Page 1

Domingo 20 de noviembre de 2011

Henry Linárez enaltece al cuatro

La música nos une La música corre por las venas del estado Lara. Esta tierra crepuscular, merecedora del título capital musical de Venezuela, se ha convertido en una prodigiosa cuna de talentos, de indiscutibles artistas que hoy día gozan de una valiosísima proyección internacional. Para muestra un botón. Por un lado se encuentra el Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo, semillero por excelencia de la ciudad musical. Por otro lado se encuentra un caudal de músicos que en su periplo por el

mundo dejan el nombre del estado Lara y el país en el más alto pedestal, tal y como lo hace el reconocido cuatrista Henry Linárez, quien con cuatro en mano ha logrado el reconocimiento de la música venezolana en el exterior. El próximo martes, cuando se celebre el Día del Músico, Lara lo conmemorará con orgullo, reafirmando como siempre su cualidad de capital musical.

E3

Cuatros y más cuatros

Eustache y Báez

Notas decorativas

Sopla 39 velas

Comparten una pasión

Prendas para cada día

E2

E4

E6

CyanE1MagentaE1AmrilloE1NegroE1


E2

Domingo 20 de noviembre de 2011

Rodolfo Echegaray, director docente

En el conservatorio la música vive en movimiento

El universo total de la institución asciende a casi 3000 estudiantes. La plantilla docente la conforman más de 100 maestros Hablar del Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo es remitirse al semillero por excelencia de la ciudad musical. Su infraestructura moderna, situada en el este de la ciudad desde 1995, es referencia obligada para los músicos que desde diferentes partes del mundo se acercan para conocer el caudal del talento hecho en casa. Para el profesor Rodolfo Echegaray, director docente de la Fundación Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo, la institución es el punto de partida de todo el movimiento musical que hace vida en dicha entidad y que está compuesto por las diferentes orquestas pre infantiles, infantiles y juveniles, el conglomerado de coros y las diferentes agrupaciones que se forman en el seno del conservatorio y que son parte de todo un universo que el colectivo conoce como Sistema de Orquestas y Coros. El conservatorio es el núcleo y las orquestas las células. Allí el trabajo es recíproco y unificado. "Todos nos damos la mano. El conservatorio es la parte formal de la educación académica en la que todos los estudiantes ven sus materias mediante un pensum de estudio organizado. Actualmente atendemos a más de 1500 alumnos formalmente inscritos". No obstante, resaltó Echegaray, el universo total de estudiantes se aproxima a los 3000 alumnos, contando a aquellas personas que aun cuando no están recibiendo clases formales, se inician dentro de alguna orquesta o coro. Allí, agregó, también entran los alumnos de los diferentes programas, entre ellos el de Educación Especial y los Cursos de Extensión. En cuanto al personal docente que

De interés Constantemente el conservatorio recibe a delegaciones de músicos que vienen desde otras latitudes para conocer el éxito del Sistema de Orquestas e intercambiar conocimientos Diferentes alumnos de la institución se encuentran fuera del país gracias a las becas de estudios que ofrecen los conservatorios extranjeros. La Fundación Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo espera por la culminación de la sala de ensayo, la cual beneficiaría a 300 alumnos, el auditorio para recitales y la construcción de aulas y cubículos de estudio. Otros de los proyectos que los músicos esperan que se materialice cuanto antes es el Centro de Acción Social por la Música. LQM

labora en el conservatorio mencionó que la institución cuenta con profesionales de alta factura, egresados del pedagógico u otros conservatorios del país. "La mayoría de ellos surgieron del mismo seno del conservatorio. Son alumnos que progresaron y se profesionalizaron, esto les permite encargarse de las diferentes cátedras". Aseguró que los diferentes profesores de instrumentos del conservatorio son excelentes músicos y profesionales, por ello, son los más solicitados a escala nacional e internacional para impartir cursos, talleres, clases magistrales, conferencias y seminarios. "Si de algo tiene que enorgullecerse la ciudad musical, es de la calidad del personal que labora en la institución, es altamente profesional. Por algo es el conservatorio de mayor prestigio luego del Simón Bolívar que funciona en Caracas". La población estudiantil del conser-

