Page 50

Carta IX

Furuborg, Jonsered, en Suecia 4 de noviembre de 1904 Mi querido señor Kappus: Todo este tiempo en que usted no ha recibido ninguna carta mía, he estado de viaje o tan ocupado que no le he podido escribir. Incluso hoy me resulta difícil hacerlo, porque he tenido que redactar muchas cartas y mi mano está cansada. Si pudiera dictar, le diría muchas cosas, pero como no es así, tome, se lo ruego, estas pocas palabras como si fueran una larga carta. Suelo pensar en usted, querido señor Kappus, con tan concentrados deseos que, de alguna forma, estoy convencido de que, así, lo puedo ayudar. En cambio, que mis cartas, en verdad, puedan servirle de ayuda… lo dudo muchas veces. No me diga: “sí, me ayudan”. Tómelas con sencillez y sin excesivo agradecimiento y esperemos lo que quiera venir. Quizás no sea provechoso que ahora trate con pormenor sus palabras, pues, ¿qué le podría decir sobre

5 0

Cartas a un joven poeta (1903). Rainer Maria Rilke  

Epistolario.

Advertisement