito por persona interpuesta, o a la reputación del club, de la escuela, del entrenador o del padre. 2. Lograr que los niños vivan una experiencia deportiva que les anime a participar toda su vida en actividades físicas saludables. 3. Abstenerse de tratar a los niños cómo si fuesen pequeños adultos, teniendo, en cambio, conciencia de las transformaciones físicas y psíquicas que implica el desarrollo del niño y del modo que influyen en el rendimiento deportivo. 4. Abstenerse de situar al menor ante expectativas que no sea capaz de alcanzar. 5. Reconocer la importancia que tiene el disfrute y el gozo de la competición, absteniéndose en todo caso de ejercer sobre el niño una presión indebida y contraria a su derecho de decidir libremente sobre su participación. 6. Interesarse tanto por los individuos mejor dotados cómo por quienes no lo están tanto, destacando y recompensando, a parte del éxito en la competición, el desarrollo personal y la adquisición de conocimientos prácticos. 7. Alentar a los jóvenes a que creen sus propias reglas; a que actúen no sólo cómo competidores, sino también cómo entrenadores, directivos o árbitros; a que fijen su propio sistema de gratificaciones y sanciones por comportamientos leales o desleales; y a que se hagan responsables de sus actos. 8. Facilitar a los jóvenes y a sus familiares toda la información posible, con el fin que sean concientes de los potenciales riesgos y atractivos del éxito.

3.2. EL DEPORTE DEBE SER UN MEDIO Y NO UN FIN EN LAS EDADES DE PROMOCIÓN En un deportista profesional es posible que el deporte sea un fin en si mismo, aunque ni en ese caso debe serlo, pero es más posible que lo sea o más comprensible. Pero, jamás en niños. Por un lado, porque el deporte debe contribuir a su desarrollo global psico-físico y en segundo lugar porque es demasiado joven para tener una dedicación casi exclusiva al deporte. Por tanto, es un medio eficaz para alcanzar metas posteriores, de mayor o menor nivel, pero no un fin por el cual se sacrifica todo lo necesario. Es muy arriesgado adaptar toda la vida familiar, afectiva y escolar al aprendizaje de su deporte.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

23

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

3.3. EL ENTRENAMIENTO DE LOS NIÑOS NO DEBE ESTAR ORIENTADO NECESARIAMENTE AL ALTO NIVEL Un objetivo básico y fundamental en el entrenamiento de los niños sería la creación del “hábito” de practicante deportivo. A partir de esta concepción del entrenamiento con niños y jóvenes, será más fácil, incluso, que se introduzcan en el alto rendimiento o que lo hagan sin traumas de su posible “éxito” o “fracaso”. La introducción en el deporte mediante una primera etapa de familiarización, y sólo posteriormente con una especialización correcta, debe ser el eje central de la preparación de quienes se inician. El entrenamiento del joven debe ser como una preparación para el deporte de elite, pero nunca como un entrenamiento de elite.

3.4. EL ENTRENAMIENTO DEBE PLANIFICARSE A LARGO PLAZO En su afán por alcanzar resultados rápidamente, algunos entrenadores exponen a los niños a entrenamientos altamente específicos e intensos, sin que les de tiempo a construir una buena base. Animar a los deportistas a reducir su objetivo al desarrollo en un deporte antes de que estén preparados física y psicológicamente, suele acarrear problemas.  

 

Puede conducir al desarrollo unilateral de los músculos y funciones orgánicas. Puede entorpecer el desarrollo físico armonioso y el equilibrio biológico, que son prerrequisitos de la eficiencia física, el rendimiento deportivo y el desarrollo de una persona sana. A largo plazo, puede conducir a lesiones por sobreuso o sobreentrenamiento. Puede tener un impacto negativo en la salud mental de los niños implicados, a causa de los niveles de estrés que provoca este tipo de entrenamiento y la participación en numerosas competiciones. Puede interferir en el desarrollo de las relaciones sociales del niño, como la dificultad de hacer amigos ajenos al deporte, por la gran cantidad de horas de actividad asociadas al entrenamiento intenso. Puede afectar a la motivación de los niños, debido a que el programa puede ser demasiado estresante y aburrido. A menudo los jóvenes deportistas pueden abandonar el deporte antes de alcanzar la madurez física y psicológica. Consecuentemente, una persona joven y con talento puede no llegar a saber hasta donde podría haber llegado.

