Page 1

.

Un chorro de conciencia Por: Rosy Dueñas Almanza Mientras unos la desperdician, otros la necesitan. Mientras las personas de zonas afectadas por la sequia caminan kilómetros para recoger pocos litros del vital liquido, tu solo tienes que abrir la llave. El párrafo anterior podría sonar a adivinanza, más no lo es, tal vez, suene tan repetitivo, que ni siquiera tengas ganas de prestarle un poco de atención. Sin embargo, es parte de la realidad ante la cual no podemos cerrar los ojos y hacer de cuenta que no existe. El problema no solamente es la escasez del agua, sino lo poco que hacemos para proponer soluciones ante la insuficiencia del agua. Existen diversas campañas promovidas por instituciones gubernamentales y organizaciones no gubernamentales algunas más elaboradas e impactantes que otras. Pero realmente la campaña que no existe es aquella que nos impulse a realizar simples acciones por salvaguardar los recursos hídricos: Realmente no hemos comprendido lo grave de esta problemática. La humanidad inventa miles de artefactos para facilitarnos la vida, o mejor dicho para resolvérnosla. Crea espectaculares edificios e invierte dinero, tiempo y esfuerzo en como destruir a nuestros semejantes. Pero aun no entiende el propio daño que se hace a sí mismo, al descuidar un recurso sin el cual, su propia existencia sería inconcebible. ¿Acaso tendría que pasar algo tan fatal para que nos demos cuenta de lo que estamos haciendo? Entonces, tendremos que empezar con uno mismo. Las pequeñas acciones cuentan, cada pequeño paso, por más simple que parezca, mientras seamos conscientes de que será para nuestro beneficio, es algo significativo, así como también pasar la voz entre nuestros cercanos, especialmente en los más pequeños, los niños, quienes poseen un mayor sentido de cuidado y un nivel conciencia, adoptarían una actitud de respeto al agua para que en un futuro no muy lejano, las siguientes generaciones entiendan el valor de este líquido.


Proyecto

Vital

promueve

la

conciencia

ambiental Por: Arnoldo Delgadillo Grajeda Es innegable el papel fundamental que la Facultad de Letras y Comunicación (Falcom) desarrolla en el Proyecto Vital, Agua liquido esencial para la vida que converge a instituciones educativas de México, Estados Unidos y Canadá en la búsqueda de jóvenes universitarios para convertirlos en agentes de cambio a través del desarrollo de proyectos en torno al recurso no renovable pero indispensable para la vida del planeta. En entrevista exclusiva para Andante, la doctora, Gloria Vergara Mendoza, directora de la Falcom, reconoció el impacto que tiene este proyecto para la sociedad colimense. «El impacto total todavía no lo podemos medir, pero con los alumnos que están involucrados y con algunos otros que han participado tanto en movilidad como en otras actividades en la facultad tiene que ver con la conciencia que se toma acerca de la problemáticas del agua» - y agregó- «todos hacemos uso del agua, entonces tenemos que crear conciencia y aportar, aunque sea pequeñas acciones, sobre las posibles soluciones». Para este año se espera cubrir las convocatorias que la Universidad de Colima tiene pendientes con las facultades pares de Estados Unidos y Puerto Rico y tres alumnos del plantel están aplicando para realizar su movilidad internacional como parte del Proyecto Vital. «Ahora tenemos una alumna que aplica para Canadá y para Estados Unidos hay otros dos alumnos preparándose para Iowa, podemos decir que estamos cumpliendo y para el próximo semestre hay alumnos de cuarto semestre que ya se están preparando para participar en la siguiente convocatoria para movilidad». Con base en la próxima conmemoración por el Día Mundial del Agua para el próximo 22 de marzo la maestra Gloria Vergara adelanta: «Vamos a


