Page 1

1. Annales Populi Romani Anuario de Roma

1. Annales Populi Romani Š Agustín Ayuso. 2011-2012

1


Sumario: 1. Editorial. La romanización. 2. Cultura. Reportaje: Ab urbe condita. 3. Nacional: Italia nostra. 4. Internacional: Delenda est Carthago. 5. Sociedad. Tribus urbanas: los túnicafloja. 6. Gayo Julio César. In memoriam. 7. Entrevista a Augusto, padre de la patria. 8. Negro y rosa. Noticias de la casa imperial. 9. Memorias de Adriano, el emperador ilustrado. 10. Crónica de anticrisis.

economía.

Medidas

11. Reportaje. Mundo religioso: in hoc signo vinces. 12. Última hora. 13. Pasatiempos y actividades.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

Y de regalo los dos primeros fascículos de la Hispania romana.

2


1. EDITORIAL. LA ROMANIZACIÓN Roma, la ciudad de las 7 colinas, con el correr del tiempo se convertiría en dueña de todo el Mediterráneo, dejando su impronta en todos los territorios que conquistó, mucho más allá de su desmoronamiento político… Nuestros expertos exponen las causas que, a su parecer, lo hicieron posible. ROMA Y SU IMPERIO Por Carmen Codoñer y Carlos Fdez. Corte. Lo sorprendente de la acción de Roma en la Historia Universal es que una pequeña ciudad del centro de Italia pudiera llegar a conquistar y dominar todos los países mediterráneos. Otros imperios habían existido antes, como el persa o el de Alejandro Magno, que controlaron también una gran extensión de territorio. Pero ningún poder llegó a ser tan persistente ni a ejercer una labor civilizadora tan duradera como el romano. Los métodos de los que se sirvió para imponerse no fueron ejemplares. Como sucede con toda potencia imperialista, las guerras, con sus secuelas de saqueos, pillajes y destrucciones de comunidades enteras, acompañaban a las legiones romanas. Pero, después de ellas, Roma supo dotar de un marco político-administrativo estable a numerosos territorios que jamás habían gozado de períodos prolongados de paz, imponiéndoles su lengua -el latín- e introduciéndolos en las ventajas de la civilización urbana. Un mismo sistema de educación, continuación innovadora del griego, unía a hispanos y africanos, a itálicos y britanos. El Imperio como construcción política estable no podía durar. Y aún así se prolongó en Occidente por espacio de cinco siglos. Pero, por una paradoja histórica, todos los agentes que contribuyeron a su desintegración (los bárbaros, el cristianismo, las diferencias sociales y el surgir de las nacionalidades) quedaron profundamente influidos por la acción romana. El nombre de Roma, con todo lo que éste implicaba, sobrevivió a su poder político. ROMA ANTIGUA Por Anna Mª Liberati. Aún en plena era tecnológica, la civilización romana continúa ejerciendo una fascinación irresistible. Ha sobrevivido a través de los siglos, no sólo como testimonio arqueológico o como valor ideal y tema de disertaciones eruditas, sino sobre todo como legado tangible y activo en el mundo actual, y se muestra más sorprendente cuanto más cercana a nosotros la descubrimos. Los barrios de viviendas desenterrados en Ostia, los recursos de ingeniería, los complejos sistemas de abastecimiento de aguas que se encuentran desde Britania a Siria, la eficaz red de caminos que comunicaba con el corazón del Imperio aun los centros más lejanos nos hablan de una sociedad técnicamente muy avanzada. Las tipologías de la construcción, los estilos arquitectónicos y el gusto decorativo del mundo romano se reflejan en gran parte de los lenguajes artísticos más conocidos, desde el renacentista hasta el posmoderno. Incluso las tensiones sociales, la lucha constante por el poder político, los excesos y la decadencia de las costumbres civiles de los antiguos romanos nos son bien conocidos. Tanto en lo bueno, como en lo malo, pues, la prolongada sombra de Roma invade muchos aspectos de nuestra vida diaria. No obstante, con frecuencia somos inconscientes de esa herencia. Por otra parte, sería impensable que, cada vez que abrimos un grifo, para servirnos agua para aplacar nuestra sed, recordáramos que estamos usando un mecanismo concebido hace dos mil años. De igual modo, no recordamos todos los días que los orígenes del sistema jurídico que protege nuestros derechos se remontan a los jurisconsultos romanos.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

3


Actividades 1. Infórmate sobre la nacionalidad de Alejandro Magno y sobre sus conquistas. 2. Según los textos anteriores, esquematiza los logros en los que se fundamentaba la labor civilizadora de Roma. 3. ¿Por qué la civilización romana perduró a pesar de desaparecer su imperio político? Valora conforme a ello la importancia de Roma. 4. Lee atentamente el gráfico y busca en todo este Anuario un ejemplo de cada tipo de fuente.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

4


2. CULTURA. REPORTAJE: AB URBE CONDITA Tito Livio, premio nacional de las letras por su relato Ab Urbe condita “desde la fundación de Roma”, donde asombran sus relatos legendarios. 2. 1. LA ROMA LEGENDARIA Eneas Arma virumque cano… “canto a las armas y al héroe… que, desterrado por culpa del destino, fue el primero en llegar de las costas de Troya a Italia”. Así es como Virgilio, el poeta vencedor del pasado certamen, comenzaba su “Eneida”, en la que la fundación de Roma se vincula con Oriente: los griegos acaban de derrotar, tras diez años de lucha, a Troya. Pero el troyano Eneas, hijo de Anquises y la diosa Venus, ha sido escogido por los dioses para una importante misión, fundar una nueva Troya que, con el discurrir del tiempo, se convertirá en reina del mundo. Tras un accidentado viaje, luchas innumerables, y un apasionado romance con Dido, la reina de Cartago, que, despechada, acaba con su propia vida, Eneas se establece en el Lacio, donde muere. Allí su hijo Ascanio o Julo funda la ciudad de Alba Longa. Rómulo y Remo Tito Livio retoma el relato que iniciara Virgilio pero lo hace en clave de narración, pues Livio es, ante todo, un narrador de historia(s): en Alba reinaba un descendiente de Julo, el rey Númitor, que resulta destronado por su cruel hermano Amulio. La hija de Númitor, Rea Silvia, es convertida en sacerdotisa de Vesta (diosa del fuego y del hogar), lo que implicaba voto de castidad bajo pena de muerte. Pero, Silvia da a luz dos gemelos, Rómulo y Remo, forzada, según sus palabras, por el dios Marte. Furioso Amulio, condena a muerte a su sobrina y hace que los gemelos sean arrojados al Tíber en una canastilla… Y así continua el relato: La tradición sostiene que, cuando el agua, al ser de poco nivel, depositó en seco la canastilla a la deriva en que habían sido colocados los niños, una loba, que había salido de los montes circundantes para calmar la sed, volvió sus pasos hacia los vagidos infantiles; que se abajó y ofreció sus mamas a los niños, amansada hasta tal punto que la encontró lamiéndolos el mayoral del ganado del rey -dicen que se llamaba Faústulo-, y que él mismo llevó a los establos y los encomendó a su mujer Larentia para que los criase. Hay quienes opinan que Larentia, al prostituir su cuerpo, fue llamada “loba” por los pastores y que esto dio pie a la leyenda maravillosa (1, 4).

Tiempo después, Rómulo y Remo matan a Amulio y devuelven el trono a su abuelo Númitor. Los gemelos parten a fundar una nueva ciudad acompañados de pastores, aventureros y gente sin tierra: Roma, en cuyo ritual de fundación Remo pierde la vida a manos de su hermano. La nueva ciudad se data en -753.

El rapto de las sabinas En esta Roma rústica, el principal problema de Rómulo y sus compañeros era la escasez de mujeres con quienes dar descendencia a la ciudad. A falta de voluntarias, Rómulo organiza unos juegos en honor del dios Neptuno e invita a participar a los pueblos vecinos. Acuden los sabinos con sus mujeres e hijos y, a una señal convenida, los jóvenes romanos raptan a las mujeres sabinas, a quienes convierten en sus esposas. Como consecuencia del rapto, los sabinos declaran la guerra a Roma. Derrotados los sabinos en primera instancia, logran luego apoderarse de la ciudadela de Roma gracias a la traición de la hija del romano Tarpeyo, que nos narra Tito Livio con maestría haciendo gala de sus dotes de investigador:

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

5


2. CULTURA. REPORTAJE: AB URBE CONDITA Espurio Tarpeyo estaba al frente de la ciudadela de Roma. Su hija, una vestal, es sobornada por el oro de Tacio (rey de los sabinos) para que deje entrar en la ciudadela a unos hombres armados -ella había salido casualmente fuera de las murallas a buscar agua para las ceremonias del culto-. Cuando entraron, la hicieron morir aplastándola con sus armas, bien para dar la impresión de que la ciudadela había sido tomada por la fuerza, o bien para dejar sentado el precedente de que los traidores en ningún caso podrían confiar en los compromisos. La leyenda añade que los sabinos llevaban, ordinariamente, brazaletes de oro de gran peso en el brazo izquierdo y anillos de gran belleza con joyas engastadas, y que habían apalabrado con ella “lo que llevaban en la mano izquierda”: por eso echaron sobre ella los escudos, en vez de darle las alhajas de oro. Hay quien dice que ella, basándose en el acuerdo de entregar lo que había en la mano izquierda, pidió expresamente las armas y, al sospechar que les tendía una trampa, la hicieron morir con su propia recompensa (1, 11.)

Reanudadas las hostilidades, las propias mujeres sabinas se interponen entre los dos ejércitos, alegando que no están dispuestas a perder en la guerra ni a sus padres ni a sus maridos, de forma que los dos pueblos acaban fundiéndose en una sola comunidad. Tiempo después, Rómulo es elevado a los cielos, dejando el trono vacío.

Horacios y Curiacios El rapto de las sabinas, por J.L. David. Después de la apoteosis de Rómulo, gobiernan en Roma tres reyes de ascendencia latina. El primero fue Numa, un rey místico cuyas reformas religiosas nos cuenta nuestro autor que le eran inspiradas por la ninfa Egeria. Livio demuestra dominar a la perfección la técnica del dramatismo del relato cuando nos narra el episodio de los Horacios y los Curiacios, acaecida durante el reinado de Tulo Hostilio, sucesor de Numa. Y es que al estallar la guerra entre Roma y Alba Longa se decidió que ésta se resolviese en combate singular entre tres gemelos que había en el ejército albano -los Curiaciosy otros tres que había en el romano -los Horacios-. Los Curiacios mataron a dos de los Horacios. El Horacio restante, ileso, corrió como si huyera y fue perseguido por los tres Curiacios, tocados en mayor o menor grado por las heridas de sus combates con los otros dos enemigos. Uno a uno, en combate individual, el Horacio fue dando muerte a los Curiacios y se alzó con la victoria, pero: Iba Horacio en cabeza, mostrando ante sí los despojos de los tres gemelos. Su hermana, una doncella que había estado prometida a uno de los Curiacios, le salió al encuentro de la puerta Capena y, al reconocer sobre los hombros de su hermano, el manto guerrero de su prometido que ella misma había confeccionado, se suelta los cabellos y entre lágrimas llama por su nombre a su prometido muerto. Encolerizan al orgulloso joven los lamentos de una hermana en el momento de su victoria y de una alegría pública tan intensa. Desenvaina, pues, la espada y atraviesa a la muchacha mientras la cubre de reproches: “Marcha con tu amor a destiempo a reunirte con tu prometido -dice-, ya que te olvidas de tus hermanos muertos y del que está vivo, ya que te olvidas de tu patria. Muera de igual modo cualquier romana que llore a un enemigo.” Una acción semejante les pareció horrorosa a los senadores y al pueblo, pero su 1. Annales Populi Romani proeza reciente le servía de cobertura. No Agustín Ayuso. obstante©fue acusado ante el2011-2012 rey (1, 26.)

