Page 81

técnico • Aire comprimido. Es necesario un adecuado abastecimiento de aire en cuanto a presión y volumen, los números dependerán de las especificaciones del equipo en particular, la condición del equipo, las condiciones de operación en el sitio a soportar y la longitud y el diámetro de las mangueras. Para nuestro caso, para un promedio de 10 m3/hora de concreto lanzado vía húmeda el consumo de aire es de unos 7 a 8 m3/minuto y la presión requerida debe estar de 3.5 a 4.0 bares. Un insuficiente volumen de aire comprimido resultará en baja velocidad, mayor rebote y pobre compactación del concreto lanzado. Los factores a tener en cuenta para la colocación del concreto lanzado vía húmeda son diversos: • Preparación de la zona a sostener. Se deben remover las partículas inestables, sueltas, polvo y lodo; si es terreno seco, se debe lavar la superficie pero si presenta rocas arcillosas y exceso de agua, se realiza un sopleteado con aire a presión. Cuando existan filtraciones en las paredes de la labor, se debe previamente realizar “lloronas” que son perforaciones en la zona para canalizar el agua, lo cual evitará que el agua fluya por las paredes de la superficie de aplicación, lavándolas. Se requiere tener buena iluminación en el lugar, de tal manera que pueda ver con claridad donde se está proyectando. • Colocación. Una buena colocación requiere de una buena compactación (presión de aire óptima), buen recubrimiento del acero (si está presente), y una superficie limpia y sólida. Es preferible aplicar en capas de aproximadamente 2.5 cm (1 pulg), luego se espera para la colocación de calibradores y repasar para obtener el espesor final especificado como estándar que es de 5 cm (2 pulg). La aplicación del concreto lanzado en el techo de las labores se realiza por capas delgadas y no deberá sobrepasar la ½ pulgada. Colocación del concreto lanzado.

• Velocidad. La velocidad de impacto del concreto lanzado es fundamental. A mayor distancia, la velocidad de impacto es menor, por lo cual es necesario aumentarla; sin embargo puede generar un mayor rebote. La distancia de la boquilla promedio es de 0.8 a 1.2 m para una buena colocación del concreto. Se logra una buena velocidad incrementando el volumen de aire, reduciendo la distancia de la boquilla a la superficie, o incrementando el flujo de material en el concreto lanzado vía húmeda. • Rebote. Viene a ser el material rechazado de la superficie lanzada. Depende del tipo y composición de los agregados; la superficie de aplicación; la velocidad de proyección; la habilidad del lanzador y el espesor de la capa. Gráfico N0 3 Porcentaje de rebote en función al cemento

29 30 20

19

10 0

15

16

375

9

7

410

450

Contenido de cemento(kg/m3) pared

sobre - cabeza

• Entrenamiento del lanzador. El operador es la clave para una exitosa colocación del concreto lanzado, esto es un factor fundamental a considerar si se quiere obtener un concreto de calidad. Un aspecto frecuentemente olvidado es considerar que en la mano del operador está la llave del éxito. Debido a la exigencia de la mina es que se cuenta con el uso de equipos robotizados para obtener mayores beneficios y mejores colocaciones, dando como resultado un concreto lanzado de calidad. Existen cursos internacionales de aplicadores que incluyen una certificación internacional (ACI 506) y clases sobre concreto lanzado, teoría, práctica y aplicación. • Control de calidad en el concreto lanzado. El control de calidad son todos los mecanismos,

77

Tm 36  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you