desarrollar, además de las publicaciones en Andante y en Destellos otras dos actividades importantes, las Jornadas del Agua que vamos a llevar a cabo en marzo y la página web sobre el agua que vamos a hacer para el proyecto con los enlaces correspondientes a la página que ya existe del proyecto general». Finalmente, Vergara Mendoza consideró que a la par de las acciones de separación de residuos emprendidas por la Sociedad de Alumnos de la Facultad que dirige sería importante desarrollar campañas de concientización sobre el uso y cuidado del agua. El Proyecto Vital terminará en el año 2012. Las autoridades universitarias están convencidas de que en este plazo cumplirá los objetivos

propuestos

inicialmente y señalan que es muy probable que a través de otro convenio de cooperación de nuestro país con Estados Unidos y Canadá se logré el apoyo de instituciones educativas y gubernamentales para implementar nuevos planes con miras al desarrollo sustentable y la adquisición de una nueva cultura ecológica por los jóvenes universitarios y la sociedad en general.


Roberto y Lucía investigan potabilización del agua y educación ambiental Por: Arnoldo Delgadillo Grajeda

Al iniciar cada semestre la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima, convoca a estudiantes de Periodismo y Comunicación a obtener una beca para participar en el Proyecto Vital: «Agua, liquido esencial de la vida», que consiste en llevar a cabo una movilidad académica en alguna universidad participante de Puerto Rico, Canadá o Estados Unidos, y realizar un proyecto de investigación en torno a la problemática del agua en estos lugares. El semestre del pasado 2010, Roberto Nicolás Hernández Ochoa y Lucia Araiza Garaygordóbil, estudiantes del sexto semestre de la Licenciatura en Comunicación realizaron una estancia durante 5 meses en el Kings College University ubicado en Halifax, Nova Scotia en Canadá. A su regreso, expresan tener una gran responsabilidad por continuar con sus proyectos en tierras colimenses. Sistema de potabilización del agua en Canadá, ¿esperanza para México? Al llegar al antes citado país norteamericano, Roberto Hernández Ochoa, se dio a la tarea de buscar posibles temáticas sobre las cuales establecer una línea de investigación. Posteriormente, decidió estudiar el sistema mediante el cual se logra que todos los canadienses tengan agua totalmente limpia y para uso humano en sus hogares. «Me interesó hacer un proyecto sobre el proceso que tiene la potabilización del agua en Canadá, ya que el agua sale lista para beberse de la llave, de forma que todas las personas tienen acceso a ella.»

Roberto confía que este sistema puede ser utilizado en nuestra nación con un poco de voluntad por parte del gobierno para invertir en infraestructura. «Es bastante viable y una buena opción implementar este sistema para que todas


las personas tengan agua potable en México, además de que los costos son prácticamente los mismos.» De forma concreta, el proceso utilizado en el país de la hoja de maple consiste en extraer el agua de los grandes lagos, aprovechando las ventajas hidrológicas que poseen, y procesarla en plantas especializadas mediante procesos químicos y físicos, los cuales varían de acuerdo a la estación del año en que se encuentren.

Este joven universitario, espera seguir trabajando sobre esta investigación, y en un futuro aspira a poder presentar un proyecto que permita implementar este tipo de estrategias en el estado de Colima, ya que no solo dotaría de este vital liquido a la totalidad de la población sino que generaría fuentes de empleo en las plantas potabilizadoras. La educación ambiental, solución antes del problema «Llegando a Canadá, es un poco difícil conocer los problemas que presentan por ser un lugar totalmente nuevo en todos los sentidos.» Señala Lucía Araiza y agrega que después de analizar las situaciones presentadas en torno al agua se dio cuenta de que lo que buscaba «no era un problema, sino una solución», por lo que avocó su investigación a la educación ambiental con niños y jóvenes. «Me acerqué a las escuelas primarias para empaparme sobre el tema, pero fue muy complicado encontrar alguien que me dejara accesar a los salones de clases. Curiosamente, por otros medios contacté a la profesora Heidi Verheul quien está desarrollando un proyecto piloto de nombre Wild Child Nature Immersion Program y ella me abrió las puertas para integrarme a su equipo trabajo.» Lucía apoyó esta actividad durante dos meses en dos escuelas diferentes. El objetivo del programa es brindar la educación a los niños utilizando las salidas de campo como estrategia para que conozcan más sobre el ambiente de forma directa y vivencial. «Además de terminar un video informativo que presentaré como evidencia del trabajo realizado, espero seguir en contacto con las chicas del proyecto ya que buscan fondos para continuar con él y pues actualmente estoy colaborando con