6


2. CULTURA. REPORTAJE: AB URBE CONDITA Tarquinio el Soberbio y la proclamación de la República No sólo hay en Livio relatos que atenazan nuestra atención por su fuerza, sino que también nos dan una lección de moral, el carácter y comportamiento de sus personajes nos dicen a cada paso lo que debe hacerse y lo que no. Por ejemplo -nos cuenta-: una anciana, la Sibila de Cumas, ciudad situada cerca de Nápoles, ofreció a Tarquinio el Soberbio, el último rey, nueve libros de oráculos inspirados por el dios Apolo. Al rechazarlos el rey por su alto precio, la anciana quemó tres y le ofreció el resto al día siguiente por el mismo precio que cuando eran nueve. Volvió a rechazarlos el rey y la anciana quemó otros tres. Los sacerdotes que con el rey estaban, sorprendidos por la actitud de la vieja, entendieron que ésta era un intérprete de la voluntad de los dioses, y convencieron al rey de que comprara a cualquier precio los libros restantes. Así lo hizo cuando al día siguiente se volvió a presentar la anciana y le ofreció al mismo precio los tres libros que quedaban. De la anciana nunca más se supo. Con respecto a los libros, denominados sibilinos, fueron puestos bajo la custodia de un colegio sacerdotal y se recurría a su consulta sólo en casos de gravísimo peligro para el Estado, a fin de encontrar en ellos respuesta divina a la situación. De igual manera, no fue el comportamiento tiránico del Soberbio, sino el de su hijo, Sexto Tarquinio, lo que originó el motín que acabó con el destierro de los Tarquinios y la proclamación de la República por parte de Lucio Junio Bruto. En efecto, Lucrecia, esposa de Colatino, destacaba por su belleza y virtud. Precisamente por esas cualidades, el hijo del Soberbio, Sexto Tarquinio, abusando de la hospitalidad de Lucrecia y dominado por la pasión, se presenta en su aposento con la intención de que ella se le entregue. Al no conseguirlo, la fuerza a dejarse Proclamación de la República romana, por violar, con la amenaza de que, si se resiste, C. Plasencia. no sólo la matará -cosa que no preocupa a Lucrecia-, sino que además colocará junto a su cadáver el de un esclavo desnudo, a fin de que sea acusada de adulterio y quede mancillada su honra. Cuando se presentan Colatino y Bruto, Lucrecia les refiere lo ocurrido y se da muerte con un cuchillo, con el propósito de dejar su honor a salvo... Bruto extrae el cuchillo de la herida de Lucrecia y sosteniéndolo en alto goteando sangre, dice: “Por esta sangre tan casta antes del ultraje del hijo del rey, juro, y os pongo a vosotros, dioses, por testigos que yo perseguiré a Lucio Tarquinio el Soberbio, a su criminal esposa y a toda su descendencia a sangre y fuego y con todos los medios que en adelante estén en mi mano, y no consentiré que ellos ni ningún otro reinen en Roma.” […]. Sacan de la casa el cadáver de Lucrecia y lo llevan al foro, y la natural sorpresa ante el inesperado acontecimiento y la indignación amotinan a la gente. Uno por uno reprueban la criminal violencia del hijo del rey. Hace mella en ellos, por una parte, el desconsuelo del padre y, por otra, Bruto, que recrimina los llantos y lamentaciones inútiles y propone tomar las armas, como corresponde a verdaderos hombres, a verdaderos romanos, contra quienes se han atrevido a actuar como enemigos (I, 59.)

2. 2. LO QUE DICE LA HISTORIA Lo que nos narra Livio no es historia, es literatura. Sus relatos sobre los primeros tiempos de Roma, por más que tengan una base histórica, no dejan de ser leyendas. Es necesario que la historia, ahora como ciencia del pasado, arroje luz sobre lo que realmente fue ese pasado.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

7


2. CULTURA. REPORTAJE: AB URBE CONDITA En el mapa puede verse el contexto geográfico e histórico en el que nace Roma. La monarquía latina Roma no surge de una fundación, sino que se formó por cohabitación de pobladores de la cultura general de la región en que está ubicada: el Lacio y los pueblos itálicos latinos (siglo –VIII). Allí va gestándose paulatinamente la ciudad y va recibiendo el influjo de Etruria y de la Magna Grecia. Esta ciudad-estado está gobernada por un rey asesorado por un Senado, como puede verse en el gráfico. En principio, la propiedad es común, pero pronto el sistema de propiedad comunal de las gentes da paso a un sistema de propiedad privada por el que unas pocas familias acaparan gran parte de la riqueza inmobiliaria. Nace así la aristocracia o patriciado senatorial. Este es el marco para la época de los tres reyes latinos de Roma (-715 a -616.) La monarquía etrusca (-616 a -509) Sin duda, Roma estuvo bajo jurisdicción etrusca, como lo demuestra la nacionalidad de sus tres últimos reyes. Al parecer, estos monarcas siguieron una política tendente a favorecer a las clases urbanas plebeyas, intensificaron los contactos comerciales y culturales con Etruria y la Magna Grecia y Organización política y social de la Monarquía romana. establecieron un ambicioso plan de obras públicas (el foro, la Cloaca Máxima…) La reforma más interesante es la de Servio Tulio, que amplió las tribus a 35 y reformó el ejército introduciendo las tácticas hoplíticas de los griegos. Su reforma militar tuvo una lectura política, pues creó una nueva asamblea denominada comicios por centurias, donde las centurias que más aportan en el ejército tienen un mayor peso político.

Actividades 5. La “historia” que nos cuenta la literatura romana tiene tendencia a la dramatización. ¿Podrías aportar pruebas de ello con la relectura de los textos de Tito Livio? 6. La Roma legendaria está llena de héroes, pero esos héroes ¿son individuales o colectivos? ¿A qué clase social pertenecen? Fundamenta tus respuestas. 7. Los héroes se comportan de una manera virtuosa y sirven de modelo. Di cuáles son las virtudes que más destacan y ejemplifica cada una de ellas. Busca información sobre Escévola y Cincinato. 8. ¿Qué son los Libros sibilinos?

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

8


3. NACIONAL: ITALIA NOSTRA 3.1. LA HUELGA GENERAL DA SUS FRUTOS La huelga general (secessio) que iniciara la plebe con su retirada al monte Aventino (494) bajo amenaza de formar un estado romano paralelo dejando a la Roma patricia sin soldados, va dando frutos. La plebe ha conseguido ya que las leyes sean públicas y escritas con la publicación de la denominada Ley de las XII tablas (450). Obtuvo, además, el reconocimiento oficial de sus representantes, los tribunos de la plebe, de sus asambleas, los concilios de la plebe, e, incluso de sus propias divinidades protectoras. Últimamente, con la promulgación de las leyes denominadas Licinias-Sextias (-367), en honor de los dos tribunos que las propusieron, la plebe ha conseguido una sustancial reducción de sus deudas, una mayor participación en el uso del ager publicus (tierra conquistada) y, sobre todo, el acceso a la más alta magistratura, el consulado. Los sectores de la plebe más críticos creen, sin embargo, que esta última concesión, así como la legalidad de los matrimonios entre patricios y plebeyos (que se había conseguido con anterioridad), sólo beneficia a los más ricos y que, al final, acabará dando lugar a una nobilitas patricio-plebeya que volverá a incurrir en errores similares que perjudicarán a los más desfavorecidos.

CURSUS HONORUM CARRERA POLÍTICA

3.2. ITALIA ES ROMANA De Etruria al Lacio Roma era una ciudad más de la liga de ciudades latinas cuando conquistó la ciudad de Veyes (-396), lo que marcó el punto de inflexión del declive etrusco en la zona y, tras el episodio galo, el despunte de Roma como potencia dentro de la liga latina, lo que, a la postre, generó un malestar que culminó con el sometimiento al poder romano de las ciudades del Lacio (-338). 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

9


3. NACIONAL: ITALIA NOSTRA Las guerras samnitas En su expansión hacia el sur, Roma ha entrado en conflicto con los pobladores de la zona montañosa de la Italia central, los samnitas. En las tres guerras que han sostenido ambos pueblos (-343 a -290), los romanos sufrieron una severa derrota en las Horcas Caudinas (-321). Sin embargo, aunque los samnitas fueron a la postre derrotados y su territorio sometido, aún ayudaron a Pirro y a Aníbal contra Roma. Una victoria pírrica “Hemos ganado la batalla, pero hemos perdido la guerra” es lo que debió pensar el rey del Epiro (Grecia), Pirro, cuando acudió al sur de Italia (Magna Grecia) en ayuda de las ciudades amenazadas por Roma, y derrotó por dos veces a los romanos. Pero, de puro agotamiento, tuvo que volverse tras varios años sin haber conseguido someter al enemigo, que al final se acabó imponiendo. Roma se hace valer en la Magna Grecia y entra en contacto directo con la civilización griega (-275.)

DEPORTES Instantánea de la refriega

VIOLENCIA EN EL DEPORTE Anfiteatro de Pompeya (AD 59) Durante el espectáculo de gladiadores celebrado en el anfiteatro de la ciudad, los habitantes de Nuceria, que habían acudido al espectáculo de gladiadores ofrecido por Livineyo Régulo, han sido agredidos por masas incontroladas de pompeyanos. Al parecer, todo empezó con algunos insultos y desafíos, que dieron paso a las pedradas hasta desembocar en una auténtica batalla campal a espada, con multitud de heridos y mutilados que acudieron a roma a pedir justicia. El Senado, tras abrir una investigación, ha prohibido este tipo de espectáculos en Pompeya durante 10 años y todos los instigadores han sido enviados1.alAnnales exilio. Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

DIOCLES, EL DEPORTISTA MEJOR PAGADO Fuente: Agencia CIL (VI, 10084 y X 2884) El lusitano C. Apuleyo Diocles, nacido en 104, ha sido declarado deportista mejor pagado de todos los tiempos, según la revista Vanitas vanitatis, con una fortuna que ronda los 36 millones de sestercios. Auriga ya jubilado y con la salud quebrada, a sus 42 años, lo consiguió todo en la arena del circo. Se inició como conductor de cuadrigas en Emerita Augusta (Mérida), pero sus cualidades técnicas y físicas pronto lo llevaron a Roma, donde corrió con el equipo blanco al más alto nivel a la edad de 18 años, durante el reinado de Adriano, al que llegó a conocer personalmente. Con 20 años logró su primera victoria y pronto fue traspasado al equipo verde y, luego, al azul para acabar su carrera en el rojo. Sus cifras son aplastantes: 24 años en la alta competición, 4257 carreras, 2899 podios (1462 como vencedor), 134 victorias en un año, incluso llegó a ganar dos carreras en un mismo día. Fue el héroe del Circo Máximo. Hoy retirado a su villa de Preneste, donde se dedica a la cría de caballos de carreras, este fabuloso deportista hispano despierta la admiración por todas partes y es el ídolo de chicos y grandes. Por eso el pasado mes sus admiradores le dedicaron una placa en el circo de Nerón en la que se recuerda que ganó 815 veces liderando la carrera desde el principio, 67 cuando quedaba poco para terminar la carrera, y 36 en la recta final.