vatorio se pasea a su ingreso por un preparatorio. Más tarde, se forman dentro de lo que se conoce como Lenguaje Musical, Armonía, Historia Universal y Latinoamericana, Estética, Contrapunto, Composición, entre otras, todas acompañadas de la formación instrumental, desde el nivel iniciación hasta el concierto de grado que tiene lugar tras ocho o diez años de estudio. "La educación que se imparte en esta institución está avalada por el Ministerio de Educación. Nuestros egresados son aceptados en cualquier conservatorio del país, solamente con presentar sus notas certificadas". Más de cien docentes conforman la plantilla de académicos del conservatorio, además del personal directivo y los maestros de los diferentes programas de extensión. "Todos somos músicos. Estamos completamente empapados de la forma en que se debe llevar a cabo

la labor formativa y académica. Esa disposición nos permite ejercer labores de carácter administrativo. Ese ha sido uno de los éxitos del conservatorio, quienes estamos dirigiendo conocemos el mundo musical y sus detalles”, dijo Echegaray. Los músicos de la Sinfónica de Lara son los profesores de los alumnos que componen al resto de las orquestas y coros. "Dentro del mismo edificio convivimos las orquestas, los coros, la Compañía de Ópera de Occidente, los alumnos del programa de Educación Especial y los estudiantes de los Cursos de Extensión, como un todo, como una gran familia que se da la mano a diario".

Música, carrera universitaria

En otro orden de ideas el docente manifestó que cada municipio cuenta con un núcleo que traba-

ja de la mano con la Fundación Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo. "Nuestros estudiantes al contar con determinado nivel se convierten en monitores. En los núcleos, además de existir personal altamente calificado, hay monitores que se encargan de transmitirle a las generaciones de relevo todos esos conocimientos que poseen y que tienen sus cimientos en el conservatorio". Indicó que en los núcleos se trabaja con un pensum de estudio bastante similar al del conservatorio, a fin de que los estudiantes puedan formalizar sus estudios sin ningún problema, ya sea en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL-IPB) o en cualquier conservatorio de música. "La música se ha convertido en una carrera universitaria, por ello nuestra in-

tención de que todos los alumnos del sistema cuenten con la preparación idónea". Es de mencionar que el conservatorio mantiene importantes convenios con las universidades, tanto públicas como privadas. Uno de ellos que es el que mantienen con la Universidad de las Artes de París. "El conservatorio atiende a personas de todos los estados vecinos. Esta es una institución de tradición y es una de las más organizadas a nivel académico, nuestro pensum de estudio está orientado hacia la educación superior pues nuestra meta es que algún día nos convirtamos en un instituto que pueda egresar sus propios profesionales, no a través de los convenios, sino como parte de nuestra identidad, es nuestra meta, nuestra prioridad y no está lejos". Lorena Quintanilla Muñoz Foto: Archivo

Amado López

En Cuatros y más cuatros trabajamos con la ilusión del primer día

En el Día del Músico, a celebrarse el próximo 22 de noviembre, es oportuno hacer mención a la academia Cuatros y más cuatros, la cual, además de estar celebrando 39 años de su fundación, efectuó el día de ayer un regio concierto en el auditorio Raúl Azparren de la Unexpo. El festín musical paseó a los concurrentes por diversos géneros musicales, desde el merengue venezolano, pasando por el pop y la bossa nova hasta la balada, el valse y el rock. La constancia le ha permitido a Cuatros más cuatros alcanzar un merecido prestigio en el ámbito musical. Sin embargo, para Amado López, uno de los fundadores de la academia, el sitial de honor, es el que ocupa la institución en el corazón de la colectividad. Cuatros y más cuatros, recordó López, dio su primer concierto el 15 de noviembre de 1972 en el teatro del Colegio de Médicos, era nuestro primer concierto, la primera vez frente al público. "39 años se dicen fácil, pero son toda una vida. Hoy día, Cuatros y más cuatros es toda una institución al principio iba de

