Page 1

IK'STITUTO

INTERNACIONAL

DE AGRICUI,TURA

BOL E T 1N. 1\1E N S U A L DE INSTITUCIONES

ECONOMICAS

J

y SOCIALES

G

~~

G

~~

~~

G

G

~

*

VOLUMEN LXXXII AÑO VIII - NÚMERO

* NOVIEMBRE DE

11

1917

,.

ROMA,

1917 -

IMPRE:-1TA

DEL

INSTITUTO

lNTERNACJONAL

DE AGRICULTURA


,

INDICE

PRIMERA

PARTE:

COOPERACI6N

y ASOCIACI6N.

JAPON.

ESTADO

ACTUAL

DE LA COOPERACIÓN

Pág.

EN EL JAPÓN.

INFORMACIONRS DIVRRSAS SOBRR LA COOPERACIÓ)r y LA ASOCIACIÓN EN ALGUNOS PAISES ..... ............• Páe.

,12

UNIDOS: I) Asociaciones de propietarios de toros de raza pura en los Estados Unidos, pág. 12. 2) Condiciones del buen resultado de las f{:~ricas cooperativas de conservas de frutos y de legumbres en los Estados Unidos, pág. I~. IMPERIO INDO-BRITÁNICO: Banco cooperativo central de Madura-Rarnnad, pág. 17·

ESTADOS

SEGUNDA

PA RTE : SEGUROS

y PRRVISI6N.

ITALTA.

SEGURO

Pág. pág. 2{). - § 2. Limites de aplicación del decreto de 23 de agosto de 1917 y régimen del seguro, pág. 21. - § 3. Liquidación y pago de la indemnización, pág. 25. - § +. Coste del

OBLIGATORIO

CONTRA LOS ACCIDENTES

DEL TRABAJO

EN LA AGRICULTURA

J()

§ 1. La ley vigente sobre accidentes de los obreros del trabajo,

seguro, pág. 26.

INFORl\1ACIONES DIVERSAS SOBRE EL SEGURO Y PREVISIÓN EN ALGUNOS PAISES. Pág.

28


IV

v

íNDICE

íNDICE

FRANCIA.

ALEMANIA: 1) Resultados obtenidos por las sociedades mútuas más importantes de segu. ros del ganado, en 1916, pág. 28. 2) Perjuicios causados por las inundaciones, pág. 31. CANADÁ:Modificación de la legislación del seguro-granizo en el Canadá, pág. 32. ESTADOSUNIDOS: Seguros contra incendios en Massachusetts, pág. 33.

Pág. CONDICIÓNESDE LA VIDA RURAL . . . § 1. Despoblacióu de los campos, pág. 6. § 2. Emigración rur~l, pág. ?o.ió f' l • 75 - § 4 . Iuvalidez en las proíesíones agrícolas, § 3. Forrnaci n pro esiona , pag..

66

pág. 76.

TERCERA

PARTE.'

GRAN BRETAÑA E IRI,ANDA.

CRÉDITO.

ESPAÑA.

LA ORGANIZACIÓN DEL CRÉDITOAGRíCOLAMEDIANTELA CREACIÓNDE UNA CAJA CENTRAL .... - . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. § 1. Antecedentes, pág. 37. - § 2. El Real Decreto de 12 de julio de 1917, pág. 39. - § 3. La opinión económica agraria, ante la Caja central de Crédito, pág. 45.

37

". INFORMACIONES DIVERSA~ SOBRn LA ECONOMíA AGRARIA EN G~N~~AL::;. ALGUNOS PAISES. . . . . . •

ITALIA.

ACTIVIDADDE LOS INSTITUTOSDE CRF.DITOSOBRELA PROPIEDADTERRITORIALEN 1916 Pág. § 1. Organización del crédito sobre la propiedad territorial, pág. 49. - § 2. Instituto italiano de crédito sobre la propiedad territorial, pág. 50. - § 3. Crédito sobre la propiedad territorial de las cajas de ahorro de Milán, Bolonia, y Verona, pago 52. § 4. Instituto de la Obra Pía de San Pablo, en Turín, el ((Monte dei Paschi» de Siena, y el crédito sobre propiedad territorial sardo en Cagliari, pág. 53.

INFORMACIONES DIyERSAS SOBRE EL CRÉDITO EN ALGUNOS PAISES.

Pág.

49'

PARTE.'

ECONOMiA

AGRARIA

NTINA' Arriendo de las tierras de dominio público, pág. 84· REPÚBLICA ARGEr di '.. s para la defensa e incremento del patrimonio forestalnaITALIA: 1) Nuevas ISpoSlclone cional, pág. 85. . 1 . 8 2) Para el desarrollo del mejoranúento en el mediod a, pago ~. I cultivo de las tierras laborables abandonadas, pág. !l/. 3) P ara e . . 88 4) Para la educación profesional de los campes1110s, pago .

55

BREVF,s ANÁr,ISIS SOBRE LA ECONOMÍA AGRARIA EN GENERAL EN ALG~N~Z. PAiSES .