10


4. INTERNACIONAL: DELENDA EST CARTHAGO 4.1. HANNIBAL AD PORTAS! “¡Aníbal a las puertas!”. Este es el grito que recorría Roma después de que el general cartaginés hubiera atravesado los Alpes perdiendo en ello buena parte de su ejército, de sus elefantes y hasta un ojo propio, derrotara a los ejércitos consulares romanos varias veces -la última en Cannas (-216)- y se presentara casi ante las mismas puertas de Roma. Pero… no la atacó. Siguió hacia el sur y esperó refuerzos de Hispania y Cartago que nunca acabaron de llegar. El dictador Quinto Fabio somete a Aníbal a desgaste sin presentarle batalla y Aníbal desespera: los aliados dejan de serlo, los campos están arrasados y no hay nada que comer. Aníbal cruza a África, donde el rey Númida Masinisa, el eterno enemigo, ha hecho alianza con los romanos. Y allí llega también Publio Escipión, el hijo del otro Escipión que desembarcara en Hispania. Aníbal encuentra la derrota en Zama (-202). Cartago ha sido vencida y Escipión será “el Africano”. Los antecedentes Pero antes había tenido lugar una Primera Guerra Púnica (-264). Los griegos de Sicilia, siempre con rencillas entre ellos o con los cartagineses de la isla, quisieron que los romanos que ya controlaban Italia- mediaran en sus disputas, lo que, a la postre, acabó enfrentando a romanos y cartagineses y, a pesar de algunos reveses de los primeros por su escasa experiencia en el mar, los cartagineses acabaron derrotados (-241). Ello intensificó la colonización cartaginesa de las costas ibéricas en busca de recursos con los que hacer frente a las indemnizaciones de guerra. DELENDA EST CARTHAGO

4.2. GRECIA “LIBERADA”, GRECIA CONQUISTADA

“Cartago debe ser destruida”. Con esta frase acababa Catón el censor sus discursos en el Senado, fuera el que fuese el tema que se discutiera. Y, aunque él murió antes, lo consiguió, pues Cartago fue arrasada en -146, en la denominada III Guerra Púnica, que terminó con la creación de la provincia de África. Catón se erigió en defensor a ultranza de la tradición romana: la agricultura, el servicio a la patria, el respeto a los valores aristocráticos y el odio a los enemigos de Roma. Las costumbres griegas (el gusto por el lujo y los placeres, el culto a la personalidad, el cultivo de la filosofía y las artes…) le parecía que corrompían los valores romanos. De hecho, Escipión el Africano, que había fundado junto con sus familiares una especie de “club” filohelénico denominado el Círculo de los Escipiones, fue su eterno enemigo. Pero al final, sucedió lo que Catón no quería y que expresó luego el poeta Horacio con un verso: “Grecia cautiva, cautivó a su feroz vencedor”.

A la muerte de Alejandro Magno, el oriente helenístico era un mosaico de reinos (Macedonia, Siria y Egipto son los más relevantes) en disputa continua entre ellos. El equilibrio de poder es arbitrado por Roma, pero la política expansionista de Filipo V de Macedonia, que además apoyó a Aníbal, hace que el Senado envíe al cónsul Flaminio a “liberar” Grecia del yugo Macedonio (196). De la misma manera, el expansionismo sirio es frenado por Escipión el Africano, que derrota al rey Antíoco III y entrega algunos de sus territorios al rey de Pérgamo, aliado de Roma (188). Tras Zama, Aníbal, al servicio del rey de Bitinia, enemigo de Pérgamo, se suicida para no ser capturado por los romanos. Pronto la política de contemporización de Roma en Oriente da paso a la conquista pura y dura, en particular cuando Macedonia vuelve a su política de expansión y se produce el levantamiento de algunas ciudades griegas. La destrucción total de la ciudad de Corinto por las legiones romanas pone fin a la “libertad” griega. Ahora Grecia es una provincia romana.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

11


4. INTERNACIONAL: DELENDA EST CARTHAGO COLECCIONABLE HISPANIA ROMANA. Libro I. El desembarco y la conquista Las tropas romanas llegaron a Hispania por una razón estratégica: cortar a Aníbal, que asolaba Italia, los suministros procedentes de este territorio.

¿Qué es Iberia o Hispania? Iberia estaba habitada por pueblos celtas, en la costa Atlántica y en la Meseta (denominados Celtíberos en esta zona), y por Iberos en la costa Mediterránea. En la desembocadura del Guadalquivir, por fin, se dice que se ubicaba Tartesos, un reino de fábula, al que cita la mismísima Biblia y que algunos han querido identificar con la mítica Atlántida de la que habla Platón. La riqueza del territorio ibérico ha hecho que griegos y fenicios establecieran colonias comerciales en la costa mediterránea hacia el siglo VI a.C. (Ampurias y Cádiz). Desde el siglo IV a.C. los cartagineses, con capital en Cartago Nova (Cartagena) controlan el sur y levante peninsular, de donde obtienen gran cantidad de recursos.

La saga de los Escipiones En -218 el cónsul Cneo Cornelio Escipión desembarca en Ampurias con un ejército. Más tarde, junto a su hermano Publio, establece un campamento militar que dará lugar a la futura ciudad de Tarraco, base de operaciones para la conquista del litoral mediterráneo y los valles del Ebro y del Guadalquivir. Poco después, otro Escipión, el futuro Africano, hijo de Publio, en el contexto de las guerras púnicas, ha terminado con la presencia cartaginesa en Iberia gracias a su política de contemporización con los pueblos iberos y la toma de Gades (Cádiz) en -206. Además, funda la primera colonia de ciudadanos romanos licenciados del ejército en Hispania: Itálica (Santiponce, Sevilla). En -197 se crean dos provincias en territorio ibérico: la Hispania Citerior, con capital en Tarraco, y la Hispania Ulterior, con capital en Córdoba.

Las guerras contra los pueblos ibéricos Nadie en Roma pensaba que, tras la derrota de Cartago, los romanos fueran a quedarse en aquel territorio. Pero las riquezas que de allí llegaban eran tan grandes que muchos, en nombre de la grandeza de la República, no sólo pensaron en quedarse sino también adentrarse en el interior a la conquista de nuevos territorios y riquezas. Eso fue la causa de que se produjeran luchas continuas y feroces con los pueblos celtas de la costa atlántica (galaicos), con los lusitanos y con los celtíberos de la meseta.

Roma no paga a traidores Entre -170 y -133 tiene lugar una secuencia de victorias y derrotas entre romanos y distintos pueblos celtas y celtíberos cuyo punto culminante es la conquista de la Gallaecia y de la Lusitania. Casi tiene tintes míticos la resistencia que los lusitanos, capitaneados por Viriato, hicieron a las legiones de Roma utilizando tácticas propias de la guerra de guerrillas. Sólo la traición de sus generales, sobornados por los romanos, pudo acabar con él. “Roma no paga a traidores” fue la respuesta del cónsul Servilio Cepión a éstos cuando fueron a exigir el pago. 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

Resistencia numantina Uno de los últimos bastiones de la resistencia indígena fue Numancia, donde los celtíberos presentaron una resistencia feroz ante el sitio de los romanos. Publio Cornelio Escipión, hijo adoptivo del Africano, puso a la ciudad en una situación límite, y sus habitantes prefirieron destruirla y suicidarse antes que caer en manos de Roma (-133)

12


5. SOCIEDAD. TRIBUS URBANAS: LOS TÚNICA FLOJA. Pelo corto, perilla, lenguaje de los bajos fondos, túnicas de manga larga, hasta los pies y con el cinturón flojo. Es la nueva moda que hace furor entre la juventud. La mayoría son hijos de las familias más nobles de la ciudad. A ellos les gusta lucirse por el foro y esgrimir sus códigos secretos (se rascan la cabeza con un dedo, por ejemplo); a ellas les gusta bailar, seducir y hacer de mujeres liberadas que tienen gran influencia sobre las decisiones incluso políticas de sus amantes o esposos. Van a fiestas hasta altas horas de la madrugada y veranean en la costa de Bayas. Este sería el retrato-robot de una juventud que, o bien declara su desprecio por participar en la vida pública y su pacifismo, como es el caso del malogrado poeta Catulo de Verona -autor de un poemario de enorme calidad literaria, pero de temática personal y subjetiva (¿¡Cuándo se ha visto esto en las letras latinas!?)- o bien se declaran firmes defensores de las tesis políticas populares: reparto más equitativo de tierras, condonación de deudas… Algunos son auténticos activistas que buscan con afán las más altas magistraturas: recordemos que L. Sergio Catilina, que pretendía derrocar mediante un golpe de estado al cónsul Cicerón, defensor del statu quo aristocrático y con el que compitió en las elecciones consulares, tuvo que ser sometido por las armas. Otros se han servido del tribunado de la plebe para agitar abiertamente a las masas, como el caso de Clodio, que se cambió el nombre porque el de Claudio le parecía demasiado aristocrático. Sus luchas callejeras contra Milón, agente de la facción senatorial que acabó asesinándolo hace escasas fechas, hicieron de las calles de Roma un lugar más peligroso aún de lo que era. Marco Porcio Catón, el estoico biznieto del famoso censor del mismo nombre de los tiempos de Aníbal, ha denunciado esta situación que vive Roma y clama por una vuelta al mos maiorum, a las costumbres ancestrales de nuestros antepasados, pero no aporta claves que expliquen la aparición de estos grupos. Sí lo hace nuestro equipo de analistas dirigidos por Salustio Crispo y Apiano. En su opinión, el problema tiene raíces lejanas.

SENATVS POPVLVSQUE ROMANUS  La clase de los senadores (ordo senatorius) lleva todo el peso de la administración, el gobierno, la justicia y la religión. Visten la túnica laticlavia (con una banda ancha de color púrpura), y, en las ceremonias, la toga praetexta.  Los caballeros (ordo equester) surgen de la plebe que se ha enriquecido con las conquistas y el comercio. Buscan la participación en los cargos de gobierno. Visten túnica angusticlavia (con una banda estrecha de color púrpura). El caballero que consigue entrar en la carrera política (cursus honorum) es denominado homo novus (advenedizo) y, tras desempeñarla, accederá a la clase senatorial.  La plebe (ordo plebeius), empobrecida, que no ha podido beneficiarse del reparto de tierras, acude en masa a la ciudad aunque no hay trabajo a causa de los esclavos. Esta masa proletaria desocupada y ociosa se pone bajo la protección de algún ciudadano rico o patrono al que otorga su voto en las elecciones, acompaña en público y le sirve incluso como brazo armado en algunas revueltas políticas callejeras. Todo ello a cambio del “cestillo” (sportula), es decir, la subsistencia diaria. Esta relación se conoce como "clientela". Hay también una plebe trabajadora, aunque minoritaria: pequeños comerciantes, artesanos...