Un axioma muy extendido entre los expertos en el entrenamiento juvenil es que éste debe plantearse a largo plazo para que sea efectivo, independientemente de las necesidades de éxitos inmediatos.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

24

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

Las razones principales que obligan a planificar el entrenamiento a largo plazo son las siguientes: 1. El entrenamiento a largo plazo aumenta el rendimiento en la competición en un futuro, porque al olvidarse de los objetivos inmediatos o a corto plazo se centra en aquellos parámetros básicos para el desarrollo y el aprendizaje del niño. 2. El entrenamiento a largo plazo permite que seamos conscientes de la duración del mismo y, en consecuencia, se divida en diversas etapas necesarias para lograr los objetivos finales. 3. El entrenamiento a largo plazo introduce una organización racional de los medios y métodos del mismo, obligado par la propia dinámica de la periodización. 4. igualmente facilita la valoración específica y concreta del progreso del deportista al ir aportando datos de cumplimiento de la planificación y de los objetivos, algo más difícil de obtener cuando no existe planificación o cuando se hace a muy corto plazo porque no permite la comparación de los controles o sólo da lugar a unos pocos datos, con lo que la fiabilidad de los mismos es mucho menor. Es decir: se necesita tiempo para ver el progreso real de un joven deportista. 5. El máximo rendimiento sólo se puede lograr cuando se ponen los medios y las bases correctas u óptimas en la infancia y la adolescencia.

3.4.1. Desarrollo multilateral Es importante para los niños desarrollar una gran variedad de habilidades fundamentales, para ayudarles a convertirse en buenos deportistas en general, antes de que comiencen a entrenar en un deporte específico. Esto es lo que se denomina desarrollo multilateral y es uno de los principios de entrenamiento más importantes para los niños y jóvenes. El objetivo del desarrollo multilateral es mejorar la adaptación general. Los niños y jóvenes que desarrollan una gran cantidad de habilidades y capacidades motoras tienen más posibilidades de adaptarse a cargas de entrenamiento intensas, sin experimentar el estrés asociado a la especialización temprana. Un programa de entrenamiento multilateral que incida sobre el desarrollo deportivo en general, junto con la adquisición de habilidades y estrategias específicas del deporte, conducirá a un mejor rendimiento en una fase de desarrollo más tardía. Si estamos interesados en el desarrollo de beisbolistas de alto nivel, debemos estar preparados para retrasar la especialización y sacrificar los resultados a corto plazo.

3.4.2. Desarrollo especializado La especialización tiene lugar después de que los deportistas hayan desarrollado una sólida base multilateral. La especialización es necesaria para alcanzar un alto

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

25

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

rendimiento en cualquier deporte, porque conduce a la adaptación física, técnica, táctica y psicológica. Una vez iniciada la especialización, el entrenamiento debe incluir ejercicios que potencien el desarrollo para el deporte específico y ejercicios que aumenten las capacidades físicas básicas. Los deportistas deben prepararse para seguir métodos de entrenamiento específicos, para adaptarse a las demandas físicas y psicológicas del deporte. Las demandas de entrenamiento aumentan significativamente, comienzan las valoraciones y tests formalizados, y los entrenadores comienzan a planificar y preparar las competiciones en el calendario anual. Existen edades determinadas en las que los deportistas deben comenzar a desarrollar habilidades específicas de su deporte, con la esperanza de alcanzar con el tiempo un alto nivel. Sin embargo, es importante comprender que incluso durante la fase de desarrollo de especialización, los deportistas deben dedicar un 60-80% de su tiempo total de entrenamiento a realizar ejercicios específicos de su deporte. Tienen que equilibrar el tiempo realizando un entrenamiento multilateral y mejorando sus capacidades biomotoras específicas.