. (C L Stewart· Land tenure in the United States with special referESTADOSUNIDOS- .. . ence to IIlinois, pág. 89· . . I '0 agrario . (D E ) - Infí ucnza che il j)fotezionisl1lo ha spiegato su progress . ITALIA: AvanzI . . . in Italia, pág. 90.

ESTADOSUNIDOS: Primer año de aplicación de la ley sobre el crédito agrícola, pág. 55.

CUARTA

TJÉS DE LA GUERRAPORLO~SOLDACOLONIZACION DE LOSTERRITORIOSDEL IMPERIODESP . . . . . . . . . . . . Pág. 78 DOS LICENCIADOS. . . . . . . . . . . . ., • ~, §:t Colonización por Establecimiento de relaciones con las tropas, pago /9· -. .. § 1. t á 79 - § 3 ConstItUCión de medio de antiguos soldados en la Gran Bre ana, p g '.', : .. . . . ió • 7 § 4 Condiciones exigidas a los emiun órgano central de emigraci n, pago 9· -. . grantes, ·pág. 82. - § 5. Lugares de colonización, pág. 83·

EN GENERAL.

ESTADOS UNIDOS.

ORGANIZACIÓN DE LAVENTADE GRANOMEDIA;'TE~ESTRAS EN MINNESOTA. Pág. § 1. Organos de control y clasificación de los granos, pág. 60.-- § 2. Funcionamiento de los servicios de muestrarios y de inspección, pág. 61.

60

1\9


CONDICIONESDI, LA VIDA RURAL EN 1913-1914

Estado demográfico y económico general.

FRANCIA.

CONDICIONES

DE LA VIDA

RURAL

EN . 1913-1914.

FUENTESOFICIALES: DURGÉDEBERNOUVILLE (L.); Información b .. ('11 Francia en 1915-19L¡, del; Boletín des~a re las ,condIcIonesde la vida obrera y rura] de observpción de los precios Toi VI Estadlsttca ge~ral de Francia y del Ser"'Jici;o . 110 ,cuaderno !Ir. París, abril 1917. Ya hemos reasumidc en un artícul d sultados obtenidos que afectan .o rece ente ~1) algunos de los reura ción demográfica y social rea1i~a~aa~~:~ , adq~ndos por la informa_ general de Francia sobre la sit . , J b os auspicios de la Estadística N ' uacion o rera y rural en 19 1 1 Jos queda por examinar determi d ' 13- 9 4. en el movimiento de despoblací d ln a o numero de puntos sobre todo l y sus causas, 1os f eno' menos de emigración rural f on .e, os campos ,'. invalidez de los obreros ru~a1~~~acIOn profeSIOnal de oficios agrícolas e

'1 "

i

§ 1. DESPOBLACIÓNDE LOS CAMPOS. La disminución del número de los h bit . cesas es debido a dos causas' 1 . .~ 1 an~es en las campiñas frantranjero . y la disminución d'e la enu gr~l<:IOnhacia las poblaciones del exf . L' as ami las numerosas . os dos módulos de cuestionario tili d ". tionarios de familias . s. U 1 Iza os. para la mformación (cuesdestinados a reco er al y cuestIOnan?S de ciudad) contienen cuadros fenómeno. El cue;tiona;i~~! ~~s~:~acl~es tuméricas:, respecto al doble que hubiese abandonado el b1 Pde, a e que se sena1ase toda persona . . . pue o, urante los años {9Il para u a residir a otro lugar indicando d d ' :?12 y 1913, lugar de la residencia de ta su sexo, e a , profesión y nuevo esta persona. cuest"%:a~~~~:~~~n~~~~s de an~~izar los dat?s ?bt~nidos para auxilio del de las localidades abarc l~nte faclll~ar algun~~ l11dlcacIOnes sobre la población a as por la información, y sobre su estado económico.

(r)

Veáseel

Boletín de lnstit1tciones

económicas y sociales,

julio de

19 7, 1

p. 72.