casa en casa dando clases particulares, trabajaba catorce horas diarias", comentó López. El primer LP que realizó Cuatros y más cuatros lo grabaron en el estudio de Amílcar Segura. Veinte cuatristas formaron parte de esa primera producción discográfica. "Los integrantes de Cuatros y más cuatros llegaron a ser cien, sin embargo, por razones de logística, redujimos el número de personas a 17 o 20 aunque nuestros conciertos son gratuitos, 100 personas implicaba una gran movilización de personal y equipos, sin contar el refrigerio", explicó Amado López entre risas. Con el paso del tiempo, dijo López, dentro de Cuatros y más cuatros se formó el grupo de Los novatos, se trata de la agrupación antesala, tiene veinte años. ¿Cómo se mantiene la institución vigente? Permanecer en el tiempo no es fácil, hay que evolucionar, sobre todo cuando el cuatro ha ido perdiendo espacio. Empezamos con la enseñanza autodidacta, el cuatro se enseñaba de memoria, luego incor-

Directorio

Director: Juan Manuel Carmona Coordinadores/Concepto: Rosmir Sivira Coreen Villalobos Mundo Juan Diego Vílchez Valbuena

Gerente de Producción y Mercadeo: Gisela Carmona Diseño y diagramación: Junior Catarí Gerente de Ventas: Susana Giménez

poramos la partitura y actualmente trabajamos de la mano con la tecnología, utilizamos las computadoras, por eso nos mantenemos en el tiempo ¿Por qué el cuatro ha perdido espacio? Porque la guitarra ha ganado terreno y un poco también debido a la indolencia de las autoridades en cuanto a realizar actividades de corte tradicional, se necesitan más eventos que se identifiquen con nuestras costumbres; no obstante, Cuatros y más cuatros ha sabido sortear estas dificultades mediante la constancia, somos profetas en nuestra tierra gracias al apoyo de los medios y de otras instituciones culturales. ¿Cuál ha sido la filosofía del éxito de la academia? Que trabajamos con la misma ilusión del primer día. Enseñamos con conocimiento pero sobre todo con honestidad, con mística y perseverancia. El éxito nuestro depende de la paciencia que tengan los padres. Nos damos a la tarea de enseñar a como dé lugar. ¿Cuál ha sido la satisfacción más grande para Cuatros y más cuatros? Cuando cumplimos 15 años y nos fusionamos con la Orquesta Sinfónica de Lara a partir de allí surgieron diferentes ensambles. También cuando ofrecimos un concierto en homenaje al maestro Rodrigo Riera en Táchira. Formar a centenares de músicos es por supuesto nuestra mayor satisfacción. ¿Su mayor ganancia? Que formamos gente de bien, gente útil. Cuatros y más cuatros ha formado más seres humanos que músicos. La música despierta en hombres y mujeres la sensibilidad, los hace más sociables. Lorena Quintanilla Muñoz Foto: Archivo Tratamiento digital de imágenes: José Castañeda Si desea hacer consultas, comentarios y sugerencias, escríbanos. puntoy@elimpulso.com

CYAN E2 MAGENTA E2 AMARILLO E2 E2


E3

Domingo 20 de noviembre de 2011

Henry Linárez

” es al ic us m s ta no en a ab in m ca ño ni de “Des

El cuatrista larense cuenta cómo fue que se convirtió en músico popular, sus sueños, canciones y el secreto de haber logrado la internacionalización, de la mano de su inseparable instrumento venezolano

