__MAIN_TEXT__

Page 1

La Revista del Sur| Año 04 | #37 - Noviembre de 2020

Mujeres coraje Tres millones de mujeres viven en zonas rurales y son marginadas. Cinco cusqueñas lograron que se prohíba la difusión de La Paisana Jacinta.


2 / Editorial

La última.

Editorial Golpe contra los derechos El 2 de agosto del 2019, el Ejecutivo envió al Congreso el pedido de aprobación del Acuerdo de Escazú, un pacto entre los países de la región para impulsar un instrumento para la protección ambiental desde un enfoque de derechos humanos. El Perú suscribió en setiembre del 2018 este convenio denominado oficialmente “Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe”. La Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso desaprobó y archivó su ratificación por el Ejecutivo. Un golpe contra el propósito de mejorar los instrumentos de protección de los derechos humanos y los defensores. El Acuerdo de Escazú busca proteger los derechos de acceso a la información, la participación pública y a la justicia en materia ambiental. Con ese fin fija estándares mínimos para el ejercicio de los derechos de acceso a la información, participación y justicia ambiental, y en la gestión de recursos naturales. Pese a su importancia, con 9 votos a favor y 3 votos en contra la posibilidad de firmar el acuerdo se archivó. Los enemigos de mejorar la defensa de derechos fueron los partidos Alianza Para el Progreso (APP), Unión por el Perú (UPP), Fuerza Popular, Somos Perú, Acción Popular (AP), Podemos Perú y Frepap. El rechazo se dio pese a un abrumador apoyo de otras instituciones del Estado Peruano como la Cancillería peruana, el Gabinete Ministerial, el Poder Judicial, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público.

Nota al cierre de edición

Banquillo de los acusados espera a Martín Vizcarra Las coimas vuelven a poner bajo la lupa a un presidente de la República. Las versiones de aspirantes a testigos protegidos ponen en tela de juicio la honestidad del presidente en ejercicio Martín Vizcarra Cornejo. Los candidatos a colaboradores acusan a Vizcarra de recibir al menos 1.3 millones de soles en coimas para favorecer a las empresas Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. (ICCGSA) e Incot en la adjudicación de obras públicas cuando era gobernador de la región Moquegua en el periodo 2011-2014. Entre los tres testigos se encuentra un ex ministro del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y muy próximo a Vizcarra, quien habría declarado que el mandatario recibió pagos para facilitar la concesión de la construcción del hospital de Moquegua.

La colaboración con la justicia es una figura legal que se aplica a personas que confiesan delitos y que deben aportar información veraz y relevante a cambio de beneficios legales. Esos pagos, según los aspirantes a colaborador, se hicieron en diversas ocasiones, en efectivo, e incluso cuando Vizcarra ya ejercía como vicepresidente y ministro de Transportes y Comunicaciones. Esta acusación se suma a otra en la que otro aspirante a colaborador denunció que el presidente Vizcarra recibió un millón de soles de Obrainsa, también cuando era gobernador de Moquegua, para beneficiarlo en la adjudicación de la obra de irrigación Lomas de Ilo. Cuando termine su Gobierno, el 28 de julio del 2021, Vizcarra, todo indica, cambiará en sillón presidencial por el banquillo de los acusados. ANDINA

Presidente Martín Vizcarra negó en ambos casos el supuesto pago de coimas a cambio de obras en Moquegua.

EDITOR GENERAL: Miguel Gutiérrez Chero

COMITÉ EDITORIAL: Centro Bartolomé de Las Casas - CBC

Correo: pulsoregionalcusco@gmail.com Dirección: Barrio Profesional A-8/3er piso

EDITOR PERIODÍSTICO: José Salcedo Ccama

Centro para el Desarrollo de los Pueblos Ayllu – CEDEP AYLLU

VISITANOS: www.pulsoregional.pe

DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN: Cristian Yarin Trujillo

Derechos Humanos Sin Fronteras DHSF

SÍGUENOS:

FOTO PORTADA: Miguel Gutiérrez

Asociación Pro Derechos Humanos APRODEH

pulsoregionalcusco


Informe / 3 LA REPÚBLICA

La señora Cecilia Paniura es una de las cinco mujeres que presentaron la acción de amparo en contra de La Paisana Jacinta.

Jueces del Cusco le dicen no a la discriminación FALLO. Sala Civil de Cusco confirmó la resolución que prohíbe la difusión del nefasto personaje La Paisana Jacinta. Ganaron Cecilia Paniura Medina, Rosa Isabel Supho Ccallo, Irene Martha Quispe Taboada y Rosalinda Torres Morante, promotoras de la demanda desde el 2014. Un triunfo en medio de una larga pelea contra la discriminación étnico-racial. Jueves 14 de octubre por la noche. Víspera del día Internacional de las Mujeres Rurales. La Sala Civil del Cusco, con voto dirimente del juez superior titular Yuri Pereyra Alagón, confirmó el mandato que ordena que La Paisana Jacinta deje de ser difundida definitivamente por la televisión peruana abierta y por cable, redes sociales y otras plataformas virtuales como Youtube. La determinación de Pereyra ha sido un gran paso en la lucha contra la discriminación étnico-racial y en favor de la defensa de la dignidad de la

mujer andina, que era denigrada por el personaje creado por el cómico Jorge Benavides y difundido por Frecuencia Latina. Cecilia Paniura Medina, Rosa Isabel Supho Ccallo, Irene Martha Quispe Taboada y Rosalinda Torres Morante lograron su cometido después de seis años de litigio. La primera demanda de amparo contra La Paisana Jacinta se hizo en 2014. La jueza del Juzgado Mixto de Wanchaq, Yanet Paredes Salas, la admitió y ordenó la prohibición de la difusión del programa en el que la paisana era protagonista. Pero después de varias idas y vueltas, la Sala Civil anuló la resolución y ordenó fundamentar o motivar adecuadamente el fallo. Volvió a fojas cero. Un tiempo después, en noviembre de 2019, la jueza de Wanchaq volvió a fallar a favor de las cuatro mujeres cusqueñas que iniciaron la demanda. Como era de esperarse, Latina y Benavides apelaron y la Sala Civil empezó a evaluar la decisión. Hubo votación compartida: unos a favor del amparo y otros en contra. Debido a que para hacer sentencia en una sala debe haber tres votos, convocaron a otros jueces que diriman. Llamaron a Yuri Pereyra que inclinó la balanza a favor del retiro de la televisión y otros medios de La Paisana Jacinta.

LA PELEA CONTINÚA El juez Pereyra tomó la decisión basado en la Constitución Política, la Convención Interamericana de Derechos Humanos y estudios especializados que ven en el uso del personaje actos discriminatorios. Yuri Pereyra explica en su argumentación que la pronunciación motosa, la fealdad física y la descuidada vestimenta andina de la Paisana Jacinta crean un personaje ridículo. En consecuencia, hay rasgos falsos que se asocian a los estereotipos de los andinos como su carencia de higiene, su falta de ética en el trabajo y su lentitud mental. “El magistrado que fue llamado para resolver la discordia se pronunció a favor de que se declare fundada la demanda de amparo, y se deje de difundir el programa La Paisana Jacinta. El caso ya no sube al Tribunal Constitucional. No procede recurso de agravio constitucional”, explicó Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL). Ciertamente –dice Ruiz- esta sentencia no va a solucionar los problemas de racismo, desprecio y humillación de las mujeres andinas, no va a evitar que le hagan bullying a las niñas del campo y a las andinas en Lima, pero sí constituye una batalla importante para gente como Cecilia Paniura Medina que nunca se resignó al desprecio y a la burla. Un triunfo en medio de una larga pelea contra la discriminación étnico-racial.