Los antecedentes Por un lado, estos muchachos saben que sus familias y otras pocas de estirpe patricia han incrementado sus riquezas con las conquistas hasta extremos inconcebibles, pero, también, como consecuencia de ello, saben que la ciudadanía plebeya ha perdido las escasas tierras que poseía al pasar años enteros de su vida sirviendo en las legiones casi por nada. Cuando los hermanos Graco, tribunos, salieron en su defensa y propusieron el reparto de tierras, fueron asesinados por los de su misma clase, los senadores (mirabile dictu, increíble) y esto sucedía ya antes de que nuestra juventud hubiera nacido (-133 a -121). También nuestros socios itálicos habían servido en el ejército y reclamaban compensaciones, por lo menos el derecho de ciudadanía romana. La respuesta del Senado fue no, pero, tras una guerra inútil (guerra de los aliados, -91) y una victoria pírrica, no le quedó más remedio que ceder. 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

13


5. SOCIEDAD. TRIBUS URBANAS: LOS TÚNICA FLOJA. Muchos han visto cómo los esclavos afluían a Italia por miles y eran tratados, por baratos, peor que ganado. Los “túnica floja” eran muy jóvenes, incluso niños, cuando ejércitos serviles, dirigidos por otro esclavo, Espartaco, asolaron el territorio durante dos años (-73 a -71). El (mal) ejemplo de los señores de la guerra Para muchos jóvenes, Mario ha sido un modelo a seguir: líder popular de familia poco ilustre, sometió al rey norteafricano Yugurta y a los pueblos germanos que amenazaban Italia, y lo consiguió profesionalizando el ejército, pues dio cabida en él a todos los ciudadanos sin recursos que veían en la milicia una forma de obtener botín y tierras para paliar su desesperada situación económica. Este ejército se sentía más en deuda con su jefe que con la República y no tardó en ser utilizado, con el beneplácito de los sectores populares, contra el propio Senado para beneficio político del general, que se hacía conceder y prorrogar las más altas magistraturas. Pero toda acción tiene su reacción, y así la aristocracia concede al cónsul Sila un ejército para enfrentarse al rey Mitrídates del Ponto, que llevado por un sentimiento antirromano había segado la vida de 80.000 italianos asentados en Asia. Pronto Sila utiliza ese ejército contra Mario. Había estallado la guerra civil, cuya consecuencia más inmediata fue la marcha de Sila sobre Roma y la instauración de una dictadura sangrienta (-82 a -80), con miles de muertos y represaliados de Mario y con confiscaciones diversas. Pompeyo, el jovenzuelo carnicero En este clima, el joven Pompeyo, que puso sus ejércitos privados al servicio de Sila y se había ganado el dudoso apodo de “carnicero”, por sus crueles matanzas en la guerra, ha conseguido notoriedad como salvador y garante de la constitución republicana: acabó junto a Craso con la revuelta de Espartaco, derrotó, como es sabido, a Mitrídates y conquistó Asia. Además, despejó el mar de piratas. Por ello ha recibido el título de Magnus, grande. La República oligárquica ha cifrado en él sus esperanzas de salvación, pero la reciente alianza privada con César –el más glamuroso líder de los túnica-floja, cuya ambición parece no tener límites- y con el plutócrata Craso para repartirse los territorios y los cargos de gobierno deja a las claras que el Estado es cosa de la ambición de estos tres señores de la guerra. Desde una perspectiva sociológica -dicen nuestros expertos- las costumbres relajadas y libertinas importadas de Grecia y Oriente que han adoptado los túnica-floja no son más que una actitud contestataria que enmascara un gran desprecio por el poder establecido basado en la tradición. La cuestión es: ¿sus ansias de cambio buscan la auténtica justicia social o el encumbramiento personal a cualquier precio? Parece que la respuesta a esta pregunta, en todo caso, acabará con la constitución republicana actual tal y como la conocemos.

Actividades 9. Averigua el significado de los siguientes conceptos: estoico, victoria pírrica, plutócrata. 10. Valora las hazañas de la familia de los Escipiones. ¿Sus fines son los mismos que los de los señores de la guerra? Explica la diferencia. 11. ¿Cómo acabó Aníbal? 12. ¿Qué postura política defienden los túnica-floja? ¿A quién se oponen? 13. ¿Cuál fue la consecuencia de la victoria de Sila en la guerra civil? 14. ¿Por qué se le llamó “Grande” a Pompeyo?

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

14


6. GAYO JULIO CÉSAR. IN MEMORIAM Conmemoramos el aniversario de la muerte del militar, político y escritor más emblemático de la República. Gayo Julio César (100-44 a.C.), el divino calvo, es una de las personalidades históricas con más magnetismo de todos los tiempos. De familia senatorial venida a menos, su inteligencia, su audacia, su magnanimidad y su liberalitas acabaron por convertirlo en el último señor de la guerra de una época convulsa (el fin de la República) de la que él salió victorioso, aunque pagara su triunfo con la vida. César procedía de la gens Julia, que decía ser descendiente de Julo-Ascanio, el hijo del troyano Eneas. La familia se vio revitalizada por un matrimonio de Mario, líder de las filas populares, con una tía de César. El propio César casó con Cornelia, la hija de Cina, otro jefe popular. Sin embargo, se ganó la enemistad del dictador Sila (“hay muchos Marios en César”, llegó a decir) y César hubo de partir a Asia, donde comenzó exitosamente su carrera militar y su formación intelectual con el retor Molón de Rodas (César fue una figura literaria de primer orden que cultivó la poesía, la gramática y el género oratorio aticista, aunque debe su fama a sus comentarios históricos de la guerra de las Galias y la guerra civil contra Pompeyo, informes de alta calidad literaria). Durante su estancia en Bitinia corrió el rumor de sus lances amorosos con el rey Nicomedes, que le valieron el dudoso título de “Reina de Bitinia”. Es notoria, justamente, la fama de César como amante, pues se decía que era el marido de todas las mujeres, y la mujer de todos los maridos. Tras su vuelta a Roma inicia el cursus honorum, que le acarreó enormes deudas: en -63 obtuvo el cargo de Pontífice Máximo y en -62 de pretor. Jugó un papel ambiguo en la conjuración de Catilina y durante su mandato tuvo lugar el escándalo de Clodio con la segunda mujer de César, Pompeya, que acabó en divorcio (pues “la mujer de César no sólo debe ser honesta, sino también parecerlo”). Marcha enseguida a Hispania como gobernador de la Ulterior y, a su regreso, formaliza con Pompeyo y Craso el reparto de poder que se conoce como Primer Triunvirato que, a pesar de la oposición senatorial, da como resultado la obtención del consulado en -59. Al año siguiente, César se hace nombrar procónsul de las Galias e inicia, más por razones de prestigio militar que de seguridad, la conquista de la Galia no romana, un auténtico genocidio que duró 8 años en medio del cual se había disuelto el triunvirato con la muerte de Julia -hija de César y esposa de Pompeyo- y de Craso en la campaña contra los partos. César pide in absentia el consulado para -48, pero Pompeyo, cuya política ha virado hacia las tesis de la facción senatorial, y el propio senado le exigen que previamente licencie unas tropas que lo adoraban. César sabe que, sin su ejército, el senado acabará juzgándolo y condenándolo por su actuación en las Galias, así es que resuelve cruzar armado la frontera del río Rubicón (alea iacta est), acto de desobediencia que supone la guerra civil contra las fuerzas senatoriales al mando de Pompeyo. En el transcurso de ésta, tienen lugar los conocidos episodios de la fulgurante derrota en 5 días (veni, vidi, vici) de Farnaces, rey del Bósforo aliado de Pompeyo, y la exaltación promovida por César al trono de Egipto de Cleopatra, de cuya relación 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

15


6. GAYO JULIO CÉSAR. IN MEMORIAM con el general nacerá Cesarión, al que luego Augusto mandara ejecutar. Tras las victorias de Farsalia, Tapso y Munda, tanto en el frente oriental como occidental, la guerra civil concluye con el nombramiento de César como dictador vitalicio desde -49 hasta su asesinato como consecuencia de la conjura republicana comandada por Bruto y Casio en los idus de marzo de -44. Su política populista y su poder autocrático casi divino, características propias de las monarquías orientales, mal vistas en los círculos tradicionales de Roma, contribuyeron a ello. Sin embargo, su labor política y social fue excelente en tanto reorganizó el ejército, las provincias, fundó colonias, concedió a gran escala el derecho de ciudadanía romana, llevó a cabo repartos del ager publicus y reformó el calendario casi tal como lo conocemos actualmente. Sit tibi terra levis, que la tierra sea ligera sobre ti.

NECROLÓGICAS

Dis manibus et quieti aeternae Iuliae Maianae, feminae sanctissimae, manu mariti crudelissim(i) interfect(ae), quae ante obit quam fatum dedit, cum quo vix(it) ann(os) XXVIII, ex quo liberos proceavit duos: puerum annorum XVIIII, puellam annorum XVIII... “A los dioses Manes y al descanso eterno de Julia Mayana, mujer excelente asesinada a manos de su muy cruel marido, que murió antes de que le llegara su hora, con quien vivió 28 años y del que tuvo dos hijos; in chico de 19 años y una chica de 18 años…”. (Lyon. ILS 8512.)

D• M •S• VIPSANIAE ATTICILLAE ANN• XXVIII M• VLPIVS AVG• LIB• LVPV VXORI D(iis) M(anibus) S(acrum) / Vipsaniae / Atticillae / Ann(orum) XXVIII / M(arcus) Vlpivs Avg(usti) lib(ertus) Lupu(s) / uxori "Consagrado a los dioses Manes. Marco Ulpio Lupo, liberto augustal, a su esposa Vipsania Atticilla, de 28 años" (Itálica. S. II. AE 1990, 516.) H(ic) S(ita) E(st): “Aquí yace” S(it) T(ibi) T(erra) L(evis): “que la tierra te sea ligera”. "Prisco, que vivió 36 años, fallecido el 5º de las kalendas de junio (28 mayo). Se la hizo su hermano. [Descansa] en paz" (Roma. S. IV.)

