Issuu on Google+

REPÚBLICA

ARGENTINA

BOLETÍN DEL

DEPARTAMENTO

NACIONAL

DEL TR:ABAJO

N° 7. -

DICIEMBRE 31 DE 1908

J BUENOS AIRES IMPRENTA DE CONI HERMANOS

684,

PERÚ,

1908

684


SUMAHIO

Trabajo

de mujeres y niños ....

Población Salarios

c¿rrientes

pon

Dr JOSÉ PHESlD&.t.'\'TH

DEL

DIRIGIDA EL

NICOLÁS DEP.UtTAMJ!.NTO

MATIENZO ::-iACIONAL

DEL

TRA.H.J",IO

.

Descanso dominical

.

Demografía

.

industrial

Habitación

obrera

Accidentes

del trabajo ..

Estadistica

.

de huelgas.

.

..... .. ..

y territorios.

Huelgas

en las provincias

Huelgas

en los países extranj eros. . .

Legislación

extranj era : Inglaterra. Francia. Alemania. Italia

de legislación .

. .

..

680

.

.

. .

.

. .

.

.

.

.

.

del trabajo:

682 691 698

711 713 714

................

Cauadá .. Nueva Gales del ::lar ..... Crónica

.

. . . . . . . . . . . . ..

..

Berna . Massachusetts

Proyectos

611 620 635 650 653 661 664 676

á fines de 1908 ..

Acuerdos industriales

PUBLICACIÓN

579

obrera de la ciudad de Buenos Aires ..

Finlandia ..

.

.

715

717 719 722 738


BOLET1N

DEPARTAMENTO NACIONAL DEL TRABAJO It;

f

~

t.1

B UlliN: os. AI:&ES

:Pjl,CU¡)?¡I;BRE

31 :r;>E ~~OS.

Infor~.~ p,:,elimi~ar de la ins~ectox:a m~nicil,l~l de la ca.l,l~tal Buenos Aires, Diciembre 10 de 1908.

Al señor Presidente del Departasnenio Nicolás Matienzo.

nacional del trabajo) doctor José

En el deseo de responder al pedido que he recibido del señor presidente del Departamento nacional del trabajo, de que le suministre los datos que pudiese recoger sobre las condiciones en que se cumple la ley referente al trabajo de las mujeres y los niños en los talleres de,la Capital, y para cuya inspección estoy acreditada por la Municipalidad con el carácter de inspectora honoraria de los mismos, me es satisfactorio elevar á la consideración de su ilustrado criterio mi modesto informe preliminar sobre aquellos puntos que conceptúo han de interesar al Departamento de su digna presidencia. Aun cuando mis,investigaciones hayan debido tropezar con algunas dificultades, debido á la gran extensión de la esfera en que tenía que realizarlas, así como lo limitado del tiempo disponible para ellas, puedo asegurar al señor presidente que he puesto en el desempeño de mi cometido el mayor esfuerzo para que resulten lo más exactas posible, limitándome, en general, á comprobaciones y observaciones prác.ticas en los varios talleres visitados. Debo dejar constancia de que en esta inspección he sido recibida y atendida por los patronos en general con la mayor deterencta y consideración, aun cuando haya podido observar, en algunos, el ánimo de ocultar datos sobre las condiciones del trabajo ó de las . obreras en casos particulares.


580

BOLETiK DEL DEPARTAMEKTO

TRABAJO

NACIONAJ. DEL '['¡{ABAJO

De otro lado, es también digno de notar que la mayoría de los industriales van adquiriendo la convicción de que el cumplimiento de la ley no les perjudica y que es necesario" ir subsanando las deficiencias que en los talleres antiguos la obstaculizan, aun cuando ésto no se pueda realizar tan pronto como fuera de desear, por no haberse terminado las nuevas construcciones para trasladarlos. Muchas dificultades ofrece la comprobación de algunas infracciones por motivos que el señor presidente fácilmente alcanzará }1. comprender, sobre todo en lo que afecta á la moralidad. Sin embargo, he comprobado .que muchas denuncias de estas infracciones se han hecho oportunamente por 'diversas personas, en uso de la facultad qne les confiere la ley. Para no perjudicar á los mismos interesados, opino que es preciso ir despacio, ejerciendo con prudencia y paulatinamente una especie de arbitraje que dé por resultado el mejoramiento gradual de las condiciones de los trabajadores, y como un error de comprobación puede serles más perjudicial que la omisión de algún caso aislado creo preferible no proceder con apresuramientos inútiles. ' Los señores defensores de menores han tenido la deferencia de sumíuistrarme las nóminas completas de las autorizaciones acordadas para que trabajen niños en ciertas condiciones, y de ese modo he podido ir haciendo comprobaciones oportunas en los registros de algunas fábricas donde me parecía difícil realizarlas sin este requisito. He visitado en el corto término de cuatro meses que hace fui nombrada, 1] 4 talleres; de ellos 32 son industriales y situados alau. . . ó nos en parajes muy distantes y de difícil acceso. Como muchas de las fábricas á que éstos pertenecen son muy extensas importantes, han llegado hasta ocuparme para hacer la inspección más de dos horas bien aprovechadas. é

Talleres

comerciales

del centro

confección, he visto 48, y talleres de beneficencia,

34:

de la Capital, especialmente de de escuelas profesionales y asilos .....

Por término medio he alcanzado á hacer siete visitas semanales. En adelante me sería fácil duplicar este número, porque bien puede comprenderse que en el comienzo de esta inspección me ha sido nece~ario ocupar mucho tiempo en el trabajo preparatorio para llegar a un buen resultado en los procedimientos. He visitado fábricas de cigarrilloa, tejidos, enlozados, sombreros, bordados, calzado, corsets, piolines, platería fina bolsas zapatillas . cannsas, alpargatas, fósforos, vidrios, latas, licores, cigarros toscanos, talleres de lavadero!", confecciones, herrería, encuadernación,

,

,

,

imprenta,

fotografía,

DE ~iUJERES

planchado,

y NIÑOS

carpintería,

flores artificiales,

581 enca-

jes y oactonado. Algunos industriales encuentran, y no sin alguna razón, que ofrecer al ~st~dotodos los datos estadísticos pedidos para el censo industrial, es poner al alcance de cualquiera su experiencia acumulada costa de fatigas y dispendios, y que de ese modo podría llegar á ocasionárseles el perjuicio de una competencia fácil y segura, motivo por el cual me consta que algunos de los datos suministrados para dicho censo no son del todo exactos. Otra observación hecha en mis giras de inspección, es que ya comienzan á preocuparse los capitalistas del trabajo hecho en los talleres del Estado y de beneficencia, con los cuales alegan que no puede haber justa competencia, porque en ellos no se calculan todos los gastos de los talleres particulares. .Por mi parte creo que en el fondo de todo ésto no existe todavía más que una falsa alarma, porque la organización de dichos talleres tiende ser beneficiosa para la clase obrera, pero sin menoscabo de á

á

los industriales. He oído decir que si el trabajo en los talleres del Estado ó beneficencia llegasen á hacer seria competencia á los particulares, serían funestos para el país, mencíonándose el caso de que en Francia, por análogo motivo, se vieron los industriales y comerciantes en la alternativa de empeñarse en la persecución á las congregaciones. En Buenos Aires estamos en muy distintas condiciones, me pa.rece, para poder pensar en el extremo que se invoca y que no creo debidamente comprobado, porque observo que el trabajo de los talleres del Estado, en general, y de los de beneficencia en particular, se exige que sea remunerado por igual con los precios corrientes en plaza y á veces, según los precios de caridad, que suelen ser inconmensurables. He asistido á las exposiciones y ventas de fin de año de la mayoría de estos talleres y eran en general los precios muy semejante!' á los corrientes. En mis visitas á los talleres de las escuelas profesionales he notado algunas tendencias originales que por no creerlo oportuno hacer conocer, reservo para mejor ocasión, limitándome á dejar constancia de que la pre aración técnica que en ellas se da á la mujer ha de tener inmediata Y favorable repercusión en las condiciones del trabajo de. la mujer obrera, que podrá imponerse en adelante por su competencia sin tener que SQP01~tarla penosa era de aprendizaje en los talleres industriales.


582

BOLETÍN DEL DEP AUTAMENTO NACIONAL DEL TUABAJO

Las condiciones del trabajo de las mujeres y niños en los talleres del Estado y beneficencia son naturalmente favorables; las jornadas son generalmente menores de ocho horas; la instrucción, la higiene y seguridad, para caso de accidentes, no tiene en la mayoría de ellos nada que objetar. Una prolija inspección á los de beneñcencía comprendo que es muy importante y, aunque me demande mucho tiempo para hacerlo metódicamente y de un modo racional, á fin de poder informar con acierto dando una vista exacta de las condiciones en que allí se realiza el trabajo y aconsejar las mejoras que fuese del caso emprender, la he de realizarla en breve. Desd~ ahora, sobre este punto, muy vasto pOS cierto, vengo reuniendo datos curiosos, y he de dados á conocer con detención en otra oportunidad. Al ocuparme del trabajo de los niños, no puedo menos de mencionar la siguiente anomalía: hay una agrupación social de niños en Buenos Aires, para los cuales el trabajo - único medio de moralización - está excluído de modo inconcebible. Y esto sin que los encargados directamente de ellos puedan ser recriminados de incuria ó falta de compasión; no, es sencillamente un caso de olvido de los poderes públicos, que no han destinado para estos niños los fondos necesarios, olvidó injustificable en un país como el nuestro donde los recursos alcanzan con esplendidez para toda obra humanitaria ó de necesidad pública. Me refiero, señor presidente, á los menores puestos bajo la tutela de las tres defensorías de la capital y que están alojados en una mísera cuadra, en la cárcel de contraventores de la calle 24 de N 0viembre, por el solo delito de ser huérfanos. Allí se marchitan en la lobreguez de una habitación tan pobre, que no puede serlo más, pues le falta hasta la luz y el aire suficiente. y viven en ella hacinados y enfermizos ~5 niños casi desnudos, sin tener una ocupación útil adecuada á sus éondícíonee, porque el señor alcaide de la cárcel, á pesar de su buen corazón y buenos deseos, no tiene medios, ni empleados, para realizar con esos infelices obra alguna. I y no es que no lo intente, poniendo todo lo que puede de su parte, puesto que hasta un pobre tallercito de escobería ha instalado y además les hace dar durante algunas horas la enseñanza primaria más . I ru d ímental ; es que como de nada nada se hace, y allí hay muy poco más que nada, todo resulta ineficaz y desconsolador. Sin embargo, algún provecho les traen estos ensayos, porque en