4 / Informe

El valor de las mujeres rurales

Escribe: Hysha Yashira Palomino Tomaylla. Centro para el Desarrollo de los Pueblos Ayllu - CEDEP AYLLU. CEDEP AYLLU

Las mujeres cumplen un rol determinante en el trabajo agrícola, porque además de ayudar en el sembrío se encargan de seleccionar las semillas.

ENORME APORTE. Aproximadamente 3 millones de mujeres viven en zonas rurales, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), quienes están expuestas a mayores riesgos. Trabajan la tierra, hacen de profesoras, participan en el cuidado de recursos naturales, siembra y cosecha de agua, reforestación, construcción de andenes, etc. Las mujeres rurales en el Perú y el mundo contribuyen a la seguridad alimentaria, la agricultura, la educación, la gestión de los recursos naturales y el medio ambiente. Ayudan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Es difícil estimar todo el aporte que hacen las mujeres para que ellas y

sus familias accedan a una vida mejor, pero empecemos por valorar su labor en la agricultura, el suministro alimentario y la nutrición. Aproximadamente 3 millones de mujeres viven en zonas rurales, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), quienes están expuestas

a mayores riesgos, tienen escasas posibilidades de acceder a servicios de salud básicos, a educación, difícil acceso a mercados y vías de transporte, poco o nada de acceso a servicios de justicia, además, se muestran mayores índices de mortalidad, entre otros. A pesar de ello, las mujeres han demostrado ser las líderes de la agricultura familiar y la seguridad alimentaria en este contexto de pandemia por COVID-19. De acuerdo al último Censo Nacional Agropecuario, las mujeres rurales representan el 30.8% del total de productores agrarios en el país. “Cultivamos hortalizas, criamos animales como gallinas y cuyes, también queremos mejorar nuestra agricultura, nuestras semillas, para poder enviar a la ciudad, porque ellos también necesitan alimentarse bien… La mujer rural, del campo, es muy importante porque siem-


Informe / 5 pre está preocupada por la alimentación de las familias”, dice Nery Dueñas, pobladora del distrito de Omacha (Paruro). Las mujeres rurales desarrollan un papel trascendental. Realizan una producción natural con abonos orgánicos y con el tiempo han ido avanzando, iniciando emprendimientos productivos, construyendo sus propios fitotoldos, huertos familiares, semilleros y otros.

La pandemia Desde que inició la pandemia por COVID-19, ellas no han dejado de trabajar y producir la tierra, abasteciendo a los mercados con alimentos. Y cuando no tenían acceso a carreteras y a mercados regionales o ferias organizaron mercados locales, activando la economía local en sus sectores y comunidades. Ellas y sus familias lograron alimentar a miles de personas, gracias a que también guardan alimentos para los tiempos de escasez, mientras que lo mejor de la producción es seleccionado y separado para que hagan sus propias semillas. De acuerdo al calendario agrícola que manejan en las comunidades altoandinas, realizan el aporque, la siembra y cosecha de alimentos. “Nuestro rol es proteger el medio ambiente… En este tiempo estamos viendo una crisis económica a nivel mundial, pero, desde el área rural, nosotros debemos organizarnos y luchar para defender nuestra madre tierra. El tema ambiental, las sequías, en las zonas rurales hay escasez de agua. Como mujeres debemos organizarnos”, explica Lourdes Alberto, habitante de La Paz (Bolivia). Además, participan activamente en acciones de cuidado de los recursos naturales, siembra y cosecha de agua, reforestación con plantas nativas, construcción de andenes para la agricultura, contribuyendo a la sostenibilidad del medio ambiente. Sin embargo, muchas veces este rol ha sido poco visibilizado y no se valora el esfuerzo que hacen en todos estos trabajos. “Con el programa Aprendo en casa, enseñamos a nuestros hijos. Es muy trabajoso y, a veces, no nos alcanza el tiempo. A nosotras nadie nos valora…”, cuestiona Maritza Pumacahua, ciudadana de Accha, en Paruro. Esta pandemia ha puesto nuevos retos a las mujeres, quienes ahora son el principal soporte para la educación de sus hijos en las zonas rurales. Asumen el rol de profesoras. Esta situación visibilizó las brechas de educación y acceso a tecnologías de información, además de los problemas que todavía representa el analfabetismo. Las mujeres realizan una participación integral en todos los aspectos, muchas de ellas son el único soporte económico de sus familias y son las principales afectadas por las consecuencias de la pandemia. La actual campaña agrícola está en riesgo. No solo porque muchos pro-

Los mercados urbanos son abastecidos con productos que nacen de la tierra labrada por el campesinado.

El valor de las mujeres todavía sigue siendo subestimado debido al machismo estructural existente en el país.

ductores perdieron sus cosechas y el capital con el que contaban para seguir trabajando, sino también por la falta de semillas. A esto se suma la escasez de agua y los cambios en la naturaleza por el cambio climático.

Pedido al gobierno Las mujeres rurales de nuestras regiones piden a los gobiernos locales que reorienten los proyectos hacia la agricultura, brinden insumos para las siembras y asistencia técnica para mejorar e incrementar la producción. En las labores de siembra, las mujeres son responsables de poner las semillas, así dan vida a la agricultura. En el campo, además, son sanadoras ancestrales, cuidadoras y mantienen viva las costumbres y tradiciones de las co-

munidades. La realidad en nuestro país es que las brechas de desigualdad están vigentes y revelan la situación de exclusión que viven las mujeres rurales, no solo frente a los hombres rurales sino también a las mujeres que viven en el ámbito urbano. Finalmente, las políticas de género dirigidas a las mujeres rurales no incluyen reflexiones sobre el territorio, a pesar de que ellas son las que lideran muchos procesos de gestión territorial, preservando y haciendo uso racional de los recursos naturales. Conviven en armonía y aportan a la sostenibilidad del medio ambiente. Que las barreras estructurales y las normas sociales no continúen siendo una barrera para que las mujeres rurales puedan expresar toda su fuerza.


6 / Informe

Paridad y alternancia: empoderamiento femenino en la política

Escribe: Alberto García Campana.

El 17 de junio de 1956 la mujer peruana letrada participó por primera vez en elecciones generales. Recién en las elecciones generales de 1980 se hizo efectivo el voto universal, es decir, de todos los peruanos y peruanas.