Si se examina el número total de los.habitantes, asi como el número de nacimientos, en 401 localidades rurales repartidas en 8 grandes regiones (1), en 1881 Y 19II, se comprueba que en 30 años, estas localidades han perdido 9000 habitantes, de un total de 312000, o sea cerca del 3 %. Sin embargo, ha habido 100, que han visto aumentar la cifra de su población, la mayor parte en pequeñas proporciones, pero en algunas de estas, sobre todo en la región Norte y Este, el aumento ha sido considerable como consecuencia de la implantación de industrias prósperas. Pero si se hiciere abstracción de algunas localidades, que se encuentran en estos últimos casos, la despoblación aparecería mucho mayor de 10 que indica la proporción anterior. En efecto, aparte de la Bretaña, no se encuentran localidades puramente agrícolas cuyo número de 'habitantes haya aumentado. En total el número de nacimientos que alcanzaba en 1881 a 7.666 (o -sea, 255 por 10.000 habitantes) no era más que de 6.572 (217 por 10.000 habitantes) en 1911. Estas proporciones pasan, no obstante, las calculadas para Francia entera: 249 por 10.000 habitantes en 1881 y 187 en 181t. La disminución de los nacimientos que resulta así, un 25 % en el conjunto del país, no es más que del 15 % en las localidades estudiadas. Casi insignificante en los pueblos de la región VIII (Oeste), excede en un 25 % en el sudeste. El cuadro que damos a continuación, da el reparto de las familias que viven en las localidades estudiadas, según la profesión del jefe de familia En el conjunto, la proporción de las familias cuyo jefe se dedica al trabajo agrícola, propietario que cultiva por sí, colono, aparcero, obrero _agrícola, criado, llega a un 54 %. Esta proporción, no es más que del 38 % en la región I (Norte) y de142 % enla región II (Este) ; no es más que de153 % en la región III (Sudeste). En otras regiones, cerca de las dos terceras partes de los jefes de familia, son cultivadores. 'Pero en tanto que, la mayor parte de estos últimos son poseedores del suelo que cultivan, en la región VI (Macizo Central) y también en las regiones IV y V (Mediodía), son principalmente obreros agrícolas o colonos en el Oeste. En particular, en los pueblos de la región VIII (Bretaña y Normandia), más de una tercera parte del número total de los jefes de familia está constituido por jornaleros, obreros agrícolas o criados. Las familias de los colonos, aparceros o colonos, constituyen, en su conjunto, una décima parte del número total, proporción que se eleva a (r) Estas regionescomprendenlos departamentos siguientes: Región 1: Norte Oise,Sena y Oise, Somrne.R"gión 11; Ardennes, Meurthe y Moselle, Mosa, Vosgos,Alto Mame, Aubc, Yonne, Costade Oro,Alto-Saóna,Saónay Loire, Belfort. Región II 1: Ain, Doubs,Jura, Savoya, Alto Savoya, Isére, Bajos Alpes, Altos Alpes. Reg'ión IV; Alpes Marítimos, Var, Bocasdel Ródano, Vaueluse, Ardéche,-Gard,Dróme. Región V; Lot , Lot y Garonne,Gironda,Landas. Bajos-Pirineos, Alto Garonne. Región VI; Corréze, Aveyron, Lozére, Alto Vienne, CreuseAlto Loire, Región VII; Charente, Iudre y Loire, Loire, Loire t, Eure y Loire, Sarthe, MayenneRegión VI Ll : Eure, Calvados, Orne, Seiue Inferior, Costas del Norte, Finisterre, Morbilral\'


68

FRANCIA - ECONOMÍA

AGRARIA EN GENERAL

CONDICIOl\TES DE LA VIDA RURAL EN

una qL1~ntaparte en las localidades de la aparcena se practica en gran escala. Región Sudoeste, en donde la CUADRO

Regiones

r..- R eparto

j~:.

de las familias de l según la profesion del

t·","'~~~:I,~::1'"' "'1 de las

N'="I N'=" total

I prO~le-por

pro pie-

aoo ''''''''~

localidades

1

II. IU. IV. V. VI. VII VIrI.

=

Conjunto

f

.. amilias

64

13.467

6,1

78 68

15.899

7,0

I7·II2

e

de la finca

6,3

torero ante ~e la nca

I

l

operario

'

. ocaltdades estudiadas

de Jas

que e Jefe es : , .

° 1 '"e''''' /""""'

agrícola doméstico

I

índustríal

I 25,3

8,9

22,6

8,9

5,8

13,9

19,0

32,5

8,5

7,6

23,2

I2,5

I2,8

8,4

I9,9

6,5

39,1

8,9

3° 28

4.558

I7,9

4,8

13,4

35,5

20,0

13,2

I4,2

14,6

II,5

''1''373 ~S;; 89

16.395

II,I

816n

5,2

7·021

404-

ar

I depr.of "",otra

7,5

20

1·345

j

comer.! clau te

47,4

5,9

2I,0

16,4

7,2

11,5

7,1

I~~ I

14.3 '

I

6.t

8,1

5,1 7,5

7,2

'7,8 I 8,' 8" -;;;-s;-

36,8/ 21,8

=

7,0

38, 1

9,0

8,7 7,0 14,4 18,8

. A estas CIfras que no son más ue . Informadores han aíiadido obs q, aproXImadas, la mayor parte de los . . ervacIOnes pers 1 . pr~n(,Ipales cambios ocurridos desde hace . ona e~, que se refieren a los mico de las localidades. Estas ob . treinta anos en el estado econó. ., servacIOnes puede . de sapanclOn de un gran núme d ._ n reasumuse Como sízue : tui . ro e vmedos q h b • urrse SInOen parte y Con mI' ue no an p.odido reconstícultivos forrajeros, cría de a~~~~ fastos;. extensión considerable de los dades, el cultivo de hortaLzas 'dndus~na~ lecheras y en algunas Iocalipequeñas industria rurales y e y . ,e adr oncultura; pérdida de algunas S '1 .. reaCIOn e fáb . egun as regiones las comprob . a ricas en algunas regiones ., acronss se reparte 1 f . R egion I (Norte) De .. , n en a arma siguiente : . sapancIOn de 1 1 '. .. 1 co z~ Y amapola, minoración en el . os ~u tívos Industriales de la consIderable de la gran industri E~UltIVO~ellIn~ en el Norte. Desarrollo para dejar lugar a las grande a", ( pequeno cultivo tiende a desaparecer de cultivo. Creación de hi ~granJas. Baja general del valor de los terrenos dustrias del campo ocupanIert ads~ara pastos. Determinado número de indIo avía en el Oise ., e os pueblos' pero los ob 1 ' una parte de la población . " reros rura es que 1t b b ajo agrícola con el industrial, salvo 1 a erna. an otras veces el tracompletamente el cultivo a gunas excepcIOnes, 'han abandonado Región II (Este). - .Desa a . ., algunos han sido reemplazados p ~lcIOn de muchos viñedos, de los que Meurthe y Moselle) de ac . r plantaCIOnes de mimbres (Ardennes. , acias asta de Oro), árboles frutales' , muchos