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

16


7. ENTREVISTA A AUGUSTO, PADRE DE LA PATRIA Hemos visitado la Domus Augusti, donde el emperador, a sus 76 años, hace balance de sus años de gobierno.  Reportero (R): Buenas tardes, señor, y gracias por recibirnos en su palacio.  Augusto (A): No hay de qué. La opinión pública siempre ha de estar al tanto de la gestión de sus gobernantes.  R: Corre el rumor de que ha hecho usted ya su testamento político y que obra en poder de las sacerdotisas Vestales.  A: Así es. Sin embargo, su contenido sólo se conocerá tras mi muerte. Todo el mundo sabe que mi estómago siempre ha sido delicado.  R: ¡Que los dioses lo guarden aún muchos años! Si le parece, vamos a recordar sus inicios. Tras el asesinato de su padre, Gayo julio César, el mundo romano se escindió en dos grupos bien diferenciados, los cesarianos y los cesaricidas. Usted se adhirió al primero, junto con Marco Antonio y el malogrado Lépido, para formar el denominado Segundo Triunvirato. Sin embargo, su enemistad con Antonio le llevó al enfrentamiento armado. Lo acabó usted derrotando en Actium (-30). ¿Cómo es posible que dos acérrimos partidarios de César llegaran a este extremo?  A: La situación en Roma era insostenible: primero fueron Mario y Sila, luego César y Pompeyo. Las guerras civiles se sucedían, parecía que César iba a traer la paz a costa de que la rancia aristocracia senatorial perdiera sus privilegios. Su asesinato a manos de los senadores no hizo más que alargar la agonía de la República. Antonio y yo nos aliamos para acabar con los cesaricidas, que no quisieron la reconciliación, y para evitar volver a una situación política y social similar a la de los tiempos de César…  R: Sin embargo, Marco Antonio -imitando al propio César-, se dejó seducir por Cleopatra, reina de Egipto, fracasó en su campaña oriental contra los partos, adoptó las formas de los monarcas helenísticos y acabó entregando a la reina buena parte de los territorios romanos en Oriente…  A: Algo que un patriota no podía aceptar… Esas costumbres de los reyezuelos del Este tan extravagantes y corruptas. Se creen poco menos que dioses. No me quedó más remedio que enfrentarme a Cleopatra -así lo quiso el Senado y el Pueblo de Roma-. En realidad yo nunca declaré la guerra a Antonio, pero éste prefirió morir defendiendo a su reina, aunque esto mejor dejárselo a la prensa amarilla.  R: Tras estos acontecimientos y el posterior sometimiento de cántabros y astures en Hispania, se muestra usted como el adalid de un período de paz inédito en Roma desde hacía generaciones a la que se bautizó como Pax Augusta y que, incluso, recibió honores divinos en el maravilloso monumento del Ara pacis o Altar de la paz. Y, a pesar de eso, hemos sufrido guerras…  A: Le ruego que no me recuerde el desastre de Varo en Germania. Después de tantos años aún sueño con aquello: ¡Varo, devuélveme mis legiones! Nunca debimos pasar al otro lado del Rhin ni fiarnos de aquel germano-romano, Arminio… Además, la paz de la que hablamos se refiere a la ausencia de guerras en suelo itálico; que lleváramos nuestra frontera al Danubio era casi más una estrategia de defensa, para afianzar nuestras provincias del Ilírico, Nórico o Panonia, que una guerra de conquista.  R: Un tema espinoso y que aún es cuestionado por algunos sectores sociales es el de la acumulación de poderes en sus manos…  A: No se equivoque, joven. El poder está en el pueblo, el Senado y los magistrados. En mí sólo reside la auctoritas, el prestigio diríamos, y no eludo la responsabilidad que eso conlleva.  R: Pero usted ha sido cónsul en innumerables ocasiones, tiene la potestad de los tribunos, es el imperator o jefe de las fuerzas armadas, gobernador de todas las provincias militarizadas, dueño de Egipto, por no hablar de todos sus cargos religiosos: Pontífice Máximo… Incluso el adjetivo “Augusto” tiene connotaciones divinas. Puedo preguntarle qué le queda al

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

17


7. ENTREVISTA A AUGUSTO, PADRE DE LA PATRIA Senado si hasta los cargos de mayor responsabilidad son delegados por usted a la clase social de los caballeros.  A: Bien sabe usted que, ante la ley, yo no soy otra cosa que primus inter pares, el primero entre iguales. Con todo, esa mínima supremacía no me la he arrogado yo, sino que me la otorgó el Senado y el propio pueblo por mis gestas: traje la paz a Roma, renové las instituciones, tanto políticas como religiosas, concedí a la plebe repartos de víveres y monedas, puse dinero de mi propio bolsillo ante la bancarrota de las arcas del Estado, construí edificios, ofrecí juegos -celebramos, incluso, por todo lo alto el fin de siglo (-17)-, fundé ciudades… Y, al final, le devolví el poder al Senado. ¿No le parece una simple cuestión de agradecimiento que el Senado me considere princeps, el primer ciudadano? Por otro lado, ¿de dónde ha sacado usted que los senadores no tienen responsabilidades? Tienen atribuciones jurídicas, son oficiales en el ejército, administran sus propias provincias…  R: Tal vez las críticas no provengan tanto de eso como del hecho de que se recela del apoyo incondicional que le brindan los sectores militares, a cuyos licenciados ha concedido usted innumerables tierras (hasta el gran poeta Virgilio sufrió la expropiación por esa causa). Por no hablar de que ha creado usted su propia guardia personal, los cuestionados Pretorianos.  A: Vayamos por partes. Los Pretorianos son tropas especiales al servicio de la ciudadanía, como la policía -cohortes urbanas- o los bomberos -cohortes de vigilantes-. Es lógico, en todo caso, que, dada mi posición, me preocupe de mi seguridad. Mire cómo acabó mi padre. Y no es nada nuevo; recuerde que en épocas pasadas los ciudadanos insignes y los comandantes tenían su propia guardia de corps. De otro lado, es normal, en vista de los servicios prestados al Estado, que se vayan aumentando las remuneraciones del ejército y que se le hayan otorgado tierras a los veteranos. Su labor en la pacificación y romanización de las provincias no se paga con dinero.  R: Y hablando de Virgilio. ¿No cree usted que la “Eneida” de este gran poeta épico, así como algunos poemas de Horacio o Propercio, o la monumental historia de Tito Livio -casi todos ellos escritores patrocinados por su gran amigo Mecenas- dejan entrever en sus obras una admiración por su persona y su política cercana a la propaganda? Virgilio le hace a usted pariente nada menos que de la diosa Venus…  A: La literatura es una manifestación artística y el arte es libre. Yo en ningún momento he sugerido ni encargado a ninguno de ellos que ensalzaran mi persona o mis actos. Si lo han hecho ha sido una elección estrictamente personal.  R: No así el poeta Ovidio. Tal vez, señor, el hecho de que sus poemas -a pesar de su enorme calidad literaria- resulten frívolos y contravengan la línea de regeneración moral sugerida por usted haya sido la causa de su destierro…  A: No voy a hacer comentarios sobre esta cuestión, así que, si le parece, podemos dar esta entrevista por terminada.  R: Por supuesto, señor. Solamente queremos desearle larga vida y pulso firme con el timón del gobierno. A usted y a su sucesor oficial, que será su hijo adoptivo Tiberio.

Actividades 15. Señala el motivo porque el que César tuvo que ausentarse de Roma en su juventud. 16. El Primer Triunvirato es un acuerdo privado de reparto de poder entre… 17. ¿Por qué fue asesinado César? 18. ¿Por qué en un primer momento Octavio Augusto se alía con Marco Antonio y luego se enfrenta a él? 19. Augusto inaugura un nuevo sistema de gobierno en Roma que se llama Principado. ¿Puedes explicar de dónde toma esta denominación? ¿Y la de Augusto, aplicada al emperador? 20. Augusto presume de haber traído la paz civil a Roma, pero en determinadas zonas continúan las conquistas. ¿Dónde? Busca información sobre a qué países actuales se corresponden más o menos los territorios de Ilírico, Nórico y Panonia.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

18


8. NEGRO Y ROSA. NOTICIAS DE LA CASA IMPERIAL Nuestros reporteros, con Suetonio Tranquilo a la cabeza, nos traen auténticas bombas informativas de la casa Julio-Claudia. En el campamento, cuando era todavía novato, su excesiva afición al vino hacía que le llamaran Biberio en lugar de Tiberio, Caldio en vez de Claudio y Merón en lugar de Nerón (Vida de los Césares, 3, 42.) NB. “Biberio” significa bebedor, el término “caldo” hace referencia al vino que se bebe caliente y “mero” al vino puro.

“SE ARMÓ EL TIBERIO”. Corren rumores de que el sucesor de Augusto, el emperador Tiberio, a sus escándalos sexuales añade problemas con el alcohol.

Escuchad lo que soportó Claudio. Cuando su esposa lo notaba dormido, se atrevía a preferir la estera (de las prostitutas) a su lecho del Palatino; augusta meretriz, cogía de noche la capucha y salía seguida de una sola esclava. Una peluca rubia le tapaba la negra cabellera, y ella se metía en un prostíbulo bochornoso por sus raídas cortinas, instalándose en un cuarto vacío que tenía reservado. Allí, desnuda y con los pezones adornados de oro, bajo el nombre ficticio de Licisca, exhibió, ¡oh noble Británico!, el vientre del que nacieras. Acogió mimosa a los que entraron y reclamó su paga; tendida boca arriba, absorbió los orgasmos de muchos. Luego, cuando el rufián ya despedía a las mozas, ella se fue muy triste, y, en cuanto pudo, cerró la última su puesto. Se marchó ardiente aún por el prurito de su vagina rígida, cansada por los hombres, pero no satisfecha. Infame por sus mejillas sucias y fea por el humo del candil, llevó hasta la almohada imperial el hedor del lupanar (Juvenal, 6, 115-134. M. Balasch, trad.)

Mesalina, esposa de Claudio, sorprendida en un lugar poco apropiado para una emperatriz. El emperador, erudito en etruscología, aunque ya mayor y poco agraciado físicamente, no se merece este trato.

ANUNCIOS POR PALABRAS 

¡CALÍGULA ASESINADO! Nueva conjura de senadores y pretorianos contra “Botita”, el emperador Calígula, así llamado porque de niño se ponía unas sandalias militares que le hicieron los soldados en Germania, cuando acompañaba a su padre, el gran Germánico. Al parecer sus excesos, pues ofendía continuamente al Senado (incluso nombró senador a su caballo) y hasta se creía un dios, han sido el detonante: Semejante carrera de desvaríos y atropellos no dejó de inspirar a muchas personas el deseo de acabar con él. Pero después de que una o dos conspiraciones fueran descubiertas, mientras los demás dudaban por falta de ocasión, dos hombres se pusieron de acuerdo y llevaron a cabo su propósito con la complicidad de los libertos más poderosos y de los prefectos del pretorio […]. Acordaron atacarle durante los Juegos Palatinos, a mediodía, cuando saliera del espectáculo, y Casio Querea, tribuno de una cohorte pretoriana, reclamó para sí el principal papel (Vida de los Césares, 4, 56. Rosa M. Agudo, trad.)

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

En la propiedad de Julia Espuria, hija de Félix, se alquilan un baño muy cómodo y bien equipado para gente distinguida, tiendas con sus habitaciones y balcones (en el primer piso) de 13 de agosto a 13 de agosto durante 5 años completos. Si a alguien le interesa, póngase en contacto con nosotros (CIL, IV 1136.)