TUAI\AJO

DE MUJElmS

y NIÑOS

583

realidad aquellas infelices Criaturas están cansadas de no hacer nada. No podré olvidarme jamás del expresivo regocijo con que me han escuchado varias veces algunas sencillas explicaciones sobre los resultados morales del trabajo y el bien económico que fuera para ellos el hacerse obreros competentes y honrados. No insistiré en más eonsideracionea, que fuera no acabar, porque este punto, mencionado de paso en elpresente informe, espero que ha de ser subsanado pronto, porque la buena voluntad de los señores defensores de menores, que desde años atrás vienen proyectando obras para estos niños, ha de hallar éco, supongo, en el corazón de nues.tros legisladores y demás funcionarios responsables de su educación y. bienestar. Para no ser demasiado extensa en este informe, omitiré también, señor presidente, entrar en la enumeración de los beneficios de muchas obras especiales de distinto género existentes en la Capital con la tendencia de mejorar la condición del niño y su trabajo, dándole una buena enseñanza de aprendizaje para obrero, y pasaré á enumerar lisa y llanamente mis otra E¡ observaciones sobre talleres en general. En mi inspección á los numerosos y variados. talleres de la Capital no me he limitado á considerar exclusivamente la parte que se relaciona con la moralidad y seguridad, que es la encomendada especialmente la vigilancia de la municipalidad por medio de sus empleados, sino que, una vez en la posibilidad de penetrar oticia1mente á los talleres, he observado cómo se cumplen todas las disposiciones de la ley y del reglamento. para su aplicación. La seguridad, salud, instrucción y moralidad de las mujeres y. los niños en los talleres han sido mis puntos de mira y consideración indistintamente. La más viva impreSi'}l recibida en estas visitas, por mí hechas, es la ocasionada por las alas condiciones de higiene y seguridad en que se hallan en general los taÚeres de confección, sobre todo los del centro de la capital, existiendo, con violación de la ley, hasta de ambos sexos en la sección de trajes de sastre para señoras. El gremio de costureras pasa por una situación angustiosa, debido á lo exiguo de la retribución que reciben.Tas largas jornadas á que están sujetas en ciertas ocasiones y épocas, á 10 fatigoso de la clase de trabajo ue tienen á veces que realizar y sobre todo, porque la necesidad de trabajar en este ramo decide á infinidad de mujeres á someterse á las condiciones desventajosas en que se hallan, tanto en los talleres como en el trabajo llevado á domicilio. Son pocas las casas de comercio que tienen sus talleres de confecá

1

,


584

BOLETÍN

DEL DEPARTAMENTO

NACIONAL

DEL TI~ABAJO

ción en condiciones de ley; he visto algunos en los cuales, en caso de incendio, sería muy difícil alvar una siquiera de las cien obreras que ocupa. En una habitación, cuya capacidad calculé á simple vista en 144, metros cúbicos á lo sumo, he .visitado un taller. de confección. donde 30 obreraa trabajaban cual enjambre, entre montones de. telas y encajes, en los cuales, algunas, bien puede que dejasen el germen de Ias.afeecíones adquiridas. en ese ambiente maligno sin. luz ni aire suficiente y donde había .dos de ellas planchando. las costuras con planchas provistas de fuego por dentro. . El descanso de dos horas para las obreras que trabajan de mañana y tarde es general en verano; pero en invierno he observado que ha. sido de hora y media en muchas partes .•alegando que así se evitaba la. salida nocturna, cuando lo justo fuera rebajar la jornada para evitarle. La antigua edificación en las casas de comercio que tienen muchos años y la fuerza de IQS hábitos hace que .sus talleres adolezcan de faltas graves de higiene y seguridad, pero se nota que van poco á poco cediendo sus dueños y mejorándolos. En cuanto á las casas modernas, se observa .que, aun cuando no les plazca á muchosdnr amplitud á los talleres, lo hacen cada .vez en mayor proporción, para ajustarse á la ley y á las ordenanzas municipales. Todavía hay casas de comercio .que giran millones y que tienen el agua para las obreras en baldes de latón á la, intemperie, expuestos á recoger polvos sucios ó deletéreos (he visto depósitos de agua en cuya superficie estaba formada una capa de tierra de casi un milímetro de espesor); y hay también de esas casas en que los water cloeets se pueden sentir en todo el recinto de los talleres, mientras que un gran confort se nota en el local de ventas, donde la elegante clientela no sospechará siquiera que allá arriba, muy arriba, adonde se sube por peligrosas escaleritas, las pobres obreras, que ejecutan los primores que ella paga muy caros, sufren" muchas cosas que no debieran ignorarse, Por suerte y para compensación hay algunos otros que son un verdadero templo altrabajo honesto, realizado en. las mejores condiciones higiénicas y económicas. Casi todos los comerciantes que tienen talleres en malas condiciones, alegan ignorancia de la ley, lo que no es un argumento aceptable. Los talleres industriales están en general en mejores condicíones, aun cuando en materia de seguridad he comprobado que la protec-

THABAJO

DE MIJJICRES

Y'NIKOS

585

cíón de ruedas; correas ó engranajes

es deficiente en muchas partes, que no todas las puertas se abren de dentro hacia afuera, que no tienen algunos, para caso de incendio, las facilidades 'para un rápido desalojo del local. En varios talleres la temperatura es muy elevada, la ventilación insuficiente' y ia luz mal dispuesta ó escasa. Hay fábricas antiguas en condiciones higiénicas detestables, pero hnry un buen número de otras modernas en buenas condicionBS generales. Y entre las' primeras hay algunas que á pesar de los años de su fundación están muy bien organizadas y se preocupan hasta. de la instrucción de los niños que en ellas trabajan, costeándoles una, maestra. 'La mayoría de los establecimientos industriales de importancia tienen' ingenieros ó mecánicos argentinos para atender instalaciones de maquinarias que han alcanzado á su mayor perfeccionamiento moderno, encontrándose entre ellas los mejores modelos de máquinas de las principales marcas norteamericanas, inglesas, trancesas, etc. Este hecho y otros diversos son muestras de la inteligencia despejadísi ma que caracteriza al hijo del país. Sobre todo, In mujer en los trabajos de habilidad y paciencia, hace en breve tiempo progresos asombrosos, poniéndose á la altura de las mejores obreras europeas. He podido también notar que los niños, muy ocupados en algunas industrias - como, por ejemplo, para envolver caramelos y cigarrillos - para proceder con rapidez, toman posiciones' viciosas, inclinando demasiado sus cuerpos, esforzando la vista con un .acercamiento excesivo de los objetos, y algunos, en el afán de apresuramiento, haciendo un movimiento acompasado con la mitad del cuerpo, lo que les ocasiona doble desgaste de fuerzas. He pensado tristemente al verlos en la fatiga que sufrirán esos niños después de ocho J '(>ras de trabajo, y sobre todo, en el atolondramiento en que quedai.ái después de tan larga monotonía de movimientos y ruidos. En algunas fábricas se nota falta de competencia en las obreras, porque cuando éstas completan su aprendizaje permanecen poco tiempo en el trabajo. Es igualmente notoria la existencia de un elemento poco culto en ciertos talleres adonde asiste con malas disposiciones para trabajar. En una hila dería que visité faltaban varias obreras de las más necesarias, P r hallarse detenidas en la Policía por diversas contravenciones. He notado, por el contrario, otras fábricas donde las obreras de-


586

BOLETÍN DEL DEPARTAMENTO

NAClOliAL DEL TUABAJO

muestran interés por el trabajo y se siente el bienestar en todas partes. En un establecimiento donde trabajan 300 obreras, la mayoría son mujeres de "alguna edad, prácticas en la tarea que hacían con zusto y cuyo ejemplo es imitado por las jóvenes. Esto prueba que la competencia y moralidad de la obrera son fuentes de orden y bienestar. En la que menciono no hubo nunca huelga :r;J,i descontento, y eso que la fábrica lleva largos años de funcionamiento. Hay otras que poseen tal ambiente de in~oralidad, abuso y desorden, que es imposible describir y á las cuales parece que no les alcanza la ley nacional. He puesto todo mi empeño con los patronos de los talleres visitados para que mejoren en lo posible todo aquello que he creído necesario, aun cuando no fuese obligatorio por la ley, que es lJluy suave por cierto, y no dudo que. sus promesas han de convertirse en realidad. Para inspeccionar, me he ajustado al adjunto formulario informativo que hice tomando por base la ley y el reglamento para su aplicación, anotando sobre cada taller mis observaciones, como se verá en el detalle que de algunas visitas en particular remito y por el cual podrá juzgarse de mi labor. Este brevísimo informe que elevo como ensayo de vigilancia del trabajo de mujeres y niños, no tiene, señor presidente, otro mérito que la buena voluntad mía puesta por entero al servicio del Estado para auxiliarle en una obra tan importante como humanitaria. Industria ... Nombre del propietario ... Ubicación ... Número y destino de talleres ... Oapacidad y condíclones higiénicas generales ... ~Es suficiente la luz y bien dispuesta.t.¿ ~Hay la capacidad necesaria de aireL. ~Trabajan menoresL. ~Tienen la autorización s... ~Se llevan registros de ellos en formaL. ~Trabajan de noche L. ~EI trabajo puede ser perjudicial á su salud, instrucción ó moralidad L. lo Hay niños ó mujeres con apariencia de enfermizos t ... á,Cuántas horas trabajan L. ~Cuántas mujeres y niños trabajan L. ¡,Hay el descanso de dos horas para los que trabajan mañana y tarde t.; ~Trabajan de nocheL. ¡,Hay salas de limpieza s.¿ ¡,Tienen guardarropaa'l.i. g Dónde se hacen las comidas L. ¡,En qué condiciones está el agua que se bebe L. loEs filtrada y está en barriles de vidrio en proporción de uno por veinte operarios L. IoDóndese arrojan las aguas servidas ~... lo Y los residuos t.¿ á;Son los W. C. uno por veinte obreros y separados para cada sexoL. ¡,Hay lavabos, uno por cada veinte operarios con jabón y tohallas frecuentemente renovadas t.i. IoHay cajas de primeros auxilios allí donde trabajan más de cincuenta obrerosL. IoSonlas b

TuABAJO

\

<

DE MUJERES

Y NIÑos

cajas completasL. ~Las puertas se abren para afuera I.¿ ¡Quéjornales máximos y mínimos se pagan L. ~Hay demanda de brazos L. ¡En qué condiciones de orden y moralidad están los obreros 'L. ~Cómoson las instalaciones' ... IoPredomina el elemento del país t.; ~Se ha visitado esta fábrica L. loCuánto elabora L. ~Qué materiales emplea L. Observaciones. - Sobre las sociedades de socorros mutuos, etc. Saludo atentamente al señor presidente. Gelia Lapalma de Emery, Inspectora honoraria.