(t

1913-1914

69

por praderas artificiales. Desarr'allo de la cría y progreso de industria derivadas de la leche, sobre todo en la región de Belfort. Si se comprueba determinado fraccionamiento de grandes propiedades, se observa también una tendencia a la reunión de parcelas con el fin de obtener una superficie suficiente para pastos y poder emplear con más ventaja las máquinas. Disminución general del precio de las tierras, que tiende no obstante a detenerse desde hace algunos años. Aminoración de las pequeñas industrias locales; los trabajos de esta clase que todavía se realizan, son poco remunerados y no impiden la emigración. de los obreros agrícolas de la región. Industrialización de' la región. Región III (Sudeste). - Tierras poco fértiles, o situadas en regiones montañosas poco propicias al uso de máquinas, se han dejado en barbecho. La mayor parte de las viñas destruidas, se han reemplazado por praderas artificiales. La explotacion de vacas lecheras, en.el Jura y Donbs, es muy rernuneradora, principalmente en las localidades vecinas 'a las ciudades o centros industriales. La industria quesera de gruyére hace grandes progresos. En algunas localidades del Alto Saboya, desarrollo del cultivo de hortalizas, de las que una parte de los productos va hacia Suiza. El valor en venta de los terrenos que habia disminuido mucho, tiende a elevarse desde hace algunos años. Las pequeñas industrias locales van en disminución. Región IV (Mediodía). - Desaparición del cultivo de la rubia. Crisis en el cultivo del olivo debido a la enfermedad del árbol y la baja del precio del aceite. Disminución en la cría de gusanos de seda; se arrancan los morales en muchos pueblos. Progreso del cultivo forrajero y reconstitución de los viñedo s en el Gard y Var. Terrenos en declive se han dejado en barbecho, 'pero allí donde el clima 10 permite, el cultivo de hortalizas primeras, uvas de mesa y frutos de toda clase, se ha desarrollado bastante. Región V (Sudoeste). - Reconstitución de los viñedo s ; desarrollo de la cría y producción de los frutos y legumbres. La cría de caballos y carneros ha hecho grandes progresos en los Bajos Pirineos. La producción de la leche de oveja para la fabricación del queso Roquefort da grandes beneficios. El precio de las tierras tiene tendencia a aumentar en este Departamento. Desaparición progresiva de la industria del carbón de leña. Región VI (Macizo Central). - La viña está todavía cultivada en algunos lados. En terrenos llanos se practica, cada vez más la cría de ganado y horticultura. La industria lechera para la fabricación de quesos Roquefort, es muy próspera en Aveyron. La industria de las blandas, poco remuneradora, está estacionaria en el Alto Loire. Los precios de las tierras han variado poco en las poblaciones de esta región. Región VII (Centro-oeste). - Creación de numerosas praderas artificiales, desarrollo de la ganadería e industrias de la leche en Charente, en tanto que el valor de las tierras, que había bajado considerablemente, ha subido algo. En el Eure y Loire, desaparición de barbechos reemplazados por el cultivo de remolachas, patatas, plantas forrajeras; establecimiento de lecherías industriales. El valor de las tierras está actualmente en aumento en muchas localidades. Desaparición de pequeños artesanos. Reconstitución parcial de viñedos y plantación de mimbres en el Loiret ;


70

FRANCIA- ECONOMÍA AGRARIA:ttN GEN:ttRAL

§ 2. EMIGRACIÓNRURAL. La información practicada sobre la emigración rural, se ha realizado con el auxilio del cuestionario de ciudad, del que ya hemos hablado y que tenía por objeto establecer el número de personas que han abandonado el pueblo, observado el movimiento desde IgII, IgI2 Y IgI3 para ir a fijar su residencia fuera, haciendo abstración de la gente jóven que ha acudido al servicio militar, pero contando aquellos que, al expirar el servicio militar no han regresado a su pueblo. En este cuestionario, se ha dedicado una línea a cada emigrante, indicando para cada uno de ellos la fecha de su salida, sexo, edad al marcharse, si había nacido o no en el partido municipalo en el departamento, profesión antes de su marcha, lugar de la nueva residencia (municipio y departamento) y profesión actual. La selección de las informaciónes adquiridas ha permitido, estudiar la emigración en 429 localidades rurales que cuentan con' 344.636 habitantes en el censo de rqr r. a) Datos generales sobre el conjunto de emigrantes. Durante los tres años IgII, IgI2, IgI3, se ha observado que un total de 7.545 han abandonado estas localidades para ir a establecerse lejos. De este número, 1.847, o sea cerca de la cuarta parte, están señalados como gente sin profesión determinada en el momento de su marcha, de los que la mitad eran menores de 20 años; pero entre esta clase, hay un cierto número de individuos que regresarán, ya sea para la agricultura, ya sea para el comercio o industria, según la profesión del jefe de familia de estos individuos - particularmente las mujeres - que los acompañan. Lo: otros 5.698 se reparten según grupos profesionales en la siguiente forma.