Edad a la que se comienza 10-12

Edad a la que se empieza la especialización 15-16

Edad en que alcanza el alto rendimiento 22-28

Pautas para el camino a la especialización en el béisbol (Bompa, 2005).

La especialización tiene lugar a diferentes edades, dependiendo del deporte. En los deportes en los que predomina la potencia y la velocidad, como el béisbol, los deportistas pueden comenzar a practicar sus técnicas fundamentales a una edad temprana. Sin embargo, la especialización sólo debe tener lugar una vez que los deportistas sean capaces de soportar de manera eficiente las demandas de un entrenamiento de alta intensidad. En la mayoría de los deportes de potencia y velocidad, la especialización debe iniciar al final del estirón adolescente.

3.5. VARIEDAD EN EL ENTRENAMIENTO La inclusión de ejercicios diversos y el desarrollo de una gran variedad de técnicas en el programa de entrenamiento, en todas las etapas del proceso de desarrollo, no sólo ayudan a los deportistas a desarrollar nuevas capacidades, sino que también previene de lesiones y evita el aburrimiento. Para alcanzar la excelencia en el béisbol, los deportistas deben realizar perfectamente muchas técnicas y ejercicios, que desarrollan más eficazmente por medio de la diversidad en el entrenamiento.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

26

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

La realización de una gran variedad de ejercicios desarrolla además músculos diferentes a los que el deportista emplea en su deporte. Demasiada especificidad en el entrenamiento puede dar como resultado lesiones, por abusar demasiado de los mismos músculos. Así mismo, puede provocar desequilibrios entre la musculatura agonista y la antagonista. Cuando existe un gran desequilibrio de estos dos grupos de músculos, el tirón de los agonistas es tan grande que puede provocar una lesión en los tendones y en el tejido muscular de los antagonistas. Por tanto, la realización de una gran variedad de ejercicios empleando muchos músculos del cuerpo puede disminuir la incidencia de lesiones. De manera similar, las variaciones de movimiento, incluyendo la práctica de otros deportes, mejora la coordinación y la agilidad. Un deportista ágil y bien coordinado aprenderá rápidamente técnicas difíciles en el futuro.

3.6. COMPRENSIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS INDIVIDUALES Cada deportista es diferente y tiene una personalidad, características físicas, comportamientos sociales y capacidades intelectuales únicas. Para diseñar de manera efectiva los programas de entrenamiento es fundamental comprender los puntos fuertes y débiles de cada deportista. La capacidad de trabajo de los deportistas varía significativamente. El entrenador debe considerar las diferencias individuales como la etapa de desarrollo, el entrenamiento desarrollado previamente, el estado de salud, la capacidad de recuperación entre sesiones y después de las competiciones. Es esencial para los entrenadores tener en cuenta las necesidades individuales de cada deportista. Ya no es adecuado o aceptable categorizar a los niños y jóvenes basándose estrictamente en la edad cronológica, debido a que niños de la misma edad pueden diferir en varios años en su madurez anatómica. Considerar la edad anatómica, edad biológica y la edad deportiva es un aspecto esencial.

3.6.1. Edad anatómica La edad anatómica se refiere a las distintas etapas de crecimiento anatómico que podemos reconocer identificando las características particulares. La edad anatómica demuestra claramente la complejidad del crecimiento y el desarrollo. Ayuda a explicar porque algunos niños desarrollan las capacidades técnicas y motoras más rápida o lentamente que otras. Un niño que está más desarrollado anatómicamente que otro aprenderá muchas técnicas más rápidamente que un niño que está menos desarrollado. Aunque muchos niños siguen patrones de crecimiento similares, existen variaciones. Desde la perspectiva del desarrollo deportivo, la etapa de especialización (15 a 18 años) es la más importante. Durante esta etapa los deportistas pueden encontrarse en niveles muy diferentes. En algunos deportes, como el béisbol, desarrollarán una gran variedad de habilidades y capacidades motoras, además de establecer una base para el desarrollo futuro. En otros deportes, como la gimnasia, los deportistas maximizarán su rendimiento.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