I 1

1

5&7


TU.ABAJO DE MUJERES BOLETÍN DEL.DEPARTAMENTO

588

589

y 'NIÑOS

NACIONAL DEL TRABAJO

Resultados estadísticos de las visitas realizadas por á las casas de moda y

\

de las visitas realizadas por el personal del Departamento Nacional del mujer, establecidas en esta ciudad. En el próximo se publicará el informe

Se anticipa en el presente número del Boletín los resultados estadísticos Trabajo á las casas de moda y otros talleres en que se confecciona ropa de correspondiente á las condiciones en que este trabajo se efectúa.

CASAS DI, MODAS Y OTROS TALLERES

DE

el personal del Departamento Nacional del Trabajo otros talleres de confeccíón

CONFECCIONES

\

Personal externo

Salarios

I."-sr-r-r=:

DE nOPAS

PARA MUJ1~RI~S

N acioualidad, __ -------

sexo y edad del patrón e

Ó_p~~l_·o_n_a __ ------,--

,¡:¡

es

lO

;;

Piso Artaculos

Ubicación

que elaboran

del taller

'"e

del taller

~o

U

-

---1----1---1---'-

-1------1---1

Pesos Pesos Pesos

Sombreros.

,.,,

Bordados,

.' .' ,,

Sombreros

.. , . , ,

Vestidos .. ' , , '

.

Sombreros

.

Vestidos Sombreros

2

»

»

80 90 4 25 8 1 12 8~ 125 60 » 4 8 74 90 » 5 8 » » 2 8 100 1 » 3 8

3

»

»

»

» . 15 4 1 1 . 6 3 1 1 . 4 » » » 4»1»168 3 » 2 » 2 » » »

Vestidos .. ' , . , .. , , ' ,

. " ..

2

»

3

»

»

5

3

411»»68 6 » » » » 6 11 » » » »11 4 » 1 1 » 6 1 » » 1 » 2 5 » » » » 5 2 1 » 2 » 5 1 » 1 1 1 4 31»1»58 6 » 2 » » 8 2 » 2 » » 4

8

8

»

50 80 9 9 150 8~ 120 90 8 60 9 10 130 8~ 90 100 10 100 60 8

45 50 85 30 »

Primer piso 15 15 4 m. bajo nivel 35 3 m. bajo nivel »

Á nivel

Si" ) Primer piso ¡ sueldo! 40 »' 4 m. bajo nivel Á nivel 30 15 51

60 50

20

»

20 25 40 15

50 45 50 70 15

»

10 10

»

»

»

»

»

»

»

Madera

»

»

Española

»

»

Español,

Masculino

»

»

Argentina

Femenino

»

»

Oriental

»

Francesa

»

» »

, Austriaca

22

»

»

»

»

»

»

»

»

»

»

Italiano

» »

»

Francesa

»

Francés

Masculino Femenino Masculino

»

»

Francesa

Femenino

» »

» »

Italiana

»

»

Italiano

»

Baldosa

I

Madera

»\

»

»

Cemento

Madera

»

4.0 25 » 30 50 15

Pesos

36 35 28 , 47 58 28 24 42

»

;

Francesa

Femenino

»

Argentina Italiana

~

. Masculino

. Pesos

Años

28 39 35 60 25 29 63 30 32 30 47

2.000 9.000 13.000 »

1.000 5.000 6.500 »

800 4.000 3.000 » 8.000 » 10.000 5.000 800 1.500 20,.000 10.000 4.000 8.000 2.500 5.000 2.500 6.000 5.000 »

»

16.000 14.000

---Pesos

Pesos

»

Pesos

.pO . Í6

100 180 300 ~ » 200 .100 -l5 500 180 220 1.800 160.180 »

»

»

,.»

1.000 120 200 » 1.200 180 » » »

).10 _ 20

160 290

200 125 400 180 20q., » » 180 7.000 pérdidas 8.000 6.000 410 200 2.000 1.000 »

»

36 60 9480 11486 100 75 80 50 86 140


,..

BOLETÍN DEL DEPAl tTAMENTO NACIONA.L DEL TRABA.JO

590

_. Naciona lida<l del per soual

~

Articulo.

'" ~'"

q ue elaboran

;:<

e '<3

F<""

1--------1- - . 6

»

Som~reros

Vestidos , S'ombteros Vestidos Sombreros Vestidos Sombreros

.

. . . . . ·.

»

2

"

»

»

1

»

8 12 20 30 8 2 4

» »

1 »

»

1 »

2

5

»

»

»

»

6 » » 1'0 » »

»

»

»

»

1 2

»

1

» » lo » »

» »

5

»

2

1

»

2 4

» 1 )} 1

»

»

»

1

1

»

»

»

1

Sombreros y corsets .. 2 Vestidos . 6 16 Sombreros . '1 Vestidos . 3

»

»

»

»

»

»

»

»

» »

1 »

» »

»

3

»

»

»

»

4 7 3 1

6 » » » 2 1 2 » Sombreros Vestidos

»

» »

. 3 . 4

»

»

»

»

»

»

»

2

2

»

» '»

»

3 1 2 » » 7 3 5 3 » 10 5 5 » » 223 3 » Sombreros

. 5 » 12 » 1.

»

» » »

..

'"... e ~

'"

'"

1 'S "" o

» » »

» » »

"""" ;g'"..

Piso

'"

"

'<3

Ubicacién del taller

;¡; " a

e

5 6 10 8 3 3 8 3 6 2 2 6 31 5 3 3 6 5 3 4 4 6 18 20 10 5 12 1

8 9 8% 10 8 8 8 10 I 9 8% 9 9 8 8 9 9 9 8 8

<1 ""

::;¡

8 9 9

8 8 9 8

»

¡

Pesos

70

10

»l

Sin 1 sueldoi » » -

Á nivel

-

»

5· 6 2 m. bajo n~vel Á nivel 10 10

»

60 35 25

120

»

» »

120 '80 135 54 160 60 »

90

9 8 9 8

» »

100 100 120 85 150 120

Cemen

»

-

-

-

-

»

»

»

»

4

2,75

» »

~

Mader RaldJ!

»

» »

Mader

»

,

-

»

-

-

»

-

-

»

-

»

»

-

-

»

30

-

-

»

-

»

30 60 50 75 45 60 30 50 50 50 45

10 15 12 25 30 15 10 15 45 10 15

»

»

50 60

20

40 »

-

I

» 4 » »

-

-

Altos Á nivel

-

7

,

-

-

» »

IJ

-

» » »

-

.~~

-

»

-

-

-

» »

-

-

»

-

2 m. bajo nivel

-

-

-

(;enleu·

» r;"

»

i

I

I

"l

» » »

I

» »

Femenino »

»

8

~:

Femenino

»

»

-

-

"

rn

»

15 10 20

\ Sin l »¡ sueldo \

»

-

-

-

Italiana. Italiana

-

" F<

-e

'Francesa -

-

30

I

~ " ~ -e

o -e

E

e

.Q

o

c:e

1;:::

".s "" e -e

;;¡

5

"¡¡

"S

'" '<3

"ee

" ~e

~g.

e

o::

'"" e "".2

"~

,"e ee

-;;

S

'"

~ e

.,. e

e

:;¡

H

'"

e Q

Pesos

20.300

Pesos

Pesos.

9.700 No hay

-- --

Pesos Pesos

180

86

»

»

»

»

»

»

30 23 30 38 37 42 32

»

»

»

150 80 50 440 350 400 350 250 180 260 200 120 500 400 167 300 400 375 100 300 150 250 300 105 250 70 200 70 165 375 90 100 160 230 230 91 420 200

»

Argentina Italianay Argen. 30 Y 34 Mas. Fem. 52 y 36 Italianos » Masculino 43 » Italiano Española Femenino 26 » Italiana 30 » Española 27 » » 40 » Italiana 45 » 24 Francesa » Española 50 » 40 Francesa » 47 Italiana » Francesa 40 » 45 $20al mes Española 27 » Suiza 45 » Italiana 45 » --¡.--y 39 -. » Erancesa 26 » 33 Española. » 28 » Francesa 26 » 50 » 47 » 32 » 26 » 35 Francesas » 36 y38 Argentina » 29 » 28 y29 { Italiana » 43 »

2,50

591

Y NIÑOS

e

""

Años

»

-

e x

-

»

-

,-

:z¡ "

»

-

»

<5 '<3

»

8

80 40 100 100

»

»

»

'2i rn

ee

~

»

-

'1.5

»

""e

'"

~-

sexo y edad del patrón patrona

ee

e

»

-

15 60 45 35

.~

-

-

»

--

Mader:

Ú;'

Altos 15 Á nivel 10 15 3 m. bajo nivel Á nivel 20, 15 -

Ó

DE MUJERES

'O

e "e,e

- f ,-.

25

»

""

o

."S :z¡

-

-

-So

8

8

._-

s

40 30 50 45, 40 45,

9

8 8 9

Pesos

.

~

.-

~

~ re

del talle

Nacionalidad.

Personal externo

...e

60 120 100 120 100 »

100 140 70

\; 1

"•..

- - - - --

»

í

2

'O

'"

8r..

»

i

'O

'"

8 10 100 » » 2 8 » 2 » 4\0 » 3 9%

»

2

"" Ql

~

»

2

»

~ !;

e

.;;¡

Pesos

»: »

"5

"'"...§

O! ~ <> .: -E-t

~ _.2.