CANTIDAD Y CALIDAD. Un cuadro elaborado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables muestra que en 1963 (año en que ganó la presidencia de la República el arquitecto Fernando Belaunde) fueron elegidas parlamentarias solamente dos mujeres frente a 182 varones. Más de 40 años después, en las elecciones generales del año 2006, el Congreso de la República estuvo integrado por 35 mujeres y 85 varones. Pocos recuerdan seguramente a la CPC. Marina Sequeiros. Y es que no hay obra que recuerde su mandato. No hay evidencias de algún logro importante en la gestión encabezada por ella. Los jóvenes seguramente se preguntarán: ¿y quién es Marina Sequeiros? Marina Sequeiros Montesinos

fue la primera mujer en llegar a la alcaldía de la Municipalidad Provincial del Cusco vía elecciones universales. Desde la restauración de la democracia en 1980, luego de 12 años de gobierno militar, los burgomaestres cusqueños fueron todos varones, todos representantes de organizaciones políticas, todos líderes. Sucesivamente ocuparon el sillón del palacio municipal de la Plazoleta Regocijo, Willy Monzón, Daniel Estrada, Carlos Chacón y Raúl Salízar, hasta que en el año 2000 apareció una mujer que ya se había desempeñado como alcaldesa del distrito limeño de San Miguel. Ella era Marina Sequeiros Montesinos, y su elección como candidata de Unión por el Perú, significó tantas cosas al mismo tiempo: reivindicación de la mujer en la Capital Histórica del Perú, virtual extinción del patriarcado ancestral, avance vigoroso del estamento femenino en los espacios de decisión política, arrebato a los varones de su predio natural: la política. Sin embargo, la señora Sequeiros no respondió a las expectativas populares en la medida que la población cusqueña había esperado. Poco más de un año duró su mandato. Fue vacada por una decisión judicial que la encontró culpable del de-

lito de nepotismo. No fue una buena gestión municipal la de la mencionada dama, pero su ascenso sirvió de acicate para que otros colectivos sociales vieran en las mujeres la posibilidad de alcanzar victorias electorales.

Al amparo de las normas Son muchas las iniciativas planteadas desde los organismos mundiales para facilitar el acceso de las mujeres a los espacios de decisión a partir de su incursión en procesos electorales, no solamente como votantes, sino como candidatas. La resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre participación de la mujer en política, aprobada todavía el año 2003, llama a los Estados miembros a “vigilar el progreso de la representación de la mujer; asegurarse de que las medidas para conciliar la vida familiar y el trabajo profesional se apliquen por igual a las mujeres y a los hombres; establecer mecanismos y programas de capacitación que alienten a la mujer a participar en el proceso electoral”. En el Perú, las propuestas de reforma electoral plantean la necesidad de


Informe / 7 LA REPÚBLICA

la equidad y la alternancia entre candidaturas de hombres y de mujeres, a fin de evitar toda forma de exclusión y discriminación atribuibles, probablemente, a la esencia machista que aún subiste especialmente en el sector rural. La Constitución Política del Perú de 1993, establece en el artículo 2° inciso 17 y 31, el derecho a la representación política de las mujeres y a la participación, en forma individual o asociada, en los asuntos públicos, en la vida política, económica, social y cultural de la nación.

Evolución

Verónika Mendoza ha sido la congresista cusqueña que luego más lejos ha llegado en la política. Fue candidato presidencial en el 2016.

Hilaria Supa fue la primera congresista quechuhablante del Cusco que pisó el Congreso.

Marina Sequeiros fue la primera mujer alcaldesa del Cusco, pero su gestión terminó en una vacancia por nepotismo.

Un cuadro elaborado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables muestra que en 1963 (año en que ganó la presidencia de la República el arquitecto Fernando Belaunde) fueron elegidas parlamentarias solamente dos mujeres frente a 182 varones. Más de 40 años después, en las elecciones generales del año 2006, el Congreso de la República estuvo integrado por 35 mujeres y 85 varones. La representación parlamentaria por Cusco entre el año 2001 y el 2006 estuvo íntegramente compuesta por cinco varones y ninguna mujer (Adolfo Latorre, Daniel Estrada, Juan Manuel Figueroa, José Taco y Mario Molina “Hualaycho”). Cinco años después accedieron al poder legislativo tres varones (Oswaldo Luizar, Luis Wilson y Víctor Mayorga) y dos mujeres (María Sumire e Hilaria Supa). El parlamento nacional entre el 2011 y el 2016 estuvo integrado por tres varones (Hernán de la Torre, Luis Wilson y Agustín Molina) y dos mujeres (Verónika Mendoza y Julia Teves). Entre el 2016 y el 2019, Cusco tuvo a cuatro varones como legisladores (Wilbert Rozas, Edgar Ochoa, Armando Villanueva y Benicio Ríos) y a una sola mujer (Nelly Cuadros). En el Congreso que debe fenecer en julio del próximo año y que fue establecido luego de la disolución del anterior, solamente hay una mujer (Matilde Fernández) mientras que los restantes cuatro son varones (Rubén Pantoja, Jorge Vásquez, Alexander Hidalgo y Juan de Dios Huamán). Como se aprecia, aún con algunas oscilaciones, la representación parlamentaria femenina por Cusco ha ido de menos a más, pero ¿significó esa casi paridad que el rendimiento legislativo mejoró? Se trata, en consecuencia, de promover la paridad y la alternancia de mujeres y varones en las listas de candidatos, pero no solamente para cumplir con las normas, sino para garantizar eficacia y calidad en la gestión política. Varones y mujeres deberían ser elegidos por sus capacidades, por su preparación, por sus valores, por sus elevadas cualidades personales y profesionales, y no solamente por su pertenencia a determinado género. No es, entonces, cuestión de faldas o pantalones.


8 / Informe

Sinfónica virtual en la ciudad del Sol

Escribe: Iñakapalla Chávez Bermúdez.

La Orquesta Sinfónica del Cusco tenía previsto varios conciertos en 2020, pero estos fueron suspendidos a causa de la pandemia del COVID-19.

La música es una de las creaciones más importantes en la historia de la humanidad. Todas las culturas y sociedades a nivel mundial han logrado un desarrollo musical inherente a sus características sociales, geográficas, económicas y medio ambientales. En un país multicultural como el nuestro y con un proceso histórico tan complejo, la música constituye un elemento integrador fundamental. La Orquesta Sinfónica de Cusco es parte de la historia musical nacional y desde sus inicios cumple una gran misión social con sus conciertos presentados en teatros, colegios, calles y mercados. Fue creada el 10 de marzo del 2009. El público cusqueño a lo largo de esta década ha seguido y elogiado la labor musical de la orquesta sinfónica. En diversas oportunidades hicieron filas interminables para ver las presen-

¡LA MÚSICA NO SE DETIENE! La Orquesta Sinfónica de Cusco es la única a nivel nacional e internacional en realizar presentaciones virtuales con frecuencia semanal. La orquesta fue creada el 10 de marzo del 2009. Desde entonces no pararon sus conciertos en teatros, colegios, calles, mercados y escenarios virtuales. taciones en el Teatro Municipal. Llegar a constituir la primera Orquesta Sinfónica de Cusco no ha sido una tarea fácil. Theo Tupayachi,

director de la sinfónica, es el artífice. “Todas las ciudades del mundo, que tienen relevancia cultural, tienen una orquesta sinfónica representativa. La ciudad de Cusco es considerada como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Era necesario que tuviéramos una sinfónica. Desde los siglos XVII y XVIII en el Cusco existieron diversas agrupaciones orquestales y corales. La práctica de la música fue muy amplia y se desarrolló de la misma manera que la Escuela cusqueña de pintura”.