7

-------En total

instalación de fábricas de azúcar que han ayudado al desarrollo del cultivo de la remolacha. Numerosas creaciones de praderas de pastos en la Sarthe y grande extensión del cultivo de legumbres en la región del Mans. Región VIII (Oeste). - Abandono progresivo de los cultivos de la calza, del trigo sarraceno, centeno, en tanto que muchas tierras de labor se transforman en praderas. Desarrollo de la ganadería y del comercio de caballos y cultivo de hortalizas (alcachofas y coliflores) en algunas localidades del Finisterre. En muchos pueblos del Sena Inferior, el cultivo del lino, goza de una gran actividad. Se comprueba generalmente una tendencia a bajar en el valor de las tierras desde hace algunos anos. La pequeña explotación toma una gran importancia en detrimento de la grande; en tanto que muchas grandes granjas no encuentran explotador, el número de pequeñas granjas no es suficiente para responder a las peticiones y hay una tendencia hacia el aparcelamiento de las grandes propiedades. Las pequeñas industrias desaparecen. Fábricas nuy importantes se han instalado en Calvados.

1

CONDlCION:ttS D:tt LA VIDARURALltN I9I'3-r0r_-1

Agricult~ira (incluso la pesca Y explotación iorestal) Comercio, industria y transporte

. . . . . .

Profesiones libres y servicios públicos Servicios domésticos

. . . . . . . . Totales ...

2.003 2·977 2g1

por

100

3S,2 S2,2 S,1

427

7,S

S·6g8

100,0

. de la agricultura estén en mayoría Aunque las personas que v1,:,en bi eto de la información, son por en la población to~al de las 10ca~ld~~~:: ¿on el comercio y la industria l~s 10 tanto las' profeslOnes que se re a . t Se puede así mismo decír ti ente de eIll1aran es. que dan el mayor con mg , 1 trabajadores agrícolas emigran en que, relativamente a su numero, os1 otros El sexo masculino predo., ibl ente menor que os . d . proporclOn sensi em [os emi rantes 3 584 personas, es ecir mina notablemente, en total, ent{e ~s~m1~acido~ e~ el municipio que dealgo menos que la mitad ~e~t?ta '~s~s: departamento Y 1.628 en otro jaron, 2.333 en otro murnoplO de rantes clasificados en el grupa de proi departamento. Entre los 2.003 em g 1 o/ que han dejado su municipio . ' 1 s hay 1 063 o sea e S3 /0' . 1 feslOnes agnco a '., . edor en los otros grupoS profeslOna es. natal; la prOp?rClOn ~sfim a' el lugar de la nueva residencia, en 7·1~7 Se ha podido clasi car, se",un desconocida Resulta que mas . 1 g8 de los otros que era '., eIll1grantes ; por os 3 han fijado su res1denoa en otro . d ( 6 S o/) de estas personas, . d de la mita 5, /0 , d cuatro quintos) en el mismo emunicipio rural, la mayor parte (mas e d1'rigido al extranjero (3,6 %) ; . rte muy escasa se ha id partamento, un~ pa . s artes del número total, se han loa los otros, es decir las dos q~~ntad IP em1'grantes que han trasladado su re., . d a d es. La pro por Clan e os V1VlIen cm . rt1'cularmente elevada, en t re 1os . . . l a otro es pa sidencia de un murnoplO rura o S bre todo son arrendatarios, ap~rcultivadores llegaba a un 6r,1 Yo' nt no obstante algunos pequenos. 'colas' se encuen ra ., ceros y obreros agn '. . a comprar otra extenslOn mayor ropietarios que la han vend 1do, para 10rs e levado Asi mismo en los grupos P ., d nde su val or es men' h d en una reglOn en o . r d las personas que han mate a o de las profesiones agrí;olas, la pro~rclO~ eculti vadores que han ido a Iles al extranjero es la mas fuerte (S,S Yo)' os t el 24 8 01< y en los depar(sin incluir el departament~ del Sena) represen an ,o ., tamentos del Sena el 8,6 Yo' demá d t minar cambios de co10caClOn. La información ha buscado, dia'demabs't e er rn'nguna información sobre . ivid e ha po o o ener f ., De 448 indivi uos no s 1 'a del grupa sin pro eSlOn este punto. Entre los 7.og7 !estant~s, a mayon (1.7g8) ha continuado lo 1D:1smo'd 1 fectan a la agricultura: Vamos a exponer. las cifras e os que a


72

FRANCIA - ECO:-<OMÍA AGRARIA R:-< GENERAL

Número

Que h~n conservado la misma profesi6n. . Que ejercen ot.ra profesi6n del mismo grupo. Que han cambiado del grupo profesional. . . Sin profesi6n . . . . . . . . . . . . . Total.