» Vestidos..' . 1 » » 1 Sombreros . ~' » r> » v. 1/ » ')>- , » 8 » » » 8 2 1 1 16 2 » 2 Vestidos . 24 2 3 » Sombreros y vestidos. 5 » 2 1 2

..

'O

'"

~ <D

Sombre1·os

Salar-ios

TRABAJO

4.000 2.500 40.000 26.000 50.000 50.000 6.000 4.000 20.000 8.000 8.000 35.000 26.000 6.000

2.000 1.000 1.200 600 25.000 » 1.200 13.000 5.000 25.000 22.000 5.000 4.000 No hay 3.':00 500 10.000 » 2.000 6.000 3.500 3.000 » 25.000 15.000 No hay 800 3.000

»

»

»

»

»

»

»

»

»

15.000 1.200 8.000 8.000 20.000 »

4.164 6.000 500 700 4.000 No hay 1.000 6.000 2.500 8.000 »

»

No compra N h 2.500\ mercaderias o ay 2.400{ 960 » 600 2.500 1 5.5001 No compra 300 4.0.001 mercaderías » No hay » 2.000 25.000 15.000 No hay » » 500 3.000 6.000 8.000 25.000 50.000 4.692 25.486 47.794 15.000 » 30.000 1.500 :&.500 500

I

l

» »

» »

» »

39

61 48 75 83 100 180 140 55 120 76 90 150 102 40 80 160 40 84 50 76 64 100 46 41' 40 38 29 69 200 50 70 70 90 70 60 90 86


...• ~ BOJ_ETÍN DEL DEPARTAMENTO

592

NACIONAL D~JL TRABAJO

TRABAJO

.

Nacionalidad del personal

Salarios

~ o " .:> ~ " "'" '" ~ "., ~" " ." '" '"ee ;=l es e ~" "e''"" "" "O "o '" '"en '"" " íl ~ ]" '" '0 :& " '0 o " '" " R ~ en"" E-<o ~" o

I ..---:--~"~

.,'""

'O

'O

00

Articnl08

que elnboran

'.

.,

"

P<

;..

P<

~"

-- - -9 .......... 1 .......... 4 .- ........ 3 ·. . . . . . . . . 1 Sombreros y vestidos. 4 2 Sombreros ... ..... . . 10 ......... 2 .......... 1 Vestidos............ J Sombreros y vestidos. 1 Sombreros ....... ... 3 3 ...... 1 · . . . . . . '. 1 ·. . . . . . . . . 3 -Post.,sombr. y trajes » Postizos............ 4 Vestidos y sombreros. 3 .......... » .- ....... 16 Vestidos y sombreros. » . 3 Sombreros ........ Vestidos.... ... 1 Som breros ..... .... . 2 .- ..... 7 Vestidos....... 4 Sombreros ........ .. 1 ·. . . . . . . . . 2 .......... 5 ....... .. . 3 ... ... . 18 .. ....... . 5 Vestidos ............ » Sombreros ..........

,

o'

..•.•

,_

"

"

-

-

o

o,

•••••••••••

.•.••..•••

» » » » » » )}

25 » 1

4 »

4 » »

1 3 » »

1 » » » » »

9

})

})

})

})

)}

)}

)}

1 4

)}

)} 3 » 16

})

3

2

)}

8~ 8 8~ 8 8 9 8 9 9 8 8 8 8~ 9 8 9 8 8 9 8 9 8 9 8 8 9 9 8 8 9 8 8 9 8 9 9

)}

)}

Som breros plegados. 3 Vestidos ............ 4 ~T

1 10 » 2 » 5 » 5 1 3 1 6 » 3 })10 » 4 » 2 » » » 1 » 1 » 2 » » » 3 » » » 3 » » » 1 1 » » 2 1 » 1 5 » » 25 » » » 4 » » 1 5 » » » 4 » » 4 20 8 3 1 16 2 » 5 » » » 1 1 » » 4 2 })12 » » » 4 1 » » 2 1 » 4 » » 5 1 2 6 1 2 » 22 » » 1 6 » » 7 7 1 1

» » » 1 » 1 » » 1 » 1 » » 1 » » 1 1 » » » » » 2 » » » 1 » »

»

. . . . . . . . .... 11

'"o

)}

» »

)}

»

)}

5

)}

})

4

8 8 8

UbiÓ01cióndel taller <lel taller

'"

e"

en

;a"

H

""Í

Piso

co

.~ "

'S

\

"'-

~

-Pesos

80 » »

110 » 50 90 69 85 90

- -40

»

í Sin l

':1 '''lO: 1

50 30

10 »

j

Sin

Á nivel

Madera

-

-

-

-

-

¡

30( sueldo \ 15 35

-

-

10

-

»

-

»

-

»

»

45 30 45 40 35

45

»

-

-

»

\ Sin j »1 sueldo \

»

35

50 250 150 106 60 100 100 100

» )}

»

80 35 60 })

})

»

30

90 120 75

»

»

»

100 60 75 90 45 90 50 120 90 120

60 »

)}

12 15

» »

» })

»

35 » I )}

50 i;7 45

5 )}

20 45 66 10 25 15 30 » 30 30 15 10 5 10 » » 20 » »

-

-

-

.;::::

--

N acionalidad , sexo y edad del patrón Ó patrona

~

'" '""

~

"

o

/

""

o '0

1/J

» »

.-

.I

»

»

»

»

»

» » »

»

»

»

» »

»

»

»

»

»

~

»

» »

Francesa Italiana Francesa Italiana Francesa Italiana Argentina Francesa Española Francesa Sniza Italiana .Argentino Argentina Francesa Argentina

-

»

»

-

»

»

-

»

»

»

»

»

»

-

-

-

»

»

-

»

»

Mas. Fem. Masculino

-

»

Baldosa Madllra

»

» »

Franceses Francés Franceses Francesa

»

»

-

-

).

~

Masculino

Femenino

-

Femeníno

Mas. Fem. Femenino

»

»

-

-

»

})

Franceses

-

-

»

»

Francesa

-

»

»

Femenino Femenino

»

Oriental Francesa

»

-

-

-

»

-

-

» »

»

-

-

-

-

"~

-

Ba,ldosa Madera

-

lo

. .

})

»

»

»

Rusa Francesa Argen"tina

»

»

-

-

-

»

»

Española

»

»

»

»

Italianas Inglesa

)}

»

Oriental

-

Francesa Española

-

10 25

)}

)}

-

-

)}

)}

27"

-

-"

»

»

-

)}

)}

Francés

Argentina

'"

"

e

;::

'O

e

~ e

.:>

o

~

oS

"" '" "" o " e

t>

Femenino

-

~'

-

Masculino Femenino

37 23 32 45 30 32 28 40 35 25 25 30 31 28 44 32 34 38 y36 40 34y50 34 33 53 35 y28 28 35 35 25 24 42 48 36 40 26 y29 28 36 54 34 49 30

593

Y NIÑOS

"

Z

1-;;;:»

~;

i(

'" '"" ~

d

~

, 7 -

-

»

50

P<

I

Pesos

Pesos

»

»

-------------"'"~ o ~ "" .:.1 '"o" u: " , "::'"

""Í

e

Personal externo

DE MUJERES

'"e "" e a

-;; 'D

o '0

.!:i

""'"

e

;:q

'lJ

'" ~o

""

'"§"

~

"~'"

:;¡'"

H

Pesos

-Pesos

S

'S

u

Pesos

20.000 4.000 17.000 18.000 2.000 5.000

Pesos })

1.500 7.000 8.000 1.200 3.000

»

»

30.000 7.000

15.000 3.000

»

»

2.000 2.000 2.500 3.000 700 5.000 15.000 »

500 1.100 »

2.000 350 2.000 8.000 95.000

»

»

25.000 10.000 50.000

18.000 5.000 40.000

»

12.000 1.000 10.000 36.000 »

1.200 5.000 9 -, 300 3.000 70.000 9.375 10.000 300 3.500 20.000 10.000 3.009

»

Pesos

3.000 800 2.000 No hay 800 2.000 })

2.000 5.000 - » 600 900 Pérdidas 1.000 No hay 600 7.000 No hay »

5.000 1.000 6.000 »

6.000 1.000 » No hay 6.000 3.000 11.000 3.000 No comp. » 360 500 500 2.500 4.200 5.100 1.500 No hay 12.000 45.000 1.442 7.922 1.000 4.000 200 100 2.000 1.080 8.000 No hay 6.000 1.200 1.000 600

o

'""

150 125 145 300 120 100 100 280 170 120 70 70 150 181 120 180 233 2300 625 380 300 700 300 250 70 100 450 50 50 180 165 75 175 100 125 50 80 200 250 80

"'" P<

"

79 66 86 130 60 21 45 90 46 67 30 50 44 45 47 40 85 500 500 136 210 200 348 195 115 50 120 12 33 52 74 40 198 85 38 15 38 40 72 33


TRA.BA..m DE MUJERES BOLETÍN DEL DEPARTAMENTO

594

595

Y NIÑOS

NACIONAL DEL TRABAJO

Personal ~

externo

Nncionalídad _~

, sexo Y edad del patrón ó-.:p~atl_·o_na -

"

i'"

Piso Arttculos

Ubicación

que elaboran

del taller

o K

'""8

"

W

e

Pesos Pesos Pesos

. 12

Vestidos Sombreros

.

. 10 . 2

Sombreros

}}10

}}30

9

4 1 }} }} }} 5 9 3 }} }} » » 3 8 2

Vestidos

8

}} 1

}} »

3

4

4 4

.

Sombreros

.

126

»

Italiana

Femenino

38

4.000

2.000

No hay

150

76

28

10.000 21. 000

»

30

20

»

»

Francesa

25

»

»

Italianos

Mas. Fem.

15 )}

»

»

Francesa

Femenino

»

»

20

»

»

Italianos

Mas. Fem.

32 y26

25.000

18.500

15

»

»

Francesa

Femenino

27

5.000

4.000

28

6.000» 10.000

» 1 1 3 }} }} }} }} 12

9~ 9

120

)}

»

9

80 85

45 )}

100

)}

»

4

}} }} }} ~ 10 » » » }} }} »

» »

4 4

9 9

)}

9

}}

45 35

10

50

15

30 )}

20 10

50

)}

}} 3

}} 1 10

}} }} »

»

3

8

2 3 }} 1 }} 6 8~ 3 » }} » » 3 8 2 1 }} }} }} 3 8 2

2

5

1 26

9

»

»

»

»

5

8X

2

9

Bordados

.