27

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

3.6.2. Edad biológica La edad biológica se refiere al desarrollo fisiológico de los órganos y sistemas del cuerpo, que ayudan a determinar el potencial fisiológico, tanto en el entrenamiento como en la competición, para alcanzar un alto nivel de rendimiento. Al categorizar y seleccionar a los deportistas, se debe considerar la edad biológica. Un sistema rígido de clasificación de la edad cronológica en el deporte conducirá frecuentemente a malos juicios y pobres evaluaciones y decisiones. Dos niños deportistas con la misma edad anatómica, que presentan la misma estatura, peso y desarrollo muscular, pueden tener distinta edad biológica y poseer diferentes capacidades para ejecutar una tarea de entrenamiento. Sin considerar la edad biológica, es difícil determinar si ciertos niños son demasiado jóvenes para realizar habilidades particulares o tolerar cargas de entrenamiento específicas. Es difícil también valorar el potencial de los deportistas más veteranos, que muchos podrían considerar como demasiado viejos para alcanzar el alto rendimiento. Desafortunadamente, en muchos programas deportivos, los entrenadores siguen empleando la edad cronológica como el principal criterio para la clasificación. Es importante para los entrenadores considerar las diferencias individuales en la edad biológica.

3.6.3. Edad deportiva La edad deportiva, especialmente la mínima edad y la edad designada para las competiciones de nivel señor, tiene unas implicaciones importantes en el diseño de los planes de entrenamiento a largo plazo. Los programas de entrenamiento han de ser estructurados de forma que el objetivo para los niños y jóvenes en la mayoría de los deportes se dirija al desarrollo general y no a la especialización temprana. Si nos centramos en el desarrollo de los deportistas durante varios años, produciremos probablemente algunos grandes liga mayoristas.

3.7. AUMENTO APROPIADO DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO Desde las primeras etapas de desarrollo hasta el alto rendimiento, los deportistas deben aumentar la carga de trabajo en el entrenamiento de manera gradual. Es importante para los jóvenes deportistas aumentar lentamente la carga de entrenamiento. Aunque será difícil conseguir resultados a corto plazo, el potencial de rendimiento a largo plazo será mucho mayor. Durante las primeras etapas de desarrollo es difícil controlar las cargas de entrenamiento, debido a que las mejoras de rendimiento de fuerza, velocidad y resistencia para algunos jóvenes beisbolistas, pueden ser resultado de un crecimiento y desarrollo normal. Sin embargo, es importante aumentar progresivamente las cargas de entrenamiento. Se pueden aumentar los programas de entrenamiento en los jóvenes beisbolistas, desarrollándolos en las siguientes áreas.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

28

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

3.7.1. Duración de las sesiones de entrenamiento La duración de cada sesión de entrenamiento puede aumentarse desde el comienzo de la temporada hasta el final. Al aumentar la duración, es importante mantener el interés del niño añadiendo mayores intervalos de descanso entre las distintas habilidades y ejercicios, de forma que los niños puedan soportar mejor la fatiga. Nota: Una sesión de entrenamiento realizada en condiciones de calor y humedad debe ser siempre más corta debido a que los niños se fatigan más rápido.

3.7.2. Número de ejercicios Como parte de la estrategia de aumentar progresivamente la carga de entrena miento, los beisbolistas pueden también aumentar el número de ejercicios y habilidades por sesión de entrenamiento a través de las semanas y los años. El aumento en el número de repeticiones de las habilidades técnicas o ejercicios para el desarrollo físico, mejorará sin duda el rendimiento del beisbolista. A medida que aumenta el número de ejercicios y destrezas, el instructor debe controlar cuidadosamente los intervalos de descanso entre los mismo. Los intervalos de descanso más largos ofrecerán al niño más energía para realizar todo el trabajo planificado para esa sesión de entrenamiento.