CONTACTOS    

Eutique, griega, dos ases. De complacientes maneras (CIL, IV 1679.) Esperanza, de complacientes maneras. Nueve ases (CIL, IV 5127.) Gayo Valerio Venusto, soldado de la primera cohorte pretoriana, centuria de Rufo, gran jodedor (CIL, IV 2145.) Menandro, de complacientes maneras. Dos ases de bronce (CIL, IV 4024.)

HUMOR

19


8. NEGRO Y ROSA. NOTICIAS DE LA CASA IMPERIAL NERÓN se construye un suntuoso palacio, bautizado como domus aurea, y culpa del incendio de la ciudad a los cristianos para acallar las sospechas contra su persona. Para acabar con los rumores, Nerón presentó como culpables y sometió a los más rebuscados tormentos a los que el vulgo llamaba cristianos, aborrecidos por sus ignominias. Aquel del que tomaban nombre, Cristo, había sido ejecutado en el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilato […]. El caso fue que se empezó por detener a los que confesaban abiertamente su fe, y luego, por denuncia de aquéllos, a una ingente multitud, y resultaron convictos no tanto de la acusación del incendio cuanto de odio al género humano. Pero a su suplicio se unió el escarnio, de manera que perecían desgarrados por los perros tras haberlos hecho cubrirse con pieles de fieras, o bien clavados en cruces, al caer el día, eran quemados de manera que sirvieran de iluminación durante la noche […]. Por ello, aunque fueran culpables y merecieran los máximos castigos, provocaban la compasión, ante la idea de que perecían no por el bien público, sino por satisfacer la crueldad de uno solo. (Anales 15, 44. J.L. Moralejo, trad.)

Se cansó pronto de Octavia, y, como sus amigos se lo reprochaban, les respondió que su esposa debería contentarse con las insignias matrimoniales. Luego, tras haber proyectado varias veces hacerla estrangular sin conseguirlo, la repudió poniendo como pretexto su esterilidad […]. Finalmente, la hizo matar bajo la acusación de adulterio, cargo tan descaradamente falso, que en la instrucción del proceso todos los testigos persistieron en negarlo […]. Contrajo matrimonio con Popea once días después de haberse divorciado de Octavia y la amó más que a ninguna; no obstante también a ella la mató de una patada porque, encontrándose encinta y enferma, le había colmado de reproches cierto día en que regresó tarde de una carrera de carros (Vida de los Césares, 6, 35. Rosa M. Agudo, trad.)

SÉNECA SE SUICIDA. El gran filósofo estoico y tutor del príncipe en su juventud ha recibido orden de quitarse la vida, acusado de participar en una conjura senatorial para derrocar al emperador encabezada por el senador L. Calpurnio Pisón.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

Pintada en un muro del Palatino. Alexamenos adora a su dios cristiano.

VIOLENCIA DE GÉNERO, esta vez en la casa imperial y con reiteración y alevosía. Esta lacra de nuestra sociedad no distingue edades ni clases sociales.

Obligó a suicidarse a su preceptor Séneca, a pesar de haberle jurado solemnemente, cuando éste solicitó su retiro en varias ocasiones cediéndole además sus bienes, que sus sospechas carecían de fundamento y que preferiría morir a causarle ningún daño (Vida de los Césares, 6, 35. Rosa M. Agudo, trad.)

20


9. MEMORIAS DE ADRIANO, EL EMPERADOR ILUSTRADO EXCLUSIVA: hemos tenido acceso a un documento inédito que relata cómo el sucesor de Trajano valora su vida y obra. Elogio de Trajano y percepción del ejército en el imperio Es muy difícil gobernar cuando tu primo, que es también tu padre adoptivo, es el emperador Trajano y ha llevado a término conquistas que algunos han comparado con las del gran Alejandro. Y es que mi padre, no sólo sometió la Dacia (hoy Rumanía), sino que, en la guerra contra los partos, fue más allá de Armenia y de Mesopotamia y llegó hasta el mismísimo Golfo Pérsico. Nunca fue mayor nuestro imperio. Algunos me reprochan que yo no haya seguido su política de conquistas, pero yo prefiero la política del limes, de la frontera (a ser posible, delimitada por la naturaleza: un río, un desierto…), para asegurar y hacer próspero lo que puede defenderse con más facilidad. Por eso mandé construir un muro en Britania (AD 122) que protegiera nuestro territorio de los pueblos del norte. Soy un hombre pacífico y clemente, aunque en ocasiones me haya tenido que emplear con dureza. El Imperio lo requiere con frecuencia. Sin embargo, y a pesar de que creo ser un buen militar, me preocupa que las legiones sean tantas y tan poderosas. Ya hemos visto en tiempos pasados cómo los pretorianos destronaban y nombraban príncipes. Su codicia y la ambición de sus generales parece no tener límites (siempre pidiendo aumento a cada nuevo emperador). Llegará el día en que veremos cómo los ejércitos luchan entre ellos para imponer su candidato a la púrpura imperial y eso destrozará Roma.

Villa Adriana en Tibur (Tívoli).

Príncipe benefactor y con inquietudes artísticas y culturales Pero si no puedo compararme con mi padre en la guerra, tal vez sí pueda hacerlo en “evergetismo” -prefiero este término griego para referirme al honor y deber de todo ciudadano pudiente de llevar a cabo obras públicas o donativos en beneficio de su comunidad-. En efecto, continué la labor de Trajano preocupándome de dotar programas para alimentación de huérfanos, ampliando los beneficiarios de los repartos gratuitos de trigo, y aliviando las deudas de los más necesitados. Mis funcionarios -que siempre fueron caballeros y no libertos- me ayudaron a controlar todo tipo de fraude y corrupción en Roma y en las provincias. 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

21


9. MEMORIAS DE ADRIANO, EL EMPERADOR ILUSTRADO Si mi padre hizo que su arquitecto, Apolodoro de Damasco, construyera el foro que lleva su nombre, el mercado o la columna que relata sus victorias contra los dacios… la posteridad juzgará si mi mausoleo (hoy castillo de Sant’Angelo), el Panteón o mi villa en Tibur son inferiores a ellos en belleza. Lo mismo hice en Hispania -de donde somos originarios mi padre y yo, pues ambos procedemos de Itálica, en la Bética- y animé a ello a los poderosos de todas las ciudades de las provincias. Relaciones con el Senado Mas nunca es suficiente. Se han convertido ya en mal hábito desde los Julio-Claudios las conjuras de senadores, con o sin motivos fundados. En mi gobierno eso no es una excepción, aunque confieso que los he provocado, pues he creado un consejo asesor del príncipe casi exclusivamente de caballeros que les hace sombra, y eso no les gusta. Tampoco les ha gustado que sentara las bases de la jurisprudencia: a partir de ahora ningún magistrado podrá aplicar las leyes a su criterio, tendrá que basar su sentencia en lo que hayan dictaminado sentencias anteriores para un caso similar. Viajes Me llaman el príncipe viajero. He recorrido todos los rincones del imperio no sólo como militar y para ver cómo funcionaba la administración de provincias, sino también porque ello me causaba auténtico placer: la Galia, Britania, Hispania, África, el limes del Rin y el Danubio. Estuve en Gerasa, en Petra, en Palmira y se construyeron obras públicas en mi honor. Mi ciudad preferida es Atenas, sus monumentos, su ambiente cultural. Egipto me causa tristeza, y es que allí perdí a mi fiel servidor Antínoo, que dio su vida para evitar que yo muriera ahogado en el Nilo. En ese mismo lugar fundé la ciudad de Antinópolis y concedí a mi salvador honores divinos. Hay quien me acusa de haber ardido de amor por él y padecer el “vicio griego”, pero no le está permitido al príncipe hablar de ciertas intimidades ni siquiera en unas memorias que nunca llegarán a ver la luz. Un adivino caldeo me vaticinó que mi padre había inaugurado una saga de “emperadores buenos” (Antoninos), pero que el último de ellos daría paso a una larga y oscura nueva edad de hierro. Me alegraré de no vivir para verlo.

CARTELERA Columna de Trajano

CINE MAXIMO Reposición de este musical basado en las movidas comedias de Plauto. 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

CINE CAPITOLIO

CINE COLISEO

La legio IX Hispana estuvo destinada en Britania, pero desaparece sin dejar rastro en vísperas de que el emperador Adriano mande construir el famoso muro que separa el mundo romano del de los bárbaros (AD 122)…

Marco Aurelio, el emperador filósofo, acaba de morir (AD 180). Su hijo, Cómodo, sube al trono, pero es un personaje ruin que se cree Hércules y sólo piensa en saltar a la arena para luchar como un gladiador.

22


10. CRÓNICA DE ECONOMÍA: MEDIDAS ANTICRISIS Con el Edicto de Precios Máximos (AD 301) se pretende corregir la delicada situación de la economía del Imperio. Nuestro señor Diocleciano ha puesto en marcha un paquete de medidas económicas tendentes a mejorar las condiciones de vida de la población y a paliar la crisis económica. 10.1. LAS CAUSAS Desde la dinastía de los Severos (193 a 233), si no antes, la inflación -con la consiguiente devaluación del denario- y la fuerte tendencia alcista de los precios -que conlleva la pérdida de poder adquisitivo para los sectores de población menos privilegiados- se vieron agravadas por la creación de nuevos impuestos y la presión fiscal del gobierno sobre la clase aristocrática y los ricos municipales, con el fin de asegurar los suministros del ejército (no en vano esta dinastía “mimó” a los militares), hacer frente a los gastos de la máquina burocrática y, en ocasiones, a los de guerra. Hay, incluso, quien asegura que la concesión del derecho de ciudadanía a todos los habitantes libres del imperio, que decretó el emperador Caracala (212), no respondía a reconocer a la población un status jurídico que ya disfrutaba de hecho, sino a motivos estrictamente fiscales o de recaudación. 10.2. LA ANARQUÍA MILITAR (235 a 285) Sea como fuere, lo peor estaba por llegar: la falta de una autoridad central hacía que las distintas legiones impusieran y depusieran emperadores a su antojo (más de 20 “legítimos” en 50 años), con gran pérdida de vidas. De hecho, las Galias y el reino de Palmira -que se había apoderado de Arabia, Judea, Siria, Egipto…- se declararon independientes hasta que los reintegró al Imperio Aureliano (270 a 275). La guerra en las fronteras arreciaba: godos en el limes renano danubiano, bereberes en el norte de África. Incluso el emperador Valeriano fue capturado por Sapor, rey de los persas, y murió en cautividad (260). La peste, importada de Oriente, causaba estragos en la población, faltaba mano de obra y la agricultura se resintió, así que hubo hambre y miseria, y se recurrió a asentamientos bárbaros en la frontera para cultivar las tierras abandonadas. No era mejor la situación en las ciudades, cuyos notables se vienen abajo oprimidos por el “terrorismo” fiscal de Estado, que necesita dinero con urgencia. Añádase la inflación galopante, la escalada de precios, la caída del comercio… La moneda apenas si tiene valor, se prefiere el trueque o el oro. 10.3. LAS MEDIDAS DE DIOCLECIANO

Equivalencia Aúreo Denario Sestercio As 1 25 100 400 Aúreo 1 4 16 Denario 1 4 Sestercio 1 As

Una de las primeras medidas del dominus noster Diocletianus ha sido la racionalización de los impuestos, creando uno sobre la renta de las personas físicas y otro sobre la propiedad. Se ha elaborado un censo exhaustivo de hombres y propiedades a fin de evitar fraudes y agujeros fiscales. Según fuentes oficiales, estas medidas son necesarias aunque impopulares, pero se acompañan de otras que dotarán de eficacia a la administración. A la reforma fiscal se añade la reforma monetaria para intentar combatir, por enésima vez, la inflación: Diocleciano ha introducido una moneda de oro fuerte (el antiguo aureus, ahora llamado solidus), cuyo tipo de cambio se ha establecido en 1000 denarios la unidad (para que el lector se haga idea de la inflación, ver cuadro de monedas, vigente desde -212 hasta 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

23


10. CRÓNICA DE ECONOMÍA: MEDIDAS ANTICRISIS prácticamente los Severos). Para evitar el alza de precios, los tetrarcas han promulgado un edicto de precios máximos de productos de primera necesidad y servicios, que no deben sobrepasarse en ninguna circunstancia. Los EDICTO PRECIOS analistas creen, sin embargo, que esta medida va a conseguir los MÁXIMOS efectos contrarios a los que persigue, pues los comerciantes ocultarán PRECIO sus mercancías y la escasez provocará el alza de precios.