CONDICIONES DE LA VIDA RURAl, R:-< 1913-1914

Por 100

893 101

46,3

805

41,8

129

6,7

I.9Z8

5,2

100,0

Comparando estas variaciones, con las que se producen en el sen de ?tros grupos profesio~ales, se ha comprobado, que las personas perte~ necierites .~l gru~o de agncultura, son las que cambian con más frecuencia ~e profe~lOn. Mas de. dos quintos, han adoptado oficios nuevos, que no tienen nmguna relación con la agricultura. b) Emigración

según las regiones.

En .el conjunto de las 429 localidades estudiadas que cuentan con 344.636 habita~tes, ~e ha que se han marchado, 7.545 personas, dur~nte los 3 anos objeto ~~l estudi,o, o sea una proporci6n de 219 por 10.000 habltant~~. Esta pr~porclOn, vana según las regiones, y va desde 151 en la reg:on IV (Mediodí~), a 446 en la regi6n VI (Macizo Central). No obstant~, baj o el punto de vista de la despoblaci6n de los campos es necesario considerar, no esta proporción, sino la que se refiere solamente alos emigrantes, que se fueron al extranjero, el departamento del Sena o una ciudad de otro departamento. La regi6n VI continúa respecto de esto siendo el foco de e~igra~~6n más intensa (273 por IO.OOO habitantes).' . La eml?raclOn principal ha sido de los pueblos de la montaña; en algunas locahdades del l1a~o, ~n los que la fertilidad del terreno permite el desar~ollo de la ganadena y hortlcu1tura, el movimiento parece haberse detenido en parte. L~ mayor parte de estos emigrantes van a París, los que, cuando h~n reum~o un pequ:ño peculio, vuelven a su país natal para comprar una tierra, VIene a continuación la regi6n V (Sudoeste) y particul:'lrme~te el departam~?-to de lo~ Bajos Pirineos, centro importante de ermgracion de la población mascu1ma hacia la América del Sur (138 por I?O~O hab.). Después viene la regi6n III (Alpes y sudeste), en donde el distrito de Barcelonnette da un contingente de emigrantes para Méjico (1°9 por ::0.000 hab.). La importancia de la emigración es casi uniforme en las regiones II, IV, VII y VIII (respectivamente el 87, 85, 75 y 85 por 10.... 000 hab.) ; es más escasa en la región I (Norte) : 54 por 10.000 hab. Anadamos que en .el norte y la Bretaña la proporción de los emigrantes de todas las proíesíones que no hacen más que cambiar de municipio es más elevada que en las otras regiones. En Bretaña, estos emigrantes están compuestos de una proporción bastante elevada de obreros agrícolas. que van a ~jar su residencia en otro municipio rural, para dedicarse a la misma profesión. En particular, se ha comprobado que de los que van cada año a Normandia o a Beauce a segar, una gran parte de estos no vuelve más.

==.

73

e) Causas de la /!migración rural. Para poder establecer con exactitud las causas principales de los movimientos emigratorios, sería necesario analizar al detalle las condiciones de los emigrantes de cada región. El número demasiado restringido de las observaciones no ha permitido establecerlas de una manera clara. No obstante veremos las principales causas observadas por los informadores. Si la causa determinante del éxodo rural, está constituida por el deseo o-eneral de adquirir un bienestar mejor, queda por averiguar los motivos diversos por los que el emigrante no puede, o no cree poder realiz~r su dese? en su pueblo. Recordemos que no obstante, no son las poblaciones agncolas, las que dan el mayor contingente de emigrantes, sino las que afec~an a la industria y al comercio. El éxodo de los artesanos rurales, se explica, por la desaparición progresiva de las pequeñas industrias de los campesinos y este éxodo representa al mismo tiempo, mano ~~ obra perdida para ~a agricu1tura porque una gran parte de esta población alternaba el trabajo agrícola con el industrial. ,. .. En 10 que afecta a la población puramente agncola, conviene distinguir los salarios, de los aparceros, colonos y propietarios que expl?tan por sí. La primera categoría es en mucho, la más numerosa entre los e~grantes. En efecto, la agricultura se queja por todo de falta de asalanados. Los obreros agrícolas, acuden a los jornales industriales, que son más elevados y a las comodidades de la vida urbana, al mismo tiempo que las jornadas de trabajo son más cortas y las realizan bajo cubierto. En cuanto a l~s mozos de granja empleados· durante el año, no sufren huelgas, pero su SItuación material en la granja, en su conjunto es bien miserable. Están bajo la dependencia absoluta y completa. del du:ño y se encuentran en la imperiosa condición de tener que renunciar C~SIen ab~oluto a crear una familia; muy frecuente se encuentra, que estan mal alimentados y sobre "todo peor alojados. En muchas granjas bretonas, por ejemplo, la costumbre se conserva aún, de hacer acostar a los mozos en camas superpuestas, que están colocadas en las cuadras, ~1Uycerca del ganado. , . Las clase de pequeños propietanos que explotan por S1la tierra, da también algún contingente, aunque en proporciones algo menores, a la emigración rural. Por esto, el movimiento que estuvo favorecido por la crisis vitícola y por la mala venta general de los productos hasta cerca de 1900, se puede decir que se h~ detenido~ Según declaracione~ tomadas de localidades pertenecientes a diversas regiones, se debe deducir, que el asalariado agrícola, continúa desapareciendo, per~ que s~frirá una dete~ci6n en la emigración de aquellos que puedan trabajar la tierra pe:maneclendo independientes. Un informador de las Costas del Norte escnbe con este fin: ((La grande granja encuentra dificilmente quien quiera explotarla, pero en cambio la pequeña, es tal la petición de ellas, que no se puede, complacer a todas. En esta región, varios cu1tivadores jóvenes no encuentran granjas donde poder establecerse. Aquí es la tierra que falta a los brazos que quieren cultivarla a condición que sea por su cuenta». .