2

}}

2

}}

»

4

8

Sombreros

.

5 » 3

1

» » }} »

» }}

5 8 4

9

3 }} 1 1 }} 5 9 1 }} }} }} }} 1 9 }} }} 3 }} » 3 9 2

}} }} 1

»

2

»

1

}} »

3

9

3

8

10 }} }} }} }}10 8 6 }} }} 1 }} 7 9

Vestidos ...

575

15

}}

.

40

5.000

15

}}

Sombreros

120

30.000

60

»

.

No hay

70.000

40

}}

.

1.000

65

3.500

»

2

Sombreros Vestidos

2.000

Ma-sculino

5.000

120

.

.

22

Italiano

28

8

Sombreros

Vestidos

Argentina

»

6.000 No comp.

8

4 }} 3 1 )} 8 9

.

»

32

»

»

20

80

50

90

60'

204m.

50 50

» )}

)} 90 )}

150 60 }} 150 75

Altos

»

Á nivel

4 . 000

35

»

»

»

Italiana

»

»

»

»

Franceses Argentína

90

400

112

500 250

114 180

»

190

70

»

300

133

»

60

4.000

400

205

45

26

10.000

6.000

35

»

2.500

160

86 160

»

7.500

» 5.000

18.000

10.000

2.000

»

»

Argentina

52 52

»

»

Española

27

3.000

1.500

1.000

300 200

Oriental

30

6.000

3.000

1.000

200

75 27"

Argentina

23

2.650

220

40

Italiana

3.600

2.000

3.500

2.500

200 1. 000

60 120

30

Española

39 28

Italiana

40

17.000

9.000

500

36 40

» 10.000

50

12.000

»

Baldosa

»

Madera

»

»

}}

» » »

Francesa

»

»

»

)}

}}

»

Español

Mascul ino Femen ...o.O

100 )}

15

Madera

»

»

Francesa Italiana

»

»

Francesa

40 42

»

»

Italiana

48

»

Oriental

50 26

»

» »

Francesa

»

»

Italiana

32 24

2.050

40

17.000

)} \20 20

1.000

200

Femenino

»

}}

No hay

102

50 33 y25

»

»

6.000

600

80

500

Mas. Fem.

»

60 50

1.000

2 . 000

190

125

»

75 }}

6.000

48

160 200

Baldosa

}}

6.000 Pérdidas 15.000 1. 500

78

250

1.000

»

40

500

150

» 4.000

15

»

No hay

6.000

»

43

Francesa

32

60

8

»

10.000

35 28 •

Italiana

80

4

»

Italiana

30 y 24

90 )}

)}

100

»

»

15 15

)}

» »

»

60

4

»

bajo nivel Á nivel

10

1 }} }} 2 1 4 8 5 }} 2 1 }} 8 91 »

Madera

)}

35

40 » 40

}}

Baldosas

15

)} 25 10 }} }} 12

65 » }}

»

)}

25

» )}

70

230

»

Francesa

2 16

»

Pesos Pesos

15

»

1

45

2.5~0

12

Madera

»

3

Pesos

30

Á nivel

1

2

4 }} }} 1 }} 5 8 .}} » » » 3 3 9 3 » » » }} 3 8 2 }} }} }} }} 2 8 Vestidos

20.000

35

60 40

5

Pesos

50.000

»

100

16

Pesos

34

»

9

3

.énoe

10

45

2 }} }} 1 }} 3 8

6

Postizos

)} 70

Femenino

»

15

}} 1

2 }} }} 1 1 4 9 10

70

)

» »

60

»

1 » 12

8

90

."~S

» »

15

»

»

» 30

»

»

Italiana

}}

»

35

» » 7.000

}} » 6.000 No comp.

36

»

40

130 94 \ Casa » 62 ( propia ~ » 80 160 5.000 215 120

»

85

No hay

150

58 53

300

72

50

49 38

4.000 1.000

2.000

Nopuede proeis. No sabe

No hay

50

No hay

120

43

400

125

500

110

6.000 2.000 No sabe

30 y32 Española

580

I

No sabe

»

»

»

»

500

» » 500

200

}}

»

125

7.000

3.800

300

No sabe No comp.

No hay

»

}}


BOLETÍN DlcJ~ DEPAl{TAMENTO

596

THA13A.JO Dl, MUJERES

NACIONAL DEL TRABA.m

~

Piso Arttculos

Ubicación del taller

que elaboran

del taller

1

• i

Pesos Pesos Pesos

Sombreros

Vestidos Sombreros Vestidos Sombreros Vestidos Sombreros Vestidos

. » » 4 » 2 »

» 3 1 » » 1 » 3 » » . 4 3 » 1 . 3 1 1 » . 3 1 » 2 . 40 » » » 8 » 2 » . » » » » . 1 » » » . 5 » » » 2

Sombreros

. 1 1 » 2 6

»

»

3

8

1

»

5 3

9~ 9

»

3

8

»

8 8

»

4

8

2 8 9 1 6 9 » 10 9 » » » » 1 9 » 5 9 »

3

9

1 » » » » 1 » 2 1 » 3 » 1 2 » 5

8 8 9 8

»

»

»

»

2 » » 5»»3199 4 » » Sombreros y vestidos. 3»11»58 Vestidos . 4 » » Vestidos y sombreros. 8 » » 2 » » Sombreros ..... 2 » » 6 » » 6 » » 1 » » 4 » » Vestidos ... 5 » » 1 » » Sombreros .. 1 » » 2 » » 8 » » 3 » 1 Vestidos... 2 » 1 Sombreros .. 3 » »

1

»

»

»

»

»

6

8

» »

2

8

» » 4

8X

» » 4 2 » 10

8 8

1

»

8

» » » » » » » » » »

2 » » » » » » » 1

sin sueldos 80 40 » 50 40 » 50 40 » 90 60 45 85 » » 120 » » 80 45 » 75 » 15 »

»

»

50 65

40 30 30 30 » 30 30 40

»

»

120

» »

60 »

» » »

»

90

» » » »

8 4 » 8 » » »

3

4 6 6 1 4 5 1 1 3 » 8 » 4 » 3

8 9 8 8 9 9 8 7~ 9 8 8 8

» 3 » 12

»

120 60 50 80 100

30 40 80

Madera

»

»

Baldosas Madera

15 25 » 7

10 » 25 15 10 15 »

10 » »

» 20 60

15 10 20 20 15 12

»

»

60 80 46

40 40 »

»

»

»

»

»

10 10

60

30

»

»

30

8

» » »

8 » 4 8

70 75

45 35

15 20 10 15 »

Ir:::::: --'"" ;:

il í3;:,

'" "

"" o e

"

-----

""

e

-¡¡

;;¡

«

.~

'"

Z'"

-S Z

es

;:; ..:?

~ <:..

:::'"

.;

-

""

:L

I

~ o:: ~"

'" ~ ¡¡

o -e

2 e o::

-e e t::: '"

§

o

« p.

>-'"

¡¡

'"

~

.~

dO

""'"

.=: e -e

§ o:

~o

,

Aiíos

Pesos

Pesos

Madera »

~"

" :;;¡

e-

o ,;:

O;"

.senen

e ;:,

.§"

--

PeROS

})

}'

Port raud

a:

Pesos Pesos

5.000 3.000 1'\0 hay 250 75 51 Masculino Español » » » » » » » 40 y32 Mas. Fem. Inglesa y Frane. » » 3.000 110 80 6.000 3.000 39 Masculino Italiano » » 80 40 1.000 3.000 2.000 Femeni.no 40 Francesa » » 200 50 No hay » » 35 Argentina » » 3.000 3.000 No hay 115 96 19 23 Argentinas » » » » » » 32 Masculino Francés 3 $ 75 al mes 82 180 600 » 1.500 19 y 25 Femenino Argentinas » » 130 80 » » » 30 Italiana » » » » 1.000 5.000 4.000 Masculino 30 Argentino 30 $1 á5 diar. 145 66 250 3.500 2.000 Femenino 38 Francesa » » 150 110 15 2.000 1.000 36 Argentina » » 600 65 46 2.000 2.800 39 Francesa » » 100 50 250 2.000 1.000 Lta.l iano 50 Mascnlino » » 50 28 200 1.000 2.000 28 Española Femenino » » 38 110 300 700 1.000 25 » » 65 85 743 1.957 2.700 Masculino 32 Italiano » » 1.500 200 76 7.500 15.000 Femenino 57 Suiza » » 70 38 1.000 Ninguno 2.000 30 Argentina » » 212 360 4.000 12.500 29.000 34 Francesa » » 145 Nop'ga Está recién abierta lacosay nopuede respOGder 48 Italiana » » 1.500 250 240 -46 3.500\ » » 5.000\ 200 100 39 1.000 2.000 29 » » 620 100 40 1 . 000 3.000 22 Española » » 180 48 Recién haee dos meses que se han establecido Suiza y Argent. Mas. Fem. 28 y21 » » 160 50 1.000 3.000 5.000 50 Femen ino Francesa » » 2.000 180 43 6.000 10.500 26 Argentina » » I 600 200 84 5.000 10.000 40 Italiano Masculi ~ » » 100 47 1.000 3.000 6.000 33 Femeuiuo Española » » 1.000 200 70 6.000 10.000 32 Austríaca » » 1.600 600 120 25 3.600 48 Francesa » » 2 OOO~ La mercaderialal 500 100 28 32 Austriaca .' I lleva 01 cliente 1 » » » » » » » 30 Francesa » » 2.000 600 60 38 4.500 33 » » 4.000 200 126 10.000 18.000 34 » » 250 75 33 700 1.200 20 Italiana » 800 800 50 33 1.500 20 Argentina » » 6.000 1.000 95 50 10.000 26 Francesa » » 7.500 2.500 220 75 15.000 Argent. )' Suiz 24 Y 26\ » » 2.500 580 160 20 5.000 60 Argentina I » »

1

Baldosas

<'" s~

Q

-

~T

»

»

»

Á nivel

)

Nacionn lidad , sexo y edad del patrón ó patrona

597

Y NlÑOS


BOLETÍN

598

DEL DEPARTAMENTO

NACIONAL

.\

DEL TRABAJO

,~.