la fundación MABIO con el proyecto Cerro Grande y ahí mismo realizaré mi servicio social constitucional.» Lucía Araiza adaptará el Wild Child Nature Immersion Program para aplicarlo en México y con base a eso hacer una comparativa entre la curricula sobre educación ambiental que tienen México y Canadá. Para esta joven, Proyecto Vital le permitió concretar la orientación que desea dar a su carrera, con el ambientalismo como área de interés. Lucía y Roberto, constituyen un orgullo para la FALCOM y en general para toda la Universidad de Colima por la brillante labor realizada en su estancia académica y por las investigaciones que realizaron y que hoy por hoy dan muestra del interés y compromiso de los jóvenes por construir un mundo sostenible y con el agua como derecho universal.


Privatizar el agua, viola derechos humanos: Ángel Méndez Rivera Por: César Barrera Vázquez El catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Colima, y experto en materia de derecho ambiental, José Ángel Méndez Rivera, afirma que en Colima, así como en el país, a la población se le ha vendido la idea de que el agua proveniente de las tuberías no es potable, lo que legitima la privatización del líquido y se configura en una flagrante violación a los derechos humanos. En mesa redonda Agua y Urbanismo, organizada por la Facultad de Letras y Comunicación, dentro de las Jornadas del Agua 2011: el Agua y la Cultura, el abogado especificó: en México se calcula que se embotellan anualmente un aproximado de 22 mil millones de agua embotellada. «Pareciera un juego perverso de las embotelladoras, y la prueba es que somos el segundo país consumidor de agua embotellada después de Italia. Y evidentemente la privatización del agua es una violación a los derechos humanos». Explica el doctor en derecho ambiental: la privatización del agua impide tener un disfrute pleno de los derechos humanos, pues éstos se encuentran en manos de empresarios y por lo tanto ya no es un derecho humano sino un objeto de mercado. Explicó el maestro de derecho en el manejo del servicio del agua, que hay un mejor servicio en las colonias residenciales de la ciudad de Colima, mientras que en las colonias marginadas es escasa, y se comete una discriminación, los cual está vetado dentro de los puntos de la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA). «Si ustedes observan las grandes ciudades, en Colima también se nota, cómo el servicio del agua es mejor para las zonas residenciales. En automático ahí ya no es un derecho humano, porque a la gente de las zonas residenciales se les da un mejo servicio de agua y a las de las colonias marginadas no». Otros de los problemas que destaca la COMDA es la falta de participación ciudadana en los temas relacionados con los servicios del agua y que el control


no sea monopolizado por las grandes empresas cerveceras, refresqueras y de embotelladoras de agua, así como en las manos del gobierno». «Recordemos que el gobierno proviene de partidos políticos y éstos generan campañas para competir electoralmente y llevar a sus candidatos al gobierno, ¿quiénes creen ustedes que financian las campañas? Las empresas», señaló Ángeles Rivera a un grupo conformado por estudiantes de periodismo y comunicación. Indicó, una de las vías para solucionar esta clase de problemáticas es la organización civil para presionar a los gobernantes, y hacer una política pública, no una política de estado, pues son muy diferentes ya que la primera comprende el consenso de la participación ciudadana mientras que la segunda está determinada por las decisiones verticales de unos cuantos grupos en el poder. Méndez Rivera opinó: en México y en Colima debe constitucionalizarse el derecho al agua. En el país hay más de 11 millones de personas que carecen de agua potable, 24 millones no tienen alcantarillado, «y miles de personas mueren al año por enfermedades relacionadas con la mala calidad del agua». En ese sentido, agregó: una vez que se logre la constitucionalización del agua, se organizaran instrumentos para exigir políticas públicas las cuales permitan reglamentar los mecanismos legales para garantizar el derecho al agua. Asimismo, señaló que si se llegara implementar esta medida legal, se tendría un mejor control del agua por consumo, entre 50 y 100 litros, según los expertos; se estipularían estándares de calidad para que el agua fuera consumida y también los establecimientos donde se proporcionaría el agua se ubicarían en lugares de fácil acceso, sin discriminar clases sociales. «Y por último el hecho de acceder al agua no puede significar renunciar al consumo de otros bienes vitales. En tal caso el acceso al agua debe ser estrictamente gratuito. Esos serían los ejes en los que se montaría la constitucionalización del agua», finalizó.