Los orígenes En el siglo XX, prosigue Tupayachi, surgen agrupaciones como la Filarmónica Cusco o la Orquestal Cusco. Gracias a estas formaciones se escribió música para orquesta. “Por eso podemos decir que además de tener un gran legado de música tradicional,


Informe / 9 folklórica, barroca, religiosa y popular, también se tiene una tradición de música académica, que va desde el indigenismo hasta compositores más vanguardistas y nuestros contemporáneos”. Los representantes de la primera corriente son los compositores Leandro Alviña Miranda, Roberto Ojeda Campana, Juan de Dios Aguirre, Baltazar Zegarra Pezo, Francisco González Gamarra, Policarpo Caballero, y muchos más. De los vanguardistas Armando Guevara Ochoa es el más destacado. “Pese a todos estos antecedentes, no teníamos una sinfónica estable y profesional. Recién en el 2006, junto a un grupo de músicos de mi generación, formamos la Orquesta Sinfónica Juvenil del Cusco. Luego de tres años de funcionamiento y ante la importan-

cia y necesidad de que el Cusco cuente con una orquesta, el Instituto Nacional de Cultura -hoy Ministerio de Cultura-, tomó la acertada decisión de crear oficialmente la Orquesta Sinfónica del Cusco”. La Orquesta Sinfónica del Cusco actualmente es un elenco oficial de la Dirección Desconcentrada de Cultura y forma parte de los elencos nacionales del Ministerio de Cultura del Perú. Está conformada por cuarenta y cinco músicos que provienen de diversos lugares a nivel nacional como Arequipa, Cusco, Lima, Chiclayo, Puno y actualmente hay una representante de Venezuela. Así mismo, cuenta con un equipo de producción interdisciplinario conformado por cinco profesionales que acompañan el trabajo musical de la orquesta, dirigidos por Theo TupaPAMELA ZAMORA

yachi. “Somos el elenco más joven, otros, como la Sinfónica Nacional, la Sinfónica de Arequipa y la Sinfónica de Trujillo, que tienen más de 80 años de vida, fueron creados antes de que existiera el Ministerio de Cultura, el INC o la Casa de la Cultura”. El año pasado, la orquesta cumplió su décimo aniversario y hubo una serie de actividades. Este año se vislumbraba el inicio de otra nueva década y se tenía planeada la presentación de diversos conciertos a nivel regional, la grabación de un nuevo disco, así como la presentación de un concierto en el Gran Teatro Nacional en Lima, en setiembre de 2020. Cuando se declaró el estado de emergencia por el COVID-19, el 15 de marzo, el elenco de la orquesta sinfónica tuvo que reinventarse y continuar con su espíritu musical con disciplina y pasión. “Al inicio, como es natural, hubo un período de desconcierto, pero luego la Dirección Desconcentrada de Cultura nos dio el respaldo a todos los servidores y nos motivaron a seguir realizando nuestra labor de manera virtual. Y eso hicimos. Empezamos a diseñar planes y propuestas de acción”, explica Tupayachi.

El valor de la música

Los conciertos ahora son virtuales. Los artistas tienen una presentación señalan a través de las redes sociales. PAMELA ZAMORA

Theo Tupayachi, director de la sinfónica, es el artífice de que la orquesta siga funcionando y deleitando al público.

Durante este periodo se ha mantenido el mismo repertorio planificado para el presente año, pero es realizado de manera virtual. Semanalmente los integrantes de la orquesta estudian las partituras en sus casas y, luego, envían sus grabaciones en dos formatos: audio y video, que luego son editados por dos artistas del “mosaico musical”: Miguel Bueno Casalino (video) y Carlos Trujillo Aguirre (audio). Con su gran destreza sorprenden cada semana con los “Video conciertos” de obras representativas de la música peruana, cusqueña y clásica. Mediante las diversas plataformas virtuales (sobre todo su página en Facebook: https://www.facebook.com/ orquestasinfonicadelcusco), el público ha recibido con gran beneplácito esta serie de presentaciones. En julio, el video concierto de la interpretación musical de la Danza Saqra de Paucartambo, de Ricardo Castro Pinto, alcanzó un récord de reproducciones vía virtual: llegó a 121 800. La Orquesta Sinfónica de Cusco es la única a nivel nacional e internacional en realizar presentaciones virtuales con frecuencia semanal. La música es un viaje interior y equilibra nuestro espíritu. “La música es una actividad recreativa y entretenida, pero además es educativa, ayuda en el desarrollo intelectual, psicomotriz y emocional de un niño. Aprender (a tocar) un instrumento musical enriquece tu vida, te enseña a apreciar lo bello, lo noble… ¡la música no se detiene!”. Eso es la música en palabras de Theo Tupayachi.


10 / Página Central

CUESTA ARRIBA. Procesión del Señor de Huanca en la provincia Grau, región Apurímac. Una demostración de la fuerza de la fe. VÍCTOR ZEA

TURISMO. Tren en la ruta Ollantaytambo - Aguas Calientes – Machupicchu - Cusco.

EN EL CAMPO. Maruja Quispe muestra su c Cusco.


Página Central / 11 SMITH BENITES

VÍCTOR ZEA

PREVENCIÓN. Una doctora le toma la temperatura a una vendedora en el mercado San Pedro en Cusco.

LA VIDA NO SE DETIENE Una vez que concluyó el periodo más duro de la pandemia por el COVID-19 en la región Cusco, empezó un lento proceso de normalización de las actividades. El 1 octubre se levantó la cuarentena rígida y desde noviembre se deja sin efecto la inmovilización social obligatoria de los domingos. Las manifestaciones de fe, el reinicio del turismo local, la habilitación del transporte interprovincial, las actividades agrícolas y muchas cosas más volvieron a ser parte del día a día. MIGUEL GUTIÉRREZ

cosecha de papa. Comunidad de Huisa, Espinar,

MIGUEL GUTIÉRREZ

Florentino Mezahuanca, de la comunidad de Parcco, en Paruro, Cusco, se habitúa al uso del barbijo. VÍCTOR ZEA

Raúl Sallo junto a la combi que solía usar para transporte turístico. Chinchero, Cusco.


12 / Informe

Las propuestas legislativas de los congresistas de Cusco y Apurímac

Lo que más destacó en estos casi ocho meses de funcionamiento del nuevo Congreso de la República es la confrontación con el Ejecutivo nacional. El choque estuvo matizado con un intento de vacancia exprés del presidente -otro pedido está en curso- y puyazos entre el titular del Legislativo, Manuel Merino de Lama, y el jefe de Estado, Martín Vizcarra Cornejo. Después, el desempeño de la representación nacional se centró en aprobar algunas leyes importantes de la reforma electoral y otras consideradas por algunos como populistas y poco analizadas. Más allá de las críticas, los congresistas aprobaron la liberación de los fondos de las AFP y la devolución de los