“La música es una de las palabras que enamoran al ser humano (…) es como cuando pasa frente a ti esa mujer que te cautiva y te quedas sin palabras, por eso, cuando me preguntan qué es la música, no tengo palabras y prefiero tocarla, porque con mis manos, al tocar el cuatro, puedo expresar lo que significa este arte para mí”. Así, con hablar pausado, se expresa el cuatrista larense Henry Linárez, en ocasión del Día del músico, que se celebrará este martes 22 de noviembre. Por ello, en esta edición, reincidiremos en esta palabra que acompaña los sueños de aquellos seres humanos que disfrutan sus días junto a hermosas melodías, curando males y despertando emociones. Se nace músico, sí, de eso está seguro este ejemplar joven que conoció las más diversas expresiones de la música venezolana, de la mano de su padre, cuando era muy pequeño. “Me inculcaron la música desde que estaba en la barriga de mi mamá (…) mi papá me tocaba y me cantaba desde chiquitico, con ese poco de compadres que lograron formarme desde el punto de vista cultural”, cuenta Henry Linárez, mientras recorre su vida, sonriente y orgulloso de ser uno de los talentos que se acercaron al género popular, aun cuando todavía le preguntan por qué no eligió la música académica, un piano, un trombón o una orquesta sinfónica. Y justamente así comenzó, con clases de piano y guitarra en el Conservatorio Musical Vicente Emilio Sojo, pero a los ocho años de edad se fue a Caracas, a acercarse aún más a la cultura, de la mano del maestro Simón Díaz. Participó en Festichamo, grababa cuñas, hasta que admitió que le gustaba lo tradicional y que eso se aprendía en la calle. Entonces, decidió lanzarse a la aventura, tocar en locales nocturnos, acompañar a grandes artistas y descubrirse en medio de una evolución que lo ha llevado a ser uno de los músicos más prolíficos, no sólo del estado Lara, sino de esa Venezuela que proyecta a sus talentos más allá de las fronteras, en medio de un huracán de sonidos que conquistan los oídos de los extranjeros que se estremecen al escuchar las creaciones populares que se dejan acompañar del tricolor nacional y sus ocho estrellas. -Músico desde niño... -Sí, claro. Todo eso me lo enseñó mi padre, todo lo que aprendía era con música, todo lo que yo caminaba era un compás, daba pasos en corchea, en notas musicales (...) en mi casa siempre había una parranda y de allí aprendí cómo es que puede hacerse escuchar el sonido del tambor

venezolano, pero con el cuatro, un instrumento que ha tomado un auge enorme y hoy se incluye en una gran cantidad de géneros. -¿Cree que en los últimos años, la juventud se ha acercado a la música popular? - Mira, sí. Es que hay muchos músicos jóvenes haciendo música tradicional venezolana y eso hace que los chamos se sientan identificados, cuando un niño ve a un joven haciendo música venezolana, le provoca (…) yo tengo amigos que me siguen desde chamos y van a mis conciertos, entonces es interesante cuando logras esa comunión

entre música, diversión y el “compinchismo” del venezolano.

Entre composiciones

Henry Linárez grabó su primer disco en el año 2002. ‘Entre querubines’ fue la producción que grabó con todos los invitados que quiso. Parte de su familia y el flautista Manuel Rojas se involucraron tanto como el cantante de mariachi Juan Carlos Alvarado, quien fue invitado a grabar una tonada venezolana. En el 2007, ‘Un cuatrico en navidad’ se llenó de infancia y sentido social al contar con el coro infantil Juan Tamayo Rodríguez, con un grupo de niños que participaron en dos canciones, acercándose por primera vez a un estudio de grabación. Dicha producción ha tenido gran éxito en Europa y Estados Unidos, con más de cuatro mil copias vendidas. Ahora, se alista para presentar ‘Bendiciones’, un nuevo disco