Desechan estudiantes de UdeC más de 500 mil botellas de agua al día Por su parte, la coordinadora del Programa de Gestión Ambiental del Centro Universitario de Gestión Ambiental de la UdeC, María Angélica Rocha Zamora, especificó que de los 26 mil estudiantes universitarios que conforman la planta estudiantil, arrojan un total de 520 mil botellas de plástico, que en su gran mayoría no son recicladas. La experta en medio ambiente invita a los jóvenes universitarios para que «no sólo reflexionen en el ahorro económico que obtendrán al evitar comprar tantas botellas de agua, sino que al mismo tiempo impedirán acumular tanto plástico que en el mejor de los casos acaba en el relleno sanitario, porque bien podría terminar en las alcantarillas y calles, contaminando más aún nuestro entorno». Rocha Zamora, destacó que este año «En Colima el desafío urbano es más elevado, ya que en los más recientes informes de la Comisión Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Colima y Villa de Álvarez, mejor conocida como Ciapacov, destacan que precisamente estas dos ciudades del estado tienen de los más altos consumos de agua por habitante en todo México: 350 litros por persona». Las principales causas de derrochamiento de agua son por fugas en casa-habitación, por instalaciones obsoletas o inadecuadas, «pero esto no justifica el altísimo consumo de agua que se vive en Colima, explicó. Asimismo, enfatizó que las dos ciudades son provistas de agua por una sola fuente, el Cerro Grande, a cuyos habitantes no se les pega servicios ambientales por proveer de agua a los dos municipios. «Y de una manera irónica los habitantes de esta región ecológica viven con tan sólo el agua que llegan a captar en temporadas de lluvias, porque ellos ahí no tienen agua, nomás la proveen, pero no la tienen».Y recalcó que el desperdicio del agua se va agravando porque está asociado con el problema de la inversión de energía eléctrica para abastecer el servicio de agua potable.


En 2011, doce millones de mexicanos sin agua Por: Arnoldo Delgadillo Grajeda El agua es innegablemente elemento dominante de la composición del planeta tierra, liquido vital, indispensable para la vida. En los seres humanos representa el 70% del peso corporal, y es tan importante que si el cuerpo llega a perder el 20% de este líquido corre riesgo de morir. Es por todos conocidos que una persona debe de ingerir en promedio 2 litros de agua al día. Aquí comienza el negocio, la conversión de botellas plásticas en toneladas de basura y termina el derecho. El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales emitido por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, en sus artículos 11 y 12 señala: todos los seres humanos tienen el derecho a contar con agua suficiente, a precio asequible, físicamente accesible, segura y de calidad aceptable para usos personales y domésticos. Esta declaración fue emitida en noviembre de 2002 y marcó una pauta al dar el justo reconocimiento del agua como derecho humano fundamental. Algunos de los comentarios emitidos sobre los artículos mencionados señalan que «el derecho humano al agua es indispensable para llevar una vida dignina» e indico «es un prerrequisito para la realización de otros derechos humanos». En nuestro país no hay una legislación específica como la que debería de existir para salvaguardar este derecho, sólo el artículo 27 constitucional establece que las aguas son propiedad de la nación. 12 millones de mexicanos no tienen acceso al agua potable y otros tantos millones sufren por no recibirla de manera regular o de buena calidad. Es muy común hoy en día sufrir por que el suministro de agua no llega a nuestros hogares o que incluso sale sucia o demasiado clorada. El agua tiene que cumplir con 6 características para considerarse como segura: cobertura, cantidad, calidad, continuidad, costo y cultura hidráulica.