3.7.3. Frecuencia de las sesiones de entrenamiento Para forzar constante y progresivamente los cuerpos de los jóvenes beisbolistas hacia la mejora del rendimiento, se debe aumentar regularmente la frecuencia o número de sesiones de entrenamiento a la semana. Esto es esencial debido a que las habilidades se desarrollan durante las sesiones de entrenamiento y no durante los partidos. Para que los jóvenes beisbolistas dominen por completo las técnicas de su deporte y desarrollen las capacidades motoras para las futuras competiciones, deben tener más sesiones de entrenamiento que partidos. Por tanto, debe haber una relación de dos a cuatro sesiones de entrenamiento por cada partido. Dicha aproximación será recompensada en el futuro en una carrera deportiva, debido a que los beisbolistas adquirirán apropiadamente los fundamentos técnicos en la edad ideal.

3.7.4. Semanas de entrenamiento Los entrenadores que extiendan su temporada, de forma que haya más semanas de preparación antes de que comiencen las competiciones, probablemente observará los resultados. A menudo, en el béisbol los niños entrenan pocas semanas antes de que comiencen los partidos. La situación ideal es entrenar la mayoría de meses del año, debido a que esto conducirá a un mejor desarrollo de las técnicas y capacidades motoras.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

29

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

3.7.5. Meses de entrenamiento Los niños jóvenes sólo suelen comprometerse unos cuantos meses en la práctica de un deporte específico, y estos suelen ser los meses de la temporada competitiva. Sin embargo, a medida que los jóvenes deportistas se hacen mayores y ganan experiencia, deberían dedicar más meses al entrenamiento de un deporte específico si desean obtener grandes resultados. Cuando los jóvenes deportistas se especializan en un deporte en particular, entrenarán 10 meses o más. También sugerimos una progresión dentro de estas áreas: Al principio, aumente la duración del entrenamiento de 2 veces a la semana de 1 hora a 1:15 y después a 1:30. Si considera que este es el nivel más alto de tolerancia del deportista, posteriormente puede aumentar la frecuencia de entrenamiento semanal a 3 veces durante 1:30 horas. En una fase posterior de desarrollo del potencial del deportista, se puede aumentar la frecuencia a 4 o 5 sesiones de entrenamiento por semana. Cuando la frecuencia alcance un límite superior para esa fase de desarrollo (por ejemplo, 3 sesiones de 1:30 horas), puede entonces aumentar el número de ejercicios y destrezas por sesión de entrenamiento. Existen dos métodos a considerar: 1. Aumente el número de ejercicios antes de descansar. 2. Disminuya el intervalo de descanso entre series.

3.7.6. Carga escalonada Es importante aumentar progresivamente las cargas de entrenamiento, debido a que los deportistas que entrenan con cargas estándar, incluso a una edad temprana, probablemente dejen de mejorar. La manera más efectiva de aumentar la carga de entrenamiento es comprender y emplear el método escalonado. Con este método se aumenta la carga durante 2 o 3 semanas; después se disminuye durante una semana para permitir la regeneración o recuperación. Se recomiendan dos modelos (figuras 3.1 y 3.2).

2

Carga

1

3

Aumento progresivo

Regeneración

Figura 3.1. Aumento de la carga de entrenamiento para un ciclo de 3 semanas.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