TRABAJO

,.~ ~ .-

DE MUJ~mES

599

y NIÑOS

•••

Nacionalidad del personal

Salarios

-~ Artacuíos

que elabora u

-;

'" wg .o" '"" '-< .z" " " '" w en en ~ "" so" ;¡" 'O" "" 03'" '"e :;; s ";¡" ] " .¡;o" :$'" o"'" ..q'" " '" " Ho :zt r=< " lO

tD

H

..

1 2 2 2 2 1 3 1 3 2

..

2

.......... .. . . . . . . . . .......... ...........

-

-

-

Corsets ............. Postizos ............ Vestidos

.-

-

............ •

00'.·

•••••••

o,······· o.····

. •...

»

» 1 » 5 » » » »

» »

» » Postizos. . . . . . . . . . . . 1 » - ......... ... 3 1 Vestidos ........... » » 00'········ . 11 9 ... ......... » » Som breros .......... 2 » .......... 13 » ......... 4 » -

o.···

.•.•.

· .

,

RESUMEN

W

<C

'" - - -Sornbreros . .........

o ...,

----------en

~ ,§ '" O

"'""

~ ;¡;

"

..q'"

en

.¡; o

;;¡ "

Pesos

POR NACIONALIDADES

!

Pesos

30 45 50 35 40 » »

30 35 35 35 35 40 40 40 90 30 30 »

60

Pesos

15

Á nivel

»

-

40 3 m. bajo nivel » Á nivel 15 15 » Altos » Á nivel 20 Altos 15 Á nivel 20 »

20 15 » 30 »

............

Obreros .............

»

Argentina

»

Española

»

»

Argentina

»

»

Españolas

\

»

Mosaico Madera

.~

»

» »

»

Italiana

»

Italiano

»

Austríaca.

»

Argentina Española

1\ .

»

Argentina

»

Italiana

'"~

o x

"

en "

r=<

40 » 26 » 22 » 28 » 70 y20 » 32 Masculino 33 Femenino 32 28 » » 33 » 38 » 28 Masculino 40 Mas. Fem. 35 y43 Masculino 30 y36 Femenino

Madera

»

-

»

-

-

2 »

»

»

Fraueesa Italiana

-

»

»

Argentina

-

»

»

Italiano

Masculino

»

»

Italianas

Femenino

EMPLEADOS Francesas

70 130

Italiano Franceses Españoles' "

Femenino » »

EN LOS TALLER,"S DE CONFECCIONES Italianas

56 121

Españolas

24 96

o

..::

';o

'"

" '"" "" 5

,t4

';o ;¡;

" ~

.s ""

'"

e '5

'""

"D

§ ;q

e

S

~

-

$l,50~ »

Z"

eS 1;::

-

»

io

~" -g

e

'"

Ql I

Años

»

~j

~

---

»

»

Y OBREROS

54 793

-

_.

.o

Italiana

Baldosas

-

DI, PATRONOS

Madera

it

sexo J" edal del patrón pntroua

'"e ~ ';o o " .¡; z"

-; en

I

Ó

»

-

Á nivel

30 30

Portland

---

·8

!I

-

Altos

»

Madera

Nacionalidad,

v-:L '"8

Argentinas

Patronos

~ "11

del tallel"

- - -- -- --

2 1 1 5 8 60 » » » 2 8 » » » » 3 9 80 » » » 2 8 » » » » 7 8 100 » » » 1 8 » 1 » » 4 9~ 50 » » » 1 6~ » » » 1 4 8 » » » » 2 8 » 1 1 » 4 8 » 2 1 » 3 9 » 2 » » 3 10 » » » » 4 8 » » 2 » 2 » » 4 2 1 27 8 120 1 » » 1 8 » 1 » » 3 8 40 1 1 » 15 10 150 » » » 4 9 90

"

Piso Ubi,cación del taller

§

<C

;¡;

-----

.r;,

en

'"

~"

~ fl:ional externo

'"

Pesos

16.000 2.000 No sabe

5.500 No sabe

2.000 5.000 No sabe

6.000 3.000 »

1.500 8.000 No sabe

8.000 95.000

Pesos

Pesos

10.000 1.000

en

~

:;¡

~

"

;:l H

No sabe

2.500 No sabe

800 3.000 No sabe »

1.600 » »

5.000 No sabe

5.000 60.000

Total

200 1194

--

Pesos Pesos

30.000 100 40 300 100 40 NI) sabe 200 78 1.000 85 45 Ninguno 300 46 1.200 70 40 800 600 200 Ninguno Partc. 48 1.200 160 72 800 55 33 » 85 46 500 30 28 1.100 170 60 75 Ninguno 150 1.000 120 80 17.000 250 89 120 No sabe 60 14Q 62 No sabe 5.000 340 97 ~50 70 No sabe

PARA MUJI~RES y CASAS Dg MODAS

16 54

-;"

~ ~;.

o

o

20 No sabe No sabe 26 No sabe No sabe 32 20.000 10.000 24 y26 No sabe No sabe

Otras nacíoua lidndes

§ !O

,,:o


600

BOLETÍX D.I';L DEPARTAMENTO

NACIOXAL DEL TRABAJO

Inspección del Departamento nacional de higiene á las fábricas de vidrios

TRABAJO

DE ~lUJERES

601

y NIÑOS

carecen de instalaciones indispensables y exigidas por la naturaleza ('special de esta industria, construídas al solo objeto de llenar las necesidades más urgentes de la elaboración; no se ha tenido en cuenta al implantarlas las obras y medidas higiénicas necesarias imprescindibles exigidas por la naturaleza de esta industria en salvaguarda de la salud del operario vidriero, tendentes á disminuir aminorar los efectos nocivos que esta industria ejerce sobre ellos 3' que la higiene moderna señala. La fábrica de X está actualmente efectuando su desalojo, trasladándose á un local apropiado, que ha construí do especialmente en la estación Berazategui (provincia de Buenos Airee), y es por esta razón que no indicamos sus condiciones ni las obras ó medidas que requeriría si permaneciese en el local actual. I~l que subscribe ha ordenado se tomen medidas de carácter general, que modifiquen en algo esas condiciones higiénicas deficientes, como he tenido oportunidad de señalar en las libretas, pero estas medidas, las más urgentes y aunque benéficas no pueden de ninguna manera ser suficientes para colocar estos establecimientos en las COlldiciones requeridas; y, como las otras medidas necesarias á. ejecutar.se en los establecimientos ya instalados y en función implican erocíones de importancia, creo oportuno iudicarlas y no ordenar su ejecución hasta tanto la superioridad estime rcsolverlo. Sin excluir las obras y medidas de higiene de carácter común y ge· neral exigencia y aplicación en el taller industrial, en genera], de que carecen estas fábricas (buen aire y luz, agua apropiada de bebida, baño, piso, etc.) y otras de profilaxis en general, las fábricas que se dedican á la industria del vidrio exigen otras de carácter especial, con el fin de contrarrestar los efectos malsanos producidos por esta é

ó

Buenos Aires, 29 de noviembre de 1908.

Señor Jefe de la sección la del Departamento nacional de higiene, doctor Nicolás Lozano, Cumpliendo 10 ordenado por usted he inspeccionado las fábricas de vidrios, biselados y otras industrias anexas, que se señalan en la lista que al efecto se me proporcionó; y habiendo presentado á usted debidamente compilados los datos pedidos en los formularios de las libretas correspondientes, creo de mi deber elevar tambiéná su consideración este informe de conjunto sobre las observaciones que he podido recojer en mis visitas á las fábricas de vidrios, que es la industria más importante bajo el punto de vista higiénico, y en las que más deficiencias he encontrado, dejando para otro informe las otras industrias anexas. LaR fábricas de vidrios existentes actualmente en la Capital sólo son cuatro, número exiguo y escaso que sorprende, si se tiene en cuenta el consumo de los artículos que esta industria elabora para una población tan numerosa como la nuestra. Estas fábricas están ubi cadas excéntricamente, aunque no muy distantes, ellas son: la de Belgrano 3250, la de Gazcón 619, la de California 1585 y la de Lezica 136. Estos establecimientos se dedican con preferencia á la elaboración casi exclusiva de botellas y damajuanas, excepción hecha de la de la calle Oalifornia, que si bien la ela boración de esos productos es su objeto principal, elabora como accesorios otros, como jarras, saleros y vasos. Es la de X ... que ha sido hasta ahora la fábrica más importante que hemos tenido, no sólo por la cantidad de obreros que utiliza y el vasto capital empleado, sino también por la variedad numerosa de artículos que fabrica (bombas, vasos, saleros, jarras, tubos, copas, etc.) siendo tam bién la única que posee un taller de grabados y dibujos sobre el vidrio. Las condiciones hig-iénicas de las fábricas que se han inspeccionado dejan mucho que desear aún baj o el punto de vista de la higiene en general y aunque podría, relativamente, aceptarse estas condiciones g('n('raleR en la fábrica de X sobre todo y en la de X ..., todas

industria en particular. Esa acción mal sana y nociva que sufre en el taller el vidriero es producida por una serie de es as que podríamos agruparlas en dos subdivisiones : a) Efectos dependientes del local y de la naturaleza, condiciones, forma y clase del material de elaboración; b) Y los producidos por la forma y clase del ina teria 1 objeto del trabajo En el taller, el vidriero trabaja expuesto á la acción continua y prolongada de una temperatura elevada y seca en medio del humo y del hollín, trabajo que le exige esfuerzos musoularcs intensos, que agregados á la acc~ón. que sufre en el medio, acumulan sus efectos perjudiciales al orghlllsmo.