El trabajo de los congresistas empezó con un escándalo. Rubén Pantoja de Unión por el Perú (UPP), Matilde Fernández de Alianza Para el Progreso (APP) y Juan de Dios Huamán del Frente Popular Agrícola FIA del Perú (Frepap) aprovecharon espacios en un vuelo humanitario para ellos y sus familiares. Los tres son investigados actualmente por la Comisión de Ética del Congreso. Lo más probable, según fuentes de este grupo parlamentario, es que solo haya una llamada de atención. Si uno revisa los proyectos de ley que estos impulsaron verá que no hay iniciativas importantes y que podrían ayudar a cambiar la situación de algunos sectores del país. El congresista de Acción Popular, Jorge Vásquez, firmó 105 proyectos de ley, pero más del 95% no son de su autoría. Solo ocho fueron aprobados y ningu-

no de su iniciativa. Casi todos los demás restantes están recién en evaluación de las comisiones del Congreso. Entre las propuestas de Vásquez está aquel proyecto de ley que apoya la creación e implementación del Instituto Nacional de Camélidos Sudamericanos del Perú y la ley que declara de preferente interés nacional la creación del Instituto Nacional de Investigación y Promoción del Café Peruano. Otra propuesta es aquella que declara de interés nacional y necesidad pública la cobertura y acceso a los servicios de internet en zonas rurales en todo el territorio nacional. También plantea el fortalecimiento del sector Cultura y Turismo integrándolos en el Ministerio de Cultura y Turismo; otra busca declarar de interés nacional y necesidad pública el traslado de la sede del Ministerio de Cultura. El representante del Frepap, Juan De Dios Huamán, está como parte de los impulsores de 31 proyectos de ley. Cinco han sido aprobados y publicados. Como en el caso anterior, ninguno ha sido de su autoría. El congresista del pescadito firmó un proyecto de ley que declara de interés nacional la recuperación y puesta en valor del Centro Histórico de Lima y sus monumentos, ambientes urbano monumentales e inmuebles de valor monumental; y el que declara de interés nacional y necesidad pública la creación del área natural protegida de la dorsal de Nazca en el departamento de Ica.

Alexander Hidalgo Zamalloa (APP).

Jorge Vásquez Becerra (Acción Popular).

Juan de Dios Huamán Champi (Frepap).

BAJO ESCRUTINIO. Los cinco legisladores cusqueños y los dos apurimeños firmaron 505 proyectos de ley en estos casi ocho meses de labor parlamentaria. Una veintena fueron aprobados y publicados. La mayoría sigue en evaluación en las comisiones congresales. ¿En qué temas se interesan nuestros representantes? Entérese en este informe.

de la ONP, asunto que está todavía pendiente. También, por presión política y social, dieron luz verde a la ley que prohíbe la postulación al Congreso de aquellos ciudadanos con sentencia por delito doloso en primera instancia. En este informe repasamos qué proyectos de ley han sido impulsados por los actuales congresistas de las regiones Cusco y Apurímac. Los proyectos que firmaron cada uno de los legisladores se pueden revisar en la página web del Congreso.

La representación del Cusco


Informe / 13 Asimismo, propuso como autor el proyecto de ley para reducir la pensión de ex presidentes, así como pensiones y remuneraciones a altos funcionarios del Estado. Luego apoyó con su firma el proyecto de la bancada del Frepap que dispone el acceso de medicamentos genéricos de denominación común para el tratamiento de COVID-19 y otras que generen la emergencia sanitaria. Esta ley está vigente. La congresista por Somos Perú, Matilde Fernández, tiene 75 iniciativas de ley firmadas. Seis fueron aprobadas y publicadas, y dos aprobadas en primera votación. Para no desentonar con sus colegas, ninguna de estas es de su autoría. Fernández tiene entre sus propuestas una que busca adelantar el pago de aguinaldos y gratificaciones para trabajadores estatales como medida de reactivación económica, y otra que declara el 20 de noviembre como el “Día del Médico Geriatra”. También respalda una iniciativa para que se acumulen los megas de internet que no se utilizan dentro del plan mensual y otra que promueve la participación de la mujer en los directorios de las empresas del Estado a través de la paridad de género. El legislador de UPP, Rubén Pantoja Calvo, firmó en 78 iniciativas de ley. Siete fueron aprobadas y publicadas. Ninguna le pertenece como autor. De su puño y letra es el proyecto que propone apoyo y protección al sector turismo y gastronómico en casos de ocurrencia desastres o pandemias. Apoya la iniciativa que modifica la Ley 28874, Ley de Publicidad Estatal, a fin de incluir a los medios locales y regionales en la inversión de la publicidad estatal para que se garantice el derecho de todos los ciudadanos a recibir información que brinda el Estado. Respalda también la iniciativa que propone declarar de necesidad pública e interés nacional la creación de un fondo especial para otorgar una pensión de jubilación a los agricultores independientes. Asimismo, busca suspender a las autoridades regionales y municipales sen-

tenciadas en primera instancia por delitos contra la administración pública. El legislador de APP, Alexander Hidalgo, respalda 54 proyectos de ley, de los cuales 11 han sido publicados, pero ninguno de su autoría. Hidalgo presentó dos iniciativas que buscan declarar de necesidad pública e interés nacional la ejecución de proyectos de instalación de servicio de riego tecnificado en La Convención. Mientras que apoya la iniciativa que busca declarar de necesidad pública y preferente interés nacional la creación de la Universidad Nacional del VRAEM (UNIVRAEM), otra que autoriza el nombramiento de los docentes contratados de educación superior universitaria, y también aquella que establece la política educativa en materia de educación cívica y formación de valores en la educación básica regular.

Lenin Checco Chauca (Frente Amplio).

Matilde Fernández Flores (Somos Perú).

Representación de Apurímac La situación no cambia cuando revisamos la productividad de los dos congresistas por Apurímac. Lenin Abraham Checco Chauca fue elegido por las filas del Frente Amplio y Omar Merino López por el partido político Alianza Para el Progreso (APP). Checco Chauca suscribió 81 proyectos, de los cuales 14 ya son leyes y están vigentes. No son, sin embargo, de su autoría. Una de las que está en vigencia es la Ley que establece paridad, alternancia de género y mandato de posición en cargos de elección popular. En comisión está la iniciativa que busca tipificar las conductas infractoras por responsabilidad administrativa funcional y establece medidas para el fortalecimiento de la potestad sancionadora de la Contraloría General de la República. Asimismo, la que propone fortalecer la potestad fiscalizadora de los consejos regionales, establecidos en la Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales; y aquella que busca modificar el artículo 91 de la Constitución Política para reconocer el derecho de la juventud al porcentaje

mínimo de representación en los consejos regionales y concejos municipales. En tanto, Merino López tiene en su haber 85 iniciativas legislativas que apoyó con su firma. De esa cantidad, 14 han sido aprobadas y publicadas. Una de ellas es la Ley que declara de urgencia y de preferente necesidad pública la adquisición de oxígeno medicinal ante la emergencia por el COVID-19. Entre las iniciativas que se hallan en las comisiones figuran la que busca el saneamiento físico legal y formalización de predios agrarios a cargo de gobiernos regionales, la que plantea crear el Registro Nacional de Agricultores Familiares (RENAFA), y aquella que propone la aprobación de lineamientos para la gestión de la tutoría, orientación educativa y prevención de riesgo en el marco de la diversidad. Además, firma en el proyecto de ley que busca modificar el artículo 4 de la Ley 30137, que establece criterios de priorización para la atención del pago de sentencias judiciales, entre otras iniciativas. A estos asuntos le dan, entonces, prioridad los congresistas de Cusco y Apurímac.

Rubén Pantoja Calvo (UPP).

Omar Merino López (APP).


14 / Informe

Las movidas en los partidos políticos

Las elecciones presidenciales y congresales se realizarán el 11 de abril del 2021. Será presencial, pero tomando recaudos de bioseguridad por la pandemia.