que pese a haberse estrenado ya en Europa, llegará al mercado venezolano el próximo mes de enero, como un homenaje a su padre. “Decidí dedicarle este trabajo a mi padre, porque toda mi formación musical se la debo a él, el dinero no alcanzaría para honrar a mis padres (...) incluso, decidí que la fotografía del disco se hiciera en El Eneal, municipio Crespo, porque allí están las raíces de papá”, dice. Músicos como Agelvis Sánchez, Gonzalo Teppa, Everth Rodríguez, Juan Ernesto Laya, Manuel Rangel, Oswaldo Álvarez, Evelio Torres, Narciso Díaz y Yonder Rodríguez, participan en este trabajo musical que promete estremecer al escuchar un ‘Seis por derecho’, un ‘Pajarillo’, y también a las voces de la agrupación Santoral en las ‘Madrugadas larenses’. Así suena… -¿Qué música se escucha en la casa de Henry Linárez? -Ahora suena mucha gaita, mucha música popular de diferentes regiones del país (…) en mi casa se oye todo lo que yo toco o voy a tocar, entonces, por estos días, estoy escuchando música canaria, ya que haré un trabajo para ese público y sus tradiciones. -Las puertas del mercado internacional se abrieron, ¿cuál cree que ha sido la fórmula de su éxito en el exterior? -Yo me preocupo porque el instrumento suene realmente a cuatro venezolano, porque hay gente que hace cosas extraordinarias, pero necesitamos que suene como es para que se conozcan las raíces de nuestro país, porque si expones el cuatro como algo muy internacional, perdemos el sabor criollo de Venezuela que tanto le gusta a ese extranjero que se estremece al escuchar un joropo y, aunque no lo bailen, intenten el “zapateao” nuestro. -Sus destinos más frecuentes:

España y Estados Unidos, ¿cuánto tiempo pasa fuera de casa? -Antes podía pasar hasta la mitad del año fuera, pero después de casarme trato de no estar más de cuatro meses fuera de casa (entre ir y venir), consciente de que tengo una responsabilidad con mi hogar (...) a veces cuadro las vacaciones de mi esposa para que pueda venir conmigo. -Entre los escenarios del mundo, ¿en cuál sueña presentarse? -En el Madison Square Garden. Yo sé que eso viene en el nombre de Dios (...) siempre que voy a Nueva York paso por allí, lo piso, veo a Shakira y a Marc Anthony en la cartelera y digo “algún día voy a tocar aquí”. -Si tuviera que ponerle una canción a la banda sonora de su vida, ¿cuál sería? -Creo que todavía no la he compuesto, aunque cada una de mis canciones las identifico con un cambiar de mi vida, cada tema representa algo importante, anecdótico o sublime de mi vida. -¿A qué músicos larenses admira? -A Manuel Rojas y Agelvis Sánchez porque hacer música con ellos es disfrutarla con transparencia (...) también admiro

Cinco músicos para escuchar Henry Linárez recomienda: -Reinaldo Álvarez, sus discos de los años 90 -Ilan Chester y sus cancioneros venezolanos -El Pollo Brito, con su innovación que no debe llamarse neofolklore, tal género no existe - Aldemaro Romero y su onda nueva - El Gran Coquivacoa, porque la gaita es necesaria en cualquier hogar de Venezuela AA

el trabajo de Aquiles Machado y lo que hacen los músicos investigados de Lara, además de los percusionistas, conozco una gran cantidad de ellos que no podría nombrar, pero que se han dedicado, incluso, a fabricar sus propios instrumentos. Alba Arráez Fotos: Angélica Florez

CYAN E3 MAGENTA E3 AMARILLO E3 E3


E4

Domingo 20 de noviembre de 2011

Venezolanos que cautivan

Sonidos innovadores que surcan fronteras La creatividad ha sido la premisa de Pedro Eustache y Aquiles Báez. Ambos instrumentistas venezolanos han sido pioneros de las artes sonoras dentro y fuera de las fronteras. El primero ejecuta aerófonos, y el segundo es un exponente de los ritmos nacionales en la esfera global