602

BOJ_ETÍN DEL DEPARTAMENTO

TRABAJO

NACIONAL DEL TRABAJO

Es principalmente esa acción prolongada y continua del calor seco, idéntica en sus efectos perniciosos á los producidos en el organismo por el calor húmedo, que coloca á estos obreros en idénticas y semejantes condiciones á los foguistas de los grandes trasatlánticos y operarios de los grandes hornos metalúrgicos, la que hay que combatir con el objeto de aminorar ó disminuir en sus efectos. Aparte de las conocidas causas generales y propias al trabajo y del recinto en qne éste se efectúa, capaces de elevar la temperatura y secar el aire de estos talleres, la causa principal ó el factor más importante de esa modificación es debida á la intensa radiación calórica producida por los hornos usados para fabricar el vidrio y llevarlo al estado de fusión en que se manipula; hornos cuya temperatura intensa alcanza á 1600 grados en los de producción y 800 en los de temple. Este foco intenso productor de calor, seca el aire y eleva su temperatura tales extremos, que el organismo atacado en su funcionamiente fisiológico, en un medio tan desfavorable, sufre alteraciones en su organización. La acción del calor, naturalmente, es más intensa para )013 obreros que trabajan en las bocas de los hornos, y en sus proximidades, que para los otros que lo hacen á mayor distancia. Con el objeto de atacar este foco productor de calor, las medidas profíláeticas tomadas en las fábricas europeas y aconsejadas por la práctica, van: 1 ° á construir hornos que impidan la radiación calórica externa; 2° á favorecer la entrada de aire fresco en el taller con la humedad proporcional y necesaria; y 3° á resguardar personalmente al obrero de la acción y del brillo del fuego, sobre todo á los que trabajan en la boca de los hornos. Entre los varios sistemas que se han puesto en práctica con el primer objeto, hasta hoy, el que parece ser más aconsejado y eficiente son los hornos usados en las manufacturas de Dantzig y Postdam, en Alemania (Brouardel y Mosny), Traité d' Hygiene, tomo VII) ; hornos llamados Watet' Jockets, que son construídos de dos paredes separadas por un espacio ó intervalo libre de 50 centímetros, en el que circula una corriente ascencional de agua ó aire que penetra fría y sale caliente. Á juicio de estos mismos autores los otros sistemas, como los de paredes espesas ó los recubierto s con substancias caloríferas (metal desnudo, fieltro, paja, amianto, corcho, etc.) no son tan eficientes, y, aunquecapaces de disminuir la radiación calórica externa, son insuficientes para impedirla. Coadyuvando al mismo objeto de estos hornos especiales, para disminuir la temperatura y la sequedad del aire del taller se aconseja,

D~, MUJERES

Y NIKOS

603

como decíamos, la necesidad de hacer entrar aire fresco y aumentar la humedad en propbrciones adecuadas, lo que se efectúa y asegura con lID sistema apropiado de extracción y penetración de aire, lo qUfl también tiene por objeto limpiar la atmósfera del hollín y del humo, y entre esos sistemas el más aceptable es el de la ventilación mecánica combinada, es decir, penetración por el mismo sistema de aire fresco y húmedo, en cuyos detalles creo innecesario entrar en este informe, por no ser indispensable su índole, creyendo que la oportunidad de hacerlo sería cuando se señalara la ejecución de las obras que someramente se indica. Para la defensa directa y personal del obrero, sobre todo de los que trabajan en las bocas de los hornos ó en sus cercanías, se aconseja y preconiza colocar en las proximidades de las bocas de los hornos, cortinas ó biombos de amianto, persianas metálicas así como protectores de madera ó vidrio que el obrero lleva pendiente de su cuello y que maneja adecuadamente defendiéndolo de la acción directa del calor sobre las partes del cuerpo más expuestas y del brillo del fuego que ataca por sus rayos químicos y luminosos el aparato visual. Estas obras y modificaciones más principales y directas se comprende lógicamente ql~e han de ser completadas con amplitud y ventilación natural apropiada tí, los talleres, á construirlos de material . apropiado, con pisos adecuados, etc., tendente todo al mismo fin que á

I

á

u

se busca. Si estas medidas, como creo, se llevan á cabo, sobre todo en las nuevas fábricas instalarse, lo que será más factible y se ordena que se ejecuten en las actuales en beneficio de la salud del obrero, las condiciones presentes de éstos han de variar, pues hoy sólo la fábrica de la calle es d~ material y bien ventilada naturalmente; las otras dos, la de la calle X .., y la de la calle X.,., son de zinc, todas tienen pisos de material, salvo la de X ... , que es construida á alto nivel y tiene ventilación mecánica; en todas, los hornos son construídos al solo objeto de aprovisionar sin tener en cuenta su radiación externa, ~7 bajo todos conceptos es la de la calle X, .. la que se encuentra en peores condiciones de higiene. Las afecciones que sufre el obrero vidriero, dependientes de la naturaleza y forma en que se trabaja y manipula la fabricaoióu de los objetos de vidrio, se deben principalmente la acción química y luminosa del fuego del horno y del sopleo. Á la primera. de estas causas se atribuye la hipermetropía y la catarata, que se observa en estos operarios, y con el fin de preservados de estas afecciones, aconséjase á más de los aparatos protectores ya citados, el uso de lentes ó á

X.:.

á


604

BOLETL.'i DEL DEPARTA)lENTO

TRABAJO DE )lUJERES

NACIONAL DEL TRABAJO

anteojos de mica; ninguna de estas medidas se practican en esos establecimientos. El sopleo directo efectuado en la forma primitiva es el causante del contagio infecciones y grietas de los labios y cavidad bucal, así como de las dilatacioues del canal de Stenon, las hernias y también de afecciones broncopulmonares; estas últimas, también contrihuyen á engendrar los cambios bruscos de temperatura. Para combatir estas lesiones propias inherentes á esta clase de trabajo, se preconiza el sopleo mecánico ó sistema de Robenet y el de Foucault Golbe; antiguamente el sopleo se hacía directamente por el esfuerzo del obrero, el cual después de una inspiración prolongada., expulsaba á voluntad con más ó menos violencia el aire así recogido en la caña ó tubo de sopleo ; aparte de la acción continua y prolongada de este acto sobre el aparato respiratorio y bucal, los peligros de contagio eran grandes, pues estas cañas ó tubos eran usados por todos los obreros sin que cada uno tuviese la suya para su uso exclusivo; la primera causa se salva con el sopleo mecánico, y para evitar los peligros de la segunda, en los casos que no es posible utilizar éste, se deben usar las boquillas particulares y personales á cada obrero. En las fábricas visitadas se usa el sopleo mecánico directo y en este último caso no he visto utilizar las boquillas particulares que son necesarias. El vidriero también está expuesto á las quemaduras que con gran facilidad se producen por el manejo del vidrio. Con el fin de atenderlos debidamente, creo de gran necesidad que cada taller tenga los elementos necesarios para la primera curación de estos accidentes. La ley del trabajo recientemente promulgada, en su artículo 19, inciso 10 de su reglamentación, prohibe el trabajo en las vidrierías á las mujeres y niños menores de 16 años. Sería más ventajoso que el mencionado artículo dijese claramente: fábrica de vidrios; y es indudable que se ha querido referir á estos establecimientos al traducirse literalmente la palabra francesa nerriere. En todas las fábricas establecidas y que he visitado ocupan menores de 16 años; estos niños trabajan cerca y en la proximidad de los hornos, unos trasportando el vidrio en estado de fusión para el sopleo en los moldes otros . metidos en agujeros hoyos hechos bajo el nivel del piso natural de la fábrica, manejan los moldes de los objetos que se fabrican y otros hacen el transporte del objeto ya fabricado, hasta la pila respectiva. Examinando detenidamente estos menores obreros llama sobre todo la atención el aspecto general enfermizo que presentan: de rostro pálido, anémicos, flacos y lo que resalta más el poco desarrollo y la baja estatura, á tal punto que, en general, aparentaban tener 11 ó.12 é

é

,

ú

y NIÑOS

605

años y preguntándoseles la edad afirmaban tener 14 y 15 años; falta de desarrollo y crecimiento que es más notable y característico en aquellos que trabajan en ellos desde más largo tiempo. Todos estos estos niños muestran bien marcadas las huellas de la acción patológica de este medio industrial, en el que el calor seco, continuo y prolongado produce una influencia mórbida, más grave y mayor en la juventud, manifestada sobre todo por la detención ó falta de crecimiento y desarrollo. En efecto, en estos talleres de nuestras fábricas, desprovistos de los medios profilácticos más indispensables, donde muy poco se ha hecho en este sentido, donde la temperatura seca y elevada producida principalmente en los hornos sin defensa, bajo techo y entre paredes de zinc, donde la ventilación artificial no existe y la natural es deficiente; en medio del hollín y del humo, donde la sequedad del aire se combate, primitivamente, rociando de cuando en cuando el piso natural, sin ser adecuada, ni graduada, ni continua y donde se carece de medios de defensa personal, etc.j no es posible permitir el trabajo á estos desgraciados niños, en los cuales no sólo los que quedan y hemos visto trabajando, pagan su tributo heridos en su desarrollo y crecimiento, sino que /le les prepara á los que veo y han empezado ya á ser víctimas tempranas de afecciones más Ó menos graves del aparato respiratorio, como es dado pensar si se tiene en cuenta la estadística de flirt, en la cual la mortalidad por afecciones broncopulmonares es en los vidrieros 42 por ciento y fracción. Si en las fábricas y talleres europeos que funcionan en condiciones de higiene, que las de aquí no presentan, está prohibido este trabajo á las mujeres y menores de 16 años, con cuánta más razón debemos pensar en la fundada disposición de nuestra ley impidiendo el trabajo á esos mismos menores. Á pesar de estas consideraciones de base indiscutible yque señalo especialmente, no he creído prudente tomar medida alguna sin consultar previamente á la superioridad, porque tratándose de una ley nueva, en contra de una práctica establecida y arraigada, esa disposición viene á herir intensa igualmente á obreros y patronos, como he podido comprobarlo al cambiar, con ambos, ideas al respecto. Los primeros, lesionados porque bruscamente esa medida viene á impedirles ó diñcultarles la adquisición de los medios de subsistencia y á los segundos porque teniendo que substituir esos menores por adultos aumentan el costo de la producción disminuyendo de golpe las ganancias en contra de sus intereses que buscan sin mayor ni otra preocupación que aumentar éstos, dism inuyendo lo posible cl costo ó erogaciones de la producción. é


606

¡,

,

I

'