ELECCIONES. El 11 de abril del 2021 elegiremos a 130 congresistas. En Cusco elegirán a cinco representantes y en Apurímac a dos. ¿Quiénes serán los candidatos? ¿Cómo eligen a los postulantes los partidos políticos? El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cerró definitivamente las puertas de la reelección a los actuales congresistas y a los legisladores disueltos. Con una resolución reciente determinó que estaban prohibidos de postular los miembros del Parlamento de los últimos dos congresos. Algunos legisladores de Unión por el Perú (UPP) y otros partidos intentaron sin éxito juntar firmas para impulsar un proyecto de ley que sea la llave para abrir la puerta cerrada por el JNE. Al margen de este juego desesperado de algunos interesados en repetir el plato, los partidos políticos empezaron los procesos para seleccionar a los personajes

que postularán en las elecciones generales del 11 de abril del 2011. Según los cronogramas aprobados por el JNE y los estatutos de los partidos, las elecciones internas se harán mediante votación de cada militante o usando el mecanismo de elección por delegados. También pueden incluir como invitados con un tope del 20% del número de miembros de una lista. Dentro de los partidos empezaron a moverse las fichas para la elección de sus candidatos. Sus nombres se conocerán entre finales de octubre y mediados de noviembre, periodo en el que se realizarán las contiendas internas, como mandan las leyes elec-

torales. Pero mejor veamos quiénes quieren ser los representantes del Cusco en el Congreso entre el 2021 y 2026.

Algunos nombres La alianza Nuevo Perú y Juntos por el Perú (JP) ya tiene a sus candidatos. Ha sido el primer grupo en elegir a sus postulantes en elecciones internas virtuales. Es necesario señalar que la lista irá con el nombre de JP, porque Nuevo Perú no tiene inscripción electoral. En el caso del Cusco, de los cincos cupos que hay dos corresponden a Nuevo Perú y tres a JP. Los nombres de los dos todavía no se han revelado. A Unión por el Perú (UPP), que tiene como punta de lanza las propuestas radicales del preso Antauro Humala Tasso y como promotores a los reservistas del Ejército, llegaron varios políticos que quieren ser congresistas. Tienen la esperanza de cosechar la votación del descontento que es habitual en las regiones del sur y que respaldan las propuestas denominadas antisistema. Como precandidatos aparecen los


Informe / 15 ex alcaldes de San Sebastián Admar Sicus y de Chumbivilcas David Vera; los ex consejeros regionales Aquiles Cruz, Víctor Vargas y Milton Barrionuevo; los ex candidatos a Santiago David Oporto y a la provincia de Canchis Ever Tuero. Asimismo, están los profesionales Apolinar Laguna, Leonor Saire, Carlos Valer y Everardo Terán. De estos solo tres serán los elegidos de UPP. Y es que hay dos cupos para su aliado, el Frente Patriótico que tiene entre sus precandidatos al docente universitario Adriel Gamarra. La lista de los cinco elegidos se conocerá en estos días, según el dirigente upepista Florencio Jurado. Lo curioso es que en este partido la elección de candidatos será por delegados. Aunque es un mecanismo permitido por las normas electorales se presta a suspicacias, tomando en cuenta el pasado de uno de sus líderes José Vega Antonio, quien suele colocar gente nueva a última hora.

Más movidas El Partido Morado, que tiene como su líder natural a Julio Guzmán, tiene como figuras conocidas al joven dirigente, Johan del Castillo, y al ex jefe del Comando COVID-19 del Cusco, Pablo Grajeda. En la lista también aparecería la joven Ana Cecilia Lucana, entre otros. Acción Popular tiene previsto realizar las elecciones internas el primer domingo de noviembre. Por lo pronto se sabe que el congresista disuelto de Cusco, Armando Villanueva Mercado, integra la fórmula presidencial que encabeza Alfredo Barnechea García, que quiere volver a tentar la presidencia del Perú. Los precandidatos conocidos hasta el cierre de esta nota son Luis Ángel Aragón que ya postuló en el anterior proceso sin éxito. También Hermenegildo Justino Molina Quispe, Karina Salas Kreisel, Maira Solís Miranda, Celia Quispe Ricalde, Jorge Jhon García Guevara, Celestino Calcina Ttito y Arestides Sevillanos Ninancuro.

Los Jurados Electorales Especiales se instalarán el 16 de noviembre en todo el país. A esta lista se sumarían algunos otros políticos que se inscribieron en el partido de La Lampa. Uno de ellos es el ex consejero regional Alaín Alanoca, quien dijo que tentará un cupo en Acción Popular. Alanoca es reconocido por su papel en la lucha contra la corrupción de la gestión regional de Edwin Licona Licona. Por otro lado, Alianza Para el Progreso (APP) evalúa a algunos precandidatos. Hay poca información de las internas en esta organización, pero las negociaciones son arduas. Es casi un hecho que una de las candidatas será la ex presidenta de la Cámara de Comercio del Cusco, Rosa Pino, pero también hay acercamiento con el ex alcalde de Wanchaq, Willy Cuzmar, y el ex alcalde de Ollantaytambo, David Canal Ontón. Ambos personajes son conocidos y podrían arrastrar buena votación en Cusco y el Valle Sagrado de los Incas, respectivamente. Restauración Nacional, que postulará a la presidencia de la República al renunciante alcalde de La Victoria (Lima), George Patrick Forsyth Sommer, busca

enlistar a algunos personajes que tengan algún respaldo popular para suplir su falta de presencia y la casi ausente organización de bases en provincias. El primer jale de Restauración Nacional ha sido el renunciante alcalde del distrito de Wanchaq (Cusco), David Mormontoy Gonzales. Este dimitió el 12 de octubre para enlistarse en el pelotón del partido del líder evangélico Humberto Lay Sun.

Los demorados Poco se sabe de las labores internas de Fuerza Popular, el Apra y Somos Perú. Estos partidos han perdido actividad y presencia en la región Cusco. Aunque es necesario precisar que al menos en las tres últimas elecciones algunas de estas organizaciones siempre tuvieron un representante en el Congreso. Somos Perú llevó a Maltilde Fernández en 2020; el fujimorismo puso a Nelly Cuadros Candia en 2016; y el Apra fue representado por Luis Wilson Ugarte en 2011.

Este es el cronograma de las elecciones. El 22 de diciembre vence el plazo para presentar las solicitudes de inscripción.


16 / Informe

Coyuntura electoral peruana en medio de la tragedia del COVID-19 Escribe: Juan Carlos Giles Macedo

En las últimas semanas se están conociendo las movidas de figuras políticas y sus grupos de campaña para las elecciones del 2021. No obstante, a la fecha, no se observan novedades que generen expectativas en la ciudadanía, fuera de la prensa del espectáculo cada vez más parecida a la prensa política. Este panorama se diferencia de las coyunturas del 2010-2011 y la última del 2015-2016, donde las candidaturas críticas al neoliberalismo eran portadoras del malestar y de la demanda de cambio de amplios sectores del país. En esos momentos, la situación política y social estaba teñida de conflictos eco-territoriales, en particular los originados por la minería, y la lucha contra la corrupción era una bandera que generaba atención y movilización popular. Cuatro años después, el ánimo de crítica social parece haberse disipado o estar muy disperso. Muchos podrían ser los factores detrás de esta situación. Queremos resaltar algunos.