30

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

Capitulo 3

3 2

4

1 Carga

Aumento Progresivo

Regeneración

Figura 3.2. Aumento de la carga de entrenamiento para un ciclo de 4 semanas. Se recomienda la primera opción para los niños jóvenes (iniciación), y el segundo modelo para deportistas que se encuentren al final de su pubertad (formación) o aquellos jóvenes deportistas que se encuentran muy avanzados en su deporte en particular (especialización). Ambos modelos se refieren a las semanas de entrenamiento cuando los deportistas no se encuentran compitiendo. Si no se incluye una semana de regeneración en el plan de entrenamiento, cuando los deportistas experimentan fatiga, algunos pueden llegar a lesionarse y perder interés en el entrenamiento, y finalmente abandonarlo. La tabla 3.1 ofrece sugerencias con respecto a los elementos de entrenamientos, que pueden emplearse para aumentar la carga de escalón en escalón, o disminuirla durante la semana de regeneración del ciclo de cuatro semanas. Esta tabla no agota todos los elementos de entrenamiento. Por ejemplo, puede aumentar otros, como la distancia, velocidad, o el número de destrezas y repeticiones, de la misma manera. En la tabla 3.1 el número de sesiones de entrenamiento alcanza un pico de 4 en el tercer escalón. Si emplea el método escalonado de 3 semanas para los niños (figura 3.1), entonces la progresión puede ser de 2 para el primer escalón y de 3 para el segundo. El número de horas de entrenamiento aumenta de la misma manera. Con respecto a los intervalos de descanso estándar hace referencia a los períodos normales que emplea el instructor. Después del tercer escalón (figura 3.2) y el segundo escalón (figura 3.1) emplee un período de descanso más corto de forma que el organismo del deportista sea más solicitado. La semana de regeneración es crucial para el método escalonado. Al final del escalón más alto, los deportistas están cansados, y continuar el entrenamiento al mismo nivel es un error. Para el bienestar de los jóvenes beisbolistas disminuya la demanda de entrenamiento durante esta semana. Esto retirará la fatiga del organismo, relajará la mente y reabastecerá la energía total. Hacia el final de esta semana, los deportistas se sentirán descansados y en buena forma para soportar una o dos semanas más de incremento de la carga.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

31

Ciclo 2008-2009


Manual Tecnicometodológico Entrenamiento de Base y Especialización

Capitulo 3

Directrices de Entrenamiento para Jóvenes Deportistas

Cuando termina la semana de regeneración, el método escalonado se aplica con una demanda de entrenamiento mayor. Al principio de la fase de pretemporada se puede aumentar un 5-10% la carga de trabajo. En la segunda fase de pretemporada, el aumento de la carga de escalón puede ser aumentado en un 1020%. El método escalonado es más válido durante la pretemporada, cuando los beisbolistas entrenan para las competencias venideras. No es válido durante la temporada de competiciones. Durante la temporada, por tanto, la carga de entrenamiento por semana es constante, situándose un período de regeneración para retirar la fatiga posterior a un partido. Los beisbolistas realizarán la mayor parte del entrenamiento hacia la mitad de la semana y se situará un entrenamiento ligero para el día (como mucho, dos días) anterior al partido, de forma que no pueda aparecer una fatiga que impida rendir bien (tabla 3.2). TABLA 3.1. SUGERENCIAS CON RESPECTO A LOS ELEMENTOS DE ENTRENAMIENTO QUE PUEDEN EMPLEARSE PARA AUMENTAR LA CARGA EN EL MÉTODO ESCALONADO Elementos de Escalón Escalón 2 Escalón 3 Escalón 4 entrenamiento 1 Número de 3 sesiones de 2/3 3 4 entrenamiento Número de horas 1:15 1:30 1:30-2:00 1:15-1:30 por sesión de entrenamiento Intervalos de descanso entre Estándar Estándar Más cortos Estándar series de destrezas o ejercicios

TABLA 3.2. ESTRUCTURA DE ENTRENAMIENTO SEMANAL DURANTE LA TEMPORADA Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Sábado

Domingo

Libre

Entrenamiento ligero

Entrenamiento intenso

Entrenamiento intenso

Ligero

Partido

Libre

El entrenamiento con jóvenes beisbolistas debe ser contemplado como una propuesta a largo plazo, donde los aumentos de carga y las demandas físicas, tecnicotácticas y mentales son aplicadas gradualmente durante las etapas de crecimiento y desarrollo. El basarse durante la infancia en el desarrollo multilateral, en lugar de, en el estrecho entrenamiento específico del béisbol, ofrecerá al beisbolista una mejor base para el alto rendimiento. La variedad en el entrenamiento; el tener en cuenta las diferencias individuales entre los beisbolistas y la apropiada planificación de la progresión de la carga de etapa en etapa, dará como resultado un programa de entrenamiento más efectivo.

Centro de Desarrollo Deportivo del PIDS

Disciplina de Béisbol

32

Ciclo 2008-2009


Manual de Beisbol