VINOS

(por sextario)

Piceno 30 denarios Tiburtino 30 denarios Sabino 30 denarios Falerno 30 denarios Añejo, 24 denarios 1ªcalidad Añejo, 2ª 16 denarios calidad Ordinario 8 denarios Sextario = 0,54 litros 1 denario = 1/1000 sólido VINO DEL MES (por Marcial)

GASTRONOMÍA (por Apicio) PERAS EN SALSA Cocer en agua peras y sacarles el corazón. Macerarlas con pimienta, comino, miel, vino de pasas, salsa de pescado (garum) y un poco de aceite y servir con salsa de comino.

Tinto Másico de Sinuesa (Grandes Pagos de Campania). Gran Reserva. 20 años de crianza. Color cereza picota, cubierto, de capa alta. Aromas a tostados y cuero. Carnoso, rotundo en boca y persistente en paladar.

ga

Las autoridades pompeyanas recomiendan un consumo responsable.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

24


11. REPORTAJE. MUNDO RELIGIOSO: IN HOC SIGNO VINCES “Bajo este estandarte, vencerás” fue la voz que oyó Constantino mientras veía en su sueño el crismón o anagrama cristiano. Mandó que ese símbolo fuera pintado en los escudos de sus soldados… y venció. 11.1. LAS JERARQUÍAS CRISTIANAS AL PODER La tetrarquía no funcionaba como se esperaba. Pronto se sucedieron las luchas por la púrpura imperial entre los tetrarcas o sus descendientes. En este contexto, tiene lugar un hecho trascendental para el futuro del Imperio: Constantino se enfrenta a Majencio y, bajo bandera cristiana, obtiene la victoria en Puente Milvio. Es discutible que lo hiciera impulsado por la fe (pues sólo se convirtió al final de su vida). Tal vez obrara CULTO IMPERIAL movido por un ritual muy antiguo en la religión romana -la devotio-, que consiste en Culto al emperador muerto y divinizado. En encomendarse a un dios como víctima a otras ocasiones se rinde culto al Genio del cambio de la victoria. La consecuencia directa fue que al emperador. Al culto imperial suele asociarse el año siguiente el emperador proclamó la libertad de culto en de Roma, deificada. Estos ritos religiosos el Edicto de Milán (AD 313) y otorga amplias prebendas a jugaron un papel político de primer orden en la la jerarquía eclesiástica: beneficios fiscales, tierras, rentas, cohesión del imperio. Las persecuciones tienen libre construcción de iglesias y basílicas… Los cristianos, su origen en que cristianos (y judíos) se niegan hasta hacía muy poco perseguidos por Decio y Diocleciano a causa del rechazo de toda divinidad que no fuera la propia a reconocer la divinidad del emperador. y, en particular, por su oposición a participar en el culto imperial, sobre todo en esos tiempos de crisis, aparecen a partir de ahora imbricados en las altas estructuras del gobierno y bendecirán el poder absoluto del dominus, en tanto emanado de Dios mismo, y su trasmisión hereditaria. Además, este incipiente Imperium Christianum no está asociado a Roma. Hace tiempo que Roma no es la residencia imperial, sino ciudades como Arlés, Tréveris o Milán, más próximas a los focos de presión de los pueblos bárbaros. Constantino traslada la sede imperial y, por ende, religiosa a la antigua Bizancio, en el Bósforo, que recrea y rebautiza con el nombre de Constantinopla (AD 330). 11.2. TEODOSIO: CRISTIANOS VS. PAGANOS Entre Constantino y el ascenso al poder en Oriente de Teodosio (379), natural de Coca, cerca de Segovia, se han sucedido unos pocos emperadores que han seguido la política pro cristiana trazada por Constantino, con excepción de Juliano el Apóstata, último miembro de la dinastía Constantiniana, que intentó restaurar el paganismo durante su imperio (361 a 363), sin éxito. Más aún, en época de Teodosio el paganismo es perseguido y desterrado. Algunos sectores de la aristocracia senatorial eran paganos y, liderados por el prefecto de la ciudad Símaco, reclamaron que se restituyera a la sede del Senado el altar de la Victoria, símbolo que representaba la religión tradicional romana desde la época de Augusto y que había sido retirada algunos años antes. Sin embargo, el obispo Ambrosio consigue que el altar no sea restituido (384) y poco tiempo después Teodosio prohíbe todos los cultos y sacrificios paganos. PAGANO VIENE DE PAGUS El término pagus en latín significa pago, campo. Los no cristianos recibían esta denominación porque la población rural, sobre todo en occidente, fue la menos permeable a la cristianización. Se puede decir que Roma nació como una civilización rústica, que rendía culto a espíritus de la naturaleza (numina), y “murió” como tal con el cristianismo. Entre medias, el influjo de Etruria y, sobre todo, de Grecia hicieron de la religión romana tradicional una religión cívica que fluía paralela al desarrollo urbano. Pronto los dioses tradicionales romanos se identificaron con los olímpicos griegos. Se importó también su mitología, que la religión romana nunca tuvo.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

25


11. REPORTAJE. MUNDO RELIGIOSO: IN HOC SIGNO VINCES UNA RELIGIÓN DE CIUDADANOS Si los romanos creyeron o no en sus dioses no importa, porque estos cumplían su función con independencia de ello: los dioses son conciudadanos de los hombres y tienen obligación de velar por el bienestar de la comunidad a través de unos ritos perfectamente establecidos y que deben llevarse a cabo meticulosamente (oraciones y sacrificios). Se trata de un pacto (do ut des “te doy para que me des”) para el bien de la ciudad, por eso la figura del sacerdote es la de un ciudadano que sólo es sacerdote cuando ejerce como tal y suele coincidir con la figura del magistrado (o la del pater familias en el plano familiar), a diferencia de los sacerdotes cristianos, que forman una casta diferenciada. A la dimensión comunitaria o social de la religión romana se opone la dimensión individual de la cristiana. No hay dogmas, ni libros sagrados, ni fe. Todo ello explica la tolerancia religiosa de los romanos, que aceptaban a cualquier dios venido de fuera en su panteón siempre que éste no exigiera exclusividad como sucedía con el monoteísmo judío y cristiano- ni atentara contra el Estado. Esto explica que, en época de las guerras civiles, la religión tradicional perdiera credibilidad y que el culto imperial naciera de la restauración de esta misma concepción religiosa mediante la identificación de Estado y emperador.

RELIGIONES ORIENTALES Mientras quedara salvaguardado este concepto, no importaba si cada persona tenía creencias religiosas particulares para satisfacer sus inquietudes espirituales, por eso florecen en el imperio religiones que aseguran al individuo algún tipo de inmortalidad, para lo que suelen requerir una iniciación más o menos secreta. Calan así las religiones orientales como la de Cibeles, la de Isis y Osiris, el culto solar de Mitra y, en última instancia, el cristianismo mismo. A pesar de la desaparición de los ritos paganos, muchos de ellos pervivieron en el cristianismo: las atribuciones de los distintos santos se corresponden con los ámbitos de influencia de distintos dioses romanos, la transustanciación en pan y vino de Cristo no deja de ser una forma de sacrificio. Igualmente, parte del léxico técnico cristiano proviene de la religión romana: el “pontífice” es la máxima autoridad religiosa, “hostia” es la víctima del sacrificio, etc.

De Persia y con gran difusión entre los soldados provenía el mitraísmo, una religión solar mistérica cuyos ritos se celebraban en el mitreo, habitualmente una cueva o lugar apartado, donde se sacrificaba un toro con cuya sangre tenía lugar el bautismo ritual del iniciado. Otras veces se celebraba un banquete ritual de pan y vino entre los fieles (Pintura al fresco del Mitreo de Marino, cerca de Roma. S. II-III.)

Sin duda el mensaje cristiano de paz y amor universales y de inmortalidad del alma hizo que esta religión fuese acogida por amplias capas de la población en todo el imperio. Semejante base social necesitaba de una organización. Que el Estado hiciera suya esa religión significó que la iglesia se organizara a imagen y semejanza del modelo imperial, es decir, con una jerarquización muy fuerte y un planteamiento autoritario: se perseguirá toda desviación del dogma impuesto por las autoridades, es decir, toda herejía, como la de Arriano, que proclamaba que Padre e Hijo no estaban hechos de la misma sustancia. En el otro extremo, los arrebatos místicos llevan al fenómeno de los eremitas, gentes que hacen voto de pobreza y se retiran del mundo para encontrar la esencia de Dios, o al monacato.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

26


12. ÚLTIMA HORA Noticias de última hora llegadas al cierre de la edición. Economía: Nueva reforma monetaria. Constantino ha reformado el sólido para dotarlo de fortaleza. Esta será la moneda de referencia para pago de tributos. Los analistas creen que esta medida perjudica a los humiliores, es decir a los sectores más pobres, y que contribuye a polarizar más la diferencia con los más favorecidos (honestiores). BUSCO COLONOS SE OFRECE: buena tierra, rentas bajas, protección. REQUISITOS LEGALES: el colono y sus descendientes no podrán abandonar el cultivo de la propiedad bajo ninguna circunstancia. Si el propietario quisiera liberarlo de esta obligación, le entregará al colono la propiedad de la tierra. Si la tierra fuera vendida, el colono pasará a depender del nuevo propietario en las mismas condiciones.

Calidad de vida: Florece el fenómeno de las villas. El colapso del evergetismo municipal, provocado por la subida de impuestos, y la sensación de inseguridad han dado lugar a un fenómeno por el que muchos honestiores se han retirado a sus latifundios y han remodelado por completo sus casas en el campo, convirtiéndolas no sólo en unidades de explotación agrícola y ganadera sino en auténticos palacios dotados de todo tipo de lujo y servicios. Esta tendencia se está dando en occidente. En oriente el fenómeno urbano sigue pujante.