Aquiles Báez, historia viva de la música Aquiles Báez es denominado como la historia viva de la música en Venezuela. Apasionado y con un sueño: el de exportar los ritmos tradicionales, se ha ganado los aplausos de exigentes audiencias en diferentes naciones. Este ejecutante de las cuerdas latinoamericanas, catalogado por el maestro Alirio Díaz como “la nueva guitarra de Venezuela”, ha desarrollado un estilo innovador, fuera de lo convencional y sin etiquetas. Al acariciar las cuerdas de “la mujer”, como él de forma jocosa la denomina, se pasea por diversos géneros y con tan sólo una guitarra puede llegar a ejecutar los tambores y el arpa. Los sonidos de la guitarra, al ser ejecutada por Aquiles Báez se La música ha emprendido viajes extraordinarios desde la aparición de la humanidad, los nómadas y ciudadanos del mundo llevaron en su equipaje la ciencia de los sonidos que desde hace milenios ha deleitado los sentidos de los individuos. Las líricas y sentidas melodías han sido el medio de expresión de hombres y mujeres, que encuentran en la sonoridad una ventana y nueva forma de comunicación.

transforman en cualquier otro instrumento, influenciado con la música venezolana, el estilo que viaja junto a este exponente amante de la música y que contrasta el aprendizaje de la academia con la música popular. Siempre conserva los ritmos tradicionales de su tierra natal y además fusiona otros estilos que demuestran su versatilidad en la escena. Las composiciones de Aquiles Báez han dado la vuelta al mundo y con su ejecución ha cautivado al público. Él, con una Godin electroacústica o una guitarra acústica, resulta cada vez más innovador. Báez, tiene como premisa la autenticidad cuando de pulsar las cuerdas y de hacer música se trata. LG

Cada tonalidad peculiar durante esos recorridos adquirió nuevos elementos y se fusionó con ritmos de otras culturas, dando como resultado la música característica de cada territorio. Por esto y más la música es conocida como el lenguaje universal, que traspasa las fronteras de cualquier otro idioma y no pierde vigencia, más bien a través de los años, adquiere mayor importancia. La música representa unión,

majestuosidad e inclusive eleva el espíritu. Dicha manifestación artística tiene la capacidad de alterar las emociones, y es por medio de los instrumentos que se construyen las melodías que se adentran en el ser. La música, al igual que todos los factores que rodean al hombre, se ha transformado. Para el siglo X apareció el pentagrama, fue el monje italiano Guido d’Arezzo quien introdujo la escritura musical y puso nombre a las notas musicales: do re - mi - fa- sol - la – si, basado en las primeras letras del alfabeto latín. Posteriormente, se añadieron nuevos elementos al arte de la melodía, la fuerza y los ritmos, que se traduce en pasión para el que se adentra en ella. Además de la música, la creación y transformación de instrumentos también es un arte, luthiers e inventores han desarrollado piezas únicas, que contemplan y acompañan clásicos de la manifestación mundial ovacionada por los que disfrutan de los espectáculos sonoros.

Pedro Eustache, genio de la invención Pedro Eustache, asesorado por maestros de la acústica, y ejecutante de más de seiscientos aerófonos del mundo, ha creado y modificado un centenar de instrumentos. Algunos de ellos son: -Bansuri “REY”: una flauta de bambú originaria de la India en seis tonalidades diferentes. -RaKlba: cercano a la flauta trasversa y similar a algunas de sus invenciones. -Oryxófono: conocido como Cachofón, un saxofón simple hecho con un cacho de Oryx, un antílope africano. - Ocarina bajo: Lo elaboró Pedro Eustache con un florero y su sono-