El efecto resignación La precariedad extrema de los sistemas públicos de salud y de seguridad social es aceptada en vez de recusada. La gente prefiere atenderse apelando a redes personales y familiares; y por tanto evitan ir a hospitales públicos por considerarlos colapsados, indolentes o simplemente incapaces de responder a sus necesidades. No existe la opción de las clínicas privadas, pues sus costos son escandalosamente prohibitivos y el Estado se hace de la vista gorda. La lógica del “sálvese quien pueda”, tan corrosiva de la justicia social, parece haberse impuesto. Un sentido común de este tipo supone un retroceso mayúsculo para la idea de derechos y las exigencias de justicia social.

Las fuerzas del cambio social Las fuerzas que se reclaman críticas al sistema se han debilitado al aceptar hacer política usando los mismos dispositivos, estrategias y procedimientos hegemónicos. En el orden demoliberal, la política suele concentrarse en: a) apariciones en medios de comunicación, b) reducción de la política a la disputa por

la representación (elegir y ser elegido), c) la mistificación de la discusión técnica, y, d) la priorización del enfoque de la gestión eficaz del estado. Las fuerzas críticas al neoliberalismo han querido competir con las derechas actuando en estos espacios y practicando los mismos dispositivos. El resultado de esta apuesta ubica a las izquierdas cada vez más fuera o en contacto ocasional y ortopédico de las luchas, de los conflictos y los procesos de organización y de defensa de la vida y los territorios. Ninguna de las tres candidaturas del centro a la izquierda encarnadas por Verónica Mendoza, Marco Arana y Vladimir Cerrón proviene de prácticas diferentes al quehacer demoliberal. Así, las izquierdas en el Perú parecen olvidar que no hay experiencia de crecimiento político popular en Latinoamérica, que no haya venido acompañada de una oleada de luchas populares democratizadoras. Cabe mencionar que los gobiernos progresistas en Brasil, Ecuador, Bolivia, Argentina, etc., se constituyeron sobre estas oleadas, aunque luego tomaron distancia de los movimientos sociales y gobernaron aplicando fórmulas clientelares y burocráticas. ¿Qué hacer? La tragedia del COVID-19 abre algunas posibilidades para

fuerzas de cambio social que quieran hacer política en las bases mismas de la sociedad y los sectores populares. El colapso o precariedad de los sistemas sociales estatales ha provocado el resurgimiento de experiencias de ollas comunes, comandos barriales Anti-COVID, etc. Estos espacios son fundamentales para recrear la democracia participativa. En política nacional, el horizonte puede ser un largo proceso constituyente. Las banderas de educación y salud para todos, y no solo para quienes pueden pagarla, puede resonar en millones de peruanos que han visto el horror y el sufrimiento de sus seres queridos enfermos y sin acceso a servicios básicos. Hablamos de proceso constituyente y no solo de nueva Constitución. El proceso es igual o más importante que el producto. Se trata de reflexionar, tomar conciencia y organizarse. Esta es la democracia participativa que adolecemos y necesitamos tanto. Sin este tipo de democracia, la política seguirá siendo el reino de la actuación en medios, de los representantes y los intereses privados. El proceso constituyente chileno, con todos sus defectos, puede servirnos de ejemplo. Cuando el pueblo no lucha y se moviliza, la política se torna superficial e irrelevante para el cambio social democrático. RPP


Informe / 17

Andenes: una alternativa de adopción al cambio climático Escribe: Centro para el Desarrollo de los Pueblos Ayllu - CEDEP AYLLU.

TÉCNICA ANCESTRAL. Es una tecnología que se adapta perfectamente en las comunidades alto andinas del Perú, y permite lograr una mayor productividad. En su mayoría son destinados para el cultivo de papa, quinua y hortalizas tanto para el autoconsumo como para el abastecimiento de los mercados. Cusco es una de las regiones con más hectáreas de andenería, una tecnología ancestral que ha permitido recuperar los suelos y asegurar la alimentación de los peruanos. De acuerdo con un inventario realizado en el 2012 por el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), Cusco posee 59 mil 300 hectáreas de andenes. Se estima que esta cantidad sea mayor ya que en los últimos años hay regiones que han recuperado o rehabilitado andenes en sus territorios o han construido otros con la ayuda de organismos no gubernamentales. En la agricultura permiten ampliar la frontera agrícola. Es una tecnología que se adapta perfectamente en las comunidades alto andinas del Perú, y permite lograr una mayor productividad. En su mayoría son destinados para el cultivo de papa, quinua y hortalizas tanto para el autoconsumo como para el abastecimiento de los mercados. Actualmente la construcción y rehabilitación de andenes supone un gran reto, no solo porque combina el uso de tecnologías ancestrales con actuales, sino porque es necesaria una gran cantidad de mano de obra, tiempo y esfuerzo para poder construirlos. Una actividad que ha sido olvidada por los gobiernos de turno. Una de las principales consecuencias del cambio climático es la disminución de las fuentes de agua. La agricultura es la actividad productiva más afectada. Frente a este contexto, las andenerías son un sistema para adaptarse a los fenómenos del clima, ayudan a evitar la erosión del suelo y también a maximizar el uso del recurso hídrico. Esta estrategia debe ser complementada con acciones de siembra y cosecha de agua, la reforestación con plantas nativas en las cabeceras de cuenca y, sobre todo, el uso adecuado y

Campesinos construyen y recuperan las andenerías para mejorar la producción agrícola en zonas como la provincia de Paruro.

racional del agua. Desde 1983, el Centro para el Desarrollo de los Pueblo Ayllu – CEDEP AYLLU, ha implementado proyectos de conservación y manejo adecuado de suelos, que incluye la construcción de terrazas de formación lenta, adecuación de patapatas, rehabilitación y construcción de andenes en las zonas de intervención. Para ello, las familias de las comunidades campesinas se organizan en grupos integrados por varones y mujeres para realizar los trabajos en forma de ayni. En un día, todo el grupo participa en la parcela de una familia, al día siguiente en la parcela de otra familia y así sucesivamente de manera recíproca. Terminado el turno se repite nuevamente. En este trabajo existen varias actividades como el acopio de piedras, nivelación de la base para anclar la cimentación y la construcción de los andenes, la ejecución de estas actividades es distribuidas de manera equitativa entre los varones y mujeres de acuerdo a la naturaleza de la actividad. Al inicio estos trabajos requerían de una exigencia y asistencia técnica permanente. Hoy en día, en la mayoría de las comunidades del ámbito de trabajo del CEDEP AYLLU, se han incorporado como una actividad comunal dentro de su calendario agrícola y vienen ejecutando la construcción y rehabilitación de andenes todos los años, incorporando en la actividad agrícola tierras que usualmente no eran productivas. Estos trabajos se realizan de ma-

nera integral, es decir, no solo la recuperación física de los andenes dañados, sino también otras actividades previas y paralelas. En primer lugar, la gestión de los recursos naturales. Para el adecuado funcionamiento de los andenes debe existir suficiente agua, para lo que se ha modernizado con un sistema de riego por aspersión, a fin de realizar una mejor gestión del agua para riego. De esta manera se solucionan los problemas de carencia de fuentes de agua. Los andenes rehabilitados y la incorporación de riego tecnificado permitieron intensificar el uso de los suelos mediante la diversificación de los cultivos, principalmente con especies rentables como las hortalizas, pastos cultivados, papa mahuay, entre otros. Podemos concluir que las andenerías fueron las obras de adaptación a la geografía y al paisaje más importantes en todos los andes peruanos y desde el CEDEP AYLLU fue un gran desafío recuperar estas técnicas para hacer el uso de suelos cada vez más eficiente. Con la recuperación de estas técnicas ancestrales, en el actual contexto, se controla la erosión, ya que mantiene la profundidad de la capa arable del suelo e incrementa la producción: a mayor profundidad del suelo mayor humedad, que permite el incremento de la producción. Y, por último, nuestros ancestros conocían muy bien los beneficios de estas técnicas, debido a que las paredes de las andenerías actuaban como cortavientos y protegían la producción de las heladas y otras inclemencias.