Inmigración: El efecto dominó. La migración de los hunos desde el Volga ha provocado un efecto de empuje en los pueblos germánicos contra las fronteras del Rin y el Danubio que ha hecho muy difícil su contención. Ya la derrota total de los ejércitos romanos en Adrianópolis (Asia Menor, AD 378) ante los godos fue un aviso serio. La política de asentamiento de bárbaros en tierras interiores y su enrolamiento en los ejércitos imperiales no ha dado el resultado de contención que se esperaba. Política: El imperio dividido. Se ha confirmado la tendencia que se inició con Diocleciano. Teodosio ha dividido definitivamente el imperio entre sus dos hijos (AD 395): Honorio ha recibido la parte occidental, estableciendo su capital en Rávena, y Arcadio la oriental. Roma ha sido saqueada por los visigodos (AD 410.) Crisis total en occidente: Los germanos rompen las fronteras. El rey hérulo Odoacro ha derrocado al último emperador romano (AD 476). Poco después el ostrogodo Teodorico ha conquistado Italia y ha establecido su capital en Rávena (AD 493). El imperio occidental ya no existe, sino diversos estados germanos con los que habrá de compartir modos de vida e instituciones la población romana: francos en Galia, visigodos en Hispania, vándalos en el norte de África, suevos, alamanes, burgundios… Última hora: Justiniano, el emperador bizantino reconquista el norte de África, el sur de Hispania e Italia, manteniendo la capitalidad de Rávena (AD 533). Se ignora el calado de este hecho.

Actividades 21. ¿En qué consiste el evergetismo? 22. ¿Qué quiere decir en el lenguaje funerario la abreviatura latina STTL? 23. Mira los mapas del anuario y explica por qué los romanos llamaban al Mediterráneo Mare nostrum. 24. Haz una lista de los problemas económicos que acuciaron a Roma a partir del siglo III. 25. ¿Cuál crees que fue la causa del deterioro de la religión tradicional en la época de las guerras civiles? 26. Aporta una causa política, una socio-económica y una espiritual del éxito del cristianismo. 27. La institución del Colonato remite directamente a la Edad Media. Explica en qué consiste. 28. ¿Cuándo termina el Imperio romano? Justifica tu respuesta. 1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

27


12. ÚLTIMA HORA COLECCIONABLE HISPANIA ROMANA. Libro II. La romanización Las guerras civiles se trasladan a Hispania La dictadura y represión de Sila (-82) creó focos de resistencia. La más duradera fue la de Sertorio, que llegó a Hispania Citerior como gobernador pero fue destituido. No aceptó Sertorio ese destino, sino que, con una política de trato afable a lusitanos y celtíberos, se los ganó y llegó a crear una provincia independiente con capital en Osca (Huesca) derrotando a los ejércitos leales de la Ulterior. Tuvo que ser Pompeyo quien, tras varios años de combates y con la traición de un colaborador de Sertorio, lo derrotara (-72) y pacificara los territorios. Pompeyo consiguió con ello grandes clientelas de hispanos, igual que las conseguiría César poco después como gobernador de la Ulterior. Ambos las utilizarían en su enfrentamiento civil, que tuvo varios episodios en Hispania, uno de ellos en Ilerda (Lleida. -49), donde Pompeyo fue derrotado, y el último en Munda (Monda, Córdoba. -45), donde César vence a los hijos de Pompeyo y pone fin a la guerra. La creación de colonias romanas y la concesión de la ciudadanía a los sectores hispanos que le habían apoyado son dos factores muy importantes para impulsar la romanización. Es el caso de la familia de los Balbos, de Cádiz, uno de los cuales fue el primer no romano en alcanzar el consulado.

El siglo de los emperadores hispanos (siglo II) El número e influencia de senadores hispanos había ido en aumento casi desde que se estableciera el Principado. El punto culminante de este proceso fue el encumbramiento de Marco Ulpio Trajano, de los Ulpios de Itálica, ciudad cercana a Hispalis (Sevilla), cuya candidatura al imperio fue apoyada por otros dos importantes personajes hispanos, el cónsul Anio Vero y el militar Licinio Sura, de Tarraco. A Trajano le sucedió otro hispano de Itálica, Adriano. Ambos son considerados como modelos de buena administración y prudentes gobernantes. La dinastía, denominada de los Antoninos, aunque sería más propio denominarla Ulpia Aelia, tuvo otros miembros con orígenes hispanos, como la emperatriz Faustina y el emperador Marco Aurelio, hija y nieto respectivamente de Anio Vero, y representa el siglo de oro del Imperio romano. Intelectuales hispanos (Siglo I) De época de Trajano o de la inmediatamente anterior (dinastía Flavia) despuntan personajes como el escritor satírico Marcial, natural de Bílbilis (Calatayud), o Quintiliano de Calahorra, profesor de retórica que obtuvo del emperador Vespasiano título de maestro oficial. Habrá que esperar al siglo IV, para que vuelva a haber hispanos en el trono imperial, será Teodosio, el emperador de Coca sus hijos, Arcadio y 1. Annales Populiy Romani Honorio. © Agustín Ayuso. 2011-2012

Tras completarse la conquista, Hispania resulta uno de los territorios que con más rapidez adopta la lengua, las formas administrativas y las costumbres de Roma.

Augusto completa la conquista Las riquezas mineras del noroeste, el deseo de llevar el territorio hasta el mar y de prestigio personal decidieron a Augusto a emprender la guerra contra cántabros y astures, dos pueblos muy aguerridos y beligerantes que hicieron que el propio emperador y su general Agripa (cuando Augusto se retiró a Tarraco dos años para recuperarse de una enfermedad) dirigieran personalmente las campañas hasta prácticamente el exterminio de estos pueblos (-29 a -19). Augusto llevó a cabo la nueva división de Hispania en tres provincias en -27: Bética, Lusitania y Tarraconense y llevó a cabo diversos asentamientos de veteranos (emeriti) de las legiones, creando ciudades como Emerita Augusta (Mérida), Caesar Augusta (Zaragoza), Lucus Augusti (Lugo)… Intelectuales hispanos (Siglo I) Destaca de la época de los Julio-Claudios la familia hispana de los Aneos, de Córdoba, gente de letras entre los que se cuentan Séneca el viejo, importante retórico; su hijo Lucio A. Séneca, el famoso filósofo y escritor que fuera preceptor de Nerón, y Lucano, poeta épico. Amigo de Séneca fue Columela, un escritor técnico especialista en agricultura nacido en Cádiz. Ya en época de Augusto un liberto hispano, Julio Higino, había dirigido la biblioteca de Augusto en el Palatino.

Hispania ha caído: Se confirma la penetración y el asentamiento de suevos, vándalos y alanos en Hispania. Tras su irrupción (AD 409), el emperador Honorio ha permitido su asentamiento en Galicia, Lusitania y Bética. Se teme que los visigodos de Tolosa, sometidos a bloqueo por Honorio, pasen a Hispania…

28


ACTIVIDADES Y PASATIEMPOS Aprender a aprender:

1

2

Inserta en el eje cronológico el número correspondiente a los siguientes acontecimientos: 1. Gobierno de Trajano. 2. Edicto de precios máximos. 3. Ley de las XII tablas. 4. Monarquía etrusca. 5. Edicto de Caracala. 6. Muerte de César. 7. Dictadura de Sila. 8. Edicto de Milán. 9. Caída de Numancia. 10. Guerras samnitas.

Completa la tabla con los elementos que falten: Problema

Solución Cortar los suministros a Aníbal desde Hispania y África.

Fecha Finales S. -III

César cruza con sus tropas el Rubicón. Política de defensa del limes.

-49

Los hermanos Graco adoptan medidas revolucionarias en beneficio de la plebe.

Los cristianos se niegan al culto imperial.

Adriano Diocleciano

3

La plebe de la “huelga general” del siglo -IV aparece escindida en dos grupos en el siglo -I. Di cuáles son y sus características sociales.

4

Lee la entrevista con Augusto. Con su ascenso al poder:  ¿Perduran las instituciones republicanas (Senado, magistrados…)?  ¿Tienen esas instituciones poder efectivo? Razona tu respuesta.  ¿En qué dos pilares -uno moral y otro fáctico- basa Augusto su poder?

5

En el Imperio hay dos instituciones que siempre parece que quieren derrocar al emperador. ¿Cuáles son y por qué crees que esto era así?

6

Establece las principales diferencias entre los gobiernos de Trajano y de Adriano.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

29


ACTIVIDADES Y PASATIEMPOS Competencia social y ciudadana:

7

8

La mujer romana. Busca en el Anuario y lee los siguientes documentos:  Texto de Livio sobre los Horacios y los Curiacios.  La narración de la muerte de Lucrecia.  La necrológica de Julia Mayana.  El texto de Juvenal sobre Mesalina y el de Suetonio sobre la muerte de Octavia, madre de Nerón, y Popea, esposa del mismo.  Los anuncios de la sección de contactos. 1. Teniendo en cuenta que casi todos los textos están escritos por hombres, ¿podrías decir qué virtudes morales aprecian los romanos en la mujer y qué comportamientos se rechazan? 2. ¿Dirías que la prostitución que ejerce Mesalina y la que ejercen las muchachas de la sección de contactos es por las mismas causas? Explica tu respuesta. Prensa. Busca en la prensa deportiva una noticia similar a una de las que se ofrecen en la sección de deportes. Violencia en el deporte e ídolos deportivos han existido desde los romanos. ¿Cómo explicarías este fenómeno?

En la Web: Páginas de Historia de Roma:

 

http://www.imperioromano.com/ http://www.santiagoapostol.net/la tin/historia.html

Ciudades romanas:  Mérida: http://www.educa.madrid.org/we b/ies.garciamorato.madrid/Dep_ Griego/trabajos_webquest/emerit a.html  Itálica virtual: https://www.youtube.com/watch? v=4u6bMS-67IQ/  Tarraco: http://www.mnat.cat/?page=tarra co León como campamento romano:

http://www.leon.es/leonromano/index 2.html

Expresión cultural y artística:

9

Cine. Visualiza la película Ágora, de Alejandro Amenábar (2009). A la luz del reportaje en nuestro Anuario sobre el mundo religioso, analiza:  ¿Qué religiones aparecen en la película, ambientada en la Alejandría (Egipto) del siglo IV? ¿En qué se aprecia la tensión entre cristianos y paganos?  Comenta y debate en clase las situaciones de intolerancia religiosa y fanatismo que aprecies. ¿Qué tienen de actual?  ¿Qué papel juega Hipatia? Valorad su actitud y la de quienes la condenan. ¿Incide en ello su condición femenina? Comunicación lingüística:

10

Redacta en 10 líneas como máximo cómo valoras la importancia de la conquista de Grecia en el plano cultural y de las costumbres. Tratamiento de la información y competencia digital:

11

Elabora en tu cuaderno una cronología básica de la Hispania romana con los datos que aparecen en el coleccionable. Puedes buscar más información en la web http://www.netvibes.com/latine#Civilizacion_romana, que ofrece un documento gráfico sobre la romanización de Hispania.

12

Adriano vaticina que el último Antonino traerá una nueva edad de hierro. Averigua qué emperador es y por qué dice eso Adriano.

1. Annales Populi Romani © Agustín Ayuso. 2011-2012

30


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.