CO?\TDlC10NES

7--1

FRANCIA

- F,CONOMÍA

.\GRARL'\

F,?\T (~ENER."L

Algunas razones de orden moral o social de la emigración de los rurales hacia las ciudades tienen una influencia sensible, sobre todo en las mujeres, en las que ejerce mayor influencia la atracción de la vida urbana, estas Son las razones de orden económico que predominan. Esto es tan verdad, que las fábricas situadas en pequeñas localidades llaman la atención de los obreros tanto más que las que están situadas en los grandes centros. Partiendo de esta comprobación, se ha aconsejado para descongestionr las grandes ciudades el descentralizar las grandes industrias. Una larga aplicación del crédito agrícola, muy especialmente en favor de las jóvenes familias, que poseen tierra pero que les hace falta capital de explotación, se ha recomendado muy especialmente. La separación parcelaria, para la utilización más ventajosa de las máquinas, sería asimismo, muy útil, así como el desarrollo de la cooperación, no solamente para la compra de abonos e instrumentos, sino para el uso en común de determinadas máquinas y para la venta de los productos. Hubiese tenido lugar, por último, el favorecer el movimiento que se ha producido durante algunos años y que los informadores señalan algo por todo, en favor de la producción intensiva de la carne, leche y de sus derivados, frutos tempranos y frutos.

DE

LA

VIDA

RURAL

EN

75

J913-I914

-§ 3.

FORMACIÓN

PROFESIONAL.

1 cuestionario de familia, se preguntaba En uno de los cuadros de t b colocados así como la natura1 hii que ya es a an, h if stado 4080 niños coloca d os, el que se senalase.6 os E 1)OS t tal se an maní e " [eza de su proíesi n. n o has' ero las informaciones referentes a 2.350 muchachos Y 1.73~ :nucha\s ~:en 3 288 de ellos: 1.965 muchachos la profesi6n no se han faClhtado m c~achas ~rticularmente, se han contény 1.243 muchachas. E~ muchas mu casad~) sin otra indicación. tado con inscribir ú111c~m~nteM, « d iños colocados en las diferentes El siguiente cuadro indica ~l n.ume~o e 111 clases de profesiones que se indican :

CUADRO

n. __Número

de niños colocados, por clases de profesión.

Agricultura

. ComercIo e industria

\

\ Pro! " liberales \ '. ser\>'. pubhcos

se;~-\ mésticos do

Profesión

d) Disminución

de las [amiiias

numerosas.

d el. je . fe de fawilia

hijas

varones \

En realidad, el éxodo rural en sí mismo, no es sino una consecuencia . natural de la transformación de la vida económica; es la baja persistente de la natalidad en el país que ha dado sobre todo a este fenómeno, cierto caracter de gravedad. La información, al estudiar solamente los hogares que en la fecha en que se ha efectuado, contaban con 15 años de matrimonio, ha permitido establecer, que de las 2.128 familias de esta clase, 58 solamente, o sea, el 2,7 % no habian tenido nunca niños. El número total de los niños nacidos llegaba a 10.752, o sea algo más de 5 nacimientos por familia, y el de niños que vivían en la fecha de la información, era de algo más de 4 por familia. Estas cifras, son además, sensiblemente más elevados que las relativas al conjunto de las familias francesas. Casi todos los informadores están conformes en que la desaparición de las familias numerosas, está -determinada por la voluntad del jefe de familia que desea no aumentar sus cargas. Reconociendo también que las leyes de asistencia pública (colocación de los niños asistidos en las familias) han evitado numerosas miserias, los inforrnadores opinan en la mayor parte, no puede tener gran influencia en la natalidad. Señalan también co:n0 causa importante de la baja en la natalidad el temor en los prop1etano~, de ver su herencia fraccionarse y solicitan en este punto la reforma del ~?digo civil, para obtener la supresión de la partición forzosa y extenslOn . del derecho de testar.

explotanteo colono aparcero.

hii

varones

ijas

v

at-ones

e ultivador obrero

agrícola

pequeño comerciante .

A rtesa110,

Empleado. Conjunto

55

20

9 19

143 676 62

744

Por 100 muchachos colocados, las siguientes proporciones:

6

19 16

-- --- -- -389

2

2

13 72 8

95

66

-

7

1.098 647

.