Suena utópico, pero resulta aun mas difícil de conseguir por dos factores, el gobierno

le apuesta a la privatización y la sociedad no hace nada para

preservarla y exigirla con las características ideales. El agua debe ser vista como un bien común y no como un recurso económico, la propia Ley de Aguas Nacionales sostiene «el agua es un bien de dominio público federal, vital, vulnerable y finito, con valor social, económico y ambiental». Hagamos valer el derecho, pero también aceptemos las responsabilidades: cuidar el vital líquido como el tesoro indispensable que es de todos y para todos.


Planta de aguas sanea 800 litros por segundo Por: Arnoldo Delgadillo Grajeda La planta tratadora de aguas residuales ubicada en la comunidad de los Limones, Colima, recibe todas las aguas negras de los hogares de la capital colimense y de la vecina ciudad de Villa de Álvarez con un flujo regular de 800 litros por segundo, con la posibilidad de recibir hasta 1440 litros en época de lluvias. La primera parte del proceso de saneamiento del vital líquido se conoce como pre tratamiento y el objetivo es retirar la mayor cantidad de residuos. Cuando el agua llega se pasa por cribas retenedoras de sólidos y posteriormente eliminan la arena del líquido. Después de retirar la mayor cantidad de basura, el agua llega a una represa que mediante tres boquillas llena otros tanques, uno por cada etapa del proceso biológico por el que el recurso hídrico pasa. La primera etapa es el BioP y tarda alrededor de dos horas en realizarse, en el lodo biológico que contiene microorganismos controlados se degradan la materia orgánica del agua aun contaminada. Posteriormente, el material en tratamiento es pasado al reactor biológico donde los microorganismos tienen condiciones controladas de temperatura, pH y aire. Durante 23 horas el agua se mantiene en esta etapa del proceso. El ultimo procedimiento al que se somete el liquido es pasarlo a un tanque llamado clarificador, donde los ya mencionados organismos pequeños forman floculos que tienden a sedimentarse, de esa manera liberar el agua de materia orgánica. El aire extrae los fóculos de lodo, envía una parte al BioP para continuar con su uso y otra al Digestor, donde son tratados antes de enviarse al residuo sanitario. Finalmente, el agua es inyectada durante 30 minutos con gas cloro en el proceso de cloración, y de esta forma se cumple la norma NOMS 001 que asegura la utilización del liquido no para consumo humano pero sí para riego. Después de este proceso, el agua es descargada en el Rio Colima, el cual


cause abajo permite a agricultores utilizar

el agua para regar campos de

diferentes cultivos. Diariamente se realizan monitoreos de la calidad y condiciones del agua después del proceso de limpieza y desinfección, pero un laboratorio externo una vez al mes realiza estudios para conocer todos los niveles de químicos y contaminantes que el líquido presenta. Israel García Blanco, operador de la planta, comenta que existe el riesgo para los más de 10 trabajadores de que alguna bacteria presente en el aire les provoque enfermedades, pero que se tienen actividades de salubridad y limpieza de forma constante, por ejemplo, son desparasitados tres veces al año. Esta planta tratadora de aguas residuales tiene tres años en funciones y el contrato que el Ciapacov tiene con la empresa privada que la maneja está establecido por 17 años más. Jóvenes de segundo semestre de periodismo de la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima coordinados por la maestra, Adriana Amezcua recorrieron el espacio de transformación del agua como parte de las actividades del plantel

Notas Andante de agua  

Notas Andante de agua Recopilación

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you