Page 6

6 |Q

| LIMA, del 14 al 20 de junio del 2010

campus saludable PODA DE ÁRBOLES

Aquel

arbolito Si te sorprendes cuando ves que uno de los árboles en el campus ha desaparecido, conoce las razones por las que Intendencia de Campus lo hace.

C

omo todo ser vivo, la existencia de un árbol está sujeta a un ciclo natural. Por más que podamos encariñarnos con él por la sombra que produce o porque hemos experimentado bajo sus ramas un momento agradable, este inexorablemente envejece y, a la postre, fallece. Según Javier Salazar, coordinador de Mantenimiento de Jardines de la Intendencia de Campus, se puede conservar un árbol por su valor sentimental o histórico, pero no es recomendable hacerlo por una cuestión de funcionalidad y para prevenir accidentes. En el proceso de envejecimiento, las ramas que caen pueden dañar a quienes se encuentren a su alrededor. Este es el motivo por el cual ocasionalmente se podan los árboles o incluso, en ocasiones, deben ser retirados. Por supuesto, esta decisión no se toma de manera arbitraria: especialistas evalúan

Un árbol viejo es vulnerable al ataque de

Mientras que en el campo un árbol puede llegar a vivir de 200 a 2 mil años, en la ciudad, por impacto del hombre, se le considera viejo cuando cumple alrededor de cuatro décadas.

Hay árboles que tienen madera blanda y pueden perder sus ramas.

hongos y no se le puede curar. Si se con-

trola el avance de la enfermedad con medios químicos que contaminan el medio ambiente, este se vuelve venenoso para todo aquello que se relaciona con él.

Puede podarse de forma radical para evitar que caiga, pero dicha medida limita su utilidad (brindar sombra). Su capacidad de amortiguar la concentración de dióxido de carbono en el ambiente disminuye con el tiempo.

También se le extrae si está plantado en un lugar en el que se planea construir alguna edificación. Luego se le reubica.

la salud de un árbol antes de intervenir. “La evaluación se efectúa en base a la observación”, explica Salazar, ingeniero forestal. En el caso de que el retiro del árbol sea polémico –asegura– “sacarlo o no es una decisión de la Comisión de Jardines de la Católica”. Pero, ¿cuáles son las razones exactas que pueden llevar a tomar tal elección? Lee los siguientes puntos y despeja todas tus dudas al respecto.

Sabías que… El último censo de árboles en nuestra Universidad se llevó a cabo en el 2005 y arrojó un resultado de 3,300. Se calcula que actualmente hay 4 mil. Intendencia de Campus reemplaza cada árbol que retira del campus por uno más joven. En algunos casos hasta cuadruplica su número.

Suplemento Q  

Suplemento de la Pontifica Universidad Católica del Perú

Suplemento Q  

Suplemento de la Pontifica Universidad Católica del Perú

Advertisement