BOJ_ETÍN DEL DEPARTA~1ENTO

NACIONAL DEL TRABAJO

Respecto al trabajo de las mujeres, sólo la fábrica de X ..., que como ya se ha dicho se traslada á la provincia, se las utiliza en trabajos que poco ha de dañar su salud, pues lo hacen fuera de los talle. res de la fabricación de vidrio y se ocupan en los talleres de corte, pulido y grabado. . En resumen, creo deber concluir este informe expresando que sería ventajoso y necesario la exigencia de colocar las fábricas de vidrios en las condiciones impuestas por la higiene, poniendo en práctica las medidas profilácticas indicadas, tanto de orden general como las de carácter especial: construcción de hornos adecuados, ventilación natural suficiente y artificial mecánicamente combinadas, impedir el sopleo directo, que sólo ha de ser permitido con boquilla particular; en los casos que sea posible utilizar el sopleo mecánico (Robinet ó Foucanlt Golbe) ordenar el uso de aparatos generales y personales de defensa del obrero, agua de bebida y para baños en proporción abundante, aparJLtos fumigosos, etc., etc., que naturalmente han de necesitar del tiempo prudencial para ejecutarse, y que han de ser exigidos en las nuevas fábricas que se establezcan. Como medida más rápida y con el objeto de atenuar en algo los rigores de la estación que se aproxima, ya que es poco posible que se impida el trabajo en los talleres que funcionan, podría obligarse :oí pintar los techos y paredes de zinc con cal ú otra preparación de las usadas para aminorar en algo el calor interior debido á la acción del sol de nuestro verano, sobre esos materiales. La prohibición del trabajo á los menores de 16 años, aparte de ser una exigencia bien determinada por la ley, debe á m(,juicio decretarse sea llevada á efecto dentro de un plazo prudencial, para no herir principalmente á los obreros que se trata de protejer. Reitero á usted mi mayor consideración. (

P. Informe

CASTRO

ESCALADA.

del Departamento nacional de higiene en las casas de confecciones

sobre el trabajo

Buenos Aires, noviembre

Señor P'residente del Departamento Nicolás 1Jlatienzo.

naoional

18 de 1908.

del trabajo,

doctor José

Para conocimiento del señor presidente, tengo el agrado de transcribirle el informe elevado á esta presidencia por el médico adscrípto

TRABAJO

DE MUJERES

607

Y NIÑOS

á la sección la de este departamento, doctor Láutaro Durañona, relacionado con la inspacción de los talleres de confecciones, en los cuales trabajan principalmente mujeres y niños: Sefíor jefe de la sección la det Departamento Nicolás Lozano,

nacional de higiene, docto?'

Dando cumplimiento á las instrucciones que contiene su nota de fecha 17 de julio último y teniendo en cuenta las disposiciones de la, ley y su reglamento, he procedido á inspeccionar los establecimientos industriales y comerciales especiñcadqs en la nómina respectiva, con el ohjeto de verificar las condiciones en que trabajan las muje. res y niños. Me es grato acompañar á usted las libretas que contienen los datos recogidos, y por los cuales podrá apreciarse las condiciones higiénicas en que se encuentran los establecimientos, así como las obligadones impuestas á los trabajadores y las medidas que he creído conveniente adoptar para hacer efectivo el cum plimiento de la ley. Las visitas que he practicado me han demostrado que muchas de las casas de confecciones designadas en la lista que he recibido, no tienen sus talleres en el mismo establecimiento. Estas casas según los informes suministrados, encargan sus trabajos á personas que los ejecutan en sus domicilios, sea directamente, sea por intermedio de agentes que se encargan de distribuir el trabajo. Debo llamar la atención á usted sobre este punto que dificulta ó hace imposible la fiscalización que la ley ha querido establecer para proteger las mujeres y á los niños. Las condiciones higiénicas de los locales son muy deficientes por lo general, y algunas de ellas son pésimas. Las paredes húmedas, los pisos de baldosas sin alfombra ni resguardo alguno que preserve del frío al obrero; los techos generalmente mal construidos y bajos, en cuyos locales no se obtiene el número de metros cúbicos de aire que requiere la higiene menos exigente en esta clase de habitaciones; éstos y otros defectos deben poner constantemente en, peligro la salud de los trabajadores. Hemos encontrado algunos locales en que los obreros están materialmente hacinados por falta de espacio, en lugares húmedos y mal ventilados; todo lo que sobre todo en verano, hace aumentar los sufrimientos del obrero. Las condiciones de la luz no son malas, salvo una que otra excepción. á

40


608

BOLETÍN DEL Dl~I'AltTA~lENTO

'I'RABAJO DE MUJERES

NACIONAl, DEL TRABAJO

En la mayoría de las casas la jornada de trabajo es de nueve horas distribuídas así: de 8 a. m. á 12 m. y de 2 p. m. á 7 p. m. Por lo tanto, la ley no se cumple en lo que se relaciona con el trabajo de los menores comprendidos en la edad de 10 16 años. He creído conveniente enterar á los menores de las condiciones establecidas en la ley á su respecto haciéndoles comprender que no tienen otras obligaciones que las que ella determina, en lo que se

609

Y NIÑOS

por el practicante señor Raúl Oolombres, que seguirá acompañándome en las inspecci!ones sucesivas. Saludo á usted atentamente.

Láuta1'o Duronona.

á

Saludo al señor presidente

con toda consideración. O.

relaciona con las horas de trabajo. Toda vez que hemos advertido infracción de las condiciones higiénicas ó de' las relativas al trabajo, se ha ordenado el cumplimiento de las mismas, fijándose un plazo de dos meses para que las casas sepongan en las condiciones de la ley. Cuando los locales no reunen la cantidad de aire requerido como mínimum por el reglamento (10 metros cúbicos por persona) se ha hechosaber igualmente á los propietarios que no les es permitido seguir en esas condiciones y que deben ampliar aquéllos ó disminuir el número de los operarios. Son los establecimientos situados en el barrio central de la, ciudad los que con más frecuencia adolecen de ese defecto fundamental. N o existen Iavatorios, salvo raras excepciones, ó se da ese nombre á la pileta ubicada en el patio, ó en la cocina, cuando no en el watercloset; estos últimos necesitan también refacciones. No siempre el agua que se bebe es filtrada. Sólo tres de los establecimientos visitados hasta ahora han sido construídos especialmente para obreros, éstos se hallan situados en las calles ... números ... Hay muchas casas que ocupan un número reducido de obreros. Se comprende que en estos casos no pueda exigirse de los industriales la construcción de establecimientos especiales, en cambio hay otras de importancia, como las X y X ... que reciben alrededor de 300, 100 Y 30 obreros respectivamente y que no tienen la capacidad de aire indispensable para la salubridad de las habitaciones y que no reunen en su mayoría las condiciones higiénicas indicadas anteriormente. En resumen, hemos verificado 53 inspeccionss encontrando 28 taIleres con un total de 1100 obreros repartidos así: varones de más de 16 años, 26; mujeres de 16 á 22 años, 487; mujeres de 22 años en adelante, 239; mujeres de 10 á 16 años, 1107. - El término medio de las horas de trabajo es, como se ha dicho, de 9 horas. N o debo cerrar esta nota en que he consignado ligeramente las observaciones del caso, sin manifestar que he sido eficazmente ayudado

MALBRÁN.

Ezequiel OastiUa, Secretario.

Permisos concedidos por la defensoria de menores de la capital, durante el mes de octubre próximo pasado (ley 5291)

Varones

.

Mujeres

.

87 49 136

Total ....

Causas por las que se otorgan los permisos. Por pobreza. Viudas Padres

.........

97

con hijos sin recursos.

15

enfermos.

14

...................

inválidos

:..

8

ciegos.

2 Total

El trabajo

.

136

en las Iínotípos

Buenos Aires,

diciembre

18 de 1908.

Vis'ta la solicitud de varias obreras Iínotípistae y la que posteriormente presentó don Guillermo Kraft, propietario del establecimiento tipográfico y litográlico situado en la calle España número 151, pidiendo se aclare la cláusula prohibitiva contenida en el inciso 34 , articulo 18 del decreto reglamentario de la ley sobre el trabajo de las mujeres y de los íi.iño~, inhabilitando á las mujeres para intervenir en, la fabricación de. linotipo s, y considerando: Que si bien el

,


610

BOLETÍN DEL DEPARTAMENTO

NAOIONAL DEL TRABAJO

,

referido inciso se halla entre los que comprenden las industrias reputadas peligrosas ó insalubres, no puede aplicarse su sentido prohibitivo en una forma absoluta, por cuanto se ha tenido en vista, al incluir la linotipia entre las industrias inconvenientes para las mujeres y los niños, la parte peligrosa de aquéllas, ó sea 'la manipulación del plomo en fusión, y como consecuencia los peligros producidos por los gases de este metal, susceptibles de ocasionar síntomas de intoxicación y graves alteraciones nerviosas, no existiendo en el caso ocurrente tal peligro, por constituir el trabajo linotípico confiado á las recurrentes, tan sólo una aplicación de la máquina de escribir, de fácil manejo y sin ninguno de los inconveníenteq nrovocados por los vapores de plomo que se desprenden, siempre que la preparación de los lingotes se haga á cierta distancia del taller en que trabajen las obreras; Que. del informe producido por el Departamento nacional de higiene, se desprende que si bien no ha habido aún tiempo para observar todos los efectos de la manipulación Iinotípica, con excepción de la morbilidad de los encargados en los talleres pertinentes, por ser esta industria muy moderna, no resulta en su concepto razones fundamentales para vedar á las mujeres este género de trabajo, además de que el taller inspeccionado reune todas las condiciones de ventilación é higiene necesarias para alejar toda probabilidad de peligro para la salud de las mujeres empleadas. Por lo expuesto, atento lo informado por el Departamento nacional del trabajo, y en mérito de las consideraciones expresadas en el presente informe del Departamento nacional de higiene, El Presidente de la República) decreta: Art, 1°. - Modificase el inciso 34 del articulo 18 del decreto reglamentario de la ley sobre el trabajo de las mujeres y de los niños, en el sentido de que aquéllas podrán ser ocupadas en los trabajos de linotipia, siempre que se observen los requisitos formulados por el Departamento nacional de higiene, y en la forma determinada en el informe pertinente. . Art. 2°. - Comuníquese quienes corresponda, publíquese, insértese en el Registro nacional y archívese, - Repónganse los sellos. á

FIGUEROA MARCO

ALCORTA.

A VELLANEDA.


Trabajo de mujeres y niños