18 / Informe

Machupicchu reabrirá sus puertas el primer día de noviembre. Dos semanas atrás el Perú recibió el sello de destino seguro ante el COVID-19.

La reactivación del turismo será lenta LARGO CAMINO. Por ahora lo único claro es que el turismo se reactivará en Cusco en el mejor de los casos en el mediano plazo. Aunque los protocolos están listos y hay un exceso de entusiasmo en algunas autoridades, los expertos coinciden en señalar que el retorno de los visitantes será a cuentagotas.

La Ciudadela Inca de Machupicchu reabrirá sus puertas al turismo local este 1 de noviembre. La Unidad de Gestión de Machupicchu (UGM), ente rector de la gestión del sitio turístico más importante del país, tomó esa decisión el 17 de octubre pasado y constituye el primer paso para la reactivación del sector turístico tras casi ocho meses de cierre a causa de la pandemia del COVID-19. Días atrás, el 15 de octubre, reabrieron sus puertas varios destinos turísticos en el país. Siete de ellos están ubicados en Cusco, uno en Are-

quipa y otro en Puno. Cusco habilitó las visitas en Sacsayhuaman, Pisaq, Ollantaytambo, Chinchero, Moray, Piquillaqta y Tipón; Arequipa dispuso el acceso al Cañón del Colca; y Puno los recorridos por las islas de los Uros en el lago Titicaca. Este, sin embargo, es solo el comienzo de un largo y lento proceso de activación del turismo en el país y, sobre todo, en las regiones del sur andino. Las visitas son gratuitas para los turistas locales hasta el 15 de noviembre, mientras se alienta la llegada de los turistas peruanos.

La última y lejana fase será la llegada del turismo extranjero. Esta tardará toda vez que actualmente los países europeos y Estados Unidos combaten el rebrote del nuevo coronavirus que volvió a hacer colapsar los sistemas de salud de países tan desarrollados como Francia y Alemania. El director regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur), Fredy Deza de la Vega, consideró que el tránsito a la recuperación del sector será lento. Se calcula que la afluencia de extranjeros podría llegar a sus mejores niveles en julio del 2021. Si antes un sitio turístico recibía entre 1000 y 2000 visitas diarias, ahora solo recibe en promedio 200 personas. Eso implica que la poca afluencia de turistas -principalmente locales- tampoco demandará muchos servicios de agencias, guías y otros agentes turísticos. La Asociación de Agencias de Turismo del Cusco (AATC) calcula que en promedio apenas el 20% de trabajadores ligados a este sector podrán volver a laborar hasta finales del 2020. En el 2021 esperan que las cosas mejoren. Solo en la región Cusco se calcula que hay 7000 guías oficiales de turismo.


Informe / 19

Cambio del modelo Deza de la Vega consideró que hay muchas cosas que deben cambiar en el manejo y la forma cómo se desarrolla esta actividad económica en el Cusco y el Perú. Si bien este sector emplea, según varios estudios, a casi el 20% de cusqueños, también es cierto que la informalidad supera 70%, los beneficios no llegaban a todos, porque se queda en manos de las grandes empresas, y hay una enorme deficiencia en la promoción de otros destinos turísticos. El funcionario, que es especialista en estos temas, sostuvo que se debe replantear el modelo para que sea el Estado el que establezca la forma de funcionamiento del turismo y no esté sujeto a las decisiones e intereses de las grandes empresas. Todo ello implica mejorar los servicios para el acceso a Machupicchu. Actualmente el transporte en trenes está en manos de PeruRail e Incarail y hay posibilidad de llegar por el acceso amazónico, que implica un trayecto por tierra en bus y otros a pie por Santa María-Santa Teresa. “Debemos lograr que los informales se formalicen con incentivos y que las grandes empresas aporten recursos en Cusco. Asimismo, vamos a impulsar un proceso que permita a las empresas mejorar sus servicios”, dijo Deza. El especialista en asuntos económicos y sociales, Eulogio Tapia, también coincide en la necesidad de impulsar la formalización para darles garantías laborales a los trabajadores de las empresas ligadas al turismo.

SHARON CASTELLANOS

La estación de trenes en Machupicchu Pueblo cuenta con una suerte de cámara para la desinfección.

El drama de los guías La situación actual golpeó con fuerza a los guías de turismo. “Ciertamente estamos siendo dejados de lado por el Estado y no hay indicios que de algún modo seamos beneficiarios de un préstamo con las condiciones que nos ayuden a sopesar esta crisis”, observa Efraín Valles, quien en 2014 fue reconocido como el mejor guía de turismo del mundo. Valles lanzó una propuesta que espera se concrete. Esta consiste en que el Estado apruebe un proyecto con más de 1.5 millones de soles para abrir Cooperativas o Cajas Rurales de Ahorro y Crédito. “Estos montos serían otorgados a las ciudades donde haya gremios unificados de guías de turismo y ellos serían quienes administren estas financieras, similar a los que hay para los docentes como SubCafae, Derrama Magisterial etc., pero con un sistema de administración distinto y monitoreado por el Estado”, explica. Con eso, además, lograrían que cada guía sea socio y beneficiario del proyecto. El guía sostiene que eso sería mejor que la entrega de 1500 soles a través del Turismo Emprende.

Ollantaytambo es uno de los destinos turísticos que empezó la reactivación el 15 de octubre pasado.

Bioseguridad Otro cambio, según Deza, es el manejo de la bioseguridad en todos aquellos establecimientos que prestan servicio a los turistas. Antes de la pandemia, hoteles, restaurantes, bares y otros negocios arrojaban la basura a la calle para que de allí lo recoja el servicio de limpieza pública. Dircetur coordina con la Dirección Regional de Salud (Diresa) y las municipalidades distritales y provinciales para definir mecanismos que garanticen un adecuado manejo de los residuos sólidos. El propósito es evitar que estos se conviertan en focos de contagios del COVID-19 y otras enfermedades, y, por supuesto, proteger a los trabajadores del servicio de limpie-

za pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tirar mascarillas, guantes y otros elementos expuestos al virus en un contenedor de basura “adecuado” inmediatamente después de usarlas y no reutilizarlas. “En los centros de salud, las mascarillas quirúrgicas deberían ser tratadas como desechos médicos (que normalmente se botan en contenedores rojos)”, recomienda la OMS y sería tomado en cuenta por las autoridades cusqueñas. No hay que perder de vista que las mascarillas quirúrgicas están hechas de tela no tejida de polipropileno, producida a partir de etileno, que es un compuesto químico derivado del petróleo o del gas natural. Tardan alrededor de 450 años en descomponerse.


RETRATO. Juan Yupanqui trabaja a 3830 metros de altitud con su chaquitaclla, una herramienta ancestral andina usada para la siembra. FOTO: VĂ­ctor Zea.

Profile for Pulso Regional

PULSO REGIONAL N°37  

PULSO REGIONAL N°37  

Advertisement