Venezuela es cuna de virtuosos de la música, y es que exponentes de esta nación, aclamada en importantes urbes, han ido más allá y se han encargado de introducir nuevos ritmos e instrumentos a sus piezas, o también, han ideado nuevos elementos, que los acompañan en cada paso de su carrera como ejecutantes. No sólo el cuatro, la bandola o el arpa llanera han sido invenciones de este pueblo tricolor que tiene como resultado la unión de diversas culturas, otros exponentes nacidos en el país, más allá de las fronteras,

ridad sorprende en el film taquillero Piratas del Caribe 3. -Ocarina de huevo de avestruz: esta peculiaridad del artista venezolano que triunfa en otras latitudes fuera de Venezuela irrumpe en dos películas Tierra de Osos y la más reciente entrega del Planeta de los Simios. -Kenacho “REY”: es una kena andina con sonidos graves. Dicho instrumento lo utilizó Eustache en la película Indiana Jones 4. -Ney Persa bajo “REY”: aerófono ejecutado con técnica interdental. -Duduk “REY”: instrumento tradicional armenio. LG

han cautivado a la audiencia con su genialidad musical. Así es, la ejecución instrumental y dirección sinfónica no es lo único que sorprende cuando el nombre de Venezuela retumba en otras naciones, puesto que grandes del referido arte diseñan y enaltecen la ciencia rítmica. Pedro Eustache y Aquiles Báez son el mejor ejemplo de ello, ambos han sido pioneros, cada quien a su estilo, en las artes sonoras dentro y fuera de territorio nacional. Liz Gascón Fotos: Cortesía Pedro Eustache / Archivo

CYAN E4 MAGENTA E4 AMARILLO E4 E4


E5

Domingo 20 de noviembre de 2011

Jaime Domínguez y María Alejandra Rodríguez

Mirla de Montero, Digna Sierralta, Mercedes de Montes de Oca e Ingrid Estrella

Isabel Durán de Montero y Omar Montero

Sabores de Lara

Noche benéfica Jaime Domínguez y María Alejandra Rodríguez fueron los organizadores de la primera cena a beneficio de la Fundación La Misericordia de Jesús, en las instalaciones del Domito del Country Club, donde asistieron más de cien personas para colaborar con tan hermosa causa. El chef invitado de la noche fue Juan Alonso Molina, él con sus manos preparó los más exquisitos platos que deleitaron los paladares de los presentes. También, contaron con la participación de agrupaciones del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, quienes aportaron su talento para contribuir con el bienestar de los más necesitados. Carolina Pinzón Musso Fotos: Dedwison Álvarez Clarita de Sastre y Mariano Sastre

Padre José Pedro Campos, Hermano Dowglas Rufino, Padre Luis Vargas, María Alejandra Rodríguez, Juan Carlos Quintero y Emmanuel Ortiz

Sandra de Graterón y Nuri de Aristiguieta

Dafne Guerrero de Vivas y Mana Guerrero

César González, María Gabriela Adrián, Patricia Caballero de Castillo y Miguel Castillo

Daniela Garrido, Raquel Viera, José Garrido y Laura González

Niriaska Perozo, Jaime Domínguez, Marvis de Viena y Marielena de Márquez

Carlos Pérez, Ileana de Pérez, Carolina Caballero de Rodríguez y Juan José Rodríguez

Coromoto Valdez, María Pérez Díaz y Sara de Méndez

Gloria Jiménez, Carmenza de Rojas, Lina de Pérez, Alexia de Patiño y Lieta de Pasin

CYAN E5 MAGENTA E5 AMARILLO E5 E5


E6

Domingo 20 de noviembre de 2011

Melodías hechas accesorios

Dio, diseños únicos para amantes de la música Bajo la premisa de la innovación, Diomar Ramírez, con el apoyo y las ideas de su esposo e hijos, elabora diseños únicos para los apasionados por las artes sonoras. Sin limitaciones a la hora de crear, y con la asesoría de su familia, realiza espectaculares accesorios con los que se identifican los músicos