5

3

SI

16

86

48 16

68

64 4II 31

Is 1

Obrero

13

1

248 105

varones\ hitas .

\

33 11

438 222

hilas IJ

hijas varones \

\

-

Totales' . ..

.

7 5

-18

.

5 1

-

28

635 403 ,,06 214 181 748

-- 212

95

88 509 49

1.9651.263 =

de cada clase de familia, se obtienen


FRANCIA- ECONOMÍAi\GRARIAEX

CUADROIIl.

-

Proporción de los muchachos colocados, por clase profesional. Hijos pertenecientes

cultivadores explotantcs

Profesión del hijo colocado

varones

I

hijas

obreros agrícolas varones

I

a las familias de

artesanos, pe-I queño comerc,

hijas varones

I

69,1

61,5

72,6

49,1

11,0

10,2

Ind. y comercio

23,7

21,4

21,5

25,7

79,1

72,7

Domésticos

I

hijas

ernpleados

varones

I

hij

6.'1

3,7

16,9

1O,

90,4

80,7

65,5

63, 3

serv. 5,2

0,2

3,6

1,4

8,8

2,3

2,5

1,4

16,9

2,0

r6,9

2·3

23,8

1,1

14,3

0,7

14,2

0,7

16, 3

100,0

roo, o

--- -- --Totales

obreros de industria

hijas ¡varones

Agricultura Prof. liberales, públícos .

CONDICIONES DÉ LA VIDARURALEN 1913-1914

GrtNm~AT,

100,0

100,0

100,0

-100,0

---

--

roo,o 100,0

--- -- --100)0[ 100,0

10,

Conviene no obstante reservarse el criterio, sobre el valor significativo de estas proporciones basadas en cifras absolutas, relativamente escasan y que ?~ti~nen en cuenta a un gra~ número de muchachos cuya profesión no esta indicada, Expuesto 10 anterior, se puede comprobar que las dos terceras partes de los muchachos, pertenecen a familias de cultivadores y obreros agrícolas que han continuado dedicándose a la agricultura en tanto, que algo más de la quinta parte se han dedicado al comercio ~ la industria, 4 a 5 % a profesiones liberales o servicios públicos, el 2 ~ solamente a servicios domésticos. En 1Q que afecta a los muchachos 1a~ proporcio~e~ son casi ~as mismas en las familias de obreros agríc01as: que en las familias de cultivadores que explotan por sí la tierra' en las muchachas, las diferencias son más sensibles ; las familias de los' jornaleros coloca? .un núm;r~ mucho mayor de estas ya sea en la industria ya en los serVIClOSdomésticos, que las familias que explotan por su cuenta la tierra.

§ 4· INVAiIDEZ EN I,AS PROFESIONESAGRÍCOLAS. Se han recogido informaciones relativas a la invalidez entre la población de las localidades estudiadas, durante el transcurso de la información, considerando como inválido ((todo habitante que esté afectado de una enfermedad física o mental que le coloque en inferioridad en relación con los habitantes del mismo sexo, edad y profesión ». La información, sobre este punto se ha practicado en 435 localidades, que reunen 355.553 habitantes al censo de 19II Se han señalado en el conjunto de estas poblaciones ;'.444 personas de 13 a 60 años, que estaban afectadas de enfermedades flSIcas o mentales. La proporción media sería de 53 enfermos de este género por 10.000 habitantes. La cifra anterior, incluye 675 enfermos de nacimiento

77

(19 p. 10.000) y 769 personas (22 p. 10.000) cuya enfermedad ha ~obre. vellldo después del nacimiento como consecuencia de enfermedad, accidente o cualquier otra causa. Estas 769 personas se han clasificado según la profesión que ejercían antes de la enfermedad: 272, o sea el 35 % eran sin profesión, 273 ejercían profesiones que afectaban al comercio, industria o transporte; 188 o sea el 22 % se referían al trabaio agrícola; 10 pertene-. _dan al grupo de profesiones libres y 46 a servicios domésticos. Los casos de invalidez son pues muchos menos frecuentes en la agricultura que en la industria; y la diferencia que arrojan las-proporciones anteriores (35 % en una y e122 % en otra) serian más sensibles si se incluyesen el número de enfermos de la población activa total de cada grupo. Por el contrario, parece que la invalidez afecta con mayor gravedad a la situación material del obrero agrícola, porque este último no se beneficia deJas ventajas concedidas por la ley sobre los accidentes del trabajo, y a continuación porque sufre una reducción considerable del salario. Este cambio de profesión parece muy raro entre los inválidos de la agricultura: se encuentra no -obstante cierto número de cultivadores que han aprendido ellos solos un oficio, en el que su enfermedad no les impide dedicarse: a1madreños, zapateros, sastres; el aprendizaje de este nuevo oficio les ha sido posible realizado, porque tenían algunas economías que habian efectuado. Muchos obreros agrícolas pasan a ser pastores o vaqueros con sueldos muy escasos.

Condiciones de la vida Rural en Francia (2)  

Describe las condiciones de vida rural en Francia en 1913-14, habla del despoblamiento de los campos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you