Las notas melódicas se convierten en el accesorio perfecto para quienes están inmersos en el lenguaje universal. Dio, una propuesta de diseños únicos y elaborados por una familia de virtuosos de las artes sonoras, ofrece una gama de piezas para “consentir” a los que de alguna manera tienen una conexión especial con los ritmos que mueven y alegran al mundo. Hace poco menos de un año, Diomar Ramírez, formadora de niños especiales en el Ensamble de Campanas de Mano de Palavecino, comenzó con una idea que en muy poco tiempo cobró auge en el medio en el que ella, junto a su esposo Emilio y sus hijos Alejandro y Fabiana, se desenvuelven día a día. Si hay algo que esta familia tiene en común, además del nexo genético, es su pasión por la música y la creación de piezas, otra afición que los une aún más. Diomar Ramírez se inició con bisutería, la base de cada pieza podría ser muy variada, tanto en colores, texturas, dimensiones y el concepto, pero luego de convertirlo en negocio se centró en la exclusividad para el músico

en todos los sentidos. Ahora, la familia se dedica en ofrecer a los seguidores de la sonoridad artículos de diseño de interiores y accesorios para instrumentos personalizados. Son tan útiles las piezas de Dio, que hay para cada espacio y ocasión, ya que el músico puede llevar consigo cada diseño al hogar, el conservatorio, el estudio o las orquestas. El negocio musical incorpora elementos que pueden ser llevados antes o después de las presentaciones. De hecho, muchos integrantes del Conservatorio Vicente Emilio Sojo, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Palavecino, el Ensamble de Campanas de Mano de Palavecino y otras academias musicales cuentan con una prenda de Dio. Esta familia puede personalizar las áreas y el entorno de ejecutantes, aficionados, pero eso sí apasionados por completo por las notas melódicas. Prendas duraderas, de calidad, coloridas,

serias o al estilo del portador se pueden encontrar en el portafolio de Dio.

Prendas de una pasión

Para sentirse tomados en cuenta, Diomar Ramírez, fundadora de Dio, elaboró prendas musicales para su uso personal, pero esos diseños no se quedaron allí. Los entusiastas ejecutantes de instrumentos y amantes de las melodías solicitaron piezas para

sentirse a gusto. De acuerdo con los creadores de este concepto único en su estilo “el músico es aquel que se apasiona por ella, no sólo el intérprete de aquel instrumento”, por lo que esa es la plaza donde ofertan sus productos, hechos con cariño y por amor a los ritmos del lenguaje universal, que cruza fronteras, trasciende en el tiempo y lleva más que un mensaje, un nexo.

Cada diseño “va directamente relacionado con la personalidad y el gusto del cliente porque es una propuesta donde quien lo va a lucir se siente muy identificado con la pieza”, expresó Diomar Ramírez. A través de dibujos, bosquejos computarizados y lluvias de ideas, los creativos del negocio familiar Dio se plantean accesorios muy particulares, coloridos, casuales, clásicos, poco convencionales, elegantes, nacionalistas, pero siempre bajo una premisa, la de la originalidad y de esa manera adaptarse a las preferencias de cada quien. “Eso es una forma de alimentarle el espíritu a esa gente que ama a la música, que es sensible, maravillosa y tienen una forma de ver la vida de manera muy especial”, comentó Diomar Ramírez. Dio es arte en movimiento, “así como un cuadro es una obra única, esto es creado para el músico. Los integrantes del Sistema pueden partir de su país con una hermosa pieza que lleva los colores y la bandera venezolana. Cuando se van con su tierra, con su energía, con su pasión, entonces es la necesidad de poder identificar al músico de una forma emocional, porque el músico es así”, puntualizó.

Liz Gascón Fotos: Simón Alberto Orellana

CYAN E6 MAGENTA E6 AMARILLO E6 E6

Henry Linárez - Punto y Aparte - 20/11/2011  

Cuerpo de circulación semanal del Diario El Impulso. Destinado a un lector ávido de información fresca. Farándula, espectáculos, modas y su...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you